Pablo Casado es noticia por sus CV.

PABLO CASADO : ESTE ES MI CURRICULUM PERO SI NO LE GUSTAN TENGO OTROS

¡ VIVA EL REY !

¡ VIVA EL REY !


 NOTICIAS SOBRE EL SUSODICHO Y SUS CIRCUNSTANCIAS. 21.09.18

LAS NOTICIAS SOBRE EL SUSODICHO

DE ASCENDER GRACIAS AL PP A OPONERSE A QUE SE INVESTIGUE A CASADO

LA FISCALA GENERAL VA MÁS ALLÁ DE SUS SUBORDINADOS: AUNQUE ESTÁ PRESCRITO, HAY COHECHO EN CASADO

LOS AGUJEROS DEL MÁSTER DE CASADO POR EL QUE LA FISCALÍA CONSIDERA QUE NO DEBE SER INVESTIGADO

LA FISCALÍA SE OPONE A QUE EL SUPREMO INVESTIGUE A PABLO CASADO POR SU MÁSTER

LA REY JUAN CARLOS ARCHIVA LA INVESTIGACIÓN SOBRE LA LICENCIATURA DE ADE DE CASADO TRAS NO DETECTAR IRREGULARIDADES

LAS CONEXIONES DE CUATRO JUECES CON FAES Y LA URJC AÑADEN DIFICULTADES A LA DECISIÓN DEL SUPREMO SOBRE PABLO CASADO

DOS JUECES QUE DECIDIRÁN EL FUTURO DE CASADO PARTICIPARON EN CURSOS FAES

TRES JUECES DEL CASO CASADO, PROFESORES DE MÁSTER EN LA URJC CON LOS ABOGADOS DEL LÍDER DE PP

CASADO: “ESTOY HARTO, QUE NOS DEJEN EN PAZ. NO VOY DE CATEDRÁTICO DE METAFÍSICA”

LA COMPLUTENSE ASEGURA QUE "NO HA OCULTADO" NINGUNA IRREGULARIDAD EN LA INVESTIGACIÓN DE LA CARRERA DE CASADO

LA INSPECCIÓN DE LA COMPLUTENSE ENCONTRÓ UN CAMBIO DE NOTAS EN EL EXPEDIENTE DE PABLO CASADO CON UNA FIRMA DUDOSA

LA CLAVE PARA IMPUTAR A CASADO: QUE LOS JUECES HALLEN PRUEBAS DE QUE AMAÑÓ EL MÁSTER

CASADO NIEGA QUE HAYA COMETIDO DELITO CON 28 FOLIOS DE ALEGACIONES ANTE EL SUPREMO

EL SUPREMO DA EL PRIMER PASO PARA DECIDIR SI INVESTIGA A PABLO CASADO

LLARENA, OTROS TRES CONSERVADORES Y UNA JUEZA PROGRESISTA DECIDIRÁN EN UN MES SI EL SUPREMO INVESTIGA A CASADO

CASADO VINCULA LA CONFUSIÓN DE SU MÁSTER AL PLAN BOLONIA

LA PROEZA ACADÉMICA DE CASADO: COMPAGINÓ DOS CARGOS CON DOS CARRERAS Y UN MÁSTER

CASADO ACUSA A SÁNCHEZ DE NO RESPETAR A LOS MEDIOS POR "AMENAZAR CON QUERELLAS" TRAS LAS ACUSACIONES DE PLAGIO

CASADO CONSIDERA AHORA "IRRELEVANTES" LOS TRABAJOS QUE NUNCA DEJÓ CONSULTAR

EL PSOE PIDE LA DIMISIÓN DE CASADO POR SU MÁSTER EN LA REY JUAN CARLOS

CASADO SOSTIENE QUE NO ENSEÑA LOS TRABAJOS DE SU MÁSTER PORQUE "NO SON PÚBLICOS"

CASADO, SOBRE MONTÓN: “SON CASOS DISTINTOS. SIGO MUY TRANQUILO”

LAS GRABACIONES QUE DEMUESTRAN EL TRATO VIP A CASADO Y OTROS ALUMNOS DEL MÁSTER

LLARENA, OTROS TRES CONSERVADORES Y UNA JUEZA PROGRESISTA DECIDIRÁN EN UN MES SI EL SUPREMO INVESTIGA A CASADO

EL PP ASEGURA QUE LAS IRREGULARIDADES DETECTADAS POR EDUCACIÓN NO SE
REFIEREN AL MÁSTER DE PABLO CASADO


LA COMUNIDAD DE MADRID DETECTÓ IRREGULARIDADES EN EL MÁSTER DE CASADO Y CIFUENTES EN 2013 PERO NO INTERVINO

EL PP PRETENDE COMPARAR EL CASO DEL MÁSTER DE CASADO CON EL DE UNA ALUMNA DE GRANADA

LA PESADILLA DE CIFUENTES GOLPEA AHORA A PABLO CASADO

FEIJÓO ADMITE UNA SEGUNDA LLAMADA A CASADO PARA INTERESARSE POR SU MÁSTER

CASADO EVITA ACLARAR SI ENTREGARÁ EL ORDENADOR DONDE GUARDABA LOS TRABAJOS DEL MÁSTER

EL JUZGADO QUE INVESTIGA A CASADO, DISPUESTO A TOMARLE DECLARACIÓN SI EL SUPREMO SE LO INDICA

SÁENZ DE SANTAMARÍA EVITA RESPALDAR A CASADO A LA ESPERA DE QUE EL SUPREMO DECIDA SOBRE SU IMPUTACIÓN

HIJA Y HERMANA DE GUARDIAS CIVILES: RODRÍGUEZ-MEDEL, LA JUEZA CONSERVADORA QUE HA ACORRALADO A CASADO

LA JUEZA DEL MÁSTER DE CASADO SE BASA EN SENTENCIAS DEL PROPIO SUPREMO PARA PEDIRLE QUE IMPUTE AL PRESIDENTE DEL PP

LOS SOBRESALIENTES IMPOSIBLES DE PABLO CASADO

EL PP DICE AHORA QUE ES “DIFÍCIL” QUE CASADO AÚN TENGA EN SU PODER EL ORDENADOR QUE ÉL MISMO ASEGURÓ CONSERVAR

LOS 'HECHOS ALTERNATIVOS' QUE INVOCA LA CÚPULA DEL PP PARA DEFENDER A PABLO CASADO

EL HILO QUE CONECTA A CASADO CON CAMPS Y MATAS

LOS PLAZOS Y LAS OPCIONES DEL SUPREMO PARA DECIDIR SI CASADO COMETIÓ COHECHO Y PREVARICACIÓN

LA FISCALÍA APOYA A LA JUEZA DEL MÁSTER DE PABLO CASADO

TEODORO GARCÍA EGEA: "QUE A CASADO LE VAYAN A CORREGIR LOS DEBERES DE 6º DE EGB ME PARECE UN POCO FUERTE"

LOS 9 ARGUMENTOS DE LA JUEZA QUE PONEN EN ENTREDICHO LA VERSIÓN DE CASADO

EL FUTURO DE CASADO DEPENDE DE QUE EL SUPREMO LE PIDA EL ORDENADOR DONDE DIJO QUE TENÍA LOS TRABAJOS DEL MÁSTER

¿CUÁL ES EL PLAN B DE CASADO PARA SALIR LIMPIO DEL CASO MÁSTER?

POR QUÉ LOS DELITOS NO HAN PRESCRITO, AUNQUE PABLO CASADO CREA QUE SÍ

Casado: “Lo que me han hecho a mí no se lo han hecho a nadie. No dimitiré”

LA JUEZ VE INDICIOS DE DELITO EN EL MÁSTER DE PABLO CASADO

LA JUEZA DEL 'CASO MÁSTER' PIDE AL SUPREMO QUE IMPUTE A PABLO CASADO

LA JUEZ APRECIA “INDICIOS DE RESPONSABILIDAD PENAL” EN PABLO CASADO Y ELEVA LA CAUSA AL SUPREMO

EL PP CONSIDERA QUE SUS ESTATUTOS NO OBLIGARÍAN A PABLO CASADO A DIMITIR SI ES IMPUTADO POR SU MÁSTER

LA JUEZ PIDE A LA URJC QUE LE MANDE EXPEDIENTES CON CONVALIDACIONES SIMILARES AL DE CASADO DE OTROS MÁSTERES

LA JUEZ IMPUTA A UN NUEVO PROFESOR EN LA CAUSA DEL MÁSTER DE CASADO

EL PP CALIFICA DE "ANÉCDOTA" Y "CUESTIÓN MENOR" LA INVESTIGACIÓN DEL MÁSTER DE CASADO

LA JUEZ DA UN PASO CLAVE PARA ENVIAR LA CAUSA DE PABLO CASADO AL SUPREMO

LA CONFESIÓN DE UNA ALUMNA COMPLICA LA DEFENSA DE CASADO EN EL CASO MÁSTER

UNA COMPAÑERA DEL MÁSTER DE CASADO RECONOCE QUE LO HIZO SIN HACER TRABAJOS NI IR A CLASE

LAS GRIETAS DE LA VERSIÓN DE CASADO EN LA SEMANA CLAVE PARA LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL DE SU MÁSTER

EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN DICE QUE NO TENÍA LAS COMPETENCIAS PARA SUPERVISAR EL MÁSTER DE CASADO

LA JUEZA EXIGE A LOS COMPAÑEROS DE CASADO LA DOCUMENTACIÓN CON LA QUE APROBARON EL MÁSTER

PABLO CASADO PLAGIÓ PÁGINAS ENTERAS PARA UN LIBRO DEL GOBIERNO DEL PP SOBRE LA MARCA ESPAÑA

LA COMPLUTENSE NO VE ANOMALÍAS EN QUE CASADO SACASE LA MITAD DE DERECHO EN CUATRO MESES

LA URJC ENCUENTRA AHORA UNA CAJA DE DOCUMENTACIÓN DEL MÁSTER DE CASADO

LA INVESTIGACIÓN DE LOS PRIVILEGIOS AL PP EN LA REY JUAN CARLOS CERCA A CASADO

LA REY JUAN CARLOS DEVOLVIÓ 600 EUROS A PABLO CASADO POR LAS CONVALIDACIONES DE SU MÁSTER

DOCUMENTOS OFICIALES DE LA UNIVERSIDAD MUESTRAN QUE LAS CONVALIDACIONES DE CASADO SE HICIERON IRREGULARMENTE

CASADO, SOBRE LA FALTA DE ASISTENCIA A SU MÁSTER: "NO MERECE MÁS EXPLICACIONES"

LAS TRES COMPAÑERAS DE CASADO IMPUTADAS TIENEN UN EXPEDIENTE IDÉNTICO AL DEL PRESIDENTE DEL PP

SIETE CERTEZAS Y TRES INCÓGNITAS SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

EL MÁSTER DE CASADO EXIGÍA IR A CLASE PARA OBTENER LOS SOBRESALIENTES QUE ÉL LOGRÓ SIN PISAR EL AULA

SÁENZ DE SANTAMARÍA ASEGURA QUE CASADO "TENDRÁ QUE EXPLICAR" LAS NOVEDADES DEL 'CASO MÁSTER'

UNA ALUMNA DEL MÁSTER DE PABLO CASADO IMPUTADA PROPICIÓ UN CONVENIO ENTRE EL GOBIERNO DE CAMPS Y LA REY JUAN CARLOS

EL GOBIERNO DE SÁNCHEZ MANTIENE AL DIRECTOR DEL INAP, IMPUTADO EN EL CASO MÁSTER

EL MÁSTER DE CASADO, LA BOMBA RETARDADA DE LAS PRIMARIAS

TRES ALTOS CARGOS DE LA URJC FUERON PROFESORES DEL MÁSTER DE CASADO, PERO NO RECUERDAN NADA

UN INFORME CONTRADICE LA VERSIÓN DE CASADO: COMPAÑEROS SUYOS HICIERON UN TRABAJO FINAL DE MÁSTER EVALUADO POR UN TRIBUNAL

EL MÁSTER DE PABLO CASADO, UNA INVESTIGACIÓN DE DOS MESES AJENA A SU ASCENSO HASTA LA CIMA DEL PP

LA JUEZA PIDE A LA GUARDIA CIVIL UN INFORME SOBRE POSIBLES ENCHUFES DE CASADO Y OTROS COMPAÑEROS DE MÁSTER

LA JUEZ PIDE A TVE LAS GRABACIONES DE LAS EXPLICACIONES QUE DIO CASADO SOBRE SU MÁSTER

LA COMUNIDAD DE MADRID FINANCIÓ CON 370.000 EUROS EL INSTITUTO DE LA REY JUAN CARLOS MIENTRAS ESTUDIARON CASADO Y CIFUENTES

EL PP PASA AL ATAQUE POR EL MÁSTER DE CASADO: VE INTENCIONES OCULTAS EN LA JUEZA Y VUELVE A LA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN

LA JUEZA PIDE A LA GUARDIA CIVIL UN INFORME SOBRE POSIBLES ENCHUFES DE CASADO Y OTROS COMPAÑEROS DE MÁSTER

LA REY JUAN CARLOS DICE QUE NO TIENE OBLIGACIÓN DE CONSERVAR LOS TRABAJOS USADOS POR PABLO CASADO PARA SU MÁSTER

IMPUTADAS TRES ALUMNAS QUE CURSARON EL MÁSTER CON PABLO CASADO

La Universidad Rey Juan Carlos no encuentra los únicos cuatro trabajos del máster de Pablo Casado

La Complutense no halla irregularidades en el expediente de Derecho de Pablo Casado mientras la jueza sigue investigando su máster

LA JUEZA DEL CASO MÁSTER RECIBE LA DOCUMENTACIÓN QUE ACREDITA QUE PABLO CASADO ESTÁ AFORADO ANTE EL SUPREMO

CASADO INSISTE EN VER UNA CONSPIRACIÓN TRAS LA INVESTIGACIÓN DE SU MÁSTER: "NO HAY QUE SER EXPERTO PARA SABER QUE NO ES CASUAL"

EL RESPONSABLE DEL MÁSTER DE CIFUENTES ADVIRTIÓ A LA JUEZA DE QUE NO IBA A DECLARAR SOBRE CASADO

DOS ALUMNOS DEL MÁSTER DE CASADO LE CONTRADICEN: ERA OBLIGATORIO IR A CLASE Y HACER TRABAJO FINAL

LAS DUDAS ANTE LA JUEZA DEL RECTOR DE LA URJC SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

LA JUEZA PIDE AL MINISTERIO DE EDUCACIÓN QUE ACLARE SI CASADO OBTUVO SU MÁSTER CON LA NORMATIVA VIGENTE

LA JUEZA INSISTE EN ACREDITAR QUE PABLO CASADO ES DIPUTADO MIENTRAS INVESTIGA A SUS PROFESORES

LA JUEZA EXIGE A LA REY JUAN CARLOS QUE BUSQUE MEJOR Y NO SE CONTRADIGA SOBRE EL MÁSTER DE CASADO

LA REY JUAN CARLOS ENCUENTRA "INFORMACIÓN ADICIONAL" DEL MÁSTER DE PABLO CASADO

LA JUEZA CITA A DECLARAR A COMPAÑEROS DE CASADO EN EL MÁSTER DE LA REY JUAN CARLOS

CASADO PRESENTA DOCUMENTACIÓN DE UNA COMISIÓN DE CONVALIDACIONES QUE LA UNIVERSIDAD ASEGURA DESCONOCER

AQUÍ ESTÁ LA DOCUMENTACIÓN QUE EXONERA A CASADO EN SU MÁSTER Y QUE LA REY JUAN CARLOS OCULTÓ A LA JUEZ

PABLO CASADO DEFIENDE QUE HA DADO "TODAS LAS EXPLICACIONES" SOBRE SU MÁSTER Y QUE A ÉL "SE LE HA INVESTIGADO MÁS QUE A NADIE"

EL RECTOR DE LA URJC DECLARA QUE LAS CONVALIDACIONES DEL MÁSTER DE PABLO CASADO SON "IRREGULARES"

LA JUEZA REVELA QUE LA NORMATIVA IMPEDÍA A CASADO CONVALIDARSE 18 DE 22 ASIGNATURAS

LA JUEZA DEL CASO MÁSTER COMPLICA EL FUTURO DE CASADO: VE INDICIOS QUE LE INCRIMINAN

La Rey Juan Carlos informa a la jueza de que no hay rastro del tribunal ni del acta de convalidaciones de Pablo Casado

El director del máster de Cifuentes aprobó a Pablo Casado tres asignaturas

LA JUEZA APRECIA INDICIOS DE DELITO EN CASADO Y SE PLANTEA ENVIAR LA INVESTIGACIÓN DE SU MÁSTER AL SUPREMO

LA JUEZA IMPUTA AL EXRECTOR DE LA URJC Y A DOS PROFESORES POR EL MÁSTER DE CASADO

CASADO APROBÓ EL 70% DE DERECHO EN DOS AÑOS, TRABAJANDO A LA VEZ COMO ASESOR Y CON LAS ASIGNATURAS MÁS DURAS PENDIENTES

EL DIRECTOR DEL CENTRO DONDE CASADO APROBÓ DERECHO SALE EN SU DEFENSA EN UNA CARTA A LOS ALUMNOS

La Complutense y la Rey Juan Carlos investigan las dos carreras de Pablo Casado

La Complutense inicia la investigación sobre el grado de Derecho de Casado

PABLO CASADO ENTRARÁ EN LA EJECUTIVA DEL PP DE MADRID

UNA DIPUTADA DEL PP PRESIDÍA EL CENTRO EN EL QUE PABLO CASADO SE SACÓ LA CARRERA

Así es el CES Cardenal Cisneros, el colegio en el que aprobó Derecho Pablo Casado

EL GOBIERNO DE ESPERANZA AGUIRRE CONTROLABA LA UNIVERSIDAD PRIVADA DONDE PABLO CASADO APROBÓ MEDIA CARRERA EN 4 MESES

PROFESORES DE DERECHO: "ES IMPOSIBLE HACER MEDIA CARRERA EN UN AÑO"

EL EX DIRECTOR DEL CENTRO CARDENAL CISNEROS: "AGUIRRE LLAMABA PARA QUE CASADO TERMINARA LA CARRERA"

LA COMPLUTENSE PIDE EL EXPEDIENTE DE PABLO CASADO AL CENTRO DONDE ESTUDIÓ DERECHO POR SI HUBIERA IRREGULARIDADES

EL CES CARDENAL CISNEROS NIEGA "TRATO PREFERENTE" A CASADO Y QUE HAYA PODIDO APROBAR SIN EXAMINARSE

PABLO CASADO: "LLEVO UN MES SUFRIENDO UN AUTÉNTICO ACOSO. ¿QUÉ ES LO SIGUIENTE? ¿MI EXPEDIENTE DE EGB?"

ESPERANZA AGUIRRE: "JAMÁS HE LLAMADO A INTERESARME NI A PRESIONAR NI POR PABLO CASADO NI POR NADIE"

LO QUE SÉ DEL MÁSTER DE PABLO CASADO

PABLO CASADO NIEGA IRREGULARIDADES EN SU CARRERA DE DERECHO Y SE SIENTE DIFAMADO

PABLO CASADO APROBÓ DE GOLPE MEDIA CARRERA EL CURSO QUE LOGRÓ EL ESCAÑO

LOS TRIBUNALES ACLARARÁN LO QUE LA UNIVERSIDAD AÚN NO SABE

LA JUEZA DEL CASO CIFUENTES ABRE UNA INVESTIGACIÓN SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

LA IRREGULARIDADES QUE HAN LLEVADO A LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL DEL MÁSTER DE PABLO CASADO

PABLO CASADO APROBÓ SU MÁSTER SIN SABER QUIÉNES ERAN SUS PROFESORES Y SIN HABLAR JAMÁS CON ELLOS

EL INCREÍBLE MÁSTER DE PABLO CASADO

PABLO CASADO APROBÓ TODOS SUS “POSGRADOS” EN HARVARD, GEORGETOWN Y OTRAS UNIVERSIDADES CON APENAS 40 DÍAS DE CLASES Y SIN EXÁMENES

Pablo Casado, en Twitter: “Con mis compañeros de Georgetown, donde di clase”

EL "POSGRADO EN HARVARD" DE PABLO CASADO FUE UN CURSO DE CUATRO DÍAS EN ARAVACA

EL HINCHADO CURRÍCULUM AMERICANO DE PABLO CASADO

EL RECTOR DE LOS PLAGIOS FIRMÓ LA CONVALIDACIÓN DE LOS ESTUDIOS DEL MÁSTER DE CASADO

SIETE PREGUNTAS SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

PABLO CASADO SE DEFIENDE REMARCANDO LAS DIFERENCIAS CON EL CASO CIFUENTES

PABLO CASADO ALEGA QUE LA REY JUAN CARLOS LE CONVALIDÓ 18 DE LAS 22 ASIGNATURAS DE SU MÁSTER

LA REY JUAN CARLOS INVESTIGA TAMBIÉN EL MÁSTER DE PABLO CASADO

PABLO CASADO TIENE UN MÁSTER COMO EL DE CIFUENTES, PERO NO RECUERDA SI FUE A CLASE


DE ASCENDER GRACIAS AL PP A OPONERSE A QUE SE INVESTIGUE A CASADO

Los dos últimos logros de Luis Navajas en la carrera judicial fueron firmados por los ministros del Justicia del PP Gallardón y Catalá

Todo parece apuntar a que el caso del máster de Casado ha llegado a su punto y final. Este viernes, la Fiscalía del Tribunal Supremo ha puesto la penúltima piedra del muro que separa a Casado, como aforado, de la imputación.

El fiscal Luis Navajas ha firmado un informe en el que se opone a que el Tribunal Supremo investigue o abra causa contra el líder del PP por su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Hay que recordar que este informe lo pide el propio Supremo, como un paso previo a una posible o no imputación.

En este informe, se pide el archivo de la causa al considerar que no hay delito, aunque la jueza instructora del caso aseguraba que quedaba probado que había indicios de que Casado había cometido fraude administrativo y cohecho impropio.

Primer ascenso del Gobierno Rajoy: Gallardón

Navajas asumió el cargo de fiscal general en funciones tras la muerte de José Manuel Maza después de una larga carrera como juez en el País Vasco con causas contra ETA y contra miembros de la ilegalizada Batasuna.

Ingresó en la carrera fiscal en 1976 y dos de sus ascensos más importantes vinieron de la mano del Partido Popular, formación a la que ahora lleva calma tras su informe en contra de la investigación de su nuevo líder.

Ambos ascensos se produjeron mientras Mariano Rajoy ocupaba La Moncloa y fueron firmados por sus dos ministros de Justicia: primero por Alberto Ruiz-Gallardón, después por Rafael Catalá.

El 24 de enero de 2014, Luis Manuel Navajas era nombrado fiscal de la Sala de la Fiscalía del Tribunal Supremo a propuesta del Ministerio de Justicia.

Este ascenso viene firmado por el ministro Gallardón. Antes de que abandonará la cartera ante los varapalos de su propio Gobierno y de la oposición a su reforma de la Ley del aborto. Era demasiado conservador, hasta para el PP.

La segunda vez que la mano del PP apareció para ascender a este fiscal fue de la mano del último ministro de Justicia de la era Rajoy: Rafael Catalá. En el mismo año que el anterior. Con nueve meses de diferencia.

Su nombre aparece en la firma del nombramiento de Luis Navajas como teniente fiscal de la Fiscalía del Supremo, el 31 de octubre de 2014.

¿Qué dirá ahora el Supremo?

Es cierto que todavía queda saber cuál es la decisión de la Sala de Admisión del Supremos, pues el informe que piden a la Fiscalía no es vinculante. Pero también es cierto que, en rara ocasión, por no decir en ninguna, se contradicen. Por ello, la semana que viene podría saberse la resolución, una decisión que apunta al archivo del caso contra Casado.

Quizá, también deberíamos preguntarnos qué jueces forman esta sala. La respuesta pasa por un presidente de sala vinculado al PP y amigo de los exministros de Justicia José María Michavila, Ángel Acebes y Rafael Catalá. Pero también por cuatro magistrados de los que, sólo una es una jueza progresista.

Repasamos sus perfiles:

Manuel Marchena Gómez

Manuel Marchena Gómez, es presidente de la sala que tiene que tomar la decisión.

Marchena es un juez amigo hasta el que han llegado algunos de los casos donde el PP se veía salpicado acabando muchos con un denominador común: su archivo.

Pero Marchena además es amigo de tres populares de renombre: José María Michavila, Ángel Acebes y Rafael Catalá. Fue sonado su almuerzo con el que exministro de la era Aznar, Ángel Acebes, cuando este estaba imputado por el juez Ruz por su presunta relación con el caso de los papeles de Bárcenas.

Pablo Llarena Conde

El nombre Pablo Llarena es, posiblemente, uno de los más repetidos en el último año por ser el juez instructor del caso del procés y el 1-O que mantiene en prisión provisional a buena parte del Gobierno de Carles Puigdemont, este último huido en Bélgica, por un delito de rebelión.

De sus 28 años en la judicatura, 19 ha trabajado en Barcelona, donde ha vivido el conflicto independentista hasta tener que investigarlo.

Miguel Colmenero Menéndez de Luarca

Colmenero sería el ponente del caso de Casado.

Nació en una familia cuyos miembros han ocupado altos cargos dentro de la magistratura y fuentes jurídicas le definen como una persona ultra conservadora.

Colmenero fue nombrado magistrado de la Sala Segunda del Supremo por el ministro de Justicia con José María Aznar, Ángel Acebes, también amigo de Marchena.

Francisco Monterde Ferrer

Nacido en Valencia en 1947, es magistrado del Tribunal Supremo desde diciembre de 2003 y también forma parte del ala conservadora.

Fue vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) entre 1996 y 2001 y lo destacable es que su candidatura fue propuesta por la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), y apoyada por el Partido Popular. Desde 2003 es magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo gracias a los votos del sector conservador del CGPJ.

Ana M.ª Ferrer García

Ana María Ferrer no es sólo la única magistrada progresista de esta sala, sino que es una de las pocas mujeres que hay dentro del Supremo. Es más, en abril de 2014, se convirtió en la primera mujer miembro de la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo.

Juró su cargo en el Supremo el 7 de abril de ese año y lo hizo amadrinada por Clara Martínez de Careaga, la primera mujer que accedió a la Sala de lo Militar del alto tribunal.

Ferrer fue la instructora del Caso Roldán que acabó con la condena del director de la Guardia Civil, Luis Roldán, por malversación de fondos públicos, entre otros delitos.

https://www.elplural.com/politica/master-casado-archivo-fiscal-ascensos-pp-gallardon-catala_203435102

LA FISCALA GENERAL VA MÁS ALLÁ DE SUS SUBORDINADOS: AUNQUE ESTÁ PRESCRITO, HAY COHECHO EN CASADO

La fiscala general del Estado, María José Segarra, ha asegurado este viernes que el Ministerio Público coincide con la jueza del caso máster en apreciar indicios de cohecho impropio en la actuación de Pablo Casado, pero que rechaza su imputación por este delito al estar prescrito. El escrito del teniente fiscal del Supremo, Luis Navajas, se limita a exponer la prescripción y a asegurar que no puede "profundizar más en esta cuestión".

Tras participar en un acto en Bernedo (A Coruña), Segarra ha atendido a los medios. A la petición de un comentario sobre la decisión de la Fiscalía del Supremo, ha dicho: "Tan solo puedo transmitirles brevemente que, efectivamente, hemos pedido que no se admita la competencia del Tribunal Supremo porque, atendiendo a los indicios que expone la magistrada en su exposición razonada, y compartiendo la exposición en la medida en que transmite que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de cohecho, ella misma expresaba que este estaría prescrito, por lo que no procede investigar esos hechos".

La jueza Rodríguez-Medel considera que Casado pudo cometer un delito de prevaricación, en grado de cooperación, y que ese delito evitaba la prescripción del cohecho, al cometerse presuntamente en concurso con aquel. La fiscala general ha dicho al respecto: "Consideramos que no ha establecido la relación de causalidad entre la conducta de la persona del aforado con la realización de la prevaricación".

La decisión del jefe de los fiscales en el Supremo ha sido consensuada con la Secretaría Técnica de la fiscala general. El Ministerio Público es una institución jerárquica, donde su máximo responsable puede establecer criterio y ordenar que sus subordinados se posicionen de una determinada manera.

https://m.eldiario.es/politica/fiscala-general-subordinados-prescrito-Casado_0_816819047.html

LOS AGUJEROS DEL MÁSTER DE CASADO POR EL QUE LA FISCALÍA CONSIDERA QUE NO DEBE SER INVESTIGADO

La Fiscalía ha considerado que el Tribunal Supremo no debe abrir una investigación penal al presidente del PP, Pablo Casado, por su máster en la URJC. La jueza de Instrucción, Carmen Rodríguez-Medel había solicitado la imputación de Casado –aforado por ser diputado– por considerar que cooperó en una prevaricación al admitir privilegios para obtener su titulación.

Casado disfrutó de un curso plácido ya que solo tuvo que superar cuatro asignaturas. El resto le fueron convalidadas. Los responsables del máster, con el catedrático Álvarez Conde a la cabeza, admitieron que su licenciatura en Derecho le libraba de la mayoría del programa. El proceso administrativo de convalidación le pareció correcto a la jueza. Así que no quedaban más que cuatro asignaturas.

Pablo Casado pudo superar lo que quedaba de posgrado sin acudir a clases, como saltó en abril de este año (en medio del caso de Cristina Cifuentes). Casado se ha aferrado a la versión de que hizo lo que le indicaban en la Universidad. ¿Quién? Una vez más Álvarez Conde. Por lo que el político se limitó a preparar cuatro trabajos que mostró en un encuentro con periodistas, pero sin poder revisarse ciertamente su contenido. El actual presidente del PP no tuvo contacto con los profesores responsables, según explicó él mismo. Su interlocutor era Álvarez Conde

Al alumno Casado no le requirieron un trabajo fin de máster como tal. No había obligación legal en la normativa general aunque las Universidades podían aumentar sus niveles de exigencia. De hecho, en un informe para el Ayuntamiento de Madrid del Instituto de Derecho Público que impartía el curso, su director explicaba que los alumnos becados por el Consistorio sí debieron preparar un trabajo así. Aunque, finalmente, no se hizo una lectura de los mismos.

A pesar de que Pablo Casado se dibujó a si mismo como "un alumno más", al empezar a conocerse su manera de cursar el máster ("yo sé dónde está la cafetería o la secretaría de alumnos en el campus de Vicálvaro", argumentaba), lo cierto es que en esos momentos era el presidente de la Nuevas Generaciones del Partido Popular en Madrid. Un PP madrileño regido por Esperanza Aguirre, presidenta cuasiomnipotente de la Comunidad de Madrid. Además, ya engrosaba las filas del grupo parlamentario popular en la Asamblea de Madrid al ser diputado autonómico.

La decisión final del Supremo aún está pendiente. Mientas, tres compañeras de promoción de Casado, María Mateo Feito, Alida Consuelo Mas Taberner y María Dolores Cancio Álvarez, ya están imputadas por hechos muy similares. Estaban en el grupo de privilegio del máster. En sus declaraciones se ha descrito cómo accedieron al título escasísima exigencia por parte de los docentes al cargo.

https://m.eldiario.es/sociedad/master-casado-fiscalia_0_816818540.html

LA FISCALÍA SE OPONE A QUE EL SUPREMO INVESTIGUE A PABLO CASADO POR SU MÁSTER

El alto tribunal cree que el líder del PP "podría" haber cometido cohecho, pero este delito está prescrito

La fiscalía se opone a que el Tribunal Supremo investigue al presidente del PP, Pablo Casado, por las presuntas irregularidades de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Fuentes del ministerio público han confirmado que la fiscalía del alto tribunal ha presentado este viernes un informe en el que rechaza que se abra una causa contra el líder del PP, después de que una juez de Madrid apreciara “indicios de responsabilidad penal” en la obtención del posgrado de Casado y elevase la causa al Supremo.

El alto tribunal pidió al ministerio público el pasado 13 de septiembre su opinión sobre si debía investigar a Casado. Según la magistrada del caso máster, Carmen Rodríguez-Medel, hay indicios de que el posgrado que cursó el líder del PP se usaba “como regalo o prebenda” a alumnos “con una posición relevante en el ámbito político, institucional o que mantenían vínculos estrechos de amistad o de carácter profesional” con el catedrático Enrique Álvarez Conde, principal implicado en la trama. Conforme a estos indicios, la juez consideró que Casado pudo haber cometido un delito de prevaricación administrativa (dictar una resolución arbitraria a sabiendas de que es injusta) como cooperador necesario y otro de cohecho impropio (aceptar un regalo ofrecido en consideración a su cargo).

La fiscalía no comparte el análisis de la juez y sostiene que esos supuestos indicios “no son lo suficientemente consistentes”. Según el ministerio público, no se puede atribuir al líder del PP la condición de cooperador necesario en el supuesto delito de prevaricación porque la exposición razonada enviada por la juez de Madrid no recoge ningún dato que avale, "ni siquiera de forma indiciaria", la existencia de un concierto previo entre Álvarez Conde y “un grupo de alumnos escogidos” para matricularse en el máster, al menos en el caso de Casado.

Respecto al cohecho, la fiscalía cree que "podría plantearse la comisión del mismo" por parte de Casado, pero advierte de que la investigación no puede seguir adelante porque este delito prescribe a los tres años y Casado cursó su posgrado en el curso 2008/2009. El cohecho, señala el ministerio público, solo podría juzgarse ahora si se diera en concurso con el delito de prevaricación, pero como cree que Casado no cometió este delito, considera que tampoco puede ser investigado por el cohecho.

La posición de la fiscalía no es vinculante, aunque suele ser muy tenida en cuenta. Ahora la sala de admisión deberá decidir si abre una causa contra el líder del PP o archiva el caso. La decisión corresponderá al presidente de la Sala Penal, Manuel Marchena, y los magistrados Pablo Llarena (el instructor de la causa contra los líderes independentistas de Cataluña), Francisco Monterde, Miguel Colmenero y Ana Ferrer. Esta última es la única de los cinco considerada adscrita al sector progresista de la carrera judicial.

Las posiciones del Supremo y de la fiscalía no son vinculantes ni para la juez de Madrid ni para la representante del ministerio público que está llevando allí la investigación, por lo que se podría dar el caso de que Casado se libre de ser imputado por su condición de aforado en el alto tribunal mientras que otras tres alumnas de su máster siguen siendo investigadas.

Con todo, el informe del ministerio público sobre el líder del PP resulta casi en su totalidad extrapolable al caso de las otras alumnas, lo que podría llevar a que la fiscalía de Madrid pidiera el archivo de la causa contra ellas si el Supremo opta no investigar a Casado.

La juez pregunta a la fiscal si desimputa a las compañeras del líder del PP

La juez del 'caso máster', Carmen Rodríguez-Medel, no se ha quedado parada tras conocer el escrito de la Fiscalía del Supremo. La magistrada ha dictado este viernes una nueva providencia —resolución para ordenar el procedimiento— donde pregunta al representante del ministerio público en la causa si desimputa a las tres compañeras de Pablo Casado que presuntamente obtuvieron el título de forma privilegiada: María Mateo Feito, hija de Teresa Feito, exasesora de Cristina Cifuentes; Alida Mas Taberner, subsecretaria de la Generalitat valenciana en la etapa de Francisco Camps; y María Dolores Cancio, vinculada al instituto donde se impartía el máster. La instructora también recuerda a la Fiscalía que en toda la causa no ha presentado ningún recurso contra las decisiones que tomaba.

https://elpais.com/politica/2018/09/21/actualidad/1537522446_938849.html

LA REY JUAN CARLOS ARCHIVA LA INVESTIGACIÓN SOBRE LA LICENCIATURA DE ADE DE CASADO TRAS NO DETECTAR IRREGULARIDADES

Detalla que las convalidaciones solicitadas por el alumno así como las calificaciones obtenidas "fueron siguiendo el procedimiento y la normativa correspondiente

"Los responsables de dichos servicios verificaron la documentación remitida y constataron que no existían indicios de error alguno", destacan desde la universidad

La Inspección de Servicios de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha archivado la información reservada que abrió de oficio sobre la licenciatura en Administración y Dirección de Empresas (ADE) del presidente del PP, Pablo Casado, tras no detectar irregularidades, según ha informado esta mañana el rector, Javier Ramos, al Consejo de Gobierno.

En un comunicado, la universidad ha explicado que el Servicio de Inspección ha analizado todos los procedimientos formales administrativos del alumno tales como su expediente académico completo, matriculación, pagos, calificaciones, actas y convalidaciones.

A la vista de la documentación recibida, el Servicio de Inspección ha realizado las "consultas necesarias" y ha mantenido reuniones con los servicios que han trasladado la información de Casado. "Los responsables de dichos servicios verificaron la documentación remitida y constataron que no existían indicios de error alguno", destacan desde la universidad.

Igualmente, el traslado del expediente desde la Universidad Pontificia de Comillas se realizó correctamente.

El Servicio de Inspección de la URJC abrió dicha información reservada de oficio a raíz de las diversas informaciones aparecidas en los medios de comunicación sobre los estudios cursados por Casado en la Universidad Rey Juan Carlos, además del Máster Oficial en Derecho Autonómico y Local que cursó en 2008/2009, que está siendo objeto de investigación judicial.

En cuanto al máster que cursó en el cuestionado Instituto de Derecho Público, la Universidad explica que "está colaborando con la justicia aportando todos los datos que se requieren", recalcando que el estudio cursado por Casado era universitario de segundo ciclo conducente a la obtención del título oficial de Máster.

También ha detallado que las convalidaciones solicitadas por el alumno y reconocidas por la Universidad, así como las calificaciones obtenidas, "fueron siguiendo el procedimiento y la normativa correspondiente a los estudios de postgrado, y en particular el Real Decreto 56/2005".

De hecho, se articuló conforme a dicha normativa las "Instrucciones para las convalidaciones relativas a los Programas Oficiales de Postgrado". Todo ha sido aportado al juzgado, explican, y recuerdan que no era preceptiva la realización del Trabajo de Fin de Master, como sí lo fue en ediciones posteriores reguladas por el citado Real Decreto 1393/2007.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/09/21/la_rey_juan_carlos_archiva_investigacion_sobre_licenciatura_ade_casado_tras_no_detectar_irregularidades_86950_1012.html

LAS CONEXIONES DE CUATRO JUECES CON FAES Y LA URJC AÑADEN DIFICULTADES A LA DECISIÓN DEL SUPREMO SOBRE PABLO CASADO

Las conexiones con la Fundación FAES y la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de cuatro de los cinco magistrados encargados de resolver si Pablo Casado pasará a estar sometido a investigación judicial se perfilan hoy como una nueva fuente de dificultades en la decisión que debe adoptar el Tribunal Supremo sobre el líder del PP.

Como publicó infoLibre este lunes, dos de los cinco jueces que integran la Sala de Admisión han participado en actividades de FAES, la fundación que preside José María Aznar, de quien Casado fue asistente personal entre julio de 2009 y octubre de 2016. Se trata de Pablo Llarena –que figura como ponente en unas jornadas de FAES celebradas en 2010 y como asistente a otras en 2012, 2013 y 2014– y Miguel Colmenero, que asistió a dos cursos en 2005 y 2007.

En lo que respecta a los vínculos con la Rey Juan Carlos (URJC), la universidad involucrada en el caso máster, estos afectan a tres jueces, como adelantó también este lunes el digital elplural.com. Y son Manuel Marchena, presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Miguel Colmenero y Francisco Monterde. Los tres coincidieron en al menos un curso académico –2011-2012– como profesores del Máster Universitario en Derecho Penal Económico, organizado por la URJC y el gigante de la auditoría KPMG. En esa misma edición del máster impartió también clases Ignacio Ayala, el abogado que representa a Pablo Casado. [Puedes ver el folleto oficial y la relación de profesores pinchando aquí].

Marchena ha participado de manera habitual en las sesiones del denominado Observatorio de Derecho Penal Económico, promovido por la Cátedra de Investigación Financiera y Forense Universidad Rey Juan Carlos-KPMG. En la desarrollada el 22 de mayo de 2015 en la sede madrileña de KPMG, coincidieron de nuevo el magistrado y el letrado Ignacio Ayala, del bufete Oliva-Ayala. Y Colmenero asistió, como mínimo y en 2010, a otro curso de la URJC.

InfoLibre preguntó a FAES si los dos jueces, Pablo Llarena y Miguel Colmenero, habían cobrado por sus intervenciones. No hubo respuesta.

Igualmente, intentó –sin éxito– recabar ese mismo dato en relación a Manuel Marchena, Miguel Colmenero y Francisco Monterde a través de los portavoces oficiales de la URJC. Fuentes internas de la citada universidad aseguraron que los profesores externos que se suman al plantel docente de un máster cobran hasta 120 euros brutos por clase. "A más alumnos, mayor es la remuneración".

Silencio oficial

Las fuentes oficiales consultadas en el Supremo rehusaron responder a las dos preguntas formuladas por este periódico: si los magistrados que acudieron a cursos de FAES o impartieron clases en la Rey Juan Carlos aprecian que podrían estar ante un potencial conflicto de intereses; y si percibieron alguna remuneración por su participación en actividades académicas de esa universidad o en las jornadas organizadas por la fundación que hasta la ruptura de 2016 operó como el gran laboratorio de ideas del PP.

"El criterio de la Sala –se limitaron a asegurar los portavoces por este periódico– es no entrar en este tipo de informaciones".

Otras fuentes jurídicas indicaron, no obstante, que ni su asistencia a los cursos enumerados ni la percepción de honorarios, que en absoluto la descartan, introducen factores de distorsión. "Si alguno de los cinco creyera que lo hay se habría abstenido", dijo uno de los interlocutores sondeados por este periódico.

La misma fuente asegura que, por ejemplo, el juez Pablo Llarena ha acudido a numerosos actos del Centro de Estudios Jurídicos de la Generalitat de Cataluña, extremo que este periódico no ha logrado verificar. "Y cuando llegó el momento de actuar no le tembló el pulso", agregó en referencia clara a su papel como instructor en las diligencias contra dirigentes independentistas catalanes. En el relato del interlocutor de infoLibre, este fue el corolario: "Ninguno de ellos resulta equiparable a otros jueces que sí que han estado abonados a FAES", lo que parece una referencia nítida al juez Enrique López, cuyas colaboraciones habituales con esa fundación le costaron verse apartado de todas las piezas del caso Gürtel.

Colmenero, sostiene la fuente, acudió "solo a dos cursos en 2005 y 2007, antes de que Casado empezara a trabajar directamente con Aznar, y Llarena iba a FAES como ha ido siempre allí donde le han invitado a hablar del sistema de elección de vocales del Poder Judicial". en 2010 2012, su relación con FAES se limitó, efectivamente, a participar en cursos sobre esa materia. En 2013, consta como asistente a una jornada sobre el futuro de la Policía Judicial en España y a otra sobre la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. En 2014, y todavía como presidente de la Audiencia de Barcelona, participó en un seminario sobre la tutela judicial efectiva.

La semana pasada, el Tribunal Supremo pidió a la Fiscalía que informe sobre si debe abrir causa al presidente del PP, Pablo Casado, por los delitos de prevaricación y cohecho impropio relacionados con el título del máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC).

La Sala de Admisión pregunta a la Fiscalía si el Supremo tiene competencia para investigar al líder del PP, ya que es aforado y si comparte los delitos que señaló la juez de Instrucción número 51 de Madrid, que inició esta causa.

La magistrada de los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid Carmen Rodríguez-Medel elevó una exposición razonada al Supremo a principios de agosto reclamando que cite como investigado a Casado al sospechar que junto a un grupo de alumnas con vínculos políticos o personales con miembros de la universidad pudieron conseguir el título como "regalo o prebenda sin mérito académico alguno" por parte del director de estos estudios, el catedrático y exdirector del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/09/18/las_conexiones_cuatro_jueces_con_faes_urjc_anaden_dificultades_decision_del_supremo_sobre_pablo_casado_86830_1012.html

DOS JUECES QUE DECIDIRÁN EL FUTURO DE CASADO PARTICIPARON EN CURSOS FAES

Anteriormente, dos magistrados ya fueron recusados en Gürtel por colaborar y cobrar de la fundación vinculada al Partido Popular

Quien tiene un amigo tiene un tesoro, pero hay afinidades que matan, al menos profesionalmente. Los jueces de la Sala Segunda del Tribunal Supremo que tendrán que decidir sobre Pablo Casado tienen, como todo el mundo, un curriculum y un pasado, pero en su caso hablamos de aspectos que son causa de recusación. En concreto, Miguel Colmenero, el encargado de informar a sus compañeros de qué hacer con la exposición razonada para investigar al líder del Partido Popular, participó en seis cursos de la Fundación FAES. Y otro de los magistrados que tomarán la decisión, el famoso Pablo Llarena, también participó en cinco cursos de la fundación vinculada en aquel entones al PP.

Tal y como establece el BOE del 11 de diciembre que dicta la composición de las salas del Tribunal Supremo, entre el 1 de junio y el 30 de septiembre de 2018, los jueces de la Sala Segunda que tienen que decidir sobre causas especiales, como la de Casado, son Manuel Marchena -como presidente-, Miguel Colmenero, Francisco Monterde, Ana María Ferrer y Pablo Llarena. Y Colmenero ha sido el juez instructor designado para la causa de Casado.

Hay que tener en cuenta que Pablo Casado, entre el año 2009 y 2012, se presenta en su curriculum como “jefe de gabinete” de José María Aznar. Son unos años en los que se producen alguno de los cursos que aquí se citan y, en aquella época, hasta que Aznar fue nombrado miembro de varios consejos empresariales, su única faceta era la de presidir la FAES.

Colmenero es miembro del Tribunal Supremo desde 2002 y es famoso por haber sido el ponente de la sentencia que inhabilitó al juez Baltasar Garzón con la acusación de haber grabado de manera ilegal a los abogados de Gürtel en sus reuniones con los acusados en prisión. Pero también es conocido en FAES, donde ha participado en múltiples cursos organizados por la Fundación vinculada al Partido Popular hasta que las fricciones de Mariano Rajoy y José María Aznar provocó el divorcio entre ambos entes en el año 2016.

Pero en 2005, cuando la relación entre el PP y FAES era fluida, Colmenero participó en dos cursos. En febrero, en un titulado La función casacional del Tribunal Supremo ante las propuestas de desnaturalización; y en junio, en otro titulado La función casacional del Tribunal Supremo y la unificación de la jurisprudencia. En los dos cursos también participó Enrique López.

En junio 2006, Colmenero vuelve a participar en un curso titulado La ley integral sobre la violencia de género: evaluación a un año de su vigencia. Enrique López, ahora en la picota por haber sido uno los jueces que condenó al rapero Valtónyc, vuelve a aparecer, en este caso como ponente, con Javier Zarzalejos como director del curso.

Aunque 2007 fue su año más prolífico. En marzo participa en el curso La acción popular y la acusación particular. En junio, en la primera entrega del curso El ministerio fiscal y en septiembre, en la segunda parte. En ambas también participó Enrique López.

Las coincidencias con Enrique López no son meras anécdotas. Tanto este magistrado, como después Juan Pablo González, fueron apartados por la Audiencia Nacional del caso Gürtel por, precisamente, participar en estos seminarios, como desveló ElPlural.com. El argumento usado fue que la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos señala que un juez no sólo debe ser imparcial, sino parecerlo. Además, FAES llegó a pagar más de 13.000 euros a lo largo de varios años a López por su participación, mientras que González cobró 765 euros.

Con la lista de facturas que presentó FAES sobre lo que pagaba a Enrique López, podemos ver que, por ser asistente -también en los cursos en los que compartió esta condición con Colmenero- FAES pagaba 180 euros. Cuando López actuaba de ponente y no de asistente, como le ha pasado a Pablo Llarena -nuestro siguiente protagonista- FAES le subía la paga a entre 360 y 720 euros.

En el caso de Pablo Llarena, uno de los jueces más mediáticos del momento por instruir la causa contra los líderes políticos del independentismo y por la querella presentada contra él por el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, los cursos bajan un poco, a un total de cinco, pero son más recientes y fue ponente en varios de ellos.

En mayo 2010, Llarena hace de ponente en el curso Acceso a la Carrera Judicial, y entre los asistentes estaba Federico Trillo-Figueroa, el responsable de la estrategia judicial del PP en el caso Gürtel y el principal valedor para que Enrique López fuera aupado a juez del Tribunal Constitucional, de donde luego dimitió tras ser pillado borracho en la Castellana a lomos de su moto.

En junio de 2012, Llarena vuelve a colaborar con FAES, en el curso La reforma del Consejo General del Poder Judicial. Y en 2013, participó en otros dos cursos: en mayo, en uno sobre El futuro de la policía judicial; en julio, en otro titulado La reforma del Consejo General del Poder Judicial. Entre los miembros habituales del PP, destaca que en el primer curso estuvo Ignacio Cosidó, elegido por Pablo Casado como portavoz de los populares en el Senado.

Por último, en el año 2014, Llarena vuelve a aparecer en otro curso, celebrado en Barcelona en el año 2014, dentro de unas jornadas sobre “la tutela judicial efectiva”. En concreto, él participó en el titulado Derecho cautelar como ponente, aunque ese honor fue compartido con Alberto Ruiz-Gallardón, en aquel momento ministro de Justicia del Gobierno de Mariano Rajoy.

https://www.elplural.com/politica/dos-jueces-que-decidiran-el-futuro-de-casado-participaron-en-cursos-faes_203156102

TRES JUECES DEL CASO CASADO, PROFESORES DE MÁSTER EN LA URJC CON LOS ABOGADOS DEL LÍDER DE PP

Marchena, Colmenero y Monterde han impartido el máster en Derecho Penal Económico junto a letrados de Oliva-Ayala y el profesor de Cifuentes y Casado

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha confiado su defensa de cara al caso Máster ante el Tribunal Supremo al prestigioso despacho de abogados Ayala-Oliva, formado por los abogados Horacio Oliva e Ignacio Ayala. Un bufete con mucho recorrido, pero cuyos miembros participan o han participado como profesores en un máster de la Universidad Rey Juan Carlos en el que también dan clase varios de los jueces que tendrán que decidir si imputan a Casado.

Hablamos del máster de Derecho Penal Económico que, en diversas modalidades, se ha celebrado en la Universidad Rey Juan Carlos desde al menos 2009 y bajo la tutela de la cátedra de Investigación Financiera y Forense KPMG-URJC.

En el año 2011, el máster era de menor entidad y recibía el nombre de “Curso Superior Universitario en Derecho Penal Económico” y se desarrollaba en ocho sesiones que sumaban un total de 24 horas lectivas. El curso tenía lugar entre marzo y mayo de 2009 y costaba 750 euros. Y los alumnos que acudiesen a las clases, en las instalaciones de la URJC en Manuel Becerra, recibían sólo dos créditos de libre elección. Poca recompensa para semejante precio, según otros cursos que otorgan estos mismos créditos.

En esta ocasión, entre la lista de docentes del máster se puede encontrar a Manuel Marchena, que entonces era juez de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, pero que ahora preside esta sala. Además, está entre los cinco jueces que decidirán si imputan a Casado. En la misma terna de profesores están Carlos Gómez-Jara, que se presenta como letrado de Oliva-Ayala Abogados, y el mismísimo Ignacio Ayala, dueño del bufete contratado por el presidente del Partido Popular.

En el curso 2011-2012, el curso ya se presenta como un Máster Universitario y ya hablamos de 60 créditos ECTS, aunque en el folleto en manos de ElPlural.com no marca precio oficial a la espera de que lo fije la Comunidad de Madrid. Lo que sí está es el listado de profesores. Aquí volvemos a encontrar a Ignacio Ayala, defensor de Casado en este caso, pero también de otros famosos acusados, como Rodrigo Rato o Iñaki Urdangarin.

En la lista de profesores también está Miguel Colmenero, el juez designado como instructor en el Tribunal Supremo de la pieza sobre Casado del caso Máster. Y comparten la condición de docentes Manuel Marchena, presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, y Francisco Monterde, ambos miembros del grupo de cinco jueces que decidirán si imputan a Casado.

Por último, dentro de la lista de profesores de ese curso, encontramos a Pablo Chico de la Cámara, catedrático de la URJC que está imputado por partida doble: como profesor de Cristina Cifuentes y como profesor del máster de Pablo Casado.

Pablo Chico de la Cámara también aparece en el listado de profesores del último máster de Derecho Penal Económico, el celebrado en el curso 2017-2018. En este curso también hay jueces de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, como Andrés Martínez Arrieta, aparte de algunos letrados del Alto Tribunal. Pero quienes no fallan son los abogados de Oliva-Ayala, en total tres: Iñigo Ortiz de Urbiña, María Gutiérrez y Javier Sánchez Vera.

https://www.elplural.com/politica/tres-jueces-del-caso-casado-profesores-de-master-en-la-urjc-con-los-abogados-del-lider-de-pp_203155102

CASADO: “ESTOY HARTO, QUE NOS DEJEN EN PAZ. NO VOY DE CATEDRÁTICO DE METAFÍSICA”

"Llega un momento en que uno se siente víctima. Que nos dejen en paz. Estoy harto", ha estallado Pablo Casado, preguntado en la cadena Cope por las dudas sobre su máster y sus notas. "Si una universidad hace algo mal, que les pregunten a ellos. Tengo dos carreras, como tiene mucha gente. No voy de catedrático de metafísica ni de registrador de la propiedad", ha añadido.

El PP, con su nuevo líder a la cabeza, trata de zafarse de las sospechas sobre el máster que realizó Casado en la Universidad Rey Juan Carlos para recuperar la iniciativa política. Fuentes de la dirección del partido sostienen que el anuncio del presidente Pedro Sánchez de promover una reforma exprés de la Constitución para eliminar los aforamientos a políticos solo tiene un objetivo: Casado, pendiente precisamente de que el Tribunal Supremo decida si le imputa o no por su máster. Un letrado de las Cortes duda, no obstante, que en caso de llevar a cabo la reforma pudiera aplicarse al líder del PP de forma retroactiva. Lo previsible, además, es que el alto tribunal se pronuncie antes.

El presidente popular ha acusado a Sánchez de pretender "abrir en canal la Constitución para salir de puntillas de un escándalo personal", en alusión a las sospechas sobre su tesis doctoral. El PP ha mantenido una postura confusa con dicho escándalo. El propio Casado aseguró que no beneficiaba a la oposición hablar del asunto porque desviaba la atención de los temas importantes, pero posteriormente se sumó a la petición de comparecencia urgente realizada por Ciudadanos.

Casado no piensa dimitir si el Supremo le imputa, y tampoco tiene intención de entregar sus trabajos a la prensa para que pueda cotejarse, por ejemplo, si hubo plagios. El líder del PP entiende que la juez Carmen Rodríguez-Medel utilizó las explicaciones que dio a los medios contra él en la exposición razonada que envió al Supremo y en la que afirma que el máster fue "un regalo" para Casado "por su relevancia política e institucional". Los populares insisten en que el asunto "quedará en nada" y han fijado su convención programática para el próximo 1 de diciembre confiando en que para entonces el caso máster esté cerrado.

https://elpais.com/politica/2018/09/18/actualidad/1537255171_759862.html

LA COMPLUTENSE ASEGURA QUE "NO HA OCULTADO" NINGUNA IRREGULARIDAD EN LA INVESTIGACIÓN DE LA CARRERA DE CASADO

La Universidad Complutense asegura que "no ha ocultado ni tiene intención de ocultar nada que haya podido valorar y constatar como irregular", tras la información de eldiario.es sobre el cambio de notas con una firma dudosa en la licenciatura de Derecho que aprobó Pablo Casado en el Centro Cardenal Cisneros, adscrito a este campus público. Los datos aportados esta redacción, y que figuran en las comparecencias de los profesores ante la inspección de servicios, no fueron recogidos en el informe final que publicó la Universidad al archivar la investigación.

Desde la Complutense justifican su actuación asegurando que las actuaciones en este procedimiento "hasta donde conocemos, se ajustan a los procedimientos establecidos". Asimismo, destacan que "no tienen intención" de ocultar alguna evidencia que pudiese demostrar "un trato de favor" a Casado, "como prueba el hecho de que la profesora fuera confrontada con las preguntas sobre el acta y la rectificación mencionada". "Sus declaraciones figuran por escrito de puño y letra de la interesada", añaden.

Sobre la actuación de esta docente explican que las calificaciones oficiales de la asignatura de Derecho Natural "está firmada por la profesora responsable y contiene una rectificación reflejada en la misma acta y asimismo firmada por ella, certificando la validez de la misma (con el texto manuscrito "vale rectificación no. 9: Pablo Casado Blanco con Aprobado" y su firma)".

" Procedimiento establecido"

En la comparecencia "se le mostró el acta en cuestión, – continúan apuntando – en la que la profesora reconoció sus firmas, tanto la del acta como la de la rectificación, indicando que modificó la nota por un error de transcripción". "La rectificación de un acta, firmada por parte del mismo profesor responsable de la asignatura, es el procedimiento establecido cuando se advierte que ha habido un error de cualquier tipo en la calificación de un estudiante", añaden.

En el comunicado emitido este martes aseguran que "habiéndose reconocido por la profesora que la calificación, rectificación y las firmas, son correctas, la Inspección de Servicios considera que no existe irregularidad en el acta, por lo que no lo incluye en su informe".

Sin embargo, en esas conclusiones sí que relataron que esta docente, la misma que impartió la asignatura de la calificación modificada, alertó sobre "la existencia de algunas indicaciones" para dar un trato de favor al alumno, aunque ella aclaró que esa actuación "no influyó en absoluto en sus calificaciones".

La Universidad Complutense encontró la modificación de la nota durante la inspección interna que puso en marcha después de que El Mundo publicase unas declaraciones del antiguo director del centro, Alberto Pérez de Vargas, en las que aseguraba que Esperanza Aguirre presionó para que el político conservador terminase la licenciatura. Posteriormente se retractó y negó que este alumno hubiese recibido trato de favor.

70% de la licenciatura aprobada en dos años

Pablo Casado, entonces diputado autonómico del PP, había aprobado en tiempo récord la Licenciatura de Derecho en el Cardenal Cisneros, un centro privado adscrito a la Complutense. Casado estuvo tres años en ese centro, pero en solo dos cursos se sacó el 70% de la carrera, incluyendo algunas de las asignaturas más duras, como Procesal, Mercantil o Civil. Casado había pasado antes cinco años matriculado en Icade, sin lograr aprobar ningún título en esta otra universidad. El Gobierno autonómico de Madrid, entonces presidido por Esperanza Aguirre, controlaba el Cardenal Cisneros a través de una fundación.

eldiario.es ha tenido acceso a las actas de esta investigación interna a la licenciatura de Casado a través del portal de transparencia de la UCM. Es el "expediente 34/2018". Los interrogatorios a diez de los catorce profesores que aprobaron a Casado fueron en persona, pero después respondieron también por escrito ante las preguntas de la inspección.

En el interrogatorio por escrito se demuestra este cambio de notas y también las sospechas sobre una presunta irregularidad aún mayor. "La calificación del estudiante Pablo Casado fue modificada en el acta que usted firma. ¿Reconoce la modificación y la firma?", pregunta la inspección, que a continuación, entre paréntesis, añade un dato especialmente relevante: "Me llama la atención que la firma no parece ser la misma".

La explicación de la profesora es sucinta. "La rectificación de la calificación es correcta. Supongo que sería un error de transcripción", contesta la docente por escrito. En su respuesta, se limita a asegurar que la calificación es correcta –decir lo contrario habría sido admitir una presunta prevaricación–, pero evita pronunciarse sobre la cuestión principal: la firma.

https://m.eldiario.es/sociedad/Universidad_Complutense-Pablo_Casado-UCM-el_master_de_Casado_0_815768941.html

LA INSPECCIÓN DE LA COMPLUTENSE ENCONTRÓ UN CAMBIO DE NOTAS EN EL EXPEDIENTE DE PABLO CASADO CON UNA FIRMA DUDOSA

El expediente de Pablo Casado en la licenciatura de Derecho que aprobó en el centro Cardenal Cisneros registra un extraño cambio de notas en la última convocatoria de exámenes a la que se presentó el político popular. En junio de 2007, en el acta de la asignatura de Derecho Natural, el hoy líder del PP aparecía como 'suspenso'. En la convocatoria de septiembre de 2007, la siguiente, figura como 'no presentado'. Pero después alguien cambió el acta y le puso a posteriori un 'aprobado' con una firma que, según la inspección de la Complutense, "no parece ser la misma" que la de la profesora que impartía esa asignatura.

Esta profesora es la misma que denunció haber recibido "indicaciones" para aprobar a Pablo Casado y es la única de todo el claustro del Cardenal Cisneros que suspendió a Casado cuando el líder del PP se presentó a un examen. En sus respuestas ante la inspección de la Complutense, esta docente, que prefiere mantenerse en el anonimato, asegura que el cambio se debe a "un error de transcripción".

La Universidad Complutense encontró este extraño baile en las notas durante la inspección interna que puso en marcha después de que El Mundo publicase unas declaraciones del antiguo director del centro, Alberto Pérez de Vargas, en las que aseguraba que Esperanza Aguirre presionó para que el político conservador terminase la licenciatura. Posteriormente se retractó y negó que este alumno hubiese recibido trato de favor.

Pablo Casado, entonces diputado autonómico del PP, había aprobado en tiempo récord la Licenciatura de Derecho en el Cardenal Cisneros, un centro privado adscrito a la Complutense. Casado estuvo tres años en ese centro, pero en solo dos cursos se sacó el 70% de la carrera, incluyendo algunas de las asignaturas más duras, como Procesal, Mercantil o Civil. Casado había pasado antes cinco años matriculado en Icade, sin lograr aprobar ningún título en esta otra universidad. El Gobierno autonómico de Madrid, entonces presidido por Esperanza Aguirre, controlaba el Cardenal Cisneros a través de una fundación.

eldiario.es ha tenido acceso a las actas de esta investigación interna a la licenciatura de Casado a través del portal de transparencia de la UCM. Es el "expediente 34/2018". Los interrogatorios a diez de los catorce profesores que aprobaron a Casado fueron en persona, pero después respondieron también por escrito ante las preguntas de la inspección.

Las preguntas de la inspección de la UCM sobre la carrera de Pablo Casado. eldiario.es
En el interrogatorio por escrito se demuestra este cambio de notas y también las sospechas sobre una presunta irregularidad aún mayor. "La calificación del estudiante Pablo Casado fue modificada en el acta que usted firma. ¿Reconoce la modificación y la firma?", pregunta la inspección, que a continuación, entre paréntesis, añade un dato especialmente relevante: "Me llama la atención que la firma no parece ser la misma".

La explicación de la profesora es sucinta. "La rectificación de la calificación es correcta. Supongo que sería un error de transcripción", contesta la docente por escrito. En su respuesta, se limita a asegurar que la calificación es correcta –decir lo contrario habría sido admitir una presunta prevaricación–, pero evita pronunciarse sobre la cuestión principal: la firma.

"Supongo que sería un error de transcripción" eldiario.es
La inspección también pregunta a esta profesora por el método con el que se realizó este cambio de notas y si se hizo acorde con el reglamento. "¿La modificación la realizó antes de que se enviaran las actas a la facultad? ¿Se lo comunicó la Junta de Evaluación mediante hoja o certificado de modificación a la secretaria del centro?".

La respuesta manuscrita de la profesora, de nuevo, elude la cuestión principal: si se cumplió con el procedimiento reglado. "Creo recordar que la rectificación fue realizada en las actas del colegio, en las de la Universidad está correcta. En la junta de calificación se exponen todas las incidencias. La secretaria debe de tener el certificado de modificación".

"La secretaria debe de tener el certificado de modificación" eldiario.es

La UCM ocultó la modificación de la nota

La profesora responsabiliza a la secretaria de este trámite –que no consta que se realizara correctamente–. Desde la UCM aseguran que esta cuestión fue planteada a esta funcionaria, aunque su respuesta no figura en los interrogatorios realizados por la inspección de servicios. Esta redacción ha preguntado a la Universidad cuál fue su respuesta, sin haber recibido contestación por el momento. La inspección también preguntó a esta profesora "cuál fue el motivo de la modificación de no presentado a aprobado". De nuevo la respuesta es vaga.

"Supongo que fue un error de transcripción, el examen estaba AP (aprobado)".

"Supongo que fue un error de transcripción, el examen estaba AP (aprobado)". eldiario.es
eldiario.es ha contactado con esta docente para recabar más información sobre este cambio de notas. Asegura que no lo recordaba, que creía que esta rectificación no figuraba en las actas de la UCM, solo en las del Cisneros y que se percató de la modificación en la declaración. "Creo que me confundí", reseña sobre el cambio de "no presentado" a "aprobado". Insiste en que Casado "había aprobado su asignatura". Asimismo asegura a eldiario.es que si le hubiesen falsificado su rúbrica, "lo hubiese denunciado".

A pesar de las dudas de la inspección sobre esas firmas con las que se cambió la nota de Pablo Casado, la Universidad Complutense archivó la investigación, determinó que el proceso había sido correcto y no recogió en el informe final que se hizo público esta rectificación de la calificación. Fuentes universitarias justifican su actuación y aseguran que no siguieron investigando por la contestación de la docente. "Una vez que la profesora reconoce su firma, ¿por qué vas a hacer un peritaje?", apuntan estas fuentes. Asimismo, aclaran que "todos a lo largo de nuestra vida hemos corregido actas varias veces y de la misma manera" y aseguran que "el procedimiento habitual" consiste en confirmar la modificación y firmar el documento.

Por su parte, desde el equipo de prensa del Partido Popular evitan pronunciarse sobre el cambio de notas en el expediente de su presidente. "La Universidad Complutense hizo una investigación minuciosa y a su informe nos remitimos", apuntan.

https://m.eldiario.es/sociedad/Universidad_Complutense-Pablo_Casado-UCM-el_master_de_Casado_0_814369399.html

LA CLAVE PARA IMPUTAR A CASADO: QUE LOS JUECES HALLEN PRUEBAS DE QUE AMAÑÓ EL MÁSTER

Los magistrados del Tribunal Supremo que deberán decidir sobre si llaman a declarar como imputado al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, se centrarán sobre todo en tratar de confirmar si el político palentino se concertó con el director del máster para así imputarle los delitos de cohecho y prevaricación, según apuntan fuentes jurídicas conocedoras de los hechos a Vozpópuli.

En su exposición razonada, la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, reclamó al Tribunal Supremo que investigara a Casado por los delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa.

Este último, el de prevaricación, en calidad de cooperador necesario, ya que la juez considera que el director del Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos, Enrique Álvarez Conde, se concertó con un grupo de alumnos escogidos, entre los que se encontraría Casado: "Para que se matriculen en el máster, pagando la tasa, para que, tras solicitar el reconocimiento legítimo de 40 créditos, sólo queden 20 por calificar".

Cohecho prescrito

Este punto de la exposición razonada es fundamental para que los jueces acuerden imputar a Casado, apuntan fuentes del caso a este diario, habida cuenta de que la propia juez Rodríguez-Medel ya adelanta en la exposición razonada que el delito de cohecho del presidente del PP estaría ya prescrito. Además, la mera matriculación en un curso podría considerarse un acto neutro, que no implicaría obligatoriamente el amaño del título.

Precisamente, la semana pasada la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) denunció un borrado masivo de correos electrónicos del Instituto de Derecho Público (IDP), que dirigía el catedrático Álvarez Conde y que está siendo investigado por la justicia por las irregularidades detectadas en algunos másteres.

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) denunció un borrado masivo de correos electrónicos del Instituto de Derecho Público (IDP), que dirigía el catedrático Álvarez Conde

De acuerdo con el diario El País, el profesor Pablo Acosta, nombrado por el rector en abril pasado para dirigir temporalmente el IDP tras la suspensión cautelar de Álvarez Conde, fue que quien detectó que se habían "eliminado 5.400 correos electrónicos recibidos o enviados entre 2008 y 2014", periodo que incluye los másteres cursados por Cristina Cifuentes, Pablo Casado y Carmen Montón.

La magistrada madrileña entiende que el delito de cohecho impropio, pese a que estaría inicialmente prescrito, está vinculado con el de prevaricación administrativa, que podría ser también imputable al aforado, y por lo que ya no habría prescripción: "Se considera que existe el concurso medial en cuanto que la conducta indiciariamente prevaricadora – la concesión arbitraria del título de Máster en la que en su caso el aforado y doña Alida cooperan necesariamente – es el medio utilizado para otorgar la dádiva, es decir, el Máster".

Sin embargo, la juez no aporta en la exposición razonada ninguna prueba concreta del amaño del máster. Es decir, no hay correos o cualquier otra prueba del concierto, por lo que los magistrados del Supremo tendrán que determinar si la investigación realizada por la juez es suficiente para imputar a Casado. Si no detectan el delito de prevaricación, la causa contra Casado estaría vacía, ya que el cohecho estaría prescrito.

Precedente en Granada

Una sentencia del propio Tribunal Supremo, de 10 de febrero de 2017, confirmó una sentencia de la Audiencia Provincial de Granada en la que se condenaba a un profesor y a una funcionaria por aprobar sin examinar a una alumna, que fue absuelta por los jueces de Granada del delito de cooperadora necesaria en el delito de prevaricación. Y la Fiscalía tampoco acusó a la alumna, que al igual que Casado se matriculó en un curso universitario, lo que en esta causa se consideró un acto neutro, y que no le convertía en culpable de un delito de prevaricación como cooperadora necesaria.

Precisamente, la semana pasada los magistrados del Supremo solicitaron al ministerio público que le informe sobre si el tribunal debe o no investigar al presidente del PP, Pablo Casado, por las presuntas irregularidades en su máster cursado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC).

Tras recibir el escrito del ministerio público, los cinco magistrados del Tribunal Supremo deberán decidir si acuerdan llamar a declarar a Casado, en calidad de imputado, o por el contrario rechazan de plano la exposición razonada de la juez Rodríguez-Medel por falta de pruebas del amaño entre Casado y los profesores de la Rey Juan Carlos.

https://www.vozpopuli.com/politica/imputar-Casado-jueces-constaten-director_0_1172583671.html

CASADO NIEGA QUE HAYA COMETIDO DELITO CON 28 FOLIOS DE ALEGACIONES ANTE EL SUPREMO

El líder del PP se defiende y remite de forma voluntaria un extenso escrito a la Sala Segunda del Alto Tribunal negando haber cometido ningún delito de cohecho ni prevaricación.

El líder del Partido Popular Pablo Casado ha remitido un escrito de 28 folios al Tribunal Supremo donde defiende su inocencia en el caso Máster. Según ha podido saber El Independiente, el diputado popular niega la existencia de los delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa que le atribuyó la magistrada del Juzgado de Instrucción Número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel.

En sus alegaciones, que fueron remitidas este miércoles al tribunal, el diputado trata de desmontar todas las acusaciones que hizo contra él la instructora del caso Máster que el pasado mes agosto elevó una exposición razonada ante el Alto Tribunal al considerar que las irregularidades en torno al máster en Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) son constitutivas de delito.

En su escrito, que ha sido enviado sin que el Supremo lo pidiera puesto que el dirigente político no está personado en la causa, Casado explica que no existió ningún delito de cohecho pero aduce, además, que en el caso de que la Sala Segunda decidiera abrir causa penal contra él ese delito habría prescrito.

Además, la defensa del presidente del PP considera que los actos de cooperación necesaria que la juez de Madrid le atribuye no lo son. En su exposición razonada, la juez Rodríguez-Medel enumeraba que el haberse matriculado y pagado las tasas académicas, el haber aportado su expediente a la universidad, el haber solicitado el reconocimiento de los créditos, aceptado el título y puesto en su currículum el mismo son indicios de que participó en la supuesta prevaricación administrativa.


Sin embargo, Pablo Casado explica que alguno de estos supuestos fueron incluso “posteriores” a la presunta comisión de delito que se le atribuye como es el caso de la aceptación del título del máster. En este sentido, la defensa del líder del PP argumenta que con el razonamiento que Rodríguez Medel hizo de la cooperación necesaria en el delito de prevaricación todos aquellos actos administrativos que se llevaron a cabo para la obtención del título del máster serían delictivos. Además, su letrado apunta a que lejos de crearse un “riesgo” para el bien jurídicamente protegido la conducta de su cliente fue “neutral”.

Fuentes próximas al líder de los populares explican que este escrito de alegaciones se ha remitido al Alto Tribunal para que la Sala de Admisión -compuesta por los magistrados Manuel Marchena, Pablo Llarena, Ana Ferrer, Francisco Monterde y Miguel Colmenero- conozca la versión de los hechos del diputado antes de decidir si abre o no causa penal contra él. El Supremo esperará al informe del Ministerio Fiscal antes de adoptar una decisión sobre el futuro judicial de Casado, según explican las fuentes consultadas.

https://www.elindependiente.com/politica/2018/09/13/casado-niega-que-haya-cometido-delito-con-28-folios-de-alegaciones-ante-el-supremo/

EL SUPREMO DA EL PRIMER PASO PARA DECIDIR SI INVESTIGA A PABLO CASADO

El alto tribunal pide al ministerio público que se pronuncie sobre la exposición razonada enviada por una juez de Madrid

El Tribunal Supremo ha pedido a la fiscalía que se pronuncie sobre si debe abrir una causa para investigar al presidente del PP, Pablo Casado, por las supuestas irregularidades de su máster. Es un trámite, pero supone el primer paso que da el alto tribunal para decidir si investiga al líder popular después de que una juez de Madrid apreciara “indicios de responsabilidad penal” en la obtención del posgrado de Casado y elevase la causa al Supremo.

El alto tribunal no había empezado a tramitar la petición de la juez y este jueves dio el primer paso: pedir a la fiscalía un informe sobre si debe investigar a Casado. Es un paso ineludible una vez que la juez envió su exposición, pero supone que las dudas sobre el posgrado del líder del PP inician su andadura judicial en el Supremo.

El recorrido que tengan dependerá, en primer lugar, de los cinco magistrados que forman la Sala de Admisión: el presidente de la Sala Penal, Manuel Marchena, y los magistrados Pablo Llarena (el instructor de la causa contra los líderes independentistas de Cataluña), Francisco Monterde, Miguel Colmenero y Ana Ferrer. Esta última es la única de los cinco considerada adscrita al sector progresista de la carrera judicial.

La posición de la fiscalía no es vinculante, aunque suele ser muy tenida en cuenta. El ministerio público tendrá que pronunciarse tanto sobre la competencia del Supremo para investigar a Casado, como sobre el contenido del escrito remitido por la juez de Madrid.

El tribunal quiere saber si la fiscalía comparte los indicios de delito que veía Rodríguez-Medel en la obtención por parte del dirigente conservador del título en el Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos. Este campus es el mismo donde la expresidenta del PP de Madrid Cristina Cifuentes y la exministra Carmen Montón obtuvieron los másteres que han acabado costándoles el puesto.

Según la magistrada, hay indicios de que el máster que cursó Casado se usaba “como regalo o prebenda” a alumnos “con una posición relevante en el ámbito político, institucional o que mantenían vínculos estrechos de amistad o de carácter profesional” con el catedrático Enrique Álvarez Conde, principal implicado en la trama.

Próximos pasos

Una vez que el ministerio público emita su informe, para lo que no tiene un plazo determinado, la Sala de Admisión decidirá si abre una causa. Si opta por hacerlo, nombrará a un magistrado instructor, que puede ofrecer al presidente del PP que declare de forma voluntaria sin necesidad de pedir al Congreso el suplicatorio preceptivo para investigar a los diputados. Si el instructor solicitara esta declaración, Casado comparecería ya como investigado (la antigua figura de imputado) y acompañado por un abogado.

Además, lo previsible es que si el Supremo decide finalmente investigar al presidente popular le pida toda la documentación que conserve del máster —los cuatro trabajos que esgrimió ante la prensa pero que se ha negado a entregar a los periodistas, correos electrónicos y otras pruebas de que demuestren que fueron efectivamente elaborados—, además del ordenador portátil donde supuestamente se encontraban archivados estos trabajos.

El presidente del PP envió hace unos días al alto tribunal un escrito de alegaciones en respuesta al auto de la juez de Madrid. Este no es un procedimiento habitual porque Casado no está todavía personado en el Supremo, pero fuentes del tribunal han confirmado que se ha incluido ese escrito en la documentación enviada a la Fiscalía para que el ministerio público pueda valorarlo.

https://elpais.com/politica/2018/09/13/actualidad/1536836555_963724.html

LLARENA, OTROS TRES CONSERVADORES Y UNA JUEZA PROGRESISTA DECIDIRÁN EN UN MES SI EL SUPREMO INVESTIGA A CASADO

Cinco jueces del Tribunal Supremo decidirán en el plazo aproximado de un mes si admiten a trámite la investigación al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, por el caso de su máster en la universidad pública Rey Juan Carlos. El sistema de turnos establecido en enero pasado por el Consejo General del Poder Judicial para el presente ejercicio establece que entre los cinco miembros de la Sala de Admisión en caso de aforados figure Pablo Llarena, instructor de la causa del 1-O, junto a otros tres magistrados considerados del bloque conservador y una jueza progresista.

Al frente de la Sala de Admisión está siempre el presidente del Tribunal Supremo, Manuel Marchena. Completan la nómina conservadora de esa Sala de Admisión especial, en el reparto del 1 de junio al 30 de septiembre, Francisco Monterde y Miguel Colmenero. Ana Ferrer es la única de corte progresista que participará en la decisión.

En los próximos días, la Sala dará traslado de la exposición razonada a la Fiscalía para que se pronuncie sobre la propuesta de la jueza del caso máster, Carmen Rodríguez-Medel, de investigar a Pablo Casado por prevaricación y cohecho impropio. Los magistrados adoptarán la decisión que consideren, con independencia del pronunciamiento de la Fiscalía, y los que queden en minoría tendrán la opción de exponer sus argumentos en un voto particular. Fuentes del Tribunal Supremo consideran que la decisión se adoptará a comienzos del próximo mes de octubre.

En su exposición razonada, Rodríguez-Medel concluye que al hoy presidente del PP le regalaron el título "a modo de prebenda o dádiva". Casado obtuvo el máster sin ir a clase, siéndole convalidadas todas las asignaturas a excepción de cuatro, que aprobó con sobresaliente con otros tantos trabajos que sumaban entre todos 92 páginas. La jueza cree que Casado es autor de un delito de cohecho impropio, por haberse beneficiado del máster, y que es cooperador de la prevaricación administrativa.

El cohecho prescribe a los cinco años y Casado cursó el máster en el curso 2008/2009, por lo que no podría ser investigado por ese delito. Sin embargo, la jueza Rodríguez-Medel considera que es un delito conexo al de prevaricación administrativa, que aún no ha prescrito y en el que Casado cooperó para su comisión. En este sentido, la magistrada cita una sentencia de la propia Sala de lo Penal del Supremo en el que el magistrado Andrés Martínez Arrieta establece que "basta ser consciente de que se está participando en una decisión arbitraria", cometida por un funcionario público, para ser cooperador de un delito de prevaricación.

La composición de esta Sala de Admisión es un reflejo del actual reparto de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, a la que pertenece. La Sala que revisa, entre otros cometidos, las sentencias en segunda instancia de la Audiencia Nacional, y que se encarga de la investigación de los aforados por ser diputados o miembros del Gobierno, tiene una abrumadora mayoría conservadora. La elección de magistrados para la misma es fruto de intensas negociaciones, acuerdos y enfrentamientos en el seno del Consejo General del Poder Judicial.

"Prebenda o dádiva"

Con los "indicios racionales de criminalidad" reunidos, dice la jueza, puede llegar a algunas conclusiones. Por ejemplo, que el responsable de ese máster, el catedrático Enrique Álvarez Conde, se puso de acuerdo con los profesores Alicia López de los Mozos y Pablo Chico de la Cámara para dirigir "una serie de actuaciones tendentes a lograr que un grupo concreto y escogido de alumnos obtuvieran el título del Máster sin efectivamente cursarlo, sin mérito académico alguno, regalándoselo a modo de prebenda o dádiva".

Añade que ha podido llegar a esta conclusión gracias a que "esa mecánica" ha sido confirmada por una compañera de Casado en el máster. Se refiere a María Dolores Cancio, que en su declaración como imputada "detalló cómo siguió las indicaciones de don E.A.C -Álvarez Conde- para, tras solicitar el legítimo reconocimiento de 40 créditos pero sin hacer absolutamente nada más para obtener los otros 20 créditos, siendo calificada sin presentar trabajo alguno o sin otro tipo de evaluación en los mismos, obtener el título del Máster Oficial en dicha edición".

La jueza Rodríguez-Medel propone al Supremo que cite en primer lugar a Casado como investigado para escuchar su versión de los hechos, porque hasta ahora solo se ha defendido a través de los medios de comunicación. Además, cree conveniente requerirle toda la documentación que conserve del máster: los trabajos que dice que hizo, pero también cualquier correo electrónico o recibo "que evidencien que fueron efectivamente elaborados en el curso académico 2008-2009 y remitidos o entregados en dicha fecha para su calificación".

También pide al Supremo que reclame al presidente del PP "el ordenador portátil antiguo en el que se encontraban archivados los trabajos presentados para su calificación en el máster, ordenador que según sus manifestaciones públicas del pasado día 10 de abril de 2018, aún conserva".

Ese ordenador debe ponerse a disposición de la policía judicial "para que se informe de la antigüedad de los documentos informáticos archivados como tales trabajos y si han sufrido modificaciones a partir del 20 de marzo de 2018".

https://m.eldiario.es/politica/Llarena-conservadores-progresista-Supremo-Casado_0_812969442.html

CASADO VINCULA LA CONFUSIÓN DE SU MÁSTER AL PLAN BOLONIA

El líder del Partido Popular ha afirmado que las irregularidades de su máster están relacionadas con la adaptación al espacio universitario europeo. "No puedo renunciar al título porque no tengo título, lo mío es un curso de doctorado". Casado dice que Sánchez debe comparecer en el Congreso y que su caso es distinto.

Pablo Casado, ha vinculado las irregularidades detectadas en su máster de Derecho con el cambio en los programas de estudio del Plan Bolonia e insistió en que el suyo no fue un "máster finalista".

El horizonte judicial del máster de Casado

El dirigente popular insistió en que no está dispuesto a dejar su cargo por el escándalo provocado por las irregularidades detectadas en su máster, días después de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, por las sospechas sobre su formación académica.

"No puedo renunciar al título porque no tengo título, no tengo tesis, ni tesina, ni trabajo de fin de máster, ni siquiera un título habilitante, porque lo mío es un curso de doctorado", afirmó en declaraciones a la prensa en la capital lusa.

"Para tener esa acreditación, tienes que presentar tu tesina, es decir, tienes que inscribir un documento publico como el del señor Sánchez (Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español), que te habilita para ser doctor, yo no lo inscribí", agregó.

El líder popular sostuvo que "la explicación tiene que ver con el Plan Bolonia" porque "mi curso de doctorado fue en el año de adaptación del espacio universitario español al espacio universitario europeo, por eso durante dos años, a lo que eran los cursos de doctorado que habilitaban a investigar y escribir una tesis, se les llamo máster".

"Pero no son un máster finalista, por eso no se puede renunciar a ese título. Yo ni siquiera lo he expedido, no he ido a retirar el título ni he hecho uso de las tasas académicas porque no tengo derecho a ello hasta que escriba la tesis, y visto el tiempo que tengo actualmente, me temo que van a pasar bastantes años hasta que me pueda poner cinco años a investigar", afirmó.

https://www.elespanol.com/espana/politica/20180915/casado-vincula-confusion-master-plan-bolonia/338216585_0.html

LA PROEZA ACADÉMICA DE CASADO: COMPAGINÓ DOS CARGOS CON DOS CARRERAS Y UN MÁSTER

En 2008 era diputado autonómico, presidente de Nuevas Generaciones de Madrid, estudiaba Administración de Empresas en la URJC y se sacó un máster. Todo el mismo año

La década de 2004 a 2014 estuvo plagada de hitos políticos para el presidente del PP: pasó de militante a asesor de Aznar y diputado nacional y a la vez logró terminar dos titulaciones y el posgrado en el que la jueza ve indicios de delito

Pablo Casado está en el selecto club de los más formados de España: dos carreras y un máster. Pese a que empezó en política muy joven, con 23 años asesorando al vicepresidente Alfredo Prada en el gobierno de Aguirre, su implicación en la política y su carrera en el PP no han sido obstáculo para poder conseguir acabar la carrera de Derecho, Administración y Dirección de Empresa (ADE) y el Máster en Derecho Autonómico y local. Al contrario, su impulso político y el académico discurren paralelos.

Empezó un doble grado en Derecho y ADE en el centro Icade, una universidad con fama de dura de la orden jesuita. Pero lo dejó para sacarse las dos carreras por separados en otros campus. Según Casado, por cercanía a su casa se cambió en 2004 al Centro Cisneros, una universidad privada adscrita a la Universidad Complutense de Madrid. Allí, entre 2004 y 2007, mientras trabajaba asesorando a tiempo completo a Prada, un empleo por el que cobraba 50.000 euros al año, se sacó todo lo que le faltaba de Derecho: le habían convalidado por sus estudios en Icade siete asignaturas y le quedaban 18 pendientes. Casado estuvo tres años en el centro, pero en solo dos cursos se sacó el 70% de la carrera, incluyendo algunas de las asignaturas más duras, como Procesal, Mecantil o Civil. El gobierno de Aguirre controlaba este centro privado, al tratarse de una fundación.

A la vez, Casado estaba trabajando en la Puerta del Sol con el vicepresidente y consejero de Justicia de Aguirre en horario de mañana y tarde y era presidente de Nuevas Generaciones de Madrid, un puesto que mantuvo de 2005 a 2013. Pero otro cambio político importante le sorprendió en su último año académico en el Cisneros. Dejó la asesoría para ser parte de la Asamblea de Madrid como diputado regional. Tomó el escaño en mayo de 2007, a un mes de los exámenes finales. En la convocatoria de junio y septiembre fue capaz de aprobar 12 asignaturas de las 18 que le quedaban, como publicó El Mundo.

Pero Casado no perdió el tiempo y tras acabar la de Derecho, ese mismo año, empieza Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Rey Juan Carlos, donde su padrino académico, Pepe Pérez de Vargas, tenía el mando de la universidad como número dos del entonces rector Pedro González Trevijano. Según dijo el propio Casado a El País, estudió ADE de 2007 a 2014, pero no ha dado detalles sobre convalidaciones o si alguno de esos años paró los estudios.

Siendo diputado regional y presidente de Nuevas Generaciones simultáneamente fue avanzando en su segunda titulación. Es en ese periodo (2008) cuando hace su curso de cuatro días en Aravaca que él vendió como una titulación de Harvard. Pero incluso se atrevió con su posgrado. Añadió a toda esta tarea el conocido Máster en Derecho Autonómico, en el curso 2008-2009, el mismo posgrado que Cifuentes y que está pendiente de una decisión del Tribunal Supremo tras encontrar la jueza indicios de delito. Lo acabó en un año, sin ir a clase, con cuatro trabajos que no muestra y sin conocer a sus profesores. Superado el posgrado que le iba a dar acceso al doctorado, continuó con ADE, compatibilizándolo con su tarea política.

En julio de 2009, justo tras acabar el máster, Casado dejó su escaño de diputado regional y se dedicó a dirigir el gabinete del expresidente José María Aznar. Arrancó ahí una nueva etapa de viajes por el mundo , reuniones con líderes internacionales como Tony Blair o George Bush o Gadaffi. Casado fue el intermediario que figuraba en el contrato del comisionista Aznar, que pactó un 1% de todo el negocio que la multinacional Abengoa sellase con el régimen libio. Estuvo con el expresidente hasta 2011. Y mientras, estudiaba y seguía avanzando en su segunda carrera, a la par que dirigía Nuevas Generaciones del PP en Madrid.

Casado cambió ese año la asesoría del expresidente por un escaño en el Congreso de los Diputados, un puesto que mantiene hasta hoy. También entonces fue portavoz adjunto de la Comisión de Exteriores del Congreso y vocal de la Comisión de Justicia. Siguió compaginando esta actividad con Nuevas Generaciones y, en algún punto de 2014 acabó su carrera de ADE en la URJC. Habían pasado diez años de intensos retos y tareas políticas, asesoría, votaciones y comisiones parlamentarias, viajes internacionales y liderazgo de los jóvenes del PP de Madrid. Una formidable década de hitos políticos en la que Casado forjó un expediente académico completo.

https://www.eldiario.es/sociedad/cronologia-Casado-refleja-carreras-trabajando_0_814368790.html

CASADO ACUSA A SÁNCHEZ DE NO RESPETAR A LOS MEDIOS POR "AMENAZAR CON QUERELLAS" TRAS LAS ACUSACIONES DE PLAGIO

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que respete a los medios de comunicación en vez de enviarle burofaxes para exigirles que se retracten de las informaciones publicadas en la última semana sobre presuntas irregularidades en su tesis.

"Aconsejo al presidente del Gobierno que respete a los medios de comunicación en vez de enviarle un burofax. Creo que no es bueno matar al mensajero, da una mala imagen un Gobierno que se dedica a amenazar con querellas a algunos medios centenarios", ha indicado.

En concreto, Pedro Sánchez, en calidad de ciudadano, se ha dirigido a los diarios 'ABC' y 'El Mundo' y al medio digital 'okdiario.com', según han informado a Europa Press fuentes de Moncloa.

Casado ha asegurado que su partido no intenta "abatir" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la polémica en torno a su tesis doctoral, sino que tan solo quiere que dé explicaciones.

"Los únicos que abatieron a un Gobierno que había ganado las elecciones dos veces fue el PSOE, con unos aliados pocos confesables, como los independentistas, los batasunos y los de Podemos", señaló ante los medios de comunicación en su visita presidente del Partido Social Demócrata (PSD), Rui Rio, en Lisboa.

Por otro lado, afirmó que él no puede renunciar a su máster porque no tiene un título habilitante y porque no ha hecho uso de la tasas académicas que lo acrediten.

"No tengo ni tesis, ni tesina, ni trabajo final de máster. Lo mío es un curso del doctorado y para tener esta acreditación es necesario presentar una tesina que te habilite para ser doctor, y yo no la he escrito. La explicación se debe al Plan Bolonia, que me pilló en el año de adaptación del espacio universitario español al europeo", matizó.

Además, recalcó que pasarán "bastantes años" hasta que tenga tiempo suficiente para realizar la investigación de sus cursos doctorales que le den derecho a la tesis.

https://m.eldiario.es/politica/Casado-PP-Sanchez-recrimina-burofaxes_0_814718740.html

CASADO CONSIDERA AHORA "IRRELEVANTES" LOS TRABAJOS QUE NUNCA DEJÓ CONSULTAR

La evolución del líder del PP: de poner en valor sus trabajos, entre ellos el más voluminoso, el trabajo de final de itinerario, equivalente al actual TFM, a negar que realizara un trabajo final

El pasado 10 de abril Pablo Casado convocó a la prensa en Génova para enseñarle la portada de los cuatro trabajos con los que supuestamente consiguió el Máster en Derecho autonómico y local.

Estaban los cuatro perfectamente encuadernados, con su tapa de plástico, su título, el nombre del alumno, pero no se pudieron consultar. Los trabajos estuvieron encima de la mesa mientras duró el encuentro pero no los repartió entre los periodistas para que los pudieran ojear. Tampoco dejó ni fotocopiarlos, ni fotografiar su interior. Sólo la portada.

Las portadas de los cuatro trabajos que enseño Pablo Casado

Entre esos trabajos había uno más voluminoso de 55 páginas que él llamó trabajo final de itinerario. Ese sería el equivalente al actual Trabajo Fin de Máster. Es verdad que en la época en la que Casado hizo el máster no se llamaba así, ni era exactamente lo mismo, pero sí que era el trabajo más importante de todo el máster y el que daba más créditos, 12 en total. En su caso es más de la mitad de todo lo que cursó porque con lo que le convalidaron -18 de las 22 asignaturas- sólo se matriculó de 20 créditos.

Después de aquella reunión - que se hizo sin micrófonos y sin cámaras - Casado bajó a la sala de prensa de la sede del PP y se mostró orgulloso de sus trabajos de máster en rueda de prensa. “Son trabajos de investigación, yo creo que importantes, incluso alguno de actualidad porque hace referencia a la distribución competencial incluso la aplicación constitucional dentro de la lealtad de esas distribuciones. Uno curiosamente hace referencia a una sentencia que no se había producido del Estatut diciendo que estábamos a la espera. Insisto, no soy ejemplo de nada, pero me gusta mantener el prestigio profesional, ni más ni menos”, dijo.

Este viernes, sin embargo, les ha quitado importancia. Ha alegado que él lleva cinco meses dando todo tipo de explicaciones sobre cómo aprobó las asignaturas de su máster, cuando, desde su punto de vista, su caso no es comparable con otros, porque en el suyo "no hay ni tesis, ni tesina ni TFM (trabajo de fin de máster)", sino solo asignaturas "irrelevantes para cualquier mérito académico o ejercicio profesional". El líder popular niega ahora que realizara un trabajo final –de itinerario, en su caso- y sigue sin facilitar el contenido del mismo despejar las dudas. Casado dice que solo los entregará a la Justicia si se abre una investigación y lógicamente se los reclaman. Así que aunque él pide que no haya la más mínima sombra de sospecha, la realidad es que los oculta a la opinión pública.

Los suyos explican que lo hace por tres razones. Primero, porque no quiere “fomentar el cotilleo de si son buenos o malos“. Segundo, porque no desea que “algunos sigan estirando el chicle para perjudicar al PP”. Y, tercero, porque consideran que se han excedido en dar explicaciones y se les ha vuelto en contra. Les parece que la jueza madrileña se ha servido de todos los detalles para elevar su exposición razonada ante el Supremo.

http://cadenaser.com/ser/2018/09/14/politica/1536956093_996813.html

EL PSOE PIDE LA DIMISIÓN DE CASADO POR SU MÁSTER EN LA REY JUAN CARLOS

Rivera reclama a Sánchez que haga pública su tesis doctoral al creer que “hay dudas” sobre su contenido

De Carmen Montón a Pedro Sánchez y a Pablo Casado. La renuncia anoche de la ministra de Sanidad por las irregularidades en el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos ha marcado el pleno del Congreso en una sesión en la que Ciudadanos ha cuestionado la tesis doctoral del presidente del Gobierno. El PSOE ha pedido a su vez la dimisión de Pablo Casado. El Tribunal Supremo debe decidir si el presidente del PP es investigado por los delitos de cohecho y prevaricación por su titulación de máster en la universidad madrileña.

La sesión plenaria ha comenzado con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, verbalizando por primera vez las dudas que tiene sobre el contenido de la tesis doctoral que el jefe de Gobierno, Pedro Sánchez, elaboró y defendió tras terminar la carrera de Ciencias Económicas para obtener el título de doctor en Economía. “Hay dudas razonables sobre su tesis doctoral, ¿por qué la oculta? Por el bien de la Universidad haga pública su tesis doctoral y no vete la ley que obligue a publicarlas”, ha soltado Rivera en la sesión de control al Gobierno del Congreso, entrando de lleno en un terreno pantanoso y de enfrentamiento directo con el líder socialista. El requerimiento del presidente de Ciudadanos ha sido respondido por Sánchez con la afirmación tajante de que su tesis doctoral “está publicada de acuerdo con la legislación vigente”. En el PP de Pablo Casado se frotaban las manos.

Tras la respuesta de Sánchez, la bancada de Ciudadanos ha hecho gestos de que eso no era así. El presidente del Ejecutivo ha reiterado que su trabajo no se ha ocultado y ha acusado a Rivera de haber convertido la sesión de control al Gobierno “en un lodazal”. Sánchez ha pedido a Rivera que “se informe” y ha reprochado al líder de Ciudadanos que vaya al Parlamento “sin prepararse”. La formación naranja, y también el PP, especula desde hace meses, no de forma concreta ni pública, sobre la autoría de la tesis doctoral de Sánchez, pero nunca había habido un requerimiento público y directo a que la presentara, y menos en el Congreso.

Fue Sánchez el que ha afirmado, en su respuesta, que su tesis -Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público (2000-2012)- está publicada en la red Teseo (que controla el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades). El trabajo figura efectivamente en esa red pero no es de libre acceso si no lo permite el autor.

La dimisión este martes por la noche de Carmen Montón como ministra de Sanidad por las irregularidades detectadas en el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos, que culminaron por la tarde con el descubrimiento de La Sexta de que había plagiado para su trabajo final extractos de otras obras sin citarlas, ha dado alas a Ciudadanos. “Parece que afiliarse al PP o al PSOE es una
garantía para obtener privilegios y no el esfuerzo como hacen todos los ciudadanos”, ha señalado el líder de Ciudadanos, que ha recalcado el desánimo que producen estas situaciones que han afectado a la expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes y a Pablo Casado, presidente del PP, cuyo caso está ya en los tribunales por si hubiera alguna irregularidad desde la perspectiva judicial.

El caso del máster de Carmen Montón ha protagonizado el último capítulo y se ha colado de lleno en la sesión de control en la que Casado se estrenaba en la Cámara baja como líder de la oposición. Pero el líder del PP no lo mencionó ni indirectamente en su pregunta previsible sobre la situación política y económica del país y sobre Cataluña. Pero sí lo incluyó Rivera, quien precisamente firmó en la pasada legislatura un acuerdo con Sánchez que ahora parece tan lejano.

“Ayer fue un día complicado para mí porque he perdido a una amiga que estaba haciendo un trabajo extraordinario, pero ella ha elegido la ejemplaridad y ha querido asumir su responsabilidad”, fue la respuesta que Sánchez improvisó ante la inesperada dureza del ataque.

Ahora, tras la dimisión de Carmen Montón, el objetivo para Ciudadanos está en pedir explicaciones tanto a Casado como al presidente del Gobierno. A este y a su grupo le ha reprochado que hiciera uso de su capacidad para vetar propuestas de la oposición como la proposición de ley para exigir que las tesis doctorales se publiquen y se sometan a escrutinio para comprobar si contiene plagios. Sánchez no ha entrado al fondo del asunto, sino que ha invocado la deficiencia “técnica” de esa propuesta. El Gobierno apela a que ese proyecto conlleva un incremento del gasto susceptible de ser vetado por el Ejecutivo.

Reacción del PSOE

El PSOE ha reaccionado pidiendo la dimisión del líder del PP. "El presidente del Gobierno no tiene nada que ocultar, está doctorado, tiene su tesis y, como todas, está en el registro de la universidad. Ciudadanos lo que ha hecho hoy una vez más es un ejercicio de muleta con el PP. Hoy quien tiene un problema real encima de la mesa es el señor Pablo Casado”, ha esgrimido Adriana Lastra, visiblemente molesta con la estrategia seguida por Rivera.

"Casado tiene que presentar su dimisión. La exigencia ética en nuestra democracia se ha ejemplificado con la dimisión de Carmen Montón. Ese es el camino que tiene que seguir Casado. Si no fuera diputado y aforado, estaría imputado por su máster o su no máster", ha incidido la vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Parlamento. Los socialistas han puesto como ejemplo la dimisión de Montón, que "no estaba investigada judicialmente y Casado sí". "Es un síntoma de ejemplaridad", ha zanjado Lastra frente a quienes recuerdan la debilidad parlamentaria del partido en el Gobierno, que cuenta con solo 84 diputados en el Congreso.

El presidente Sánchez ha abandonado el Congreso cabizbajo, la misma imagen que han mostrado otros ministros por el pesar que les ha producido la dimisión de Montón. Sánchez le dio ayer tiempo para que pudiera defenderse. Hasta que llegó un momento en que ya no fue posible el apoyo. A última hora de la noche, la Sexta informó de que, a las posibles irregularidades, se unía el plagio de parte del trabajo. Pesar desde la perspectiva personal, por la alta valoración que Sánchez tiene de su ya exministra, pero ninguna duda política de que tenía que dimitir, señalan fuentes gubernamentales.

En el PP había sensaciones encontradas. Por un lado, se alegraban de que el foco se pusiera ahora en la credibilidad del presidente del Gobierno y en la autenticidad de su tesis doctoral y aseguraban que no les importaba demasiado que fuera Ciudadanos el que concentrase toda la atención del día. Pero por otra parte, se tuvieron que desplegar, desde el propio Casado hasta casi todos los miembros de la dirección de su equipo, para intentar explicar por qué el líder del PP no debe dimitir también por las irregularidades en su máster y buscaban minimizar los daños detallando que no es lo mismo una tesis que unos trabajos de fin de curso.

https://elpais.com/politica/2018/09/12/actualidad/1536742467_289216.html

CASADO SOSTIENE QUE NO ENSEÑA LOS TRABAJOS DE SU MÁSTER PORQUE "NO SON PÚBLICOS"

El líder del PP da por zanjado su caso cuando está en el foco tras la dimisión de Montón

"Llevo cinco meses dando explicaciones por un tema que nada tiene que ver con esto"

El PP continúa con su estrategia de marcar distancias entre el caso que ha hecho dimitir a la ministra de Sanidad de Pedro Sánchez y el suyo, pendiente de una decisión del Tribunal Supremo.

Carmen Montón presentó su dimisión conocerse que había copiado, sin citar, trabajos de otros autores para el Trabajo de Fin de Máster (TFM). Los trabajos que presentó Pablo Casado para sus estudios de Derecho Autonómico en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) no se conocen. Todo apunta que no verán la luz, al menos, por iniciativa del protagonista: "En un doctorado los trabajos aportados no son públicos", dijo.

En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso de los Diputados, el líder del PP dio por zanjado su caso cuando está en el foco tras la dimisión de Montón. "Llevo cinco meses dando explicaciones por un tema que nada tiene que ver con esto", añadió.

"Sigo muy tranquilo, sobre todo porque no he cambiado en absoluto lo que he dicho desde el punto inicial", dijo a los periodistas.

Cuando estalló su caso, Casado era responsable de Comunicación del PP. Durante toda una mañana, el dirigente conservador atendió a los medios de comunicación en la sede nacional del PP, enseñó los documentos de la matrícula, las convalidaciones y cuatro trabajos. Lo que no pudieron hacer los informadores fue hacer copias de esos documentos.

Casado insistió en que cuando cursó su posgrado era "un alumno más" que no conocía a los profesores que impartían las clases.

"Lo mío era un curso de doctorado con otra regulación, con otra normativa e incluso con otro enmarque en el plan Bolonia", resaltó.

"Yo sí hice todo a través de Secretaría, guardé toda la documentación y además, apenas 10 horas después de conocer por la noche la información de ese curso de doctorado, hasta 60 compañeros periodistas pudieron revisar durante dos horas toda la documentación y todos los trabajos aportados para superar cuatro asignaturas", intentó Casado marcar distancias.

"Creo que España no está para seguir hablando de un curso de doctorado de hace 10 años", dijo añadiendo que el PP está "en lo importante".

A ojos del nuevo líder de los conservadores es el Ejecutivo del PSOE el que tiene que ofrecer explicaciones acerca de por qué ha dimitido Montón "como hoy [por este miércoles] ha hecho el presidente del Gobierno". No obstante, señaló que había "muchos más motivos" para pedirle explicaciones por su "gestión" al frente de Sanidad.

No piensa dimitir

Para los conservadores, las diferencias entre el caso de Casado y el de Montón son "brutales". Por ello no seguirá los pasos de la exministra de Sanidad.

Tampoco renunciará a su cargo si es imputado por el Supremo. Para explicar esta posición, en el PP recurren a los estatutos de la formación, que ubican el momento de la asunción de responsabilidades políticas en la apertura de juicio oral.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/09/12/casado_justifica_negativa_hacer_publicos_los_trabajos_master_no_son_publicos_86641_1012.html

CASADO, SOBRE MONTÓN: “SON CASOS DISTINTOS. SIGO MUY TRANQUILO”

La portavoz del PP pide explicaciones a Sánchez por su tesis horas después de que el presidente del partido dijera que eso "no es importante"

"Sigo muy tranquilo", ha asegurado el presidente del PP, Pablo Casado, este miércoles, tras la dimisión de Carmen Montón por irregularidades en su máster. El líder popular, pendiente de que el Tribunal Supremo decida si le imputa por sus estudios de posgrado, insiste en que el de la exministra de Sanidad y el suyo son "casos distintos". Todo el PP se ha volcado en ese mensaje. Los populares temían que Pedro Sánchez dejara caer a la ministra y aumentara la presión sobre Casado, como así ha sido. Esta misma mañana, horas después de la renuncia de Montón, el PSOE ha pedido la dimisión del presidente del PP.

"Le escuché a la señora Montón decir que no todos los casos son iguales y en efecto. En este [el de la exministra] hubo una supuesta falsedad de documento público, es decir, en el registro de las notas, que probablemente precipitó su dimisión", ha añadido Casado, que insistió en que él era "un alumno más", que "no conocía a las personas que organizaban el curso" y que no realizó la tesis. "Entiendo que diez años después es muy difícil explicar a alumnos que están haciendo un máster de 10.000 euros en universidades privadas que yo pagara 600 y que un curso se superara con cuatro asignaturas, pero cualquiera que supiera lo que era un curso de doctorado hasta Bolonia sabe perfectamente que eso es lo que se hacía y que no se pueden hacer analogías con otros casos en los que ha habido falsedad documental, modificación de intranet oficial en la universidad, convalidaciones del propio instituto público". Montón, Casado y Cristina Cifuentes realizaron los cursos en la misma universidad, la rey Juan Carlos.

El PP no pidió en ningún momento la dimisión de la ministra socialista al estallar la polémica por su máster. Este miércoles, restando importancia a la polémica por el curso, Casado ha asegurado que "había muchos más motivos en la gestión de la señora Montón al frente del ministerio como para estar en desacuerdo con su gestión".

Casado no realizó el trabajo de fin de máster, sí otros durante el curso que mostró, pero no entregó a los medios. La juez que pidió al Supremo que lo investigara al considerar que la universidad le había regalado el curso sugirió al tribunal que le pidiera el ordenador donde los había hecho para comprobar si se realizaron efectivamente en las fechas en las que fue alumno del centro. El líder del PP no tiene intención de entregar esos trabajos a los medios y confía en que el Supremo entierre el asunto. Si le imputa, no dimitirá, como aclararon este martes por primera vez fuentes de la dirección del partido, que sitúan en la apertura del juicio oral el umbral de exigencia para ese tipo de medidas.

"La dimisión de la ministra se suma a la del ministro de Cultura, a lo que está pasando en Cataluña, a la desaceleración económica... España no está para seguir hablando de un curso de doctorado de hace diez años. El PP está en lo importante", ha declarado Casado.

La tesis de Sánchez

Preguntado por la tesis doctoral del presidente Pedro Sánchez, el líder popular también le ha restado importancia. "Desviar el foco de lo que está pasando en el Gobierno, a quien menos interesa es a la oposición. Si hablamos de la tesis de Sánchez no hablamos de Cataluña, el desempleo, Navantia...". No obstante, pocas horas después, la portavoz popular en el Congreso, Dolors Montserrat, ha convocado a los medios para pedir públicamente explicaciones a Sánchez por dicho trabajo. "Hoy hay nuevas informaciones sobre su tesis y está tardando en salir y dar explicaciones a todos los españoles. No tiene que quedar ningún tipo de sospecha sobre la tesis doctoral del presidente de España. Lo que está pasando es grave. Necesitamos un gobierno que no esté en sus líos internos", ha declarado.

El partido repite que el caso máster es "un problema del PSOE, no del PP" y se vuelca en señalar las diferencias entre el curso de Montón y el de Casado para proteger a su líder. Pero los populares son conscientes de que la dimisión de la ministra aumenta la presión sobre Casado en un momento en el que aún no han superado las heridas abiertas en su proceso de primarias.

https://elpais.com/politica/2018/09/12/actualidad/1536741498_762520.html

LAS GRABACIONES QUE DEMUESTRAN EL TRATO VIP A CASADO Y OTROS ALUMNOS DEL MÁSTER

La SER desvela los sonidos que demuestran cómo se cursó el máster de Derecho Autonómico y Local de la URJC, cómo lo cursó Pablo Casado y las otras alumnas VIP imputadas por la jueza que investiga el posgrado y cómo lo cursaron los alumnos de a pie, que tuvieron que ir a clase, hacer los trabajos y tomar apuntes. Ellos nunca vieron en clase al ahora presidente del PP

Pablo Casado no fue a clase, ni tampoco los otros alumnos VIP. Es una de las grandes diferencias en el trato a los estudiantes del máster que quedan patentes en las declaraciones de unos y otros. Los alumnos VIP no fueron a clase, nadie los vio allí, no estaban en el grupo que se pasaba los apuntes o que quedaba a tomar unas cañas. VIP era María Dolores Cancio, entonces becaria de Enrique Álvarez Conde, el director del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos. "Me matriculé pero no lo cursé. Álvarez Conde me dijo que no era necesario ir a clase. No fui a clase, no hice ningún examen..."

VIP era Alida Mas Taberner, también imputada, y entonces alto cargo del gobierno valenciano. No tenía disponibilidad para ir a clase a pesar de que el máster era presencial: "Cuando llamo una de las cosas que pregunto es si cabe la posibilidad de hacerlo desde Valencia".

Álvarez Conde les permitió hacer el máster a distancia, entregando apenas unos trabajos, mientras que otros alumnos no VIP como Gonzalo, Juan Ramón y Miguel Ángel daban el callo en clase. Gonzalo, que compatibilizó el máster con su trabajo, explica que fue "a todas las clases" porque "nadie" le dijo que pudieran faltar. Elvira explica que "era obligatorio asistir a clase. Yo creo que falté en el año dos días".

De octubre a mayo, de lunes a jueves, todas las tardes... tomaban apuntes, hacían prácticas en clase, y la gran mayoría trabajaba por la mañana. Los alumnos de a pie cursaron 22 asignaturas y de todas entregaron trabajos que guardan. Pero los VIP no los tienen; despachaban con Álvarez Conde y todo era en mano. Dos alumnas explican que "despachaban" con el profesor Álvarez Conde, les resolvían dudas, les hacía correcciones... y los trabajos los mandaban "por correo ordinario y en algún caso, en mano".

Ni María Mateo Feito, la hija de la asesora de Cristina Cifuentes, ni Alida Mas ni Dolores Cancio conservan esos trabajos.

No solo están ahí las diferencias entre estos alumnos, también en cuestiones como el reconocimiento de créditos, algo que solo se ofreció a Pablo Casado y a sus compañeras imputadas. También hubo diferencias en la defensa del Trabajo Final del Máster; Álvarez Conde citó por mail a los alumnos no VIP un día a una hora para que hicieran esa defensa; los VIP se libraron. Los no escogidos fueron citados por Álvarez Conde el 29 de junio. Les avisó por mail, uno a uno, para que estuvieran ese día a las 17:30 en la facultad de Ciencias Jurídicas. Pero una vez allí les dijeron que no hacía falta una defensa. Los VIP no defendieron nada ni fueron convocados.

Los alumnos VIP, además cursaron solo cuatro asignaturas porque solo a ellos Álvarez Conde les ofreció el reconocimiento de créditos de sus licenciaturas.

Todas estas grabaciones que les ofrece la Cadena SER a las que hemos tenido acceso están en el sumario del caso que investiga el máster de Pablo Casado.

http://cadenaser.com/emisora/2018/09/12/radio_madrid/1536750951_399631.html

LLARENA, OTROS TRES CONSERVADORES Y UNA JUEZA PROGRESISTA DECIDIRÁN EN UN MES SI EL SUPREMO INVESTIGA A CASADO

Cinco jueces del Tribunal Supremo decidirán en el plazo aproximado de un mes si admiten a trámite la investigación al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, por el caso de su máster en la universidad pública Rey Juan Carlos. El sistema de turnos establecido en enero pasado por el Consejo General del Poder Judicial para el presente ejercicio establece que entre los cinco miembros de la Sala de Admisión en caso de aforados figure Pablo Llarena, instructor de la causa del 1-O, junto a otros tres magistrados considerados del bloque conservador y una jueza progresista.

Al frente de la Sala de Admisión está siempre el presidente del Tribunal Supremo, Manuel Marchena. Completan la nómina conservadora de esa Sala de Admisión especial, en el reparto del 1 de junio al 30 de septiembre, Francisco Monterde y Miguel Colmenero. Ana Ferrer es la única de corte progresista que participará en la decisión.


En los próximos días, la Sala dará traslado de la exposición razonada a la Fiscalía para que se pronuncie sobre la propuesta de la jueza del caso máster, Carmen Rodríguez-Medel, de investigar a Pablo Casado por prevaricación y cohecho impropio. Los magistrados adoptarán la decisión que consideren, con independencia del pronunciamiento de la Fiscalía, y los que queden en minoría tendrán la opción de exponer sus argumentos en un voto particular. Fuentes del Tribunal Supremo consideran que la decisión se adoptará a comienzos del próximo mes de octubre.

En su exposición razonada, Rodríguez-Medel concluye que al hoy presidente del PP le regalaron el título "a modo de prebenda o dádiva". Casado obtuvo el máster sin ir a clase, siéndole convalidadas todas las asignaturas a excepción de cuatro, que aprobó con sobresaliente con otros tantos trabajos que sumaban entre todos 92 páginas. La jueza cree que Casado es autor de un delito de cohecho impropio, por haberse beneficiado del máster, y que es cooperador de la prevaricación administrativa.

El cohecho prescribe a los cinco años y Casado cursó el máster en el curso 2008/2009, por lo que no podría ser investigado por ese delito. Sin embargo, la jueza Rodríguez-Medel considera que es un delito conexo al de prevaricación administrativa, que aún no ha prescrito y en el que Casado cooperó para su comisión. En este sentido, la magistrada cita una sentencia de la propia Sala de lo Penal del Supremo en el que el magistrado Andrés Martínez Arrieta establece que "basta ser consciente de que se está participando en una decisión arbitraria", cometida por un funcionario público, para ser cooperador de un delito de prevaricación.

La composición de esta Sala de Admisión es un reflejo del actual reparto de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, a la que pertenece. La Sala que revisa, entre otros cometidos, las sentencias en segunda instancia de la Audiencia Nacional, y que se encarga de la investigación de los aforados por ser diputados o miembros del Gobierno, tiene una abrumadora mayoría conservadora. La elección de magistrados para la misma es fruto de intensas negociaciones, acuerdos y enfrentamientos en el seno del Consejo General del Poder Judicial.

"Prebenda o dádiva"

Con los "indicios racionales de criminalidad" reunidos, dice la jueza, puede llegar a algunas conclusiones. Por ejemplo, que el responsable de ese máster, el catedrático Enrique Álvarez Conde, se puso de acuerdo con los profesores Alicia López de los Mozos y Pablo Chico de la Cámara para dirigir "una serie de actuaciones tendentes a lograr que un grupo concreto y escogido de alumnos obtuvieran el título del Máster sin efectivamente cursarlo, sin mérito académico alguno, regalándoselo a modo de prebenda o dádiva".

Añade que ha podido llegar a esta conclusión gracias a que "esa mecánica" ha sido confirmada por una compañera de Casado en el máster. Se refiere a María Dolores Cancio, que en su declaración como imputada "detalló cómo siguió las indicaciones de don E.A.C -Álvarez Conde- para, tras solicitar el legítimo reconocimiento de 40 créditos pero sin hacer absolutamente nada más para obtener los otros 20 créditos, siendo calificada sin presentar trabajo alguno o sin otro tipo de evaluación en los mismos, obtener el título del Máster Oficial en dicha edición".

La jueza Rodríguez-Medel propone al Supremo que cite en primer lugar a Casado como investigado para escuchar su versión de los hechos, porque hasta ahora solo se ha defendido a través de los medios de comunicación. Además, cree conveniente requerirle toda la documentación que conserve del máster: los trabajos que dice que hizo, pero también cualquier correo electrónico o recibo "que evidencien que fueron efectivamente elaborados en el curso académico 2008-2009 y remitidos o entregados en dicha fecha para su calificación".

También pide al Supremo que reclame al presidente del PP "el ordenador portátil antiguo en el que se encontraban archivados los trabajos presentados para su calificación en el máster, ordenador que según sus manifestaciones públicas del pasado día 10 de abril de 2018, aún conserva".

Ese ordenador debe ponerse a disposición de la policía judicial "para que se informe de la antigüedad de los documentos informáticos archivados como tales trabajos y si han sufrido modificaciones a partir del 20 de marzo de 2018".

https://m.eldiario.es/politica/Llarena-conservadores-progresista-Supremo-Casado_0_812969442.html

EL PP ASEGURA QUE LAS IRREGULARIDADES DETECTADAS POR EDUCACIÓN NO SE
REFIEREN AL MÁSTER DE PABLO CASADO


El PP ha desmentido que las irregularidades que la que la Fundación Madri+d detectó en el año 2013 se refieran al máster de Pablo Casado sino a otros "que sucedieron en los años posteriores".

Casado ha respondido que "habrá que preguntar a quien ha hecho esas declaraciones pero hay un error en ellas porque no se refiere a mi curso de doctorado sino a los que sucedieron en los años posteriores".

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha reconocido hoy que la Fundación Madri+d (dependiente de la Consejería de Educación) detectó en 2013 irregularidades en el máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Casado y Cristina Cifuentes.

En declaraciones a los medios durante una visita a Cadalso de los Vidrios para conocer los proyectos a cargo del Programa de Inversión Regional (PIR), Rollán ha confirmado esta información que avanza hoy la Cadena Ser.

Según esta emisora, la Fundación Madri+d hizo el informe sobre el máster de derecho público de la URJC en 2013, poco después de que Cifuentes obtuviera el título, y alertó de irregularidades relacionadas con el reconocimiento de créditos o la opacidad en la gestión.

Además, como apunta la Ser, el informe señala que no queda claro si el máster es presencial o semipresencial, ya que "la web dice una cosa y la memoria de verificación otra".

Rollán ha explicado que la Fundación hace este tipo de informes "no vinculantes" cada cuatro años para revisar "los temarios, contenidos, los procedimientos" de este tipo de enseñanzas.

"A los cuatro años (...) si no se han asumido los ajustes razonables conlleva por parte de la administración que se puedan tomar cartas en el asunto", ha añadido.

Sin embargo, el vicepresidente ha comentado que, tras las irregularidades detectadas, la propia Fundación no volvió a analizar el máster porque la URJC "declinó en 2014" seguir ofertándolo al "no tener interés" en él.

Por este motivo, ha sostenido que la Comunidad de Madrid no pudo "tomar cartas en el asunto".

Recientemente, la titular del juzgado de instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, abrió una pieza separada para aclarar si las irregularidades detectadas en el curso 2011-2012 del máster de la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se dieran en la promoción del presidente del PP de 2008-2009.

Casado aprobó el máster de derecho autonómico de la URJC tras cursar solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones de otras 18 materias, por lo que solo tuvo que realizar cuatro trabajos de unos 90 folios para obtener este título de posgrado, sin ir a clase ni presentar un Trabajo de Fin de Máster (TFM), cuando era diputado autonómico.

Nada más conocerse la noticia, el líder del PP convocó a la prensa para mostrar esos cuatro trabajos, aunque no permitió hojearlos, y aseguró que no fue a clase tras acordarlo con el ex director del Instituto de Derecho Público y principal implicado en el procedimiento, Enrique Álvarez Conde.

Cifuentes, por su parte, dimitió como presidenta de la Comunidad el pasado 25 de abril tras días de polémica por las irregularidades de su máster en la URJC y después de la publicación de un vídeo sobre un supuesto hurto en un supermercado en 2011.

http://www.elmundo.es/espana/2018/08/21/5b7be6af22601d7c6f8b456e.html

LA COMUNIDAD DE MADRID DETECTÓ IRREGULARIDADES EN EL MÁSTER DE CASADO Y CIFUENTES EN 2013 PERO NO INTERVINO

Un informe de seguimiento sobre este posgrado certificó la opacidad en la gestion del máster y el sistema de reconocimiento de créditos La Fundación Madrid+D pidió una serie de subsanaciones en el máster antes de que la Universidad decidiera finalmente extinguir el título

La Fundación Madrid+D, órgano adscrito a la Comunidad de Madrid realizó un seguimiento del polémico máster de Derecho Autonómico que cursaron la expresidenta Cristina Cifuentes el presidente del PP, Pablo Casado, y emitió un informe con "recomendaciones" que no eran de obligado cumplimiento en caso de continuar dicho título para subsanar algunos aspectos.

No obstante, ese seguimiento no continuó porque estos estudios de posgrado que se impartían en el Instituto de Derecho Autonómico (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) se extinguieron al año siguiente.

Así lo han indicado fuentes de la Consejería de Educación a Europa Press en relación a la información adelantada por la Cadena Ser, que alude a que ese informe detecta una serie de irregularidades en el máster, como el hecho de no aclarar si la asistencia a clase era presencial o no, así como la normativa que se aplicaba para las convalidaciones.

Precisamente el juzgado de Instrucción número 51 de Madrid investiga presuntas irregularidades en el máster que realizó Cifuentes en 2012 y por el que está imputada junto al director de los citados estudios, el catedrático Enrique Álvarez Conde.
En este sentido, fuentes del Ejecutivo regional recalcan que la Fundación Madri+d "da el mismo trato a todas las titulaciones de todas las universidades públicas y privadas". En consecuencia, aseveran que "no se ha dado un trato especial" a la URJC.

Además, explican que el organismo hizo la renovación y el seguimiento del citado título en 2013, dentro de los plazos establecidos. La normativa que regula los procesos de evaluación para Grado y Master vigente en aquel momento establece que los títulos deben someterse al proceso de renovación a los 4 años (con una prórroga de otros 2 por una modificación en el Real Decreto 1393/2007) y que deben pasar por un Seguimiento, para el que no establecen plazos.

Al respecto, aclaran que dado que este título comenzó a impartirse en el curso 2009/10, le correspondía la renovación en el curso 2013 y "el seguimiento se hizo a la vez", han asegurado.

"No se hicieron más seguimientos a este título porque la URJC solicitó su extinción antes de que le correspondiera la renovación de la acreditación en 2014/15, el 21 de noviembre de 2014", han asegurado.

En ese seguimiento se hicieron una serie de recomendaciones sobre este título. Esas recomendaciones "no son de obligado cumplimiento". Si en la siguiente renovación se observa que no se han aplicado, entonces "se toman las medidas oportunas". "En este caso no se llegó a la renovación porque habían extinguido el título", explican desde Educación.

A su vez, aseguran que la Fundación Madri+D comenzó sus actividades de seguimiento y renovación de los títulos en 2012, momento en el que empieza a realizar ese tipo de supervisión. Antes, "no existía un procedimiento para hacerlo ni los títulos tenían un recorrido que evaluar".

Fue en 2015 cuando la Fundación pasa a tener que verificar títulos y se toma la decisión de "concentrar" sus recursos en la verificación y la renovación de los títulos y "potenciar" que sean las propias universidades las que hagan las labores de seguimiento a través de sus sistemas de gestión de la calidad.

De forma "puntual", el proceso no se ha llevado a cabo durante los años 2016 y 2017, ya que la Fundación ha asumido las competencias de "verificación", además de las de renovación, y ha considerado que debía concentrarse en estas tareas promoviendo durante estos dos años que las propias universidades realizaran las labores de seguimiento a través de sus sistemas de gestión de la calidad. Este año se van a retomar estos trabajos, precisan desde la Consejería.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha explicado en declaraciones a los medios durante un acto en Cadalso de los Vidrios que en el informe se hace una revisión de los temarios, de los contenidos. Se emitió en 2013 y no hubo uno nuevo porque la propia universidad declinó en 2014 seguir llevando a cabo este estudio".

"Son informes no vinculantes, a los cuatro años, cuando se efectúa una revisión, sino se han hecho los cambios si se permite que la administración tome las medidas pertinentes, no se ha podido porque en 2014 la universidad informó que retiraba este máster", ha aclarado.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/08/21/la_comunidad_madrid_detecto_irregularidades_master_casado_cifuentes_2013_pero_no_intervino_85990_1012.html

EL PP PRETENDE COMPARAR EL CASO DEL MÁSTER DE CASADO CON EL DE UNA ALUMNA DE GRANADA

El Partido Popular ha intentado comparar el caso del máster del presidente del PP, Pablo Casado, con el caso de una estudiante de la Universidad de Granada a la que le regalaron una asignatura de la licenciatura de Pedagogía en el año 2008.

Lo ha hecho aprovechando una información que publica este sábado ABC, según la cual un profesor, a petición de una funcionaria, aprobó una asignatura a dicha alumna sin ningún mérito académico. Esta no fue a clase y no realizó ningún examen; de hecho, ni siquiera estaba matriculada y se registró fuera de plazo.

En este caso, la Audiencia de Granada absolvió a la estudiante y condenó por prevaricación al profesor y a la funcionaria implicada. Posteriormente, el Tribunal Supremo avaló esta sentencia, sin apreciar delito en el comportamiento de la alumna.

El PP ha publicado un tuit citando esta información y afirmando que "con cada acusación que ha ido saliendo, la verdad está siempre por delante".

Con cada acusación que ha ido saliendo, la verdad está siempre por delante. Hoy, @abc_es publica esta información relativa a @pablocasado_.👇https://www.abc.es/espana/abci-justicia-no-delito-alumna-caso-similar-pablo-casado-201808110314_noticia_amp.html?__twitter_impression=true …

— Partido Popular (@PPopular) 10:57 - 11 ago. 2018
En el caso del recién elegido presidente del PP, la jueza Carmen Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, elevó este lunes una Exposición Razonada al Tribunal Supremo para que impute a Pablo Casado. La magistrada concluyó que le regalaron el título "a modo de prebenda o dádiva" y le acusa de haber cometido los delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa.

"Una posición relevante en el ámbito político"

El documento enviado al Supremo, la jueza del caso del máster de Casado aclaraba que de estas facilidades no se beneficiaron todos los alumnos del máster. "Sólo se benefició a alumnos con una posición relevante en el ámbito político, institucional o que mantenían vínculos estrechos de amistad o de carácter profesional con él, de modo que el resto del alumnado del máster de esa edición sí cursó con normalidad el mismo", escribió Rodríguez-Medel.

Casado no necesitó ir a clase para obtener un máster casi idéntico al de Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos. El dirigente del PP se benefició del máximo régimen de convalidaciones permitido por ley, lo que le permitió cursar solo 20 de los 60 créditos de los que constaba su título. En concreto, Pablo Casado cursó solo 4 asignaturas de un total de 22 que estaban previstas en el programa.

Para aprobar el master gemelo al de Cifuentes, a Casado le bastó con redactar 4 trabajos con un espacio conjunto de 92 folios por los que obtuvo la máxima calificación.

https://m.eldiario.es/rastreador/PP-intenta-comparar-Casado-Granada_6_802529742.html

LA PESADILLA DE CIFUENTES GOLPEA AHORA A PABLO CASADO

El líder popular dio datos erróneos, se escudó en la desmemoria e insinuó una persecución para defenderse de las irregularidades de su currículum

El día que Cristina Cifuentes anunciaba su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid, el pasado 25 de abril, pronunciaba unas palabras que, solo tres meses después, empiezan a poner a prueba a Pablo Casado. “La resistencia de las personas tiene un límite”, dijo la jefa del Gobierno regional, que ponía fin así a una trayectoria política de lustros, liquidada por un máster universitario obtenido de forma presuntamente irregular y por un vídeo donde se le observaba hurtando unas cremas de un supermercado, que supuso la puntilla. Durante semanas, la dirigente del PP trató de minimizar una pesadilla que acabó devorándola. Y, ahora, el recién elegido líder del partido conservador, Pablo Casado, ha comenzado igual después de que su causa se trasladase al Tribunal Supremo al encontrar la juez del caso "indicios de responsabilidad criminal" en su actuación, también para obtener otro máster universitario. “No recae sobre mí ningún indicio de culpabilidad”, aseguró este lunes el presidente del PP.

Pero la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, no considera lo mismo. La magistrada concluye que queda “indiciariamente acreditado” que a Casado le “regalaron” el título del máster en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, aprecia “indicios de responsabilidad penal” achacables al diputado popular y pide al Supremo que lo impute por cohecho impropio y prevaricación administrativa. El primero de los delitos (aprovecharse de la condición de representante público para recibir regalos) está penado con hasta un año de cárcel, mientras que la prevaricación administrativa puede acarrear entre 9 y 15 años de inhabilitación.

Lejos queda ya ese mes de abril cuando EL PAÍS publicó que había obtenido el mismo diploma que Cifuentes, pero que él no recordaba si había ido a clase. A diferencia de la entonces presidenta, él prefirió no esconderse y colocarse ante los focos. En menos de 24 horas, convocó una rueda de prensa para responder a las preguntas de los periodistas. Una cita que serviría posteriormente para estrechar el cerco sobre su máster, ya que reveló un trato de favor que no habían obtenido otros alumnos. Ese día ya reconoció que no había asistido a las clases porque así lo había pactado con el director del curso, catedrático Enrique Álvarez Conde, principal implicado en la trama.

Casado enseñó, además, cuatro trabajos que no facilitó a los reporteros para examinarlos en profundidad, pero que exhibió ante las televisiones para que grabaran sus portadas. Confiaba en que todo acabaría ahí. Pero el caso aún estaba arrancando. A continuación se desveló que había inflado también el currículum donde ostentaba “posgrados en Georgetown y Harvard”; y que aprobó la mitad de la carrera de Derecho en apenas cuatro meses en el centro privado Cardenal Cisneros, adscrito a la Complutense —lo que provocó la apertura de una investigación por parte de la universidad, archivada tras no ver anomalías—.

A pesar de todo ello, Casado intentó siempre minimizar las presuntas irregularidades que afloraban. Para ello, facilitó datos erróneos y se escudó en la falta de memoria o en las insinuaciones sobre una persecución política para tratar de defenderse. Tras asegurar, por ejemplo, que se había pagado de su bolsillo los billetes de avión para el posgrado de Harvard, admitió posteriormente que lo había obtenido en Aravaca, a una media hora en coche del centro de Madrid. También, la primera vez que EL PAÍS le preguntó por el máster de Derecho, el dirigente conservador dijo en que no recordaba si había ido a clase de un curso que se prolonga durante meses. Y, cuando la juez preguntó al Congreso por su condición de aforado, el actual líder conservador lo vinculó a que ese mismo día se había presentado a las primarias del partido: “No hay que ser experto para saber que no es casual”, repitió, pese a que la instructora hacía semanas que había abierto una pieza separada para investigar su título.

De esta forma, Casado colocaba la pista de aterrizaje para lanzarse a por el poder del PP. Y durante la contienda contra Soraya Saénz de Santamaría se escudó siempre en que ya había dado explicaciones. Evitaba así a los periodistas, que se topaban con su equipo cerrado en banda cada vez que se detectaba una nueva irregularidad. Repetían que el candidato no haría más comentarios sobre ello. De nada valía que se descubriese que dos de los profesores implicados en la trama le habían aprobado las únicas cuatro asignaturas que supuestamente cursó. El silencio era la estrategia. Y ganó.

Pero la magistrada ultimó la pasada semana las pesquisas que apuntan directamente contra el líder del principal partido de la oposición. Cifuentes ya se sentó ante una juez para dar explicaciones. El Supremo decidirá ahora sobre Casado.

https://elpais.com/politica/2018/08/06/actualidad/1533572681_210808.html?rel=str_articulo#1534000285289

FEIJÓO ADMITE UNA SEGUNDA LLAMADA A CASADO PARA INTERESARSE POR SU MÁSTER

El presidente del PP gallego y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha admitido que ha llamado una segunda vez al líder de los 'populares', Pablo Casado, para preguntarle por las informaciones relacionadas con su máster y que este le ha manifestado su "absoluta tranquilidad". "Si el señor Casado está tranquilo, yo también", ha sentenciado Feijóo en rueda de prensa, preguntado sobre el futuro de Casado en el caso de que finalmente sea investigado por el Tribunal Supremo.

Feijóo, que sonaba en las quinielas para suceder a Mariano Rajoy en la Presidencia del PP, pero que decidió no presentarse, ha desvelado que ya habló con Casado antes de que se celebrase el XIX Congreso Nacional Extraordinario del PP, del que salió elegido nuevo presidente del partido.

"Sobre ese asunto hemos hablado las personas que hemos tenido ocasión antes de que se celebrase el Congreso del Partido Popular. Yo mismo le he preguntado y me ha manifestado su absoluta tranquilidad", ha explicado Feijóo, quien ha añadido: "Le he vuelto a preguntar ahora y me ha trasladado su absoluta tranquilidad después".

Otros casos, no "con el mismo rigor"

En este sentido, el líder de los 'populares' gallegos ha ironizado con su deseo de que la prensa no trate "con el mismo rigor" al resto de políticos, porque, según ha afirmado, algunos sí pueden tener "algunos problemas" con los cambios de sus currículos. "Antes sin internet se ponía una cosa y ahora ya se pone otra. No es una acusación, pero en fin. Espero y deseo que lo que no es nada se quede en nada", ha dicho.

Aunque ha asegurado que no se dedica a ver el currículum de otros políticos y que solo le preocupa que el suyo "coincida con la realidad", ha insistido, sin mencionar casos concretos, en que en los últimos meses ha visto "muchos políticos" que han pasado de tener licenciaturas a estudios de una licenciatura, de dobles grados a nada, y tesis que después resultaban no serlo.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/08/09/feijoo_admite_una_segunda_llamada_casado_para_interesarse_por_master_85752_1012.html

CASADO EVITA ACLARAR SI ENTREGARÁ EL ORDENADOR DONDE GUARDABA LOS TRABAJOS DEL MÁSTER

"Se está invirtiendo la carga de la prueba. Hay que demostrar la culpabilidad, no la inocencia", denuncia el líder del PP

En la exposición razonada que la juez Carmen Rodríguez-Medel envió al Supremo para que resolviera si Pablo Casado había cometido los delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa con su máster, mencionaba un ordenador antiguo. El mismo que, según explicó el propio líder del PP el pasado 10 de abril, guardaba los trabajos realizados para el curso bajo sospecha (2008-2009). La juez sugería al alto tribunal que le pida el ordenador a Casado "a fin de que por la policía judicial se informe de la antigüedad de los documentos informáticos archivados como tales trabajos y si han sufrido modificaciones a partir del 20 de marzo de 2018". Desde que se hizo pública esa exposición razonada, Casado ha evitado aclarar si aún lo conserva.

Cuando esta mañana los periodistas le han preguntado, en Santa Pola, si aún lo tenía y pensaba entregarlo, Casado ha respondido: "Colaboraré como vengo haciendo hasta ahora, pero de esta cuestión ya he dado suficientes explicaciones y no voy a dar ninguna más. En un Estado de Derecho no hay que demostrar la inocencia, sino que alguien tiene que demostrar la culpabilidad y en este caso no se está haciendo así, se está invirtiendo la carga de la prueba".

El pasado lunes empleó la misma fórmula cuando le preguntaron por el ordenador - "Voy a colaborar con la justicia"- y al día siguiente, la vicesecretaria de comunicación, Marta González, sugirió que sería "difícil" encontrar el ordenador, aunque posteriormente rectificó y aseguró que había sido un comentario "gratuito". Fuentes del PP insisten en que Casado dijo que lo conservaba.

https://elpais.com/politica/2018/08/09/actualidad/1533817212_575068.html

EL JUZGADO QUE INVESTIGA A CASADO, DISPUESTO A TOMARLE DECLARACIÓN SI EL SUPREMO SE LO INDICA

La investigación siempre ha respetado el aforamiento de Casado, según fuentes jurídicas

Esas mismas fuentes aclaran que si el Tribunal Supremo decide devolver la causa al juzgado de instrucción número 51 de Madrid para que se practiquen las diligencias que algunas defensas hubieran deseado como la declaración voluntaria o la entrega del ordenador personal, estás se llevaran a cabo de forma inmediata.

En todo caso, estas fuentes recuerdan que la magistrada tampoco ha recibido una solicitud voluntaria de Pablo Casado para ponerse a su disposición, como si hizo, por ejemplo, Rita Barberá, ante los juzgados valencianos.

Recursos en septiembre

Las defensas de los imputados en esta investigación coinciden en que presentarán recurso contra la decisión de la juez de elevar la causa al Tribunal Supremo en el mes de septiembre, porque el mes de agosto es inhábil para la presentación de escrito.

Algunos abogados justifican su oposición a los argumentos de la juez porque “ha hecho una pre-sentencia de una investigación en la que no ha sido escuchado, si quiera la persona aludida”.

Los abogados consultados coinciden en que la juez debería haber dado la oportunidad a Casado para presentar pruebas (que dice que conserva) y que pudiera declarar voluntariamente acompañado de su abogado, en aplicación de un artículo de la ley de enjuiciamiento criminal (art 118) que autoriza la declaración voluntaria de un aforado ante el juez instructor.

http://cadenaser.com/emisora/2018/08/08/radio_madrid/1533727389_277655.html

SÁENZ DE SANTAMARÍA EVITA RESPALDAR A CASADO A LA ESPERA DE QUE EL SUPREMO DECIDA SOBRE SU IMPUTACIÓN

Ni Soraya Sáenz de Santamaría ni su entorno más cercano quieren mostrar públicamente su apoyo al líder del PP, Pablo Casado, después de que la jueza Carmen Rodríguez-Medel que investiga las irregularidades del máster del presidente de los conservadores haya decidido solicitar al Tribunal Supremo que le impute por los delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa. La exvicepresidenta del Gobierno, que perdió la batalla interna de las primarias hace poco más de dos semanas, evita realizar cualquier movimiento para respaldar o para cuestionar a Casado a la espera de la decisión del Alto Tribunal.

Tras conocer la decisión de la magistrada, este diario se ponía en contacto con el entorno de Sáenz de Santamaría para obtener algún tipo de reacción de la exvicepresidenta ante la posible imputación de su rival en las primarias. Pero la propia exdirigente conservadora y sus colaboradores más cercanos evitaban hacer declaraciones, ni siquiera para remitirse a las explicaciones dadas por Casado en rueda de prensa.

El dirigente conservador remarcaba que no tiene pensado dimitir ni siquiera si se produce esa citación como investigado. Pero la imputación podría situarle en una delicada situación política. Como razonaban dirigentes del PP en el periodo previo al XIX Congreso, la unidad que trata de escenificar Casado tras la cruenta batalla de las primarias podría resquebrajarse si el líder conservador y supuesto renovador del partido se ve envuelto en un escándalo judicial, sobre todo si la imputación se produce tan pronto, cuando aún no se han cerrado las heridas de las primarias.

Durante el cónclave, compromisarios explicaban que Santamaría "siempre puede apelar a la legitimidad que le dieron los afiliados" en la primera vuelta del proceso, cuando resultó la más votada por la militancia. Además, la exvicepresidenta obtuvo también el apoyo del 43% de los delegados del congreso del partido, un importante porcentaje que podría utilizar para forzar la salida de Casado o exigirle responsabilidades si la implicación del líder del PP en el caso Máster complica su defensa y pone en cuestión la credibilidad del partido.

Un mensaje al partido

La guerra interna pervive en las filas conservadoras, sobre todo después de que el líder del PP diera un golpe de autoridad al no aceptar una representación proporcional de los partidarios de Santamaría en la nueva dirección conservadora, tal y como le exigía la exvicepresidenta del Gobierno. Casado le ofreció ser una vocal más en el Comité Ejecutivo Nacional, pero ella lo rechazó, aduciendo que no le había dado el peso que merecía en la cúpula del PP.

El entorno del nuevo presidente de los conservadores trata en todo momento de restar importancia al caso Máster, a pesar de las últimas actuaciones de la jueza Rodríguez-Medel, y no creen, en ningún caso, que esté en cuestión el liderazgo de Casado ni siquiera por parte del equipo de Sáenz de Santamaría. En su rueda de prensa de este lunes, poco antes de viajar a Colombia, el líder conservador lanzaba "un mensaje de tranquilidad a todos los miembros del PP". "Si no tuviera la absoluta certeza de que no hice nada incorrecto no me habría presentado a las primarias", señalaba.

Fuentes cercanas a Casado se muestran convencidas de que el líder del PP no será finalmente imputado por el Supremo y de que el asunto se quedará "en nada" en las próximas semanas. Primero, explican, porque "el delito de cohecho habría prescrito". Además, aseguran que todo el caso "es absurdo". El propio líder del PP sostiene que el máster, que sigue incluyendo en su currículum en la página web del PP, no tiene "ninguna relevancia académica".

Montserrat alaba su "transparencia"

"Difícilmente se puede considerar un regalo algo que no es un título finalista", aseguraba. Según él, el máster solo le habilitaba para escribir una tesis que finalmente no hizo. "En ningún caso", reiteraba, ha recibido ningún regalo ni ha solicitado "absolutamente nada" que no se hiciera con el resto de los alumnos. A él le convalidaron 18 de 22 asignaturas por haber cursado Derecho. Para las cuatro asignaturas restantes entregó cuatro trabajos que en total suman 92 páginas. Lo hizo sin hablar con ningún profesor, con las únicas indicaciones de Enrique Álvarez Conde, imputado por las irregularidades de su Instituto de Derecho Público.

Aunque eran pocas las voces del PP que este lunes se manifestaban públicamente sobre la polémica, todas la hacían para defender a su líder. La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Dolors Montserrat, afirmaba en su cuenta de Twitter que "una vez más, Casado ha salido a dar la cara ante los españoles" y recordaba que lleva cuatro meses "aportando toda la documentación y dando explicaciones". Ha sido "claro y transparente siempre". "Si no hubiera doble vara de medir, hoy se estaría hablando de la tesis de Pedro Sánchez y su currículum modificado. Pero no, Sánchez no es del PP", insistía Montserrat.

En parecidos términos se expresaba la vicesecretaria de Comunicación, Marta González, que recordaba al PSOE las "becas a compañeros de partido, tesis doctorales ocultas bajo llave, doctorados inexistentes adornando CV de ingenieros técnicos, abogados ejercientes que nunca consiguieron su título...". "¿Por qué el encarnizamiento en el máster de Pablo Casado? Ha dado todas las explicaciones", zanjaba.

Viaje retrasado

Casado sí está afectado por "cuatro meses" de noticias sobre su máster. Su entorno reconoce que la causa está teniendo consecuencias en el inicio de su mandato. Este lunes se preguntaban "cómo es posible" que el líder del PP esté teniendo que dar explicaciones sobre "unos estudios de hace diez años que no eran habilitantes". Lamentaban, por ejemplo, que el presidente de los conservadores tuviera que cancelar su vuelo a Colombia, previsto para el mediodía, "donde se va a reunir con presidentes latinoamericanos", por la decisión de la jueza. "Tenemos una agenda con Mauricio Macri o Sebastián Piñera y tenemos que hablar de unos estudios de hace una década", se quejaban.

Finalmente Casado voló al país latinoamericano pasadas las tres de la tarde. Como todos los actos desde que fue elegido presidente del PP, el pasado 21 de julio, su viaje a Colombia también comenzaba marcado por las sospechas sobre su máster. Unos estudios que, según la jueza del caso, le regalaron "a modo de prebenda o dádiva" por su "relevancia política".

https://m.eldiario.es/politica/Santamaria-respaldar-Casado-espera-Supremo_0_800720428.html

HIJA Y HERMANA DE GUARDIAS CIVILES: RODRÍGUEZ-MEDEL, LA JUEZA CONSERVADORA QUE HA ACORRALADO A CASADO

Técnica, minuciosa, con ímpetu investigador: Carmen Rodríguez-Medel es la magistrada de instrucción soñada, que rozó el caso Malaya. Esa pasión por la arqueología judicial ha puesto contra las cuerdas al presidente del PP. No duda en afirmar que a Casado le "regalaron" el máster. La jueza debió ofrecer a Casado la opción de aportar pruebas, según la doctrina del Supremo.

Carmen Rodríguez-Medel Nieto es la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid. Su hermano (en la fotografía) es coronel de la Guardia Civil; su padre, general del Instituto Armado.

Siempre entre cuatro paredes y con montones de papeles. Su mesa, ordenada, metódica. En una vida donde imperan el orden y la legalidad es lo normal. Porque siempre fue fácil encontrar a la jueza Carmen Rodríguez-Medel. En el despacho de su juzgado, dónde si no.

A la magistrada, instructora del candente caso Máster que salpica a Pablo Casado, hija y hermana de guardias civiles, le sigue una alargada sombra rigurosa, seria. Todos destacan su búsqueda por la perfección, por el detalle. Como una jueza de instrucción soñada. Esa misma pasión por la arqueología judicial que ha puesto contra las cuerdas al Partido Popular: primero se encargó de instruir la causa del máster de Cristina Cifuentes y, ahora, ha acorralado al reluciente presidente de los populares.

Rodríguez-Medel Nieto se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en 1995. También es licenciada en Ciencias Políticas, esta vez por la UNED. Fue la número 28 de su promoción en la Escuela Judicial. Su primer destino fue Santoña, en Cantabria; le siguieron Fuenlabrada y, después, Marbella.

Llegó a los juzgados de Plaza Castilla en los primeros momentos de este año, al frente del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid. Entre la Costa del Sol y la capital, la magistrada fue asesora del exministro de Justicia Rafael Catalá, adscrita a la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia, durante once meses. Lo hizo en régimen de servicios especiales. “Es una jueza trabajadora, una persona de ley y orden. De las que creen en los agentes de la autoridad”, explican a EL ESPAÑOL fuentes jurídicas. De tendencia conservadora, Rodríguez-Medel es miembro de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM).

Respeto por el orden, por la minuciosidad

La magistrada se crió en un ambiente marcial, de respeto por el orden. Es hija de un general de la Benemérita. Su hermano, Antonio, también vestiría el uniforme verde y el tricornio: ahora es coronel y está destinado a San Lorenzo del Escorial (Madrid).

Quienes la conocen y trataron en alguno de sus destinos tienen una imagen fija de ella: su trabajo y minuciosidad. Pero no todos son buenos recuerdos. “Es mesiánica. Considera que debe hacer de juez y de fiscal, y que lo que ella marque en fase de instrucción es lo que vale”, relata a la reportera un letrado marbellí.

De su rigurosidad ha hecho gala esta misma semana en la exposición razonada sobre el máster de Pablo Casado. La jueza lo ha elevado este lunes al Tribunal Supremo para que este órgano investigue al presidente del PP —que es aforado, al ser diputado—. En su escrito, realiza un detallado trabajo en el que recela sobre todos los documentos que ha mostrado el líder para intentar zafarse de las sospechas de que se le "regaló" el título.

Su hermano, el coronel Antonio Rodríguez-Medel, está destinado en la comandancia de la Guardia Civil en San Lorenzo del Escorial.

Con un perfil bajo, Rodríguez-Medel lleva una vida “muy discreta”. “Tanto ella como su marido —el también magistrado Jaime Serret, quien igualmente recaló en Marbella como juez de instrucción y ahora dirige el Juzgado de lo Penal número 5 de Getafe— son gente seria, profesional, muy formales. Son mucho de despacho; ahí pasan el mayor número de horas”, explican fuentes jurídicas de la Costa del Sol.

En Marbella, sin Malaya

Precisamente, en Marbella comenzó a fraguarse su fama de instructora resolutiva, rápida. Llegó a la ciudad malagueña en 2002 y se puso al frente del juzgado de Instrucción número 1. Ahí tuvo cara a cara a algunas de las causas más mediáticas de los últimos años: comenzó con algunos temas de corrupción de la ciudad, con la estela de Malaya detrás. Suyos fueron los inicios de las instrucciones de casos como aquel que se llevó por delante a Sean Connery, vinculado a una operación urbanística y financiera, o la investigación de la concesión de la licencia urbanística del Hotel Guadalpín Banús, que salpicó a la exteniente de alcalde marbellí Isabel García Marcos, quien terminaría en la prisión de Brieva. Su sello también pasa por los primeros trámites del caso Minutas, que acabó con el expresidente del Sevilla CF José María del Nido entre rejas.

Pero detrás de Malaya no está ella, a pesar de que se ha difundido lo contrario. De la macrocausa de la Operación Malaya se hizo cargo el juez Miguel Ángel Torres. Y la instrucción de los casos anteriormente mencionados los terminó el magistrado Ricardo Puyol, que la sustituyó en el juzgado marbellí, porque Rodríguez-Medel dio el salto al Juzgado de Violencia sobre la Mujer de la misma ciudad.

Corría el año 2008. El porqué de este cambio radical en una magistradas con aspiraciones, que deseaba dar pronto el paso de vuelta a la capital de España no es claro. “Era un juzgado muy cómodo, un fiscal adscrito, cinco funcionarios, instalaciones nuevas”, desliza un compañero de la época. Allí desplegó gran parte de su carrera judicial y fue premiada por ello.

"Uña y carne" con el fiscal de Lezo

Fue una época en la que era “uña y carne”, según las fuentes consultadas, con el fiscal Carlos Yáñez. “Eran un tándem duro, muy implicado”, recuerdan fuentes jurídicas. “Había muchas condenas”, resaltan. Su compañero de dupla acabaría, años después, pidiendo su dimisión a Anticorrupción como fiscal encargado del caso Lezo. Aducía “motivos personales”.

Pero Rodríguez-Medel, mientras estaba en Marbella, soñaba con Madrid. Siempre tuvo aspiraciones y así lo demostró: en 2010 vio su oportunidad para dar el salto a la Audiencia Nacional. Allí donde sus casos podrían tener una mayor repercusión mediática, y optó en 2010 al juzgado estrella, el Central de Instrucción número 5. Su entonces titular, Baltasar Garzón, dejaba la plaza en comisión de servicios tras haber sido suspendido.

Carmen Rodríguez-Medel se postuló para ello. Pasó el primer filtro e incluso estuvo en la terna final, junto a la jueza Carmen Lamela y a Pablo Ruz. Pero fue este último quien acabó ganando el puesto.

"Rigurosa, seria, no se deja influenciar por nadie"

“Ella es muy rigurosa, muy seria. No se deja influenciar por nadie. Y si veía que había algo mal técnicamente en el proceso, te lo decía”, recuerdan letrados que coincidieron con ella. “Es una jueza de perseguir y averiguar las cosas. Era dura, no es una jueza funcionaria”, opina otro abogado. “Una persona de autoridad, con carácter, muy estricta, muy proautoridad, muy proinvestigar. Es muy profiscal, muy perfil de juez instructor”.

Al final —y tras pasar por el Consejo General del Poder Judicial, donde fue letrada del Servicio de Relaciones Internacionales—, llegaron los juzgados de Plaza de Castilla para esta magistrada de “estructura dura”. Su deseo de casos mediáticos se ha visto consumado: lo que empezó como una investigación sobre la veracidad de unos títulos de máster, ha terminado con Cristina Cifuentes fuera de combate. Está por ver qué destino le espera al actual presidente del PP en el ring.

https://www.elespanol.com/reportajes/20180808/hija-guardias-civiles-rodriguez-medel-conservadora-acorralado-casado/328468242_0.html

LA JUEZA DEL MÁSTER DE CASADO SE BASA EN SENTENCIAS DEL PROPIO SUPREMO PARA PEDIRLE QUE IMPUTE AL PRESIDENTE DEL PP

La jueza Carmen Rodríguez-Medel ha utilizado los razonamientos del propio Tribunal Supremo para sostener su petición a ese mismo organismo de que impute al presidente del PP, Pablo Casado, por el caso de su máster.

En su exposición razonada por la que pide la investigación judicial de Casado, la magistrada transcribe párrafos enteros del Supremo sobre la figura del cómplice en la prevaricación, el fraude de calificar asignaturas sin sustento académico o los regalos, sin necesidad de que tengan "carácter retributivo", usados en un cohecho (la denominación del soborno cuando están implicados funcionarios públicos).

No todo vale a la hora de poner las notas

Lo primero que señala es si la calificación de asignaturas puede caer en el delito de prevaricación. En concreto, poner notas sin méritos del alumno. Rodríguez-Medel cita al magistrado Luciano Varela, quien ha aclarado que la libertad de cátedra "no debe constituir una carta en blanco para expedir la acreditación de suficiencia de conocimientos de modo libérrimo y, menos, exento de control que excluya la arbitrariedad". Lo que especificó el Supremo es que calificar una materia es la culminación de un "procedimiento que comienza en la matriculación en la asignatura y concluye con su reflejo en el acta". Es decir, en ese proceso puede prevaricarse.

Rodríguez-Medel, además, echa mano de los razonamientos del magistrado del alto tribunal Antonio del Moral para sostener que si hay una prevaricación puede haber un "cooperador". Para eso "basta ser consciente de que se está participando en una decisión arbitraria", explica Del Moral. Y no pone un listón muy alto para entender cuándo se está produciendo ese delito (que le beneficia): "Lo que es una resolución arbitraria lo entiende cualquier hombre medio que, por eso, también suele rebelarse e indignarse cuando padece alguna arbitrariedad, aunque desconozca qué precepto se está violando".

Y para apuntalar esa figura de cooperador en el delito de prevaricación, es decir, la parte que se beneficia de la decisión de un funcionario, le añade estos párrafos de una sentencia de Andrés Martínez Arrieta: "Esta Sala de forma reiterada tiene declarado que el sujeto que no es funcionario público ( extraneus ) puede ser partícipe en un delito de prevaricación cometida por funcionario ( intraneus) ya sea en la condición de inductor o de cooperador necesario".

Para el asunto del cohecho impropio, Rodríguez-Medel incluye una sentencia de 2015 de Julián Sánchez Melgar en la que el juez del Supremo explicita que "basta para su consumación la recepción de la dádiva, sin que se precise la solicitud". Y más adelante insiste en que "requiere únicamente la recepción de la dádiva, no la solicitud, y es evidente que la simple recepción, aun sin solicitud, ya colma las exigencias típicas del precepto". Lo que interpreta la instructora es que acceder al máster es recibir el regalo.

Regalo "en consideración a su función"

Sánchez Melgar continuaba en esa sentencia especificando que "este delito lo comete la autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función o para la consecución de un acto no prohibido legalmente". La cuestión es que una autoridad se queda con la dádiva porque "la razón o motivo del regalo ofrecido y aceptado sea la condición de funcionario de la persona cohechada". Si no tuviera esa posición, no habría regalo. En este caso, no habría máster cursado con privilegios y facilidades, según el criterio de la jueza.

Y cierra la exposición citando al juez del Supremo Manuel Marchena para aclarar que se debe discernir entre aceptar detalles según los usos y costumbres sociales y admitir regalos que de otra manera no se habrían hecho: "La existencia de módulos sociales generalmente admitidos en los que la aceptación de regalos o actos de cortesía forma parte de la normalidad de las relaciones personales, obliga a un esfuerzo para discernir cuándo determinados obsequios adquieren carácter típico [delictivos] y cuando, por el contrario, pueden inscribirse en el marco de la adecuación social". Lo que lleva a la instructora a afirmar que, según esta indicación del Supremo, un máster universitario es una dádiva al Pablo Casado diputado regional más propia del cohecho que un detalle que se admite por educación.

https://m.eldiario.es/sociedad/Casado-sentencias-Supremo-presidente-PP_0_801070259.html

LOS SOBRESALIENTES IMPOSIBLES DE PABLO CASADO

Pablo Casado no fue a clase, no se presentó a los exámenes, y aprobó tres de cuatro asignaturas con sobresalientes en 15 días a finales de febrero, asignaturas que era además del primer semestre

El 10 de abril, Pablo Casado convocó a la prensa para presentar los trabajos de su máster. A pesar de esas explicaciones, el ahora líder del PP no consigue enterrar un tema que sigue presentado demasiadas dudas. Dudas como los tres sobresalientes que Casado consiguió en 15 días.

Uno de esos sobresalientes lo sacó en la asignatura de Reparto de Competencias, a finales de febrero cuando el examen se había hecho en enero. Así figura en las guías docentes que la Universidad Rey Juan Carlos ha puesto en mano de la magistrada Rodríguez Medel, a las que ha tenido acceso la Cadena SER.

En esa guía también se dice que esta asignatura solo puede tener una adaptación curricular, es decir, que los exámenes se hagan otro día, o los trabajos prácticos, si hay una dispensa académica al alumno. Un documento que Pablo Casado no tenía, que la universidad no le había otorgado, y que era obligatorio para hacer lo que hizo.

Pablo Casado no fue a clase, no se presentó a los exámenes, y aprobó tres de cuatro asignaturas con sobresalientes en 15 días a finales de febrero, asignaturas que era además del primer semestre, es decir, que por lógica ya prácticamente estaban terminando. El cuarto sobresaliente lo consiguió en julio, en este caso de una asignatura del segundo semestre.

Casado tendría que haber ido a clase como un alumno más y haber participado de los métodos de evaluación desde el primer día del máster si la universidad hubiera seguido con él el baremo que establece en esas guías docentes y que aplicó con los alumnos que no eran VIP. El examen y la asistencia a clase contaban un 60% en la nota final en esas materias que aprobó en 15 días con unos trabajos y con sobresaliente, evidentemente sin cumplir con los preceptos marcados por la URJC en estas guías aportadas por la magistrada. Si nos atenemos a esas guías, el sobresaliente es un imposible porque el examen escrito cuenta un 50% en la nota final y un 10% la asistencia a clase.

Tres sobresalientes que consiguió en febrero básicamente como regalo, como dice la jueza, después de unas convalidaciones que todavía no están del todo claras. Casado las pidió con un documento irregular, que no cumplía con la normativa, la famosa sabana rosa que enseñó a los periodistas, tendría que haber detallado una a una las materias a convalidar y aportar la documentación que justificara esa convalidación. La universidad, lo dijo el exrector Suarez en su comparecencia, aceptaba esta irregularidad como algo generalizado. Y la tramitó sin ponerle pegas. El 9 de febrero le comunicó que le convalidaban 18 asignaturas y el 26 de ese mismo mes ya tenía los tres sobresaliente de las cuatro materias que estaba obligado a cursar. Ese mismo día, 26 de febrero, la universidad le hizo el abono de la devolución de las tasas de convalidaciones.

http://cadenaser.com/emisora/2018/08/07/radio_madrid/1533673505_935950.html

EL PP DICE AHORA QUE ES “DIFÍCIL” QUE CASADO AÚN TENGA EN SU PODER EL ORDENADOR QUE ÉL MISMO ASEGURÓ CONSERVAR

La vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular (PP) y diputada en el Congreso Marta González, ha asegurado en declaraciones en Espejo Público (Antena3) que es normal que el líder de su partido, Pablo Casado, ya no tenga en su poder el ordenador que él aseguró conservar y con el que, según su versión, elaboró los trabajos que le permitieron obtener el máster por el que está siendo investigado.

“¿Cuánto tiempo dura un ordenador en casa de una persona? ¿Con cuántos años solemos cambiar y deshacernos del anterior?”, se preguntó la diputada. La solicitud del ordenador que pide la magistrada al Supremo “es, como mínimo, un poco difícil de solventar”, añadió, pero “los trabajos en papel el señor Casado los tiene y los presentó en la rueda de prensa”, señaló González, a pesar de que el líder del PP sólo los enseñó y no permitió a la prensa consultarlos.

La dirigente conservadora no tuvo en cuenta que, a juicio de la instructora del caso, lo decisivo no es sólo que se aporten los trabajos sino que, a falta de una evidencia documental de su entrega en tiempo y forma, resulta esencial corroborar que se elaboraron efectivamente en ese año académico 2008-2009” y no fueron fabricados ex profeso a raíz del escándalo. Algo que, ha subrayado la magistrada al Supremo, puede establecer “una sencilla diligencia de investigación por la policía judicial” para “determinar la efectiva antigüedad de la creación del documento o su manipulación o elaboración posterior”. Basta con tener acceso al ordenador personal que el hoy líder del PP usaba en aquella época y que él mismo aseguró conservar hace sólo unas semanas.

González, al igual que otros dirigentes del PP que han hecho declaraciones en las últimas horas sobre este asunto, sostiene que “existe una persecución” contra Casado, algo a lo que su partido, señaló, está acostumbrado.

En parecidos términos se expresó también el vicesecretario de Organización del Partido Popular, Javier Maroto, en declaraciones a la Cadena COPE. Maroto, sin embargo, ha ido un poco más lejos que sus compañeros al cuestionar la actuación de la juez de Instrucción número 51 de Madrid por haber acudido al Supremo sin haber "encontrado nada" en su contra.

El dirigente conservador obvia que la magistrada no puede practicar diligencias contra Casado por estar aforado y, a pesar de ellos, subraya que la juez no le ha entrevistado, “no ha visto sus trabajos y no tiene la información”. Y en vez de quedarse ahí, “en este caso, por alguna extraña razón ha dicho: ‘Como yo no encuentro nada, a ver si lo encuentra el Tribunal Supremo”, criticó Maroto

Siguiendo el argumentario del PP, el vicesecretario de Organización ha considerado "injusto" que se haya puesto el foco mediático en el caso máster de Casado porque, según ha dicho, "nadie ha imputado nada” —al estar aforado sólo el Supremo puede tomar esa decisión—. "Esto es un país muchísimo más serio, y hablamos del líder de una formación política que es un ciudadano más y tiene que ser tratado como tal no como un ciudadano menos", añadió.

Tambien el secretario general del PP, Teodoro García Egea, se refirió a este asunto, en su caso en declaraciones a Radio Nacional. A pesar de que Casado ha sido acusado indiciariamente como autor de un delito de cohecho y otro de prevaricación, García Egea afirmó que "no parece muy normal" que a alguien le pidan presentar los trabajos que hizo "en un curso hace once años", algo que atribuye a que "se trata de una persona de relevancia del PP".

La pretensión dela juez de acceder al ordenador de Casado no tiene sentido, en su opinión. Para el secretario general del PP esta acusación “también va a quedar en nada” ya que “no cabe en la cabeza de nadie” hacerle “la prueba del carbono 14 a los trabajos que la universidad no tenía ni la obligación de conservar”, declaró también a la Cadena SER. Casado, concluyó, no tiene que entregar una copia de los trabajos a la prensa para demostrar que los hizo porque el líder del PP ya los mostró y “ahora que le vayan a corregir los deberes de 6º de EGB me parece un poco fuerte”.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/08/07/el_dice_ahora_que_dificil_que_casado_aun_tenga_poder_ordenador_que_mismo_dijo_conservar_85707_1012.html

LOS 'HECHOS ALTERNATIVOS' QUE INVOCA LA CÚPULA DEL PP PARA DEFENDER A PABLO CASADO

Desde que el caso no tiene importancia a que Casado ya ha demostrado la existencia de los trabajos del máster, el argumentario de los colaboradores más estrechos del líder del PP se apoya en afirmaciones que no son ciertas Entre las afirmaciones más sorprendentes está la de acusar a la magistrada instructora de no haber investigado o imputado a Casado, algo que legalmente no puede hacer al estar aforado el líder del PP

Pablo Casado dedicó el martes a construir su perfil internacional durante una visita a Colombia, país al que acudió —en calidad de invitado— a la toma de posesión del nuevo presidente de aquel país, el derechista Iván Duque. Duque es el heredero político del expresidente colombiano Álvaro Uribe, a la manera en que el propio Casado lo es de José María Aznar.

En su ausencia fue el círculo de dirigentes más próximo al líder del PP el encargado de hacer frente al vendaval desatado por los indicios de delito reunidos contra él por la juez de instrucción Carmen Rodríguez-Medel y que ahora el Tribunal Supremo debe examinar antes de decidir si se hace cargo de la investigación.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y tres de sus primeros espadas —Javier Maroto, Dolors Montserrat y Marta González— acudieron a emisoras de radio y de televisión para responder a las muchas preguntas que siguen sobrevolando el caso. Y recurrieron a lo que Kellyanne Conway, consejera del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, bautizó en 2007 como “hechos alternativos” para justificar las mentiras que había traslado poco antes a los periodistas el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Los hechos alternativos en los que la cúpula del PP está basando la defensa de Pablo Casado son los siguientes:

1. Es un caso sin importancia

Teodoro García Egea comparó los hechos investigados, que ahora debe examinar el Tribunal Supremo, con que “Pablo Casado en 1º de EGB hizo un pinta y colorea y lo entregó antes o después del recreo”. El propio líder del PP abonó esta idea el día anterior asegurando que se trata de un asunto “irrelevante”. Es “un tema absolutamente menor” al que “no le ve nadie ninguna relevancia más allá del eco mediatico”, insistió García Egea.

La verdad es que los hechos investigados son presuntamente constitutivos de dos delitos previstos en el Código Penal. El primero, cohecho impropio, lo comete “la autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función”. El segundo es la prevaricación administrativa, un delito que comete “la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo”. Este último implica una pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público de siete a diez años, por lo que si la justicia decidiese juzgar y condenar a Casado por este delito supondría el fin de su carrera política.

2. Los trabajos existen y Casado ya lo ha demostrado

Los dirigentes del PP se esfuerzan en todas sus comparecencias públicas en repetir que “Pablo Casado ha enseñado los trabajos”, en línea con lo que el líder del partido subrayó el lunes: “He dado todo tipo de explicaciones y he mostrado mis trabajos”, señaló entonces. Siempre que tienen ocasión repiten que Casado mostró los trabajos en una reunión con sesenta periodistas que se prolongó durante tres horas y además los difundió a través de sus redes sociales.

Para subrayar la idea de transparencia, García Egea llegó a burlarse de quienes piden que Casado los enseñe diciendo que “si alguien quiere ver la fuente de letra, la forma en que se encuadernó el trabajo, o quieren hacerle algún tipo de prueba al documento, aquí estamos para dar la cara. Queda poco por explicar; podemos ver si el interlineado del trabajo es el adecuado o no, si el índice corresponde con el interior o incluso podríamos hacer una asamblea para corregir de forma asamblearia los trabajos”, añadió. “Si piden algún trabajo de nuevo”, añadió en respuesta a los periodistas que le preguntaron, “lo seguiremos aportando, si lo tenemos. Y si no, a mirar hacia adelante que para eso nos han elegido”.

En cuanto a la cuestión clave de si Casado va a entregar el ordenador con el que afirma haber redactado los trabajos en 2009 y que él mismo dijo conservar, la mayoría de los dirigentes conservadores optó por eludir la cuestión. García Egea se limitó a decir que “Casado va a seguir dando todas las explicaciones, las que sean necesarias”. La excepción fue la secretaria de Comunicación Marta González, que insinuó que es “difícil” que Casado aún tenga en su poder el citado ordenador.

Lo cierto es que, a pesar de la insistencia de la cúpula del PP, los periodistas no pudieron consultar los trabajos que Casado exhibió ante ellos cuando quiso zanjar el asunto hace unos meses porque el hoy presidente conservador no facilitó copias. Y aunque lo hubiese hecho, la única manera de probar que esos trabajos se realizaron en 2009 y no se fabricaron ex profeso para servir de coartada cuando saltó el escándalo de Cristina Cifuentes es aportando un acuse de recibo de la Universidad Rey Juan Carlos, un correo electrónico con el envío fechado en aquella época —que Casado afirma no tener porque, según él, los entregó en mano—, los archivos digitales originales para que se pueda establecer cuándo fueron creados o el ordenador con el que fueron redactados y que el líder del PP afirma conservar. Esto es precisamente lo que la jueza que investiga el caso máster ha pedido al Supremo.

3. No se sabe bien de qué se le acusa

El numero dos del PP, Teodoro García Egea, llegó a preguntarse si “a una persona se le puede acusar de un delito por no se sabe bien qué”.

La acusación que se cierne sobre Casado está claramente expresada en el auto por el que la jueza traslada la investigación al Supremo: “Los hechos podrían revestir en relación con el señor Casado Blanco caracteres de delito de prevaricación administrativa y cohecho impropio”.

4. La juez no ha investigado

La cúpula del PP repitió este viernes un argumento para tratar de descalificar los indicios recopilados por la juez instructora con el que trata de sugerir que la magistrada no ha investigado porque no ha querido. Javier Maroto se extendió en este punto: “La juez nunca ha pedido a Pablo Casado que vaya a explicarse, nunca le ha pedido que entregue los trabajos. Es más: cuestionó que no existían hasta que los enseñó el señor Casado, todo esto se obvia permanentemente”, se quejó. La portavoz parlamentaria, Montserrat Dolors, abundó en los mismo: “La jueza no ha pedido nada a Pablo Casado”.

La magistrada instructora no tomó declaración a Casado ni le pidió los trabajos ni el ordenador que afirma conservar porque sencillamente no puede. Casado está aforado porque es diputado en el Congreso, de manera que sólo puede ser investigado por el Tribunal Supremo. Esa es la razón por la que la juez ha agotado todas las diligencias que estaban en su mano antes de trasladar la causa al Alto Tribunal.

5. Casado no está siendo investigado

Lo dijo Casado la víspera —“Yo no estoy investigado por ningún tribunal; no recae sobre mí ningún indicio de culpabilidad”— y lo repitió Maroto este martes. “El señor Casado no está imputado. No lo está porque la juez dice que no tiene la información. En la mayoría de los casos los jueces dicen: ‘Cuando no tengo todo esto, aquí me quedo’, pero en este caso, y por alguna extraña razón, [la juez] ha dicho: ‘Pues como yo no encuentro nada, a ver si lo encuentra el Tribunal Supremo”.

La afirmación del vicesecretario de Organización del PP es falsa. Es cierto que la juez no ha imputado pero no porque no tenga información sino porque no puede: sólo el Supremo es competente para imputar a un aforado. Por eso ha trasladado la causa al Alto Tribunal haciendo constar ademas los indicios de criminalidad que ha reunido contra el líder del PP, para que sea el Supremo el que ordene la práctica de las diligencias que faltan y obre en consecuencia.

6. Se están pisoteando sus derechos

Javier Maroto llegó a afirmar que se están “pisoteando” los derechos de Pablo Casado. Tanto él como García Egea insistieron en que no se le está tratando como a “cualquier ciudadano” sino que se le está sometiendo a un escrutinio que no sufre nadie.

La verdad es que el presidente del PP tiene garantizados todos sus derechos, incluso por encima de un ciudadanos normal, porque a él sólo le puede juzgar el Tribunal Supremo, cuyos miembros son elegidos por el Consejo del Poder Judicial, un órgano cuya composición la deciden en última instancia los políticos. De hecho, otros ciudadanos como él ya han sido imputados en la misma causa porque al no estar aforados —protegidos— ya han podido prestar declaración en el juzgado de instrucción número 51 de Madrid.

7. Otros casos que sí son reales no reciben la misma atención

La línea de defensa de todos los dirigentes del PP que hablaron este martes coincidió en considerar sorprendente que la situación de Casado merezca más atención que la de otros políticos que, según afirmaron sin citarlos por su nombre, han falsificado sus currículums, han ejercido profesiones sin contar con al titulación requerida o —en referencia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez— no está claro si hicieron la tesis que afirman haber completado.

“Lo que me sorprende es que nadie haya hecho el mismo escrutinio con los miembros del Partido Socialista que han falsificado evidentemente su currículum; hasta hay por ahí un matemático que sigue siendo cargo público”, se quejó García Egea.

La diferencia de Casado con esos políticos a los que se ha cuestionado en alguna ocasión por la veracidad de sus currículums es que ninguno de ellos ha acabado en los tribunales acusado de ningún delito. El máster del presidente del PP sí y puede costarle una imputación en el Tribunal Supremo.

8. El máster en cuestión no sirve para nada

Buena parte de la defensa pública que Casado ha hecho de su actuación se basa en afirmar que el máster en cuestión no servía para nada porque no era “habilitante”, lo que significa que no suponía ninguna ventaja para él. Maroto insistió en esta línea: “Ni siquiera es un máster para tener un puesto de trabajo. En este caso estos estudios ni siquiera eran para eso, simplemente eran necesarios para poder hacer la tesis“, algo que “finalmente no hizo porque no tenía tiempo”.

En eso se apoyó el lunes el líder del PP para negar que se trate de un dádiva y, por tanto, de un caso de cohecho impropio: “En ningún caso se puede tratar como regalo algo que sencillamente no se tiene. Esto es un curso de doctorado que habilitaba a inscribir una tesis que finalmente no se hizo; yo no tengo ningún título para colgar de la pared”.

La verdad es que el título sí servía para algo aunque Casado no aprovechase la oportunidad que le brindaba: daba acceso a la realización de la tesis, un trabajo imprescindible para convertirse en doctor. La escasa trascendencia que el presidente del PP concede ahora al máster contrasta, además, con el hecho de que lo hiciese constar como tal en su currículum oficial.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/08/08/los_hechos_alternativos_que_invoca_cupula_del_para_defender_pablo_casado_85718_1012.html

EL HILO QUE CONECTA A CASADO CON CAMPS Y MATAS

El cohecho impropio, un tipo penal con poca jurisprudencia, se utilizó en algunos casos sonados de corrupción

El delito de cohecho pasivo impropio, uno de los dos que atribuye la juez de Madrid Carmen Rodríguez-Medel al presidente del PP, Pablo Casado, por el supuesto regalo del máster de Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos en el curso 2008-2009, tiene unas consecuencias penales muy moderadas —multa de tres a seis meses en el momento que se cometieron los hechos, y prisión de hasta un año y suspensión de cargo público de hasta tres años tras la reforma de 2010—. Sin embargo, con él, un fino hilo de jurisprudencia conecta ahora a Casado con los expresidentes valenciano y balear Francisco Camps y Jaume Matas, y con sonados casos de corrupción municipal en la Costa del Sol, como Ballena Blanca y el caso Troya, de Alhaurín el Grande, cuyos protagonistas acabaron fuera del poder. El artículo 422 del Código Penal tiene, pese a su aparente levedad, un potencial político muy peligroso.

Este precepto castiga la conducta de “la autoridad o funcionario” que admita una “dádiva o regalo” —en este caso un título universitario oficial— en atención a su cargo o por un acto no prohibido por la ley. Sobre este tipo penal, vigente desde 1991, existen escasas sentencias, aunque muy claras en su contenido.

Los límites del cohecho impropio fueron establecidos por el Supremo en una sentencia de 2015 sobre Jaume Matas. El fallo, redactado por el anterior fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, confirmaba una sentencia de la Audiencia de Palma en el que se condenó al expresidente balear por pedir a un constructor que entregase 3.000 euros mensuales a su esposa simulando un falso contrato de trabajo.

El Supremo estableció que para que se produzca cohecho impropio basta con que el funcionario o autoridad —en el caso de Casado, este era diputado autonómico cuando se matriculó en el master— reciba el regalo o dádiva, sin que sea necesario que lo haya solicitado. Además, tiene que existir una relación entre la entrega del regalo —los 3.000 euros de Matas, el título de Casado— y el oficio público del receptor del cohecho.

Al incluirse estas conductas en la ley penal se buscaba “proteger la imagen del Estado de Derecho” y “preservar la confianza pública en que los funcionarios ejercen sus funciones sometidos al imperio de la ley”, según aquella sentencia de 2015.

En 2013, el Supremo confirmó al menos dos condenas por este delito. Una afectaba al exalcalde popular de Alhaurín el Grande (Málaga), Juan Martín Serón, que exigió 122.000 euros a un promotor de la localidad a cambio de una licencia de obra para construir viviendas. En este caso, el dinero se exigía a cambio de actos propios y legales del Ayuntamiento. La otra sentencia condenaba por cohecho impropio al exregidor de Manilva (Málaga) Pedro Tirado, vinculado al caso Ballena Blanca, a quien se le encontraron 762.000 euros debajo del colchón de su dormitorio, que recibió de donantes que no pudieron ser identificados por su mera condición de alcalde.

Sin embargo, el caso más conocido de cohecho impropio acabó en absolución: un jurado popular exoneró al expresidente valenciano Francisco Camps y al exdiputado regional Ricardo Costa por el caso de los trajes recibidos de la trama Gürtel de corrupción. El Supremo confirmó esa sentencia un año más tarde.

El otro delito que pende sobre Casado, prevaricación administrativa, asociado al anterior y castigado con una pena mayor —inhabilitación para cargo público de 9 a 15 años—, tiene más desarrollo doctrinal en el Supremo. El artículo 404 del Código Penal castiga al funcionario o autoridad que dicte una resolución administrativa arbitraria a sabiendas de su injusticia. En el caso del máster, el autor del delito sería Enrique Álvarez Conde, director del Instituto de Derecho Público, que aprobó a Casado y a otros alumnos privilegiados asignaturas sin hacer exámenes, ni acudir a clase cuando era obligatorio.

Pero la prevaricación administrativa no solo afecta a quien la comete. El Supremo ha dejado sentado desde hace décadas que los partícipes en las resoluciones injustas cometidas por funcionarios pueden ser culpables por el mero hecho de tomar parte o beneficiarse de forma consciente por una decisión arbitraria.

Rodríguez-Medel propuso el lunes al Supremo que impute por estos dos delitos a Casado. La titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid no puede investigar al líder popular, como ha hecho con otros compañeros suyos de máster, al ser este diputado en el Congreso y, por tanto, estar aforado. El alto tribunal decidirá a partir de septiembre si imputa a Casado y si asume también la causa, como sugiere Medel, del resto de sus compañeros de promoción beneficiados por el trato de favor del catedrático Álvarez Conde.

El catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Barcelona Joan Queralt apunta la posibilidad de que el Supremo admita la exposición razonada solo parcialmente —desechando el delito de cohecho impropio— para evitar un juicio por jurado. Este experto sostiene que el escrito por el que la juez Rodríguez-Medel cede la causa al alto tribunal podría haber incluido un delito de falsedad documental al haberse servido de un título que no se corresponde con unos conocimientos debidamente acreditados.

https://elpais.com/politica/2018/08/07/actualidad/1533661775_683711.html

LOS PLAZOS Y LAS OPCIONES DEL SUPREMO PARA DECIDIR SI CASADO COMETIÓ COHECHO Y PREVARICACIÓN

El Tribunal Supremo tiene un documento de 54 páginas que resume los indicios de criminalidad contra Pablo Casado. Los jueces tienen que decidir ahora si investigan al presidente del PP por los delitos de prevaricación administrativa y cohecho impropio de los que le acusa la jueza del caso Máster.

Fuentes del alto tribunal informan de que durante el mes de agosto hay una Sala habilitada para recibir escritos, pero que sus funciones se reservan a aquellos que tienen carácter urgente. Indican que no es el caso de la presente investigación, cuya decisión previsiblemente se tomará en septiembre.

Es un caso parecido al de los ERE, que afectaba a Manuel Chaves, José Antonio Griñán y tres aforados. El Supremo recibió la exposición razonada el 12 de agosto de 2014 y no se pronunció hasta principios de septiembre. La decisión, por tanto, puede tardar aún unas semanas.

En este caso no hay dudas sobre la competencia, porque Casado es aforado, así que los jueces se centrarán en el contenido del caso. Si ven indicios de delito, designarán a un juez instructor para que investigue, y en su mano está citar a Casado como imputado y ordenar las diligencias que le ha pedido la jueza Carmen Rodríguez-Medel.

Pero el Supremo tiene más opciones. Tendrá que valorar, por ejemplo, si los delitos están prescritos. Lo está el de cohecho impropio, pero la jueza entiende que al estar conectado con el de prevaricación, se anula esa prescripción. Los jueces tendrán que analizar este punto y decidir si asumen los dos delitos que propone Rodríguez-Medel o sólo uno.

Además, pueden no ver delito en los indicios que ha reunido la jueza en su escrito y no asumir la investigación, o pueden entender que Rodríguez-Medel no ha agotado todas las diligencias y debe seguir investigando. La propia jueza defiende que lo único que queda es escuchar a Casado y comprobar la veracidad de los documentos que dice que le sirvieron para aprobar.

Antes de tomar cualquier decisión, los jueces que analicen la exposición razonada tendrán que pedir opinión a la Fiscalía, que emitirá un informe. Sus conclusiones, eso sí, no serán vinculantes.

Un regalo que es cohecho impropio

Los jueces analizarán si el máster de Casado fue un regalo, una "prebenda" en base a su "relevancia política", como defiende la jueza que ha investigado el caso. En su opinión, se trata de un delito de cohecho impropio, cometido por "la autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función".

"Es importante destacar que el cohecho impropio no requiere la solicitud por parte del funcionario público o autoridad, sino sólo la recepción del regalo o dádiva, que no es necesario que tenga contenido retributivo", recuerda la jueza, que admite que regalar un máster es "un cohecho impropio poco habitual".

Sin embargo, cree que regalar una titulación puede considerarse "una prebenda" porque tener esta titulación reporta "un beneficio al alumno (reputacional, académico, da acceso a la fase de investigación correspondiente a una tesis doctoral)".

"Los alumnos que obtuvieron de manera ordinaria el máster indiciariamente tuvieron que acudir a clases, presentar trabajos, someterse a la evaluación en las asignaturas: en definitiva, llevaron a cabo una serie de actuaciones que contrastan con las que indiciariamente son atribuibles a los alumnos investigados en este procedimiento y que en su caso podrían atribuirse a la persona aforada", señala Rodríguez-Medel.

En opinión de la jueza, Casado tuvo un papel activo en ese cohecho, no se limitó a recibir el regalo: "Se trata de matricularse en un máster, pagar el importe de la matrícula, aportar el expediente académico previo y solicitar el reconocimiento de créditos, todo ello para posibilitar dar una apariencia de legitimidad a la obtención del título académico que se recibe como regalo y que de hecho se obtiene como tal por no hacer nada para ser calificado".

Cooperador necesario de la prevaricación

La jueza también ve prevaricación administrativa por el hecho de que los profesores de Casado le pusieran las notas "sin mérito académico", para lo que cita una sentencia del Supremo que así lo considera. La prevaricación la cometen los funcionarios públicos, pero hay un tipo de este delito que también afecta a quienes no lo son.

"Cuando en el inductor o en el cooperador necesario no concurran las condiciones, cualidades o relaciones personales que fundamentan la culpabilidad del autor, los jueces o tribunales podrán imponer la pena inferior en grado a la señalada por la ley para la infracción de que se trate", señala el Código Penal y recoge la jueza.

Entiende Rodríguez-Medel que la participación en los hechos de Casado y las tres alumnas imputadas "puede ser calificada de cooperación necesaria en el delito de prevaricación". Sus razones son que siguieron todos los pasos necesarios para obtener el título sin hacer nada, desde matricularse a pedir las convalidaciones, además de recoger el título.

Así, los jueces del Supremo estudiarán si comparten esas conclusiones y si procede investigar a Casado. Además, tendrán que decidir también si admiten quedarse con toda la pieza del caso, que incluye a los profesores del presidente del PP y a las tres alumnas que lo aprobaron con los mismos atajos.

"Se considera que no es posible desligar unos alumnos de otros en lo que concierne a este año académico dado que hay indiciariamente una misma idea delictiva, una simultaneidad en su ejecución y que la visión de conjunto de lo ocurrido en ese periodo", dice la jueza.

https://m.eldiario.es/politica/opciones-Supremo-decidir-Casado-prevaricacion_0_800720231.html

LA FISCALÍA APOYA A LA JUEZA DEL MÁSTER DE PABLO CASADO

El ministerio fiscal no se opondrá que sea investigado por el Supremo

La decisión de la Fiscalía de no oponerse a que el caso del máster de Pablo Casado sea instruido por el Tribunal Supremo supone un apoyo explícito a las tesis de la jueza Carmen Rodríguez, sobre los inicios de criminalidad en la actuación del presidente del Partido Popular.

La juez dio tres días a las partes personadas en este proceso para que muestren su opinión sobre su explosión razonada y la Fiscalía ya ha anunciado, a través de un portavoz desde la Fiscalía General, que no habrá oposición a este acuerdo adoptado por la magistrada.

La Fiscalía asume, en consecuencia, que los indicios de criminalidad deben ser investigados por el Tribunal Supremo, lo que presupone que cuando llegue el día, probablemente en septiembre, el departamento de la Fiscalía adscrito al Supremo se muestre a favor de la admisión del caso y del interrogatorio a Casado como investigado.

http://cadenaser.com/ser/2018/08/07/tribunales/1533632339_036217.html

TEODORO GARCÍA EGEA: "QUE A CASADO LE VAYAN A CORREGIR LOS DEBERES DE 6º DE EGB ME PARECE UN POCO FUERTE"

“Al principio se puso en duda su carrera en la Complutense, y quedó en nada. Se puso en duda su trabajo de fin de máster, y quedó en nada. Y ahora se pone en duda si hizo unos trabajos”, ha dicho Teodoro García Egea en defensa de Pablo Casado, después de que la jueza que investiga su máster haya visto indicios de delito. Para el secretario general del PP esta acusación “también va a quedar en nada” porque “no cabe en la cabeza de nadie” hacerle “la prueba del carbono 14 a los trabajos que la universidad no tenía ni la obligación de conservar”.

En una entrevista en ‘Hoy por Hoy’, García Egea ha dicho que Casado no tiene que entregar una copia de los trabajos a la prensa para demostrar que los hizo porque el líder del PP ya los mostró ”durante tres horas en un briefing con 60 periodista y en redes sociales” y “ahora que le vayan a corregir los deberes de 6º de EGB me parece un poco fuerte”.

El secretario general del PP ha insistido en que el caso es “anecdótico” y que “no tiene ninguna relevancia más allá del eco mediático”. Considera que los militantes “no están preocupados” porque la izquierda “ha intentado jugar con la honorabilidad” del presidente del partido. “Si Casado fuera un ciudadano anónimo, seguramente estaríamos hablando de otra cosa”, ha dicho García Egea, que acusa al bloque de izquierdas de desviar la atención con el caso del máster porque “no le gusta la ola de ilusión que Pablo Casado ha generado”. “Todo está correcto y no hay nada más allá que un intento de dañar a una persona que ha conseguido reilusionar al PP”, ha subrayado.

http://cadenaser.com/programa/2018/08/07/hoy_por_hoy/1533622424_543904.html

LOS 9 ARGUMENTOS DE LA JUEZA QUE PONEN EN ENTREDICHO LA VERSIÓN DE CASADO

Las explicaciones del presidente del PP sobre su máster son desmontadas por la magistrada que ha elevado el caso al Tribunal Supremo.

La jueza de instrucción de Madrid Carmen Rodríguez-Medel considera que "podría existir indiciaria responsabilidad penal" en el presidente del PP, Pablo Casado, por la obtención en 2009 de un título oficial de máster en Derecho Autonómico que, con su conocimiento y aceptación, le habría sido otorgado "como regalo o prebenda, sin mérito académico alguno".

Las pesquisas judiciales sobre el máster de Casado surgen del caso Cifuentes, relativo a la investigación de un máster parecido que la expresidenta de la Comunidad de Madrid habría obtenido sin realizar actividad académica alguna, lo que a la postre la llevó a dimitir.

A diferencia de Cristina Cifuentes, que nunca mostró el trabajo de fin de máster que dijo haber realizado, Casado dio una rueda de prensa el 10 de abril en la que exhibió -aunque sin entregarlo- un TFM sobre las competencias de las comunidades autónomas en la administración de Justicia.

El dirigente del PP admitió que no fue a clase porque se le eximió de ello. Pero aseguró que fue evaluado por unos trabajos que pudo encontrar en el ordenador portátil que utilizaba en aquella época.

Una "sencilla" comprobación

La exposición razonada que la jueza ha elevado este lunes al Tribunal Supremo para que este órgano investigue a Casado (aforado por su condición de diputado en el Congreso) está plagada de recelos sobre los documentos exhibidos por Casado. "Resulta esencial corroborar que se elaboraron efectivamente en ese año académico 2008-2009", dice Rodríguez-Medel, que destaca la facilidad de esa comprobación dado que el propio Pablo Casado "hace referencia a que halló los trabajos en un ordenador portátil que conserva desde entonces (minuto 9.13 de la rueda de prensa)" y "una sencilla diligencia de investigación por la policía judicial puede determinar la efectiva antigüedad de la creación del documento o su manipulación o elaboración posterior".

¿Por qué la instructora sospecha de Casado? La exposición dirigida al Supremo -que no se pronunciará sobre su admisión antes de septiembre- argumenta los nueve indicios siguientes:

1) El "sistema de prebendas". Casado fue uno de los cuatro alumnos del máster gestionado por el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos que en 2009 lograron el título sin haber ido a clase y obteniendo el grueso de los créditos mediante convalidaciones, teniendo como característica común "su especial relación personal o profesional con Enrique Álvarez-Conde o su especial relevancia política".

Por contraste, en esa misma edición otros alumnos cursaron los estudios del máster de manera regular, sin reconocimiento de créditos a pesar de ser también algunos de ellos licenciados (en Derecho, Ciencias Políticas u otros) y con un sistema ordinario de calificación (por trabajos, exámenes y con asistencia regular a clase).

Una de las integrantes de ese "grupo escogido" a los que, según Rodríguez-Medel, se les "regaló" el máster ha reconocido los hechos y ha relatado a la jueza "cómo funcionaba el sistema de prebendas", siempre con el mismo patrón de convalidaciones de 40 créditos y de concesión de los 20 créditos restantes "sin trabajos ni actividad académica alguna", todo ello ofrecido y controlado por Álvarez-Conde.

2) La contradicción con el folleto del máster. En la rueda de prensa del 10 de abril Casado exhibió el folleto informativo del máster que, según dijo, le sirvió para ver cómo se regía el mismo. La jueza destaca que en ese documento "consta con claridad que la modalidad era presencial", pese a lo cual el dirigente del PP admite que nunca fue a clase.

3) Las calificaciones. En las únicas tres asignaturas que no se le convalidaron, Casado sacó, en todas ellas, sobresaliente. Es la misma nota que se puso al resto de "escogidos".

"Esto contrasta con las calificaciones del otro grupo de alumnos, los que indiciariamente iban a clase, que obtienen en algunos casos notables o incluso aprobados, desde luego, también en otras sobresalientes", señala la magistrada.

De otro lado, la calificación de esas tres asignaturas se hace "de manera inminente al reconocimiento de créditos que les exime de cursar las demás". El 9 de febrero se aprueba por la URJC la convalidación de 40 créditos a Pablo Casado y el 26 de febrero siguiente se produce la calificación con sobresaliente de las tres asignaturas no convalidadas. El mismo patrón temporal se observa en los demás másteres sospechosos.

"Es poco verosímil que en ese plazo [de dos semanas] los alumnos del grupo escogido que no iban a clase fueran tan productivos como para lograr - todos ellos - la calificación de sobresaliente en tres de las cuatro asignaturas", expone la jueza.

4) Los trabajos. Respecto del "grupo escogido", la exposición elevada al Supremo asegura que "no consta rastro documental ni de los trabajos en sí ni de su remisión a la universidad por correo postal, electrónico o de otro tipo".

Sin embargo, la documentación aportada por los alumnos del grupo ordinario es "abrumadora", afirma la instructora: "trabajos, a veces en sus sucesivas versiones de elaboración, lo que es más importante; correos electrónicos remitiendo los trabajos a los profesores – entre ellos Álvarez-Conde-; correos de los profesores a los alumnos acusando recibo de la recepción de los trabajos, etc. La comparación es ciertamente significativa".

5) La entrega de los trabajos. En sus declaraciones públicas, Casado afirmó que entregó los trabajos "en mano, a puerta fría (literalmente) en el Instituto de Derecho Público".

"Parece sorprendente", señala la exposición, "que, no acudiendo nunca a clase, así lo hiciera, de modo que –por pura lógica– no haya hoy día prueba documental que evidencie su remisión en aquel año académico, a diferencia de lo que ocurre con muchos alumnos que sí acudían a clase y sin embargo entregaban por mail los trabajos".

6) Incoherencias. En esas mismas declaraciones, Pablo Casado insistió en que hizo "lo que le pidieron" respecto a la forma de cursar el máster. "Pero no especifica quién se lo pidió, si los profesores o sólo el director u otra persona, cómo se lo pide, si de manera individual, presencial o por escrito o de manera conjunta con otros alumnos".

Casado ha asegurado que apenas debió ver a Álvarez-Conde en alguna ocasión excepcional, manifestando que ni siquiera lo recordaba en sus rasgos fisionómicos. "Surge entonces la duda de quién le corregía los trabajos, quién le trasladó algún comentario al respecto", ya que Álvarez-Conde fue el que calificó 3 de las asignaturas no convalidadas de acuerdo con el expediente remitido al Juzgado por la URJC.

7) Los cargos. Según Casado, en aquella época él era sólo un estudiante anónimo, un simple veinteañero. Un informe de la Guardia Civil ha indicado a la jueza que en 2009 ya era diputado en la Asamblea de Madrid y presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular, partido que ostentaba la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

8) El carácter del título. El presidente del PP ha reiterado que el máster que cursó en la URJC "no era habilitante ni finalista", ya que sólo servía para dar acceso al doctorado, que no realizó.

La jueza señala que la posesión del máster es mencionada por Casado en su currículo y figura en su ficha de diputado del Congreso.

Para Rodríguez-Medel, el "regalo" del máster, que Casado habría recibido "por su relevancia política e institucional", es una prebenda que constituiría un delito de cohecho impropio. "Tener esta titulación reporta un beneficio al alumno (reputacional, académico, da acceso a la fase de investigación correspondiente a una tesis doctoral)", afirma.

9) La prescripción. En contra de lo afirmado por Pablo Casado, la jueza sostiene que los hechos, que se remontan a hace nueve años, no estarían prescritos.

Rodríguez-Medel conecta el supuesto cohecho impropio con la prevaricación administrativa que Álvarez-Conde y otros profesores habrían cometido al otorgar el título a sabiendas de la injusticia de su concesión. Una presunta prevaricación en la que el dirigente del PP habría cooperado con actos sin los cuales el delito no se hubiera cometido (matricularse, pagar las tasas, solicitar las convalidaciones). La prevaricación administrativa no estaría prescrita, ya que su plazo de prescripción es de 10 años.

De acuerdo con la doctrina del Supremo, en caso de concurso de delitos la prescripción que rige es la que corresponde a la infracción más grave, que sería la prevaricación, castigada con inhabilitación especial de 7 a 10 años. Al cohecho impropio vigente en 2009 sólo le correspondería una pena de multa.

https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20180807/argumentos-jueza-ponen-entredicho-version-casado/328218134_0.html

EL FUTURO DE CASADO DEPENDE DE QUE EL SUPREMO LE PIDA EL ORDENADOR DONDE DIJO QUE TENÍA LOS TRABAJOS DEL MÁSTER

La juez propone al Alto Tribunal una “sencilla diligencia” para establecer si el líder del PP dijo la verdad o mintió cuando aseguró que los trabajos académicos imprescindibles para aprobar el máster existen y los hizo en 2009 Casado considera un asunto “irrelevante” saber si cometió un delito de cohecho y otro de prevaricación en relación con el título que exhibe en su currículum desde 2009

El futuro penal del el presidente del PP, Pablo Casado, depende en estos momentos de que el Tribunal Supremo decida o no exigirle la presentación de los trabajos del Máster Oficial en Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid que asegura tener en su poder así como del ordenador con el que afirma haberlos escrito hace ahora casi una década y que, según su propia versión, todavía conserva.

Si el recién elegido líder de los conservadores hace entrega al Supremo de los trabajos y del ordenador y prueba con ello no sólo que los documentos académicos existen sino que fueron realizados en 2009, Casado habrá conseguido sembrar algo más que una duda razonable acerca de su connivencia con el resto de los implicados en la trama que está siendo investigada por haber logrado “que un grupo concreto y escogido de alumnos obtuvieran el título del máster sin efectivamente cursarlo, sin mérito académico alguno, regalándoselo a modo de prebenda o dádiva”. Asi describe la actividad de los imputados la juez Carmen Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción numero 51 de Madrid.

Claro que, antes de practicar las diligencias que le pide la juez, primero el Alto Tribunal debe decidir —oída la Fiscalía— si admite su petición. Rodríguez-Medel explica en el escrito que ha dirigido a la sala de admisiones del Supremo con todo lujo de detalles las diligencias que ha practicado hasta ahora, cómo ha recopilado indicios suficientes de la comisión de sendos delitos de cohecho pasivo y prevaricación administrativa y por qué no puede dar ni un paso más en la instrucción sin involucrar a Casado, al que no puede ni siquiera citar porque su condición de aforado —es diputado en el Congreso— le hace intocable para el juzgado de instrucción número 51.

Esa es la razón por la que la juez pide al Supremo que intervenga. Para tomar declaración a Casado en calidad de imputado, requerirle la entrega de “los trabajos que permitieron su calificación en cuatro asignaturas” —además de cualquier otro documento, incluidos correos electrónicos o acuses de recibo, “que evidencien que fueron efectivamente elaborados en el curso académico 2008-2009 y remitidos o entregados en dicha fecha para su calificación”— y pedirle que “aporte el ordenador portátil antiguo en el que se encontraban archivados los trabajos presentados para su calificación en el máster” y cuya existencia fue revelada por el propio presidente del PP en las declaraciones públicas que realizó el 10 de abril de 2018. “Todo ello a fin de que la policía judicial informe de la antigüedad de los documentos informáticos archivados como tales trabajos y si han sufrido modificaciones a partir del 20 de marzo de 2018”, precisa la juez en el escrito que ha enviado al Supremo.

Preguntado acerca de si está dispuesto a entregar al Supremo el ordenador que ahora se ha convertido en pieza clave de la investigación, Casado evitó responder a la pregunta y se limitó a decir que va a “colaborar en todo” lo que le pida la justicia, como ha hecho “hasta ahora”, pero, en una rueda de prensa convocada en la sede del PP poco antes de partir hacia Colombia, cuestionó que el Supremo tenga que dedicar su tiempo a ocuparse “de un curso de hace diez años por supuestas irregularidades que en todo caso estarían prescritas y que, sobre todo, no se cometieron”.

Los indicios contra Casado citados por la juez incluyen que, según sus propias declaraciones, no fue a clase, no se sometió a exámenes y los supuestos trabajos que entregó para ser evaluados los presentó en persona, sin que consten correos electrónicos ni documento alguno de aquellas fechas que corroboren su existencia.

Sólo falta “una sencilla diligencia”

Por eso la juez dirige toda su atención precisamente a esos trabajos: Pablo Casado, relata la instructora en su escrito, exhibió en rueda de prensa hace varias semanas “unos documentos que podrían corresponderse” con ellos. A juicio de esta instructora, lo decisivo no es sólo que se aporten los mismos sino, a falta de una evidencia documental de su entrega en aquel año, resulta esencial corroborar que se elaboraron efectivamente en ese año académico 2008-2009” y no fueron fabricados ex profeso a raíz del escándalo. Algo que, subraya Rodríguez-Mendel, puede establecer “una sencilla diligencia de investigación por la policía judicial” para “determinar la efectiva antigüedad de la creación del documento o su manipulación o elaboración posterior”. Basta con tener acceso al ordenador personal que el hoy líder del PP usaba en aquella época y que él, mismo, en esa rueda de prensa, aseguró conservar.

El líder del PP, en la rueda de prensa que ofreció este lunes, evitó los detalles, pero dedicó tiempo a señalar que su situación personal tiene, según él, mucho de extraordinaria. “Lo que se me ha hecho a mí”, afirmó, “no se ha hecho a nadie en este país. Y, por lo que tengo viajado, en ningún otro”, subrayó. E insistió en calificar este asunto como “algo irrelevante” en “términos políticos”.

El hecho “irrelevante” del que habla Casado es la supuesta comisión de delitos de cohecho impropio y prevaricación por parte de tres profesores de la Universidad Rey Juan Carlos y varios alumnos, entre los que indiciariamente se encuentra él mismo.

Según la jueza de instrucción, el Máster Oficial en Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid fue utilizado “como regalo o prebenda a determinados alumnos, que conseguían la titulación sin mérito académico alguno” mientras otros alumnos lo cursaban con normalidad. Los beneficiarios de esta conducta delictiva habrían sido exclusivamente “alumnos con una posición relevante en el ámbito político, institucional o que mantenían vínculos estrechos de amistad o de carácter profesional" con el catedrático Enrique Álvarez Conde, máximo responsable del instituto que impartía el máster.

Casado mezcló este lunes el máster, por el que está siendo investigado, con la tesis que no llegó a hacer pero que podría haber llevado a cabo precisamente gracias a este máster. En vez de hablar del máster se refirió a la tesis para decir que “en ningún caso se puede tratar de regalo algo que sencillamente no se tiene. Era un curso de doctorado que habilitaba para escribir una tesis que finalmente no se hizo. Yo no tengo ningún título para colgar en ninguna pared” añadió, a pesar de que él mismo lo hizo constar en su currículum oficial en el Congreso de los Diputados.

“En ningún caso he recibido ningún regalo”, insistió, ni he solicitado absolutamente nada que fuera lo que se hiciera con el resto de los alumnos”. Una afirmación que choca con las conclusiones preliminares de la juez, según la cual existían dos clases bien diferentes de alumnos: los que iba a clase, hacían los trabajos y los conservan y los que no acudían a las aulas y no encuentran por ninguna parte rastro alguno de los documentos académicos que estaban obligados a presentar, entre los que supuestamente estaría el líder del PP. Es decir: los que cursaban el máster y los que lo recibían sin hacer nada. “[Yo] hice todo lo que se me pidió; hice todo correctamente”, repitió Casado en rueda de prensa tras conocer el escrito remitido por la juez al Supremo.

Para que el Supremo acepte ocuparse del caso, no basta que atienda los indicios hallados por la juez: es imprescindible que los supuestos delitos no hayan prescrito, tal y como asegura el propio Casado. Por eso dedica a este asunto la magistrada instructora una parte del escrito que remitió al Alto Tribunal: según su razonamiento, si bien el delito de cohecho impropio sí podría haber prescrito, no ocurre lo mismo con el de prevaricación administrativa. Y en este caso uno de ellos no tendría sentido sin el otro, porque el primero castigaría “recibir como regalo una titulación de máster” y el segundo penalizaría, según la juez, conceder o recibir el máster a sabiendas de que no se tiene derecho a él. La concurrencia de ambos, asegura la instructora, anularía el riesgo de prescripción.

La conducta de Casado, concluye Rodríguez-Medel, “puede ser calificada de cooperación necesaria en el delito de prevaricación administrativa” porque no sólo se matriculó en el máster sino que aceptó “el título, usándolo en su currículum vitae, tal y como se desprende de la página web del Congreso de los Diputados”. Y también de cohecho impropio, porque “la propia naturaleza del regalo (una titulación académica) exige una participación activa del sujeto que lo recibe y que esta participación sea anterior a obtener la dádiva”. Es precisamente “esta participación, activa, previa y necesaria por la naturaleza del regalo”, lo que “vincula el cohecho a la prevaricación administrativa que supone la concesión arbitraria del título académico”.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/08/07/el_futuro_casado_depende_que_supremo_pida_ordenador_donde_dijo_que_tenia_los_trabajos_del_master_85701_1012.html

¿CUÁL ES EL PLAN B DE CASADO PARA SALIR LIMPIO DEL CASO MÁSTER?

La clave la tiene el magistrado Marchena, que mantiene muy buena relación con los exministros de Justicia del PP: Acebes, Michavila y Catalá

Parece que la Justicia y los delitos de corrupción cercan ya de forma casi habitual a la persona que lidera el Partido Popular. De la era Aznar, 12 de sus 14 ministros están imputados, implicados o cobraron sobresueldos. El siguiente que tomó los mandos en el PP, dijo adiós antes de ayer tras perder una moción de censura presentada por el PSOE después de que el partido se convirtiera en el primero de la democracia condenado por corrupción. Hablamos del caso Gürtel y de Mariano Rajoy.

Ahora, la jueza que investigaba el caso del máster, considera que hay indicios de delito en la parte separada que afecta al nuevo líder del PP, de Pablo Casado, cree que fue un “cooperador necesario” para conseguir, como si de un “regalo” se tratase, un título que no cursó. En otras palabras, como es aforado y sólo puede ser juzgado por el Tribunal Supremo, ha elevado la causa a este tribunal para que se le siga investigando.

Todo parece apuntar a que la situación se complica por momentos tanto para el PP, que podría quedarse de nuevo descabezado y huérfano, como para Pablo Casado. Sin embargo, todos se muestran tranquilos, no creen que el Supremo pueda llegar a imputarle. ¿Por qué? ¿Se guardan un as bajo la manga o es que tiene un plan B?

Todo en manos de Marchena

De llegar a ser imputado, por su condición de aforado como diputado nacional, Casado tendría que ser juzgado por el Supremo. En la Sala Segunda le estaría esperando Marchena, un juez amigo hasta el que han llegado algunos de los casos donde el PP se veía salpicado acabando muchos con un denominador común: su archivo. Pero también una amplia mayoría de jueces conservadores que forman esta sala y que podrían sentirse mas cercanos al partido de Casado.

Y eso es lo que espera el entorno de Casado, que el caso sea archivado incluso antes de que el nuevo líder del PP sea imputado. Así de seguros se muestran diversas fuentes del Partido Popular consultadas por ElPlural.com.

Incluso, tal y cómo ha podido saber este diario, entre los miembros de su Ejecutiva hay personas que se han encargado de tranquilizar a Casado, de hacerle ver que en caso de ser citado como imputado, la mayoría de jueces conservadores de la Sala Segunda del Supremo, presidida por Marchena, podrían solicitar unas cuantas diligencias para acto seguido acabar archivando el caso. Se cierra y a otro asunto.

Aunque habría que saber qué opina la Fiscalía. Es obligatorio pedir un informe a la Fiscalía y, aunque luego es el juez encargado del caso el que decide, su opinión es muy importante a la hora de tomar esas decisiones. Además hay que recordar que, de imputar a Casado, Marchena no tiene por qué ser el ponente de la sentencia del caso, porl o que hay más factores a tener en cuenta.

Archivar y seguir archivando

Y es que, el juez Marchena es todo un experto en eso de dar carpetazo a los asuntos que afectan judicialmente a miembros del PP.

Recordamos de la mano de Los Genoveses algunos de los casos que han acabado archivándose al llegar a manos de este juez en el Tribunal Supremo:

Las conversaciones entre el anterior exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y el exdirector de la Oficina Antifraude catalana Daniel de Alfonso en las que hablaban de cómo conseguir información para atacar a políticos del procés.

El Tribunal Supremo archivó un caso que afectaba directamente a Rajoy cuando este era presidente en funciones. Se trata de la querella que el partido Soberanía y la Asociación El Defensor del Paciente presentaron contra Rajoy por financiar a cargo de los servicios médicos de Moncloa la asistencia de invalidez de su padre.

También se confirmó en 2016 el sobreseimiento del caso Novo Carthago, sobre presuntas irregularidades urbanísticas, que afectaban a la exsenadora del PP Pilar Barreiro.

Se dio carpetazo a la denuncia del Sindicato Unificado de Policía (SUP) contra el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, por delito de prevaricación administrativa tras el nombramiento del director de La Razón, Francisco Marhuenda, como comisario honorífico de la Policía Nacional

Se archivo el caso de los viajes a Tenerife de José Antonio Monago con cargo al presupuesto del Senado entre mayo del 2009 y noviembre del 2010.

O la querella de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica contra el entonces portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, por injurias. Y muchos más casos que recoge nuestro colaborador Los Genoveses.

Amistades: Acebes y Catalá

Pero Marchena además de ser un magistrado cercano al PP, es amigo de tres populares de renombre: José María Michavila, Ángel Acebes y Rafael Catalá.

Fue sonado su almuerzo con el que exministro de la era Aznar, Ángel Acebes, porque esté estaba imputado por el juez Ruz por su presunta relación con el caso de los papeles de Bárcenas.

Pero ese día no comieron solos, junto a ellos estuvo: Pedro Calvo, exresponsable de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid; Alfonso Carrascosa, propietario de Legalitas, que reside en Miami; y otra persona que no se identificó.

Sin olvidar que entre las amistades de Manuel Marchena Gómez aparece el que fuera ministro de Justicia con Mariano Rajoy, Rafael Catalá. Una persona que siempre ha asegurado respetar las decisiones judiciales y colaborar con la Justicia, menos cuando los tribunales decidían sobre casos que afectaban directamente al PP. Entonces, Catalá siempre ha apostado por hablar de caza de brujas o acusar de lentitud e intenciones.

Así, todo parece apuntar a que tanto Acebes como Catalá serían las personas que estarían intentando convencer a Marchena para que, en el caso de tener que decidir sobre el caso del máster de Casado, elija bien y se incline por apoyar al PP, por acabar archivando el caso.

https://www.elplural.com/politica/cual-es-el-plan-b-de-casado-para-salir-limpio-del-caso-master_201238102

POR QUÉ LOS DELITOS NO HAN PRESCRITO, AUNQUE PABLO CASADO CREA QUE SÍ

La magistrada discrepa de que el delito de cohecho impropio no se pueda investigar porque ha pasado mucho tiempo

La juez Carmen Rodríguez-Medel Nieto contradice a lo largo de la exposición razonada la defensa que ha hecho Pablo Casado en los medios de comunicación sobre la prescripción de los presuntos delitos.

Magistrada-Juez del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid reconoce que cuando se cometieron los hechos en 2009, el delito de cohecho impropio venía castigado con pena de multa de tres a seis meses, “lo que indudablemente nos llevaría a concluir que al tiempo del inicio de este procedimiento (2018), es decir 9 años después, los hechos encuadrables en el delito de cohecho, por la poca entidad de la pena que conlleva un breve plazo de prescripción, estaría prescritos”.

Delitos conexos

Sin embargo, la magistrada discrepa de que el delito de cohecho impropio (recibir regalos por su cargo) no se pueda investigar porque ha pasado mucho tiempo, ya que va íntimamente unido al otro delito que también se apunta indiciariamente a Casado, como es el delito de prevaricación.

La juez razona que “este delito de cohecho impropio está en concurso medial con el de prevaricación administrativa, porque la conducta indiciariamente prevaricadora –la concesión arbitraria del título de Master en la que en su caso el aforado y doña Alida cooperan necesariamente– es el medio utilizado para otorgar la dádiva, es decir, el Master.

Al encontrarnos en una doble imputación íntimamente conectada (concurso de delitos), el plazo de prescripción es el que corresponda al delito más grave, en este caso el de prevaricación administrativa, sancionado entre 7 y 10 años de prisión.

Prevaricación administrativa

La juez considera que este “delito especial propio” puede ser aplicado aunque no sea funcionario porque el Tribunal Supremo lo ha señalado en varias ocasiones. “Basta ser consciente de que se está participando en una decisión arbitraria, como particular, para que se esa actitud pueda ser calificada de cooperación necesaria en el delito de prevaricación administrativa" porque cada uno de ellos, según explica la juez, "contribuye a que se pueda consumar el delito".

La juez detalla que Casado puede ser cooperador necesario en ese delito por una serie de actos en los que contribuye de forma determinante a que los hechos investigados se produzcan. "Casado se matricula en el master y paga las tasas académicas, condición necesaria para que pueda recibir el título. Aporta su expediente académico íntegro. Solicita el reconocimiento de créditos, cuestión preceptiva, pues según el procedimiento establecido por la URJC, será siempre a instancia del alumno, no de oficio. Acepta el título, recogiéndolos algunos de ellos y usándolo en su currículo vitae, tal y como se desprende de la página web del Congreso de los Diputados”.

http://cadenaser.com/ser/2018/08/06/tribunales/1533570743_274285.html

Casado: “Lo que me han hecho a mí no se lo han hecho a nadie. No dimitiré”

El presidente del PP rechaza que su máster fuera "un regalo" como sugiere la juez que ha trasladado la causa al Supremo

"En absoluto me he planteado dimitir", ha respondido Pablo Casado en la rueda de prensa convocada de urgencia esta mañana en la sede del partido tras la decisión de la juez de trasladar al Supremo la causa de su máster al ver "indicios de criminalidad" contra el presidente del PP, aforado. El líder popular ha negado "cualquier irregularidad" en su máster y se ha presentado como víctima de una persecución política: "Lo que me han hecho a mí, no se lo han hecho a nadie en este país y en ningún otro. No estoy siendo investigado por ningún tribunal y no recae sobre mí ningún indicio de culpabilidad".

Casado ha insistido en que la investigación del máster que cursó en 2008 es "totalmente irrelevante". La juez considera, sin embargo, que pudo ser "un regalo académico" dada su "relevancia política e institucional". El presidente del PP ha negado tajantemente que fuera un regalo. "Era un curso de doctorado que habilitaba a escribir una tesis, que finalmente, no hice por falta de tiempo. No tengo ningún título para colgar en ninguna pared y no conocía a las personas que podían haber dado ese regalo". El líder popular ha asegurado que, en cualquier caso, en aquel momento no tenía capacidad para beneficiar a la universidad. "No era nadie, más que un diputado autonómico sin capacidad de hacer nada en la Administración".

Preguntado por si pediría la dimisión si fuera un rival político el que estuviera en su misma situación. Casado ha asegurado que no necesitaba hablar en condicional porque ya se habían conocido informaciones sobre "titulaciones ficticias del líder del PSOE en Madrid, una tesis doctoral del presidente del Gobierno desaparecida...", y se mostró extrañado porque su máster estuviera causando tanto revuelo. "Llevamos cuatro meses de escrutinio exhaustivo de un curso. ¿Es normal que el Supremo tenga que recibir un caso por un curso de hace diez años por presuntas irregularidades que estarían prescritas y que en todo caso no se cometieron?", lamentó.

El líder popular dejó caer, durante su comparecencia, que se había utilizado el caso máster durante la campaña de primarias para elegir al sucesor de Mariano Rajoy. Reivindicó su victoria en el congreso y lanzó "un mensaje de tranquilidad a todos los miembros del PP". "Si no tuviera la absoluta certeza de que no hice nada incorrecto no me habría presentado". La decisión de la juez se produce apenas dos semanas después de su elección como nuevo presidente popular y le ha obligado a retrasar este lunes su viaje a Colombia, donde tiene previsto asistir a la toma de posesión del nuevo mandatario, Iván Duque, y reunirse con tres presidentes latinoamericanos.

Casado evitó criticar a la juez que ha elevado la causa al Supremo, pero ha asegurado que a partir de ahora ya no padecerá la "indefensión" que a su juicio, ha sufrido hasta ahora.

En las últimas semanas, todo su núcleo duro, empezando por el nuevo secretario general, Teodoro García, ha minimizado la investigación llevada a cabo por la juez Carmen Rodríguez-Medel. "Es una cuestión anecdótica y menor. Quedará en nada", declaró el número dos del PP.

https://elpais.com/politica/2018/08/06/actualidad/1533546823_047868.html

LA JUEZ VE INDICIOS DE DELITO EN EL MÁSTER DE PABLO CASADO

La juez del caso máster ha decidido elevar al Tribunal Supremo la investigación

La juez del caso máster ha decidido elevar al Tribunal Supremo la investigación por el título que obtuvo el actual presidente del PP, Pablo Casado. En un auto firmado este lunes, la magistrada aprecia que hay indicios de delito. Así, establece que "a tales efectos, se procede a elevar exposición delimitando el alcance objetivo y subjetivo de los hechos, los indicios racionales de criminalidad que los sustentan, los indicios que podrían acreditar su atribución a la persona aforada y su calificación jurídica, todo ello a los estrictos efectos de esa exposición y con el carácter provisional que preside la fase procesal instructora en que se encuentra la causa".

En un auto, la titular del juzgado de instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, declara agotada la instrucción en todo aquello que "no implica actuaciones procesales" en relación a Casado y lo envía al Supremo, el órgano competente para investigar, si procede, a Casado al tratarse de una persona aforada.

http://cadenaser.com/ser/2018/08/06/tribunales/1533543721_782258.html

LA JUEZA DEL 'CASO MÁSTER' PIDE AL SUPREMO QUE IMPUTE A PABLO CASADO

La magistrada ha elevado una exposición razonada en la que reúne "indicios de responsabilidad penal" contra el presidente del PP

El Supremo es el único órgano judicial que puede citar como investigado a Casado dado que al ser diputado en el Congreso tiene condición de aforado

La investigación ha destapado que varios alumnos con el mismo expediente que Casado aprobaron sin ir a clase ni entregar trabajos

La jueza que investiga el caso Máster ha pedido al Tribunal Supremo que impute a Pablo Casado. Carmen Rodríguez-Medel ha elevado una exposición razonada en la que reúne los indicios contra el presidente del PP. El Alto Tribunal es el único órgano judicial que puede citar como investigado al presidente del PP dado que al ser diputado en el Congreso tiene condición de aforado.

En su auto, la magistrada recuerda que ha continuado practicando hasta el día de hoy diligencias de investigación en la pieza concerniente a Casado, "intentando agotar la instrucción en todo aquello que no causase indefensión al aforado, de modo que, en aplicación de la doctrina citada del Alto Tribunal, sólo cuando ya no es posible continuarla se eleva Exposición Motivada".

"De este modo, entendiendo esta magistrada que está agotada la instrucción en todo aquello que no implica actuaciones procesales a realizar con el aforado, siendo necesario garantizar sus derechos de conformidad con lo previsto en el artículo 118 LECrim, procede elevar a la Sala Segunda del Tribunal Supremo Exposición Motivada al considerar que la competencia para continuar la instrucción de la causa en esta pieza C podría corresponder a ese Alto Tribunal en relación con la indiciaria responsabilidad penal de don P.C.B, Diputado por el Partido Popular en el Congreso de los diputados", añade.

El líder del PP se matriculó en un máster de derecho en el que le convalidaron 18 de 22 asignaturas por haber cursado Derecho. Para las cuatro asignaturas restantes entregó cuatro trabajos que en total suman 92 páginas. Lo hizo sin hablar con ningún profesor, con las únicas indicaciones de Enrique Álvarez Conde. Era con quien trataba y a quien enviaba los trabajos.

Tres alumnas ya imputadas

Durante la semana pasada, la jueza celebró los interrogatorios clave para determinar si había delito en el máster de Casado. Así ha comprobado que tres compañeras de Casado, con un expediente calcado al suyo, aprobaron sin ir a clase. Una ha reconocido que ni siquiera entregó trabajos, mientras que las otras dos han sido incapaces de demostrarlo. No han aportado un solo documento que demuestre que cursaron el título que obtuvieron.

Dos de esas alumnas tienen vínculos con el PP. Alida Mas Taberner era alto cargo de la Generalitat valenciana y María Mateo Feito es hija de una exasesora del Gobierno de Cifuentes y trabajó en el Ministerio de Empleo durante el Ejecutivo de Mariano Rajoy. La tercera, María Dolores Cancio, era becaria del catedrático Enrique Álvarez Conde, el responsable del máster.

En su declaración aseguro que fue este profesor quien le recomendó matricularse para acceder al doctorado. Le dijo qué asignaturas convalidar, le dio permiso para no ir a clase y ni siquiera le exigió que entregase nada para obtener el título. Según resumieron algunos abogados al término de la declaración, vino a decir que le regalaron el máster. Fuentes jurídicas confirman que es la impresión que le quedó a la jueza después de escucharla.

https://www.eldiario.es/politica/Master-Supremo-impute-Pablo-Casado_0_798970816.html

LA JUEZ APRECIA “INDICIOS DE RESPONSABILIDAD PENAL” EN PABLO CASADO Y ELEVA LA CAUSA AL SUPREMO

La magistrada traslada al alto tribunal la causa por el título que obtuvo el actual presidente del PP ante los "indicios de responsabilidad penal"

La investigación del máster de Pablo Casado, actual presidente del PP, ya va camino del Tribunal Supremo. En un auto firmado este lunes, la magistrada del juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, decide trasladar al alto tribunal la causa al apreciar "indicios de responsabilidad penal" en la obtención por parte del dirigente conservador del título en el Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), donde la expresidenta Cristina Cifuentes también logró el diploma que le costó su salida del Ejecutivo autonómico. Según reza el escrito, existen "indicios racionales de criminalidad".

La juez no puede continuar la instrucción contra el dirigente conservador al encontrarse aforado. Por ello, tras llevar a cabo la investigación "en todo aquello que no implica actuaciones procesales" contra el líder del PP, la magistrada acuerda enviar la pieza separada abierta por el máster de Casado al Supremo por los indicios de "responsabilidad penal" que existen contra el presidente de los populares. "Indicios que podrían acreditar su atribución a la persona aforada y su calificación jurídica", añade Rodríguez-Medel.

Esta decisión se produce después de que la semana pasada acabase una semana clave en el juzgado de Instrucción número 51 de Plaza de Castilla. Tras escuchar a las tres alumnas que se sacaron el título como el dirigente popular, les imputó prevaricación administrativa a las tres y cohecho impropio a una de ellas, Alida Mas Taberner, entonces subsecretaria de la Generalitat valenciana en la etapa de Francisco Camps. La situación de estas tres estudiantes es similar a la del presidente del PP: consiguieron el máster sin ir a clase y con multitud de convalidaciones.

Cuando saltó el escándalo, Casado explicó que él pactó personalmente con Álvarez Conde, director del IDP y principal implicado en la trama, unas condiciones ventajosas para obtener el diploma. No tenía que ir a clase. No tenía que presentar un Trabajo Fin de Máster (TFM). Le convalidarían 18 de las 22 asignaturas del curso —que suponían más de un 80% de las materias y dos tercios del total de créditos exigidos (60)—. Y las cuatro restantes las aprobaría supuestamente entregando unos trabajos que apenas sumaron 92 folios en total (incluyendo portadas, índices, bibliografías...) y que le evaluaron Conde y otra profesora, también imputada. Ambos le pusieron sobresalientes en todas ellas.

https://elpais.com/politica/2018/08/06/actualidad/1533543726_594854.html

EL PP CONSIDERA QUE SUS ESTATUTOS NO OBLIGARÍAN A PABLO CASADO A DIMITIR SI ES IMPUTADO POR SU MÁSTER

Los avances de la investigación de la jueza Carmen Rodríguez-Medel sobre las supuestas irregularidades del Máster de Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid que Pablo Casado cursó entre 2008 y 2009, están complicando el horizonte político del líder del PP. Esta misma semana, una de las alumnas que tiene un expediente calcado al del presidente de los conservadores confesaba ante la magistrada que se sacó el título sin hacer nada, ya que ni fue a clase ni entregó trabajos.

Tanto ella como las otras dos compañeras de Casado con idéntico expediente que también declaraban ante la jueza salían de los juzgados imputadas por prevaricación, incrementando las opciones de que la jueza solicite al Tribunal Supremo –único órgano judicial competente para investigar a Casado, dada su condición de aforado– que también impute al presidente del PP en las próximas semanas.

Si finalmente llega a producirse esa imputación, los conservadores no creen que su presidente tenga que dejar su cargo. Fuentes de la dirección nacional del partido explican a eldiario.es que los estatutos de la formación conservadora "no obligan" a ninguno de sus cargos a dimitir si un tribunal les cita a declarar como investigados.

Las normas internas se limitan a establecer que cuando "se tenga conocimiento" de que alguno de sus dirigentes "ha sido llamado a declarar como investigado en una instrucción judicial", el Comité de Derechos y Garantías del partido "procederá a la apertura de un expediente informativo, el cual se transformará en un expediente disciplinario en el momento en el que se tenga conocimiento de la apertura del juicio oral en el procedimiento judicial correspondiente".

"La resolución de dicho expediente disciplinario tendrá lugar cuando se dicte la sentencia, no firme, o, en su caso, auto de sobreseimiento que ponga fin al procedimiento judicial", añaden los estatutos del partido que fueron aprobados en febrero de 2017, en el XVIII Congreso del partido.

El Comité de Derechos y Garantías

No obstante, antes de tomar posesión de su cargo Casado tuvo que dejar claro por escrito su compromiso de comunicar a la dirección del PP "la apertura de cualquier procedimiento jurisdiccional del que puedan derivarse indicios racionales de comisión de un delito, y de poner a disposición del partido el cargo público u orgánico que desempeñe cuando el Comité Nacional de Derechos y Garantías considere que su permanencia en el mismo daña a la propia organización o a la institución pública".

Los estatutos tan solo establecen la suspensión provisional de afiliación, que "será acordada de manera automática por el Comité Nacional de Derechos y Garantías", cuando "un afiliado esté incurso en un proceso penal respecto de los cuales se haya dictado auto de apertura de juicio oral por un delito relacionado con la corrupción y quedará expulsado en el momento de que se dicte sentencia firme por corrupción".

Asimismo, en los casos "de delitos flagrantes de corrupción", el Comité de Derechos y Garantías Nacional, "a la vista de la gravedad de los hechos", podrá determinar "la suspensión de funciones o de afiliación, lo que se acordará en función de las circunstancias específicas de cada caso concreto". Se decretará el archivo del expediente disciplinario "en el momento en el que recaiga sentencia absolutoria, aunque no sea firme, auto de sobreseimiento o el expedientado quede excluido de la investigación judicial".

Pérdida de condición de afiliado

Los estatutos también contemplan la extinción de la condición de afiliado para quien sea condenado "por un delito mediante sentencia judicial firme previo informe del Comité de Derechos y Garantías y atendiendo a la gravedad del delito". Y consideran como una "infracción muy grave" la condena por un delito "que por su naturaleza o por las circunstancias en las que se haya cometido se considere incompatible con las obligaciones y deberes éticos" del partido.

La sanción de esa infracción muy grave va desde la suspensión de afiliación por un periodo de tiempo de entre cuatro y seis años, la inhabilitación para desempeñar cargos en el seno del partido o en representación de éste por igual periodo de tiempo o directamente la expulsión del PP.

https://m.eldiario.es/politica/PP-considera-estatutos-obligarian-Casado_0_799670695.html

LA JUEZ PIDE A LA URJC QUE LE MANDE EXPEDIENTES CON CONVALIDACIONES SIMILARES AL DE CASADO DE OTROS MÁSTERES

El objetivo es comprobar si era habitual la convalidación de 40 créditos a alumnos, como ocurrió con el líder conservador y otras tres alumnas investigadas La magistrada solicita que los expedientes sean del curso 2008-2009 y que sean de títulos no impartidos por el Instituto de Derecho Público

La titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid ha solicitado a la Universidad Rey Juan Carlos que le remita expedientes de otros másteres diferentes al cursado por el presidente del PP, Pablo Casado, para comprobar si era habitual la convalidación de 40 créditos a alumnos, como ocurrió con el líder conservador y otras tres alumnas investigadas. Informa Europa Press.

En una providencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la juez Carmen Rodríguez-Medel solicita a la URJC que los expedientes sean del curso 2008-2009 y que sean de títulos no impartidos por el Instituto de Derecho Público.

También especifica en sus indicaciones que los expedientes sean de personas cuyo "único mérito" para el reconocimiento de créditos fuera el ser "licenciado, arquitecto o ingeniero". La magistrada pide que al menos se le remitan diez expedientes con esas características.

Fuentes jurídicas han indicado que, con este oficio, la magistrada quiere comprobar si era común el volumen de créditos convalidados y si el reconocimiento que gozó Casado y tres alumnas investigadas de ese máster era frecuente o excepcional.

La magistrada ya solicitó a la URJC que le enviara expedientes del propio máster relativos a otros cursos que habían convalidado entre 40 y 60 créditos, información que la universidad remitió.

Concretamente, ha solicitado que se aporten títulos de másteres oficiales cursados por la URJC y un volumen de al menos diez expedientes y un máximo de 20. En este punto, relata que la información tiene que ser un título de 60 créditos y con alumnos de esa época y al que se reconociera 40 créditos.

Precisamente ayer María Dolores Cancio, una de las alumnas investigadas que hizo el mismo máster que cursó Pablo Casado reconoció que obtuvo el título sin hacer trabajos ni ir a clase, han informado a Europa Press fuentes jurídicas. También reveló que fue el director del máster, el catedrático Enrique Álvarez Conde, quien le dio indicaciones sobre cómo convalidar las asignaturas para lograr los créditos para lograr la titulación.

Fuentes universitarias indican a Europa Press que la normativa de aquella época permitía lograr convalidaciones de créditos en volumen similar al requerido por la magistrada en el caso de los licenciados. Por tanto, señalan que no era inhabitual ese reconocimiento para personas que disponían de licenciatura.

Ayer, el exrector de la Universidad Rey Juan Carlos Fernando Suárez explicó en su comparecencia el mecanismo para las convalidaciones y la diferencia entre la condición de 'licenciado' y 'graduado'. Al respecto, comentó que una persona con licenciatura podía convalidar más créditos para estudios de postgrado.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/08/03/la_juez_pide_urjc_que_mande_expedientes_con_convalidaciones_similares_casado_otros_masteres_85640_1012.html

LA JUEZ IMPUTA A UN NUEVO PROFESOR EN LA CAUSA DEL MÁSTER DE CASADO

La magistrada investiga si se convalidaban en otros másteres de la universidad tantas asignaturas como al líder del PP

La causa judicial abierta por el máster de Pablo Casado ha dejado este viernes un nuevo personaje bajo sospecha: Pablo Chico, un profesor que ya estaba investigado en la instrucción general contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y al que la magistrada ha decidido este viernes imputar en esta pieza separada por un delito de prevaricación administrativa. El docente supuestamente aprobó a María Mateo Feito, una de las tres alumnas que obtuvieron el título en condiciones ventajosas similares a las del actual presidente del PP.

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, suma así el séptimo imputado en esta parte del caso máster, que cerca al líder de los populares. Este viernes, la investigación ha puesto el foco sobre Chico, otro personaje clave de la trama. Él fue quien envió un email a Amalia Calonge, una funcionaria de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), para que cambiara una nota de Cifuentes. Y a él apuntó el jueves Mateo Feito, hija de una de las ex asesoras de Cifuentes acusada de presionar a los profesores cuando saltó el escándalo.

Según aseguró la alumna, este profesor le evaluó cuando obtuvo el máster en 2009, pese a que apenas fue a clase y le convalidaron multitud de asignaturas. Pero Chico lo ha negado este viernes durante su declaración y ha dicho que ni siquiera dio clase en ese curso, según señalan fuentes jurídicas a Europa Press. Por otra parte, sobre el correo electrónico que envió, el docente ha dicho que la iniciativa de cambiar la nota fue de la funcionaria, según explican los abogados de Calonge.

Mientras tanto, la juez sigue acumulando pruebas contra la promoción del actual líder del PP y contra el Instituto de Derecho Público (IDP), dirigido por el catedrático Enrique Álvarez Conde, principal implicado en la trama. Según consta en una providencia dictada el pasado jueves, la magistrada ha pedido a la URJC que le envíe una lista de alumnos —con un mínimo de 10 y un máximo de 20— que hayan convalidado en másteres de otros centros de la universidad tantos créditos como logró el dirigente conservador (más del 66%) y como las otras tres alumnas imputadas. Rodríguez-Medel precisa que deben ser del curso 2008-2009, cuando estos cuatro obtuvieron el diploma, y que las obtuvieran por el "único mérito de ser licenciado, arquitecto o ingeniero".

Con la segunda jornada seguida de declaraciones celebrada este viernes, para la que estaban citados seis testigos y dos imputados, la juez cierra una semana clave en la instrucción de la pieza separada abierta por el máster de Casado. Sobre todo, después de que el jueves escuchara a las tres alumnas que se sacaron el título como el dirigente popular y les imputara prevaricación administrativa a las tres y cohecho impropio a una de ellas, Alida Mas Taberner, subsecretaria de la Generalitat valenciana en la etapa de Francisco Camps.

Los delitos que amenazan al líder del PP

La situación de estas tres estudiantes es similar a la del presidente del PP: consiguieron el máster sin ir a clase y con multitud de convalidaciones. Pero la magistrada no puede imputar a Casado al estar aforado. Eso sí, ya ha enviado la pregunta al Congreso para confirmar ese extremo. Un paso habitual antes de remitir la causa al Supremo para investigar a los aforados.

En el caso de que la juez decida elevar la causa al alto tribunal, dos delitos amenazan a Casado en este momento. Según detallan fuentes jurídicas, su caso es idéntico al de Taberner, imputada por cohecho impropio —aceptar supuestamente un regalo que le ofrecieron por el cargo público que se ostenta— y por prevaricación administrativa —que también puede aplicarse contra quienes no son funcionarios en condición de inductor o cooperador necesario, según la jurisprudencia española—.

El PP: "Quedará en nada. Es una anécdota"

Como viene haciendo desde su nombramiento como secretario general del PP, Teodoro García ha restado este viernes importancia al avance de la instrucción de la causa del máster que afecta a Pablo Casado. "Es una cuestión anecdótica y menor", ha declarado en la Cadena SER. "El presidente del PP es una persona rigurosa, trabajadora, honrada y honesta. Al final quedará en nada", ha aventurado, sobre la posibilidad de que la juez que instruye el caso lo traslade al Supremo por entender que puede haber indicios de delito contra el aforado Casado. El número dos del PP asegura que están muy tranquilos en el partido y ha presentado las acusaciones como una simple campaña para "dañar la imagen" del líder de la oposición.

https://elpais.com/politica/2018/08/03/actualidad/1533300746_369149.html

EL PP CALIFICA DE "ANÉCDOTA" Y "CUESTIÓN MENOR" LA INVESTIGACIÓN DEL MÁSTER DE CASADO

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, no ha analizado qué consecuencias tendría que el caso del máster de Pablo Casado, el presidente del partido, llegase hasta el Tribunal Supremo porque opina que "al final quedará en nada". A su vez, ha tildado todo el proceso como una "anécdota" y una "cuestión menor".

"Es una cuestión menor y anecdótica", ha subrayado García Egea en declaraciones a la Cadena Ser, donde ha recordado que Casado ya ha dado "muchísimas explicaciones" sobre el asunto e incluso ha aportado documentación que se puede consultar en sus redes sociales. El secretario general de los 'populares' ha hecho esta defensa del líder de su partido después de que este jueves una de las alumnas investigadas que hizo el mismo máster que cursó Casado reconociese ante la juez que obtuvo el título sin hacer trabajos ni ir a clase.

El propio Casado evitó valorar después esta declaración y también se remitió a las explicaciones ya dadas. "Desconozco esa declaración, pero conocen las mías, que han sido frecuentes en los últimos dos meses, y casi excesivas", dijo a los medios de comunicación tras su encuentro con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Dañar la imagen del PP

García Egea cree que quizá hay alguien "a quien le interesa" esta polémica para "dañar la imagen" del líder del PP, pero ha defendido que Casado "ha demostrado" ser una persona "rigurosa, trabajadora, honrada y honesta". "Creo que nadie tiene duda hoy de que Casado es una persona que en su vida personal y profesional siempre cumple escrupulosamente las normas establecidas", ha añadido.

En este contexto, el secretario general del PP ha mantenido el mismo discurso en cuanto a la posibilidad de que el asunto llegue al Tribunal Supremo y ha sostenido que Casado obtuvo el respaldo de militantes y compromisarios del partido, que "le conocían bien, lo que representa y sus capacidades profesionales y humanas".

https://m.publico.es/politica/2054874/el-pp-califica-de-anecdota-y-cuestion-menor-la-investigacion-del-master-de-casado

LA JUEZ DA UN PASO CLAVE PARA ENVIAR LA CAUSA DE PABLO CASADO AL SUPREMO

La magistrada imputa por prevaricación y cohecho impropio a las alumnas que aprobaron el máster como el líder del PP

La juez del caso máster ha tomado este jueves una decisión clave en la pieza separada que abrió por el título de Pablo Casado. La magistrada ha imputado prevaricación administrativa a las tres estudiantes —y además cohecho impropio a una de ellas— que obtuvieron el diploma exactamente en las mismas condiciones que el líder del PP, sin asistir a clase o con multitud de convalidaciones de asignaturas. Una de ellas incluso ha llegado a admitir este jueves que le dieron el máster sin hacer nada y tras un acuerdo con el director del curso. La juez no puede imputar a Casado al estar aforado.

Carmen Rodríguez Medel, magistrada del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, ha dado este jueves un paso clave para enviar al Tribunal Supremo la causa del máster obtenido por Pablo Casado en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en el curso 2008-2009. Según informan fuentes jurídicas, la juez, tras tomar declaraciones, precisó la imputación contra tres alumnas que obtuvieron el título el mismo año que el actual líder del PP y que lo consiguieron de la misma manera, con gran número de convalidaciones o sin ir a clase. Dos de ellas tienen vínculos con el partido conservador.

La magistrada imputa por un delito de prevaricación administrativa a María Mateo Feito, hija de Teresa Feito, exasesora de Cristina Cifuentes —algunos profesores acusan a la madre de presionarles el día que saltó el escándalo del máster de la presidenta madrileña—; y a María Dolores Cancio, vinculada al Instituto de Derecho Público de la URJC y que ha reconocido este jueves que consiguió el diploma sin hacer nada. Además, a Alida Mas Taberner, subsecretaria de la Generalitat valenciana en la etapa de Francisco Camps, le imputa también un delito de cohecho impropio. "Este es un paso más antes de enviar la causa al Supremo", subrayan las mismas fuentes. Mateo Feito fue la única de las tres que ha asegurado que había ido a clase.

Las declaraciones de estas tres estudiantes eran fundamentales para el caso, ya que su situación es idéntica a la de Casado. Pero la juez no puede imputar al líder del PP al encontrarse aforado. Eso sí, la magistrada ya preguntó al Congreso de los Diputados por su situación, habitual paso previo para trasladar la causa al alto tribunal para investigar a los aforados. La magistrada también pidió a la Guardia Civil que le remitiese la actividad laboral de Casado mientras cursó el máster y que detallase si este y las otras tres alumnas imputadas —de forma directa o a través de familiares— tenían un cargo público o "especial vinculación con partidos políticos" o con la propia universidad. El actual líder del PP era entonces diputado en la Asamblea de Madrid.

Mismas asignaturas

Las tres alumnas imputadas no figuran en las listas de matriculados de todas las asignaturas, pero sí en las mismas cuatro que hizo Casado, controladas por el catedrático Enrique Álvarez Conde, que era el profesor de tres de ellas. Conde es el director del Instituto de Derecho Público (IDP) donde se impartía el máster y el principal implicado en la trama. La docente de la cuarta era Alicia López de los Mozos, también imputada con él en el caso Cifuentes. Como Casado, sacaron sobresalientes en todas las asignaturas. Cancio Álvarez resulta ser una de las integrantes del propio consejo del IDP, como "representante de los becarios de investigación" desde 2007 y, a partir de 2009, como "miembro no doctor".

La decisión de este jueves de la juez se produce después de que el nombre de Casado desapareciese del vocabulario y de la memoria de los dos profesores que aprobaron al líder del PP en las cuatro únicas asignaturas que tuvo supuestamente que cursar para obtener el título de Derecho Autonómico concedido en el IDP. El catedrático Álvarez Conde y la profesora Alicia López de los Mozos han comparecido en la mañana de este jueves como imputados. El primero ha optado por callarse y se ha negado a declarar; y la segunda ha reiterado insistentemente que no recuerda nada. "No me acuerdo de que asistiera ni de que dejara de asistir", ha afirmado López, según señalan fuentes jurídicas.

Según relató el propio Casado cuando saltó el escándalo, él pactó personalmente con Álvarez Conde unas condiciones ventajosas para obtener el diploma. No tenía que ir a clase. No tenía que presentar un Trabajo Fin de Máster (TFM). Le convalidarían 18 de las 22 asignaturas del curso —que suponían más de un 80% de las materias y dos tercios del total de créditos exigidos (60)—. Y las cuatro restantes las aprobaría supuestamente entregando unos trabajos que apenas sumaron 92 folios en total, que le evaluaron Conde y López.

Este jueves también ha acudido a declarar como imputado Fernando Suárez, el exrector de la URJC que firmó el acta de convalidaciones del actual líder del PP. Suárez dijo que no sabía nada de Casado. Aun así, la magistrada ha decidido mantenerlo como imputado en esta pieza separada —abierta a raíz del escándalo que provocó la dimisión de la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes— al igual que a Conde y a López de los Mozos.

https://elpais.com/politica/2018/08/02/actualidad/1533234023_455364.html

LA CONFESIÓN DE UNA ALUMNA COMPLICA LA DEFENSA DE CASADO EN EL CASO MÁSTER

La jueza acusa de prevaricación y cohecho a tres alumnas que tienen el mismo expediente académico que el presidente del PP

Una de ellas ha confesado que Álvarez Conde le dijo cómo convalidar asignaturas y le permitió no hacer nada para obtener el título

Las otras dos imputadas no han podido demostrar ante la jueza que sí tuvieron que entregar trabajos, no tienen copia ni emails con los profesores

El presidente del PP, Pablo Casado, ha visto cómo este jueves se complica su defensa en el caso Máster. Aunque no está imputado porque esta aforado ante el Tribunal Supremo, la jueza tiene ahora más datos que revelan que una de las alumnas que tiene un expediente calcado al suyo se sacó el título sin hacer nada: ni fue a clase ni entregó trabajos.

La jueza Carmen Rodríguez-Medel comenzó investigando el caso de Cristina Cifuentes pero decidió ampliar el foto ante las evidencias de que pudo darse una "continuidad delictiva" en cursos anteriores. Así llegó hasta el posgrado que cursó Pablo Casado, que se sacó el Máster de Derecho Autonómico en el curso 2008-2009.

Tras en análisis de los expedientes de los alumnos de ese año, la jueza decidió imputar a tres compañeras del máster de Casado: Alida Mas Taberner, María Mateo Feito y María Dolores Cancio. Las tres han declarado este jueves en los juzgados de Plaza de Castilla, y la confesión de la última ha dejado a Casado con pocos argumentos para defenderse de las acusaciones de que no hizo nada para obtener el título.

Cancio ha relatado que fue becaria de investigación de Enrique Álvarez Conde, el responsable del Instituto de Derecho Público, un organismo adscrito a la Universidad Rey Juan Carlos que impartía este máster. Según ha declarado ante la jueza, fue este profesor quien le animó a matricularse como vía para conseguir posteriormente el doctorado. Casado dio esta misma versión y definió el master como suerte de curso puente hacia el doctorado.

Cancio, que escribió varios libros con Álvarez Conde, ha contado en el juzgado que fue este quien le indicó que debía hacer para convalidar 18 de las 22 asignaturas del máster, las mismas que Casado. Ambos habían cursado la carrera de Derecho, y con eso se ahorraron tener que sacarse la mayoría de materias del posgrado.

Además, Cancio también ha relatado que tuvo permiso para no ir a clase. Pero su confesión fundamental ha llegado cuando ha dicho a la jueza que ni siquiera tuvo que hacer trabajos para aprobar las cuatro asignaturas que no le habían convalidado. No tuvo que hacer nada, las aprobó sin más. Obtuvo el título sin ningún esfuerzo.

Casado siempre ha defendido que él entregó cuatro trabajos para aprobar, pero la Universidad no los ha encontrado -alegan que no tienen obligación de guardarlos- y él jamás ha enseñado esos documentos más allá de la portada. La alumna que ha confesado que le regalaron el máster y el presidente del PP sacaron las mismas notas en las cuatro asignaturas que no convalidaron, un sobresaliente.

La declaración de las otras dos alumnas imputadas tampoco ayuda mucho al futuro judicial del líder del PP, porque aunque han dicho que sí tuvieron que entregar trabajos, han reconocido que no tienen manera de demostrarlo. La jueza exigió a Mas Taberner y Mateo Feito que demostraran con copias en papel o emails que habían hecho los trabajos para aprobar, pero ninguna de las dos ha podido hacerlo. Estas dos alumnas sí han reconocido que estaban liberadas para ir a clase.

Tras escucharlas en la tarde de este jueves, la jueza ha decidido mantenerles la condición de investigadas y acusa a las tres de prevaricación administrativa. A Mas Taberner, que cuando cursó el máster era alto cargo del la Generalitat, le añade el delito de cohecho impropio.

Así, las tres alumnas que tienen un expediente idéntico al del Casado van a continuar como imputadas, ahora con la certeza de que una de ellas no hizo nada para sacarse el título, y las otras dos no pueden demostrar que entregaran trabajos para aprobar.

Las declaraciones de sus profesores tampoco han ayudado al líder del PP. Álvarez Conde, su tutor, se ha negado a responder a las preguntas de la jueza como ya hizo cuando le interrogaron por el caso Cifuentes. Alicia López de los Mozos, que le puso un sobresaliente en uno de sus trabajos, ha dicho en los juzgados que no recuerda nada y que no conserva emails de esa época.

Este viernes desfilarán por los juzgados de Plaza de Castilla otros alumnos del máster, aunque estos lo harán como testigos. Cuando les escuche, la jueza habrá concluido la ronda de declaraciones de alumnos y profesores del máster de Casado y podrá determinar si tiene indicios para pedir al Tribunal Supremo que impute al presidente del PP.

https://www.eldiario.es/politica/confesion-complica-defensa-Casado-Master_0_799320935.html

UNA COMPAÑERA DEL MÁSTER DE CASADO RECONOCE QUE LO HIZO SIN HACER TRABAJOS NI IR A CLASE

María Dolores Cancio ha admitido la información ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid

María Dolores Cancio, una de las alumnas investigadas del mismo máster que cursó el presidente del PP, Pablo Casado, ha reconocido este jueves ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid que obtuvo el título sin hacer trabajos ni ir a clase, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Así lo ha revelado tras su comparecencia este jueves en la ronda de declaraciones sobre el máster de Derecho Autonómico en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) que había señalado la magistrada Carmen Rodríguez Medel.

En su exposición la exalumna ha indicado que estuvo vinculada al Instituto de Derecho Público hasta 2014 y que realizaba trabajos administrativos, gestionaba becas y se encargaba de solicitar subvenciones para este organismo.

También ha relatado que el catedrático y director del IDP, Enrique Álvarez Conde, fue el que le animó a realizar el máster durante el curso 2008-2009, dado que ello le permitiría luego poder realizar un doctorado de cara a futura docencia.

El docente, también investigado, fue el que le dio indicaciones de cómo convalidar las asignaturas y le transmitió que, en su caso, no hacía falta presentar trabajos. Por tanto, obtuvo el título sin apenas hacer nada, según las fuentes consultadas.

"Podía ser el mejor de los amigos o el peor de los enemigos"

Además, Cancio ha asegurado que Álvarez Conde, con el que tenía una relación cordial, era la persona que "mandaba" en el Instituto de Derecho Público. "Podía ser el mejor de los amigos pero también el peor de los enemigos", ha espetado durante su declaración

También han declarado esta tarde junto a Cancio las otras dos alumnas investigadas: María Mateo Feito, la hija de la exasesora de la Consejería de Educación María Teresa Feito y también investigada en el caso, y Alida Mas Taberner, que era subsecretaria de la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana durante la etapa de Francisco Camps.

En su caso, ambas han asegurado ante la juez que realizaron los trabajos para obtener sus calificaciones pero no han aportado ante la juez ningún documento acreditativo de ello, como correos electrónicos o archivos informáticos.

Mateo Feito ha explicado que, en su caso, el director del máster y su madre tenían una relación de amistad y que fue también éste quien le recomendó matricularse. Además, ha asegurado que sí asistió a clase y que tenía relación con el catedrático para consultas sobre sus estudios.
Mientras, Mas Taberner ha detallado que ella se matriculó del máster cuando estaba en Valencia y que un motivo fundamental para hacerlo es que no hacía falta asistir a las clases para poder realizarlo.

A su vez, han comparecido otros dos alumnos en calidad de testigos respecto a este caso. Uno de ellos ha comentado que realizó todo "perfectamente" y que asistía a las clases con regularidad. Otra estudiante ha relatado que en su caso no hizo Trabajo de Fin de Máster y que no se lo exigieron.

Tras la ronda de declaraciones, la magistrada encargada de la causa ha decidido mantener la condición de imputados a estas tres alumnas, a Álvarez Conde, a la docente Alicia López de los Mozos y al exrector de la URJC, Fernando Suárez. Se les atribuye presuntos delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa.

Fuentes jurídicas señalaban antes de la declaración que estas comparecencias, sobre todo la de las compañeras de promoción de Casado, eran relevantes para el futuro procesal de la pieza separada sobre este máster.

El Tribunal Supremo remitió a finales de julio a la juez Carmen Rodríguez-Medel la documentación que acredita que Pablo Casado está aforado. La respuesta venía después de que la magistrada solicitara información ante el propio Congreso de los Diputados en aras a confirmar la condición de aforado ante el Supremo para, en su caso, remitir una posible investigación en relación al máster que cursó en 2008. Si se eleva la causa al Supremo, podría conllevar su citación en calidad de investigado si decide no archivar el caso.

http://cadenaser.com/emisora/2018/08/02/radio_madrid/1533237275_445556.html

LAS GRIETAS DE LA VERSIÓN DE CASADO EN LA SEMANA CLAVE PARA LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL DE SU MÁSTER

Este jueves es un día, en principio, crucial en la instrucción del caso del máster en derecho autonómico que cursó el presidente del PP, Pablo Casado, en 2008 y 2009 en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos. Pasan por delante de la jueza Carmen Rodríguez-Medel los profesores imputados Alicia López de los Mozos y Enrique Álvarez Cónde. Pero, también, los compañeros de promoción del líder del PP. Tres de ellas en calidad de imputadas.

Aunque la postura de defensa de Casado y el Partido Popular es que ya ha dado "todo tipo de explicaciones", los datos que ha ido destapando la instrucción judicial han resquebrajado la primera versión que aportó el político y sobre la que se sustenta esa defensa.

La convalidaciones

Todo comenzó con una firmas falsificadas en unas convalidaciones. La catedrática de la Universidad de Salamanca Ángela Figueruelo no dejó pasar el hecho de que apareciera su rúbrica en unos certificados sobre los alumnos VIP de la promoción de la expresidenta de Madrid, Cristina Cifuentes. Llevó el caso a los tribunales. Al tirar del hilo, la jueza ha terminado por investigar el curso al que se apuntó Casado.

La cuestión es que Casado se libró de 18 de las 22 asignaturas del programa del curso. Lo dijo él mismo sin aportar detalles. Esas convalidaciones masivas no solo le hicieron más sencillo superar el máster sino que le abarataron el curso enormemente: la Universidad tuvo que devolverle 600 euros de matrícula. Sin embargo, las convalidaciones no son un trámite sin más: el reglamento exige que, al pedirlas, el alumno indique en virtud de qué titulación de origen pueden conmutarse y el programa de estudios y los contenidos de esas asignaturas para que la universidad compruebe que pueden darse por superados. Trámites que no acreditó el alumno Casado.

Además, las fichas de la Universidad Rey Juan Carlos sobre las materias de presidente del PP estaban medio vacías. No aparecía nada sobre la materia de origen, los créditos que implicaban o el curso en que se superó. Con esas conmutaciones bajo el brazo, que obtuvieron el visto bueno del entonces responsable del área Fernando Suárez –luego rector de la URJC y protagonista de múltiples plagios en trabajos de investigación que terminaron por alejarle del puesto– el máster en derecho autonómico quedó reducido a cuatro asignaturas que, según contó Pablo Casado, solventó con unos trabajos.

Trato de favor: los sobresalientes

El mismo presidente del PP el 10 de abril pasado, cuando todavía no atisbaba la posibilidad cercana de convertirse en el líder del partido, explicó que no tuvo que acudir a las clases para sacarse el máster. Le quedaban esas cuatro materias que no solo aprobó sino que superó con sobresalientes. Sin embargo, meses después, las guías docentes aportadas a la investigación judicial han mostrado que sin presentarse en las aulas no podía obtenerse una calificación tan alta.

Esas guías del máster aportadas a la causa y que pudo revisar eldiario.es exigían una dedicación que oscila entre las 60 horas de clase en la asignatura menos exigente, hasta las 360 en la más dura. Había que ir a clase para llegar al sobresaliente. Casado aprobó todas entregando cuatro trabajos que juntos suman 92 páginas. Este aparente trato de favor está en el núcleo de la instrucción que se lleva a cabo en el juzgado madrileño.

Alumnos privilegiados ya imputados

18 convalidaciones. Sobresalientes en el resto. El patrón de Pablo Casado no resultó algo individual sino que, según las actuaciones de la jueza, se aplicó a un grupo reducido del alumnado. Así, tres compañeras de promoción del político, María Mateo Feito, Alida Consuelo Mas Taberner y María Dolores Cancio, disfrutaron de un trato casi idéntico. Y el jueves deben declarar como imputadas.

La cuestión es que las tres están en una situación casi calcada a la de Pablo Casado. Pero el diputado del PP no puede ser imputado por Rodríguez-Medel por su condición de aforado. Solo el Tribunal Supremo puede citarle como investigado. La jueza ha dado los pasos previos para poder remitir posteriormente la causa a esta instancia superior (solicitó un informe sobre la situación de aforado de Casado).

El Instituto de Derecho Público

Para aderezar todo el caso, el jueves están llamados para declarar sobre estos extremos el catedrático Enrique Álvarez Conde y la profesora Alicia López de los Mozos. Álvarez Conde era director y fundador del Instituto de Derecho Público de la URJC donde se impartía el curso de Casado.

Un instituto que nació con amplísima autonomía, con CIF propio y en el que se ha desvelado que se constituyó un ecosistema académico por el que algunos alumnos recibieron trato de favor, como las convalidaciones con firmas falsas detectadas en el máster de la expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes, y los responsables académicos se favorecían de los ingresos del IDP y del prestigio acumulado por el organismo. Allí desarrolló su carrera Alicia López de los Mozos, quien terminó por confesar que desde el IDP se había fabricado una coartada para Cifuentes. La Universidad ha decidido esta semana que clausura este instituto.

https://m.eldiario.es/sociedad/grietas-master-Casado-decisiva-juzgado_0_798620432.html

EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN DICE QUE NO TENÍA LAS COMPETENCIAS PARA SUPERVISAR EL MÁSTER DE CASADO

La Agencia Nacional de Calificación (ANECA) dependiente del Ministerio de Educación, ha informado a la jueza que investiga el máster del presidente del PP, Pablo Casado, que "no intervino en la evaluación previa a la implantanción'' del curso al ser previo al actual sistema de verificación, según informa Europa Press. ''Este organismo no puede emitir un informe sobre el contenido de dicho plan de estudios'' como le había solicitado la magistrada Rodríguez-Medel, ha contestado el organismo en un escrito.

Lo que sí ha especificado la ANECA es que la normativa que regulaba el máster al que se matriculó Casado en 2008 ''no requería expresamente que el título de plan de estudios contemplara la realización de un trabajo de fin de máster''. Es decir, el real e decreto, de 2005, vigente durante los años en los que cursó el presidente del PP no obligaba a esa prueba, cosa que luego se añadió. Pero tampoco indica que incluirlo estuviera fuera de la ley.

De hecho, un informe del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos incluido en la instrucción especifica cómo al grupo de compañeros de promoción becados por el Ayuntamiento de Madrid sí se les exigió una ''tesina'' final. De igual manera, algunos otros alumnos de aquel curso con los que pudo contactar eldiario.es especificaron que el director del Instituto y del máster, Enrique Álvarez Conde, les hizo saber que tal trabajo era obligatorio. Uno de ellos llegó a contar que dejó esa asignatura para un curso después del que asistió a las clases presenciales.

Así, la agencia relata que la ley no incluía entre los requisitos obligatorios para superar esos máster la redacción de un trabajo final. La cuestión es que en aquel preciso curso, su director sí lo pedía -y así lo hizo saber por escrito-. O, al menos, lo hizo con algunos alumnos.

https://m.eldiario.es/sociedad/Ministerio-Educacion-supervisar-master-Casado_0_798970932.html

LA JUEZA EXIGE A LOS COMPAÑEROS DE CASADO LA DOCUMENTACIÓN CON LA QUE APROBARON EL MÁSTER

La jueza que investiga el máster de Pablo Casado quiere que sus compañeros que sí hicieron el posgrado y que entregaron los trabajos para aprobar le muestren la documentación que lo acredita. Ha reclamado a los alumnos que están citados como testigos que le entreguen desde la titulación con la que se matricularon hasta los emails que se intercambiaron con los profesores.

Carmen Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, ahonda esta semana en la parte de la investigación que afecta al Máster de Derecho Autonómico y Local que cursó el líder del PP. Interrogará a sus profesores y a sus compañeros de clases, a unos como imputados -porque no hay constancia de cómo aprobaron el máster- y a otros como testigos.

Estos últimos están citados entre el jueves y el viernes de esta semana. Cuando acudan a declarar a los juzgados de Plaza de Castilla tendrán que presentarle a la jueza toda la documentación que tengan, para que pueda compararla con la que exhibe el presidente del PP. Y, sobre todo, para que pueda comprobar qué trámites tuvieron que cumplir para sacarse el título y si Casado siguió los mismos.

Así, en una providencia a la que ha tenido acceso eldiario.es, la jueza pide a los alumnos que están citados como testigos que lleven consigo la documentación que conserven. En concreto, cita varios documentos entre los que se encuentra la titulación que les permitió matricularse a cada uno de ellos en el máster.

Además, les pide también "la justificación documental de los trabajos que permitieron su calificación en las asignaturas cursadas". Para las que no tuvieron que cursar porque las convalidaron, la jueza les pide los documentos con los que solicitaron ese trámite.

Intercambio de emails con los profesores

Por último, los alumnos que acuden como testigos tendrán que aportar, si tienen, emails "con ocasión del citado máster con los profesores o responsables del mismo a efectos de calificación de asignaturas, remisión o corrección de trabajos o, en su caso, convocatoria para la defensa pública de los mismos".

Este último punto es fundamental para determinar si Casado cumplió con los requisitos para aprobar. Un documentos del sumario firmado por Enrique Álvarez Conde, responsables de máster, indica que los alumnos tenían que elaborar una tesina que era obligado defender al final del curso ante un tribunal. Casado no lo hizo.

La jueza también quiere saber qué documentación presentaron esos alumnos para convalidar asignaturas, porque la de Casado está incompleta. Los documentos enviados por la Universidad Rey Juan Carlos tienen varios campos en blanco, en concreto aquellos espacios donde debería figurar la titulación y los conocimientos que permitían acceder a ese posgrado.

Rodríguez-Medel también quiere conocer cómo son los trabajos que entregaron para aprobar esos alumnos. Sabe que en el caso del presidente del PP le bastó con hacer cuatro trabajos -que la URJC no encuentra- que juntos sumaban 90 páginas. Con ello obtuvo sobresaliente en las únicas cuatro asignaturas que cursó, a pesar de que se exigía ir a clase para obtener la máxima nota. Casado ha reconocido que jamás pisó las aulas.

Para trata de determinar si el líder del PP tuvo un trato de favor en el Máster, la jueza ha citado para este jueves como imputado a Álvarez Conde. Según Casado, siempre se coordinó con él para entregar los trabajos, porque nunca llegó a tratar con el resto de profesores. También está citada Alicia López de los Mozos, una de las profesoras que calificó a Casado.

Durante el día, además de los alumnos citados como testigos, tres compañeras de Casado declararán como imputadas, a las que la jueza exige que justifiquen cómo aprobaron el curso. María Mateo Feito, María Dolores Cancio Álvarez y Alida Mas Taberner acudirán a Plaza de Castilla como investigadas, después de que Rodríguez-Medel haya comprobado que obtuvieron el título en las mismas condiciones que Casado: con convalidaciones masivas y calificaciones de sobresaliente en las asignaturas restantes.

https://m.eldiario.es/politica/jueza-companeros-master-Casado-documentacion_0_798620351.html

PABLO CASADO PLAGIÓ PÁGINAS ENTERAS PARA UN LIBRO DEL GOBIERNO DEL PP SOBRE LA MARCA ESPAÑA

El presidente del PP copió contenido de la web del Congreso de los Diputados para publicar un artículo en un monográfico sobre diplomacia

Cuatro de las nueve páginas del artículo del líder popular están llenas de texto apropiado sin citar

Casado reconoce el corta y pega: "Se trata de información pública que en la propia web del Congreso aparece sin autor", responde su entorno

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, copió y pegó el contenido de la web del Congreso de los Diputados para un artículo firmado por él en el número de 2012 de la Colección Escuela Diplomática, una publicación realizada y financiada por el Ministerio de Exteriores. El artículo de Casado, 'La democracia parlamentaria', está prologado por el entonces ministro de Industria, José Manuel Soria, y forma parte del cuarto capítulo del monográfico titulado 'Retos de nuestra acción exterior: Diplomacia Pública y Marca España'.

Cuatro de las nueve páginas del artículo de Casado están basadas en contenido copiado sin citar. A partir de la tercera página del texto se suceden párrafos completamente plagiados de tres artículos disponibles entre el contenido divulgativo de la web del Congreso de los Diputados. Casado, entonces portavoz adjunto del PP en la comisión de Exteriores y colaborador de José María Aznar, estructura su texto en partes para hablar de una serie de asambleas internacionales. La primera es la Unión Interparlamentaria. Si comparamos su texto con lo publicado en la web del Congreso podemos ver cómo Casado utiliza párrafos enteros para redactar su texto.

Lo mismo sucede al hablar de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, del Consejo de Europa y de la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. Los párrafos completamente plagiados se intercalan con otros parafraseados, pero siempre de tal forma que el texto sigue la estructura de la información dispuesta en diferentes páginas de la web del Congreso de los Diputados.

Fuentes del Congreso de los Diputados han explicado a eldiario.es que la autoría de los textos colgados en su web corresponde originalmente a su equipo de funcionarios, que se encarga de elaborar y actualizar la información de los materiales corporativos y divulgativos de las Cortes. Los textos se publicaron después de pasar por la revisión del letrado director del Congreso. La institución tiene establecida una licencia Creative Commons para que cualquier ciudadano utilice libremente su contenido, pero siempre que se cite la procedencia. Los textos llevan en la web del Congreso desde el año 2007, cinco años antes de la publicación del artículo de Casado.

Consultado por eldiario.es, el entorno de Pablo Casado ha reconocido que los párrafos se copiaron de diferentes partes de la página web del Congreso. “Se trata de información institucional y pública que en la propia web aparece sin autor”, argumentan fuentes cercanas al líder del PP. Aseguran que se trata de “un artículo de divulgación que escribió dentro de una obra que recoge textos de más de 30 autores, entre otros Modesto Lomba o Ferrán Adria” y que Casado “no recibió ningún tipo de remuneración” por su colaboración.

En el artículo de Casado, a lo largo de la gran cantidad de párrafos plagiados, no se cita a entidades, autores o documentos. No hace ningún tipo de referencia ni utiliza comillas para señalar la procedencia de ninguna información, salvo de una frase entrecomillada sobre la Asamblea Parlamentaria por la Unión del Mediterráneo, donde Casado era representante de España en 2012, que tampoco lleva asociada ninguna autoría.

Además de los párrafos copiados, el sucesor de Rajoy comienza el artículo utilizando una estructura similar a la del texto de la letrada de las Cortes y Doctora en Derecho Piedad García-Escudero Márquez, publicado en el número 19 de la revista parlamentaria de la Asamblea de Madrid, con fecha de diciembre de 2008. Aunque en un momento del texto nombra a la autora, lo hace sin citar su obra y además se equivoca con el nombre al llamarla "Pilar García Escudero".

La segunda página del artículo, que continúa a modo de introducción, también sigue la misma estructura que el de García Escudero, citando a los mismos autores y tratando la información, epígrafes incluidos, en el mismo orden.

El resto de autores del libro editado por el Gobierno, al contrario que Pablo Casado, sí que incluyen la bibliografía utilizada al final de sus textos.

Plagio en un texto público del Gobierno

El artículo fue publicado en el número 18 de la Colección Escuela Diplomática el año 2012. El texto de 373 páginas forma parte de una serie publicada por la propia Escuela Diplomática del que durante el mandato de Rajoy se denominaba Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España. Como reza su web, actualmente "la Escuela Diplomática depende directamente de la Subsecretaría de Asuntos Exteriores y de Cooperación".

Según figura en la propia publicación, está editado por la Secretaría General Técnica y, señalan los editores, "se ha respetado el estilo de redacción por parte de cada uno de los autores". "La Escuela Diplomática no se identifica necesariamente con el contenido de las respectivas contribuciones", añaden.

Cada uno de los números de esta serie se centra en un tema concreto, sobre el que escriben numerosos autores de distinto perfil. En el caso del número en el que Casado publicó un artículo plagiado, intervienen más de una treintena de personas.

https://www.eldiario.es/politica/Pablo-Casado-plagio-libro-Gobierno_0_797570603.html

LA COMPLUTENSE NO VE ANOMALÍAS EN QUE CASADO SACASE LA MITAD DE DERECHO EN CUATRO MESES

La universidad cierra la investigación abierta sobre el título del nuevo presidente del PP, investigado también por su máster en la Rey Juan Carlos

La Universidad Complutense no ha detectado irregularidades en la forma en la que Pablo Casado, nuevo presidente del PP, obtuvo en 2007 su licenciatura en Derecho por lo que va archivar la información reservada que abrió y no va a iniciar ningún expediente. Casado aprobó la mitad de la carrera en cuatro meses en el centro privado Cardenal Cisneros, adscrito a la Complutense que fue la responsable de expedir el título.

Casado, según una información que adelantó El Mundo a mediados del pasado mayo, empezó la carrera en ICADE en 1999 y luego trasladó en 2004 el expediente al Cardenal Cisneros, donde tuvo un sprint final infrecuente. Nada más ser elegido diputado de la Asamblea de Madrid, en mayo de 2007, el político concluyó de golpe una carrera que había ido aprobando a trompicones. Entre junio y septiembre superó 12 materias, casi la mitad de la licenciatura (25 asignaturas). Es decir, el equivalente a lo que aprobaba un buen estudiante -en primera convocatoria- en dos años y medio.

El Mundo aseguró que la cúpula del PP madrileño presionó en esos meses a la dirección del Cisneros, un centro controlado por la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre, para lograr que Casado, en ese momento parlamentario y presidente de las Nuevas Generaciones del PP en Madrid, se licenciase cuanto antes. Fuentes del entorno afirmaron en sus páginas que se dieron a Casado “facilidades” cuando no le “regalaron” la nota. Todos los profesores negaron ante la Complutense haber recibido presiones para "darle un trato de favor", salvo uno que atestiguó "algunas indicaciones en este sentido" por parte del entonces director del Cisneros, Alberto Pérez de Vargas, aunque "ello no le influyó en absoluto en las calificaciones". El aludido negó haber dado estas "indicaciones" a algún docente.

"Asimismo Pérez de Vargas afirmó que él mismo no recibió ninguna influencia, aunque sí muestras de un cierto interés por el estudiante, sin que se identificara por parte de quien en particular", prosigue el documento de la Complutense. El director declaró que desconocía que Casado hubiese aprobado media carrera en cuatro meses.

En 2004 el Cisneros convalidó a Casado seis asignaturas de Derecho aprobadas en ICADE y una de Administración de Empresas. Sin embargo, un “buen número” de materias que había superado en esta universidad no se aceptaron “en aplicación estricta de la tabla de convalidaciones”, según el informe de la Complutense. En su primer año en el Cisneros el presidente del PP aprobó seis asignaturas y 12 en el segundo (seis en junio y otras seis en septiembre). Un número “significativamente superior al ordinario”, por lo que la Complutense reclama al Cisneros que avise al delegado de su rector en el centro si se repite un caso así para investigarlo.

Seis días después de esta exclusiva, el rector de la Complutense, Carlos Andradas, anunció que su universidad abría una investigación reservada y, aunque cauto, mostró su asombro: “Es inusual, pero no imposible, aprobar 12 asignaturas en un cuatrimestre". Para llevar a cabo las pesquisas la UCM reclamó al Cardenal Cisneros toda la información académica relativa al político del PP: expediente, actas, exámenes, listado de profesores… El informe se ha redactado basándose en las actas y las matrículas y en un cuestionario que rellenaron los profesores. No hay rastro de los exámenes de Casado. La Complutense recuerda que no hay "obligación de conservar ninguna prueba documental".

La sombra de la duda sobre Casado, sin embargo, se había instalado un mes antes de la polémica en el Cisneros. Casado reconoció en abril a EL PAÍS que había finalizado en 2009 el mismo máster de Derecho Público de su compañera de partido y expresidenta madrileña Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) sin asistir a clase y con 18 de las 22 asignaturas convalidadas. Apenas redactó cuatro trabajos que sumaban 90 páginas.

Precisamente a Casado le convalidaron esas 18 materias por compartir más del 80% de su contenido con asignaturas del grado de Derecho cursado en el Cisneros. El procedimiento de convalidaciones y la defensa del posgrado no está claro, por lo que la juez que investiga el máster de Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, ha abierto una pieza separada sobre Casado en la instrucción y a partir del 2 de agosto tomará declaración a los profesores. Tres compañeras a las que se convalidó con las condiciones de Casado acudirán en calidad de investigadas (antes imputadas). Casado, sin embargo, es aforado y no ha sido convocado, aunque Rodríguez-Medel ha preguntado al Congreso si este es diputado por lo que el caso podría remitirse al Tribunal Supremo.

El PP: "Una razón más para pedirle disculpas"

El secretario general del PP, Teodoro García, ha asegurado este lunes, tras la resolución de la Universidad Complutense, que quienes trataron de "sembrar cualquier tipo de duda sobre su profesionalidad y sobre su rigor" ahora deberían "pedir disculpas" a Casado.

"Cuando se ataca injustamente, hay que rectificar", señaló. El número dos de los populares, asegura que el nuevo presidente del partido cuenta con el respaldo necesario dentro y fuera de formación. "El máster más importante de Casado ha sido ganar las primarias", declaró tras el congreso donde salió elegido como el sucesor de Mariano Rajoy.

Las otras sombras de Casado

En la Universidad Rey Juan Carlos Casado tiene otro frente abierto, además del máster: el grado en Economía y Administración de Empresas que cursó entre 2007 y 2014, compatibilizándolo con la política y con el máster de Cifuentes. A las pocas horas de anunciar la Complutense sus pesquisas por la licenciatura en Derecho, la URJC comunicaba que abría una información reservada sobre el doble grado, pero no ha trascendido nada más. El rector de la URJC, Javier Ramos, en contra de lo asegurado a la prensa, no detalló ante el Consejo de Gobierno de la universidad qué había motivado la investigación del doble grado. El gabinete de prensa sostiene que “sigue abierta la investigación y se sigue recopilando información" pero que "no hay fechas” para extraer conclusiones.

Otros certificados académicos de Casado están también en entredicho. Su paso por Harvard, resultó ser un curso de cuatro días en el barrio madrileño de Aravaca que no exigía ser licenciado. Se presenta también como fellow de la SAIS (School of Advanced International Studies) de la Universidad Johns Hopkins cuando solo ostenta un cargo honorario. Y su currículum del Congreso recoge también un “CLS del Government Affairs Institute de Georgetown” que según la guía docente del centro dura 18 meses, pero Casado reconoce que estuvo allí solo dos meses de verano. Sus obligaciones políticas le impedían ausentarse más tiempo de Madrid.

https://elpais.com/politica/2018/07/29/actualidad/1532894451_588766.html

LA URJC ENCUENTRA AHORA UNA CAJA DE DOCUMENTACIÓN DEL MÁSTER DE CASADO

Este hallazgo llega apenas diez días después de que la propia universidad informara al juzgado de que no encontraba los cuatro trabajos que presentó el presidente del PP

En concreto, se trata de datos de las tres alumnas investigadas que han cursado el máster del dirigente popular

La Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) ha encontrado de forma sorpresiva una "caja de documentación" con información relativa al máster que cursó el presidente del PP, Pablo Casado, cuando días antes había dicho que no le constaba que existieran documentos relativos al posgrado del líder popular.

En concreto, se trata de datos de las tres alumnas investigadas que han cursado el máster del dirigente popular y que tendrán que declarar este jueves en la nueva ronda de comparecencias dictadas por la juez.

Se trata de María Mateo Feito, la hija de la exasesora de la Consejería de Educación María Teresa Feito, María Mateo Feito; Alida Mas Taberner que era subsecretaria de la Consellería de Educación de la Generalitat durante la etapa de Francisco Camps y María Dolores Cancio Álvarez, que colaboró en varias publicaciones junto al catedrático Enrique Álvarez Conde.

Según han informado a Europa Press fuentes jurídicas, la representación letrada de la universidad comunicó a la jueza del caso máster que se había localizado durante esta semana nuevos documentos sobre estos estudios, ante lo cual la magistrada reclamó su envío "urgente" para incorporarlos en la pieza separada que indaga sobre los estudios del líder del PP, de cara a su análisis. La remisión de esa "caja con documentación" fue entregada por la universidad el pasado viernes.

Fuentes jurídicas han informado de que el pasado viernes la universidad comunicó de manera verbal al Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid que había hallado una caja con documentación en el Instituto de Derecho Público, que dirigía el investigado Enrique Álvarez Conde, y no en el Vicerrectorado de Posgrados, que era el organismo encargado de aportar la información en la investigación interna de la URJC.

Y ahora la instructora del caso máster, Carmen Rodríguez Medel, ha pedido a la representación legal de la URJC que aporte dicha caja a la pieza separada C, referente al máster de Pablo Casado.

Se desconoce, por el momento, quien fue la persona que halló sorpresivamente esta documentación, y si esos son algunos de los cuatro trabajos que el líder del PP asegura que presentó para aprobar el máster de Derecho Autonómico en el curso 2008-2009.

No se ha especificado qué clase de documentos son, ni la trascendencia de los mismos o si serán o no reveladores para la causa, han explicado a Efe fuentes jurídicas.

Este hallazgo llega apenas diez días después de que la propia universidad informara al juzgado de que no encontraba los cuatro trabajos que presentó el presidente del PP, Pablo Casado.

Dicho escrito señala que a la URJC "no les consta ningún documento consistente en los trabajos del Sr. Casado para ser evaluado en los 20 créditos no convalidados, ni rastro documental que evidencie su aportación en el curso académico 2008-2009 (correo postal, electrónico o de cualquier otro modo)".

Por otro lado, este lunes ha comparecido en calidad de testigo ante el juzgado el exvicerrector de Postgrado de la URJC, el catedrático José María Álvarez Monzoncillo, para informar de una reunión que tuvo lugar en el equipo de Gobierno de la URJC preparatoria de la famosa rueda de prensa del día 21 de marzo, tras conocerse la información de 'eldiario.es' sobre presuntas irregularidades en el máster de la expresidenta Cristina Cifuentes.

https://www.eldiario.es/politica/URJC-encuentra-documentacion-master-Casado_0_798270889.html

LA INVESTIGACIÓN DE LOS PRIVILEGIOS AL PP EN LA REY JUAN CARLOS CERCA A CASADO

La causa del máster entra en una semana clave con las declaraciones como imputadas de tres alumnas del entorno del partido y sus profesores

La jueza preguntó el 14 de mayo al director de eldiario.es si conocía más casos como el de Cifuentes; esa tarde abrió una pieza sobre el máster de Casado

Rodríguez-Medel tiene un documento con convalidaciones irregulares del político y no aparecen los trabajos de las cuatro asignaturas cursadas

Las fechas de la investigación judicial desmontan la teoría de la conspiración de Pablo Casado
Las sombras de Pablo Casado: títulos académicos bajo sospecha y representante de Aznar para sus negocios con la Libia de Gadafi

“¿Han comprobado ustedes otros años de ese mismo máster? Mire, lo que yo me pregunto es si esto solo pasó en el curso 2011-2012 y si se dio la misma circunstancia en otros”. Esta pregunta es el origen de la investigación judicial que cerca hoy al nuevo presidente del PP. Fue formulada por la jueza del caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, al director de eldiario.es en la mañana del 14 de mayo de 2018, cuando Pablo Casado ni siquiera sonaba como aspirante a suceder a Mariano Rajoy. La respuesta del testigo Ignacio Escolar provocó que, esa misma tarde, la magistrada dictara una providencia ordenando la apertura de una pieza separada “en relación con el máster cursado por don Pablo Casado”.

Lo que ocurre en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid en los instantes anteriores y posteriores a esa pregunta explica el verdadero alcance de la investigación y su principal objetivo: conocer si la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid disponía de un sistema de engorde artificial de los expedientes académicos de alumnos VIP que trascendiera el caso de la expresidenta madrileña.

Justo antes de la citada pregunta, la magistrada se interesa por una información publicada por eldiario.es el 11 de abril de 2018 sobre otros alumnos del máster de Derecho Autonómico y Local que impartió el Instituto de Derecho Público de la URJC en el curso 2011/12, el que supuestamente siguió Cifuentes. Son diez alumnos que aprobaron tres asignaturas con firmas falsificadas. Todos están vinculados al Partido Popular o a la propia Universidad Rey Juan Carlos. Escolar explica a la jueza que se había detectado “un patrón”, que todos ellos “tenían en común varias cosas”, como que el resto de los alumnos no les habían visto el pelo por clase.

Es entonces cuando la jueza se interesa por casos similares en otros años y el periodista habla de varias informaciones publicadas sobre Pablo Casado. “El dio una rueda de prensa que tuvo mucho tiempo para preparar porque sabía que tarde o temprano esa marea llegaría hasta su despacho”, afirma el director de eldiario.es. Esta misma semana, la jueza ha librado un oficio a RTVE para que le entregue copia de aquella comparecencia ante los medios, en la que, entre otras cosas, Casado enseña la portada de los cuatro trabajos con los que superó el máster. Corresponden a las únicas cuatro asignaturas que cursó, ya que las 18 restantes le fueron automáticamente convalidadas por su licenciatura en Derecho.

El periodista habla de esas cuatro asignaturas y de que Casado no pactó con los profesores los trabajos sino con Enrique Álvarez Conde, imputado en el caso Cifuentes, imputado en el caso Casado, y entonces director del Instituto de Derecho Público que la Universidad Rey Juan Carlos acaba de disolver. Pablo Casado, por entonces líder de Nuevas Generaciones y diputado autonómico, saca cuatro sobresalientes sin ir a clase mientras otros alumnos se tienen que batir el cobre en 600 horas de clase.

La jueza ha pedido documentación a la propia Universidad y a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), dependiente del Ministerio de Educación. Quiere conocer al detalle si a Casado se le aplicó el Real Decreto que estaba vigente en materia de convalidaciones o el que más le convenía. También sigue a la espera de conocer quién componía esa comisión de convalidaciones que la URJC no encuentra por ningún sitio y el acta en el que reflejaron que Casado convalidaba 18 asignaturas de 22.

En el sumario hay un documento que constata las irregularidades en las convalidaciones. En él se puede observar que se dan por buenas 18 convalidaciones, el máximo legal permitido en ese momento, sin que conste de dónde viene ese conocimiento que el alumno dice ya tener.

"Posible continuidad delictiva"

El 14 de mayo, cuando Escolar termina de responder, la jueza prosigue el interrogatorio con otro tema. Han transcurrido tan solo 3 minutos y 36 segundos desde que Rodríguez-Medel hace la pregunta sobre otros posibles casos similares al de Cifuentes. La magistrada dicta esa misma tarde una providencia con una batería diligencias que afectan al registro del tráfico de llamadas entre las profesoras del falso tribunal de Cifuentes, para cambiar fechas de citaciones…

En uno de los párrafos de esa providencia afirma: “Vistas las manifestaciones efectuadas en el día de hoy por el testigo don Ignacio Escolar, y en aras de esclarecer la posible continuidad delictiva, requiérase a la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid para que en el plazo de siete días remita a este organoz judicial (…) el expediente íntegro de don Pablo Casado, con toda la documentación relativa a las asignaturas convalidadas durante el citado máster. Para el esclarecimiento de los hechos relatados por el citado testigo señor Escolar, fórmese pieza separada”. Arrancaba formalmente el caso del máster de Pablo Casado.

Carmen Rodríguez-Medel es una jueza conservadora, si se puede inferir de ello que pertenece a la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM), y antes de recalar en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid trabajó como asesora en el Ministerio de Justicia durante el Gobierno de Mariano Rajoy, según publicó elindependiente.com. Un hermano de la magistrada es coronel de la Guardia Civil.

En la providencia citada, Carmen Rodríguez-Medel dedica otro párrafo a la creación de una cuarta pieza, la D, y para su formación solicita “el expediente en línea de todos los alumnos con la correspondiente calificación, la documentación relativa a las eventuales convalidaciones y donde conste si las asignaturas fueron modificadas”. Y lo pide para el Máster de Derecho Público y Autonómico en todos sus cursos, desde 2009/10 hasta su extinción. Rodríguez-Medel ya no investiga a Cifuentes o el curso de Casado sino que quiere desentrañar la trampa instalada en una universidad pública para regalar títulos en función de quién se es y no del trabajo que se realice.

Para desenredar esa madeja, la jueza lleva una veintena de imputados, decenas de declaraciones de testigos, y esta semana la pieza C, la del máster de Pablo Casado, entra en una fase clave. Ante la magistrada declararán los dos profesores que pusieron sobresaliente a Casado con cuatro trabajos que, en total, sumaban unos noventa folios. Se trata de Álvarez Conde, el catedrático con una carrera labrada a la sombra del PP, y Alicia López de los Mozos, quien llama al primero “mentor” y que es una de las profesoras cuya firma aparece falsificada en el acta de defensa del Trabajo de Fin de Máster de Cristina Cifuentes. Ambos están imputados en los casos de la expresidenta y del máster de Casado. Ambos están citados para el 2 de agosto.

Ese mismo día hay otras tres declaraciones clave: tres alumnas del máster de Casado que comparten un par de aspectos relevantes con él. Las tres aprobaron con 18 asignaturas convalidadas, a pesar de que procedían de carreras muy diferentes. Y las tres tienen un pasado ligado al Partido Popular.

Informe sobre posible red de enchufes del PP

Para que conste, Rodríguez-Medel ha ordenado a la Guardia Civil que redacte un informe sobre los posibles vínculos políticos y académicos de Alida Mas Taberner, subsecretaria de la Conselleria de Cultura de la Generalitat valenciana; Mateo Feito ocupó un puesto como asesora de la Secretaría de Estado de Empleo y es hija de la asesora y amiga de Cifuentes que amenazó presuntamente a las profesoras para que falsificaran documentos; y María Dolores Cancio, profesora de la Rey Juan Carlos que ha escrito libros con Álvarez Conde.

Como garantía jurídica, la magistrada las ha citado en calidad de investigadas, y declararán asistidas por un abogado. Con Casado no puede actuar de igual forma. El diputado por Ávila es aforado ante el Tribunal Supremo, algo que ya se ha encargado de certificar formalmente la magistrada. En ellas, la jueza ve indicios de delito – presumiblemente cohecho impropio, malversación y falsificación de documento público- que deben ser aclarados y por eso las llama a declarar como investigadas.

En el caso de que aprecie lo mismo en el caso de Casado, la jueza deberá elevar una exposición razonada al Tribunal Supremo para que sea éste el que decida sobre el nuevo presidente del PP. Su mano derecha, Teodoro García Egea, nuevo secretario general del partido, dijo el pasado viernes en La Sexta que las informaciones acerca de la pieza separada del máster de Casado son “una brisa en un portaviones que avanza con paso firme”. Después aclaró que el portaviones al que se refería es el Partido Popular.

https://www.eldiario.es/politica/PP-Juan-Carlos-Pablo-Casado_0_797570462.html

LA REY JUAN CARLOS DEVOLVIÓ 600 EUROS A PABLO CASADO POR LAS CONVALIDACIONES DE SU MÁSTER

El numeroso reconocimiento de créditos que investiga la jueza le permitió pagar por el máster la mitad de lo que costaba realmente

La magistrada intenta aclarar en qué condiciones se produjeron esas convalidaciones con el interrogatorio a Fernando Suárez, el exrector que las firmó

Pablo Casado aprobó su máster entregando cuatro trabajos y convalidando 18 asignaturas. El nuevo presidente del PP no solo gozó de más facilidades que otros alumnos, que tuvieron que ir a clase y presentar trabajos a final del curso, sino que las convalidaciones masivas que investiga la jueza le permitieron lograr el título por menos de la mitad de su coste real. La Universidad le devolvió 600 euros por las materias que no tuvo que cursar.

Así figura en un documento que consta en el sumario del caso Máster, al que ha tenido acceso eldiario.es. Un justificante de devolución emitido por la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) el cinco de mayo de 2009 a nombre de Casado, unos meses después de que la Comisión de Convalidaciones le reconociese los créditos y avalase que solo tenía que cursar cuatro asignaturas.

Casado pagó inicialmente los 1.105 euros que costaba el Máster de Derecho Autonómico y Local, pero al poco de matricularse pidió que le convalidasen asignaturas por haber cursado la carrera de Derecho. La URJC aprobó que no tuviese que cursar 18 de las 22 asignaturas del posgrado.

Así, la Universidad dio el siguiente paso, devolverle parte de su matrícula. En mayo de 2009 la URJC emitió el justificante de devolución a favor del líder del PP en el que le devolvía 600 euros por las asignaturas convalidadas. El coste de las que iba a cursar era de únicamente 505,85 euros. El propio político admitió a eldiario.es en abril que había solicitado la devolución de esas tasas. En aquella conversación aportó esta devolución como prueba de que el proceso era correcto: "En el caso de que las convalidaciones hubieran sido un favor, no iba encima a reclamar el dinero, obviamente", dijo entonces.

Casado logró así sacarse el máster por menos de la mitad de lo que costaba realmente gracias a esas convalidaciones masivas que ahora investiga la jueza Carmen Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid. Los documentos que las avalan los firmó en 2009 Fernando Suárez, exrector de la URJC imputado en el caso y conocido como el rector de los plagios, ya que tuvo que convocar elecciones tras descubrirse más de una decena de copia y pega en sus obras de historia del derecho.

En el sumario hay otros documentos que muestran las irregularidades ese procedimiento. El informe sobre las convalidaciones tiene numerosos espacios en blanco, en concreto aquellos en los que hay que especificar los estudios de origen que permiten conmutar esos créditos.

Suárez ha enviado un escrito a la jueza en el que asegura que su firma aparece en las convalidaciones del actual presidente del PP, como lo hace en cualquier otro "acuerdo de todos los másters de la URJC". Esa firma es "un mero trámite administrativo de ratificación de las propuestas que realizaban las subcomisiones de convalidaciones para estudios de postgrado de cada máster, que eran las encargadas de resolver las convalidaciones".

El exrector declarará el 2 de agosto, el mismo día que las alumnas imputadas que se sacaron el máster en las mismas condiciones de Casado. María Mateo Feito, Alida Consuelo Mas Taberner y María Dolores Cancio también convalidaron las mismas 18 asignaturas y obtuvieron sobresaliente en las cuatro restantes.

En el caso del líder del PP, se ganó las máximas calificaciones a pesar de que las guías docentes de las asignaturas reservaban un porcentaje de la nota a debates y actividades en el aula que Casado nunca realizó. En algunas de esas asignaturas, el 30% de la nota dependía de la asistencia a clase.

En otra de esas materias, los alumnos tenían que realizar un trabajo por grupos que había que presentar en el aula, y cuyas conclusiones había que debatir con el resto de alumnos. Casado no lo hizo, elaboró un trabajo por su cuenta que le ocupó 55 folios. El resto no pasaron de las 16 páginas.

Con esos cuatro trabajos consiguió los sobresalientes que le permitieron sacarse el máster después de haber convalidado 18 asignaturas. En total, 92 páginas que le sirvieron para aprobar asignaturas que exigían entre 60 y 360 horas de trabajo, según las guías docentes en poder de la jueza.

La magistrada ya tiene la certificación de que Casado está aforado ante el Supremo, y esta semana profundizará en la investigación con los interrogatorios de los profesores de Casado, Enrique Álvarez Conde y Alicia López de los Mozos, y con los alumnos que hicieron el máster. La mayoría como testigos, pero tres lo harán como imputados tras detectar la jueza que se sacaran el posgrado en las mismas condiciones que Casado.

https://www.eldiario.es/politica/Rey-Juan-Carlos-Pablo-Casado_0_797220446.html

DOCUMENTOS OFICIALES DE LA UNIVERSIDAD MUESTRAN QUE LAS CONVALIDACIONES DE CASADO SE HICIERON IRREGULARMENTE

Casi todo el expediente está en blanco y donde se deberían acreditar sus conocimientos previos para poder convalidar las 18 asignaturas no hay ninguna información

Expertos académicos relatan que el alumno tiene que ir a su universidad de origen, donde se le sella, uno a uno, el programa de cada asignatura que quiere convalidar, pero esa información tampoco está en estas hojas

El propio Pablo Casado confirmó a eldiario.es que solo aportó su licenciatura de Derecho sin más gestiones. Lo mismo hicieron sus tres compañeras imputadas por la jueza, que también tienen estos expedientes sin información y vacíos

El documento oficial que relata las convalidaciones de Pablo Casado no deja lugar a dudas sobre las anomalías que rodearon el proceso de obtención del máster del presidente del PP. Es un expediente que no cumple los requisitos mínimos de rigor porque le falta lo fundamental: la prueba de que Casado tenía conocimientos específicos en las materias que quería convalidar (toda la parte izquierda de la página), un proceso que sí pasan y tienen que acreditar el resto de alumnos de la universidad pública española.

En el informe de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid que ha remitido a la jueza y al que ha tenido acceso eldiario.es (abajo, completo) se puede observar que se dan por buenas 18 convalidaciones, el máximo legal permitido en ese momento, sin que conste de dónde viene ese conocimiento que el alumno dice ya tener.

En ese documento no se acredita ningún conocimiento de "origen", como recogen estas hojas. Solo una casilla de 72 "de origen" presenta información: lo único que está escrito es "Licenciado en Derecho" como todo argumento para convalidar, sin poner siquiera en qué centro ni mucho menos cuándo, qué asignaturas o con cuántos créditos. Los "estudios de origen" son desconocidos pese a que es obligatorio relatarlos para que la universidad de destino (la URJC) los confirme y valore si la convalidación procede.

El informe lleva la rúbrica del "presidente de la subcomisión de estudios de posgrado". Aunque no pone nombre, debía ser el coordinador del programa oficial del máster, según la normativa. eldiario.es no ha logrado encontrar documentación que confirme quién hace esa rúbrica. En cualquier caso, esa subcomisión que dio vía libre a este documento incompleto estaba también formada por el responsable del máster (probablemente el imputado Enrique Álvarez Conde, aunque tampoco hay documentación) y profesores de las materias, que actúan como vocales.

Pero aún hubo un escollo más que sorteó este documento anómalo. También pasó por la Comisión de Estudios de Posgrado, un órgano superior y presidido por el exrector Fernando Suárez Bilbao, conocido como el rector de los plagios. Precisamente ha sido llamado a declarar como imputado por firmar estas convalidaciones. Suárez, citado el próximo día 2 de agosto, ha enviado una carta a la jueza en la que se quita de en medio y le relata que su firma es un "mero trámite", algo sorprendente ya que su comisión era la última responsable de vigilar que las convalidaciones se hicieran conforme a ley en la universidad de la que entonces era vicerrector.

Aunque pasó por la burocracia de dos tribunales que supuestamente revisaron la documentación, no saltó ninguna alarma sobre la falta de acreditación del alumno sobre sus conocimientos previos, ya que ni siquiera estaba medianamente completa la hoja de convalidación: el blanco es evidente a simple vista.

Entre las asignaturas que Pablo Casado esquivó gracias a este papel estaban: La potestad normativa en el ámbito local, Los servicios públicos locales, Prevención de riesgos laborales en administraciones autonómicas o La potestad sancionadora de las corporaciones locales. Hasta un total de 18 materias. El criterio por el que convalidó estas 18 y no otras y con qué prueba o por qué es desconocido porque simplemente toda esa información obligatoria se obvió en el expediente oficial. Sus tres compañeras de máster imputadas tienen exactamente las mismas convalidaciones en las mismas materias que el líder del PP.

Varias fuentes universitarias aclaran que estas hojas oficiales se rellenan en todas sus celdas, sin excepción, porque el proceso es muy garantista. Para que hubiera estado ajustado a norma, Pablo Casado tendría que haber elegido qué asignaturas iba a convalidar al entender que ese conocimiento ya lo tenía. No lo hizo, según su propio testimonio.

Tendría que haber ido al centro Cardenal Cisneros (adscrito a la Complutense), donde sacó su título de Derecho, tendría que haber pedido un certificado académico en Secretaría. Luego, haber acudido al departamento de cada asignatura (por ejemplo, al departamento de Derecho Romano) y allí le hubieran sellado el programa de esa asignatura en aquel año, unos tres o cuatro folios en los que se describe el contenido de la materia de modo desarrollado. Con esos papeles sellados tendría que haber presentado su solicitud de convalidación, detallando asignaturas y adjuntando el programa académico. Entonces, una comisión específica de la Universidad Rey Juan Carlos tendría que haber confirmado que el contenido de la asignatura de origen y la de destino tenían una coincidencia importante (en torno al 80%). Normalmente, añaden otras fuentes, debe haber coincidencia de denominación, contenidos y créditos. Solo entonces, y después de todo este proceso, esa asignatura habría resultado convalidada. Así lo tendría que haber hecho con cada una de las 18 asignaturas.

El propio Casado confirmó a eldiario.es que no hizo nada de eso, simplemente hizo "lo que se me pidió", que consistió en aportar sus notas de la licenciatura de Derecho y pedir oficialmente que se le convalidaran las asignaturas que considerara la universidad, como recoge la famosa hoja rosa que, en realidad, es una prueba más de la anomalía de convalidaciones de Casado, ya que no es el procedimiento regular.

Por qué con una carrera generalista se convalidaron esas 18 asignaturas específicas, el máximo, y no otras, es un misterio puesto que el expediente no lo justifica. Es especialmente llamativo porque todo el procedimiento está detallado paso a paso y con instrucciones precisas en un reglamento de la Rey Juan Carlos cuando estudiaba allí el presidente del PP y que el propio Casado facilitó a los medios de comunicación en su rueda de prensa del 10 de abril, la misma comparecencia a la que se refiere cada vez que le preguntan por su máster.

Según ha podido confirmar eldiario.es, en la universidad también se saltaron el procedimiento en el caso de las tres compañeras de Pablo Casado que están imputadas por la jueza Carmen Rodríguez-Medel. En sus hojas de convalidación ocurre lo mismo, según ha podido comprobar eldiario.es: toda la parte izquierda de las hojas está en blanco. Simplemente se mete en una casilla la licenciatura de la que proceden (una de ellas procede de Economía y el resto de Derecho) sin especificar siquiera dónde la estudiaron. Sin más justificación, les da como resultado exactamente las mismas 18 convalidaciones que al nuevo presidente del PP.

Tanto la Universidad Rey Juan Carlos como Pablo Casado han sido contactados por eldiario.es sin haber obtenido de momento una respuesta con su versión.

https://www.eldiario.es/sociedad/Rey-Juan-Carlos-Pablo-Casado_0_796870757.html

CASADO, SOBRE LA FALTA DE ASISTENCIA A SU MÁSTER: "NO MERECE MÁS EXPLICACIONES"

El presidente del PP muestra su "hartazgo" por lo que considera "una cosa tan irrelevante y tan capciosa" como la investigación sobre el máster

El máster de Pablo Casado ha perseguido al flamante presidente del PP hasta Barcelona, donde ha presidido la primera reunión de su Comité Ejecutivo Nacional. "El tema llega un punto que no merece más explicaciones", ha respondido Casado a los periodistas que le han preguntado sobre su falta de asistencia a asignaturas que requerían su presencia en el aula. Ha mostrado además su "decepción" y su "hartazgo" porque el "interés público" esté situado en "una cosa tan irrelevante y tan capciosa" como, a su juicio, es la investigación sobre su máster.

Casado, tal y como ha informado en exclusiva este diario, sacó un sobresaliente sin pisar el aula en las únicas asignaturas que cursó de su máster ( las otras 18 le fueron convalidadas) pese a que las guías docentes reservaban un porcentaje de la nota a la asistencia a clase. El nuevo presidente del PP no solo aprobó esas cuatro asignaturas sino que obtuvo un sobresaliente en tres de ellas entregando trabajos que suman 92 páginas.

Por ejemplo, Casado aprobó con la máxima nota la asignatura 'Los principios inspiradores del modelo autonómico' del Máster de Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Según la guía docente, dicha materia requería unas 90 horas de trabajo, de las que 40 eran de asistencia a clase y 20 de realización de exámenes. El presidente del PP ni fue a clase, ni hizo exámenes.

"Estoy muy tranquilo, es un curso que hice hace diez años, no habilitante, si se llamaba máster no es mi problema, son cursos de doctorado", ha aseverado, para a renglón seguido expresar su "absoluta tranquilidad" y su "hartazgo" sobre la cuestión. Todo ello mientras la juez de Madrid que investiga el máster ha imputado ya a tres alumnas que, como Casado, convalidaron la mayoría de las asignaturas y solo tuvieron que aprobar cuatro materias.

Casado ha invitado asimismo a los periodistas a visitar la hemeroteca. "He dado ya tantas explicaciones que si usted acude a la hemeroteca lo podrá entender", ha señalado a la pregunta de un informador. "Está más que contestado", ha abundado.

https://www.eldiario.es/catalunya/politica/Casado-asistencia-master-merece-explicaciones_0_796870483.html

LAS TRES COMPAÑERAS DE CASADO IMPUTADAS TIENEN UN EXPEDIENTE IDÉNTICO AL DEL PRESIDENTE DEL PP

Convalidaron las mismas 18 asignaturas que Casado incluso viniendo de carreras diferentes. Lo lograron con el aval del exrector de la URJC Fernando Suárez, también imputado

Las tres alumnas también fueron calificadas con sobresaliente en las únicas cuatro asignaturas que tuvieron que cursar, exactamente igual que el ahora líder del PP, aforado ante el Supremo

Las tres alumnas imputadas por el máster de Pablo Casado siguieron sus mismos pasos para obtener el título. María Mateo Feito, Alida Consuelo Mas Taberner y María Dolores Cancio tendrán que declarar como investigadas después de que la jueza haya comprobado que convalidaron 18 asignaturas y que obtuvieron sobresaliente en las cuatro restantes. Exactamente igual que el presidente del PP.

La jueza Carmen Rodríguez-Medel, titular del juzgado número 51 de Madrid, las ha citado para el próximo día 2 de agosto. A Casado no puede imputarle porque está aforado ante el Tribunal Supremo, pero la magistrada va a interrogar a estas tres compañeras suyas del Máster de Derecho Autonómico y Local que consiguieron el posgrado de manera idéntica a la del líder del PP.

Las tres alumnas consiguieron que la Universidad Rey Juan Carlos les convalidase 18 de las 22 asignaturas que componían el máster, al igual que Casado. Así consta en los acuerdos de la Comisión de Adaptaciones y Convalidaciones que la Universidad ha remitido a la jueza, y a los que ha tenido acceso eldiario.es. Los acuerdos están ratificados en febrero de 2009 y todos están firmados por Fernando Suárez, el exrector de la Universidad que también ha sido imputado.

Esa Comisión decidió convalidar las mismas 18 asignaturas a los cuatro alumnos, a pesar de que no todos tenían los mismos estudios. Casado, Mas Taberner y Cancio habían completado la licenciatura de Derecho, pero Mateo Feito obtuvo las mismas 18 convalidaciones con la carrera de Economía.

Esta alumna, hija de la asesora de Cristina Cifuentes que trató de frenar el escándalo, obtuvo esas convalidaciones antes incluso de haberlas solicitado. Según consta en el sumario del caso, consiguió que le reconocieran esos créditos el 20 de noviembre de 2008, mientras que la solicitud para ese trámite que cursó el responsable del máster, Enrique Álvarez Conde, es del 1 5 de diciembre.

Además de coincidir en las asignaturas que no tuvieron que cursar, Casado tiene en común con las imputadas que lograron la misma calificación en las asignaturas que sí tuvieron que sacarse: los cuatro consiguieron sobresalientes.

Así lo recogen las actas definitivas de notas incorporadas al sumario del caso. Los cuatro alumnos sacaron sobresaliente en 'Los principios inspiradores del modelo autonómico', en 'El reparto de competencias' y en 'El concepto constitucional de autonomía local'. En el 'Itinerario de derecho autonómico', una asignatura opcional, coinciden Casado, Mas Taberner y Cancio con la misma nota. Mateo Feito no aparece, por lo que puede que no escogiese esta materia y se decantase por otro itinerario.

Tres de esas actas están firmadas por Enrique Álvarez Conde, mientras que la cuarta lleva la rúbrica de la profesora Alicia López de los Mozos. Casado obtuvo esas calificaciones a pesar de que no fue a clase, una de las exigencias del máster, y le bastó con entregar cuatro trabajos de un total de 90 páginas que envió a Álvarez Conde.

La jueza desconoce hasta cómo aprobaron, y con tan buena nota, las alumnas ahora imputadas. Por eso les ha pedido que el día que acudan a declarar aporten las pruebas de cómo lo hicieron: "En el caso de que fueran evaluadas por trabajos en las asignaturas no convalidadas, que aporten los mismos y cualquier documento que evidencien que lo entregaron en el año 2009 (correo postal, correo electrónico o cualquier otro documento".

Las tres alumnas presentan un perfil similar al de Casado y dos han ocupado cargos con gobierno del PP. Mas Taberner fue subsecretaria de la Conselleria de Cultura de la Generalitat valenciana y Mateo Feito ocupó un puesto como asesora de la Secretaría de Estado de Emple. Cancio, por su parte, es profesora de la Rey Juan Carlos y ha escrito libros con Álvarez Conde.

Las tres alumnas declararán como imputadas la próxima semana. El cuarto, Casado, está a la espera de el avance del caso, y de si la jueza decide elevarlo al Tribunal Supremo para que le investigue.

https://www.eldiario.es/politica/Casado-convalidaron-asignaturas-presidente-PP_0_796870975.html

SIETE CERTEZAS Y TRES INCÓGNITAS SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

La juez que instruye el caso Cifuentes estrecha el cerco en torno al nuevo presidente del PP.

La juez pide a la Guardia Civil un informe sobre los cargos que tenía Casado mientras cursaba el máster. Álvarez Conde responde a la jueza que no tiene los trabajos del máster de Casado.

"A mí me ha sorprendido que hasta hubiera guardado las sábanas rosas con las que ibas a secretaría y te daban el resguardo como alumno", ironizaba Pablo Casado el pasado 10 de abril al dar las primeras explicaciones sobre su expediente educativo. Aquel día saltó a la palestra una serie de dudas en torno a su máster en la Universidad Rey Juan Carlos.

Esas dudas sacuden ahora las órbitas judiciales. La magistrada Carmen Rodríguez-Medel, que instruye el caso Cifuentes, ha solicitado al centro universitario y al personal docente que entreguen, si hay rastro de ellos, los trabajos que Casado tuvo que entregar para obtener el título. Tanto la Universidad como los profesores han señalado que no tienen ninguna copia de ellos: ninguna ley obliga a almacenar estos documentos y lo habitual pasa por destruirlos al cabo de cinco años.

Entonces, ¿qué certezas y qué dudas sobrevuelan en torno al expediente educativo del flamante presidente del Partido Popular? ¿Fueron suficientes las explicaciones que ofreció al respecto?

Las certezas

1.¿Qué estudios tiene Pablo Casado?

El nuevo presidente del PP compaginó sus primeros pasos en la vida política con su desarrollo académico. Comenzó sus andanzas universitarias en 1999, con 18 años, y las concluyó en 2014. Atendamos al recorrido cronológico para analizar su expediente.

Casado entró en ICADE en 1999 para estudiar E3, el equivalente a la doble licenciatura de Derecho y Administración de Empresas (ADE). En seis años completó la mitad de las asignaturas de Derecho y aproximadamente un 35% de las de ADE.

Así, en 2005, se matriculó de 13 asignaturas de Derecho en la Cardenal Cisneros, centro adscrito a la Universidad Complutense. Aprobó 6. El curso siguiente (2006-2007) se matriculó de las 12 materias que le restaban para aprobar el grado. Entre junio y septiembre aprobó todas. Ese mismo año entró como diputado en la Asamblea de Madrid.

Casado comenzó su relación con la Universidad Rey Juan Carlos en el curso 2007-2008, año en el que se matriculó de ADE, la carrera que tenía pendiente en su E3 de ICADE. Terminó de completarla en el año 2014.

Entre esos años, además, cursó el máster en Derecho Autonómico y Local, muy similar al que estudió Cristina Cifuentes. Concretamente entre los años 2008 y 2009. Le convalidaron 18 de las 22 asignaturas que contenía el máster.

2.¿Qué cargos tenía Casado cuando cursó su máster?

Entre los objetivos de la juez Carmen Rodríguez-Medel, que instruye el caso del máster de Cristina Cifuentes, está aclarar las circunstancias en las que figuras como la expresidenta obtuvieron su máster, precisamente en el momento en el que empezaban a brillar en el panorama político.

La magistrada ha solicitado a la Guardia Civil que elabore un informe en el que se detallen los cargos que ocupaba Casado mientras cursaba el máster. El nuevo presidente del PP era, por entonces, diputado en la Asamblea de Madrid; a mediados de 2009 (año en el que terminó este curso) comenzó a trabajar en el gabinete del expresidente José María Aznar.

Pese a que los datos son conocidos, la juez necesita de un informe pericial para poder sustentar sus decisiones.

3.¿Qué investiga la juez?

La juez Carmen Rodríguez-Medel, titular del juzgado número 51 de plaza de Castilla de Madrid, investiga las posibles irregularidades de Cristina Cifuentes. Sobre la expresidenta madrileña pesa la supuesta comisión de los delitos de prevaricación administrativa, falsedad documental y cohecho impropio.

La magistrada preguntó el pasado lunes a Cifuentes sobre el máster de Casado. Ella respondió que no conocía el expediente de su excompañero salvo por las informaciones que habían aparecido en prensa.

La juez redactó una providencia en la que señalaba que a la Rey Juan Carlos no le constaban los trabajos de Pablo Casado. También requirió a los profesores que le evaluaron que los presentasen en su próxima citación judicial -fechada en el 2 de agosto- si tienen alguna copia.

El centro universitario indicó a través de un comunicado que ni la institución ni su personal docentes están obligados a conservar ningún trabajo, a no ser que se trate de un Trabajo de Fin de Máster (TFM).

4.Los compañeros de máster de Casado imputados

La juez ha citado como investigados a varios compañeros del máster de Pablo Casado. Una de ellas es María Mateo Feito -apunta la agencia EFE- que tuvo dos cargos en Gobiernos de Mariano Rajoy en los ministerios de Empleo y Economía. Otra es Alida Mas Taberner, quien fuera subsecretaria de la Conselleria de Educación de la Generalitat valenciana, durante la presidencia de Francisco Camps.

Además, la magistrada ha citado a María Dolores Cancio Álvarez, profesora de la URJC y coautora de diversas publicaciones con el exdirector del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, investigado en este procedimiento.

Todas ellas han sido citadas en calidad de investigadas el próximo 2 de agosto, dentro de la pieza separada que investiga la promoción del máster que cursó el nuevo presidente del PP.

5.Diferencias y similitudes entre los másteres de Cifuentes y Casado

Los másteres que cursaron Pablo Casado y Cristina Cifuentes guardan estrechas similitudes, aunque los casos de ambos se distancian en puntos fundamentales. El primero se matriculó en 2008 al máster de Derecho Autonómico y Local y la segunda lo hizo en 2011 al de Derecho Autonómico. Son nombres casi idénticos, puesto que el segundo es una evolución del primero, con algunos cambios estructurales.

Además, los profesores que evaluaron a los dos dirigentes populares son los mismos: Enrique Álvarez Conde y Alicia López de los Mozos. Casado y Cifuentes coinciden en que cumplieron todos los requisitos que se les exigieron. Entre ellos no figuraba la asistencia a clase, siempre según su versión.

Ahora bien, Pablo Casado sostiene que nunca tuvo que entregar un Trabajo Fin de Máster, como debió hacerlo Cifuentes, y que le bastó con presentar cuatro trabajos.

6.Los trabajos con los que se justificó Casado

El pasado 10 de abril y a tenor de las informaciones periodísticas que cuestionaban su máster, Pablo Casado compareció ante los medios y ofreció su versión de los hechos. Entre sus manos llevaba varios documentos, incluidos los cuatro trabajos que, dice, presentó para aprobar su máster.

Los cuatro trabajos que presentó tenían por título Las competencias de las comunidades autónomas en materia de administración de Justicia (55 páginas), Los principios inspiradores del modelo autonómico y las principales sentencias del Tribunal Constitucional (10 páginas), El reparto de competencias en la Constitución de 1978 y su futuro (16 páginas) y El concepto constitucional de la autonomía local en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional (11 folios).

El primero de estos documentos, el de 55 páginas, fue la investigación principal de Casado durante su máster. O lo que es lo mismo, su trabajo de itinerario. Una suerte del Trabajo Fin de Máster que tuvieron que cumplir los alumnos de los cursos posteriores.

7.La investigación interna de la Rey Juan Carlos

La Rey Juan Carlos ha puesto en marcha una investigación interna para aclarar las circunstancias en las que varios de sus alumnos obtuvieron su máster. "A través de este comunicado, informamos de que esta mañana el rector, Javier Ramos ha encomendado a la Jefa de Inspección de Servicios de la Universidad Rey Juan Carlos la elaboración de dos Informaciones Reservadas, de acuerdo con lo dispuesto en el art. 28 del Real Decreto 33/1986 de 10 de enero, para esclarecer la situación del Grado del estudiante Pablo Casado Blanco [...]", señaló la Universidad en un comunicado.

Las dudas

1.¿Era obligatoria la asistencia en el máster de Pablo Casado?

El líder popular insiste en que cumplió con todos los requerimientos que le trasladaron: "Hice lo que a mí se me pidió". Sobre su asistencia o las clases del máster, aseguró que no recordaba si lo hizo o no.

Diversas informaciones periodísticas recogen los testimonios de algunos de los antiguos compañeros de máster de Pablo Casado que aseguran que la asistencia era obligatoria.

2.¿Tuvo que defender Casado sus trabajos ante un tribunal?

Es una de las preguntas clave en todo este proceso. Para atender a esta duda, hay que remontarse a un Real Decreto de 2007. En él se estipula que en estos cursos será necesario entregar un Trabajo Fin de Máster (TFM) que será defendido en un tribunal.

Pablo Casado inició su máster en la Rey Juan Carlos en el año 2008. Cabe la posibilidad de que el centro aún no hubiese adaptado su normativa al Real Decreto y que al líder popular le bastase con entregar los trabajos que expuso ante las cámaras, sin defenderlos ante ningún tribunal.

Algunos de los compañeros de Casado, no obstante, insisten en que ellos sí tuvieron que defender un último trabajo ante el personal docente de la Universidad Rey Juan Carlos.

3.¿Puede ser juzgado Casado por estos hechos?

Los movimientos de la juez que instruye el caso Cifuentes cercan cada vez más al recién elegido presidente del PP. Ya ha imputado a algunos compañeros de pupitre de Casado y ha solicitado a TVE las imágenes de las explicaciones que el líder popular ofreció el pasado 10 de abril.

La juez, no obstante, no tiene potestad para instruir una causa de este tipo. Pablo Casado es diputado y, por lo tanto, aforado. La magistrada tendría que elevar la causa al Tribunal Supremo en caso de encontrar indicios lo suficientemente sólidos como para dudar de la legalidad de su máster.

https://www.elespanol.com/espana/20180726/certezas-incognitas-master-pablo-casado/325218635_0.html

EL MÁSTER DE CASADO EXIGÍA IR A CLASE PARA OBTENER LOS SOBRESALIENTES QUE ÉL LOGRÓ SIN PISAR EL AULA

Pablo Casado solo cursó cuatro asignaturas de su máster, pero las aprobó con nota. Sacó un sobresaliente en esas materias pese a que las guías docentes del Máster de Derecho Autonómico y Local reservaban un porcentaje de la nota a la asistencia a clase. El nuevo líder del PP jamás pisó un aula de la Universidad, pero obtuvo en todos los casos la máxima calificación entregando cuatro trabajos.

La jueza Carmen Rodríguez Medel investiga si el presidente del PP y otros alumnos VIP obtuvieron un trato de favor por parte de algunos responsables de la Universidad Rey Juan Carlos, el centro que impartía ese posgrado a través del Instituto de Derecho Público. En el curso de esa investigación reclamó a la Universidad las guías docentes -los documentos que resumen cómo se impartirán y qué se exige para superarlas- de las asignaturas cursadas por Casado, que solo tuvo que aprobar cuatro porque las otras 18 le fueron convalidadas.

Esos documentos, a los que ha tenido acceso eldiario.es, exigen una dedicación que oscila entre las 60 horas de clase en la asignatura menos exigente, hasta las 360 en la más dura. Casado aprobó todas entregando cuatro trabajos que juntos suman 92 páginas.

Tres de esas asignaturas estaban impartidas por el responsable del máster, Enrique Álvarez Conde, el mismo tutor que tuvo Cristina Cifuentes. Este profesor, imputado en la causa, se negó a declarar sobre nada relacionado con la expresidenta madrileña o con el actual líder del PP. Fue él quien recibió todos los trabajos de Casado y quien calificó tres de ellos con sobresaliente pese a que sus asignaturas reclamaban asistencia y trabajos presenciales.

Examen, asistencia a clase y prácticas

Casado, por ejemplo, aprobó con la máxima nota la asignatura 'Los principios inspiradores del modelo autonómico'. Según la guía docente, la materia requería unas 90 horas de trabajo, de las que 40 eran de asistencia a clase y 20 de realización de exámenes. El presidente del PP ni fue a clase, ni hizo exámenes.

En el documento también se especifica que había que realizar varias prácticas en relación con la materia de la asignatura. En cuanto al porcentaje de la nota, la mitad corresponde al examen escrito, un 10% a la asistencia a clase y un 40% a esas prácticas. Esta asignatura no contemplaba otra opción de evaluación, pero a Casado le bastó con entregar un trabajo para ganarse un sobresaliente.

En el caso de la materia 'El reparto de competencias', el esquema era muy similar. El examen contaba la mitad de la nota y la asistencia a clase un 10%. El 40% se obtenía de unas prácticas obligatorias y de un trabajo de investigación de una extensión mínima de 10.000 palabras cuyos detalles "se pondrán en conocimiento del alumnado el primer día de clase".

En este caso, una nota al pie sí que dice que "los criterios son orientativos, por lo que no todos se utilizan en todas las asignaturas, y se pueden incluir otros métodos". En el caso de Casado, el método fue entregar solo el trabajo.

Hay una segunda guía docente sobre esta misma asignatura, sin que se especifique cuál se aplicó al máster de Casado. Esta segunda es mucho más estricta, porque exigía para aprobar que se superasen las prácticas dentro del aula y que se asistiese a los debates sobre los temas de la asignatura. En caso de que el alumno tenga permiso para no ir a clase, como Casado sostiene que tenía, este documento divide la nota entre las lecturas (50%) y el trabajo (50%).

El presidente del PP obtuvo un sobresaliente solo entregando el trabajo, algo que también consiguió en la asignatura 'El concepto constitucional de autonomía local'. Exigía unas 60 horas de trabajo, la mitad presenciales, y la nota dependía de tres apartados: asistencia a clase (30%), actividades fuera del aula (10%) y situaciones de prueba (60%).

De nuevo, en esta materia se dejaba abierta la posibilidad de de incluir "otros métodos" de evaluación. Casado entregó un trabajo, pero en este caso lo hizo sin hablar con los profesores. Esta asignatura la impartían Manuel Arenilla, José Manuel Rodríguez y Pedro Luis Pérez, pero el líder del PP ha admitido que jamás trató con ellos y solo se comunicó con Álvarez Conde. A pesar de ello, obtuvo la máxima calificación.

Un trabajo por grupos que no hizo

Por último, Casado tuvo que sacarse 'Itinerario de Derecho Autonómico', la asignatura que más horas de trabajo requería. Cada alumno debía dedicar un total de 360, buena parte para elaborar unos trabajos por grupos cuyas conclusiones debían debatirse presencialmente en el aula.

El examen escrito tan solo contaba un 10% de la nota, mientras que el resto de la nota se dividía entre la asistencia y participación en las sesiones de trabajo (30%), la exposición en clase de los trabajos (10%) y el propio trabajo de investigación elaborado junto a otros compañeros del máster (50%). De nuevo, a Casado le bastó con entregar un único trabajo al profesor de la asignatura, Álvarez Conde, elaborado individualmente para superarla con sobresaliente.

La jueza ha imputado ya a tres alumnas del máster que, como Casado, convalidaron la mayoría de las asignaturas y solo tuvieron que aprobar cuatro materias. A las tres les ha pedido que el día que acudan a los juzgados lleven los trabajos que les sirvieron para aprobar, si es que optaron por este método, o que justifiquen de alguna manera cómo superaron esas asignaturas.

Casado exhibió sus trabajos en una rueda de prensa y en un briefing con periodistas. Cuatro documentos encuadernados con su nombre y los de las materias que el presidente del PP nunca ha dejado ver a los periodistas, más allá de la portada. La Universidad no los tiene en sus archivos, aunque en un escrito enviado a la jueza aclara que no tiene obligación de guardarlos.

https://m.eldiario.es/politica/master-Casado-exigia-sobresalientes-aprobo_0_796521102.html

SÁENZ DE SANTAMARÍA ASEGURA QUE CASADO "TENDRÁ QUE EXPLICAR" LAS NOVEDADES DEL 'CASO MÁSTER'

"Yo no soy quién para explicar eso. Eso lo tendrá que explicar el señor Pablo Casado como ha hecho todos estos días". Con estas palabras se ha expresado este miércoles la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría cuando ha sido preguntada por la información de eldiario.es que apunta a que un informe del Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos asegura que compañeros del recién elegido líder del Partido Popular acudieron a clase y que un tribunal evaluó una "tesina" que presentaron al culminar el posgrado, a diferencia de Casado, que no tuvo que asistir ni presentar ese último trabajo.

El presidente popular, por su parte, ha evitado este miércoles hacer cualquier tipo de comentario acerca de las novedades de su máster.

Casado decidía dejar su defensa en manos del exvicesecretario Javier Maroto y del que fue su jefe de campaña durante las primarias, Teodoro García, que en las últimas horas han defendido una especie de teoría de la conspiración. "Yo ya no sé si hay alguna razón además de la judicial para que erre que erre esté preguntando sobre un tema sobre el que no tiene jurisdicción y lo dejo en el aire porque no quiero tener ningún problema", aseguraba el lunes Maroto en Onda Cero, en alusión a la magistrada Rodríguez-Medel cuya labor ponía en cuestión.

"Cualquier intento de estirar la información no hace si no confirmar que Pablo es el idóneo" para dirigir el PP, sentenciaba, por su parte, García, el martes, antes de añadir: "Si de una persona que lleva 20 años en política lo único que se puede decir es que la Universidad no encuentra los trabajos... ¡Que me enseñe la universidad los trabajos del resto de estudiantes!".

https://m.eldiario.es/politica/Saenz-Santamaria-Casado-novedades-Master_0_796520498.html

UNA ALUMNA DEL MÁSTER DE PABLO CASADO IMPUTADA PROPICIÓ UN CONVENIO ENTRE EL GOBIERNO DE CAMPS Y LA REY JUAN CARLOS

La relación entre la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y el Gobierno de Francisco Camps fue muy estrecha y propició varios contratos a dedo de colaboración, sobre todo a través del Instituto de Derecho Público de Enrique Álvarez Conde. Una de las tres imputadas que compartieron presuntamente máster con el flamante presidente del PP Pablo Casado, Álida C. Mas Taberner, propició uno de estos numerosos convenios entre la institución pública madrileña y la administración autonómica valenciana, que tiene bajo su paraguas hasta cinco universidades públicas.

Mas Taberner tendrá que declarar el próximo 2 de agosto en la pieza separada que ha abierto la jueza del caso Cifuentes sobre el máster en el que la URJC le convalidó 19 de las 23 asignaturas a Pablo Casado. Siendo subsecretaria de Turismo, Cultura y Deporte, la imputada informó favorablemente en octubre de 2011 sobre un convenio de la URCJ -en la que en 2009 se había sacado el mismo máster que Casado- con el Instituto Valenciano de Conservación y la Fundación Universidad y Empresa.

Mas Taberner, que ahora trabaja en el Ayuntamiento de Valencia, fue una pieza clave en el Gobierno de Francisco Camps donde ocupó puestos estratégicos. Fue directora general de Relaciones con las Cortes entre 2003 y 2004, subsecretaria de Turismo entre 2005 y 2006, subsecretaria de Educación entre 2006 y 2009, subsecretaria de Bienestar Social entre 2009 y 2011 y subsecretaria de Turismo y Cultura entre 2011 y 2012, cesando en diciembre de 2012 cuando el campismo estaba de salida con la presidencia de Alberto Fabra.

La Conselleria del exdirector general de la policía con José María Aznar y expresidente de las Corts, Juan Cotino, pagó 30.000 euros para un seminario al Instituto de Derecho Público de Álvarez Conde, también imputado en el caso máster, que incumplía el convenio.

La Universidad Rey Juan Carlos, que no el Instituto de Álvarez Conde, también asesoró a la Conselleria de Territorio cuando el exconseller actualmente en prisión Rafael Blasco fue titular de Territorio y Vivienda. Eso sí, Álvarez Conde trabajó personalmente en el asesoramiento de la Ley de Participación que impulsó Blasco en la Conselleria de Solidaridad a finales de 2007.

https://m.eldiario.es/cv/Pablo-Casado-Gobierno-Camps-Carlos_0_796521115.html

EL GOBIERNO DE SÁNCHEZ MANTIENE AL DIRECTOR DEL INAP, IMPUTADO EN EL CASO MÁSTER

El Ministerio de Función Pública asegura a ElPlural.com que el cese de Manuel Arenilla se producirá antes de que acabe el verano

El Gobierno de Pedro Sánchez mantiene entre sus filas a un alto cargo imputado. Se trata de Manuel Arenilla Sáez, director del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), dependiente del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, que está imputado desde el 14 de junio en el caso Máster que investiga los presuntos estudios regalados a políticos como Cristina Cifuentes y Pablo Casado.

Podría alegarse que es un caso de “herencia recibida”, aunque no tenga que ver con facturas en cajones. Arenilla es un alto cargo vinculado al Partido Popular que se convirtió en director del INAP el 7 de junio de 2012, al poco de llegar Mariano Rajoy a La Moncloa.

Cese inminente

Fuentes del Ministerio, en declaraciones a ElPlural.com, reconocen que ya están al tanto de la situación de Arenilla y que su destitución es inminente: “vamos a cambiarlo”. Si aún no ha sido destituido, aseguran, ha sido por la manera repentina en que se produjo el traspaso de poderes, que todavía está produciendo cambios en los altos cargos. El cese podría llegar en cualquier Consejo de Ministros, aunque la fecha límite que dan a este periódico es el final del verano, dado que durante la época estival “el INAP no tiene actividad”.

Cuando se conoció la imputación de Arenilla, el Gobierno de Sánchez ya había entrado en La Moncloa -llegó al poder el 2 de junio- pero aún no ha sido relevado al frente del INAP. Este organismo público, dependiente del Ministerio de Política Territorial y Función Pública que dirige Meritxell Batet, tiene la labor de formar a los empleados públicos, así como encargarse de la selección de varios cuerpos y escalas de funcionarios.

Como director del INAP, Arenilla cobra como un director general, un funcionario de nivel 30, el más alto, con un sueldo que ronda los 80.000 euros anuales, gracias en parte a un complemento específico de 28.743,54 euros. A lo que suma su participación en el Consejo de Administración de SEPIDES, sociedad integrada en la SEPI.

Consejero con el PP

Arenilla fue durante siete años, entre 1995 y 2002, consejero de Desarrollo Autonómico y Administraciones Públicas en el Gobierno de La Rioja, al llegar al poder el PP de Pedro Sanz, actual vicepresidente del Senado. Sin embargo, su imputación en el caso Máster es fruto de su trabajo en la Universidad Rey Juan Carlos, donde empezó a dar clases en 2002 -al dejar el cargo regional- y donde ejerce de catedrático en el Área de Ciencia Política y de la Administración desde 2005.

Fruto de esta adscripción, Arenilla fue uno de los profesores del polémico máster de Derecho Autonómico que cursaron Cristina Cifuentes y el actual presidente del Partido Popular, Pablo Casado. Su asignatura, semipresencial, era ‘Los servicios públicos autonómicos y locales en la Función Pública’ y Arenilla asegura que dio clase a Cifuentes, a la que calificó con un 5 de nota.

Arenilla y el caso Máster

Además, Arenilla aparece relacionado con las partidas de dinero público que la Comunidad de Madrid entregó al polémico Instituto de Derecho Público (IDP) de la URJC en los años en que Casado y Cifuentes cursaron su máster. En concreto, como contó eldiario.es, en 2008 la Vicepresidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid destinó 6.000 euros al IDP para realizar un informe cuyo coordinador por Manuel Arenilla.

Por esta participación, Arenilla fue citado como imputado el 14 de junio, para declarar el pasado día 26, junto a Cifuentes, aunque la expresidenta madrileña no acudió a los tribunales alegando tener migrañas. En declaraciones al periódico La Rioja, el exconsejero en la Región aseguraba que “no está acusado de nada” y que si le habían imputado era solo para que acudiese al tribunal con abogado “a efectos de garantía procesal”.

https://elpais.com/politica/2018/07/24/actualidad/1532417794_303610.html

EL MÁSTER DE CASADO, LA BOMBA RETARDADA DE LAS PRIMARIAS

El PP ha actuado como si la polémica de su título estuviera desactivada, pero era evidente que iba a estallar después del congreso

El máster de Pablo Casado ha sido el elefante en la habitación de las primarias del PP, un asunto ineludible que todos hacían como que no veían. Aunque estaba claro que a Casado le resultó asombrosamente fácil su máster entre 2008 y 2009 en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), cuando era diputado autonómico en Madrid y estaba a punto de ser director de gabinete del expresidente Aznar. Le convalidaron 18 de 22 asignaturas y en las cuatro restantes ni conoció a los profesores: sacó todo sobresalientes con cuatro trabajos -un total de 92 folios- que hizo sin consultar a nadie y dejó en un despacho. Su único argumento siempre ha sido la ingenuidad: hizo lo que le dijeron y no le pareció raro. Quien le propuso tan ventajosas condiciones fue Enrique Álvarez Conde, organizador del máster y el principal imputado en el caso Cifuentes. Cuando era un problema de Casado, el PP siguió la inercia de siempre: negar que existiera. Pero él se lanzó a las primarias con ese lastre y ahora es un problema del partido.

En las primarias no se ha hablado de ello, no fue un arma arrojadiza, y los compromisarios daban el caso por resuelto, pero tras abrirse una pieza separada del caso Cifuentes en el juzgado número 51 de Madrid había una posibilidad real de que Pablo Casado acabe imputado. O cuando menos, deba asumir responsabilidades políticas si se demuestra un trato de favor. Más aún cuando crecen los paralelismos con el máster de Cifuentes, que fue en 2011, y la sospecha de que el suyo no fue un caso aislado, sino que existía un sistema para favorecer a personas vinculadas con el PP o la universidad. Tres compañeras de su curso han sido imputadas este lunes, porque lo hicieron en las mismas condiciones favorables que Casado. Una de ellas, Alida Mas Taberner, era en aquel año alto cargo del PP en la Generalitat valenciana. Desde el lunes, ha quedado en evidencia que si el líder del PP no fuera aforado es probable que ahora estuviera en la misma situación.

De hecho, Javier Maroto, dirigente popular del equipo de Casado, atacó a la juez la noche del lunes: "Yo ya no sé si hay alguna razón además de la judicial para que erre que erre esté preguntando sobre un tema sobre el que no tiene jurisdicción y lo dejo en el aire porque no quiero tener ningún problema (...) ¿Cuál es el motivo por el que esta jueza hace preguntas sobre un tema del que no puede siquiera emitir opinión y juicio?".

Casado emprendió una carrera hacia adelante con el tiempo a favor: la juez, Carmen Rodríguez-Medel, se fue de vacaciones a principios de julio y cuando ha vuelto este lunes, para reanudar la instrucción, se ha encontrado con que es el nuevo líder de la derecha española. Si decidiera elevar el caso al Supremo, el alto tribunal se colocaría bajo una enorme presión: el PP se convertiría en el primer partido con su líder imputado, pero nadie en la formación conservadora baraja esa opción, fatal en esta teórica fase de renovación. En el PP creen que el asunto se quedará en nada y, en todo caso, que al votante no le preocupa.

El cálculo, dentro del PP, es aguantar el chaparrón, obviar las posibles implicaciones éticas y, limitando exclusivamente el caso a sus consecuencias penales, confiar en que, al final, a Casado no se le acuse de ningún delito. De ahí su insistencia desde el principio en una frase: “Hice lo que se me pidió”. Penalistas consultados por este periódico apuntan que, en el caso de que alguien en la universidad hubiera cometido prevaricación o falsificación en documentos públicos, las dos hipótesis sobre la mesa, él puede quedar al margen penalmente, aunque se hubiera beneficiado. Solo se agravaría su situación con testimonios directos que le implicaran. La juez desea reunir todos los indicios y luego valorar si los eleva al Supremo, pero quizá luego para el alto tribunal no sean suficientes como para imputarlo. Otra cosa es el desgaste que Casado tenga que soportar en las próximas semanas, pero hasta ahora lo ha sobrellevado. Es más, no le ha impedido ganar las primarias.

Jugó a su favor que tuvo un mes, desde que se destapó el caso de Cristina Cifuentes, para preparar bien su defensa, sobre todo a la vista de los errores de la presidenta madrileña. Ese escándalo actuó como cortina de humo. Tanto que en la primera pregunta del 10 de abril, cuando el dirigente popular compareció para dar explicaciones tras la primera información de EL PAÍS, el periodista alabó su rapidez en reaccionar en comparación con Cifuentes. A su lado, lo de Casado parecía un asunto menor. Lo cierto es que el entonces vicesecretario del PP compareció aquel día en dos fases: un largo encuentro sin cámaras a puerta cerrada donde tuvo que admitir los aspectos más controvertidos de su título, y otro público más breve y mediático donde esgrimió su argumentario y los cuatro trabajos que, aseguraba, había entregado. Aunque no dejó examinarlos. Pero lo cierto es que sus admisiones han ido empeorando su situación. De hecho, al final ha optado por no hablar más de ello y argumenta que ya lo ha explicado todo.

Casado ha sido ambiguo, cuando no contradictorio, en varias ocasiones. Su primera reacción fue decir a este periódico que no recordaba si había ido a clase y hecho exámenes. Luego reconoció que no. Tampoco supo explicar por qué no figuraba en las listas de todas las asignaturas, como reveló este periódico, y replicó que quizá era “alguna asignatura que me convalidaron”. Al día siguiente resultaron ser 18 de 22. También dijo que no conoció a los profesores de las cuatro asignaturas que cursó, pero EL PAÍS descubrió que en tres de ellas fue el propio Álvarez Conde. En la cuarta fue Alicia López de los Mozos. Casado negó que entonces fuera posible que recibiera un trato de favor, alegando que en 2008 y 2009 él no era nadie, pero además de que era diputado y presidente de Nuevas Generaciones, basta poner un ejemplo: a su boda, el 20 de junio de 2009, cuando acababa el máster, asistieron sus dos grandes padrinos políticos, José María Aznar y Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid.

Los puntos bajo sospecha de trato de favor a Casado son dos: las convalidaciones y que no hiciera el trabajo final, con un tutor y defendido ante un tribunal. Sobre ello insistió la jueza en el interrogatorio del rector de la URJC, Javier Ramos, el pasado 21 de junio. Según Casado, fue un real decreto de 2005, que le permitió no hacer trabajo final, requisito que ya se pedía en el siguiente real decreto de 2007. Pero bajo cualquiera de las dos normativas, Casado habría incurrido presuntamente en irregularidades. La juez hizo leer a Ramos el real decreto de 2005 y el rector concluyó: “Si he entendido bien no se le pudo convalidar nada, es irregular que se le convalidase”. Y en cuanto al trabajo final, le preguntó: “¿Le consta si en la edición del señor Casado hubo defensa pública del trabajo de fin de máster?”. “Lo desconozco”, contestó el rector. Lo cierto es que hasta tres alumnos han confirmado a EL PAÍS que sí hubo trabajo final con defensa ante un tribunal, y conservan incluso un correo electrónico con la convocatoria del tribunal y los profesores que lo componen el 29 de junio de 2009.

El caso ha seguido creciendo en los últimos meses con un goteo de informaciones que cuestionaban todo su currículum. Títulos inflados en Estados Unidos, como el famoso posgrado de Harvard que en realidad fue un curso de tres días en Aravaca. El Mundo también publicó que aprobó media carrera de Derecho, 12 de 25 asignaturas, en cuatro meses en un centro adscrito a la Complutense. Esta universidad lo está investigando, otro frente delicado pendiente de resolución. Por último, la URJC también verifica su otra carrera en Dirección y Administración de Empresas.

La semana que viene la juez entrará de lleno en la pieza de Casado y saldrán a la luz nuevos detalles. Declaran las tres alumnas imputadas este lunes y varios más, como testigos, para que expliquen en qué condiciones cursaron ellos el máster y averiguar si hubo un trato de favor. También acudirán como investigados los dos profesores que aprobaron las cuatro asignaturas a Casado y las otras tres alumnas, Enrique Álvarez Conde y Alicia López de los Mozos, ya imputados en el caso Cifuentes. Por último, Fernando Suárez, el exrector que firmó en 2008 el acta de convalidaciones.

https://elpais.com/politica/2018/07/12/actualidad/1531418905_915515.html

TRES ALTOS CARGOS DE LA URJC FUERON PROFESORES DEL MÁSTER DE CASADO, PERO NO RECUERDAN NADA

La universidad aún no ha aclarado después de tres meses si hubo o no trato de favor con el líder del PP y todos los docentes vinculados al curso guardan silencio

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) aún no ha aclarado, tres meses después de las primeras informaciones de EL PAÍS, si Pablo Casado recibió o no un trato de favor en su máster. Portavoces de la universidad alegan que el asunto está bajo investigación judicial, pero además justifican el silencio en que no es fácil encontrar la documentación ni averiguar qué pasó exactamente. Pero para aclarar si Casado recibió un trato de favor basta responder una pregunta: ¿qué se pidió a los demás alumnos? El nuevo presidente del PP ya respondió en su primera rueda de prensa: “No lo sé”. Porque no pisó las clases y ni les conoció. En realidad el rector, Javier Ramos, tiene cerca quien podría responder. EL PAÍS ha comprobado que tres profesores que figuran en los horarios de aquel máster son miembros del actual equipo de gobierno. Pero no recuerdan nada o guardan silencio. Como todos los docentes del máster.

Una es Pilar Charro, la secretaria general, la persona que denunció el robo de su portátil el día que eldiario.es publicó la primera información sobre Cristina Cifuentes. Otro es Pablo Benlloch, vicedecano de Ciencias Jurídicas. A través de la oficina de prensa, ambos responden que impartieron una asignatura optativa, Casado no fue alumno suyo, no estuvieron en ningún tribunal y las reglas del máster eran competencia del director. Pero no contestan sobre cuáles fueron los requisitos para el resto de alumnos. El tercer docente es el vicerrector David Ortega: en su caso, niega haber participado en el máster, aunque figura en los horarios de clase. “A lo mejor Álvarez Conde metió mi nombre, o me lo comentó, no lo recuerdo, pero nunca fui, es un dato erróneo”, afirma.

El PP ataca a la juez que lleva el caso

El dirigente del PP Javier Maroto, miembro del equipo de Pablo Casado, atacó la noche del lunes a la juez que instruye el caso del máster, Carmen Rodríguez-Medel, y le recriminó las últimas providencias que buscan recabar más información sobre el líder del partido conservador: “Yo ya no sé si hay alguna razón además de la judicial para que erre que erre esté preguntando sobre un tema sobre el que no tiene jurisdicción (...) ¿Cuál es el motivo por el que hace preguntas sobre un tema del que no puede siquiera emitir opinión y juicio?”.

Maroto hacía referencia a que Casado, como diputado, es aforado y solo puede ser investigado por el Tribunal Supremo, previa autorización del Congreso. La juez del caso ya solicitó a la cámara baja la confirmación oficial de que el líder del PP ocupa un escaño, para valorar después si eleva el caso al alto tribunal, y ya ha recibido la respuesta. Según fuentes judiciales, la intención de la magistrada es recabar toda la información posible sobre el máster de Casado para decidir si archiva el caso o, por el contrario, ve indicios de delito que le obliguen a inhibirse y trasladarlo al Supremo.

Los puntos bajo sospecha de trato de favor a Casado son dos y la universidad no ha sabido aclararlos: las 18 convalidaciones que obtuvo y que no hiciera el trabajo final, con un tutor y defendido ante un tribunal. Sobre estos dos aspectos insistió precisamente la juez que instruye el caso en el interrogatorio del rector de la URJC, Javier Ramos, el pasado 21 de junio. Una de las claves de este asunto es bajo qué legislación se desarrolló el máster, en un momento de transición hacia el modelo europeo del plan Bolonia. Según Casado, fue un real decreto de 2005, que le permitió no hacer trabajo final, requisito que ya se pedía en el siguiente real decreto de 2007. Pero bajo cualquiera de las dos normativas, se habría incurrido presuntamente en irregularidades. La juez hizo leer a Ramos el Real Decreto de 2005 y el rector concluyó: “Si he entendido bien no se le pudo convalidar nada, es irregular que se le convalidase”. Y en cuanto al trabajo final, le preguntó: “¿Le consta si en la edición del señor Casado hubo defensa pública del trabajo de fin de máster?”. “Lo desconozco”, contestó el rector.

Lo cierto es que hasta tres alumnos han confirmado a EL PAÍS que sí hubo trabajo final con defensa ante un tribunal. Y dos estudiantes del año anterior, regulado con la misma normativa, han contado lo mismo. Los compañeros de Casado, llamados a declarar como testigos la semana que viene, poseen incluso un correo de Álvarez Conde con la convocatoria del tribunal el 29 de junio de 2009 y los profesores que lo componían. Si bien cuando llegaron les dijeron que no era necesaria la lectura pública, porque los trabajos ya habían sido examinados. Los miembros de aquel tribunal, titulares y suplentes, según ese correo electrónico de la convocatoria, fueron los profesores Enrique Álvarez Conde, Florentina Navas Castillo, Elena Pérez Martín, Manuel Arenilla Sáez, José Fernando Merino Merchán y Jesús Primitivo Rodríguez González. Ninguno de ellos ha respondido a los mensajes o llamadas de este periódico, Merino Merchán no ha podido ser contactado.

Todos los profesores que dieron clase en aquel máster, contactados por este periódico, también guardan silencio y, mientras tanto, las tensiones en la universidad en torno al máster de Casado han ido creciendo. Por un lado, la investigación de la juez Rodríguez-Medel ha sacado a la luz que el actual rector estaba en la comisión que tomó entonces la decisión de convalidar a Casado 18 asignaturas. Por otro, la obligación de aportar información al juzgado ha causado roces internos. Según fuentes del rectorado, el cese del vicerrector de másteres José María Álvarez Monzoncillo, el 27 de junio, estaría relacionado con el caso. Él no ocupaba ningún puesto en la época de los hechos, pero como actual responsable de posgrados ha enviado al juzgado la información requerida. Ha colaborado con fluidez, aunque encontraba obstáculos para obtenerla. Tras ser llamado a declarar, fue cesado y dejó de tener acceso al sistema informático. Según estas fuentes, insistía en aportar todos los datos necesarios.

https://elpais.com/politica/2018/07/24/actualidad/1532445441_302909.html

UN INFORME CONTRADICE LA VERSIÓN DE CASADO: COMPAÑEROS SUYOS HICIERON UN TRABAJO FINAL DE MÁSTER EVALUADO POR UN TRIBUNAL

Un informe elaborado por Enrique Álvarez Conde, el director imputado del Instituto de Derecho Público (IDP), asegura que compañeros del recién elegido líder del Partido Popular acudieron a clase y que un tribunal evaluó una "tesina" que presentaron al culminar el posgrado. A diferencia de Pablo Casado, que obtuvo el beneplácito de Álvarez Conde para no asistir a la docencia impartida en el campus de Vicálvaro, que convalidó 18 de 22 asignaturas y el resto las aprobó con cuatro trabajos que sumaban 90 páginas.

Además, aunque sí se ha referido a un "trabajo de investigación", Casado defiende que en su curso no había que defender un trabajo final ante ningún tribunal. Aseguró que dejaba las investigaciones "en un despacho que tiene Enrique Álvarez Conde en el campus de Vicálvaro".

En el documento al que ha accedido eldiario.es, ratificado por el máximo responsable del IDP el 16 de junio del 2009, el catedrático de la URJC justifica la presencia de dos de los estudiantes que acudieron becados por el Ayuntamiento de Madrid en la misma promoción que Casado para cursar el máster en Derecho Autonómico y Local. En él destaca que "han asistido a clase de forma provechosa y continuada".

Asimismo en este informe inciden en que estos dos alumnos han "realizado diferentes trabajos en cada una de las asignaturas cuatrimestrales" que han "culminado con una tesina sobre un tema por ellos propuesto, bajo la supervisión de un tutor, y defendido ante un tribunal, con el fin de obtener una mayor motivación en el desarrollo del mismo".

Por lo tanto, estos compañeros de promoción de Casado tuvieron que prepararse la defensa de un trabajo en público, un hecho que confirman otros dos estudiantes con los que ha contactado eldiario.es. Preguntado por esta cuestión, el presidente del PP no ha aclarado a esta redacción cómo se produjo la defensa de la investigación que asegura que presentó.

Después de que Casado reconociese que nunca fue a clase y solo cursó cuatro de las 22 asignaturas de su máster gracias a las convalidaciones, el presidente del PP aseguró en varias entrevistas y en una rueda de prensa que dio el 10 de abril que el posgrado que cursó se regula por el Real Decreto de 2005 e insistió en que la normativa posterior, el Real Decreto 2007, ya incluye "los TFM, los tribunales y una mayor reglamentación". El líder de los populares reseña que realizó un trabajo "que sería el equivalente al TFM o a la antigua tesina, que se venía a llamar trabajo de fin de investigación sobre transparencia de administración de justicia". Pero insistió en que en su curso no había defensa pública ni tribunal.

En ningún momento, señaló que fuese citado el 29 de junio del 2009 para defenderlo, como asegura uno de sus compañeros a eldiario.es y se recoge en un mail publicado por El País. Según este periódico, el 7 de mayo de 2009 Álvarez Conde escribió a los estudiantes para informarles de la fecha de presentación de su "Trabajo de Investigación".

"El examen del período de Investigación se celebrará el día 29 de junio, a las 17:30 horas, en el Salón de Conferencias 167 (1ª planta del edificio departamental) de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Paseo de los Artilleros s/n - 28032 Madrid. En caso de que aún no lo haya realizado, deberá comunicar al Director del Máster el nombre del Tutor responsable del Trabajo de Investigación, así como el título del mismo. Previamente, y antes del 25 de junio, los alumnos deberán remitir al Director del Máster (por triplicado) los trabajos de Investigación, que defenderán en sesión pública ante el Tribunal compuesto por…", recogía el correo publicado por el periódico.

Alfonso Beceiro Leboso, secretario del Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias y compañero de Casado, confirma a eldiario.es que sí tuvo que realizar "una tesina, un trabajo fin de máster" para titular. De hecho, Beceiro Leboso explica: "He revisado mis correos electrónico y yo cursé el máster en 2007-2008, pero me dejé la tesina para el curso siguiente", que es el curso de Casado.

Por lo tanto, la dirección del máster, al menos a él, le exigió presentar y defender un trabajo de fin de máster para dar por satisfecha la formación y poder recoger el título. "En ese sentido sí fui compañero de promoción de Pablo Casado". Este exalumno reitera que las clases se impartían de lunes a jueves por la tarde. Licenciado en Derecho, "no convalidé ninguna asignatura, cursé todos los créditos porque me interesaban las asignaturas", cuenta.

Otro de los alumnos, que prefiere preservar su anonimato, constata que los alumnos que iban a clase presentaron un trabajo al terminar las clases porque el director del máster les planteó que era "obligatorio". "Cuando fuimos al acto de presentación nos dijeron que habían evaluado los trabajos y aunque íbamos preparados para hacer la presentación, decidieron que no era necesario realizar la presentación pública", apunta. Es decir, no hubo defensa pública pero sí evaluación.

Además, recuerda la época en la que estuvo estudiando en la URJC como "muy dura". "Trabajaba por las mañanas y recuerdo todos los fines de semana del máster haciendo trabajos", incide. No recuerda a Pablo Casado en clase y sobre las convalidaciones a las que se acogió el presidente del Partido Popular, asegura que no tiene constancia de que se pudiera hacer algo así. "Si has visto las asignaturas no hay posibilidad de convalidaciones a no ser que hayas hecho un máster igual. Había alumnos de Derecho a los que no se les convalidó nada", reseña.

Gonzalo Fernández-Rubio Hornillos, jefe de unidad en el área de Justicia Gratuita de la Comunidad de Madrid, que también cursó el posgrado en el curso 2008/2009 ha rechazado atender a eldiario.es porque está "citado a declarar ante la jueza en unos días". La jueza encargada de la investigación del caso Máster, Carmen Rodríguez-Medel, dio este lunes un nuevo paso en la investigación de los estudios de posgrado cursados por Pablo Casado.

La magistrada ha imputado a tres de las compañeras del actual presidente del PP en la pieza separada dedicada a la investigación de la edición del máster de Derecho Público del Estado Autonómico del curso 2008-2009. Rodríguez-Medel no puede actuar de la misma forma en el caso de Casado porque está aforado ante el Tribunal Supremo, como diputado del Congreso de los Diputados en la presente legislatura.

https://m.eldiario.es/sociedad/Pablo_Casado-El_master_de_Cifuentes_0_796171237.html

EL MÁSTER DE PABLO CASADO, UNA INVESTIGACIÓN DE DOS MESES AJENA A SU ASCENSO HASTA LA CIMA DEL PP

El pasado 14 de mayo, la jueza Carmen Rodríguez-Medel abrió una pieza separada en el caso que había iniciado unas semanas antes sobre el máster de Cristina Cifuentes. Durante más de dos meses ha ido recopilando indicios de que Pablo Casado obtuvo su título de manera irregular, ha reclamado decenas de documentos e interrogado a responsables de la Universidad Rey Juan Carlos. La investigación se estrecha sobre el nuevo líder del PP mientras él y su entorno tratan de hacerla pasar por una conspiración en su contra.

Pablo Casado cursó el Máster de Derecho Autonómico en el Instituto de Derecho Público, adscrito a la URJC, en el curso 2008-2009. El entonces diputado de la Asamblea de Madrid no fue a clase y, según explicó él mismo, se sacó el posgrado entregando cuatro trabajos. Jamás trató con los profesores, nunca le dijeron cómo tenía que hacer esos trabajos. Él se los entregó a Enrique Álvarez Conde, el responsable del máster. Solo tuvo que aprobar cuatro asignaturas porque las 18 restantes se las convalidaron por sus estudios de Derecho.

La jueza citó a declarar como testigo al director de eldiario.es, Ignacio Escolar, por sus revelaciones sobre Cristina Cifuentes. En el curso del interrogatorio, Escolar mencionó los paralelismos del caso de la expresidenta madrileña con el de Casado: mismo máster, mismo tutor y mismas facilidades para aprobarlo. Rodríguez-Medel se interesó por el posgrado de Casado y ese mismo día abrió la pieza separada y reclamó a la Universidad toda la documentación al respecto. Todo eso ocurrió el 14 de mayo.

La intención de la jueza es determinar si hubo "continuidad delictiva" entre ambos casos, y para eso ha preguntado a los principales imputados sobre Casado. Enrique Álvarez Conde le advirtió de que no iba a contestar sobre eso, en un comunicado que leyó para exponer sus razones para no declarar. Sin embargo, quien sí respondió fue el rector de la URJC, Javier Ramos, que compareció como testigo.

Ramos no supo explicar qué Real Decreto se aplicó para convalidar tantas asignaturas a Casado, y solo acertó a decir que si se hizo en base al de 2005, serían irregulares. La jueza también le preguntó si el político del PP estaba obligado a entregar un trabajo final. "Lo desconozco", respondió el rector.

Rodríguez Medel ha intentado aclarar esos puntos con información de la Universidad, pero no le ha sido fácil. La URJC primero dijo que no había acta del tribunal que convalidó las asignaturas a Casado, y luego que sí. En ese momento la jueza reclamó a la Universidad que aclarase qué Real Decreto aplicó -el de 2005 o el de 2007- para las convalidaciones, una cuestión para la que también ha reclamado información a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), organismo dependiente del Ministerio de Educación.

En espera de esa documentación -que ya ha recibido-, Rodríguez-Medel dio el primer paso para enviar al caso al Tribunal Supremo. Casado es diputado y por tanto está aforado ante ese tribunal, el único que le puede imputar. La jueza pidió que se una confirmación de esta condición, que ha recibido este lunes, por si reúne los indicios suficientes para pedir al Alto Tribunal que lo impute.

El último episodio del caso es que la Universidad ha comunicado que no localiza los cuatro trabajos que entregó Casado para aprobar el máster. Este martes, la Universidad hizo público un comunicado en el que afirma que "no tiene la obligación de custodiar" esos documentos. La URJC alega que la ley les obliga a conservar los documentos que producen sus servicios, sus órganos colegiados o los que están en expedientes (como las actas de calificación). "En ningún caso los relativos a los trabajos que hayan servido para evaluar a los alumnos", añade.

Al regreso de sus vacaciones, la jueza también ha solicitado un informe de la Guardia Civil que detalle la actividad de Casado cuando cursó el posgrado y sus vínculos con partidos políticos y la propia Universidad. Ese informe detallará los vínculos del nuevo presidente del PP y de tres compañeras de máster, a las que la jueza ha imputado. Son Alida Consuelo Mas Taberner, María Dolores Cancio Álvarez y María Mateo Feito, exasesora de la Secretaría de Estado de Empleo e hija de la asesora de Cifuentes que que amenazó a una de las profesoras del máster.

Las tres se encuentran en una situación similar a la de Casado. Convalidaron parte de la asignaturas del máster y la jueza quiere saber si las restantes les fueron aprobadas con la entrega de unos trabajos. Otros compañeros del máster tendrán que declarar como testigos.

La jueza indaga en los posibles privilegios de los que se benefició la entonces promesa del Partido Popular en una investigación que se inició mucho antes de que este se postulase a suceder a Mariano Rajoy al frente del PP. Ya en esa carrera, Casado trató de vincular las informaciones sobre su máster con un supuesto "juego sucio" de los otros contendientes de las primarias. Pero las fechas desmontan esta teoría.

Con Casado ya como ganador de las primarias, su equipo ha pasado a sugerir que tras las pesquisas hay intereses ocultos. "Yo ya no sé si hay alguna razón además de la judicial para que erre que erre esté preguntando sobre un tema sobre el que no tiene jurisdicción y lo dejo en el aire porque no quiero tener ningún problema”, dijo este lunes Javier Maroto.

El que ha sido su jefe de campaña durante las primarias, Teodoro García, también ha atribuido las últimas informaciones a una campaña contra Casado. "Cualquier intento de estirar la información no hace si no confirmar que Pablo es el idóneo" para dirigir el PP, ha afirmado.

https://m.eldiario.es/politica/master-Casado-investigacion-estrecha-PP_0_796171121.html

LA JUEZA PIDE A LA GUARDIA CIVIL UN INFORME SOBRE POSIBLES ENCHUFES DE CASADO Y OTROS COMPAÑEROS DE MÁSTER

Cita como imputadas a tres de esas alumnas que tienen en común con el presidente del PP la convalidación de asignaturas Les reclama documentación sobre cómo aprobaron el resto de materias en el mismo escrito que informa de que no aparecen los trabajos de Casado Una de ellas es antigua asesora de un Ministerio e hija de la asesora que supuestamente amenazó a las profesoras y otra fue subsecretaria en Valencia

La jueza Carmen Rodríguez-Medel está empeñada en desentrañar la presunta red de favoritismos e irregularidades en la Universidad Rey Juan Carlos con los alumnos vinculados al Partido Popular. La última medida en este sentido ha sido encargar a la Guardia Civil un informe en el que desentrañe la posible red de contactos políticos y académicos con los que contaba Pablo Casado en el curso 2008/09, así como otros cuatro compañeros del máster de Derecho Autonómico y Local en aquel curso a los que se les convalidaron asignaturas.

Antes del 6 de agosto, los investigadores del instituto armado deberán presentar a la jueza un informe sobre los cinco alumnos en el que se detalle la “actividad laboral” que desarrollaban en 2008 y 2009, “así como si, directa o indirectamente, a través de familiares directos, con anterioridad a esas fechas, o durante el curso académico mencionado, tenían cargo público o pública y especial vinculación con partidos políticos o vinculación de algún tipo con la propia Universidad Rey Juan Carlos de Madrid”.

Con independencia del resultado de dicho informe, la jueza imputa ya a tres de los cuatro compañeros de Casado. Contra el actual presidente del PP no puede actuar de esa forma porque está aforado ante el Tribunal Supremo, como diputado del Congreso de los Diputados en la presente legislatura.

Un simple repaso en fuentes abiertas sobre la trayectoria de la mayoría de los compañeros de Casado arroja el mismo resultado que con el nuevo líder del PP: todos tenían algún vínculo político o académico. Es el caso de María Mateo Feito, exasesora de la Secretaría de Estado de Empleo e hija de la asesora de Cifuentes que, según la profesora que falsificó las firmas del acta, le trasladó que, o le enviaba el documento o la expresidenta la mataría.

La Guardia Civil también deberá informar sobre Alida Consuelo Mas Taberner, antigua subsecretaria de la Conselleria de Cultura de la Generalitat valenciana. Los agentes indagarán igualmente en María Dolores Cancio Álvarez, profesora de la Rey Juan Carlos que ha escrito libros con el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, imputado en el caso Cifuentes y también en la pieza separada que investiga el máster de Pablo Casado.

La jueza ya ha imputado a estas tres alumnas, cuya situación puede ser la misma que la de Pablo Casado, ya que les fueron convalidadas asignaturas y la magistrada quiere saber si, como en el caso del presidente del Partido Popular, aprobaron el resto con la simple presentación de trabajos. “En el caso de que fueran evaluadas por trabajos en las asignaturas no convalidadas, que aporten los mismos y cualquier documento que evidencien que lo entregaron en el año 2009 (correo postal, correo electrónico o cualquier otro documento”, afirma la magistrada.

En esa misma providencia, la jueza reclama a los profesores de Pablo Casado lo mismo que a estas tres imputadas, ya que la Universidad le ha informado de que los cuatro trabajos del presidente del PP no aparecen. Hay una cuarta compañera de Casado, Susana de Valentín Grau, que es citada como testigo. Imputadas y testigo declararán el próximo 2 de agosto.

18 asignaturas convalidadas

El vicesecretario de Comunicación del PP aprobó el máster de Derecho Público del Estado Autonómico sin asistir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. Cuatro trabajos de alrededor de 90 folios en total le bastaron para aprobar las asignaturas no convalidadas. Casado, que era diputado autonómico en Madrid durante aquellas fechas, ha admitido que ni siquiera llegó a entablar contacto con los profesores del máster ni supo quiénes eran.

La jueza Carmen Rodríguez-Medel trata de averiguar si la Universidad Rey Juan Carlos utilizó una norma favorable a Pablo Casado en la obtención de su máster a pesar de que ésta no fuera la que debía estar vigente en su momento. Por este motivo, la magistrada ha solicitado aclaraciones a la ANECA y a la Rey Juan Carlos.

https://www.eldiario.es/politica/Guardia-Civil-posibles-Casado-companeros_0_795821328.html

LA JUEZ PIDE A TVE LAS GRABACIONES DE LAS EXPLICACIONES QUE DIO CASADO SOBRE SU MÁSTER

La juez ha citado como investigadas a tres alumnas el próximo 2 de agosto (María Dolores Cancio Álvarez, Alida Mas Taberner y S.V Grau).

La Universidad Rey Juan Carlos ha comunicado a la juez que instruye el caso del máster de Cristina Cifuentes que no le constan los cuatro trabajos que Pablo Casado debió presentar para convalidar asignaturas y aprobar el curso. Así consta en una providencia dictada por la magistrada, Carmen Rodríguez-Medel.

La comunicación se hizo efectiva el pasado 20 de julio, de acuerdo a una providencia escrita por la juez. En concreto, la Universidad afirmó que no consta ningún documento en los trabajos del Pablo Casado para ser evaluado en los 20 créditos no convalidados [de los 60 que constaban en el máster], ni rastro documental que evidencie su aportación en el curso académico 2008-2009.

A tales efectos, la juez ha solicitado a RTVE las imágenes de las explicaciones que Pablo Casado ofreció sobre sus estudios el pasado 10 de abril de 2018. La magistrada también ha pedido a los profesores que evaluaron a Casado -Enrique Álvarez Conde y Alicia López de los Mozos, investigados por el máster de Cifuentes- que aporten las posibles pruebas sobre sus trabajos, si es que existen.

Fuentes próximas a Pablo Casado insisten en que no era necesario que el nuevo presidente del PP guardase una copia de sus trabajos. Este extremo coinciden con las valoraciones que hacen desde la Universidad Rey Juan Carlos.

La noticia coincide con la declaración de Cristina Cifuentes ante la juez que investiga las presuntas irregularidades de su máster; una jornada que se presentaba con varias aristas. La primera, si la ex presidenta de la Comunidad de Madrid comparecería: cabe recordar que faltó a una cita anterior alegando migrañas. La segunda, el contenido de su declaración. Finalmente, ha insistido en su versión, asegurando que obtuvo su título de acuerdo a la legalidad. Pero también era relevante saber qué diría sobre el flamante presidente del PP, Pablo Casado, quien cursó su máster en el mismo centro universitario.

Citada la hija de María Teresa Feito

La juez del caso máster ha citado como investigados a tres alumnas del máster que cursó el presidente del PP, Pablo Casado, en el año 2009 en la Universidad Rey Juan Carlos y entre las que figura la hija de la exasesora de la Consejería de Educación María Teresa Feito.

Aparte, ordena un oficio a la Guardia Civil para que, antes del 6 de agosto, aporte la relación de personas a las que se convalidaron créditos en la edición del máster de Casado, para informar de la actividad laboral que desempeñaban durante el curso académico 2008-2009.

También requiere que se detalle la relación directa o indirecta, a través de familiares, para comprobar si "tenían cargo público y especial vinculación con partidos políticos" o con la propia universidad, según informa Europa Press.

En este sentido, se detalla el caso de Casado, la hija de la exasesora de la Comunidad de Madrid y otros tres casos (María Dolores Cancio Álvarez; S.V Grau, y Alida Mas Taberner).

Alida Mas Taberner era subsecretaria de la Consellería de Educación de la Generalitat durante la etapa de Francisco Camps en la Presidencia de esa comunidad autónoma, aparte de otros cargos en esa administración.

La otra alumna es María Dolores Cancio Álvarez, que ha publicado varias publicaciones junto al catedrático Enrique Álvarez Conde, el exdirector del Instituto de Derecho Público de la URJC y que también está investigado en el caso máster. El docente tendrá que comparecer junto a su colega Alicia López de los Mozos también el 2 de agosto.

Sobre las investigadas, requiere que en el caso de que fueran evaluadas por trabajos en las asignaturas no convalidadas, aporten los mismos y "cualquier documento que evidencie que lo entregaron en el año 2009, ya sea un correo postal, un correo electrónico o cualquier otro documento".

Además, ha requerido al catedrático Enrique Álvarez Conde y a la profesora Alicia López de los Mozos que aporten antes del día 2 de agosto los trabajos del presidente del PP por los que fue evaluado de 20 créditos en el máster que cursó en la URJC.

La juez solicitó el listado de llamadas entrantes y salientes realizadas el pasado 21 de marzo entre Álvarez Conde y la exasesora cuando saltó a la luz la polémica para comprobar si hubo presiones desde el entorno de Cristina Cifuentes para falsificar el acta de defensa del trabajo de fin de máster (TFM).

Cifuentes defiende que hizo el máster

Aparte, una de las profesoras del polémico máster de Cristina Cifuentes en la URJC, Cecilia Rosado, declaró que esta exasesora le presionó para que comunicara al rector de la universidad, Javier Ramos, que la expresidenta había defendido su Trabajo de Fin de Máster (TFM).

La propia Cifuentes ha asegurado este lunes en sede judicial que realizó el máster de Derecho Autonómico durante 2012 en la URJC y que defendió su TFM, según han indicado fuentes jurídicas. Aparte, ha señalado que su único interlocutor era el exdirector del Instituto de Derecho Público y que estaba dispensada de acudir a clase y de hacer exámenes, pues en su lugar entregaba trabajos.

Los abogados de Cristina Cifuentes ya trataron de elevar la causa que actualmente se instruye en el juzgado de instrucción número 51 de plaza de Castilla de Madrid hasta el Tribunal Supremo. Alegaban que Pablo Casado es diputado, por tanto aforado, y que sólo esa sala podía juzgar su caso. La magistrada rechazó la petición y advirtió que Casado no estaba investigado en este mismo caso.

Fuentes jurídicas afirman a EL ESPAÑOL que el nombre de Pablo Casado ha salido a la palestra en la declaración de Cifuentes, quien ha logrado eludir a los periodistas y acceder a dependencias judiciales por una puerta secundaria. Ha sido la juez Carmen Rodríguez-Medel quien ha preguntado a la ex presidenta por los estudios de Casado.

Lo desvincula del caso

Cifuentes ha desvinculado al nuevo presidente del PP de su caso. La ex presidenta madrileña ha negado que tuviese conocimiento alguno de los estudios de su ex compañero de partido, pese a que ambos cursaron un máster similar en la misma Universidad.

Ha sido sólo una pregunta de la magistrada sobre Pablo Casado. Cifuentes, con su respuesta, ha querido cerrar las puertas a que se sume el nombre del presidente popular al mismo caso.

Ha sido una hora y media de declaración, en la que Cifuentes ha respondido a las preguntas de la Fiscalía, de sus propios abogados y de la juez. De este modo, ha tratado de responder ante la supuesta comisión de los delitos de prevaricación administrativa, falsedad documental y cohecho impropio.

Fuentes jurídicas señalan que la ex presidenta se mantiene como investigada. Su actitud ante la juez ha sido "muy colaborativa" y el "ambiente, muy cordial".

Cifuentes ha abandonado las dependencias judiciales a bordo de un vehículo con los cristales tintados, evitando su primera comparecencia pública desde que renunciase a sus cargos el pasado mes de marzo.

https://www.elespanol.com/espana/20180723/juez-pregunta-cifuentes-master-casado-desvincula-caso/324718362_0.html

LA COMUNIDAD DE MADRID FINANCIÓ CON 370.000 EUROS EL INSTITUTO DE LA REY JUAN CARLOS MIENTRAS ESTUDIARON CASADO Y CIFUENTES

La Comunidad de Madrid destinó 369.723 euros al Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos entre los años 2008 y 2011. Esta cantidad fue obtenida durante los años en los que Pablo Casado (2008/09) y Cristina Cifuentes (2011/12) se matricularon en el máster de derecho autonómico. La Comunidad ya financia la propia universidad pública con unos 120 millones de euros anuales.

Varias consejerías del Gobierno regional, dirigido en aquella época por Esperanza Aguirre, colaboraron con el departamento ( una empresa al margen de la universidad que funcionaba de manera opaca) que organizó el máster de estos dos políticos populares. En estos años financiaron algunos de sus proyectos, como programas de cooperación, realización de investigaciones o financiación de plazas para que algunos de sus funcionarios asistieran a un curso de especialización de arbitraje y el posgrado de derecho público del Estado autonómico.

Ocho de los 21 compañeros de la promoción de Cifuentes tenían su matrícula pagada por la Comunidad de Madrid. El Ejecutivo destinó 12.000 euros para abonar esas plazas – a 1.500 euros la matrícula – amparado en el plan de formación para empleados públicos de la región. Ninguno de estos estudiantes figura en la lista de los diez alumnos VIP que obtuvieron convalidaciones a través de un acta que tenía firmas falsificadas. El Gobierno de Aguirre también aportó 13.500 euros para financiar nueve plazas de este posgrado en el curso anterior (2010-2011).

Dos promociones del máster

Según la información obtenida tras una petición al portal de transparencia de la Comunidad de Madrid, tras el curso en el que participó Cifuentes (2011-2012) esta administración regional no volvió a abonar la matrícula de sus empleados en este polémico máster que actualmente se encuentra bajo investigación judicial.

Enrique Álvarez Conde, atendiendo a la prensa este miércoles en la URJC. Foto: Olmo Calvo.
El Gobierno regional también financió la matrícula de alrededor de medio centenar de funcionarios de la Comunidad de Madrid para un curso de especialización de arbitraje. En el año 2009, 2010 y 2011 el Instituto Madrileño de la Administración Pública (IMAP) firmó con el Instituto de Derecho Público un acuerdo para impartir esta formación. Este convenio supuso 117.160 euros para las arcas públicas. Los cursos consistían simplemente en charlas de expertos, algunos de la propia Universidad Rey Juan Carlos.

En la edición del 2009 se inscribieron diez trabajadores, a un coste de 2.520 euros cada matrícula (más caro que el máster), se destinaron 25.200 euros. Un año después, el número de alumnos aumentó hasta los 29 y el dinero público recibido por el departamento de la URJC también se incrementó, obtuvo 73.080 euros. En 2011, las matrículas descendieron, solo se inscribieron cinco estudiantes (13.000 euros).

El pliego de condiciones entre la institución pública y el organismo dirigido por Enrique Álvarez Conde contemplaba la financiación a 33 empleados del Gobierno regional, ninguno de estos tres años consiguieron que se completasen las plazas ofertadas. La Consejería de Sanidad, a través de la institución del defensor del paciente, también subvencionó varias plazas para formar a los técnicos de esa oficina. En 2009 matricularon a dos trabajadores e inscribieron a una tercera que finalmente se terminó matriculando a través del convenio con el IMAP. El departamento sanitario se gastó 5.880 euros en este curso. En total, el IDP obtuvo en este periodo 142.660 euros para pagar matrículas de alumnos en este curso y en el máster.

Financiación de investigaciones

Esta información ha sido facilitada por el portal de transparencia regional, tras una solicitud de información de esta redacción en la que se pidió un listado con las subvenciones públicas de la Comunidad de Madrid al IDP desde el 2009 hasta el 2018. En la respuesta obtenida se planteó que este departamento de la Rey Juan Carlos obtuvo financiación pública regional, dentro del periodo requerido, solo entre el año 2008 y el 2011.

Este instituto también recibió dinero público para la realización de programas internacionales. Esta es la mayor partida de dinero público obtenida de la Comunidad. En 2009 la Consejería de Inmigración financió con 200.000 euros tres proyectos de cooperación al desarrollo organizados por el organismo de Enrique Álvarez Conde, imputado en el caso máster de Cifuentes y en el de Casado, en Bolivia y Ecuador (56.000 euros), en Perú (66.000) y en Colombia (78.000 euros).

Varios de sus proyectos dedicados a la investigación también se pudieron acoger a una partida presupuestaria de la administración regional. La Consejería de Economía, Empleo y Hacienda informa de que en 2011 este departamento le concedió un contrato menor para una investigación sobre la negociación colectiva como instrumento de mejora en las condiciones de trabajo por 21.063 euros, IVA incluido.

Por su parte, en 2008 la Vicepresidencia del Gobierno regional destinó 6.000 euros para que el IDP realizase un estudio del impacto de los factores internos y externos en la Comunidad de Madrid. La elaboración de este informe estuvo coordinada y dirigida por uno de los profesores de este instituto e imputado en la investigación del máster de Cifuentes, Manuel Arenilla.

https://m.eldiario.es/sociedad/Comunidad-Madrid-pago-Cifuentes-financiacion_0_795821062.html

EL PP PASA AL ATAQUE POR EL MÁSTER DE CASADO: VE INTENCIONES OCULTAS EN LA JUEZA Y VUELVE A LA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN

"Yo ya no sé si hay alguna razón además de la judicial para que erre que erre esté preguntando sobre un tema sobre el que no tiene jurisdicción y lo dejo en el aire porque no quiero tener ningún problema", afirma el dirigente Javier Maroto. El director de campaña de Casado incluso bromea: "El máster más importante que ha hecho ha sido ganar" el liderazgo del PP

El PP pasa a la ofensiva con el caso del máster de su flamante líder, Pablo Casado. Javier Maroto ha recriminado este lunes a la juez que investiga las irregularidades en el máster de Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid que insista en apuntar al actual presidente del PP, Pablo Casado, cuando el también exvicesecretario popular es aforado ante el Tribunal Supremo.

García Egea bromea sobre el caso: "El máster más importante que ha hecho Casado ha sido" ganar el liderazgo del PP

Maroto ha respondido así tras conocerse que la representación procesar de la URJC ha remitido un escrito a la juez del caso máster en la que se informa que "no les consta ningún documento consistente en los trabajos de señor Casado para ser evaluado" de estos créditos, "ni rastro documental que evidencie su aportación" en dicho curso.

En declaraciones a Onda Cero, el exvicesecretario popular ha censurado que la juez, a la que dice tener "el máximo respeto en su carrera profesional", se le ha dicho "no sé cuantas veces" que no tiene jurisdicción sobre este tema. "Yo ya no sé si hay alguna razón además de la judicial para que erre que erre esté preguntando sobre un tema sobre el que no tiene jurisdicción y lo dejo en el aire porque no quiero tener ningún problema", ha apostillado.

En este sentido, ha enfatizado que esta cuestión, "si algún lo viese alguien", sería en todo caso el Tribunal Supremo, que ya ha remitido a la juez toda la documentación que acredita que Casado ostenta la condición de diputado en el Congreso.

"¿Cuál es el motivo por el que esta jueza, erre que erre, hace preguntas sobre un tema del que no puede siquiera emitir opinión y juicio?", se ha preguntado Maroto, que ha apuntado, sin señalar a nadie, que a "alguien le apetece estropear este momento" tras la victoria de Casado en el congreso del fin de semana.

En cualquier caso, ha enfatizado que se ha convertido en noticia algo que no es más que una "obviedad" como es el hecho de que la Universidad no tenga los trabajos de Casado transcurridos diez años, algo que no es obligatorio para el centro docente.

En este sentido, se ha preguntado si el centro madrileño no tiene los trabajos de Casado o no tiene los trabajos de "ningún alumno" de esos años "porque no los guarda". "¿La Universidad guarda los trabajos de los alumnos una vez que los califica y almacena en una biblioteca gigante diez años", ha cuestionado irónicamente.

Así, ha recordado que la Universidad únicamente es responsable de guardar el título del máster y, en este caso, ha recordado que el centro certificó que era "adecuado". "Estamos sacando noticias sobre temas que son obviedades", ha zanjado el exalcalde de Vitoria, quien ha incidido en que "algún interés habrá porque las noticias no aparecen solas".

Su director de campaña bromea sobre el máster
Por su parte, el que fuera director de campaña de Casado en el proceso interno, Teodoro García Egea, ha bromeado incluso al responder a una pregunta sobre el máster en una entrevista con Es Radio. "El máster más importante que ha hecho ha sido" ganar el liderazgo del PP, afirmaba el también portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados.

En la misma entrevista, García Egea se ha sumado a la teoría de la conspiración sobre el máster, tildando las nuevas revelaciones publicadas en distintos medios de comunicación de "grandes éxitos de informaciones anteriores". "Cualquier intento de estirar la información no hace sino confirmar que Pablo es el candidato idóneo", afirmaba el diputado del PP.

Poco después, a una pregunta sobre la polémica por la utilización de un avión oficial por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, García Egea aprovechaba para volver a restarte importancia a la investigación sobre el máster del nuevo líder del PP: "Parece que es más importante si la fuente de la letra del trabajo de Casado era Arial o Times New Roman", ironizaba.

La URJC dice que no está obligada a guardar sus trabajos
Por su parte, la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha asegurado hoy que "no tiene la obligación de custodiar los trabajos de evaluación de los alumnos", ya que esa labor es "exclusiva" de los profesores y "durante un tiempo limitado", aunque desde la universidad no se especifica dicho período.

La URJC ha hecho público un comunicado después de que la jueza del caso Máster, Carmen Rodríguez Medel, señalara ayer en una providencia que la universidad le había informado de que "no le consta" ninguno de los trabajos que presentó el presidente del PP, Pablo Casado, para aprobar su título de posgrado.

"Las instituciones universitarias solo tienen obligación de archivar y custodiar la documentación referente a los diferentes servicios de la universidad, documentos que emanen de órganos colegiados o que obren en expedientes administrativos, pero en ningún caso los relativos a los trabajos que hayan servido para evaluar a los alumnos", añaden desde la URJC.

La universidad ha insistido en que corresponde a los profesores custodiar los trabajos de los alumnos como pruebas de evaluación, "de ahí que en la providencia dictada ayer se solicite los documentos relativos al alumno Pablo Casado y a sus profesores, Enrique Álvarez Conde y Alicia López de los Mozos".

Por último, la URJC ha recalcado que "está colaborando en todo momento con la Justicia en tiempo y forma en todo lo que se le requiere con el objetivo de devolver el buen nombre de esta universidad pública".

https://www.publico.es/politica/pp-pasa-al-ataque-master-casado-ve-intenciones-ocultas-jueza-y-vuelve-teoria-conspiracion.html

LA JUEZA PIDE A LA GUARDIA CIVIL UN INFORME SOBRE POSIBLES ENCHUFES DE CASADO Y OTROS COMPAÑEROS DE MÁSTER

Cita como imputadas a tres de esas alumnas que tienen en común con el presidente del PP la convalidación de asignaturas

Les reclama documentación sobre cómo aprobaron el resto de materias en el mismo escrito que informa de que no aparecen los trabajos de Casado

Una de ellas es antigua asesora de un Ministerio e hija de la asesora que supuestamente amenazó a las profesoras y otra fue subsecretaria en Valencia

La jueza Carmen Rodríguez-Medel está empeñada en desentrañar la presunta red de favoritismos e irregularidades en la Universidad Rey Juan Carlos con los alumnos vinculados al Partido Popular. La última medida en este sentido ha sido encargar a la Guardia Civil un informe en el que desentrañe la posible red de contactos políticos y académicos con los que contaba Pablo Casado en el curso 2008/09, así como otros cuatro compañeros del máster de Derecho Autonómico y Local en aquel curso a los que se les convalidaron asignaturas.

Antes del 6 de agosto, los investigadores del instituto armado deberán presentar a la jueza un informe sobre los cinco alumnos en el que se detalle la “actividad laboral” que desarrollaban en 2008 y 2009, “así como si, directa o indirectamente, a través de familiares directos, con anterioridad a esas fechas, o durante el curso académico mencionado, tenían cargo público o pública y especial vinculación con partidos políticos o vinculación de algún tipo con la propia Universidad Rey Juan Carlos de Madrid”.

Con independencia del resultado de dicho informe, la jueza imputa ya a tres de los cuatro compañeros de Casado. Contra el actual presidente del PP no puede actuar de esa forma porque está aforado ante el Tribunal Supremo, como diputado del Congreso de los Diputados en la presente legislatura.

Un simple repaso en fuentes abiertas sobre la trayectoria de la mayoría de los compañeros de Casado arroja el mismo resultado que con el nuevo líder del PP: todos tenían algún vínculo político o académico. Es el caso de María Mateo Feito, exasesora de la Secretaría de Estado de Empleo e hija de la asesora de Cifuentes que, según la profesora que falsificó las firmas del acta, le trasladó que, o le enviaba el documento o la expresidenta la mataría.

La Guardia Civil también deberá informar sobre Alida Consuelo Mas Taberner, antigua subsecretaria de la conselleria de Cultura de la Generalitat valenciana. Los agentes indagarán igualmente en María Dolores Cancio Álvarez, profesora de la Rey Juan Carlos que ha escrito libros con el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, imputado en el caso Cifuentes y también en la pieza separada que investiga el máster de Pablo Casado.

La jueza ya ha imputado a estas tres alumnas, cuya situación puede ser la misma que la de Pablo Casado, ya que les fueron convalidadas asignaturas y la magistrada quiere saber si, como en el caso del presidente del Partido Popular, aprobaron el resto con la simple presentación de trabajos. “En el caso de que fueran evaluadas por trabajos en las asignaturas no convalidadas, que aporten los mismos y cualquier documento que evidencien que lo entregaron en el año 2009 (correo postal, correo electrónico o cualquier otro documento”, afirma la magistrada.

En esa misma providencia, la jueza reclama a los profesores de Pablo Casado lo mismo que a estas tres imputadas, ya que la Universidad le ha informado de que los cuatro trabajos del presidente del PP no aparecen. Hay una cuarta compañera de Casado, Suasana de Valentín Grau, que es citada como testigo. Imputadas y testigo declararán el próximo 2 de agosto.

18 asignaturas convalidadas

El vicesecretario de Comunicación del PP aprobó el máster de Derecho Público del Estado Autonómico sin asistir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. Cuatro trabajos de alrededor de 90 folios en total le bastaron para aprobar las asignaturas no convalidadas. Casado, que era diputado autonómico en Madrid durante aquellas fechas, ha admitido que ni siquiera llegó a entablar contacto con los profesores del máster ni supo quiénes eran.

La jueza Carmen Rodríguez-Medel trata de averiguar si la Universidad Rey Juan Carlos utilizó una norma favorable a Pablo Casado en la obtención de su máster a pesar de que ésta no fuera la que debía estar vigente en su momento. Por este motivo, la magistrada ha solicitado aclaraciones a la ANECA y a la Rey Juan Carlos.

https://www.eldiario.es/politica/Guardia-Civil-posibles-Casado-companeros_0_795821328.html

LA REY JUAN CARLOS DICE QUE NO TIENE OBLIGACIÓN DE CONSERVAR LOS TRABAJOS USADOS POR PABLO CASADO PARA SU MÁSTER

La institución argumenta que solo debe custodiar los documentos que producen sus servicios, órganos colegiados y los expedientes

Conservar las pruebas de evaluación es competencia "exclusiva" de los profesores, explican.

Por eso la jueza ha pedido los trabajos de Casado a Álvarez Conde y Alicia López de los Mozos

La Universidad Rey Juan Carlos no ha podido entregar los trabajos que el nuevo presidente del Partido Popular, Pablo Casado, exhibió como pruebas de que había cursado su máster en 2009 porque "no tiene la obligación de custodiar" esos documentos, según ha asegurado este martes en un comunicado.

La URJC dice que la ley les obliga a conservar los documentos que producen sus servicios, sus órganos colegiados o los que están en expedientes (como las actas de calificación). "En ningún caso los relativos a los trabajos que hayan servido para evaluar a los alumnos".

Esa custodia corresponde, según la argumentación de la institución, a los profesores. Es una labor "exclusiva de los profesores" conservar esas pruebas de evaluación "durante un tiempo limitado". Y desplaza la petición de información a los docentes: "De ahí que la titular del juzgado de Instrucción nº 51 solicite los documentos relativos a Pablo Casado" al catedrático Enrique Álvarez Conde y la profesorea Alicia López de los Mozos. Ambos, por cierto, imputados en el procedimiento que se sigue por la manera de actuar en el máster de la expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes.

https://www.eldiario.es/sociedad/Univeridad-Juan-Carlos-Pablo-Casado_0_796170644.html

IMPUTADAS TRES ALUMNAS QUE CURSARON EL MÁSTER CON PABLO CASADO

Una de ellas, ex alto cargo del PP valenciano, aprobó sin ir a clase y con convalidaciones como el líder del partido

Pablo Casado no fue el único dirigente del PP que hizo el máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en 2008 sin acudir a clase y con convalidaciones autorizadas por Enrique Álvarez Conde, el director del Instituto de Derecho Público (IDP) que organizaba los cursos y ahora está imputado en el caso Cifuentes. Según consta en la documentación del curso a la que ha tenido acceso este periódico, también figuraba entre los alumnos Alida Mas Taberner, que entonces era subsecretaria de la conselleria de Educación de la Generalitat, bajo la presidencia de Francisco Camps, y se encontraba en Valencia.

Taberner ha sido imputada este lunes por la juez del caso, junto a otras dos alumnas. En la relación de citaciones judiciales a la que ha tenido acceso este periódico no se especifica los delitos por los que son investigadas. La segunda alumna es María Mateo Feito, que según Europa Press es hija de la exasesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid María Teresa Feito, mano derecha de Cristina Cifuentes. Ha tenido cargos en dos ministerios con el Gobierno de Mariano Rajoy: en 2012 fue subdirectora general adjunta de Ordenamiento Jurídico Económico en la Dirección General de Política Económica, del Ministerio de Economía, y en 2014, asesora de la secretaria de Estado de Empleo y Seguridad Social. La tercera alumna investigada es María Dolores Cancio Álvarez, que estaba vinculada al Instituto de Derecho Público (IDP), de Enrique Álvarez Conde. La juez ha citado a las tres como investigadas el próximo 2 de agosto.

Según fuentes judiciales, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, quiere reunir toda la información posible para luego valorar si lo archiva o eleva el caso al Tribunal Supremo, dado que el líder del PP es diputado y aforado, para que decida sobre su imputación.

Contactada por este periódico en los días pasados, Mas Taberner ha reconocido que, en efecto, no acudió a Madrid a ninguna clase del máster. “Me dijeron que no era necesario”, explica. Llegó a este acuerdo con Álvarez Conde y, como licenciada en Derecho, también le convalidaron “bastantes” asignaturas, aunque dijo no recordar el número exacto.“En la universidad de Valencia tenía la especialidad en Derecho Público, me pidieron que la justificara y luego me convalidaron muchas asignaturas”, recordó en una breve conversación. Mas Taberner no ha querido aclarar a este periódico si realizó trabajo fin de máster con un tribunal —Casado no lo hizo, el resto de alumnos sí—, ni si aprobó el resto de las asignaturas con trabajos o exámenes —al nuevo líder popular le bastaron cuatro textos con un total de 92 folios—. Tras una breve charla, Mas Taberner no volvió a responder a las llamadas de este periódico.

Hasta ahora Pablo Casado parecía, dentro de su máster, un caso aislado de facilidades pactadas con Álvarez Conde frente al resto de los alumnos, que fueron a clase, hicieron exámenes o trabajos y tuvieron que realizar un trabajo fin de máster dirigido por un tutor y defendido ante un tribunal. Pero la aparición de Mas Taberner y las otras dos alumnas indica que, al igual que en el máster de Cifuentes en 2011, en el que ha aflorado una lista de alumnos vinculados al PP que gozaban de privilegios, en 2008 ya pudo suceder lo mismo.

Las listas de alumnos del máster de Casado a las que ha tenido acceso EL PAÍS son llamativas, porque los nombres varían de unas asignaturas a otras, aunque las reglas del curso indicaban que todas eran obligatorias. Las convalidaciones explicarían las ausencias en algunas materias. Casado, por ejemplo, logró que le convalidaran 18 de 22 asignaturas. Mas Taberner también admite que fueron numerosas, sin precisar el número. Sin embargo, los dos alumnos que han accedido a contar su experiencia a este periódico, el pasado mes de junio, no recuerdan más de una decena de personas que acudían habitualmente a clase y se presentaron el 29 de junio a la convocatoria del tribunal para la lectura de su trabajo de fin de máster. Pero el número de alumnos que aparecen en algunas listas oscilan entre 10 y 15.

Las tres alumnas imputadas ahora no figuran en las listas de matriculados de todas las asignaturas, pero sí en las mismas cuatro que hizo Casado, controladas por Álvarez Conde, que era el profesor de tres de ellas. La docente de la cuarta era Alicia López de los Mozos, también imputada con él en el caso Cifuentes. Como Casado, sacaron todo sobresalientes. Lo mismo sucede con María Mateo Feito y María Dolores Cancio Álvarez, que tampoco aparecen en todas las asignaturas pero sí en esas cuatro. Feito es hija de la mano derecha de Cristina Cifuentes, que envió a la URJC el día que estalló el escándalo para intentar taparlo. Cancio Álvarez resulta ser una de las integrantes del propio consejo del IDP, como “representante de los becarios de investigación” desde 2007 y, a partir de 2009, como “miembro no doctor”.

Ahora la juez les requiere que, en el caso de que fueran evaluadas por trabajos en las asignaturas no convalidadas, aporten los textos y "cualquier documento que evidencie que lo entregaron en el año 2009, ya sea un correo postal, un correo electrónico o cualquier otro documento". Otros cinco alumnos de este máster acudirán a declarar en calidad de testigos. Además, según Efe, la magistrada solicita a la Guardia Civil que informe si estas personas "directa o indirectamente a través de familiares directos, con anterioridad a esas fechas o durante el curso académico mencionado, tenían cargo público o pública y especial vinculación con partidos políticos o vinculación de algún tipo con la propia URJC".

La necesidad de completar un número mínimo de alumnos para garantizar la supervivencia del máster es una de las claves que explican la conducta de Álvarez Conde. El cuadro que dibuja el caso Cifuentes es que en realidad creaba dos categorías: una de alumnos normales, que iban a clase, se examinaban y hacían el trabajo final, y otra de conocidos y personalidades políticas del PP a quienes les regalaba sobresalientes y el título. "No hice ni el huevo", reconoció gráficamente el exsenador Pedro Calvo en su declaración ante la juez el mes pasado. La juez abrió una pieza separada sobre el máster de Pablo Casado precisamente ante la sospecha de que esa práctica no comenzó en 2011, sino antes, y pudo producirse una continuidad delictiva.

Alida Mas Taberner no aclaró cómo conoció el máster, pero la relación de Enrique Álvarez Conde con Valencia es intensa y viene de lejos. Su mentor, Juan Fernando Badía, fue catedrático de Derecho Político en dos universidades, Alicante y Valencia, y él terminó recalando en esta ciudad en los ochenta. En esta comunidad se iniciaron sus contactos con el PP, que le valieron para dar el salto en 1996 como cargo de confianza de Mariano Rajoy, entonces ministro de Administraciones Públicas, que le nombró director general del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP). Tras fundar el IDP, el subdirector del instituto en 2006 y 2007 fue Vicente Garrido Mayoll, director de la tesis de Francisco Camps y presidente del Consell Jurídic Consultiu valenciano durante su mandato al frente de la Generalitat. La pareja de Álvarez Conde, Rosario Tur, fue a su vez secretaria del tribunal que aprobó la tesis del expresidente de la Generalitat.

Mas Taberner, cercana a Camps, fue miembro de su equipo de Gobierno, siempre como subsecretaria, en tres consellerías distintas desde 2003: Turismo, Bienestar Social y Educación. Tras la marcha de Camps, dejó la política en 2012. Su puesto en la conselleria de Turismo hicieron que su nombre apareciera en las primeras investigaciones de la trama Gürtel, aunque los tribunales la han eximido de cualquier responsabilidad.

Turismo fue el primer enganche privilegiado en la comunidad de Orange Market, la filial valenciana de Francisco Correa. A través de esta consejería la Generalitat le adjudicó durante cuatro años concursos por valor de más de cuatro millones de euros. Como subsecretaria de Turismo, Alida Mas Taberner, concedió a la trama de Correa y el Bigotes su primer gran contrato en diciembre de 2005: 1.083.925 euros para gestionar los stands de Valencia en las cinco ferias que se iban a celebrar en 2006. En el juicio del llamado caso Fitur, la primera sentencia firme del caso Gürtel, la entonces consejera, Milagrosa Martínez, acabó en prisión condenada a nueve años de cárcel en 2017. Otros cuatro funcionarios de Turismo también fueron condenados. Mas Taberner también declaró como testigo en el caso de los trajes de Francisco Camps.

Otra alumna niega la versión del líder del PP

Otra alumna que estudió el máster de Pablo Casado en su mismo año, de 2008 a 2009, ha accedido a hablar con EL PAÍS, igual que ya hicieron otros dos alumnos, y también contradice las explicaciones del dirigente popular sobre el curso. “Fui a clase todo el año, hice exámenes y trabajos y había que hacer un trabajo fin de máster, dirigido por un profesor. Nos convocaron para defenderlo ante un tribunal, aunque cuando fuimos nos dijeron que ya no hacía falta”, explica V. M. V., que prefiere revelar solo sus iniciales. Es la misma experiencia que han relatado a este periódico Francisco José Valentín Ruiz y Mariana López Hurtado, otros dos alumnos de aquel año. Están entre los llamados a declarar ante la juez como testigos.

El caso de V. M. V. es peculiar porque era parte del personal administrativo del Instituto de Derecho Público (IDP) y además no era licenciada, solo tenía una diplomatura. “Sí, trabajaba allí, pero no en temas docentes, hacía fotocopias y cosas así. Álvarez Conde me dijo que con mis estudios podía hacer el máster, que la ley lo permitía. Me lo pidió porque le hacían falta alumnos”, recuerda. Aunque asegura que no tuvo facilidades, pese a trabajar allí, y le salió “carísimo”. Portavoces de la URJC consideran que entonces pudo ser posible hacer el máster solo con una diplomatura.

La preocupación por obtener alumnos para el máster, que garantizaran la financiación, es una clave que explica la conducta de Álvarez Conde y las facilidades que daba a conocidos y políticos para que se apuntaran. Un profesor que colaboró en el IDP en sus inicios relata: "Álvarez Conde ofrecía doctorados y quería alumnos como fuera, porque necesitas un número mínimo de matriculados para sostener el máster, si no, no te financias. Con tal de conseguir alumnos hacía lo que fuera".

La juez ha abierto la pieza que investiga el máster de Pablo Casado precisamente ante la posibilidad de que hubiera una continuidad delictiva a lo largo de los años. Es decir, que fuera un modelo que se repitió en el tiempo.

https://elpais.com/politica/2018/07/23/actualidad/1532347749_153852.html

La Universidad Rey Juan Carlos no encuentra los únicos cuatro trabajos del máster de Pablo Casado

La jueza Rodríguez-Medel exige ahora al director del Instituto de Derecho Público y a su segunda que aporten ellos, si pueden, pruebas de que los realizó

La magistrada ha enviado un oficio a RTVE para que le entregue cuanto antes grabación de las explicaciones que dio Casado a los medios sobre su máster

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha informado a la jueza del caso Máster que no encuentra los únicos cuatro trabajos que tuvo que realizar presuntamente Pablo Casado para obtener su título.

En una providencia, a la que ha tenido acceso eldiario.es, la jueza asegura que la URJC trasladó el pasado 20 de julio que "no les consta ningún documento consistente en los trabajos del Sr. Casado para ser evaluado en los 20 créditos no convalidados, ni rastro documental que evidencie su aportación en el curso académico 2008-2009 (correo postal, electrónico o de cualquier otro modo)".

Por este motivo, la jueza ha requerido a los profesores que evaluaron al actual presidente del PP, Enrique Álvarez Conde y doña Alicia López de los Mozos (ambos imputados), para que, "en caso de que la conserven, procedan a la aportación de esta documentación antes de su declaración del día 2 de agosto de 2018".

En la misma providencia, a la que ha tenido acceso eldiario.es, la jueza pide a RTVE para que le remita antes del 2 de agosto, "la grabación de que dispongan de las explicaciones facilitadas a los
medios de comunicación por parte del Sr. Casado sobre su participación en el master el día 10 de abril de 2018".

https://www.eldiario.es/politica/Universidad-Juan-Carlos-Pablo-Casado_0_795821261.html

La Complutense no halla irregularidades en el expediente de Derecho de Pablo Casado mientras la jueza sigue investigando su máster

A falta de que se redacte un informe final y la resolución del rectorado, la Complutense ha acabado con la recopilación de pruebas sobre las convalidaciones y el traslado de expediente de la carrera de Derecho de Pablo Casado

Casado aprobó entre junio y septiembre de 2007 doce asignaturas de las 25 de las que constaba la carrera
Mientras, continúa la investigación del caso Máster: la jueza ha recibido la documentación que acredita que Casado está aforado ante el Supremo

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha acabado el expediente con el que estaban investigando la carrera de Derecho cursada por el recién elegido presidente del PP, Pablo Casado, en un campus privado adscrito a la UCM, el Centro Cardenal Cisneros, controlado por el gobierno de Aguirre cuando el político aprobó media carrera en un curso.

Según confirman fuentes cercanas a la investigación, el proceso de recabar pruebas y testimonios de quienes fueron sus profesores ya ha terminado y el rectorado está a la espera de que se redacte un informe final para emitir a lo largo de esta semana una resolución. Fuentes conocedoras del caso aseguran que la inspección de servicios no ha encontrado irregularidades relevantes respecto a las convalidaciones (que fueron pocas porque Casado se pasó al plan del 53 desde un plan posterior) ni respecto al expediente. En el caso del máster, sin embargo, la jueza sí ha puesto el foco en las numerosas convalidaciones: 18 de 22 asignaturas totales.

En este procedimiento, la Complutense ha intentado aclarar si las convalidaciones, la matriculación inicial, las matriculaciones posteriores y el traslado del expediente del nuevo presidente del Partido Popular fueron acordes con la normativa vigente en el curso 2004-2005, cuando se inscribió en Cisneros. Y si los docentes fueron presionados al determinar su calificación. eldiario.es solo ha podido confirmar por el momento que el traslado y las convalidaciones fueron ajustadas a la ley o, al menos, que no hay ninguna irregularidad importante.

Tras siete años estudiando en Icade la doble licenciatura de Derecho y Administración y Dirección de Empresas, Casado se matriculó en Derecho en Cardenal Cisneros. Tras el traslado de expediente, y recién elegido diputado autonómico en Madrid, aprobó entre junio y septiembre de 2007 doce asignaturas de las 25 de las que constaba la carrera, según adelantó el diario El Mundo.

Este medio también publicó unas declaraciones de Alberto Pérez de Vargas, el responsable del centro mientras el presidente del PP daba clase allí, en las que llegó a asegurar que Esperanza Aguirre presionó para que terminase la licenciatura. Posteriormente se retractó y negó que este político recibiese trato de favor. En esta investigación también han comparecido los profesores que le dieron clase para aclarar si recibieron presiones para aprobar a Casado en este centro privado adscrito a la Complutense.

La Justicia sigue investigando el máster de Casado

Las titulaciones obtenidas por Casado en la Universidad Rey Juan Carlos también están siendo analizadas. La jueza que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, abrió una investigación específica para esclarecer el modo en el que Casado obtuvo el mismo máster que la expresidenta madrileña pero en un curso distinto y ahora ha preguntado formalmente si es aforado, ante la posibilidad de enviar el caso al Supremo si ve indicios de delito.

Este lunes, la Rey Juan Carlos ha informado a la jueza de que no encuentra los únicos cuatro trabajos que tuvo que realizar presuntamente Casado para obtener su título. Rodríguez Medel ha imputado a tres profesores de la URJC en la investigación del máster de Pablo Casado, entre los que está en el exrector Fernando Suárez, que fue quien firmó sus convalidaciones. Además, la URJC también está analizando en un procedimiento administrativo el máster y la licenciatura de ADE que obtuvo en sus campus.

El vicesecretario de Comunicación del PP aprobó el máster de Derecho Público del Estado Autonómico sin asistir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. Cuatro trabajos de alrededor de 90 folios en total le bastaron para aprobar las asignaturas no convalidadas. Casado, que era diputado autonómico en Madrid durante aquellas fechas, ha admitido que ni siquiera llegó a entablar contacto con los profesores del máster ni supo quiénes eran.

https://www.eldiario.es/sociedad/UCM-Pablo_Casado_0_795820821.html

LA JUEZA DEL CASO MÁSTER RECIBE LA DOCUMENTACIÓN QUE ACREDITA QUE PABLO CASADO ESTÁ AFORADO ANTE EL SUPREMO

El Secretario de Gobierno del Alto Tribunal remite a Rodríguez-Medel un oficio y la "certificación acreditativa" de que Casado es diputado en esta legislatura

La jueza se dirigió al Congreso de los Diputados, pero la Cámara Baja le trasladó que debía utilizar el "conducto" del Tribunal Supremo

La jueza aprecia indicios de delito en Pablo Casado y se plantea enviar la investigación de su máster al Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo ha remitido a la jueza Carmen Rodríguez-Medel la documentación que acredita que el nuevo presidente del PP, Pablo Casado, es diputado y, como tal, está aforado ante el Alto Tribunal. En una providencia, a la que ha tenido acceso eldiario.es, la instructora del caso máster da cuenta del escrito recibido por el secretario de Gobierno del Tribunal Supremo.

A la vista de los indicios de delito que la jueza aprecia en la obtención del máster de Pablo Casado en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), la magistrada que ya investigaba a Cristina Cifuentes, solicitó al Congreso de los Diputados acreditación de que Casado es diputado y como tal, aforado. De confirmarse esos indicios, la jueza debería inhibirse entonces en favor del Tribunal Supremo, ante el que están aforados los diputados de la Cámara Baja.

La magistrada se dirigió en un principio al Congreso de los Diputados, pero recibió contestación de que debía cursar el oficio remitido "por conducto del Tribunal Supremo". El error quedó subsanado y ahora, en la providencia, Rodríguez-Medel informa a las partes personadas en la causa que "se tiene por recibido el oficio del Secretario de Gobierno del Tribunal Supremo y certificación que lo acompaña acreditativa de la condición de diputado de D. Pablo Casado Blanco, en la XII Legislativa".

La iniciativa de la jueza está en el marco de la pieza separada del caso Cifuentes que abrió la magistrada una vez escuchó en declaración como testigo al director de eldiario.es, Ignacio Escolar. La primera diligencia en esta pieza fue solicitar a la universidad toda la información sobre el máster de Pablo Casado en el mismo Insituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos que aquel que aprobó con notas falsificadas Cristina Cifuentes.

La jueza puso en marcha esta investigación por si pudiera haber "continuidad delictiva" y para dilucidar si el trato de favor y la falsedad documental que investiga en el caso de Cifuentes pudieron darse también en la promoción de Casado.

El vicesecretario de Comunicación del PP aprobó el máster de Derecho Público del Estado Autonómico sin asistir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. Cuatro trabajos de alrededor de 90 folios en total le bastaron para aprobar las asignaturas no convalidadas. Casado, que era diputado autonómico en Madrid durante aquellas fechas, ha admitido que ni siquiera llegó a entablar contacto con los profesores del máster ni supo quiénes eran.

La investigación sobre Pablo Casado es una pieza separada del caso Cifuentes. En el marco de esta pieza separada, la misma jueza ha decidido imputar a la profesora Alicia López de los Mozos; al exdirector del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde; y al anterior rector de la URJC Fernando Suárez. A los tres los ha citado a declarar el próximo 2 de agosto en calidad de investigados.

https://www.eldiario.es/politica/documentacion-acredita-Pablo-Casado-diputado_0_795820585.html

CASADO INSISTE EN VER UNA CONSPIRACIÓN TRAS LA INVESTIGACIÓN DE SU MÁSTER: "NO HAY QUE SER EXPERTO PARA SABER QUE NO ES CASUAL"

Pablo Casado ha vuelto a aferrarse a la teoría de la conspiración en el asunto de su máster que investiga la justicia, durante una entrevista en la cadena Ser. El candidato a presidir el Partido Popular aseguró que “no hay que ser un experto en periodismo para saber que casual, casual, no es por las fechas”. Preguntado sobre si dimitirá del cargo si resulta imputado ha asegurado que “no hay investigación, lo que hay es muy mala intención por parte de algunos”.

La tesis de Casado de que la investigación de su máster es una forma de perjudicarlo para que no logre hacerse con la presidencia del PP la viene esgrimiendo el viceportavoz de Comunicación del partido durante toda la campaña de las primarias, por más que las fechas lo desmientan. La decisión de la juez de investigar el famoso máster se adoptó antes de que se lanzase a la carrera por la sucesión de Rajoy.

A 48 horas del Congreso Casado ha vuelto a la carga para presentarse como víctima: “Solo ha salido para perjudicarme, no sé de dónde sale pero si repasamos las fechas y las noticias…” ha dejado caer. Sin embargo, todos los documentos judiciales sobre el máster están fechados antes de que anunciase que se presentaba para suceder a Rajoy.

En la recta final de la Campaña Casado ha endurecido las críticas hacia su rival, acusando a las políticas de Soraya Sáenz de Santamaría de ser la causa de que el PP esté en la oposición. Casado también ha vuelto a rechazar la operación diálogo con Catalunya, responsabilidad de la exvicepresidenta, calificándola de “fracaso”.

Tampoco ha pasado por alto la difusión de los vídeos de ‘Cuéntame’, primero contra Santamaría y después “contra mí”, ha recordado. “Los he censurado los dos pero no hay que darle tanta importancia, al final al que perjudica es a mí. He sufrido vídeos mucho peores que han circulado por WhatsApp”. Casado también ha repetido su idea de que hacía falta un debate de ideas que no llegó a celebrarse.

Sobre la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos anunciada por el PSOE, Casado cree que “como nieto de represaliado no voy a defender ni ese edificio ni quien está enterrado ahí” pero reconoce que “no gastaría ni un euro en desenterrarlo”.

Por último, ha dejado claro que no va a dejar la política si no resulta vencedor, "me pondré a disposición de Soraya sin pedir ningún cargo". Del mismo modo que él contará con ella igual que con los demás candidatos que describe como "lo mejor del partido".

https://m.eldiario.es/politica/Casado-conspiracion-investigacion-master-experto_0_794420620.html

EL RESPONSABLE DEL MÁSTER DE CIFUENTES ADVIRTIÓ A LA JUEZA DE QUE NO IBA A DECLARAR SOBRE CASADO

Enrique Álvarez Conde no contestó a nada, pero leyó un texto en el que acusó a la jueza de dirigir "una investigación prospectiva improcedente"

Se negó expresamente a contestar preguntas sobre la pieza separada de Pablo Casado, del que este catedrático también fue tutor

Afirmó que el caso podía caer en el Supremo y reclamó que solo se investigase a Cifuentes: la jueza rechazó ambas peticiones

Enrique Álvarez Conde está en el centro de la investigación del caso Máster. El catedrático que dirigía el Instituto de Derecho Público conecta los posgrados de Cristina Cifuentes y Pablo Casado, entre los que la Fiscalía y la jueza ven "continuidad delictiva". El día que estaba citado como imputado leyó un comunicado en el que dejaba claro que no iba a contestar sobre nada relacionado con la expresidenta madrileña, pero también advirtió de que no respondería sobre ninguna cuestión que afectase al ahora candidato a presidir el PP. Está citado para ello en agosto.

Así lo revela el vídeo de la declaración, al que ha tenido acceso eldiario.es. Álvarez Conde estaba llamado para declarar el pasado 25 de junio, un día antes que la presidenta madrileña, pero se negó a contestar a nada. En su lugar pidió permiso a la jueza Carmen Rodríguez Medel para leer un texto que llevaba escrito.

En él da varias razones para no declarar. Ese mismo día, fuentes jurídicas informaron de su negativa a contestar sobre Cifuentes, pero el vídeo revela que Álvarez Conde también advirtió a la jueza de que no hablaría sobre Pablo Casado. "No voy a prestar declaración en piezas separadas", dice en relación a la abierta sobre el vicesecretario del PP. Su argumento en que en la pieza principal se está preguntando a imputados y testigos sobre el máster de Casado.

Alvarez Conde estaba citado ese día para hablar de Cifuentes, pero afronta otra citación a comienzos de agosto sobre Casado, y ya deja clara su intención de no responder. Este profesor fue quien permitió a Casado sacarse el máster sin ir a clase y sin que el aspirante a presidir el PP tuviese que tratar con los profesores.

Además, Casado solo entregó cuatro trabajos, sin hablar con los profesores, que dejaba directamente en el despacho de Álvarez Conde. Todos fueron calificados con un sobresaliente. Las 18 asignaturas restantes las aprobó con convalidaciones.

"Desconozco los hechos que se me atribuyen"

"No voy a prestar declaración en el día de hoy, pero manifiesto mi voluntad de declarar en cuantas ocasiones se estimen necesarias", dice el catedrático al comienzo para justificar su silencio, aunque se compromete a colaborar en el "esclarecimiento de los hechos", pero más adelante. La razón primera es que no sabe de qué se le acusa: "Desconozco con precisión los concretos hechos que se me atribuyen". Además, señala que aún hay pendientes diligencias de investigación que quiere conocer antes de hablar.

En la segunda razón pasa al ataque contra la jueza. "Parece que se ha decidido sustanciar una especie de causa general contra las exigencias del proceso penal y llevar a cabo una investigación prospectiva absolutamente improcedente", lee Álvarez Conde. Así, pide que se resuelva primero su recurso contra el hecho de que la jueza haya decidido investigar todas las ediciones del máster desde 2008, cuando lo cursó Casado.

Álvarez Conde batalla desde el comienzo para que la investigación que se abrió por el título de Cifuentes no se extienda más allá. No quiere que se continúe indagando por qué se aprobaba cada año a alumnos que ni iban a clase ni hacían el Trabajo de Fin de Máster. Por ahora no lo ha conseguido, porque la jueza rechazó ese recurso y sigue investigando el resto de alumnos y promociones.

En esos cuatro minutos que dura su comunicado, el catedrático también esgrime como argumento que la jueza pretende investigar a un aforado, en referencia a Pablo Casado, y eso provocará que el caso vaya al Supremo, así que prefería esperar. Es la misma razón que dio en un principio Cristina Cifuentes para intentar retrasar su declaración. Sin embargo, en un auto la jueza contestó que aún no había terminado de investigar, así que el caso todavía no iba a elevarse al Supremo.

Así, con el rechazo al recurso de Álvarez Conde y con la advertencia de que no se desprenderá aún del caso, la jueza ha dejado al catedrático sin dos de las razones que esgrimió en su comparecencia para no declarar. Vuelve a estar citado para agosto, en esta ocasión para responder únicamente sobre Casado.

Aunque ya ha advertido que no quiere responder tampoco sobre ese caso, se ha quedado sin dos de sus razones para no hablar. Eso sí, podrá seguir manteniendo que no sabe de qué hechos concretos se le acusa o insistir en que se trata de una causa general.

https://www.eldiario.es/politica/responsable-Cifuentes-advirtio-declarar-Casado_0_789171841.html

DOS ALUMNOS DEL MÁSTER DE CASADO LE CONTRADICEN: ERA OBLIGATORIO IR A CLASE Y HACER TRABAJO FINAL

Están llamados a dar su testimonio ante el juez en un mes y muestran correos de Álvarez Conde con la convocatoria del tribunal de defensa del texto

Dos alumnos del mismo máster que hizo Pablo Casado entre 2008 y 2009 en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) han decidido romper el silencio que mantenían hasta ahora profesores y estudiantes de ese año en torno a cómo fue ese curso y ante las dudas de si hubo trato de favor con el diputado del PP. Francisco José Valentín Ruiz y Mariana López Hurtado, matriculados en aquel máster y que, según confirman, han sido llamados a declarar en agosto por la jueza que investiga el caso en Madrid, han accedido a hablar con EL PAÍS, y contradicen los argumentos clave de Casado para defender que el modo en que obtuvo el título fue correcto. Por el contrario, Valentín y López afirman: “Los nueve o diez que éramos fuimos a clase todo el año, era obligatorio, hicimos exámenes o trabajos en cada asignatura, según el criterio del profesor, y al final tuvimos que hacer un trabajo de fin de máster, un trabajo de investigación dirigido por un profesor y que debíamos defender ante un tribunal de tres profesores. Era un requisito para acceder al doctorado, una asignatura más con créditos". Fueron textos de unos 90 folios. No obstante, precisan que el día de la defensa del trabajo final los alumnos acudieron a la convocatoria y el tribunal les comunicó que ya habían evaluado los textos y no era necesario que los leyeran.

Tras las revelaciones de EL PAÍS sobre su máster el pasado mes de abril, el actual candidato a las primarias del PP admitió que no fue nunca a clase, no hizo exámenes y no hizo el trabajo final, equivalente a lo que luego se llamó Trabajo Fin de Master (TFM). Ha asegurado que en aquel curso no era necesario y que justo aquel año la legislación vigente no lo contemplaba, porque fue un momento de transición hacia el modelo europeo del plan Bolonia. Ha sido hasta ahora su principal argumento, aunque este periódico ha comprobado que en las ediciones del máster del año anterior y posterior sí se exigió un trabajo final. La URJC, por su parte, no ha aclarado cuáles fueron las reglas ese año, y al ser reclamada por los tribunales tampoco encontraría la norma que lo regulaba.

Dimite la vicerrectora de Ordenación Académica

La vicerrectora de Ordenación Académica de la Universidad Rey Juan Carlos, Ana Ortiz, y la directora de este departamento, Rocío Guedez, han presentado hoy martes sus cartas de dimisión. Estos abandonos complican la gestión del nuevo curso pues eran ellas las quienes dirigían este complejo proceso de horarios y designación de profesores.

Antes que Cid, decidieron abandonar el cargo el pasado jueves los responsables del vicerrectorado de Posgrado. Respondían así al cese el día anterior de su vicerrector José María Monzoncillo, implicado en la investigación de los másteres de los políticos Pablo Casado y Cristina Cifuentes. El rector Javier Ramos destituyó también ese miércoles a la vicerrectora de Calidad María Paz Peña.

Pero además a Pablo Casado le convalidaron 18 de 22 asignaturas. Las cuatro restantes las aprobó con sendos trabajos que en total sumaban 92 folios. Todo lo pactó, relató, con Enrique Álvarez Conde, el controvertido director del Instituto de Derecho Público (IDP), que dirigía el curso y es el principal imputado por el caso del máster de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que lo realizó tres años después. "Hice lo que se me pidió", ha sido siempre la explicación de Casado. Dijo a la prensa que simplemente entregó sus trabajos en el despacho de Álvarez Conde y ni siquiera conoció a los profesores de esas cuatro asignaturas. Si bien, como publicó luego EL PAÍS el mes pasado, Álvarez Conde resultó ser el profesor de tres de ellas. Los dos alumnos consultados aseguran que otros compañeros del curso eran licenciados en Derecho, pero no les convalidaron la carrera con el máster, al contrario que Pablo Casado.

Francisco José Valentín exhibe un correo electrónico de 7 de mayo de 2009 enviado por Álvarez Conde en el que le comunica la fecha de presentación de su "Trabajo de Investigación", nombre del trabajo final. Dice así: “El examen del período de Investigación se celebrará el día 29 de junio, a las 17:30 horas, en el Salón de Conferencias 167 (1ª planta del edificio departamental) de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Paseo de los Artilleros s/n - 28032 Madrid. En caso de que aún no lo haya realizado, deberá comunicar al Director del Master el nombre del Tutor responsable del Trabajo de Investigación, así como el título del mismo. Previamente, y antes del 25 de junio, los alumnos deberán remitir al Director del Master (por triplicado) los trabajos de Investigación, que defenderán en sesión pública ante el Tribunal compuesto por…”. Y a continuación enumera los integrantes del tribunal, presidido por el propio Álvarez Conde. Siguen un vocal y un secretario, plazas que ocuparon dos profesoras del máster. También se enumeran tres miembros más del tribunal suplente. Todos los alumnos del máster que fueron a clase con Francisco José Valentín y Mariana López, en torno a diez, tuvieron que cumplir este trámite, tal como les recordaba Álvarez Conde en el correo electrónico. El mismo Enrique Álvarez Conde que fue el único interlocutor de Pablo Casado pero no le habría exigido ese trabajo final.

"Las explicaciones que ha dado son de risa"

“Ningún máster funciona como dice Casado, lo sabe cualquiera que haya hecho uno”, explica Valentín, que también puede aportar correos electrónicos que se intercambió con su director de trabajo final. Se considera dañado por el escándalo porque ha devaluado su titulación, cuando en realidad él recuerda un máster duro, exigente y de calidad. "Las explicaciones que ha dado son de risa, a nadie le convalidan un carrera previa, por lo menos no al común de los mortales", lamenta Mariana López. “Si no hablas con los profesores no puedes saber de qué va la asignatura, ni hacer un trabajo. Tampoco se pueden convalidar asignaturas de una carrera. No sé cómo ha podido hacer esas declaraciones”, corrobora Valentín. López explica que los trabajos con los que se evaluaba cada asignatura, en caso de no hacer exámenes, eran duros: "No eran de cuatro páginas".

Desde que EL PAÍS desveló las anomalías en el máster de Casado, la URJC no ha querido aclarar si las condiciones en que lo cursó eran acordes a las normas o no y si se produjo un trato de favor. El PP dio por buenas sus explicaciones, aun cuando trascendieron también exageraciones en su currículum acerca de sus titulaciones en Estados Unidos. Tampoco ha querido dar su testimonio ninguno de los profesores del máster. Finalmente, la jueza Carmen Rodríguez-Medel, del juzgado de instrucción número 51 de Madrid y que investiga el máster de Cristina Cifuentes, decidió abrir una pieza separada para Casado. Ha pedido toda la documentación a la universidad y el mes pasado solicitó al Congreso que acredite la condición de aforado del diputado popular. Es el paso previo para que el Tribunal Supremo pueda solicitar a la Cámara baja un suplicatorio y así investigar, en caso de que se lo concedan, al candidato a las primarias del PP.

Francisco José Valentín conserva también una ficha de la URJC que resumía la oferta del máster. Entre otros datos, detalla: “Modalidad de impartición: clases presenciales”. Las clases eran por las tardes, de cuatro a ocho de lunes a jueves. Ni Francisco José Valentín ni Mariana López vieron a Casado en todo el año. Se han enterado ahora de que fue su compañero de máster.

https://politica.elpais.com/politica/2018/07/03/actualidad/1530621134_654868.html

LAS DUDAS ANTE LA JUEZA DEL RECTOR DE LA URJC SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

Pablo Casado aprobó su máster sin ir a clase, sin hacer exámenes y convalidando 18 de 22 asignaturas. La jueza investiga su posgrado en una pieza separada del caso Máster e interrogó al respecto al rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Javier Ramos. Este admitió que sus convalidaciones pudieron ser irregulares y que necesitaba un permiso para saltarse las clases que no pidió.

La titular del juzgado de Instrucción Número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, citó a Ramos para preguntarle, sobre todo, por las irregularidades del máster de Cristina Cifuentes. Pero aprovechó también para preguntarle por Pablo Casado, aunque al principio no le mencionó, y solo dijo que iba a centrarse en las promociones del posgrado desde 2008. El ahora aspirante a presidir el PP lo cursó ese año.

La jueza comienza preguntándole sobre los trámites para conseguir la autorización que permite a un alumno no ir a clase. Casado no las pisó. Ramos explica que es necesaria una dispensa académica, que el alumno debe solicitar por escrito con una argumentación. La Universidad también debe contestar por escrito, aunque el rector afirma que no sabe si se guarda copia de esos trámites.

Tras ello, la jueza se adentra en las convalidaciones. Pregunta al rector si se aplicaba el Real Decreto de 2005 sobre convalidaciones, pero Ramos dice desconocer qué norma concreta estaba vigente, si esa o el Real Decreto de 2007. Alega en varias ocasiones que él no era rector en esa época.

La jueza le pide entonces que lea el Real Decreto de 2005 y le pregunta si, aplicada esa norma, pudo Casado convalidar 60 créditos. Ahora ya le cita con nombre y apellido. Ramos concluye que no, porque la norma deja claro que tienen que cursarse un mínimo de 60 créditos del posgrado y luego convalidar el resto.

"Leyendo esto, entiendo que este Real Decreto es el que se le aplicaba, si he entendido bien lo que acabo de leer, no se le pudo convalidar nada, es irregular", concluye Ramos ante la jueza.

Rodríguez Medel le pide entonces que se ponga en la situación de que se aplicaba el Real Decreto de 2007, que exige una defensa pública del Trabajo de Fin de Máster. "¿Le consta si en la edición del señor Casado hubo defensa del Trabajo de Fin de Máster?", pregunta la jueza. "Lo desconozco", contesta Ramos, que tampoco sabe precisar en qué año se exigió este requisito.

La jueza, ante la falta de respuestas, le informa de que requerirá toda la información a la Universidad. Así lo hizo, aunque ha tenido problemas para recabar alguna documentación por parte de la URJC.

Dos alumnos del mismo máster, Francisco José Valentín Ruiz y Mariana López Hurtado, contradicen los argumentos clave de Casado para defender que el modo en que obtuvo el título fue correcto, según publica El País. "Al final tuvimos que hacer un trabajo de fin de máster, un trabajo de investigación dirigido por un profesor y que debíamos defender ante un tribunal de tres profesores. Era un requisito para acceder al doctorado, una asignatura más con créditos" explican.

Rodríguez Medel continúa con la investigación del máster de Casado, que el candidato a presidir el PP aprobó entregando cuatro trabajos y sin hablar con sus profesores. Solo trató con el catedrático Enrique Álvarez Conde, el mismo que dirigió el máster de Cifuentes. La jueza y la Fiscalía creen que puede haber un delito continuado entre ambos posgrados.

https://m.eldiario.es/politica/rector-URJC-master-Pablo-Casado_0_788822055.html

LA JUEZA PIDE AL MINISTERIO DE EDUCACIÓN QUE ACLARE SI CASADO OBTUVO SU MÁSTER CON LA NORMATIVA VIGENTE

La jueza Carmen Rodríguez-Medel trata de averiguar si la Universidad Rey Juan Carlos utilizó una norma favorable a Pablo Casado en la obtención de su máster a pesar de que ésta no fuera la que debía estar vigente en su momento. Por este motivo, la magistrada ha solicitado aclaraciones a la propia universidad pública y un pronunciamiento al respecto del Ministerio de Educación, a través de la Agencia Nacional de Evalucación de la Calidad y Acreditación (ANECA).

En juego está determinar si a Casado se le convalidaron de forma correcta 18 de las 22 asignaturas del Máster Oficial en Derecho Autonómico y Local en el curso 2008/09 y si es posible que no tuviera que realizar un Trabajo de Fin de Máster (TFM) para obtenerlo. Hasta ahora, la Universidad y el propio Casado han justificado el modo en el que consiguió ese título por lo estipulado en un Real Decreto del año 2005. Pero en una providencia de este jueves, a la que ha tenido acceso eldiario.es, la magistrada recuerda que ese Real Decreto fue derogado por otro de 2007 que modificaría radicalmente los criterios para la obtención del máster.

La clave está en si la Universidad Rey Juan Carlos puede acreditar que “los procedimientos de autorización” para la implantanción en el curso 2008-2009 de Programas Oficiales de Postgrado se iniciaron antes o después de la entrada en vigor del Real Decreto de 29 de octubre de 2007. Si arrancaron con anterioridad al día siguiente a la promulgación del Real Decreto, éste mismo indica que el máster debía acogerse a lo estipulado en la norma precedente, la de 2005.

En caso contrario, Casado debería haber realizado un TFM que nunca presentó y no se le hubieran podido convalidar 18 asignaturas por su título de Derecho en un máster que no disponía de más de 60 créditos (se le convalidaron 40). Por este motivo, la magistrada quiere saber si, ya fuera aplicable el Real Decreto de 2005 o el de 2007, el máster de Casado debió enmarcarse en la categoría de estudios de máster o estudios de doctorado.

El interés de la jueza por esta cuestión quedó de manifiesto en la declaración como testigo de Javier Ramos, el actual rector de la URJC, este jueves 21 de junio, fecha que conta en la providencia que ha dictado la instructora solicitando aclaraciones por escrito a la Universidad y la ANECA. De hecho, Ramos no dio una respuesta determinante a la pregunta de la jueza por el Real Decreto que debió regir el máster de Casado, cuando él no era rector. Javier Ramos señaló que de ser aplicable la normativa de 2007 se habrían producido “irregularidades”, según fuentes presentes en la declaración.

En una primera parte de la providencia, la jueza traslada ahora estas cuestiones a la Universidad, toda vez que persisten las dudas tras el escrito que le remitió el pasado 24 de mayo, y le vuelve a dar un plazo de siete días para contestar. En un segundo apartado del escrito, la jueza se dirige a la ANECA y le pregunta directamente si en el curso 2008-2009 “resultaba obligatorio defender públicamente el trabajo de fin de máster para lograr la obtención del título Máster Oificial en Derecho Autonómico y Local de la URJC o si, por el contrario, no era necesario y los motivos”.

Pablo Casado exhibe un escrito de convaliaciones a cargo de una Comisión de Adaptaciones y Convalicaciones de la URJC. La universidad ha trasladado oficialmente a la jueza que no le consta ese tribunal de convalidaciones ni quién lo formó después de haber consultado en su archivo informático, según desveló eldiario.es. Ahora, la magistrada le pregunta a Educación si esa comisión era “el órgano competente para el reconocimiento de créditos o convalidaciones” en el curso 2008-2009. Ante la respuesta dada por la URJC, la jueza también se dirige a la ANECA para preguntarle “si les consta la composición” de la citada Comisión.

La magistrada quiere saber si, como consta en el certificado académico personal de Pablo Casado, la media del máster se realizó correctamente excluyendo los créditos reconocidos.

El rector ha enviado este viernes un documento a los alumnos de la URJC en el que, además de sobre otras cuestiones, informa sobre el avance de la investigación judicial. En concreto, se refiere a la información de eldiario.es sobre que la Universidad no había encontrado el acta de convalidaciones de Casado ni la composición del tribunal que las aprobó.

Ramos indica en ese escrito que "se ha encontrado información adicional en los propios archivos del IDP, lo que ha permitido completar el expediente". No aclara, eso sí, de qué documentación se trata, si es la que la URJC había dicho a la jueza que no encontraba. "La URJC está colaborando, como no puede ser de otra manera, con la justicia y, cumpliendo con nuestro deber, hemos hecho llegar al juzgado puntualmente la información requerida", añade Ramos.

https://m.eldiario.es/politica/Ministerio-Educacion-Casado-normativa-vigente_0_784972276.html?_ga=2.241728836.779465986.1530437244-1472398702.1434116317

LA JUEZA INSISTE EN ACREDITAR QUE PABLO CASADO ES DIPUTADO MIENTRAS INVESTIGA A SUS PROFESORES

La instructora rechaza la petición de Cifuentes de que todo el caso pase al Supremo. La expresidenta, citada para mañana.

La instructora del caso de los másteres del Instituto de Derecho Público, organismo adscrito a la Universidad Rey Juan Carlos, ha vuelto a pedir al Congreso de los Diputados que acredite la condición de parlamentario de Pablo Casado, lo que le concede el privilegio de estar aforado ante el Tribunal Supremo.

La jueza Carmen Rodríguez-Medel acordó el pasado viernes volver a dirigirse a la Cámara Baja para acreditar el fuero del político del PP y candidato a presidir el partido. Ésta vez lo ha hecho -correctamente- a través del presidente del Tribunal Supremo, que es el cauce formal para dirigirse a la presidenta del Congreso. Ana Pastor devolvió la semana pasada al Juzgado una petición que Rodríguez-Medel le envió directamente para verificar la condición de parlamentario de Casado.

El diputado se encuentra en el punto de mira de la investigación del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, inicialmente centrada en el máster de la expresidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, que precisamente está citada este martes como investigada por supuestos delitos de falsedad documental y cohecho impropio.

En el curso de las pesquisas se ha sabido que Casado también cursó un máster en el mismo centro -el Instituto de Derecho Público, dirigido por el catedrático Enrique Álvarez-Conde-, en el que le convalidaron 18 de las 22 asignaturas del postgrado.

Información de la URJC

La magistrada ha pedido a la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) que le informe de las identidades de los profesores que impartieron las cuatro únicas asignaturas que, de acuerdo con el expediente académico, fueron cursadas por Pablo Casado. En las cuatro obtuvo la misma nota: un nueve.

En las actas de esas materias, correspondientes al curso 2008-2009, aparecen las firmas como profesores de Alicia López de los Mozos y del propio Álvarez-Conde. Ambos intervinieron años después (curso 2011-2012) en el máster de Cifuentes, en el que aparecen numerosos indicios de falsedad.

Respecto a Pablo Casado, la URJC ha ido añadiendo información que inicialmente aseguraba no constarle. Así, el pasado 24 de mayo contestó un primer requerimiento judicial sin aportar la petición de Casado de convalidación de asignaturas. Ese documento ha sido encontrado después y entregado al Juzgado.

A la vista de esa corrección, la jueza ha pedido a la Universidad que presente un nuevo escrito "ratificando o en su caso rectificando" la afirmación de que no tiene constancia de quiénes conformaban la comisión de convalidaciones en 2009, así como que "señale expresamente si existe o no acta de la reunión de la citada comisión de fecha 3 de febrero de 2009 por la que se procedió a la convalidación" de 18 asignaturas a Casado.

Declara la amiga de Cifuentes

Rodríguez-Medel ha tomado declaración este lunes por la tarde a María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación, profesora de la URJC y amiga personal de Cristina Cifuentes.

Feito ha negado que pidiera a la profesora Cecilia Rosado que "buscara" y después de "hiciera" el trabajo de fin de máster, como declaró ésta, y ha rechazado que la presionara. Sí ha reconocido, sin embargo, que intercambió distintas llamadas con Rosado y también con Marisa González, que era responsable de prensa de Cifuentes, el día 20 de marzo por la tarde una vez supo que el Trabajo de Fin de Máster (TFM) de la expresidenta no aparecía.

Feito también ha admitido que estuvo presente "a ratos" en la reunión celebrada en la Universidad el día 21 de marzo en la que el rector, Javier Ramos; Álvarez-Conde y el profesor Pablo Chico de la Cámara, estos dos últimos también investigados, prepararon una rueda de prensa para dar explicaciones sobre el caso.

También que intercambió una llamada ese mismo día con el director del máster para interesarse por el caso. Según fuentes jurídicas, Feito ha defendido que participó en tal reunión y habló con todas estas personas porque "acudían a ella al ser la única profesora de la Universidad que a la vez era asesora en el Gobierno madrileño".

Esta mañana han comparecido en el Juzgado como investigados Álvarez-Conde, Cecilia Rosado y Alicia López de los Mozos. Los dos primeros se han negado a declarar, mientras que la tercera ha insistido en que recibió presiones para firmar en falso las actas del máster de Cifuentes.

Por su parte, el profesor Rodrigo Martin, que había declarado a la Cadena Ser que evaluó a Cifuentes, ha rectificado ante la jueza esas manifestaciones.

Rechaza la petición de Cifuentes

La instructora ha rechazado la petición de Cristina Cifuentes de enviar toda la causa al Tribunal Supremo, lo que la expresidenta solicitó basándose en la condición de aforado de Casado.

La jueza señala que sigue practicando actuaciones respecto al máster de Casado y que es un hecho "constatable" que "no se ha formulado exposición motivada alguna al Tribunal Supremo, desprendiéndose de lo anterior que su realización dependerá del estudio detallado que arrojen las diligencias de investigación que se practiquen y las que en su caso resulte preciso acordar en el futuro".

https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20180625/insiste-acreditar-pablo-casado-diputado-investiga-profesores/317719148_0.html

LA JUEZA EXIGE A LA REY JUAN CARLOS QUE BUSQUE MEJOR Y NO SE CONTRADIGA SOBRE EL MÁSTER DE CASADO

La jueza Carmen Rodríguez-Medel acaba de pedir a la Universidad Rey Juan Carlos que se aclare sobre la documentación que guarda sobre el máster de Pablo Casado. Después de que la universidad pública informara a la jueza de que no constaba solicitud alguna de convalidaciones por parte del político del PP, la semana pasada entregó en el juzgado un documento en ese sentido que ya había enseñado en Twitter el propio Casado.

En una nueva providencia, a la que ha tenido acceso eldiario.es, Rodríguez-Medel deja claro que no quiere más vaivenes y exige a la universidad que se ratifique o rectifique su afirmación de que no aparece el acta ni el tribunal de convalidaciones del candidato a suceder a Mariano Rajoy.

"A la vista de que en su escrito de fecha 11 de junio se informaba a este órgano judicial que no constaba ninguna solicitud por parte del interesado, requiérease a la Universidad para que en el plazo de siete días presente escrito ratificando o en su caso rectificando el escrito en el que la URJC ponía de manifiesto que no había constancia de quienes conformaban la Comisión de adaptaciones y convalidaciones de la Universidad, así como que señale expresamente si existe o no acta de la reunión de la citada comisión de fecha 3 de febrero de 2009 por la que se procedió a la convalidación del señor Casado", dice la citada providencia.

La jueza quiere aclarar en base a qué la Universidad convalidó a Casado 18 de las 22 asignaturas del máster y por qué no tuvo que presentar un trabajo final. Está por ver si la solicitud de convalidaciones genérica que hace Casado se ajusta a la normativa vigente. Según fuentes universitarias, el alumno debería haber solicitado y justificado las convalidaciones asignatura por asignatura y no como recoge el documento que escribió el político y selló la Universidad.

Este requerimiento con plazo de una semana inexcusable es el segundo que hace la jueza a la Rey Juan Carlos en pocos días. Hasta ahora, la Universidad y el propio Casado han justificado el modo en el que consiguió ese título por lo estipulado en un Real Decreto del año 2005. Pero en una providencia del pasado jueves, la magistrada recordaba que ese Real Decreto fue derogado por otro de 2007 que modificaría radicalmente los criterios para la obtención del máster.

La clave está en si la Universidad Rey Juan Carlos puede acreditar que "los procedimientos de autorización" para la implantanción en el curso 2008-2009 de Programas Oficiales de Postgrado se iniciaron antes o después de la entrada en vigor del Real Decreto de 29 de octubre de 2007. Si arrancaron con anterioridad al día siguiente a la promulgación del Real Decreto, éste mismo indica que el máster debía acogerse a lo estipulado en la norma precedente, la de 2005.

En caso contrario, Casado debería haber realizado un TFM que nunca presentó y no se le hubieran podido convalidar 18 asignaturas por su título de Derecho en un máster que no disponía de más de 60 créditos (se le convalidaron 40). Por este motivo, la magistrada quiere saber si, ya fuera aplicable el Real Decreto de 2005 o el de 2007, el máster de Casado debió enmarcarse en la categoría de estudios de máster o estudios de doctorado.

Para aclarar esta cuestión, la jueza reclama un informe a la Rey Juan Carlos y también a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), organismo dependiente del Ministerio de Educación. Es el segundo requerimiento a la ANECA. El primero no ha sido satisfecho todavía y por eso, en la providencia de este lunes, la magistrada pide a la Policía que "cuide" de que responda de una vez a su solicitud.

En la citada providencia, la jueza también pide a la Universidad que identifique al vicerrector de estudios de postgrado cuando Casado cursó el máster para que comparezca el 2 de agosto como testigo. La jueza quiere igualmente oír en su declaración al profesor que aprobó las únicas cuatro asignaturas de las que tuvo que examinarse Casado, aprobadas con otros tantos trabajos. Para ello pide que la Universidad identifique antes al docente. Según publicó El País, se trata del director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, y de la profesora Alicia López de los Mozos, ambos imputados por el montaje sobre el máster de Cifuentes.

https://m.eldiario.es/politica/Rey-Juan-Carlos-contradiga-Casado_0_786022397.html#click=https://t.co/UB1ZEk9bUa

LA REY JUAN CARLOS ENCUENTRA "INFORMACIÓN ADICIONAL" DEL MÁSTER DE PABLO CASADO

La universidad asegura que estos documentos completan el expediente del máster del ahora aspirante a líder del PP

La Universidad Rey Juan Carlos asegura haber encontrado "información adicional" que ha permitido completar el expediente sobre el máster de Pablo Casado que está investigando la justicia, el mismo que aseguró tener Cristina Cifuentes.

En el informe ejecutivo remitido a toda la comunidad universitaria tras el Consejo de Gobierno de este viernes, el rector, Javier Ramos, explica que los documentos no constaban en el servicio de postgrado sino en los archivos del Instituto de Derecho Público que dirigía el catedrático Enrique Álvarez Conde, uno de los imputados en el caso máster. La nueva información sobre Casado ha sido ya remitida al juzgado.

En el informe el rector no especifica qué documentos son pero fuentes universitarias han asegurado que se trata del acta de la convalidación de asignaturas que solicitó Casado y el documento sobre la composición de la comisión que se encargaba de hacer ese trámite. ElDiario.es publicó el pasado martes que la Rey Juan Carlos había comunicado a la juez que no tenía constancia de ninguno de ellos.

http://cadenaser.com/ser/2018/06/22/sociedad/1529692386_394336.html

LA JUEZA CITA A DECLARAR A COMPAÑEROS DE CASADO EN EL MÁSTER DE LA REY JUAN CARLOS

La versión de Pablo Casado sobre el modo en el que obtuvo su máster en la Universidad Rey Juan Carlos será contrastada en el juzgado con la experiencia de otros alumnos del mismo curso de postgrado a los que la magistrada Carmen Rodríguez-Medel ha citado para el próximo 3 de agosto. Se trata de siete alumnos que declararán como testigos ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51, según una providencia a la que ha tenido acceso eldiario.es.

Pablo Casado obtuvo el máster de Derecho Autonómico que impartía el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid en el curso 2008-2009. Se trata de la misma Universidad y el mismo centro que sirvieron a Cristina Cifuentes para obtener otro máster con notas falsificadas.

La Universidad convalidó a Casado 18 de las 22 asignaturas del máster por su licenciatura en Derecho en una universidad privada y las otras cuatro las aprobó con otros tantos trabajos y la nota de sobresaliente. La Universidad no encuentra rastro de la comisión de convalidaciones que debía haber examinado el expediente del político del PP ni el acta de su reunión, según ha puesto en conocimiento del juzgado. Casado ha presentado un par de documentos con sello de la Universidad que certificarían esas convalidaciones por parte de la comisión que no aparece.

Por otra parte, los profesores que aprobaron las cuatro asignaturas de Casado son el director del Instituto de Estudios Públicos, Enrique Álvarez Conde, y la profesora Alicia López de los Mozos. Ambos ya estaban imputados por el montaje en la pieza principal del caso Cifuentes y ahora lo están por las presuntas irregularidades en el máster de Pablo Casado.

El vicerrector de la época, Fernando Suárez, quien ascendió después a rector y tuvo que abandonar el cargo por el escándalo de los plagios, también está imputado por firmar las citadas convalidaciones. Casado se enfrenta a una posible imputación por el Tribunal Supremo por estos mismos hechos, debido a que la jueza de Madrid no puede actuar contra él por su condición de aforado.

Ruiz-Gallardón y la Rey Juan Carlos

Entre las 9 y las 10 de la mañana del 3 de agosto deben declarar ante la jueza los siete alumnos de los 20 que figuran en el citado máster, incluido él. Hay dos cuya citación parte de una situación particular. Se trata de empleados del Ayuntamiento de Madrid que cursaron el máster gracias a un acuerdo entre el Consistorio, gobernado entonces por Alberto Ruiz-Gallardón, y el Instituto de Derecho Público para el curso 2008-2009.

Según este acuerdo, el Ayuntamiento podría enviar al máster hasta a seis empleados que tuvieran formación superior y a cambio sufragaba al citado Instituto de la Rey Juan Carlos con 9.000 euros. El acuerdo lleva la firma del entonces concejal de Hacienda, Juan Bravo, y del propio Enrique Álvarez Conde. Finalmente, solo dos empleados municipales cursaron aquel máster en el curso 2008-2009.

El 16 de junio, Álvarez Conde elevaba un informe sobre la participación de los dos alumnos pertenecientes al Ayuntamiento en el que aseguraba que ambos habían alcanzado “satisfactoriamente los objetivos propuestos”. “Todo ello gracias al aprovechamiento de las clases, su participación y comunicación en ellas y su interés por los nuevos conocimientos adquiridos que, sin duda, harán de ellos mejores profesionales”, añade Álvarez Conde, un hombre del PP en la órbita de la universidad. Pablo Casado, a diferencia de sus compañeros del Ayuntamiento de Madrid, no tuvo que ir a clase, según él mismo ha confesado.

La lista de testigos del máster de Casado se puede ampliar próximamente. En el momento de dictar la providencia de citación, la jueza no cuenta con la identidad de los otros 12 que no ha citado y le reclama a la Universidad Rey Juan Carlos la lista completa.

La jueza Rodríguez-Medel abrió una pieza separada del caso Cifuentes a raíz de la declaración como testigo en el juzgado del director de eldiario.es, Ignacio Escolar. Este, a preguntas de la jueza, reprodujo el contenido de las informaciones de este medio sobre las irregularidades detectadas en el máster de Pablo Casado.

https://m.eldiario.es/politica/Pablo-Casado-Rey-Juan-Carlos_0_784272710.html

CASADO PRESENTA DOCUMENTACIÓN DE UNA COMISIÓN DE CONVALIDACIONES QUE LA UNIVERSIDAD ASEGURA DESCONOCER

Minutos antes de comparecer ante los medios de comunicación a las puertas de Génova 13, el candidato a presidir el PP Pablo Casado ha difundido en Twitter varios folios que, según él, sirven para "aclarar cualquier duda" sobre su curso de doctorado. Esos documentos aluden a un tribunal de convalidaciones del que la Universidad Rey Juan Carlos nada sabe y así se lo ha hecho saber a la jueza del caso el actual vicerrector de postgrado, José María Álvarez Monzoncillo.

Uno de los papeles que ha colgado Casado, con sello de la Universidad, dice que una Comisión de Adaptaciones y Convalidaciones de la Universidad Rey Juan Carlos resolvió "adaptar/convalidar" una serie de asignaturas en reunión celebrada el 3 de febrero de 2009.

Sin embargo, la jueza ha preguntado a la universidad por las "personas que conformaban la Comisión de adaptaciones y convalidaciones de la Universidad Rey Juan Carlos el día 3 de febrero de 2009 y, si existiere, acta de dicha reunión", obteniendo la siguiente respuesta: "No hay constancia documental de la composición de dicho tribunal". Así figura en la documentación publicada por eldiario.es.

Casualmente vuelven los ataques cuando presento mi candidatura al Congreso del PP. Para volver a aclarar cualquier duda sobre mi curso de doctorado, muestro otra vez la solicitud y concesión de convalidaciones y la normativa que demuestra que hice todo correctamente. #JuegoLimpio

— Pablo Casado Blanco (@pablocasado_) 1:13 PM - Jun 20, 2018

Otro de los documentos que Casado habría obtenido de la propia universidad demostraría que él solicitó las convalidaciones, como marca la normativa interna de la Rey Juan Carlos. Se trata del "papel rosa" al que suele aludir el vicesecretario de Comunicación del PP desde que se originó la polémica. El documento que él ha exhibido en Twitter tiene un sello de registro de 20 de octubre de 2008.

Pero como ocurre con el documento anterior, la Rey Juan Carlos ha dicho, por escrito, en sede judicial, que no le consta. "No consta en este Vicerrectorado ninguna solicitud por parte del interesado. En la aplicación informática, aparece como fecha de solicitud el 3/02/09, fecha en la que se graban en la aplicación los reconocimientos de las asignaturas".

"Casualmente vuelven los ataques cuando presento mi candidatura al Congreso del PP. Para volver a aclarar cualquier duda sobre mi curso de doctorado, muestro otra vez la solicitud y concesión de convalidaciones y la normativa que demuestra que hice todo correctamente. # JuegoLimpio", dice en su mensaje de Twitter Casado. La respuesta de la Universidad es a requerimiento de la jueza, se produce el 11 junio, siete días antes de que él anunciase que aspira a suceder a Mariano Rajoy.

Una vez analizada la documentación remitida por la Universidad, la jueza Carmen Rodríguez-Medel decidió preguntar al Congreso por la situación de aforado de Pablo Casado. Dicha condición imposibilita a la jueza para imputarle y deberá, por tanto, elevar exposición razonada al Tribunal Supremo con los indicios recabados.

https://m.eldiario.es/politica/Casado-presenta-documentacion-tribunal-universidad_0_784272115.html

AQUÍ ESTÁ LA DOCUMENTACIÓN QUE EXONERA A CASADO EN SU MÁSTER Y QUE LA REY JUAN CARLOS OCULTÓ A LA JUEZ

La Universidad Rey Juan Carlos ocultó documentación del máster de Pablo Casado que lo exonera. El centro universitario aseguró que no había podido aportar toda la información requerida por la jueza Carmen Rodríguez-Medel en el caso por el máster de Cristina Cifuentes. Un caso dentro del cual se ha solicitado ya información sobre otro de los máster, el de Pablo Casado.

En el informe presentado por la Universidad en primera instancia se aseguró que no había constancia del tribunal que había examinado a Casado, ni del acta con las convalidaciones de asignaturas, ni de los documentos que prueban que solicitó dichas convalidaciones como alumno. Así, a la pregunta remitida por la jueza con respecto a la “solicitud del Sr. Casado pidiendo la convalidación de asignaturas”, la Universidad contestó que “no consta en este Vicerrectorado ninguna solicitud por parte del interesado”.

Pero lo cierto es que esa información sí existe, que Pablo Casado dispone de los documentos que prueban su presentación y que, como confirma el documento que hoy aporta OKDIARIO, la Universidad sí tramitó ese expediente hasta el punto de cerrar las gestiones y firmar con su sello del “Registro General Univ. Rey Juan Carlos”, con apunte de “Salida” del documento donde se confirma que se han cerrado los trámites y que se salda, además, el precio final con derecho a devolución de una parte.
Aquí está la documentación que exonera a Casado en su máster y que la Rey Juan Carlos ocultó a la juez

Los documentos en cuestión prueban, por lo tanto, no sólo que se iniciase la solicitud de convalidación de asignaturas. Sino también que se tramitó y finalizo con éxito.

“Vista su solicitud de devolución de precios académicos universitarios de la titulación Máster Oficial en Derecho Administrativo y Local”. Así comienza el documento: un texto que se convierte, de esta forma, en la comunicación final a Casado de que no sólo se habían tramitado todos los pasos, sino que, además, una vez saldados, le correspondía al ahora aspirante a presidir el Partido Popular un total de 600 euros de devolución del precio del máster.

El documento se suma al certificado, también con sello del Registro General, en el que se detallan las asignaturas convalidadas y se confirman como aceptadas en el programa de convalidaciones.

Pero lo cierto es que, pese a la existencia de estos documentos, y otros como la matricula del máster, a los que también ha tenido acceso OKDIARIO, la universidad trasladó al Juzgado la versión citada mencionando que no les constaba la documentación reclamada por la jueza.

Y es que, como ha señalado Pablo Casado a este diario “me convalidó el rector. No lo hizo el Instituto de Derecho Público. No ha habido ningún aval del profesor Álvarez Conde porque tenía que haberlo hecho el rectorado”, una diferencia reglamentaria que separa el título de Casado del investigado en el caso de Cifuentes. Y una diferencia que puede explicar cómo ha acabado la versión de que “no consta” la documentación en una sede judicial.

Según ha podido confirmar este diario, el pasado miércoles, tras la aparición de la noticia sobre la falta de documentación del título de Casado y tras la presentación por parte de Pablo Casado de parte de la documentación que avalaba su cumplimiento de los trámites exigidos, la propia Universidad decidió remitir de urgencia una serie de documentos que sí avalan la versión de Casado y que, sin embargo, no habían sido remitidos en un primer momento.

La explicación interna apunta a que se habrían buscado los documentos en un área en el que no se encontraban, “precisamente por ser competente el Rectorado y no el Instituto de Derecho Público”. Según esa misma versión, “se han remitido más documentos tras encontrarlos”, cosa que ocurría justo después de que Casado contestase y mostrarse parte de las pruebas.

Pero, sea como sea, lo cierto es que Casado ha tenido que tirar de su propia documentación para no verse atrapado, porque, en caso contrario -de no haber guardado él los impresos y documentos-, se habría encontrado sin posibilidad de demostrar sus trámites. Algo que lo habría dejado a los pies de los caballos.

https://okdiario.com/espana/2018/06/22/aqui-esta-documentacion-que-exonera-casado-master-que-rey-juan-carlos-oculto-juez-2460654

PABLO CASADO DEFIENDE QUE HA DADO "TODAS LAS EXPLICACIONES" SOBRE SU MÁSTER Y QUE A ÉL "SE LE HA INVESTIGADO MÁS QUE A NADIE"

Pablo Casado ha intervenido en Espejo Público para defender su candidatura, de la que afirma que en el día de hoy presentará los avales. Ha vuelto a apelar al turno de su generación, "que está dispuesta a asumir responsabilidades". "Nos han liderado unas personas excelentes", pero "nuestra generación" tiene que "hacer que venga más gente" apoyándose en la experiencia, dice.

Ha hecho alusión a que "sobre todo" faltan jóvenes en el PP, pero no solo, y ha vuelto a mencionar a los votantes que se han ido a Ciudadanos o VOX. También ha llamado a que puedan apoyarle como líder "gente de la sociedad civil". Sobre su juventud, además de tenerla como una virtud para la renovación también ha destacado que tiene "37 años", parecida a la de otros líderes políticos pasados, "fue más o menos a esa edad cuando dieron el paso Felipe Gónzalez, Aznar, Rajoy, Zapatero" o actuales, como Iglesias, Rivera o Garzón, de quienes dice que se acuerda de que han coincidido los cuatro "en platós".

Además, Casado ha puesto de manifiesto ante Susana Griso que ha "dado la cara en los malos momentos de mi partido. Cuando había un mal resultado, el que bajaba a la rueda de prensa era yo. Cuando había un caso de corrupción que ni yo conocía, era yo quien salía a defender el partido". "No soy el típico outsider" que viene a "renovar" el partido por ser joven, ha declarado.

Sobre su posible papel de árbitro en un enfrentamiento más abierto entre las posibles candidatas Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, dice que está seguro de que "habrá unas primarias sanas y constructivas independientemente de quien se presente. Esto no es un proyecto personal, es un proyecto para el futuro".

Sobre su programa como candidato, ha citado la reciente victoria de su "amigo" Iván Duque en Colombia para decir que "el mundo se está abriendo a que ya no hay alternativa a la economía de libre mercado". Dice que quiere hablar del "individuo", no de "mujeres, inmigrantes" sino de los derechos de cada uno: "Pasar del colectivo y las etiquetas a hablar a la gente directamente". Dice que su intención es gobernar porque la actual situación en minoría es "bastante inédita" y "cuando gobernamos nosotros, España va mejor".

Irregularidades de su máster

Sobre la investigación de su máster, que ayer puso en entredicho su candidatura, argumenta que "si lo único que se puede decir de mí tras 15 años en política es que se me han convalidado o no 4 ó 5 asignaturas, es que tan mal no lo habré hecho". Sigue defendiendo que ha dado "todas las explicaciones" y que no le salpica directamente porque las actas "las hacía el rectorado".

Ayer, la jueza apreció indicios de delito en el máster de la URJC de Casado y planteó enviar la investigación al Supremo, además de revisar su aforamiento como diputado. El candidato lo relaciona con un ataque a sus intenciones políticas porque "cuando se hablaba de mí para presidente de la Comunidad, también portada el 2 de mayo; para alcalde de Madrid, portada en San Isidro".

Dice que se saca eso porque "no tengo ningún caso de corrupción, ni familiar", destacando que lleva "afortunadamente, con la misma mujer" desde adolescente. "Sobre mí se ha investigado más que a nadie. Me gustaría que se hablase de ideas, de lo que he aportado y hecho en política", ha insistido.

Sobre los cursos que vendía como de Harvard pero que eran impartidos en Aravaca dice que si "¿alguien sabe cuántos cursos de Harvard se hacen fuera de Boston?". "He cuidado mi formación, y el día que deje el escaño me podré ir con la cabeza bien alta con mi perfil al sector privado, y podré seguir sin ningún tipo de irregularidad pagando mi hipoteca", ha concluido sobre el tema.

Para acabar, Griso le ha preguntado sobre la entrada en prisión de Urdangarin. Ha afirmado que la cárcel de Brieva "la conoce bien" por las actividades públicas que realizan en colaboración con los diputados por Ávila y ha alabado la postura del rey Felipe VI, "ha estado impecable": "La Casa Real es ajena a todas estas cuestiones. Tenemos que tener claro que en España no existe impunidad".

Sobre el supuesto trato de favor que haya podido recibir el cuñado del rey, dice que "si hay otros antecedentes" como Roldán, "no lo hay". "Si la justicia ha determinado que somos todos iguales, las instituciones penitenciarias también", ha concluido la entrevista.

https://m.eldiario.es/politica/Pablo-Casado-defiende-candidatura-momentos_0_783921680.html

EL RECTOR DE LA URJC DECLARA QUE LAS CONVALIDACIONES DEL MÁSTER DE PABLO CASADO SON "IRREGULARES"

El rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, aseguró ante la juez que las convalidaciones que le hicieron en el máster de Derecho Autonómico y Local al vicesecretario de comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, "son irregulares", según confirmaron a EL MUNDO fuentes jurídicas presentes en la declaración.

La juez que instruye el caso máster le presentó a Ramos el procedimiento que había seguido la Universidad para convalidar 18 de las 22 asignaturas que el dirigente del PP cursó entre 2008 y 2009. Le preguntó al actual responsable de la URJC si se habían procedido a validar las materias por el Real Decreto 56/2005 o por otro, el 1393/2007. El rector respondió que "desconocía cuál se había aplicado" pero reconoció ante María del Carmen Rodríguez-Medel que "viéndolo ahora, la convalidación de las asignaturas le parecía irregular".

La propia Universidad ya había advertido a la titular del Juzgado Número 51, en una información a la que ha tenido acceso este periódico, que "no constaba en el vicerrectorado ninguna solicitud por parte del interesado" pidiendo la convalidación de las asignaturas. En ese mismo escrito, se expone sin embargo que "en la aplicación informática, aparece como fecha de solicitud el 3 de febrero de 2009, fecha en la que se graban en la aplicación los reconocimientos de las asignaturas".

Javier Ramos, en una declaración que se alargó más de dos horas, la más larga de todas las realizadas hasta la fecha, admitió también que "desconocía si Casado había defendido el Trabajo de Fin de Máster"."Lo desconozco", "no me acuerdo" son dos de las coletillas que empleó ayer ante las preguntas que pudieran comprometer una versión que, siempre según fuentes jurídicas, "fue cambiando a lo largo de su declaración". Sin embargo, como hizo con Casado, sí que se vio obligado a admitir "irregularidades" dentro de la Universidad como la de que "no existe ningún procedimiento para rectificar calificaciones" como se hizo con Cristina Cifuentes.

Es precisamente la rectificación de las notas de Cifuentes y el día en el que eldiario.es lo destapó, el pasado 21 de marzo, el tema por el que fue más preguntado Ramos. En esas horas, el rector desveló que el actual consejero madrileño de Educación, Rafael van Grieken, le llamó "en repetidas ocasiones" para que le fuera remitida "toda la información relativa a Cifuentes".

El rector, que había entrado a los juzgados con confianza, había asegurado que a la salida hablaría con la prensa. Cosa que hizo, en un primer momento, para decir que "todo se había producido cuando él aún no era rector" y que "la Universidad estaba colaborando con la máxima transparencia". Sin embargo, ante la primera pregunta, le mudó el gesto y salió a toda prisa hacia el coche oficial que le esperaba a la puerta de los juzgados de Plaza de Castilla, poco después de la nueve de la noche.

Con la de Ramos terminó una jornada maratoniana que había comenzado con la declaración de varios alumnos del máster de Derecho Autonómico entre los que estaba el ex dirigente autonómico, Pedro Calvo.

"Vergüenza", fue la primera reacción de Calvo cuando la juez le mostró las notas del máster, en el que se matriculó el mismo año que Cristina Cifuentes, pero que no pudo cursar. "Por lo menos había obtenido bastantes sobresalientes", bromeó a la salida de una declaración en la que no estuvo más de 15 minutos.

http://www.elmundo.es/madrid/2018/06/22/5b2c2f7846163f54068b45c4.html

LA JUEZA REVELA QUE LA NORMATIVA IMPEDÍA A CASADO CONVALIDARSE 18 DE 22 ASIGNATURAS

La titular del Juzgado 51 de Madrid asegura que para convalidarse asignaturas era necesario que el máster tuviera más de 60 créditos, un requisito que no cumplía el programa que cursó Casado

La jueza que investiga las presuntas irregularidades del máster de Pablo Casado y Cristina Cifuentes sostiene que el candidato a la presidencia del Partido Popular habría recibido un trato de favor que le permitió concluir sus estudios en condiciones claramente ventajosas. La titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, señaló este jueves durante la declaración en calidad de testigo del rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, que la normativa impedía que Casado se convalidara 18 de las 22 asignaturas que integraban el programa académico del Máster en Derecho Público del Estado Autonómico. A pesar de ello, la universidad le permitió hacerlo, liberándole así de 40 de los 60 créditos totales de los estudios, el 66%.

Casado: ''No se convalidaba en doctorados asignatura a asignatura sino con el título de licenciado''

Según han confirmado a El Confidencial fuentes jurídicas, la jueza reveló la existencia de esta limitación mientras estaba declarando Ramos. Aseguró que la normativa que regía cuando Casado se matriculó en el máster (2008-2009) solo autorizaba la convalidación de asignaturas en programas que tuvieran más de 60 créditos, nunca en estudios de menor carga lectiva como el cursado por el dirigente del PP. La magistrada trasladó esa información al rector de la URJC, que llegó al cargo en junio 2017, y le preguntó por qué no se tuvo en cuenta ese dato para rechazar las solicitudes de convalidación de Casado. Ramos respondió admitiendo que desconocía ese punto de la normativa y reconoció que, en ese caso, era evidente que el candidato a liderar al principal partido de la oposición habría conseguido su máster de forma irregular.

La jueza también se detuvo en otro importante detalle relacionado con el máster de Casado. Este ha exhibido varios documentos que demostrarían que obtuvo el visto bueno de la universidad para lograr el reconocimiento de créditos. Uno de ellos, difundido esta misma semana por el propio dirigente en su perfil de Twitter, es el dictamen de la Comisión de Adaptaciones y Convalidaciones de la URJC que oficializó el reconocimiento de las 18 asignaturas. La decisión se produjo el 3 de febrero de 2009 y quedó incorporada al registro general del centro 14 días más tarde.


Se da la circunstancia de que el documento lleva la firma del entonces rector de la URJC, Fernando Suárez. Según las fuentes consultadas por este diario, la magistrada preguntó a Ramos si es habitual que el máximo responsable de la universidad participe en un proceso de convalidación como el que permitió a Casado quitarse de golpe dos terceras partes de los estudios. El actual rector respondió que la implicación de Suárez no tenía sentido y explicó que solo el director del máster puede tomar esa decisión. El rector no tiene ningún papel en el trámite, zanjó Ramos, reforzando las dudas sobre el expediente de Casado.

La declaración de Ramos se prolongó durante casi tres horas en las que ofreció contestaciones vagas sobre cómo se habían desarrollado incluso acontecimientos tan recientes como el escándalo del máster de Cristina Cifuentes. El rector relató que el 21 de marzo, solo unas horas después de que eldiario.es desvelara que la expresidenta de la Comunidad de Madrid había obtenido su título con al menos dos calificaciones falsificadas, convocó a una reunión a varios de sus colaboradores para decidir cómo iban a enfocar la crisis.

Con continuas imprecisiones que llegaron a irritar a la jueza, Ramos sí admitió que en esa reunión participó una amiga de Cifuentes sin cargo en la URJC, la asesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid Maite Feito. También reconoció que ese día conversó en varias ocasiones con el consejero de Educación, Rafael van Grieken, y con asesores de la presidenta autonómica. Sin embargo, Ramos rechazó que ninguna de esas personas le exigiera fabricar documentos para facilitar una coartada a Cifuentes o que ese tema se tratara durante la reunión en la Universidad Rey Juan Carlos.

Ramos también desmintió que él mismo exigiera la fabricación del acta de defensa del trabajo fin de máster de Cifuentes al director de estudios, el catedrático Enrique Álvarez Conde, uno de los investigados en la causa. Según afirmó este jueves, se limitó a llamarle para pedirle toda la documentación que tuviera sobre la dirigente del PP con la intención de convocar una rueda de prensa y responder a todas las dudas que ya se habían apoderado de la opinión pública. En ese momento, dijo Ramos, pensaba que la información facilitada por Álvarez Conde era correcta, incluido el acta del trabajo fin de máster. Sin embargo, como desveló este diario el 4 de abril, el documento había sido fabricado la misma mañana en la que saltó el escándalo para simular que Cifuentes había culminado reglamentariamente sus estudios en 2012. Las firmas de dos de las tres profesoras que supuestamente habían integrado ese tribunal imaginario también fueron falsificadas.

Ramos atribuyó la autoría del montaje a Álvarez Conde y aseguró que comenzó a sospechar de su conducta durante la misma rueda de prensa del 21 de marzo. Según afirmó este jueves, fue con las preguntas de los periodistas cuando empezó a tener dudas sobre las pruebas facilitadas por el director del Instituto de Derecho Público (IDP). Ramos alegó que esa tarde ya montó una célula de crisis con colaboradores de su máxima confianza y que, apenas unas horas después, ante la acumulación de indicios de que Cifuentes pudo obtener su máster mediante un fraude, optó por abrir una investigación reservada.

https://www.elconfidencial.com/espana/2018-06-22/jueza-normativa-impedia-casado-convalidarse-asignaturas_1582476/

LA JUEZA DEL CASO MÁSTER COMPLICA EL FUTURO DE CASADO: VE INDICIOS QUE LE INCRIMINAN

La instructora avanza que ha detectado irregularidades en el máster cursado por Pablo Casado y anuncia que seguirá realizando diligencias para determinar la "continuidad delictiva"

El futuro judicial de Pablo Casado se está poniendo cuesta arriba. La jueza de plaza Castilla que instruye el caso sobre el máster de Cristina Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, ha dictado un auto este miércoles en el que avanza su determinación de investigar todas las irregularidades en las que habría incurrido el Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), también las que afectan al flamante candidato a la presidencia del Partido Popular.

En la resolución, a la que ha tenido acceso El Confidencial, la instructora rechaza un recurso presentado por la defensa del director del IDP y presunto cerebro de la trama, el catedrático Enrique Álvarez Conde, que se opuso a que se ampliaran las diligencias más allá del caso concreto de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, el episodio que dio origen al procedimiento. El letrado de Álvarez Conde alegó que la instrucción se estaba convirtiendo en una causa general y pidió que las averiguaciones se centraran en la exdirigente del PP.

Casado: ''No se convalidaba en doctorados asignatura a asignatura sino con el título de licenciado''

La jueza ha rechazado ahora esa petición argumentando que su objetivo es determinar “si estamos ante un supuesto de continuidad delictiva, es decir, si la conducta indiciariamente típica que dio lugar a la apertura de esta causa (la falsificación de documentos para convalidar asignaturas del Máster de Derecho Público del Estado Autonómico a doña Cristina Cifuentes, o la falsificación del acta de defensa del trabajo fin de máster, o la calificación de asignaturas a la citada alumna sin haberlas efectivamente cursado y en atención exclusivamente a su cargo o relevancia política) es una conducta que, aprovechando idéntica ocasión, se ha realizado en más ocasiones mediante una pluralidad de acciones que infringen el mismo precepto penal o preceptos de igual o semejante naturaleza”.

Según especifica la jueza, uno de esos otros supuestos en los que se habrían detectado circunstancias similares a las de Cifuentes es el de Pablo Casado, que se matriculó en el mismo máster que la expresidenta madrileña, en el curso 2008-2009. El auto subraya que “han sido las manifestaciones de testigos en sede judicial las que (…) han puesto en conocimiento de esta instructora hechos que, siempre en relación con este máster dirigido por el Sr. Álvarez Conde en el Instituto de Derecho Público de la URJC, evidencian la necesidad de esclarecer lo ocurrido en otros expedientes académicos”. El “ejemplo más significativo es la declaración del Sr. Escolar [director de 'eldiario.es'] sobre el expediente de don Pablo Casado Blanco”.

Solicitud al Congreso
El pasado viernes, la jueza ya solicitó al Congreso de los Diputados que certificara la condición de aforado de Casado, un paso previo para poder citarlo como investigado aunque, al tener un escaño, la causa tendría que ser derivada al Tribunal Supremo. El auto al que ha tenido acceso este diario confirma que la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid aprecia indicios de criminalidad en el máster de Casado, que habría logrado convalidar 18 de las 22 asignaturas de las que constaba el programa académico y habría aprobado las cuatro restantes sin asistir a clases ni realizar exámenes.

La jueza sostiene que ya existe un importante arsenal incriminatorio en los casos de Cifuentes, Casado y otros alumnos supuestamente beneficiados por la gestión de Álvarez Conde. “No puede desconocerse que a lo largo de las declaraciones testificales practicadas en esta causa los testigos deponentes están aportando información que indiciariamente evidencia que las conductas que pudieran resultar típicas no se circunscriben al expediente académico de doña Cristina Cifuentes”, señala la instructora en su resolución.

Otras dos actas de máster falsas

Como nuevo ejemplo, menciona el caso de la alumna Coral del Mar Carvajal, que admitió que nunca defendió su trabajo fin de máster porque, según explicó, el profesor Álvarez Conde le dijo que no era necesario realizar ese trámite. “Lo cierto es que el acta de defensa del citado trabajo, supuestamente firmada por tres profesores, ha sido aportada a la causa por encontrarse en los archivos de la Universidad Rey Juan Carlos”, recuerda la jueza. Según ha podido saber este diario, ese otro documento falso lleva las firmas del propio Álvarez Conde y de las profesoras Rosario Tur y Clara Souto.

Un segundo alumno, Juan José C. F., también ha confirmado que el acta de defensa de su trabajo fin de máster fue falsificada. Declaró que recordaba que el día que la presentó no había ningún hombre formando parte del tribunal. Sin embargo, en el documento, aportado igualmente por la URJC, aparece de nuevo como integrante del tribunal Álvarez Conde, junto a las profesoras Rosario Tur y Cecilia Rosado. Una tercera mujer, la profesora Susana Galera, figura como directora del trabajo.

Convalidación récord en 10 días

Mención aparte merece otra de las irregularidades destapadas durante la instrucción, el caso de Miguel Beltrán Temboury Redondo, subsecretario de Economía y Competitividad con Luis de Guindos entre 2011 y 2016. Las pesquisas lo sitúan como otro de los alumnos del Máster en Derecho Público del Estado Autonómico que habría recibido un trato de favor. Puede que de forma involuntaria.

“Se matricula el 1 de febrero de 2011, anulándola el día 10 de febrero de ese mismo año”, expone el auto, “sin abonar por tanto finalmente cantidad alguna de matriculación y, sin embargo, el mismo 10 de febrero, indiciariamente, don Enrique Álvarez Conde convalida todas las asignaturas del citado alumno con la consiguiente emisión del recibo de expedición del título académico oficial del máster (de modo que, de haber querido, en solo 10 días y con la convalidación total de asignaturas, podría haber obtenido el Sr. Temboury la titulación del máster que nos ocupa)”.

https://www.elconfidencial.com/espana/2018-06-20/jueza-caso-master-casado-indicios-incriminan_1581802/

La Rey Juan Carlos informa a la jueza de que no hay rastro del tribunal ni del acta de convalidaciones de Pablo Casado

La documentación que la jueza Carmen Rodríguez-Medel solicitó a la Rey Juan Carlos sobre el máster de Pablo Casado sitúa al aspirante a presidir el Partido Popular en una delicada situación judicial. La Universidad ha remitido un informe a la magistrada, al que ha tenido acceso elidario.es, en el que asegura que no hay rastro del supuesto tribunal ni del acta de convalidaciones de 18 asignaturas al político del PP.

Tras el análisis de la documentación remitida desde la Universidad, la jueza Rodríguez-Medel se dirigió el pasado viernes al Congreso de los Diputados para que le confirme por escrito la situación de aforado de Pablo Casado. Dicha condición impide que la titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid pueda imputar al político aun teniendo indicios contra él. La magistrada deberá por tanto elevar exposición razonada al Supremo y que sea el Alto Tribunal el que se haga cargo de la investigación en lo referente a Casado.

Esos indicios que valora la jueza aparecen nítidos en la documentación de la Universidad Rey Juan Carlos. Al requerimiento de la magistrada de que le informe sobre “personas que conformaban la comisión de adaptaciones y convalidaciones de la Universidad Rey Juan Carlos el día 3 de febrero de 2009 y, si existiere, acta de dicha reunión”, el centro responde: “No hay constancia documental de la composición de dicho Tribunal”.

Pablo Casado obtuvo el máster de Derecho Autonómico que impartía el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid en el curso 2008-2009. Se trata de la misma Universidad y el mismo centro que sirvieron a Cristina Cifuentes para conseguir su máster con notas falsificadas, aunque la especialización del curso de la expresidenta era en derecho comunitario. La Universidad le convalidó 18 de las 22 asignaturas del máster por su licenciatura en Derecho en una universidad privada

El propio Casado reconoció, en un encuentro con eldiario.es, que él se limitó a entregar su título a la universidad y que fue el centro el que se encargó de todo, en contra de las instrucciones del propio centro educativo, que establece todo un proceso tasado de solicitud de las convalidaciones por el propio alumno. La Universidad lo confirma ahora por escrito en documentación que ya ha sido incorporada a esta pieza separada del caso Cifuentes. A la pregunta de la jueza por la “solicitud del sr. Casado pidiendo la convalidación de asignaturas”, la Universidad contesta: “No consta en este Vicerrectorado ninguna solicitud por parte del interesado”.

El Real Decreto de 56/2005 regula las titulaciones oficiales de postgrado a nivel estatal. A partir de este Real Decreto, la Universidad Rey Juan Carlos se dotó de unas instrucciones que incluyen en su punto primero que sea una Comisión de Estudios de Postgrado (CEP), creada por acuerdo del Consejo de Gobierno, quien examine las convalidaciones a través una subcomisión compuesta por el responsable del máster, que actuará como secretario, y que figuren como vocales “representantes de las áreas de conocimiento que imparten la docencia en el Máster”.

Cuando la jueza pregunta a la universidad por las “personas que conformaban la comisión de adaptaciones, convalidaciones, reconocimientos y transferencias de la Universidad Rey Juan Carlos y que dio lugar al reconocimiento de asignaturas en fecha 10 de febrero de 2011”, la respuesta de la Rey Juan Carlos es taxativa: “No hay constancia documental de la composición de la Comisión de adaptaciones, convalidaciones, reconocimientos y transferencias de la Universidad Rey Juan Carlos, en este Vicerrectorado en dicha fecha”.

La norma reclama igualmente que sea el alumno quien solicite esa convalidación para cada asignatura que pretenda no cursar. También tiene que aportar en virtud de qué titulación de origen pueden conmutarse esas asignaturas, así como el programa de estudios y el contenido de las materias para que la universidad compruebe que pueden darse por superadas. La normativa indica que se respetará la calificación de origen y que para realizar la nota media también se tomará la calificación numérica de la asignatura de origen. El propio Casado recurrió al Real Decreto y a la normativa vigente en el año de su máster a eldiario.es durante la citada reunión con sus periodistas. Nada de lo que recoge el Real Decreto se cumplió en su caso.

El Vicerrectorado aprovecha la pregunta sobre la consolidación de las asignaturas para aportar a la jueza otro dato clave. “En la aplicación informática de la universidad aparece como fecha de solicitud el 3/02/09, fecha en la que se graban en la aplicación los reconocimientos de las asignaturas”. O lo que es lo mismo, las convalidaciones de las asignaturas no pasaron ningún trámite ni análisis. Alguien solicitó las mismas el 3 de febrero de 2009 y ese mismo día quedaron superadas esas 18 asignaturas para el entonces secretario general de Nuevas Generaciones, diputado en la Asamblea de Madrid y protegido de Esperanza Aguirre y José María Aznar.

Las 18 convalidaciones a Casado por el Instituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos pretenden justificarse con el título de Derecho que el vicesecretario de Comunicación del PP obtuvo en el Cardenal Cisneros, objeto en este momento de una investigación interna de la Universidad Complutense, a la que está adscrita dicho centro. Casado procedía de una doble licenciatura en Derecho y ADE que comenzó a cursar en ICADE. El político obtuvo el título de Derecho aprobando el 70% de las asignaturas en dos años mientras ejercía de asesor en la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid. El Cardenal Cisneros le convalidó siete asignaturas. Casado obtuvo así el título de Derecho en dos años, en los que aprobó las asignaturas más duras.

Con todos los indicios sobre las irregularidades del máster, la jueza Rodríguez-Medel redactará previsiblemente una exposición razonada que elevará al Tribunal Supremo. Una sala de admisión decidirá si son suficientes para abrir una investigación al político, previo informe de la Fiscalía del Alto Tribunal. En caso de que acepte que hay indicios para abrir una causa, el Supremo nombrará a un magistrado instructor que tomará declaración a Casado en calidad de investigado.

Pablo Casado anunció el pasado lunes que aspira a liderar el Partido Popular tras la renuncia de Mariano Rajoy. A las pocas horas de su anunció trascendió que la jueza aprecia indicios contra él en la pieza separada que investiga su máster y que había preguntado al Congreso por su condición de aforado. La providencia que recoge esto último había sido dictada por la magistrada Rodríguez-Medel el viernes anterior.

En la misma, la magistrada acuerda citar en calidad de investigados a tres personas. Entre ellas, el vicerrector de la época, Fernando Suárez, quien después se convirtió en rector y abandonó por el escándalo de los plagios. Suárez está imputado porque su firma aparece en las supuestas convalidaciones, según fuentes jurídicas. El segundo imputado es el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, uno de los hombres del PP en la Universidad Rey Juan Carlos e investigado en el caso Cifuentes. Casado reconoce que fue la persona con la que se entrevistó para cursar su máster.

La jueza también ha descubierto la posible implicación de la profesora Alicia López de los Mozos, presunta colaboradora en el engaño del máster de Cifuentes e imputada junto a su mentor. López de los Mozos ha pasado a estar imputada igualmente en la pieza separada del máster de Casado.

https://m.eldiario.es/politica/Universidad-tribunal-convalidaciones-Pablo-Casado_0_783922719.html

El director del máster de Cifuentes aprobó a Pablo Casado tres asignaturas

Las cuatro únicas asignaturas que hizo el candidato a presidir el PP se las aprobaron los principales implicados del 'caso máster'

Dos de los principales imputados en el caso del máster de Cristina Cifuentes, Enrique Álvarez Conde y Alicia López de los Mozos, aprobaron a Pablo Casado, candidato a liderar el PP, en las únicas cuatro asignaturas que supuestamente tuvo que cursar para obtener en 2009 el Máster en Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Según las firmas de las actas de notas que constan en la pieza separada del sumario que investiga la concesión del título al exvicesecretario general de Comunicación del partido conservador, Álvarez Conde le evaluó en tres de ellas y López de los Mozos en la otra. Ambos le pusieron un sobresaliente en todas, pese a que no fue a clase y que solo presentó cuatro trabajos, que en total sumaban 92 folios.

Casado ha mantenido hasta ahora que no sabía quiénes eran los profesores que le evaluaron en estas cuatro materias, las únicas que presuntamente cursó, ya que las 18 restantes (de un total de 22) se las convalidaron. El candidato del PP ha repetido que no los conocía y que no habló con ellos. De hecho, según le dijo a eldiario.es cuando le preguntó cómo había sabido entonces sobre qué tenía que hacer los cuatro trabajos, el dirigente popular afirmó que se guio por el título de la materia y que los dejaba en el despacho que Álvarez Conde tiene en el campus de Vicálvaro. Pero, precisamente, este fue quien le puso después la nota en tres de esas asignaturas —denominadas El reparto de competencias, El concepto constitucional de Autonomía Local e Itinerario de Derecho Autonómico—, según las firmas que constan en las actas del sumario; y fue con quien acordó, según la propia versión de Casado, cómo iba a cursar el máster.

El Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid ya envió el pasado viernes una providencia al Congreso de los Diputados para que certificase la condición de aforado del diputado del PP. Este es el paso previo para que el Tribunal Supremo pueda solicitar a la Cámara baja un suplicatorio y así investigar, en caso de que se lo concedan, al exvicesecretario de Comunicación del PP. La magistrada también ha citado a declarar como imputados por esta causa a Álvarez Conde, exdirector del Máster y exresponsable del Instituto de Derecho Público; y a López de los Mozos, que admitió que se había falsificado el acta del trabajo fin de máster que supuestamente había hecho Cristina Cifuentes. Ahora, según consta en el sumario, esta profesora le puso a Casado un sobresaliente en la cuarta asignatura que presuntamente hizo —Los principios inspiradores del modelo autonómico—.

La instructora también ha citado a declarar como imputado a Fernando Suárez Bilbao, exrector de la URJC entre 2013 y 2017. Este último, que salió del cargo después de que se publicase que acumuló cerca de 15 plagios a otros autores, presidió en febrero de 2009 la comisión que aprobó la convalidación de 18 asignaturas a Casado. Un proceso sobre el que la magistrada también ha puesto el foco, según consta en el sumario, donde pide a la Universidad más información sobre ello: por ejemplo, la solicitud de convalidación del diputado del PP, quiénes compusieron esa comisión de 2009 y si existe acta de esa reunión.

Las convalidaciones

El candidato popular solo presentó una petición genérica para que le convalidaran 18 asignaturas —que supusieron más de un 80% de las materias y dos tercios del total de créditos exigidos (60)— por su licenciatura de Derecho. No especificó qué asignatura de la carrera pedía que le convalidaran por cuál, por lo que no se podía saber si su "contenido y carga lectiva son equivalentes", como contemplaba el Real Decreto 1497/1987 que regía entonces. Según explica el equipo de Casado, no hacía falta detallarlo en virtud de un Real Decreto de 2005, ya que no se convalidaron materias, sino que en este caso se habría "reconocido créditos". Aun así, la juez ha pedido un informe para saber si esto podía hacerse así o "era preciso la fijación de la nota concreta obtenida en la asignatura que justificaba la convalidación".

Tras la decisión de la instructora de preguntar al Congreso por la condición de aforado del diputado del PP, Casado ya manifestó a EL PAÍS que se encuentra "absolutamente tranquilo" y que espera que se resuelva su caso cuanto antes, para evitar "la indefensión" que sufre al no haber podido declarar hasta ahora. Este diario ha intentado este martes, sin éxito, contactar con Álvarez Conde para conocer su versión.

Además de esta vía judicial sobre su máster, la Universidad Complutense y la URJC también investigan las dos carreras de Casado, que según su currículum es licenciado en Derecho por la primera y en Administración y Dirección de Empresas (ADE) por la segunda. El parlamentario popular también aseguraba que contaba con un "posgrado en Harvard" (Estados Unidos), el Driving Government Performance Program, un curso de una semana de duración que cuesta 8.800 dólares. Según dijo a EL PAÍS, se pagó de su propio bolsillo los billetes de avión para cursarlo en Norteamérica, aunque después reconoció al diario.es que hizo en Aravaca (Madrid) una versión del mismo.

https://politica.elpais.com/politica/2018/06/20/actualidad/1529471681_614523.html

LA JUEZA APRECIA INDICIOS DE DELITO EN CASADO Y SE PLANTEA ENVIAR LA INVESTIGACIÓN DE SU MÁSTER AL SUPREMO

Pide al Congreso que le confirme el aforamiento de Casado, al que solo puede investigar la Sala de lo Penal del Alto Tribunal

La magistrada ha adoptado la decisión una vez ha analizado la documentación remitida por la Universidad Rey Juan Carlos

La providencia fue dictada tres días antes de que Casado haya hecho pública su intención de aspirar a la Presidencia del PP

La jueza imputa por el máster de Casado al anterior rector Fernando Suárez y a los ya investigados en el caso Cifuentes Alicia López de los Mozos y Enrique Álvarez Conde

La jueza Carmen Rodríguez-Medel ha preguntado al Congreso de los Diputados por la situación de aforado de Pablo Casado. En una providencia a la que ha tenido acceso eldiario.es, la jueza asegura que actúa de acuerdo con los artículos de la Ley Orgánica del Poder Judicial y de la Constitución Española que establece que corresponde a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo investigar, entre otros, a los diputados del Congreso.

Esta providencia está dictada en el marco de la pieza separada del caso Cifuentes que abrió la magistrada una vez escuchó en declaración como testigo al director de eldiario.es, Ignacio Escolar. La primera diligencia en esta pieza fue solicitar a la universidad toda la información sobre el máster de Pablo Casado en el mismo Insituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos que aquel que aprobó con notas falsificadas Cristina Cifuentes.

La jueza asegura en la providencia que pide la información sobre el aforamiento de Casado después de analizar la documentación remitida por la Rey Juan Carlos. La magistrada no puede imputar a Casado al estar aforado, por lo que debe enviar la causa al Tribunal Supremo en lo que respecta al vicesecretario de Comunicación del Partido Popular.

Precisamente este lunes, 18 de junio, Casado ha hecho publica su intención de aspirar a la Presidencia del Partido Popular. La providencia, sin embargo, lleva fecha del pasado 15 de junio.

Fuentes del Congreso de los Diputados, han explicado que en la institución tenían constancia del requerimiento, que esperaban llegara entre hoy y mañana, informa Gonzalo Cortizo.

La jueza puso en marcha esta investigación por si pudiera haber "continuidad delictiva" y para dilucidar si el trato de favor y la falsedad documental que investiga en el caso de Cifuentes pudieron darse también en la promoción de Casado. La magistrada ha reclamado toda la documentación del máster e investiga también a otros alumnos del posgrado universitario.

El vicesecretario de Comunicación del PP aprobó el máster de Derecho Público del Estado Autonómico sin asistir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. Cuatro trabajos de alrededor de 90 folios en total le bastaron para aprobar las asignaturas no convalidadas. Casado, que era diputado autonómico en Madrid durante aquellas fechas, ha admitido que ni siquiera llegó a entablar contacto con los profesores del máster ni supo quiénes eran.

La investigación sobre Pablo Casado es una pieza separada del caso Cifuentes. En el marco de esta pieza separada, la misma jueza ha decidido imputar a la profesora Alicia López de los Mozos; al exdirector del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde; y al anterior rector de la URJC Fernando Suárez. A los tres los cita a declarar el próximo 1 de agosto en calidad de investigados.

https://www.eldiario.es/politica/Congreso-informacion-aforamiento-Pablo-Casado_0_783572078.html

LA JUEZA IMPUTA AL EXRECTOR DE LA URJC Y A DOS PROFESORES POR EL MÁSTER DE CASADO

Fernando Suárez, Enrique Álvarez Conde y Alicia López de los Mozos declararán como investigados el 1 de agosto

Suárez, vicerrector cuando Casado cursó el máster, firmó la convalidación de 18 de las 22 asignaturas de su posgrado

La jueza les imputa al mismo tiempo que pide al Congreso que confirme si Pablo Casado está aforado, lo que le impide imputarle

La jueza Carmen Rodríguez Medel ha imputado a tres profesores de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) en la investigación del máster de Pablo Casado, entre los que está en el rector Fernando Suárez. La titular del juzgado número 51 de Madrid ha tomado esta decisión después de pedir al Congreso que confirme si el diputado mantiene el aforamiento.

En esa misma providencia, la jueza ha acordado tres nuevas imputaciones en esta pieza separada, que trata de determinar si Casado obtuvo un trato de favor en su posgrado similar al de Cristina Cifuentes. Así, cita como investigados a Fernando Suárez, exrector de la URCJ, a Enrique Álvarez Conde, tutor de Casado en el máster y a una de las profesoras, Alicia López de los Mozos.

Los tres tendrán que declarar el próximo día 1 de agosto. Álvarez Conde y López de los Mozos ya estaban imputados por el caso del Máster de Cifuentes. En el caso de Suárez, el rector que abandonó su cargo por el escándalo de los plagios, es la primera vez que esta investigación le afecta directamente.

Suárez era en 2009 vicerrector de la URCJ cuando Casado cursó el máster y fue el encargado de firmar, como presidente de la comisión de convalidación, 18 de las 22 convalidaciones que ayudaron al vicesecretario del PP a aprobar al posgrado. Le bastó con sacarse el resto de asignaturas con trabajos sin necesidad de contactar con los profesores.

La jueza empezó a investigar el máster a mediados del mes de mayo. Requirió toda la documentación a la Universidad y ahora, tras analizarla, toma la decisión de confirmar la situación de aforado de Casado e imputa a tres responsables de la URJC relacionados con el máster.

La magistrada encarga estas nuevas diligencia "por si los hechos pudieran constituir delitos de falsificación documental, prevaricación administrativa y cohecho impropio".

La jueza puso en marcha esta investigación por si pudiera haber "continuidad delictiva" y para dilucidar si el trato de favor y la falsedad documental que investiga en el caso de Cifuentes pudieron darse también en la promoción de Casado. La magistrada ha reclamado toda la documentación del máster e investiga también a otros alumnos del posgrado universitario.

El vicesecretario de Comunicación del PP aprobó el máster de Derecho Público del Estado Autonómico sin asistir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. Cuatro trabajos de alrededor de 90 folios en total le bastaron para aprobar las asignaturas no convalidadas. Casado, que era diputado autonómico en Madrid durante aquellas fechas, ha admitido que ni siquiera llegó a entablar contacto con los profesores del máster ni supo quiénes eran.

https://www.eldiario.es/politica/imputa-exrector-URJC-profesores-Casado_0_783572273.html

CASADO APROBÓ EL 70% DE DERECHO EN DOS AÑOS, TRABAJANDO A LA VEZ COMO ASESOR Y CON LAS ASIGNATURAS MÁS DURAS PENDIENTES

A Casado le convalidaron 7 asignaturas en el centro Cardenal Cisneros, pero le quedaban algunas tan duras como Procesal I y II, Mercantil I y II ó Civil III y IV, como ha podido confirmar eldiario.es

El currículum del vicesecretario del PP incluye la proeza de estudiar 18 de 25 asignaturas en dos años mientras era asesor del exvicepresidente y consejero Alfredo Prada

Todos los títulos de Casado están bajo investigación: la Complutense indaga en la licenciatura en Derecho, la URJC en la de ADE y la jueza del 51 está recabando información del máster

Pablo Casado se matriculó en el curso 2004/2005 en la universidad privada Cardenal Cisneros, adscrita a la Complutense de Madrid ( que ahora está investigando este título), con el objetivo de acabar la carrera de Derecho. Venía de Icade, una universidad privada donde, según relató, cursaba un doble grado (Derecho y ADE).

Cuando recaló en 2004 en el centro del barrio Salamanca de Madrid, una fundación controlada por el Gobierno de Esperanza Aguirre, pudo convalidar solo 7 asignaturas, de modo que tenía que aprobar 18 de las 25 totales. El primer año simplemente convalidó. El segundo año aprobó 6 y el tercer año sacó 12, según ha reconocido públicamente Pablo Casado, de modo que el 70% de la carrera de Derecho la hizo en dos cursos, cuando entonces (en el plan del 53, con asignaturas anuales) la licenciatura estaba planificada en cinco años. Al contrario que en el caso de su máster, el político ha dicho que para sacarse Derecho fue a clase y se examinó como el resto de alumnos.

eldiario.es ha tenido acceso a las 7 asignaturas que convalidó y la labor titánica de aprobar el 70% de las asignaturas en dos cursos no fue menor, puesto que entre las que le quedaban pendientes estaban algunas de las más difíciles, como confirman varios docentes: P rocesal I y II, Mercantil I y II, Civil III y IV o Derecho Romano. Entre las convalidadas, Casado tenía Derecho Político I y II, Derecho Civil I y II, Historia del Derecho Español, Derecho Administrativo I y Derecho Internacional Público. En la foto se puede observar los manuales que hay que saberse para aprobar lo que le quedaba [ No son los libros exactos de su época, pero sí manuales actuales similares a los de entonces].

Algunos profesores de Derecho consultados coinciden en que es "complicadísimo" o directamente "imposible" aprobar el resto en tan poco tiempo. Entre las que tenía por aprobar había algunas consideradas 'marías', como Derecho Natural o Canónico, pero muchas de ellas, como Mercantil, Procesal, Civil o Derecho Administrativo II eran "difíciles". Hay que tener en cuenta que el plan 53 estaba diseñado de modo que cada curso tenía entre 4 y 6 asignaturas anuales.

Doce de ellas las aprobó en un solo curso (2006/2007). Fuentes cercanas a Pablo Casado lo explican con que 2 se las sabía de Icade porque las había aprobado allí aunque no se las habían convalidado, "5 eran tercera matrícula y ya se las había estudiado" y otras 5 eran de quinto, "el curso en el que los alumnos suelen trabajar" y hay más flexibilidad, explican las mismas fuentes. Lo cierto es que quinto no era un curso fácil, tenía asignaturas 'hueso' como Mercantil, Procesal o Derecho Civil IV.

Fuentes universitarias consultadas dicen no recordar casos similares en los últimos años de algo así. Pero especialmente difícil es si el alumno no se dedica a tiempo completo a estudiar porque trabaja. Era el caso de Pablo Casado. Como muestra su propio perfil laboral, desde febrero de 2004 hasta mayo de 2007, es decir, durante todo su paso por el Cisneros, fue asesor político del vicepresidente segundo y consejero de Justicia Alfredo Prada.

Compaginar estudios y trabajo

Casado ha preferido no contestar a la pregunta sobre cómo pudo compaginar esos estudios y aprobados con trabajar a tiempo completo para un consejero y vicepresidente autonómico de Madrid, una tarea que requiere implicación y cuyo salario, con las tablas que muestra la Comunidad de Madrid hoy, va de 50.000 a 60.000 euros. Fuentes cercanas al vicesecretario del PP, aunque no responden sobre su jornada laboral ni ninguna pregunta relacionada como su trabajo como asesor, apuntan a que "eligió el Cardenal Cisneros precisamente porque se adaptaba a las condiciones laborales de los alumnos".

El puesto de asesor político, que se hace mediante nombramiento como personal eventual, es un cargo de confianza, "de libre designación y a disposición de la persona que te nombra", explica un experto en derecho administrativo, que incide en que suelen ser puestos de responsabilidad que incluyen asesoramiento, asistencia a reuniones, planificación de estrategias... "si da tiempo además a sacarse media carrera, es raro", apunta, "y si le da tiempo, habría que conocer cuál fue su implicación como empleado eventual".

Cuando dejó de asesorar al consejero, en mayo de 2007, pasó a la bancada de la Asamblea de Madrid tras ser elegido diputado. Pero además fue allí portavoz de Justicia y portavoz adjunto de Presupuestos. Ese es justamente el año en que aprobó media carrera (12 asignaturas) entre las convocatorias de junio y septiembre. En verano no hay sesiones parlamentarias y pudo estudiar, como explican en el entorno de Casado. Precisamente, otro de los profesores de Derecho consultados por eldiario.es, premio extraordinario de su año, relata que él "trabajaba por las mañanas y saqué un año por curso, tardé cinco años en sacar la carrera". Al trabajo de Pablo Casado hay que añadirle la responsabilidad de presidir Nuevas Generaciones, tarea que desempeñó de 2005 a 2013, durante su licenciatura en Derecho.

La Universidad Complutense ha confirmado que está investigando esta titulación de Casado, ya que el Cisneros es centro adscrito a esta universidad pública. El mismo día en que la Universidad Rey Juan Carlos ha anunciado que también ha abierto un expediente sobre la carrera de Administración y Dirección de Empresas que el político cursó allí y de la que, por el momento, no se conocen detalles de posibles irregularidades. Es la misma universidad donde, más tarde, Casado se sacó el máster como el Cifuentes y con Enrique Álvarez Conde como director. Le convalidaron 18 de las 22 asignaturas y las otras cuatro las aprobó con sendos trabajos pero sin conocer a sus profesores. Sacó cuatro sobresalientes. Este máster está siendo investigado por la justicia después de que el juzgado de instrucción 51 haya ordenado abrir una pieza separada por este posgrado del vicesecretario de Comunicación del PP.

https://www.eldiario.es/sociedad/Pablo-Casado-Derecho-trabajaba-Presidencia_0_774122984.html

EL DIRECTOR DEL CENTRO DONDE CASADO APROBÓ DERECHO SALE EN SU DEFENSA EN UNA CARTA A LOS ALUMNOS

La Universidad Complutense, a la que está adscrita el centro, investiga la carrera del dirigente del PP

El director del centro Cardenal Cisneros, Raúl Canosa, niega trato de favor a Pablo Casado en una carta dirigida a los estudiantes y sus familias. El vicesecretario de comunicación del PP terminó la carrera de Derecho en ese centro, adscrito a la Universidad Complutense, donde se matriculó en el curso 2004/2005 tras estar siete años en ICADE , un centro privado perteneciente a la Universidad Pontificia de Comillas.

En esa carta, a la que ha tenido acceso la SER, Canosa justifica que Casado aprobará 12 asignaturas en el último curso - la mitad de la carrera - como adelantó el diario El Mundo y ha reconocido el propio dirigente del PP. En el texto explica que "durante su último curso (12 meses), el citado alumno se matriculó y superó, en las convocatorias de junio y septiembre: cinco asignaturas nuevas; dos que ya había superado en su universidad de origen pero que no le fueron adaptadas , y cinco que ya había cursado en el Cisneros en años anteriores".

El director del Centro Cardenal Cisneros, aunque reconoce que Casado aprobó media carrera entre junio y septiembre de 2007, destaca también que "el Sr. Casado completó sus estudios en el CES Cisneros no en 4 meses, sino en 3 años (en negrita en el original), desde el curso 2004/2005 hasta el curso 2006/2007". De las 25 asignaturas de la carrera de Derecho del plan de estudios que cursó Pablo Casado al dirigente del PP le convalidaron siete en el centro Cardenal Cisneros. En el curso 2004-2005 , según el propio Casado, se limitó a convalidar las asignaturas; en 2005-2006 se matriculó y aprobó seis y en 2006 - 2007 superó de una tacada el resto: doce asignaturas en total.

Canosa añade que todas las convalidaciones de asignaturas del centro han de ser aprobadas por la Universidad Complutense y que "es falso que algún alumno haya podido aprobar sin examinarse" ya que todas las calificaciones pasan por la Junta de Evaluación presidida por el delegado del rector. "Debe negarse de forma tajante, que se haya dado trato preferente o de favor a ningún alumno que haya pasado por nuestras alumnas", dice también el director.

La Complutense ha abierto una información reservada, una investigación interna, sobre la carrera de Derecho de Casado. El rector, Carlos Andradas, explicó ayer en el programa hora 25 de la Cadena SER que se están revisando los programas de las asignaturas, si los profesores cumplían con los requisitos y si las actas son correctas. El rector ha dicho en varias ocasiones que aprobar 12 asignaturas en un sólo curso "es inusual pero no imposible".

No es el único título del vicesecretario popular que está siendo revisado: La Universidad Rey Juan Carlos anunció ayer que investiga su Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas que cursó justo después de acabar Derecho entre los cursos 2007/2008 y 20013/2014. Además la juez que investiga el caso del máster de la ex presidente madrileña Cristina Cifuentes ha abierto una pieza separada sobre el máster que curso Casado, también en Derecho público del Estado Autonómico, en el curso 2008-2009

http://cadenaser.com/ser/2018/05/23/sociedad/1527075575_646962.html

La Complutense y la Rey Juan Carlos investigan las dos carreras de Pablo Casado

"Es inusual pero no imposible", afirma el rector Andradas sobre cómo el político aprobó media carrera en cuatro meses

La Universidad Complutense de Madrid y la Rey Juan Carlos (URJC) han decidido abrir sendas informaciones reservadas sobre las dos carreras de Pablo Casado, que según su curriculum es licenciado en Derecho por la primera y en Administración y Dirección de Empresas (ADE) por la segunda.

El político del PP, según publicó el diario El Mundo el 16 de mayo, aprobó media carrera del grado de Derecho en el privado Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros, adscrito a la Complutense, por supuestas presiones de su partido a la institución, según el diario. Este hecho llevó a la universidad a reclamar al Cisneros información que creen insuficiente. Su rector, Carlos Andradas, ha afirmado en Salamanca que es “inusual pero no imposible” aprobar 12 asignaturas en un cuatrimestre. La noticia ha sido adelantada por la cadena Ser.

“Lo que quiero es dar normalidad al asunto porque siempre dijimos que lo que se nos ha puesto delante de la mesa es inusual pero no imposible”, ha contado Andradas. Y ha precisado: “la media de aprobados no es usual”. No hay un plazo cerrado para extraer conclusiones, que Cisneros ha reclamado por su parte, pero Andradas se compromete a finiquitar el asunto pronto. Cisneros, por su parte, negó “tajantemente” en su momento que hubiese “convalidaciones extraoficiales”.

“Lo que quiero dejar claro es que no hay una sombra de duda sobre Casado”, ha insistido, “estamos trabajando con el Cisneros y colaborando”. Cuando saltó la noticia hace una semana Casado dijo sentirse difamado.

La Rey Juan Carlos ha informado también este martes de que su rector ha pedido a la jefa de inspección de la universidad que inicie una información reservada sobre los estudios de grado de Casado, que en esa universidad estudió Administración y Dirección de Empresas, según ha informado el vicerrectorado de Comunicación en una nota interna. La universidad está investigando también los estudios de otro alumno, compañero de promoción de Cristina Cifuentes, Álvaro Morente Hidalgo.

La universidad no ha querido aclarar por el momento los indicios o presuntas anomalías por las que ha emprendido este nuevo filón de investigación, abierto esta misma semana. Señala que será el propio rector quien explique los motivos y los detalles en la reunión del consejo de gobierno que ha convocado para el próximo viernes.

La juez que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, abrió además una pieza separada para esclarecer las dudas en torno al máster del vicesecretario de Comunicación del PP. Este obtuvo el mismo título que la expresidenta madrileña pero antes, según una providencia redactada por la magistrada.

A raíz de las informaciones publicadas por EL PAÍS, Pablo Casado admitió que hizo el máster sin ir a clase y que solo cursó cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones, que además aprobó mediante trabajos. El dirigente popular cursó Ade en la URJC de 2007 a 2014, según explicó a preguntas de EL PAÍS en la rueda de prensa convocada a raíz de las informaciones publicadas por este periódico. Al plantearle si le daba tiempo a hacer esa carrera, hacer el máster (lo hizo en 2008-2009), ser diputado autonómico y presidente de Nuevas Generaciones, dijo que sí.

https://politica.elpais.com/politica/2018/05/22/actualidad/1526980963_528360.html

La Complutense inicia la investigación sobre el grado de Derecho de Casado

"Es inusual pero no imposible", afirma el rector Andradas sobre cómo el político aprobó media carrera en cuatro meses.

La Universidad Complutense de Madrid ha decidido abrir una información oficial reservada sobre el caso Casado. El político del PP Pablo Casado, según publicó el diario El Mundo el 16 de mayo, aprobó media carrera del grado de Derecho en el privado Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros, adscrito a la Complutense, por presiones de su partido a la institución. Este hecho llevó a la universidad a reclamar al Cisneros información que creen insuficiente. Su rector, Carlos Andradas, ha afirmado en Salamanca que es “inusual pero no imposible” aprobar 12 asignaturas en un cuatrimestre. La noticia ha sido adelantada por la cadena Ser.

“Lo que quiero es dar normalidad al asunto porque siempre dijimos que lo que se nos ha puesto delante de la mesa es inusual pero no imposible”, ha contado Andradas. Y ha precisado: “la media de aprobados no es usual”. No hay un plazo cerrado para extraer conclusiones, que Cisneros ha reclamado por su parte, pero Andradas se compromete a finiquitar el asunto pronto. Cisneros, por su parte, negó “tajantemente” en su momento que hubiese “convalidaciones extraoficiales”.

“Lo que quiero dejar claro es que no hay una sombra de duda sobre Casado”, ha insistido, “estamos trabajando con el Cisneros y colaborando”. Cuando saltó la noticia hace una semana Casado dijo sentirse difamado

La información de Casado se publica después de que la juez que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, haya abierto una pieza separada para esclarecer las dudas en torno al máster del vicesecretario de Comunicación del PP. Este obtuvo el mismo título que la expresidenta madrileña pero antes, según una providencia redactada por la magistrada este lunes.

A raíz de las informaciones publicadas por EL PAÍS, Pablo Casado admitió que hizo el máster sin ir a clase y que solo cursó cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones, que además aprobó mediante trabajos.

https://politica.elpais.com/politica/2018/05/22/actualidad/1526980963_528360.html

PABLO CASADO ENTRARÁ EN LA EJECUTIVA DEL PP DE MADRID

Pío García Escudero anuncia que "va a contar" con él en la nueva dirección del partido impuesta por Génova tras la salida de Cifuentes

Pío García Escudero, nombrado por Mariano Rajoy presidente del PP de Madrid tras la salida de Cristina Cifuentes, ha anunciado que va a contar con Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación, para formar parte de la dirección del PP en Madrid, "porque es uno de los puntales del partido popular de Madrid". Ha realizado estas declaraciones en los pasillos de la Asamblea de Madrid tras asistir a la primera parte del pleno de investidura de Ángel Garrido y en respuesta a una pregunta sobre si las informaciones que están apareciendo sobre un supuesto trato a favor para aprobar la carrera de Derecho le invalidarían para ocupar un puesto semejante. "Me gustaría que este asunto que está bastante enmarañado se aclarara cuanto antes y para bien", ha puntualizado García Escudero.

Además, Casado se enfrenta a la investigación abierta por la juez que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, que ha abierto una pieza separada para esclarecer las dudas en torno al máster de Casado, que cursó el mismo posgrado que la expresidenta madrileña pero antes. A raíz de las informaciones publicadas por EL PAÍS, Casado admitió que hizo el máster sin ir a clase y que solo cursó cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones, que además aprobó mediante trabajos.

El directivo popular y presidente del Senado, tiene plenos poderes sobre el partido regional tras su nombramiento como presidente del PP autonómico por el Comité Ejecutivo Nacional, y debe decidir quien forma parte de esta nueva etapa en la directiva regional. Fuentes de la dirección nacional han mostrado su interés porque García Escudero amplíe el amplíe el número de integrantes de los órganos directivos para así renovar las estructuras de la formación.

https://elpais.com/ccaa/2018/05/17/madrid/1526559078_181613.html

UNA DIPUTADA DEL PP PRESIDÍA EL CENTRO EN EL QUE PABLO CASADO SE SACÓ LA CARRERA

Lucía Figar, imputada en la trama Púnica y que también obtuvo su escaño en 2007, lideraba el Patronato del colegio

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, aprobó 12 asignaturas en el Centro Cardenal Cisneros, adscrito a la Universidad Complutense, de las 25 de Derecho, en tan solo cuatro meses y justo después de ser elegido diputado en la Asamblea de Madrid.

Es decir, aprobó el 48% de la titulación entre junio y septiembre de 2007. Poco antes, en mayo de 2007, Pablo Casado se había convertido en diputado de la Asamblea de Madrid. Según el diario ‘El Mundo’ el entonces presidente de Nuevas Generaciones de Madrid consiguió el título en base a constantes llamadas de altos cargos del PP “presionando” a profesores para que le aprobasen las asignaturas.

Una información que a lo largo de todo el miércoles, Casado ha negado de forma tajante. El dirigente del Partido Popular dice que sufre "escarnio" y niega trato de favor en su título de Derecho.

Centro Cardenal Cisneros

Al igual que Pablo Casado, el Centro Cardenal Cisneros -adscrito a la Universidad Complutense de Madrid-, también ha negado "de forma tajante que se haya dado un trato preferente o de favor a ningún alumno".

Sin embargo, la Complutense ha reclamado el expediente de estudios del vicesecretario de Comunicación del Partido Popular y ha advertido que "actuará con contundencia si hay indicios de la más mínima irregularidad".

Se da la circunstancia de que la entidad titular del Centro es la Fundación Cardenal Cisneros, siendo el Patronato su órgano de gobierno.

Entre junio y septiembre de 2007 -meses en los que según el diario ‘El Mundo’ Pablo Casado aprobó asignaturas gracias a la “presión” del PP, el Patronato del Centro académico estaba presidido por la entonces también diputada autonómica, Lucía Figar.

Lucía Figar y el Patronato

En concreto, Figar obtuvo su escaño en la Asamblea al mismo tiempo que Pablo Casado, en las elecciones autonómicas del 27 de mayo de 2007. Días después, el 20 de junio de 2007, Fígar fue nombrada consejera de Educación. De este modo, pasó a presidir el Patronato del Centro Cardenal Cisneros.

Una presidencia que fue posible gracias al Real Decreto 49/1997, de 3 de abril, por el que se cambió el funcionamiento del centro académico y se decidió que la presidencia del patronato recayera en el Consejero de turno de Educación de la Comunidad de Madrid. Así se decidió previa deliberación del Consejo de Gobierno de la Comunidad, ya entonces en manos del Partido Popular.

Entre sus funciones, el Patronato de la Cardenal Cisneros que entonces presidía Lucía Figar, decidía el nombramiento del director del colegio, la aprobación de las propuestas de contratación del profesorado o las actividades que se desarrollaban en el centro académico.

La Consejería se pronuncia pero no el PP

ElPlural se ha puesto en contacto con la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid que aseguran que no existe una situación “especial” o “concreta” para relacionar los aprobados de Casado con la presidencia de Figar del órgano de gobierno del centro en el que cursó su carrera.

Desde la Consejería de Educación insisten que el nombramiento de Figar al frente de este patronato “se produce de manera automática”. Es decir, desde que naciera la fundación, el encargado de presidirla es siempre el consejero de Educación de ese momento.

Este periódico también se ha puesto en contacto con el Partido Popular para obtener una valoración de la formación política y de Casado, no obteniendo respuesta hasta el momento.

Figar, una ‘popular’ imputada en la ‘Púnica’

Lucía Figar se ganó la fama tras aplicar en 2014 un paquete de recortes a la Educación contra los que luchó la Marea Verde.

Pero no fue su único punto negro en su trayectoria política. En junio de 2015, fue imputada por malversación y prevaricación dentro de la trama Púnica por los contratos con dinero público, por valor de 80.000 euros, para hacer trabajos de reputación con el empresario Alejandro de Pedro. Los informes de la UCO la fueron cercando hasta que se formalizó su imputación por parte del juez Eloy Velasco.

Poco después, Figar presentó su dimisión. En 2015 hubo de nuevo elecciones municipales y su imputación dificultaba la investidura de Cristina Cifuentes y su pacto con Ciudadanos.

https://www.elplural.com/politica/2018/05/16/una-diputada-del-pp-presidia-el-centro-en-el-que-pablo-casado-se-saco-la-carrera

Así es el CES Cardenal Cisneros, el colegio en el que aprobó Derecho Pablo Casado

Con casi medio siglo de actividad y adscrita a la Complutense, la actualidad la ha colocado en el centro de la polémica sobre el título del diputado del PP.

La información publicada por el diario El Mundo sobre cómo Pablo Casado aprobó media carrera de Derecho en el mismo curso que obtuvo su primer escaño en la Asamblea de Madrid, ha hecho que la titulación de un miembro del Partido Popular vuelva a ser objeto de polémica y comentarios. Igual que con el asunto del máster de Cristina Cifuentes y que, unido a la filtración del vídeo de la seguridad privada donde la ex presidenta de la Comunidad de Madrid hurtaba un par de cremas, muchas miradas se dirigen de nuevo al centro en el que el diputado por Ávila cursó sus estudios. También al supuesto trato de favor, presiones incluídas por parta de otra ex presidenta, Esperanza Aguirre, que habría recibido por parte de las autoridades universitarias.

Casado, que en las últimas semanas ha tenido que aclarar la procedencia de uno de sus títulos emitidos por la Universidad de Harvard y ayer se supo que será investigado como Cifuentes por el mismo máster de la Universidad Rey Juan Carlos, ya ha respondido a través de sus redes sociales. En las entrevistas que ha concedido esta mañana en cadenas como la COPE y la SER ha insistido en defender su honor.

La noticia sobre mi carrera de hace 15años es falsa y atenta contra mi honor. Se basa en difamaciones anónimas sin pruebas y calumnia a la universidad y sus profesores. No hay ninguna irregularidad en mi expediente y así lo demostré con toda la documentación. Basta ya de injurias

— Pablo Casado Blanco (@pablocasado_) 6:56 - 16 may. 2018
Tampoco han tardado desde el centro donde Casado completó sus estudios de Derecho en emitir un comunicado oficial en el que desmienten rotundamente las informaciones publicadas por El Mundo y se niega "de forma tajante" que "se haya dado un trato preferente o de favor a ningún alumno".

Comunicado del Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros en relación con la información publicada hoy, miércoles, por el diario el Mundo.

— CES CardenalCisneros (@vivecisneros) 10:59 - 16 may. 2018
Recapitaulando someramente la historia, el entonces presidente de Nuevas Generaciones había cursado Derecho en ICADE, una de las universidades privadas más prestigiosas y exigentes del país, entre 1999 y 2004. Allí aprobó 22 asignaturas, la mitad de una carrera de cinco cursos. Al agotar allí las convocatorias pidió el traslado de su expediente al CES Cardenal Cisneros, un centro adscrito a la Universidad Complutense de Madrid que funciona como si fuera privado. Según un profesor de esta última, "ofrece la posibilidad de obtener un título con el sello de la Complutense pero con algunas facilidades extra; por ejemplo, sus profesores se eligen a dedo y no están sometidas a un control académico como el de la UCM". Lo cierto es que en el perfil de Casado en el Congreso de los Diputados aparece como Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense. "ICADE o [San Pablo] CEU te pueden parecer mejor o peor sus programas curriculares pero se juegan su prestigio, son los primeros interesados en que no salgan de sus centros gente con títulos regalados", continúa.

Algunos ex alumnos consultados aseguran que el Cardenal Cisneros, fundado en 1971 y con cuatro grados universitarios –Psicología, Administración y dirección de empresas, Derecho y Derecho + ADE–, es un centro de máxima exigencia. Otro que cursó Derecho en cambio habla de "una academia de apoyo para los que son incapaces de sacarse la carrera por las vías tradicionales".

"El tipo de estudiantes que se matricula allí suelen ser del barrio", explica otra antigua alumna. "Gente que vive en la parte norte del Barrio de Salamanca; no son tan pijos como para ir al CEU, ni tan clase media como para ir a la Complutense. En el fondo, están buscando una educación continuista respecto a la que recibieron en el instituto".

Sin una adscripción ideológica definida pero con cierta orientación conservadora –entre sus profesores está el hijo de un ministro franquista y antiguos cargos de confianza del Partido Popular–, está ubicada en la céntrica Avenida de América, en el corazón de Madrid, algo de lo que hace gala en su web. También de la eficacia de su atención personalizada. Curiosamente, en el momento en el que el foco se ha colocado sobre ella, está preparando su jornada de puertas abiertas, que tendrá lugar este próximo sábado 19 de mayo.

Coaches, influencers y contactos

Además de los cuatro grados ya mencionados, el CES Cardenal Cisneros tiene entre su oferta titulaciones y cursos perfectamente adaptadas a la realidad laboral de la España contemporánea. Llama la atención un título propio de Psicólogo experto en Coaching, que entre los puntos de su programa incluye la creación de "una doctrina fundamentada en la investigación científica y en la mejor práctica profesional" así como la aspiración de convertirse en "el referente académico en la práctica del Coaching en la formación de vanguardia" y contribuir "a la mejora del bienestar humano y a una sociedad mejor".

También existe un curso para influencers, que durante cuatro meses y a razón de una matricula de 1.500 euros, está enfocado además "a emprendedores que quieren montar su empresa, o a profesionales que quieran trabajar en agencias de comunicación, agencias de medios, marketing digital, publicidad" y que como se informa desde el centro, puede paginarse con cualquier rama y universidad.

Uno de los puntos fuertes del CES Cardenal Cisneros también es la bolsa de prácticas y los convenios firmados con importantes empresas e instituciones públicas. Del sector financiero destacan Banco Santander, The Royal Bank of Scotland, Barclays Bank o Price Waterhouse, compañías como Repsol, Unión Fenosa, Accenture y Vodafone, o algunos de los principales despachos de abogados de España. También tienen desde el centro convenios para sus alumnos con la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Móstoles, el Consejo General del Poder Judicial, el Ministerio de Agricultura o el Colegio Oficial de Registradores de la Propiedad. En suma, una larga e interesante serie de contactos a los que aquellos que cursan sus estudios en el CES Cardenal Cisneros tienen acceso.

http://www.publico.es/sociedad/estudiantes-ucm-centenar-estudiantes-complutense-protestan-reincorporacion-cifuentes-universidad.html

EL GOBIERNO DE ESPERANZA AGUIRRE CONTROLABA LA UNIVERSIDAD PRIVADA DONDE PABLO CASADO APROBÓ MEDIA CARRERA EN 4 MESES

El Centro de Estudios Superiores Cardenal Cisneros, donde el vicesecretario del PP aprobó 12 asignaturas de 25 entre junio y septiembre de 2007, pertenece a una fundación pública de la Comunidad de Madrid creada en la época de Gallardón

El patronato, que es el órgano de gestión del centro, está siempre presidido por el consejero de Educación de turno: en aquel año académico fueron Luis Peral y Lucía Figar

"Jamás he llamado para presionar en favor de Pablo Casado", ha dicho Aguirre, que ha obviado que esa Universidad pertenece a una fundación que estaba entonces bajo su control

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ha negado haber recibido ningún trato de favor al sacarse su carrera de Derecho en el centro privado Cardenal Cisneros del barrio de Salamanca de Madrid. En cuatro meses y recién elegido diputado autonómico en Madrid aprobó, entre junio y septiembre de 2007, 12 asignaturas de las 25 de las que constaba la carrera de Derecho, según ha adelantado este miércoles el diario El Mundo.

Casado se cambió a ese centro adscrito a la Universidad Complutense porque le pillaba más cerca del trabajo, según ha dicho en varias entrevistas. Pero hay otra 'cercanía' en la titularidad del centro de estudios que el político no ha mencionado: aunque es un centro privado, estaba (y está) bajo la tutela del gobierno regional, que entonces dirigía Esperanza Aguirre.

Esto es así porque el Cardenal Cisneros es una fundación universitaria privada pero de titularidad pública, creada en 1998 por un decreto autonómico bajo el gobierno del presidente del PP Alberto Ruiz-Gallardón.

El patronato, según sus propios estatutos, es el órgano competente en "todo lo que concierne al gobierno y administración" del centro. Y el presidente del patronato es siempre el consejero de Educación de turno. En el año en el que Casado acabó la carrera (2007) fueron titulares de esa cartera Luis Peral y Lucía Figar, que sustituyó a Peral el 20 de junio de 2007 hasta su dimisión en 2015 por su imputación en la trama Púnica.

Además, el consejero de Educación también nombra a 6 de los 11 miembros del patronato, incluido el vicepresidente, de modo que a efectos reales la gestión de esta universidad privada está tutelada por la Comunidad de Madrid, la misma autonomía en la que Casado acababa de ser elegido diputado regional cuando aprobó media carrera en cuatro meses. El poder del patronato es máximo y entre sus competencias está desde "ejercer la inspección" (art.17) a nombrar cargos directivos, aprobar las contrataciones o la legislación universitaria. Aunque la gestión es de la Comunidad, fuentes de la Consejería de Educación puntualizan a eldiario.es que las cuestiones académicas las lleva el propio centro y los estándares de calidad, la universidad a la que está adscrita.

"Jamás he llamado ni para interesarme ni para presionar en favor de Pablo Casado", ha dicho Esperanza Aguirre este miércoles sobre el expediente académico del vicesecretario del Partido Popular. Lo que no ha dicho es que esa Universidad pertenece a una fundación pública que entonces estaba bajo su mandato. "Acababa de conocer a Pablo", ha insistido. Sin embargo, él fue presidente de Nuevas Generaciones de la Comunidad de Madrid con Aguirre de presidenta del partido y la Comunidad, prácticamente en el mismo periodo político. Son colaboradores cercanos durante casi una década y en 2007, cuando aprueba Casado, llevan al menos dos años coincidiendo en estos cargos.

La fundación pública era y es la titular de este centro universitario creado en 1971, cuatro años antes de la muerte de Franco. Tras la llegada de la democracia, el gobierno central le traspasó la titularidad a la Comunidad de Madrid por Real Decreto en 1985 ,y así funcionó hasta que en 1998 se aprobó la creación de la fundación universitaria, "sin ánimo de lucro, constituida por la Comunidad de Madrid", como recoge el decreto publicado por el gobierno autonómico. Un año antes, el patronato, controlado por la Consejería de Educación, había solicitado crear una fundación a la que traspasar la titularidad.

El control, de Educación

Por encima del patronato del Centro Cardenal Cisneros hay un "protectorado", que es el que debe controlar las cuentas y la gestión de la fundación. En este caso, el sujeto coincide y es precisamente Educación, ahora dirigida por Rafael Van Grieken, el organismo encargado de la inspección, además de ejercer la presidencia del patronato.

eldiario.es ha preguntado tanto a Educación como al centro por las cuentas y las memorias de esta fundación de titularidad pública, que deberían estar colgadas públicamente en virtud de la Ley de Transparencia (artículo 2.1.h sobre fundaciones), tal y como confirman expertos en derecho administrativo a este medio. La Consejería no ha respondido aún a este aspecto aunque especifica que las cuentas son fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas. Desde el centro privado señalan que han encargado un informe para ver si están o no sometidos a Transparencia, sobre la que aseguran estar muy concienciados, ya que, según su explicación, existen dudas legales al respecto. De momento, esas cuentas no están publicadas. Ambos organismos coinciden en que el centro Cardenal Cisneros no recibe subvenciones.

De momento, la Universidad Complutense de Madrid ha solicitado el expediente, actas y calificaciones al centro adscrito privado donde cursó su último año de Derecho el vicesecretario. El centro Cardenal Cisneros niega cualquier trato de favor, mientras Casado denuncia que las acusaciones son "absolutamente falsas". El nuevo escándalo en torno al expediente de Cifuentes ha estallado 24 horas después de que eldiario.es adelantara que la jueza que investiga el máster de Cifuentes ha iniciado una investigación específica sobre el máster que Casado cursó en la Universidad Rey Juan Carlos.

https://www.eldiario.es/sociedad/universidad-Pablo-Casado-controlada-Aguirre_0_772023252.html

PROFESORES DE DERECHO: "ES IMPOSIBLE HACER MEDIA CARRERA EN UN AÑO"

"Es tremendamente anormal aprobar de golpe media carrera de Derecho. Lo normal es que los alumnos vayan a clase, se saquen un curso por año y falten a una o dos asignaturas. Si eres un poco malo, tardas un año más en terminar. Si eres muy malo, tardas tres años. Pero que un alumno se lo tome con tanta calma y de repente apruebe casi tres cursos a la vez es casi imposible". Habla una alta fuente universitaria que pide mantener el anonimato -como todas las demás- porque nadie quiere "hablar mal de otros compañeros". Pero el sentir mayoritario entre profesores y catedráticos de Derecho de varias universidades españolas en relación al grado cursado por Pablo Casado en el Cardenal Cisneros de Madrid es que parece "extraño", "improbable", "excepcional" y "poco creíble" lograr aprobar 12 asignaturas "de las de antes, de las del plan antiguo", en apenas un curso, teniendo encima que compaginar los estudios con el cargo de diputado en la Asamblea de Madrid. En su entorno argumentan que el dirigente del PP se esforzó "a tope" durante el verano de 2007, que hizo un "esfuerzo definitivo" para terminar la carrera y aprobó.

"Me resulta extraño e irregular. Suena fatal. No conozco ningún precedente y me da la sensación de que le han aprobado sin merecerlo", expresa un catedrático de Derecho Constitucional de una universidad de Castilla y León.

"Es una sinvergonzonería", manifiesta un profesor de Derecho Mercantil de la Universidad de Alicante. "En esos años existía todavía el plan antiguo y eran asignaturas anuales, no cuatrimestrales como las de ahora. Era un plan que comprendía un total de 25 materias repartidas en cinco cursos. Eso significa que había que aprobar cinco asignaturas por cada curso. Pero Casado, de un plumazo, aprobó 12 en un solo curso", explica. Y añade: "Si habláramos en términos de créditos, como ahora, esas 12 asignaturas equivaldrían a 150 créditos. ¡150 créditos en un año es una barbaridad! ¡Este hombre es He-Man!".

Todas las fuentes resaltan que las licenciaturas de antes eran "mucho más duras" que los grados de ahora. "Podría decirse que el nivel de dificultad es el doble", valora un catedrático de Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, donde Casado cursó otra carrera de Administración y Dirección de Empresas y también el polémico máster de Cristina Cifuentes, aunque en otra promoción. El vicesecretario de Comunicación de los populares admitió que le convalidaron 18 de las 22 asignaturas de este posgrado. Y algunas fuentes intuyen que en las convalidaciones -o en las llamadas "convalidaciones extraoficiales"- puede estar el fondo del asunto. Un catedrático de la Uned cree que "puede haber ocurrido que el alumno llegara de Icade y hablara con el profesor del Cisneros y que éste viera que la asignatura era la misma, comparara ambos programas y le hiciera una especie de convalidación extraoficial, eximiéndole de hacer un examen o evaluándole sólo del una parte del temario".

"No tiene sentido examinar al alumno dos veces de lo mismo y esto ocurre con los estudiantes de Erasmus. Puede darse también con estudiantes que pasan de una universidad a otra y a los que no se les convalida todo lo que se les debería convalidar. Eso sí, es algo excepcional, pero no imposible". "Si son asignaturas idénticas, puede tener sentido", apunta otro profesor titular de la Rey Juan Carlos, que también dice, a modo de disculpa, que en los años anteriores a la aplicación del Proceso de Bolonia "se produjo un auténtico caos" en las universidades españolas. "En cualquier caso, desde mi experiencia docente no me parece muy normal lo de Casado. Yo nunca he tenido un estudiante que aprobara tantas asignaturas a la vez", añade.

"Es muy complicado sacarse 12 materias, sobre todo estando en política", resume otro docente de la Rey Juan Carlos. "Y para aprobar hay que ir a clase, lo normal es que los alumnos vayan a clase. Así que, en su caso, tenía un triple obstáculo".

http://www.elmundo.es/espana/2018/05/17/5afc9213468aebbb728b45ab.html

EL EX DIRECTOR DEL CENTRO CARDENAL CISNEROS: "AGUIRRE LLAMABA PARA QUE CASADO TERMINARA LA CARRERA"

Aguirre al director de la Cardenal Cisneros, 'A ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar'

El ex director del centro durante los años que estudió Pablo Casado reconoce haber sufrido llamadas desde el PP para licenciar al político
La Complutense pide información sobre los estudios de Pablo Casado
Pablo Casado aprobó de golpe media carrera el curso que logró el escaño

"Pablo Casado apareció por el Cisneros de la mano de Esperanza Aguirre; le llevaron allí porque le quedaban varias asignaturas para acabar Derecho [...]. Debió de atascársele Icade, que suele suceder, porque Icade tiene muy mala leche", comienza su explicación a EL MUNDO

Alberto Pérez de Vargas, que fue director del Centro de Estudios Cardenal Cisneros entre 2005 y 2013, lo que incluye los años en que Pablo Casado pasó por allí, entre 2005 y 2007."Aguirre decía: 'Hombre, cuídame a este chico, que tengo mucho interés'", señala Pérez de Vargas, que confirma así lo publicado este miércoles por este diario: que Casado obtuvo su licenciatura en Derecho con "facilidades", admite él textualmente, y con trato de favor según otros docentes -"le regalaron parte del título", llegaron a sostener dos de ellos- en el Cardenal Cisneros, un centro adscrito a la Complutense y dependiente orgánicamente de la Comunidad.

Después de trasladar su expediente desde Icade, donde arranca sus estudios en 1999, al Cisneros, en 2005, el actual portavoz del PP logró el título en 2007 aprobando de golpe 12 asignaturas, el 48% de la carrera, en los cuatro meses posteriores a conseguir su acta de diputado madrileño, gracias a las intensas llamadas de altos cargos del PP y con presiones a varios profesores, según ellos mismos. "¡Uf! Llamaron muchos", dice Pérez de Vargas, "y también las llamadas de la presidenta de la Comunidad: que a ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar. Pero eso lo hacen todos, ¿eh? Leguina, Aguirre... Como sea uno de ellos, llaman", dice el ex director, con quien este diario habló hace tres semanas.

Pablo Casado aprobó de golpe media carrera el curso que logró el escaño. Leer más

¿Cómo respondió Pérez de Vargas a esas llamadas? "¿Que qué hice? Pues les dije a los profesores: 'Aquí está éste'. Lo que hicieran ya es cosa suya, a nadie se le obligó a aprobarle, eso no", sostiene al ser preguntado si transmitió esas presiones de los políticos. Y relata un episodio concreto con el actual portavoz del PP: "Él me llevó una carpeta con lo que tenía que convalidar, muy bien ordenada; me lo llevó a mí para que yo se lo pasara a los profesores y como mucho podía haber cinco o seis asignaturas [que cursase, pues de las demás reclamaba la convalidación]"."Lo que sí hubo fueron facilidades. Si al profesor de turno le dio la gana de aprobarle sin examen, adiós muy buenas. Irregularidad de que se forzara no, pero hubo mucho interés, eso es verdad. Te decían que no tenía tiempo, y él mismo decía: 'Es que estoy muy liado'", asegura el ex director, quien admitió también a este diario que la propia presidenta de la Comunidad le había designado: "A mí me nombró Esperanza Aguirre".

El Cisneros es un centro privado adscrito a la Complutense que depende de la Comunidad de Madrid, por lo que su director lo elige a dedo el consejero de Educación. Los tratos de favor referidos por los docentes a preguntas de este diario incluyeron "bula" para no ir a clase -"decía que tenía mucho lío con sus responsabilidades políticas", dice Pérez de Vargas-, aprobados en exámenes dudosos -cosechó 12 aprobados en las 18 asignaturas que cursó en el Cisneros-, y convalidaciones extraoficiales de materias que ya había cursado en su anterior universidad, la Pontificia de Comillas, más conocida como Icade, pero que la Complutense no le había convalidado.

De hecho, Pérez de Vargas sostiene sobre las 18 asignaturas que Casado superó en su segunda universidad: "Yo creo que sólo se examinó de cuatro o cinco, pienso que el resto se las convalidaron". Esto cuadra con lo que mantienen algunos de sus profesores, consultados por este diario: que Casado se benefició de convalidaciones extraoficiales. Las oficiales las hacía la Facultad de Derecho de la Complutense y se limitaron a siete asignaturas que el joven traía de Icade. "Doce asignaturas ya os digo yo que no cursó en el Cisneros", explica el entonces director del centro, pese a que el expediente dice que Casado superó 18 en dos cursos.

"La primera vez que vi a Casado", abunda el ex director, "entró en mi despacho acompañado de Enrique Arnaldo, que era profesor de Derecho Político, y de un familiar lejano mío que ya ha muerto, José Pérez de Vargas, que le dio a este chaval Derecho Civil y que era una persona de enorme poder en el Cisneros, que era también presidente del Patronato de la Rey Juan Carlos. Los dos venían a decirme que el chico venía aquí a terminar la carrera".

José Pérez de Vargas era "el verdadero protector de Casado en el Cisneros", señala el ex director del centro, "un tío tremendamente poderoso que tenía gran amistad con Esperanza Aguirre, o había sido compañero de promoción de ella. Pese a que no tenía ningún cargo, era de esos tíos que arreglaba cosas increíbles", explica.

Continúa Alberto Pérez de Vargas: "Lo que yo recibí de la presidenta era un: 'Oye, que Pablo va para allá, que a ver cómo lo tratáis', esas cosas. Y luego, el amigo suyo, el catedrático [José Pérez de Vargas], que te dice: 'Oye, este muchacho, que no sé qué...'. Y tú le dices: 'Bueno, yo puedo decirle a los profesores ahí lo tenéis, pero eso es todo, ¿eh? Luego, lo que hagan los profesores, pues ya no es inmoral. A lo más que pueden llegar es a, en vez de ponerle un seis, ponerle un siete. O si está dudoso entre aprobar o suspender, lo apruebo. Pero es a lo más que se puede llegar", señala acerca del presunto trato de favor al actual alto cargo del PP.

El ex director del Cardenal Cisneros hace otra reflexión acerca del posterior currículum de Pablo Casado, que hoy luce una licenciatura en Administración y Dirección de Empresas (ADE) por la Universidad Rey Juan Carlos: "Cuando él dijo que tenía Empresariales [se refiere a ADE] me dejó perplejo, ¡pero cómo ha podido hacer éste Empresariales y el Máster en la Rey Juan Carlos! [...] Es increíble, y estando mucho más ocupado de lo que estaba entonces, porque entonces era secretario general de las juventudes del PP en Madrid".

Aguirre lo niega: "A lo mejor llamó alguien haciéndose pasar por mí"
"Jamás, jamás, llamé a nadie ni presioné para que Casado acabara la carrera", explica Esperanza Aguirre. "Es más, hasta que salió lo de su máster, yo pensaba que Pablo había acabado la carrera en Icade. Le conocí al llegar a presidente de Nuevas Generaciones, le pregunté y me dijo que estaba en Icade a mitad de carrera y que estaba un poco atascado. Pero ni sabía que se había cambiado de universidad... Es más, si es que hasta lo del máster, yo ni siquiera sabía de la existencia del centro este Cardenal Cisneros. Es rotundamente falso". La ex presidenta de la Comunidad de Madrid niega haber llamado a Alberto Pérez de Vargas. José Pérez de Vargas, señalado por el ex director del Cisneros como el "protector de Casado", fue compañero de ella en Derecho, pero afirma: "Eso es echarle la culpa al muerto, que me parece intolerable. No le volví a ver en 30 años y sólo supe de su muerte, en 2014. No sé si a lo mejor él diría que le había llamado yo, o llamó alguien haciéndose pasar por mí", finaliza.

http://www.elmundo.es/espana/2018/05/17/5afc6c7222601d74168b45ab.html

LA COMPLUTENSE PIDE EL EXPEDIENTE DE PABLO CASADO AL CENTRO DONDE ESTUDIÓ DERECHO POR SI HUBIERA IRREGULARIDADES

La universidad pública ha solicitado también actas y calificaciones al centro adscrito privado donde cursó su último año de Derecho el vicesecretario del PP "Si hay el más mínimo indicio de irregularidad se procederá con la máxima contundencia", asegura la universidad El Cardenal Cisneros niega "trato de favor" y asegura que el control de las calificaciones depende de "una Junta de Evaluación presidida por el delegado del rector de la UCM"

La Universidad Complutense de Madrid ha pedido este miércoles a su centro adscrito, el privado Cardenal Cisneros donde Pablo Casado cursó su último año de Derecho, "toda la información" que explique cómo aprobó 12 asignaturas entre las convocatorias de junio y septiembre.

"Si hay el más mínimo indicio de irregularidad, se procederá con la máxima contundencia", avanzan fuentes de la UCM a eldiario.es. Esa documentación solicitada incluye, según las mismas fuentes, "expedientes, actas y calificaciones". "Toda la información necesaria", resumen.

El CES Cardenal Cisneros ha negado en un comunicado "trato de favor" con el vicesecretario del PP y asegura que sus profesores "aplican con rigor y seriedad las directrices dadas por la Universidad Complutense en materia académica". El centro dice que es "rotundamente falso" que alguien pueda haber "disfrutado de convalidaciones extraoficiales" porque "en el CES Cardenal Cisneros todas las convalidaciones han de ser aprobadas por la comisión de convalidaciones de la Universidad Complutense".

Según el centro, es también "falso que algún alumno haya podido aprobar sin examinarse, ya que los mecanismos de control que dan veracidad a la calificación del examen pasan por una Junta de Evaluación, siempre presidida por el delegado del rector de la Universidad Complutense, tanto en la convocatoria de junio como en la de septiembre", han añadido.

Casado tardó siete años en aprobar la mitad de su Licenciatura en Derecho y la otra mitad la superó de golpe en el año 2007, cuando también se convirtió en diputado de la Asamblea de Madrid, informa El Mundo. Para esta última etapa se cambió de Icade, donde estaba matriculado, al centro Cardenal Cisneros, adscrito a la Complutense.

Según la información, varios trabajadores de la universidad (incluidos profesores) aseguran que recibieron llamadas de altos cargos del PP para que Pablo Casado, entonces presidente de Nuevas Generaciones, terminara la carrera. Estas presiones se intensificaron, recoge El Mundo, cuando empezó a ser diputado autonómico. Algunos afirman que "le regalaron" parte de la titulación y señalan a Esperanza Aguirre como una de las interlocutoras: "Oye, a ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar".

El vicesecretario ha negado que hubiera irregularidades en el modo de obtener la licenciatura en Derecho. En varias entrevistas, ha confirmado que efectivamente aprobó doce asignaturas (que se corresponderían con la mitad de su carrera, de 25 asignaturas) entre las convocatorias de junio y septiembre del año 2007. Casado ha justificado para explicar este volumen que ya tenía dos asignaturas aprobadas de su otra carrera y otras cinco las estaba cursando con una tercera matrícula, "por lo que las tenía bien preparadas de otros años". "Esto es humillante", ha dicho.

La jueza investiga su máster

Su carrera no es lo único que está en entredicho. También su máster, que aprobó sin asistir a clase y cursando solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. La jueza que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, abrió el lunes una investigación específica para esclarecer el modo en el que Pablo Casado obtuvo el mismo máster que la expresidenta madrileña pero en un curso distinto.

La magistrada pone en marcha otra investigación –"vistas las manifestaciones efectuadas" por el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, durante su comparecencia en calidad de testigo– por si pudiera haber "continuidad delictiva" y para dilucidar si el trato de favor y la falsedad documental que investiga en el caso de Cifuentes pudieron darse también en la promoción de Pablo Casado. La persona que figuró como tutor en ambos casos es el profesor Enrique Conde, que ya está imputado en la investigación sobre Cifuentes, y puede acabar investigado también en esta segunda pieza.

https://www.eldiario.es/madrid/UCM-Cardenal-Cisneros-Pablo-Casado_0_772023024.html

EL CES CARDENAL CISNEROS NIEGA "TRATO PREFERENTE" A CASADO Y QUE HAYA PODIDO APROBAR SIN EXAMINARSE

La universidad asegura que ha sido "absolutamente ajena" a la información publicada y que "en ningún caso, se ha puesto en contacto con portavoz alguno ni personal directivo"

El CES Cardenal Cisneros, centro adscrito decano de la Universidad Complutense de Madrid, ha negado este miércoles que haya habido "trato preferente" con el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, a la hora de cursar sus estudios o que éste haya podido aprobar sin examinarse.

Así lo ha señalado en un comunicado después de que el diario El Mundo haya publicado una información según la cual Casado habría superado 12 materias de las 25 de la carrera de Derecho y logrado el título en cuatro meses, poco después de ser elegido diputado madrileño en el año 2007, con "facilidades" en este centro. Una información que el propio Casado ha negado en una entrevista en 'Hoy por Hoy'.

El centro asegura que durante sus casi 50 años de historia han cursado estudios oficiales más de 30.000 alumnos y cuenta con una comunidad académica compuesta por "un elenco de profesores de reconocido prestigio e innegable honorabilidad, que aplican con rigor y seriedad las directrices dadas por la Universidad Complutense en materia académica, como corresponde a la excelencia universitaria por la que es conocido este centro".

"Es por ello que negamos de forma tajante que se haya dado un trato preferente o de favor a ningún alumno", han señalado, para añadir que también es "rotundamente falso" que alguien pueda haber "disfrutado de convalidaciones extraoficiales" en el centro, "dado que en el CES Cardenal Cisneros todas las convalidaciones han de ser aprobadas por la comisión de convalidaciones de la Universidad Complutense".

Es, asimismo, "falso que algún alumno haya podido aprobar sin examinarse, ya que los mecanismos de control que dan veracidad a la calificación del examen pasan por una Junta de Evaluación, siempre presidida por el delegado del rector de la Universidad Complutense, tanto en la convocatoria de junio como en la de septiembre", han añadido.

En este sentido, han destacado que se trata de un "órgano garantista de los resultados académicos, donde el profesorado de cada división certifica y valora la trayectoria de cada uno de sus alumnos y da fe de las calificaciones para el cierre de actas, las cuales quedan en poder de cada facultad correspondiente de la Universidad Complutense".

Por otro lado, el Cardenal Cisneros precisa recordar que, "periódicamente se somete al control de la Aneca, un organismo autónomo para la evaluación de la calidad y la acreditación de la enseñanza universitaria, y cuya transparencia avala la calidad de los métodos de enseñanza empleados en el centro, que cumplen con creces todos los requisitos exigidos".

Por último, el CES Cardenal Cisneros lamenta que ha sido "absolutamente ajeno" a la información publicada y que "en ningún caso, se ha puesto en contacto con portavoz alguno ni personal directivo" del Cardenal Cisneros para contrastarlo.

http://cadenaser.com/ser/2018/05/16/politica/1526457117_331747.html?int=masinfo

PABLO CASADO: "LLEVO UN MES SUFRIENDO UN AUTÉNTICO ACOSO. ¿QUÉ ES LO SIGUIENTE? ¿MI EXPEDIENTE DE EGB?"

El vicesecretario de Comunicación del PP ha asegurado que las informaciones publicadas sobre su carrera son "absolutamente falsas" Pablo Casado aprobó de golpe media carrera el mismo año en que se convirtió en diputado autonómico La jueza del caso Cifuentes abre una investigación sobre el máster de Pablo Casado

El vicesecretario de Comunicación del PP ha asegurado que las informaciones publicadas sobre su carrera son "absolutamente falsas"

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ha negado este miércoles la información publicada por el diario El Mundo en diferentes entrevistas en las que ha calificado de "humillante" la información sobre su carrera en Derecho. "Llevo un mes sufriendo un auténtico acoso en toda mi titulación", ha asegurado.

Según lo publicado por El Mundo, Casado habría aprobado la mitad de su carrera de Derecho en un año, justo después de obtener su escaño como diputado autonómico. Además, diferentes profesores aseguran que habrían recibido presiones para que aprobasen al dirigente popular, entre ellos de Esperanza Aguirre.

"Esto es humillante", ha señalado Casado en dos entrevistas en Antena 3 y la Cadena SER. En ambas el vicesecretario del PP ha asegurado que efectivamente aprobó doce asignaturas (que se corresponderían con la mitad de su carrera, de 25 asignaturas) entre las convocatorias de junio y septiembre del año 2007. Según el propio Casado, ya tenía dos asignaturas aprobadas de su otra carrera y otras cinco las estaba cursando con una tercera matrícula, "por lo que las tenía bien preparadas de otros años".

Preguntado sobre porqué toma la decisión de cambiar de centro, pasando de Icade al Cardenal Cisneros, un centro adscrito a la Universidad Complutense de Madrid (UCM), el popular ha asegurado que tomó esta decisión por una cuestión de cercanía con su puesto de trabajo. Casado ha destacado que, con el cambio, solicitó la convalidación de las 36 asignaturas que tenía aprobadas en Icade, solo se le convalidó una asignatura y otras seis se le "adaptaron".

Pablo Casado ha asegurado que la información publicada sobre su carrera es "falsa" y una "vergüenza" para la profesión periodística porque no aporta "ni fuentes, ni capturas". "Incluso en ese mismo centro [Cardenal Cisneros] han dicho que el diario El Mundo no ha contactado con ellos", ha señalado Casado, que ha remarcado que se reunió durante "una hora" con diferentes responsables del periódico para mostrarles la documentación relacionada con su carrera.

"Esta es una acusación que me genera una profunda indefensión", ha insistido Casado, que ha hablado de una campaña de acoso contra él y su titulación. "Que casualidad que surja ahora, que los medios de comunicación dicen que voy a ser candidato a una cosa o a otra", ha señalado el popular, que ha destacado que lleva "un mes sufriendo un auténtico acoso" en todo lo relacionado con sus estudios. "¿Qué es lo próximo? ¿Investigar mi expediente de EGB? ¿Investigar mis análisis de sangre por si el médico miente en los resultados?", ha zanjado.

https://www.eldiario.es/politica/Pablo-Casado-Llevo-expediente-EGB_0_772022846.html

ESPERANZA AGUIRRE: "JAMÁS HE LLAMADO A INTERESARME NI A PRESIONAR NI POR PABLO CASADO NI POR NADIE"

La ex dirigente del PP desmiente la información de El Mundo que afirma que Aguirre llamó a la Universidad Cardenal Cisneros para presionar y que Casado consiguiera su licenciatura en Derecho

La ex dirigente del PP, Esperanza Aguirre, ha negado esta mañana en los micrófonos de la Cadena SER, haber llamado a los profesores de Pablo Casado en la Universidad Cardenal Cisneros para presionarles y que consiguiera la licenciatura de Derecho. Aguirre ha desmentido la información: "es absolutamente falsa", ha dicho. El periódico El Mundo publica esta mañana que Pablo Casado aprobó de golpe la mitad de la carrera de Derecho.

Aguirre ha asegurado que creía que Casado había acabado su carrera de Derecho en ICADE. "Jamás he llamado a interesarme ni a presionar ni por Pablo Casado ni por nadie", ha insistido en varios momentos de la entrevista. "Cuando conozco a Casado estaba estudiando en ICADE y cuando me dijo que había acabado yo creía que había acabado en la misma Universidad". Casado cambió su expediente a la Universidad Cardenal Cisneros, un centro público-privado, adscrito a la Universidad de Complutense de Madrid.

"Ha muchas razones pone verdes a los políticos, de hecho yo he dimitido por algunas de ellas, pero esta información es absolutamente falsa", ha concluido.

http://cadenaser.com/programa/2018/05/16/hoy_por_hoy/1526456028_587011.html

LO QUE SÉ DEL MÁSTER DE PABLO CASADO

Este lunes declaré como testigo ante la jueza que investiga el máster de Cifuentes. Me preguntó si en eldiario.es habíamos investigado otras promociones del mismo máster y le hablé de estas noticias sobre Pablo Casado. La jueza me hizo varias preguntas más y unas horas después, tras mi declaración, decidió ampliar la investigación

Este lunes declaré como testigo ante la jueza que investiga el máster de Cifuentes. Me preguntó si en eldiario.es habíamos investigado otras promociones del mismo máster y le hablé de estas noticias sobre Pablo Casado. La jueza me hizo varias preguntas más y unas horas después, tras mi declaración, decidió ampliar la investigación

1. Pablo Casado cursó entre 2008 y 2009 el máster en Derecho Autonómico y Local. Lo hizo en el Instituto de Derecho Público, bajo la tutela del catedrático Enrique Álvarez Conde, en la URJC. Es el mismo título –solo cambió ligeramente por la reforma del Plan Bolonia–, el mismo centro, el mismo tutor y la misma Universidad que el máster de Cristina Cifuentes, solo que en una promoción anterior.

2. Casado aprobó dos tercios de su máster por medio de convalidaciones, el máximo legal. Es un procedimiento cuestionable porque una licenciatura en Derecho no es lo mismo que un máster especializado en Derecho Autonómico. En teoría, cada convalidación se tiene que justificar asignatura por asignatura y la tiene que pedir expresamente el alumno. No consta que Casado lo hiciera así. El entonces diputado autonómico simplemente presentó su título y solicitó una convalidación general, según su versión, sin argumentar qué asignaturas quería dar por aprobadas y con qué otras materias acreditaba esos conocimientos.

3. A pesar de estas irregularidades, la Universidad permitió la convalidación. Está firmada por quien entonces era vicerrector de estudios de la URJC: Fernando Suárez. Después llegaría a rector y más tarde acabó cayendo por sus plagios. Suárez es el famoso rector plagiador.

4. Casado aprobó así 40 de los 60 créditos necesarios: le convalidaron 18 asignaturas de 22. Y el método con el que aprobó las cuatro asignaturas restantes fue igualmente peculiar.

5. Casado no acudió a clase. No se presentó a los exámenes y simplemente hizo cuatro trabajos para aprobar las cuatro asignaturas que le quedaban sin convalidar. Asegura que no conoció siquiera a los profesores de esas asignaturas; nunca habló con ellos y no sabe tampoco quiénes son.

6.¿Quién autorizó a Casado a cambiar las clases y los exámenes por cuatro trabajos? En teoría, para hacer algo así el entonces diputado autonómico habría necesitado una dispensa académica, que no solicitó. O al menos precisaba el permiso de los profesores de esas asignaturas; que aceptaran cambiar los exámenes y la asistencia a clase por trabajos. Casado nunca habló con ellos. Según las explicaciones que dio a los periodistas de eldiario.es –más de una hora con Raquel Ejerique y Gonzalo Cortizo–, “hizo lo que le pidieron”. ¿Y quién se lo pidió? Enrique Álvarez Conde, el director del Instituto de Derecho Público de la URJC, hoy imputado por el máster de Cifuentes.

7. Casado tampoco discutió con nadie sobre los temas para sus trabajos. Según las explicaciones que dio a eldiario.es, él mismo decidió qué trabajos hacer “fijándose en el título de las materias”.

8. ¿Quién evaluó esos trabajos? Tampoco se sabe. Casado asegura que los dejaba “en los despachos del Instituto de Derecho Público”. Es decir, en el despacho de Álvarez Conde porque este instituto universitario no tiene ni más despachos ni otra sede. Sacó cuatro sobresalientes.

9. Casado tampoco hizo la tesina de fin de máster, el equivalente de esos años al TFM, que también se defendía ante un tribunal con tres profesores.

10. Unas semanas después de estallar el caso Cifuentes, Cuando su máster empezó a estar bajo sospecha, tras una primera información de El País, Casado convocó a la prensa para dar explicaciones. Mostró sus trabajos y algunos resguardos de su matrícula pero solo de forma parcial: posó con ellos sobre la mesa pero no los entregó a la prensa ni permitió fotos detalladas de esos documentos. Los trabajos no presentaban sello alguno y, según su versión, eran copias recientemente impresas de los archivos originales, que encontró en un viejo ordenador.

Con esas explicaciones, gran parte de los medios se dieron por satisfechos. Casi todos. No eldiario.es.

11. Tras esa rueda de prensa de Casado, eldiario.es publicó en exclusiva que había aprobado su máster sin saber quiénes eran sus profesores y sin hablar jamás con ellos. Y que su “posgrado en Harvard” era un curso de cuatro días en Aravaca. Y que todos sus “posgrados” en universidades y escuelas de negocios de postín los había aprobado en solo cuarenta días y sin exámenes.

12. Este lunes, declaré como testigo ante la jueza que investiga el máster de Cristina Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel. Me preguntó si en el diario.es habíamos investigado otras promociones del mismo máster y le hablé de estas noticias sobre Pablo Casado. La jueza me hizo varias preguntas más sobre Casado y unas horas después, tras mi declaración, decidió ampliar la investigación.

13. Como consecuencia de la información desvelada por eldiario.es y de mi declaración como testigo, la jueza ha abierto una pieza separada sobre el máster de Pablo Casado y ha pedido a la URJC que, en siete días, aporte toda la documentación sobre este alumno. Casado no está citado ni como imputado ni como investigado; la jueza tampoco podría hacerlo porque es aforado y cualquier proceso penal sobre un diputado en el Congreso es competencia del Tribunal Supremo. Pero sí puede investigar ese curso porque, por ahora, lo que está en juego es la presunta “continuidad delictiva” de Álvarez Conde: si el catedrático que le regaló un máster a Cifuentes también hizo lo mismo con otros alumnos VIP.

14. La investigación de eldiario.es, que ahora está en los tribunales, ya ha acreditado que hubo más alumnos en el máster de Cifuentes que recibieron aprobados sin merecerlo: diez alumnos, casi todos ellos conectados con el PP o con Álvarez Conde, que recibieron aprobados generales por medio de convalidaciones fraudulentas. ¿Estas cosas pasaron solo en el curso de Cifuentes o también en otras promociones? Es una de las cuestiones que ahora la justicia debe aclarar.

15. Al igual que Cifuentes, Casado no era un alumno cualquiera cuando se matriculó. Al igual que Cifuentes, Casado era diputado en la Asamblea de Madrid por el Partido Popular. Al igual que Cifuentes, su futuro hoy depende de un juzgado. Y de la investigación periodística de eldiario.es.

https://www.eldiario.es/escolar/master-Pablo-Casado_6_771732843.html

PABLO CASADO NIEGA IRREGULARIDADES EN SU CARRERA DE DERECHO Y SE SIENTE DIFAMADO

El dirigente popular, cuyo máster está bajo sospecha, asegura ser objeto de injurias y calumnias

Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, ha negado cualquier tipo de irregularidad en el expediente académico de la carrera de Derecho que cursó en la Universidad Complutense de Madrid. Además, ha calificado de difamaciones, injurias y calumnias un artículo de El Mundo, que asegura que el político aprobó media carrera en cuatro meses gracias a las presiones del PP a la universidad para que le facilitasen los aprobados. Casado, cuyo máster en Universidad Rey Juan Carlos está bajo investigación, ha tachado de falsa la información.

La noticia sobre mi carrera de hace 15años es falsa y atenta contra mi honor. Se basa en difamaciones anónimas sin pruebas y calumnia a la universidad y sus profesores. No hay ninguna irregularidad en mi expediente y así lo demostré con toda la documentación. Basta ya de injurias

— Pablo Casado Blanco (@pablocasado_) 6:56 - 16 may. 2018

El dirigente popular ha reaccionado en Twitter a una información del citado diario en la que asegura que recibió trato de favor en la universidad y que dirigentes del PP, incluida Esperanza Aguirre, llamaron a la universidad para facilitar los aprobados de Casado.

"La noticia sobre mi carrera de hace 15 años es falsa y atenta contra mi honor. Se basa en difamaciones anónimas sin pruebas y calumnia a la universidad y sus profesores. No hay ninguna irregularidad en mi expediente y así lo demostré con toda la documentación. Basta ya de injurias", ha escrito Casado en Twitter. Esperanza Aguirre ha negado en la Cope que hubiese hecho llamada alguna para favorecer el desarrollo universitario de Casado.

La información de Casado se publica después de que la que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, haya abierto una pieza separada para esclarecer las dudas en torno al máster del vicesecretario de Comunicación del PP. Este obtuvo el mismo título que la expresidenta madrileña pero antes, según una providencia redactada por la magistrada este lunes.

A raíz de las informaciones publicadas por EL PAÍS, Casado admitió que hizo el máster sin ir a clase y que solo cursó cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones, que además aprobó mediante trabajos.

https://politica.elpais.com/politica/2018/05/16/actualidad/1526451832_243229.html

PABLO CASADO APROBÓ DE GOLPE MEDIA CARRERA EL CURSO QUE LOGRÓ EL ESCAÑO

El portavoz del PP superó 12 materias de las 25 de Derecho y logró el título en apenas cuatro meses tras ser elegido diputado madrileño en 2007

Profesores del Cardenal Cisneros, donde trasladó su expediente desde Icade, denuncian "llamadas de altos cargos del PP como Esperanza Aguirre"

La juez del caso Cifuentes abre una investigación a Casado por su máster en la Rey Juan Carlos

Pablo Casado aprobó de golpe en 2007 la mitad de la carrera de Derecho, nada más lograr su primer escaño como diputado. Para superar la otra mitad había tardado siete años. El dirigente del Partido Popular empezó su carrera en Icade en 1999 y luego decidió trasladar sus estudios al Cardenal Cisneros, un centro público-privado adscrito a la Universidad Complutense de Madrid.

Cuando se presentó por primera vez a unas elecciones regionales, en mayo de 2007, el alto cargo popular sólo llevaba aprobadas 13 asignaturas de Derecho, según su expediente académico, al que ha tenido acceso EL MUNDO. Justo al conseguir su escaño, su carrera académica aceleró drásticamente: en cuatro meses, entre junio y septiembre, aprobó 12 asignaturas, el equivalente al 48% de la titulación. Durante sus dos años como estudiante en esa institución se produjeron constantes llamadas de altos cargos del PP para que Casado, entonces presidente de Nuevas Generaciones de Madrid, terminara la carrera de una vez.

Así lo han relatado a este periódico profesores, directivos y trabajadores del centro. Estas fuentes explicaron que se produjeron presiones sobre sus profesores y que el alumno aprobó finalmente con "facilidades" y "ligerezas", según unos, y con claro trato de favor según otros. Estos últimos llegan a afirmar que "le regalaron" parte del título.

Este diario ha consultado a varias de las facultades de Derecho más prestigiosas de España. Todas ellas valoran como "muy difícil, casi imposible" que se diera entonces o en la actualidad un caso académico como el del político del PP: aprobar la mitad del título en un único curso.

El plan de estudios que superó Casado era el de 1953, cuya licenciatura constaba de 25 asignaturas en cinco cursos. En la Autónoma de Madrid ven "muy difícil" que un alumno aprobara 12 en un solo curso. En la Universidad de Navarra lo tildan de "harto complicado". En la Autónoma de Barcelona explican: "No recordamos ningún caso así, aunque podría haber alguno, de algún alumno superdotado". Añaden que aprobar tantas materias "no era habitual entonces ni lo es hoy, aunque los grados tienen menos créditos". En la propia Complutense explican: "Ha podido haber casos, pero serían muy, muy pocos".

Casado era entonces presidente de Nuevas Generaciones en Madrid, y había agotado convocatorias en Icade entre los años 1999 y 2004

Este periódico se puso en contacto con el dirigente popular. Fuentes de su entorno alegan que el entonces presidente de Nuevas Generaciones, se esforzó "a tope" durante ese verano para terminar la carrera, hizo un "esfuerzo definitivo" y aprobó muchas de esas asignaturas en tercera convocatoria, tras año y medio estudiándolas, pero sin presentarse a los exámenes en las dos primeras citas. También aseguran que le cundieron mucho los dos meses de vacaciones de la Asamblea de Madrid, tras ser elegido diputado en mayo de 2007. Y que como en Icade había aprobado algunas que posteriormente no le fueron convalidadas para el Cisneros, "ya se las sabía".

Este miércoles, el propio Casado se ha pronunciado sobre esta noticia a través de las redes sociales: "La noticia sobre mi carrera de hace 15años es falsa y atenta contra mi honor. Se basa en difamaciones anónimas sin pruebas y calumnia a la universidad y sus profesores. No hay ninguna irregularidad en mi expediente y así lo demostré con toda la documentación. Basta ya de injurias".

Las explicaciones de Casado

Casado se matriculó en 1999 en la Universidad Pontificia de Comillas, también conocida como Icade, un centro con fama de duro. En 2004, tras agotar allí sus convocatorias, solicitó el traslado al Cardenal Cisneros, un centro adscrito a la universidad pública que funciona como si fuera privado, con gran cercanía profesor/alumno y en el que la matrícula de Primero de Derecho costará el próximo curso 5.870 euros.

Según su entorno, resultó perjudicado en la convalidación de asignaturas: si en Icade había aprobado 22 materias de plan nuevo, la mitad de la carrera, en el Cisneros sólo le reconocieron siete de plan antiguo, algo menos de un 30% del título.

Su entorno sostiene que ese curso hizo un "esfuerzo definitivo" para lograr el título y que había sido perjudicado en sus convalidaciones desde Icade

El propio Casado ha explicado en Espejo Público que aprobó 12 asignaturas en un año, seis en junio y seis en septiembre. De ellas, dos las tenía evaluadas de ICADE, cinco estaban en tercera convocatoria y las otras cinco eran de Derecho y las aprobó ese año. El vicesecretario de Comunicación 'popular' ha asegurado que "no es extraño" que en 5º de carrera los alumnos estén estudiando dos carreras a la vez y trabajando o haciendo prácticas, lo que hace que hagan un esfuerzo para terminar la carrera. "Quinto de carrera es el curso que se conoce como 'de barrido'", ha asegurado Casado.

El expediente refleja que en febrero de 2005 es decir, a mitad de curso- se matriculó de 13 asignaturas en el Cisneros, sin presentarse después a ningún examen, pero intensificando en ese momento su actividad política: en mayo fue elegido presidente de Nuevas Generaciones de Madrid. En aquel momento, con 24 años, acumulaba ya responsabilidades: era coordinador parlamentario de su partido; asesor del entonces vicepresidente segundo de la Comunidad, Alfredo Prada; y secretario de la Comisión de Seguridad del PP de Madrid, según recoge la hemeroteca. Sin embargo, le faltaban aún 18 asignaturas para terminar Derecho.

En 2005-2006 se matriculó de nuevo de 13 de las 18 asignaturas que le quedaban, y aprobó seis. En el siguiente y último curso, 2006-2007, se matriculó de las 12 que le faltaban, pero la política le reclamó aún más: Aguirre lo incluyó en las listas a la Asamblea de Madrid. Aguirre, que por entonces amadrinaba al joven Casado en el partido, le colocó en un puesto de los denominados "de salida", de los que tienen asegurada el acta de diputado regional. Logró escaño.

Fue entonces cuando, según ha confirmado este diario a través del testimonio de varios de sus profesores, se intensificaron las llamadas de altos cargos del PP a la dirección del Cisneros para que Casado lograra por fin la licenciatura. En junio de 2007, ya con su acta de diputado y después de siete años en la carrera, Casado superaba seis asignaturas con cuatro aprobados, un notable y un sobresaliente. En septiembre aprobaba las otras seis que le faltaban: dos notables y cuatro aprobados. Había terminado la carrera.

"Ante la duda, se le aprobaba "Varios profesores del ahora dirigente popular han reconocido a EL MUNDO que la dirección recibió, entre 2006 y 2007, constantes llamadas de altos dirigentes del PP, entre ellos Esperanza Aguirre, para favorecer a Casado, considerado un joven valor en alza en especial por la propia lideresa. Estos docentes han exigido mantener el anonimato. ¿Cuáles fueron las "facilidades"? "Se le permitía no ir a clase, decía que estaba muy liado con la política y no podía acudir", explica uno de ellos. "Ante la duda entre aprobado y suspenso, se le aprobaba", añade otro. Uno más detalla que Casado disfrutó de convalidaciones extraoficiales, al margen de las realizadas por la Facultad de Derecho de la Complutense, encargada de cribar qué asignaturas de las aprobadas en Icade podían dársele por superadas en el Cisneros. "En realidad, él sólo se examinó de cuatro o cinco asignaturas en el tiempo que estuvo ahí", explica este profesor, que sostiene que otros profesores le dieron por aprobadas sin examinarle asignaturas que ya había cursado en Icade."Vino con unos papeles de su antigua universidad que decían que ya había cursado la asignatura, así que le permití que sólo se examinase, aunque siempre obligo a mis alumnos a ir a clase", afirma otro profesor. En otros casos, "se suplieron los exámenes con trabajos", aseguró a EL MUNDO otro de los docentes, que añadió: "Y luego estaban las llamadas de Aguirre, que decía: 'Oye, a ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar'. Él llegó al Cisneros de la mano de Aguirre".

La ex presidenta de Madrid, por su parte, ha declarado a este periódico que "es absoluta y totalmente falso. Jamás he llamado a interesarme o presionar por Pablo Casado, ni por ningún otro. Yo ni sabía dónde estudiaba el señor Casado". Otro profesor asegura que sufrió "grandes" presiones para aprobarle "aunque su examen era de suspenso claro", y que cuando se lo comentó al propio Casado en la revisión éste le dijo que él "no había pedido ningún trato de favor, sino que le trataran como a uno más". El profesor le obligó a estudiar "como a los demás" y Casado terminó aprobando.

En aquellos meses, según ha podido confirmar EL MUNDO, los profesores del Cisneros comentaban entre ellos la urgente necesidad de facilitarle la consecución de la licenciatura merced a las presiones políticas.

Gracias a varias de las asignaturas aprobadas en el Cisneros, Casado obtuvo dos años más tarde el título del máster que después cursó también Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos. Según él mismo explicó, le convalidaron 18 de las 22 asignaturas del máster.

http://www.elmundo.es/espana/2018/05/16/5afaedb746163f8c788b45c0.html

LOS TRIBUNALES ACLARARÁN LO QUE LA UNIVERSIDAD AÚN NO SABE

Para Casado es normal que casi le regalaran su máster, dice que hizo lo que le pidieron, y la Rey Juan Carlos ha pasado un mes sin explicar si lo es

La respuesta de Pablo Casado a las informaciones de EL PAÍS del pasado 10 de abril fue una eficaz cortina de humo. En numerosas entrevistas a emisoras de radio y cadenas de televisión, además de cuestionar públicamente la profesionalidad del trabajo de este periódico, aseguró que hizo aquel máster en 2008-2009 y esgrimió el folleto del curso y sus cuatro trabajos, apenas 90 folios que le sirvieron para obtener el título. Pero el encuentro de hora y media con la prensa donde dio explicaciones, afrontó las preguntas más incisivas y tuvo que reconocer el meollo de la cuestión fue a puerta cerrada, sin cámaras ni micrófonos. Tampoco dejó ver los trabajos en profundidad ni sacar copias. Allí admitió, y no se encontrarán muchas imágenes ni audios donde aparezca diciendo esto, que: no fue a clase, no hizo exámenes, le convalidaron 18 asignaturas de 22, no hizo trabajo fin de máster ni lo defendió ante un tribunal, no llegó a conocer a los profesores, y todo esto lo acordó personalmente con el director del curso, el catedrático Enrique Álvarez Conde, el mismo implicado en el caso Cifuentes. A cualquiera que se le pregunte en el ámbito universitario si esto es normal se lleva las manos a la cabeza. Sobre todo por el absurdo de que se convalide casi todo un máster con una carrera. En ese caso ¿qué máster es ese en el que apenas se aprende nada más?

La juez, con su intervención y la exigencia de papeles a la Universidad Rey Juan Carlos, ha venido a poner orden en una situación absurda que, dada por normal, estaba empezando a parecerlo por el paso del tiempo y la ausencia de novedades, o quizá en eso confiaban sus protagonistas. En esencia, a Pablo Casado casi le regalaron su máster –pagó la matrícula, pero se lo sacó con cuatro trabajos de 10, 11, 16 y 55 folios-, aunque a él le pareció más o menos normal, según explicó a la prensa. “Hice lo que se me pidió”, es su argumento clave. No le extrañó y no sabe qué le pidieron a los demás alumnos. En ese momento se juzgó benévolamente su despliegue de papeles y su rápida comparecencia, por contraste con la cerrazón de Cifuentes y ese título suyo que no aparecía. El escándalo de la expresidenta madrileña estaba en su apogeo y, de hecho, las preguntas de la rueda de prensa, posterior al briefing a puerta cerrada, en la sede del PP en Génova solo incidieron en las comparaciones con Cifuentes.

Pablo Casado, que tuvo casi un mes para preparar su defensa tras estallar el escándalo de la Rey Juan Carlos, dio sus explicaciones, si bien nada concluyentes aunque suficientes para su partido. Pero la universidad no, aunque tampoco corroboró las del diputado popular y confirmó en un principio que lo estaba investigando. Al contrario del caso Cifuentes y quizá por la desastrosa experiencia con aquella rueda de prensa del rector en su defensa, la Rey Juan Carlos optó por esconderse: lleva más de un mes sin aclarar oficialmente si lo del máster de Casado es normal. Es decir si todos los alumnos recibieron el mismo trato, si hubo tamañas convalidaciones para otros estudiantes y cuáles eran las reglas del curso aquel año.

Requerida en varias ocasiones por este periódico, la universidad ha alegado que esto no es tan fácil de averiguar por la complejidad del caso, que lo está investigando, y desde hoy ya añade que no hará declaraciones porque el asunto está judicializado. EL PAÍS ya ha comprobado con estudiantes de años anteriores y posteriores al de Casado que, al menos en sus cursos, sí era necesario ir a clase, hacer exámenes y presentar un trabajo fin de máster ante un tribunal. Solo el año de Casado parece ser una excepción, y como la universidad no ha querido o sabido explicarlo, solo podían aclarar esta duda los profesores y alumnos de su curso. Pero los docentes se han negado a hablar y también los estudiantes guardan silencio, por miedo y temor a repercusiones. En este asunto, como en el de Cifuentes, tener papeles no es un problema, al parecer todos los tienen. El problema son los hechos y lo que ocurrió realmente, y esta es la clave de indagar en los años anteriores al curso de Cifuentes: si en torno al máster de Álvarez Conde se creó un sistema de favores a alumnos privilegiados, al margen de los que lo cursaron correctamente, tienen un excelente recuerdo y ahora ven peligrar la credibilidad de su título. Ahora quizá se aclare todo en los tribunales, tanto lo que era normal y lo que no, y todos deberán sacar por fin sus conclusiones, como si hubo algún delito.

https://politica-elpais-com.cdn.ampproject.org/v/s/politica.elpais.com/politica/2018/05/15/actualidad/

LA JUEZA DEL CASO CIFUENTES ABRE UNA INVESTIGACIÓN SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

La jueza Rodríguez-Medel abre una pieza separada sobre el caso del vicesecretario de Comunicación del PP a los tres días de imputar a la expresidenta

El político reconoció que había obtenido el máster sin ir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones

La magistrada revisa los expedientes de todos los alumnos del máster en sus distintas ediciones en otra pieza adicional del caso Cifuentes

La jueza que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, acaba de abrir una investigación específica para esclarecer el modo en el que Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, obtuvo el mismo máster que la expresidenta madrileña pero en un curso distinto. Así consta en una providencia a la que ha tenido acceso eldiario.es por la que la jueza ordena abrir una nueva pieza separada a tal efecto.

La magistrada ha adoptado esta decisión "vistas las manifestaciones efectuadas" por el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, durante su comparecencia de este lunes en calidad de testigo, recoge la citada providencia.

En el transcurso de la testifical, Rodríguez-Medel se interesó por las investigaciones que eldiario.es pudiera haber realizado sobre otros másters del mismo instituto universitario de la URJC. El periodista le trasladó las informaciones sobre Pablo Casado y fue entonces cuando la jueza solicitó más detalles, que el director de eldiario.es expuso ciñéndose al contenido de las noticias ya publicadas por este medio.

La jueza pone en marcha otra investigación por si pudiera haber "continuidad delictiva" y para dilucidar si el trato de favor y la falsedad documental que investiga en el caso de Cifuentes pudieron darse también en la promoción de Pablo Casado. La persona que figuró como tutor en ambos casos es el profesor Enrique Conde, que ya está imputado en la investigación sobre Cifuentes, y puede acabar investigado también en esta segunda pieza.

El vicesecretario de Comunicación del PP aprobó el máster de Derecho Público del Estado Autonómico sin asistir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. Cuatro trabajos de alrededor de 90 folios en total le bastaron para aprobar las asignaturas no convalidadas.

Casado, que era diputado autonómico en Madrid durante aquellas fechas, ha admitido que ni siquiera llegó a entablar contacto con los profesores del máster ni supo quiénes eran. Solo habló con el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, de quien obtuvo la "flexibilidad" que necesitaba para realizar el máster. Álvarez Conde está imputado en el caso Cifuentes por participar en la falsificación del título de la expresidenta madrileña.

La jueza revisará la documentación en esa pieza separada y puede llamar a testigos e imputados, no así a Casado, quien por su condición de diputado está aforado y solo puede ser investigado por el Supremo. En el caso de que aparezcan indicios contra el político, Rodríguez-Medel deberá elevar exposición razonada al Alto Tribunal.

Todos los cursos y alumnos, bajo el foco de la jueza

Tras los primeros compases de la investigación, la jueza Rodríguez-Medel ya tiene puesto el foco sobre todos los cursos del máster que cursaron Cifuentes y Casado en la Universidad Rey Juan Carlos. La jueza ha abierto otra pieza adicional, distinta de las que investigarán los casos de los dos políticos, y en la que revisará todos y cada uno de los expedientes desde el curso 2009-2010 hasta la extinción del máster.

En este sentido, la jueza se ha dirigido a la Universidad para que en el plazo de 7 días le entreguen "el expediente en línea (líneas de acta) de todos los alumnos con la correspondiente calificación, la documentación relativa a las eventuales convalidaciones efectuadas y donde conste si las asignaturas fueron modificadas". Con toda esa documentación, la magistrada abrirá una pieza separada del caso Cifuentes.

La magistrada Rodríguez-Medel ha revolucionado el caso Cifuentes en apenas unos días, después de que la Fiscalía apenas ordenara un interrogatorio a una de las profesoras del tribunal que supuestamente examinó a Cifuentes del Trabajo de Fin de Máster (TFM). La magistrada instruye el caso a raíz de una denuncia de la cátedratica Ángela Figueruelo, una de las profesoras afectadas por las falsificaciones de las calificaciones a la expresidenta madrileña.

Rodríguez-Medel interrogó el pasado jueves a la profesora Cecilia Rosado, acusada de falsificar las firmas de las otras dos integrantes del tribunal. Rosado denunció que una asesora del Gobierno de la Comunidad de Madrid y amiga de Cifuentes, Maite Feito, la coaccionó para que "arreglara" el asunto del máster después de que eldiario.es desvelara que la expresidenta lo había obtenido con notas falsificadas. Al día siguiente, la jueza Rodríguez-Medel imputó a Cifuentes por falsedad documental y cohecho.

Para el próximo 6 de junio están citados los nueve alumnos que se beneficiaron de la convalidación de notas en tres asignaturas. El 26 comparecerá la propia Cifuentes, aunque, en su caso, como imputada. Todos figuran en los documentos que publicó eldiario.es y que hoy su director ha entregado a la jueza: actas con firmas falsificadas que les convalidaban tres asignaturas para facilitar que obtuviesen el título.

De hecho, la investigación ya ha demostrado que al menos otro alumno obtuvo el máster sin haberlo cursado. Varios ya relataron a eldiario.es que no habían acudido a las clases ni habían presentado el Trabajo de Fin de Máster, pero, a pesar de ello, tenían el título.

La declaración de una de las profesoras lo confirmó. Alicia López de los Mozos entró el pasado jueves como testigo en los juzgados y salió como imputada por prevaricación administrativa. La profesora admitió ante la jueza que había calificado a alumnos que no habían cursado el máster, dándoles un trato de favor frente a quienes sí habían acudido a las clases.

Segunda jornada de declaraciones

La jueza recabó este lunes el testimonio de cinco alumnos que cursaron el mismo máster que Cifuentes. Ellos sí fueron a clase, presentaron el Trabajo de Fin de Máster y gracias a eso obtuvieron su título. Así lo ha explicado una de esas estudiantes a la salida del juzgado.

Los cinco alumnos han coincido en la puerta de la sala de declaraciones. Todos se han reconocido y han charlado acerca de la citación. Uno de ellos ha sacado su TFM durante la charla: "Lo he traído por si me lo piden". El de la expresidenta madrileña sigue sin aparecer.

La mayoría de los que han declarado no ha querido hablar después de pasar ante la jueza, pero una de las alumnas sí ha detallado en qué ha consistido su declaración. Según ha explicado, ha sabido ahora que había una veintena de matriculados, porque a clase iban unos 11 o 12. La asistencia era obligatoria, aunque no recuerda si los profesores pasaban lista.

La alumna ha dicho desconocer que Cifuentes cursó el mismo máster. Ha declarado que nunca la vio por clase y que se enteró de que hicieron el mismo posgrado cuando le citaron del juzgado para declarar. "No era un máster regalado", ha dicho y ha explicado que ella tuvo que ir a clase, hacer trabajos y presentar el TFM.

Las siguientes citaciones serán el próximo 6 de junio. Ese día acudirá al juzgado como imputado Enrique Álvarez Conde y la jueza escuchará como testigos a los otros nueve alumnos que, como Cifuentes, gozaron de un trato privilegiado para aprobar el máster, entre los que había políticos del PP y cargos de confianza del Gobierno regional. Habrá que esperar a que avancen las pesquisas de la jueza para ver si cuando se adentre en la investigación de otras promociones, extiende las citaciones a alumnos de otros años.

https://www.eldiario.es/politica/jueza-investiga-promociones-master-Cifuentes_0_771323156.html

LA IRREGULARIDADES QUE HAN LLEVADO A LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL DEL MÁSTER DE PABLO CASADO

El político del PP superó su máster en derecho autonómico con convalidaciones múltiples en el Instituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos, el mismo curso e institución implicados en el caso de Cristina Cifuentes

Casado explicó que acordó con Enrique Álvarez Conde, el catedrático imputado por el curso de la expresidenta de Madrid, solventar el resto del máster a base de trabajos, sin verse con los profesores afectados

La jueza Carmen Rodríguez Medel ha decidido investigar el máster del vicesecretario de Comunicación del Partido Popular y diputado nacional Pablo Casado. El cóctel que conforman un título universitario cursado en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos, la dirección del catedrático Enrique Álvarez Conde y la convalidación múltiple de asignaturas de las que se benefició ha llevado a la jueza a indagar específicamente sobre el curso del político popular.

Hábitat universitario sospechoso

El curso al que se apuntó Pablo Casado en 2008 era el máster de derecho autonómico del Instituto de Derecho Público de la URJC. La investigación de eldiario.es sobre el máster de Cristina Cifuentes ha desvelado que en ese instituto y ese máster se había creado un sistema que aunaba la necesidad de captar alumnos (y la financiación económica que traen consigo) con el deseo de algunos de alcanzar ciertos niveles académicos. Esa dinámica provocaba, por ejemplo, las convalidaciones con actas con firmas falsificadas a un grupo de alumnos entre los que estaba Cristina Cifuentes.

Múltiples convalidaciones

Precisamente, Pablo Casado superó la mayoría del curso gracias a las convalidaciones. Obtuvo el máximo posible: el 66% de los 60 créditos. Así solo cursó cuatro de las 22 de las que constaba el programa.

La convalidación general de asignaturas no es un método habitual. La reglamentación reclama que el alumno solicite esa convalidación para cada asignatura que pretenda no cursar, que indique en virtud de qué titulación de origen pueden conmutarse, y el programa de estudios y los contenidos de esas asignaturas para que la universidad compruebe que pueden darse por superados.

Un nombre lleno de sombras: Enrique Álvarez Conde

El nombre del catedrático imputado por el caso de Cifuentes y apartado de sus funciones como director del Instituto de Derecho Público de la URJC también asoma en el curso de Casado. El propio diputado del PP fue quien explicó que fue este profesor con quien se arregló para que pudiera superar las pocas asignaturas no convalidadas a base de trabajos sin asistir a clase. Según el relato que hizo el dirigente del PP el pasado abril, "no parecía excepcional que los 20 créditos no convalidados fueran con cuatro trabajos de investigación en la línea de los cursos de doctorado".

Pero acordar ese tipo de dispensas se requiere el visto bueno de los profesores implicados: una especie de diseño de cómo sustituir las clases y el resto de la rutina académica y los exámenes mediante trabajos (que en esta ocasión sumaron 92 folios para cuatro sobresalientes). " No sé quiénes eran los profesores, no los conocí ni hablé con ellos", ha contado el vicesecretario del PP.

Además, los trabajos no fueron remitidos a estos docentes sino que los dejaba " en los despachos que tiene en la Universidad Enrique Álvarez Conde", ha explicado Casado. El curso se celebraba en el campus de Vicálvaro, donde tienen la sede tanto los servicios de posgrado de la Rey Juan Calros como el, ahora bajo vigilancia, Instituto de Derecho Público.

Sin recoger título

A pesar de tener oficialmente aprobado todo el máster en el que se matriculó, Pablo Casado ha explicado que nunca retiró el título. Según su versión, al tratarse de un curso diseñado para acceder al doctorado y no poder continuar ese camino académico, simplemente, lo dejó pasar. Ahora, la titular del juzgado de Instrucción Nº 51 investiga parte de la carrera del diputado popular, que ya se vio bajo el foco a rebufo del caso del máster de su compañera de partido, Cristina Cifuentes, y en la que, además, lucen varios posgrados en centros internacionales que, en realidad, fueron cursillos de entre dos y diez días, la mayor parte de media jornada, que en total suman apenas 200 horas lectivas a lo largo de diez años.

https://www.eldiario.es/sociedad/irregularidades-investigacion-judicial-Pablo-Casado_0_771323868.html

PABLO CASADO APROBÓ SU MÁSTER SIN SABER QUIÉNES ERAN SUS PROFESORES Y SIN HABLAR JAMÁS CON ELLOS

El vicesecretario del PP asegura a eldiario.es que nunca conoció ni habló con los docentes de las cuatro asignaturas que le quedaron tras convalidar las otras 18 de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos
Casado asegura que las aprobó por medio cuatro trabajos que el mismo decidió "fijándose en el título de las materias"; sacó cuatro sobresalientes

Una vez hechos esos trabajos, según su versión, Casado los entregó a nadie en concreto "en los despachos que tiene en la Universidad Enrique Álvarez Conde", el máximo responsable del master de Cifuentes, hoy suspendido por la URJC e investigado por la Fiscalía

Después de su hinchado periplo americano con sus supuestos "posgrados" de entre cuatro y diez días, Pablo Casado se apuntó al Máster de Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid con el objetivo de iniciar un doctorado. Su motivación, "tener una salida profesional" al margen de la política. Lo inició en 2008 y lo acabó, según su versión, con cuatro trabajos que sumaban unos 90 folios y sin ir nunca por clase.

El organizador de máster, según admite el propio Casado, era el mismo que el de Cristina Cifuentes: Enrique Álvarez Conde, un catedrático que hoy está siendo investigado por la Fiscalía tras admitir que se falsificaron actas del trabajo fin de máster de la presidenta de Madrid. La Universidad Rey Juan Carlos lo acaba de apartar de la dirección del Instituto de Derecho Público, tras detectar numerosas irregularidades. Casado realizó su máster en este mismo instituto universitario.

En el expediente de Pablo Casado, vicesecretario y diputado del PP, no se ha detectado ninguna manipulación de notas como en el caso Cifuentes, pero la obtención de su título es también irregular por el sistema de convalidación y el modo de aprobar las asignaturas que le quedaban pendientes. Se sacó este título por una vía rápida que no suele existir para el resto de estudiantes de la universidades públicas españolas.

El propio Pablo Casado ha reconocido en rueda de prensa que convalidó 18 de 22 asignaturas, que no asistió a ninguna lección y que tampoco se examinó de las cuatro materias que tenía que aprobar. Sin embargo, estas no son las únicas anomalías.

Posteriormente, a preguntas de eldiario.es, Casado también ha admitido que no conoció a sus profesores, que son quienes tendrían que haber aceptado, individualmente, que cambiara las pruebas finales por trabajos sin asistir a clase. Esos mismos profesores con los que Casado nunca pactó nada son también quienes tenían que haber puesto los requisitos de esos trabajos, no Enrique Álvarez Conde. "No sé quiénes eran los profesores, no los conocí ni hablé con ellos", asegura Casado a eldiario.es.

Todas las fuentes universitarias consultadas, profesores y personal de administración de la URJC y de otras universidades públicas, coinciden en que es un procedimiento absolutamente irregular. Es con el profesor de cada asignatura, no con el director del máster, con quien se puede pactar un itinerario tan excepcional como este. Es más, para poder no asistir nunca a clase no basta siquiera con el permiso del profesor. Hay que tramitar un proceso regulado, la dispensa académica, que se concede en pocas ocasiones y que Casado ni pidió ni obtuvo.

En el caso de Pablo Casado, fue suficiente una conversación con el director del máster, Enrique Álvarez Conde, para tener absoluta flexibilidad en las cuatro materias pendientes. Como no han trascendido los nombres de los compañeros de curso ni de los docentes de ese año, eldiario.es no ha podido constatar si fue un trato de favor individual o si Álvarez Conde aplicó este mismo método –cuatro trabajos sin éxamenes– a otros licenciados en Derecho que cursaron ese mismo máster.

Casado asegura que entonces era "un veinteañero absolutamente anónimo". Y es cierto que en 2008 no era tan conocido como hoy, pero ya tenía responsabilidades políticas importantes. Al igual que Cristina Cifuentes cuando se matriculó en su máster, Casado también era diputado en la Asamblea de Madrid por el PP. También era presidente de Nuevas Generaciones del partido en Madrid, que entonces lideraba Esperanza Aguirre.

Además de un pacto de no asistencia a clases en el que los docentes se quedaron fueran, Casado tampoco negoció con ellos los contenidos de los trabajos, ya que él mismo admite que nunca habló ni conoció nunca a ninguno de esos profesores.

¿Quién le dio las pautas?

Sin nadie de referencia que le diera unas pautas o una exigencia, ¿sobre qué hizo los trabajos? ¿con qué extensión? ¿con qué profundidad? ¿Quién y con qué criterios certificó esos sobresalientes? Casado responde que usaba como guía el título de cada una de las asignaturas que tenía que aprobar. "Cogí el título de la asignatura e hice los trabajos". Y con el nombre de la materia tuvo suficiente para hacerlos. Sin consultar a los profesores que legalmente debían calificarlo porque, recalca, ni siquiera los conoció.

Una vez acabados estos proyectos, no los remitió a alguien en concreto. Según su versión, los dejaba en las dependencias de Álvarez Conde , en el campus de Vicálvaro, donde tienen la sede tanto los servicios de posgrado de la URJC como el, ahora bajo vigilancia, Instituto de Derecho Público . "Los dejaba en los despachos que tenía el instituto, aunque no exactamente a Álvarez Conde, a él lo vi muy pocas veces y le hablaba de usted".

El Instituto de Derecho Autonómico de la URJC, en realidad, solo tiene un único despacho: el de Álvarez Conde. Aunque tiene personalidad jurídica propia, y hasta su propio CIF, no tiene sede como tal, más allá de la oficina de este catedrático.

Preguntado por este sistema tan anómalo, Casado niega que el catedrático Enrique Álvarez Conde le ofreciera una autopista fácil para aprobar el máster. Sin embargo, si se hubiera seguido el funcionamiento habitual, el político del PP debería haber ido a clase y haber hecho un examen. Si no, debería tener una dispensa académica extraordinaria. O, al menos, haber llegado un acuerdo con cada profesor, que le habría puesto tareas concretas, y haber entregado sus trabajos al docente de cada materia, que supuestamente los habría corregido y devuelto con una nota final o con correcciones. Nada de esto, de lo más estricto a lo más flexible, sucedió.

Pablo Casado, a la primera entrega, sin pactar contenidos o extensión, sin haber hablado en su vida con los expertos docentes, logró cambiar exámenes por trabajos y aprobar con la mejor nota: sobresaliente en todo. Acertó plenamente con el contenido pese a que jamás habló con quienes supuestamente le evaluaron, según su versión de los hechos.

Según el relato del dirigente del PP, "no parecía excepcional que los 20 créditos no convalidados fueran con cuatro trabajos de investigación en la línea de los cursos de doctorado".

Los trabajos, que mostró hace unos días, no presentan sello alguno. Según su versión, son unas copias informáticas que conservaba en un viejo portátil y que imprimió hace unos días en las oficinas centrales del Partido Popular, en donde encargó que se los encuadernaran en canutillo. Casado se fotografió con ellos en rueda de prensa pero no los ha hecho públicos, ni los ha distribuido.

Convalidaciones irregulares

Tampoco sucedieron de manera normal las convalidaciones. Casado convalidó el máximo permitido (40 créditos), pero el procedimiento fue también irregular. El decreto que aplicaba en aquel momento y que aporta a eldiario.es el propio Casado como prueba especifica que " el alumno deberá indicar, en todo caso, cuáles son las asignaturas del Máster cuyos créditos solicita que le sean reconocidos". Esa es la manera legal de hacerlo, también en los procedimientos actuales. El alumno solicita una convalidación, dice en qué asignatura quiere conmutar y aporta la prueba de que ese conocimiento ya lo tiene cursado y aprobado.

Sin embargo, una vez más, para Pablo Casado fue distinto. Según él mismo relata, simplemente aportó su expediente académico en la Licenciatura de Derecho y tramitó por el registro de la URJC una solicitud de convalidación, sin detallar qué asignaturas solicitaba ni a cambio de qué conocimientos en concreto. Como resultado, la comisión de adaptaciones y convalidaciones del Rectorado convalidó 18 de las 22 asignaturas. Es decir, no fue él, sino la propia Universidad, la que decidió qué asignaturas convalidarle. Esta convalidación está firmada por quien entonces era el vicerrector de estudiantes, Fernando Suárez, que años después llegó rector y acabó cayendo en desgracia por sus numerosos plagios.

Casado también solicitó la devolución de 600 euros porque los créditos de materias convalidadas son más baratos que los normales porque no requieren ni exámenes ni clases. La URJC se los devolvió, según ha podido comprobar eldiario.es ya que Casado ha mostrado el documento. Añade que es una prueba de que todo fue correcto porque "en el caso de que las convalidaciones hubieran sido un favor, no iba encima a reclamar el dinero, obviamente".

Otra duda es cómo pudo Casado conmutar tantas materias tan específicas en derecho local y autonómico con asignaturas generalistas de una carrera de Derecho. Casado no sabe contestar puesto que, argumenta, él no participó en ese proceso de convalidación. "Lo hizo la Universidad", apostilla.

En conversación con eldiario.es, Pablo Casado ha asegurado que las instrucciones de la Universidad Rey Juan Carlos permitían beneficiarse de convalidaciones sin más requisito que enviar un escrito solicitando el máximo "que la legislación en vigor permita" y acompañarlo de una copia del título universitario. Gracias a esa gestión, asegura que se evitó tener que cursar 40 de los 60 créditos de los que constaba el máster.

La Universidad Rey Juan Carlos anunció la pasada semana que también ha abierto una investigación por el máster de este alumno sin que de momento haya trascendido el contenido de la misma.

https://www.eldiario.es/politica/Pablo-Casado-trabajos-profesores-convalidaciones_0_760124315.html

EL INCREÍBLE MÁSTER DE PABLO CASADO

Sus explicaciones sobre su curso en la URJC dibujan un caso excepcional: los alumnos de los años anteriores y posteriores sí tuvieron clases, exámenes y tesina con tribunal

En las explicaciones que Pablo Casado, portavoz del PP, ha dado en respuesta a las informaciones de EL PAÍS sobre su máster en la universidad pública Rey Juan Carlos (URJC) en 2008-2009 repite una frase: “Hice lo que me pidieron”. Lo que le pidió, en concreto, Enrique Álvarez Conde, responsable del Instituto de Derecho Público (IDP) que organizó el curso y, tres años más tarde, el de Cristina Cifuentes, continuación del anterior. Casado, que en un principio no recordaba si fue a clase, admitió el martes en rueda de prensa que no asistió a las lecciones, no hizo exámenes y tampoco un trabajo final con tribunal porque así se lo indicó Álvarez Conde, destituido el viernes y exalto cargo del Gobierno de José María Aznar en 1996.

No obstante, dos alumnas del curso anterior, 2007-2008, regido por el mismo real decreto, con asignaturas iguales e idéntica estructura, confirman a este periódico que su experiencia fue otra: tenían clase, exámenes y en la asignatura llamada Itinerario, una práctica de investigación, las lecciones y el seguimiento del profesor eran imprescindibles. Culminaba con una tesina defendida ante un tribunal de tres docentes. El curso posterior al de Casado también hubo exámenes y trabajo final. En resumen, en su año se habría hecho una excepción, aunque el martes reconoció a los periodistas que no sabía lo que se exigió al resto de alumnos. La URJC no ha querido aclararlo. Tras las extrañas explicaciones de Casado, a las que siguieron las exageraciones descubiertas en su currículum sobre sus posgrados en Estados Unidos, ahora faltan todavía las de la universidad. La institución académica alega que todos los másteres están bajo investigación y está a la espera de los resultados.

“Claro que íbamos a clase, todas las tardes, de 15.45 a 19.30, de lunes a viernes. Por supuesto que hacíamos exámenes. Mi trabajo de fin de Itinerario fue de 155 folios”, relata una de las alumnas, que prefiere mantenerse en el anonimato. Guarda un excelente recuerdo del máster y sus profesores. Casado, entonces diputado autonómico en Madrid y presidente de Nuevas Generaciones, dijo el martes que no recuerda el nombre de ningún docente de las únicas cuatro asignaturas que cursó, incluido el director de su trabajo final.

La universidad de Barcelona: "en este caso es todo altamente singular, muy extraño"

El real decreto de 2005 que regulaba el máster de Pablo Casado no establecía requisitos rígidos y daba margen a cada centro. El posterior, de 2007, fue mucho más preciso y exigía ya un trabajo de fin de máster (TFM). Fuentes del Rectorado de la URJC indican que aún están analizando cuál era la normativa propia en aquellos años y no saben aclarar cómo fueron realmente los másteres del Instituto de Derecho Público (IDP) de Enrique Álvarez Conde, lo están investigando. Consultadas algunas de las principales universidades españolas, en la Complutense de Madrid y la de Sevilla confirman que las características del real decreto de 2005 permitieron temporalmente prácticas fuera de lo habitual, pero no entran en valoraciones sobre el caso de Pablo Casado.

En cambio, la Universidad de Barcelona, a través de Ernest Pons, jefe de gabinete del rector, dice lo siguiente: “En este caso es todo altamente singular, muy extraño. Es raro que no exista un sistema de evaluación, solo trabajos de 10 folios. Hay que tener evidencias para evaluar. También es extraño convalidar la mayor parte de una titulación con otra, porque entonces quiere decir que son iguales. Y es muy raro convalidar de una licenciatura a un máster, son niveles distintos. Es verdad que de 2008 a 2010, con los cambios de regulación, a veces se convalidaron licenciaturas de cinco años con parte de un máster, pero es muy extraño que fuera casi todo el máster. Quiere decir que podían haberlo hecho todos los licenciados de Derecho de España. No sé por qué diseñó la URJC un máster así. No digo que no puedan haber existido más, pero en 17 años no conozco un caso igual”.

El dirigente popular, barajado hasta ahora como relevo de Cristina Cifuentes como candidato a la Comunidad de Madrid, reveló que le convalidaron 18 asignaturas de 22, por su licenciatura de Derecho en la Complutense. Esto explicaba que no figurara en las listas de alumnos de algunos profesores. Para las otras cuatro materias simplemente hizo tres pequeños trabajos -de 10, 11 y 16 folios- y uno final de Itinerario de 55 páginas. Los mostró a la prensa -sin sellos ni firmas- pero no dejó fotografiarlos, tampoco la documentación, ni leerlos. Explicó las excepciones de su curso con el hecho de que aquel máster fue anterior a la aplicación del plan Bolonia en 2009, que equiparó los criterios europeos, y por tanto se regía por un real decreto que permitía mayor flexibilidad, el 56/2005.

Este decreto regulaba también el curso anterior y otra alumna de ese año confirma: “Hice los exámenes, un trabajo por cada asignatura, el trabajo de fin de máster y la defensa. Y que conste que era presencial”. Daniel Pérez Muñoz, alcalde del PP de Galapagar desde 2008, también hizo ese máster en la primera promoción, de 2006, bajo el mismo real decreto. Ha declarado igualmente que sí fue a clase, se examinó e hizo un trabajo con tribunal. También él era licenciado en Derecho, como Casado, pero al ser preguntado por este periódico, no ha querido aclarar si a él le convalidaron también 18 asignaturas o no.

La mayoría de los alumnos del máster de 2007-2008, refiere una de las alumnas, eran funcionarios de la Comunidad de Madrid, y la institución regional se lo ofreció como plan de formación con una ayuda en la matrícula de un 40%, aproximadamente. "Estaban los anuncios en las consejerías, costaba más de 4.000 euros”, recuerda esta mujer. Casado declaró el martes que abonó en su máster del año siguiente 1.465 euros de matrícula en tres pagos, una diferencia que explicarían sus 18 convalidaciones.

Un profesor del máster, del año anterior al de Casado, confirma que “la normativa no cambió al año siguiente, no hay razón que justifique un cambio en la metodología docente”. En la URJC hay miedo a hablar y los profesores del curso de Casado contactados para despejar las dudas sobre cómo fue el máster guardan silencio. También los alumnos. En todo caso, si todos tuvieron el mismo trato que el diputado popular y él no fue una excepción, quiere decir que fue un máster tan excepcional que no tuvo ni clases ni exámenes ni tesina final. Nadie habría pasado por allí.

Las explicaciones del portavoz del PP despiertan perplejidad en los catedráticos y profesores consultados, sobre todo la convalidación de 18 asignaturas: un máster se hace para profundizar la formación, y convalidar casi todo el curso con un grado inferior no tiene sentido. “Llevo 15 años dando clase en másteres y nunca he visto algo así. Además los másteres son on-line o presenciales, no hay término medio”, dice un catedrático del propio Instituto de Derecho Público que organiza los cursos, indignado con el caso. Un profesor titular de Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid, que también pide ocultar su nombre, coincide en que una convalidación así no tiene sentido, incluso en ese momento particular de transición al plan Bolonia: “Es evidente que daban todas las facilidades. Un máster de 60 créditos supone 600 horas de trabajo, clases, tutorías y demás, no es un cursito de tres meses”.

Esta semana eldiario.es ha publicado que en el máster de Cristina Cifuentes, en 2011-2012, había dos tipos de alumnos: los que acudían a clase, hacían trabajos y se examinaban y otros, afines al PP, que recibieron aprobados generales en varias materias con convalidaciones falsificadas.

Como detalle curioso, ahora se ha recordado que la URJC valoró en febrero de 2011 con un crédito, equivalente a diez horas, la asistencia de los alumnos a una charla del propio Pablo Casado en su campus de Alcorcón.

https://politica.elpais.com/politica/2018/04/14/actualidad/1523723360_474766.html

PABLO CASADO APROBÓ TODOS SUS “POSGRADOS” EN HARVARD, GEORGETOWN Y OTRAS UNIVERSIDADES CON APENAS 40 DÍAS DE CLASES Y SIN EXÁMENES

El portavoz del PP aseguró que no le hacía falta un máster en la URJC porque ya tenía “cuatro posgrados” que le habían costado “un gran esfuerzo en tiempo y en dinero”

Todos estos títulos eran cursillos de entre dos y diez días, la mayor parte de media jornada, en total suman apenas 200 horas lectivas a lo largo de diez años

Pablo Casado fue becado en casi todas estas matrículas por ser parlamentario y no tuvo que aprobar un solo examen

"Sin ánimo de petulancia, no necesitaba este título”, aseguró Pablo Casado cuando surgió el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. El portavoz del PP había obtenido en 2009 ese título oficial en el mismo Instituto de Derecho Público que Cristina Cifuentes y con el mismo tutor, Enrique Álvarez Conde, que este viernes ha sido suspendido por la URJC. "Yo era un veinteañero, absolutamente anónimo", dice Casado, que entonces ya era diputado autonómico y presidente de la Nuevas Generaciones del PP en Madrid liderado por Esperanza Aguirre. “Ya tenía cuatro posgrados, dos en Estados Unidos y dos en España”, ha argumentado Casado en repetidas entrevistas para explicar que no necesitaba este máster nada más que para aprobar el doctorado porque ya había hecho “un gran esfuerzo, en tiempo y en dinero, en hacer estos posgrados” (ver vídeo).

La realidad es que obtener estos títulos ni supuso un esfuerzo tan grande ni le costó tanto dinero. En la mayor parte de estos cursos, fue becado por ser parlamentario. Este jueves, eldiario.es desveló que uno de estos “posgrado” en Estados Unidos en realidad se cursó en el barrio de Aravaca, en la sede del IESE en Madrid, no en Estados Unidos, y que duró solo cuatro días. Casado aseguró a El País que “había ido allí en avión”, aunque después matizó a eldiario.es que se refería a “otro curso” en Harvard.

Tras esa información de eldiario.es, Pablo Casado respondió en las redes sociales difundiendo una foto con siete de los certificados de estos títulos: los cuatro “posgrados” y otros tres más de Harvard, Georgetown, Iese, Deusto, IE, IEB y la Complutense. El análisis detallado de cada uno de estos títulos demuestra que el esfuerzo “en tiempo y en dinero” no fue tan grande.

1. Harvard University. John F. Kennedy School of Government: Digital Government Performance (DGP). Un cursillo de “estrategias de liderazgo” que impartió un profesor de Harvard, Robert Behn, entre el 16 y el 19 de junio de 2008 en el campus de Madrid del IESE, en el barrio de Aravaca. En total fueron cuatro días a jornada completa, de 9 a 21:00, incluyendo desayuno, comida, café y cena. El único requisito para obtener el título era la asistencia a clase y el pago del seminario, que estaba patrocinado por la Comunidad de Madrid, en un momento en que Pablo Casado era diputado autonómico. El precio era de 2.000 euros. Casado “no recuerda” si pagó esa matrícula o fue becado.

A través de fuentes de la Junta de Castilla y León –otro de los patrocinadores de este programa– eldiario.es ha podido confirmar que Casado, al igual que el resto de los políticos que participaron en este curso, fue becado.

2. Georgetown University. The Goverment Affairs Institute. Según el currículum oficial de Pablo Casado que figura en el Congreso, en esta universidad estadounidense cursó un programa titulado “CLS”. Con esas siglas, en Georgetown solo existe el Certificate Legislative Studies, que es un exigente curso presencial de 18 meses, un título que no coincide en absoluto con la explicación que dio Casado a eldiario.es cuando le preguntó por sus “posgrados”. “Fue en agosto de 2008 en Washington”, aseguro Casado a eldiario.es el jueves. ¿Cuántos días? “No lo recuerdo exactamente”.

En la fotografía que Casado tuiteó de sus diplomas de "posgrado", el certificado de Georgetown, casualmente, es el único que está parcialmente tapado por otros papeles. Solo se lee una palabra del título del curso, “Congressional”, y un fragmento de una letra que parece una “O” y no una “L” –que es lo que haría falta para que correspondiera a las siglas “CLS” que aparecen en su currículum ligadas a Georgetown.

Con “Congressional O…”, aparece en la web de Georgetown un cursillo de verano que sí cuadra con los datos de duración que da Casado y con el papel que muestra parcialmente: el “Congressional Operations Seminar”. Como el título de Harvard que recibió en Aravaca, es otro seminario de cuatro días que no requiere más que la asistencia a las clases para conseguir el certificado.

El viernes, Casado ha confirmado a eldiario.es que, en efecto, se trata de este curso de menos de una semana, no el CLS. “Era el único español de 50 alumnos y el resto eran casi todos militares, del departamento de inteligencia o de la NASA”, explica Casado, que asegura también que pagó por esta formación 1.390 dólares.

¿Por qué presumió de un título de Georgetown de 18 meses cuando en realidad había realizado un cursillo de verano de menos de una semana? Según Casado, en su currículum definió este curso como un CLS porque este programa de cuatro días “forma parte del CLS”.

3. IESE. Programa de Liderazgo para la Gestión Pública (PLGP). Se trata de un curso para políticos y cargos públicos que imparte esta escuela de negocios de la Universidad de Navarra. Casado lo cursó entre 2006 y 2007 y consistía en un lunes de cada mes desde otoño hasta primavera. En total, diez días lectivos, de los que solo unos pocos fueron una jornada completa; normalmente, el horario era solo de tarde. Tampoco había exámenes y bastaba con asistir esos diez días para lograr el título.

En la actualidad, tiene un coste de 3.800 euros. En la mayoría de los casos, la matrícula es gratuita para los políticos que dan el curso, según ha explicado a eldiario.es otro alumno que también completó este programa. La mayor parte de la matrícula se paga con una beca de la Fundación Rafael del Pino y el resto, habitualmente, desde los distintos partidos, confirman otras fuentes del IESE.

Casado ha explicado a eldiario.es que pagó “segurísimo” la parte de la matrícula que quedó pendiente tras la beca de la Fundación Rafael del Pino, pero que “no recuerda cuánto era”.

4. IE Business School. Programa Ejecutivo de Gestión para diputados de la Asamblea de Madrid. Se trata de un curso que organizaba el Círculo de Empresarios con el Instituto Empresa. En cada edición –ha habido una decena hasta 2012– invitaban a parlamentarios de distintas cámaras: el Congreso, el Senado o la Asamblea de Madrid, donde Casado fue diputado autonómico.

Las clases se daban un lunes de cada mes por la tarde y empezaban en enero. En total, media docena de tardes hasta verano. Era gratuito para los parlamentarios, según ha confirmado un exdiputado, y eldiario.es no ha podido aclarar quién lo pagaba: si era el IE, el Círculo de Empresarios, el parlamento de turno o entre todas estas instituciones. La asistencia es obligatoria para recibir el título, que no requiere exámenes. Pablo Casado ha asegurado a eldiario.es que “no recuerda” si pagó o fue gratis.

5. IEB. Introducción a los mercados financieros. Se trata de un curso de diez horas de duración que imparte el Instituto de Estudios Bursátiles. Las diez horas totales se reparten entre cuatro días: dos horas y media al día, de 19:00 a 21:30. Cuesta 120 euros. Tampoco tiene exámenes. “Es de hace muchísimo tiempo, de 2003”, ha explicado Casado a eldiario.es. “Por eso nunca lo he incluido entre los cursos que dije que eran posgrados”.

6. Real Colegio Complutense at Harvard University. Certificate of Participation. Se trata de un certificado de asistencia al “Simposio en gestión y políticas públicas” que se celebró en la sede que tiene en Boston la Universidad Complutense de Madrid en convenio con la Universidad de Harvard. Casado no recuerda la duración exacta, “unos pocos días” en el verano de 2008. En Internet, en la web de este centro, no queda rastro de ese simposio.

7. Deusto Business School. Programa de Liderazgo Público en Emprendimiento e Innovacion (PLPE). Este curso en esta escuela de negocios se completaba con diez sesiones, los lunes por la tarde. Cuesta 1.800 euros pero los parlamentarios reciben becas del 100% del precio de la matrícula, según explica la Universidad de Deusto en el folleto del curso. Tampoco hay exámenes, aunque como “actividad complementaria recomendada” se puede realizar un proyecto final de curso. Casado lo completó en 2014 y asegura a eldiario.es que “lo pagó seguro”, aunque no recuerda el precio exacto.

En total, los “cuatro posgrados” que Pablo Casado ya tenía antes de matricularse en ese máster de la Universidad Rey Juan Carlos, y de los que presumió cuando le preguntaron por las irregularidades con ese título oficial, suman 28 días lectivos: la mayoría de ellos a media jornada.

Si ampliamos la cuenta al resto de los diplomas que mostró en redes sociales para probar cómo “completó su formación académica”, el total asciende a apenas 40 días lectivos, entre 2003 y 2014.

Casado no necesitó más que la asistencia a clase para lucir todos estos diplomas en su currículum. Ninguno de estos siete títulos requería de exámenes. Bastaba con ir a clase y pagar las matrículas pertinentes. En el caso de Casado, con la ayuda de distintas becas en la mayoría de los cursos.

En cuanto al tiempo, el “gran esfuerzo” total suma poco más de 200 horas lectivas entre los siete cursillos: el equivalente a un trimestre universitario, pero a lo largo de once años.


https://www.eldiario.es/sociedad/Pablo-Casado-Harvard-Georgetown-universidades_0_760475018.html

PABLO CASADO APROBÓ TODOS SUS “POSGRADOS” EN HARVARD, GEORGETOWN Y OTRAS UNIVERSIDADES CON APENAS 40 DÍAS DE CLASES Y SIN EXÁMENES

El portavoz del PP aseguró que no le hacía falta un máster en la URJC porque ya tenía “cuatro posgrados” que le habían costado “un gran esfuerzo en tiempo y en dinero”

Todos estos títulos eran cursillos de entre dos y diez días, la mayor parte de media jornada, en total suman apenas 200 horas lectivas a lo largo de diez años

Pablo Casado fue becado en casi todas estas matrículas por ser parlamentario y no tuvo que aprobar un solo examen

"Sin ánimo de petulancia, no necesitaba este título”, aseguró Pablo Casado cuando surgió el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. El portavoz del PP había obtenido en 2009 ese título oficial en el mismo Instituto de Derecho Público que Cristina Cifuentes y con el mismo tutor, Enrique Álvarez Conde, que este viernes ha sido suspendido por la URJC. "Yo era un veinteañero, absolutamente anónimo", dice Casado, que entonces ya era diputado autonómico y presidente de la Nuevas Generaciones del PP en Madrid liderado por Esperanza Aguirre. “Ya tenía cuatro posgrados, dos en Estados Unidos y dos en España”, ha argumentado Casado en repetidas entrevistas para explicar que no necesitaba este máster nada más que para aprobar el doctorado porque ya había hecho “un gran esfuerzo, en tiempo y en dinero, en hacer estos posgrados” (ver vídeo).

La realidad es que obtener estos títulos ni supuso un esfuerzo tan grande ni le costó tanto dinero. En la mayor parte de estos cursos, fue becado por ser parlamentario. Este jueves, eldiario.es desveló que uno de estos “posgrado” en Estados Unidos en realidad se cursó en el barrio de Aravaca, en la sede del IESE en Madrid, no en Estados Unidos, y que duró solo cuatro días. Casado aseguró a El País que “había ido allí en avión”, aunque después matizó a eldiario.es que se refería a “otro curso” en Harvard.

Tras esa información de eldiario.es, Pablo Casado respondió en las redes sociales difundiendo una foto con siete de los certificados de estos títulos: los cuatro “posgrados” y otros tres más de Harvard, Georgetown, Iese, Deusto, IE, IEB y la Complutense. El análisis detallado de cada uno de estos títulos demuestra que el esfuerzo “en tiempo y en dinero” no fue tan grande.

1. Harvard University. John F. Kennedy School of Government: Digital Government Performance (DGP). Un cursillo de “estrategias de liderazgo” que impartió un profesor de Harvard, Robert Behn, entre el 16 y el 19 de junio de 2008 en el campus de Madrid del IESE, en el barrio de Aravaca. En total fueron cuatro días a jornada completa, de 9 a 21:00, incluyendo desayuno, comida, café y cena. El único requisito para obtener el título era la asistencia a clase y el pago del seminario, que estaba patrocinado por la Comunidad de Madrid, en un momento en que Pablo Casado era diputado autonómico. El precio era de 2.000 euros. Casado “no recuerda” si pagó esa matrícula o fue becado.

A través de fuentes de la Junta de Castilla y León –otro de los patrocinadores de este programa– eldiario.es ha podido confirmar que Casado, al igual que el resto de los políticos que participaron en este curso, fue becado.

2. Georgetown University. The Goverment Affairs Institute. Según el currículum oficial de Pablo Casado que figura en el Congreso, en esta universidad estadounidense cursó un programa titulado “CLS”. Con esas siglas, en Georgetown solo existe el Certificate Legislative Studies, que es un exigente curso presencial de 18 meses, un título que no coincide en absoluto con la explicación que dio Casado a eldiario.es cuando le preguntó por sus “posgrados”. “Fue en agosto de 2008 en Washington”, aseguro Casado a eldiario.es el jueves. ¿Cuántos días? “No lo recuerdo exactamente”.

En la fotografía que Casado tuiteó de sus diplomas de "posgrado", el certificado de Georgetown, casualmente, es el único que está parcialmente tapado por otros papeles. Solo se lee una palabra del título del curso, “Congressional”, y un fragmento de una letra que parece una “O” y no una “L” –que es lo que haría falta para que correspondiera a las siglas “CLS” que aparecen en su currículum ligadas a Georgetown.

Con “Congressional O…”, aparece en la web de Georgetown un cursillo de verano que sí cuadra con los datos de duración que da Casado y con el papel que muestra parcialmente: el “Congressional Operations Seminar”. Como el título de Harvard que recibió en Aravaca, es otro seminario de cuatro días que no requiere más que la asistencia a las clases para conseguir el certificado.

El viernes, Casado ha confirmado a eldiario.es que, en efecto, se trata de este curso de menos de una semana, no el CLS. “Era el único español de 50 alumnos y el resto eran casi todos militares, del departamento de inteligencia o de la NASA”, explica Casado, que asegura también que pagó por esta formación 1.390 dólares.

¿Por qué presumió de un título de Georgetown de 18 meses cuando en realidad había realizado un cursillo de verano de menos de una semana? Según Casado, en su currículum definió este curso como un CLS porque este programa de cuatro días “forma parte del CLS”.

3. IESE. Programa de Liderazgo para la Gestión Pública (PLGP). Se trata de un curso para políticos y cargos públicos que imparte esta escuela de negocios de la Universidad de Navarra. Casado lo cursó entre 2006 y 2007 y consistía en un lunes de cada mes desde otoño hasta primavera. En total, diez días lectivos, de los que solo unos pocos fueron una jornada completa; normalmente, el horario era solo de tarde. Tampoco había exámenes y bastaba con asistir esos diez días para lograr el título.

En la actualidad, tiene un coste de 3.800 euros. En la mayoría de los casos, la matrícula es gratuita para los políticos que dan el curso, según ha explicado a eldiario.es otro alumno que también completó este programa. La mayor parte de la matrícula se paga con una beca de la Fundación Rafael del Pino y el resto, habitualmente, desde los distintos partidos, confirman otras fuentes del IESE.

Casado ha explicado a eldiario.es que pagó “segurísimo” la parte de la matrícula que quedó pendiente tras la beca de la Fundación Rafael del Pino, pero que “no recuerda cuánto era”.

4. IE Business School. Programa Ejecutivo de Gestión para diputados de la Asamblea de Madrid. Se trata de un curso que organizaba el Círculo de Empresarios con el Instituto Empresa. En cada edición –ha habido una decena hasta 2012– invitaban a parlamentarios de distintas cámaras: el Congreso, el Senado o la Asamblea de Madrid, donde Casado fue diputado autonómico.

Las clases se daban un lunes de cada mes por la tarde y empezaban en enero. En total, media docena de tardes hasta verano. Era gratuito para los parlamentarios, según ha confirmado un exdiputado, y eldiario.es no ha podido aclarar quién lo pagaba: si era el IE, el Círculo de Empresarios, el parlamento de turno o entre todas estas instituciones. La asistencia es obligatoria para recibir el título, que no requiere exámenes. Pablo Casado ha asegurado a eldiario.es que “no recuerda” si pagó o fue gratis.

5. IEB. Introducción a los mercados financieros. Se trata de un curso de diez horas de duración que imparte el Instituto de Estudios Bursátiles. Las diez horas totales se reparten entre cuatro días: dos horas y media al día, de 19:00 a 21:30. Cuesta 120 euros. Tampoco tiene exámenes. “Es de hace muchísimo tiempo, de 2003”, ha explicado Casado a eldiario.es. “Por eso nunca lo he incluido entre los cursos que dije que eran posgrados”.

6. Real Colegio Complutense at Harvard University. Certificate of Participation. Se trata de un certificado de asistencia al “Simposio en gestión y políticas públicas” que se celebró en la sede que tiene en Boston la Universidad Complutense de Madrid en convenio con la Universidad de Harvard. Casado no recuerda la duración exacta, “unos pocos días” en el verano de 2008. En Internet, en la web de este centro, no queda rastro de ese simposio.

7. Deusto Business School. Programa de Liderazgo Público en Emprendimiento e Innovacion (PLPE). Este curso en esta escuela de negocios se completaba con diez sesiones, los lunes por la tarde. Cuesta 1.800 euros pero los parlamentarios reciben becas del 100% del precio de la matrícula, según explica la Universidad de Deusto en el folleto del curso. Tampoco hay exámenes, aunque como “actividad complementaria recomendada” se puede realizar un proyecto final de curso. Casado lo completó en 2014 y asegura a eldiario.es que “lo pagó seguro”, aunque no recuerda el precio exacto.

En total, los “cuatro posgrados” que Pablo Casado ya tenía antes de matricularse en ese máster de la Universidad Rey Juan Carlos, y de los que presumió cuando le preguntaron por las irregularidades con ese título oficial, suman 28 días lectivos: la mayoría de ellos a media jornada.

Si ampliamos la cuenta al resto de los diplomas que mostró en redes sociales para probar cómo “completó su formación académica”, el total asciende a apenas 40 días lectivos, entre 2003 y 2014.

Casado no necesitó más que la asistencia a clase para lucir todos estos diplomas en su currículum. Ninguno de estos siete títulos requería de exámenes. Bastaba con ir a clase y pagar las matrículas pertinentes. En el caso de Casado, con la ayuda de distintas becas en la mayoría de los cursos.

En cuanto al tiempo, el “gran esfuerzo” total suma poco más de 200 horas lectivas entre los siete cursillos: el equivalente a un trimestre universitario, pero a lo largo de once años.


https://www.eldiario.es/sociedad/Pablo-Casado-Harvard-Georgetown-universidades_0_760475018.html

Pablo Casado, en Twitter: “Con mis compañeros de Georgetown, donde di clase”


El dirigente del PP presume de ser profesor por unas charlas en Estados Unidos, en un curso con bastantes claroscuros

Mientras se espera a ver si Mariano Rajoy consigue que Cristina Cifuentes dimita, la lupa sigue posada sobre los currículos. Especialmente, sobre el del vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, a quien su inflada biografía, con menciones a Harvard y Georgetown, está ahora en entredicho. Este jueves, eldiario.es revelaba que su “posgrado en Harvard” era en realidad un curso en Aravaca. Y, además, su papel de “profesor visitante” en Georgetown no pasaba de alguna conferencia.

No hace mucho, el 6 de marzo, Pablo Casado presumía en Twitter de su paso por esta universidad americana, conocida en España por haber sido el centro que eligió a José María Aznar como profesor tras dejar La Moncloa. Fue durante una visita al Congreso de los Diputados de una delegación de estudiantes, con los que posó en la tribuna junto a una bandera de Georgetown.

“Ha sido emocionante recibir en el Congreso a mi vicedecano Ernst y otros compañeros de Georgetown, donde estudié y di clase”, decía Casado en aquel tuit. De hecho, en las previsiones periodísticas de las agencias de comunicación se incluía ese acontecimiento como algo relevante, aunque pasó sin pena ni gloria por los periódicos nacionales.

El País comenta hoy cómo fue el discreto paso de Casado por esa universidad. Un docente de Georgetown narra como el título de “profesor visitante” -o “visiting professor”, como prefiere el dirigente del PP- es para profesores que dan clase en un centro diferente al suyo durante seis meses o un año. Que son invitados de manera formal por el propio rectorado y reciben un visado J-1. “La descripción de Casado le recuerda más a la de conferenciante o personalidad invitada en algo más parecido a un intercambio”, señala el diario. Algo que sí hace Ana Collado, asesora de Educación del PP hasta 2016, quien hizo lo mismo que Casado pero se define como “guest speaker”.

Casado defiende que esa denominación es la traducción que hizo de la explicación que le dieron en Georgetown para definir sus charlas en los dos meses y medio que estuvo acudiendo al curso en la universidad. El encargado de sostener su versión es Ricardo Ernst, director del programa, que en un mail responde: "Casado efectivamente dio clases en el programa de GLC. Su desempeño fue muy exitoso". Ernst, por cierto, aparece en la foto de Twitter de Casado como cabecilla del viaje a España de los estudiantes de Georgetown.

Pero el curso de Casado en Georgetown, de 10 semanas, tiene otra característica que chirría. Es para candidatos de entre 24 y 34 años, jóvenes líderes de América Latina. Y Pablo Casado nació en Palencia. Curiosamente, hay seis españoles más que lo han cursado. Y todos tienen relación con el Partido Popular.

El último ejemplo es Tita, Teresa Astolfi, jefa de gabinete de Rafael Hernando, quien lo ha cursado este año. En 2016 fue Paula Bueno de Vicente, asesora del PP en el Congreso y trabajadora de FAES. En el 2013 fue Magdalena Comas, asesora del Ministerio de Exteriores, que además habla del curso en su currículum como “master degree”, algo que no es. En 2010 lo hizo Ana Collado, asesora de Educación en el gabinete de Rajoy hasta 2016 y en FAES. En 2009 lo cursó Raquel Barras, asesora de Presidencia. Y en 2008, José Luis Carrera, jefe de gabinete de Rafael van Grieken, consejero de Educación de Cristina Cifuentes.

La explicación de Pablo Casado es que FAES, la fundación ligada hasta hace poco al PP y que presiden Aznar -profesor en Georgetown-, hace de “contraparte” de este curso en España y se dedica a elegir candidatos para enviarlos a Washington. Según el dirigente del PP, hay más españoles que han hecho el curso sin tener relación con la formación política.

https://www.elplural.com/politica/2018/04/13/pablo-casado-georgetown-harvard-curriculum

EL "POSGRADO EN HARVARD" DE PABLO CASADO FUE UN CURSO DE CUATRO DÍAS EN ARAVACA

“Yo por entonces ya tenía cuatro posgrados en mi materia: uno en Harvard y otro en Georgetown, ambos en Estados Unidos, y otros dos en España”, aseguró Pablo Casado este martes para explicar cómo pudo aprobar su máster en la Universidad Rey Juan Carlos sin ir a clase. Y es cierto que en su currículum en el Congreso de los Diputados figura un “DGP de la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard”. Pero cuando se profundiza en este “DGP”, el curso brilla bastante menos de lo que el vicesecretario del PP luce en su expediente académico.

Este curso de Harvard se impartió en Madrid, en el barrio de Aravaca, en el campus del IESE, una de las escuelas de negocios más prestigiosas del mundo y que pertenece a la Universidad de Navarra. Su MBA es uno de los mejores estudios de posgrado de toda Europa, según Financial Times; un máster muy exigente, de casi dos años de duración. No es eso de lo que estamos hablando. El "posgrado en Harvard" que organizó en Madrid el IESE fue un cursillo de solo cuatro días, entre el 16 y el 19 de junio 2008. No había otro requisito académico para inscribirse que el pago de la matrícula y el paso por un comité de admisiones. Tampoco había otro requisito para el título que la asistencia a todas las clases, como suele ser habitual en estos programas de formación para políticos que se imparten con el método del caso y que abundan en el currículum de Pablo Casado.

En Internet, en la web del IESE, aún queda rastro de ese curso de cuatro días en “Driving Government Performance”, un programa de “estrategias de liderazgo” para “directivos públicos”. El curso contó con el patrocinio de la Comunidad de Madrid, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Barcelona. La inscripción costaba 2.000 euros. Se impartía en inglés con traducción simultánea, según confirman desde el IESE.

En aquel momento, Pablo Casado era diputado en la Asamblea de Madrid. A las preguntas de eldiario.es sobre su matrícula, Casado “no recuerda” si pagó esos 2.000 euros que costaba este curso o si disfrutó de algún tipo de beca por ser diputado autonómico. Asegura a eldiario.es que se enteró de estos estudios a través del IESE, porque ya había realizado otro programa anterior en esta misma escuela de negocios.

El profesor que impartió este curso de Harvard de cuatro días al que asistió Casado fue Robert Behn. Según explican desde el IESE, el título es de Harvard aunque el curso se impartiera en el campus del IESE en Madrid. El mismo programa con el mismo profesor está disponible también en el campus de Harvard en Boston con una duración similar y un precio más oneroso: 8.800 dólares, según las últimas tarifas.

.@eldiarioes Creo que es bueno que los políticos sigamos formándonos cuando la agenda parlamentaria lo permite, por eso he “completado mi formación académica” (tal y como pone en mi CV) con programas ejecutivos de @iesealumni @IEbusiness @deustoDBS @IEB_Spain @Harvard @Georgetown

— Pablo Casado Blanco (@pablocasado_) 21:24 - 12 abr. 2018

El dirigente del PP asegura que nunca ha dicho nada que sea falso y que en su currículum en el Congreso presenta estos programas como un complemento a su formación académica.

En cuanto a los "posgrados en España" de Casado, son dos. El primero es el PLGP, Programa de Liderazgo para la Gestión Pública, una formación de unos diez días –un lunes de cada mes de septiembre a julio– con el método del caso, que está orientado a políticos y que muchos otros diputados de distintos partidos exhiben en sus currículums. Pablo Casado lo curso en 2006-2007. Al igual que otros estudios de estas características, solo es obligatoria la asistencia para lograr el título.

El segundo posgrado que Casado asoma en su currículum lo cursó en Deusto. Es el PLPE, Programa de Liderazgo Público de Emprendimiento e Innovación. También consiste en diez clases, un lunes de cada mes, y está orientado a políticos y cargos en la administración pública. El coste es de 1.900 euros, aunque hay diez becas anuales de 1.000 euros que entrega la Fundación Rafael del Pino. En la web de Deusto, Casado es uno de los políticos que recomienda este curso.

“Se puede decir que son posgrados. Sí, porque te piden la licenciatura para acceder a ellos”, afirma Pablo Casado. No es correcto porque en estos cursos de entre cuatro y diez días, más el tiempo de estudio, no hay ningún requisito académico obligatorio para asistir, tampoco la licenciatura. Solo el pago de la matrícula y el visto bueno en el comité de admisiones. como se puede comprobar en la web de Deusto, la web de IESE, el propio folleto del curso de Harvard que se impartió en Madrid o su equivalente en Harvard. Así lo confirman también fuentes de IESE.

Casado también ha explicado a eldiario.es que ese curso de cuatro días, el DGP, no es su única relación con Harvard, aunque sea el único título que muestra en su currículum público. También cuenta con otro certificado en otro programa intensivo, de unos pocos días de duración, en agosto de 2008, en el Real Colegio Complutense en Harvard, de la Universidad Complutense de Madrid, en Boston.

El otro “posgrado en Estados Unidos” del que presumió Casado esta semana, el de Georgetown, sí aparece en su currículum y tuvo una duración “similar” al DGP de la Kennedy School of Government. Casado no recuerda exactamente cuántos días de clase tuvo en ese curso en Washington, que también realizó en agosto de 2008.

En apenas tres meses, entre junio y agosto de 2008, Pablo Casado aprobó tres "posgrados": dos en Harvard y uno en Georgetown en un solo verano.

https://m.eldiario.es/sociedad/posgrado-Harvard-Pablo-Casado-Aravaca_0_760125210.html

EL HINCHADO CURRÍCULUM AMERICANO DE PABLO CASADO

El político dice ser "visiting professor" en Georgetown, donde únicamente acudió como conferenciante

Pablo Casado (Palencia, 1981) tiene uno de esos currículos académicos que cualquiera querría poder presentar en una entrevista de trabajo: dos licenciaturas, un máster –conseguido tras convalidar 18 de 22 asignaturas--, formación en las mejores escuelas de negocios españolas y posgrados o experiencia docente en tres de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos, incluida una de la Ivy League (los centros más selectos del país), Harvard.

Casado suele referirse a sus estudios en estos centros de excelencia con el genérico posgrado, pero lo cierto es que esas denominaciones no coinciden con la naturaleza de los cursos que ha cursado allí, mucho más cortos y que, en uno de los casos, ni siquiera exigen titulaciones previas. En su LinkedIn actual, Casado destaca dos cosas de su experiencia y formación: su trabajo en el Congreso de los Diputados y su paso por Harvard. Un paso, sin embargo, bastante breve.

Recientemente se ha escuchado al vicesecretario de comunicación del PP hablar de sus “posgrados en Georgetown y Harvard”. El críptico “DGP de la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard” que menciona su currículum del Congreso no es otra cosa que el Driving Government Performance Program, un curso de una semana de duración que cuesta 8.800 dólares y para el que no se requiere titulación previa alguna. “No recuerdo exactamente la duración, pero sí, era corto, era un curso ejecutivo”, reconoció Casado a EL PAÍS este martes. Añadió que lo pagó de su bolsillo, incluidos los billetes de avión.

Sin embargo, hoy eldiario.es ha publicado que el curso de Harvard que consta en su currículum no se realizó en Estados Unidos sino en Aravaca, Madrid, constó solo de cuatro días de clase y costó 2.000 euros. Se trata de una versión del mismo programa que a veces se imparte fuera de Estados Unidos. Casado ha confirmado a EL PAÍS que la información es correcta. Ha añadido que cursó otro programa similar en el "Real Colegio Complutense en Harvard", en Boston. Este último no lo consigna en su currículum.

Georgetown

El currículum del Congreso recoge también un “CLS del Government Affairs Institute de Georgetown”. Actualmente la única titulación que aparece en la guía de cursos de la universidad es el Certificate in Legislative Studies, denominación que Casado dice reconocer. Sin embargo, y también según la guía docente, se trata de un curso diseñado para hacerse en 18 meses, y por supuesto, presencial.

Aunque Casado no especifica en su currículum cuándo ha cursado estas titulaciones en el extranjero, desde 2007 ocupa puestos públicos de los que difícilmente pudo ausentarse año y medio para ser estudiante en Washington. “El curso se llamaba así, pero yo lo hice en el verano de 2008. Pasé dos meses allí. Cuando miré posibilidades para estudiar en Georgetown vi que los otros programas eran largos. Quería estudiar en Estados Unidos y este me encajaba”, asegura. Apunta a que quizá el curso con el mismo nombre que él hizo se ha transformado posteriormente en el programa largo actual. "¿Pretendo decir que tengo un título en estudios jurídicos o un MBA? No. Solo digo que tengo el CLS, sin mayor pretensión, no pretendo decir que soy catedrático en Georgetown", añade.

Cursos en el IESE y el IE, pero de un día al mes

Pablo Casado enumera en su currículum oficial una serie de titulaciones de prestigiosas escuelas de negocios españolas. Entre ellas está "el PLGP del IESE". Este programa, explican fuentes de la institución educativa, se desarrolla durante un curso académico, pero solo con asistencia un lunes al mes, de 12 a 20 horas. Es decir, nueve días de clases. Por tanto, no es un máster, sino un "programa para políticos y funcionarios de la alta administración", título privado del IESE; muy flexible pero en el que se controla la asistencia. Si los alumnos no asisten a un mínimo de clases no reciben el certificado. Este programa pretende acercar a los políticos al mundo de la empresa y los negocios y reúne asistentes de todo el arco parlamentario. Casado lo cursó en 2006-2007. Según fuentes del IESE, más que de posgrado habría que hablar de seminario de especialización.

La titulación del IE que aparece en su currículum es similar. Se trata del Programa de Gestión Parlamentaria, uno de los programas de postgrado de Executive Education de IE que se organizaba --ya no existe-- en colaboración con el Círculo de Empresarios. Casado lo cursó en 2008 junto con otros diputados de la Asamblea de Madrid. Tampoco es un máster. Casado afirma que él nunca ha dicho que lo fuera. En su CV del Congreso lo consigna como "el PGP del Instituto de Empresa".

"Que yo tenga ese tipo de cursos no es por querer hacer un turismo académico. Soy una persona inquieta en política y sigo mi vocación. Por mis trabajos no tengo tiempo para hacer un MBA en una universidad americana, pero tengo la inquietud de dedicar los veranos a este tipo de curso. Yo invertía dinero en eso", afirma Casado. Ese verano Casado era diputado de la Asamblea de Madrid y presidente de Nuevas Generaciones. Cuatro años antes, en otoño de 2004, el expresidente José María Aznar se había incorporado a la Universidad de Georgetown.

El otro mérito de Casado en Georgetown es el de haber sido “visiting professor del Global Leadership and Competiveness Program” de esta institución. Este programa es un curso de 10 semanas de duración para candidatos de entre 24 y 34 años, jóvenes líderes de América Latina. Casado afirma haber dado “clases magistrales” allí en los cursos de 2009 y 2010, invitado por la organización. "Casado efectivamente dio clases en el programa de GLC. Su desempeño fue muy exitoso", asegura por correo electrónico Ricardo Ernst, director del programa.

Cuando se le pregunta por la denominación académica de “visiting professor”, que no parece corresponderse con esas clases o conferencias que dio en el curso de dos meses y medio, Casado precisa que simplemente ha traducido lo que le dijeron que era cuando estuvo allí: “profesor visitante”. Es una definición, dice, puramente descriptiva y “que no tiene efectos vinculantes”.

Un docente de esta universidad explica a EL PAÍS que un visiting professor es una figura académica muy concreta, la de un profesor de universidad que da clases en otro centro distinto del suyo por lo menos seis meses o un año. Es más, su traducción más correcta sería catedrático visitante, a quien se contrata mediante una invitación formal del rectorado y conlleva incluso la expedición de un visado J-1 para ejercer como docente. La descripción de Casado le recuerda más a la de conferenciante o personalidad invitada en algo más parecido a un intercambio. Así lo califica también Ana Collado, asesora de Educación del PP hasta 2016, exalumna de este curso y que después también dio clases en ese programa. Ella precisa que Casado dio clases en 2010 y 2011. Al año siguiente las dio ella, que se califica como "guest speaker", es decir, conferenciante invitada.

Al curso de 10 semanas en el que Casado dice haber sido "visiting professor" solo pueden inscribirse alumnos de países de América Latina. Sin embargo, hay al menos seis españoles que lo han cursado. Y todos ellos trabajan o han trabajado para el PP. La última en hacer el curso, este mismo año, ha sido Teresa, Tita, Astolfi, jefa de gabinete de Rafael Hernando. En 2016 lo hizo Paula Bueno de Vicente, asesora del PP en el Congreso y trabajadora de FAES.

En 2013 fue Magdalena Comas, asesora del Ministerio de Exteriores. Comas menciona este curso en su su LinkedIn como "master's degree", aunque no lo sea. En 2010 hizo el curso Ana Collado, asesora de Educación en el gabinete de Rajoy hasta 2016 y en FAES. En 2009 lo hizo Raquel Barras, asesora del Presidencia. En 2008, José Luis Carreras López, actual jefe de gabinete de Rafael van Grieken, consejero de Educación de Madrid.

Casado explica que FAES es "contraparte" en España de este programa formativo, y que durante estos años ha contribuido seleccionando candidatos españoles para enviarlos a Georgetown. Collado explicó que hay más alumnos españoles que han formado parte del programa y que no tienen relación con el Partido Popular.

Johns Hopkins

La Johns Hopkins es la tercera universidad estadounidense de renombre que menciona Casado en su currículum. En concreto lo hace como “fellow de la SAIS (School of Advanced International Studies) de la Universidad Johns Hopkins en Washington”, según el CV del Congreso. No consta que haya estudiado nada allí y tampoco que haya sido profesor de ningún tipo, ni adjunto ni visitante.

Tampoco en la página web, que le engloba como “past fellow” se especifica en qué consiste ese fellowship. Casado explica que en aquella fecha —abril de 2012 es cuando según su LinkedIn le nombran fellow— él ya era portavoz adjunto de Exteriores en el Congreso y ponente de varios proyectos de ley, y que en cierto modo ese nombramiento es “un mérito” que le dieron. "Tengo una relación muy sólida con ellos. Es mi alma máter internacional, no como alumno pero sí como una persona que ha estado cerca y ha colaborado con ellos".

Al tratarse de un “cargo honorario”, no está remunerado y no entra en incompatibilidad con su cargo público en el Congreso, añade. Y explica que, de hecho, en alguno de los currículums que ha redactado para el Congreso los letrados le han pedido que especificara ser “non-resident fellow” para no incurrir en incompatibilidades.

Daniel Hamilton, director del centro, explica por correo electrónico que Casado fue fellow durante dos años, hasta hace aproximadamente tres años. Una figura que "simplemente tiene una afiliación con nuestro centro, pero no da clases, no se remunera, no tiene oficina aquí. Se trata sencillamente de un acuerdo por el que yo puedo consultar de manera informal con esa persona, en su caso, para hablar de política exterior española o del papel de España en las relaciones transatlánticas", añade.

El expresidente José María Aznar es “distinguished fellow” en la misma escuela que Casado, el Center for Transatlantic Relations, desde 2011, un año antes de que le nombraran fellow a él.

"Quiero tener una formación académica competitiva", señala Casado. "Quiero ser independiente en la política. No voy a estar aquí toda la vida y quiero ser competitivo en el mundo. ¿Cómo lo haces? Con este tipo de programas". Casado añade: "En mi CV hablo siempre que que 'completé mi formación académica', creo que es importante decirlo para que quede claro que no he dicho nada que no sea cierto". También ha querido precisar que cuando llama "posgrados" a estos cursos se refiere a que son cursos posteriores a la licenciatura.

https://politica.elpais.com/politica/2018/04/11/actualidad/1523464039_162643.html

EL RECTOR DE LOS PLAGIOS FIRMÓ LA CONVALIDACIÓN DE LOS ESTUDIOS DEL MÁSTER DE CASADO

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, admitió este martes que no fue a clase, que no hizo exámenes, pero que entregó cuatro trabajos y que se le convalidaron 18 de las 22 asignaturas

El documento con la admisión de las convalidaciones está firmado por Fernando Suárez, conocido como el rector de los plagios, que en aquella fecha era Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, compareció este lunes en la sede nacional de su partido para explicar las informaciones del diario El País sobre sus estudios de máster en la Universidad Rey Juan Carlos, un asunto que coincide en el tiempo con el estallido del caso Cifuentes. Y también con una investigación abierta en el seno de institución académica que afectaría, entre otras personas, al propio Casado.

Siguiendo una estrategia diferente de la desplegada por su compañera de partido, Casado admitió que no fue a clase, que no hizo exámenes y que suplió todo ello por cuatro trabajos que entregó en la universidad. Unos trabajos que pertenecían a las áreas que no se le habían convalidado. Y es que admitió, acompañando sus palabras de documentación sellada por la universidad, que se le habían convalidado 18 de 22 asignaturas, lo que traducido a créditos arroja un saldo de 40 de un total de 60. Se da la circunstancia de que el documento con la admisión de las convalidaciones, a cargo de la Comisión de Adaptación y Convalidaciones de la URJC -está datado el 17 de febrero de 2009- va firmado por Fernando Suárez Bilbao, por entonces vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado que después llegaría a la cúpula de la institución académica, convirtiéndose en el polémico rector de los plagios. Así se pudo comprobar en la información mostrada por Casado a los periodistas. Fuentes de la URJC consultadas por infoLibre consideran que lo correcto habría sido que esa convalidación fuera firmada por el vicerrector de Alumnos (o Estudiantes) y no por el responsable de Profesorado. Pero, añaden, "aquí ya todo es posible".

Casado explicó con insistencia en sus múltiples comparecencias a lo largo del día que ese "máster oficial" del que se matriculó, a día de hoy no sería necesario como puente de acceso al doctorado. Y circunscribió el alto grado de convalidaciones a lo habitual cuando quienes querían acceder a estos estudios contaban previamente con una carrera de cinco años, es decir, una licenciatura. El propio vicesecretario de Comunicación del PP aseguró a infoLibre que, según las instrucciones de convalidaciones de la URJC, 40 era el número máximo de créditos permitido para convalidar en aquel año.

Más tarde, la ley cambió y el tope se puso en los 36 créditos pudiéndose sumar a estos "la experiencia laboral y profesional acreditada" siempre que dicha experiencia estuviese relacionada "con las competencias inherentes a dicho título". "El número máximo de créditos que se pueden reconocer a partir de la experiencia laboral y profesional, y de enseñanzas universitarias no oficiales, no podrá ser superior, en su conjunto, al 15 por ciento del total de créditos que constituyen el plan de estudios del Máster Universitario", puede leerse en el reglamento interno de la URJC.

"Hice lo que me pidió la universidad"

Había sido en el mes de octubre de 2008, cuando realiza la matrícula, el momento en el que Casado solicitó las convalidaciones de las que pudiese beneficiarse conforme a la ley vigente portando como documentación la información que le acreditaba como licenciado en Derecho, el carnet del Colegio de Abogados de Madrid y su DNI.

"Hice lo que se me pidió [desde la universidad]", añadió Casado sobre un título que no recogió porque su intención era, insistió, acceder al doctorado. En esos momentos ya tenía otros cursos de posgrado de las universidades de Harvard, Georgetown, IESE y el Instituto de Empresa, relató.

Casado señaló también que en el momento de apuntarse a este curso acordó con el director del mismo, Enrique Álvarez Conde, cómo iba a ser el método de trabajo e insistió en que fue tratado "como un alumno cualquiera". En esta etapa él era diputado en la Asamblea de Madrid.

Álvarez Conde, con el que Casado niega una relación próxima y contactos posteriores a la realización del curso, fue también tutor del polémico máster de la líder del PP de Madrid.

A diferencia del caso de Cifuentes, la finalidad de Casado no era obtener un máster en sí mismo, sino tener acceso a los estudios de doctorado. Por aquellas fechas, insistió el vicesecretario de Comunicación de los conservadores, era necesario cursar estos estudios para cursar un doctorado que, no obstante, después no continuó.

"No quiero que el prestigio de la universidad se vea resentido, dijo. La universidad está por encima de mí", añadió al tiempo que mostraba sus diposición a colaborar con la institución académica en aquello que requiera para la investigación de la que ha informado El País.

Las explicaciones

Entrando en detalle, Casado explicó que tras matricularse en octubre de 2008 en el máster solicitó la convalidación de las asignaturas (ya era licenciado en Derecho por la Universidad Complutense) y admitió que no tiene certificado de notas oficial porque "nunca" lo ha solicitado.

Después mostró cuatro trabajos, entre los que ha destacado el trabajo de fin de itinerario (12 créditos) de 55 páginas titulado Las competencias de las comunidades autónomas en materia de administración de justicia. Además, realizó otros tres trabajos de menor extensión que tenían dos o cuatro créditos en tres asignaturas y que llevan por título: El concepto constitucional de autonomía local en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional; El reparto de competencias en la Constitución de 1978 y su futuro y Los principios inspiradores del modelo autonómico y las principales sentencias del Tribunal Constitucional. Estos trabajos han sido recuperados por Casado de su ordenador.

La extensión de estos trabajos oscila entre los 55 folios del más amplio a las 10 páginas del más breve.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/04/11/el_recto_los_plagios_era_maximo_responsable_convalidar_los_estudios_para_master_casado_81571_1012.html

SIETE PREGUNTAS SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

¿Quién convalidó el expediente de Pablo Casado?, ¿Por qué no ha mostrado su título oficial?, ¿Qué documentos ha mostrado y cuáles no?: algunas de las preguntas sobre el máster del dirigente del PP en la Universidad Rey Juan Carlos

El vicesecretario del PP, Pablo Casado, se ha presentado este martes ante los periodistas en la sede central del PP para intentar evitar que cayese sobre él un escándalo similar al que persigue la carrera política de Cristina Cifuentes. Entre la situación del diputado popular y la de la presidenta madrileña hay diferencias pero también similitudes, sobre todo cuando afloran los protagonistas que les facilitaron a ambos la realización de sus estudios en la Universidad Rey Juan Carlos. Lo que sigue es la foto fija del máster de Casado y sus explicaciones en siete preguntas clave.

¿Cuántas asignaturas y créditos cursó para obtener su máster?

Pablo Casado solo tuvo que cursar cuatro de las 22 asignaturas que conformaban el máster de la URJC. Gracias a las convalidaciones que le fueron autorizadas, el diputado del PP solo necesitó cursar 20 de los 60 créditos de los que constaba su máster.

¿Con quién pactó la posibilidad de sustituir la asistencia a clase por trabajos?

Con la misma persona con quien lo hizo Cristina Cifuentes, el catedrático Enrique Álvarez Conde. Según Casado llegaron a este acuerdo en una conversación cara a cara en la sede de la universidad. El dirigente popular asegura que el trato con el director de su máster "era distante".

¿Quién y cuándo firmó la convalidación general para el 66% de las asignaturas de Pablo Casado?

Lo hizo Fernando Suárez Bilbao el 9 de febrero de 2009. En esa época, Suárez Bilbao era vicerrector de estudiantes de la URJC. En 2013 ascendería al cargo de rector, del que se caería tras destapar eldiario.es un escándalo de plagios repetidos que le afectaba directamente. Él fue la persona que firmó el acta de convalidaciones que permitió a Pablo Casado cursar su máster sin tener que cursar 18 de las 22 asignaturas.

¿Qué documentos ha mostrado?

Tres trabajos de investigación de otras tantas asignaturas. Casado los ha enseñado encuadernados en canutillo, con su nombre en la portada y sin sello de la universidad. Además ha presentado un cuarto trabajo de fin de máster con las mismas circunstancias. En total, 92 folios de redacción de Casado sobre materias vinculadas a las competencias de las Comunidades Autónomas y su encaje constitucional. Casado no ha distribuido copia de los mismos y se ha limitado a permitir que le fotografiaran con ellos en la mano.

También ha aportado los documentos sellados por la universidad en los que Casado solicita la convalidación de asignaturas "que permite la ley" y la respuesta de la universidad en la que, también con sello, se le contesta que se le ha concedido la convalidación máxima: 40 créditos de un total de 60. El dirigente del PP ha permitido a los periodistas observarlos brevemente pero se ha prohibido expresamente la realización de fotografías de los mismos. Tampoco se ha dado copia a los periodistas.

Por último, Pablo Casado ha mostrado el tríptico publicitario con el que la Universidad Rey Juan Carlos ofrecía las bondades de su máster. El dirigente popular tenía anotada a boligrafo la parte interior de ese tríptico, motivo por el cual tampoco ha permitido las fotografías.

¿Qué documentos no ha mostrado?

No ha mostrado ni su certificado de notas ni el título que acredita la obtención de su máster, justo los documentos que Cifuentes sí tiene.

¿Ha sido transparente Pablo Casado sobre su máster?

El vicesecretario de comunicación del Partido Popular se ha presentado ante la prensa cargado de documentos. Ha tenido tiempo para prepararse porque lleva 15 días coordinando su respuesta con los servicios de prensa del PP. Ante una treintena de periodistas ha dado explicaciones por espacio de hora y media, después ha dado una rueda de prensa y, posteriormente ha permitido la consulta de su documentación con algunos límites.

Casado ha sido muy insistente en dejarse fotografiar con los trabajos que dice haber realizado para su máster, justo los que Cristina Cifuentes no encuentra. Ha leído el título de cada uno de eso trabajos, ha ofrecido detalles sobre el número de folios que le han ocupado e, incluso, detalles sobre la bibliografía utilizada en su redacción.

Sin embargo, el resto de papeles con los que se ha presentado en Génova estaban vetados para las cámaras de los periodistas, con la explicación de que en ellos se incluían datos personales como el número de cuenta o la dirección familiar.

¿Tiene Pablo Casado el título de su máster en la Rey Juan Carlos?

Casado explica que no está en posesión de su título porque nunca pagó las tasas de expedición ni solicitó que se lo enviasen. El dirigente del PP explica esta carencia con el argumento de que había cursado su máster como puente a unos estudios de doctorado, que finalmente nunca emprendió. Según su lógica, al no necesitar el título nunca lo pidió ni pagó las tasas para que se lo expidiesen.

https://www.eldiario.es/politica/preguntas-master-Pablo-Casado_0_759424848.html

PABLO CASADO SE DEFIENDE REMARCANDO LAS DIFERENCIAS CON EL CASO CIFUENTES

Se ha esforzado en dejar claro que no caben comparaciones con la presidenta madrileña: "No hay ningún pantallazo de ninguna irregularidad que yo tenga"

"Este no es un máster universitario, como alguno de los que se esta hablando últimamente", ha insistido en referencia al caso de Cifuentes
Casado ha convocado a la prensa en tan solo unas horas y ha mostrado documentos, aunque no ha despejado totalmente las dudas sobre su máster

Entrevistas en varios de medios, un briefing con periodistas, una rueda de prensa y sus trabajos. La reacción de Pablo Casado ante la noticia de que consiguió su máster sin ir a clase y sin examinarse ha dejado en evidencia a Cristina Cifuentes, de la que el vicesecretario de Comunicación del PP se ha esforzado en diferenciarse cada vez que ha tenido un micrófono delante. “Este no es un máster universitario, como alguno de los que se está hablando últimamente”, ha insistido.

El País publicó a última hora del lunes que Pablo Casado había obtenido un máster similar al de Cristina Cifuentes, impartido por el mismo organismo, el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), y con el mismo tutor, Enrique Álvarez Conde. Según esa información, Casado obtuvo el título sin ir a clase y sin presentarse a los trabajos.

El vicesecretario de Comunicación del PP dio un par de entrevistas poco después de conocerse esa noticia. Desde un principio se ha esforzado por trazar una línea que separe su caso del de Cifuentes, aunque sin nombrarla directamente. En una entrevista en la cadena SER se apresuró a decir que en este caso "no hay ningún pantallazo de ninguna irregularidad que yo tenga", en referencia a la primera información de eldiario.es. Ha recalcado en varias intervenciones que su máster no exigía asistencia a clase, también en alusión a Cifuentes.

Además, ha insistido en que ambos casos no son comparables porque el suyo era un curso puente para realizar el doctorado, aunque finalmente no recogió el título porque no optó por doctorarse. "Este no es un máster universitario, como alguno de los que se esta hablando últimamente, que son de los que te dan un título y lo guardas o lo cuelgas en el despacho", dijo en esa misma entrevista, en la que también dejó claro que no tenía ninguna forma de contactar con sus antiguos profesores o con el tutor, con quien apenas trató, dice.

"Dar explicaciones ayuda a los compañeros"

Este martes ha continuado con esa estrategia de desmarcarse de la dirigente madrileña, en la cuerda floja después de que Ciudadanos haya pedido su dimisión. En rueda de prensa, ha destacado que no gozó de ningún trato de favor: "Yo, en el centro, trataba a la gente de usted. Se me mandó a hacer cola a secretaría, como debe de ser". Esa comparecencia ante la prensa se ha producido después de un briefing con periodistas en el que Casado ha estado hora y media respondiendo sobre su máster.

El dirigente del PP nacional ha tardado unas horas en convocar a la prensa. La presidenta madrileña, por su parte, solo habló con un par de medios tras la información publicada por eldiario.es, colgó un vídeo en redes, hizo una intervención sin preguntas ante los miembros de su partido y tardó dos semanas en dar una rueda de prensa. Casado no ha dejado pasar la ocasión para referirse a sus diferencias comunicativas a la hora de abordar los dos escándalos cuando le han preguntado por sus similitudes con Cifuentes.

"Dar explicaciones ayuda a los compañeros, hoy mis compañeros lo han tenido muy fácil, solo han tenido que decir que se ceñían a mis palabras", ha dicho ante los periodistas. Ha ahondado en estas diferencias al afirmar que "como te equivocas es mintiendo, si algo está mal que no sea porque es mentira". En todo momento, eso sí, ha reafirmado su apoyo a Cifuentes.

Además de la rápida reacción ante los medios, Casado también ha marcado diferencias enseñando documentos sobre su máster. Ha mostrado varios trabajos realizados, que asegura que le fueron convalidados por la realización de los exámenes. Los periodistas también han podido ver las actas de convalidación de 18 asignaturas de las 22 que tenía el máster, aunque no ha repartido copias. Además de mostrarlo en redes sociales, donde ha estado especialmente activo, ha ingresado en la intranet de la Universidad ante los periodistas, a los que ha dicho que ha podido mostrar algunos de los documentos porque los tenía guardados en su ordenador.

De nuevo, las diferencias con Cifuentes saltan a la vista. La presidenta regional no ha conseguido localizar aún su Trabajo de Fin de Máster (TFM), ha mostrado un pantallazo de un correo para justificar su irregular cambio de notas y exhibió durante unos días un acta de evaluación del TFM, hasta que se ha demostrado que ese documento fue fabricado para que tuviese una coartada.

Casado ha tenido mucho más tiempo para preparare que Cifuentes. Cuando saltó la noticia sobre la presidenta madrileña, él mismo advirtió que su máster podría traerle problemas. Así se lo comunicó a la dirección del PP y se puso a reunir la información de la que disponía para cuando alguien le preguntase. Aún así, no ha despejado todas las dudas. No ha mostrado el acta de la comisión evaluadora que explique por qué pudo convalidar 18 de las 22 asignaturas, lo que le permitió superar el curso sin apenas esfuerzo.

Además, Casado no ha distribuido algunos de los documentos en los que sustenta su defensa, alegando que contienen datos confidenciales, aunque él mismo podría ocultarlos antes de entregar esos documentos a la prensa.

https://www.eldiario.es/politica/reaccion-Casado-informacion-Cifuentes_0_759425175.html

PABLO CASADO ALEGA QUE LA REY JUAN CARLOS LE CONVALIDÓ 18 DE LAS 22 ASIGNATURAS DE SU MÁSTER

El dirigente del PP muestra los cuatro trabajos con los que le fue concedido el título

Pablo Casado, portavoz del PP, ha admitido este martes que en su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), cursado en 2008 y 2009, no fue a clases, ni realizó exámenes, ni defendió un trabajo final ante un tribunal. Relató que así se lo propuso el director del máster, Enrique Álvarez Conde, y fue posible porque logró convalidar 18 de las 22 asignaturas. Las otras cuatro las superó con sendos trabajos, que en total sumaban 92 folios. Casado ha reconocido que ignoraba si el resto de alumnos del curso tuvieron idéntico trato. “Hice lo que se me pidió. No me pareció extraño. Si hubo algo que no estaba bien, lo desconozco”, ha dicho.

El vicesecretario de Comunicación del PP ha celebrado este martes una conferencia de prensa para dar explicaciones sobre su máster tras la información publicada por EL PAÍS. Ha mostrado formularios de inscripción y resguardos de pago que probaban su paso por el máster oficial en Derecho Autonómico y Local, pero admitió que tan solo hizo unos trabajos para obtener el título. Exactamente, cuatro, de 55, 16, 11 y 10 folios. El más voluminoso fue lo que se llamaba trabajo de fin de itinerario, equivalente a 12 créditos. Ha vuelto a argumentar que no era necesario un trabajo equivalente al de fin de máster, defendido ante un tribunal público, y ha delegado la responsabilidad en el centro.

La normativa por la que se regía su curso, el real decreto 56/2005, no recoge explícitamente la necesidad de esa defensa, aunque cuatro profesores de la URJC y otra docente de fuera señalan que también entonces se exigía. “Es verdad que esos años, 2008 y 2009, fueron una época de transición. Pero si este máster se llama máster oficial está regulado por el plan de Bolonia, no hay más”, ha señalado Begoña Soto, profesora de la facultad de Comunicación de la URJC, directora de otro máster en 2010. “Desde mi experiencia, cualquier programa de doctorado y cualquier máster conlleva la elaboración de un trabajo final, se llame como se llame, defendido ante una comisión”, ha explicado la docente.

El portavoz del PP ha añadido que su forma de cursar el máster le fue propuesta por Enrique Álvarez Conde, un catedrático que es pieza clave de todo lo que está trascendiendo en las últimas semanas de la URJC. Es el director del Instituto de Derecho Público (IDP) que organizó el máster de Casado y el de Cifuentes. Este martes le llamó a declarar la Policía Nacional en las diligencias abiertas a raíz de las dos denuncias presentadas en la fiscalía por el caso Cifuentes.

Casado ha defendido que su curso de posgrado no era el mismo que el de la presidenta, que lo cursó tres años después. En la URJC se informa de que uno sustituyó al otro. El entonces diputado de la Asamblea de Madrid se matriculó el 15 de octubre de 2008, abonó 1.465 euros en tres pagos y luego abonó 227,20 euros por solicitudes de convalidación. Casado, de 37 años, indicó ayer que le fueron convalidadas más de un 80% de las asignaturas y dos tercios del total de créditos exigidos, que eran 60.

Fue gracias a materias de su licenciatura en Derecho por la Complutense, aseguró, aunque no aportó la documentación que adjuntó entonces ni facilitó a los medios la que había enseñado durante su comparecencia. Esa convalidación es legal, según las fuentes universitarias consultadas, pero se dio en un porcentaje muy excepcional. Otro docente de la URJC, que ha impartido clases en otras ediciones del citado máster y lleva más de tres décadas de docencia, asegura a este periódico que, por su experiencia, los alumnos tienen que superar asignaturas, los trabajos se tienen que exponer en clase y después hacer exámenes. También señala que “nunca” le ha ocurrido que uno de sus alumnos convalide dos tercios de sus créditos.

El rector plagiador

El presidente de la comisión de convalidación que le permitió no cursar 18 asignaturas era, en 2009, el vicerrector Fernando Suárez, posteriormente elegido rector y apartado del cargo por una quincena de plagios.

Casado ha añadido que, cuando inició este máster, ya había cursado antes otros cuatro posgrados, en Georgetown, Harvard, el Instituto Empresa y el IESE. Ha relatado que al mismo tiempo cursó la licenciatura de Dirección y Administración de Empresas, también en la URJC. Se matriculó en 2007, por lo que, ha confirmado, lo estudió a la vez que el máster. Y mientras era también diputado de la Asamblea de Madrid, donde estaba en dos comisiones, y presidente de Nuevas Generaciones. Al preguntarle si era posible que le diera tiempo a todo, respondió que sí.

UN ALCALDE DEL PP QUE HIZO EL MÁSTER UN AÑO ANTES AFIRMA QUE SÍ ENTREGÓ TRABAJO FINAL Y ACUDIÓ A CLASE

Otro cargo del Partido Popular que hizo el máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), citado en la información de EL PAÍS de ayer lunes, también ha ofrecido hoy explicaciones, pero en su caso contradicen la experiencia relatada por Casado. Daniel Pérez, alcalde de la localidad madrileña de Galapagar, que realizó el máster desde finales de 2006, durante 2007 y hasta principios de 2008 –el año antes del de su colega de partido– ha querido dejar claro que, por el contrario, él sí realizó "un Trabajo de Fin de Máster (TFM)", y que sí asistió a clases. Además, según ha afirmado en un comunicado, dice conservar más de medio centenar de correos electrónicos con compañeros de clase y “al menos seis profesores”.

Entre otras pruebas que afirma poder aportar, como demostración de una actividad real en la realización del curso, asegura poseer correos electrónicos con la secretaría de la universidad, el Instituto de Derecho Público, la asociación de antiguos alumnos y el servicio de información de la universidad. También otros correos que hacen alusión a la entrega de su trabajo de fin de máster y con el Servicio de Títulos Oficiales de la propia URJC, para solicitar la expedición de su título y otro en el que se le avisa de que está emitido y puede acudir a recogerlo.

https://politica.elpais.com/politica/2018/04/10/actualidad/1523344175_516969.html

LA REY JUAN CARLOS INVESTIGA TAMBIÉN EL MÁSTER DE PABLO CASADO

La universidad pública revisa más de una década de actividad del Instituto de Derecho Público que dirige el catedrático implicado en el 'caso Cifuentes'

La investigación interna abierta tras las irregularidades desveladas en el máster de la presidenta Cristina Cifuentes se extiende. La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) revisa también el posgrado del diputado del PP Pablo Casado en el marco de unas pesquisas que ha ampliado además a toda la actividad del Instituto de Derecho Público (IDP), que dirige el catedrático Enrique Álvarez Conde.

Fuentes universitarias confirman a EL PAÍS que el procedimiento de información reservada que se abrió el pasado 21 de marzo, que dirige la profesora Pilar Trinidad, se han ampliado a otros cursos entre los que incluye también el del diputado Pablo Casado. Entre los alumnos que se están revisando están también el exbanquero Mario Conde y otros cargos y personalidades políticas cuya identidad no ha trascendido.

La universidad está analizando la documentación y actividad del Instituto de Derecho Público, creado por acuerdo de la Comisión Gestora de la URJC de 12 de diciembre de 2001, según consta en su web. Entre sus actividades, estaban el máster universitario en Derecho Público del Estado Autonómico, que supuestamente cursó Cifuentes. Álvarez Conde era también el responsable del máster de Casado, Máster en Derecho Autonómico y Local. "Era la persona que me informó. A la hora de entregar los trabajos de investigación se hacían a través de él", ha dicho este lunes por la noche en la Cadena Ser el diputado popular al ser preguntado sobre si conocía al catedrático. "Hice lo que a mí se me pidió", ha añadido.

El IDP fue aprobado por el Consejo de la Comunidad de Madrid en 2005, cuando ejercía como rector el actual magistrado del Tribunal Constitucional, Pedro González-Trevijano. Preguntado recientemente por el caso Cifuentes, González-Trevijano aseguró a este periódico: "Sin prejuzgar nada, yo no conocía que la actual presidenta de la Comunidad estuviera cursando un máster universitario cuando yo era rector".

La andadura de este centro, que siempre ha tenido a la cabeza a Álvarez Conde, continuó mientras regía esta universidad pública madrileña el catedrático Fernando Suárez, que acabó apartado del cargo por haber plagiado en sus trabajos académicos. Este periódico confirmó 15 casos. Tras un año con Javier Ramos al frente, el caso Cifuentes ha hecho tambalear los cimientos de este instituto. El pasado 5 de abril, Álvarez Conde pospuso sine die la votación prevista para su renovación en el cargo de director.

El catedrático Álvarez Conde, con el que este periódico ha intentado contactar en numerosas ocasiones sin éxito, aseguró el pasado viernes en Onda Cero que había hecho una “reconstrucción” del acta del tribunal que supuestamente había examinado a Cifuentes de su Trabajo de Fin de Máster (TFM), de la que se han desentendido las supuestas firmantes. Son las profesoras Alicia López de los Mozos, Clara Souto y Cecilia Rosado, discípulas de Álvarez Conde. Apenas unas horas después de hacer esas declaraciones, el catedrático cambió su versión y aseguró al diario digital El Confidencial que el acta no es una reconstrucción hecha en tres horas a petición del rectorado de la Universidad Rey Juan Carlos del documento de 2012, sino que fue presionado por el rector, Javier Ramos, para elaborar “un documento interno, no un acta oficial y la versión definitiva del acta tiene que estar en los servicios centrales de la universidad”.

"La afirmación de que yo le obligué a reconstruir un acta es rotundamente falsa", respondió Ramos, que anunció el viernes que estudia emprender acciones legales. Ese mismo día, el rectorado envió a la Fiscalía los primeros documentos del caso, como el acta firmada por la profesora López de los Mozos en la que aseguraba que, como adelantó EL PAÍS, ni participó en el tribunal del Trabajo Fin de Máster de Cifuentes ni la firma del acta era suya.

https://politica.elpais.com/politica/2018/04/09/actualidad/1523298146_588657.html

PABLO CASADO TIENE UN MÁSTER COMO EL DE CIFUENTES, PERO NO RECUERDA SI FUE A CLASE

El dirigente del PP asegura que realizó el curso en 2008 y 2009, pero un profesor sostiene que no está en su lista de clase

Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP y que se baraja en el partido como posible relevo de Cristina Cifuentes como candidato a la Comunidad de Madrid, asegura que cursó el máster de Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), como el de Cifuentes, aunque antes, en 2008 y 2009, pero ha admitido a este periódico que no recuerda si asistió a clase ni si hizo los exámenes. Este máster figura en su currículum oficial en su ficha como diputado del Congreso. Casado argumenta que el curso, anterior a la adaptación de las normas europeas del plan Bolonia, aplicada en 2009, no exigía esos requisitos con rigidez y no es un máster, es un plan de preparación del doctorado. No obstante, fuentes universitarias y docentes de ese máster en esos años, lo niegan. Afirman que, si bien la categoría del curso era distinta, eso no cambia la obligación de ir a clases —eran de lunes a viernes, en dos cuatrimestres con catorce asignaturas—, realizar los respectivos exámenes y el trabajo de fin de máster. Este trabajo aún no recibía esa denominación, era una tesina, dirigida por un tutor, que se defendía ante un tribunal. Un profesor de ese máster en ese año sostiene incluso que Casado no figura en la lista de alumnos de su asignatura. Cuando estalló el caso de Cristina Cifuentes fue el propio Casado quien aportó a la dirección del PP documentación sobre su máster, y el partido dio por buenas sus explicaciones. En un tuit, tras la publicación de la información, Casado la ha desmentido "tajantemente".

Pablo Casado tiene un máster como el de Cifuentes, pero no recuerda si fue a clase Cifuentes se ratifica en su versión y no dimite
Pablo Casado tiene un máster como el de Cifuentes, pero no recuerda si fue a clase La Universidad desmonta el relato de Cifuentes sobre su máster

Casado sostiene que su máster no es como el de Cifuentes, porque antes del plan Bolonia, como es su caso, "los másteres son muchos menos reglados, cada centro planteaba las fórmulas de seguimiento de las asignaturas, no está reglado que exista trabajo de fin de máster, no está reglado que exista tribunal, lo que yo tengo y he encontrado son muchos trabajos". Se da la circunstancia de que tanto en el máster de Cifuentes como en el de Casado el responsable era Enrique Álvarez Conde, el catedrático que dirige el Instituto de Derecho Público (IDP) y que fue quien salió en la primera rueda de prensa del rectorado a defender a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Así lo ha reconocido la noche del lunes Casado en la Cadena Ser: “Era la persona que me informó. A la hora de entregar los trabajos de investigación se hacía a través de él”, dijo el diputado popular. “Hice lo que a mí se me pidió”, añadió. Sobre el hecho de no figurar en la lista de los alumnos, tal como señala un profesor de su máster de su asignatura, ha replicado en la cadena Ser que puede deberse a que se trate de una asignatura convalidada.

A la pregunta directa de si asistió a las clases, Casado ha respondido a este periódico: "No lo recuerdo, sinceramente, era una formación mucho más como de doctorado, en el propio sistema lo que se regulaba era el crédito y el tiempo dedicado por los alumnos para conseguir los créditos, había tutorías, clases, trabajos…". “Yo lo que quería era un doctorado, y esto no es un máster universitario, que son finalistas, es un máster como de curso de doctorado, que te servía para investigar. Luego ya no tuve tiempo y no investigué”, ha explicado en antena.

Casado ha asegurado a este periódico que tiene la matrícula y las notas de sus asignaturas del máster, y que también conserva el acceso a la intranet de la universidad. No obstante, Casado no ha mostrado ninguna documentación a este periódico pese a que se le ha requerido en los últimos cuatro días.

A última hora de la noche del lunes, en una nueva conversación telefónica dio más detalles. Concretó, con exactitud, que la aprobación definitiva de su máster está el “lunes 3 de julio de 2006, en el BOE número 157, página 25004”. Y el Real Decreto en el que se basaría es "el 56/2005, página 21, martes 25 de enero, número 2846”. “Mi máster se rige por un Real Decreto de 2005, primer decreto San Segundo, por el cual España entra en Bolonia. Al entrar en Bolonia se adaptan todas las titulaciones, las de grado y las de posgrado. En este primer decreto no entra la estructura ni de TFM, ni de tribunal, es la adaptación de los actuales cursos de posgrado. (…) Por eso es flexible tanto la evaluación, como la investigación, como la asistencia, porque son cursos de doctorado, adaptados a Bolonia”. Al insistirle de nuevo si no estaba obligado a acudir a clases y a pasar unos exámenes, respondió que no, por tratarse de un acceso al doctorado.

Explicó que había trabajos de investigación según unos “itinerarios” a elegir, y él optó por uno de derecho autonómico, con un “trabajo de fin de itinerario”. “Eso es precisamente lo que fomentan este tipo de máster, por eso no es un título finalista. Tú no estás allí para conseguir ese máster, sino para acceder al doctorado”, concluyó. Por todo ello subraya que no es el mismo máster de Cristina Cifuentes: “El Real Decreto que lo regula no es el mismo. El título no es el mismo. La estructura de estudios no es la misma. Ni el plan de estudios. No es nada, yo tengo unos cursos de doctorado, que se llaman máster, porque así lo establece el Real Decreto y así lo establece la universidad, no es mi culpa". Al recordarle que e su currículum pone claramente “máster en Derecho Autonómico”, replica: “Sí, porque la denominación es máster. No es lo mismo. Es un máster oficial, que te da acceso al doctorado, y el de Cristina es universitario, un título finalista“.

La Universidad Rey Juan Carlos no ha querido aclarar la situación, si efectivamente Pablo Casado cursó el máster y si aparece o no en la lista de su curso. Alega que lo impide la protección de los datos de los alumnos, aunque en el caso de que no apareciera en realidad no sería alumno, pero tampoco ha querido confirmar ese extremo.

Por otro lado en el año del máster, el curso académico 2008-2009, Pablo Casado, que ahora tiene 37 años, era diputado de la Asamblea de Madrid y presidente de Nuevas Generaciones del PP en Madrid, dos cargos aparentemente incompatibles, en tiempo de dedicación, con el estudio de un máster. En la Asamblea, además, era portavoz en la Comisión de Justicia y Administraciones Públicas y portavoz adjunto de la Comisión de Presupuestos y Hacienda. Ya estaba muy volcado en la actividad política, pues en la legislatura anterior había desempeñado el cargo de asesor del vicepresidente segundo y consejero de Justicia e Interior, y asesor en la Dirección General de Protección Ciudadana en la Comunidad de Madrid.

El currículum que Casado ha ido presentando en años sucesivos, en sus distintos cargos, ofrece denominaciones diversas para el máster de la URJC. En su ficha de la Asamblea de Madrid, de 2007 a 2009, dice: “Máster de Derecho Administrativo, con especialidad en Derecho Autonómico y Local” por la URJC. Es un máster que no existe con tal denominación. En su ficha como diputado del Congreso de la legislatura 2011-2016 reza: “Máster en Derecho Administrativo” por la URJC, que no existe. Solo en su ficha como diputado en la legislatura actual ya dice, correctamente: “Máster en Derecho Autonómico y Local” por la URJC.

Por otro lado cuando fue reelegido presidente de Nuevas Generaciones en noviembre de 2008, mientras estaba teóricamente cursando el máster, apareció en prensa esta información de su currículum: “En la actualidad, está cursando Administración y Dirección de Empresas con especialidad en Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos”. Según su currículum, Casado, que ya tenía el título de Derecho por la Universidad Complutense, también se licenció, en efecto, en Administración y Dirección de Empresas en la URJC, aunque no especifica la fecha. No obstante, no tiene sentido hacerlo al mismo tiempo que un máster, además de la dificultad que conlleva.

En su currículum se refleja que Casado ha compaginado su actividad política estos años con numerosos títulos de posgrado: fellow de la SAIS (School of Advanced International Studies) de la Universidad Johns Hopkins en Washington; visiting professor del Global Leadership and Competiveness Program de la Universidad de Georgetown; DGP de la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard; el CLS del Government Affairs Institute de la Universidad de Georgetown; el PLGP del IESE, el PLPE de Deusto Business School, el PGP del Instituto de Empresa y el Curso de Mercados Financieros del IEB.

El caso de otro alcalde del PP que también hizo el máster

Hay otro político del PP que cursó el máster de la URJC, Daniel Pérez, alcalde de la localidad madrileña de Galapagar del PP, 44 años, que obtuvo el mismo título en el curso anterior, en 2008. Otro profesor de ese máster, y de ese curso, sostiene que tampoco aparece en la lista de alumnos correspondiente de su asignatura. La jefa de prensa de Pérez ha precisado que realizó el máster a “finales de 2006, año 2007 y principios 2008”. Eso quizá explique este interrogante, pero el alcalde se ha negado a hablar con este periódico y se ha limitado a enviar una nota, en la que asegura que “ha cursado y superado las pruebas que acreditan el título de Máster Universitario en Derecho Autonómico y Local, fechado a 22 de julio de 2008, teniendo a su disposición pruebas, documentos y testigos que así lo podrán corroborar en las instancias oportunas, si se diese el caso”. No ha querido precisar con más detalle si asistió a las clases, cuándo realizó los exámenes y presentó y defendió un trabajo de fin de máster. La URJC tampoco ha querido aclarar este caso.

https://politica.elpais.com/politica/2018/04/09/actualidad/1523299493_073657.html

Volver

© Copyright. 1998 - 2018. www.losgenoveses.net, los herederos de www.aznar.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones ( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )