Página Principal
La Presidenta, S.A.
Los Genoveses
Los Asuntillos
Espe & Alberto
Las Noticias + PP
Telemadrid me mata
Con Humor
Estos son sus poderes
Imagen Y sonido
Los Desafectos
Ocurrencias
Compromisos a la carta
Los incunables
Amiga de sus Amigos
La E.T.T. más PPopular
 
Suscríbete Tu opinión aquí El Foro Quienes Somos Los Genoveses.net

LAS OPINIONES QUE DESAGRADAN A ESPE Y ALREDEDORES

" Está comprando el discurso socialista "

ENRIQUE GIL CALVO
Deshonra  

Finalmente, el escándalo de la Comunidad de Madrid se ha consumado, pues la derecha oligárquica ha robado limpiamente las elecciones al pueblo soberano. Y digo limpiamente porque el asunto quedará zanjado entre la justicia independiente y la fiscalía dependiente, sin quedar nada que se pueda demostrar. Así, una vez sentado el precedente jurídico, queda proclamada la licencia legal no sólo para especular con total impunidad, sino a lo que parece, también para birlar las elecciones. Se recordará que, cuando Aznar tomó el mando del Partido Popular, su primer asalto frustrado al poder ya se saldó en 1989 con la decisión judicial de anular las elecciones en Murcia, Pontevedra y Melilla, forzando su repetición con la esperanza de quitarle a González su mayoría absoluta. Y ahora que Aznar abandona el poder para dirigirlo desde la sombra, parece que insiste en distorsionar la soberanía popular desde el ministerio fiscal.

Y por si fueran pocos los tribunales a su favor, la derecha cuenta, además, con otros foros para desautorizar a los expropiados vencedores de las urnas. Me refiero a la doble arena del Parlamento y su caja de resonancia mediática. En el debate del estado de la nación donde Aznar crucificó a Zapatero -cruzado con la fallida investidura de Simancas en la Asamblea de Madrid-, se escenificó una inversión de responsabilidades donde los verdugos culpaban del desafuero a sus propias víctimas. Es como hacía el señorito de pueblo de la España franquista, que violaba a su criada mientras le espetaba: "Te lo mereces por puta". Y después llega el juez de la minifalda que exculpa al violador e imputa por provocación a la propia violada.

Todo ello entre la algarabía del reality show retransmitido en directo por televisión, que multiplica la deshonra sufrida aireándola a los cuatro vientos para mayor vergüenza y deshonor de la víctima humillada y ofendida. En mi tierra hay un rústico refrán que lo expresa groseramente: encima de puta, pagar la cama. Y así sucederá si el precio electoral de este escándalo lo pagan finalmente tan sólo los socialistas, desautorizados por el clima de opinión artificialmente creado. Es la peor expresión del escándalo público tal como lo define René Girard, que consiste en pervertir y corromper al pueblo -al público espectador- para que linche a una víctima inocente.

¿Qué podría hacer el PSOE para invertir el falaz clima de opinión que se ha creado, convenciendo al público de su inocencia y recuperando así su plena autoridad moral? Me temo que bien poco puede hacer. Si el PP ha convencido a todos de que el PSOE se merecía la violación sufrida a manos de estos señoritos caciquiles es porque, efectivamente, su reputación ya estaba por los suelos, y mal puede deshonrarse a quien perdió su virtud hace mucho tiempo. El problema del PSOE es que se ganó a pulso con creces su actual mala fama de partido corrupto, y mientras no se rehabilite, carece de autoridad moral, pues la perdió hace demasiado tiempo y desde entonces no ha hecho nada por demostrar que ya merece recuperarla.

Por aquí habría que empezar, pues cabe hacer de la necesidad virtud. De aquí al otoño, justo antes de los próximos comicios madrileños -además de catalanes y quizá vascos o andaluces-, Zapatero tiene tres tareas pendientes, sin las que su partido no podrá recuperar el crédito perdido con el escándalo de Madrid. En primer lugar tiene que limpiar su ejecutiva -prescindiendo de sus dos lugartenientes cuya pésima imagen tanto le perjudica- y crear otra nueva e intachable que pueda merecer alguna credibilidad. En segundo lugar tiene que obligar al partido entero a romper con su pasado -en contra del llamado espíritu de Vista Alegre-, haciendo examen de conciencia para asumir en público sus responsabilidades retrospectivas, pues sólo así nos convencerán de que comienzan a rehabilitarse. Y por último deberá elaborar un discurso público, explicando qué ha pasado y exponiendo su visión política de las cosas

(*) Publicado en El País.07.07.03

volver

© Copyright. 1998 - 2006. www.esperanzaaguirre.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )

 

© Copyright.2007. www.esperanzaaguirre.net  Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )