ISABEL DÍAZ AYUSO Y SU RASPUTÍN RODRÍGUEZ TOMAN TELEMADRID
 

 

LAS NOTICIAS. 06.09.21

 

DE TELE-ESPE A TELE-AYUSO

TELEMADRID FULMINA A LOS PRESENTADORES DE LOS INFORMATIVOS QUE ELEVARON LA AUDIENCIA Y LA CREDIBILIDAD DE LA CADENA

EL PP REPLICA EN TELEMADRID LA ÉPOCA INFORMATIVA MÁS OSCURA DE TVE

 

LA NUEVA DIRECCIÓN DE TELEMADRID HUNDE LA TARDE: PIERDE UN 86% DE AUDIENCIA

EL PSOE ACUSA A AYUSO DE ''ASALTAR'' TELEMADRID PARA CONVERTIRLA EN 'TELEAYUSO'

JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ NOMBRA A ÁLVAREZ GUNDÍN COMO DIRECTOR DE INFORMATIVOS DE TELEMADRID

AYUSO ENTREGA TELEMADRID A LA CÚPULA DE RTVE CON EL PP

LA REVOLUCIÓN EN TELEMADRID DEJARÁ SIN SILLA A MARÍA REY Y PREMIARÁ A ANA ROSA QUINTANA

LA CÁMARA DE CUENTAS DETECTÓ GASTOS FUERA DE CONTRATO POR 3,3 MILLONES EN TELEMADRID EN LA PRIMERA ETAPA CON SÁNCHEZ AL FRENTE

LOS SIETE DÍAS EN LOS QUE DÍAZ AYUSO LOGRÓ EL CONTROL TOTAL DE TELEMADRID

AYUSO PONE RUMBO A 2023 TOMANDO EL CONTROL DE TELEMADRID Y ERIGIÉNDOSE COMO UNA LÍDER NACIONAL CONTRA SÁNCHEZ

LA PLANTILLA DE TELEMADRID, ENTRE EL PESIMISMO, LA INQUIETUD Y LA ESPERANZA

EL DIRECTOR DE INFORMATIVOS DE TELEMADRID, TRAS SU CESE: ''HEMOS PULVERIZADO RÉCORDS''

SIETE FRASES QUE SINTETIZAN EL PASO POR RTVE DE JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ, NUEVO ADMINISTRADOR DE TELEMADRID

JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ COBRARÁ 97.000 EUROS AL AÑO COMO ADMINISTRADOR DE TELEMADRID

EL NUEVO 'JEFE' DE TELEMADRID DIRIGIRÁ LA CADENA SIN EL VISTO BUENO DE LA ASAMBLEA

LAS SEIS POLÉMICAS DEL NUEVO DIRECTOR DE TELEMADRID: MACHISMO, HOMOFOBIA, MANIPULACIÓN...
 

AYUSO ENTREGA TELEMADRID AL PERIODISTA DE LOS PAPELES DE BÁRCENAS QUE DESPIDIÓ AL 74% DE LA CADENA

DÍAZ AYUSO NOMBRA A JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ, EXDIRECTOR DE RTVE, ADMINISTRADOR DE TELEMADRID

DEL ERE DE AGUIRRE A LA LEY DE AYUSO: LOS INTENTOS DEL PP POR CONTROLAR LA INFORMACIÓN Y EL DINERO DE TELEMADRID

AYUSO TOMA TELEMADRID TRAS DESCALIFICAR A SU DIRECCIÓN, QUE RESPONDE CON DATOS: AUDIENCIAS AL ALZA Y SOLVENCIA ECONÓMICA

DÍAZ AYUSO LOGRA QUE EL CONTROL DE TELEMADRID QUEDE EN MANOS DE PP Y VOX

CUANDO AYUSO DEFENDÍA TELEMADRID Y LA LEY QUE AHORA QUIERE CAMBIAR: “ES EL CAMINO PARA DESPOLITIZAR LA TELE”

LOS 10 DESENCUENTROS ENTRE ISABEL DÍAZ AYUSO Y TELEMADRID: "SOY LA ÚNICA PRESIDENTA QUE TIENE UNA TELEVISIÓN QUE LE ES CRÍTICA"

AYUSO ACELERA Y TOMARÁ EL CONTROL DE TELEMADRID 19 DÍAS DESPUÉS DE SER INVESTIDA PESE A LAS DUDAS DE VOX

LA URGENCIA DE AYUSO POR CONTROLAR TELEMADRID LE LLEVA A CREAR UN DIRECTOR PROVISIONAL A SU SERVICIO QUE NO EXISTE EN NINGUNA TELEVISIÓN AUTONÓMICA

EL PP INICIA EL ASALTO A TELEMADRID REGISTRANDO EN LA ASAMBLEA UNA REFORMA QUE EXPULSARÍA AL ACTUAL DIRECTOR GENERAL

AYUSO PRETENDE BORDEAR LA LEY PARA ADUEÑARSE DE TELEMADRID

EL ASALTO FINAL A TELEMADRID: AYUSO ESTUDIA APOYARSE EN VOX PARA CAMBIAR LA LEY Y TUMBAR A LA ACTUAL DIRECCIÓN

AYUSO VETA A TELEMADRID EN SU COBERTURA ESPECIAL DE FILOMENA

NUBES NEGRAS SOBRE TELEMADRID POR LAS PRESIONES DEL ASESOR EN LA SOMBRA DE DÍAZ AYUSO

MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ, ASESOR DE AYUSO, ATACA EN REDES A LA DIRECCIÓN Y AL PRESIDENTE DEL COMITÉ DE TELEMADRID
 



 

DE TELE-ESPE A TELE-AYUSO

 

José Antonio Sánchez, al que el PP ya dio el mando de Telemadrid con Aguirre, reorganiza la compañía con cargos de su etapa de TVE con perfil conservador

 

El PP ha aprovechado el verano para tomar las riendas de Telemadrid y controlar todos sus resortes. El mes y medio que ha transcurrido desde que Isabel Díaz Ayuso nombró al polémico José Antonio Sánchez como Administrador Provisional del ente ha servido para eliminar cualquier vestigio de la dirección anterior, que recuperó la audiencia y el prestigio de la cadena tras ser elegida por la Asamblea. El cambio es drástico. Un viaje al pasado. Fruto del entendimiento del PP con Vox, en la Telemadrid de Díaz Ayuso vuelven a mandar quienes pilotaron la TVE de Mariano Rajoy entre denuncias de manipulación informativa, y los cargos de responsabilidad periodística están siendo ocupados por profesionales de perfil conservador.

 

“Lo que está ocurriendo es muy fuerte, porque es una vuelta a un pasado que ya sabemos lo que supuso en términos de audiencia y crédito: no pinta bien”, opina una fuente de la compañía, que recuerda que Sánchez está haciendo nombramientos cuando aún no ha sido ratificado por la Asamblea, para lo que el PP necesita el apoyo de Vox. “Y va y cambia a todo el staff directivo, empezando por la dirección de informativos”, lamenta sobre el Administrador Provisional, un cargo de nueva creación que el directivo ha ocupado tras declararse votante del PP y reconocer que aparece en los Papeles de Bárcenas. “Son personas de la etapa de (los expresidentes autonómicos) Aguirre e Ignacio González, más de lo mismo. Los designados son de la escuela de Sánchez”.

 

¿Y cuál es esa escuela que llega a Telemadrid tras una modificación legal aprobada en la Asamblea que ha permitido al PP y a Vox controlar la compañía?

 

La misma que provocó en TVE la etapa de los viernes negros, cuando la plantilla se vestía de luto para protestar contra el bloqueo en la renovación de la dirección del ente; o la campaña Así se manipula, en la que se relataban malas prácticas y presiones para dirigir las informaciones. La que llevó al consejo de Informativos de TVE a trasladar un catálogo de “manipulaciones” a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. Una forma de hacer, finalmente, marcada por la polémica.

 

En la nueva Telemadrid de Díaz Ayuso se han reencontrado piezas clave de aquella vieja TVE de Mariano Rajoy. Entonces, como ahora, Sánchez designó como responsables de los informativos a José Antonio Álvarez Gundín (exsubiderector de opinión de La Razón) y José Gilgado. Entonces, como ahora, contó con Ramón Camblor, que será el nuevo director de contenidos en la autonómica. Y entonces, como ahora, hubo nombramientos y decisiones organizativas en la redacción que fue difícil separar de las afinidades políticas.

 

“Hay una purga en la redacción con los periodistas que han tenido puestos de responsabilidad con la anterior dirección”, cuenta una fuente de Telemadrid sobre la reorganización iniciada tras la destitución del anterior director general, José Pablo López, enfrentado al equipo de Díaz Ayuso, y que perdió su puesto tras un cambio legal aprobado por PP y Vox que recortó en dos años su mandato.

 

Aunque Telemadrid no lo confirma oficialmente, tres fuentes de la compañía aseguran que un periodista de la casa hijo de un antiguo diputado y senador del PP ha tomado el mando en la sección de nacional, y que tres integrantes del Sindicato Independiente de Telemadrid han llegado a puestos clave (subdirección de informativos, edición de informativos del fin de semana y jefatura de Economía) con el cambio de dirección. El PP lleva meses actuando como altavoz de los intereses de esta organización. Casualmente, sus representantes se reunieron antes del verano con Alfonso Serrano, portavoz del PP en la Asamblea, y Almudena Negro, diputada regional, para interesarse sobre los cambios normativos que preparaba el partido para la cadena.

 

No han sido los únicos movimientos. También los ha habido al frente de distintas secciones informativas, donde antiguos miembros de la redacción paralela impulsada por Aguirre y González están ganando peso. Y en los presentadores de informativos.

 

La primera en irse fue Silvia Intxaurrondo, que ha fichado por TVE-1 tras convertirse en el rostro visible de la anterior etapa de la televisión pública: dejó en fuera de juego a Díaz Ayuso durante una entrevista en directo en la que la presidenta no supo aclarar con qué personal iba a dotar al hospital Isabel Zendal. Además, integrantes de la compañía saben del interés del PP por incorporar al ente a Víctor Arribas, presentador de dilatada trayectoria, con el que Sánchez coincidió en TVE, y que también vivió una larga etapa en Telemadrid, donde llegó a copresentar las noticias con la actual jefa de prensa de Pablo Casado.

 

El resto de presentadores, según una fuente de la cadena, saben que su puesto pende de un hilo, y en la redacción apuestan porque no lo mantendrán, cuando ya queda menos de una semana para el arranque de la nueva temporada.

 

“Nos están ninguneando”, resume un tercer interlocutor que conoce las interioridades del ente público madrileño, donde preocupa que los cambios alteren la buena marcha en las audiencias lograda con la dirección anterior. Para empezar, el verano ha sido negativo, aunque no sea achacable a una dirección recién aterrizada.

 

Así, la audiencia de Telemadrid en agosto ha sido del 4,9%, frente al 5,7% de 2020 y el 6,4% de 2019, según datos de Kantar Media sin consolidar para 2021. La cuota de los informativos también ha sufrido un mordisco negativo: del 9,2% de mayo de 2021 al 7,4% actual. De hecho, la noche del 27 de agosto el telenoticias 2 se hundió hasta el 1,7%, reuniendo a menos de 20.000 espectadores, y el 26 de agosto únicamente hubo un telenoticias autonómico con menos espectadores que el del mediodía madrileño (5%): el de La7 de Castilla y León.

 

El PP sabía lo que hacía al elegir a Sánchez como Administrador Provisional de la compañía, una figura de nueva creación introducida en una reforma legal impulsada gracias al triunfo de Díaz Ayuso en las elecciones del 4-M. Este directivo firmó el ERE que en 2013 dejó en la calle a más de 800 trabajadores de la compañía. Bajo su mandato se consolidó tele-Espe, el malicioso mote con el que la oposición etiquetó a una cadena al servicio de la presidenta regional de entonces, Aguirre. Un decenio después, el equipo de la actual líder del PP, capitaneado por su poderoso jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, ha repetido estrategia. De tele-Espe a tele-Ayuso.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-09-01/de-tele-espe-a-tele-ayuso.html

 

TELEMADRID FULMINA A LOS PRESENTADORES DE LOS INFORMATIVOS QUE ELEVARON LA AUDIENCIA Y LA CREDIBILIDAD DE LA CADENA

 

Tras los cambios en la dirección durante agosto y la salida de Silvia Intxaurrondo, cesan al frente de los Telenoticias Lourdes Maldonado, Manu Pérez y Rocío Delgado

La cadena autonómica ha cerrado agosto con un 4,9, de audiencia frente al 5,7 del mismo mes del año anterior

 

Los presentadores de la anterior etapa de Telemadrid, junto al exdirector de Informativos. TM

Con septiembre ha llegado a Telemadrid una nueva oleada de cambios, que afectan a los presentadores de los diversos Telenoticias de la cadena. Tras la marcha de Silvia Intxaurrondo a la TVE, donde presentará por las mañanas La Hora de la 1, este miércoles se ha sabido que Lourdes Maldonado, Manu Pérez y Rocío Delgado cesan como presentadores. Esta última confirmaba la noticia en su cuenta de redes sociales: "Hoy me reincorporo a Telemadrid después de las vacaciones, pero ya no será presentando el Telenoticias 2, sino como redactora de Sociedad y Cultura. Fui feliz en el TN2. ¡Muchas gracias por vuestro cariño todo este tiempo! Seguimos".

 

A falta de confirmación oficial de la cadena se ha sabido que Víctor Arribas se incorporará al informativo de las dos de la tarde y Cristina Ortega al de las ocho y media.

 

 

Se trata de una vuelta atrás a los tiempos anteriores a la dirección de José Pablo López, que consiguió devolver a esta televisión autonómica cuotas de audiencia y credibilidad perdidas durante los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González. De hecho, la cadena ha registrado durante este mes de agosto una audiencia media del 4,9, frente al 5,7 obtenido en ese mismo mes del pasado año. Aunque es cierto que habrá que esperar a futuros datos para comprobar el descenso que se apunta, no lo es menos que la tendencia a la baja parece inequívoca, con jornadas en las que las cifras de los Telenoticias, auténtico motor de la autonómica en los dos últimos años, descendieron hasta el 1,7 por ciento en alguna de sus ediciones, y en general se movieron muy poco por encima del cinco.

 

Para situar en contexto estas cifras conviene destacar que en televisiones autonómicas como la catalana, la vasca, la gallega, o la aragonesa no bajan del 20% en el informativo del mediodía, y la mayoría restante se sitúa entre el diez y el veinte.

 

Resulta, en este sentido, significativo que los datos diarios de audiencias y resúmenes mensuales eran suministrados al personal, a través de Comité de Empresa y representaciones sindicales, por la propia dirección, una información que ha desaparecido desde la llegada del actual equipo directivo. Entre tanto, fuentes de los trabajadores confirman a infoLibre que los cambios en los puestos de mando de la redacción se están sucediendo a toda velocidad, con personas que nutrieron la "redacción paralela" en los mandatos de Aguirre y González, y con claras vinculaciones familiares y profesionales al Partido Popular.

 

De todos estos movimientos está dando cuenta en Twitter la Plataforma Telemadrid-detod@s, un colectivo anónimo, que se ha mostrado extraordinariamente crítico con la actual dirección durante las últimas semanas.

 

https://www.infolibre.es/noticias/medios/2021/09/01/telemadrid_prescinde_los_presentadores_informativos_que_elevaron_audiencia_credibilidad_124050_1027.html

 

EL PP REPLICA EN TELEMADRID LA ÉPOCA INFORMATIVA MÁS OSCURA DE TVE

 

La llegada de José Antonio Sánchez como administrador provisional de Telemadrid ha seguido al nombramiento de Álvarez Gundín como director de informativos y el de José Gilgado como director adjunto.

 

El PP de Ayuso repite así el esquema de la mayor época de manipulación en TVE que provocó los "viernes negros"

 

El PP de Ayuso ya ha sentado las bases de lo que quiere que sea su "nueva Telemadrid", tras hacerse con el control de la cadena pública mediante un cambio legislativo aprobado gracias a Vox y que ha situado a José Antonio Sánchez como administrador provisional del ente. Un puesto que mantendrá hasta que también el PP, gracias a esa nueva Ley, se encargue de hacer valer su mayoría junto a Vox en la Asamblea de Madrid para designar al nuevo Consejo de Administración y Presidente, tras eliminar los cinco nombramientos que hasta ahora dependían de profesionales del sector.

 

José Antonio Sánchez es un viejo conocido de Telemadrid, puesto que es la segunda vez que es designado como su Director General a propuesta del PP. La primera fue del año 2011 al 2014 gracias a Esperanza Aguirre, tras su experiencia como Director General de RTVE de 2002 a 2004, cargo en el que también fue situado por el Partido Popular, en concreto por el gobierno de Aznar.

 

Bajo su primer mandato se produjo el mayor descrédito de la imagen de Telemadrid, y sus audiencias se precipitaron hasta convertirse en una cadena sin apenas presencia. Y pese a ello, José Antonio Sánchez afirmó en febrero de 2018 que "Yo salvé Telemadrid". Se refería, orgulloso, a que él fue el encargado de ejecutar el ERE de Telemadrid, que en 2013 supuso 860 despidos (de 1.175 empleados) y la reducción del presupuesto de la cadena. En esa época, la Policía tuvo que personarse en las instalaciones del canal para mediar entre Sánchez y 200 empleados concentrados en la puerta de su despacho, hubo una cacerolada en directo, y una huelga que llevó a negro a la cadena durante una semana. La justicia anuló ese ERE e imputó por prevaricación y malversación a Sánchez. Al año siguiente, el Supremo declaró improcedente el ERE de forma definitiva.

 

A nivel informativo, su primera etapa en Telemadrid hizo que la cadena pasase a ser conocida como "TeleEspe", en referencia a Esperanza Aguirre. En ella se acogió a otros periodistas próximos al PP como Julio Somoano o el actual eurodiputado de Vox Hermann Tertsch (que llegó a grabar su crónica sobre la huelga general contra el Gobierno de Rajoy 24 horas antes de que esta se produjese), se manipularon informaciones para beneficiar a Ana Botella, y se decidió no emitir las explicaciones de Cospedal sobre el "caso Bárcenas" (en cuyos "papeles" aparecía el mismo José Antonio Sánchez), entre una larguísima lista de denuncias por manipulación que realizó la plataforma Salvemos Telemadrid, como el aumento de los sueldos de los directivos y principales presentadores pese a la situación de la cadena.

 

 Su hoja de servicios tuvo otro premio del Partido Popular. En octubre de 2014, dejó su puesto en Telemadrid para pasar directamente a ser Presidente de RTVE. Fue designado por Mariano Rajoy, completando su trayectoria como jefe de las televisiones de Aznar, Aguirre y Rajoy. Se mantuvo en el cargo hasta junio de 2018, cuando el cambio de Gobierno hizo que fuese relevado por Rosa María Mateo como administradora única provisional. Esa fue la etapa más oscura de la cadena pública estatal, marcada por cientos de denuncias de manipulación, contra la que los propios trabajadores protestaron con los "viernes negros".

 

Siendo el máximo responsable de la cadena pública colocó a su antigua secretaria en un cargo de subdirección, y no tuvo reparo en reconocer que "voto al PP y seguiré votando al PP", entre otras muchas frases que resumen su mandato como "es de agradecer que el PP me busque un puestecito", o "estoy en los papeles de Bárcenas, no en los manchados de sangre", entre otras. Su estrecha vinculación con el partido quedó aún más clara cuando Ignacio González y Eduardo Zaplana le llamaron "intermediario" en las grabaciones del Caso Lezo.

 

Sánchez, Gundín y Gilgado, de nuevo juntos

 

En esa TVE de Rajoy, Sánchez como Presidente de la Corporación nombró como máximos responsables de los informativos a José Antonio Álvarez Gundín y José Gilgado. Es el mismo esquema que el PP de Ayuso va a repetir ahora en Telemadrid, con Sánchez a la cabeza de la cadena y Gundín y Gilgado de los informativos. Un esquema que provocó que TVE se convirtiera en un arma propagandística del Gobierno y acumulase cientos de denuncias por manipulación.

 

Por su purga inicial, Álvarez Gundín recibió la sentada histórica ante la puerta de su despacho por el cese de 4 jefes de sección y sus adjuntos, y puso en marcha una "redacción paralela" que fue denunciada por el Consejo de Informativos, que en 2017 también denunció las "contrataciones políticas" desde su llegada. Tras perder su puesto en TVE, lamentó que "la dirección de informativos es el objeto de deseo de todos los partidos", puesto que ahora ostentará en la nueva Telemadrid.

 

Respecto a Gilgado (que llegó a TVE en 2012 precisamente desde Telemadrid, reclamado por Somoano para ser su número 2, y se mantuvo con Gundín como parte de esa "redacción paralela" afín al PP), se le acusó de haber obligado a modificar la declaración de María Dolores de Cospedal en el caso Bárcenas. Sobre él, el periodista televisivo Alfonso García, que fuera primer jefe de Gilgado en Telemadrid, publicó un retrato en el que decía: "Pido perdón a TVE por crear el monstruo que les atormenta". Gilgado fue uno de los directivos de informativos que recibieron sobresueldos opacos como gratificaciones de miles de euros a petición de Gundín en el año 2017.

 

 Los relevos de responsables pertenecientes al anterior equipo de José Pablo López y Jon Ariztimuño no se han limitado sólo a los directores. La nueva cúpula de la cadena no tardó en cesar de sus cargos a Elena Argandoña y Enrique López, hasta ahora subdirectores de informativos de Telemadrid, en el caso de este último para trasladarle como redactor a Onda Madrid.

 

Han sido sustituidos por Rosa Viondi -exjefa de área nacional y expresentadora de Diario de la noche, el programa de Hermann Tertsch y Sánchez Dragó, y que en su día firmó una noticia contra las huelgas de los despedidos de Telemadrid por el ERE- y por Javier Gálvez -hasta ahora redactor de área local-, que son los nuevos subdirectores de informativos designados por Gundín.

 

Los cambios llegarán también a los presentadores de informativos. La primera marcha ha sido voluntaria, la de Silvia Intxaurrondo para presentar el próximo magacín matinal de La 1 de TVE en lugar de Mónica López. Como su sustituta ya ha debutado Laura Gómez, hasta ahora redactora de informativos y del matinal Buenos Días, que en el año 2008 hurdió un montaje destapado por El País en el que se inventaba un falso coladero de inmigrantes en la T4 del aeropuerto de Barajas. Tras ello, fue ascendida a presentadora del informativo fin de semana, y con el ERE se mantuvo como redactora. Ahora, ya ha vuelto a la primera línea ante la cámara.

 

Críticas por la información y caída de audiencias

La nueva cúpula de Telemadrid lleva poco tiempo al frente de la cadena, pero ya ha generado las primeras críticas. Informativamente, por evitar noticias sobre los centros de salud cerrados, por no cubrir información de proximidad como un incendio en Fuencarral, y por "entrevistar" a Ayuso para que diese su opinión sobre los Juegos Olímpicos.

 

Respecto a la parrilla, Sánchez tampoco ha tardado en tomar una importante decisión como cancelar Está pasando (que había sido reformulado dos meses antes) para recuperar el cine western. La respuesta de la audiencia ha sido muy negativa, y Telemadrid ha pasado de situarse en torno al 5%-6% de cuota que lograba el programa, a datos ínfimos entre el 1% y el 2% de las películas western.

 

El impacto de los cambios se está dejando notar en las audiencias de la cadena también a nivel global. Telemadrid, que llevaba desde julio de 2019 situándose siempre por encima del listón del 5% de cuota, y que en enero de este mismo año logró su mejor dato mensual desde abril de 2012 con 6.8%, en julio marcó un 4.7%. Un dato que va camino de repetir en agosto, a la espera del arranque de la nueva temporada televisiva en septiembre.

 

La caída de audiencias es en realidad el preocupante síntoma de la nueva deriva que toma Telemadrid, que vuelve a ser concebida por el gobierno regional como "su" propia televisión. La estrategia que parece seguir ya es conocida: primero hacerse con el control de la cadena pública, inmediatamente poner al frente a responsables afines al PP, luego convertirla en un arma propagandística del gobierno regional de Ayuso contra el nacional de Sánchez (como ya ocurrió con Aguirre y Zapatero), y más adelante, cuando los espectadores dejen de verla por su partidismo, seguramente amenazar con un nuevo ERE y sobre todo con su privatización, como han hecho todos los presidentes regionales y la propia Ayuso. El futuro parece escrito.

 

https://vertele.eldiario.es/noticias/pp-replica-telemadrid-epoca-informativa-oscura-tve_1_8214671.html?_gl=1*e0dl7v*_ga*MTExODAzOTk4LjE2MjY1MTQyMzA.*_ga_4RZPWREGF3*MTYyODk4MDY3My4yMy4xLjE2Mjg5ODA3MDcuMjY.&_ga=2.205189584.1319679745.1628980673-111803998.1626514230

 

LA NUEVA DIRECCIÓN DE TELEMADRID HUNDE LA TARDE: PIERDE UN 86% DE AUDIENCIA

Solo un día antes de los cambios, la cadena duplicaba el dato de audiencia en sus tardes

Un mes después del desembarco de José Antonio Sánchez en Telemadrid, ya se han producido cambios visibles en la televisión pública madrileña. La cancelación de Está Pasando, que vivía sus mejores datos históricos en los dos años que llevaba en emisión, ha provocado la llegada del Western, eliminado en enero tras los paupérrimos datos de audiencia que cosechaba.

En vez de buscar una alternativa competitiva tras la cancelación del programa de Globomedia por motivos políticos, la cadena emitía de nuevo el cine Western. Sin embargo, el dato no ha funcionado y ha llevado al olvido las tardes de Telemadrid.

Y es que este lunes, Telemadrid estrenaba sus nuevas tardes. Para ello, mantenía Atrápame si puedes, se emitía un western y se alargaba 'Madrid Directo', que pasaba emitirse de 19:20 a 20:30 a alargar su duración y pasar a emitirse de 18:45 a 20:30 horas.

El concurso presentado por Goyo Jiménez arrastraba un notable dato de audiencia con más de un 4% de share mientras que el western se estrellaba con un 1.5%. Para poner en perspectiva los datos, 'Está pasando' rondaba un 7% diario.

El dato del cine del oeste arrastraba la tarde de Telemadrid provocando que 'Madrid Directo' se estrellara con un 3.1% de audiencia y el Telenoticias 2 anotasa un 4.5%.

Según datos publicados por Dos30', agencia audiovisual especializada en audiencias de televisión, el pasado viernes, antes de la cancelación de Está Pasando, Madrid Directo anotó un 11.2% y el Telenoticias 2 se convertía en lo más visto del día con un gran 13.7%, más del doble de lo cosechado el lunes.

El notable dato del informativo presentado por Manu Pérez del pasado viernes se podía medir a nivel nacional. Por ejemplo, aquel día la audiencia media de Telecinco fue de un 11.9%, La 1 hizo un 17.6%, Antena 3 hizo un 9.5%, Cuatro hizo un 4.6% y laSexta hizo un 4.1%.

Así es José Antonio Sánchez

Sánchez tiene experiencia en la gestión de televisiones públicas ya que fue el máximo mandatario de RTVE entre 2002 y 2004 como director general y entre 2014 y 2018 como presidente. Ahora volverá a repetir la misma operación en Telemadrid, donde entre 2011 y 2014 ejerció como director general cuando se produjo el ERE ilegal que supuso la salida de 829 trabajadores de la cadena pública.

Su anterior etapa estuvo marcada por la manipulación informativa

Su etapa al frente de Telemadrid estuvo marcada por los malos resultados de audiencia y la manipulación informativa. Durante su dirección se acometió un expediente de regulación de empleo que afectaba a 861 trabajadores, el 74% de la plantilla. También durante su etapa se convocó una huelga indefinida que llevó al canal a cesar sus emisiones entre el 20 de diciembre de 2012 y el 11 de enero de 2013. En abril de 2014, el TSJM lo declaró "improcedente" aunque no llegó a anularlo, por lo que la cadena prefirió indemnizar a los afectados en vez de readmitirlos.

El ERE provocó que la mayoría de los programas fueron cancelados y muchos rostros históricos del canal dejaron de trabajar allí. Salvo el Telenoticias, tanto los programas como y la continuidad de la cadena fueron subcontratados a productoras.

Además, la cadena pública tocó mínimos de audiencia.

Señalado en los papeles de Bárcenas por estar a sueldo del PP

Sánchez siempre ha estado bajo el paraguas del PP. En plena oleada por los papeles de Bárcenas fue nombrado como presidente de RTVE. Según los escritos, el periodista había cobrado del PP como "asesor" cuando ejercía de corresponsal parlamentario de ABC en la etapa de Luis María Ansón.

El día en el que compareció ante la Comisión de nombramientos del Congreso para ser examinado aseguró no tener "ni idea" de que figuraba en esos documentos del extesorero, aunque sí reconocía haber trabajado para el PP.

"España no fue colonizadora, sino evangelizadora" y "el Orgullo no tiene el protagonismo suficiente"

También el futuro nuevo administrador provisional de Telemadrid se vio envuelto en abril de 2017 durante una conferencia en la casa de América en una polémica al hablar del papel de la España conquistadora: "España no fue colonizadora, sino evangelizadora", sentenció.

Apenas unos días más tarde, reconoció en el Senado que él era “católico, apostólico y romano". Por lo que era de "solidaridad muy grande”. La confesión venía a cuento después de que la oposición le recriminara que se retransmitieran misas todas las semanas en RTVE y en cambio no diera cobertura en directo a los actos del World Pride 2017, que por primera vez se celebraba en Madrid. Sánchez sentenció que para él, el World Pride "tiene protagonismo, pero no el suficiente".

https://www.elplural.com/comunicacion/radio-y-tv/direccion-telemadrid-hunde-tarde-pierde-6-audiencia_272529102



EL PSOE ACUSA A AYUSO DE ''ASALTAR'' TELEMADRID PARA CONVERTIRLA EN 'TELEAYUSO'

Denuncian que la ley para cambiar la cadena se hizo mediante una lectura única y sin pasar por una comisión

El PSOE ha lanzado un dardo a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y ha lamentado -dicen- el "asalto" para convertir Telemadrid en "TeleAyuso". Acusan a la dirigente regional de usar la cadena pública como "ariete" contra el Gobierno de España en vez de centrarse en los problemas reales de todos los madrileños.

Lo ha dicho la portavoz de los socialistas en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, quien ha mostrado su repulsa a la reforma por parte de Ayuso del ente madrileño durante su visita al barrio de Lavapiés, donde se celebran este fin de semana las tradicionales fiestas de San Cayetano.

Desde allí, ha señalado "que todas estas cosas tienen que ser consensuadas y tienen que hablarse". En este sentido ha insistido en la importancia de consultar las medidas en el parlamento madrileño, en el cual ha asegurado que desde el PSOE se han quejado "en todo momento de la ley por la que se ha hecho este asalto a Telemadrid".

Una mala gestión

En unas declaraciones a los medios, la portavoz ha denunciado que la aprobación de esta nueva normativa se hizo mediante una lectura única y sin pasar por una comisión que pudiese introducir enmiendas al texto. Por estos motivos -dicen- se encuentran "muy en contra".

Por otra parte, La socialista ha defendido a José Pablo López, el anterior director y que fue cesado recientemente, y ha manifestado que "antes de que fuese asaltada había dejado un superávit de más de 4.000.000 euros y una audiencia del 6%".

Y no solo eso. Jalloul ha arremetido contra el nuevo administrador de la cadena, José Antonio Sánchez, de quien asegura que dejó "el mayor ERE en la historia de Telemadrid, una deuda de más de 360 millones y una audiencia del 3,4%".

Un nombramiento polémico

En esta línea, hace apenas dos semanas el grupo Más Madrid anunció que recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el nombramiento de Sánchez como administrador provisional de Radio Televisión Madrid y ha pedido que se tomen medidas cautelares.

El principal partido de la oposición en la Comunidad de Madrid calificó de "chapuza" la incorporación del polémico periodista, muy vinculado al PP y responsable del ERE que provocó el despido del 74% de la plantilla de la cadena en 2013.

https://www.elplural.com/politica/psoe-critica-teleayuso-asalto-ayuso-telemadrid-gobierno_272325102




JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ NOMBRA A ÁLVAREZ GUNDÍN COMO DIRECTOR DE INFORMATIVOS DE TELEMADRID

El administrador provisional de la radiotelevisión pública designado por el Gobierno de Ayuso se rodea de viejos compañeros de su etapa al frente de RTVE durante el mandato de Mariano Rajoy, denunciados por manipulación

El administrador provisional de Telemadrid, José Antonio Sánchez, ya ha elegido a la cúpula que le acompañará en esta nueva etapa en la radio televisión pública tras la intervención del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso para liquidar al equipo que hasta ahora dirigía la cadena autonómica.

Se trata de José Antonio Álvarez Gundín, exdirector de Informativos en TVE, y Alfonso Nasarre, director de Radio Nacional en el mismo momento. Ambos han sido nombrados por Sánchez oficialmente este viernes. Los dos salieron de RTVE tras la moción de censura al Gobierno de Rajoy que elevó a la presidencia a Pedro Sánchez en verano de 2018.

Gundín pasó a principios de los 2000 por RTVE como director de Relaciones Institucionales, pero dos años después, en 2005, se incorporó como subdirector de Opinión y Colaboraciones de La Razón, diario del que también ha sido columnista. Fue nombrado Director de los Servicios Informativos de TVE en octubre de 2014, y bajo su mandato se produjo la mayor época de manipulación y control político de los Telediarios.

Por su purga inicial, recibió la sentada histórica ante la puerta de su despacho por el cese de 4 jefes de sección y sus adjuntos, y puso en marcha una "redacción paralela" que fue denunciada por el Consejo de Informativos, que en 2017 también denunció las "contrataciones políticas" desde su llegada. Tras perder su puesto en TVE, lamentó que "la dirección de informativos es el objeto de deseo de todos los partidos", puesto que ahora ostentará en la nueva Telemadrid.

Por su parte, Nasarre ha sido nombrado nuevo director de Onda Madrid. Ha desarrollado su carrera en la cadena Cope (llegó a ser redactor jefe de la Sección de Información de Política Nacional), en RTVE y en varios cargos en el Gobierno de España, además de tener experiencia en docencia.

En 1997 se incorporó, durante el Ejecutivo de José María Aznar, a la Secretaría de Estado de Comunicación del Ministerio de la Presidencia del Gobierno como asesor ejecutivo. En 2000 fue nombrado director general de la Oficina de Seguimiento Informativo del Ministerio de la Presidencia y en julio de 2002 fue nombrado como director general de Información Nacional.

Tras su paso por el Ejecutivo central, Nasarre volvió a la cadena Cope como director de Comunicación y, más tarde, como director de Antena y miembro del Comité de Dirección.

Ya en julio de 2012, es nombrado director de Comunicación y Relaciones Institucionales de RTVE. En junio de 2013 fue nombrado director general de Radio Nacional de España (RNE). Permaneció al frente de la radio pública española cinco años, hasta agosto de 2018.

https://vertele.eldiario.es/noticias/jose-antonio-sanchez-nombra-alvarez-gundin-director-informativos-telemadrid_1_8201777.html


AYUSO ENTREGA TELEMADRID A LA CÚPULA DE RTVE CON EL PP

Tras la llegada de José Antonio Sánchez, el nuevo director de Informativos será José Antonio
Álvarez Gundín, que ya ocupó ese cargo en TVE

Alfonso Nasarre será el nuevo director de Onda Madrid tras dirigir RNE entre 2013 y 2018

Se consuma el desembarco en Telemadrid de la última cúpula de RTVE bajo el Gobierno de Mariano Rajoy. El nuevo mandato de José Antonio Sánchez, que en el primero despidió a tres de cada cuatro trabajadores e introdujo una redacción paralela de periodistas afines a la formación conservadora, se inicia con el nombramiento como director de Informativos de José Antonio Álvarez Gundín, que ya ocupó idéntico puesto en TVE entre 2014 y 2018 a las órdenes de Sánchez como presidente del ente público. Gundín contó entonces con José Gilgado y Carmen Sastre como adjuntos; el primero fue nombrado responsable temporal de los Informativos de la televisión autonómica a finales de julio; la segunda, jubilada laboralmente en la actualidad, pertenece al Consejo de Administración de RTVE a propuesta del PP. En paralelo, Alfonso Nasarre, director de RNE entre 2013 y 2018, será el director de Onda Madrid, y Blanca Vives ocupará la dirección de Comunicación de la empresa.

En la nota oficial de estos altos cargos difundida por Telemadrid se significa que "Álvarez Gundín es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y realizó estudios de Sociología en la Universidad Pontificia de Salamanca. A los 17 años empezó a trabajar en el diario Pueblo y pasó por las redacciones de El Ideal Gallego de La Coruña, La Provincia de Las Palmas, Ya y Abc. En este último diario se incorporó como redactor y alcanzó el cargo de subdirector, tras dirigir las secciones de Sociedad, Tribunales, Delegaciones y Cultura. Durante esta etapa dirigió también el máster de Periodismo con la Universidad Complutense".

"En 2003 fue nombrado director de Relaciones Institucionales de RTVE. En 2005 se incorporó como subdirector de Opinión y Colaboraciones de La Razón, diario del que también ha sido columnista, como lo ha sido del diario digital Lainformación.com. Ha participado como analista en diferentes programas de televisión y radio, entre ellos Herrera en Cope, Los Desayunos de TVE, El Debate de La 1, La Noche 24 Horas, Círculo y Buenos Días de Telemadrid, Hora 25 de la Cadena Ser o El Cascabel de 13TV.En noviembre de 2014 vuelve a RTVE para dirigir los Servicios Informativos, cargo en el que permaneció hasta agosto de 2018 tras haber logrado que los Telediarios de TVE recuperasen el liderato como los más vistos por los españoles", culmina la nota.

Nada se dice de que durante su mandato en TVE fueron evidenciados centenares de casos de malas prácticas informativas, argumentadas por el Consejo de Informativos, órgano de control editorial que elevó sus denuncias ante el Congreso de los Diputados y la comisión correspondiente del Parlamento Europeo. Durante esa época se sucedieron las jornadas de "Viernes negro", en las que se clamaba contra la censura y manipulación ejercida por Sánchez y Gundín y que culminaron con la salida de ambos de RTVE. Precisamente, en ese agosto de 2018, el ya exdirector de Informativos de TVE declaraba a El Mundo, en referencia a Rosa María Mateo, que "nombrar a una administradora por decreto ley escandaliza", aunque sea un caso idéntico al protagonizado por Díaz Ayuso para designar a su nuevo y antiguo jefe.

Desde dentro de la empresa, como explicaron a infoLibre hace unas semanas, los trabajadores se mueven entre la resignación y la prudencia para no generar nuevos conflictos que puedan ser usados por la dirección y traducirse en una etapa de despidos. Para muchos, la esperanza es que la dirección no repita la actuación de Sánchez en su primer mandato y vuelva a dejar sin empleo a una parte sustantiva de la plantilla. Mientras, las primeras decisiones de sustituir programas en directo por películas añejas no parecen ofrecer los mejores augurios.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/08/06/ayuso_entrega_telemadrid_cupula_rtve_con_pp_123378_1012.html


LA REVOLUCIÓN EN TELEMADRID DEJARÁ SIN SILLA A MARÍA REY Y PREMIARÁ A ANA ROSA QUINTANA

Días de tensión y cambios en el sector mediático español. En MERCA2 abríamos semana desvelando el enfado de Jesús Cintora con su hasta ahora productor José Miguel Contreras, que retiene la franja del mediodía de La 1 a cambio de despolitizarla por interés estratégico del PSOE; y este martes se confirmó la apuesta de Prisa por emprender un giro femenino en puestos claves de la compañía: Pepa Bueno dirigirá El País en sustitución de Javier Moreno (y el prometedor Aimar Bretos se hará cargo del ‘Hora 25’).

Este martes también se conoció, tal y como adelantó Bluper y ha confirmado MERCA2, que la nueva Telemadrid dirigida por José Antonio Sánchez no renovará el contrato a ‘Está pasando’, magazine vespertino producido por la Globomedia de Jaume Roures.

El empresario catalán, que previsiblemente sufrirá la cancelación del concurso ‘Atrápame si puedes’ que emite el canal, lidera la ‘lista negra’ del jefe de Gabinete de Isabel Díaz Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez ‘MAR’.

Fuentes de Telemadrid confirman a este medio que se avecina un baile de caras en el canal que ha sido precedido por unos cambios en la planta noble de la radiotelevisión autonómica madrileña que han conllevado la vuelta de los ‘aguirristas’ José Antonio Sánchez y José Gilgado, y la salida de los ‘regeneracionistas’ José Pablo López, Jon Ariztimuño o Ángel Rubio.

La intención de Miguel Ángel Rodríguez, señalan las mismas fuentes, es «limpiar los rostros asociados a la anterior etapa» al 4-M, que fue el pasaporte con el que Isabel Díaz Ayuso recuperó Telemadrid para el PP después de seis años en los que Ciudadanos basculaba hacia el centro-izquierda para desgubernamentalizar una señal con más sombras que audiencia y pluralidad durante los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González.

Entre las presentadores que se verán afectadas por estos cambios se encuentran María Rey, que hasta ahora conducía la tertulia política ‘120 minutos’ en los mediodías de Telemadrid; y Rocío Delgado, presentadora del ‘Telenoticias 2’.

O Silvia Intxaurrondo, presentadora del ‘Telenoticias fin de semana’ y en la diana de Díaz Ayuso desde que le preguntó en antena por el número de sanitarios que había contratado el Gobierno de la Comunidad de Madrid ante la apertura del Hospital Zendal («Son preguntas que no se le hacen a un presidente autonómico, normalmente», llegó a decir la baronesa ‘popular’).

SANDRA FERNÁNDEZ Y ANA ROSA QUINTANA, CLAVES EN LA NUEVA TELEMADRID

Miguel Ángel Rodríguez es la persona sobre la que está recayendo el diseño de la ‘nueva’ Telemadrid, que según explican fuentes del canal reforzará el peso que cuenta en la parrilla Unicorn Content, presidida por Ana Rosa Quintana y participada por Mediaset.

La reina de las mañanas televisivas, que en los dos últimos cursos se ha destapado como una férrea defensora de la controvertida Díaz Ayuso, verá aumentar la facturación de su productora a pesar de que esta ya fue la segunda más demandada por Telemadrid en 2020 al recibir contratos por valor de 2,76 millones de euros por la producción de los programas ‘120 minutos’ e ‘¿Y ahora qué?’.

Otra persona clave en la producción de contenidos de Telemadrid podría ser Kometa Producciones, que hasta octubre de 2019 estuvo dirigida por Sandra Fernández. La periodista canaria dejó el cargo para dirigir el gabinete de la consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz.

Y en septiembre del pasado año dejó este cargo para asumir la dirección general de Medios de la CAM en sustitución de Ignacio García Mostazo, que a pesar de su cercanía a Génova 13 no tenía buena sintonía con ‘MAR’.

En las últimas semanas ‘MAR’ se habría reunido en varias ocasiones con Sandra Fernández, que fue directora del programa del corazón ‘Salsa rosa’ (donde conoció a su exmarido Santi Acosta, accionista de Kometa junto a la familia García Pelayo, Álvaro y Paloma, de la polémica Agencia Korpa).

https://www.merca2.es/2021/07/28/revolucion-mar-telemadrid-premiara-ana-rosa-quintana/



LA CÁMARA DE CUENTAS DETECTÓ GASTOS FUERA DE CONTRATO POR 3,3 MILLONES EN TELEMADRID EN LA PRIMERA ETAPA CON SÁNCHEZ AL FRENTE

La auditoría localizó a través de las actas del comité de compras y del sistema informático múltiples abonos "que no constaban en la relación de contratos entregada porque no se habían tramitado a través del procedimiento contractual correspondiente"

La suma total para el periodo 2008-2015 ascendía a 8,88 millones pero casi el 40% de los pagos eran de la etapa en que el ahora recién nombrado administrador provisional ocupaba el cargo de director general: de julio de 2011 a octubre de 2014

El director financiero, que ya lo era en aquel momento, asegura que se trataba de compras que requerían "inmediatez" y que no hubo nada “fuera de lo normal” ni “comidas ni viajes”: pero solo en los cinco primeros años el informe incluye 1,89 millones en viajes sin tramitación previa

Una auditoría de la Cámara de Cuentas sobre la gestión de Telemadrid entre 2008 y 2015 detectó "gastos sin procedimiento contractual" por 3.343.149 euros a lo largo de los tres años en que José Antonio Sánchez, ahora recién nombrado "administrador provisional" de la cadena, ostentaba el cargo de director general: de julio de 2011 a octubre de 2014. Aprobado en enero de 2019 por el organismo fiscalizador madrileño, donde los consejeros elegidos a propuesta del PP suman mayoría, el informe cifra en 8,88 millones los gastos que en los ocho años fiscalizados (2008-2015) se encuadraron en esa categoría. Esto es, aquellos gastos que se abordaban sin una tramitación previa ajustada a la norma sobre contratos públicos. "No constaban –dice el informe– en la relación de contratos entregada [a los auditores] porque no se habían tramitado a través del procedimiento contractual correspondiente. Sólo consta de los mismos o su aprobación por el órgano correspondiente, o bien su alta en contabilidad a través de un número de pedido llevando anexas las facturas dentro de SAP [el sistema informático]".

En conversación telefónica con infoLibre, Tomás Morales, director financiero de Telemadrid —en la actualidad y cuando tuvieron lugar los hechos—, explicó que bajo ese epígrafe se pagaron “determinados supuestos de gasto” que necesitaban “inmediatez”. Nada “fuera de lo normal”, ni “comidas ni viajes”, remarcó. Se trataba, según Morales, de compras de grabadoras, grúas o mezcladores de audio digital, en ocasiones para sustituir urgentemente equipos que habían dejado de funcionar y era necesario sustituir de manera rápida. Estas explicaciones, subrayó Morales, fueron remitidas en su día a la Cámara de Cuentas en forma de alegaciones. Pero el informe sí habla de viajes al abordar estos gastos poco comunes. Y en lo que concierne al mandato de José Antonio Sánchez los cuantifica, solo en 2012, en 185.211 euros. En total, la cifra por ese concepto asciende a 1,89 millones a lo largo de los ocho ejercicios fiscalizados.

La "defensa jurídica" de Sánchez, en la lista

Pero los datos que ofrece el informe destapan que además de grabadoras, grúas y mezcladores de audio digital los gastos al margen de procedimientos reglados se extendieron a otras categorías. Por ejemplo, durante el trienio de Sánchez como director general, se abonaron así 116.000 euros en noviembre de 2011 por "seguimiento de caravana electoral". O 60.000 el 20 de diciembre de ese año para "suministro de prensa ejercicio 2012". O 211.522 euros por "asesoramiento laboral" entre diciembre de 2012 y enero de 2013, meses de arranque del ERE que culminó con el despido de 829 trabajadores –tres de cada cuatro trabajadores– y que el Tribunal Supremo declaró en 2014 improcedente.

Los ejemplos no acaban ahí. Hubo un tercer pago de 50.000 euros en mayo de 2014 para asesoramiento laboral. Otro de asesoramiento jurídico prestado desde julio de 2013 a febrero de 2014 por 54.284 euros. E incluso la "defensa jurídica" de José Antonio Sánchez se cubrió con un pago total de 40.000 euros que en las actas donde lo localizó la Cámara de Cuentas aparece fechado el 13 de marzo de 2015, cuando el defendido ya presidía RTVE por decisión del Gobierno de Mariano Rajoy. Este periódico preguntó a Morales por qué ese pago se consideró de urgencia. El director financiero de la cadena respondió así: "Corresponde a los gastos por la querella puesta en esa fecha, por un sindicato contra el director general en relación con el ERE. La querella es un procedimiento jurídico diferente del ERE y por lo tanto se resuelve en instancia diferente".

Las alegaciones a que alude Morales fueron formuladas en noviembre de 2018. Y según algunas fuentes, iban firmadas no por el entonces director general de Telemadrid, José Pablo Lozano, sino por el mismo José Antonio Sánchez que acaba de regresar al poder de Telemadrid para un mandato oficialmente "provisional" que se anticipa largo. Tales alegaciones no han podido ser analizadas por infoLibre. Este periódico se las solicitó a Morales pero aún no se las ha facilitado. No obstante, queda fuera de duda que, sea cual sea su contenido, carecieron de efecto al menos, en lo que respecta a los "gastos sin procedimiento contractual": porque, de lo contrario, el informe no diría lo que dice.

Gastos por agencia de viajes sin "soporte contractual"

Entre las 132 páginas de la fiscalización de la Cámara de Cuentas figuran dos tablas que, con fecha exacta, concepto del servicio o suministro e importe de la adjudicación enumeran los pagos de esa clase realizados entre 2008 y 2015. La primera tabla concentra los detectados "en las actas del comité de compras", un órgano interno, ajeno a las mesas de contratación e integrado por directivos.

La segunda tabla se limita a los gastos que los técnicos encontraron "en el informe de compras (SAP)" y todos ellos eran relativos a viajes: 1.897.294 euros en los cinco primeros años del periodo examinado. Solo en 2008, la cuantía total se colocó en 839.572,32 euros. El desglose de datos acometido por este periódico indica que en 2012, primer ejercicio completo de Sánchez como director general, ese gasto concreto se situó en 185.211,28 euros. Y a partir de ahí, desaparecieron del mapa.

El apartado sobre los gastos sin procedimiento contractual dedica de hecho un párrafo a los viajes. Y lo hace para lanzar un aviso inequívoco: "Además del análisis de los Informes de compras obtenidos a través de SAP, se han detectado gastos asociados a agencia de viajes que carecen de soporte contractual". Cuál era esa agencia no se especifica.

El párrafo acaba con otra afirmación que pone el dedo en la llaga de cómo se manejaban ciertas adjudicaciones entre 2008 y 2015: "El detalle de las empresas que han superado el límite del contrato menor en cada ejercicio ascendió al menos a un importe de 1.897.296 euros". ¿Indica la coincidencia de cifras con la de los viajes que la extralimitación en cuanto al límite de los contratos menores se produjo siempre en esa área? No se sabe. El informe no aporta más datos.

A diferencia de lo que sucede en otros capítulos del informe de fiscalización, ambas tablas permiten acotar qué ocurrió bajo el mandato de José Antonio Sánchez. Y verificar bajo qué concepto se hacía cada pago. "La ejecución de todos estos gastos –expone Tomás Morales– fueron verificados por el equipo fiscalizador de la Cámara de Cuentas, sin que detectara ninguna incidencia económica o de falta de documentación en los expedientes". Y por ese motivo, argumenta, el organismo fiscalizador no incluyó "ninguna recomendación al respecto en el apartado de Conclusiones y Recomendaciones de su informe". Pero lo cierto es que las conclusiones de la auditoría incorporan lo siguiente: "Se han detectado una serie de gastos que no se habían tramitado a través del procedimiento contractual correspondiente". E incluyen estas dos recomendaciones: "Dentro de su sistema contable, debería existir un nexo de unión entre la tramitación y adjudicación del expediente y la ejecución del contrato, que permita conocer toda la vida del expediente y seguir su evolución hasta su extinción"; y "deberían establecerse mecanismos de control de la contratación directa por razón de la cuantía".

En apoyo de que nada irregular hubo en esos 8,88 millones de euros en "gastos sin procedimiento contractual", Morales recalca que el apartado de Conclusiones del informe de la Cámara de Cuenta señala que “la opinión de los informes de auditoría externa de la sociedad, relativos a cada uno de los ejercicios, fueron favorables en todos los casos". El directivo de Telemadrid agrega que el auditor externo "verifica anualmente tanto los estados financieros de la sociedad como el sistema de control interno de la sociedad, no habiendo detectado ninguna debilidad del mismo en todos los ejercicios auditados y fiscalizados".

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/07/25/la_camara_cuentas_detecto_telemadrid_gastos_sin_contrato_por_millones_122927_1012.html



LOS SIETE DÍAS EN LOS QUE DÍAZ AYUSO LOGRÓ EL CONTROL TOTAL DE TELEMADRID

El Consejo de Administración cambia en una semana dos acuerdos diseñados para limitar las decisiones de José Antonio Sánchez hasta que sea ratificado por la Asamblea

La última línea de defensa levantada en Telemadrid frente al PP cae este lunes de forma sorpresiva. Una reunión extraordinaria del Consejo de Administración de la televisión y la radio públicas deja en nada dos acuerdos adoptados por el mismo órgano solo siete días antes: pedir medidas cautelares a la Justicia para impedir que el administrador provisional nombrado por Isabel Díaz Ayuso pueda tomar decisiones antes de ser ratificado por la Asamblea y rebajar de 600.000 a 100.000 euros los gastos que puede acometer sin el visto bueno del cónclave. En medio se viven siete días frenéticos. Ceses. Despedidas. Y conspiraciones políticas. Así son los primeros días del polémico José Antonio Sánchez al frente de Telemadrid.

Telemadrid, el servicio público como arma política

Viernes 16 de julio. Ha pasado más de una semana desde que el PP y Vox aprobaron en la Asamblea la reforma legal para controlar Telemadrid, y se han cumplido dos días desde que el Gobierno ha decidido designar como Administrador Provisional de la compañía a un directivo totalmente vinculado a la formación conservadora. Es Sánchez. Firmó el ERE con el que se despidió a más del 70% de la plantilla de la cadena pública madrileña en 2013. Admitió ser votante del partido conservador. También, que su nombre está en los Papeles de Bárcenas.

Estos días, su teléfono no para de sonar. El Administrador Provisional está en continuo contacto con Miguel Ángel Rodríguez, el jefe de gabinete de Díaz Ayuso, y secretario de Estado de Comunicación con José María Aznar, según una fuente conocedora de su agenda. Los dos comparten un problema para sus intereses. El Consejo de Administración de Telemadrid aún refleja la estructura y equilibrios de poder diseñados en la ley aprobada por PP y Cs en la legislatura de Cristina Cifuentes, pues su mandato está en vigor hasta 2023. Y el lunes 12 ha adoptado dos acuerdos para intentar limitar la capacidad de acción de Sánchez al frente de la compañía hasta que sea ratificado por la Asamblea.

“Hay juego sucio de Cs hasta el final”, se queja el viernes 16 una fuente de la confianza de la presidenta de Madrid, que defiende que su exsocio en el Gobierno (2019-2021) ha maniobrado para convencer a los miembros del cónclave de que el Administrador Provisional no puede decidir nada hasta que sea votado en el Parlamento. “Los de Cs les indujeron a pensar que el nombramiento no es firme hasta que no lo apruebe la Asamblea. Eso es falso”, argumenta este interlocutor, que recuerda que la ley es clara en que el Administrador Provisional tiene los mismos poderes que el director general tras ser nombrado, y sin que sea necesario que antes le ratifique la Cámara. “Así que se está solucionando el intento de bloqueo”, añade sobre la supuesta estrategia de Cs, que este partido no aclaró a preguntas de este diario.

¿Cómo se logra ese ‘desbloqueo’? “Con presiones”, aseguran tres fuentes conocedoras de lo que ocurre dentro de la compañía. Una afirmación que desmienten en el Ejecutivo: “Desde Sol no ha habido ninguna presión”.

“Yo no he hablado con nadie de la Comunidad, tampoco con la presidenta”, dice antes de la votación Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), que puede influir en el resultado gracias a que una consejera designada por su organización preside el cónclave. “¡No hay nada que recurrir! La ley está en vigor desde su aprobación”, añade este dirigente, que este mismo mes compartió un acto con Díaz Ayuso, y que también ha aplaudido las políticas de la líder conservadora.

“El viernes el Gobierno publicó un decreto en el que establece que el Administrador tiene los mismos poderes que el director general saliente, y que será ratificado por la Asamblea, y ha habido consejeros que con eso ya se han sentido seguros y han creído que el recurso a la Justicia no era necesario”, apunta, finalmente, otro interlocutor.

Así, los acuerdos se revierten. Como consecuencia, Sánchez es libre para operar como desee al frente de la compañía, convertido en la cara visible de la nueva ley de Telemadrid, que rompe el consenso de la anterior y proporciona al PP múltiples ventajas.

Primera: si es ratificado por la Asamblea, Sánchez tendrá el poder indefinidamente, porque su sustitución depende de que en el futuro los partidos de derechas e izquierdas logren un improbable acuerdo para designar a un nuevo director general. Segunda: como no hay mecanismo de destitución, puede permanecer en el cargo incluso si Díaz Ayuso pierde el poder en las elecciones de 2023, lo que asegura al PP el control de la compañía.

Tercera: Sánchez tendría que dejar el cargo si la Asamblea no le ratifica por mayoría absoluta (la que suman PP y Vox), pero como mínimo estará en el puesto hasta septiembre, puesto que ya han comenzado las vacaciones parlamentarias. Tiempo más que suficiente para hacer y deshacer a voluntad en Telemadrid sin haber obtenido la confianza del Parlamento regional. EL PAÍS contactó con Sánchez para conocer sus planes, pero el directivo no quiso hacer declaraciones.

Los cambios en la radio y la televisión públicas, en todo caso, ya están en marcha. “Por la presente pongo en su conocimiento (…) que el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, en su sesión del 14 de julio de 2021, ha declarado el cese de D. José Pablo López como Director General de Radio Televisión Madrid. En consecuencia (…) le comunico que, con efectos de la fecha de dicho cese, queda extinguida a todos los efectos su relación laboral con Radio Televisión Madrid”.

Al menos siete directivos nombrados por López reciben esa misiva firmada por Sánchez el viernes pasado. No es un despido, precisan desde el Ejecutivo regional, sino un cese vinculado al del director general, que se despide con un sentido mensaje en sus redes sociales.

“Durante más de cuatro años, gracias a muchos, hemos demostrado que hay otro camino”, escribe López. “Es posible que los medios públicos no sean un botín de guerra”, añade. “No nos lo han puesto fácil”, subraya sobre sus continuos conflictos con el Ejecutivo de Díaz Ayuso, que abarcan desde la organización de los debates electorales a la renovación del contrato-programa que regula el día a día de la compañía. Y remata: “Pero ese es nuestro legado profesional para futuras ocasiones. Gracias Telemadrid y OndaMadrid. Gracias equipo”.

Con la salida de López y sus directivos se desintegra el núcleo duro del equipo que ha pilotado el ente público en los últimos años, recuperando la audiencia y la credibilidad de la cadena tras los oscuros tiempos del aguirrismo, cuando a Telemadrid se le conocía como tele-Esperanza por la mimetización de su línea editorial con los intereses del PP.

Entre los cesados están, por ejemplo, el hasta ahora director de informativos, Jon Ariztimuño; el director de la radio Onda Madrid, Ángel Rubio; el adjunto al director de Informativos, Jaime García Treceño; o el director de Contenidos de la entidad, Paco Díaz Ujados. Todavía no se conoce a sus sustitutos. Su nombramiento será el siguiente paso en la conquista de Telemadrid por parte del Gobierno de Díaz Ayuso.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-07-20/los-siete-dias-en-los-que-diaz-ayuso-logro-el-control-total-de-telemadrid.html



AYUSO PONE RUMBO A 2023 TOMANDO EL CONTROL DE TELEMADRID Y ERIGIÉNDOSE COMO UNA LÍDER NACIONAL CONTRA SÁNCHEZ

Después de dos años de parón legislativo, la presidenta de la Comunidad de Madrid quiere llevar a la Asamblea una ley para blindar la educación concertada y una rebaja de impuestos "histórica" que beneficiará a las rentas más altas: busca reforzar el enfrentamiento contra el Gobierno con la vista puesta en las próximas elecciones

Las elecciones anticipadas del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid tienen como último destino 2023. Isabel Díaz Ayuso pilotará con una holgada mayoría –junto con Vox, al que necesita para sacar adelante las cuentas y cada una de sus leyes– una legislatura corta que desembocará en unos comicios en dos años. Con ese horizonte, la primera medida puesta en marcha por Ayuso al ser reelegida presidenta ha sido hacerse con el control de Telemadrid aprobando una ley para cargarse a su dirección elegida en 2017 por una amplia mayoría de la Cámara de Vallecas. Al frente del ente público ha colocado a José Antonio Sánchez, un viejo amigo del PP. Fue también el encargado de perpetrar el mayor ERE de la historia en la región: despidió a 829 trabajadores de la televisión pública de los 1.169 que tenía en plantilla. El 74%.

Sánchez siempre ha sido el hombre elegido por el PP para tomar el control ideológico en los medios de comunicación públicos. Después de hundir a la televisión madrileña en audiencia y arruinar sus cuentas bajo las órdenes de los gobiernos regionales de Esperanza Aguirre e Ignacio González, fue ascendido por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2014. Su destino fue entonces RTVE y allí volvió a repetir lo que había hecho en Telemadrid durante los gobiernos de Aguirre: hacer de la televisión pública de todos los españoles un uso partidario en favor del Partido Popular. Esos cuatro años al frente de RTVE, Sánchez se jactó de votar al PP y presumió de aparecer en los papeles de Bárcenas por cobrar del partido mientras trabajaba en ABC.

Los sindicatos de Telemadrid ya han expresado su rechazo al nuevo administrador provisional –si no hay acuerdo con la oposición puede ser indefinido– y no tienen dudas de que su nuevo cometido de regreso a la televisión madrileña será volver a ponerla al servicio del PP de cara a las elecciones de 2023, que serán cruciales para Isabel Díaz Ayuso. Tanto si solo pretende seguir al frente de la Comunidad de Madrid como si sus aspiraciones ascienden al ámbito nacional, como algunos pesos pesados de la formación que lidera Pablo Casado ya no dudan.

La hoja de ruta de Ayuso es clara, según las últimas medidas anunciadas. El primer objetivo –hacerse con el control de Telemadrid– ha salido adelante sin fisuras gracias al apoyo de Vox. Para los siguientes pasos, la presidenta de la Comunidad de Madrid también necesita a la extrema derecha. Todo ello redoblando el choque de trenes contra el Ejecutivo de coalición que preside Pedro Sánchez.

Ayuso convocaba las elecciones anticipadas el 10 de marzo con un balance vacío en gestión. Fue incapaz de sacar adelante unos presupuestos y solo aprobó un proyecto legislativo, la enésima reforma de la ley del Suelo. La estrategia ahora es completamente diferente. Para esta nueva etapa, ya sin Ciudadanos en el Gobierno ni la Asamblea de Madrid y con una amplia mayoría, la presidenta madrileña pretende llevar numerosas propuestas al Parlamento regional.

La primera ha sido la modificación de la ley de Telemadrid para tomar el control. La segunda será una ley educativa para blindar la enseñanza concertada. En otoño llegarán a la Asamblea los primeros presupuestos de Ayuso como presidenta. Esas cuentas llevarán consigo una rebaja de impuestos "histórica", que supondrá una bajada de 0,5 puntos en el IRPF. La rebaja impositiva beneficia a las rentas altas y merma las cuentas públicas ya que la administración regional dejará de recaudar 300 millones al año. Como siempre ha hecho el PP en sus rebajas fiscales, los madrileños lo notarán en sus nóminas en año preelectoral.

Refuerzo del enfrentamiento contra el Gobierno

La última pata del plan pasa por seguir alimentando el enfrentamiento constante con el Gobierno de Sánchez, que ya empieza a molestar a algunos dirigentes en el PP porque desdibuja la figura de Casado. Ayuso no dudó el pasado viernes, tras su encuentro con el presidente del Gobierno, en presentarse como su oposición real y hasta aseguró que era su "responsabilidad". Ayuso ejerció de líder nacional y se erigió como la última alternativa a Sánchez.

Durante su intervención desde la Moncloa, la presidenta madrileña se dedicó a atizar al Ejecutivo por su política en Catalunya tras la concesión de los indultos y, especialmente, a las fuerzas parlamentarias que apoyan a la coalición. "España está secuestrada en manos de minorías que la odian", afirmó. Y añadió: "Mi principal misión en esta reunión ha sido recordarle al presidente cuál es nuestro proyecto como comunidad y preguntarle cuál es el suyo, a dónde quiere llevar a España".

Ayuso también ha querido convertir esta semana las protestas en Cuba un asunto nacional, al igual que la derecha lleva haciendo con Venezuela los últimos años. La presidenta madrileña volvía a presentarse como la única defensora de la libertad: "Lo más importante es no perder la libertad en aquellos lugares donde aún está asegurada como es el caso de Madrid o España. Ir a más y saber organizarnos siendo conscientes de que cada vez más en todos los lados del mundo, no nos es ajeno. Ante cada cita electoral aquellos que defendemos la libertad sin ambages debemos organizarnos", aseguró el lunes durante la presentación del libro de un exalcalde de Caracas.

El último enfrentamiento iniciado por la dirigente regional ha sido a cuenta de las vacunas. Ayuso solo ha inoculado el 87,9% de las dosis que ha recibido por parte del Gobierno situándose a la cola de las comunidades autónomas. Mantiene almacenadas 911.892 vacunas. El Ejecutivo ha paralizado la citación de primeras dosis para inocular Pfizer, asegurando que las 380.000 que guarda de esta marca están comprometidas para segundas dosis, a pesar de que recibe cada semana nuevas.

El Gobierno que preside Ayuso reclama más vacunas al Ministerio de Sanidad porque, según asegura, está recibiendo este mes "la mitad de la dosis de Pfizer que entregaba en junio". Esta afirmación contrasta con los datos ofrecidos por el Ministerio. Según su último informe, el Gobierno central entregó a la región 1,6 millones de dosis de esta marca en junio. A mitad del mes de julio, día 15, los sueros que ha recibido la autonomía gobernada por Ayuso ascienden a 700.000. La mitad, como sostiene el Ejecutivo regional, serían 400.000.

Un ejemplo más de que la necesidad del enfrentamiento que busca constantemente Díaz Ayuso contra el Gobierno, en el que el relato se ha convertido en lo más importante al margen de los datos.

https://www.eldiario.es/madrid/ayuso-pone-rumbo-2023-tomando-control-telemadrid-erigiendose-lider-nacional-sanchez_1_8136687.html



LA PLANTILLA DE TELEMADRID, ENTRE EL PESIMISMO, LA INQUIETUD Y LA ESPERANZA

El Comité de Empresa y los periodistas consultados por infoLibre coinciden en denostar la primera etapa de José Antonio Sánchez, aunque esperan que la segunda tenga un signo distinto

Alertan contra un posible signo partidista, tras el despido del anterior responsable, José Pablo López, que recuperó audiencia y credibilidad

El nuevo responsable de la empresa ocupó este mismo jueves su despacho en la Ciudad de la Imagen, a pesar del anuncio de recursos contra su nombramiento

José Antonio Sánchez no se ha entretenido ni un solo día. Este miércoles ha sido nombrado oficialmente máximo responsable de Telemadrid, y el mismo jueves ha tomado posesión de su despacho en la Ciudad de la Imagen y 24 horas después ha procedido a la destitución –nominal, ya que habían dejado sus anteriores puestos– del director general José Pablo López; del director de Onda Madrid, Ángel Rubio; del director de informativos, Jon Ariztimuño; del director de Comunicación, Daniel Forcada, así como otros mandos de su confianza. En paralelo, Más Madrid anunció un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por su designación, y el comité de empresa muestra su desconfianza con un escrito que titula "Nada bueno para Telemadrid y Onda Madrid" y que termina con esta admonición: "Dudamos que se aumente la transparencia, pluralidad e independencia, que mejore la audiencia, que la gestión económica sea más eficiente y sea una entidad más despolitizada. Esperamos equivocarnos, pero si tuviéramos razón y se volviera a poner en duda la viabilidad del servicio público de RTVM, lucharemos hasta el último aliento para impedirlo". Sin embargo, no se anuncia una oposición frontal, ni se habla de manifestaciones o paros como los que llevaron la emisión a negro en vísperas del ERE. Prima la contención: "Esperar y ver" o "toca ser prudentes", afirman diversos miembros de ese órgano de representación.

Pero, más allá de lo institucional, infoLibre ha querido saber qué opinan los trabajadores de a pie, empleados que nunca han tenido cargo alguno, y que han vivido todos los avatares de la empresa en los últimos veinte años. Durante los últimos diez días hemos hablado de manera más o menos informal con una veintena de ellos, la mayoría adscritos a la televisión y alguno a Onda Madrid, y ahora reproducimos la visión de algunos de ellos.

Antonio es periodista, lleva en Telemadrid más de veinticinco años y no se vió afectado por el ERE. Leonardo lleva aún más tiempo, y siempre ha estado en la parte técnica. Julián también es periodista, fue despedido en 2013, y recuperado durante el mandato de José Pablo López. Un caso casi idéntico es el de Nicolás, periodista y recuperado por la empresa en los últimos cuatro años. Por último, María, productora especializada en disponer los medios para programas e informativos en directo, y que tampoco fue despedida en el ERE.

Todos coinciden en denostar la primera etapa de José Antonio Sánchez, aunque esperan que la segunda tenga un signo distinto, mientras alertan contra un posible signo partidista, tras el despido del anterior responsable, José Pablo López, que recuperó audiencia y credibilidad. En todos los casos hemos respetado el anonimato, que han exigido ante el temor de posibles represalias. Estas son sus opiniones:

Antonio

"El futuro de la empresa ahora mismo está rodeado de incertidumbres. Después de años de luchas que acabaron con un ERE, hemos vivido unos años de recuperación de la imagen de Telemadrid, e incluso de nuestra propia autoestima como profesionales de la información. Esto aparentemente se ha truncado y muchos tenemos la sensación de volver a la casilla de salida.

La anterior etapa de José Antonio Sánchez fue terrible, de darte vergüenza decir que trabajabas aquí, o salir a la calle con el micro de la empresa. Cuando él llegó, ya llevábamos años peleando por una información plural, veraz e independiente, resistiendo con todas nuestras fuerzas a una manipulación realmente salvaje, y él vino para acabar con la demolición de la empresa como servicio público. Sánchez, como diría un taurino de los de antes, fue nuestro Agapito, el puntillero de Las Ventas.

Quiero pensar que esta segunda etapa será distinta. Es mi esperanza. Si pienso lo contrario me echo a llorar. Nos aferramos a una posibilidad que, en realidad, tiene pocos visos de cumplirse, vistos los antecedentes, pero no nos queda otra. Desde el Partido Popular se nos insiste en que este cambio no va a afectar a la plantilla, pero aquí ya estamos curados de espanto. Después de lo vivido, nos tememos lo peor, pero hay que intentar ser positivo y confiar en que no suframos las consecuencias de una reforma legal que, como trabajadores, no entendemos ni compartimos".

Leonardo

"El futuro de la empresa lo veo mal. Estamos viviendo algo que nos suena mucho a lo que experimentamos en la anterior etapa: se habla de futuro, de viabilidad, de gestión, de audiencia... y lo que se pretende es utilizar Telemadrid como altavoz de la voluntad de Ayuso. Nos utilizará, acabará con el prestigio y la audiencia actuales, lo que les servirá para justificar su cierre o privatización y, una vez más, los principales afectados seremos los trabajadores que perderemos nuestro puesto y salario.

De las anteriores etapas recuerdo como el discurso que se hacía públicamente era completamente distinto de lo que vivíamos en el interior de la casa. Se hablaba de austeridad y se dilapidaba el dinero entre amiguetes; se hablaba de credibilidad y se utilizaban los Informativos para atacar a todo aquel que no era Esperanza Aguirre. Se hablaba de recortes laborales necesarios, cuando se duplicaban cargos directivos con sueldos millonarios. Todo esto es lo que tememos que vuelva a ocurrir ahora. Se ha buscado para dirigir Telemadrid un perfil de fiel servidor para cumplir el principal objetivo, llevar a Díaz Ayuso a la Moncloa".

Julián

"Tengo un pésimo recuerdo de la anterior estancia de Sánchez en la empresa. Fue el gestor en la etapa más negra de su historia, primero por la manipulación grosera de los contenidos y finalmente por la aplicación de un ERE (declarado por la Justicia no ajustado a derecho), que supuso el despido del 75% del personal. En su currículum se manifiesta una bien acreditada reputación de ejecutor despiadado de un periodismo que es la antítesis de la ética profesional. Todos esperamos ahora gestos que demuestren que nuestra preocupación no se verá confirmada. Esperamos, confiamos, en una actitud conciliadora y beneficiosa para Telemadrid.

Evidentemente, habrá cambios en la línea editorial. No se entiende de otro modo la urgencia con la que la Comunidad de Madrid ha procedido a su nombramiento, tras cuatro años bajo el mando de José Pablo López en los que se ha trabajado con plena libertad y sin otro criterio que el profesional. Siempre que se produce un cambio en la cúpula, la escala de mando se renueva, y eso no debería ser un problema, si se deben a confianza profesional; es un problema cuando el criterio de decisión es político y se aplica buscando un perfil afín al gobierno. Telemadrid no puede permitirse de nuevo perder audiencia y crédito por intereses particulares; su razón de ser es el respeto a la pluralidad e información libre que merecen los madrileños.

Por todo ello en la redacción existe un clima de espera e inquietud, no por los cambios, sino por la naturaleza y el objetivo de ellos. Esta empresa ha conseguido remontar con esfuerzo una imagen de credibilidad y rigor, que se pierde con facilidad cuando el servicio público que se presupone se convierte en uso partidista. La audiencia es sumamente sensible a la calidad y el criterio de la información".

Nicolás

"No puedo tener buenos recuerdos. Fueron unos años muy difíciles donde Telemadrid vivió su etapa más negra. Especialmente desagradable es recordar los meses anteriores al ERE. La tensión y el mal ambiente que se vivió no se lo deseo a nadie.

Habrá que esperar a ver con qué talante y con qué intenciones llega, pero a día de hoy su nombramiento no es una buena noticia. En principio no podemos esperar nada bueno, porque, aunque ya han pasado ocho años, el recuerdo del ERE bajo su dirección está todavía muy presente entre los que nos vimos afectados. Repito, vamos a esperar sus primeros movimientos para hacernos una idea; el nombramiento del director de los servicios informativos nos dará una pista, pero veo un panorama bastante oscuro.

A nivel personal, incertidumbre total. Después de que la anterior dirección me volviera a abrir las puertas de la que fue mi casa durante muchos años, temo que ahora se pueda reproducir aquella situación. Ojalá me equivoque y no vuelva a destrozar el futuro de muchas familias".

María

"No soy optimista sobre el futuro de Telemadrid. Mientras los partidos políticos no entiendan que los medios públicos no son un instrumento que ellos puedan utilizar a su antojo, que son un medio al servicio de los ciudadanos y ciudadanas, al que acudir para informarse de lo que pasa en su Comunidad, con noticias contrastadas, independientes, objetivas, y despolitizadas (término que ha vaciado Ayuso) no habrá futuro.

En cuento a mi porvenir personal, lo veo con mucha incertidumbre, con mucha impotencia. Cuesta mucho volver a construir, pero destruir es muy fácil. En los cuatro últimos años los trabajadores hemos puesto mucha ilusión, muchas horas, y mucha profesionalidad para recuperar la credibilidad de nuestra casa. Ha costado mucho esfuerzo, que se ha visto compensado no solo con la subida de audiencias, o el equilibrio presupuestario, sino con el prestigio entre la gente. Volvimos a salir a la calle, y recuperamos el reconocimiento de los madrileños que volvían a ver su televisión. Antes de esos años vimos como la información se manipulaba sin ningún rubor, como se dilapidaba el dinero público en contratos ruinosos y sin control, como los derechos del fútbol... culpaban de la negra situación a los trabajadores, cuando eran ellos los responsables de volcarse en hacer negocios con empresas privadas y terminar con un servicio público esencial.

Yo creo que el nombramiento de José Antonio Sánchez no es casual. Es un perfil perfecto para controlar el medio , y cumplir con el objetivo de impulsar la figura de la presidenta como oposición a Pedro Sánchez y llevarla hasta la Moncloa".

Comunicado integro del Comité de Empresa: "Nada bueno para Telemadrid y Onda Madrid"

"Ojalá nos equivoquemos, pero el nombramiento de José Antonio Sánchez como Administrador provisional de RTVM no augura nada bueno para los madrileños ni para su radio y televisión pública. Sánchez fue Director General de Telemadrid y Onda Madrid desde 2011 a 2014. Fue el encargado de ejecutar un ERE en enero de 2013, declarado ilegal por la justicia, que acabó con 861 personas en la calle, la mayoría de ellas con una oposición aprobada. Dejó RTVM con una audiencia de 3,6% (eI TN1 tenía una audiencia del 6,7% y la web de Telemadrid tenía un tráfico residual). Se fue dejando una deuda de 260 millones de euros. En el año 2013, después del ERE, contrató los servicios de ENG por 1,5 millones de euros, a la empresa CBM, perteneciente entonces a Secuoya (que tenía como directivo a Miguel Ángel Rodríguez, actual jefe de gabinete de Isabel Díaz Ayuso). En la actualidad la audiencia de telemadrid es de 6,2%, la audiencia del TN1 ronda el 12.8% y la web tiene un tráfico de 3,5 millones de usuarios. Las cuentas de Telemadrid del 2020 han tenido un superávit de 4,6 millones.

Podríamos seguir enumerando hechos del administrador provisional nombrado por Díaz Ayuso, pero nos parece suficiente con estos ejemplos. No entendemos cuáles son los méritos profesionales de esta persona para volver a una empresa que dejó en la ruina. Como representantes de lxs trabajadorxs, víctimas de un ERE ilegal, y con la experiencia de lo ocurrido durante su anterior mandato, dudamos que se respete el nuevo modelo de Radio y Televisión Pública defendido en 2015 por Isabel Díaz Ayuso y aprobado por PP y Cs. Dudamos que se aumente la transparencia, pluralidad e independencia, que mejore la audiencia, que la gestión económica sea más eficiente y sea una entidad más despolitizada. Esperamos equivocarnos, pero si tuviéramos razón y se volviera a poner en duda la viabilidad del servicio público de RTVM, lucharemos hasta el último aliento para impedirlo".

https://www.infolibre.es/noticias/medios/2021/07/17/la_plantilla_telemadrid_entre_pesimismo_inquietud_esperanza_122806_1027.html



EL DIRECTOR DE INFORMATIVOS DE TELEMADRID, TRAS SU CESE: ''HEMOS PULVERIZADO RÉCORDS''

Tras dos días en el cargo, el nuevo administrador ha destituido a la cúpula completa de Telemadrid y Onda Madrid

''El nuevo administrador provisional de RTVM me ha cesado''. Así empieza el mensaje que Jon Ariztimuño, hasta ahora director de informativos de Telemadrid, ha publicado tras conocer la decisión que ha tomado este viernes José Antonio Sánchez, el polémico nuevo fichaje de Ayuso, de dejar de contar con él y con toda la cúpula de dirección.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el que fuera responsable de los servicios informativos regionales, ha querido explicar mediante un hilo cómo ha sido su trayectoria y el ''relanzamiento'' de este medio público. Cuatro años al mando en los que los informativos -dice- ''han pulverizado récords'' y han logrado un objetivo: recuperar el pulso informativo.

Aunque no ha querido dar detalles sobre su destitución, ha afirmado que ''hubiera sido más responsable hacer una transición rápida y constructiva con el que vaya a ser nuevo responsable de informativos''. Sin embargo, Ariztimuño sí ha querido dar datos.

En cuanto a los informativos que ha dirigido durante cuatro años, el periodista ha asegurado que, tanto los emitidos al mediodía como los vespertinos y de fin de semana, han batido todos los récods con respecto a la última década.

También ha tenido palabras para otros programas de la cadena. Ha señalado que el matinal Buenos Dias Telemadrid ha recuperado datos de audiencia de hace diez años, con un crecimiento de más del 45%. Además, ha destacado ''el milagro televisivo'' que ha sido el magazine 120minutos, que ''con medios muy modestos, pelea con las grandes, con el mejor dato en 12 años''.

Ha querido hacer una especial mención a "Madrid frente al Coronavirus", el programa que el periodista ha calificado como marca de la cadena y un ''ejemplo de servicio público''. Ariztimuño ha agradecido a su cúpula ''creer siempre, por saber estar, por el curro silencioso, por hacer lo imposible para engrasar un motor desde el que hemos generado miles de horas de información''.

El periodista ha dedicado unas palabras al que fuera el director general de la cadena, José Pablo López, a quien le ha agradecido su valentía. ''Gracias por haber apostado por mí, por protegernos, por tu valentía, por esta gran oportunidad, por haber peleado, escuchando a todos pero al dictado de nadie. Yo sí que puedo decir que me has dado libertad para decidir y para equivocarme'', ha señalado.

Sánchez, un fichaje polémico

"Voto al Partido Popular", "Soy católico, apostólico y romano" o "No tengo alergia al feminismo. Tengo madre, hijas y nietas" han sido algunas de las declaraciones que José Antonio Sánchez, el ahora administrador provisional de Telemadrid, hizo durante su última etapa al frente de RTVE.

Y es que, con su reciente nombramiento de la mano de Isabel Díaz Ayuso, Sánchez vuelve a los medios públicos, tres años después de salir de la presidencia de la cadena nacional. Durante esa etapa, TVE se sumió en una grave crisis tanto de audiencia como de prestigio. Y es que Sánchez aparece en los papeles de Bárcenas, algo de lo que presumía en las comisiones parlamentarias de control.

Vuelve así a la televisión regional madrileña, de la que fue director general en los años de Gobierno de Esperanza Aguirre e Ignacio González, etapa en la dejó una deuda millonaria y llevó a cabo el ERE que acabó con el 74% de la plantilla.

Sánchez ha cesado al equipo de dirección de Telemadrid al completo. Entre ellos se encuentran Ariztimuño, el director general de contenidos, Paco Díaz Ujados, o el director general de Onda Madrid, Ángel Rubio. Cambios que la oposición y el Comité de Empresa han criticado. "No augura nada bueno para los madrileños ni para su radio y televisión pública", han señalado.

https://www.elplural.com/visto-en-la-red/director-informativos-telemadrid-cese-pulverizado-records_271079102



SIETE FRASES QUE SINTETIZAN EL PASO POR RTVE DE JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ, NUEVO ADMINISTRADOR DE TELEMADRID

"Voto al PP y seguiré votando al PP", "Yo soy católico, apostólico y romano" o "Yo no tengo alergia al feminismo. Tengo madre, hijas y nietas...". Estas fueron algunas de las declaraciones del periodista onubense durante su última etapa al frente de RTVE. Ahora, es elegido por Isabel Díaz Ayuso para tomar el mando de RTVM, de la que ya fue el director general en tiempos de Esperanza Aguirre, siendo el responsable del ERE por el que salió el 74% de la plantilla

Con carácter inmediato, y a falta de que se ratifique su nombramiento en la Asamblea de Madrid gracias al bloque formado por PP y Vox, asumirá plenas competencias en el ente, que cierra una etapa de progresión y respeto iniciada hace cuatro años con la designación de José Pablo López. Este quedaba automáticamente fulminado con la aprobación de la nueva ley de Radio Televisión Madrid impulsada por la presidenta para hacerse con su control.

El del periodista onubense es un nombre de dudoso recuerdo para la radiotelevisión madrileña, pues ya fue el director general durante los años de Esperanza Aguirre en el poder, bajo control férreo de esta. Más aún, fue el encargado de llevar a cabo el ERE que despidió al 74% de la plantilla (860 trabajadores despedidos de un total de 1.169) en 2013. Pero también para la radiotelevisión pública española.

Muy afín al Partido Popular, Sánchez llegó al cargo de presidente de RTVE en 2014, tomando el relevo de Leopoldo González Echenique, y se mantuvo hasta junio de 2018, cuando tuvo que salir por "imperativo legal", antes de iniciarse el lento proceso del concurso público para reconstruir el Consejo de Administración, con Rosa María Mateo como administradora provisional.

Aquel era su segundo mandato, pues ya ejerció la dirección general de RTVE, a propuesta del gobierno de Aznar, entre 2002 hasta 2004. Durante esta nueva etapa, que se alargó durante cuatro años, no solo prosiguió el hundimiento de la imagen y audiencia de la corporación nacional, sino que a título personal destacó por las formas que adoptó por norma durante las comisiones de control parlamentario, así como por declaraciones cuando menos pintorescas en actos públicos.

A continuación, hacemos un repaso a la hemeroteca para revisar las cinco frases más definitorias del que será nuevo responsable de Telemadrid, recogidas además en este vídeo.

"Voto al PP y seguiré votando al PP"

Empezamos este recorrido en 2015, cuando José Antonio Sánchez afirmó con rotundidad sus afinidades políticas en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la Corporación RTVE y sus Sociedades: "Voto al PP y seguiré votando al PP". Esta fue su respuesta cuando se le reprochó que hubiera cobrado en calidad de asesor del Partido Popular cuando ejercía como periodista.

En aquella época, la caída libre en audiencia de RTVE era ya evidente, aunque se negaba a asumir responsabilidades por ello: "No ha sido en los tres últimos años de Gobierno del PP cuando se han perdido las audiencias, sino en los anteriores ocho de gestión del PSOE", aseguró, y se preció de haber hecho crecer "siete décimas" a la cadena durante sus primeros siete meses de mandato.

"Menos mal que estoy bien pagado"

Saltamos a marzo de 2017, durante una nueva sesión de control parlamentario donde se multiplicaron las preguntas de la oposición sobre las prácticas cuestionables y la manipulación dentro de la casa. Fueron tantas, que no ocultó a uno de sus compañeros de mesa sus ganas por acabar. "Coño, ¿con esto no se cierra ahora la sesión?" preguntó primero.

Al comunicarle que aún debía seguir respondiendo, Sánchez miró a su izquierda para lanzar la siguiente frase entre risas y sin ser consciente de que el micrófono estaba encendido: "Menos mal que estoy bien pagado". Luego tuvo que pedir disculpas al percatarse de que el comentario había sido bien audible.

"España no fue colonizadora, sino evangelizadora"

Abril de 2017. Sánchez acudía a la Casa de América de Madrid para ofrecer una conferencia sobre el compromiso de TVE con el continente americano, que formaba parte de un convenio entre la Corporación RTVE y el patronato de la entidad para el intercambio de conocimientos. No obstante, el tono de su alocución era diferente a lo que podía esperarse, pues se centraba en la "obra de España en América", y destacó: "España nunca fue colonizadora, fue evangelizadora y civilizadora".

"El descubrimiento de América ha sido el acontecimiento más importante de la Historia de la Humanidad, después del nacimiento de Cristo. Y la obra de España ha sido de tal magnitud que durante siglos los enemigos del imperio han dedicado lo mejor de sí para desprestigiarnos", dijo dentro de un discurso donde suavizó las prácticas de los colonizadores españoles -"¿Que se hicieron cosas malas? Qué alguien me diga en qué conquistas no las hubo"-, y en el que manifestó también una comparación cuando menos llamativa entre los aztecas y el III Reich: "Lamentar la desaparición del imperio azteca es más o menos como sentir pesar por la derrota de los nazis en la Segunda Guerra Mundial".

"Yo soy católico, apostólico y romano"

Se aproximaba julio de 2017, y Sánchez había de responder por la decisión de RTVE de no retransmitir el World Pride, el Orgullo Gay mundial que se celebraba ese año en Madrid. En su momento, la corporación justificó la decisión por razones de rentabilidad y del alto coste de producción. Telemadrid, por cierto, sí dio una aplaudida cobertura completa al evento, como también hizo laSexta.

Preguntado en la comisión por el socialista Ignacio Urquizu por el papel que había tenido él en la decisión, Sánchez fue taxativo: "¿El papel que he tenido? Todo, como máximo responsable de la programación". Tras asegurar que el World Pride "no encaja" en la rejilla de la corporación, puesto que tenía "protagonismo, pero no el suficiente" como para motivar que se retocara el diseño de parrilla, el máximo responsable de la corporación pasó a hablar de cuestiones de fe.

Lo hizo cuando el mismo diputado le reprochó que no se ofreciera un "acontecimiento mundial" de esa magnitud y sí se mantuviera la retransmisión de misas semanales "Lo de los actos católicos no tiene nada que ver. Yo soy católico, apostólico y romano, y por eso soy de solidaridad muy grande", dijo.

"Es de agradecer que el PP me busque un puestecito"

En septiembre de ese mismo año llegaba otra de las frases más famosas de Sánchez durante su etapa en RTVE. Algo menos de un año antes de su salida de la corporación, el onubense se presentaba en la Comisión de Control haciendo gala de un tono burlón con los portavoces de la oposición, antes quienes negaba que hubiese manipulación en los informativos, así como la creación una redacción paralela dentro del área de informativos, entre otras múltiples denuncias.

Durante la sesión, la diputada de Unidas Podemos Pilar Lima llegó a mostrarse convencida de que el Partido Popular le tendría preparado algún encargo de cara a los siguientes comicios, una idea que el aludido recogió con tono irónico: "Me quita un gran peso de encima al decirme que tengo el futuro garantizado. Por lo tanto, es de agradecer que el PP me busque un puestecito, y se lo agradecería muchísimo", comentó Sánchez, que reconoció una vez más que votaba al PP: "A quien no he votado en mi vida es a Izquierda Unida".

"No entiendo esa chulería y prepotencia. No va a dejar una buena hoja de servicios”, le espetó el socialista Óscar López ante sus respuestas, una apreciación con la que Sánchez no estaba de acuerdo. Más aún, presumía de dejar la "mejor televisión" cuando se fuera.

"No tengo alergia al feminismo. Tengo madre, hijas y nietas"

Avanzamos hasta marzo de 2018, cuando tuvo que responder en sede parlamentaria a representantes de la oposición por el tratamiento informativo que dio la cadena a la jornada feminista del pasado 8 de marzo. Noelia Vera (Unidos Podemos-En Comú-En Marea) le afeó que entre los servicios mínimos del 15% pactados para cubrir aquella jornada hubiera una mayoría de mujeres. "No sé si entiende que eso es un acto machista", advirtió la diputada, que apreció en Sánchez una "alergia a la palabra feminismo".

"Yo no tengo alergia a nada y tampoco al feminismo. Yo tengo madre, hijas y nietas...", ha señalado Sánchez durante su comparecencia en la Comisión Mixta de RTVE celebrada en el Senado.

"Yo me dedique toda la jornada a resaltar los derechos de la mujer", agregó después, durante su defensa de la cobertura.

"Estoy en los papeles de Bárcenas, no en los manchados de sangre"

Sin duda, una de las afirmaciones que más se recuerdan de entre las que profirió en su mandato en RTVE fue la referida a su inclusión en los llamados papeles de Bárcenas, como receptor de pagos en B por valor de más de un millón de pesetas, de acuerdo a las cifras que aparecían en esta contabilidad.

Durante la sesión de control celebrada a finales de mayo de 2018, en la recta final de su estancia en la radiotelevisión estatal, el diputado Miguel Vila Gómez (Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea), a cuenta de una pregunta sobre un posible sobrecoste de las obras en los estudios de Prado del Rey. El político progresista enfatizaba el hecho de la relación de la empresa constructora con la la trama Gürtel: "Su presidente [el de la constructora] figura en los papeles de Bárcenas, al igual que usted", afirmó.

La respuesta de Sánchez fue la siguiente: "En cuanto a los papeles de Bárcenas... Yo no estoy ni en los papeles de Irán, ahí donde se cuelga en grúas a los homosexuales o se mata a pedradas a las niñas por darse un revolcón con el novio, ni donde se asesina a 150 personas por manifestarse en una calle como en Caracas... no no. Yo estoy en los papeles de Bárcenas, en los papeles manchados de sangre nunca estaré".

https://vertele.eldiario.es/noticias/siete-frases-sintetizan-paso-rtve-jose-antonio-sanchez-nuevo-administrador-telemadrid_1_8133371.html


JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ COBRARÁ 97.000 EUROS AL AÑO COMO ADMINISTRADOR DE TELEMADRID

La designación del directivo que aplicó el ERE de 2013 despierta críticas entre trabajadores y oposición

La mañana del 12 de enero de 2013, 829 de los 1.169 trabajadores de Telemadrid empezaron a recibir la notificación de sus despidos en aplicación del ERE impulsado por el Gobierno de Ignacio González. Aquella documentación la firmaba el mismo José Antonio Sánchez al que ahora ha elegido Isabel Díaz Ayuso para volver a dirigir la cadena como administrador provisional, una figura de nueva creación con la que el PP controlará la televisión y la radio públicas. La designación, acompañada por un sueldo de 97.000 euros brutos al año, según ha detallado el Ejecutivo, ha provocado duras críticas entre los trabajadores de la compañía, y también en la oposición. Ninguno olvida que los despidos, defendidos este miércoles por el Gobierno, fueron declarados improcedentes por la justicia (aunque no nulos).

“Es verdad que en el currículo de Sánchez está el ERE de Telemadrid”, ha reconocido este miércoles Enrique Ossorio, el portavoz del Gobierno. “Afortunadamente se nos ha olvidado la situación de aquel 2012, que era terrible. Las políticas de Zapatero nos llevaron a un paro brutal, con la Comisión Europea a punto de intervenir España y el estado del bienestar al borde del colapso”, ha descrito.

“Toda la sociedad tuvo que tomar decisiones para ajustarse a la situación económica. En ese contexto probablemente no tenía mucho sentido que Telemadrid tuviera 1200 trabajadores. En ese contexto se tomó esa decisión de racionalización”, ha justificado. Y ha afirmado: “La labor del administrador es de transitoriedad, hasta que se nombre a un director general con carácter definitivo. Estoy seguro de que en ese lapso de tiempo, su profesionalidad y experiencia acreditada pueden ser muy buenos para fomentar la neutralidad y la eficiencia”.

El despido de los trabajadores de Telemadrid abrió heridas que aún no se han cerrado en la compañía. La vuelta de Sánchez a la entidad asegura que se reabran. Entre otras cosas, por las circunstancias en las que se produce: si supera el proceso de ratificación en la Asamblea, el directivo, vinculado al PP durante toda su trayectoria profesional, se perpetuará en el poder hasta que los partidos de derechas y de izquierdas alcancen un improbable acuerdo para nombrar a un nuevo director general. Los 97.000 euros que cobrará igualan el sueldo de este directivo para este cargo de nueva creación.

Mónica García: “El verdugo perfecto”

“Si el objetivo era liquidar la independencia de Telemadrid, Ayuso ha encontrado a su verdugo perfecto”, ha opinado Mónica García, portavoz de Más Madrid, que lidera la oposición en la Asamblea. “Hay que admitir que es un tipo con experiencia”, ha ironizado. “En concreto, la experiencia de despedir al 74% de la plantilla. Suponemos que viene a batir su récord y despedir al 26% restante”, ha continuado. “No se me ocurre nada más retorcido y alevoso que resucitar al mismo señor que ya dejó a Telemadrid herida de muerte para ver si esta vez le da la estocada final”, ha añadido. Y ha anunciado: “Vamos a llevar esta decisión a los tribunales, vamos a interponer un [recurso] contencioso administrativo porque este nombramiento vulnera su propia ley y demuestra que Ayuso está dispuesta a todo para asaltar la televisión pública”.

“Con el nombramiento del administrador que va a consumar el asalto a la televisión pública, Ayuso logra sus objetivos: una persona que se encargará de limitar y controlar la pluralidad de la información en Telemadrid”, ha lamentado Hana Jalloul, del PSOE, que lleva semanas estudiando un posible recurso de inconstitucionalidad contra la reforma de la ley de Telemadrid que ha permitido el nombramiento de Sánchez.

“Qué vergüenza. Lo volveremos a ganar”, ha reaccionado en las redes sociales Jacinto Morano, diputado de Unidas Podemos y abogado que representó a trabajadores del ERE impulsado por Sánchez en Telemadrid en 2013, que la justicia acabó declarando como improcedente, pero no nulo.

El recuerdo de aquellos días dramáticos ha estado también muy presente en la reacción de los trabajadores al nombramiento. “Es el responsable de la etapa más negra de Telemadrid y Onda Madrid, ejecutor del mayor ERE de la Comunidad de Madrid e investigado por la gestión del ERE...”, ha escrito en Twitter Luis Lombardo, el presidente del comité de empresa de la compañía.

Además, los representantes de los trabajadores han emitido este miércoles un comunicado en el que expresan sus temores. “Ojalá nos equivoquemos, pero el nombramiento no augura nada bueno ni para los madrileños ni para su radio y televisión pública”, se lee. “No entendemos cuáles son los méritos profesionales de esta persona para volver a la empresa que dejó en la ruina”.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-07-14/jose-antonio-sanchez-cobrara-97000-euros-al-ano-como-administrador-de-telemadrid.htm


EL NUEVO 'JEFE' DE TELEMADRID DIRIGIRÁ LA CADENA SIN EL VISTO BUENO DE LA ASAMBLEA

El nuevo administrador provisional de Telemadrid, José Antonio Sánchez asumirá este jueves el puesto, pero hasta septiembre no se someterá a la ratificación de la Asamblea, como marca la nueva Ley

El exdirector general de Telemadrid, José Pablo López abandonará este jueves su despacho para que pueda ocuparlo ya el nuevo inquilino. José Antonio Sánchez aterrizará este jueves en la Ciudad de la Imagen para tomar el control de Telemadrid, bajo una figura nueva hasta ahora: Administrador Provisional.

La nueva Ley le ampara. La reforma impulsada por el PP en solitario (junto a la abstención de VOX) dice que el mandato del Administrador Provisional “comienza al día siguiente de su nombramiento” a dedo por el Gobierno. Pero se da la paradoja de que el nuevo ‘jefe’ de Telemadrid va a dirigir la cadena pública en un limbo normativo porque estará en el cargo sin haber sido ratificado aún por la Asamblea de Madrid, tal y como exige la nueva norma. Como pronto, eso no ocurrirá hasta septiembre, es decir, José Antonio Sánchez estará, al menos, dos meses trabajando sin el visto bueno del Parlamento madrileño.

El PP necesita, sí o sí, los 13 votos de VOX para refrendarle – en primera votación se necesita el respaldo de 2/3 de la Cámara y si no se consigue, en segunda votación por mayoría absoluta-. Pero si no lo consiguen se abre otro escenario endiablado, “en el caso de que no se consiga, entiendo que debería nombrarse a un nuevo administrador provisional, hasta que se produjera el acuerdo de los grupos para el nombramiento definitivo de un director para Telemadrid”, explica el portavoz del Gobierno, Enrique Ossorio.

En la Comunidad de Madrid insisten en que el nombramiento de José Antonio Sánchez es provisional “tiene un carácter de transitoriedad hasta que se consiga pactar el director definitivo”, puntualizaba Ossorio, entre tanto, el nuevo Administrador cobrará 97.000 euros anuales.

https://cadenaser.com/emisora/2021/07/14/radio_madrid/1626279670_936114.html



LAS SEIS POLÉMICAS DEL NUEVO DIRECTOR DE TELEMADRID: MACHISMO, HOMOFOBIA, MANIPULACIÓN...

José Antonio Sánchez ha destacado a lo largo de su carrera por su afinidad con Génova: "Es de agradecer que el PP me busque un puestecito"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ultima el nombramiento del que fuera presidente de RTVE José Antonio Sánchez como administrador provisional de Telemadrid. Un hombre hecho a medida para el puesto, no en vano cuenta con un amplio historial de manipulaciones y polémicas vinculadas con Génova y que puedes consultar en esta biografía no oficial elaborada por Los Genoveses.

El nombramiento se producirá seis días después de que se aprobase en la Asamblea de Madrid la reforma de la ley que regula el ente público presentada por el PP, gracias a la abstención de Vox y con el voto en contra de los partidos de izquierda (Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos). Dicha modificación establece el cambio de modelo de elección de su Dirección y permitía el relevo de la actual cúpula, de la que era director general, José Pablo López, desde 2017, con quien el Gobierno de Ayuso tuvo públicas desavenencias.

Cabe recordar que Sánchez sabe lo que es lidiar con una cadena pública de la mano de un dirigente popular. Fue director de RTVE durante una breve etapa del Gobierno de José María Aznar, concretamente entre 2002 y 2004. Después, Esperanza Aguirre le fichó para Telemadrid (2011-2014) y luego regresó a RTVE (2014-2018).

A lo largo de su carrera ha protagonizado diversas polémicas que recordamos hoy en ElPlural.com

Los papeles de Bárcenas

En mayo de 2018, José Antonio Sánchez compareció ante ola Comisión Mixta de RTVE del Congreso, donde anunció su marcha. El diputado Miguel Vila Gómez, de Unidas Podemos, aprovechó su turno para preguntarle por su presencia en los papeles de Bárcenas, en los que figura presuntamente por dos pagos del PP, en 1994 y 1995, y cuyo valor ascendería a un millón de las antiguas pesetas.

Sánchez salió por la tangente y se limitó a decir que “yo no estoy ni en los papeles de Irán, ahí donde se cuelga en grúas a los homosexuales o se mata a pedradas a las niñas por darse un revolcón con el novio, ni donde se asesina a 150 personas por manifestarse en una calle como en Caracas... Yo estoy en los papeles de Bárcenas, en los papeles manchados de sangre nunca estaré”.

Alergia al feminismo
A finales de marzo del 2018, compareció ante la Comisión Mixta de RTVE en el Senado para, entre otras cosas, dar cuenta del tratamiento informativo que dio el ente público de la jornada feminista del 8M. A preguntas de Noelia Vera, de Unidas Podemos, Sánchez se sacudió las críticas afirmando que “yo no tengo alergia a nada y tampoco al feminismo. Yo tengo madre, hijas y nietas…”.

Vera le reprochó que que entre los servicios mínimos del 15% que se pactaron en RTVE para cubrir aquella jornada hubiera una mayoría de mujeres. "No sé si entiende que eso es un acto machista", ha señalado la diputada, que aprecia en Sánchez una verdadera "alergia a la palabra feminismo".

"Voto al PP"
En junio del 2015, también durante la celebración de una comisión parlamentaria en el seno de la Cámara Baja, Sánchez admitió orgulloso y sin pudor alguno que “voto al PP y seguiré votando al PP”. Con esas palabras se defendió cuando le afearon que cobrara del PP como asesor cuando ejercía de periodista: “A quien no he votado nunca ni voy votar en mi vida es a Izquierda Plural", añadió.

"España no fue colonizadora"
En abril del año 2017, el entonces presidente de RTVE acudió a una conferencia a la Casa América en la que pretendía manifestar su compromiso con el continente americano. Sin embargo, centró su discurso en la "obra de España en América", especialmente sobre lo que denominó su labor "evangelizadora y civilizadora", tras la conquista del continente.

"Mi falta de conocimiento sobre el asunto, el exceso de trabajo que tengo y el poco tiempo que ha transcurrido hace que la calidad de las palabras que voy a pronunciar deje mucho que desear y, por tanto, pido perdón de antemano por las mismas", admitió all comienzo de su intervención. Y desde luego no dejó indiferente a nadie.

Sánchez centró la mayor parte de su discurso en lo que llamó la "obra de España en América", enumerando las ventajas que trajo la conquista del continente para sus habitantes, siempre según su punto de vista. "España nunca fue colonizadora, fue evangelizadora y civilizadora", repitió en varios momentos.

Un católico, apostólico y romano
RTVE, bajo su mando, no emitió el World Pride del año 2017 pese a que era el primer Orgullo Gay mundial que acogía Madrid. Sánchez alegó que no resultaría rentable, pero a juzgar por sus declaraciones posteriores, las razones eran otras bien distintas.

En la comisión de control del Senado, el diputado Ignacio Urquizu (PSOE) preguntó al presidente de la radiotelevisión pública por los motivos y qué papel ha tenido él en la decisión de no retransmitirlo: “¿El papel que he tenido? Todo, como máximo responsable de la programación", ha espetado José Antonio Sánchez. Acto seguido se ha escudado en que las "otras grandes cadenas tampoco lo retransmiten, ni Telecinco ni Antena 3”. Evidentemente, no mentó que la Sexta y Telemadrid sí lo retransmitieron.

Poco después, afirmó lo siguiente: ”Lo de los actos católicos no tiene nada que ver. Yo soy católico, apostólico y romano, y por eso soy de solidaridad muy grande”.

Un futuro en el PP
Con todas estas polémicas y su nítida afinidad al PP, José Antonio Sánchez tiene claro dónde podría recalar tras su etapa en RTVE en el año 2017. En dicho curso, se enfrentó en el senado al portavoz del PSOE, Óscar López. Sánchez se mostró beligerante e incluso burlón, llegando a ironizar con que “es de agradecer que el PP me busque un puestecito", "se lo agradecería muchísimo”.

https://www.elplural.com/comunicacion/polemicas-director-telemadrid-machismo-homofobia-manipulacion-papeles-barcenas_270823102


 

AYUSO ENTREGA TELEMADRID AL PERIODISTA DE LOS PAPELES DE BÁRCENAS QUE DESPIDIÓ AL 74% DE LA CADENA

José Antonio Sánchez dirigió la cadena en los mayores años de manipulación informativa


'TeleAguirre' vuelve a Telemadrid. El con el que se conoció a la radiotelevisión pública vuelve con el nombramiento de José Antonio Sánchez. El que fuera director de Telemadrid entre 2011 y 2014 será nombrado este miércoles como administrador provisional de la cadena, tras la destitución de José Pablo López y el equipo directivo de la cadena tras los continuos enfrentamientos con Isabel Díaz Ayuso al seguir una línea editorial independiente a la Puerta del Sol.

Según avanza El Mundo, el también ex presidente de RTVE entre 2014 y 2018 será anunciado mañana miércoles como administrador general después de que el Partido Popular, gracias a la abstención de Vox, consiguiera aprobar hace solo una semana una reforma exprés de la ley para modificar el sistema de elección de la cúpula de la televisión autonómica.

Sánchez tiene experiencia en la gestión de televisiones públicas ya que fue el máximo mandatario de RTVE entre 2002 y 2004 como director general y entre 2014 y 2018 como presidente. Ahora volverá a repetir la misma operación en Telemadrid, donde entre 2011 y 2014 ejerció como director general cuando se produjo el ERE ilegal que supuso la salida de 829 trabajadores de la cadena pública.

Su anterior etapa estuvo marcada por la manipulación informativa
Su etapa al frente de Telemadrid estuvo marcada por los malos resultados de audiencia y la manipulación informativa. Durante su dirección se acometió un expediente de regulación de empleo que afectaba a 861 trabajadores, el 74% de la plantilla. También durante su etapa se convocó una huelga indefinida que llevó al canal a cesar sus emisiones entre el 20 de diciembre de 2012 y el 11 de enero de 2013. En abril de 2014, el TSJM lo declaró "improcedente" aunque no llegó a anularlo, por lo que la cadena prefirió indemnizar a los afectados en vez de readmitirlos.

El ERE provocó que la mayoría de los programas fueron cancelados y muchos rostros históricos del canal dejaron de trabajar allí. Salvo el Telenoticias, tanto los programas como y la continuidad de la cadena fueron subcontratados a productoras.

Además, la cadena pública tocó mínimos de audiencia.

Señalado en los papeles de Bárcenas por estar a sueldo del PP
Sánchez siempre ha estado bajo el paraguas del PP. En plena oleada por los papeles de Bárcenas fue nombrado como presidente de RTVE. Según los escritos, el periodista había cobrado del PP como "asesor" cuando ejercía de corresponsal parlamentario de ABC en la etapa de Luis María Ansón.

El día en el que compareció ante la Comisión de nombramientos del Congreso para ser examinado aseguró no tener "ni idea" de que figuraba en esos documentos del extesorero, aunque sí reconocía haber trabajado para el PP.

"España no fue colonizadora, sino evangelizadora" y "el Orgullo no tiene el protagonismo suficiente"
También el futuro nuevo administrador provisional de Telemadrid se vio envuelto en abril de 2017 durante una conferencia en la casa de America en una polémica al hablar del papel de la España conquistadora: "España no fue colonizadora, sino evangelizadora", sentenció.

Apenas unos días más tarde, reconocíó en el Senado que él era “católico, apostólico y romano". Por lo que era de "solidaridad muy grande”. La confesión venía a cuento después de que la oposición le recriminara que se retransmitieran misas todas las semanas en RTVE y en cambio no diera cobertura en directo a los actos del World Pride 2017, que por primera vez se celebraba en Madrid. Sánchez sentenció que para él, el World Pride "tiene protagonismo, pero no el suficiente".


https://www.elplural.com/autonomias/ayuso-rescata-artifice-ere-telemadrid-dirigir-cadena_270814102



DÍAZ AYUSO NOMBRA A JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ, EXDIRECTOR DE RTVE, ADMINISTRADOR DE TELEMADRID

El directivo rubricó el ERE que afectó a más del 70% de la plantilla en la época de Ignacio González

El consejo de Gobierno de Isabel Díaz Ayuso nombrará este miércoles a José Antonio Sánchez como Administrador Provisional de Telemadrid, según ha avanzado Abc y ha confirmado este diario. Director General de RTVE de 2002 a 2004, Presidente de RTVE de 2014 a 2018, y Director General de Telemadrid de 2011 a 2014, cuando la cadena pública madrileña aplicó un ERE al 70% de su plantilla, Sánchez dirigirá la compañía desde este mismo jueves. El directivo, vinculado al PP durante toda su trayectoria profesional, se perpetuará en el poder hasta que los partidos de derechas y de izquierdas alcancen un improbable acuerdo para nombrar a un nuevo director general.

El mandato de Sánchez al frente de Telemadrid no tiene fecha de caducidad. Además, la nueva ley permitirá que permanezca en el cargo incluso si en las elecciones de 2023 cambia el gobierno, porque no hay mecanismo de destitución. De hecho, Sánchez solo dejará el puesto cuando haya un nuevo director general, lo que siempre pasará por un acuerdo multipartito que necesariamente tendrá que contar con la formación conservadora, salvo que se vuelva a modificar la ley.

El PP logra así el control sin ataduras de la compañía, consentido por Vox, que se abstuvo el jueves pasado en la votación de la nueva ley de Telemadrid, permitiendo la destitución de la actual dirección. Si la extrema derecha apoya el nombramiento de Sánchez cuando llegue a la Cámara, el PP sacará adelante su ratificación en segunda vuelta (se requiere mayoría absoluta). Y si no lo hace, y Sánchez no obtiene el apoyo del Parlamento, todo indica que seguirá en el puesto, puesto que la nueva ley no recoge nada en sentido contrario.

Sánchez y Díaz Ayuso se conocen desde hace una década: la actual presidenta era portavoz del PP en la comisión de Telemadrid durante la primera etapa del nuevo Administrador al frente de la compañía. Su nombramiento pone punto final a la etapa de José Pablo López al frente de la compañía. Avalado por PP, Cs y PSOE, el directivo acumuló mejoras de las audiencias al mismo ritmo que desencuentros con el equipo de Díaz Ayuso por la cobertura informativa de la agenda pública de la presidenta. Un asunto que priorizará ahora Sánchez, tan vinculado al PP como para haber reconocido que vota a la formación conservadora, que trabajó para ella hace unos decenios, y que figura en los papeles de Bárcenas, el listado en el que el tesorero de la formación conservadora apuntaba pagos y sobresueldos.

Ocurrió en mayo de 2018, y durante una comparecencia en la comisión mixta del Congreso y el Senado. “Yo estoy en los papeles de Bárcenas, en los papeles manchados de sangre yo nunca estaré”, dijo el entonces presidente de RTVE.

Así, Sánchez fue nombrado director general de RTVE a propuesta del PP de José María Aznar en 2002, y ocupó el cargo hasta 2004, cuando el socialista José Luis Rodríguez Zapatero ganó las elecciones generales. En 2011, Esperanza Aguirre le nombró director general de Telemadrid, casa a la que ahora vuelve, y que abandonó en aquella etapa para retornar a RTVE como presidente entre 2014 y 2018, coincidiendo con los Ejecutivos de Mariano Rajoy.

Fue la etapa de los viernes negros (la plantilla se vestía de luto para protestar contra el bloqueo en la renovación de la dirección del ente); y de la campaña Así se manipula, en la que se relataban malas prácticas y presiones. El Consejo de Informativos de TVE acabó trasladando un catálogo de “manipulaciones” a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo.

La misión del nuevo Administrador de Telemadrid es acabar con lo que el PP considera una anomalía: la independencia informativa de la televisión y la radio públicas. “Soy la única presidenta que tiene una televisión que le es crítica”, llegó a decir Díaz Ayuso en 2020. No fue ni el primer ni el último encontronazo de la presidenta con la dirección saliente del ente.

Todo empezó en la campaña de 2019, cuando la televisión pública no cedió a la petición de su equipo de separar lo máximo posible el debate electoral de la cita con las urnas. Desde entonces, las relaciones entre la dirección de la cadena y el equipo de la presidenta solo empeoraron. Díaz Ayuso llegó a decir que el canal “ya no es un servicio público esencial”. También se quejó por carta sobre el contenido de un programa de la cadena. Y la consejería de Hacienda denegó fondos para financiar coberturas concretas bajo el argumento de que el 31 de diciembre de 2020 caducó el contrato programa que regula el día a día del ente. La negociación para renovar ese marco presupuestario fue a cara de perro.

La designación de Sánchez es la consecuencia de todos esos choques. Y es una apuesta cargada de malos recuerdos para la plantilla de la compañía. La mañana del 12 de enero de 2013, 829 de los 1.169 trabajadores de Telemadrid empezaron a recibir la notificación de sus despidos en aplicación del ERE que impulsaba el Gobierno de Ignacio González, y que la justicia declaró luego improcedente. Aquella documentación la firmaba el mismo Sánchez que ahora vuelve a dirigir la cadena.


https://elpais.com/espana/madrid/2021-07-13/diaz-ayuso-nombra-a-jose-antonio-sanchez-exdirector-de-rtve-administrador-de-telemadrid.html




DEL ERE DE AGUIRRE A LA LEY DE AYUSO: LOS INTENTOS DEL PP POR CONTROLAR LA INFORMACIÓN Y EL DINERO DE TELEMADRID

Los efectos a medio y largo plazo del cambio de ley de Ayuso sobre Telemadrid están por ver. Pero muchos de los protagonistas, profesionales y políticos, ya apuntan a una vuelta a épocas más "oscuras"

"Es la economía, estúpido". Esta famosa cita, atribuida a un asesor de Bill Clinton en 1992, puede servir para entender una parte de lo que ha pasado en Telemadrid durante los últimos años. Si a la ecuación se le suma el irremediable control político que ha querido ejercer el PP sobre el servicio público, el resultado desemboca en el cambio de ley que aprobó el jueves la Asamblea de Madrid gracias también a la abstención de Vox. Todo apunta a que el resultado inmediato, que conoceremos pronto, será la destitución del actual director general José Pablo López. Los efectos a medio y largo plazo están por ver. Pero muchos de los protagonistas, profesionales y políticos, ya apuntan a una vuelta a épocas más "oscuras".

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Para analizarlo en profundidad hay que retroceder hasta el Gobierno de Esperanza Aguirre. Durante nueve años, la cadena perdió credibilidad. No era difícil escuchar a mucha gente decir que había desintonizado el canal. Hubo acusaciones de manipulación, fichajes sorprendentes (Dragó o Tertsch presentando informativos, por ejemplo) y externalización de programas como modo de gestión. Precisamente aquí, según varias fuentes consultadas, se encuentra una de las claves. Y aparecen, recurrentemente, dos nombres propios: el grupo de comunicación Secuoya y Miguel Ángel Rodríguez. El actual jefe de gabinete de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, entró a formar parte como consejero de la empresa en 2011. Los sindicatos comenzaron entonces ya a denunciar el "saqueo" de Telemadrid para trocear el presupuesto y dárselo a "productoras amigas".

A principios de 2013, ya con Ignacio González como presidente autonómico, se ejecutó un ERE que terminó afectando a 829 trabajadores. Un destrozo que provocó una enorme movilización social y jurídica de los sindicatos. Tanto el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ese mismo año, como el Tribunal Supremo, en 2014, sentenciaron que los despidos eran ilegales.

Una de las personas que luchó en los tribunales contra aquel proceso es Jacinto Morano, abogado de profesión y actual diputado de Unidas Podemos-IU en la Asamblea madrileña. "El ERE fue el primer capítulo de todo esto", afirma a Público. La empresa tuvo entonces que decidir si recuperaba a los trabajadores o los indemnizaba. "Salvo algunas excepciones, en lugar de recuperarlos, se gastaron más dinero público en no producir contenido propio. Porque querían echarlos a toda costa, querían liberar esos puestos de trabajo para darlo a productoras amigas", señala Morano.

Para Hugo Martínez Abarca, actualmente diputado de Más Madrid, la trayectoria de Telemadrid ha sido "un reflejo" de las instituciones madrileñas. "Cuando se crea la Comunidad de Madrid nadie entiende qué es la región. Los madrileños se dieron cuenta de qué era gracias a Telemadrid. La primera Telemadrid la veía mucha gente, el Telenoticias de Hilario Pino lo veía todo el mundo", señala. Llegó entonces el famoso "tamayazo". "Y Telemadrid se convierte en el símbolo de lo que era Madrid: corrupción, mentiras, ilegalidades con los trabajadores", destaca Martínez Abarca.

Uno de los afectados por el ERE, aunque luego tuvo que ser readmitido, fue Luis Lombardo, presidente del Comité de Empresa. En el año 2016 participó en una Comisión de Estudio sobre la auditoría del endeudamiento y la gestión pública. En su discurso enumeró una serie de dispendios económicos a productoras o profesionales afines: los 2,8 millones de euros para Sánchez Dragó, los 8,6 millones para la productora de Sáenz de Buruaga, los 2,8 para la de Melchor Miralles, los salarios de Tertsch, Cristina Tárrega, las subvenciones a José Luis Garci...

Para Lombardo, según relata a este medio, la explicación del paso dado ayer solo se entiende por la "falta de convicción democrática y de no creer en los servicios públicos del PP de Madrid". Los recuerdos del trabajador de la etapa Aguirre se llenan de calificativos como "utilización". "La línea editorial perseguía vender el posicionamiento de Aguirre. Se usaba incluso para atacar a Gallardón o Rajoy. Y con la gestión económica, en aquella etapa se duplicó la plantilla sin oposiciones. Triplicaron el organigrama y esto suponía un dispendio de recursos que llevaron a la ruina económica y profesional", afirma.

La ley de 2015, una pequeña luz de esperanza

Llega Cristina Cifuentes al Gobierno. La aritmética parlamentaria cambia. El PP necesitaba a Ciudadanos para cualquier trámite. Se producen entonces cambios en Telemadrid. Los principales tienen que ver con el modelo de elección tanto en el Consejo de Administración como en el director general. Para esto último se necesitarían desde aquel entonces una mayoría de dos tercios del parlamento.

Curiosamente, la izquierda, representada entonces por Podemos y PSOE, se opuso a la nueva ley. "La ley actual tiene cosas que no nos gustan. Se convirtió un ente público en una sociedad, con lo que, si alguien quisiera cerrar Telemadrid, hoy es más fácil que antes de la ley de Cifuentes. Pero a cambio es más incontrolable y era más autónoma", señala Martínez Abarca, diputado de Podemos en ese período

"No les quedó otra que cambiar el paso. Se incorporaron ciertos mecanismos que permitían trabajar de forma independiente", reconoce Lombardo. "Ahora, una vez que tienen más poder, sin pudor han decidido volver a asaltar Telemadrid y hacerse con los mandos", añade.

Morano y Martínez Abarca, compañeros de grupo parlamentario entonces, recuerdan que también se abstuvieron en el nombramiento de José Pablo López. "Resultaba demasiado afín al PP y el concurso no fue suficientemente abierto", explica Morano. López venía de una cadena como 13TV, aunque anteriormente también había trabajado en La Sexta. "No es un director de izquierdas, ni ha hecho una Telemadrid de izquierdas. Ha sido bastante blanca informativamente y no da informaciones obscenas. Hay líneas que no hemos compartido, pero es que no tiene que ser la televisión de Más Madrid sino la una pública de todos. Y ahí la han recuperado claramente", apunta Martínez Abarca.

Ambos denuncian "el riego de dinero a productoras afines y opinadores" de la época Aguirre. Algo que ha cambiado. "Se ha internalizado mucha producción, hay ahorro para Telemadrid y hay productoras que hacen menos negocio y las que hay se han diversificado. Estoy convencido de que la parte del negocio es más causa del acoso que ha sometido Ayuso que la propia línea editorial", apunta el de Más Madrid.

"Fulminando a esta dirección general y no habiendo mayorías posibles para otra dirección general por dos tercios, tienen mucho tiempo para subcontratar a productoras amigas. La gran diferencia no es ideológica, es de modelo de gestión. Ha habido una mejora respecto a Aguirre pero el PP no puede tener queja de tratamientos informativos. Había un dinero de fondos públicos que no estaba destinado a hacer subcontratas a amiguetes y eso no podía pasar", denuncia Morano.

Datos oficiales de la propia cadena, que se pueden consultar en el Portal de Transparencia, destacan que en 2016, antes de la entrada de la nueva dirección, las dos productoras que más facturaron para la cadena pública (Boomerang TV y Cuarzo) aglutinaban el 75% del presupuesto ejecutado de producción de contenidos. En 2018, las dos principales productoras de contenidos de Telemadrid (Unicorn Content y Cuarzo Producciones) representan el 35%. En 2020, 26 empresas productoras y de servicios audiovisuales trabajaron para Telemadrid frente a las 15 que lo hacían en el 2016 o las 22 del año 2017.

El “trauma político” de Ayuso con TeleMadrid y los roces con Cs

"Ayuso tiene una especie de trauma político con Telemadrid". Así lo afirman a este medio fuentes internas de la cadena conocedoras de las tripas políticas de la redacción. Lo explican de la siguiente manera: Cifuentes le encargó a Ayuso gestionar la nueva ley. Al PP se le vuelve en contra desde el primer día en el que ven que va a haber una dirección independiente y una gestión independiente. Empiezan a ir contra Cifuentes desde dentro del partido. Pero quien terminó recibiendo las críticas fue la propia Ayuso. Ella quedó en parte desterrada dentro del PP y a ojos de Cifuentes. "La herida más grande política que tiene la actual presidenta es Telemadrid", afirman esas fuentes.

La hemeroteca de aquellos momentos ha sido muy usada estos días en redes sociales. Y es que Ayuso afirmaba lo siguiente: "Ahora hay un modelo que les da miedo porque no lo pueden controlar; pero tienen que estar tranquilos, porque nosotros tampoco. Por primera vez hay un medio de comunicación público en España que nadie va a controlar". "Ella hizo la ley por seguidismo, no porque se lo creyera. Y luego le hicieron el vacío en el partido, ahora se quiere resarcir", destaca una de las fuentes consultadas.

Desde dentro se cuenta que pronto empieza a haber ciertos desencuentros con López y la nueva dirección. Algo que estalla por completo con el caso Cifuentes. Las llamadas, según apuntan algunas fuentes, de la jefa de comunicación para intentar controlarlo eran incesantes. "Habían hecho una televisión independiente y les estalló en las manos".

Internamente, López y la nueva dirección también tienen sus detractores pese a la mejora. Y a algunos les chirría que se convierta en un mártir. En este sentido se abre una nueva línea de conflicto. "López recurrió a Ciudadanos para mantener su silla. Se echó en brazos de Ciudadanos y quería conectar con todo el mundo, quería quedar bien con todos los partidos, ejercer una especie de diplomacia. Pero la muerte de Ciudadanos es la muerte de José Pablo", destacan. En efecto, fuentes del partido naranja confirman a este medio una situación de constante hostilidad entre el PP y la cadena pública a cuenta de la visibilidad de Ignacio Aguado, vicepresidente, y otros integrantes del Ejecutivo Regional. "El PP nunca consideró que Telemadrid tuviera que darle el mismo valor a Ciudadanos que a ellos. Ni eso, ni que se criticaran los errores de Ayuso", destacan desde el partido naranja, actualmente sin representación en la Asamblea.

Fuentes cercanas a la actual dirección del ente reconocen a este medio que desde el principio nunca cayeron bien. Tampoco a Cifuentes. Cuentan que el director general no ha podido nunca sentarse con Miguel Ángel Rodríguez porque nunca ha querido. "Ha ido directamente a destruir porque no se obedecía", afirma un trabajador de la cadena.

Ya en la campaña electoral de 2019 se vio que la relación iba a ser complicada. Con el debate electoral hubo tensión por la fecha elegida y por acusaciones de que a Ayuso no le funcionaba la tablet a propósito. Desde entonces, cuentan las mismas fuentes, el "acoso" ha llegado por diferentes vías. Incluso se mandó una inspección, en plena pandemia, de la Comunidad de Madrid a la empresa, algo que nunca había sucedido. A Ayuso le sentó mal que se hablara en la cadena del caso del apartamento de Kike Sarasola o determinado enfoques sobre el Hospital Zendal. El último episodio llegó precisamente esta misma semana, casi a modo de epílogo. La cuenta oficial de Twitter de la Comunidad de Madrid señaló que era falsa una información de la cadena sobre un fallo de seguridad que había reconocido la propia empresa que gestionaba los datos. Otras señales del "ninguneo" han venido con la externalización del último acto del 2 de mayo y de la investidura. O un goteo de declaraciones, como la realizada por Ayuso en una entrevista a El Mundo en febrero: "Soy la única presidenta autonómica y del Gobierno de España que tiene una televisión que le es crítica", dijo. "Nunca han querido llegar a acuerdos. En su proyecto no estábamos", afirman desde la cadena.

Sobre el sistema de gestión, internamente se saca pecho de los datos y del equilibrio en los gastos de producción y realización ya que aprovecharon los recursos propios. "Se ha diversificado mucho y nadie tenía el negocio completo". Lo que pueda pasar a partir de ahora es una incógnita. Revocar el sistema actual sería difícil, por el ajustado presupuesto actual. No se descarta tampoco, dicen estas fuentes, que pudiera precisamente darse lo contrario. Es decir, reforzar la plantilla con cesiones a los trabajadores para crear una suerte de paz social.

En el entorno de la dirección comentan que el día que entraron sabían que les quedaba un día menos para salir. "Lo que no pensábamos es que fuera a ser tan repentino", añaden.

¿Y ahora qué?

La mayoría de fuentes consultadas apuntan a que el efecto inmediato de la nueva ley va a ser el despido fulminante de López. Algo que podría suceder ya la próxima semana. El nuevo "administrador provisional", que no tiene límite de tiempo, tiene que ser ratificado solo por la mitad de diputados. Un pacto entre Vox y PP bastaría. No haría falta una mayoría reforzada de dos tercios. "La ley se crea ad hoc para echar una persona. Exclusivamente para ello. Se genera una capacidad de bloqueo por el PP para mantener al administrador nombrado. Con esta reforma blindan el control de Telemadrid incluso aunque pierdan las elecciones si no hay nuevas mayorías de dos tercios", explica Morano.

En el punto de mira, según varias de las fuentes consultadas, también se encontrarían personas como el director de Informativos, Jon Ariztimuño, el director adjunto, Jaime García Treceño. Aparte, una figura relevante es Silvia Intxaurrondo. La presentadora puso en aprietos a Díaz Ayuso en una entrevista que se hizo viral el pasado mes de octubre.

Para Martínez Abarca, el riesgo es que se convierta en una televisión de propaganda de la derecha más dura. "Algo a cambio tiene que tener Vox", destacan fuentes de la plantilla. "A Más Madrid o la izquierda no le va a perjudicar porque lo que van a conseguir es que la gente progresista quite Telemadrid de su dial. Cuando se hace una cosa tan obscena es que no se van a cortar un pelo", alerta el diputado

El cambio de ley ha llegado en el primer pleno de la nueva legislatura. "La primera medida que va a tomar este Gobierno es hacerse con la radiotelevisión pública madrileña. Es un elemento fundamental para todo lo que venga después, todas las políticas privatizadoras, ultraliberales, van a a estar bien tratadas, maquilladas", alerta Lombardo. Además, dicen que estarán atentos tanto al salario del nuevo administrador general, ahora mismo limitado a 97.000 euros, como al coste de los programas. "Ya veremos si no se triplican".

Desde su punto de vista, la gente ha avalado estos años de gestión. "El crédito con la ciudadanía se ha recuperado y la ciudadanía ha vuelto a conectar con Telemadrid y Onda Madrid. Vuelven a vernos y respaldarnos. Eso se nota", afirma el sindicalista. En audiencia, los dos canales de RTVM (Telemadrid y LaOtra) han crecido de forma sostenida y constante durante los últimos cuatros años, de 4,9% en 2017 a 6,3% de media conjunta en 2020

La decisión de Ayuso ha contado con el rechazo de numerosas organizaciones profesionales. Muchas de ellas firmaron un manifiesto por la libertad de información esta misma semana. "Esto no es una pelea que solo tenga que dar el Comité de Prensa, es una pelea del conjunto de la sociedad porque el servicio público les pertenece", concluye Lombardo.

https://www.publico.es/sociedad/telemadrid-aguirre-ere-ley-ayuso-intentos-pp-controlar-informacion-dinero-telemadrid.html



AYUSO TOMA TELEMADRID TRAS DESCALIFICAR A SU DIRECCIÓN, QUE RESPONDE CON DATOS: AUDIENCIAS AL ALZA Y SOLVENCIA ECONÓMICA

La proposición de ley impulsada por los conservadores para hacer caer a la actual dirección sale adelante por el procedimiento de lectura única y gracias a la abstención de Vox

“Esta ley representa la nostalgia de los reaccionarios”, ha dicho desde la tribuna de oradores la diputada de Unidas Podemos Vanessa Lillo

“Se han producido abusos de la propia ley por parte de los órganos directivos de la empresa”, ha señalado Almudena Negro, la elegida por el PP para defender la iniciativa
 

El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso dio la estocada definitiva a la radiotelevisión pública. La proposición de ley impulsada por el Grupo Parlamentario Popular para hacer caer a la actual dirección del ente público, con el que ha mantenido un enfrentamiento permanente durante los dos últimos años, recibió este jueves el visto bueno de la Asamblea de Madrid. La reforma salió adelante con los votos a favor de los 65 diputados conservadores y la abstención de Vox, que decidió facilitar su aprobación poniéndose de perfil a pesar de afear al PP que busque la “intervención política” de la cadena. Su aprobación se produjo después de un intenso debate en el que los conservadores llegaron a acusar a los actuales “órganos de dirección” de abusar de la ley. En cuanto la reforma entre en vigor en las próximas horas, el mandato del actual director, José Pablo López, estará automáticamente concluido y será un administrador provisional nombrado a dedo por el Gobierno el que tome el relevo con funciones plenas.

El Pleno de este miércoles, el primero ordinario tras los comicios del pasado 4M, estaba marcado a fuego en el calendario del Ejecutivo regional. Al fin y al cabo, era el día elegido para abordar la proposición de Ley registrada por los conservadores para tomar el control de la dirección de la radiotelevisión pública. El equipo de Isabel Díaz Ayuso nunca ha escondido su intención de hacer caer a López. De hecho, pocas semanas después de conocerse la aplastante victoria del PP no tenían ningún inconveniente en reconocer desde Sol que estaban trabajando en una modificación de la norma que rige el funcionamiento del ente público. Lo que no se sabía entonces es que sería una prioridad política y que estaría listo para antes del verano. De ahí, la decisión del PP de tramitar la reforma por el procedimiento de lectura única, que impide al resto de grupos introducir enmiendas al texto. En solo una sesión, la reforma se ha convertido en una realidad.

La aprobación se produjo después de un debate intenso. La encargada de defender la propuesta de los conservadores fue la diputada Almudena Negro. La misma que hace poco más de un año acusaba al director de Telemadrid de ser desleal “con el Gobierno para el que trabaja”. Durante algo menos de quince minutos, la parlamentaria trató de justificar la reforma. Lo hizo cargando con dureza contra el actual equipo. “Se han producido abusos de la propia ley por parte de los órganos directivos de la empresa”, llegó a decir durante su intervención, en la que también acusó al equipo de “dejación de funciones” e “irresponsabilidad” por no haber presentado a tiempo el Contrato-Programa, el que fija la financiación del ente. Durante el debate, Ayuso no estaba presente en el hemiciclo. Sin embargo, la presidenta sí que se refirió a la reforma durante la sesión de control. “Un servicio público sin público no es un servicio sino un negocio de cuatro”, dijo.

Negro buscó colocar el mensaje de que el objetivo de la norma no es controlar la dirección, sino garantizar una gestión “eficiente, eficaz, austera y transparente”. Un discurso que desde la oposición rechazaron con firmeza. “Quieren que Telemadrid vuelva a ser la televisión oscura de la época de Esperanza Aguirre. Esta ley representa la nostalgia de los reaccionarios”, dijo desde la tribuna de oradores la diputada de Unidas Podemos Vanessa Lillo. Los tres grupos de la oposición coincidieron en que la reforma, que tildaron de “cacicada”, supone un “golpe muy duro” que afectará a la “credibilidad” de la cadena. “Lo que buscan es controlar la información para evitar que se cuenten cosas”, afirmó la diputada socialista Isabel Aymerich. Una “toma al abordaje” que, recordó el parlamentario de Más Madrid, se hace con la colaboración de Vox, la “única extrema derecha pagafantas de Europa”.

Los ultras decidieron ponerse de perfil con este tema. Ni votaron a favor de la reforma ni tampoco en contra. Prefirieron abstenerse. Una posición con la que, no obstante, facilitaron que saliese adelante la modificación normativa de los conservadores. Lo hicieron a pesar de cargar en el debate contra la iniciativa de los conservadores, a los que acusaron de buscar una “intervención política” de la radiotelevisión pública. Y les lanzaron un aviso: “Ahora deben decidir con quién quieren ir de la mano en Telemadrid”. Lo hicieron siendo plenamente conscientes de que sus votos, probablemente, serán necesarios para cuando el Gobierno quiera ratificar en la Cámara regional el nombramiento de su administrador provisional, ese cargo de nueva creación que será nombrado a dedo por el Ejecutivo madrileño para llevar las riendas del ente público hasta que exista el consenso político necesario para nombrar a un nuevo director tras la caída de López.

Las cifras sobre la mesa

Desde Telemadrid, cuyo Consejo de Administración envió la pasada semana una carta a los grupos políticos pidiendo que se paralice la reforma para que puedan estudiar todos juntos cualquier cambio normativo que se considere necesario, prefieren mantenerse por el momento en un segundo plano. Eso sí, se defendieron de las acusaciones llegadas desde la derecha con los datos sobre la mesa. Así, recordaron que la audiencia de los dos canales de Radio Televisión Madrid (RTVM) –Telemadrid y LaOtra– ha crecido de forma sostenida y constante en los últimos cuatro años. Cuando llegó López a la empresa, estaba en el 4,9%, frente al 6,3% de media conjunta en 2020. También negaron que sea un negocio de “cuatro”, como dijo Ayuso. En 2016, solo dos productoras aglutinaban el 75% del presupuesto ejecutado de producción de contenidos, mientras que tras la llegada del nuevo director las dos más potentes pasaron a representar el 35%. Además, sobre la sostenibilidad, RTVM cerró los últimos ejercicios en equilibrio.

El enfrentamiento político sobre el futuro de la radiotelevisión pública estuvo presente en la Cámara de Vallecas antes incluso de que comenzase la sesión plenaria. “La señora Ayuso se quiere cargar Telemadrid porque informa y una televisión que informa como ayer de los errores parece que al PP no le gusta”, apuntó a su llegada a la Asamblea la líder de la oposición, Mónica García. Se refería con sus palabras a la información sobre la brecha de ciberseguridad detectada en los servidores de la sanidad madrileña que dejaba al descubierto los datos privados del rey, presidente del Gobierno, cargos públicos y, en definitiva, miles de ciudadanos. Un problema, del que informó la cadena pública, que fue calificado de bulo por el Ejecutivo madrileño a pesar de que la Consejería de Sanidad reconoció el error. Este mismo jueves, casi al tiempo en el que se debatía la reforma, el ente público decidió llevar sus hallazgos ante la Fiscalía. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ya ha iniciado una investigación al respecto.

Un derribo tras dos años de tensiones

Desde la llegada de Ayuso a la Puerta del Sol, la ofensiva del PP contra el actual director de RTVM ha sido continua. “Si fuera leal con el Gobierno para el que trabaja, la izquierda no estaría aquí haciéndole la pelota, que es exactamente lo que le hace", apuntó en febrero de 2020 Almudena Negro, portavoz conservadora en la comisión de control a Radio Televisión Madrid. "Yo no trabajo para el Gobierno, trabajo para la Administración Pública”, respondió el director general en el órgano parlamentario. Luego llegó la pandemia, aquella entrevista en la cadena en la que Ayuso indicaba a la presentadora qué preguntas no se hacen a una presidenta y el rechazo –luego corregido– de la líder regional de participar en el debate de Telemadrid de cara a la cita con las urnas del próximo 4M. Esas elecciones que pusieron a los conservadores al borde de la mayoría absoluta con más escaños que las tres fuerzas progresistas juntas, una aritmética parlamentaria que le ha permitido sacar adelante la reforma solo con el voto a favor de su grupo y la abstención de la extrema derecha.

La modificación normativa aprobada en el Pleno de la Asamblea afecta a tres artículos del texto actual. Por un lado, expulsa a los colectivos de profesionales de la elección de los miembros del Consejo de Administración. Por otro, reduce de seis a cuatro años el mandato del director general, un cambio que, gracias a una disposición transitoria incluida en la iniciativa, provoca que el mandato de López esté inmediatamente caducado en cuanto entre en vigor la reforma. Se espera que la modificación legal sea publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) en las próximas horas. Y que en los próximos días el Ejecutivo regional desvele a su elegido para asumir el cargo de administrador provisional, que será el encargado de llevar las riendas de RTVM hasta que se elija un nuevo director general –siempre y cuando dos tercios de la Cámara logren ponerse de acuerdo– y que deberá ser ratificado en la Asamblea con el respaldo de la mayoría absoluta de los diputados. Ahí, los conservadores sí que necesitarán los votos a favor de otro grupo político.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/07/08/ayuso_interviene_telemadrid_tras_descalificar_direccion_que_responde_con_datos_audiencias_alza_solvencia_economica_122568_1012.html


DÍAZ AYUSO LOGRA QUE EL CONTROL DE TELEMADRID QUEDE EN MANOS DE PP Y VOX

La Asamblea aprueba la reforma para destituir al director del ente y sustituirlo por un administrador del gusto de la derecha

El PP y Vox han logrado el control total de Telemadrid a las 21.10 de este jueves. Con los 64 votos a favor del partido conservador, las 13 abstenciones de la extrema derecha, y los 58 votos en contra de PSOE, Más Madrid y Podemos, la derecha ha reformado la ley que regula la compañía pública para destituir al director general, José Pablo López, y deshacerse de una dirección que le era incómoda, pese a que ha multiplicado la audiencia de la cadena. El cambio legal coloca a Vox en una posición de privilegio para influir en la línea editorial de la televisión y la radio madrileñas: el apoyo de la extrema derecha es imprescindible para elegir al Administrador Provisional que ahora tomará el mando del ente, una figura de nueva creación diseñada a la medida de las necesidades de Isabel Díaz Ayuso.

“Quieren un Teleayuso, un aló presidenta”, ha acusado durante la sesión de control al Ejecutivo Carolina Alonso, de Unidas Podemos. “Aquí no hay un gobierno, hay un gran aparato de propaganda. Por eso quieren controlar Telemadrid. En estos cuatro años libres de sus injerencias, han demostrado que funcionan. Han aumentado un 25% su audiencia, compitiendo con televisiones que les triplican su presupuesto. Han demostrado que son solventes”, ha recordado. “Conclusión del PP: hay que fulminarlos. Quiere una televisión títere que justifique sus mentiras”.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha replicado como si no hubiera escuchado lo que le habían dicho: “Es mi misión como gestora garantizar el futuro, la audiencia y la calidad de Onda Madrid y de Telemadrid”.

Sin embargo, nada hay en la nueva ley que parezca destinado a cimentar la viabilidad de una cadena que cuesta 74 millones de euros al año, y que cerró el último ejercicio con superávit. Al contrario, el texto introduce una disposición destinada a acortar en dos años el mandato del actual director general. Un objetivo que abre la posibilidad de recurrir la norma ante el Tribunal Constitucional, bajo el argumento de que no se puede hacer una ley para una sola persona.

“Estudiamos recurrir al Constitucional”, ha reconocido Isabel Aymerich, del PSOE, durante el debate del texto. “Esto marca una nueva relación hacia el grupo al que el PP dirige todas sus miradas, Vox”, ha lamentado. “Asistimos a la ceremonia inacabada la pasada legislatura de quién domina a quién”.

Así transforma Telemadrid la votación de este jueves. La ley vigente hasta este jueves, y aprobada en 2015, cuando fue defendida apasionadamente por Díaz Ayuso, obligaba a partidos de distinta ideología a ponerse de acuerdo para elegir al director de la televisión (se requería una mayoría de dos tercios de los diputados de la Asamblea). Al tiempo, aseguraba la independencia del directivo al prolongar su mandato durante seis años, separándolo así de los cuatro del presidente autonómico. Y también daba voz a los profesionales en el Consejo de Administración.

En contraste, la ley que ha aprobado este jueves la Asamblea, a propuesta del PP, sortea la obligación de que partidos de distinta ideología se pongan de acuerdo para elegir al director de la televisión al introducir la figura de un Administrador Provisional, que tomará el mando mientras se logra ese difícil consenso. Ese directivo será elegido por el Ejecutivo. Su refrendo solo requerirá de la mayoría absoluta de la Cámara (la que suman PP y Vox). Podrá estar en el cargo tanto como sea necesario (no hay límite). Y permitirá al PP y a Vox seguir influyendo en Telemadrid incluso si la derecha pierde el Ejecutivo en las elecciones de 2023: no hay mecanismo de destitución, así que un hipotético nuevo gobierno seguiría teniendo que lograr un amplio consenso para nombrar con mayoría de dos tercios a un nuevo director general.

Mientras tanto, el administrador designado por Díaz Ayuso seguiría al frente de la compañía. Además, los profesionales dejarán de tener voz en la configuración del consejo de Administración.

“Convierten Telemadrid en un chiringuito”, ha lamentado Hugo Martínez Abarca, de Más Madrid. “No va a ser una Telemadrid muy de derechas, ni muy del PP, va a ser un Telemadrid muy de Ayuso, al servicio de sus intereses”, ha añadido. “Le asestan un golpe letal”.

La celebración del PP tras lograr el control de la televisión pública, plena de aplausos este jueves, recuerda a la alegría con la que el mismo partido acogió la norma que ahora rectifica. Pasó en 2015. Solo un año después, esto decía sobre aquella ley la misma Díaz Ayuso que ahora la ha cambiado: “Es el único camino que hay para despolitizar la tele”.


https://elpais.com/espana/madrid/2021-07-08/diaz-ayuso-logra-que-el-control-de-telemadrid-quede-en-manos-de-pp-y-vox.html


Cuando Ayuso defendía Telemadrid y la ley que ahora quiere cambiar: “Es el camino para despolitizar la tele”
 

La nueva propuesta de la presidenta facilita que el PP controle el ente, incluso si pierde el poder

Esto decía en 2016 sobre la ley de Telemadrid la misma Isabel Díaz Ayuso que ahora quiere cambiar esa norma: “Esta ley, que tanto quieren denostar, es el único camino que hay para despolitizar la tele”.

Ocurrió en la comisión de Telemadrid de la Asamblea regional. No hizo falta que Díaz Ayuso mencionara explícitamente a los Gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González, ni que recordara que estos habían colonizado la compañía pública para convertirla en un altavoz y un arma política. Todos los presentes entendieron la referencia. Eran tiempos nuevos. Cristina Cifuentes estaba al frente del PP. Y su Gobierno, dependiente de Cs, contaba con Díaz Ayuso para lograr un objetivo: despolitizar la televisión pública. Cinco años después, las palabras de la diputada Díaz Ayuso persiguen a la presidenta Díaz Ayuso. Hoy quiere reformar la ley que logró aprobar entonces, y que defendió apasionadamente.

“No considero que tenga que ser lo público quien controle lo público, porque al final se convierte en un círculo perverso de gasto innecesario y, desde luego, todo alejado del control de la información”, decía incluso antes de empezar aquellos trabajos, en 2013.

“En el caso de Telemadrid, a lo largo de los años y de los diversos gobiernos, se han cometido errores y se han cometido aciertos”, lamentaba en diciembre de 2015 esa diputada casi desconocida, responsabilizando sin decirlo a los gobiernos de su propio partido, en el poder desde 1995.

Ahora hay un modelo que les da miedo porque no lo pueden controlar; pero tienen que estar tranquilos, porque nosotros tampoco
 

ISABEL DÍAZ AYUSO (23 DE DICIEMBRE DE 2015)


“[Telemadrid] ha estado siempre en boca de todo el mundo, porque ha sido un organismo muy politizado, muy polémico”, arrancaba entre los aplausos irónicos de PSOE y Podemos su defensa de la ley en el pleno en el que se aprobó, de 2015. “Consideramos que es el momento de —¡por fin!— que en una televisión pública en España no haya partidismo”, se felicitaba. “Nos hemos comprometido con los madrileños a que tengan una televisión pública que sea independiente, que sea plural, que sea austera y que lo sea cuanto antes“, insistía. “Ahora hay un modelo que les da miedo porque no lo pueden controlar; pero tienen que estar tranquilos, porque nosotros tampoco”, le espetaba a la izquierda, tan convencida parecía de que aquella era la panacea para los males de la compañía. “Por primera vez hay un medio de comunicación público en España que nadie va a controlar”.


Isabel Díaz Ayuso, entonces diputada del PP, defiende en la Asamblea la actual ley que regula Telemadrid, el 23 de diciembre de 2015.
“Yo he sido siempre crítica con la gestión que se ha hecho en Telemadrid”, defendía en 2016. “No siempre se ha hecho todo bien”, admitía. “Esta ley, que tanto quieren denostar, es el único camino que hay para despolitizar la tele”.

Pero la Díaz Ayuso de 2021 piensa lo opuesto a la Díaz Ayuso de 2013, 2015 y 2016. Basta con comparar la ley que defendió entonces y la que propone ahora.

Mayoría de dos tercios

La ley que impulsó el Gobierno de Cifuentes, y que está en vigor, obliga a partidos de distinta ideología a ponerse de acuerdo para elegir al director de la televisión (se requiere una mayoría de dos tercios de los diputados de la Asamblea). Al tiempo, asegura la independencia del directivo al prolongar su mandato durante seis años, separándolo así de los cuatro del presidente autonómico. Y también da voz a los profesionales en el Consejo de Administración.

La ley que impulsa el Gobierno de Díaz Ayuso sortea la obligación de que partidos de distinta ideología se pongan de acuerdo para elegir al director de la televisión al introducir la figura de un Administrador Provisional, que tomaría el mando mientras se logra ese difícil consenso. Ese directivo sería elegido por el Ejecutivo. Su refrendo solo requeriría de la mayoría absoluta de la Cámara (la que suman PP y Vox). Podría estar en el cargo tanto como fuera necesario (no hay límite). Y permitiría al PP seguir influyendo en Telemadrid incluso si pierde el Ejecutivo: no hay mecanismo de destitución, así que un hipotético nuevo gobierno seguiría teniendo que lograr un amplio consenso para nombrar con mayoría de dos tercios a un nuevo director general. Mientras tanto, el Administrador designado por Díaz Ayuso seguiría al frente de la compañía. Además, los profesionales dejarían de tener voz en la configuración del consejo de Administración.

“Hay un contraste absoluto entre lo de antes y lo de ahora”, se sorprende Jacinto Morano, diputado de Podemos que negoció con Díaz Ayuso en la comisión la ley vigente, y abogado que representó a CGT en el ERE de Telemadrid. “Fue la máxima defensora de la ley, como si la hubiera hecho ella, y defendió que era la solución a todos los problemas que había tenido el ente”, añade. “Entonces era una persona mucho menos agresiva dialécticamente, con un tono más conciliador. Hoy sería impensable que cualquier partido de la oposición pudiera llegar a un acuerdo con ella”.

“Esto es una regresión”

Pablo Padilla, diputado de Podemos en aquella legislatura, y hoy asesor de Más Madrid, coincide. “Entonces Ayuso era miembro de un grupo parlamentario que lideraba otra persona [Cifuentes]”, recuerda. “Cuando es ella la que manda, se le ven sus ramalazos y pulsiones políticas: ella es una hooligan”, opina. “Esto es una regresión. Una propuesta autoritaria e iliberal, porque plantea que el medio público se hace y deshace al antojo del gobierno, reduciendo la participación de otros actores”.

Para sacar adelante su proyecto, el PP necesitará el apoyo de Vox. Rocío Monasterio, líder del partido ultra, ha recordado este lunes que su propuesta es cerrar la televisión. Así, se ha desmarcado de inicio del proyecto de Díaz Ayuso: ”Si lo que vamos a convertir la televisión es en un medio de propaganda del partido que gobierna, nosotros eso no lo podemos apoyar”, ha dicho. No obstante, la propuesta conservadora ofrece una oportunidad a la extrema derecha: con la negociación de los Presupuestos ya en el horizonte, comprobar el precio que está dispuesto a pagar el PP por sus imprescindibles votos.

EL PSOE ESTUDIA RECURRIR ANTE EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL LA REFORMA

El grupo socialista en la Asamblea de Madrid estudia la posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la modificación de la Ley de Radio Televisión Madrid de 2015 que ha propuesto el PP en el Parlamento regional.

“Queremos denunciar, de nuevo, la manipulación y el asalto a Telemadrid, porque vemos cómo la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, vuelve a combatir la independencia en la comunicación y la libertad de prensa, sobre todo, si el director general no se pliega a lo que ella quiere y, además, obedeciendo a Vox”, señaló a los periodistas la portavoz del PSOE en el Parlamento regional, Hana Jalloul.

El recurso, en todo caso, no impediría la tramitación de la ley, ni su eventual aprobación. En esa tesitura, señalan fuentes jurídicas, estaría José Pablo López, el actual director de la cadena, si decidiera recurrir contra una norma que parece diseñada, al menos en parte, para apartarle del cargo.

López, que ha protagonizado numerosos desencuentros con el equipo de Díaz Ayuso, fue elegido para un mandato de seis años que expira en febrero de 2023. Sin embargo, la ley registrada por el PP incluye una disposición adicional que especifica que su mandato se vería acortado en dos años, por lo que ya habría terminado, y sería inmediatamente sustituido.

Además, el comité de empresa de la compañía se mostró ayer “totalmente en contra” de la reforma de ley, y consideró que el texto “retrotrae a tiempos de control político y despilfarro”. “Para el PP de Madrid solo es útil el consenso y la independencia de un medio de comunicación público cuando no tiene la suficiente representación parlamentaria para poder controlarlo a su antojo”, opinó en un comunicado.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-06-23/cuando-ayuso-defendia-telemadrid-y-la-ley-que-ahora-quiere-cambiar-es-el-camino-para-despolitizar-la-tele.html


LOS 10 DESENCUENTROS ENTRE ISABEL DÍAZ AYUSO Y TELEMADRID: "SOY LA ÚNICA PRESIDENTA QUE TIENE UNA TELEVISIÓN QUE LE ES CRÍTICA"

Ayuso destituirá al director de Telemadrid y nombrará a un administrado

Isabel Díaz Ayuso, periodista de profesión, siempre ha mantenido una relación tensa con Telemadrid desde que fue nombrada candidata a la Presidencia madrileña. Éstos son sus 10 encontronazos más sonados.

ELECCIONES DE 2019

El equipo de campaña del PP, con su hoy jefe de Gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, a la cabeza, cuestionó la cobertura informativa que el ente público hizo de la representante del partido que había gobernado en la región durante los 24 años previos. Ahí se encuentra el germen de todas las desavenencias posteriores.

PRIMERA ENTREVISTA

Tras su investidura hace dos años, la presidenta prescindió de la norma no escrita de sus antecesores de acudir en primer lugar al plató de Telemadrid. A través de otros medios de comunicación envió el mensaje de que la corporación audiovisual «ya no es un servicio público esencial» como sí lo son los hospitales y los colegios debido, entre otros factores, a la «fragmentación de la oferta informativa» y a la «existencia de plataformas como HBO y Netflix».

INCUMPLIMIENTOS

El Gobierno regional sostiene que la dirección de Radio Televisión Madrid ha puesto «en peligro la viabilidad» del ente al incurrir en un déficit de 4,59 millones de euros en 2019. Sus responsables contraponen que aquel ejercicio se cerró con «equilibrio presupuestario».

LÍNEA EDITORIAL

En el seno del PP se apoda a Telemadrid como La Sextilla porque consideran que está alineada con los partidos de la izquierda. «Podría decir que soy la única presidenta autonómica y del Gobierno de España que tiene una televisión que le es crítica», ha llegado a lamentarse la jefa del Ejecutivo de la Puerta del Sol en una entrevista con EL MUNDO.

INFANTA ELENA

La emisión en el programa de humor Aquí hay madroño de una pieza dedicada a la hermana del Rey Felipe VI en la que una voz en off se mofaba de su nueva afición a la costura derivó en una protesta formal en forma de carta de Ayuso al director general del ente, José Pablo López. En ella calificaba el contenido de «lamentable», «calumnioso», «innecesario» y de «pésimo gusto».


ZENDAL

El momento público con mayor tirantez entre la cadena autonómica y Ayuso se vivió cuando la presentadora del telediario del fin de semana, Silvia Intxaurrondo, le preguntó que de dónde iban a salir los médicos para el hospital especializado en Covid si no se iban a hacer contrataciones. «Son preguntas que no se le hacen a un presidente autonómico», llegó a responder ella

DEBATE DEL 4-M

El equipo de Ayuso planteó que «la única opción y la más justa» era que lo organizara la Academia de Televisión. Al final se acabó rectificando la posición inicial y sí hubo confrontación de ideas políticas en la cadena autonómica.

2 DE MAYO

Por primera vez en la historia de Telemadrid este año no se encargó de la producción y realización de los actos del día de la región, que fue externalizada. Lo mismo sucedió después con la toma de posesión de la presidenta en la Puerta del Sol.

FALLO INFORMÁTICO

El penúltimo desencuentro se produjo este mismo miércoles cuando la televisión pública informó en exclusiva sobre una incidencia que había dejado al descubierto datos sensibles de vacunados como el Rey. El equipo de comunicación de la Comunidad de Madrid lo calificó como un «bulo» después de que la propia Consejería de Sanidad hubiera admitido que se había producido una «brecha» de seguridad ya solucionada.

CAMBIO EN LA LEY

La modificación exprés aprobada este jueves permite a Ayuso destituir al director de la corporación y nombrar directamente a un administrador provisional. Se prevé que lo apruebe el próximo Consejo de Gobierno del miércoles si no se convoca antes uno extraordinario para tal fin.

https://www.elmundo.es/madrid/2021/07/09/60e7616b21efa041428b45b9.html


AYUSO ACELERA Y TOMARÁ EL CONTROL DE TELEMADRID 19 DÍAS DESPUÉS DE SER INVESTIDA PESE A LAS DUDAS DE VOX

El PP pisa el acelerador para tomar el control de la radiotelevisión pública autonómica antes del parón veraniego. La reforma de la ley que rige el funcionamiento de Radio Televisión Madrid (RTVM), que en la práctica implica la caída automática de la actual dirección del ente público, se abordará en el primer Pleno ordinario de la legislatura, marcado para el jueves 8 de julio. Será el primer texto emanado de las filas conservadoras que se someta a votación en la Asamblea de Madrid en la presente legislatura, solo 19 días después de la segunda investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta regional. Por el momento, los conservadores cuentan con el no del bloque de izquierdas, que están estudiando la vía judicial. Y su socio prioritario deja, por el momento, su apoyo en el aire. "Todavía no tenemos tomada la posición de nuestro voto", deslizaban este martes desde Vox, cuyos dirigentes no han escondido en los últimos días las dudas que les genera la modificación planteada.

Los cambios en la cúpula de la radiotelevisión pública madrileña, con quien los conservadores han tenido más de un encontronazo durante la pasada legislatura, siempre fueron una prioridad para el Ejecutivo regional. De hecho, solo tres semanas después de la cita con las urnas que otorgó la mayoría a Ayuso, desde la Puerta del Sol se empezó a deslizar que estaban trabajando en una reforma de la norma. Al final, no ha sido el Gobierno, sino su grupo parlamentario, el que ha abierto el melón. Lo ha hecho con una proposición de Ley en la que retocan tres artículos. Uno de ellos, el relativo al director general. El texto reduce de seis a cuatro años el mandato del máximo responsable del ente público, un cambio que, gracias a una disposición transitoria incluída en la iniciativa, provocaría la caída inmediata del actual jefe de Telemadrid, José Pablo López, quien sería reemplazado por un administrador provisional elegido por el Ejecutivo y para cuya ratificación se requiere una mayoría absoluta, frente a los dos tercios que se exigen para nombrar al director general.

La iniciativa se tramitará por el procedimiento de lectura única, lo que agiliza los trámites e impide al resto de grupos parlamentarios registrar enmiendas al texto. Por el momento, los conservadores cuentan con sus 65 votos a favor. Y ya tienen claro el rechazo categórico de los tres partidos del bloque de izquierdas –Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos–. Por lo tanto, todos los focos se sitúan sobre la extrema derecha. El respaldo a la reforma de Vox todavía no está del todo claro. "No tenemos tomada aún la posición", ha señalado este martes el coportavoz del grupo parlamentario de extrema derecha, Íñigo Henríquez de Luna, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces, en la que se ha acordado que la modificación normativa impulsada por los conservadores esté presente en el primer Pleno ordinario de la legislatura, el de la próxima semana.

Durante su intervención, quien fuera mano derecha de Esperanza Aguirre antes de su salto a las filas de la formación liderada por Santiago Abascal ha sostenido que la reforma ha sido una iniciativa "unilateral que el PP ha presentado a su cuenta y riesgo", sin pactarla ni negociarla con Vox. Además, Henríquez de Luna ha dejado claro que la "línea roja" de su grupo político es doble. Por un lado, que Telemadrid "no se convierta en un instrumento de propaganda al servicio del Gobierno de turno". Y por otro, que la gestión del ente público sea austera. "Si esos dos condicionantes no se garantizan, lo que solicitamos es que se cierre. [...] Si esto no se garantiza nuestro voto, desde luego, nunca va a ser favorable", ha apuntado el coportavoz del partido ultra. No obstante, que Vox no vote a favor no implica que la proposición no salga adelante. Al PP le vale con que no vote en contra junto con el bloque de izquierdas. Es decir, una abstención de sus trece diputados sería suficiente para que la reforma recibiera el visto bueno de la Cámara.

En las últimas semanas, varios dirigentes de la formación ultra han mostrado "serias dudas" respecto del texto emanado de las filas conservadoras. "Si lo que vamos es a convertir la televisión en un medio de propaganda del partido que gobierna, nosotros eso no lo podemos apoyar", dijo la líder regional de Vox, Rocío Monasterio, en cuanto se conoció el contenido de la modificación impulsada desde el PP. Luego, fue la diputada Macarena Olona la que se encargó de ampliar esas palabras. "Estamos analizándola jurídicamente", dijo la parlamentaria, quien continuó señalando que en los casos en los que no es posible el "cierre" inmediato o la "reducción del gasto público" lo que se exige es el cumplimiento de dos "principios esenciales": la "neutralidad" y la "transparencia". "Tenemos serias dudas de que con la reforma que plantea ahora el PP en la Asamblea se cumplan cualquiera de estos objetivos", sentenció.

Habrá que ver cuál es finalmente la posición de Vox. Es la primera iniciativa en la que su voto, con el que hicieron presidenta a Ayuso en primera vuelta, resulta decisivo. No obstante, en lo poco que llevamos de legislatura el partido de extrema derecha ya ha hecho alguna que otra concesión a la formación conservadora. Un ejemplo claro de ello se encuentra en el intento del bloque de izquierdas de recuperar la comisión de investigación sobre las muertes en residencias en esta legislatura. En un primer momento, Vox se mostró a favor de respaldar la iniciativa. "Con lo que ha pasado en las residencias, sería muy irresponsable por nuestra parte no analizar en qué hemos fallado para no volver a hacerlo", apuntó Monasterio. Sin embargo, la formación giró en cuanto se consumó la investidura de Ayuso. "Nosotros no vamos a apoyar una comisión de la izquierda que viene con intereses revanchistas", dijo la líder regional del partido ultra en el acto de toma de posesión de la presidenta regional.

Mientras se despeja la incógnita de los de Abascal, las formaciones de izquierdas estudian jurídicamente la reforma y la posibilidad de recurrirla en los tribunales. Desde el PSOE se está analizando interponer un recurso de inconstitucionalidad. Principalmente, por su tramitación en lectura única, un procedimiento que los socialistas buscan cambiar –han registrado una proposición de ley en este sentido– para que a partir de ahora puedan admitirse enmiendas. No son los únicos. También Más Madrid y Podemos está mirando con lupa el texto conservador. "Lo hacen con todas las prisas y esto les va a llevar a errores. Si hay alguna cuestión que podamos reclamar tomaremos las medidas necesarias", ha señalado la portavoz adjunta de Más Madrid, María Pastor, en la rueda de prensa tras la Junta de Portavoces.

Incluso los representantes de los trabajadores están analizando el margen de maniobra que tienen para tumbar una reforma que, consideran, "retrotrae a tiempos de control político". "[Se están estudiando] todas las vías jurídicas posibles", han asegurado a Europa Press desde el Comité de Empresa de Telemadrid.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/06/29/ayuso_acelera_para_aduenarse_telemadrid_pese_las_dudas_vox_preve_tomar_control_dias_despues_ser_investida_122233_1012.html


LA URGENCIA DE AYUSO POR CONTROLAR TELEMADRID LE LLEVA A CREAR UN DIRECTOR PROVISIONAL A SU SERVICIO QUE NO EXISTE EN NINGUNA TELEVISIÓN AUTONÓMICA

En todas las comunidades con un ente público analizadas por este diario, es el propio director general el que se queda en funciones desde que expira el mandato y hasta que se elige un sustituto De salir adelante la reforma, Madrid se alejaría de regiones como Galicia,
Extremadura, Cataluña, Asturias, Baleares o Comunitat Valenciana, donde la duración de los mandatos está fijada de tal modo que no pueda haber relevos directos con el cambio de ciclo político

No era ningún secreto que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso metería mano a Telemadrid en cuanto la nueva legislatura echase a andar. De hecho, era algo que no ocultaban en la Puerta del Sol. Lo que quizá no se esperaba era que los conservadores dieran el paso tan rápido. Lo hicieron cuarenta y ocho horas después de la nueva toma de posesión de Ayuso como presidenta regional, con el registro en la Asamblea de Vallecas de una proposición de Ley con la que pretenden retocar tres artículos de la norma que rige el funcionamiento de la radiotelevisión pública madrileña. No son muchos, solo los necesarios para hacer caer al actual director general, José Pablo López, y nombrar con la ayuda de Vox a un administrador provisional con sus mismas funciones que tome las riendas del ente hasta que se encuentre a un sustituto. Una figura de nueva creación que, de recibir luz verde la reforma, convertiría a Madrid en la única región con un cargo transitorio que pueda hacer y deshacer a su antojo.

La clave del movimiento de los conservadores se encuentra, fundamentalmente, en la modificación del artículo 22 de la Ley de Radio Televisión Madrid, el que regula el mandato del director general. El PP plantea reducirlo de los seis años actuales a los cuatro, un cambio que sería aplicable, tal y como se establece en la disposición transitoria, "en el momento de la entrada en vigor" de la reforma. ¿Qué quiere decir eso? Que en cuanto ocurra, el mandato de López estaría automáticamente consumido. ¿Y qué sucedería entonces? Que la Asamblea de Vallecas tendría que ponerse inmediatamente a buscar un sustituto. Los conservadores son conscientes de que no será sencillo. Principalmente, porque el proceso de elección requiere una mayoría de dos tercios en la Cámara, 91 diputados que PP y Vox no tienen. Y hasta que eso ocurra, la actual redacción normativa establece que el director general tiene que continuar en el ejercicio de sus funciones.

Por eso, la reforma normativa del PP borra también esta última cuestión. Y, en su lugar, crea el cargo de administrador provisional, que será quien lleve las riendas del ente público "con las mismas funciones y competencias" que el director general hasta que se le consiga encontrar un sustituto. En este caso, se trata de un puesto mucho más político. Principalmente, porque es el Gobierno regional el que se encarga de nombrarlo. Es cierto que luego esa propuesta tiene que ser ratificada por la Asamblea. Sin embargo, es suficiente para que salga adelante con una mayoría absoluta en segunda votación de la que sí disponen, actualmente, PP y Vox. La reforma legal no incluye ningún límite temporal. El administrador provisional estará hasta que se elija a un nuevo director general. Es decir, que si hay un bloqueo podrá mandar sine die la persona elegida por el Ejecutivo de turno.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha defendido en las últimas horas que lo que buscan los conservadores con su proposición es "perfeccionar la ley". Así, este martes el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, ha señalado que la propuesta sigue "el derecho comparado del resto de comunidades". Sin embargo, lo cierto es que ninguna región con una radiotelevisión pública cuenta en su ordenamiento jurídico con la figura del administrador provisional. De Andalucía a Galicia pasando por Baleares, Euskadi o Cataluña, todas ellas tienen establecido que es el mismo director general el que continúa en funciones al finalizar su mandato y hasta que se cierra el relevo. Un cargo que sí existe en el caso de la Corporación de Radio y Televisión Española (RTVE) y que ocupó Rosa María Mateo hasta la elección de José Manuel Pérez Tornero como nuevo presidente del ente público.

De la vanguardia a la cola en independencia

Con la reforma, Madrid deja de estar también a la vanguardia normativa en lo relativo a independencia política en los medios públicos. La ley que ahora se busca retocar fue aprobada en 2015, con Cristina Cifuentes al frente del Ejecutivo regional. El objetivo, y así se apuntaba en la exposición de motivos, era construir una entidad "profesional y despolitizada". Para ello, se cambió el método de elección del director general: dejaba de ser nombrado por el Consejo de Gobierno a propuesta del Consejo de Administración y se pasaba a una fórmula en la que la propuesta de este último órgano necesitaba ser ratificada por dos tercios de la Asamblea regional. De esta manera, Madrid se alejaba de comunidades como Castilla-La Mancha, donde el máximo responsable de la radiotelevisión pública sigue siendo todavía nombrado por el Consejo de Gobierno "oído el Consejo de Administración".

El filtro parlamentario está presente en casi la totalidad de regiones. Y el juego suele implicar, en la mayoría de los casos, mayorías reforzadas. En Cataluña, el presidente de la Corporación Catalana de Medios es elegido en el Parlament por "una mayoría de dos tercios" y a propuesta, como mínimo, "de tres grupos parlamentarios" de entre los que forman parte del Consejo de Gobierno del ente. En Extremadura, el candidato, que propone el Ejecutivo regional, tiene que recabar el respaldo de tres quintos de la Cámara. En otras regiones, se plantean dos votaciones. En Andalucía, Murcia o Galicia se necesitan dos tercios en primera vuelta y tres quintos en segunda, mientras que en Aragón se requieren dos tercios en primera y absoluta en segunda. En Baleares y Canarias vale con tres quintos o absoluta. La mitad más uno de los miembros de la Cámara es lo que está establecido en el caso de Euskadi, donde el candidato a director general lo propone el Ejecutivo vasco.

En busca de la despolitización, la ley de Cifuentes también incorporaba novedades en los mandatos. Así, se fijó en seis años el del director general, a fin de evitar relevos con cambios de ciclo político. Ahora, Ayuso vuelve a ajustar los tiempos a la duración de las legislaturas, lo que, de aprobarse, alejaría a Telemadrid de otras regiones. En Galicia o Extremadura, el mandato del director general tiene una duración establecida de cinco años, mientras que en Cataluña, Asturias o Baleares es de seis –de hecho, en las dos últimas hay renovaciones parciales en los respectivos Consejos de Administración–. En el caso de la Comunitat Valenciana, el mandato del director general, que es elegido por Les Corts a propuesta del Consejo Rector y tras un concurso público, tiene una duración de tres años, lo que también impide relevos inmediatos con el cambio de Gobierno, algo que sí rige el funcionamiento de la radiotelevisión pública en Andalucía, Castilla-La Mancha, Aragón, Euskadi o Canarias.

"Retrotrae a tiempos de control político y despilfarro"

La despolitización de los medios públicos ha sido desde hace años una de las preocupaciones de algunos organismos internacionales. En enero de 2019, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa solicitó a los Estados miembro a través de una resolución aprobada casi por unanimidad que hiciesen todos los esfuerzos necesarios para garantizar la "independencia editorial" y "un periodismo de calidad" que merezca la confianza de los ciudadanos en los medios de comunicación públicos. De hecho, si algo ha conseguido Telemadrid desde que llegó la nueva dirección ha sido atraer a cada vez más espectadores. Si en el momento de la llegada de López la audiencia se situaba en el entorno del 4% y su credibilidad era nula tras una década al servicio de Esperanza Aguirre e Ignacio González, ahora es capaz de alcanzar cuotas de pantalla de casi el 26%.

La reforma planteada por el PP ha puesto en pie de guerra a los colectivos profesionales, que ahora ya no podrán participar en el procedimiento de conformación del Consejo de Administración –si antes planteaban cinco de los nueve consejeros, ahora todos quedan en manos de los grupos políticos–. "Retrotrae a tiempos de control político y despilfarro económico", han señalado desde el Comité de Empresa de Telemadrid, que sostienen que la reforma "parece ilegal" y lamentan que se trate de dar marcha atrás después de haberse conseguido recuperar "la credibilidad de la sociedad madrileña". También desde la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha expresado su rechazo al que consideran un "ataque" contra "un servicio público" que "pertenece a toda la ciudadanía" y que debe "seguir garantizando una información veraz, plural e independiente".

Ayuso, por el momento, no parece dispuesta a ceder ante la exigencia de Vox de bajar la persiana de la televisión pública. "Es un pozo sin fondo que consume decenas de millones de euros cada año", resaltaba la portavoz del partido ultraderechista, Rocío Monasterio, durante el debate de investidura de la presidenta conservadora. Sin embargo, lo cierto es que Telemadrid no es una empresa deficitaria. En 2018, 2019 y 2020 ha cerrado en equilibrio presupuestario, con un ligerísimo superávit. Allá por 2011, quien era directora de la cadena, Isabel Linares, presumía de que la cadena costaba a sus habitantes 17,1 euros. Ahora, el coste ronda los 11 euros por madrileño al año. Lejos quedan ya esas deudas que llegaron a alcanzar los 260 millones de euros durante la etapa más negra de la cadena. Unos años de despilfarro económico marcados por las inversiones ruinosas y los contratos disparatados.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/06/23/madrid_sera_unica_region_con_cargo_provisional_que_agarra_ayuso_para_tumbar_actual_director_telemadrid_121980_1012.html


EL PP INICIA EL ASALTO A TELEMADRID REGISTRANDO EN LA ASAMBLEA UNA REFORMA QUE EXPULSARÍA AL ACTUAL DIRECTOR GENERAL

El Grupo Parlamentario Popular registra en el Parlamento madrileño una proposición de ley para reformar la norma que rige el funcionamiento de la radiotelevisión pública tres días después de que la ultraderecha volviese a exigir su cierre

El texto, que los conservadores piden que se tramite por lectura única, reduce el mandato del director general a cuatro años e introduce una disposición transitoria para que las nuevas previsiones sean aplicables a quien sea director general actualmente

Desde el momento de entrada en vigor de la ley, el mandato de José Pablo López estaría caducado y el Ejecutivo nombraría automáticamente un administrador provisional hasta que se decida un sustituto

Tres días después de que el socio prioritario de Isabel Díaz Ayuso le exigiese el cierre de Telemadrid durante la sesión de investidura, el Grupo Parlamentario Popular registra en la Asamblea su reforma de la norma que rige el funcionamiento de la radiotelevisión pública. El texto, que piden que se tramite por el procedimiento de lectura única para que sea una realidad cuanto antes, busca reducir a cuatro años el mandato del director general y borra a las organizaciones profesionales del proceso de elección del Consejo de Administración. La modificación planteada por los conservadores abre la puerta de salida al actual responsable de un ente público contra el que la presidenta regional, como Vox, ha cargado en repetidas ocasiones

La proposición de Ley fue registrada en el Parlamento regional este mismo lunes, después de que Díaz Ayuso rechazase bajar la persiana de la Radio Televisión Madrid (RTVM) –como le había exigido la ultraderecha– pero sí abogase por una reforma. El texto puesto sobre la mesa de la Cámara regional reduce de seis a cuatro los años de mandato del director general. Unos cambios que, recoge la norma en su disposición transitoria, "serán aplicables" al mandato de quien sea en el momento de su entrada en vigor máximo responsable del ente público. Es decir, afectarán a la actual dirección.

José Pablo López, a quien se consideraba en su día cercano a Ciudadanos, fue elegido director general del ente público en enero de 2017. Por lo tanto, en el momento en el que la modificación normativa sea una realidad, el mandato de Peña estará inmediatamente caducado –al variar a cuatro años, se entendería que lleva cumplido desde el pasado mes de enero–.

¿Qué pasaría entonces? Pues que hasta que se nombrase a un sustituto las riendas de la radiotelevisión pública estarán en manos de un administrador provisional nombrado por el Gobierno, una nueva figura que introducen los conservadores a través de su reforma que tendrá "las mismas funciones y competencias que el director general". Dicho cargo tendrá que ser ratificado, no obstante, en la Asamblea de Madrid por mayoría de dos tercios en primera votación o por mayoría absoluta en segunda. Es decir, que sólo con los votos a favor de PP y Vox sería suficiente para que el nombre que ponga sobre la mesa el Ejecutivo regional reciba luz verde.

La reforma conservadora también mete mano al proceso de elección del Consejo de Administración. Hasta la fecha, la norma que rige la radiotelevisión pública contemplaba la participación en este procedimiento de las organizaciones profesionales y sociales más representativas del sector de la comunicación. De hecho, cinco de los nueves candidatos a integrar el órgano de gobierno de RTVM eran propuestos por estas últimas.

Con su reforma, sin embargo, el PP plantea que ahora solo puedan intervenir en dicho proceso los diferentes grupos parlamentarios. Nada más. "Las organizaciones profesionales y sociales relacionadas con el sector de la comunicación continuarán estando presentes en la radiotelevisión madrileña, a través de su participación en el Consejo Asesor. En cuanto a la representación de los trabajadores, está complementamente garantizada, además, a través de su presencia en el Comité de Empresa", aseguran desde las filas conservadoras.

Por otro lado, los conservadores tampoco ven con buenos ojos que el Consejo de Administración esté facultado para "nombrar al personal directivo designado por el director general" o para "formalizar su cese en el supuesto de destitución por el director general". Por eso, proponen eliminar dicha competencia de la ley.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/06/21/el_busca_reducir_cuatro_anos_mandato_telemadrid_borra_eleccion_las_organizaciones_profesionales_121932_1012.html


AYUSO PRETENDE BORDEAR LA LEY PARA ADUEÑARSE DE TELEMADRID

En el Gobierno regional se trabaja en la opción de nombrar un cargo, de nueva creación, que esté por encima del director general e, incluso, del Consejo de Administración El actual director de la televisión canaria, Francisco Moreno, y el periodista Álvaro Zancajo figuran entre los candidatos favoritos para desempeñar ese puesto y eliminar o neutralizar al ahora director general, José Pablo López

Isabel Díaz Ayuso, junto a su círculo de más estricta confianza en cuestiones de comunicación, mantiene la intención de acabar con la actual dirección de Telemadrid. De momento se ha dado vía libre a la subvención que, vía contrato programa, asegura una cierta sostenibilidad financiera. La cifra, de alrededor de 74 millones de euros, es la misma que se aportó en 2020 y responde a la obligación legal, confirmada en la ley de 2015, de aportar los recursos necesarios para mantener el servicio público de radio y televisión autonómica. Se abandonaban así los intentos de estrangular económicamente a la empresa pero, lejos de adaptarse a dicha ley, que prevé mantener a José Pablo López como director general durante los dos años que le quedan de mandato, en la cúpula de la Puerta del Sol no cesan en la búsqueda de fórmulas legales que puedan eliminar al hombre que fue elegido por muy amplia mayoría en la Asamblea de Madrid y al que la presidenta madrileña muestra un especial encono.

Según ha podido saber infoLibre, en la sede regional se trabaja en la opción de nombrar un cargo, de nueva creación, que estuviera por encima del director general e, incluso, del Consejo de Administración. La intención es soslayar la vía parlamentaria ya que, a pesar de su triunfo electoral, el PP está muy lejos de la mayoría cualificada de tres quintos de la Asamblea, que es el mínimo imprescindible para cambiar la normativa que protege al director general, que solo podría cesar por "expiración de mandato, renuncia formal, fallecimiento, inhabilitación, investigación por corrupción o cualesquiera otras causas legalmente establecidas". Esto último hace alusión a motivos económicos cuando de la liquidación del "presupuesto anual" y por "causas imputables a su gestión" se constate "un empeoramiento del resultado presupuestado" que genere "una insuficiencia de la compensación aprobada para la prestación del servicio público" o "la existencia de una desviación presupuestaria de las cifras aprobadas para el total de dotaciones tanto del presupuesto de explotación como del presupuesto de capital". Como se puede observar, en la actualidad no se da ninguno de esos supuestos.

"Es algo que está en estudio", se limitaron a decir a infoLibre fuentes del Gobierno regional hace una semana al ser consultado por una información del diario Abc en la que se anunciaba un golpe de timon en Telemadrid. La intención era —y es— "un nombramiento más sensato". Esto es, no se niega que la intención es acabar con José Pablo López y ya se avanzan nombres de posibles sustitutos.

Candidatos favoritos

En este contexto, aparece la figura de Francisco Moreno, exdirector de la televisión autonómica de Canarias y vicepresidente de la Academia de Televisión. Moreno trabajó en TVE desde el mismo año en que se licenció en Periodismo (1987), hasta llegar a dirigir los Informativos de la cadena pública en el archipiélago. Tras un breve paso por Antena 3, dirige entre 2001 y 2005 la radio y televisión Canaria. Después de trabajar en otros medios y ejercer como profesor de Comunicación, es nombrado en 2019 administrador único de la radio y televisión autonómica en las islas, y dos años después es elegido por consenso político director general de la empresa. Mantiene vínculos de amistad con Sandra Fernández, actual directora general de Medios de Comunicación con Ayuso, y anterior jefa de Gabinete de la consejera de Cultura, Marta Rivera. Fernández fue directora de formatos televisivos como Salsa Rosa o La Sexta Noche y, mientras desempeñaba el cargo en la citada Consejería participó, en flagrante incompatibilidad, en un espacio de la televisión canaria denominado Resistiremos, junto a otros profesionales naturales de las islas. En la pasada campaña electoral madrileña fue la persona que contactó con Moreno, como vicepresidente de la Academia de Televisión, para que se organizara en esa entidad el debate, y así boicotear el ofrecimiento de Telemadrid, intento fracasado por la oposición del resto de candidatos.

En paralelo, se produce una reunión entre Miguel Ángel Rodríguez y los periodistas Álvaro Zancajo y Javier Algarra. El primero, antiguo secretario de Estado de Información con José María Aznar, se distinguió en los primeros tiempos de Ayuso, aún como asesor externo, por las críticas en redes sociales a la práctica informativa de Telemadrid, con ataques personales a su director general, José Pablo López. Ya como jefe de Gabinete de la presidenta ha sido el principal inspirador de los movimientos contra la actual dirección.

Álvaro Zancajo entró en Antena 3 como becario en 2003 y fue escalando puestos en la redacción de la empresa, primero en Aragón y después en Madrid, hasta llegar a la dirección y presentación del informativo de las nueve de la noche junto a Sandra Golpe. En ese último cometido, un micrófono abierto permitió descubrir el comentario de su compañera cuando Zancajo dio paso a una información, luego demostrada falsa contra Podemos: "Nos van a dar, pero bien", exclamaba su compañera. En 2016 pasa a ser director del Canal 24 Horas de TVE, con un contrato de dirección inédito hasta entonces para esa responsabilidad. Tras la moción de censura contra Rajoy, Zancajo pide reducción de jornada por paternidad y con ese blindaje recurre a los tribunales para continuar con el cargo y sueldo de directivo, aunque fracasa en su pretensión. Marcha después a Canal Sur como director de Informativos, pero pronto aparecen denuncias internas por manipulación informativa que llegan al paroxismo en noviembre de 2020, cuando el propio director general de la cadena, Juande Mellado reconociera la "mala praxis" por el silencio de los informativos sobre la condena del Tribunal Supremo al PP por el caso Gürtel. Por fin, en el ocaso de 2020 y tras una huelga de los trabajadores que exigen su despido, sale de la autonómica andaluza para recalar, pocos días después, en la dirección de audiovisual de OKDiario.

Javier Algarra, periodista de largo recorrido en RTVE, Onda cero y Antena 3, se ha desempeñado en la última década en medios cercanos a la extrema derecha como Intereconomía. En la actualidad presenta el espacio Los Intocables en una cadena pirata, Distrito TV, que carece de licencia. El pasado otoño fue propuesto por el PP para ocupar la vacante en el Consejo de Administración, producida por el fallecimiento del periodista Pepe Oneto, pero la Asamblea de Madrid rechazó el nombramiento.

En la citada reunión, y según distintas fuentes internas de Telemadrid, Rodríguez aconsejó a Zancajo que "sería bueno que dejara su puesto en OKDiario y volviera a TVE, porque desde allí sería más fácil aterrizar en Telemadrid". También se habló de que Algarra ocupara el puesto vacante en el digital de Eduardo Inda, hasta que pudiera también recalar en el medio público madrileño.

Con secretismo o con filtraciones, es obvio que la guerra de la presidenta Ayuso contra la actual dirección está muy lejos de terminar. Una guerra que en el interior de la empresa se vive con incertidumbre, pero también con una voluntad decidida, tal y como expresaba el presidente del Comité de Empresa, Luís Lombardo: "Si de lo que se está hablando es de cambios legales para permitir al Gobierno de turno hacer un uso discrecional de las decisiones de la propia cadena y, por tanto, acabar con la independencia de la casa, obviamente se van a encontrar con la oposición frontal de los trabajadores y trabajadoras. No vamos a mirar hacia otro lado ante lo que es un despropósito: volver a etapas del pasado y repetir un modelo fracasado que hundió a Telemadrid".

https://www.infolibre.es/noticias/medios/2021/06/01/ayuso_pretende_bordear_ley_para_aduenarse_telemadrid_121185_1027.html


EL ASALTO FINAL A TELEMADRID: AYUSO ESTUDIA APOYARSE EN VOX PARA CAMBIAR LA LEY Y TUMBAR A LA ACTUAL DIRECCIÓN

La ley actual, impulsada por el Ejecutivo de Cristina Cifuentes, establece un mandato del director general de seis años y limita a cuestiones muy excepcionales su cese, algo que en la norma anterior se podía llevar a cabo por acuerdo de dos tercios de los consejeros

Desde el Ejecutivo regional confirman que se está estudiando una posible reforma, aunque señalan que los terminos de la reforma, en la que buscarán el respaldo de la ultraderecha, están por concretar

La guerra del PP con Telemadrid ha sido tan intensa durante la legislatura que ha llegado a poner al ente público al borde de la asfixia económica

La televisión pública madrileña se cuela en la agenda de Isabel Díaz Ayuso para la presente legislatura. Tres semanas después de la cita con las urnas que dio una aplastante mayoría a la dirigente conservadora, el equipo de la actual presidenta en funciones está analizando las fórmulas existentes para llevar a cabo un cambio normativo que pueda terminar desembocando en un reemplazo de la actual dirección de Telemadrid y en la caída de su director general, José Pablo López. Es un capítulo más dentro de la guerra que los conservadores tienen abierta desde hace meses con la radiotelevisión pública, que poco a poco ha conseguido dejar atrás la nula credibilidad y la caída de audiencia que marcó las etapas de Esperanza Aguirre e Ignacio González en la Puerta del Sol. Un enfrentamiento que alcanzó cotas máximas antes de la cita con las urnas del 4M y al que ahora se busca poner fin con un retoque normativo que podría salir adelante con el respaldo de la extrema derecha.

Por el momento, los términos de la reforma todavía están por concretar. "Es algo que simplemente está en estudio", se limitan a decir a infoLibre desde la Puerta del Sol. Fuentes cercanas a la presidenta han explicado a Abc, quien ha adelantado la noticia, que se está trabajando en la fórmula que permitiría un "nombramiento más sensato" del director general de Radio Televisión Madrid, una propuesta que posteriormente se trasladará a Vox y que podría formar parte de la negociación que los conservadores mantendrán con la extrema derecha, en la que la composición de la Mesa de la Asamblea, que se constituirá el próximo 8 de junio, ocupará un papel relevante. Con una suma de 78 diputados, nueve por encima de la mayoría absoluta, ambos grupos pueden hacer y deshacer prácticamente a su antojo en la Cámara de Vallecas.

Vox, por el momento, ha evitado pronunciarse sobre esta cuestión. Una extrema derecha que ha llegado incluso a manifestarse en alguna ocasión a favor de subastar el ente público. "Creo que lo mejor para Telemadrid es subastarlo, manteniendo el empleo y los puestos de trabajo, y esos 80 millones de euros dedicarlos a Educación o a adaptar las universidades al mercado de trabajo. Esto es lo que me interesa y no tanto Telemadrid, pero esto solo se atreve a decirlo Vox", dijo Rocío Monasterio en una entrevista con Europa Press en enero de 2020. Una empresa contra la que también cargaba la formación de Santiago Abascal en su decálogo electoral para las autonómicas del 4 de mayo: "Limitar a 7 consejerías el Gobierno de la Comunidad y eliminar todos los entes públicos que realizan funciones que ya hace o que puede asumir la administración central, empezando por Telemadrid".

La idea de los conservadores pasa por meter mano a la Ley de Radio Televisión Madrid, que fue reformada durante la etapa de Cristina Cifuentes al frente del Gobierno regional. Aquel nuevo texto, que vino a sustituir a uno de la década de los ochenta, se vendió como un intento del Ejecutivo madrileño de construir una televisión pública "plural" y "transparente" en la que primen "los criterios profesionales" y se garantice "la objetividad en el tratamiento de la información", en palabras de la entonces dirigente conservadora. Y respondía también al compromiso de investidura que el PP tenía con Ciudadanos. Un acuerdo que en el punto 44 recogía la necesidad de retocar la norma que regulaba el ente público "estableciendo criterios de despolitización, profesionalización y elección" del Consejo de Administración y director general por mayorías cualificadas.

Una ley que blinda al director seis años

El texto de los ochenta establecía que este último cargo duraba hasta el final de la legislatura. Es decir, cada cambio de Ejecutivo llevaba aparejada una renovación. Algo que, sin embargo, se modificó con la reforma de 2015. La nueva normativa estableció un mandato de seis años, lo que obliga a mantener al director general aunque se produzca un relevo en la Puerta del Sol. Además, no resulta sencillo recurrir al cese para tratar de cambiar esta situación cuando el Ejecutivo se modifica. Si el texto de los ochenta permitía un despido fulminante a propuesta del Consejo de Administración adoptada por mayoría de dos tercios de sus miembros y ratificada por la Asamblea, ahora el cese solo podrá producirse en unos supuestos muy concretos: expiración de mandato, renuncia formal, fallecimiento, inhabilitación, investigación por corrupción o "cualesquiera otras causas legalmente establecidas".

También podrá ser despedido por motivos económicos. En concreto, recoge la reforma de Cifuentes, cuando de la liquidación del "presupuesto anual" y por "causas imputables a su gestión" se constate "un empeoramiento del resultado presupuestado" que genere "una insuficiencia de la compensación aprobada para la prestación del servicio público" o "la existencia de una desviación presupuestaria de las cifras aprobadas para el total de dotaciones tanto del presupuesto de explotación como del presupuesto de capital". No obstante, la decisión tiene que ser adoptada en la Asamblea de Madrid por mayoría de dos tercios de los escaños, lo que reduce el margen de maniobra de los conservadores si quieren hacer caer al director del ente público por esta vía. Actualmente, entre el PP y la ultraderecha suman 78 diputados, frente a los 91 necesarios para superar la barrera de los dos tercios.

A no ser que incurra en alguna de las causas de cese establecidas en la ley, el actual director general del ente público estaría blindado hasta un par de meses antes de que finalice la nueva legislatura. José Pablo López, quien fuera director general de 13 TV y al que los conservadores siempre han situado cerca del exvicepresidente Ignacio Aguado, fue elegido en enero de 2017 por una amplísima mayoría en la Asamblea de Madrid. En total, recibió el respaldo de 99 parlamentarios –PSOE, PP y Ciudadanos–. Solo los 26 diputados de Podemos se abstuvieron en la votación. La fecha de caducidad de su mandato, por tanto, se sitúa en febrero de 2023. Siempre y cuando no se cruce por delante un cambio normativo que permita ponerle fuera de la cadena. Fuentes internas de RTVM, no obstante, aseguran a infoLibre que esa supuesta reforma no es más que un "globo sonda".

La llegada de López supuso una bocanada de aire fresco para el ente público. Cuando se instaló en la dirección, López señaló a este diario que "casi la mitad de los mandos a distancia" de la Comunidad de Madrid "no tenían siquiera sintonizada la cadena", una situación que tratarían de revertir "con pluralismo político y mucha presencia en la calle". En aquellos momentos, la audiencia se situaba en el entorno del 4% y su credibilidad era nula tras una década presidida por el derroche económico y la manipulación informativa al servicio de Esperanza Aguirre e Ignacio González. Algo que poco a poco ha ido cambiando. El pasado mes de enero, la cadena cerró con las mejores cifras de audiencia desde 2011. La cobertura en directo de la nevada Filomena y sus efectos posteriores fue clave. El informativo especial del sábado 9 de enero alcanzó una cuota de pantalla del 25,9%, algo que no se veía desde hace nueve años.

Una guerra permanente

Los madrileños han empezado, por tanto, a sintonizar con la radiotelevisión pública. Algo que no ha ocurrido, sin embargo, en las filas conservadoras. Desde la llegada de Ayuso a la Puerta del Sol, la ofensiva del PP contra el actual director de RTVM ha sido continua. "Si fuera leal con el Gobierno para el que trabaja, la izquierda no estaría aquí haciéndole la pelota, que es exactamente lo que le hace", apuntó en febrero de 2020 Almudena Negro, portavoz conservadora en la comisión de control a Radio Televisión Madrid. "Yo no trabajo para el Gobierno, trabajo para la Administración Pública", respondió el director general en el órgano parlamentario.

Luego llegó la pandemia. Y aquella entrevista incómoda en la que Díaz Ayuso salió del paso con una frase lapidaria cuando se vio acorralada por las cuestiones relativas al nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal,: "Son preguntas que no se le hacen a un presidente autonómico normalmente. Mi responsabilidad es que haya un hospital público funcionando de la máxima calidad en los próximos días". La líder del Ejecutivo regional ya había criticado en alguna que otra ocasión al ente público. Lo hizo, por ejemplo, en octubre de 2019, poco después de acceder al Gobierno. "Voy a exigir a Telemadrid, como al resto de organismos públicos que sufragan los ciudadanos con sus impuestos, que justifique las cuentas, que sea un servicio público con audiencia, porque un servicio público sin audiencia no es un servicio público", dijo en una entrevista radiofónica.

A comienzos de 2021, se produjo otro momento crítico. Las discrepancias entre el Ejecutivo y la dirección de la empresa impidieron que se firmara a tiempo el contrato programa, lo que supuso que Telemadrid no recibiera ni un solo euro del Gobierno madrileño a través de la habitual aportación. Esta situación dejó a la radiotelevisión pública en una situación de colapso económico que impedía el pago a proveedores y productoras externas. Al final, la Puerta del Sol decidió inyectar diez millones en concepto de adelantos a cuenta.

El último enfrentamiento se produjo hace apenas unas semanas, con las elecciones autonómicas del 4 de mayo como telón de fondo. En primer lugar, por la negativa de Díaz Ayuso de acudir al debate electoral organizado por el ente público, un rechazo al que finalmente tuvo que dar marcha atrás. "El maltrato, la asfixia económica y los intentos de manipular la actual Telemadrid por parte de la presidenta están contrastados desde que gobierna la Comunidad, por eso no es de extrañar su negativa a debatir en la televisión pública", dijo a título personal por aquel entonces uno de los miembros del Consejo de Administración. Y, en segundo lugar, por la decisión de apartar a Telemadrid y adjudicar a empresas privadas la retransmisión de los actos oficiales del 2 de mayo, algo que la televisión pública llevaba haciendo desde hace más de tres décadas.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/05/26/telemadrid_120925_1012.html


AYUSO VETA A TELEMADRID EN SU COBERTURA ESPECIAL DE FILOMENA

El motivo de este desplante es que la presidenta madrileña sigue sin perdonar el mal trago que pasó durante después de una pregunta de Silvia Intxaurrondo

A lo largo de este fin de semana, Telemadrid ha cambiado su programación habitual para emitir un especial por el temporal Filomena que ha puesto en jaque a la Comunidad de Madrid hasta el punto de que la región valora pedir la declaración de zona catastrófica. Una permuta que ha provocado que la cadena autonómica haya conseguido su mayor audiencia desde el año 2012, con un 12% de cuota de pantalla (2.390.000 espectadores), según datos de Kantar Media.

Un éxito de audiencia y una programación especial que Telemadrid ha podido anotar sin contar con la presencia de la presidenta de la región, la popular Isabel Díaz Ayuso. Tal y como asegura la Cadena Ser, la dirigente autonómica se ha negado a atender a la televisión pública de la región, cosa que sí que han hecho otros políticos como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, los consejeros de Interior, Enrique López, y Transportes, Ángel Garrido, o los ministros de Transportes, José Luis Ábalos, y Defensa, Margarita Robles.

Un veto que Ayuso solamente ha realizado con Telemadrid, ya que la dirigente del Partido Popular sí que ha intervenido en otros medios como Telecinco, TVE y Antena 3. La cadena autonómica, por su parte, sí que emitió este domingo la rueda de prensa de la presidenta madrileña junto a López y Garrido en el que informaron de la última hora de Filomena.

Hay que recordar que no es la primera vez que Ayuso desprecia a la televisión pública regional. De hecho, ha amenazado en más de una ocasión con cerrarla, argumentando que “ya no es un servicio público esencial”. “Ha de ser un servicio público con audiencia, porque un servicio público sin público no es un servicio y le voy a pedir la misma austeridad que al resto, vamos a ver cómo funciona y decidiremos”, declaraba recientemente en una entrevista en esRadio.

No obstante, diversos medios ya apuntan que el motivo de este veto de Ayuso a Telemadrid es porque la presidenta madrileña sigue sin perdonar el mal trago que pasó a finales de octubre durante una comentada entrevista, en la que fue incapaz de responder a una simple pregunta que le planteó la presentadora del programa (Silvia Intxaurrondo) sobre el Hospital Isabel Zendal: “¿A cuántos sanitarios ha contratado para el Hospital de Valdebebas?”. “Esas preguntas no se le hacen a una presidenta autonómica”, llegó a decir la dirigente del PP, visiblemente molesta.

https://www.elplural.com/autonomias/ayuso-veta-telemadrid-cobertura-especial-filomena_256967102


NUBES NEGRAS SOBRE TELEMADRID POR LAS PRESIONES DEL ASESOR EN LA SOMBRA DE DÍAZ AYUSO

Miguel Ángel Rodríguez ataca a la dirección de la cadena en las redes y actos públicos

El cambio producido en Telemadrid desde que en febrero de 2017 José Pablo López Sánchez cogiera sus riendas es evidente. Tras muchos años de manipulación descarada al servicio de Esperanza Aguirre e Ignacio González, los madrileños han vuelto a confiar en su cadena y radio públicas. La libertad informativa recuperada, sin embargo, podría estar en riesgo con la llegada de Isabel Díaz Ayuso a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, teniendo en cuenta las presiones que está ejerciendo ya quien es considerado su asesor de comunicación en la sombra, Miguel Ángel Rodríguez.

El exsecretario de Estado de Comunicación con José María Aznar se dedica en las redes sociales a cargar contra Telemadrid y, según fuentes consultadas por ElPlural.com, difunde la idea, entre periodistas en actos públicos, de que es una vergüenza el trato que da la cadena pública al Gobierno madrileño y a su recién elegida presidenta. A principios de año, fuentes populares confirmaron que Isabel Díaz Ayuso contaba con Miguel Ángel Rodríguez como asesor en cuestiones de imagen y proyección pública de cara a la campaña electoral.

Cuestiona a la dirección de la cadena

Desde su cuenta de Twitter, el exportavoz de Aznar, que ahora ejerce como asesor privado, ha lanzado ataques a la dirección de Telemadrid, con motivo de la visita que realizó Díaz Ayuso a Arganda del Rey tras las inundaciones dejadas por la tormenta en municipios madrileños. Miguel Ángel Rodríguez comentó un vídeo con declaraciones de la presidenta a los medios de comunicación, difundida por la cadena pública. El periodista dejaba entrever que la noticia, a sus ojos positiva para la presidenta regional, había visto la luz porque el director del Ente y el director de Informativos estarían "de vacaciones".

El Comité de Empresa responde a Rodríguez

El tuit de Miguel Ángel Rodríguez fue respondido por el presidente del Comité de Empresa de Telemadrid, Luis Lombardo, quien pidió, en la misma red social, al asesor que dejara "de presionar a los profesionales", y recuperó un vídeo de la ahora presidenta, de 2015, en la que criticaba "la salvajada" de "poner en tela de juicio la cadena" y apostaba por "un nuevo período" en la televisión pública.

Rodríguez volvió con un nuevo tuit para atacar al presidente del Comité de Empresa de Telemadrid, a quien acusó de cobrar sin trabajar.

Preguntado por la controversia en Twitter, Luis Lombardo ha dicho a ElPlural.com que el Comité de Empresa "no va a ceder ante este tipo de presiones" para preservar la "credibilidad y el rigor" recuperados por Telemadrid. "Ha cambiado la forma de trabajar, ahora la dirección general escucha a los profesionales y los representantes sindicales".

El director de Telemadrid, satisfecho con la audiencia

El director de Telemadrid, José Pablo López Sánchez, alejado de la polémica, se ha mostrado satisfecho de los datos de audiencia de la cadena.

Franco advierte que el PSOE "estará vigilante"

El secretario general del PSOE en la región, José Manuel Franco, ha pedido, en declaraciones a ElPlural.com, que se escuche al Consejo de Administración y al Comité de Empresa, que ha hecho una labor sensata hasta ahora, y "máximo respeto a los profesionales de Telemadrid".

El dirigente socialista ha advertido que "estaremos vigilantes ante cualquier ingerencia que pueda ver en la labor informativa en Telemadrid". Sobre la asesoría en la sombra de Miguel Ángel Rodríguez a Díaz Ayuso, Franco ha señalado que "no sabe qué papel ejerce exactamente en el Gobierno de la señora Díaz Ayuso, si consejero áulico o asesor, pero vamos a estar vigilantes con el entorno del Gobierno madrileño.

https://www.elplural.com/politica/miguel-angel-rodrigez-asesor-isabel-diaz-ayuso-presiones-periodistas-sindicatos-telemadrid_222922102



MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ, ASESOR DE AYUSO, ATACA EN REDES A LA DIRECCIÓN Y AL PRESIDENTE DEL COMITÉ DE TELEMADRID

Las descalificaciones del que fuera responsable de Comunicación de Aznar provocan inquietud entre los trabajadores y la repulsa del sindicato CCOO, que preside la representación social

Luis Miguel Lombardo, presidente del comité, acusa al asesor de Ayuso de "poner en cuestión algo que es fruto de mucho trabajo, el consenso político y social en torno al servicio público que debe ofrecer Telemadrid"

José Pablo López, director general de Telemadrid, insertaba este martes en redes sociales un mensaje sobre las audiencias de la cadena del día anterior: "Telemadrid fue ayer referencia informativa con la cobertura más completa de las tormentas que afectaron a la Comunidad de Madrid: Telenoticias 1: 9.6%; Madrid Directo: 14.3; Telenoticias 2: 16.4% y 13.9%. Gracias a todos los que eligieron la tv pública para informarse". Este texto era inmediatamente contestado por Miguel Ángel Rodríguez, antiguo secretario de Estado de Comunicación con Aznar, y desde enero asesor de Isabel Díaz Ayuso: "Creo que en ese momento no sacaron al de Facua".

En esa misma jornada del martes, y tras informar Telemadrid de la visita de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, a Arganda, tras las inundaciones, el mismo Rodríguez decía en su cuenta de Twitter: "¡Cojona! ¡Telemadrid da una noticia positiva de Díaz Ayuso! ¿Es que su director general y su jefe de Informativos están de vacaciones?".

A pesar de que los directivos aludidos guardaron silencio tras esta afirmación del asesor de Díaz Ayuso, el presidente del Comité de Empresa del organismo público reaccionaba en redes sociales y se dirigía a Rodríguez: "Haga el favor de sacar a Telemadrid de su terreno de juego, deje de presionar a sus profesionales". Este tuit era contestado, en términos peyorativos por el aludido: "Es usted sindicalista de CCOO a sueldo de Telemadrid por no hacer nada cada día, ni cada semana, ni cada mes? Oiga, no moleste".

Tras este cruce de afirmaciones, el secretario regional de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, lanzaba este recordatorio: "El PP de los amigos de Miguel Ángel Rodríguez saquearon Telemadrid hundiendo audiencia, profesionalidad y plantillas. Los acuerdos Políticos en Asamblea de Madrid y sociales con comité presidido por @lm_lombardo, la recuperan. Respeto".

En la jornada de este jueves, y mientras docenas de trabajadores repudiaban en redes las afirmaciones de Miguel Ángel Rodríguez, CCOO de Madrid interpelaba a Díaz Ayuso: "¿Comparte la presidenta regional el ataque de su asesor?".

Por su parte, el citado presidente del Comité de Empresa de Telemadrid, Luis Miguel Lombardo, en declaraciones a infoLibre, resalta que "más allá de las descalificaciones personales que califican por sí solas a quien las protagoniza y que demuestra la falta de cultura democrática y argumentos, lo que Miguel Ángel Rodríguez está haciendo es poner en cuestión algo que es fruto de mucho trabajo, el consenso político y social en torno al servicio público que debe ofrecer Telemadrid".

"El descrédito y la falta de rigor en la gestión de sus recursos públicos llevó a RTVM hace relativamente poco tiempo, a una situación de difícil viabilidad", agrega Lombardo. "Entre todos los agentes políticos y sociales hemos conseguido salvar aquella situación e iniciar un proceso de lenta recuperación de la credibilidad, la imagen y la viabilidad de nuestra empresa. No podemos poner en riesgo todo lo que hemos avanzado hasta ahora con declaraciones irresponsables e interesadas que ponen en riesgo los consensos alcanzados".

En cuanto a las descalificaciones por su adscripción a CCOO, Lombardo concluye: "Cualquier falta de respeto a la labor sindical es intolerable por el derecho que la ley y la Constitución otorga a los representantes sindicales. Este Gobierno de reciente formación debería cuidar y aclarar su cercanía o distancia con las declaraciones realizadas por personas que ocupan puestos de relevancia política y social".

Los ataques del asesor de la presidenta de la Comunidad de Madrid, a pocos días de la investidura de Díaz Ayuso, han causado inquietud en buena parte de los trabajadores de esta empresa pública, precisamente en un momento especialmente positivo en los resultados de audiencia, y lo que consideran más importante, de credibilidad y presencia pública ante la sociedad, después de vivir años de irrelevancia casi absoluta, durante la que muchos madrileños llegaron a borrar la sintonía de la cadena de su mando a distancia. Con todo, desde dentro y fuera de la empresa, se recuerda que la actual ley impide que el poder político sustituya a la actual dirección, salvo en casos extremos, que nada tienen que ver con la actual realidad.

https://www.infolibre.es/noticias/medios/2019/08/29/miguel_angel_rodriguez_asesor_diaz_ayuso_ataca_redes_sociales_contra_direccion_presidente_del_comite_empresa_telemadrid_98307_1027.html


 

Volver

© Copyright. 1998 - 2021. www.losgenoveses.net, los herederos de www.aznar.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones ( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )