ISABEL DÍAZ AYUSO  : LAS NOTICIAS 2014 - 2021

 

 LAS NOTICIAS


06 de mayo 2021

 

 

AYUSO SE PRESENTA ANTE LA DIRECCIÓN DEL PP COMO EL MODELO QUE DEBEN SEGUIR OTROS LÍDERES DEL PARTIDO EN ESPAÑA

 

LAS PRIORIDADES DE AYUSO TRAS LAS ELECCIONES DEL 4-M: PACTAR CON VOX, COVID, NUEVOS PRESUPUESTOS Y REDUCIR EL EJECUTIVO

 

DÍAZ AYUSO, DE CANDIDATA DESCONOCIDA A REFERENTE DE LA DERECHA

 

EL MENSAJE CÓMPLICE DE MAR A AYUSO TRAS SU VICTORIA EL 4-M

 

MATTEO SALVINI FELICITA A AYUSO POR GANAR LAS ELECCIONES

 

DÍAZ AYUSO, FRENTE A SÁNCHEZ: “NO BAJARÉ LA GUARDIA, SEGUIREMOS SIENDO UN CONTRAPESO Y UN CONTRAPODER”

 

AYUSO ARRASA EN MADRID

 

EL PSOE DENUNCIA A AYUSO POR VULNERAR "LA OBJETIVIDAD Y NEUTRALIDAD" EN LOS ACTOS DEL 2 DE MAYO

 

LA COMUNIDAD DE MADRID CELEBRA UN DOS DE MAYO A LA MEDIDA DE LA CANDIDATA AYUSO: "DOS SIGLOS DESPUÉS SEGUIMOS DEFENDIENDO ESPAÑA Y LA LIBERTAD"

 

ASÍ FUE EL TAPÓN A LAS RESIDENCIAS DE MAYORES DE MADRID, HOSPITAL POR HOSPITAL: EL 73% DE MUERTOS NO FUERON TRASLADADOS A UN CENTRO MÉDICO

 

AYUSO IMPULSA EN SU ÚLTIMO CONSEJO LA 13ª UNIVERSIDAD PRIVADA DE MADRID CON INFORMES PROPIOS EN CONTRA

 

LOS GUIÑOS DE DÍAZ AYUSO A VOX: REDUCIR DIPUTADOS, OBJECIONES A LA LEY DE EUTANASIA Y PLAN ANTIOKUPAS

 

BEA FANJUL SOBRE AYUSO: "MÁS VALE MALO CONOCIDO QUE BUENO POR CONOCER"

 

MARTÍNEZ-ALMEIDA: "SEREMOS FASCISTAS, PERO SABEMOS GOBERNAR"

 

LA POLARIZACIÓN MARCA LA CAMPAÑA EN MADRID Y OCULTA LOS DATOS CLAVE DEL DESPRECIO DE LA DERECHA A LOS SERVICIOS PÚBLICOS

 

DE 'GÜRTEL' A AVALMADRID: LA MOCHILA DE CORRUPCIÓN DEL PP DE MADRID QUE AYUSO HA MANTENIDO AL MARGEN EN CAMPAÑA

 

21 DE ENERO DE 2020, EL DÍA QUE AYUSO CAMBIÓ: “HOY NOMBRO A MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ”

 

AYUSO Y EL NACIONALISMO MADRILEÑO

 

RADIOGRAFÍA DE AYUSO: BUFONADAS Y DISPARATES

 


 

 

AYUSO SE PRESENTA ANTE LA DIRECCIÓN DEL PP COMO EL MODELO QUE DEBEN SEGUIR OTROS LÍDERES DEL PARTIDO EN ESPAÑA

 

"Había una zozobra hasta que han llegado estas elecciones que han devuelto la ilusión a la mayoría de ciudadanos que quieren ser libres", ha asegurado la candidata del PP al 4M. Ayuso valora con "preocupación" el auge de Más Madrid con Mónica García a la cabeza: "Vamos a tener que procurar que sus discursos radicales no lo impregnen todo"

 

Isabel Díaz Ayuso ha ganado las elecciones del 4M con un resultado arrollador para el Partido Popular y no ha tardado ni 24 horas en reivindicarse como el modelo a seguir por el partido en el resto de territorios. "Creo que lo que tenemos que intentar es que esta ilusión no pare y quiero que esa ilusión siga por toda España", ha lanzado desde el Comité Ejecutivo Nacional del PP, donde ha comparecido junto al líder de la formación conservadora Pablo Casado.

 

El PP de Madrid, con la presidenta de la Comunidad de Madrid a la cabeza, arrasaba este martes en las elecciones autonómicas al aglutinar el voto de centro derecha, haciendo que Ciudadanos no logre representación, y tiñendo de azul todo el mapa de la región, a excepción de únicamente cuatro municipios de 179. Ayuso también frena el ascenso de Vox en Madrid, después de que la formación de Santiago Abascal lograse el sorpaso en Catalunya hace menos de dos meses.

 

La candidata del PP logra 65 escaños y el 44,7% de los votos, cerca de la mayoría absoluta, pero igualmente necesitará a la extrema derecha para gobernar. Y sobre cómo va a configurar ese apoyo de Vox, la candidata del PP ha asegurado a primera hora de este miércoles que pedirá sus votos "o la abstención" dependiendo de los intereses de la formación ultraconservadora, que ya ha subrayado que facilitará su investidura aunque hará prevalecer "sus ideas".

 

Esto no impide sacar pecho a Ayuso de su modelo. "Vamos a intentar con políticas liberales que la gente madrileña se sienta muy orgullosa de este resultado", decía ante los dirigentes de otros territorios este miércoles, tras una mañana frenética en varios medios de comunicación en los que ha asegurado que su plan pasa por seguir siendo el "contrapoder" de Sánchez. "No voy a bajar la guardia un solo minuto porque este plan [de Moncloa] sigue adelante. Ahora empezaremos a ver las sorpresas que nos guardaba el sanchismo para después de elecciones, así que seguiremos aquí siendo un contrapeso, un contrapoder", ha asegurado esta mañana en una entrevista en la Cadena COPE.

 

Ayuso ha logrado con una campaña personalista y sin apenas injerencias de la dirección nacional, mejorar el resultado de Cristina Cifuentes en 2015, quedándose muy cerca de la mayoría absoluta. La presidenta madrileña ha puesto en valor su gestión para asegurar que llega mucho voto "prestado" de personas "que jamás nos habían mirado" pero que ahora han visto al PP "como un partido que ha antepuesto sus intereses y los desvelos de la sociedad a los nuestros", ha defendido.

 

Ayuso apuesta por que desde el partido se lleve su modelo a todos los rincones de España el ser alternativa de una forma de gobernar con "opulencia", como es "el sanchismo" que "ha roto todos los puentes" y ha desbancado "al socialismo convencional", que incluso le ha llegado a dar su "apoyo" en esta campaña.

 

"Había una zozobra hasta que han llegado estas elecciones que han devuelto la ilusión a la mayoría de ciudadanos que quieren ser libres y que creen en el mensaje de la libertad, de la responsabilidad, del empleo, de la familia, de la pluralidad y de la convivencia", ha insistido Ayuso frente a sus compañeros de partido.

 

Ayuso, que ha defendido que seguirá apostado por las rebajas fiscales, ha detallado que en el Debate de Investidura quiere marcar "un perfil ideológico claro", con su apuesta "por la libertad, por la vida, por las familias, por el futuro, por el autónomo y por el empresario", es decir, "donde la sociedad madrileña se vea reflejada".

 

Durante su comparecencia en abierto en el Comité Ejecutivo Nacional, solo ha mostrado una preocupación: el auge de Más Madrid con Mónica García a la cabeza. La anestesista del hospital 12 de octubre lleva más de un año siendo la voz de la oposición de la presidenta madrileña siendo muy dura con su gestión. "Vamos a tener que procurar que sus discursos radicales no lo impregnen todo para volver a empezar", ha asegurado Ayuso sobre la formación.

 

"Me preocupa tener en la oposición en Madrid a los hermanos de Podemos, porque son lo mismo aunque más.. ¿modernos? ¿se puede decir así? No sabría decirlo. Porque se revisten de otra cosa pero pretendían cerrar el Zendal... Se han reído de la cadena 100 montaditos porque hay un elitismo en esta gente... Vamos a tener que procurar que sus discursos radicales no lo impregnen todo para volver a empezar. No hemos llegado aquí para estar otra vez en lo mismo", ha dicho ante los dirigentes de su partido.

 

Apoyo de Pablo Casado

Por su parte, Pablo Casado ha defendido que tras los resultados del 4M "España debe recuperar su rumbo con el PP en el timón". "De la moción en Murcia hemos llegado a la emoción en Madrid, ha explotado una bomba en la Moncloa", ha asegurado el líder del PP, que ha celebrado los resultados de Ayuso durante su discurso, informa Iñigo Aduriz.

 

Casado considera la victoria de Ayuso como el "kilómetro cero de la alternancia" en España y pide "cambiar el Gobierno" de Sánchez "para no perder el país". Además, ha explicado la victoria en Madrid en que el PP ha recuperado "todo el voto de Ciudadanos" y ha abierto "una vía de agua en el PSOE". "Ha habido una clara unificación de siglas del centroderecha en el PP", ha zanjado. "Los madrileños han dicho que no quieren que Madrid sea una pieza más en el tablero de la destrucción de Sánchez". En su opinión, "Madrid ha sufrido un ataque indiscriminado de Moncloa" y los populares han "salido en su defensa". A raíz del resultado en la Comunidad de Madrid, Casado ha exigido a Sánchez que convoque de forma urgente un Debate sobre el Estado de la Nación porque "Sánchez debe dar la cara y rendir cuentas".

 

Un gobierno con personas de Ciudadanos

Antes de su comparecencia en abierto ante los miembros de su partido, Ayuso ha concedido numerosas entrevistas en las que había sido preguntada por si repetirá el mismo Gobierno con los consejeros del PP que nombró en 2019. Pero Ayuso ha avisado de que hará "algunos cambios". "Voy a pasar de 13 a 10 consejerías y además he tenido a técnicos muy buenos en direcciones generales y viceconsejerías, así que voy a hacer algún cambio", ha anunciado. "Además de nombrar gobierno voy a tener que nombrar a gente en la mesa en la Asamblea, nuevos senadores... así que tengo que tomar muchas decisiones", ha insistido la candidata del PP que ha anunciado que su intención es contar con dirigentes de Ciudadanos en el futuro gobierno.

 

https://www.eldiario.es/madrid/ayuso-pedira-apoyo-abstencion-vox-dependiendo-intereses-avisa-sera-contrapoder-moncloa_1_7900247.html

 

 

LAS PRIORIDADES DE AYUSO TRAS LAS ELECCIONES DEL 4-M: PACTAR CON VOX, COVID, NUEVOS PRESUPUESTOS Y REDUCIR EL EJECUTIVO

 

La líder del PP debe afrontar ahora la pandemia y el fin del estado de alarma y decidir si hace unas cuentas para 2021 o se enfoca ya en las de 2022

 

No hay tiempo que perder. Con la Comunidad de Madrid aún sometida a los golpes del coronavirus, y sin unos presupuestos actualizados desde 2019, Isabel Díaz Ayuso afronta su continuidad en el poder como la oportunidad de completar una larga ristra de cuestiones pendientes. Lo primero será cerrar el apoyo de Vox a su investidura, que en ningún caso podrá lograrse antes del 8 de junio, cuando se constituye la Asamblea. Si la saca adelante, la líder del PP reducirá el Gobierno de 13 a 10 consejerías. El siguiente paso será decidir si baja impuestos ya y encara la aprobación de unas cuentas públicas para 2021, o se centra en las de 2022. Y en medio de todo eso tendrá que lidiar con la pandemia y con el fin del estado de alarma (9 de mayo).

 

“Si sigo al frente del Gobierno, lo primero que haré será empezar a tomar decisiones sobre la pandemia”, dijo Díaz Ayuso durante la campaña, ya que este domingo termina el estado alarma, y con él el toque de queda vigente desde las 23.00 a las 6.00, lo que le obligará a revisar los horarios de cierre de la hostelería (a las 23.00); sus aforos (cuatro personas en el interior, y seis en el exterior); así como la prohibición de recibir o hacer visitas a domicilios particulares.

 

Sus asesores de la Consejería de Sanidad dudan sobre qué hacer. Por un lado, defienden que los ciudadanos ya han sufrido demasiados cambios en la normativa, por lo que se inclinan por pedir la ratificación judicial de las medidas vigentes. Por otro, temen la combinación de mantener el cierre de la hostelería a las 23.00 y de que desaparezca el toque de queda que comenzaba a esa misma hora: auguran que eso fomentaría las fiestas en domicilios particulares, donde no hay nadie que se preocupe del cumplimiento de la normativa anticovid, como sí ocurre en bares y restaurantes. Díaz Ayuso ya ha especulado con expandir los horarios comerciales una o dos horas más.

 

Pero a la enfermedad y sus efectos no se les combate únicamente con medidas de carácter sanitario. La Comunidad de Madrid de 2021 se gobierna con los presupuestos de la Comunidad de Madrid de 2019. La emergencia social y económica que ha provocado la pandemia obligan ahora a Díaz Ayuso a tramitar la aprobación de unas cuentas adaptadas a la nueva realidad de la región, dejando atrás la parálisis legislativa de su anterior Gobierno: no aprobó ni una sola nueva ley de calado.

 

“Ahora mismo queremos sacar unos nuevos presupuestos a toda velocidad y vamos a ver si podemos llevarlos pronto a la Asamblea, teniendo en cuenta que los presupuestos del año que viene ya deberían empezar ahora a estudiarse”, explicó camino de las urnas. “Vamos a ver si podemos entrar en un carril de unos presupuestos estratégicos, unos breves para ahora, o ya esperamos para los siguientes”, detalló. “Pero sí que vamos a llevar muchas medidas de deducciones fiscales, la rebaja del IRPF medio punto en todos los tramos y también reducción de trabas burocráticas y de aquellos trámites que ya se han demostrado que son obsoletos y que ponen dificultades a aquellas personas que tienen un proyecto con el que quieren dar empleo”, remató la candidata, que quiere contar con políticos de Ciudadanos para su Gobierno, como Marta Rivera de la Cruz.

 

La Asamblea se constituye el 8 de junio

 

Díaz Ayuso podría ser presidenta ya en junio. La Asamblea de Madrid se constituirá el día 8 de ese mes, y su reglamento establece que como máximo 15 días después se deberá proponer un nombre para ocupar la presidencia regional, lo que no impide hacerlo antes. Si el candidato no obtuviera la confianza de la Cámara, se iniciaría una cuenta atrás de dos meses tras la que sería obligatorio convocar nuevos comicios si nadie logra una mayoría. Lo mismo ocurriría si nadie diera el paso de presentarse a la votación: se convocaría un pleno sin aspirante para echar a andar esa cuenta atrás, presionando a los partidos para que negocien.

 

Con los resultados del 4-M, nada de eso debería ocurrir. Díaz Ayuso planea reducir el Ejecutivo que formó en 2019 con Cs para que pase de 13 a 10 consejerías. Para lograrlo, primero debería llegar a un acuerdo con Vox, lo que no tendrá ninguna dificultad, ya que el partido ultra solo tiene que abstenerse y ya ha avanzado su apoyo. Además, tras negociar la investidura de 2019 y los presupuestos de 2021 (que no salieron adelante por el adelanto electoral), las dos partes tienen claro cuáles son los puntos de encuentro si es necesario ponerle precio a esos votos.

 

Así, Díaz Ayuso ha incluido medidas nuevas en su programa electoral que podrían incluirse en un acuerdo con Rocío Monasterio, la líder de Vox. Además de la conocida coincidencia de los dos partidos en el deseo de bajar el IRPF e introducir nuevas bonificaciones en sucesiones y donaciones, la candidata de la formación conservadora se muestra dispuesta a reducir diputados (de 136 a 101); facilitar las objeciones a la aplicación de la ley de eutanasia aprobada en marzo; desarrollar un plan antiokupación; elaborar una ley que reduzca la maraña administrativa; o promover la natalidad.

 

Durante la negociación presupuestaria, Díaz Ayuso cedió en asuntos de cariz ideológico como recortar los gastos de la administración, analizar el coste de acoger a menores extranjeros no acompañados, o encargar a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) una revisión de la eficacia del gasto en subvenciones, abriendo la puerta a que en el futuro Vox reclamara dejar de financiar iniciativas vinculadas con el feminismo, los derechos LGTBI o las ayudas a inmigrantes, como ya había planteado en el pacto de investidura de 2019.

 

También aceptó la propuesta de Vox para impulsar un “plan de apoyo a las adolescentes embarazadas”. Finalmente, las tres partes (Cs también negociaba) se reafirmaban en su apoyo a la educación especial como una forma de confrontar con el Gobierno central, y la llamada ley Celaá.

 

Una cosa es segura: desde el 5 de mayo, Díaz Ayuso querrá dar la imagen de que no pierde un segundo. Para empezar, este mismo miércoles ha reunido a su Consejo de Gobierno, y luego ha dado un discurso ante la ejecutiva del PP.

 

“Soy consciente de que tengo mucho voto prestado, habrá que analizarlo”, ha dicho. “Necesito saber qué ha pasado aquí, qué nos ha pedido la gente, y ser consciente de que tanta ilusión compartida ahora se tiene que ver compensada”, ha añadido, avanzando que hará un discurso de investidura rebosante de ideología. “No hemos terminado con la pandemia, y tenemos una pandemia dentro de otra [en referencia a la crisis económica y social]”, ha seguido. “Ahora soy más libre para gestionarlo, pero no me sobra un día”.

 

https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-05-05/las-prioridades-de-ayuso-tras-las-elecciones-del-4-m-pactar-con-vox-covid-nuevos-presupuestos-y-reducir-el-ejecutivo.html

 

 

DÍAZ AYUSO, DE CANDIDATA DESCONOCIDA A REFERENTE DE LA DERECHA

 

La presidenta se da un máximo de ocho años de permanencia en el poder tras pasar de desconocida a referente

 

El domingo, cuando ya ha terminado la fiesta por el día de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso confiesa el vértigo que siente ante el examen de las urnas.

 

“Ha sido mi primer Dos de Mayo, porque el anterior estuvo teñido por la pandemia, y quizá sea el último. Por eso tenía que vivirlo al máximo”, dice Díaz Ayuso.

 

“Muy optimista, presidenta. ¡Gracias!”, estalla con una risotada su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, mientras se le marchita el clavel rojo que lleva en el ojal de la americana.

 

Tras permanecer la mayor parte de su carrera política lejos de los focos, Díaz Ayuso (42 años) se ha transformado en la referencia de la derecha. Da igual que en 2019 se convirtiera en la primera candidata del PP en perder unas autonómicas madrileñas desde 1987. No importa que durante todo 2020 le haya perseguido la polémica por su gestión de la pandemia. Tampoco que en 2021 haya decidido convocar elecciones adelantadas en medio de una crisis sanitaria sin precedentes. Díaz Ayuso ha construido su éxito actual sobre una pila de malas noticias que habría sepultado a muchos políticos, y quizá por eso vive el presente como si no tuviera futuro.

 

Saboreándolo antes de que se acabe. Disfrutándolo antes de que se vaya tan rápida y sorprendentemente como llegó.

 

”En política hay que vivir con intensidad cada momento, y que sea breve”, recetó durante la campaña en una radio, evocando a esos deportistas de élite que alcanzan la excelencia cuando dominan el arte de permanecer en el aquí y en el ahora. “Si quieres hacerlo bien, tienes que estar a pleno rendimiento, para chutar siempre a gol. Eso te lo dan las ganas, la ilusión… pero como todo en la vida, se puede ir desgastando”, argumentó. “Cuando uno está cómodo en el poder, es porque no lo está haciendo bien”.

 

Igual que hizo en su día José María Aznar, Isabel Díaz Ayuso se ha puesto fecha de caducidad: como mucho, y si así lo quieren los votantes, ocho años en el poder. A escala madrileña, la líder regional del PP también ha emprendido un proyecto parecido al del expresidente: reunificar la derecha. A ambos les acompaña en ese viaje el mismo asesor influyente, Miguel Ángel Rodríguez.

 

¿Y quién es Rodríguez? “Es un escudero, protector, compañero de aventuras, la persona que más me divierte, que más me inspira y más me enseña”, le define, emocionada, Díaz Ayuso en el mitin con el que cierra su campaña. Para la líder del PP, Rodríguez es todo eso y más. Son dos almas gemelas que entienden la política como un ejercicio de ocupación de espacios mediáticos, y que practican un “estilo kamikaze”, en definición de un barón del PP. Porque Díaz Ayuso choca hasta con su propio partido.

 

”Yo es que soy muy mandona”, lanzó para justificar su negativa a confirmar durante casi 48 horas el fichaje para sus listas de Toni Cantó, decisión que se interpretó como un intento de subrayar su autonomía frente a la dirección nacional, impulsora de la llegada del actor. Una frase pronunciada durante un programa de máxima audiencia.

 

“No rehúsa ninguna batalla, y percibes que va al choque”, cuenta una presentadora que la trata habitualmente. “Se ha convertido en un contrapoder porque Madrid ha sido muy noticia [con la pandemia]”, sigue. “Ha sido el verso suelto, porque ha ido a contracorriente en muchas ocasiones”.

 

Durante un tiempo, a Díaz Ayuso se le conoció por sus errores: las becas para hijos no nacidos; la defensa de los atascos; o su alarmismo ante Podemos (“cuando volváis de vacaciones, le han dado la casa a los amigos okupas”).

 

Luego su día a día se asoció a la polémica del caso Avalmadrid, investigado en la Asamblea, donde una comisión concluyó que en 2011 recibió trato de favor por parte de una compañía a la que financia la Comunidad. Más tarde toda su agenda quedó ocupada por la gestión de la pandemia, y varias decisiones clave: confrontar constantemente con Pedro Sánchez; y mantener abierta la hostelería mientras el virus golpeaba la región. Ahora, a Díaz Ayuso la define otra cosa: el poder. ¿Cuál será su legado? “La transformación”, contesta. “Las obras de Gallardón conectaron el sur con el centro. Aguirre, con sus hospitales, consiguió que ningún madrileño tuviera uno a más de 30 minutos”, ejemplifica. “Yo quiero dar un paso adelante en digitalización. No siempre hay que dejar solo una transformación física”.

 

Sería una huella etérea en el mañana. Quizá lo lógico en una política que exprime el hoy como si temiera que le ocurriera lo que a otros que brillaron como el sol, caso de Albert Rivera: que de repente se apagara su estrella.

 

https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-05-04/diaz-ayuso-una-lider-aferrada-al-presente.html

 

 

EL MENSAJE CÓMPLICE DE MAR A AYUSO TRAS SU VICTORIA EL 4-M

 

"Ah, por cierto, voy a cambiar a mi jefe de gabinete. Se incorporará Miguel Ángel Rodríguez Bajón", anunció la presidenta el 21 de enero de 2020

 

Miguel Ángel Rodríguez, conocido coloquialmente como MAR, jefe de Gabinete de Isabel Díaz Ayuso, ha felicitado a la presidenta autonómica tras su triunfo en las elecciones del 4-M, a través de su cuenta de Twitter.

 

"Me gusta cuando los planes salen bien. Felicidades, presienta Díaz Ayuso. Eres la valiente y la mejor", ha escrito MAR, junto a una foto suya, en la que aparece con rostro cansado esbozando una sonrisa.

 

Miguel Ángel Rodríguez es jefe de Gabinete desde enero de 2020. El anuncio lo hizo la presidenta madrileña en el Consejo de Gobierno, el día 21 de aquel mes, cuando aún no se había iniciado el maremoto de la pandemia que lo cambiaría todo. Cinco meses después del acuerdo entre el PP y Ciudadanos, Isabel Díaz Ayuso al terminar la reunión con los consejeros lo dejó caer, sin más: "Ah, por cierto, voy a cambiar a mi jefe de gabinete. Se incorporará Miguel Ángel Rodríguez Bajón".

 

La sorpresa de los consejeros  de Ciudadanos

 

Los consejeros de Ciudadanos se quedaron de piedra y el entonces vicepresidente, Ignacio Aguado, exclamó: "¡Esto es intolerable, no puede ser!", según contó El País. La razón era que se trataba del mismo MAR que había acusado a los naranjas de "desleales" y a su líder, Inés Arrimadas, de escasa habilidad política, aunque elogiaba su físico, en un tuit calificado de machista.

 

Miguel Ángel Rodríguez, exjefe de Gabinete de José María Aznar, ya había estado, aunque en la sombra, tras la estrategia de Díaz Ayuso en la campaña electoral de mayo de 2019 y había permanecido en un segundo plano, hasta aquel 21 de enero, en el que empezó a moldearse la líder política que vimos anoche celebrar desde el balcón de Génova su victoria .

 

https://www.elplural.com/politica/mensaje-complice-mar-ayuso-victoria-4-m_265738102

 

MATTEO SALVINI FELICITA A AYUSO POR GANAR LAS ELECCIONES

 

El líder de la ultraderecha italiana ha felicitado a la presidenta por su gestión durante la pandemia

y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha celebrado que "la libertad ha triunfado nuevamente en Madrid", al recibir este martes el apoyo mayoritario de las urnas en los comicios autonómicos.

 

El líder de la Liga italiana ha resaltado las medidas que ha tomado la líder regional en Madrid. "Enhorabuena y buen hacer a la presidenta Isabel Díaz Ayuso, ganadora de las elecciones de Madrid, mujer de sentido común y valentía, que combinó la protección de la salud, el derecho al trabajo y la libertad", ha escrito.

 

https://www.elplural.com/politica/matteo-salvini-felicita-ayuso-ganar-elecciones_265724102

 

 

DÍAZ AYUSO, FRENTE A SÁNCHEZ: “NO BAJARÉ LA GUARDIA, SEGUIREMOS SIENDO UN CONTRAPESO Y UN CONTRAPODER”

 

La presidenta se abre a tener consejeros de Vox en su Gobierno y a presidir el PP de Madrid

 

Ni un día de pausa. Solo unas horas después de celebrar su aplastante victoria en las elecciones a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha arrancado este miércoles con una ronda de entrevistas radiofónicas que le han servido como calentamiento para la reunión de su Consejo de Gobierno, a las once de la mañana, y de la Ejecutiva nacional del PP, a las 13.00. Unas intervenciones que ha utilizado para subrayar que el triunfo electoral hace que se sienta respaldada para profundizar en las estrategias que la han llevado al éxito. Para empezar, en la del choque frontal con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

 

“Voy a seguir recordando al Gobierno de España qué está pasando por el aeropuerto de Madrid-Barajas y le voy a seguir diciendo que no podía permitir que se toquen los bolsillos de todos los ciudadanos que pagan, y mucho, impuestos en Madrid todos los días, con gran sacrificio”, ha dicho Díaz Ayuso, mezclando las discrepancias sobre la política fiscal y la sanitaria en una sola respuesta. “No voy a bajar la guardia un solo minuto porque este plan [de Moncloa] sigue adelante”, ha destacado. “Ahora empezaremos a ver las sorpresas que nos guardaba el sanchismo para después de las elecciones, así que seguiremos aquí siendo un contrapeso, un contrapoder que hace falta en ese sentido”, ha añadido. Y ha rematado: “Creo que [la victoria] va a ser para todos un revulsivo y un cambio de ciclo”.

 

Díaz Ayuso ha logrado 65 diputados, el tercer mejor resultado de la historia del PP en una comunidad en la que se acostumbró a acumular una mayoría absoluta tras otra. Ese balance la destaca como candidata a presidir el partido en Madrid, una batalla interna que se abrirá próximamente (”Es mi casa. He nacido políticamente en ella. Uno no reniega de su casa”, ha dicho cuando le han preguntado al respecto). Al tiempo, la holgada victoria electoral también le permitiría formar un Gobierno monocolor, puesto que solo necesita la abstención de Vox para retener el poder. Sin embargo, la presidenta se ha mostrado abierta a contar con consejeros del PP, de Cs y de Vox (El partido ultra ya ha avanzado que no pedirá entrar en el Ejecutivo regional a cambio de sus votos).

 

“¿Tendrá un Gobierno monocolor?”, le han preguntado. “Quizás no”, ha contestado Díaz Ayuso. “He conocido a buenos gestores en este año y medio [de Cs] y buscaré a los mejores en este nuevo momento”, ha seguido en referencia al Ejecutivo de coalición que formó con el partido de Ignacio Aguado entre agosto de 2019 y marzo de 2021. “Quiero a los mejores, vengan de donde vengan, con el criterio claro de unas políticas sensatas”, ha añadido. Y ha recalcado: “Lo que busco son gestores que tienen las dos cosas y he tenido consejeros de Ciudadanos que han merecido la pena y, si los encuentro en Vox, contaré con ellos”.

 

Tanto la presidenta regional como los estrategas de la formación esperan que el triunfo en Madrid suponga un punto de inflexión que permita arrancar un cambio de ciclo en la política española, impulsando al popular Pablo Casado hasta la Moncloa.

 

Para ello, la presidenta pretende profundizar lo más rápido posible en algunas de las políticas que han distinguido a los gobiernos conservadores de Madrid durante el último cuarto de siglo, periodo en el que el PP ha ocupado ininterrumpidamente el poder. Para empezar, rebajar impuestos (ha prometido recortar medio punto el IRPF, y aumentar las bonificaciones en donaciones y sucesiones).

 

“Aspiro a gobernar para todos porque cuando bajas impuestos lo haces para todos, porque Madrid no es la comunidad de ricos que han intentado vender, porque cuando haces las cosas con cabeza y corazón quieres que todos, da igual las edades y da igual dónde vivan, sientan que su administración les responde”, ha dicho.

 

La tópica referencia al gobierno para todos esconde el análisis que afronta el PP desde este miércoles. En solo dos años, Díaz Ayuso ha duplicado los apoyos que obtuvo en sus primeras elecciones como candidata, en 2019. Y ahora se pregunta de dónde vienen todos esos votos, y cómo debe interpretarlos para mantenerlos en el futuro.

 

“Te llenas de preocupación también”, ha reconocido. “Soy consciente de que tengo mucho voto prestado, habrá que analizarlo”, ha avanzado. “Necesito saber qué ha pasado aquí, que nos ha pedido la gente, y ser consciente de que tanta ilusión compartida ahora se tiene que ver compensada”, ha añadido. “No hemos terminado con la pandemia, tenemos una pandemia dentro de otra, soy más libre para gestionarlo, pero no me sobra un día”.

 

https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-05-05/diaz-ayuso-frente-a-sanchez-no-bajare-la-guardia-seguiremos-siendo-un-contrapeso-y-un-contrapoder.html

 

AYUSO ARRASA EN MADRID

 

El PP logra más escaños que toda la izquierda junta. Iglesias deja la política. Ciudadanos desaparece devorado por los populares. El PSOE se desploma en el peor resultado de su historia y Más Madrid supera a los socialistas

 

Isabel Díaz Ayuso, una absoluta desconocida sin gran recorrido hace solo dos años, se consolida como un auténtico fenómeno político. La presidenta madrileña y candidata del PP es la gran vencedora de las elecciones en la Comunidad de Madrid, donde ha arrasado hasta el punto de lograr más escaños que los tres partidos de izquierda juntos, lo que le permitirá gobernar con comodidad y sin necesitar a Vox para cada ley. El bloque de la derecha se refuerza con claridad y saca 78 escaños (65 del PP y 13 de Vox) frente a los 58 de la izquierda (24 de Más Madrid, 24 del PSOE y 10 de Podemos). Hace solo dos años, la diferencia entre ambos bloques era de cuatro parlamentarios. Ahora pasa a 20. Madrid gira así claramente aún más a la derecha, pero gracias al espectacular aumento del PP, porque Vox se queda con un resultado muy similar al de hace dos años.

 

El golpe durísimo para la izquierda tiene una consecuencia inmediata: Pablo Iglesias deja todos sus cargos en Podemos y no se quedará en la Asamblea regional: “No voy a ser un tapón para un nuevo liderazgo. Yo no sé lo que es el destino, caminando fui lo que fui”, señaló como despedida citando a Silvio Rodríguez tras apuntar a Yolanda Díaz como su sucesora.

 

Una participación histórica, 11 puntos más alta que la de 2019, no solo no ha aupado a la izquierda, sino que la ha hundido mucho más, sobre todo por el desplome del PSOE, que viene de ganar las elecciones en Cataluña, pero se ha pegado un batacazo en Madrid con una caída de más de 10 puntos que le llevan a tener el peor resultado de su historia, y a empatar en escaños con una formación sin apenas medios como Más Madrid, que en el último momento del recuento lograba un histórico primer puesto en la izquierda por algo más de 4.000 votos.

 

Díaz Ayuso no ha conseguido la mayoría absoluta —se queda a cuatro escaños—, pero le bastaría con la abstención de Vox para ser investida. Ahora queda por saber si este grupo querrá o no entrar en el Ejecutivo madrileño, aunque los resultados alejan esa posibilidad.

 

La izquierda fracasa en su intento de buscar un vuelco con la movilización del voto del sur. La clave de este fiasco es el pinchazo del PSOE, que se deja en menos de dos años buena parte de sus apoyos, pese a tener el mismo candidato que en 2019 ganó ampliamente las elecciones en la comunidad, Ángel Gabilondo, aunque no pudo gobernar porque el bloque de derechas tuvo más escaños que el de la izquierda.

 

Grave desgaste del PSOE

 

El resultado implica un grave desgaste del partido del Gobierno central que contrasta con el reciente éxito en Cataluña. Más Madrid sube, pero menos de lo esperado (dos puntos), aunque eso le vale para alcanzar al PSOE, mientras Podemos, con su líder al frente, sube poco menos de dos puntos. Entre los dos no compensan ni de lejos la caída del PSOE, por lo que el bloque de la derecha avanza en Madrid a pesar del desplome de Ciudadanos, que como estaba previsto se queda lejos del 5% –3,51%– y pierde sus 26 parlamentarios, que van en su totalidad al PP. Ayuso, que dobla ampliamente sus escaños, ha logrado arrebatar diputados también al PSOE, algo totalmente imprevisto.

 

La gran duda que queda ahora es qué consecuencias tendrá este resultado espectacular del PP en Madrid para la política nacional. Pablo Casado, el líder de los populares, fue el primero en hablar en el famoso balcón de Génova, una sede que ahora está buscando un nuevo ocupante, para marcar claramente la imagen de que la derecha empieza su recuperación en Madrid. “Hoy Madrid ha hecho una moción de censura al sanchismo”, aseguró Casado. “Las urnas han otorgado a Ayuso un gran resultado y, sobre todo, una gran responsabilidad. Enhorabuena”, señaló Sánchez en Twitter.

 

El PSOE ha mostrado un desgaste mucho mayor de lo esperado en una comunidad clave, pero los socialistas insisten en encapsular este fracaso como si Madrid fuera una isla política. Fuentes del partido insisten en que “Madrid vota distinto que el resto de España” y recuerdan los pésimos resultados del PP en Cataluña o en el País Vasco. “Esta es una comunidad muy importante, pero no representa al conjunto de España, como acabamos de ver en el resultado del PP en Cataluña”, sentenció José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, con una cara que reflejaba el demoledor resultado. “Tenemos dos años por delante para construir la alternativa progresista que Madrid necesita. Nos ponemos a ello”, dijo Ábalos dejando claro que Gabilondo es ya pasado para el partido.

 

Lo cierto es que este brusco movimiento del tablero político empezó con una decisión del PSOE y Ciudadanos de hacer una moción de censura en Murcia, que resultó fallida, y que, con una especie de efecto mariposa rapidísimo, ha terminado con una victoria aplastante en Madrid que refuerza claramente al PP, que absorbe por completo a Ciudadanos, e inyecta moral a los votantes conservadores, que ahora creerán que es posible volver a La Moncloa. “Uniendo a todo el centroderecha se puede ganar a Sánchez. Hay partido. Hay futuro”, clamó Casado. “La libertad ha triunfado nuevamente”, remató Ayuso entre gritos de “libertad, libertad”.

 

Madrid se convertirá así en el ariete de los populares de forma rotunda. La comunidad madrileña ha sido el epicentro de la oposición del PP cuando no está en La Moncloa desde la época de Esperanza Aguirre, que competía con Mariano Rajoy y constantemente le afeaba que no fuera lo suficientemente duro con José Luis Rodríguez Zapatero.

 

Ahora hay que ver también qué consecuencias internas tiene esta victoria en el PP. Aguirre, con importantes apoyos en algunos medios conservadores, como le sucede a Ayuso, fue la gran pesadilla de Rajoy, hasta el punto de que el entonces líder de la oposición se movió rápido después de su segunda derrota electoral en 2008 y buscó el respaldo de dos regiones clave, la Comunidad Valenciana, controlada por Francisco Camps, y Andalucía, en manos entonces de Javier Arenas, para cerrar el paso a un posible movimiento de Aguirre para disputarle el liderazgo del partido. Rajoy logró tantos apoyos territoriales empujado por ese pacto con Arenas y Camps y tantos avales que Aguirre finalmente desistió y no le planteó batalla en un congreso que, no por casualidad, se hizo en Valencia y no en Madrid, el territorio que siempre fue hostil a Rajoy.

 

Fue en esos días cuando el líder del PP, lanzado contra Aguirre, pronunció una frase que años después algunos dirigentes veteranos han recordado ante la división de la derecha: “Si alguien se quiere ir al partido liberal o al conservador, que se vaya”, dijo en un golpe directo a la entonces presidenta madrileña, que siempre presumió de liberal. Rajoy se vanagloriaba entonces de que él se presentaba a ese congreso porque lo pedían sus compañeros, y no “ningún periódico ni ninguna radio”.

 

La presidenta tiene todo el poder

 

Las cosas han cambiado mucho en el PP actual, pero el esquema se repite de alguna manera. Ayuso arrasa y tiene todo el poder en Madrid, la comunidad más rica y la que más peso político y mediático acumula, al ser la capital política y financiera y la sede de los principales medios de comunicación del país. Mientras, Pablo Casado sufre en la oposición, sin opciones claras de volver al Gobierno, con un peso muy reducido en el Congreso, a pesar de que con la repetición de las elecciones en 2019 pasó de 66 a 89 escaños, y con un profundo cuestionamiento interno similar al que sufría Rajoy en 2008. Casado ha perdido dos veces, pero en el mismo año, y todo indica que tiene fuerza interna suficiente como para llegar a las próximas elecciones, donde sí tendrá su prueba de fuego.

 

La gran diferencia con Rajoy es que Casado puso a Díaz Ayuso en esa candidatura, ella le debe su puesto, mientras Aguirre venía de la época de José María Aznar y nunca se consideró deudora de Rajoy, más bien rival política. En el PP muchos temen que Ayuso y su mano derecha, Miguel Ángel Rodríguez, envalentonados por esta victoria, romperán amarras con Casado e incluso pensarán en sustituirle en algún momento si no cuaja su liderazgo. Esto es, que Ayuso se convertirá en una nueva Aguirre a todos los efectos. Pero tanto en el entorno de Casado como en el de Ayuso insisten en que el que diga eso no conoce la verdadera relación política y personal entre ambos y, sobre todo, insisten en que Ayuso solo ha logrado apoyo político para dos años y ahora tiene que prepararse en una especie de campaña permanente —que es lo que ha dominado su mandato— para pensar en consolidar este poder en las elecciones de 2023 y no perderlo frente a la izquierda y también cerrarle el paso a Vox.

 

Ayuso es un fenómeno político muy particular, porque fue elegida por Casado sobre todo porque era muy amiga suya y una persona que consideraba fiel y a prueba de todo. Cuando la eligió, Casado sufría un momento de gran debilidad interna y usó su poder para colocar a personas de confianza en lugares estratégicos. El de Madrid era fundamental. Sin embargo, Ayuso rápidamente empezó a volar sola, y mucho más desde que Rodríguez se convirtió en su jefe de Gabinete. Ahora vendrá una gran prueba de fuego para comprobar cómo se hace ese equilibrio de poder interno entre Ayuso y Casado. Si el líder del PP permite a la presidenta madrileña que se haga con el control del partido en Madrid, algo que Rajoy le permitió a Aguirre aunque después se arrepintió, esto indicará que ha optado por dar vía libre al ayusismo y ella marcará claramente su impronta en la dinámica del PP. Si por el contrario decide hacer una especie de contrapoder y dar la batalla para que el PP de Madrid esté en manos de alguien como Ana Camins, querrá decir que Casado quiere tratar de controlar a Ayuso y no caer en los errores de Rajoy con Aguirre.

 

Esa será la batalla interna del PP. Pero en la fotografía de larga distancia, la que ve los equilibrios de la política nacional, el golpe que acaba de dar el PP es muy fuerte y el PSOE demuestra un desgaste brutal que hará reflexionar a La Moncloa y a la sede de los socialistas, en la calle Ferraz, sobre los motivos de este golpe. De ese análisis y la capacidad de darle la vuelta depende también la estabilidad del Gobierno para los próximos meses, en los que no es descartable que el PP aproveche este momento de debilidad de los socialistas para adelantar las elecciones en Andalucía, donde también podría reforzarse claramente frente a una izquierda que vive un momento de debilidad con guerras internas tanto en el PSOE como en Unidas Podemos.

 

https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-05-04/ayuso-arrasa-en-madrid.html

 

EL PSOE DENUNCIA A AYUSO POR VULNERAR "LA OBJETIVIDAD Y NEUTRALIDAD" EN LOS ACTOS DEL 2 DE MAYO

 

La candidata popular habló en varias ocasiones de "libertad" e hizo referencia "de forma intencionada y consciente" a los lemas de campaña

 

El PSOE ha presentado este lunes una denuncia ante la Junta Electoral Central contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y su directora general de Medios de Comunicación, Sandra Fernández, por la "manifiesta, clara y reiterada vulneración de la objetividad, neutralidad y la igualdad de armas" en los actos del 2 de Mayo que ayer presidió, además de por su "reincidencia y desobediencia" a las administraciones electorales.

 

El partido de Ángel Gabilondo considera que se trata de una "infracción reiterada y grave" del artículo 50.2 de la LOREG, por "infracción de la neutralidad de los poderes públicos", y solicitan que, a la vista de los comicios de mañana 4 de mayo, solicitaron que estar reclamación sea resuelta "con carácter de urgencia" antes de mañana "para el conocimiento de todos los madrileños".

 

La pasada semana la Junta Electoral Central (JEC) le abrió dos expedientes por cuestiones similares en otros actos institucionales y, previamente, había sido apercibida en otras tres ocasiones. "Supone una desobediencia al Acuerdo 293/1232 de la JEC, como corolario a la utilización sistemática de las instituciones y medios públicos por parte de estos, durante todo el proceso electoral".

 

El PSOE acusa a Ayuso de utilizar en los actos institucionales de ayer en el Día de la Comunidad de Madrid "de forma intencionada y consciente los lemas de campaña utilizados por el Partido Popular en unos actos financiados íntegramente por la Comunidad ".

 

"En tal sentido, y, visto los hechos posteriores, no es baladí ni casual, que justo la campaña electoral termine el día 2 de mayo, fiesta de la Comunidad de Madrid, como colofón a la campaña política desarrollada desde las instituciones públicas, de principio a fin haciendo un uso de estas que ha vulnerado la neutralidad de las instituciones de manera reitera, consciente y flagrante. Con una evidente intencionalidad de acabar el proceso electoral como empezó", esgrimen.

 

En la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se exponen antecedentes en los que el Partido Socialista considera que la presidenta regional ha utilizado las instituciones como propaganda para su candidatura, con transcripciones de sus declaraciones, pantallazos de tuits y otras pruebas.

 

"Es innegable que el uso intencionado que ha hecho de la palabra 'libertad' en su alegato tras la ceremonia de entrega de Medallas y Condecoraciones bien lo podría haber realizado en uno de los mítines electorales de la formación por la que concurre como candidata, pues, como hemos demostrado, su campaña ha estado basada, principalmente, en esta expresión. Del mismo modo, en los actos institucionales del 2 de mayo, es innegable el contenido electoralista de todo el discurso en sí, donde ha desgranado sus eslóganes de campaña y sus propias ambiciones electoralistas", argumentan los socialistas.

 

También, según continúa la denuncia, ese uso también se ha realizado en los medios de comunicación propios de la Comunidad, "tal y como se ha podido ver en la nota de prensa adjunta o las imágenes de Twitter insertadas, grupos de wasap de medios, o la propia utilización de la señal de la imagen de los actos, todo ello responsabilidad de la Dirección General de Medios de Comunicación".

 

"Huelga decir que todas las expresiones vertidas en su intervención, y que totalmente son coincidentes con las de su campaña política, así el uso de los medios públicos que se hacen eco de estas, no se encuentran, en absoluto, amparadas por el hecho de que resulten imprescindible para la salvaguarda del interés público o para el correcto desarrollo de los servicios públicos", prosiguen.

 

El PSOE considera además, y en vista del día de celebración de que se trata el 2 de Mayo, día de todos los madrileños, "debían haber actuado con la prudencia y diligencia que se les debe exigir a los representantes de las instituciones".

 

"Sin duda, se trata de actuaciones y de un discurso, que en ningún modo es espontáneo, sino que muy al revés, se trata de una intervención conscientemente preparada, en la que la señora Díaz Ayuso ha aprovechado todos los medios de los que dispone para introducir los mensajes electoralistas sirviéndose de la posición y de los medios propias de la Comunidad de Madrid", añaden.

 

https://www.elplural.com/autonomias/psoe-denuncia-ayuso-vulnerar-objetividad-neutralidad-actos-2-mayo_265575102

 

LA COMUNIDAD DE MADRID CELEBRA UN DOS DE MAYO A LA MEDIDA DE LA CANDIDATA AYUSO: "DOS SIGLOS DESPUÉS SEGUIMOS DEFENDIENDO ESPAÑA Y LA LIBERTAD"

 

Todos los expresidentes regionales, excepto Ignacio González, arropan a la presidenta en funciones en el día de la región, que ha coincidido con el cierre de campaña

 

El músico Nacho Cano devuelve a Ayuso su premio por "valiente" y por haber mantenido "los teatros abiertos"

 

El Dos de Mayo la Comunidad de Madrid celebra este domingo su día grande, su fiesta. Y este año, la festividad de los madrileños coincide con el último día de campaña electoral, con el pie a la jornada de reflexión de las elecciones autonómicas que se celebran el martes 4 de mayo. Como norma general, el Dos de Mayo era el día en el que los políticos comentaban después del acto las encuestas de intención de voto publicadas por algunos medios de comunicación. Este año de covid-19 no hubo los tradicionales corrillos protagonizados por políticos y periodistas. Y tampoco encuestas por la prohibición de publicarlas en la recta final de campaña. Se hablaba, eso sí, de los sondeos internos de los partidos. Los conservadores se saben ganadores pero llaman a la prudencia. En el bloque de la izquierda piden un último esfuerzo para movilizar a su electorado con el argumento de que ambos bloques están igualadísimos. Las urnas hablarán.

 

La celebración de una fiesta de este tipo en plena campaña arrojaba una serie de dudas, la principal la de que hasta qué punto lo electoral se iba a imponer a lo institucional. A primera hora de la mañana hubo declaraciones de Ángel Gabilondo (PSOE), Edmundo Bal (Ciudadanos) y Mónica García (Más Madrid) con la vista puesta en las urnas. De todos los candidatos, el único que faltó fue Pablo Iglesias (Unidas Podemos), que tenía agenda de partido en Móstoles.

 

Después llegaría el turno de la presidenta en funciones, que no necesitó acercarse a los micrófonos porque su papel de protagonista de la jornada le regalaba todos los focos. A excepción de Ignacio González, todos los expresidentes de la Comunidad de Madrid arroparon a Ayuso. Desde el socialista Joaquín Leguina a Ángel Garrido, que se pasó a las filas de Ciudadanos, pasando por Cristina Cifuentes, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón. Estos tres últimos, todos del Partido Popular. El líder de los conservadores, Pablo Casado, no quiso perderse este acto. En el cuartel genera de los conservadores confían en que una victoria de Ayuso sea el primer escalón de un "cambio de ciclo" que llevaría al PP al Gobierno central.

 

Los expresidentes Cifuentes y Garrido fueron premiados con la medalla de oro de la Comunidad de Madrid, un galardón con el que se suele premiar a quienes han pasado por la Real Casa de Correos. Cifuentes, también exdelegada del Gobierno de la Comunidad de Madrid, abandonó la Presidencia tras filtrarse un vídeo en el que, supuestamente, aparecía sustrayendo unas cremas. Pero también había sido salpicada antes por el caso Máster. Tomó la palabra. Agradeció el apoyo a su familia y amigos. Se declaró "libre de cargos y cargas" y se reservó lo mejor para el final.

 

"Te deseo suerte en todo lo que emprendas", dijo Cifuentes refiriéndose a Ayuso. "Tú éxito será el de todos los madrileños. Gracias de corazón. Y hasta siempre", cerró su intervención seguida un fuerte aplauso.

 

Pero el momento más mitinero de la mañana llegó cuando el compositor Nacho Cano, exmiembro de Mecano, fue galardonado con la Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. El músico devolvió el premio a la presidenta en funciones alabando su gestión durante la pandemia, sobre todo en lo relacionado con el mundo de la Cultura.

 

"Gracias por haber mantenido los teatros abiertos", destacó tras haberla calificado de "valiente". "Me llamaban de Nueva York, de Londres, de Australia... Madrid es un milagro, está todo abierto. Ese milagro tiene piernas, cabeza y corazón, es Isabel Díaz Ayuso", narró.

 

Ocho menciones a la "libertad"

 

En su discurso, Díaz Ayuso, hizo un llamamiento a "renovar la concordia". "Lo mejor que podemos hacer para afrontar lo que nos pasa es no perder nunca el sentido de la concordia".

 

"Sirva esta celebración de paréntesis en la disputa electoral, y al propósito de que, sea cual sea el resultado, la discordia entre madrileños y españoles no prevalecerá: que los únicos enemigos que conocemos son el virus y la ruina, y que el resto son desacuerdos de los que puede salir lo mejor de nosotros si no olvidamos lo que nos une", sostuvo. En este sentido, señaló que "en la concordia caben la diversidad y el conflicto civilizado, el desacuerdo". "Lo contrario de la concordia es la discordia, que es la negación de la convivencia, la decisión de no vivir juntos", apostilló.

 

La palabra "libertad" ha sido uno de los ejes de la campaña de Ayuso. Ocho veces la ha mencionado en su intervención.

 

"En 1808, Madrid fue el epicentro de una reacción que recorrió España desde Ferrol a Valencia y desde Cádiz a San Sebastián. El pueblo, es decir, la Nación, organizó el levantamiento para defender la misma causa que hoy, dos siglos después, seguimos defendiendo: España y la libertad", dijo en una de las ocasiones.

 

Ofrenda floral y homenaje a los nacidos y fallecidos en 2020 y 2021

 

La jornada había comenzado a las 9.30, con la tradicional ofrenda foral a los Héroes del 2 de Mayo en el cementerio de La Florida. Poco después de las 10.15 Isabel Díaz Ayuso presidía el acto cívico militar ante la Real Casa de Correos como "homenaje a los que dieron su vida por España y una parada militar", al que siguió el acto de entrega de medallas. Este año, el acto incluyó un homenaje a las personas nacidas y fallecidas en Madrid durante 2020 y 2021.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/05/02/dos_mayo_ayuso_4m_120008_1012.html

 

 

ASÍ FUE EL TAPÓN A LAS RESIDENCIAS DE MAYORES DE MADRID, HOSPITAL POR HOSPITAL: EL 73% DE MUERTOS NO FUERON TRASLADADOS A UN CENTRO MÉDICO

 

Los datos de la Comunidad desmienten que la mayoría de los residentes fallecidos en la primera ola fueran hospitalizados, contra lo que asegura en campaña Ayuso

 

Siete de cada diez muertes de mayores de residencias de Madrid en la primera ola de coronavirus se produjeron dentro de esos centros, donde en muchos casos no había medios para curarles ni las condiciones dignas para que tuvieran una buena muerte. Son datos de la propia Comunidad de Madrid y contradicen la cifra que ha repetido durante la campaña del 4-M la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, según la cual siete de cada diez mayores de residencias murieron en hospitales. Realmente fue a la inversa. Murieron 11.389 mayores que vivían en residencias, de los cuales 8.338 (el 73%) no fueron trasladados a un hospital, según los datos de la propia Comunidad de Madrid.

 

El tapón a las residencias de mayores fue generalizado en los 26 hospitales de la red pública madrileña sobre los que existen datos, según el análisis de la epidemióloga especializada en tercera edad María Victoria Zunzunegui, que se apoya en las bases de datos oficiales disponibles y que ha compartido con EL PAÍS. El estudio comprende las muertes por cualquier causa entre el 8 de marzo y el 7 de julio de 2020, el período para el que existen cifras de fallecimientos centro por centro. Cada residencia tenía asignado un hospital de zona, desde el que un geriatra de enlace filtraba quién tenía derecho a cama y quién no, de acuerdo con los protocolos de triaje que elaboró la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Los documentos, que han sido denunciados por Amnistía Internacional como una grave violación de derechos humanos, buscaban evitar el colapso de los hospitales madrileños.

 

 

El Hospital del Sureste, en Arganda del Rey, y el Infanta Cristina, en Parla, fueron los que aplicaron de modo más estricto el protocolo: el 83% de las muertes en las 28 residencias que dependían de ellos se produjo en esos centros. En el Infanta Cristina es donde fue grabado un vídeo en el que un jefe médico informaba a su equipo de que no estaban siendo admitidos los mayores de residencias. El médico reunió a los sanitarios para avanzarles que el siguiente paso iba a ser negar cama a cualquier persona mayor viniera de donde viniera: “Eso es drástico. Esto es horroroso. Ojalá no nos hubiera tocado vivirlo”.

 

El hospital que fue más receptivo con los mayores de residencias fue el Clínico San Carlos: un 61% de las muertes en sus 15 residencias se produjo en los hogares de mayores. De ese hospital depende Monte Hermoso, la residencia que fue noticia el 17 de marzo del año pasado porque se estaban apilando los cadáveres en su sótano tras días de intentos de hospitalización infructuosos.

 

Es muy probable que estos datos hubiesen mostrado un tapón aún mayor si el período estudiado fuera el comprendido entre el 8 de marzo y el 15 de abril, cuando los hospitales estaban colapsados, pero no existen datos públicos de muertes centro a centro para ese tiempo. A partir de mitad de abril los hospitales volvieron a abrir sus puertas a los mayores y creció el número de derivaciones.

 

Ayuso ha defendido que se produjeron miles de traslados de ambulancia entre hospitales y residencias, pero estos cayeron bruscamente durante el período del triaje. Además, hay sobradas pruebas de que las ambulancias hicieron el camino inverso: trasladaron a mayores enfermos de vuelta a las residencias, para dejar una cama libre a otros enfermos.

 

En la recta final de la campaña para las autonómicas madrileñas, Ayuso ha dicho contra la evidencia que el 70% de los mayores de residencias fallecidos murió en un hospital. Eso fue lo que aseguró a EL PAÍS la semana pasada sin precisar a qué período se refería. Este jueves en una entrevista en La hora de La 1, en Televisión Española, volvió a dar el dato, refiriéndose a la primera ola.

 

La presidenta ha tachado de “insensato” cualquier esfuerzo para investigar la discriminación a los mayores, que ha sido llevada a los juzgados por cientos de familias de las víctimas. “Tengo claro que ir a un hospital no significaba estar a salvo”, respondió la presidenta a este periódico. “Cada geriatra, cada sanitario tomó en su momento sus mejores decisiones. Y hoy, empezar a cuestionar lo que ese geriatra o ese sanitario hizo cuando llegó ese tsunami es por parte de todos algo artificial. Porque no hemos estado ahí para saberlo ni ustedes ni yo”.

 

Opacidad

 

El análisis de Zunzunegui se apoya en el cruce de dos bases de datos de la Comunidad de Madrid: la lista de muertes residencia a residencia entre el 8 de marzo y el 7 de julio y la lista de hospitales de referencia para residencias de mayores. La lista de muertes fue conseguida por este periódico en julio del año pasado tras una solicitud de acceso a la información pública, un procedimiento regulado por la ley. La cifra incluye muertos por cualquier causa y en cualquier lugar.

 

Si nos ceñimos a las muertes por covid-19, todavía hoy siguen siendo un enigma. El Gobierno de Ayuso da un balance incompleto que solo incluye a los fallecidos dentro de las residencias y, por tanto, es desconocido el número de muertos en hospitales. Esta información es esencial para evaluar lo que ha pasado en las residencias de Madrid en la segunda y tercera olas, en las que se siguieron produciendo brotes devastadores.

 

El Imserso, que desde marzo de 2021 centraliza el balance de muertes en residencias de todas las regiones, ha resaltado el defecto de los datos madrileños en su actualización semanal (los datos están siendo permanentemente revisados). A pesar de que son cifras parciales, “Madrid es la región con más mayores fallecidos en residencias durante toda la pandemia” (6.197).

 

https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-05-01/asi-fue-el-tapon-a-las-residencias-de-mayores-de-madrid-hospital-por-hospital-el-73-de-muertos-no-fue-trasladado.html

 

 

AYUSO IMPULSA EN SU ÚLTIMO CONSEJO LA 13ª UNIVERSIDAD PRIVADA DE MADRID CON INFORMES PROPIOS EN CONTRA

 

Una viceconsejera, número 26 del PP, asesoró al centro adscrito ESNE hasta 2019 y ahora ha contribuido a su conversión en campus. Los expresidentes Gallardón y Leguina han participado en las gestiones

 

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, aprobó este martes en su último Consejo de Gobierno dar los primeros pasos para la creación de la Universidad de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE), que sería el decimotercer campus privado de la región, frente a los seis públicos. Cuatro informes se oponen al proyecto: los del Ministerio de Universidades, su Consejería de Ciencia, el Consejo Universitario de Madrid (por unanimidad de todas las entidades) y la Fundación Madri+d, la rama de innovación de su Gobierno. A favor de ESNE ha jugado en la decisión de Ayuso el apremio de dos predecesores en el cargo: el popular Alberto Ruiz Gallardón y el exsocialista Joaquín Leguina, que ha hecho campaña con ella la semana pasada. Y, ante todo, ha pesado la labor de su viceconsejera de Educación Rocío Albert, que fue vicepresidenta académica de ESNE en 2019 y estas semanas ha ultimado los detalles de la creación de la entidad tras convertirse en la responsable de Universidades por absorción, al salir del Gobierno Ciudadanos.

 

“Rocío Albert conoció al centro adscrito ESNE en 2013 como directora general de Universidades y como consecuencia de la inauguración del curso académico 2013-2014. Después, ha tenido conocimiento de los avances en lo referente a la nueva oferta universitaria”, asegura un portavoz de la Consejería de Educación. Sin embargo, seis fuentes de todo el arco universitario madrileño confirman a este diario que Albert visitó junto a Leguina y Ruiz Gallardón los campus públicos en calidad de consejera de ESNE. Y asistió a los actos de graduación de los alumnos, como queda constancia en las imágenes de la entidad de 2016, 2018 y 2019. En el último, incluso, se pone el birrete rojo y la toga y preside la ceremonia hablando en su nombre: “En ESNE tenemos meridianamente claro que el compromiso...”, afirma en una grabación colgada en Youtube (minuto 1:18). Un cartel la presenta como vicepresidenta académica de la escuela de diseño.

 

Albert, ante las evidencias gráficas, ha reconocido a este diario que fue asesora de ESNE hasta dos meses antes de las elecciones de mayo de 2019. Y explica que el título de “vicepresidenta académica” era honorífico. Cuando dirigió la gala de graduación era julio de 2019, de modo que simuló un puesto al que acababa de renunciar. ESNE funciona como un centro adscrito a la Universidad Camilo José Cela (privada), a la que paga un canon por la alianza. Si logra la licencia de universidad, se revalorizará el negocio de forma exponencial porque hay muchos fondos dispuestos a invertir cifras millonarias.

 

Los exmandatarios y hoy lobistas no han parado de reunirse con políticos y rectores en nombre del centro ―este asegura que no son asalariados―, aunque formalmente el Consejo Asesor de ESME del que eran miembros se disolvió en 2019. Cuatro años antes ambos perdieron los 8.500 euros brutos mensuales vitalicios (5.500 netos), un coche oficial y un asistente cuando Cristina Cifuentes optó por cerrar el Consejo Consultivo de la Comunidad que se reunía una vez a la semana.

 

El Gobierno madrileño reconoce las visitas de Ruiz Gallardón y Leguina, que suman 20 años dirigiendo la Comunidad (1983-2003), a tres consejeros: Rafael van Grieken en la pasada legislatura y a Eduardo Sicilia (Universidades) y Enrique Ossorio (Educación) en las últimas semanas. Van Grieken, según el informe de Ciencia, emitió un informe de viabilidad económica con “observaciones relevantes” en contra. “Para un consejero es una gran satisfacción recibir y atender a personas tan cualificadas como estos dos expresidentes para cualquier asunto de interés para la región”, argumentan desde Sol.

 

El Gobierno de Madrid niega prisas en los trámites: “El proceso de autorización para la creación de una universidad en la Comunidad es un proceso de una media de tres o cuatro años”. Pero lo cierto es que la solicitud se hizo en 2017 y nadie del Ejecutivo ha mostrado gran interés en que saliese adelante hasta poco antes del aterrizaje de la viceconsejera, que ocupa el puesto 26 en la lista electoral del PP. De la vinculación de Albert con ESNE no hay constancia en linkedin, pero sí en el Portal de Transparencia de la Comunidad. En su declaración de bienes y rentas de octubre de 2019, tras volver a la política con Ayuso, aparece como “miembro del Consejo Académico Asesor de ESNE”. El año anterior ganó 109.854 euros brutos.

 

Cuatro de las seis fuentes consultadas asistieron a las reuniones en las que el trío se vio con las máximas autoridades de los campus entre 2017 y 2018, haciendo valer su condición de expresidentes. Acudieron también al Ministerio de Ciencia en 2018. Uno de los presentes fue Carlos Andradas, por entonces rector de la Complutense, universidad de la que Albert es profesora en excedencia. Recuerda a su excompañera y que él hizo un alegato en defensa de la Universidad pública. El matemático lamenta la “permisibilidad de Madrid” que concentra un tercio de las universidades privadas de España y recuerda cómo en marzo de 2019 se aprobó la creación de Villanueva (del Opus Dei), ESIC (de una congregación religiosa) y Cunef (de la Banca) “en el penúltimo pleno del mandato de Ángel Garrido y con lectura única porque, si no, no les daba tiempo”. Esta legislatura se ha aprobado la 12º, del Grupo Planeta.

 

Pero, sobre todo, Andradas carga contra las puertas giratorias: “Esta mezcla de intereses institucionales y personales me resulta lamentable”. El exrector especula que Ayuso da este paso para ganar tiempo antes de que el ministro Manuel Castells lleve a Consejo de Ministros el decreto que obligará a las universidades a demostrar su calidad para poder seguir funcionando bajo ese nombre. “Si se está poniendo en marcha la universidad, te dicen: cómo vas a echar a 1.600 alumnos...”.

 

Juan José Moreno, portavoz de Educación de los socialistas en la Asamblea, denuncia que el tema se haya gestionado estando el Gobierno en funciones “cuando no hay ninguna urgencia que lo explique”. Cree que en la actuación de Albert hay “indicios claros de prevaricación” que terminarán en los tribunales y no entiende que no se haya abstenido ella ―por su vinculación― y toda la consejería.

 

Clara Ramas, diputada de Más Madrid y su responsable de Universidad en la Asamblea, añade: “Este es un favor personal de Ayuso. Rocío Albert era consejera de Avalmadrid cuando se perdonó el crédito de 400.000 euros a su padre. Pero no es un caso aislado. Es parte de unas dinámicas para favorecer los intereses ramas empresariales, sin preocuparse de la calidad de la docencia, mientras se asfixia a la Universidad pública”.

 

Los servicios jurdícos de Comisiones Obreras van a estudiar “la documentación así como las circunstancias y personas implicadas en esta decisión tan lesiva para los intereses generales para valorar posibles acciones legales”, explica Isabel Galvín, responsable de Enseñanza de CCOO en Madrid. “ESNE es casi una academia y con su reconocimiento como Universidad le permite entrar en el mercado con un valor no de de 500.000 euros sino de 20-25 millones, lo que puede ser un aliciente para los inversores”.

 

Potestad para desoír al Gobierno

 

“El porcentaje de profesorado en régimen de dedicación a tiempo completo no alcanzaría el porcentaje indicado [60%]. Destaca la insuficiencia de la dedicación a la investigación, inferior al 50% del profesorado que propone el Consejo de Universidades”, critican los técnicos en el informe del Gobierno Central, que se hizo en 2018 y a cuyas conclusiones ha accedido EL PAÍS. Estos desconfían también del “número y tamaño” de los espacios: “Los laboratorios de informática se han contabilizado doblemente”. Ayuso desoye al Ministerio de Universidades como antes hizo el Gobierno del PP de Cantabria, que aprobó en 2013 la Universidad Europea del Atlántico pese a contar con el informe contrario del ministro José Ignacio Wert. La presidenta puede hacerlo porque la valoración ministerial es preceptiva, pero no vinculante.

 

El dictamen negativo de la Consejería de Ciencia de Ayuso va en la línea del ministerio. Es tajantemente contrario, pero el escrito se cierra con una sugerencia: “La propuesta debe reforzar los aspectos en los que aún hay un margen importante para mejora: cualificación del profesorado, ampliación de oferta formativa de posgrado, impulso a la investigación para obtener reconocimientos de acuerdo a los estándares universitarios...”.

 

El centro imparte siete carreras de diseño y cuatro másteres oficiales. El departamento de comunicación de ESNE niega la mayor: “Todos los informes que nos han ido llegando desde los distintos organismos son positivos o favorables. A lo largo de estos años ha habido numerosas interacciones donde se han mejorado los aspectos que se nos han solicitado”.

 

“Hay un informe positivo tanto de infraestructuras de la Dirección General de Infraestructuras Educativas de la Comunidad, como de los correspondientes informes de profesorado y de investigación, que cuentan ambos con informes positivos de la Fundación Madri+d”, se defiende el Gobierno de Ayuso. El dictamen de Madri+d se habría hecho a última hora ―tras la salida del consejero Sicilia, contrario al proyecto―, pues los dos primeros eran negativos y así se recoge en la denegación técnica de la Consejería de Ciencia de finales de febrero. El proyecto ha pasado a consulta pública y la Comunidad tendrá que redactar una ley de creación y votarla en la Asamblea.

 

A las puertas de Sol el candidato socialista Ángel Gabilondo, que fue rector y minisitro de Educación, ha comentado a este diario tras la noticia: “Madrid no necesita más universidades, debe financiar, ser exigente, potenciar y posibilitar lo que ya tiene. “No es un discurso contra universidades privadas, sino contra un procedimiento acelerado y de última hora para una universidad que a mi juicio no es necesaria”.

 

https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-05-02/ayuso-impulsa-en-su-ultimo-consejo-la-13-universidad-privada-de-madrid-con-informes-propios-en-contra.html

 

LOS GUIÑOS DE DÍAZ AYUSO A VOX: REDUCIR DIPUTADOS, OBJECIONES A LA LEY DE EUTANASIA Y PLAN ANTIOKUPAS

 

La candidata del PP renueva su programa con propuestas coincidentes con las del partido ultra

 

El programa electoral de Isabel Díaz Ayuso, conocido en toda su extensión este sábado, recoge propuestas que pueden facilitar un pacto poselectoral con Vox en el caso de que el PP necesite a la extrema derecha para gobernar, como indican todas las encuestas.

 

Además de la conocida coincidencia de los dos partidos en el deseo de bajar el IRPF e introducir nuevas bonificaciones en Sucesiones y Donaciones, la candidata de la formación conservadora se muestra dispuesta a reducir diputados (de 136 a 101); facilitar las objeciones a la aplicación de la ley de eutanasia aprobada en marzo; desarrollar un plan antiokupación; elaborar una ley que reduzca la maraña administrativa; incrementar la oferta educativa en los centros de acogida a menores no acompañados “para favorecer su integración social y empleabilidad”; o promover la natalidad.

 

Díaz Ayuso se lanza a por los indecisos de Vox, Cs y PSOE

 

El segundo programa electoral con la firma de Díaz Ayuso vuelve a encuadrar a la candidata en el ala dura del PP. Sus propuestas recogen algunos de los grandes clásicos de la formación conservadora, y profundizan en algunas de las recetas que procuraron el éxito electoral a Esperanza Aguirre. Al tiempo, también plantean respuestas para asuntos de máxima actualidad que podrían sentar las bases para un acuerdo con Vox en el caso de que fuera necesario tras las elecciones del próximo martes.

 

Así, la formación de extrema derecha lleva meses proponiendo una reducción del número de diputados de la Asamblea de Madrid, que ha aumentado (de 132 a 136) en consonancia con el incremento de la población de la Comunidad. En ese contexto, Díaz Ayuso recupera ahora un proyecto que ya planteó Cristina Cifuentes, y le pone cifra a la reducción (101), además de razones (”En la actualidad el número de diputados se determina en función de los habitantes y, por eso, crece cada legislatura. En aplicación del principio de austeridad, parece más razonable establecer un número fijo de diputados, que garantice el ejercicio de la labor legislativa y de control al gobierno”, se lee en el programa).

 

No es el único punto programático nuevo que refleja las coincidencias entre las dos formaciones. PP y Vox votaron en marzo contra de la aprobación de la ley de eutanasia, que la extrema derecha ha llevado hasta el Tribunal Constitucional. En su programa, Díaz Ayuso dice que la norma “pone de manifiesto insuficientes garantías” y promete que todos los profesionales sanitarios podrán ejercitar el derecho a la objeción de conciencia. En cuanto a los pacientes, asegura que “podrán manifestar en el documento de instrucciones previas los supuestos y circunstancias en los que se les aplicaría la ley. Así como la voluntad del ciudadano de no se le aplique la prestación de ayuda a morir, ni que su representante pueda solicitarlo”.

 

El programa electoral de la formación conservadora, además, resume cómo el PP de Díaz Ayuso ha ocupado el terreno de Vox en asuntos que son capitales para el partido ultra, dificultando que encuentre un hueco electoral más grande en la región.

 

En ese sentido, profundiza en una de las propuestas estrella del gobierno regional, al detallar medidas para luchar contra la okupación, un problema que afecta a poco más de 4.000 viviendas de las más de 3 millones que hay en la región. También promete una distinción para víctimas del terrorismo o personas que hayan luchado contra esa lacra. Y plantea negociar con el Gobierno central para que se cree un Museo Nacional de Víctimas del Terrorismo con sede en la Comunidad.

 

Hay más. Por ejemplo, un plan “Madrid por la natalidad” que incluye incentivos fiscales en el caso de compra de una nueva vivienda, y a la conciliación. O un proyecto para mejorar, a través de la educación, la integración social y empleabilidad de los menores no acompañados, punto en el que el PP afronta un tema nuclear de la propuesta electoral de Vox, pero sin sumarse al discurso radical de la extrema derecha.

 

La mayoría de encuestas coinciden en señalar que Díaz Ayuso ganará las elecciones del 4 de mayo, y en que necesitará a Vox para gobernar, como en 2019. Entonces, los dos partidos protagonizaron unas duras negociaciones para la investidura de la presidenta que dejaron heridas abiertas. Lo mismo ocurrió en las conversaciones para aprobar los Presupuestos de 2021, que estaban a punto de culminar exitosamente cuando Díaz Ayuso decidió adelantar los comicios. El legado de esos dos procesos es que ahora los dos partidos sabrán hasta dónde pueden llegar cada uno para caminar desde sus posiciones iniciales a un posible punto de encuentro.

 

Durante la negociación presupuestaria, Díaz Ayuso cedió en asuntos de cariz ideológico como recortar los gastos de la Administración, analizar el coste de acoger a menores extranjeros no acompañados, o encargar a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) una revisión de la eficacia del gasto en subvenciones, abriendo la puerta a que en el futuro Vox reclamara dejar de financiar iniciativas vinculadas con el feminismo, los derechos LGTBI, o las ayudas a inmigrantes, como ya había planteado en el pacto de investidura.

 

También aceptó la propuesta de Vox para impulsar un “Plan de apoyo a las adolescentes embarazadas”. Finalmente, las tres partes (Cs también negociaba) se reafirmaban en su apoyo a la educación especial como una forma de confrontar con el Gobierno central, y la llamada Ley Celaá. Pistas que avanzan cuáles pueden ser los puntos de acuerdo en el caso de que PP y Vox se necesiten para que la derecha retenga el poder en la Comunidad de Madrid.

 

https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-05-02/los-guinos-de-diaz-ayuso-a-vox-reducir-diputados-objeciones-a-la-ley-de-eutanasia-y-plan-antiokupas.html

 

BEA FANJUL SOBRE AYUSO: "MÁS VALE MALO CONOCIDO QUE BUENO POR CONOCER"

 

La presidenta de Nuevas Generaciones hizo unas controvertidas declaraciones durante un acto de campaña de su partido

 

Las palabras que Bea Fanjul, la presidenta de Nuevas Generaciones del Partido Popular, dijo ayer durante un acto de campaña de su partido se han hecho virales en redes sociales, especialmente por una frase: “¿Sabes eso que dicen que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer? Pues eso es Ayuso”, dijo la vasca mientras hablaba de las elecciones del próximo día 4 en Madrid.

 

“¿Quién ha sido la persona no solo en crear un hospital sino dos para nuestros enfermos? Ayuso. Si es que Ayuso es 'Lady Madrid'”, siguió su discurso, haciendo referencia a un popular tema de la banda Pereza.

 

 Los aplausos y las risas de los asistentes no cesaron durante el encuentro, en el que Fanjul también hizo referencia al asesor del Ayuntamiento de Madrid que en 2012 fue condenado en Cuba por homicidio imprudente tras un accidente de coche en el que falleció una persona: “No me mates, Carromero”.

 

La de Bilbao también dio un mensaje claro a los más jóvenes, a los que pidió que “nunca dejéis que os colectivicen. Nunca dejéis que os hablen de izquierdas o de derechas. De si sois rojos o azules. Somos jóvenes, libres e inconformistas. No tengáis prisa por crecer”.

 

https://www.lavanguardia.com/local/madrid/20210502/7423360/bea-fanjul-nuevas-generaciones-pp-4m-elecciones-ayuso.html

 

MARTÍNEZ-ALMEIDA: "SEREMOS FASCISTAS, PERO SABEMOS GOBERNAR"

 

"Los fascistas que gobernamos en Madrid hemos conseguido que el paro baje", dice irónicamente el alcalde de Madrid.

 

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, ha sido protagonista este sábado por unas polémicas declaraciones que ha realizado durante un acto del PP ayer viernes en la localidad madrileña de Alcalá de Henares con motivo de las elecciones del 4 de mayo en Madrid.

 

En dicho acto, Martínez-Almeida ha cargado contra la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que este sábado ha protagonizado una imagen histórica al convertirse en la primera ministra de esta materia en acudir a la manifestación con motivo del Día del Trabajador, el 1 de mayo.

 

“La moderada”, la calificó el regidor madrileño. “Porque es la moderada, ¿eh? Porque parece ser que en Podemos hay moderados. Entonces dice ayer: cómo ha ido el paro de bien en España. ¡Cómo ha ido! Oye, medallita”, prosiguió Martínez-Almeida.

 

 

El alcalde de Madrid quiso aclarar por qué, a su juicio, había ido “bien” el paro en España. Eso sí, lo hizo irónicamente con unas palabras muy polémicas:

 

″¿Sabéis qué pasa? Que si el paro ha ido bien en España es porque los fascistas que gobernamos en Madrid hemos conseguido que el paro baje cinco veces más que la media nacional. Porque seremos fascistas, pero sabemos gobernar”.

 

https://www.huffingtonpost.es/entry/almeida-fascistas_es_608d4447e4b046202707e1ed

 

 

LA POLARIZACIÓN MARCA LA CAMPAÑA EN MADRID Y OCULTA LOS DATOS CLAVE DEL DESPRECIO DE LA DERECHA A LOS SERVICIOS PÚBLICOS

 

Mientras el dinero destinado a conciertos sanitarios y educativos se ha incrementado en la última década un 55,7% y un 26,6%, respectivamente, Madrid se sitúa a la cola en inversión pública en ambas cuestiones

 

Con un sistema de salud mermado, la comunidad autónoma ha tenido que hacer frente a una pandemia que la ha convertido en la región con la mayor tasa de contagios, de hospitalizaciones y de mortalidad en residencias

 

Ayuso ha articulado buena parte de la campaña haciendo hincapié en un supuesto milagro económico madrileño que, sin embargo, choca de frente con los datos del mercado de trabajo

 

Y lo abstracto, al final, acabó devorando a lo concreto. El clima de polarización absoluto ha terminado propiciando que las dos semanas de campaña electoral en la Comunidad de Madrid se hayan caracterizado, al menos en el plano mediático, por una concatenación de mensajes e ideas simplistas con las que activar, en la medida de lo posible, un voto visceral de cara a la cita con las urnas del próximo 4M. Una espiral de exaltación continua de los sentimientos que ha terminado arrastrando a las seis principales candidaturas y ha bloqueado cualquier intento de presentar al electorado propuestas concretas y análisis pormenorizados de gestión en la región más rica del país. Los eslóganes políticos y las falsas dicotomías repetidas hasta la saciedad –"comunismo o libertad", entre otras– han acabado convirtiendo a la política madrileña en una suerte de espeso bosque que ha impedido a los votantes ver más allá de las ramas que se han ido cruzando por el camino. Poca relevancia han tenido los datos, que son los que nunca engañan. Las cosas del comer, lo realmente tangible, quizá para 2023.

 

"Por lo que de verdad importa" fue el mensaje elegido por Más Madrid para los comicios del próximo martes. Sin embargo, ni la situación de la sanidad, la educación o la economía en un territorio que lleva dos años paralizado a nivel legislativo han sido capaces de marcar la campaña. Igual sí que tuvieron importancia al comienzo, con un debate electoral en Telemadrid en el que las tres formaciones del bloque progresista hicieron especial hincapié en los datos de la región en todas estas cuestiones frente a una presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que se agarraba como un clavo ardiendo a ese relato construido sobre la base de que la izquierda pretende acabar con una supuesta singularidad madrileña. Un marco que, sin embargo, saltó por los aires pocas horas después. Las amenazas de muerte a diferentes personalidades, entre ellas la propia candidata conservadora y su homólogo de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, han terminado marcando el resto de la agenda política. Y el espacio para confrontar, con las cifras en la mano, modelos de gestión y propuestas desapareció totalmente.

 

Una pandemia descontrolada para un sistema sanitario mermado

 

La gestión de la crisis sanitaria en la Comunidad de Madrid era, probablemente, el principal talón de Aquiles de la presidenta regional en el enfrentamiento previo a la cita con las urnas. De hecho, uno de los momentos en los que más incómoda se la vio en el único debate en el que ha participado fue cuando se pusieron sobre su mesa todos los datos relativos a la pandemia en la región. "Si se compara de manera mezquina con otras comunidades, con otras densidades y otras situaciones, puede dar esas cifras, pero es absolutamente falso", se limitó a responder. El problema es que los datos oficiales son los que son. Incluso si se ajustan a la población. Desde el comienzo de la crisis sanitaria, Madrid es el territorio que ha acumulado un mayor número de positivos –9.756 por cada 100.000 habitantes, frente a los 7.200 de media a nivel nacional– y la peor ratio de hospitalizaciones –1.388 ingresos por cada 100.000 habitantes–.

 

También tiene una de las mayores tasas de mortalidad por coronavirus: han fallecido 219 personas de cada 100.000, una cifra solo superada por Castilla-La Mancha, Castilla y León, Aragón y La Rioja. Y las cifras más negras sobre el zarpazo de la pandemia en las residencias, con la ratio más alta de muertos respecto al número de plazas ofertadas. Solo durante la primera ola, perdieron la vida el 12% de los residentes, por delante de Castilla-La Mancha, donde ese dato se situó ligeramente por encima del 8%. En el debate, la presidenta se defendió asegurando que el 70% de los mayores habían fallecido en un hospital (consulta aquí el análisis más pormenorizado). Algo que, sin embargo, los datos oficiales también desmienten. Solo en los 20 días posteriores a la aprobación del famoso Protocolo de la Vergüenza, murieron en los centros sin ser trasladados el 84% del total.

 

El impacto de la pandemia se ha tenido que afrontar, además, con una sanidad pública diezmada. Los últimos datos oficiales, relativos a 2019, ponen de manifiesto que Madrid es la comunidad con menor gasto sanitario público en relación con su PIB: un 3,7%, frente al 5,6% del conjunto de autonomías. Dedica, por habitante, 1.340 euros, sólo por delante de Andalucía (1.262 euros) y a mucha distancia de Euskadi, quien lidera la clasificación (1.873 euros). ¿Y cuánto de la inversión total va a parar a atención primaria, una de las piezas claves en la lucha contra el virus? El 11,2%. De nuevo, a la cola.

 

Y mientras la pública se ha ido vaciando, la privada no ha parado de impulsarse. Porque en este sector, Madrid sí que se encuentra a la cabeza. Es, según los datos del Ministerio de Sanidad, la segunda región que más dinero público dedica a conciertos. En concreto, el 10,5% del presupuesto sanitario global, solo por detrás de Cataluña (24,5%). En 2019, destinó a esta partida nada menos que 947,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 55,7% en la última década y del 321,1% respecto a 2002. Líder absoluta es, sin embargo, en aseguramiento privado: 2,47 millones de clientes.

 

La "libertad" de la concertada

 

Ayuso ha articulado una campaña circunscrita a una palabra: "libertad". Libertad para irte a tomar unas cañas y unas patatas bravas a la hora que te dé la gana a pesar de la pandemia o para elegir, "si se tiene oportunidad", el tipo de colegio al que quieres que vayan tus hijos. Una fórmula que ha terminado situando a Madrid como la región española que más segrega a su alumnado por nivel socioeconómico y que se ha traducido, como en materia sanitaria, en un impulso continuo a los conciertos educativos. En 2019, desembolsó en este sentido 1.104 millones de euros, solo por detrás de Cataluña (1.248 millones). Un incremento del 26,6% en la última década.

 

Frente a los datos de la privada y la concertada, los de la pública. Ahí Madrid deja, otra vez, de estar a la cabeza para situarse a la cola. A pesar de su músculo económico, la región es la que menos invierte por estudiante en los centros públicos. Según los últimos datos oficiales, dedica 4.727 euros por alumno, mil por debajo de la media nacional. En el último lustro, es la comunidad que menos ha incrementado esta inversión en una enseñanza pública que aglutina en la comunidad a solo el 53,8% del alumnado, frente al 67,1% de estudiantes que, de media a nivel nacional, apuesta por este tipo de educación frente a la privada o la concertada.

 

Polo cultural y de investigación con poco respaldo económico

 

La pandemia, entre otras cosas, ha puesto de manifiesto la importancia de la investigación. En este caso, la comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso es un polo a nivel estatal. Y lo es, sobre todo, gracias a la elevada concentración de grandes empresas y de centros de investigación estatales, como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Porque si se presta atención al respaldo económico, la fotografía es bien diferente. Madrid es el tercer territorio que menos apuesta en sus cuentas públicas por potenciar el I+D+i. En 2019, según la información extraída de la herramienta de comparación de presupuestos autonómicos del Ministerio de Hacienda, puso sobre la mesa para esta materia 148 millones de euros, lo que equivale a 22 euros por habitante, solo por delante de Murcia y Castilla-La Mancha y a una enorme distancia de La Rioja, con una inversión de 258,5 euros per cápita, casi doce veces más que la capital.

 

Exactamente lo mismo sucede en el ámbito de la cultura. Madrid es, junto a Cataluña, el principal centro de producción y consumo cultural del país: en 2019 acogía a 163.600 trabajadores y 27.715 empresas de la industria. Sin embargo, se sitúa a la cola en inversión en esta materia. Dedica el 0,075% de su PIB, frente al 0,3% de Extremadura.

 

¿Un "milagro económico"?

 

Más allá de la tan cacareada "libertad", uno de los ejes sobre los que ha girado la campaña de Ayuso para el 4M ha sido el de la gestión económica. "En Madrid hemos salvado 300.000 empleos y hemos evitado que España se situara en la antesala de una nueva recuperación económica", decía hace una semana la presidenta madrileña en un discurso en el Nueva Economía Forum. Una suerte de "milagro económico" que, sin embargo, choca de frente con la realidad del mercado de trabajo. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cuarto trimestre de 2020, el paro creció en España un 16,54% respecto al mismo periodo del año anterior. Un incremento que en la Comunidad de Madrid fue del 36,24%, más del doble que a nivel nacional y solo por debajo de Baleares, que aumentó un espeluznante 75,22%.

 

Al mismo tiempo, es la segunda región con el sueldo medio bruto más elevado del país –27.010 euros–, únicamente por detrás de Euskadi. Y, a la vez, la que tiene los alquileres medios más prohibitivos de todo el país –780 euros– y la segunda provincia con los precios de compraventa más elevados: 2.610,3 euros por metro cuadrado, sólo por debajo de Gipuzkoa. El impulso del ladrillo ha sido una de las recetas puestas sobre la mesa por el Ejecutivo de Ayuso para tratar de dar un empujón a la economía de una comunidad que no destaca, precisamente, por una apuesta decidida por la vivienda social. De hecho, es la décima región con mayor porcentaje de casas protegidas sobre el total de hogares. De hecho, en los dos años de legislatura no se ha entregado ni una sola vivienda de este tipo, si bien se han anunciado planes en este sentido.

 

Durante la pandemia, el grueso de las ayudas a empresas impulsadas por el Gobierno madrileño ha tomado la forma de avales. Es más, el anuncio de su primera gran convocatoria de respaldo económico directo ha llegado en plena campaña electoral: 220 millones para unas 75.000 compañías. Y eso que es la comunidad autónoma con mejores cifras de deuda y déficit público de todo el país, lo que sirvió a su consejero de Hacienda, Javier Fernández Lasquetty, para presumir de unas "cuentas saneadas" que permiten "costear unos servicios públicos de la máxima calidad" –algo que no reflejan los datos de inversión– y hacer frente al covid-19 bajando, al mismo tiempo, los impuestos. Una disminución de los tributos en la región de la que se benefician, fundamentalmente, las grandes fortunas. A modo de ejemplo, en 2018 las grandes fortunas se ahorraron 905 millones de euros solo en Impuesto de Patrimonio en la región.

 

Paralizada a nivel legislativo

 

Continuar la senda de las rebajas impositivas es una de las principales promesas electorales de las tres principales formaciones que integran el bloque de la derecha y la extrema derecha: PP, Ciudadanos y Vox. De hecho, la introducción de retoques en el tramo autonómico del IRPF ha sido una de las pocas iniciativas legislativas del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Durante estos dos años de legislatura, el Ejecutivo conservador únicamente ha puesto sobre la mesa de la Asamblea de Madrid cuatro proyectos de Ley –ninguno de ellos de presupuestos–, de los que solo ha conseguido aprobar por lectura única dos, la cifra más baja de entre todas las comunidades autónomas que, como Madrid, celebraron elecciones en mayo de 2019. Uno de los textos es el de la reforma de la ley del suelo, recurrida ante el Tribunal Constitucional. El otro, el que da el visto bueno a una nueva universidad privada en la región.

 

El adelanto electoral ha metido en un cajón el proyecto de deducciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Un tributo en el que se ha centrado buena parte de la oposición al PP que se ha hecho desde Vox, que ha exigido una y otra vez a los conservadores que cumplan con su promesa de llevar a cabo una rebaja del tramo autonómico del IRPF. Una ultraderecha que también ha intentado imponer su propio marco de discusión en plena campaña. Lo hizo con el famoso cartel instalado en la céntrica estación de cercanías de Sol con el que trataba de poner el foco en los menores no acompañados, que realmente solo representan el 7,2% del total de chavales acogidos por el Ejecutivo regional, y en las ayudas públicas recibidas por la población extranjera. Un respaldo económico que, realmente, va a parar mayoritariamente a ciudadanos españoles. En concreto, los migrantes reciben en suelo madrileño solo tres de cada diez euros que el Gobierno autonómico destina a la renta mínima de inserción.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/05/01/resumen_cifras_119948_1012.html

 

DE 'GÜRTEL' A AVALMADRID: LA MOCHILA DE CORRUPCIÓN DEL PP DE MADRID QUE AYUSO HA MANTENIDO AL MARGEN EN CAMPAÑA

 

Los casos de corrupción asolan los dieciocho años casi ininterrumpidos de aguirrismo con Púnica, Lezo y el Campus de la Justicia como grandes exponentes

 

Dos expresidentes, exalcaldes, exconcejales conservadores están bajo el foco de los tribunales, pero estas causas no han formado parte de los ejes centrales de la campaña del 4M

 

Hubo un tiempo en el PP de Madrid en que dos personas competían por ver quién llevaba más dinero al partido para financiar campañas electorales y ganarse el favor de su jefa. Cada uno lo hacía presuntamente a través de distintos mecanismos en los que, aparte de conseguir financiación, se habrían embolsado buena parte del dinero para su enriquecimiento personal. Eran Francisco Granados e Ignacio González, quienes fueran hombres fuertes de Esperanza Aguirre y desde hace años imputados en varias causas de corrupción en la Audiencia Nacional que aún no han sido juzgadas, ya que buena parte de ellas continúa en investigación por la cantidad de ramificaciones y la complejidad de algunas de las operaciones.

 

El PP lleva más de 25 años gobernando en la Comunidad de Madrid de forma ininterrumpida y desde 2003 está en manos de Aguirre y sus fieles. Y ninguno de los antecesores de la ahora presidenta y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha tenido una marcha tranquila y voluntaria de la política. Han sido dieciocho años de escándalo en escándalo, pero en la campaña del 4-M han brillado por su ausencia. Apenas se han mencionado en los actos de partido de los candidatos, mucho menos de la propia presidenta regional. En el único debate en el que se han enfrentado los seis principales candidatos, ni siquiera respondió cuando otro de los aspirantes a la Presidencia los sacó a colación.

 

Parece que todo comenzó con Granados y González, pero la corrupción ya había anidado en la región tiempo atrás en varios municipios madrileños que controlaba el PP y donde algunos cargos públicos obtenían los favores de las empresas de la trama Gürtel a cambio de contratos con la Administración. Después, llegaron las macrocausas Púnica –con origen en las presuntas corruptelas de la etapa de Granados como alcalde de Valdemoro– y Lezo, a las que siguieron otras como la que investiga la puesta en marcha del Campus de la Justicia, un proyecto estrella que nunca se completó. En los últimos dos años, no se ha judicializado ningún escándalo, pero Díaz Ayuso ya acumula uno que es objeto de una comisión de investigación parlamentaria: Avalmadrid.

 

De 1995 a 2003 gobernó Alberto Ruiz-Gallardón. En esos años, todo tranquilo en Madrid. Lo único que afecta a esa época es lo que se ha conocido recientemente sobre la compra irregular de parte de una sociedad colombiana de gestión de agua, Inassa, una operación de la que la Audiencia Nacional hace responsable al consejo de administración del Canal de Isabel II de entonces. Una veintena de exconsejeros están procesados, para los que la Fiscalía Anticorrupción pide entre seis y siete años de prisión. Aunque el Gobierno de Gallardón dio el visto bueno a la operación, ni fiscal ni juez vieron indicios de que conociera las "ilicitudes" del contrato que han derivado en una acusación de malversación de caudales públicos.

 

Los escándalos llegaron en 2003. Ya incluso desde antes de que Esperanza Aguirre tomara posesión. El Tamayazo pareció alumbrar la convulsa etapa que acababa de empezar. Mientras, los ayuntamientos de Majadahonda, Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte y Arganda del Rey firmaban contratos con la organización corrupta liderada por Francisco Correa. Los dos primeros casos ya tienen sentencia firme, los dos últimos están pendientes de juicio. Pero la Gürtel no se llegó a conocer hasta 2009, cuando tuvieron lugar las detenciones de los cabecillas. Desde la tranquilidad que le daba su Gobierno con segunda mayoría absoluta, Aguirre llegó a proclamar que la Gürtel la había destapado ella.

 

Sentencias firmes y confesiones

 

Esta teoría no consta en la reciente sentencia del Tribunal Supremo que confirmó, con ligeros ajustes en las condenas, las pruebas de la sentencia anterior de la Audiencia Nacional que llevó a prisión al exconsejero Alberto López Viejo, nombrado por Aguirre, y los exalcaldes de Majadahonda y Pozuelo, Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda, respectivamente, entre otros ex cargos públicos madrileños. Y en el próximo macrojuicio previsto, el de las actividades de la trama Gürtel en Boadilla, en el que se prevé una cascada de confesiones de culpabilidad que ya han comenzado, con Francisco Correa a la cabeza. También el exdiputado del partido conservador Alfonso Bosch.

 

Acababa de entrar en su tercer mandato con mayoría absoluta cuando Aguirre dimitió como presidenta y dejó a Ignacio González al frente de la Comunidad de Madrid. A Granados hacía ya tiempo que le había apartado de su círculo de confianza. Y en estas estalló la operación Púnica en 2014: Granados fue a prisión mientras se destapaba un caso de contratos amañados, corrupción urbanística, trabajos de reputación on line para políticos pagados con dinero público... Se fueron abriendo piezas y piezas y piezas y concejales, alcaldes, consejeros y empresarios fueron desfilando por la Audiencia Nacional como imputados.

 

Aguirre había vuelto a la política cuando se abrió la pieza 9 a raíz del análisis de una agenda del principal imputado que revelaba un supuesto entramado para financiar ilegalmente al PP de Madrid. Todas las sospechas parecían rodearla, pero la investigación no terminaba de apuntar a ella. Dejó su puesto en el Ayuntamiento de Madrid a tiempo: en septiembre de 2019 fue citada a declarar como investigada, estatus que todavía mantiene. Las sospechas: haber creado supuestamente un entramado para desviar fondos de contratos de publicidad de sus consejerías de Sanidad y Transportes para sufragar gastos electorales de su partido en las campañas de 2007, 2008 y 2011. Lo que la Fiscalía Anticorrupción ha llamado la cláusula del 1% que la expresidenta siempre ha negado.

 

Cuando todo esto sucedió, Ignacio González también sabía lo que era estar imputado e incluso haber estado en prisión. En 2017 se destapó el caso Lezo, otra trama de corrupción urdida desde su puesto de responsabilidad en el Canal de Isabel II como consejero de Presidencia de los gobiernos de Aguirre. Él ya estaba fuera del Ejecutivo regional cuando fue detenido por enriquecerse supuestamente de las operaciones de expansión de la empresa pública de aguas en América Latina, fijando sobreprecios y repartiéndose comisiones, y otras tramas de corrupción como el presunto cobro de una mordida por una adjudicación a dedo en el tren de Navalcarnero. De momento, el expresidente se enfrenta a peticiones fiscales por varias piezas que suman doce años de cárcel.

 

La detención de González dio al traste con la afirmación que había hecho Aguirre un año antes, en referencia sólo a Granados y López Viejo. "He nombrado a más de 500 altos cargos y dos me han salido rana", dijo en 2016. Después de eso vinieron su propia imputación, aparte de la de González –con prisión provisional de seis meses– y de los exconsejeros Manuel Lamela, Juan José Güemes, Salvador Victoria, Lucía Figar, Gádor Ongil y Borja Sarasola por la supuesta caja b del PP de Madrid. También el que fuera exgerente del partido Beltrán Gutiérrez. Cristina Cifuentes, otra expresidenta, también fue imputada, pero recientemente el juez ha archivado esta investigación. Cifuentes es la única que en dieciocho años ha tratado de romper con el aguirrismo que impera en el PP de Madrid, aunque su corto mandato –dimitió tras el caso Máster y la publicación del vídeo en el que aparecía supuestamente tratando de robar unas cremas– lo impidió.

 

Un "plan criminal" en el Campus de la Justicia

 

Las "ranas" de las que hablaba Aguirre no eran sólo dos, ya que no han dejado de salir. Otro consejero de Aguirre, el exresponsable de Justicia Alfredo Prada, también enfrenta su causa particular en la Audiencia Nacional por uno de los proyectos estrella de la expresidenta, la Ciudad de la Justicia. “El complejo judicial más moderno de Europa y uno de los mayores del mundo", es como definió Aguirre en 2008 el fallido plan urbanístico del que sólo se construyó un edificio en el barrio residencial de Valdebebas, en el norte de Madrid, el conocido como dónut por su forma circular que ni siquiera está terminado. Fue el Gobierno de Cristina Cifuentes el que denunció ante la Fiscalía y ahora Prada se enfrenta a ocho años de cárcel por las "notables irregularidades" detectadas por la investigación en el "plan criminal" puesto en marcha para amañar contratos en la puesta en marcha la construcción.

 

Muchos juicios pendientes, por tanto, le quedan al PP de Aguirre. Y aún está pendiente saber si la expresidenta será finalmente procesada por el caso Púnica, que enfila ya su recta final tras siete años de instrucción y más de una decena de piezas separadas. Y la herencia del aguirrismo continúa hoy día en el PP de Madrid con Isabel Díaz Ayuso, lo cual tiene su peligro, pues cargos que ejercieron labores de responsabilidad durante los años de la Púnica pueden acabar salpicados ahora en esta macrocausa que aún sigue abierta. Así ha ocurrido con David Erguido e Ignacio García de Vinuesa, senador y comisionado para Víctimas del Terrorismo de la Comunidad de Madrid, respectivamente, quienes han dimitido recientemente de sus cargos tras ser imputados por hechos ocurridos en sus etapas en los ayuntamientos de Algete y Alcobendas.

 

Avalmadrid

 

En sus menos de dos años de Gobierno, Díaz Ayuso no se ha librado de algún escándalo. En diciembre de 2019 arrancaba en la Asamblea de Madrid la comisión de investigación sobre el caso Avalmadrid, el "presunto trato de favor y las irregularidades" cometidas por la sociedad semipública en la concesión de garantías a empresas y su posterior recuperación cuando no eran devueltas. Como ha quedado al descubierto por las inspecciones del Banco de España y las informaciones publicadas por infoLibre, un buen número de avales se otorgaron a personas vinculadas con el PP o con consejeros de la propia Avalmadrid, que después no actuaba con la debida diligencia si tenía que reclamar su reintegro.

 

La empresa de la que eran accionistas los padres de Isabel Díaz Ayuso, MC Infortécnica SL, dedicada a la distribución de suministros médicos, obtuvo un aval por importe de 400.000 euros en marzo de 2011, del que no se devolvió ni un euro. Es más, como desveló este periódico, durante años Avalmadrid no hizo nada por cobrar esa deuda. Una pasividad que permitió a los padres de Díaz Ayuso y a otros cuatro avalistas desprenderse del patrimonio que habían presentado para obtener la garantía. Una operación que podría llegar a ser constitutiva de un delito de alzamiento de bienes. Lo comete quien enajena u oculta patrimonio para evitar que un acreedor cobre su deuda. Y quien lo adquiere es considerado cooperador necesario si conoce el propósito de la transmisión de bienes.

 

A Ayuso sus padres le donaron una vivienda de 90 metros cuadrados en el barrio madrileño de Chamberí y a su hermano, una vivienda unifamiliar de 212 metros en Sotillo de la Adrada (Ávila). Unos meses más tarde, también les donaron el 100% de las participaciones de Sismédica SL, otra de sus empresas, propietaria a su vez de un local por el que ninguno de los hermanos ha pagado el IBI durante cinco años. Entre otros, ésos eran los bienes que Avalmadrid debería haber embargado para recuperar los 400.000 euros del aval que MC Infortécnica SL no devolvió.

 

La comisión de investigación de la Asamblea de Madrid interrumpió sus trabajos durante el primer estado de alarma por la pandemia de coronavirus, en la primavera de 2020. Tras retomar la actividad, y a punto del debate en el Pleno del informe final con las conclusiones, la presidenta autonómica convocó elecciones y, por tanto, el Parlamento se disolvió. Habrá que ver si la Cámara regional que salga del 4-M termina la labor que inició su predecesora.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/05/02/de_gurtel_avalmadrid_los_milagros_los_no_habla_ayuso_119785_1012.html

 

 

21 DE ENERO DE 2020, EL DÍA QUE AYUSO CAMBIÓ: “HOY NOMBRO A MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ”

 

Reconstrucción de uno de los Consejos de Gobierno clave de toda la legislatura de la Comunidad de Madrid, cuando la presidenta nombró a Miguel Ángel Rodríguez como jefe de su gabinete

 

Ayuso fue de las últimas en entrar al salón del Consejo. Sobre la mesa acristalada, había carpetas blancas con el escudo de la región y botellines de agua. Era un martes tranquilo. Antes de entrar al salón, algunos de los 13 consejeros del Gobierno de la Comunidad de Madrid tomaron café y dialogaron en la sala contigua. Comentaron las noticias del día. El coronavirus todavía era una enfermedad asiática.

 

En el orden del día no aparecían grandes anuncios. Se cumplían, eso sí, cinco meses del acuerdo de coalición entre populares y Ciudadanos.

 

La sesión transcurrió con un ritmo rutinario. Antes de terminar, la presidenta tomó la palabra:

 

― Ah, por cierto, voy a cambiar a mi jefe de gabinete. Se incorporará Miguel Ángel Rodríguez Bajón.

 

Y abandonó la sala.

 

Algunos consejeros del PP conocían de antemano el nombramiento. Pero no los de Ciudadanos, que se quedaron confundidos por el segundo apellido, Bajón. Hubo un silencio. Según testigos presenciales, el consejero de Transportes, Ángel Garrido, agarró su móvil y buscó en Google. “¡Coño que es este!”, exclamó. Tenía razones para la exclamación: era el hombre que unas semanas antes le había calificado en Twitter como “tránsfuga de mierda” por haberse pasado durante la campaña de 2019 del PP a Ciudadanos. El mismo que había tildado al vicepresidente Aguado de “El desleal” y a su padre de haberse llevado un contrato de la Comunidad. A la líder del partido, Inés Arrimadas, le dedicó un tuit machista en el que elogiaba su físico y criticaba su habilidad política. Todos esos mensajes habían desaparecido de golpe. Rodríguez los había borrado la noche anterior. La discusión, tras aquella búsqueda en el móvil, fue en aumento:

 

―¡Esto es intolerable, no puede ser!-, dijo Garrido.

 

― La presidenta está en su derecho de nombrar a quien quiera como asesor―, terció la consejera popular de Presidencia, Eugenia Carballedo.

 

El resto de consejeros se levantó de sus asientos. Pasaron a la antesala donde suelen tomar café y guardar los abrigos. Ahí continuó el barullo. Aguado y el consejero popular de Interior, Enrique López, también entraron en la discusión. “Se montó un pollo terrorífico”, recuerda ahora un consejero de Ciudadanos. Nunca hubo una gran sintonía en el primer Gobierno de coalición de la Comunidad, pero aquello fue el fin de la Guerra Fría. Fue una señal de hostilidad manifiesta.

 

Rodríguez había dirigido la campaña autonómica de Ayuso de mayo de 2019 y después había pasado a un segundo plano. Los consejeros de Ciudadanos sabían que él tenía línea directa con la presidenta. Su entrada en el Gobierno suponía cruzar una línea roja. “Desde el punto de vista de crear un equipo no parecía la mejor opción”, dice un año después uno de los testigos. “Es que el jefe de Gabinete se tenía que relacionar para muchas cosas con el otro lado del Gobierno”.

 

“Para MAR (como es conocido coloquialmente Rodríguez) no era suficiente el asesoramiento externo”, valora un consejero. “Necesitaba estar dentro de las tripas para alimentar su ego y para ayudar a Ayuso, porque estaba deslavazada y no encontraba la tecla”. Tres semanas antes, Ayuso había causado la indignación de los madrileños con enfermedades respiratorias. Aseguró en una entrevista que la contaminación no mataba a nadie.

 

“¡Esto no puede ser! ¡Necesitamos una explicación! Este tío nos ha insultado. Es un ataque directo a Ciudadanos”, vociferó un consejero tras el anuncio de la incorporación de Rodríguez. Una asesora de la presidenta recibió un mensaje de lo que estaba pasando dentro. Ayuso, que se había marchado del Consejo, como otras veces, volvió entonces al salón con el rostro serio. Era el momento de dar explicaciones a su último movimiento:

 

― Presidenta, esto es un ataque directo a Ciudadanos― inquirió incómodo de nuevo un consejero de Ciudadanos.

 

“¡Yo no me meto en lo que hacéis! Esto lo hago porque es parte de mi estrategia de aquí a cuatro años y quería hacer algo”, respondió Ayuso. “Este nombramiento no tiene nada que ver con vosotros. La estrategia que tengo es clara”. La presidenta les dio a entender que estaba descontenta con su equipo, liderado por el jefe de gabinete José Luis Carreras, porque no les daban titulares para confrontar con Sánchez.

 

La discusión, acalorada según varios de los presentes, se dio por terminada. Aguado y la presidenta se fueron a un lado. Dialogaron durante media hora. Mientras tanto, la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno se estaba retrasando. Los periodistas, inquietos, comenzaron a sospechar que algo pasaba. La cadena Cope adelantó la noticia al filo del mediodía y comenzó a circular por los grupos de WhatsApp que la presidenta había nombrado a Rodríguez.

 

Los jefes de prensa de ambos gabinetes anunciaron a los periodistas que Aguado y Ayuso ya salían. Los dos aparecieron con el rostro muy serio. No hicieron ninguna mención a lo que había sucedido unos minutos antes. Llegó el turno de preguntas. Javier Bañuelos, de la cadena Ser, va al grano: “Buenos días. Quería preguntarle, en primer lugar a la presidenta, si nos puede confirmar que hoy el Consejo de Gobierno ha nombrado a su nuevo jefe de Gabinete, Miguel Ángel Rodríguez. Y a Aguado si esperaba este nombramiento y si le preocupa que el nuevo jefe de gabinete le haya dicho que su padre cobró un contrato por la cara. Gracias”.

 

Aguado asiente y hace una mueca tras la última pregunta. Ayuso no mira al vicepresidente en ningún momento. Responde: “Bueno, yo creo que en un momento en el que no se cuestionan las declaraciones incendiarias del Gobierno de España, donde hay ministros que ponen en jaque al sistema judicial y después de que el Gobierno, que se ha configurado a espaldas de todos los ciudadanos, yo tenga que pedir opinión de un nombramiento es algo ilógico. Le he nombrado porque para mi agenda y mi trabajo es el mejor”.

 

Aguado, tenso, tomó entonces el micrófono: “No entro a valorar la oportunidad de ese nombramiento. Lo que sí hemos hecho es expresar nuestra disconformidad, aunque lo respetamos”. Silencio.

 

Durante los primeros cinco meses de Gobierno, la presidenta Ayuso se había hecho conocida en toda España por declaraciones llamativas que la habían convertido en carne de meme. Defendió los atascos o los empleos basura. Tenía desparpajo, pero a veces metía la pata, como cuando le tocó defender una propuesta suya que levantó muchas cejas: que el concebido no nacido fuera considerado como un miembro más de la unidad familiar a efectos de recibir ayudas fiscales. “¿Qué pasa en caso de aborto?”, le preguntó un periodista. “No lo he pensado, no lo tengo claro, yo creo que no”, respondió. “Lo sopesaré”.

 

Con la llegada de Rodríguez, la presidenta cambió su rumbo mediático y su carácter. “Las Ayusadas hacían a la gente descojonarse. No acababa de encontrar el tono. Pero a partir de ese momento se la notó algo más segura, menos balbuceante”, dice un consejero. “MAR sabe lo que tiene que hacer. Trumpismo castizo para dividir la sociedad y salir ganador”.

 

Es verdad que Ayuso siguió tropezando tras la llegada de Rodríguez. “Son preguntas que no se le hacen a un presidente autonómico”, le reprochó a una periodista de Telemadrid que le hizo una cuestión de primer interés público: “¿De dónde va a sacar los sanitarios del Hospital Zendal teniendo en cuenta la escasez de personal en el sistema de salud madrileño?”.

 

Pero con él de cerca y al contrario de aquellos primeros cinco meses, Ayuso ahora sabe dónde y en qué lugar hay que decir los mensajes. Se dirige a la audiencia de cada televisión, periódico o radio. Mima muy bien a los medios afines. “A partir de MAR”, observa un consejero, “su perfil se hizo más nacional, pero lo más sorprendente fue cómo la empezaron a tratar en determinados medios de comunicación. Puede ser que fuera influencia de MAR, o de sus contactos, pero estaban entregados. No había visto nada semejante, ni con Esperanza Aguirre, ni con Gallardón. Pasaban por alto cualquier error”.

 

El pasado 11 de marzo, sobre las 11:30, los consejeros populares y de Ciudadanos recibieron otra sorpresa inesperada en el Consejo de Gobierno. Tras el último punto del día, la mayoría se dispuso a recoger sus bártulos. Pero de repente, Ayuso tomó la palabra para sorpresa de todos: “Bueno, quiero deciros una cosa”, anunció ante el silencio de los presentes, “creo que hace falta estabilidad en el Gobierno y voy a convocar elecciones”. La bomba estaba echada. Todos se quedaron estupefactos, pero acordaron seguir trabajando. Y tres horas después, y sin previo aviso, sacó de nuevo el mazo y fulminó a través de una nota de prensa a todos los consejeros de Ciudadanos.

 

 

https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-05-02/21-de-enero-de-2020-el-dia-que-ayuso-cambio-hago-esto-porque-es-mi-estrategia-de-aqui-a-cuatro-anos.html

 

AYUSO Y EL NACIONALISMO MADRILEÑO

 

La candidata del PP vuelve a su campaña, que busca una desconocida identidad local. La izquierda cree que hay partido y está a 50.000 votos de lograr el vuelco. La presidenta asegura que los niños pobres pueden estudiar en La Moraleja

 

En política está casi todo inventado. Pero la clave es saber elegir el momento de recuperar a alguno de los clásicos. Silvio Berlusconi, un empresario metido a político que le dio la vuelta al concepto de populismo, ya jugó hace 25 años con los elementos clave del ayusismo: la libertad —llegó a bautizar a su grupo el Pueblo de la Libertad—, la supuesta lucha contra el comunismo —tan inviable en la Italia de 1994 como en el Madrid de 2021— y sobre todo una especie de identidad castiza, burlona, provocadora, capaz de ocupar todo el espacio mediático alrededor de sus chanzas, entre los que las aplauden y los que se indignan. Después de Berlusconi muchos siguieron e incluso mejoraron esa escuela populista, y Donald Trump la llevó a sus máximas cotas de poder.

 

Isabel Díaz Ayuso intenta en estos últimos días que la campaña vuelva a ese eje que gira alrededor de ella, del que se salió por el choque entre Pablo Iglesias y Rocío Monasterio por las amenazas de muerte sobre el candidato de Podemos que la de Vox puso en duda. El marco ayusista de “comunismo o libertad” quedó aparcado por la pugna, promovida desde la izquierda, entre “la democracia y el fascismo” y sobre todo de la posibilidad, bastante alta si gana el bloque de derecha, de que Vox llegue al Gobierno de una de las grandes regiones europeas.

 

Ayuso y sus estrategas llevan varios días intentando salir de ese eje democracia/fascismo que ha promovido la izquierda, opuesto al de libertad/comunismo que ella había planteado. Ambos tienen desconcertada incluso a la prensa internacional, que no entiende que el Madrid de 2021 ande en esas. “La campaña de los años 30 que divide a los madrileños”, titulaba el miércoles en primera página el Corriere della Sera, uno de los grandes diarios italianos.

 

Nacionalismo madrileño

 

La presidenta madrileña, un auténtico fenómeno inesperado que no se acaban de explicar ni siquiera en el PP, donde la mayoría de los barones recelan de ella y tienen un estilo completamente diferente, está inventando una especie de nacionalismo madrileño, algo totalmente inesperado en una comunidad donde, como ella misma se encarga de repetir, el 41% de los habitantes ni siquiera ha nacido en Madrid. Pero los datos dicen que funciona. Así que ella y sus asesores insisten en buscar una especificidad madrileña basada en cosas tan extendidas en toda España como tomar cañas, salir a terrazas, ir al teatro hasta tarde, ir al cine, o incluso los atascos nocturnos.

 

Ayuso niega ese nacionalismo, claro, pero sus respuestas recuerdan mucho a los de los nacionalistas de otras comunidades, que siempre dicen que ellos solo quieren lo mejor para los suyos. Si los nacionalistas catalanes hablan de la catalanofobia, ella habla de la madrileñofobia. Pero obviamente ella no se reconoce en esa categoría.

 

“¿Está inventando un nuevo nacionalismo madrileño?”, le preguntaron este jueves en TVE. “No, el nacionalismo lo que quiere es lo peor para el contrario y yo lo que quiero es lo mejor para España, que los madrileños sean ciudadanos universales”. “La madrileñofobia la han estado utilizando desde muchas regiones, diciendo que somos una región de ricos, que hacemos dumping fiscal”, señaló poco después.

 

En esa búsqueda de elementos diferenciadores, tan difícil en una comunidad que siempre se ha caracterizado por no tenerlos o al menos por no destacarlos, Ayuso va improvisando sobre la marcha y a veces le salen postulados que chocan con la realidad. Este jueves incluso llegó a decir que “vivir a la madrileña te permite elegir el colegio independiente de donde vivas, permite que que el padre de la zona más humilde, más deprimida, pueda llevar a sus hijos a estudiar en La Moraleja”, la zona donde están las mansiones de los millonarios de la capital.

 

No hay ningún dato que haga pensar que haya familias pobres entrando en los colegios de este exclusivo distrito. De hecho un informe que publicó el miércoles Save The Children y ESADE dice lo contrario, que España —y Madrid especialmente— tiene un gravísimo problema con los colegios gueto en las zonas más pobres. Pero eso da igual. “Es que esto de que un informe dice... también dicen cosas sobre la pobreza de Madrid que no son”, remató.

 

Mientras ella trata de centrar toda la atención, a favor o en contra, el bloque de izquierda intenta desesperadamente movilizar a sus votantes. Aunque las encuestas han sido muy negativas para este bloque en los últimos días, todos creen que algo giró en la segunda parte de la campaña y aún es posible el vuelco. Ángel Gabilondo cuantificó los mensajes que se están lanzando desde la campaña socialista con sus últimos sondeos internos: “Estamos a 50.000 votos del bloque de la derecha. En Madrid todo se dirime por uno o dos escaños”. Dirigentes de este bloque señalan que sus datos les sitúan por debajo pero por muy poco, 69 escaños para la derecha frente a 67 de la izquierda. La mayoría de las encuestas publicadas hablan de una brecha más grande. “El viento de cola es bueno pero no sabemos si será suficiente de aquí al martes”, señalan en el PSOE.

 

La gran esperanza es la movilización contra la presencia de Vox en el Gobierno. Para minimizar ese efecto, el partido de Santiago Abascal traslada ahora que no tiene interés en entrar. El PP también dice que preferirán condicionar desde fuera. Pero lo cierto es que Vox ha lanzado mensajes contradictorios y hay síntomas de que está preparado para dar el asalto al poder. Ayuso, siempre provocadora, no reniega de ellos, en un discurso muy diferente al de Pablo Casado. ”Ahora se le hace ascos, pero tuvimos un Gobierno gracias a Vox”, dijo el miércoles. “Podemos es más extremista que Vox”, remató este jueves. Esa es la última esperanza de la izquierda, el voto para frenar a la extrema derecha que ya funcionó en 2019.

 

https://elpais.com/espana/2021-04-30/ayuso-y-el-nacionalismo-madrileno.html

 

 

RADIOGRAFÍA DE AYUSO: BUFONADAS Y DISPARATES

 

4ª parte: Una selecta selección de sus ocurrencias

 

En las tres anteriores entregas hemos informado de su CV manipulado, de sus bienes, rentas y sociedades y de sus vinculaciones con Púnica.   En esta cuarta la idea inicial era reunir y comentar en una sola crónica los despropósitos, payasadas, ocurrencias y bufonadas que salen a diario de la boca de Ayuso. Tras varios intentos fallidos hemos concluido que era una misión imposible, un empeño baldío. Su verborrea y charlatanería impiden ordenar sus disparates.  Así que lo único factible era tirar por la calle de en medio agrupándolas y dejar al lector que, si tiene tiempo, las lea y saque sus propias conclusiones. 

 

Sin más preámbulos estas son las últimas desde enero del 2021. Las anteriores se pueden consultar en estos enlaces:

 

Las ocurrencias de Isabel Díaz Ayuso: de los atascos al aborto

Las ocurrencias sobre el coronavirus de Isabel Díaz Ayuso

 

Sobre la libertad y democracia en España

 

“Se puede ser una democracia plena y no ser libre. Puede haber democracia y puede no haber libertad. Se puede ser una democracia plena y no ser libres en todos los aspectos”. 29.04.21

 

"La libertad es muchas cosas y la libertad es también que ahora mismo, dentro de un momento tan duro como el que se está viviendo, con el gran desánimo que está cundiendo por toda España, si que la libertad de salir, de trabajar y poder ir un ratito a ver una película, o ir al teatro, o tomarse algo y volverse a casa y alimentar el alma que tanta falta hace". 29.04.21

 

Vivir a la madrileña

 

“Vivir a la madrileña te permite elegir el colegio independiente de donde vivas, permite que el padre de la zona más humilde, más deprimida, pueda llevar a sus hijos a estudiar en La Moraleja” 29.04.21

 

“Si uno no se quiere encontrar con su ex pareja no lo va a hacer y que, por supuesto, si alguien se quiere encontrar con Pablo Iglesias cada vez va a ser más difícil hacerlo. Esto sí que es un alivio”. 29.04.21

 

"Aunque madrugue y sufra, por las tardes compro donde quiero, consumo donde me dé la gana. Y si voy a misa, a los toros o a la última discoteca lo hago porque me da la gana. Vivo en Madrid y por eso soy libre" 27.04.21

 

“La libertad es la posibilidad de cada mañana elegir cada ciudadano, si tiene oportunidad, el tipo de vida que quiere (…) El niño del barrio al que se llama más humilde, porque para mí todos los barrios son humildes porque en todos hay gente humilde, puede ir a la otra punta si así lo considera sus padres". 28.04.21

 

"Es el carácter universal de una comunidad a la que vienen ciudadanos de todos los rincones de España y del mundo. Es una forma de vida la madrileña (...) todos sabéis bien que cuando uno viene a Madrid pues se lo pasa bien y tiene múltiples formas de empezar de cero una vida y Puedes cambiar de empresa o de pareja y no volver a encontrártelo nunca más. Eso también es libertad y no ocurre en todas partes (…) Eso no ocurre en otras capitales de provincia (...) Yo tengo a mis amigas de Ávila y no es lo mismo. Tú cambias de empresa y a ese exjefe te lo vas a encontrar siempre o cambias de amigos y de pareja y te los vas a encontrar siempre". 29.04.21

 

"Cada mañana se pelea, hay grandes distancias, el nivel adquisitivo de la ciudad es complejo en muchas ocasiones, porque es una ciudad y una comunidad donde se paga mucho y el precio de las viviendas lo es [...]. Es una vida difícil [...], pero es una vida apasionante porque en Madrid, después de un día trabajando, un día sufriendo, nos podemos ir a una terraza a tomarnos una cerveza y vernos con los nuestros, con nuestros amigos, con nuestra familia. A la madrileña". 18.04.21

 

"Lo que quiero es que el 4 de mayo, los ciudadanos sientan y sepan que luchar merece la pena y que la cultura del esfuerzo y del sacrificio merece la pena. Queremos madrugar para elegir la vida que queremos llevar". 19.04.21

 

"Los madrileños, vivan donde vivan, en el barrio más pobre o pudiente, quieren ser libres, no quieren que les traten como ganado, que les digan a qué colegio tienen que ir, a qué hora cerrar sus negocios (…)  Madrid es territorio vanguardia, pero sobre todo es España (…) las ensoñaciones solo provocan paro, hambre, miseria y ruina". 31.03.21

 

Sobre Vox

“No puedo ser equidistante entre Podemos y Vox (…) Pablo Iglesias nació del mal para hacer el mal (…) No he escuchado al resto de partidos hablar de la guillotina, de los escraches, de reventar cajeros, de pegar a policías y guardias civiles, o de reventarles los escaparates a los comerciantes de Madrid y Barcelona (…) Quien parte de la violencia es Pablo Iglesias. Por eso no puedo ser equidistante. Ahora bien, como ven que encaramos el final de la campaña y mi candidatura está concitando tanto apoyo, intentan activar a una izquierda moribunda con el asunto de Vox. Yo no soy Vox. Tengo mi propio proyecto. Y las etiquetas se las dejo para quienes necesiten ponerlas para dividir y enfrentar. Los siguientes escenarios ya se verán. El futuro no está escrito”. 29.04.21

 

¨No considero que Vox sea un partido de ultraderecha según para qué cuestiones (..) igual que Vox distingue que un hombre no es un maltratador por ser hombre en este caso también, habrá menas que son delincuentes y otros muchísimos que no lo son, y el delito es igual de importante si lo comete alguien de origen español o de fuera”. 22.04.21

 

Sobre PSOE, refugio de golpistas y batasunos, de okupas y bolivarianos

“Podemos y sus círculos lo han extremado hasta dejarlo irreconocible para los mismos socialistas históricos (…) Ahora es un PSOE refugio de golpistas y batasunos, de okupas y bolivarianos que comparten gobierno con una formación comunista, antisistema, abiertamente guerracivilista y cuyo objetivo declarado es acabar con el modelo de 1978. Hoy, el partido socialista es socio de una formación cuyos líderes están encarcelados por dar un golpe de Estado en 2017, arruinar la convivencia y envenenar la sociedad catalana (…) el objetivo de una parte del Gobierno de España y de las fuerzas políticas que lo sostienen es acabar con la monarquía parlamentaria, asaltar la Judicatura y liquidar el actual modelo autonómico, las tres vigas maestras del 78 (…) hoy el PSOE ha cometido una de las mayores indignidades de la historia este país: el acercamiento del terrorista Txapote, asesino de Miguel Ángel Blanco, que ni siquiera ha firmado la carta de arrepentimiento". 05.04.21

 

Sobre Podemos y Pablo Iglesias

"Necesitan Madrid para seguir con su hoja de ruta, que es romper España, dividirla territorialmente y crean ciudadanos de primera y de segunda. De segunda, los mantenidos subvencionados que ellos crean como las colas del hambre para que la gente dependa de ellos". 21.04.20

 

“Condeno la violencia venga de donde venga, ya sea un escrache, acordonar una casa o que te envíen unas balas por correo y ha añadido que no puede ser que quienes provocan violencia luego se hagan los ofendidos. Si pides que se condene la violencia, empieza tú mismo a alejarte de ella (..) cada día vienen a Madrid gente del País Vasco que huyen de sus políticas y, simplemente el hecho de coquetear y blanquear a personas como Otegi, demuestra a Iglesias que es el primero que se está equivocando". 23.04.21

 

"Es usted una pantomima, lo más mezquino que hay en política española No hace falta insultar¨. 21.04.21

 

“Han convertido en ruina todo lo que tocan. Están arruinando este país por la cara, son unos sinvergüenzas (…) Hay que tener la cara de cemento armado para decirme a mí nada de los exámenes universitarios cuando su ministro (Manuel Castells) ha estado de vacaciones y cuando ya han pasado la mayoría de sus exámenes decirles a los alumnos que por qué no lo hacen online (…) Luego le van a decir a los alumnos que no tiene que hacer los exámenes... ¿les van a regalar los aprobados? quieren generaciones de gente de pesebres" que dependa de ellos, porque les encanta repartir miseria”. Asamblea de Madrid. 28.01.21

 

Sobre ricos y pobres

“El que menos tiene en Madrid vive bastante mejor que en otras regiones de España. También tú puedes coger a la familia menos pudiente de Pozuelo de Alarcón —el municipio con mayor renta de España— con las mansiones más importantes que tengan y a lo mejor ahí hay una desigualdad (…)  El problema no es que haya muchos ricos, sino que no tiene que haber gente pobre y sin recursos, ahí es donde nosotros ponemos los esfuerzos. Tenemos una renta mínima vital de las más altas, que acompañan siempre al ciudadano. Tenemos políticas para salir de ello. Yo me alegro de que haya personas ricas, porque tienen mucho patrimonio y mueven mucho capital, que contratan mucho, que mueven la economía". 29.04.21

 

Sobre su sociedad Sismédica ocultada en su declaración de bienes

P. ¿Por qué ha ocultado la empresa Sismédica SL en su declaración de bienes?

 

R. Yo de las cosas de Podemos no hablo, gracias.

 

P. Es de infoLibre, no de Podemos.

 

R. Pues lo mismo, lo mismo es, gracias. 15.04.21

 

Sobre la candidatura de Cantó & Conde

"El derecho individual a la participación puede prevalecer y en caso de que el Constitucional nos diga que es mejor que no formen parte de nuestra lista, tengo alternativas (…) el Gobierno está promoviendo que no haya participación en las próximas elecciones. Creo que hay que hacer una llamada por la ilusión, por la pasión y por la libertad". 12.04.21

 

Sobre hosteleros, ricos y pobres, golpistas y ETA

"Hacía muchísimo tiempo que los madrileños no estaban tan unidos en torno a un mismo proyecto, que es el de vivir a la madrileña en la que ricos y pobres nos entendemos en la terraza de un bar (…) Defendemos la libertad de los hosteleros, y no de los etarras. La libertad de los comerciantes, y no la de los okupas o de los golpistas (…) Madrid, monarquía y España son lo mismo y no se pueden disociar. 11.04.21

 

Sobre negociaciones para comprar vacunas rusas

"Si el Gobierno no deja de tener fallos deberá ¿Qué voy a hacer yo?, reunirse con quien sea para salvar vidas (…) La Consejería de Sanidad se ha reunido para valorar alternativas (…) Igual que hice con los test de antígenos. Nada te impide que te puedas reunir con estas empresas”. 09.04.21

 

 “Aunque no tenga la autorización, no se puede evitar explorar todos los escenarios para ir ofreciendo respuestas a los ciudadanos. No sería ni la primera ni la quinta vez que el Gobierno de Madrid se adelante al de España. Se nos han negado ideas y proyectos y luego se nos ha dado la razón. Gracias a que siempre la Comunidad, y su consejero, se han adelantado a los escenarios posibles, nosotros hemos podido innovar en la lucha contra el virus”. 06.04.21

 

“Es que yo me tengo que comparar con capitales europeas”

“Es muy fácil decir que yo voy a cerrarlo todo y que ya te daré una subvención en algún momento (…) no está claro que el cierre de la hostelería funcione (…) Madrid, que es la capital probablemente con más vida del mundo, está cerrada a las once (…) Madrid ha ido contra el virus y lo que no hemos hecho ha sido cerrarlo todo por decreto; que a mí políticamente podría darme más seguridad, pero a las personas no les devuelves la vida (…) Es que yo me tengo que comparar con capitales europeas (..) Cerrar la restauración no sirve de nada porque el virus se va a las casas. Ha habido momentos donde Madrid ha estado mejor y eso también había que haberlo destacado”. Tele5. 09.04.21

 

Sobre intenciones ocultas de Pedro Sánchez

 

"Estoy esperando a que La Moncloa otra vez nos obligue a cerrar Madrid porque sería muy sospechoso que no lo hiciera (…) hay interés electoral por parte de Sánchez para intentar que los ciudadanos de Madrid estén fuera de los colegios electorales, lo más lejos posible de la comunidad en ese día tan señalado (…) No pasa nada porque el día 4 de mayo la gente siga trabajando y tenga unas horas para poder desplazarse a los colegios electorales. No encuentro ningún motivo para tener que hacer festivo el 4 de mayo cuando en otras muchísimas administraciones y en otros países los días laborales son también días electorales". 07.04.21

 

Sobre su separación sentimental con Jairo Alonso

 

"Estoy bien, muy centrada en la pandemia y la nieve, de modo que no he tenido ocasión de asumir el momento. Fácil no es, pero guardamos una gran amistad y desde hace bastante tiempo. Lo hemos pensado muy bien" 19.01.21

 

Si ella fuera Presidenta del Gobierno de España

 

“No sabemos cuántas dosis vamos a recibir por parte del Gobierno la semana que viene. Y como no lleguen más, vamos a tener que a paralizar la vacunación en los grandes centros (…) Si de mí dependiera la vacuna, el 100% de la gente en Madrid ya estaría protegida”. 17.04.21

 

"Necesitamos la ayuda del Gobierno, no cambiar las reglas del juego a la mitad de partida y no mirar a las comunidades autónomas por colores políticos (…) qué más tiene que pasar en la Comunidad de Madrid desde el punto de vista sanitario para que no se nos ayude si yo fuese la presidenta del Gobierno de España iría a Europa o a donde sea, a cualquier rincón de la tierra para buscar vacunas y hacer todas las gestiones para traer más, como están haciendo otros países". 16.01.21

 

Sobre los empresarios que son unos héroes

“Tenemos experiencia en liderar la recuperación, no tenemos miedo a las reformas (…) Siempre hemos dicho que en las crisis sanitarias los protagonistas son sus profesionales, pero en las crisis económicas, los empresarios, los inversores, las personas que arriesgan y emprenden, son los héroes (…) Lo tenemos claro: estamos para estar al lado de la empresa, no en medio. España se construye desde las autonomías, desde los municipios, pero sobre todo gracias al esfuerzo de los empresarios e inversores”. 14.01.21

 

Sobre Filomena

"Estamos viendo imágenes de guerras de bolas, de gente esquiando... y nosotros lo que queremos pedirle a toda esa gente y a todos los ciudadanos que tengan fuerzas, que se encuentren bien, que nos ayuden a retirar toda la nieve posible. Tenemos unas horas cruciales hasta mañana al mediodía. Nos necesitamos. No tenemos cultura de nieve en exceso, sobre todo en el centro de la Península y tenemos que arrimar todo el hombro". 10.01.21

 

https://www.elplural.com/politica/los-genoveses/radiografia-ayuso-bufonadas-disparates_265446102

 

 

 

Volver

© Copyright. 1998 - 2021. www.losgenoveses.net, los herederos de www.aznar.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones ( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )