AYUSO  VERSUS CASADO
 


MATERIAL DE LECTURA

 

El Mundo. Esperanza Aguirre "Ponerle trabas internas a Ayuso es ayudar a Sánchez".13.09.21
los genoveses. casado y ayuso : cría cuervos Y TE sacaran LOS ojos. 30.11.20
EL PP DE MADRID : ANTECEDENTES DE UN CONFLICTO INTERNO
Mar & ida : dos aventureros sin escrúpulos

 

 

LAS NOTICIAS. 24.11.21

 

 

ÍNDICE

 

 

AYUSO AMENAZA A CASADO CON OCHO MESES MÁS DE DESENCUENTROS SI NO ANTICIPA EL CONGRESO DEL PP DE MADRID

 

LA ESTRATEGIA DE CASADO NO LOGRA FRENAR LA REBELIÓN INTERNA DE UNA PARTE DEL PP

 

CASADO MANDA CERRAR FILAS ANTE LA TENSIÓN INTERNA: “NO CABEN SOLISTAS”

 

ÁLVAREZ DE TOLEDO RESPONDE A CASADO: “ESTÁ LLAMANDO PERSONALISMO A LA PERSONALIDAD, Y DIVISMO AL LIDERAZGO”

 

CRECE EL MIEDO EN EL PP A QUE SALGA A LA LUZ UN ESCÁNDALO CONTRA AYUSO: “NO SON CREMAS, SON AVIONES”

 

CASADO DESDEÑA EL DESGASTE EN EL PP POR LA CRISIS CON AYUSO: “NOSOTROS A LO NUESTRO, VAMOS BIEN”

 

AYUSO, SOBRE EL CONGRESO DEL PP EN MADRID: "QUIERO QUE SE CELEBRE PRONTO PARA EVITAR EL DESGASTE DEL PARTIDO"

 

EL CONFLICTO ENTRE AYUSO Y GÉNOVA SE ENQUISTA SIN VISOS DE ACUERDO

 

LOS MAR DE MAR: ESTE ES EL NÚCLEO DURO DE AYUSO QUE CADA MAÑANA DISEÑA EL PULSO CONTRA CASADO

 

TENSA MISA DE PAZ ENTRE AYUSO Y ALMEIDA

 

“ELLA NO LLEGARÁ A LAS PRÓXIMAS ELECCIONES PORQUE HABRÁ UNAS CREMAS”: LA TEORÍA QUE SACUDE EL PP DE MADRID

 

CASADO IMPONE SILENCIO SOBRE AYUSO SIN CEDER EN SU PUGNA

 

¿QUIÉNES SON LOS ENTORNOS QUE INTOXICAN EL PP DE MADRID?

LA GUERRA DEL PP DE MADRID ARRASTRA A ALMEIDA A UNA ENCRUCIJADA

 

GARCÍA EGEA A RODRÍGUEZ: “NO TIENES DERECHO A ENFRENTAR A CASADO Y A AYUSO. NO TE LO PERMITIRÉ”

 

LOS CAMINOS DEL PODER EN EL PP SE ENREDAN SIEMPRE EN MADRID

 

LOS 5 CARGOS QUE VELAN POR LA LIMPIEZA DEL CONGRESO DEL PP DE MADRID SON DE ALMEIDA

 

ÁNGEL CARROMERO, CONDENADO POR HOMICIDIO, MANEJA LA OPERACIÓN DE GÉNOVA CONTRA AYUSO

 

DE MADRID AL MUNDO: AYUSO EXPORTA A AYUSO COMO REFERENTE INTERNACIONAL DEL LIBERALISMO

 

DIRIGENTES DEL PP SOBRE AYUSO: “SE LE ESTÁ PONIENDO CARA DE CAYETANA ÁLVAREZ DE TOLEDO”

 

LAS NORMAS DEL CONGRESO DEL PP DE MADRID ENFRENTAN A LOS EQUIPOS DE AYUSO Y CASADO

 

AYUSO SE PREPARA PARA BATALLAR CON GÉNOVA POR UNAS PRIMARIAS CON LA FÓRMULA 'UN MILITANTE, UN VOTO'

GÉNOVA IMPULSA A ALMEIDA PARA COMPETIR CON AYUSO POR EL CONTROL DEL PARTIDO EN MADRID

 

CASADO SE ATRINCHERA Y NO CEDERÁ EN SU GUERRA POR EL PODER CON AYUSO

 

INTERVENIR EL CENSO: EL AS EN LA MANGA DE GÉNOVA PARA FRENAR A AYUSO

 

GÉNOVA SOPESA IMPULSAR A ALMEIDA COMO CANDIDATO A PRESIDIR EL PP DE MADRID ANTE LA “DESLEALTAD” DE AYUSO CON CASADO

 

GÉNOVA IMPULSA A ALMEIDA PARA COMPETIR CON AYUSO POR EL CONTROL DEL PARTIDO EN MADRID

 

LA PELEA ENTRE AYUSO Y CASADO DISIPA LA IMAGEN DE UNIDAD UN MES DESPUÉS DE LA CONVENCIÓN DEL PP

 

ALMEIDA APROVECHA LAS HOSTILIDADES ENTRE CASADO Y AYUSO PARA MOVER FICHA EN LA GUERRA POR EL PP DE MADRID

 

GÉNOVA DA ALAS A ALMEIDA EN LA BATALLA POR EL PP DE MADRID Y CREE QUE LOS PASOS DE AYUSO COMPLICAN SU CANDIDATURA

 

GÉNOVA BUSCA INFORMACIÓN COMPROMETEDORA CONTRA AYUSO: “OPERACIÓN CREMAS, SEGUNDA PARTE”

 

LAS ÚLTIMAS TENSIONES EN EL PP DE MADRID LLEVAN AL LÍMITE LA RELACIÓN DE AYUSO CON CASADO

 

DE GARCÍA EGEA A CARROMERO: LOS BLOQUEADOS EN WHATSAPP POR AYUSO

 

AYUSO NO ACLARA SI HA BLOQUEADO A GARCÍA EGEA EN WHATSAPP: "NO PUEDO ESTAR A DISCUSIONES DE PATIO DE COLEGIO"

 

EL AYUSISMO PONE A PRUEBA LA FORTALEZA DE CASADO Y SE PREPARA PARA MARCAR SU PROPIO RUMBO DENTRO DEL PP

 

AYUSO SE ACHANTA Y NO PLANTA CARA A 'GÉNOVA' POR EL ADELANTO DEL CONGRESO

 

EL PP DE MADRID RESPALDA A AYUSO EN SU APUESTA POR CONCENTRAR CUANTO ANTES TODO EL PODER EN LA REGIÓN

 

LA GUERRA ENTRE SOL Y GÉNOVA SE RECRUDECE ANTES DEL CARA A CARA DE AYUSO Y EGEA

 

AYUSO REACTIVA SU CHOQUE CON GÉNOVA POR LAS PRIMARIAS DEL PP DE MADRID: "QUIERO QUE SE HAGAN EN TIEMPO Y FORMA COMO MARCA LA LEY"

 

EL EQUIPO DE AYUSO DENUNCIA QUE GÉNOVA MANIOBRA PARA CONTROLAR EL PP DE MADRID

 

NI 'DESHIELO' NI PAZ EN EL PP DE MADRID: CASADO FORZARÁ A AYUSO A PACTAR UN CANDIDATO

 

AYUSO ACEPTA LAS FECHAS DEL CONGRESO QUE IMPONE GÉNOVA

 

AYUSO RETOMA SU GUERRA CON GÉNOVA Y PIDE PRESIDIR EL PP DE MADRID "LO MÁS PRONTO POSIBLE"

 

EL PP DE AYUSO SE ENROCA Y QUIERE ADELANTAR EL CONGRESO DE MADRID A INICIOS DE 2022
 

CASADO EVITA APOYAR A AYUSO AL PP DE MADRID: "LA ELEGÍ DE CANDIDATA, PERO EN ESO DECIDEN LOS MILITANTES"

 

LA EXHIBICIÓN DE FUERZA DE AYUSO DESDIBUJA EL RELANZAMIENTO DEL LIDERAZGO DE CASADO EN LA CONVENCIÓN DEL PP

 

AYUSO BUSCA REBAJAR LA TENSIÓN CON CASADO: “PABLO, TENGO CLARO DÓNDE ESTÁ MI SITIO Y ES EN MADRID”

  

AYUSO ECLIPSA EL ATERRIZAJE EN VALENCIA DE LA CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP

 

EL PP ENSALZA A ALMEIDA COMO BARÓN MADRILEÑO ANTE LA AUSENCIA DE AYUSO EN LA CONVENCIÓN

 

TREGUA EN LA GUERRA POR EL PP DE MADRID: DÍAZ AYUSO ASISTIRÁ A LA CONVENCIÓN DE CASADO EN VALENCIA

 

EL ENVITE DE AYUSO SACUDE AL PP

 

AYUSO VS. CASADO O LA TRADICIÓN DEL PP DE MADRID DE ENFRENTARSE A LA DIRECCIÓN NACIONAL

 

AYUSO YA AVISÓ A CASADO TRAS EL 4-M DE QUE QUERÍA PRESIDIR EL PP DE MADRID

 

GÉNOVA FRENA SU LUCHA POR EL PP DE MADRID TRAS FRACASAR LA 'OPERACIÓN CARROMERO' DE CASADO CONTRA AYUSO

 

EL PULSO ENTRE CASADO Y AYUSO DESATA LA INQUIETUD DE LOS BARONES DEL PP

 

AYUSO, SOBRE LA GUERRA POR EL PP DE MADRID: ?TENEMOS A ALGUIEN QUE GANA ELECCIONES... PERO NOS VA LA MARCHA?

 

ALMEIDA DESAUTORIZA A EGEA: "AGUIRRE FUE ADMIRABLE Y EJEMPLAR CON LA CORRUPCI?"

 

AGUIRRE CUENTA COMO COLOC?A ALMEIDA: "PEPITO, YO LE LLAMO AS?quot;

 

ALMEIDA, SOBRE LA CRISIS INTERNA DEL PP: ?EL FUTURO DE LA CONVENCI? NO LO VA A DETERMINAR QUE EST?O NO AYUSO?

 

DIRIGENTES DEL PP ADVIERTEN DE LAS CONSECUENCIAS DE UNA GUERRA AYUSO-ALMEIDA: "ES UN SUICIDIO"

 

AGUIRRE CONVOCA A LOS J?ENES DEL PP A UNA FIESTA PRIVADA EN PLENA PUGNA ENTRE AYUSO Y G?OVA

 

EL REGALO ENVENENADO DE ESPERANZA AGUIRRE A ISABEL D?Z AYUSO

 

AYUSO URGE A G?OVA A ADELANTAR EL CONGRESO DEL PP DE MADRID PARA AS?PREPARAR LAS ELECCIONES DE 2023

 

EL PP REBAJA EL OPTIMISMO DE AYUSO CON EL CONGRESO DE MADRID: "ALMEIDA TIENE POSIBILIDADES DE GANAR"

 

AYUSO, SOBRE LOS INSULTOS DE AGUIRRE A G?OVA: ?LE?EL TITULAR ANTES DE ACOSTARME. PENS?'MADRE M?'"

 

LOS LUSTROS DE CORRUPCI? QUE ?DESTROZARON? AL PP DE MADRID

 

ESPERANZA AGUIRRE: "PONERLE TRABAS INTERNAS A AYUSO ES AYUDAR A S?CHEZ"

 

AYUSO FRENTE A ALMEIDA: EN EL PP DE MADRID SUENAN TAMBORES DE GUERRA

 

AYUSO PLANEA UNA GIRA POR EEUU A FINALES DE SEPTIEMBRE, COINCIDIENDO CON LA CONVENCI? DEL PP

 

AYUSO LANZA UN ?DAGO Y SE POSTULA COMO L?ER DEL PP DE MADRID: ?HAY QUE DEVOLVER LA NORMALIDAD AL PARTIDO?

 

CAYETANA ?VAREZ DE TOLEDO: "AYUSO MERECE SER PRESIDENTA DEL PP DE MADRID, NO ENTIENDO POR QU?ALMEIDA SE HA METIDO EN ESTE L?"

 

CASADO TEME QUE UN PP DE MADRID CONTROLADO POR AYUSO CONDICIONE TODO SU LIDERAZGO

 

G?OVA MANIOBRA PARA QUE AYUSO NO 'SE COMA' A CASADO

 

TAMBORES DE GUERRA EN EL PP DE MADRID: ALMEIDA NO DESCARTA PRESENTARSE CONTRA AYUSO

 

CASADO METE A ALMEIDA EN LA PUGNA POR EL LIDERAZGO DEL PP DE MADRID TRAS ANUNCIAR AYUSO QUE OPTAR?A LA PRESIDENCIA

 

ISABEL D?Z AYUSO SER?CANDIDATA A LIDERAR EL PP MADRILE?

 

 

 


 

AYUSO AMENAZA A CASADO CON OCHO MESES MÁS DE DESENCUENTROS SI NO ANTICIPA EL CONGRESO DEL PP DE MADRID

 

La presidenta de Madrid recuerda al líder del PP que lo que está pasando “va a tener un coste” para él y para el partido. “Es un error por parte de todos, porque al final el PP es la alternativa”

 

Ayuso advierte que ella no es “un producto de una marca: tengo que responsabilizarme de la organización cuya papeleta he encabeza dos veces”

 

En sus planes para este otoño, la dirección del PP había proyectado un escenario en el que Pablo Casado, aupado por la convención nacional que su partido celebró en València a comienzos de octubre y subido a lomos del creciente malestar social provocado por las dificultades económicas que afrontan diferentes sectores, recibiría el impulso que necesita para distanciarse definitivamente de Pedro Sánchez en las encuestas y mirar con optimismo las próximas elecciones generales.

 

De aquella hoja de ruta, sin embargo, queda poco. Los argumentarios del partido se esfuerzan en difundir encuestas que supuestamente predicen la llegada de Casado a la Moncloa —en realidad, y aunque está en cabeza, el PP está estancado y ligeramente a la baja desde junio— y en señalar con el dedo la traición que, para los conservadores, supone que el Gobierno esté negociando los Presupuestos de 2022 con todos los partidos, incluidos Esquerra y EH Bildu, dos formaciones que, para Casado, deberían estar excluidos de cualquier diálogo.

 

Ambas ideas apenas trascienden, porque los titulares de los periódicos y los informativos de radios y televisiones están ocupados desde hace semanas por la incapacidad del líder del PP de someter a su disciplina a la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Un conflicto enquistado al que en los últimos días se ha sumado el desafío de su exportavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo. Y, en las últimas horas, la noticia de que Casado acudió el pasado sábado en Granada a una misa en memoria del dictador Francisco Franco en el el 46º aniversario de su muerte.

 

La disputa con Ayuso demuestra que la tensión interna, lejos de ceder, va en aumento. A pesar de que las dos partes temen las consecuencias electorales que la batalla pueda acarrear y que tanto preocupan a los barones de comunidades como Andalucía, Castilla y León y Galicia. Casado no quiso aclarar este lunes si se refería a la presidenta de Madrid cuando el domingo en Sevilla proclamó que en el PP ”no caben los solistas” ni “el personalismo”, que su partido no es “la suma de planes individualistas” y que su propyecto es “demasiado importante” como arriesgarlo en una ““hoguera de vanidades que no conduce a ninguna parte” porque “esto no es un talent show de megalomanías”.

 

En todo caso, su antigua amiga, con la que ya no tiene contacto —según ha reconocida ella misma—, no se dio por aludida. Eso sí: en una entrevista en La 1 de TVE dejó claro que ella no va a ceder, que sigue queriendo un adelanto del congreso regional y no piensa renunciar a su objetivo de convertirse en presidenta del PP de Madrid.

 

Y dejó caer, a modo de advertencia, a lo que se arriesga Casado si no cede: “Llevamos dos meses” de conflicto y “se ha hecho eterno. Prolongarlo otros ocho creo que desgasta, erosiona, crea más guerra interna y más malentendidos. Yo creo que sería bueno hacerlo pronto” y no en las fechas aprobadas por la dirección del partido.

 

Casado, que en principio había optado por mirar para otro lado y evitar declaraciones que alimentasen la polémica con la presidenta madrileña, está viendo que de ese modo no logra silenciar el problema. Ayuso está aprovechando los demás congresos regionales del partido —primero el de Castilla-La Mancha y este fin de semana el de Andalucía— para brillar con luz propia y defender su derecho a ser presidenta del PP de Madrid.

 

Ayuso no siente que esté siendo “desleal” con la persona que en 2019 la puso al frente de la candidatura madrileña y sólo se considera “crítica”, aunque reconoce que ahora mismo las cosas dentro del partido se han “enfangado”. “Esto no ha empezado ahora”, afirmó en la misma entrevista. “El secretario general [Teodoro García Egea] en junio ya dijo que me apoyaría. Y después se han enmarañado” las cosas.

 

Y pide “coherencia”, porque ella subraya, no es “un producto de una marca. Tengo que responsabilizarme de la organización cuya papeleta he encabeza dos veces”.

 

Mucho que perder


La lideresa madrileña presiona para que Casado asuma lo mucho que tiene que perder si la pelea se prolonga en el tiempo. “Tenemos que salir de esta situación pronto, respetando los tiempos, todos unidos. Que elijan los militantes y preparemos el PP para las elecciones” de 2023, municipales, autonómicas y generales, en las que Ayuso quiere tener la voz cantante a la hora de confeccionar las listas en un territorio, Madrid, que Casado consideraba hasta ahora como propio.

 

Lo que está pasando “va a tener un coste” para Casado y para el PP, reconoció en TVE. “Es un error por parte de todos, porque al final el PP es la alternativa en España a lo que está sucediendo. Yo entiendo que el electorado de centroderecha no entiende nada” (sic).

 

Y mientras Ayuso habla, Casado calla. Este lunes visitaba el Memorial de las Víctimas del Terrorismo en Vitoria (Araba), y utilizó el lugar como excusa para no hablar de Ayuso.

 

Contra toda evidencia, y contradiciendo sus propias palabras del domingo en Sevilla, se limitó a afirmar que en el Partido Popular están “todos unidos” y van “todos a una”. “Estamos todos unidos en un proyecto para construir una alternativa para España urgente y estamos a lo importante”. Eso sí, no tuvo inconveniente en referirse a las encuestas pese a hallarse a las puertas del memorial: “En días como hoy vemos que las encuestas siguen diciendo que claramente estamos 30 escaños por encima del PSOE”.

 

Tampoco se refirió Casado a su participación el sábado en Granada en una misa por el alma del dictador Francisco Franco que, según fuentes del PP citadas por Newtral, fue producto del azar, pero de la que supuestamente no se ausentó al comprobar de qué se trataba. Por este hecho le han pedido explicaciones varias formaciones de la izquierda, entre ellas PSOE y Unidas Podemos, que se han preguntado qué hubiese hecho Angela Merkel si, también por azar, se hubiese encontrado con una ceremonia religiosa por el alma de Adolf Hitler.

 

Quien sí respondió a Casado fue la diputada disidente del PP Cayetana Álvarez de Toledo, que le acusó de confundir el “personalismo” con “la personalidad” y el “divismo” con el “liderazgo”.

 

https://www.infolibre.es/politica/ayuso-casado-congreso-pp-madrid_1_1213440.html

 

LA ESTRATEGIA DE CASADO NO LOGRA FRENAR LA REBELIÓN INTERNA DE UNA PARTE DEL PP

 

La disputa con Ayuso logra eclipsar la última convención y dos congresos regionales

 

Ayuso: "Siempre apoyaré a Pablo Casado"

 

La convención nacional del PP de principios de octubre fue diseñada para reforzar el liderazgo de Pablo Casado. El congreso autonómico del PP de Castilla-La Mancha del 13 y 14 de noviembre buscaba proyectar a Paco Núñez como nuevo líder frente al socialista Emiliano García Page. Y el congreso del PP de Andalucía de este pasado fin de semana estaba previsto como rampa de lanzamiento de Juan Manuel Moreno Bonilla ante el cercano escenario electoral andaluz. Todos esos actos han quedado eclipsados por la disputa entre la dirección nacional y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, por el control del PP de Madrid. La estrategia de Pablo Casado ante la crisis no ha aplacado las tensiones. Están a punto de cumplirse tres meses de pugna interna y los llamamientos del líder al cese de las hostilidades caen en saco roto. La dirección nacional mantiene, sin embargo, su hoja de ruta y esgrime las encuestas para defender que va por la senda correcta.

 

El domingo, Pablo Casado instó en Granada a Ayuso y a la exportavoz parlamentaria Cayetana Álvarez de Toledo a que rebajen su protagonismo y sus críticas: “Aquí no caben los solistas”, advirtió. Apenas 24 horas después, las dos políticas volvieron a defender sus posiciones críticas con la dirección nacional en entrevistas en radio y televisión. Con distinto tono —Ayuso sin ceder en su posición—, acapararon de nuevo los titulares y eclipsaron el trabajo de oposición del líder del PP.

 

La presidenta madrileña reivindicó que “ser crítico no significa ser desleal” y volvió a pedir que el congreso del PP de Madrid se celebre “cuanto antes”, informa Juan José Mateo. La líder madrileña asumió en TVE que prolongar el congreso de Madrid ocho meses más “desgasta, erosiona, crea más guerra interna y más malentendidos”. Cayetana Álvarez de Toledo respondió directamente a Casado en RNE. “Está llamando personalismo a la personalidad, y divismo al liderazgo”.

 

El conflicto interno no cesa, y Casado sufre para colocar sus mensajes de oposición. El lunes quería incidir en el pacto del Gobierno con Bildu para los Presupuestos —“Pactar con ellos es como perder el alma democrática”, dijo en Vitoria—, pero el protagonismo fue para Ayuso y Álvarez de Toledo. Esta semana, la dirección subirá los decibelios en su oposición al Gobierno y tratará de lograr foco agitando la calle. Casado se manifestará el sábado junto a los sindicatos y asociaciones policiales contra la reforma anunciada por el Gobierno de la llamada ley mordaza del PP, y el miércoles miembros de la dirección asistirán a las protestas del campo frente al Ministerio de Agricultura.

 

A pesar de que la crisis le pone obstáculos en su carrera para tratar de llegar a La Moncloa, fuentes de la dirección nacional insisten en que Casado no se va a mover. Es decir, no adelantará el congreso del PP de Madrid ni dará el apoyo de la dirección a Ayuso para presidirlo. El líder del PP “lo tiene clarísimo”, enfatizan estas fuentes. “Nosotros, a centrarnos en lo importante”. “Tres o cuatro voces están enredando, pero el partido tiene un rumbo. Las encuestas dicen que Sánchez tiene los días contados”, subrayan en Génova. La estrategia con respecto a Álvarez de Toledo es presionarla para que se marche del partido, a través de mensajes públicos y privados, como en el chat del grupo parlamentario popular, donde varios diputados le han hecho saber su enfado.

 

Génova esgrime el liderazgo del PP en las encuestas —este lunes se publicó una de Sigma Dos que estima 130 escaños al PP, por 101 del PSOE—, pero en los sondeos también empiezan a reflejar señales de desgaste. Metroscopia destaca en su informe de noviembre que tras la victoria del PP en Madrid en mayo “la fidelidad del partido de Pablo Casado experimentó un importante crecimiento, efecto que parece disiparse en la actualidad”. Y según la serie de Gad3, aunque el PP sigue en cabeza, se ha frenado el impulso del 4-M. Los datos actuales que otorga esta casa de encuestas al PP (124-128 escaños) están por debajo de los de junio (136-138).

 

https://elpais.com/espana/2021-11-23/la-estrategia-de-casado-no-logra-frenar-la-rebelion-interna-de-una-parte-del-pp.html

 

CASADO MANDA CERRAR FILAS ANTE LA TENSIÓN INTERNA: “NO CABEN SOLISTAS”

 

El líder avisa, sin citar a Ayuso, de que el proyecto está por encima de “vanidades”

 

Pablo Casado lleva semanas intentando obviar al máximo la disputa interna entre su número dos, Teodoro García Egea, y la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Hasta había dado órdenes de silenciar el conflicto y evitado en lo posible comparecer y dar entrevistas o ruedas de prensa. Pero este domingo, harto, se explayó en Granada, no casualmente en la clausura del congreso del partido en Andalucía que ha consagrado a su líder, Juan Manuel Moreno, como el “ejemplo y referente” de lealtad y gestión a seguir para llegar algún día a La Moncloa. Casado no citó por su nombre a Ayuso, pero no le hizo falta: “Somos un gran equipo, una gran orquesta, aquí no caben los solistas, somos una orquesta afinada, armónica, donde prima una partitura fuerte, no la suma de planes individualistas; el personalismo no cabe en el PP”.

 

El congreso del PP andaluz se volvió a convertir este fin de semana en un tablero de ajedrez en el que, de acuerdo con la versión de Génova, se ha conseguido visibilizar el aislamiento de la dama (por Ayuso) en su intento por atraer a otros barones al conato de rebelión y golpe contra Casado que la dirección nacional viene denunciando en los últimos días y en el que incluyen también las invectivas lanzadas por la exportavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, en un reciente libro.

 

“Ayuso ha quedado retratada. Hizo un comentario inapropiado y obligó a pronunciarse a Moreno y luego el partido salió a respaldarlo, obviamente”, indican fuentes cercanas al líder del PP.

 

El viernes Ayuso aconsejó a Moreno que “volara libre” y que convocara elecciones en Andalucía cuando considerara. El propio Moreno tuvo que precisar al día siguiente que siempre “ha sido libre” y esas palabras las utilizó minutos después el secretario general del PP, Teodoro García Egea, para indicarle que “no tenía que venir nadie de fuera” a decirle lo que debía hacer. Moreno trató de desvincularse de esas cuitas exigiendo a los suyos que se “dejaran de enredos estériles” porque entiende que le debilitan. Este domingo, en la clausura, eludió esos problemas.

 

Casado sí se salió este domingo de su propio mandato y quiso entrar de lleno en “esos enredos”, sin mencionar nunca a Ayuso. El líder de los populares fue meridiano: “El personalismo no cabe en el PP. No se puede arriesgar la inmensa responsabilidad que tenemos en una hoguera de vanidades que no conduce a ninguna parte. Esto no es un talent show de megalomanías”. El presidente del PP incidió en que su formación ahora requiere de “humildad, de unidad, de tener las cosas claras y dedicarnos a lo nuestro”.

 

Manos libres

 

Sobre la polémica autonomía de Moreno para convocar las elecciones, iniciada esta semana por el vicepresidente de la Junta y dirigente de Cs, Juan Marín, el líder del PP intentó dejar claro que nunca, ni siquiera tras el amago de moción de censura en Murcia, le pidió al presidente de Andalucía que alterara el calendario electoral. “Le llamé y le dije: ‘Tienes las manos libres para hacer en Andalucía lo mejor porque será lo mejor para España”, recalcó.

 

En la dirección nacional del PP parecen resignados a que cada fin de semana de congresos regionales la presidenta de Madrid reviente los actos con indirectas y directas hacia Génova. Pese a ese evidente desgaste, la cúpula popular se niega a dar su brazo a torcer en ese pulso. “Los congresos uniprovinciales tocan cuando tocan y el calendario no va a variar. Y se mantendrá la doble vuelta. Si en primera, los afiliados votan masivamente no será necesaria una segunda; si ella está tan segura de ganar con las bases, el modelo no le perjudica”, señalan fuentes de la dirección nacional.

 

Entre los populares andaluces, muy molestos porque su congreso se haya utilizado como un campo de batalla entre los intereses de Ayuso y la dirección nacional, la lectura es muy similar. “Ayuso quiso atraer a Moreno y no solo no ha podido, sino que, finalmente, Génova ha salido a respaldarle públicamente”, señalan fuentes de la cúpula de la dirección del partido en Andalucía.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-21/casado-avisa-a-ayuso-el-pp-es-un-equipo-y-una-orquesta-afinada-y-no-un-talent-show-de-megalomanias.html

 

ÁLVAREZ DE TOLEDO RESPONDE A CASADO: “ESTÁ LLAMANDO PERSONALISMO A LA PERSONALIDAD, Y DIVISMO AL LIDERAZGO”

 

Ayuso insiste en reclamar que se adelante el congreso del PP de Madrid, o de lo contrario se alargará la “guerra interna”

 

La rebelión interna no cesa. El toque de atención de Pablo Casado lanzado en el congreso del PP andaluz a Isabel Díaz Ayuso y a Cayetana Álvarez de Toledo para que rebajen su protagonismo y sus críticas no ha surtido efecto. Las dos dirigentes han concedido este lunes entrevistas en radio y televisión, y la ex portavoz parlamentaria popular se ha permitido incluso responder directamente al líder del PP. Ante las palabras de Casado el domingo en Sevilla ―“Aquí no caben los solistas, somos una orquesta afinada, armónica, donde prima una partitura fuerte, no la suma de planes individualistas; el personalismo no cabe en el PP”― Álvarez de Toledo le ha contestado que se equivoca. “Está llamando personalismo a la personalidad, y divismo al liderazgo”, ha reflexionado. “Es una vieja trampa de la izquierda confundir la libertad, la personalidad, con la megalomanía para anular al individuo que destaca. Es un camino que no nos conviene recorrer”, ha aconsejado Álvarez de Toledo al jefe de las filas conservadoras.

 

Álvarez de Toledo acaba de publicar un libro que ha incendiado al PP. En Políticamente indeseable (Ediciones B), la ex portavoz parlamentaria describe a Casado como un líder “veleta” y acusa al secretario general, Teodoro García Egea, de hacerle “bullying” [acoso]. La obra ha provocado un profundo malestar en la dirección del PP y en el grupo parlamentario popular, pero el acta de diputado es personal e intransferible y la cúpula no puede forzar a la diputada a marcharse. Ella tampoco piensa hacerlo. En ese tira y afloja, el líder del PP lanzó este domingo un mensaje interno que no ha sido atendido por las principales aludidas. Álvarez de Toledo no solo no ha dejado de hablar, sino que ha cuestionado las palabras de Casado cuando sostuvo que el PP es incompatible con los personalismos. “No me imagino a Reagan, a Thatcher, a Churchill, a Adenauer, a los grandes, quejándose de que hay grandes figuras en sus partidos o en sus grupos parlamentarios”, ha reflexionado la diputada por Barcelona en RNE. “Nadie habla de volar solo, se está diciendo que no puede haber personalidad. Los liderazgos son imprescindibles, hacen falta solistas, grandes figuras”, ha insistido.

 

La ex portavoz parlamentaria del PP defiende que los liderazgos son necesarios en los partidos políticos. “Creo que la personalidad y el perfil propio no son incompatibles con trabajar en equipo ni con ganar elecciones. Al contrario, creo que hacen falta grandes líderes”, ha considerado.

 

La dirección nacional asiste con profundo enfado a las declaraciones de la diputada popular e incluso sospecha de que está coordinada con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que mantiene otro pulso con la cúpula por el poder del PP de Madrid. La posibilidad de que ambas estén maniobrando en el PP ha sido descartada de plano este lunes por Ayuso, que además no se ha dado por aludida por las palabras de Casado en el congreso del PP andaluz. Así, la líder regional ha intentado separarse de Álvarez de Toledo y la polémica que ha generado su libro. “Es un problema entre una diputada nacional y la dirección nacional, yo no tengo nada que opinar”, ha dicho Ayuso durante una entrevista en TVE. “He oído que tenemos hasta planes”, ha seguido. “¿Y dónde vamos las dos?”, ha ironizado.

 

Ayuso ha aprovechado su paso por La hora de la 1 para recordar que en ese mismo programa, hace tan solo unos meses, fue apoyada como presidenta del PP de Madrid por el secretario general del PP, Teodoro García Egea. La guerra interna marca la agenda política de la formación desde hace meses. Y Ayuso alerta del peligro de que siga haciéndolo, desgastando en consecuencia al PP, si la dirección nacional apura el calendario previsto para la celebración del congreso regional de Madrid (primer semestre de 2022) y lo retrasa hasta junio del año que viene.

 

“La dirección nacional tiene unos tiempos, y tiene que ser así. Me parece bien”, ha dicho Díaz Ayuso, intentando rebajar el tono de un choque que está resquebrajando internamente al PP. “Pero llevamos dos meses de polémica, y prolongarlo otros ocho desgasta, erosiona, es más guerra interna, más malentendidos”, ha añadido para mantener su defensa de que el cónclave se celebre “cuanto antes”. “Sería bueno hacerlo pronto”, ha insistido. “Madrid es especial, tenemos varios municipios de más de 200.000 habitantes”, ha rematado, justificando su petición con la necesidad de preparar las listas electorales para las elecciones autonómicas de 2023.

 

El presidente del PP, Pablo Casado, ha eludido ahondar en la polémica que mantiene abierta con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y se ha negado en dos ocasiones a entrar al debate, tras visitar el Centro Memorial de Víctimas en Vitoria, informa Pedro Gorospe. “En el PP estamos todos unidos en lo importante”, ha dicho, precisando que lo importante son las víctimas del terrorismo e identificar con claridad a los herederos de Herri Batasuna. “Pactar con ellos es como perder el alma democrática”, ha dicho en referencia al PSOE, que ya ha pactado varias enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para permitir con su abstención o voto afirmativo, su aprobación en el Congreso de los Diputados. Casado ha subrayado que el PP sigue en cabeza en las encuestas y ha vuelto a pedir al partido que se centre en el trabajo de oposición al PSOE y no en sus cuitas internas. “En días como hoy las encuestas siguen diciendo que estamos 30 escaños por encima del PSOE porque estamos a lo importante”.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-22/alvarez-de-toledo-responde-a-casado-esta-llamando-personalismo-a-la-personalidad-y-divismo-al-liderazgo.html

 

CRECE EL MIEDO EN EL PP A QUE SALGA A LA LUZ UN ESCÁNDALO CONTRA AYUSO: “NO SON CREMAS, SON AVIONES”

 

La gestión durante la peor etapa de la pandemia, protagonista de la guerra Ayuso-Casado por el control del PP de Madrid

 

La guerra por el control interno del PP de Madrid se recrudece y amaga con convertirse en una batalla fratricida sin vuelta atrás. Fuentes cercanas a Génova, 13 explican que la “operación cremas” no tendrá nada que ver con la que tumbó a Cristina Cifuentes, puesto que reconocen que Isabel Díaz Ayuso no tiene muertos en el armario en su vida privada, pero explican que podría existir material suficiente (grabaciones, vídeos e incluso documentos) para tumbar a la presidenta regional por su gestión durante la peor etapa de la pandemia: “No son cremas, son aviones”, indican, en referencia a una presunta inflación de los costes y los precios del material sanitario proveniente desde China en las aeronaves fletadas por la Comunidad de Madrid, entre otros contratos realizados durante la lucha contra la covid-19.

 

Estas fuentes van un paso más allá y aseguran que todo este material es conocido por la dirección nacional. Además, sostienen que, si la batalla por el congreso de los populares en Madrid sigue su escalada de reproches mutuos, puede llegar a ser utilizado para tratar de presionar a la presidenta y que dé un paso atrás en sus voluntades.

 

Estas pruebas, que ya se han convertido en la ‘comidilla’ diaria de altos cargos del Partido Popular en Madrid, apuntarían al núcleo más cercano de la presidenta regional. Concretamente, desde el entorno de Génova explican que hay malestar por cómo Ayuso está gestionando la crisis interna, y creen que está totalmente absorbida por las recomendaciones que le llegan de cuatro de sus personas más cercanas: su jefe de Gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, su consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, y su hermano, Tomás Díaz Ayuso, que ya fue motivo de bronca la semana pasada cuando una diputada socialista, Carmen López, fue expulsada de la Asamblea de Madrid por poner en duda los ominosos negocios de los que se habría aprovechado durante este tiempo.

 

ElPlural.com se ha puesto en contacto con el gabinete de Isabel Díaz Ayuso para saber si son conocedores de estas presuntas irregularidades que se podrían utilizar en su contra. Sin embargo, desmienten tener miedo y garantizan que “no hay nada raro en la compra y traslado de material desde China”: “La documentación está a disposición en el portal de transparencia”.

 

Una sensación de calma pretendida que choca diametralmente con la que se experimenta en los corrillos del PP de Madrid. De hecho, este presunto escándalo que sectores cercanos a Casado y José Luis Martínez-Almeida tratan de buscar ya ha dado el salto a la prensa nacional. La periodista Pilar Gómez explicaba recientemente en el diario El Confidencial que “el enfrentamiento entre Génova y Díaz Ayuso por el control del partido en Madrid se les ha ido de las manos a ambas partes”. A este respecto Gómez sostenía que hace unas semanas empezó a circular una teoría “sórdida y oscura” por el PP de Madrid en relación a la conspiración de las 'cremas de Cifuentes', que le costó la carrera política a una mujer que en ese momento sonaba para todo, incluso para disputar el liderazgo a Mariano Rajoy.

 

El medio digital no es el único que ha hablado de que “pase algo” que acabe provocando que Ayuso no se presente. Tal y como ha rescatado la otrora líder de UPyD, Rosa Díez, El País publicaba recientemente un artículo en el que fuentes cercanas a la cúpula de Génova,13 hablaban de que “pase algo que impida a la presidenta presentarse”: “A veces hay que tirar las maletas por la borda para que no se estrelle el avión”, sostenían. Además, en el mismo reportaje se hablaba de que el enfado es de tal calibre que en la dirección nacional se están estudiando todas las opciones para que la presidenta regional no se haga con el control orgánico del PP madrileño.

 

El hermano de Ayuso, en la palestra

"Dedíquense ustedes al hermano de la señora Ayuso, que sí que se dedica a ir por los hospitales a sugerir a las unidades de contratación a qué empresa hay que contratar". Estas palabras, pronunciadas por la diputada del PSOE Carmen López, acabaron provocando que toda la oposición a Isabel Díaz Ayuso -incluido Vox- se levantara del pleno monográfico del pasado jueves en protesta a Eugenia Carballedo, presidenta de la Asamblea, quien decidió echar a la socialista por incumplir, según ella, el artículo 26 del reglamento. Dicho artículo establece que los parlamentarios están "obligados a adecuar su conducta a este reglamento y a respetar la disciplina, el orden y la cortesía parlamentaria".

 

Preguntada posteriormente por si dimitiría de sus funciones, como le exigían la mayoría de los partidos electos en Madrid, Eugenia Carballedo aseguró que respetaba “la postura de los grupos de izquierdas, pero los diputados tienen derechos, el privilegio de la inviolabilidad y también deberes”. “Yo tengo que velar por el decoro de la institución", añadía.

 

Todas las fuentes apuntan a Carromero

Paralelamente a estas “sórdidas y oscuras” teorías, el nombre de Ángel Carromero ha vuelto a las primeras líneas de la política debido a la guerra de liderazgo que se está viviendo en el Partido Popular de Madrid. Actual asesor del alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, y muy cercano al presidente nacional, Pablo Casado, muchas voces apuntan a que es el responsable de los movimientos que está llevando a cabo Génova para intentar frenar la intención de Isabel Díaz Ayuso de ocupar la presidencia regional del partido, que está en manos de una gestora desde hace cinco años.

 

Tal y como ha informado ElPlural.com, el que fuera la mano derecha de Casado en las Nuevas Generaciones sería así una suerte de mano negra que se escondería también bajo el calificativo de ''niñatos y chiquilicuatres'' que hay dentro de la formación.

 

https://www.elplural.com/politica/espana/crece-en-pp-miedo-salga-luz-escandalo-contra-ayuso-no-son-cremas-son-aviones_278680102

 

CASADO DESDEÑA EL DESGASTE EN EL PP POR LA CRISIS CON AYUSO: “NOSOTROS A LO NUESTRO, VAMOS BIEN”

 

El líder del PP reivindica que el partido encabeza las encuestas privadas para quitar importancia a los efectos de la disputa interna

 

Los barones del PP alertaron este sábado del desgaste que sufre el partido por el conflicto entre la dirección nacional e Isabel Díaz Ayuso, pero Pablo Casado resta importancia a las consecuencias de la crisis interna. En su discurso este domingo en Puertollano (Ciudad Real), en la clausura del congreso del PP de Castilla-La Mancha, el líder popular ha lanzado un mensaje a la formación para que no se preocupe por los efectos de la pugna con la presidenta madrileña. El jefe de los conservadores ha reivindicado las encuestas privadas que se están publicando estos días en pleno conflicto y que siguen situando en cabeza al PP, aunque varias de ellas revelan que la crisis rebaja sus expectativas electorales y pasa factura a los populares. “Hay una gran preocupación en el PP por las encuestas... es que nos da la risa, es increíble”, ha ironizado Casado, antes de subrayar ante los delegados del congreso que el rumbo es el correcto: “Nosotros a lo nuestro, vamos bien, y os digo una cosa: vamos a ganar las elecciones generales, cuando sean”.

 

Casado ha evitado citar a Ayuso expresamente, aunque sí lo ha hecho con otros cargos y dirigentes territoriales del PP, pero su mensaje sobre la buena marcha del partido hablaba de forma implícita del conflicto que tiene abierto con la presidenta madrileña. Ese “a lo nuestro, vamos bien”, invitaba a los populares a no despistarse con los problemas internos. El conflicto con Ayuso por el control del PP de Madrid se ha enquistado y en la dirección reconocen que no hay visos de acuerdo. El líder popular les ha dicho a los suyos, sin embargo, que no está preocupado por la repercusión de la crisis. “Es la primera vez que un Gobierno en solo dos años es sorpassado (superado) por la oposición, a pesar de todas las trampas, de la ocupación del poder, de todo lo que se dice de nosotros, y lo que no se dice de ellos, y resulta que ahora la preocupación es del PP que va a la cabeza en las encuestas”, ha argumentado Casado.

 

En su discurso en el cónclave, Casado ha cargado contra la reunión el día anterior en Valencia de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, con Mónica Oltra, Ada Colau, Mónica García y Fátima Hamed Hossain para tejer alianzas de cara a una futura plataforma de izquierdas. La ha llamado “el nuevo aquelarre de los radicales”. Y ha avisado de que si el PP llega al poder recuperará la reforma laboral de 2012 que el Gobierno pretende ahora derogar, de la misma forma que hará con la llamada ley mordaza, que el Ejecutivo también cambiará.

 

El líder del PP no ha coincidido con Ayuso en Puertollano, como tampoco el secretario general del partido, Teodoro García Egea, que se marchó el sábado después de comer antes de que llegara la presidenta madrileña.

 

El líder llama a la calma, pero en el PP la preocupación va en aumento porque la guerra con Ayuso se cronifica y no está funcionando la estrategia de Génova de dejar de hablar de la pugna para que baje el suflé. El sábado, en Puertollano, Ayuso llegó a pedir que “la democracia interna, que también hace falta, llegue al partido en Madrid”, y en el equipo de la presidenta transmiten que va a seguir defendiendo lo mismo cada vez que se le pregunte, es decir, que no dejará de plantear sus reivindicaciones: que quiere presidir el PP de Madrid y que espera que el congreso se celebre pronto para que los militantes decidan. Por lo tanto, Génova no está consiguiendo que Ayuso deje de hablar de ello. Este fin de semana, el congreso del PP de Castilla-La Mancha, en el que Francisco Núñez fue entronizado como nuevo líder regional con el 98% de los votos, quedó eclipsado por la pelea interna. El PP lleva dos semanas sin colocar sus mensajes de oposición porque todo gira en torno a esta crisis.

 

Casado está muy enfadado con Ayuso y fuentes próximas a la dirección sostienen que está dispuesto a ir hasta el final para evitar que la líder madrileña, que era su amiga, se haga con el control del PP regional. Los problemas internos no dan tregua al líder popular, que este domingo desayunó con una explosiva entrevista de la exportavoz del PP Cayetana Álvarez de Toledo en El Mundo, en la que carga contra el secretario general, Teodoro García Egea, a quien acusa de que “ejerce un mando testosterónico y perjudica a Casado”. “Hace bullying”, sostiene Álvarez de Toledo.

 

A pesar de las declaraciones de la diputada, susceptibles de considerarse motivo de suspensión de militancia o expulsión, según los estatutos del PP, destacados dirigentes de la cúpula son partidarios de no actuar contra ella para evitar darle más publicidad. “Solo es noticia cuando ataca al PP, y cada vez tiene que decir algo más gordo. Se retrata ella sola”, censuran fuentes de la dirección. Con todo, no se descartan medidas y, en su caso, también una sanción por haber roto la disciplina de grupo, ya que votó en blanco en la elección de los magistrados al Tribunal Constitucional. El caso de Álvarez de Toledo recuerda a muchos dirigentes al de Ayuso, y otras fuentes próximas a la cúpula defienden que es un ejemplo de que hay que actuar con contundencia contra los versos sueltos. “No se pueden dejar heridos”, dice un dirigente de peso, partidario de expulsar a la exportavoz parlamentaria.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-14/casado-desdena-el-desgaste-en-el-pp-por-la-crisis-con-ayuso-nosotros-a-lo-nuestro-vamos-bien.html

 

 

AYUSO, SOBRE EL CONGRESO DEL PP EN MADRID: "QUIERO QUE SE CELEBRE PRONTO PARA EVITAR EL DESGASTE DEL PARTIDO"

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha sido recibida entre gritos de "¡Presidenta!" en el Congreso del PP en Castilla-La Mancha

 

No ha coincidido con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, en plena pugna por el liderazgo del PP de Madrid

 

El Partido Popular de Castilla-La Mancha afronta la primera jornada de su cónclave, que se celebra en Puertollano, en Ciudad Real. Esta mañana ha intervenido el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y a esta hora ya ha intervenido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, aunque ambos dirigentes no se han encontrado, en plena pugna por el control del partido de dicha región.

 

Ayuso ha sido recibida recibida entre vítores por lo militantes a gritos de "¡Presidenta!" y ha señalado que quiere que se celebre el Congreso del PP madrileño "cuanto antes" para evitar el "desgaste del partido". "Quiero que la democracia interna llegue al PP de Madrid para salir todos fortalecidos", ha sentenciado.

 

Por su parte, Juanma Moreno, el presidente de Andalucía, ha tratado el asunto con normalidad y ha indicado que los partidos son "órganos vivos" y por eso "surgen diferencias".

 

Egea reclama un "partido unido" sin "distraerse"

 

García Egea, ha reclamado este sábado un partido unido para llevar a Pablo Casado al Palacio de la Moncloa y centrarse en los problemas de los ciudadanos sin "distraerse", en alusión a la pugna interna que mantiene el partido por el control del PP de Madrid. Ha considerado que "hoy es un antes y un después para que por fin el PP vuelva al gobierno de Castilla-La Mancha", porque "un partido unido como este es clave para conquistar retos mayores y ofrecer un proyecto de unión". De igual modo, el representante popular ha reivindicado centrarse "en lo importante y no en lo accesorio”.

 

"Hoy tenemos un congreso regional y hoy han votado los militantes. Votarán los militantes, como votarán en el resto de congreso regionales que se celebrarán", ha afirmado García Egea. Asimismo, ha agradecido al presidente del PP en la región y candidato a la reelección, Paco Núñez, y a los cinco presidentes provinciales que "han hecho piña para asumir al reto que tiene" el partido en la comunidad autónoma.

 

En cuanto al PP de Castilla-La Mancha, el secretario general de la formación a nivel nacional ha valorado que está "muy movilizado", y tiene "mucha capacidad para ofrecer a los castellanomanchegos un proyecto que desaloje a este PSOE que no defiende adecuadamente" a los ciudadanos de la comunidad autónoma. A su entender, eso no va a ocurrir hasta que Núñez logre la Presidencia de Castilla-La Mancha y Pablo Casado, la del Gobierno central.

 

https://cadenaser.com/ser/2021/11/13/politica/1636803950_684330.html

 

 

EL CONFLICTO ENTRE AYUSO Y GÉNOVA SE ENQUISTA SIN VISOS DE ACUERDO

 

La presidenta madrileña reclama a Casado que la “democracia interna” llegue al PP de Madrid

 

No hubo paz en Puertollano. En esta localidad de Ciudad Real se encontraron este sábado los protagonistas de la guerra interna en el PP para acudir al congreso de los populares de Castilla-La Mancha, que quedó eclipsado por la pugna orgánica. Y más allá de las apelaciones a la unidad del secretario general, Teodoro García Egea, el cónclave demostró que las espadas siguen en alto. Y que el conflicto va a peor, cada vez más enquistado y sin ningún viso de acuerdo. Al contrario, las declaraciones de Isabel Díaz Ayuso a su llegada a Puertollano, donde reclamó a la dirección que “la democracia interna, que también hace falta, llegue al partido en Madrid”, aumentaron el malestar en la cúpula. El enfado es tal que en Génova están estudiando todas las opciones para evitar que Ayuso se haga con el control del PP de Madrid.

 

La decisión es difícil porque la presidenta madrileña sigue causando furor entre las bases del PP. En Puertollano fue recibida entre aplausos y vítores. “¡Viva Ayuso! ¡Presidenta!”, corearon los militantes populares a su llegada a la antigua central térmica en la que el PP se reunió para el cónclave. Consciente de su fuerza, la líder madrileña no bajó el pistón y exigió a Génova que adelante el congreso del partido para tomar el control del PP de Madrid, a pesar de que la dirección prefiere posponerlo al próximo mes de mayo o junio. “Me gustaría que fuera pronto para evitar el desgaste”, emplazó ella.

 

El conflicto está lejos de solucionarse, y en su lugar, camina en dirección al choque de trenes. Ayuso no rehuyó hablar de la pugna, a preguntas de los periodistas, y volvió a acaparar los focos y las atenciones, como en cada evento que se celebra del PP. Y ello a pesar de que la organización le había reservado un papel diluido en una mesa redonda junto al resto de barones y de presidentes regionales del partido, con 10 intervinientes en total. Fue recibida con una ovación en pie cuando se levantó para pronunciar su discurso, en el que no citó a Pablo Casado y se dedicó a confrontar con el PSOE y Pedro Sánchez en términos absolutos. “No hay socialismo bueno”, llegó a decir. El socialismo, según Ayuso, se caracteriza por “el autoritarismo, la división y el reparto de la miseria”. “Desde la dictadura no hemos tenido un Gobierno tan autoritario como el de Pedro Sánchez”, se despachó la presidenta.

 

El PP llegaba al congreso de Puertollano tras dos semanas de incendio interno en una guerra que ha ido demasiado lejos en opinión de la mayoría de dirigentes. En el partido se extiende la interpretación de que a estas alturas ya no hay salida buena para nadie. El embate lanzado por Ayuso ha descolocado a la cúpula, cuya decisión de momento pasa solo por ganar tiempo mientras valora todas las posibilidades para que la presidenta de Madrid no se haga con el control del partido. Entre estas, según fuentes próximas a la dirección nacional, existe la posibilidad de que no se celebre el congreso del PP madrileño, porque Génova tome el control del partido a través de una gestora (ahora mismo hay una dirección provisional, que técnicamente no es una gestora) que se prolongue en el tiempo apelando al interés general de la formación.

 

La cúpula valora también tratar de ganar a Ayuso en el congreso aupando al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, a presentarse contra ella con el apoyo del aparato, y contempla “que pase algo que impida a la presidenta presentarse” al congreso, aunque no se desvela qué. Dirigentes de peso próximos a la dirección se pronuncian de forma contundente sobre la necesidad de apartar a Ayuso del control orgánico, aunque eso implique prescindir de uno de los principales valores del partido. “A veces hay que tirar las maletas por la borda para que no se estrelle el avión”, ejemplifican estas fuentes.

 

Los presidentes autonómicos piden un acuerdo entre Pablo Casado y Ayuso, pero en Génova reconocen que no hay visos de pacto. “No estamos en el escenario de un acuerdo”, admiten fuentes de la cúpula. La dirección reconoce que el líder del PP está muy disgustado con la presidenta madrileña, lo que impide una componenda. Que las relaciones con Génova están rotas lo demostró que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, se marchó de Puertollano después de comer para evitar coincidir con Ayuso, que intervenía por la tarde. En su discurso en el congreso, el número dos del PP instó a la unidad en torno a Casado como “la única forma de ganar a Pedro Sánchez”, en una referencia que se podía leer dirigida a la presidenta de Madrid, a quien la dirección nacional reprocha haber provocado la crisis. En Puertollano no solo no hubo paz, sino que se dio un paso más hacia la guerra.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-13/garcia-egea-reclama-unidad-en-torno-a-casado-como-unica-forma-de-ganar-a-sanchez.html

 

LOS MAR DE MAR: ESTE ES EL NÚCLEO DURO DE AYUSO QUE CADA MAÑANA DISEÑA EL PULSO CONTRA CASADO

 

En los maitines de las ocho, en el despacho del jefe de Gabinete, se debate durante una hora la estrategia comunicativa de la gestión del Gobierno regional y, últimamente, de la batalla con Génova

 

La guerra del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso contra la dirección nacional de Génova se dirime casi a diario en televisiones, radios y en discursos en diferentes actos. Pero nada es casual. Cada canutazo ante la prensa, cada tuit, cada entrevista en prensa está medida. Los mensajes que lanza la presidenta se empiezan a cocinar cada mañana, casi al amanecer, en un despacho en la esquina de la presidencia de Madrid, con vista a la diminuta calle Carretas.

 

Allí se reúne Miguel Ángel Rodríguez, el todopoderoso MAR, con su propio núcleo duro. Entre ellos está Francisco García de Diego, su fontanero de máxima confianza, el MAR de MAR, un periodista con 40 años de profesión; Sandra Fernández, que descubrió a Pablo Iglesias para La Sexta Noche, y José Luis Carreras, jefe de prensa de la presidenta. Ayuso rara vez se une a la cita. Allí se atornilla a los consejeros y se prepara la estrategia. Se diseña el "marco comunicativo" con el que intenta asaltar el poder del PP de Madrid, arrinconar al alcalde Almeida y seguir convirtiendo a la presidenta en la política del momento.

 

Pero para entender cómo el PP ha llegado a esta situación hay que retroceder un tiempo. Al verano de 2020, en plena pandemia…

 

Finales de agosto. Media mañana. José Luis Martínez Almeida apura un café con leche en la Cafetería Aarde frente a la Puerta de Alcalá de Madrid. Entre que es agosto y que la segunda ola de la pandemia golpea con fuerza, apenas hay gente en la calle.

 

El alcalde de la capital está de moda. Pocos días antes Pablo Casado le ha ungido como portavoz del PP nacional. Su discurso de unidad, de solidaridad, le ha convertido en el político del momento. Con el nombramiento adquiere más visibilidad que nunca. 

 

En medio de una charla con periodistas, les pregunta cómo ven el futuro Congreso para elegir a la nueva dirección del PP de Madrid, liderada desde mayo de 2018 por una gestora tras la renuncia de Cristina Cifuentes. Según los estatutos del partido, todavía quedan dos años para que se celebre. O incluso más. El debate ni siquiera está en los medios.

 

"Creo que hay que buscar a una persona de consenso para dirigir el partido", subraya varias veces Almeida, que solo tiene una cosa en mente: evitar "lo que pasó con Alberto (Ruiz-Gallardón) y Esperanza (Aguirre)".

 

Lo que pasó fue una guerra fratricida por el control del partido en el bastión más importante, Madrid, que se trasladó a sus respectivos gobiernos. Durante años, el Ayuntamiento de la capital y el Gobierno regional se hicieron oposición pese a ser ambos del PP. Se llegaron a enfrentar hasta por las alcantarillas. En lo interno, Aguirre ganó el pulso a Gallardón, que presentó a su mano derecha, Manolo Cobo -vicealcalde-, contra ella. Cobo retiró su candidatura antes incluso del congreso de 2004 al ver el ínfimo apoyo que tenía. 

 

'Huracán Ayuso'

 

Noviembre de 2021. Almeida ya no es el político del momento. Se ha visto engullido en medio del 'huracán Ayuso'. Génova lo ha puesto entre la espada y la pared al abrir la puerta a que se presente a competir contra la presidenta regional por el liderazgo del partido. Él no quiere. "Es que él en ningún momento se ha movido de su posición de buscar una tercera vía", le defiende alguien de su máxima confianza. Sin embargo, lleva semanas sufriendo el desgaste.

 

A Almeida se le nota preocupado, algo despistado

 

Se está empezando a cumplir su peor presagio, aunque la sangre todavía no ha llegado al río.

 

"Se le nota despistado, preocupado, e incluso un poco irascible", concede un trabajador del Consistorio que tiene trato frecuente con él. "Mientras Ayuso sabe decir que no a Génova, Almeida no, y le han ido empujando hacia donde está ahora", lamenta otra persona del entorno del alcalde. 

 

Por el contrario, a apenas un kilómetro de allí, en la Puerta del Sol, el gesto es otro. Ayuso está al alza. Su apabullante victoria en las elecciones de mayo de 2021 basada en la "defensa de la libertad", la bajada de impuestos y una suerte de nacionalismo cheli le convirtieron en un fenómeno político con pocos precedentes. Único. Si acaso solo comparable al efecto Aguirre de las mayorías absolutas con su política de "hospitales y metro".

 

Desde hace meses, incluso en lo peor de la pandemia, marca la agenda casi todas las semanas. A veces tiene más relevancia mediática que el propio presidente de su partido. Confronta directamente con Pedro Sánchez: por los controles Covid en el aeropuerto; por la Ley Celaá; por el reparto de los fondos europeos, por la falta de inversiones; por "querer descapitalizar" Madrid; por la fiscalidad que quiere imponer Moncloa...

 

Las medidas de Madrid frente al Covid y luego los diferentes pasos normativos de la vuelta a la normalidad también saltan constantemente a las portadas de los periódicos nacionales. De todo tiene una opinión. Reacciona, ante todo. No es espontáneo, como algunos puedan pensar. Cada paso, se mide al milímetro. Ella y su equipo marcan el relato. Incluso, cuando no hay un tema claro sobre el que mostrar su visión, Ayuso se desmarca atacando al Papa Francisco por no valorar "el legado católico de la conquista de América".

 

Respuesta a Génova

 

Tanto es así, de hecho, que el pasado adelante dado por Ayuso al anunciar el pasado 31 de agosto que se presentaba a presidir el PP de Madrid fue una respuesta a Génova. Un aldabonazo. En el entorno de la presidenta temían que empezara a calar como una lluvia fina la intención de la dirección nacional del partido de proponer a una persona "de consenso". Demasiadas declaraciones públicas de la dirección nacional en ese sentido. Había que actuar. Acción. Reacción. 

 

"Es que no puede ser que el alcalde o la propia Ana Camins (secretaria general del PP de Madrid en la gestora) empiecen a hablar en plena campaña de la tercera vía y, sin embargo, cuando ella habla de que se va a presentar a liderar el partido sea una barbaridad, cuando es lo que hacen otros compañeros, como en Galicia", defienden fuentes del Gobierno de la Comunidad de Madrid en referencia a Alberto Núñez Feijóo, presidente a la vez de la Xunta y del PP gallego.

 

Ayuso ya no puede echarse atrás

 

La disputa entre Sol y Génova lleva semanas calentándose y ha alcanzado su punto álgido en las últimas jornadas. Los respectivos gabinetes de comunicación llevan días sin hablarse. Y en Sol afirman que llegarán hasta el final. Llegados a este punto, ella “ya no puede echarse atrás”, dicen en su entorno más cercano, porque supondría perder la batalla y eso podría repercutir en la candidatura de 2023 a la Comunidad.

 

Pero, ¿quién está detrás de la estrategia de Ayuso? ¿Quién decide cada aparición y, en los últimos tiempos, cada estrategia de esta guerra abierta en el PP?

 

Todas las miradas se ciernen obviamente sobre Miguel Ángel Rodríguez (MAR), su jefe de Gabinete -"es el que más manda, manda mucho", precisan diversas fuentes consultadas-, pero es sólo la punta del iceberg. No está solo. Es como Mourinho. Asume en sus espaldas la responsabilidad públicamente, pero por debajo hay un equipo muy experimentado trabajando para Ayuso, sobre la que siempre tuvo buen concepto. “Ella es un diamante en bruto”, apuntaba su estratega de cabecera cuando comenzó a trabajar con ella.

 

 Reunión de una hora

 

Pocos saben que, todas las mañanas, en el despacho de MAR de la Real Casa de Correos, situado en una esquina del edificio que da a la calle Carretas, o en el despacho de la presidenta si está -muy rara vez-, se reúne durante una hora el círculo de máxima confianza de Ayuso. Y ahí se encauza la estrategia. El llamado marco comunicativo.

 

Son encuentros muy tempranos, en torno a las ocho de la mañana. Imitan a los 'maitines' que instauró José María Aznar en su Gobierno, pero se celebran diariamente en vez de una vez por semana. "Ahí se ve un poco todo, es una reunión de operatividad, de ver cómo se organiza el día, pero todas las decisiones últimas las toma la presidenta", comenta una fuente de Sol que conoce lo que ocurre en ese sanedrín.

 

En los encuentros se analiza la prensa, se discute por dónde pueden ir los tiros del día, cuál debe ser el tema sobre el que hay que incidir, además de perfilar la agenda y pergeñar las líneas maestras de los discursos. La "estrategia". Los claims. Algunas veces son requeridos los propios consejeros para que expliquen determinadas cuestiones especificas de sus áreas.

 

Por ejemplo, si se plantea ese día hacer una defensa de la educación concertada frente a los ataques del Gobierno central, se llama al consejero del ramo, Enrique Ossorio, para que explique todos los vértices del asunto. Y en el encuentro la posición se afina. Así pasa en sanidad, vivienda, políticas sociales...

 

"[Lo que se habla en la reunión] es como un complemento. La presidenta es autónoma; escucha y toma sus propias decisiones", precisan desde el entorno de Ayuso.

 

Fontanero de MAR

 

Entre los presentes siempre está Francisco García de Diego, el MAR de MAR, su fontanero de máxima confianza. Periodista avezado -lleva 40 años en la profesión-, ha pasado por Cope, Efe o por el Consejo de Administración de RTVE, entre otros.

 

Trabajó junto a MAR en el primer Gobierno de José María Aznar: era el secretario General de Información de la Secretaría de Estado de Comunicación que lideraba Rodríguez. Ahora es el jefe de Gabinete adjunto de la Presidenta.

 

"Es el factótum, el que tiene interlocución directa con las consejerías para pedir las cosas y coordinar los discursos. Los pide a las consejerías y luego los adapta para la presidenta", aseguran fuentes del Gobierno de la Comunidad. Cuando García de Diego llama a las consejerías, se aprietan filas. Es como si llamara MAR. "Los dos son un pack. Son como Felipe González y Alfonso Guerra".

 

Otro de los pesos pesados es Sandra Fernández, la directora general de Medios, que coordina a los jefes de prensa de las distintas consejerías. Toda la información pasa por sus manos, entre ellas las notas de prensa. También forma parte de los muñidores de la estrategia, además, sobre todo, de controlar el tratamiento audiovisual. Conoce el medio en todo su espectro: fue directora de programas tan antagónicos como Salsa Rosa o Sexta Noche.

 

Llegó al Gobierno regional de la mano de la consejera de Ciudadanos Marta Riviera de la Cruz, pero su conocimiento del medio hizo que Ayuso la incluya en su grupo de confianza. El cargo de directora general de Medios es el mismo que tuvieron en su día Isabel Gallego, mano derecha de Esperanza Aguirre, o Marisa González, responsable de la comunicación con Alberto Ruiz Gallardón y con Cristina Cifuentes. Sin embargo, su papel no es exactamente el mismo. Fernández ejerce de de facto de número dos de MAR, que es quien realmente dirige la estrategia de comunicación y posicionamiento de Ayuso al estilo de la figura creciente de los spin doctors.

 

Fernández mantiene una reunión semanal con todos los responsables de comunicación de las distintas áreas. Estos encuentros son habituales en otros ámbitos de la administración, como en Moncloa y otros gobiernos regionales, donde se comparten las agendas y proyectos de las distintas áreas para programar sus anuncios, trabajar a varios días vista y decidir cómo se escenifican los anuncios.

 

En el caso de la Comunidad, Fernández es quien dirige estas reuniones, siempre acompañada de José Luis Carreras, el cuarto elemento del equipo, el jefe de prensa de Ayuso, que se centra en la agenda de la presidenta para que no se solapen los temas, ver cuál es la mejor manera de contarlos y organizar los tiempos.

 

Carreras es el más fiel escudero de Ayuso, su mano derecha, un cargo que no existía en el organigrama de la Comunidad hasta la llegada de la presidenta, pero que sí ejercían las antecesoras de Sandra Fernández. "Ayuso confía mucho en él", afirman varias fuentes consultadas en Sol sobre alguien al que los que le conocen bien le definen como "estajanovista, incansable". Casi de la misma edad que la presidenta, la acompaña en todos los actos. Si no es él, es el propio MAR quien le traslada lo hablado en las reuniones.

 

Tras cada intervención en los medios de comunicación de Ayuso, el equipo de Carreras o el propio Carreras envía WhatsApp a los periodistas tanto de local como de política nacional con un resumen. Como si fueran una agencia. Destacando lo que previamente, en los maitines, se ha considerado como lo importante.

 

"Nada es casual"

 

"Nada es casual en la estrategia; MAR es un perro viejo, sabe posicionarla [a Ayuso]", sostiene un importante cargo del Gobierno regional con larga experiencia. "Ayuso es inteligente, y aparte de trabajar mucho, sabe delegar en gente que sabe más de algunos temas que ella, como sanidad o educación. En base a la información que le llega, toma las decisiones, todas", sostiene la fuente, que defiende todo la gestión llevada a cabo desde la Puerta del Sol. "Mira, para que las cosas salgan bien", añade, "tiene que haber gestión; si tu gestión es mala, aunque tengas un gurú de la comunicación, te irá mal", concluye este miembro del Ejecutivo regional que ha visto trabajar a varios presidentes y gabinetes de comunicación.

 

Otra pieza muy importante en el núcleo duro de la presidenta es Alfonso Serrano, su portavoz parlamentario. Ha sido su director de campaña en las dos últimas citas electorales y Ayuso quiere que sea el futuro secretario general del PP de Madrid. Todos en Sol, e incluso en Génova, saben que es de los más capaces del partido. Es hábil, astuto, y buen orador. Se conoce además todos los viricuetos de los reglamentos de la Cámara. Durante la comisión de investigación contra la corrupción política era quien trababa las ruedas de la oposición, embarrando el terreno para que no se jugara.

 

Sabe llevar al grupo parlamentario, afirman varias fuentes consultadas. Y no es algo sencillo. Hay cierta tensión, ya que en él están, dos pesos pesados de Génova: Ana Camins, muy cercana a Casado y que desde que Ayuso anunciara que quería presidir el PP de Madrid ha dejado de aparecer por Sol "cuando era una habitual", y Emilio Sanjuanbenito, jefe de Gabinete de Casado, que recientemente fue la única y "notable" ausencia en una reunión de grupo. Ayer los dos compartían confidencias en el patio de fumadores de la Asamblea en uno de los recesos del Pleno. 

 

 

La relación personal de Camins, Ayuso y Serrano era muy buena antes de que estallase la guerra interna por la presidencia del PP, pero últimamente se ha enrarecido e incluso difícilmente se mantiene, algo que desde el entorno de Serrano lamentan pero entienden que forma parte de la vida política.

 

La coordinación entre Sol y el grupo parlamentario, apuntan fuentes del partido, es muy buena precisamente por la buena sintonía entre Ayuso y Serrano. “Su comunicación es permanente” y también la de sus equipos de prensa, aprecian desde Sol.

 

"La semana pasada, en la Asamblea, Ayuso recibió una ovación cerrada de todo el grupo, antes y después del pleno", sostienen en el entorno de la presidenta para visibilizar el apoyo de los diputados a su postura con respecto al liderazgo del partido. Aun así, algunos en privado admiten su preocupación por el enfrentamiento. "Es que parecemos dos partidos distintos", se queja una fuente del grupo parlamentario.

 

"La situación ya es mala, pero puede acabar peor; la militancia ya te llega preocupada a preguntar. Además, la pelea es en el momento que más delicado está el Gobierno de Sánchez".

 

"Tomar las riendas"

 

En la Puerta del Sol se extiende entretanto el mantra de que es el momento de que Casado "tome las riendas" y arregle el desaguisado que ha provocado Teodoro García Egea, secretario general del PP, buscando la confrontación. Insisten en que Ayuso no puede mandar más mensajes de "conciliación" al asegurar que no habrá hiperliderazgos en el PP de Madrid y que habrá "integración".

 

En Génova, intuyen en su equipo, juegan a ver si ella sola se aparta de la batalla o se pliega a los deseos del partido, que quiere una única lista en las primarias porque es lo que más beneficiaría a Casado.

 

En la dirección nacional, por ahora, guardan silencio, pero reconocen que no tienen ninguna intención de facilitar una imagen entre Casado y Ayuso como la que esta protagonizó con Almeida en la misa de la Almudena. Esa foto de reconciliación, de momento, “no está en agenda”.

 

Almeida se refuerza

 

Mientras, Almeida se ha reforzado fichando al ex jefe de prensa de Albert Rivera en Ciudadanos , Daniel Bardavío, hasta ahora asesor del partido de Inés Arrimadas en Bruselas. En el entorno del alcalde reconocen que llevan tiempo intentando que reconduzca la comunicación y los mensajes relativos a la gestión del Ayuntamiento para que se hable de algo más que de la pelea interna del partido.

 

Pero no han encontrado aún la fórmula para hacerlo. La oposición se encarga de repetir cada vez que puede que Almeida ha abandonado su cargo como alcalde para dedicarse solo a la portavocía del partido. Y las filtraciones continuas realizadas por las tres partes de esta guerra alimentando a la prensa tampoco ayudan.

 

"A ver si con Barvadío se deja de competir con Ayuso todo el tiempo y no todo lo que rodee a Almeida sea Génova", aprecian fuentes municipales. Ya en agosto de 2020, había populares que advertían que cuando la dirección del partido "te ofrece un puesto" como el de portavoz nacional, "no puedes decir que no, pero es probable que no tardes en arrepentirte porque ser portavoz te puede pasar factura como alcalde".

 

https://www.epe.es/es/politica/20211112/mar-mar-nucleo-duro-ayuso-12836894

 

TENSA MISA DE PAZ ENTRE AYUSO Y ALMEIDA

 

En medio de la guerra por controlar el PP, los dos líderes fuerzan un encuentro amistoso en la festividad de la Virgen de la Almudena

 

¿Son Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida los Caín y Abel de la política madrileña? Con la Virgen de la Almudena como testigo, la pregunta llega este martes a oídos del alcalde en plena guerra de los dos líderes por controlar el PP de Madrid. Y Martínez-Almeida se ríe, chulapo también en noviembre. “Recomiendo más bien la parábola del buen samaritano”, responde antes de ir a buscar a Díaz Ayuso para abrazarla entre un torrente de cámaras, porque hoy es día de misa grande, se rinden honores a la patrona local, y toca tregua. Desfilan las señoras con mantillas negras y el alcalde y la presidenta hacen acto de contrición. “Somos como hermanos”, dicen. Cuando se separan, repiquetean las campanas que convocan a los fieles. Para el PP bien podrían estar tañendo en aviso de un funeral: pasada la misa, sigue abierta la guerra por controlar el PP de Madrid.

 

“Si alguno quiere ser el primero de todos, sea el último de todos y el servidor de todos”. La frase con la que Almeida cierra la renovación de los votos de la villa a la Virgen como alcalde de la capital no va dirigida a Díaz Ayuso. Y al mismo tiempo, escucharla en la plaza repleta, frío a la sombra y calor al sol, provoca giros de cabeza y cejas levantadas.

 

Porque Díaz Ayuso quiere presidir el PP de Madrid, a lo que la dirección nacional del PP se opone mientras baraja que Martínez-Almeida, precisamente, se enfrente a ella en un congreso aún sin fecha. Esa polémica es la comidilla de todos los corrillos de la jornada. Al igual que los vendedores de barquillos y flores simbolizan al Madrid más castizo a las puertas del arzobispado, los políticos llevan hasta las inmediaciones de la catedral al Madrid más duro, ese con las alfombras teñidas de rojo por el rastro de los rivales caídos. El Madrid de los políticos.

 

“Pido que Almeida ejerza como alcalde”, lanza Mar Espinar, la portavoz municipal del PSOE. “Está a todo lo que le pide [Pablo] Casado”, le afea al regidor, que también es portavoz nacional de la formación conservadora. “Está a las luchas intestinas del PP, a controlarlo, menos a lo que tiene que hacer”.

 

“Todo esto es tiempo perdido, hay que preocuparse de los problemas reales de Madrid”, pide Rita Maestre, de Más Madrid.

 

“¿La lucha del PP?, lamentable”, cierra José Manuel Calvo, de Recupera Madrid.

 

Y claro, si hasta la oposición se manifiesta sobre la guerra interna del PP, es inevitable que sus protagonistas también lo hagan. Ambos llegan acompañados de una ovación, con los vecinos presentes entregados.

 

“No nos hemos bloqueado”

 

“Nos hemos estado mensajeando esta mañana, y de tan buen rollo que no nos hemos bloqueado el uno al otro. Es mi familia política”, dice sobre la presidenta Martínez-Almeida, que juguetea con el desplante de Díaz Ayuso al secretario general del PP, Teodoro García-Egea, al que sí tiene bloqueado en su teléfono, como ejemplo de lo dura que está siendo la guerra interna en el partido.

 

“Seré respetuosa con los tiempos, busco unidad, sin imponer”, prosigue luego Díaz Ayuso, que quiere que el congreso del PP de Madrid se celebre en marzo como tarde, pese a que la dirección nacional cree que puede atrasarlo hasta junio. “Somos un equipo. Lo importante es mirar hacia adelante. Esto va a acabar bien”, añade. “Almeida y yo tenemos muy buena relación, y sobre todo entendimiento”, sigue. “Todo se va a solucionar”, remata, sin aclarar si se siente respaldada por la dirección nacional de Génova.

 

Pocas carreras demuestran mejor que los tiempos de la política nada tienen que ver con los de la vida. En enero de 2019, Díaz Ayuso y Martínez-Almeida eran unos desconocidos. En mayo, perdieron las elecciones a la alcaldía y la presidencia regional. Aquel verano los dos lograron el poder pactando con Cs y Vox. En 2020 afrontaron la pandemia en tándem, lo que supuso que el alcalde evitara pronunciarse sobre decisiones de la presidenta que no compartía. Ahí llegó a su cénit el eslogan del partner, socio y socia con la boca llena de alabanzas el uno para el otro. Solo unos meses después, esa miel es hiel, y aquellas buenas palabras, ceniza. Díaz Ayuso y Martínez-Almeida se enfrentan como solo pueden enfrentarse dos compañeros de partido a los que las cámaras siguen todo el rato: callando en público mientras sus afines maniobran en privado.

 

Pocas veces explotó tan rápido una relación profesional de amistad. Abril de 2021: “Madrid te necesita, Isa”, se desgañita Martínez-Almeida en el mitin con el que la aspirante lanza su campaña para la reelección. Mayo: “Es la presidenta que reclaman los madrileños para hacer frente a los años más difíciles y complicados”, vuelve a intervenir el alcalde, esta vez en el último mitin de la quincena electoral. Octubre: “Yo apuesto por la tercera vía”, le lanza Martínez-Almeida a su partner durante una comida, haciéndole ver que no quiere que presida el PP de Madrid.

 

Es lo que tienen las luchas por el poder interno. Que revientan complicidades. Que acaban con cualquier trampantojo. Y que hunden relaciones simbióticas, pese a que sus protagonistas se beneficien mutuamente de ellas, como es el caso de los protagonistas del tique electoral del PP para Madrid. Este martes, en la catedral de Madrid, Díaz Ayuso y Martínez-Almeida intentan cerrar heridas. De hecho, mantienen un encuentro como culminación de sus mensajes cruzados de la mañana. Pero el trasfondo sigue siendo el mismo.

 

Martínez-Almeida piensa que Díaz Ayuso no debería presidir el PP regional, para dedicarse exclusivamente a gobernar la Comunidad. La dirección nacional del Pablo Casado busca quien se enfrente a la presidenta regional en el congreso del partido, para lo que baraja el nombre del regidor. Y Díaz Ayuso quiere todo el poder.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-11-09/tensa-misa-de-paz-entre-ayuso-y-almeida.html

 

ELLA NO LLEGARÁ A LAS PRÓXIMAS ELECCIONES PORQUE HABRÁ UNAS CREMAS”: LA TEORÍA QUE SACUDE EL PP DE MADRID

 

Se disparan todas las alarmas en el Partido Popular por la amenaza que circula en el partido

 

Este martes 9 de noviembre, con motivo de la celebración de la Almudena, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido en la necesidad de celebrar pronto en congreso regional del Partido Popular de la región y ha admitido que “ahora mismo la situación es evidente que es complicada”.

 

Lo cierto es que, tal y como ha informado la periodista política Pilar Gómez, “el enfrentamiento entre Génova y Díaz Ayuso por el control del partido en Madrid se les ha ido de las manos a ambas partes”. A este respecto, Gómez explica que hace unas semanas empezó a circular una teoría “sórdida y oscura” por el PP de Madrid en relación a la conspiración de las 'cremas de Cifuentes', que le costó la carrera política a una mujer que en ese momento sonaba para todo, incluso para disputar el liderazgo a Mariano Rajoy.

 

“Las comparaciones son odiosas y por eso se dispararon todas las alarmas cuando en los círculos populares se puso en circulación que 'alguien' muy cercano a 'alguien' estaba contando que 'ella' no llegaría como candidata a las próximas elecciones porque habría "unas cremas". Lo que difundía ese 'alguien' llegó a los oídos de otro 'alguien'. Entonces ese 'alguien' acabó concluyendo que detrás de todo estaba el 'alguien' de siempre. La tormenta imperfecta estaba ya desatada en el momento más dulce de la era Casado. Las llamadas tendencias favorecen al PP y en la opinión pública, y buena parte de la publicada, no se alcanza a entender en qué momento se ha decidido 'matar al padre' o 'a la madre', según el bando en que se milite”.

 

El papel de Carromero

Paralelamente a estas “sórdidas y oscuras” teoría, el  nombre de Ángel Carromero ha vuelto a las primeras líneas de la política debido a la guerra de liderazgo que se está viviendo en el Partido Popular de Madrid. Actual asesor del alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, y muy cercano al presidente nacional, Pablo Casado, muchas voces apuntan a que es el responsable de los movimientos que está llevando a cabo Génova para intentar frenar la intención de Isabel Díaz Ayuso de ocupar la presidencia regional del partido, que está en manos de una gestora desde hace cinco años.

 

Tal y como ha informado ElPlural.com, el que fuera la mano derecha de Casado en las Nuevas Generaciones sería así una suerte de mano negra que se escondería también bajo el calificativo de ''niñatos y chiquilicuatres'' que hay dentro de la formación.

 

https://www.elplural.com/politica/espana/ella-no-llegara-proximas-elecciones-porque-habra-cremas-teoria-sacude-pp-madrid_278293102

 

CASADO IMPONE SILENCIO SOBRE AYUSO SIN CEDER EN SU PUGNA

 

Margallo pide que se deje a la presidenta madrileña presidir el PP de Madrid

 

Silencio. Es la estrategia que ha impuesto Pablo Casado ante el conflicto abierto con Isabel Díaz Ayuso por el poder del PP de Madrid. El líder del PP ha dado orden a la dirección nacional de no hablar sobre la batalla con la presidenta madrileña con el objetivo de que los periódicos dejen de referirse a un asunto que eclipsa su trabajo de oposición. Casado, de perfil bajo en plena pugna interna —no responde a preguntas de la prensa desde hace 12 días—, pretende que el suflé baje con el cerrojazo informativo, sin mover ficha para buscar un acuerdo con Ayuso que cierre la disputa. El líder popular mantiene el pulso y no adelantará el congreso del partido en Madrid como le pide la presidenta madrileña. En paralelo, aumenta la presión en el partido para que cesen las hostilidades. Los barones instan a ambos a “enterrar el hacha de guerra” y piden “neutralidad” a la dirección nacional en el congreso del PP de Madrid, mientras algunos dirigentes reclaman directamente a Casado que deje a Ayuso presidir el partido.

 

“Hemos decretado que el conflicto no existe”, ironiza un dirigente popular. La estrategia definida por el líder del PP para tratar de salir del choque abierto con la presidenta madrileña es el silencio autoimpuesto. Casado evita las entrevistas (la última que concedió fue a la Cope, el pasado 26 de octubre) y las preguntas de la prensa (sus últimas declaraciones fueron el 27 de octubre, en el desayuno informativo del jefe de la CEOE, Antonio Garamendi). El jefe de los conservadores mantiene un perfil discreto para tratar de no alimentar más el conflicto interno, y tampoco ha convocado al comité de dirección, que suele reunirse semanalmente los lunes, desde el 18 de octubre. La consigna de silencio se extiende a toda la cúpula, que también evita el asunto. Casado confía en que no hablar sobre ello rebajará la tensión, pero no cede ante la presidenta madrileña y no tiene previsto hacer ningún movimiento para impedir el choque con Ayuso.

 

El único mensaje de la dirección este lunes fue confirmar la decisión de no adelantar el congreso del PP de Madrid, que la líder madrileña reclama que se celebre antes del próximo mes de marzo. Génova no se mueve en la pelea de los tiempos, y mantiene la incógnita sobre quién debe presidir el PP de Madrid, un puesto que reclama para sí Ayuso. “La junta directiva nacional marcó unos plazos y el congreso del PP de Madrid se va a desarrollar en el marco de los plazos marcados por el máximo órgano entre congresos”, afirmó este lunes el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, desde Málaga. “A partir de ahí, se podrá presentar quien estime oportuno. Poco más puedo añadir”, zanjó.

 

La decisión del líder es no mover ficha, pero la presión interna aumenta para que evite que el PP se abra en canal. Los barones reclaman una tregua y algunos miembros de la dirección van más lejos pidiendo a Casado que sea él quien ceda para frenar el choque. “Cuanto antes se zanje este tema, mejor”, plantea el exministro de Exteriores José Manuel García Margallo, miembro de la dirección popular. “Mi opinión es que Ayuso debe ser presidenta del partido regional, como son todos sus colegas. Además, tiene dentro de dos años unas elecciones autonómicas que son vitales para el PP nacional. Y cuanto antes se le dé la vara de mando [del partido] mejor, porque más tiempo tendrá para prepararlas”, argumenta Margallo en conversación con EL PAÍS. El dirigente considera que “no tiene sentido tener una candidata como Ayuso y ponerle trabas. Es completamente absurdo que suba al ‘ring’ con una mano atada”.

 

En las presidencias autonómicas populares insisten en pedir calma. “Tienen que enterrar el hacha los dos”, instan fuentes de una presidencia. Los barones del PP, muy preocupados por el coste electoral que puede suponer para el partido, reclaman a la dirección que siga el “principio de neutralidad” en el congreso del PP de Madrid, que aún no tiene fecha. Es decir, que Génova no debería promover un candidato alternativo a Ayuso, aunque la dirección baraja aupar al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

 

Otros presidentes del PP también cargan las tintas contra Ayuso, a quien acusan de “hablar solo de su ombligo” y dañar con sus aspiraciones a Casado. “Si yo hubiera pasado, como ella, de que no me conociera nadie a que Casado me propusiera como candidata… No estaría comportándome como lo está haciendo ella”, reflexiona un presidente del PP. “Está demostrando muchas cosas. Ya hace dudar de todo. No solo de la intención que pueda tener el día de mañana en la carrera nacional, sino que a mí me hace dudar por qué tanta prisa para que se celebre el congreso ya, por qué todo esto por cuatro o cinco meses”, se pregunta. Este barón considera que Ayuso, al plantear un pulso públicamente a la dirección nacional, “está dejando a Génova sin salidas”. “Está provocando que la única forma de que Génova gane sea que el congreso se celebre cuando Génova diga, y que la presidenta del PP de Madrid no sea ella”.

 

La desconfianza hacia la presidenta, detrás del choque

 

¿Por qué Pablo Casado no quiere que Isabel Díaz Ayuso presida el PP de Madrid? ¿Por qué llevar tan lejos el choque con la líder madrileña? Las preguntas que recorren el PP no tienen fácil respuesta. En primer lugar, la dirección nacional del PP juega a la ambigüedad porque oficialmente Casado nunca se ha pronunciado en público en contra de que Ayuso se haga con el bastón de mando del PP de Madrid, y de hecho llegó a transmitir en conversaciones informales con periodistas tras las elecciones de Madrid de mayo que no iba a poder oponerse a que su amiga Isabel lograra el control del partido. El secretario general, Teodoro García Egea, también llegó a dar su respaldo a Ayuso en junio para presidir el PP de Madrid. “Si yo fuera afiliado del PP de Madrid”, dijo García Egea, que milita en el PP de Murcia, en TVE, “mi total apoyo a la presidenta”. Después, en septiembre, García Egea defendió la llamada “tercera vía”, esto es, que una tercera figura, que no sea ni la presidenta ni el alcalde de la capital, dirijan el partido. Fuentes de la dirección nacional transmiten ahora que la tercera vía sería la mejor solución, porque cuando se ha concentrado el poder institucional y orgánico en una sola persona, como ocurrió con Esperanza Aguirre, el partido no funcionó bien.

 

Hay más motivos detrás de los recelos de Génova. Fuentes próximas a la dirección admiten que ha aumentado la desconfianza hacia Ayuso por su manera de plantear sus aspiraciones orgánicas: “Está mostrando que no es de fiar”. El recelo es doble: la dirección nacional cree que si entrega el partido a Ayuso no lo podrá controlar, y también desconfía de que la líder madrileña tenga ambiciones nacionales y quiera mover la silla a Pablo Casado.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-09/casado-impone-silencio-en-la-pugna-con-ayuso-sin-ceder.html

 

¿QUIÉNES SON LOS ENTORNOS QUE INTOXICAN EL PP DE MADRID?

 

El triángulo de poder formado por Génova, Puerta del Sol y Cibeles tiene varios protagonistas, cada uno con un perfil, papel y relevancia diferente en la trama por la guerra interna del PP de Madrid: Teodoro García Egea, Antonio González Terol, Miguel Ángel Rodríguez, Alfonso Serrano y Ángel Carromero.

 

Casado pide a su entorno no enfangar ni alimentar más el conflicto con Ayuso y sus asesores

 

En la séptima planta de Génova 13, donde se encuentran los aposentos del PP nacional, aseguran que no quieren alimentar más la guerra sucia con dirigentes de su propio partido. Aunque les quiten el sueño, crean que les hacen la vida imposible y les impidan centrar el mensaje en sus propuestas alternativas al Gobierno de Pedro Sánchez. Pablo Casado tiene su hoja de ruta clara, tanto en la pelea con el presidente del Ejecutivo como con la 'lideresa' de Madrid, y en ese camino, aseguran en su entorno, hay ciertas líneas rojas que no tiene intención de traspasar y ha pedido cierto silencio. Pero en política, y más cuando hay un conflicto interno, una cosa son las palabras y otra los hechos.

 

Los entornos siempre lo contaminan todo, apuntan con diferentes palabras en los tres vértices del triángulo de esta historia, precisamente los protagonistas de esos núcleos duros. En Génova y también en el Ayuntamiento culpan a Miguel Ángel Rodríguez, todopoderoso director de gabinete de Isabel Díaz Ayuso. En Sol, por su parte, a menudo evitan dar nombres concretos, pero sus descripciones apuntan directamente a Ángel Carromero, mano derecha del alcalde de la capital, y ya sin tapujos, a Teodoro García Egea.

 

Los afines a Ayuso han tachado al secretario general del partido de "poli malo" en esta guerra. Le culpan de haber sido él quien ha convencido a Casado de la necesidad de frenar las aspiraciones de Ayuso a la presidencia del PP de Madrid, aunque a estas alturas del conflicto son conscientes de que el presidente de la formación es quien dirige esa estrategia. Y, aunque en la dirección de Génova aseguran que Casado ha dado orden de no enfangar más la pelea interna, tanto García Egea como Antonio González Terol (en un segundo plano) son dos personajes clave.

 

Fuentes cercanas al secretario general del PP insisten en que comparte la posición del líder de "guardar silencio" mientras encajan lo que consideran "ataques" desde Sol. Pero García Egea define cada estrategia desde la dirección nacional y lleva tiempo advirtiendo de la influencia de Miguel Ángel Rodríguez en la presidenta madrileña. El gran choque se produjo en la convocatoria del adelanto electoral y en la confección de las listas. Y desde ese momento ambos saben que su relación es irreconducible.

 

La premisa de Egea, aseguran, sigue siendo la de "proteger" a Casado y, sobre todo, la estabilidad del partido. De ahí que siempre haya sido partidario de la llamada 'tercera vía' para separar el poder orgánico del institucional. En Génova afirman que no estarán en la "guerra sucia" de filtraciones y de "enterrar" a la otra parte, pero también reconocen que defenderán sus posiciones y "no permitirán" que desde la Puerta del Sol "se lleven por delante" el partido. En cuanto al vicesecretario general, el también diputado Antonio González Terol, también está en muchas de las reuniones importantes en la sede. Mantiene un perfil bajo, aunque conoce perfectamente el territorio madrileño. No sólo como exalcalde de Boadilla, sino como candidato habitual en las quinielas de la Comunidad. En estos momentos es también un apoyo importante de Egea.

 

La clave de Carromero

 

Hay un tercer elemento que, sin pertenecer orgánicamente a Génova, en este conflicto actúa como una pata más de su estrategia. Ángel Carromero tiene un cargo institucional en el Ayuntamiento de Madrid como coordinador general de la Alcaldía, que en la práctica lo convierte en un personaje cercano a José Luis Martínez Almeida, en un asesor de estrategia política que acompaña al alcalde allá donde va. Pero, además, tiene el pie metido en la actual dirección del PP de Madrid como presidente del comité electoral y preside el PP del distrito de Chamartín. Actúa, en definitiva, con su doble gorra de almeidista y casadista.

 

En Sol ponen el foco sobre él cuando se quejan de filtraciones o estrategias de la gestora que van en contra de la candidatura de Ayuso y sugieren que una de las causas principales de quienes, como él, se oponen desde a la candidatura de la presidenta es su miedo a perder el cargo en el partido y, en definitiva, influencia en el mismo. Quienes desde Génova apuntan que Casado no quiere intoxicaciones y que se deje de alimentar esta guerra fraticida, reconocen, en cambio, que puesto que Carromero no forma orgánicamente de la dirección del partido, no está de más, o incluso bienvenido sea, que alguien que pertenece a la gestora o el Ayuntamiento lo haga. Obvian, al utilizar esta argumentación, que Carromero es uno de los asesores más cercanos del portavoz del PP nacional.

 

¿Y de dónde viene y cómo llega al Ayuntamiento? Carromero fue compañero de Casado en las Nuevas Generaciones cuando éste dirigía a los jóvenes populares madrileños bajo la presidencia de Esperanza Aguirre en el PP de Madrid. Uno y otra lo arroparon tras el polémico episodio de Cuba y ha seguido ligado al partido con distintos cargos como asesor de la formación en el Ayuntamiento de Madrid. Su nombramiento como coordinador general de la Alcaldía no fue bien recibido por la oposición, que llegó a pedir su cese. Pero él sigue en su puesto y se ha convertido en el verdadero núcleo duro de Almeida. Como portavoz en la sombra del alcalde para los asuntos más políticos sobre los cuales Almeida evita mojarse, se ha convertido también en diana de los dardos que salen de Sol.

 

El omnipresente MAR y Alfonso Serrano

 

La animadversión por parte de Génova hacia Miguel Ángel Rodríguez viene, más o menos, desde el primer día que este entró en la Puerta del Sol como director de gabinete de Ayuso hace ya casi dos años (enero de 2020). Entró, en teoría, para coordinar la difícil gestión de un gobierno de coalición entre dos formaciones que no se entendían, con Ayuso a un lado del ring e Ignacio Aguado al otro. Su ventaja respecto a sus rivales de Génova y Cibeles radica en la experiencia. Rodríguez conoce muy bien cómo funciona el aparato del partido porque asesoró a José María Aznar en su última etapa en la oposición, fue portavoz de su primer gobierno hace más de 25 años, ha sido analista político y consultor de comunicación durante estas dos últimas décadas, y lleva otros dos años en la política institucional de la mano de Ayuso. Peina canas y tiene nietos mientras que enfrente, aunque experimentados en la vida de partido, otros actores apenas rozan los 40 años.

 

Figura polémica en la era Aznar igual que ahora, en aquellos años en la portavocía del Gobierno entraba en el cuerpo a cuerpo desde la mesa de las ruedas de prensa de Moncloa tras los Consejos de Ministros. También entonces, como ahora, su presencia en la actividad del Ejecutivo era omnipresente y se hacía notar. Hoy, más de dos décadas después, su impronta se percibe en cada discurso de Ayuso, pero ya no se le ve. Está en una segunda línea, en la retaguardia, donde es más fácil analizar a terceros y asesorar sobre dónde poner el foco. Y gracias a esa asesoría que Ayuso considera acertada, fuentes cercanas a la presidenta aseguran que nunca le dejará caer, ni siquiera a cambio de firmar la paz con Génova.

 

Pero no es el único pretoriano de Ayuso en esta guerra con Génova. Desde el equipo de Casado lo consideran el muñidor principal de toda la estrategia para la candidatura de la presidencia del PP de Madrid. Es, dicen, el que aprieta o afloja el botón de la batalla a su antojo. Pero Ayuso ha encontrado en el actual portavoz del PP en la Asamblea de Madrid a otro fiel escudero. Si consigue liderar el partido, Alfonso Serrano será, si no hay un pacto previo que lo impida, el secretario general, lo que le convertiría en el muro de contención de la presidenta en el ámbito institucional y en el partido.

 

https://www.epe.es/es/politica/20211109/son-entornos-intoxican-pp-madrid-12784106

 

LA GUERRA DEL PP DE MADRID ARRASTRA A ALMEIDA A UNA ENCRUCIJADA

 

La batalla interna entre la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso y el líder nacional, Pablo Casado, desgasta más al alcalde de Madrid que la gestión municipal

 

El alcalde de Madrid quiere poner fin a la guerra del PP de Madrid. La batalla interna entre la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, y el líder nacional, Pablo Casado, por el control del partido en la región ha arrastrado a José Luis Martínez-Almeida y a su equipo más cercano a una encrucijada política. El regidor madrileño se ha visto acorralado entre dos aguas, en mitad de una tormenta de proporciones aún desconocidas que, de momento, no tiene fecha de caducidad. Desde hace semanas, el nombre de Almeida está todos los días en las primeras páginas de los diarios, en las tertulias radiofónicas y televisivas, en los grupos de WhatsApp del partido y de la oposición y hasta en los editoriales y en las columnas de opinión de la prensa conservadora. Nadie habla de su gestión municipal. Ni de su nuevo contrato de basuras, ni de la nueva ordenanza de terrazas, ni de la nueva bajada de impuestos, ni de Madrid Central. Ahora ocupa los titulares nacionales como el candidato de la dirección nacional que se enfrentará a Ayuso por la presidencia del partido en la región. Él asegura que todavía no ha tomado la decisión, pero el debate sobre su candidatura ya empieza a desgastarle políticamente, algo en lo que coinciden en la oposición (Más Madrid y PSOE) y en Ciudadanos, su socio de Gobierno.

 

La dirección nacional del PP ve en Almeida el hombre perfecto para ganar la batalla a Ayuso por el control del partido en Madrid. Un movimiento que abriría de cuajo a los conservadores en el centro de España, su gran bastión nacional, y al propio alcalde, que ahora mismo se encuentra dividido en dos. Por un lado, le debe lealtad a Casado, el hombre que apostó por él para las elecciones municipales de 2019 siendo un auténtico desconocido para los madrileños. Y, por otro, está el apego y el afecto personal que le tiene a Ayuso, a quien aún considera su amiga, y también el otro pilar de un tándem electoral potente para las elecciones de 2023. “Algunos en Sol [en referencia al equipo de Ayuso] se olvidan muy pronto de que él se partió la cara por la presidenta durante los meses más duros de la pandemia”, coinciden fuentes del Ayuntamiento.

 

Solo un ejemplo. El 20 de julio de 2020, Almeida, Ayuso y Casado coincidieron en un acto en El Escorial con los jóvenes del PP. Lejos de la tormenta que se avecinaba y enfrascados en la gestión del final de la primera ola del coronavirus, los dos líderes políticos madrileños presumían así de su amistad. “Somos la doble A, Ayuso-Almeida, y de esta manera vamos a seguir”, dijo el alcalde. “Hoy hemos comido juntos y hemos recordado cuando le decían a Pablo Casado: ‘¿Dónde va Pablo con estos dos?’ ¡Pues tan mal no nos ha ido!”, ironizó. “Ayuso es la mejor compañera de viaje en estos tiempos tan convulsos y difíciles. No hay diferencia entre nosotros por mucho que lo intenten”.

 

Año y medio después, es su partido el que saca las diferencias y lo señala a él como el candidato ideal para presidir el partido en Madrid. El antídoto perfecto para terminar con las aspiraciones nacionales de la presidenta. “El problema que tienen en Génova es que saben que no pueden liberar esta guerra por su cuenta”, sostienen fuentes del Ayuntamiento. “Almeida es su hombre ideal, pero olvidan una cosa: él no se representaría a sí mismo, sino a Génova”. De ahí que, desde un primer momento, él fuera cauto en sus declaraciones públicas. “No toca hablar”. “Hoy no toca, lo siento”. “Cuando llegue el momento, hablaré”, eran sus respuestas habituales a las preguntas de si daría el paso al frente. “Creo, sinceramente, que los madrileños lo que quieren del alcalde es que me centre en resolver sus problemas y no tanto en cuestiones orgánicas internas”, dijo en su última entrevista con EL PAÍS el pasado septiembre.

 

Solución salomónica

 

La opción ideal para Almeida es una tercera vía. Una solución salomónica que evitaría la guerra en el PP. Un aspirante que no fuera ni Ayuso, ni él mismo, como proponen en Génova. “Es lo más lógico, ya sabemos todo lo que pasó con Aguirre”, opina un dirigente del PP de Madrid. Lo que pasó fue que la presidenta Esperanza Aguirre acaparó el control absoluto del Gobierno autonómico y del partido regional. Y la ausencia de líneas divisorias enredó al núcleo duro de la entonces lideresa en una gran madeja de tramas de corrupción. Pero, sobre todo, le dio un poder inmenso por el que estuvo a punto de disputarle el liderazgo de Mariano Rajoy en el congreso de Valencia de 2008. Una hemeroteca que revive con fuerza en los mentideros conservadores y que, conforme pasan los días, temen los más acérrimos a Casado.

 

Ayuso, al contrario que Almeida, mira más allá de Madrid en casi todos sus discursos. “Madrid y no solo Madrid”, dijo la noche que ganó las elecciones del 4 de mayo. “Muy buenas noches a España y a todos los rincones del mundo. ¡La libertad ha triunfado!”. Aquel martes, en el famoso balcón de Génova, estaban el secretario general del PP, Teodoro García Egea; Almeida y el líder del PP, Pablo Casado. Cuatro de los cinco principales combatientes de esta batalla política interna. Solo faltó uno, Miguel Ángel Rodríguez, el jefe de gabinete de la presidenta, al que más temen y reprochan esta crisis interna tanto en Génova como en el palacio de Cibeles. “Esto es muy sencillo”, resumen fuentes del PP madrileño. “Si Ayuso retirara a Rodríguez, sería presidenta del PP de Madrid y se acabarían los problemas”. Una hipótesis que resulta inviable por la confianza que tiene depositada en él la presidenta.

 

“Soy partidario de la tercera vía, Isabel”

 

¿Y si llega la fecha del congreso y no hay un acuerdo? “El problema de Almeida es que no sabe decir que no”, afirma un concejal del Ayuntamiento que le conoce muy bien. “No sabemos si aceptará o no, pero está claro que él dirá lo que le diga Casado”. En mitad de la tormenta, la presidenta escribió al alcalde el jueves pasado para tratar de resolver la crisis interna entre ambos, sin las manos de Génova. Comieron sin asesores, ni jefes de prensa, a muy pocos metros del despacho de Ayuso. La versión final en la que coinciden ambos equipos es que el tema del congreso no salió hasta el último momento, y que fue Almeida quien lo puso encima de la mesa: “Yo soy partidario de la tercera vía, Isabel”. Es más, incluso propuso algunos nombres para ello. Ayuso, sin embargo, respondió que ella se presentará sí o sí. No hubo acuerdo.

 

La erosión ha continuado esta semana con más fuerza que la anterior. Es más, entre el lunes y el miércoles el pico ha llegado al punto más álgido con filtraciones, reproches y ataques personales en la prensa. En el círculo más cercano del alcalde han visto cómo, en cuestión de días, los vecinos, los periodistas, los militantes y hasta sus compañeros de partido no han parado de preguntarle al regidor: “¿Qué está pasando, alcalde?, ¿a dónde vamos con esto?”. En su entorno algunos se muestran tajantes: “Tenemos que parar ya esto, por favor. Así no podemos estar hasta la celebración del congreso”.

 

Almeida, de momento, ha cambiado de estrategia y ya no contesta a las preguntas sobre la trifulca. A veces, no hay mayor grito que el silencio.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-11-07/la-guerra-del-pp-de-madrid-arrastra-a-almeida-a-una-encrucijada.html

 

GARCÍA EGEA A RODRÍGUEZ: “NO TIENES DERECHO A ENFRENTAR A CASADO Y A AYUSO. NO TE LO PERMITIRÉ”

 

El secretario general del PP se encaró con el jefe de gabinete de la presidenta por sus intentos de separar a dos amigos. Los múltiples choques de los escuderos están en el origen de la crisis interna que ha desestabilizado a los populares

 

El daño ya es irreversible. Pase lo que pase, habrá vencedores y vencidos. Los navajazos han sido tan bajos que la desconfianza ha prendido y parece prácticamente imposible recomponer la relación. Salvo un giro que nadie pronostica en el PP, el único camino que se divisa en el principal partido de la oposición es el enfrentamiento fratricida entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, los dos principales liderazgos de la derecha española. Si nada lo remedia, los conservadores caminan hacia una guerra civil de consecuencias impredecibles para sus expectativas de intentar arrebatar el Gobierno a la izquierda en 2023. Detrás de la primera gran crisis interna de la era Casado, que ha desestabilizado al PP, la mayoría de las fuentes señala como determinante la tormentosa relación entre los principales escuderos de ambos líderes. El historial de desencuentros que ha enfrentado al secretario general del partido, Teodoro García Egea, y al jefe de gabinete de la presidenta madrileña, Miguel Ángel Rodríguez, validados por sus superiores, ha conducido a Casado a un conflicto interno que pone en riesgo su carrera hacia La Moncloa.

 

“Rodríguez no trabaja para facilitar que el PP llegue al Gobierno de España”, afirma una fuente al más alto nivel en la dirección popular. “Siempre que él ha salido de la ecuación, el tándem Casado-Ayuso ha funcionado”. El asesor de la presidenta es el personaje más odiado en la sede de Génova, donde se le atribuye un intento deliberado de enfrentar a la presidenta de Madrid con el líder del partido y de tomar decisiones sin tener en cuenta el daño que pudieran hacer al PP. La acumulación de discrepancias ha llegado a un punto de animadversión personal entre los dos hombres fuertes de Casado y Ayuso. En el entorno de esta se han revuelto, por su parte, contra las injerencias del número dos de los populares. “García Egea no ejerce de secretario general”, critica una fuente próxima a la líder madrileña. “Está a ser portavoz adjunto en el Congreso, a dar entrevistas, y a tener exposición para su imagen”, detalla. “¡Tendría que estar en la cocina del partido!”, añade. El jefe de gabinete de la presidenta y el secretario general del PP van el uno a por el otro.

 

El deterioro ha sido muy rápido. Hace poco más de dos años, en enero de 2019, que el líder del PP eligió candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid a su amiga Isa, una desconocida para la opinión pública con la que él había dado hace 17 años sus primeros pasos en política en la organización juvenil del todopoderoso PP madrileño, la casa por cuyas llaves ambos se pelean ahora. El conflicto no es ideológico, es de poder: Ayuso quiere presidir el PP de Madrid, y Casado se niega a entregarle el control del que considera su partido. Ni a ella ni a Miguel Ángel Rodríguez, conocido como MAR, a quien la presidenta fichó apenas un año después de saltar a la primera línea, en enero de 2020, para que la ayudase con las tensiones que ya la perturbaban con sus socios de Ciudadanos.

 

La ascendencia de MAR, secretario de Estado de comunicación de José María Aznar, sobre la líder madrileña creció rápido y ambos se unieron en una alianza política que se ha convertido en la bestia negra para Génova. Casado y García Egea, por su lado, trabajan desde 2018 en una perfecta simbiosis, según la describen en el partido. El uno no mueve un dedo sin que lo sepa el otro. Casado y Ayuso se han parapetado tras sus escuderos, pero ambos han estado detrás, dirigiendo y aprobando cada paso hacia la guerra.

 

Los primeros problemas afloraron pronto, con la gestión de la pandemia. La dirección nacional, aunque entonces no se supo, recelaba de la estrategia de apertura y relajación de las restricciones de Madrid en dirección contraria a la del resto de comunidades autónomas, incluidas las del PP. “En Génova entendían que Ayuso debería plegarse a lo que hacían los demás”, recuerdan en el equipo de la presidenta. La cúpula no consiguió torcer el brazo de la líder madrileña, pero de ese episodio quedaron cicatrices que afloraron después, en las elecciones del pasado 4 de mayo.

 

El adelanto electoral de Madrid fue el momento crítico que reventó los puentes entre la dirección nacional y la madrileña. El 10 de marzo de 2021, el día que Ayuso pulsó el botón nuclear ante la posible amenaza de una moción de censura de sus socios de Ciudadanos, García Egea citó a Rodríguez en la sede del PP. El motivo era grave: “La falta de entendimiento entre el gabinete de la presidenta y el partido nacional”, cuentan fuentes de la dirección. El secretario general estaba cansado de leer en la prensa declaraciones atribuidas a fuentes de la Puerta del Sol que estaban “deteriorando la relación” entre los dos líderes, y lo citó en su despacho. Rodríguez, se quejan en Génova, “vive de pelear a Ayuso y a Casado”. En esa reunión entre ambos, la única cara a cara que han tenido después de una comida para conocerse, García Egea estalló. Según fuentes de ambas partes, le dijo a Rodríguez:

 

—No tienes derecho a enfrentar a Casado y a Ayuso. No te voy a permitir que pelees a dos amigos.

 

En el equipo de la presidenta aseguran que Casado discrepaba del adelanto electoral y que García Egea llegó a amenazar a Rodríguez con que Ayuso no sería la cabeza de cartel. “Nosotros ponemos el candidato”, le advirtió, una versión que desmienten en el entorno del secretario general. “Fue una conversación muy tensa”, describe una fuente que cuenta con la confianza de Ayuso. “En Génova no veían el adelanto electoral. Y ella vio que era eso o perder Madrid con una moción de censura que uniera al PSOE y a Cs”, prosigue. “Teodoro le dijo a Miguel Ángel que eso era una barbaridad, que socavaba la autoridad de Génova y que allá nosotros”.

 

La dirección niega que se opusiera al adelanto en Madrid, y asegura que incluso lo aconsejó. “No nos oponíamos. Pablo llamó a Isabel y le avisó de que se preparara porque iba a haber una moción de censura en Murcia. Ellos se enteraron por nosotros. Pablo le dijo a Isabel que pensara en convocar y en apretar el botón antes que nadie. Nosotros estábamos de acuerdo”.

 

A partir de ese momento de máxima tensión, Rodríguez fue apartado por la cúpula de las reuniones importantes sobre las elecciones de mayo. El diseño de la campaña, que dejaba todo el protagonismo a Ayuso, se pactó en una comida en la que estuvieron Casado, Ayuso, García Egea, la secretaria general del PP de Madrid, Ana Camins, y los vicesecretarios. Para entonces, Rodríguez ya sabía que había sido declarado persona non grata. “Camins advirtió a un miembro de su equipo: que no se acerque por Génova, que le odian”, cuentan en Sol, donde también recuerdan que el poderoso jefe de gabinete jugó un papel clave en la campaña del 4-M, donde no hubo decisión de la que no se ocupara.

 

La última imagen de Casado y Ayuso en armonía es de la noche electoral del 4 de mayo en el balcón de Génova, aunque estuvo precedida de otro choque de sus equipos. Las tensiones han ido escalando en las últimas semanas.

 

Las pretensiones de Ayuso de presidir el PP de Madrid y de que el congreso del partido se celebre cuanto antes han abierto la caja de los truenos, y la dirección madrileña y la nacional se han enzarzado en una disputa a tumba abierta con filtraciones cruzadas y juego sucio. La presidenta no perdona la línea roja que considera que ha traspasado la cúpula, que según La Razón habría empezado a buscar material comprometido suyo para desgastarla, algo que Génova niega.

 

El resto del partido asiste al espectáculo con estupor y preocupación “por el daño general al PP”. “¡Pero si han filtrado que le están buscando un vídeo de las cremas, como el que acabó con Cifuentes!”, se indigna un barón autonómico. En el otro lado, Casado está muy molesto porque el entorno de Ayuso les haya acusado de “maniobras ilegales” a través de la dirección provisional del PP de Madrid, como publicó EL PAÍS, y haya llegado a amenazar con llevarlos hasta el Constitucional si retrasan el congreso del PP madrileño más allá de marzo del año que viene.

 

Ya no son solo los escuderos. La relación entre Casado y Ayuso, amigos desde hace 17 años, ha terminado saltando por los aires. “El origen es inmejorable, pero el deterioro es de tal extremo que ya no hay confianza”, cuenta un veterano próximo a la líder madrileña. La presidenta llegó a bloquear al secretario general en WhatsApp y está dolida con Casado. Esa sensación de tristeza y decepción es mutua. En Génova ya no quieren que ella presida el PP de Madrid por la desconfianza que ha prendido entre las dos partes y por los precedentes históricos. El ejemplo del que se huye es el de Esperanza Aguirre, que acumuló todo el poder y acabó dimitiendo por los escándalos de corrupción que la rodearon, después de haber amagado con moverle la silla a Mariano Rajoy en 2008.

 

La dirección nacional baraja ahora lanzar al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, a disputarle a Ayuso la presidencia del partido en Madrid, aunque está por ver que este acepte meterse en esa guerra. La líder madrileña ha intentado evitar la confrontación con el regidor, con quien considera que hace una buena pareja electoral. En una de las conversaciones entre MAR y García Egea, el asesor de Ayuso le dijo al secretario general que “nunca debería romperse el tándem Ayuso-Almeida”, cuentan en Sol. En la última semana, no obstante, la cúpula ha ensayado con el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, la operación que podría arrebatar a Ayuso el poder orgánico en Madrid: el regidor ha sido aupado como el próximo presidente del partido en Aragón.

 

En el partido muchos no entienden por qué Casado se ha dejado arrastrar hacia una disputa incomprensible a ojos de su electorado. “Es irracional. Es una mezcla de voluntad de dominio del secretario general y celos patológicos del líder”, describe un dirigente crítico. “Nadie discute a Casado su liderazgo, es solo su inseguridad. El subidón del triunfo de Ayuso en mayo ha salvado inesperadamente al PP. En lugar de pegarte a ella y aprovechar su tirón, te enzarzas en una batalla a machetazos para laminarla”. La secuencia de acontecimientos hace más inexplicable la disputa. En febrero, tras el varapalo en las elecciones catalanas —donde el PP fue octava fuerza, con tres diputados en el Parlament— los conservadores estaban en una situación muy delicada. Ayuso resucitó al partido, que ahora encabeza las encuestas privadas, con un triunfo incontestable en las elecciones de mayo en Madrid. “Ir contra ella es ir contra un mandato electoral muy reciente con el punto pop de la chica de barrio. El capital político se mide en votos y Ayuso duplicó los de Casado en Madrid: sacó 1,6 millones de votos por los 887.000 del líder en las generales de 2019″, resalta un diputado.

 

El problema es que la batalla final ni siquiera tiene fecha, así que es susceptible de empeorar. Hasta ahora, ni Casado ni Ayuso han llegado a dedicarse palabras críticas en público el uno al otro. Y si el congreso se celebra cuando quiere Génova, en mayo o junio de 2022, aún quedan siete meses de conflicto. En la primera pelea por el poder en la generación casadista, la derecha mediática está tomando posiciones, y parece que Ayuso tiene más apoyos. Federico Jiménez Losantos ha dedicado al alcalde el sobrenombre de “judas Almeida”. “Está conjurado con el desleal Casado y el traidor Teodoro para que Ayuso no presida el PP de Madrid”, ha dicho el locutor de Esradio.

 

Llegados a este punto, la estrategia de las dos partes pasa por atrincherarse en sus posiciones. Casado no se va a dejar presionar y se mantendrá firme en no adelantar el congreso del PP de Madrid. La dirección se ha conjurado para no hablar más del tema y centrar todos sus esfuerzos en su labor de oposición, que esta semana ha quedado eclipsada por la crisis interna. En lugar del discurso de Casado en el debate de Presupuestos, los periódicos hablaban de su conflicto con Ayuso.

 

La presidenta madrileña tampoco va a moverse. “Ella se va a presentar a presidir el PP de Madrid. Si quieren poner más tarde el congreso, tendrán que explicarlo”, dicen fuentes de su confianza. Ayuso va a seguir con una agenda mediática intensa. Esta semana acude a El Hormiguero, uno de los programas con más audiencia de la televisión en prime time. Y es impensable que prescinda de Miguel Ángel Rodríguez.

 

Así le definió en mayo: “Es para mí un escudero, un protector, un compañero de aventuras, es la persona que más me divierte, que más me inspira y que más me enseña”.

 

En la cúpula popular algunas voces alertan del riesgo de enfrentarse a una política que le ganó el pulso al presidente del Gobierno en las elecciones de Madrid. “Ella es única en victimizarse, todos hemos visto cómo lo hizo en su pelea contra Pedro Sánchez. ¿De verdad queremos hacer lo mismo con nosotros?”, advierte un dirigente con temor a que Ayuso logre instalar un David contra Goliat frente al aparato.

 

El partido está desestabilizado sin ver la salida del callejón. Los barones presionan para que se detenga el choque, preocupados por el daño que provoca la división interna. En Andalucía, el temor es que la crisis afecte a las elecciones andaluzas, que se esperan más pronto que tarde.

 

La confrontación en un congreso con Isabel Díaz Ayuso puede ser suicida para Pablo Casado, advierten varias fuentes consultadas. Según este análisis, si Ayuso pierde el congreso del PP de Madrid, perderá el partido, que habrá aplastado a una de sus principales bazas electorales. Pero si lo gana, la derrota atribuible al presidente dejará tocado su liderazgo. Si no evita el choque, Casado se la juega a cara o cruz.

 

Los 30 segundos sola en el balcón de Génova

 

Las tensiones entre Génova y el equipo de Isabel Díaz Ayuso durante la campaña electoral de Madrid fueron frecuentes. “Miguel Ángel Rodríguez nunca ha estado en los momentos en los que se han tomado las decisiones importantes”, subrayan en la dirección. “Siempre que ha dejado tranquilos a Pablo e Isabel, ha ido bien”. Teodoro García Egea dejó fuera al asesor de la presidenta de la reunión que decidió la lista electoral, aunque quedó un fleco suelto que después fue motivo de disputa: el fichaje de Toni Cantó, al que Rodríguez trató de oponerse. Casado quería atraer a exdirigentes de Cs para dar la puntilla al partido de Inés Arrimadas, muy tocado tras la fallida operación en Murcia, pero a Rodríguez no le convencía. “Lo querían de número dos y no lo veíamos sin saber cuál sería su papel”. Cantó llegó a estar en la lista de Ayuso como número cinco [la justicia terminó anulando su candidatura], pero las desavenencias, hasta entonces soterradas, afloraron en público.

 

Ni siquiera hubo paz en la victoria en las urnas. Ayuso arrasó el 4 de mayo, duplicó sus escaños en la Asamblea de Madrid y, de golpe, sacó al PP de la travesía del desierto en la que se encontraba. Pero la noche electoral también fue bronca entre los dos equipos. Rodríguez intentó que la celebración no se hiciera en el balcón de Génova, y si eso era inevitable pidió que dejaran salir a Ayuso al menos 30 segundos sola. La cúpula se impuso y Casado apareció en todas las fotografías acompañando a una Ayuso triunfante.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-07/garcia-egea-a-rodriguez-no-tienes-derecho-a-enfrentar-a-casado-y-a-ayuso-no-te-lo-permitire.html

 

LOS CAMINOS DEL PODER EN EL PP SE ENREDAN SIEMPRE EN MADRID

 

Aguirre y Gallardón se enfrentaron en 2008 con un trasfondo similar al actual: la posible sucesión del líder del PP -entonces Rajoy- si perdía las elecciones

 

“Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa”. Desde que Karl Marx escribiera estas palabras en 1851, en el libro 18 de Brumario de Luis Bonaparte, cada acontecimiento político o histórico busca su antecesor.

 

Pocos son tan exactamente miméticos como el de la batalla por el control del PP de Madrid, que reproduce casi con precisión la guerra vivida entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón entre 2004 y 2008, con un trasfondo muy similar al actual: ambos querían el control del PP de Madrid, con sus alcaldes, su poder mediáticos, sus miles de cuadros y sus militantes como trampolín para dar el salto al liderazgo nacional.

 

Entonces, en 2008, hace 13 años, cuando se desató la batalla final en la llamada crisis del ascensor, Aguirre y Gallardón pensaban que, si Mariano Rajoy perdía sus segundas elecciones, ellos serían los más firmes candidatos a la sucesión. Ahora, de nuevo, con los mismos cargos como protagonistas —el líder del PP, la presidenta de Madrid y el alcalde de la capital— el posible asalto al máximo poder después de las próximas elecciones está detrás de muchos movimientos. Madrid es mucho Madrid, y en un congreso abierto es una plaza clave, como comprobó el propio Casado, que tiene en esta comunidad su territorio natural y desde ella dio el asalto al poder que le llevó a ganar a María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría en 2018.

 

¿Cuánto puede durar esta guerra?, se preguntan escandalizados muchos dirigentes del PP, especialmente fuera de Madrid, donde nadie entiende cómo se puede llegar tan lejos justo cuando los populares estaban mejor en las encuestas y con perspectivas de rearmarse gracias al hundimiento de Ciudadanos.

 

La historia de Aguirre y Gallardón demuestra que la batalla puede ser larguísima, porque en juego está el máximo trofeo: la posibilidad de dirigir el PP y por tanto algún día llegar a La Moncloa. Y ahí no hay empates ni pactos posibles: o se gana o se pierde. Aquella duró al menos cuatro años, desde que en 2004 la mano derecha de Gallardón, Manuel Cobo, intentó enfrentarse a Aguirre por el liderazgo del PP madrileño, aunque se acabó retirando, hasta ese martes 15 de enero de 2008 que ninguno de los protagonistas podrá olvidar.

 

Gallardón, que era el hombre de Rajoy para intentar frenar a Aguirre, como ahora Almeida es el de Casado para aplacar las ansias de poder de Ayuso y su gurú, Miguel Ángel Rodríguez, estaba convencido de que contaba con el apoyo del líder para su gran ambición: ir en las listas del Congreso por Madrid como diputado en esas elecciones de 2008, para las que quedaban menos de dos meses. El alcalde quería ese puesto porque si Rajoy caía tras esas elecciones, tendría una enorme ventaja para la sucesión: ser diputado. Aguirre, sin embargo, había lanzado un órdago: si él iba en las listas, ella también. Igualdad de condiciones para la sucesión.

 

El problema es que Gallardón podía ser alcalde y diputado pero Aguirre tenía que dejar de ser presidenta para ir al Congreso, con lo que estaba llevando a Rajoy al límite: se ponía en riesgo Madrid, la joya de la corona, que quedaría en manos de Ignacio González, que años después acabaría en la cárcel por corrupción.

 

Rajoy citó a los dos en la calle Génova. Gallardón estaba convencido de que su amigo le daría lo que quería. La cita era a las 20.00. A su mujer le dijo que solo podían ser buenas noticias, que fuera al estreno en el Teatro Real de Tristán e Isolda, de Wagner. “Llegaré en el intermedio”, le prometió. Nunca llegó, porque Rajoy le cortó las alas: ninguno de los dos iría en las listas.

 

—Llevo 16 años de mayorías absolutas ininterrumpidas, presidente. Puedo aportar mucho al partido ―clamó el alcalde.

 

—Si es por resultados, yo he sacado los mejores de toda la historia del PP de Madrid en las últimas elecciones. Hemos ganado hasta en Pinto ―replicó Aguirre.

 

—No me podéis hacer esto. Llevo 30 años en este partido, ayudé a fundarlo, me he dejado la vida y nunca he pedido nada. Es la primera vez que lo hago, era mi ilusión ―explotó Gallardón, que allí mismo anunció que dejaría la política, aunque finalmente no lo hizo: seguiría de alcalde y sería ministro en 2011, aunque dimitió por la fallida ley del aborto.

 

Bajando en el ascensor de Génova, Aguirre le decía:

 

—Alberto, no sé por qué te pones así. El día 9 [las elecciones] vas a estar igual que hoy. Si se gana, podrás ser vicepresidente si Mariano te lo pide. Y si Mariano pierde, tú y yo estaremos en iguales condiciones, como los demás [para la sucesión].

 

Rajoy perdió, pero no se fue. Aguirre se movió para sucederlo, pero no tenía la fuerza suficiente, pese a controlar Madrid. Andalucía y Valencia acudieron en auxilio de Rajoy en ese durísimo 2008. 13 años después, Casado también está decidido a quedarse, gane o pierda las próximas elecciones. Pero esta vez, al contrario que Rajoy, él quiere tener controlado Madrid. Por aquello de “más vale un ‘por si acaso’ que un ‘quién diría”.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-07/todos-los-caminos-del-poder-del-pp-se-enredan-en-madrid-por-muchos-anos-que-pasen.html

 

LOS 5 CARGOS QUE VELAN POR LA LIMPIEZA DEL CONGRESO DEL PP DE MADRID SON DE ALMEIDA

 

El PP de Madrid se prepara para su 17º Congreso Regional que nombrará al sustituto de Pío García-Escudero al frente de la formación. La fecha está por decidir, pero ya se empiezan a hacer las primeras cábalas. En el enfrentamiento abierto entre Isabel Díaz Ayuso y Génova hay un dato importante: los órganos encargados de dirimir las posibles disputas internas están ocupados por cargos ligados al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. El primer edil de la capital defiende, como la dirección de Pablo Casado, un líder orgánico en el PP madrileño con dedicación exclusiva.

 

En primer lugar, está la presidenta del Comité de Derechos y Garantías a nivel nacional. Es Andrea Levy, concejal de Cultura, Turismo y Deportes de Almeida. Fuentes de su entorno explican a OKDIARIO que, por el momento, no han recibido ninguna queja oficial de que el congreso del PP de Madrid se tendría que haber convocado ya. Este órgano que resuelve recursos internos se reúne con una periodicidad que va en función de la carga de asuntos a tratar. Desde después del verano no se ha convocado. En todo caso, las citadas fuentes subrayan que «no tendría mucho sentido» un recurso en este punto si no hay ningún documento de convocatoria de congreso que recurrir.

 

El presidente del Comité Electoral en Madrid es Ángel Carromero, actualmente en coordinación de la Alcaldía. Este cargo es clave a la hora de designar personas en los municipios que a la postre votarán en el congreso. Este mismo puesto lo asumió temporalmente el propio Pablo Casado en 2018 cuando Pío García-Escudero nombró al equipo que iba a organizar las elecciones de 2019. Meses después el entonces vicesecretario de Comunicación del PP anunció que se presentaba a las primarias contra Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal.

 

El presidente del Comité de Derechos y Garantías del PP de Madrid es José Luis Álvarez Ustarroz, alcalde de Majadahonda. Fue uno de los pocos cargos que, junto a la presidenta de Nuevas Generaciones de Madrid, Ana Isabel Pérez Baos, se pronunció en el cónclave del pasado viernes a favor de no convocar ya el congreso, esto es, la postura de Pablo Casado, contraria a los deseos de Isabel Díaz Ayuso.

 

Otro cargo que controla una persona de la máxima confianza de Almeida es la Presidencia del Comité de Afiliaciones. Este cargo recayó en Inma Sanz, portavoz del Gobierno del Ayuntamiento de Madrid y concejal de Seguridad y Emergencias.

 

Se da la circunstancia de que el control del censo es siempre crítico en este proceso de primarias. Determinar quién puede votar afecta al resultado de la votación final. Como en todos los partidos, el censo no es transparente y las suspicacias siempre existen sobre el número real de afiliados al corriente de pago que pueden votar. Del mismo modo, las afiliaciones de última hora y pagar cuotas in extremis para poder votar pueden decantar un resultado ajustado.

Por último, otro puesto relevante es la Presidencia del Comité Jurídico del PP madrileño. En este caso, el cargo está ostentado por la también concejal capitalina Paloma García Romero, delegada del área de Obras y Equipamientos.

 

Dentro del equipo del PP de Madrid remiten a la dirección nacional a la hora de resolver las dudas que hay sobre la mesa. El quid de la cuestión es si se tiene que adelantar la convocatoria del congreso regional teniendo en cuenta que tocaba en marzo de este año. No obstante, se retrasó unas semanas y llegaron las elecciones del 4-M, convocatoria que retrasó todo el proceso interno.

 

Del mismo modo, otras fuentes del PP madrileño apuntan que los cargos intermedios citados están para dirimir cuestiones municipales. Esgrimen que en el caso del congreso autonómico todo pasará por la planta noble de Génova.

 

https://okdiario.com/madrid/5-cargos-que-velan-limpieza-del-congreso-del-pp-madrid-son-almeida-8059941

 

ÁNGEL CARROMERO, CONDENADO POR HOMICIDIO, MANEJA LA OPERACIÓN DE GÉNOVA CONTRA AYUSO

 

Algunos apuntan a que es uno de los ''chiquilicuatres'' a los que Esperanza Aguirre ha señalado por atacar a la lideresa

 

El nombre de Ángel Carromero ha vuelto a las primeras líneas de la política debido a la guerra de liderazgo que se está viviendo en el Partido Popular de Madrid. Actual asesor del alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, y muy cercano al presidente nacional, Pablo Casado, muchas voces apuntan a que es el responsable de los movimientos que está llevando a cabo Génova para intentar frenar la intención de Isabel Díaz Ayuso de ocupar la presidencia regional del partido, que está en manos de una gestora desde hace cinco años.

 

Una lucha interna que tanto Almeida como la lideresa intentan negar de todas las formas posibles, incluso se les ha visto comiendo juntos esta semana para evitar ''una guerra civil'' entre los populares. Sin embargo, el PP madrileño da por hecho que Carromero está ''conspirando'' contra Ayuso como parte de la estrategia del equipo nacional. Una de las maniobras habría sido un supuesto encuentro de este con David Pérez, consejero de Transportes e Infraestructuras del Gobierno de la presidenta regional.

 

El que fuera la mano derecha de Casado en las Nuevas Generaciones sería así una suerte de mano negra que se escondería también bajo el calificativo de ''niñatos y chiquilicuatres'' que hay dentro de la formación. Eso se extrae al menos de las palabras que lanzó hace un mes la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, quien criticó a aquellos que boicotean a la lideresa. Cabe destacar que este fue asesor de la propia Aguirre durante su etapa al frente del partido.

 

Un pasado oscuro

 

Carromero es desde septiembre de 2019 director general de la Coordinación de la Alcaldía y vicesecretario electoral del PP de Madrid. Sin embargo, es uno de los rostros que prefiere moverse en las sombras. Sobre todo desde lo ocurrido en Cuba en verano de 2012, cuando se estrelló contra un árbol con su vehículo, lo que provocó la muerte de dos de los archiconocidos disidentes cubanos del régimen de Fidel Castro: Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero Escalante.

 

Fue condenado a cuatro años de prisión acusado de un homicidio imprudente, aunque él siempre sostuvo que ''no fue un accidente, sino una colisión''. Después de seis meses en la cárcel de Bayamo, el país caribeño le permitió terminar su condena en España, donde pasó tres años en régimen de tercer grado e ingresando en un centro de reinserción donde solo tenía que ir a dormir de lunes a jueves.

 

Según informaciones publicadas entonces, el asesor de Almeida no tenía puntos en su carnet de conducir en nuestro país en el momento en el que se produjo el siniestro y había acumulado hasta 42 multas de tráfico desde el año 2009, de las que tres fueron exceso de velocidad. Tanto Aguirre como Casado le defendieron.

 

Las polémicas no se quedan ahí. Y es que antes de este episodio, Carromero vio peligrar su permanencia en Nuevas Generaciones tras una serie de irregularidades graves durante su etapa como presidente de esta organización en el distrito madrileño de Salamanca. Fue acusado de falsificar hasta 50 cambios de afiliación para manipular el censo e influir en las elecciones locales del partido. Finalmente, el expediente de expulsión no se llevó a cabo por órdenes de la cúpula.

 

Ya en 2018 no pudo presentarse como compromisario después de que un afiliado denunciara que no cumplía con los requisitos de edad al tener 32 años. ‘'Aquellos afiliados mayores de 30 años que sigan conservando su pertenencia a NNGG por ostentar algún cargo orgánico en dicha organización participarán como miembros del Partido Popular, no de NNGG'”, recoge su regulación, por lo que quedó impugnado.

 

https://www.elplural.com/politica/angel-carromero-homicidio-operacion-genova-ayuso_278015102

 

 

DE MADRID AL MUNDO: AYUSO EXPORTA A AYUSO COMO REFERENTE INTERNACIONAL DEL LIBERALISMO

 

La líder del PP culmina con el presidente de Ecuador sus citas con políticos extranjeros

 

Da igual el enfado que ha llegado a generar en el Gobierno de España. Isabel Díaz Ayuso y su equipo trabajan para que la presidenta de la Comunidad de Madrid tenga un perfil propio en política exterior que la convierta en referente para los gobiernos liberales de América. Igual que este viernes ha recibido al presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, la baronesa acogió antes al de Colombia, Iván Duque. En medio, su tirón entre los votantes conservadores ha provocado que reciba peticiones para que apoye a candidatos en Portugal y Chile. De Madrid al mundo, como refleja su reciente viaje a Estados Unidos, Díaz Ayuso está empezando a exportar a Díaz Ayuso. Una estrategia más para consolidarse como la política de moda en la derecha española, pese a que así opaque a Pablo Casado, el presidente del PP.

 

Viernes por la mañana. Las paredes del patio interior de la Real Casa de Correos, sede del gobierno regional, están engalanadas como en las grandes ocasiones. Los tapices que revisten el granito sirven de telón de fondo para la intervención de Díaz Ayuso y Lasso. También tres banderas: la de Ecuador, la de España y la de Madrid. No hay ningún detalle dejado al azar ni en la escenografía ni en las palabras que retumban desde ese momento contra el vacío del patio.

 

El presidente de Ecuador, con su séquito de ministros bien atento, dice que ha pedido consejo a la líder autonómica. Las respuestas, añade Lasso, se las lleva consigo “como dos piedras preciosas que voy a guardar en mi corazón y en mi alma”. “Un honor”, subraya. La concesión supera con mucho los límites del guiño diplomático protocolario en favor del anfitrión. Habla de que Díaz Ayuso es ahora mismo una política de moda, en España y fuera.

 

“Madrid es casa de acogida”

 

“Es un honor recibir a un gobierno como otros que también nos han elegido para hacer un alto en el camino, como hizo el presidente Guaidó, de Venezuela, o hace poco el presidente de Colombia, Iván Duque”, responde la presidenta de Madrid. “Es un honor que los gobiernos y administraciones liberales encuentren en esta casa un lugar de referencia para compartir experiencias, para buscar espacios comunes, y para defender lo más importante que tiene el hombre: la vida y la libertad”, sigue. “A mi Ecuador me acogió hace más de 20 años”, añade, recordando un viaje de sus tiempos de estudiante. “Fue la primera vez que viajé fuera de Europa. Me llamaron la atención los valores compartidos, y desde entonces es algo que no ha dejado de enriquecerme”, añade. “Madrid es casa de acogida”.

 

No es la primera vez que Díaz Ayuso pronuncia esa frase. Al contrario, la metáfora que dibuja a Madrid como tierra de encuentro suele escucharse en los numerosos encuentros internacionales de su agenda.

 

Porque desde que llegó al poder, en agosto de 2019, Díaz Ayuso se ha reunido con los principales embajadores destacados en España: Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Italia, Israel...

 

Además, durante su reciente viaje a Estados Unidos, se citó en Nueva York con Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires (Argentina). A su vuelta, recibió al alcalde de Lima, Jorge Muñoz Wells. Y en medio, pidió el voto para la candidatura de Carlos Moedas a la alcaldía de Lisboa; se citó con Susana González, la prefecta de Guayas (Ecuador); y se sumó a las movilizaciones en apoyo de la libertad de Jeanine Añez, expresidenta del Constitucional de Bolivia.

 

Sin embargo, nada ha irritado tanto al Gobierno central como su recepción de 2020 a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, al que no recibió el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Díaz Ayuso llegó a ceder al político venezolano un chalet del Canal de Isabel II para que se reuniera con su padre. Y todas esas decisiones, incluida la de compartir un baño de masas en la Puerta del Sol, no pasaron desapercibidas para La Moncloa.

 

“La política exterior es asunto del Gobierno de España y es intolerable que el PP quiera utilizar instituciones como el Ayuntamiento de Madrid o la Comunidad autónoma para eso”, dijo la vicepresidenta Calvo sobre la recepción a Guaidó en una entrevista publicada por EL PAÍS en febrero de 2020. “Están haciendo política exterior donde no corresponde”, recalcó.

 

La queja no dio frutos. Desde entonces, Díaz Ayuso ha mantenido su agenda internacional, en Madrid y fuera. Ningún otro presidente autonómico se le acerca. El objetivo que persiguen la presidenta y su equipo con tantos compromisos de este tipo quedó resumido en su viaje de septiembre a Estados Unidos, que dejó huella en todos los telediarios —Telemadrid gastó más de 15.000 euros en la cobertura, según información oficial—.

 

Allí, durante su visita al Capitolio, en Washington, se produjo la siguiente escena. Loretta Sánchez, política del partido demócrata, acompañó a Díaz Ayuso hasta la salida cuando finalizó su insatisfactorio encuentro con congresistas: apenas participaron cinco miembros del caucus, entre presentes y conectados por videoconferencia. En las escaleras, la excongresista demócrata se encontró con unas conocidas. Al presentarles a la presidenta de Madrid, dijo: “Puede ser la próxima presidenta de España. ¡Mira qué joven!”,

 

Un ejemplo de que hay veces que la política exterior también sirve para ganar peso en la interior. De Madrid, al mundo.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-11-06/de-madrid-al-mundo-ayuso-exporta-a-ayuso-como-referente-internacional-del-liberalismo.html

 

 

DIRIGENTES DEL PP SOBRE AYUSO: “SE LE ESTÁ PONIENDO CARA DE CAYETANA ÁLVAREZ DE TOLEDO”

 

El recuerdo de la exportavoz destituida vuelve a Génova por las disidencias con la presidenta madrileña

 

Dirigentes del PP comentan estos días que a Isabel Díaz Ayuso “se le está poniendo cara de Cayetana Álvarez de Toledo”. En plena batalla entre la presidenta madrileña y la dirección nacional del PP, la referencia a la exportavoz parlamentaria del PP, destituida fulminantemente en agosto de 2020 por Pablo Casado, no es baladí. No lo es por cuál fue el final de Álvarez de Toledo cuando a Génova le pareció que había dejado de ser portavoz del partido para pasar a ser “portavoz de sí misma”. Pero tampoco por lo que revela: que la dimensión del choque con la presidenta se vive en la dirección como un desafío grave a la autoridad del líder. La historia del conflicto con la dirección nacional de ambas políticas de carácter fuerte e independiente guarda paralelismos en su desarrollo y en los protagonistas.

 

“Va por libre”. “Eclipsa al líder”. “Desafía a su autoridad”. Las apreciaciones de la dirección sobre Ayuso son casi idénticas a las que se escuchaban sobre Álvarez de Toledo antes de su cese. Cierto es que ambas han protagonizado salidas del discurso oficial del PP que han puesto en aprietos a Casado. La exportavoz fue destituida tras una entrevista en EL PAÍS en la que criticó la decisión de Juan Carlos I de abandonar España y apostó por un “Gobierno de concentración moral”, algo en las antípodas de la agenda del PP. La líder madrileña cuestionó en junio que Felipe VI firmara los indultos a los líderes del procés, y se negó a rectificar cuando el líder la corrigió en público. Lo curioso es que tanto Álvarez de Toledo como Ayuso fueron apuestas personalísimas de Casado cuestionadas en el partido.

 

En el proceso de cuestionamiento de ambas también han abundado las filtraciones a la prensa conservadora. La Razón contaba esta semana que hay movimientos desde el PP madrileño y nacional “para buscar información que pueda colocar en una situación delicada a la presidenta de la comunidad de Madrid”. Álvarez de Toledo no tardó en llamar la atención sobre ello. “Alguien trabaja contra el PP dentro del PP”, escribió en Twitter con una fotografía de ese artículo sobre la presidenta. La exportavoz, que fue condenada al ostracismo en el PP y ahora prepara su regreso con la publicación de un libro, se reconoce ahora en la presidenta, como en un déjà vu. “Mi libro incluye una detallada descripción de las indeseables maniobras que ahora se repiten contra Ayuso”, asegura la diputada a EL PAÍS.

 

Los protagonistas de la historia también son los mismos en uno y otro caso: el secretario general, Teodoro García Egea, es el encargado de poner a raya a los versos libres, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, aparece involucrado. Fue aupado a portavoz nacional en la destitución de Álvarez de Toledo y ahora suena para enfrentarse a Ayuso.

 

“Si dicen eso en Génova es que la quieren echar. Pueden decidir que no sea la candidata”, temen en el entorno de la líder madrileña. La dirección descarta esa posibilidad y asegura que no hay dudas de que Ayuso repetirá como cabeza de cartel. Además, le respalda su rotundo triunfo en las elecciones regionales de mayo.

 

La trayectoria paralela de ambas se une ahora de nuevo, cuando Álvarez de Toledo ha dado su apoyo a Ayuso para presidir el PP de Madrid. “El PP tiene una deuda con Ayuso. Se merece ser la presidenta del partido”, ha declarado la exportavoz. Vistos los precedentes, el respaldo no está claro que juegue en su favor.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-06/se-le-esta-poniendo-cara-de-cayetana-alvarez-de-toledo.html

 

 

LAS NORMAS DEL CONGRESO DEL PP DE MADRID ENFRENTAN A LOS EQUIPOS DE AYUSO Y CASADO

 

La presidenta regional y su equipo reclaman un cónclave “en el que se dé la voz a los afiliados”

 

Las reglas del partido importan mucho. Y esa es la nueva batalla entre Isabel Díaz Ayuso y la dirección nacional popular que dirige Pablo Casado: qué normas deben aplicarse para votar al próximo presidente del PP de Madrid si hay más de un candidato y es necesaria una segunda vuelta. El equipo de la presidenta regional prefiere el modelo que se aplicó en el último congreso autonómico, y que permitió que los afiliados votaran en todas las fases del proceso. Sin embargo, el equipo del líder nacional entiende que los estatutos no permiten esa posibilidad, y que deben aplicarse las mismas reglas que en el congreso en el que Casado logró el poder: los compromisarios elegidos por las bases en la primera vuelta —más controlables por Génova— deciden la segunda sin la participación directa de los afiliados.

 

“Si se presentan varios candidatos, que decidan los militantes. Es algo muy sano”. Enrique Ossorio, portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, se ha hecho eco este viernes de las palabras pronunciadas la semana pasada por Isabel Díaz Ayuso, que a la entrada de la junta directiva regional reclamó al PP de Madrid que “se dé la voz a los afiliados” en el Congreso que decidirá la presidencia del partido, convirtiendo el cónclave en “un ejemplo de democracia interna”.

 

¿Quiere decir eso que la líder regional aboga por que las bases puedan votar, si fuera necesario, en una hipotética segunda vuelta, en lugar de que lo hagan solo los compromisarios, más controlables por Génova, como viene sucediendo desde 2018?

 

“Se puede interpretar así”, contesta una fuente de su equipo. La distinción, adelantada por la cadena Ser, es clave. En 2017, Cristina Cifuentes fue elegida presidenta del PP de Madrid bajo el modelo de un militante, un voto. Las normas de aquel congreso establecían que si fuera necesaria una segunda vuelta para decidir la victoria entre dos candidatos, podrían votar tanto los compromisarios electos (en la primera vuelta), como los natos (cargos institucionales y orgánicos) y los inscritos al proceso (afiliados al corriente de pago que hubieran expresado su deseo de participar). Ese modelo premia el tirón de cada aspirante entre las bases. En consecuencia, favorecería a los intereses de Díaz Ayuso, coronada como el nuevo referente de la derecha por su resultado en las elecciones autonómicas del 4-M.

 

En cambio, desde 2018, el PP viene aplicando otro modelo. En primera vuelta, las bases eligen a su candidato favorito y votan a un número tasado de compromisarios. Si el ganador de esa votación no supera en más de 15 puntos al segundo, hay una segunda vuelta en la que participan los compromisarios natos (en este caso, por ejemplo, los miembros de la junta directiva regional) y los electos (aquellos seleccionados por las bases en la primera vuelta). Una fórmula favorable a la dirección nacional, porque los compromisarios son más controlables por el aparato, lo que permite revertir el voto popular.

 

Así pasó en la elección de Pablo Casado, en 2018. Entonces Soraya Sáenz de Santamaría fue la más votada por los inscritos, y el hoy presidente de la formación quedó segundo. Sin embargo, Casado se impuso en la segunda vuelta, donde no votaban las bases, al lograr el respaldo de los compromisarios controlados por María Dolores de Cospedal.

 

Ahora, el equipo del líder nacional afirma que ese es el modelo aplicable en el próximo congreso del PP de Madrid.

 

“Los estatutos del partido se cambian en un congreso nacional. Y los estatutos aprobados en el último congreso marcan que el modelo es el que rigió en el que ganó Casado”, aseguran fuentes de Génova. “Ayuso participó en ese congreso y le pareció bien aquel modelo”, apostillan en el equipo del líder, molestos porque, dicen, en la Puerta del Sol “pretendan cambiar las reglas del juego”.

 

“El último congreso de Madrid [en el que fue elegida Cifuentes] funcionó”, discrepa una fuente de la confianza de Díaz Ayuso.

 

El choque es interpretado como un síntoma de debilidad por los afines que tiene la dirección nacional en Madrid. Esos interlocutores, cercanos al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, subrayan que los regidores del PP en la región permanecen callados, sin pronunciarse sobre el conflicto. Un silencio que los críticos de la presidenta interpretan como una señal de que potenciales compromisarios no apoyan su candidatura.

 

En todo caso, las reglas del congreso las establecerá la comisión organizadora del cónclave, que en principio estará controlada por la dirección provisional del PP de Madrid, fiel a Casado. Mientras eso ocurre, la guerra por conquistar el PP de Madrid ha sumado un nuevo frente.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-05/las-normas-del-congreso-del-pp-de-madrid-enfrentan-a-ayuso-y-genova.html

 

AYUSO SE PREPARA PARA BATALLAR CON GÉNOVA POR UNAS PRIMARIAS CON LA FÓRMULA 'UN MILITANTE, UN VOTO'

 

Los afines a Isabel Díaz Ayuso en el PP de Madrid esgrimen el precedente de las primarias de Cristina Cifuentes en 2017 que se rigieron por esta fórmula

 

Desde Génova se defiende el sistema de primarias que se ha venido aplicando en los últimos congresos regionales donde la última palabra la tienen los compromisarios

 

Isabel Díaz Ayuso se prepara para unas primarias y la próxima batalla en el seno del PP de Madrid será por el reglamento que rige el sistema de elección. Así lo aseguran a la Cadena SER desde el sector más próximo a la presidenta Ayuso en la filas del PP regional. Puede parecer un asunto técnico pero en realidad es el elemento de mayor importancia si ,llegado el caso, la guerra por el control del PP madrileño termina en una contienda entre la presidenta madrileña y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida.

 

El sistema general de primarias que contemplan los estatutos del PP pasa por que los afiliados voten en primera vuelta. Si un aspirante queda a 15 puntos o menos del ganador en el voto de las bases (es decir, si el más votado no llega a rondar el 60%) se vota en segunda ronda. Pero en esta segunda votación no se pronuncian los militantes, sino los compromisarios, una figura más controlable por el aparato. En definitiva, ganar un congreso no depende solo de la militancia

 

Para poder disputarle el PP de Madrid a Díaz Ayuso no hace falta superarla en votos de los afiliados, bastaría un peso pesado capaz de pasar a la segunda vuelta donde votan los compromisarios. Esta es la baza que Génova contempla para alentar la candidatura de Martínez Almeida.

 

Ayuso lo sabe. De ahí que su entorno más próximo en el PP de Madrid advierta de que, en caso de primarias, pelearán porque ese sistema "general" no se aplique en su congreso.

Los afines a Ayuso en el PP de Madrid esgrimen el precedente de Cristina Cifuentes que en 2017 fue elegida con una fórmula distinta que también está contemplada en los estatutos: un modelo prácticamente homologable al de 'un militante, un voto': el de convertir a todos los militantes en compromisarios. Es decir, que los afiliados voten primera vuelta y en segunda, aunque en esta última también voten los compromisarios. De utilizarse este sistema, Ayuso prácticamente no tendría rival dada su enorme popularidad entre las bases.

 

La fórmula, efectivamente está contemplada en los estatutos del PP para los congresos regionales y provinciales. Pero para ello, deben reclamarlo desde los órganos correspondientes. Es decir, para que Ayuso pudiese utilizar esa fórmula, debería proponerlo la junta directiva del PP de Madrid, un órgano que controla Génova y sobre el que Ayuso tiene nula capacidad de influencia. Cosa distinta es la posibilidad de presión, que Ayuso podrá utilizar al igual que ha sucedido con la fecha del congreso.

 

Desde Génova se defiende el sistema "general" de primarias que se ha venido aplicando en los últimos congresos regionales y aseguran que no existen motivos para aplicar un sistema excepcional. Pero el círculo de Ayuso está convencido de que la dirección nacional tendrá muy difícil explicar a la militancia los motivos que justifican que Ayuso no pueda ser elegida por los militantes como su predecesora Cifuentes. "Se pondrán muchas cosas negro sobre blanco", aseguran.

 

https://cadenaser.com/ser/2021/11/04/politica/1636051776_091975.html

 

GÉNOVA IMPULSA A ALMEIDA PARA COMPETIR CON AYUSO POR EL CONTROL DEL PARTIDO EN MADRID

 

El PP empieza a asumir que habrá dos listas en el congreso regional

 

En el PP empieza a cobrar fuerza la tesis de que la batalla en Madrid será inevitable. El conflicto por la presidencia del PP de Madrid es la comidilla en el partido, nadie habla de otra cosa, y cada vez más dirigentes y cuadros vislumbran el choque, con dos listas enfrentadas, sobre todo por el malestar que ha cundido en la dirección nacional con Isabel Díaz Ayuso. “Veo las posiciones irreconciliables, Casado ha comprado el discurso de que es un desafío a su autoridad”, analiza un veterano. Todavía quedan muchos capítulos hasta que se celebre el congreso a finales del primer semestre del año que viene, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no desvela todavía si se presentará contra la presidenta, pero los posibles contrincantes están midiendo fuerzas ante un eventual choque. En Génova y el equipo de Almeida afirman que Ayuso “pierde apoyos día a día” y subrayan que “el PP de Madrid es de Pablo Casado”, por lo que no tienen dudas de que su candidato “arrasaría”. En la sede madrileña de la Puerta del Sol calculan en cambio que la líder madrileña no tendrá problemas para llegar al 60% del apoyo de las bases, por lo que creen que ganará en primera vuelta sin necesidad de que intervengan los compromisarios en segunda vuelta.

 

En la dirección nacional del PP defienden que el “ruido” que se ha desatado en los últimos días en torno al congreso “perjudica” a Ayuso en su propósito de lograr la presidencia del PP de Madrid. “Se está volviendo en su contra. Gente que la apoyaba ahora dice: ‘¡Cómo la vais a nombrar presidenta!”, señalan fuentes de Génova. Según la visión de la cúpula, la líder madrileña está perdiendo el favor del partido en Madrid porque “está claro quién ha roto los platos”. Es decir, que ha sido el PP madrileño el que ha empezado “intoxicando” a los medios de comunicación y lanzado “filtraciones” a la prensa; es decir, iniciando el conflicto. “Y la gente”, subraya un dirigente nacional del primer anillo de poder, en referencia al partido, “no quiere eso”.

 

La consigna en la cúpula es “bajar el suflé” y “esperar los plazos” hasta el congreso, pero mientras tanto los posibles contrincantes calculan efectivos. En el entorno del alcalde, a pesar de que Almeida aún no ha desvelado si se presentará, no tienen dudas de que en el caso de ir adelante “arrasaría” ante Ayuso. Según estas fuentes, hay una mayoría de dirigentes “en silencio” en el PP de Madrid que “están esperando una señal para salir en tromba”. Esa señal sería el anuncio de una candidatura alternativa a la de la presidenta madrileña. En el equipo del alcalde, en conexión directa con Génova, aseguran que tienen de su lado a los alcaldes de los municipios en torno a la A-6 (Pozuelo, Majadahonda, Boadilla y Las Rozas), los más importantes en poder del PP junto a Torrejón de Ardoz. También “la mitad de los consejeros de Ayuso”, entre los que citan a David Pérez, Carlos Izquierdo, Enrique López, Concepción Dancausa y Enrique Ruiz Escudero, así como a “todos los presidentes de distrito” en la ciudad de Madrid. “Hace dos años el partido en Madrid hizo presidente del PP a Pablo Casado”, subrayan estos interlocutores, por lo que calculan que en caso de que se supiera que el candidato del líder es otro diferente a Ayuso ―Génova piensa en Almeida― el partido estaría con él.

 

En la Puerta del Sol creen en cambio que Ayuso tiene las de ganar por el apoyo de las bases, que son las que votan en primera vuelta. Las normas dicen que si un aspirante queda a 15 puntos o menos del ganador en el voto de las bases se organiza una segunda ronda en la que ya deciden los compromisarios, más controlables por el aparato. Por lo tanto, si Ayuso logra el 60% de los votos de la militancia no haría falta la segunda vuelta. “Por lo menos tiene el 60% de respaldo de las bases”, estiman en la Puerta del Sol. “En Génova no lo tienen bien medido”, aseguran. En cambio, en el otro lado defienden que podrían ganar en las bases porque entre la militancia están también los cuadros medios y locales, “la gente que participa en las gestoras a las que Ayuso está insultando”.

 

Con todo, todavía hay intentos para evitar el choque de trenes. Ayuso y Almeida comieron juntos la semana pasada, justo antes de la tormentosa junta directiva del viernes, y el alcalde le planteó a la presidenta que una tercera persona presidiera el PP de Madrid, informan Juan José Mateo y Manuel Viejo. No hubo acuerdo. El miércoles, Ayuso lanzó un mensaje conciliador: “Somos el mismo equipo”, dijo, mientras reconocía que la lucha interna amenaza con desbordar todos los diques: “Lo que está pasando es complicado, no es fácil, las cuestiones del partido pesan”.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-04/el-pp-empieza-a-asumir-que-habra-dos-listas-en-el-congreso-que-enfrentaran-a-ayuso-y-almeida.html

 

CASADO SE ATRINCHERA Y NO CEDERÁ EN SU GUERRA POR EL PODER CON AYUSO

 

El líder del PP “no se va a dejar presionar”, transmiten en Génova, y mantendrá los plazos del congreso del partido en Madrid

 

 

El PP ha entrado en erupción. “Igual que el volcán de La Palma”, ironiza un dirigente popular metido en el fregado. Nadie sabe por cuánto tiempo ni con qué consecuencias. Contra todo pronóstico, en un contexto de luna de miel de la derecha en las encuestas y con los socios de la coalición de Gobierno enredados en una disputa por las reformas tras la pandemia, el principal partido conservador ha implosionado en una guerra fratricida que enfrenta a sus dos principales dirigentes, Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, que para más inri eran amigos y se lo deben casi todo en política el uno al otro.

 

El líder del PP ha logrado salir de la travesía del desierto gracias al impulso decisivo de la victoria de la presidenta de la Comunidad de Madrid en las elecciones de mayo, mientras que ella llegó a ese puesto como candidata del PP por una apuesta personal de Casado. Todo eso parece haber quedado en el olvido, y los afectos y los puentes han saltado por los aires.

 

La pelea es por el poder orgánico en Madrid, la presidencia del PP de la comunidad más rica en poder de los conservadores, pero en el trasfondo muchos ven una disputa por el liderazgo simbólico de la derecha y del PP. A pesar de que en el partido cunde el estupor, Casado va a atrincherarse y no cederá en su guerra con Ayuso, transmiten fuentes de Génova. “No se va a dejar presionar”, zanjan en el equipo del líder. El jefe de filas no tiene previsto hacer nada para tratar de frenar la sangría interna que le interpela personalmente.

 

La sensación generalizada en el PP es de preocupación y de desconcierto. “Esto que está pasando con Ayuso es igual de incomprensible, o más, hacia dentro que hacia fuera”, admite un diputado popular. Oficialmente, la disputa entre Génova y Ayuso es solo por la fecha del congreso del PP de Madrid, que según la dirección nacional debe celebrarse a finales del primer semestre del año que viene, mientras que la presidenta madrileña quiere que sea antes de marzo.

 

Ayuso argumenta que tiene que ser antes de esa fecha porque ese mes se cumplirán cinco años desde que fue nombrada una dirección del PP de Madrid provisional tras la dimisión de Cristina Cifuentes, un tiempo más que suficiente, según la líder madrileña, para que el partido salga de la transitoriedad (y del control de Génova).

 

Pero debajo de la disputa de los tiempos está una pelea que ya es a muerte por la presidencia del PP de Madrid. La dirección nacional quiere evitar que Ayuso se haga con el control del partido, y ha pasado de promover la llamada “tercera vía” —es decir, que la dirección del partido la lleve una tercera figura que no sea ni Ayuso ni el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida— a directamente barajar lanzar al regidor con otra lista contra la presidenta.

 

¿Por qué no puede presidir Ayuso el PP de Madrid?, se preguntan muchos en el partido, incluso en el propio comité de dirección de Casado, donde también hay dudas sobre la estrategia en este conflicto, según las fuentes consultadas. En Génova arguyen que Madrid es diferente, porque hay dos centros de poder, Comunidad y Ayuntamiento, “y cuando hubo concentración de todo el poder en una sola persona, como con Esperanza Aguirre, ya hemos visto lo que pasó”. Lo que pasó fue, aunque no se explicite, un PP carcomido por la corrupción, pero también una lideresa madrileña que amagó con moverle la silla a Mariano Rajoy. Como se sospecha que pudiera hacer Ayuso.

 

El equipo de Ayuso dispara su fuego contra el número dos de Casado, Teodoro García Egea, como máximo responsable de un conflicto que amenaza con abrir en canal al PP. “El culpable de la situación es quien enturbia la relación con Pablo cuestionando la lealtad de Ayuso, y hablando de sus aspiraciones nacionales, cuando dejó claro en la convención de Valencia que no las tiene”, critica una fuente del PP de Madrid al secretario general.

 

En el equipo de la presidenta madrileña señalan que “García Egea nunca ha intentado ser interlocutor en esta situación”. “Teodoro tiene obsesión por marcar su autoridad, fruto de su inseguridad, y así perjudica a Pablo, porque le presenta como alguien débil”, sostiene una tercera fuente madrileña. Las filtraciones, acusaciones y zancadillas han llegado tan lejos ya entre unos y otros que muchos en el PP ven la guerra inevitable. La incógnita es si Almeida aceptará ser el candidato de Génova contra Ayuso. El alcalde aún no ha decidido si lo hará porque “no quiere líos” y “prefiere que lo haga una tercera figura”, transmiten en la cúpula.

 

El trasfondo de la pelea intestina en el seno del PP más patanegra se libra también a dos años vista. Casado tiene una bala para convertirse en presidente del Gobierno, suelen recordar los veteranos en el PP. Según esa tesis, si en las generales de 2023 el líder del PP no consigue gobernar, el partido se alzará para buscar un liderazgo alternativo. Y Ayuso podría ser una posible sucesora. Pero, además, quien controle el PP de Madrid tendrá un ejército decisivo para un hipotético congreso nacional.

 

Todas las miradas en el PP apuntan ahora a Casado, que se está jugando parte de su liderazgo en esta batalla, como advierten en algunas baronías populares. Sin embargo, el líder del PP está decidido a mantener el pulso a Ayuso, según transmiten fuentes de su equipo, aunque eso suponga que la sangría de confrontación continúe hasta mediados del año que viene, cuando está previsto el congreso del PP de Madrid.

 

“Casado no se va a dejar presionar, va a cumplir los tiempos y va a convocar el congreso cuando toque”, sentencian en Génova. En el entorno del líder niegan que exista un clamor en el PP para que Casado ponga fin al conflicto acordando con Ayuso. “A nosotros no nos consta ese clamor, al revés. La gente está empezando a estar harta de ella”, afirman fuentes de la confianza del jefe. El líder no va a dar su brazo a torcer y mantiene la incógnita sobre si promoverá una candidatura alternativa a la de Ayuso. Por su parte, ella se va a presentar a la presidencia del PP sí o sí, contra quien le pongan delante. “Que lo va a hacer es inamovible”, advierten en su equipo.

 

El choque de trenes parece inevitable, pero Casado y Ayuso no se están jugando lo mismo en esta guerra. “Quien tiene más que perder es Casado”, analiza un veterano dirigente popular. “Ella ya ha conseguido lo que podía aspirar en su vida política, ya es presidenta de Madrid. Sin embargo, Casado se está jugando la presidencia del Gobierno de España. Una crisis de esta naturaleza, si acaba mal, le puede costar a Casado el éxito de la candidatura”.

 

Los barones presionan para frenar la disputa

 

La batalla entre la dirección nacional del PP y la madrileña preocupa mucho a los barones populares, que urgen a Génova a que detenga con urgencia la confrontación. “Madrid es una caja de resonancia, lo que pasa en Madrid afecta en toda España. Nos preocupa lo que está pasando sobre todo a las comunidades autónomas que abordamos un proceso electoral más pronto que tarde”, afirman en una presidencia autonómica del PP. “Es un disparate, un camino a ninguna parte”, se quejan. “Pedimos que se pare esto cuanto antes. Las réplicas llegan a todos los territorios”.

 

El presidente gallego. Alberto Núñez Feijóo, rompió este jueves una lanza en favor de Isabel Díaz Ayuso, dando naturalidad al hecho de que quiera presidir el PP de Madrid. “Me sorprendería mucho que la presidenta de la Comunidad de Madrid diga que no quiere presidir el partido”, confesó el barón gallego, que también pidió “bajar el ruido y pensar que la única alternativa al Gobierno actual es la del PP”.

 

En otras baronías populares ponen el foco en el secretario general, Teodoro García Egea. “Más allá de los movimientos de Isabel, estas cosas le han pasado a Teodoro García Egea en toda España. Tiene ramalazos un poco autoritarios, y no es lo mismo hacerlo con el PP de Sevilla que con Ayuso, que es Dios”, analiza un dirigente autonómico. “Va a haber confrontación. Y si pierde Ayuso el congreso, pierde el partido. En cambio, si lo gana, es una derrota salvaje de Casado. Quien le marca un escenario así a Casado no es su mejor amigo. Porque se lo va a jugar todo a cara o cruz”.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-05/casado-se-atrinchera-y-no-cedera-en-su-guerra-por-el-poder-con-ayuso.html

 

 

INTERVENIR EL CENSO: EL AS EN LA MANGA DE GÉNOVA PARA FRENAR A AYUSO

 

La dirección nacional lo fía todo a la segunda vuelta, donde los compromisarios, controlados por el aparato del partido, elegirían al ganador

 

El congreso del PP de Madrid no sólo ha abierto una herida difícil de sanar, sino que ésta se ensancha a cada día que pasa. Isabel Díaz Ayuso supone una amenaza real para la dirección nacional, que ya teje planes de contingencia para frenar sus aspiraciones. Según La Razón, Génova lo fía todo a la segunda vuelta de las primarias madrileñas, cuando los votos los emiten los compromisarios. Es decir, el aparato del partido. Sin embargo, por si esto fallara, la cúpula popular podría intervenir el censo y facilitar la afiliación de “miles” de personas por sorpresa.

 

El Partido Popular, lejos de transitar con tranquilidad al abrigo de las encuestas, ha escogido la autoflagelación como modus vivendi. Inmerso en una escalada de filtraciones con el equipo de Ayuso, los conservadores ya esbozan algunas escenas para adelantarse a un más que posible fracaso en sus intentos por detener a la por ahora única candidata a presidir el PP de Madrid.

 

Entre los supuestos que se barajan en Génova está la inevitable – asumen – cita electoral. Llegados a este punto, según informa La Razón, la dirección nacional lo fiaría todo a la segunda vuelta del congreso regional. Sabedores de que la jefa del Ejecutivo regional cuenta con el respaldo de la mayoría de la militancia, planean presentar otra candidatura con una figura potente como la del alcalde de Madrid y portavoz nacional, José Luis Martínez-Almeida. De esta manera, alejarían, a su entender, a Ayuso de los 60 puntos porcentuales que evitarían una nueva votación.

 

Intervención en el censo

La división del voto perjudica a Ayuso, a pesar del fervor que despierta Ayuso entre la masa social conservadora. Si saca menos del 15% a su rival, habría segunda vuelta. Los afiliados harían mutis por el foro, dejando el escenario libre a los compromisarios, designados por los líderes del partido. El plan de Casado pasaría por aquí, pues es donde mayor poder exhibiría el aparato del partido tras sortear el escollo de la militancia.

 

Las 55 gestoras diseminadas por el PP de Madrid otorgan cierta ventaja a Génova. Este supuso uno de los puntos de fricción entre Ayuso y la dirección nacional la pasada semana, en la reunión del Comité Ejecutivo regional. No obstante, esto no implica que el total de los compromisarios bailen al son del aparato.

 

En cambio, si Génova no consiguiera un perfil óptimo para pelearle el congreso a Ayuso se guarda un as en la manga: intervenir en el censo. Bastaría con facilitar la afiliación de “miles” de personas por sorpresa o dificultar las cosas a los militantes.

 

La presidencia de Casado resultó de una segunda vuelta después de que Soraya Sáenz de Santamaría, elegida por los afiliados, no consiguiera superar el porcentaje necesario para evitar un nuevo envite. Con María Dolores de Cospedal ya fuera de la terna de candidatos, la exvicepresidenta del Gobierno pugnaría con Pablo Casado en la contienda por suceder a Rajoy. La ex secretaria general del PP, previa alianza con el entonces vicesecretario, decantó la balanza en favor de este último. Un escenario que podría repetirse, tal y como manejan en Génova para “sacrificar” la candidatura de Ayuso.

 

No hay paz para los populares

El congreso regional apenas se distingue en el horizonte de los conservadores. Desde la dirección nacional han optado por laminar la presión mediática y sofocar un fuego que se creía ya extinto. Tal es así, que alcalde y presidenta madrileños almorzaron juntos el jueves pasado, en víspera de la reunión de la Junta Directiva Regional del viernes. Pero los intentos de Génova por firmar el armisticio fueron en vano. También quedó en nada la charla que Casado mantuvo con Ayuso.

 

En Génova le censuran que se pronuncie sobre la gestora y su situación irregular, pues entienden que es “como poner también en duda la regularidad de su candidatura”. Ha sido inocua su estrategia de presión hacia Teodoro García Egea, quien, según cuenta La Razón, ha recibido el beneplácito del propio Casado pese a pedirle que se actuara “en consecuencia” si no se estaba de acuerdo con su gestión.

 

https://www.elplural.com/politica/espana/intervenir-censo-as-manga-genova-frenar-ayuso-primarias-pp-madrid_278003102

 

 

GÉNOVA SOPESA IMPULSAR A ALMEIDA COMO CANDIDATO A PRESIDIR EL PP DE MADRID ANTE LA “DESLEALTAD” DE AYUSO CON CASADO

 

El alcalde de Madrid asegura que tomará la decisión cuando se convoque el congreso del partido

 

Los cuchillos están afilados. “La guerra es total, a muerte”, describe un veterano dirigente del Partido Popular ya retirado de la política, pero con información sobre lo que se cuece de puertas adentro. La batalla por el control del PP de Madrid entre la dirección nacional y la de la comunidad, con sede en la Puerta del Sol, se ha ido enredando hasta llegar a un choque de trenes de consecuencias impredecibles. En Génova el enfado es mayúsculo con Isabel Díaz Ayuso. Se acusa a la presidenta madrileña de actuar con “deslealtad” ante el líder del partido, Pablo Casado, y de “traspasar líneas rojas” por los movimientos de los últimos días: su equipo llegó a atribuir a la cúpula maniobras “ilegales” para controlar la formación en Madrid. El conflicto ha escalado hasta tal punto que todas las opciones están encima de la mesa. La cúpula baraja impulsar al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, a disputarle a Ayuso la presidencia del PP de Madrid. El regidor guarda sus cartas, pero no lo ha descartado y tomará la decisión cuando se convoque el congreso del partido, aún sin fecha.

 

En la dirección nacional del PP la lista de agravios con Ayuso es extensa. Todo empieza, relatan, cuando la líder madrileña se saltó la orden de evitar las distracciones sobre la convención nacional del partido de principios de octubre. A punto de terminar el mes de agosto, sin embargo, la Comunidad informó de que Ayuso se postularía para presidir el PP de Madrid, y se abrió la caja de los truenos. En el equipo de la presidenta contraponen que ella solo manifestó su deseo de presentarse después de escuchar durante meses en el partido hablar de la llamada “tercera vía” ―que no fuera ni ella ni el alcalde de la capital― para dirigir el PP madrileño. Pero a partir de ahí, todo fue en cascada: en Génova molestó el viaje de la líder madrileña a Estados Unidos la semana de la convención, que intentó “tapar” la cita, se quejan, apareciendo todos los días en la prensa nacional. Después trascendió que la presidenta tenía bloqueado al secretario general, Teodoro García Egea, en WhatsApp, y el equipo de la sede popular de la Puerta del Sol denunció que la dirección nacional estaba realizando maniobras irregulares para controlar el partido a sus espaldas, como publicó EL PAÍS. El pasado viernes, la junta directiva regional vivió una discusión entre partidarios de Ayuso y de Génova sobre la fecha del congreso del PP madrileño, que también enfrenta a las dos partes. La relación se ha deteriorado tanto que la dirección nacional sopesa promover al alcalde como alternativa a Ayuso en el cónclave, que no se adelantará como quería la presidenta.

 

En Génova ponen de ejemplo al alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, que se convertirá en el próximo líder autonómico del PP de Aragón, como el camino que puede seguir Almeida: de alcalde a presidente autonómico del partido. Además, en el círculo más cercano a Casado revelan su desconfianza hacia Ayuso por decisiones como la de bloquear en WhatsApp a García Egea. “Si quieres presidir el partido y bloqueas al secretario general no es la mejor forma de demostrar que eres la mejor para hacerlo”. La decisión sobre promover una segunda lista con el alcalde como candidato todavía no está tomada, pero la posibilidad se acerca a medida que las relaciones empeoran. Con todo, Génova quiere enfriar el conflicto, que constata que perjudica a Casado, aunque ha tomado la decisión firme de “respetar el calendario” de los congresos. Es decir, que en ningún caso se adelantará el cónclave, por mucho que lo pida la presidenta, y aunque eso prolongue el choque.

 

Almeida no desvela sus intenciones

 

El alcalde de la capital no ha desvelado aún sus intenciones, pero ha pasado de renunciar a la batalla por liderar la organización —“no entra en mis planes presentarme a presidente del PP de Madrid”, dijo en abril— a dejar la puerta abierta —“las decisiones que tenga que tomar serán en el momento que correspondan, que es cuando se convoque el congreso”, dijo este martes—. Hasta ahora, Almeida ha actuado alineado con la dirección nacional, y según fuentes de su entorno está a la expectativa de lo que decida Génova. En principio, hará lo que le pida Casado que haga.

 

En el caso de que el PP vaya al choque con dos listas en el congreso, la clave estará también en las normas del cónclave. Si el formato fuera el mismo que el del último congreso nacional que ganó Casado, como algunas fuentes del partido creen que sucederá, Génova contaría con la baza de los compromisarios ante Ayuso. Según las normas que rigieron el último cónclave, si un aspirante queda a 15 puntos o menos del ganador en el voto de las bases, se organiza una segunda ronda en la que ya deciden los compromisarios, más controlables por el aparato. Así, aunque la líder madrileña ganara el voto de las bases, todavía podría perder la batalla.

 

La presidenta madrileña trató este martes en público de rebajar la tensión con Almeida. “El alcalde de Madrid y yo somos un tándem, un tique electoral, compañeros de dos administraciones que han caminado juntas, y que lo van a seguir haciendo”, subrayó Ayuso. También prometió seguir trabajando “con plena lealtad” y pidió que el proceso interno “discurra con rapidez, también con unidad”.

 

La integración de las dos facciones en una hipotética lista conjunta para evitar el choque en el congreso parece difícil. Ana Camins, secretaria general del PP en Madrid, y Ángel Carromero, presidente del comité electoral, son significados casadistas. Y ambos parecen en la diana de los ayusistas. En la sede de la Puerta del Sol aseguran que “no es un problema meter a gente nueva que revitalice el partido”, en una hipotética lista pactada con la dirección nacional. Sin embargo, argumentan, “lo que ocurre es que los que están no quieren ser relevados”. “Los que están” hace referencia, principalmente, al presidente interino, Pío García Escudero, a Camins y a Carromero. “Almeida tendrá manos libres”, añaden estas fuentes. “Almeida no es un problema”. Ayuso ya garantizó en septiembre al alcalde que tendría independencia en la elaboración de las listas municipales si ella preside el PP de Madrid. Este martes, reiteró ese guiño al regidor.

 

Llegados a este punto, quizá de no retorno, en el PP muchos cuadros creen que la única forma de evitar el choque sería una conversación entre Casado y Ayuso. Pero de momento no se prevé esa posibilidad. “No está prevista una reunión entre ambos, lo que no quiere decir que no pueda producirse”, transmite una fuente de la confianza de la presidenta de Madrid. En el círculo del presidente popular recuerdan que Casado ha “delegado” en el secretario general esta cuestión. Y la relación entre los dos líderes está muy tocada. “Eran muy amigos, y algunos están intentando romper esa amistad”, reconoce una fuente de Génova. “No sé si lo han conseguido”.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-03/genova-sopesa-impulsar-a-almeida-como-candidato-a-presidir-el-pp-de-madrid-ante-la-deslealtad-de-ayuso-con-casado.html

 

 

GÉNOVA IMPULSA A ALMEIDA PARA COMPETIR CON AYUSO POR EL CONTROL DEL PARTIDO EN MADRID

 

El PP empieza a asumir que habrá dos listas en el congreso regional

 

En el PP empieza a cobrar fuerza la tesis de que la batalla en Madrid será inevitable. El conflicto por la presidencia del PP de Madrid es la comidilla en el partido, nadie habla de otra cosa, y cada vez más dirigentes y cuadros vislumbran el choque, con dos listas enfrentadas, sobre todo por el malestar que ha cundido en la dirección nacional con Isabel Díaz Ayuso. “Veo las posiciones irreconciliables, Casado ha comprado el discurso de que es un desafío a su autoridad”, analiza un veterano. Todavía quedan muchos capítulos hasta que se celebre el congreso a finales del primer semestre del año que viene, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no desvela todavía si se presentará contra la presidenta, pero los posibles contrincantes están midiendo fuerzas ante un eventual choque. En Génova y el equipo de Almeida afirman que Ayuso “pierde apoyos día a día” y subrayan que “el PP de Madrid es de Pablo Casado”, por lo que no tienen dudas de que su candidato “arrasaría”. En la sede madrileña de la Puerta del Sol calculan en cambio que la líder madrileña no tendrá problemas para llegar al 60% del apoyo de las bases, por lo que creen que ganará en primera vuelta sin necesidad de que intervengan los compromisarios en segunda vuelta.

 

En la dirección nacional del PP defienden que el “ruido” que se ha desatado en los últimos días en torno al congreso “perjudica” a Ayuso en su propósito de lograr la presidencia del PP de Madrid. “Se está volviendo en su contra. Gente que la apoyaba ahora dice: ‘¡Cómo la vais a nombrar presidenta!”, señalan fuentes de Génova. Según la visión de la cúpula, la líder madrileña está perdiendo el favor del partido en Madrid porque “está claro quién ha roto los platos”. Es decir, que ha sido el PP madrileño el que ha empezado “intoxicando” a los medios de comunicación y lanzado “filtraciones” a la prensa; es decir, iniciando el conflicto. “Y la gente”, subraya un dirigente nacional del primer anillo de poder, en referencia al partido, “no quiere eso”.

 

La consigna en la cúpula es “bajar el suflé” y “esperar los plazos” hasta el congreso, pero mientras tanto los posibles contrincantes calculan efectivos. En el entorno del alcalde, a pesar de que Almeida aún no ha desvelado si se presentará, no tienen dudas de que en el caso de ir adelante “arrasaría” ante Ayuso. Según estas fuentes, hay una mayoría de dirigentes “en silencio” en el PP de Madrid que “están esperando una señal para salir en tromba”. Esa señal sería el anuncio de una candidatura alternativa a la de la presidenta madrileña. En el equipo del alcalde, en conexión directa con Génova, aseguran que tienen de su lado a los alcaldes de los municipios en torno a la A-6 (Pozuelo, Majadahonda, Boadilla y Las Rozas), los más importantes en poder del PP junto a Torrejón de Ardoz. También “la mitad de los consejeros de Ayuso”, entre los que citan a David Pérez, Carlos Izquierdo, Enrique López, Concepción Dancausa y Enrique Ruiz Escudero, así como a “todos los presidentes de distrito” en la ciudad de Madrid. “Hace dos años el partido en Madrid hizo presidente del PP a Pablo Casado”, subrayan estos interlocutores, por lo que calculan que en caso de que se supiera que el candidato del líder es otro diferente a Ayuso ―Génova piensa en Almeida― el partido estaría con él.

 

En la Puerta del Sol creen en cambio que Ayuso tiene las de ganar por el apoyo de las bases, que son las que votan en primera vuelta. Las normas dicen que si un aspirante queda a 15 puntos o menos del ganador en el voto de las bases se organiza una segunda ronda en la que ya deciden los compromisarios, más controlables por el aparato. Por lo tanto, si Ayuso logra el 60% de los votos de la militancia no haría falta la segunda vuelta. “Por lo menos tiene el 60% de respaldo de las bases”, estiman en la Puerta del Sol. “En Génova no lo tienen bien medido”, aseguran. En cambio, en el otro lado defienden que podrían ganar en las bases porque entre la militancia están también los cuadros medios y locales, “la gente que participa en las gestoras a las que Ayuso está insultando”.

 

Con todo, todavía hay intentos para evitar el choque de trenes. Ayuso y Almeida comieron juntos la semana pasada, justo antes de la tormentosa junta directiva del viernes, y el alcalde le planteó a la presidenta que una tercera persona presidiera el PP de Madrid, informan Juan José Mateo y Manuel Viejo. No hubo acuerdo. El miércoles, Ayuso lanzó un mensaje conciliador: “Somos el mismo equipo”, dijo, mientras reconocía que la lucha interna amenaza con desbordar todos los diques: “Lo que está pasando es complicado, no es fácil, las cuestiones del partido pesan”.

 

https://elpais.com/espana/2021-11-04/el-pp-empieza-a-asumir-que-habra-dos-listas-en-el-congreso-que-enfrentaran-a-ayuso-y-almeida.html

 

 

LA PELEA ENTRE AYUSO Y CASADO DISIPA LA IMAGEN DE UNIDAD UN MES DESPUÉS DE LA CONVENCIÓN DEL PP

 

La presidenta de Madrid manifiesta al líder del PP “su afán por unir, por entendernos”, pero insiste en su decisión de optar a la presidencia regional del partido y en su exigencia de que el congreso se adelante

 

Génova trabaja en una estrategia para hacer frente a Isabel Díaz Ayuso y no perder el control del PP en la comunidad madrileña, uno de los más influyentes de toda España

 

Las hostilidades entre Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado por el control del PP de Madrid han comenzado. Y ya se han cobrado su primera víctima: la unidad escenificada hace apenas un mes en la convención nacional de València que tanto interesaba al líder del partido para reforzar su liderazgo se ha volatilizado. De ella no quedan casi ni las formas.

 

La presidenta de Madrid desafía a la dirección nacional del partido y convierte cada evento público en el que participa en un acto de precampaña en el que insiste en su deseo de anticipar la celebración del congreso del PP regional y en su voluntad firme de presentar su candidatura a la presidencia. Génova le había pedido expresamente que pusiese fin a su demanda, que respetase la fecha fijada para la asamblea madrileña del partido —la próxima primavera— y que evitase abrir con tanta antelación el debate sobre el liderazgo del PP en Madrid. Pero no ha hecho caso.

 

Ayuso tiene su propia hoja de ruta y este martes lo volvió a demostrar en un acto en plena sierra de Guadarrama organizado para presentar el futuro Museo Del Valle de los Neandertales. Allí, entre aplausos de sus seguidores, ni se molestó en desmentir el malestar de Génova y de Pablo Casado con ella, que estos días airea la derecha mediática. E insistió en sus planes: “Sigo diciendo lo mismo que a finales de agosto: mi ilusión por liderar la formación por la que me he presentado dos veces ante los electores”.

 

“Eso es coherente”, defendió, para a continuación demandar, una vez más y en contra de los deseos de la dirección del PP, un adelanto del congreso. “Lo que quiero es que este proceso discurra con rapidez”, “que sea pronto, porque creo que es lo mejor”. Pero “también con unidad”, remarcó anticipándose a las críticas de quienes desde Génova le reprochan estar echando por la borda el trabajo de todos estos meses para refuerzo del liderazgo de Casado.

 

Y quiere hacerlo, añadió, “con toda la paciencia y el cariño que se precisen. Es lo que haré. Cuando tenga la oportunidad, daré ese paso adelante”. Y entretanto seguirá “trabajando con plena lealtad”, en primer lugar por los madrileños, que por eso le “han votado mayoritariamente”, recordó evocando una vez más el resultado electoral del 4 de mayo que le ha movido a intentar ahora hacerse con la presidencia del PP de Madrid en contra de los deseos de la dirección de Casado.

 

La presidenta madrileña evitó en todo momento enfrentarse al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, la principal baza de Génova para frenar su asalto al partido en la comunidad, al que el diario El Mundo atribuyó este martes la frase: “Yo lo que no quiero es que Ayuso presida el PP de Madrid”, y que el regidor demintió en rueda de prensa haber pronunciado.

 

“Quiero que quede claro que el alcalde de Madrid y yo somos un tándem, un ticket electoral”, subrayó. “Y sobre todo compañeros de dos administraciones que han caminado juntas y que lo vamos a seguir haciendo”. Ella, precisó, no le ha “oído abiertamente decir algo así”. “Lo que tengo claro es que somos dos compañeros de partido que nos entendemos, que nos respetamos y es lo que vamos a seguir haciendo”.

 

Lo que sí quedó en evidencia este martes es que las relaciones con Casado están lejos de pasar por un buen momento. Ayuso no quiso explicar cuándo habló por última vez con el líder de su partido, con quien antes del verano —según ella misma se jactaba— conversaba diariamente.

 

Casado está advertido

 

La lideresa madrileña sí explicó que, en todo caso, ella dice lo mismo en público que en privado, dando a entender que a Casado y a la dirección de Génova les sigue diciendo que quiere presidir el PP de Madrid. “Por coherencia, porque creo que es bueno”, insistió. Y para ponerlo al servicio de Casado: “Lo que más me gustaría es poner mi partido a punto para que después se hiciera desde él la campaña a Pablo Casado camino a la Moncloa, ya que se presenta por Madrid. Eso es lo que quiero hacer”. Y “eso se lo he traslado [a Casado] abiertamente siempre y eso es lo que seguiré haciendo, con todo el afán para unir, por entendernos”.

 

En Génova no parecen creer a Ayuso. Temen su influencia sobre el PP de Madrid y a través de él en el conjunto de partido. Y sobre todo desconfían de sus decisiones a la hora de elegir candidatos en las diferentes elecciones al margen del criterio de la dirección nacional. Así que ya trabajan para hacerle frente en una estrategia en la que es vital el compromiso y la participación del alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida.

 

No obstante, el regidor madrileño evitó este martes el enfrentamiento abierto con Ayuso poniendo “distancia” con la frase que le atribuyó El Mundo. “Se me hace una imputación en un medio de comunicación y no es cierta. Esa frase que se me atribuye no la he dicho, no he dicho que Isabel Díaz Ayuso no pueda ser presidenta de Madrid“, afirmó sin aclarar que eso sea lo que piensa. De hecho, se negó una vez más a zanjar el debate dejando claro que no va a competir con ella por la presidencia del PP madrileño: “No toca hablar del tema” porque “no es la labor del alcalde”. “De la Junta de Dirección regional quedó claro que la presidenta presentará candidatura y que el Congreso se celebrará en la fecha en la que toque”, se limitó a decir.

 

En este momento, precisó abriendo la puerta a que eso pueda cambiar en el futuro próximo, está “centrado en los madrileños, tratando de resolver los problemas de la ciudad y ajeno a lo que dicen los medios de comunicación”. “Las decisiones a tomar serán en el momento que correspondan, cuando se convoque el Congreso. Los madrileños no entenderían que estuviera más centrado en temas de partido”, remarcó.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/11/03/ayuso_invoca_victoria_las_urnas_para_desafiar_casado_cuestionar_autoridad_frente_del_partido_126286_1012.html

 

 

ALMEIDA APROVECHA LAS HOSTILIDADES ENTRE CASADO Y AYUSO PARA MOVER FICHA EN LA GUERRA POR EL PP DE MADRID

 

Génova allana el terreno a su portavoz con el nombramiento de los regidores de Zaragoza y Santander para liderar el PP en Aragón y Cantabria

 

Las espadas están por todo lo alto y cortan el viento a favor que aúpa al Partido Popular en prácticamente todas las encuestas. Los conservadores desaprovechan el desgaste del Ejecutivo con el conflicto que mantienen Génova y Sol. El liderazgo del PP de Madrid está en liza, erosionando la relación entre Pablo Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La dirección nacional maniobra para evitar el ascenso de ésta a la sucursal regional, obstaculizando su candidatura, reclamando una lista unitaria y, por último, lanzando a un José Luis Martínez-Almeida que ya ha movido ficha cobijado por las hostilidades.

 

El magnetismo de Ayuso en Madrid es incuestionable. Su abrumadora victoria en las urnas el 4 de mayo la santificó en términos regionales y la empujó a renovar sus aspiraciones orgánicas. El agravio comparativo se sustenta en que es la única presidenta autonómica del PP que no encabeza su sucursal regional, en parte por el influjo centralista que ejerce el propio presidente nacional. Este es el germen de las fricciones, pues la cúpula ve al PP de Madrid como una suerte de “distrito federal” en términos orgánicos. De hecho, según recoge El Mundo, un alto cargo de Génova identifica a Pablo Casado como “verdadero presidente” del partido a nivel autonómico.

 

La mácula se ha engrandecido paulatinamente, ante los ojos de todos, a pesar del impostado “Madrid es mi meta” que pronunció Ayuso en Valencia. Las hostilidades han crecido hasta el punto de torcer el brazo a Génova con amagos de denuncia si no se pliegan a sus exigencias de adelantar el congreso regional en Madrid y poner fin a cinco años de interinidad.

 

Turno de Almeida

Oculto bajo los ecos de la batalla está el tercer protagonista en discordia, José Luis Martínez-Almeida; el único capaz de lidiar con su “partner” a ojos de la cúpula del PP. Es la gran esperanza de Génova para encabezar una lista alternativa si Ayuso no cede a las pretensiones de consensuar una candidatura, a pesar de la atracción que emana de la figura de la lideresa.

 

Hasta el momento, Almeida se había puesto de perfil ante la polémica, manteniendo un estatus bajo y desligándose todo lo que puede – como portavoz nacional – de las hostilidades con Sol. Siempre ha deambulado en el “ahora no toca”, maniobrando para llevar el debate hacia los “problemas que preocupan a la gente”.

 

Pero los tiempos le obligan a desquitarse del autoimpuesto yugo de la prudencia. Según desvela El Mundo, en las últimas semanas el primer edil de Madrid ha transmitido su visión sobre la guerra abierta: “Yo lo que no quiero es que Ayuso presida el PP de Madrid”. Así, según esta información, lo trasladó el regidor a los miembros de su equipo y algún que otro gerifalte genovés en el reservado de un conocido restaurante capitalino.

 

Posteriormente, en la cena del PP de Madrid que se organizó el 2 de octubre en el marco de la convención nacional, Almeida resucitó sus palabras y trasladó de nuevo que su línea roja. El equipo del regidor evidenció el miedo a que el jefe de gabinete de la presidenta regional, Miguel Ángel Rodríguez, “meta mano en las listas”. En la sede de Génova subrayó esta exigencia.

 

La relación entre “partners” no se ha roto, pero asumen sus diferencias en materia de poder orgánico. El regidor se erigía como defensor de la “tercera vía”. Es decir, un PP de Madrid presidido por Ana Camins, secretaria general de la sucursal en la actualidad. Sin embargo, Almeida ha dado sus primeros pasos en la carrera por el PPM. Según el citado medio, muchas voces en Génova y en Cibeles creen que, si no logra el consenso con Ayuso, podría tener opciones. Eso sí, se niegan a aceptar unas primarias entre ambos.

 

Impulso al alcalde

Entre tanto, Génova maniobra para dar consistencia a la presumible candidatura de Martínez-Almeida y ha escogido Aragón y Cantabria como campo de pruebas. En la dirección nacional argumentan que un alcalde también puede ser líder regional y han dado el visto bueno a que éstos compatibilicen su cargo con la presidencia de la sucursal autonómica en cuestión.

 

El PP pretende así reforzar la figura de Almeida y su relato en la guerra fratricida con Ayuso. La maniobra de los conservadores pasa por designar a Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza y candidato a la presidencia del PP de Aragón, sustituyendo a Luis María Beamonte, quien ya anunció que no se presentaría a la reelección cuando se celebre el congreso regional en diciembre.

 

En este sentido, según apunta El Mundo, también se seguirán estas líneas en Cantabria, impulsando a la alcaldesa de Santander, Gema Igual, como sustituta de María José Saenz de Buruaga. “¿Por qué Almeida no iba a poder seguir ese camino?”, se preguntan en la dirección nacional del PP.

 

No obstante, según apuntan en La Vanguardia, el sentir no es compartido por la Comunidad de Madrid. En Sol argumentan que Cantabria y Aragón son dos casos para nada homologables como su región, pues en ninguno de ellos el PP ostenta el poder autonómico. Asimismo, entierran en dudas esta maniobra de Génova, cuestionándose si de verdad sofocará las aspiraciones de Ayuso.

 

https://www.elplural.com/politica/espana/almeida-aprovecha-hostilidades-entre-casado-ayuso-mover-ficha-en-guerra-por-ppm_277850102

 

 

GÉNOVA DA ALAS A ALMEIDA EN LA BATALLA POR EL PP DE MADRID Y CREE QUE LOS PASOS DE AYUSO COMPLICAN SU CANDIDATURA

 

La dirección nacional del PP considera que el «enfrentamiento» que, a su juicio, está instigando la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, entorpece y complica su candidatura para presidir el PP de Madrid, según han señalado a Europa Press fuentes de la cúpula del PP, que dan alas a la opción del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en esta batalla por liderar a los ‘populares’ madrileños.

 

En ‘Génova’ están dispuestos a aguantar el pulso y no ocultan su malestar con Díaz Ayuso por «dividir» el partido en Madrid a raíz de su exigencia reiterada de fijar cuanto antes la fecha de celebración del congreso regional madrileño, añaden las fuentes consultadas.

 

«No vamos a aceptar presiones. Los plazos marcados se van a cumplir», repiten en la dirección del PP ante los intentos de Ayuso de poner fecha ya al cónclave regional porque, según subrayan, la Junta Directiva Nacional aprobó hace meses un calendario de congresos y contó con el visto bueno de la propia Ayuso.

 

De acuerdo con ese calendario, una vez celebrados los congresos provinciales, tendrían lugar los congresos autonómicos, empezando en primer lugar por las comunidades pluriprovinciales. Después, a partir de enero de 2022, se celebrarán los de las CCAA uniprovinciales, como es el caso de Madrid.

 

AFEAN A AYUSO QUE HAYA APOSTADO POR EL «ENFRENTAMIENTO»

 

En ‘Génova’ «no entienden» las «prisas» de Ayuso por fijar ya ese congreso y presidir el PP de Madrid. «¿Qué más le da a ella que sea en abril, mayo o junio? No tiene ningún sentido», exclaman fuentes de la dirección nacional del partido.

 

Es más, responsabilizan a la presidenta madrileña de provocar «una división interna» en el partido que se visualizó en la Junta Directiva regional del pasado viernes cuando el «sentir mayoritario de todo el partido de Madrid», destacan, es que sus gobernantes en Madrid se centren en los «problemas del día a día» de los ciudadanos.

 

«Así es muy difícil que sea presidenta del PP de Madrid», aseguran a Europa Press en la cúpula del partido, que critican duramente que Ayuso haya apostado por la vía del «desafío» y del «enfrentamiento» para liderar el partido en Madrid.

 

EL PP POTENCIA EL PAPEL DE SUS ALCALDES

 

En medio de esta guerra interna en Madrid, y después de que Ayuso esgrima como argumento que ella quiere presidir el PP de Madrid como hacen otros presidentes autonómicos como Juanma Moreno, Alberto Núñez Feijóo o Fernando López-Miras, desde la dirección nacional del PP están potenciando el papel de sus alcaldes como candidatos a presidir la formación en distintos territorios.

 

Es el caso del alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, que será previsiblemente el candidato a presidir el PP de Aragón, y el de la alcaldesa de Santander, Gema Igual, que podría también tomar las riendas del PP de Cantabria.

 

Sobre la posibilidad de que Almeida sea candidato a presidir el PP de Madrid, fuentes de la dirección del PP han admitido que es «una posibilidad» y que tendrá que ser él el que aclare si da o no finalmente ese paso.

 

«Todo está por escribir», añaden estas fuentes, que advierten además que si Ayuso apostase por una candidatura de consenso para el partido en Madrid no difundiría en los medios que su apuesta es que Alfonso Serrano sea el secretario general de los ‘populares’ madrileños porque eso cierra la vía del acuerdo.

 

Almeida, que hasta ahora había apostado por la llamada ‘tercera vía’ con Ana Camís como la candidata mejor situada para tomar las riendas del PP de Madrid, no ha descartado competir en esta batalla por el PP de Madrid pero que ahora «no toca» hablar de este tema. «Las decisiones a tomar serán en el momento que correspondan, cuando se convoque el Congreso. Los madrileños no entenderían que estuviera más centrado en temas de partido», ha remarcado este martes.

 

AYUSO SE MANTIENE FIRME EN SU CANDIDATURA

 

Sin embargo, desde el entorno de la presidenta madrileña ya advierte de que ella no se va a mover «ni un milímetro», que acatará lo que se decida pero que no se echará atrás con su candidatura a presidir el PP de Madrid.

 

Además, fuentes próximas a Ayuso han señalado que seguirá reclamando que el congreso regional debe celebrarse cuanto antes para ponerse a preparar cuanto antes las elecciones autonómicas y municipales del próximo mes de mayo.

 

Este martes, en un acto en Pinilla del Valle, Ayuso ha asegurado que quiere poner el PP de Madrid «a punto» para hacer campaña con el objetivo de que Pablo Casado llegue a La Moncloa. Además, ha negado discrepancias con Almeida y ha defendido que son «dos compañeros» que se entienden y respaldan.

 

En la última semana, fuentes del equipo de Ayuso han señalado que que detrás de retrasar al máximo la fecha de ese cónclave puede estar la intención de ‘Génova’ de «desgastar políticamente» a la presidenta madrileña, algo que ven «fuera de toda lógica» porque fue ella la que «resucitó» a Pablo Casado tras las elecciones madrileñas del 4 de mayo.

 

LA POLÉMICA DEL BLOQUEO EN WHATSAPP

 

En ‘Génova’ no ocultan su asombro ante el hecho de que la presidenta madrileña pueda tener bloqueado en su teléfono al secretario general del partido, Teodoro García Egea. «Tendrá que explicarlo. Me parece que esto retrata a la persona que lo hace», han señalado a Europa Press fuentes de la cúpula del PP.

 

A raíz de la polémica por este bloqueo en WhatsApp, Ayuso envió el siguiente mensaje a dirigentes del PP, según publicó El Mundo este fin de semana: «Como hay afán de confundir, me veo obligada a explicar a los que me habéis escrito al otro teléfono, que es para emergencias, que es en éste donde sigo hablando con todos. Un abrazo».

 

https://www.elboletin.com/genova-da-alas-a-almeida-en-la-batalla-por-el-pp-de-madrid-y-cree-que-los-pasos-de-ayuso-complican-su-candidatura/

 

 

 

GÉNOVA BUSCA INFORMACIÓN COMPROMETEDORA CONTRA AYUSO: “OPERACIÓN CREMAS, SEGUNDA PARTE”

 

Según La Razón, hay sectores de Génova y el PP de Madrid que ya se han puesto manos a la obra

 

Génova está dispuesta a todo con tal de alejar el Partido Popular de Madrid de las manos de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La cúpula conservadora se niega a que la lideresa sea la próxima jefa de los populares en la región y, según cuenta La Razón, hay movimientos tanto en la nave nodriza como en la gestora regional que buscan información comprometedora contra Ayuso.

 

La guerra fratricida en el Partido Popular se acrecienta con el transcurrir de los días, semanas y meses. De entre los ecos de la batalla emerge ahora la “prudente” figura de José Luis Martínez-Almeida, quien durante meses ha tratado de aplacar los rumores en torno a la nueva presidencia del PPM. El propio regidor ha salido al paso de la información lanzada por El Mundo, que le atribuye la autoría de la frase “Ayuso no puede ser presidenta del PP de Madrid”. “Se me hace una imputación en un medio de comunicación y no es cierta”, ha destacado el primer edil madrileño.

 

No puede ser presidenta quien no respeta la autoridad ni los procedimientos internos o se enfrenta con el partido de Madrid, con la presidenta de NNGG y con García Egea

La declaración atribuida a Almeida – y desmentida por él mismo horas después – es el sentir que predomina en Génova, según ha publicado La Razón. Se preguntan en las entrañas del PP “cómo” impedir que Ayuso presenta candidatura y, en su defecto, consiga la victoria en una convención regional cuya convocatoria reclaman con premura desde el sector ayusista entre amagos de demanda.

 

Sin embargo, en Génova consideran que “está inhabilitada” para ese puesto. “No puede ser presidenta del partido quien no respeta la autoridad ni los procedimientos internos, quien está enfrentada con el partido de Madrid, con la presidenta de Nuevas Generaciones y con el secretario general”, explican a La Razón y al diario ABC.

 

En la festiva tarde del lunes, la dirección nacional mantuvo un encuentro con la gestora del PPM – Pío García Escudero y Ana Camins – para escudriñar el estado de alarma instaurado desde en Génova desde el pasado mes de agosto. La carestía de poder orgánico de la jefa del Ejecutivo regional la debilita ante la dirección nacional, que controla el aparato de la sucursal madrileña y marca los tiempos para los cónclaves autonómicos.

 

https://www.elplural.com/politica/espana/genova-busca-informacion-comprometedora-contra-ayuso-operacion-cremas-segunda-parte_277870102

 

 

LAS ÚLTIMAS TENSIONES EN EL PP DE MADRID LLEVAN AL LÍMITE LA RELACIÓN DE AYUSO CON CASADO

 

En las filas populares crece el convencimiento de que finalmente habrá dos candidaturas a presidir PP de Madrid

 

"Podrán fingir, pero la relación se ha roto. Habrá acuerdos, pero nunca confianza". La frase la pronuncia en privado un importante dirigente popular. En público, las dos partes mantienen que la relación entre ambos es buena y que las tensiones Sol-Génova vienen provocadas por desavenencias entre los equipos. Pero hace tiempo que los choques entre los círculos de Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado han trascendido la frontera de los entornos.

 

Las tensiones de la última semana surgidas de la voluntad de Ayuso y los suyos de adelantar el congreso del PP de Madrid utilizando para ello la reunión de los órganos madrileños ha tensado aún más la relación. Según ha podido confirmar la Cadena SER no hubo conversación entre ambos lideres, a pesar de que desde el entorno de la presidenta madrileña se insiste en que "la comunicación entre ambos es fluida".

 

"Un pulso en toda regla"

 

"No hubo tregua en la Convención, sino heridas, porque a Casado le dolió mucho el comportamiento de Ayuso. Ahora, después de aquello, siente que le están echando un pulso en toda regla", dice una fuente muy próxima al líder del PP.

 

En este contexto, en las filas populares crece el convencimiento de que finalmente habrá dos listas distintas para presidir el PP de Madrid. "O las cosas cambian mucho y Ayuso se abre a pactarlo todo con el alcalde, cosa que parece ahora impensable, o iremos a dos listas seguro", dicen al más alto nivel en el PP de Madrid.

 

La presidenta madrileña no ha dado muestras de abrirse a un pacto. Al contrario, ha dejado claro en los últimos días que exigirá tener como número dos en su lista a quien es su portavoz en la asamblea, Alfonso Serrano, dejando fuera a personas muy próximas a Génova como es la actual secretaria general, Ana Camins, o la mano derecha de Martínez Almeida, Ángel Carromero.

 

En Génova saben que será difícil competir con la popularidad de una figura como la de Ayuso. Pero ganar un congreso no sólo depende del voto de la militancia. Los compromisarios votan en segunda vuelta si ninguno de los candidatos llega al 50%. Así, para poder disputarle el PP de Madrid a Díaz Ayuso no hace falta un perfil que la supere en votos de los afiliados, bastaría un peso pesado capaz de pasar a la segunda vuelta. Existen pocas figuras capaces de una gesta similar en el PP de Madrid más allá de Almeida. El alcalde de Madrid, de momento, sigue sin aclarar si llegado el momento dará un paso al frente.

 

https://cadenaser.com/ser/2021/11/02/politica/1635834671_967253.html

 

 

DE GARCÍA EGEA A CARROMERO: LOS BLOQUEADOS EN WHATSAPP POR AYUSO

 

La crisis en el PP de Madrid ha tomado un giro inesperado esta semana.

 

La crisis interna en el PP de Madrid ha tomado un inesperado giro esta semana después de que se conociera que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tiene a varios dirigentes nacionales y regionales bloqueados en WhatsApp.

 

Entre ellos, al secretario general del PP y ‘número dos’ de Pablo Casado, Teodoro García Egea, según informan varios medios.

 

La lista, sin embargo, es más amplia. Según publicó este sábado el periodista de El MundoJuanma Lamet, entre los bloqueados hay varios colaboradores del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, eventual rival de Ayuso en la lucha por presidir el PP de Madrid, origen de toda la disputa.

 

Entre ellos estarían Ángel Carromero, director general de Coordinación de la Alcaldía, y Ana Pérez, presidenta de Nuevas Generaciones en Madrid.

 

En la lista, según El Mundo, también están Rosalía Gonzalo, consejera delegada de Calle 30, y un miembro de redes del PP que trabajó para la presidenta madrileña.

 

A los ya mencionados, el diario ABC añadía este viernes, citando fuentes populares, el nombre del presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, aunque el entorno de Ayuso negaba dicho extremo.

 

 Este mismo periódico afirmaba, según fuentes cercanas a la presidenta regional, que Ayuso tiene dos móviles: “Uno para asuntos muy urgentes y otro para el resto. En el primero sólo habla con muy pocas personas de los asuntos más importantes y ahí no entra el secretario general del PP”, indica el rotativo.

 

Según estas fuentes, García Egea “no tiene potestad para escribir a la presidenta regional. Quien puede hacerlo es el presidente del partido”.

 

https://www.huffingtonpost.es/entry/de-garcia-egea-a-carromero-los-bloqueados-en-whatsapp-por-ayuso_es_617f01f0e4b03072d705b398

 

 

 

AYUSO NO ACLARA SI HA BLOQUEADO A GARCÍA EGEA EN WHATSAPP: "NO PUEDO ESTAR A DISCUSIONES DE PATIO DE COLEGIO"

 

"Es un tema demasiado infantil".

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no ha aclarado si es cierto que ha bloqueado en WhatsApp a varios dirigentes del PP, entre los que se encontrarían dirigentes regionales y el secretario general, Teodoro García Egea.

 

Preguntada este sábado por los periodistas, Ayuso ha dicho que no puede “estar a discusiones de patio de colegio”.

 

″¿Es cierto ese bloqueo, presidenta?”, le ha preguntado un periodista.

 

“No está, es que es una... es un tema, de verdad, que es... eh..., demasiado infantil como para que yo lo pueda atender”, ha respondido Ayuso.

 

Según informan varios medios, la presidenta regional ha bloqueado a al menos una decena de dirigentes regionales y nacionales.

 

El diario ABC afirma que desde Génova dicen que Ayuso ya ha empezado a desbloquearles, sin embargo desde el entorno de la presidenta madrileña lo niegan: “No ha tocado nada”.

 

Además de García Egea, otro de los bloqueados, según ABC, sería el presidente de Murcia, Fernando López Miras. Este diario recuerda la frase que dijo el dirigente murciano en la convención nacional del PP en Valencia, después de que Ayuso negase que iba a disputar la presidencia del PP a Pablo Casado: “Yo también me quedo en Murcia”.

 

https://www.huffingtonpost.es/entry/ayuso-no-aclara-si-ha-bloqueado-a-garcia-egea-en-whatsapp-no-puedo-estar-a-discusiones-de-patio-de-colegio_es_617d242ee4b06573574953a7

 

 

EL AYUSISMO PONE A PRUEBA LA FORTALEZA DE CASADO Y SE PREPARA PARA MARCAR SU PROPIO RUMBO DENTRO DEL PP

 

La tregua entre Isabel Díaz Ayuso y el líder del partido se desvanece y pone en entredicho la unidad del PP escenificada en la convención de València

 

En juego está no sólo la fecha de celebración del congreso del PP madrileño sino quién de los dos tiene más peso dentro del partido justo cuando Casado necesita demostrar liderazgo frente a Pedro Sánchez

 

Quienes dieron por enterradas las ambiciones de Isabel Díaz Ayuso y aceptaron la versión oficial de la pacificación interna que ella y el líder de PP, Pablo Casado, escenificaron en la convención nacional de València el pasado 2 de octubre, se equivocaban. Ni ella ha renunciado a sus planes para forzar un adelanto del congreso del PP de Madrid que le asegure cuanto antes el control del partido, ni la mano derecha de Casado, Teodoro García Egea, ha desistido de su objetivo de impedirlo.

 

La batalla, que aparentemente había ganado Génova imponiendo su criterio de que el congreso no se celebrase hasta la primavera de 2022 y forzando a Ayuso a callar sobre sus aspiraciones para no opacar el relanzamiento de Casado como líder indiscutible del PP, se ha dado la vuelta. Ahora es la presidenta de Madrid la que parece ir ganando, hasta el punto de que sus seguidores fueron capaces este viernes de forzar a la dirección actual del partido en la comunidad a pedir a Casado que dé su brazo a torcer.

 

El resultado es que el PP de Madrid, que controla Casado a través de Pío García-Escudero, no ha tenido más remedio que aceptar dar traslado a la dirección nacional de las peticiones de adelantar el Congreso regional a la vista de la posición expresada por lo que fuentes del partido han descrito como “un porcentaje importante” de miembros del máximo órgano de gobierno del PP madrileño. Exactamente lo que Ayuso lleva pidiendo desde que hace meses anunció su deseo de convertirse en presidenta del PP en la comunidad.

 

En la reunión, que estuvo precedida de otra del Comité Ejecutivo, intervinieron, además de García-Escudero, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta. Ayuso, que según fuentes de su entorno citadas por Europa Press defendió su proyecto para el partido, pidió respaldo y aseguró que lo que busca no es “concentraciones de poder” sino que todo el mundo se sienta representado.

 

A la cita no acudió, como estaba previsto inicialmente, el número dos del PP y mano derecha de Casado, Teodoro García Egea, que es además el brazo ejecutor de la política de contención que Génova ha diseñado para tratar de limitar la influencia creciente de Ayuso dentro y fuera del partido.

 

La presidenta de Madrid siempre ha intentado presentar su pulso con Génova como una pelea con Egea, para salvar así su relación con Casado, pero todos en la sede central –que, según acaba de confirmar un tribunal, se pagó con dinero negro– saben que el secretario general no mueve un dedo sin el visto bueno de Casado. Y que el propio presidente del partido estaba muy molesto por la actitud de Ayuso antes de la convención, hasta el punto de respaldar públicamente la decisión de que el congreso se celebrase tal y como estaba previsto.

 

La expresidenta del PP de Madrid Esperanza Aguirre, uno de los principales apoyos de Ayuso, tomó la palabra en el turno de ruegos y preguntas y solicitó que el Congreso se celebre a finales de enero para, como quiere la presidenta regional, a la que considera una dirigente “extraordinaria”, preparar con tiempo las elecciones autonómicas y municipales de 2023.

 

Tras ella intervinieron los consejeros regionales Javier Fernández-Lasquetty y Paloma Martín, algún alcalde y diputados de la Asamblea de Madrid. Y varios miembros del partido, pocos, que, como desea Casado, solicitaron respetar los tiempos marcados por Génova y demorar el congreso hasta la primavera.

 

Tantas han sido las peticiones a favor de las tesis de Ayuso que García-Escudero no ha podido hace otra cosa que zanjar el debate y comprometerse a darle traslado a la dirección nacional del PP. A la salida de la reunión, Aguirre confirmó este extremo.

 

La primera consecuencia del golpe encima de la mesa dado por el ayusismo ha sido que la dirección del PP ha parado, al menos de momento, sus planes para nombrar gestoras en los pequeños municipios de la región que estaban pendientes y que la presidenta de Madrid considera un intento de “controlar el partido” antes del congreso.

 

Los nombramientos afectaban a localidades muy pequeñas y difícilmente podrían tener consecuencias de cara al congreso, pero los ayusistas los aprovecharon para reactivar la guerra con Génova y dar así un nuevo impulso a su propuesta de anticipar la elección de un nuevo presidente para el partido en la Comunidad.

 

El dilema de Casado

 

La tregua entre Ayuso y Casado ha durado apneas un mes. Y ahora el presidente del partido tiene que resolver un órdago complicado: ceder a las demandas de la cada vez más poderosa lideresa madrileña y visibilizar su debilidad justo cuando más necesita demostrar su liderazgo dentro y fuera del partido o dar la batalla e imponer su criterio enfrentándose a la presidenta de Madrid, cuya influencia en las filas conservadoras se extiende con gran éxito al electorado de Vox.

 

Ayuso no sólo planea hacerse con el liderazgo del PP de Madrid para equiparse al resto de barones territoriales que compatibilizan el liderazgo orgánico con la presidencia del Gobierno de su comunidad. Su objetivo es más ambicioso, como reveló ella misma antes de entrar en la reunión celebrada este viernes. “Yo lo que quiero de aquí hacia adelante”, explicó dando comienzo a la campaña electoral interna previa al congreso, “es trasladar la ilusión de las urnas del 4M a todos los rincones de la Comunidad. Es una propuesta a favor, no es en contra de nadie. Quiero que salgamos en el futuro, cuando se celebre este Congreso, unidos, fortalecidos y que esa ilusión que trasladamos llegue a todos los rincones”.

 

Para conseguirlo, en una estrategia que claramente trata de incorporar a los votantes de Vox, se propone hacer un partido “nuevo” y “con todo el mundo”. Para eso hay que dotar a la formación de nuevas “formas de participación” a través de las cuales los ciudadanos que le votaron el 4 de mayo “entren a formar parte de esta nueva etapa”. Se trata, explicó. de “coger la fuerza de las últimas elecciones y trasladarla al resto de la Comunidad”.

 

En ese camino no quiere prescindir de nadie, aclaró. “Si hay alguien que tiene alguna discrepancia estoy obligada a convencer de que esta opción, que este paso que voy a dar hacia adelante, es el mejor para la casa y tendré toda la paciencia y todas las ganas”, prometió.

 

La dirección de Casado encajó como pudo la ofensiva ayusista. Su vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, no negó la pelea interna pero sí intentó minimizarla: “Creo que el mensaje que trasladamos todo el partido y que se va a trasladar es que tenemos que remar todos juntos para que Pablo Casado sea más pronto que tarde presidente del Gobierno”, enfatizó, dando a entender que la estrategia de Ayuso juega en contra de ese objetivo.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/10/30/el_ayusismo_pone_prueba_fortaleza_casado_prepara_para_marcar_propio_rumbo_dentro_del_pp_126193_1012.html

 

 

 

AYUSO SE ACHANTA Y NO PLANTA CARA A 'GÉNOVA' POR EL ADELANTO DEL CONGRESO

 

La presidenta madrileña se resigna y no exige ante el Comité de Ejecutivo que se adelante el congreso del PP de Madrid: "Será cuando decida el partido y lo acataré"

 

Isabel Díaz Ayuso ha utilizado a Esperanza Aguirre como portavoz: "No puede haber más dilaciones indebidas"

 

“Ha sido una balsa de aceite”, así resume un importante dirigente del PP de Madrid - presente en el Comité Ejecutivo- el desenlace de la reunión interna que han mantenido los populares este viernes en la sede del PP.

 

Isabel Díaz Ayuso no se ha atrevido a plantar cara a la dirección de su partido en Madrid. A pesar del ruido que se venía escuchando desde hace días, alentado desde el entorno de la presidenta madrileña, Díaz Ayuso no ha dado un golpe en la mesa, más bien lo contrario: “El congreso será cuando decida el partido y lo acataré”, decía a su llegada a Génova 13.

Esas palabras contrastan con las que ella misma utilizó en la víspera de este comité para reactivar la guerra a interna con la dirección nacional, tras confirmar que este viernes pediría, ante el Comité, que el congreso de los populares madrileños debía celebrarse cuanto antes:

 

“Los partidos debemos ser los primeros que demos ejemplo de democracia interna. Creo que cuanto antes lo debatamos será mejor para todos", defendía.

 

Pero no ha dado ese paso. Isabel Díaz Ayuso ha utilizado a Esperanza Aguirre de portavoz. La expresidenta madrileña ha sido la primera en pedir la palabra en el turno de ruegos y preguntas durante la Junta Directiva para mostrar su malestar por el retraso en la celebración del congreso: “Llevamos ya mucho tiempo y no puede haber más dilaciones indebidas. Lo dicen los estatutos”.

 

Esa rebeldía, esa reclamación la han expresado otros miembros afines a la presienta madrileña, entre ellos, algunos consejeros de su gobierno, como Paloma Martín o Javier Fernández-Lasquetty, que ha afeado a la dirección madrileña que hayan eternizado la "provisionalidad" del PP de Madrid durante cinco años. La mayoría de las voces que han participado han reclamado ese adelanto del congreso. Pero Isabel Díaz Ayuso no ha mencionado el tema, tan solo ha confirmado su intención de presidir el PP de Madrid, cuando se convoque el congreso pedirá “humildemente” el apoyo de todos los militantes.

 

El entorno de la presidenta llevaba días trabajando la sensación de que este Comité sería el detonante para forzar a la gestora del PP de Madrid a adelantar el congreso en el que se deberá elegir al futuro presidente del partido, pero la realidad ha sido otra, al final, la presión ha quedado en nada. El único avance que se lleva Isabel Díaz Ayuso ha sido el compromiso del presidente del PP de Madrid, Pío García Escudero de trasladar a la dirección nacional “el sentir mayoritario”, según Esperanza Aguirre, que hay en la Junta Directiva del PP de Madrid, para que el congreso se celebre lo antes posible dentro del primer semestre de 2022.

Pío García Escudero no dio la palabra a todos los intervinientes durante el turno de ruegos “porque todas las intervenciones iban en la misma dirección”, según fuentes populares, aunque también se escucharon otras voces que reclamaron que se respete los plazos que fijará la dirección nacional del PP “porque la diferencia entre celebrar el congreso dos o tres meses más tarde no es nada significativo”, según otras fuentes populares.

 

El PP de Madrid "no es una gestora"

 

Varias fuentes del PP presentes en el Comité Ejecutivo han confirmado a la SER que el presidente del PP de Madrid, Pío García Escudero ha zanjado que el partido "no está en manos de una gestora". Esa frase puede ser determinante para el futuro del congreso de los populares madrileños. Aquí va la explicación. Si hubiese sido una gestora, como han llegado a decir en repetidas ocasiones varios miembros de la dirección madrileña, el estatuto permite renovar y prorrogar esa dirección provisional sin ningún tipo de límite. Sin embargo, si no es una gestora, los estatutos del PP obligar a cambiar de dirección pasados los cuatro años. Es decir, el mandato de Pío García Escudero expiró en marzo de 2021. Pero la normativa del PP permitiría renovar un año más esa dirección por motivos electorales. Aplicando esa excepción, la actual dirección del PP de Madrid debería abandonar la planta noble en marzo de 2022.

A ese detalle se aferran en el entorno de la presidenta para reclamar que el congreso de los populares debe celebrarse antes de marzo del próximo año. La realidad es que la dirección actual fue elegida a dedo por Mariano Rajoy, tras la dimisión de Cristina Cifuentes. Pío García Escudero no fue elegido por los compromisarios (elegidos por primarias), tal y como obliga el estatuto del PP.

 

El "carajal" de Ayuso

 

“Ya tengo baste carajal con lo mío, como para irme a otros ámbitos, estoy en el autonómico”. Con esas palabras, Isabel Díaz Ayuso ha echado balones fuera cuando se le ha preguntado por la condena al PP por pagar en negro la reforma de la sede del PP. Sin embargo, su número dos, el portavoz del gobierno, Enrique Ossorio ha roto el argumentario de la dirección nacional que obliga a sus dirigentes a no hablar del pasado y se ha atrevido a poner un calificativo a la condena: “Fue una actuación rechazable”. Más explícita ha sido Esperanza Aguirre, todavía imputada, cuando se le ha preguntado por esa condena: "Por supuesto que me parece fatal".

La presencia de Esperanza Aguirre no ha sido casual. Según ha sabido Radio Madrid, la expresidenta madrileña había confirmado a la dirección del PP de de Madrid que participaría de forma telemática. Pero cambió de opinión, lo hizo en cuanto supo que este mismo viernes el juez instructor del caso Púnica había decidido renovar la instrucción otros tres meses más. Sin miedo a sobresaltos, Aguirre decidió presentarse físicamente al saber que hoy no había novedades sobre su imputación en la trama Púnica.

 

Uno de los momentos más comentados fue el zasca que se llevó Esperanza Aguirre por parte de Sergio López, Director Gerente de iMiDRA y Secretario Estrategia Municipal. Aguirre reprochó a la dirección nacional que no se puede retrasar tanto el congreso madrileño porque no se debe nombrar a los candidatos a municipios con tan poco margen. Acto seguido, Sergio López tomó la palabra para decir: "Pues tú Esperanza me nombraste candidato de Fuenlabrada un mes antes de las elecciones", según han relatado a Radio Madrid varios dirigentes del PP presentes en esa reunión.

Sergio López fue, además, el único miembro del Gobierno de Ayuso que intervino y no reclamó el adelanto del congreso del PP de Madrid.

 

https://cadenaser.com/emisora/2021/10/29/radio_madrid/1635518584_657524.html

 

EL PP DE MADRID RESPALDA A AYUSO EN SU APUESTA POR CONCENTRAR CUANTO ANTES TODO EL PODER EN LA REGIÓN

 

La dirección regional traslada a la nacional el apoyo mayoritario a que su congreso sea cuanto antes

 

Isabel Díaz Ayuso ha ganado este viernes una escaramuza en su lucha con la dirección nacional del PP por controlar el partido en Madrid. La presidenta de la comunidad ha logrado que Pío García Escudero, en nombre de la dirección regional popular, le traslade a la dirección nacional de Pablo Casado que hay un respaldo mayoritario a su pretensión que el congreso autonómico del partido se celebre lo antes posible dentro del calendario previsto del primer semestre de 2022. Aunque la iniciativa no tiene el peso suficiente para cambiar el criterio de la dirección nacional, que sigue sin fijar la fecha del cónclave, sí ha supuesto un espaldarazo para Díaz Ayuso, que ha vivido una jornada tormentosa, dentro y fuera de la sede de Génova.

 

― Bastante carajal tengo con lo mío, arranca diciendo la presidenta de Madrid.

 

El carajal al que se refiere la política conservadora es el resultante de liderar la Comunidad de Madrid y mantener al mismo tiempo un pulso con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, para organizar sin más dilación el Congreso del partido regional. Y el carajal del que no quiere hablar cuando se le pregunta es el resultante de la sentencia judicial que constata que la reforma del edificio ante el que habla, Génova 13, fue pagada en negro. Así, justo antes de participar en la reunión de los órganos de dirección del PP de Madrid, Díaz Ayuso certifica que acude a un escenario lleno de fantasmas. Cuando habla, el pasado se impone al presente.

 

Porque aquí, en Génova 13, el entonces vicesecretario Fernando Martínez Maíllo anunció en 2018 que Cristina Cifuentes dejaba de ser la presidenta del Partido Popular de Madrid, dejando vacante un puesto que ahora ambiciona Díaz Ayuso, y que le permitiría acumular tanto poder como su antecesora o Esperanza Aguirre.

 

Y porque aquí, este viernes, precedida por el rumor que avisa de la tormenta, aparece Esperanza Aguirre, investigada en el caso Púnica y autora de una definición que todo el mundo entendió dedicada a Pablo Casado, García Egea y todos los que se oponen a que Díaz Ayuso concentre el poder en Madrid: los “chiquilicuatres” y “niñatos” de Génova.

 

“Vengo para pedir que no haya más dilaciones indebidas para el Congreso regional”, dice la expresidenta, feliz de volver a estar en su salsa, rodeada de micrófonos.

 

Aguirre se suma así a la tesis de los consejeros de Díaz Ayuso, que consideran que el cónclave no debería pasar de marzo, frente a la dirección nacional, que cree que hay plazo hasta junio. Su voz es la primera de muchas que se expresan en la misma línea, según tres fuentes presentes en la cita, que se celebra a puerta cerrada. Aunque hay quien dice que no ve tanta diferencia entre que el congreso sea en marzo o en junio, la mayoría de intervinientes pide acelerar los plazos. Entonces, Pío García Escudero, que está al mando en Madrid desde la dimisión de Cifuentes, deja de dar turnos de palabra. Se acerca la hora de comer, y todos están viniendo a decir lo mismo: que apoyan la candidatura de Díaz Ayuso a presidir el PP de Madrid.

 

“No creo en hiperliderazgos, ni pretendo concentraciones de poder”, expone la aspirante dentro de la sede, donde la gran decisión del día es dar cuenta de la dimisión de los presidentes del PP de Miraflores de la Sierra, Pedrezuela, Ribatejada y Torres de la Alameda.

 

“No hay que airear problemas internos, son totalmente estériles”, pide Andrea Levy, concejal en el Ayuntamiento de la capital. “No podemos estar centrados en crear problemas”, añade. E insiste: “Se equivoca quien esté en la polémica y la desunión”.

 

Nada resume mejor lo divisivo que está resultando para el PP que la dirección nacional ponga palos en las ruedas del proyecto de Ayuso, la estrella política del momento, el mejor activo electoral del partido, y, por todo ello, una amenaza para el liderazgo de Casado.

 

¿No sirvió para nada la foto de la unidad en la convención de Valencia, tomada a principios de este mismo mes? ¿No han mejorado las cosas entre la baronesa y quienes ocupan los despachos de la planta séptima?

 

“Están igual”, contesta, rotundo, un político con predicamento en el PP nacional y el PP de Madrid, y que defiende la posición de Díaz Ayuso. “No se trata de llevarse mejor o peor. Se trata de que hay que dar certidumbre a la gente y al partido”, añade, sumándose a la reclamación de que el congreso madrileño sea como tarde en marzo, para que así de tiempo de lanzar a los candidatos municipales de 2023. “El trabajo hecho por dirección actual ha estado muy bien. Y tras el 4-M toca reimpulsar el partido para las elecciones de 2023″.

 

“Pero hay otras regiones en la misma situación que Madrid”, se queja una fuente cercana a la dirección nacional, que no ve qué necesidad hay de acelerar los plazos, ni de tensar el ambiente. “Lo calientan todo de tal manera... van a romper, pero no lo conseguirán porque se trabaja para llegar a la presidencia del Gobierno [con Casado]. Y para eso hay que trabajar unidos”, añade. “Están presionando a mucha gente”.

 

A pesar de la presión en la junta para adelantar la fecha del congreso del PP de Madrid, en la dirección nacional transmiten que nada ha cambiado y que “se mantienen los plazos del calendario”, informa Elsa García de Blas. Este fue aprobado en la junta directiva nacional, y establece que los congresos uniprovinciales (como Madrid) se celebrarán en el primer semestre de 2022, después de los pluriprovinciales. El congreso será “cuando corresponda”, aseguran fuentes oficiales, y no está previsto que se celebre antes del mes de marzo, apuntan fuentes de la dirección nacional de la máxima solvencia. Esto es, Génova no cede a la presión y mantiene el pulso ante los afines a Isabel Díaz Ayuso y su exigencia de que el cónclave sea antes de esas fechas para no incumplir los estatutos. En Génova hay un gran malestar con Ayuso y su equipo, a quienes reprochan haber creado una grieta interna que no existía y que perjudica a Pablo Casado.

 

Pero este viernes la sangre no llega al río. Muchos no dicen en público lo que expresan en privado. Y durante la cita, Díaz Ayuso insiste en un mensaje conciliador. “Es mi responsabilidad que no haya divisiones”, reconoce la presidenta regional tras subrayar su lealtad a Casado. “El Congreso será cuando decida el partido, y lo acataré”.

 

“Creo que hay paz: solo falta que digan fecha del congreso para terminar con este rollo macabeo”, amplía un colaborador de su confianza.

 

“Tenemos que remar todos juntos para que Pablo Casado sea presidente (de España) más pronto que tarde”, dice Pablo Montesinos, vicesecretario nacional.

 

Es una llamada a la unidad, que es lo que ocurre cuando hay división. A un lado, Díaz Ayuso y sus partidarios. Al otro, García Egea y los cercanos a Casado. Y en el horizonte, controlar el PP de Madrid como paso previo a poder optar a presidir el partido a nivel nacional si el líder actual pierde por tercera vez unas elecciones generales.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-10-29/el-pp-de-madrid-respalda-a-ayuso-en-su-apuesta-por-concentrar-cuanto-antes-todo-el-poder-en-la-region.html

 

LA GUERRA ENTRE SOL Y GÉNOVA SE RECRUDECE ANTES DEL CARA A CARA DE AYUSO Y EGEA

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid y el secretario general del PP se reencuentran este viernes en una junta directiva regional de máxima tensión

 

La paz ha durado apenas cuatro semanas. Tal y como informó Vozpópuli, nadie en el PP de Madrid creía que las palabras de Isabel Díaz Ayuso en la convención nacional del partido celebrada en Valencia acabaran con la polémica sobre cuándo celebrar el congreso regional y esas previsiones se han cumplido. El intercambio de golpes entre Génova y Sol se ha mantenido e, incluso, ha ido a más esta semana. Justo antes de la reunión de la junta directiva regional.

 

El cónclave, que será presidido por Teodoro García Egea, se celebra en un momento de máxima tensión con Isabel Díaz Ayuso, enfrentada a la ejecutiva nacional del partido y la gestora del PP de Madrid por la fecha de celebración del congreso regional. La líder madrileña no acaba de aceptar el calendario orgánico planteado por Génova y quiere que tenga lugar cuanto antes. E, incluso, se habla ya de una demanda a Génova.

 

Según la información publicada por El Mundo este jueves, afines a Isabel Díaz Ayuso no descartan llevar al partido a los tribunales si el congreso del PP de Madrid no se convoca en el primer trimestre de 2022. Una noticia que ha sido la 'guinda' a una semana marcada por la tensión y las filtraciones.

 

Así, en los últimos días desde el equipo de la presidenta regional se ha aireado la "preocupación" de Ayuso por las "maniobras" de la gestora dirigida por Pío García Escudero y Ana Camins para controlar el partido y se ha vuelto a recordar que la propia lideresa tiene bloqueada en el WhatsApp a Teodoro García Egea.

 

La relación entre Ayuso y el secretario general del partido es difícil desde hace meses. Desde Sol acusan al número dos de Casado de haber tratado de "mover la silla" a la presidenta regional proponiendo a Enrique López como alternativa en los momentos más difíciles de la coalición con Casado. En Génova, por su parte, afirman que el equipo de la dirigente madrileña tiene al secretario general en la diana.

 

Ayuso venderá su proyecto para el PP

Con esos antecedentes, la reunión de este viernes ya se preveía tensa, pero lo cierto es que el ambiente de crispación ha ido a más según avanzaba la semana. Y todo ello, destacan las fuentes consultadas por Vozpópuli, a pesar de que la junta directiva regional tiene un contenido de puro trámite: "Está previsto el nombramiento de cuatro direcciones municipales y poco más".

 

Algunos de esos nombramientos, no obstante, se han interpretado desde Sol como un intento de la gestora de ampliar su poder de influencia. Una acusación que no comparten desde el PP de Madrid: "Dicen eso de municipios como Patones, donde apenas viven 500 personas".

 

Está previsto el nombramiento de cuatro direcciones municipales y poco más

 

También desmienten desde la primera planta de Moncloa que la presencia de García Egea sea "para marcar terreno", como deslizan desde el gobierno regional: "Acude a juntas directivas y comités ejecutivos autonómicos de toda España y nunca se interpreta de esta forma la participación del secretario general".

 

Las mismas fuentes destacan además el carácter "ordinario" y de "normalidad" de la reunión, aunque admiten que existe más tensión de lo deseable por las polémicas de los últimos días.

 

Desde la Puerta del Sol aseguran que Isabel Díaz Ayuso no está detrás de la posible demanda contra Génova ni de las críticas a la gestora. No obstante, advierten que la presidenta regional "defenderá su proyecto" aprovechando la reunión de este viernes, en la que también coincidirá con José Luis Martínez Almeida, Pío García Escudero y Ana Camins.

 

Ese proyecto, añaden las mismas fuentes, es el "proyecto del PP regional", por lo que Ayuso volverá a reivindicarse como la futura líder del partido en la Comunidad de Madrid.

 

https://www.vozpopuli.com/espana/guerra-sol-genova-ayuso-garcia-egea.html

 

 

AYUSO REACTIVA SU CHOQUE CON GÉNOVA POR LAS PRIMARIAS DEL PP DE MADRID: "QUIERO QUE SE HAGAN EN TIEMPO Y FORMA COMO MARCA LA LEY"

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid vuelve a la carga contra la dirección de Pablo Casado y pide de nuevo que se celebre el Congreso regional cuanto antes

 

Los enfrentamientos que desde el inicio del curso político protagonizan Isabel Díaz Ayuso y la dirección nacional del PP habían quedado en segundo plano, hasta ahora. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha reactivado en las últimas horas su choque frontal contra Pablo Casado volviendo a reclamar que las primarias se celebren cuanto antes. O en palabras de Díaz Ayuso: "En tiempo y forma como marcan los estatutos y la ley".

 

Esta alusión a la ley no es casual. Este jueves, El Mundo publica que afines a la presidenta madrileña pretenden llevar a los tribunales al PP nacional por retrasar el Congreso regional que según los estatutos, defienden, deberían haberse celebrado en marzo pero de este año 2021, y no en 2022 como pretende la dirección de Pablo Casado.

 

 Este viernes se reúne el Comité regional y la Junta directiva y ahí Ayuso pretende volver a la carga después de que a principios de septiembre confirmara lo que era un secreto a voces: que su intención es presidir el PP de Madrid, algo que desde la dirección de Casado consideran una amenaza. La dirigente madrileña ha asegurado que defenderá en el encuentro "la voz de los afiliados" porque considera que "preguntarles nunca puede ser malo". La intención en Génova es que otra persona dirija la formación.

 

"Lo que tenemos que hacer los partidos es ser los primeros en dar ejemplo de democracia interna y eso es algo que debatiremos mañana. Lo que quiero es que sea esa voz se haga en tiempo y forma como marcan los estatutos y la ley", ha declarado la presidenta madrileña en declaraciones a los medios de comunicación este jueves.

 

A Ayuso se le ha preguntado también por la amenaza de varios miembros del PP de Madrid afines a su figura, que quieren llevar al partido a los tribunales si el Congreso no se celebra antes de marzo de 2022 como marcan los estatutos. La dirigente madrileña ha respondido que no le consta tal acción pero se ha mostrado confiada en que "al final se cumplirá la ley, los plazos y todo saldrá bien". El PP ya ha sido condenado en el pasado por retrasar congresos.

 

"Lo que hay que hacer es mirar hacia adelante y pronto preguntarle a los afiliados, porque así lo marcan los estatutos y la normativa, qué futuro quieren para el partido. Creo que cuanto antes lo debatamos en el seno de la organización creo que será mejor para todos", ha zanjado. Ayuso vuelve a la carga tras la tregua a finales de septiembre durante la Convención nacional celebrada en Valencia.

 

https://www.eldiario.es/madrid/ayuso-reactiva-choque-genova-primarias-pp-madrid-espero-hagan-tiempo-forma-marca-ley_1_8439103.html

 

 

EL EQUIPO DE AYUSO DENUNCIA QUE GÉNOVA MANIOBRA PARA CONTROLAR EL PP DE MADRID

 

El entorno de la presidenta se opone a próximos nombramientos que hará la gestora

 

La tregua de la convención nacional ha saltado por los aires y la tensión ha vuelto a escalar a máximos entre la Puerta del Sol y la calle Génova por el control del PP de Madrid. El equipo de Isabel Díaz Ayuso denuncia maniobras de la dirección nacional para avanzar en el control del partido que llegan a calificar de “ilegales”, porque las hará una gestora que dirige la formación en Madrid y cuyo mandato consideran que ha sido excedido, mientras que la dirección nacional y la regional defienden que está en plazo con arreglo a los estatutos. El motivo de la controversia es la junta directiva regional que está convocada para el próximo viernes, en la que el entorno de Ayuso asegura que la dirección provisional pretende nombrar nuevas gestoras en municipios madrileños con las que colocar cuadros, “sin consultar con la presidenta”. Dirigentes afines a Ayuso “plantarán cara” en la reunión del próximo viernes ante el nombramiento de esas gestoras, según fuentes de su equipo.

 

Un movimiento en apariencia de poco peso ha encendido la mecha de nuevo en el conflicto entre el equipo de la presidenta madrileña y la dirección nacional después de la pausa durante la convención nacional de principios de octubre. La aparición en el orden del día de la reunión de la gestora de Madrid del próximo viernes de un punto que dice “nombramientos” ha disparado las alarmas en el equipo de la presidenta madrileña. Su temor es que la dirección nacional —a través de la dirección de la gestora madrileña, que actúa alineada con Génova— utilice esos nombramientos de nuevas gestoras en municipios de la región para avanzar en el control del partido en Madrid de espaldas a Ayuso. Esos peones podrían ser decisivos en caso de que la presidenta madrileña tuviera rival en el congreso del PP de Madrid. Ayuso es de momento la única candidata que ha anunciado su intención de presidir el PP de Madrid, pero Génova deja en el aire si le dará su respaldo o si promoverá a un candidato alternativo. En este ambiente de tensión y toma de posiciones ambas partes discrepan también sobre cuándo debe celebrarse el congreso: la presidenta quiere que sea cuanto antes y Génova asegura que se celebrará el primer semestre de 2022, aunque no desvela en qué mes.

 

Antes de ese congreso que aún no tiene fecha y que podría abrir al PP en canal si no hay un acuerdo, todos los movimientos internos se miran con lupa. Y el equipo de Ayuso se opone al que está previsto el próximo viernes. Según fuentes del entorno de la presidenta, en esa reunión interna “va a haber lío” porque hay dirigentes que forman parte del comité que se van a oponer al intento de nombrar nuevas gestoras en municipios madrileños. Según estas fuentes, estos dirigentes “no están de acuerdo con que en este momento de interregno se esté nombrando a gente sin consultar con la presidenta”. “Teodoro García Egea está actuando como si fuera presidente del partido”, se quejan en el equipo de la presidenta. “Quieren seguir con un ritmo ilegal. La gestora tenía que haberse disuelto en marzo”, argumentan. La reunión del viernes se prevé tensa porque allí se encontrarán Ayuso y el secretario general del PP, que presidirá el encuentro, y con quien la relación de la presidenta es más que distante. Hasta tal punto que llegó a bloquearle en WhatsApp y ahora solo trata directamente con Pablo Casado.

 

La secretaria general del PP de Madrid en la gestora, Ana Camins, defiende en cambio que la dirección provisional actúa conforme a los estatutos del partido. “De ninguna manera se puede decir que desde marzo la gestora opera de manera ilegal”, señala Camins citando el artículo 40 de los estatutos del PP. Este precepto, que regula las gestoras, dice textualmente: “La transitoriedad de la situación [de la dirección provisional] no podrá exceder de seis meses, salvo que concurran circunstancias excepcionales que motiven la prórroga de dicho plazo. Transcurrido dicho periodo de tiempo se convocarán el congreso en los dos meses siguientes”. “Nos acogemos a las circunstancias excepcionales que motivan la prórroga hasta ahora, porque después de nombrarse la gestora, en abril de 2018, vinieron las elecciones generales, luego las autonómicas, luego una pandemia...”, arguye Camins.

 

El equipo de Ayuso se acoge en cambio a otro artículo de los estatutos, el 31.1.a), que dice que cada cuatro años deben celebrarse los congresos del partido, sea cual sea su ámbito territorial, y ese plazo solo se puede ampliar “extraordinariamente (...) celebrándose como máximo 12 meses después de la fecha que hubiera correspondido”. El último congreso del PP de Madrid que eligió a Cristina Cifuentes se celebró en marzo de 2017. Por tanto, en marzo de este año se han cumplido cuatro años y en marzo del que viene en todo caso terminaría el plazo prorrogado. “La gestora acaba con esos plazos del congreso, no se rige por ellos”, contrapone Ana Camins. El conflicto por la interpretación de los estatutos tendría que ser resuelto por el comité de garantías del PP si alguien termina elevando la queja. “La denuncia no tiene recorrido”, señalan en Génova, donde advierten al equipo de Ayuso de que “cuanto más enreden es contraproducente”.

 

Camins confirma que el viernes está previsto que se aprueben “cinco o seis gestoras” en municipios pequeños de Madrid, como Miraflores o Patones, y descarta ninguna intencionalidad oculta, más allá de “cubrir vacantes”. La secretaria general de la gestora defiende su autonomía para hacer nombramientos sin informar a la presidenta madrileña. “¿En qué parte de los estatutos dice que hay que consultarlo?”

 

La presidenta quiere a Serrano como secretario general

 

Isabel Díaz Ayuso quiere que Alfonso Serrano, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, se convierta en el próximo secretario general del PP madrileño si ella lo preside, según fuentes próximas a la presidenta. Serrano dejaría fuera a Ana Camins, actual secretaria general en la gestora, para quien en el entorno de la líder madrileña no ven encaje en el futuro organigrama del partido. Con la elección de Serrano como su número dos, Ayuso blindaría su control de la formación en Madrid, por lo que el alcalde, José Luis Martínez Almeida, quedaría en un segundo círculo de poder.

 

Para ello, claro, sería necesario que Ayuso se hiciera con la presidencia del PP de Madrid. En su equipo no dudan de que será así, aunque al mismo tiempo recelan de los movimientos de Génova y la gestora. La denuncia del equipo de la presidenta sobre los nombramientos que se pretenden aprobar el viernes ha caído muy mal en la dirección nacional y la gestora. “Están muy nerviosos”, se quejan en Génova sobre la Puerta del Sol. “El tiempo juega en su contra. Todo lo que sube, baja, y quieren adelantar el congreso para evitar que ella se desgaste por si no tiene fácil ganarlo”.

 

https://elpais.com/espana/2021-10-27/el-equipo-de-ayuso-denuncia-que-genova-maniobra-para-controlar-el-pp-de-madrid.html

 

 

NI 'DESHIELO' NI PAZ EN EL PP DE MADRID: CASADO FORZARÁ A AYUSO A PACTAR UN CANDIDATO

 

La tregua escenificada por el PP en la Convención de Valencia no fue más que un espejismo. El ‘espaldarazo’ de Isabel Díaz Ayuso a Pablo Casado descartándose a sí misma para liderar el PP nacional fue acogido en primera instancia de forma positiva por una dirección centrada en acabar el gran cónclave popular exhibiendo unidad y enterrando temporalmente batallas internas que «no tocan». Pero la pugna por el control del PP de Madrid tardó poco en reabrirse.

 

Pablo Casado aún no había bajado del escenario de la plaza de toros de Valencia cuando en Sol ya deslizaban que el mensaje de apoyo de Ayuso delante de miles de simpatizantes debía servir para calmar las aguas y que fuese Génova quien diese el siguiente paso apartándose de la carrera de la presidenta madrileña para acceder sin resistencia al control orgánico del partido. «La pelota está en su tejado», zanjaban en el entorno de la líder regional. Pero la aparente paz que se firmó en Valencia no ha servido para mover a Pablo Casado de su posición inicial, y fuentes de su confianza insisten: Isabel Díaz Ayuso no puede presidir el PP de Madrid.

 

La situación continúa encallada, y en ambos sectores prevén que el bloqueo no se resuelva hasta que la convocatoria del congreso sea una realidad. Pase lo que pase y se presente quien se presente, Ayuso no renunciará a la presidencia del PP de Madrid, una aspiración que en su equipo más próximo ven como «natural» después del triunfo del 4-M, sin olvidar el manido argumento de que el resto de barones populares controlan también el partido en sus respectivos territorios. «Pero Madrid no es Castilla y León ni Madrid es Andalucía. Madrid es la joya de la corona», contradicen fuentes oficialistas del partido, en cuyo sector se niegan a aceptar que suceda con Ayuso lo mismo que con Esperanza Aguirre en su día. «La acumulación de poder [en Madrid] sólo trae desgracias para el partido y para el gobierno», insisten.

 

Con este panorama, y convencidos de que Casado -ratificado como líder nacional del PP- no dará su brazo a torcer en esta cuestión, en el PP contemplan dos únicas soluciones para solventar la afrenta con Ayuso: la primera y predilecta pasa por forzar a la presidenta de la Comunidad de Madrid a alcanzar un acuerdo con la dirección nacional y pactar un candidato y una ejecutiva alternativa, lo que esquivaría el modelo único -presidencia autonómica y orgánica- que instauró Esperanza Aguirre en Madrid y que continuó Cristina Cifuentes. Desde 2018, el partido en Madrid está presidido por una gestora capitaneada por Pío García Escudero, y tanto su nombre como el de Ana Camins -secretaria general- serían del agrado de la dirección nacional que, no obstante, se abre a escuchar ofertas.

 

 Vox prepara el desembarco de Macarena Olona en Andalucía para obligar a Moreno a una coalición

Vox prepara el desembarco de Macarena Olona en Andalucía para obligar a Moreno a una coalición

 

Vox es la tercera fuerza política en el Congreso de los Diputados. En Madrid, el partido cuenta con un ancho plantel de pesos pesados, referentes políticos de larga proyección a […]

 

Si la primera termina en fracaso, la segunda salida que contemplan en el sector nacional del PP es la de impulsar a un candidato alternativo para que dé la batalla a Ayuso, aún siendo conscientes de los riesgos que una decisión de estas características puede tener para un partido que aspira a ocupar el Palacio de la Moncloa tras los próximos comicios. Fuentes autorizadas siguen sin descartar que ese nombre sea el de José Luis Martínez-Almeida, que compagina el liderazgo de la ciudad de Madrid con la portavocía nacional del partido. En su entorno insisten en que lo óptimo sería no tener que llegar a ese extremo, pero tampoco descartan que pueda dar ese paso si así lo ordena la dirección nacional.

 

Con todo, y pese a la cerrazón inicial de Isabel Díaz Ayuso, en el sector opuesto del partido confían en que la presidenta madrileña terminará cediendo porque, opinan, «se dará cuenta de que esto a quien perjudica es a quien le dio todo», en relación al presidente, Pablo Casado. En cualquier caso, subrayan que el inicio de las conversaciones no se abordará hasta dentro de unos meses, cuando el horizonte de la batalla por Madrid esté más próximo.

 

 Ayuso descarta estar "más de ocho años" en el gobierno de la Comunidad de Madrid

Ayuso descarta estar «más de ocho años» en el gobierno de la Comunidad de Madrid

El congreso de Madrid, el último

 

El equipo de Isabel Díaz Ayuso ha aceptado a regañadientes las fechas para la celebración del congreso del PP de Madrid que se aprobaron en la Junta Directiva Nacional, y que implica esperar a primavera de 2022 para celebrar los congresos uniprovinciales. En la Puerta del Sol habían lanzado un órdago semanas antes de la Convención Nacional para celebrar el cónclave madrileño «cuanto antes» y oficializar, de paso, la candidatura de Ayuso para presidirlo sin esperar a Génova.

 

No obstante, y aunque ya se recelaba de esa posibilidad en Sol, según confirman fuentes conocedoras de la decisión, el congreso de Madrid se celebrará en último lugar, por detrás del resto de cónclaves territoriales y justo antes del Congreso Nacional del PP, fijado en julio de 2022, que avalará a Pablo Casado como presidente del partido.

 

https://www.elindependiente.com/espana/2021/10/14/ni-deshielo-ni-paz-en-el-pp-de-madrid-casado-forzara-a-ayuso-a-pactar-un-candidato/

 

 

AYUSO ACEPTA LAS FECHAS DEL CONGRESO QUE IMPONE GÉNOVA

 

La presidenta de Madrid presenta como un gesto a la dirección su deseo de que su portavoz, Alfonso Serrano, sea el hombre fuerte del PP en la Comunidad

 

La tregua entre la dirección del PP y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, firmada durante la convención del PP ha dado paso, de nuevo, a un tira y afloja. Y Ayuso tiene las de perder en la primera pelea con Génova: la de los tiempos. El secretario general del partido, Teodoro García Egea, cerró este jueves la puerta a la posibilidad de adelantar el congreso del PP de Madrid, como quiere la líder madrileña para presidir la formación cuanto antes. “Hay unos calendarios y hay que respetarlos”, zanjó García Egea poco después de que Ayuso insistiera, durante una entrevista, en que el congreso debería celebrarse “pronto”.

 

El calendario, según Génova, estipula que el congreso no se celebre hasta la primavera del año que viene. Ante la negativa tajante de la cúpula, en el entorno de la presidenta admiten que el cónclave se hará cuando decida la dirección. A cambio, están seguros de que ella presidirá el partido y se preparan para conseguir el control de la formación: Ayuso quiere que Alfonso Serrano, su portavoz parlamentario y quien dirigió la campaña de las últimas elecciones autonómicas, sea también su hombre fuerte en el PP de Madrid.

 

La presidenta madrileña acepta las fechas que impone Génova, aunque no esté de acuerdo con ellas, dicen en su entorno. “Creemos que debe ser cuanto antes, para preparar las municipales, pero si ellos deciden que sea en junio, pues en junio”, apuntan estas fuentes.

 

Las palabras, este jueves, del hombre que mueve los hilos del aparato del PP, Teodoro García Egea, no dejaban lugar a dudas. El calendario se va a respetar, enfatizó, y eso implica que el congreso se celebre en “primavera”. Aunque, dentro de ese marco —la primavera se inicia el 20 de marzo y termina el 21 de junio—, Génova no desvela el mes en el que está pensando. El control de los tiempos es clave de cara a una eventual disputa orgánica, y la dirección nacional guarda con celo sus cartas sobre la fecha. Pero lo importante es que, en la disputa por los tiempos, Casado se ha plantado.

 

El entorno del líder del PP subraya que él no se ha dejado presionar cuando algunos sectores lo han intentado en otros casos —como, por ejemplo, en su rechazo a los indultos a los presos del procés, cuando recibió muchas presiones de la patronal y de la Iglesia— y tampoco va a dejar que suceda con los temas internos del partido.

 

Ayuso se resigna, aunque seguirá defendiendo que preferiría que el congreso se celebre más pronto que tarde, y su mirada está ya puesta en la siguiente contienda. En su entorno dan por hecho que ella presidirá el PP de Madrid —de momento es la única candidata a las futuras primarias, pero el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no se ha descartado— y piensan ya en la composición del equipo al frente del partido.

 

Ayuso quiere proponer a Serrano como hombre fuerte del PP madrileño como un gesto de buena voluntad hacia Génova, “para limar asperezas”, señalan fuentes próximas a la presidenta. Serrano “conoce a todo el partido” y es amigo de Ana Camins, actual secretaria general del PP en la gestora, y del alcalde. Junto a él, Ayuso también quiere que Carlos Izquierdo, consejero de Administración Local de su Gobierno, ocupe responsabilidades. De momento, los nombres que pone la líder madrileña encima de la mesa son recibidos en la dirección nacional con indiferencia. En la guerra fría entre la Puerta del Sol y Génova aún quedan muchas batallas por pelear.

 

https://elpais.com/espana/2021-10-08/ayuso-acepta-las-fechas-del-congreso-que-impone-genova.html

 

 

AYUSO RETOMA SU GUERRA CON GÉNOVA Y PIDE PRESIDIR EL PP DE MADRID "LO MÁS PRONTO POSIBLE"

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pasado esta mañana por los micrófonos de Onda Cero donde ha concedido una entrevista a Carlos Alsina, en la que ha retomado su invectiva para presidir el PP de Madrid “lo más pronto posible”, frente a las maniobras de Génova por frenar su iniciativa.

 

Ayuso ha reiterado que “tengo ilusión por dirigir el Partido Popular, cuya papeleta ya he encabezado dos veces, dirigir la organización y elegir mi equipo”. De hecho, la presidenta madrileña ha puesto de ejemplo al propio Alsina, al que ha apuntado que es “no solo presentador”, sino también director del programa.

 

Ante la posibilidad de que nadie más se presente y ella sea elegida presidenta, Ayuso ha señalado que “desconozco si habrá más candidatos”. Lo que sí ha recalcado otra vez es que, frente a la negativa de Génova, quiere que la elección se adelante: “Me gustaría que el congreso se organizara lo más pronto posible para ir preparándonos para las próximas elecciones, pero respeto los tiempos y ahí poco puedo hacer”. Además, la presidenta regional ha justificado su petición en que quiere que el partido y su Gobierno vayan en la misma dirección cuanto antes, deslizando que es algo que no ocurre en la actualidad, con la gestora que dirige el PP de Madrid en la actualidad.

 

https://www.elplural.com/autonomias/ayuso-retoma-su-guerra-con-genova-pide-presidir-pp-madrid-mas-pronto-posible_276198102

 

EL PP DE AYUSO SE ENROCA Y QUIERE ADELANTAR EL CONGRESO DE MADRID A INICIOS DE 2022

 

El entorno de la presidenta apenas se relaciona con el de Pablo Casado

 

La paz pactada en la Convención del PP de Valencia entre Casado y Ayuso y sus respectivos equipos durará poco. La gran discrepancia entre la dirección nacional y los mandos populares en la Comunidad de Madrid, especialmente sobre el calendario para fijar el congreso que debe resolver la situación de interinidad en la organización regional desde hace tres años, se mantiene.

 

La cúpula popular pretende celebrar el congreso del PP de Madrid, al que Ayuso se quiere presentar para aumentar su poder en la organización ante futuras contiendas electorales, para el final del primer semestre de 2022, antes del verano. El equipo más cercano a la presidenta madrileña rechaza este calendario y sostiene que el mandato esgrimido y emanado por una Junta Directiva Nacional de que los congresos uniprovinciales se desarrollen en ese semestre no excluye que se pueda celebrar en enero o febrero de 2022, es decir, cuanto antes.

 

Ayuso y Casado aún conservan alguna puerta abierta en su relación, que fue de amistad estrecha, respeto y colaboración política desde Nuevas Generaciones y durante 17 años, pero que se ha deteriorado bastante en las últimas semanas. El malestar es mucho mayor y casi de ruptura entre los entornos, como reconocen fuentes directas de ambos bandos.

 

Llegados a este punto, ese debate aparentemente orgánico sobre el mejor calendario del congreso del PP madrileño tampoco es una discusión menor. Está en juego la autoridad de la dirección nacional, personificada en el secretario general y número dos, Teodoro García Egea, con el que Ayuso y sus más estrechos colaboradores tienen un enfrentamiento total. Esa pésima sintonía ha afectado en parte a la comunicación entre Ayuso y Casado.

 

Promesa de lealtad

 

El sábado, en su esperada intervención en Valencia ante los 1.500 afiliados que pudieron entrar en el Palacio de las Artes, y delante de la esposa de Casado, Ayuso le prometió su fidelidad y apoyo para alcanzar La Moncloa y se autodescartó como una alternativa interna al actual líder popular. La candidatura es inexistente, pero la lealtad de Ayuso se circunscribe a Casado.

 

El líder del PP se lo agradeció llevándose su mano sobre el corazón. Los calendarios de los dos políticos populares, además, favorecerán en principio que esos juramentos se puedan llevar a cabo sin contraponerse. Las próximas elecciones autonómicas madrileñas están fijadas para mayo de 2023. Las siguientes generales se apuntan para finales de ese año.

 

El entorno de Casado resaltó que con esos gestos de Ayuso se acababa un “inoportuno debate” que ha vuelto a convulsionar a una organización que parece convivir con un liderazgo demasiado inestable. Ayuso declaró abiertamente al final del verano que quiere presidir el partido en Madrid, como han hecho algunos de sus predecesores en la presidencia regional madrileña, como Esperanza Aguirre o Cristina Cifuentes. Su posterior repliegue en la convención sobre sus presuntas aspiraciones nacionales, les sirvió a los responsables máximos en Génova 13 para valorar que Casado “había salido reforzado”.

 

Ese simple amago de Ayuso, y su determinación no aplacada de presidir el PP de Madrid, han tensionado otra vez el partido, como le sucedió a Mariano Rajoy antes del congreso de 2008 con las aspiraciones alternativas de Esperanza Aguirre, que nunca se concretaron. La mayoría de las fuentes consultadas, del PP nacional y madrileño, constatan que al final Ayuso se saldrá con la suya. Pero también ha molestado su insistencia, el conato de crisis desatada y alguna adhesión, como la de Aguirre. Y hay sectores de la organización que defienden su apuesta por una tercera vía —la gestora actual— que no está hipotecada ni por Ayuso ni por la teórica aspiración del alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida.

 

https://elpais.com/espana/2021-10-05/el-pp-de-ayuso-se-enroca-y-quiere-adelantar-el-congreso-de-madrid-a-inicios-de-2022.html

 

CASADO EVITA APOYAR A AYUSO AL PP DE MADRID: "LA ELEGÍ DE CANDIDATA, PERO EN ESO DECIDEN LOS MILITANTES"

 

El líder del PP asegura en una entrevista en RTVE que "el Gobierno está deseando que Puigdemont no venga a España".

 

Pablo Casado ha vuelto a evitar dar su respaldo a Isabel Díaz Ayuso y su pretensión de presidir el PP de Madrid, confirmando así que ninguna de las dos partes implicadas en esa batalla interna cede en su postura. En una entrevista este lunes en Radio Televisión Española (RTVE), el líder de los populares dejaba claro que "decidirán los militantes" en el congreso de los populares madrileños.

 

El cónclave regional tampoco se adelantará, como pidió en su día Ayuso, y tendrá lugar por tanto, confirmaba el máximo dirigente del partido, en el primer semestre de 2022, tal y como estaba previsto. Casado remarcaba que ese plazo se fijó en una Junta Directiva Nacional de la que, especificaba, "también es ella miembro".

 

En el plató de la televisión pública Casado, que afirmaba que ambos llevan muchos años trabajando y siguen "siendo amigos", recordaba que fue él quien la eligió en 2019 como candidata autonómica, incluso en contra, matizaba, de muchas opiniones dentro del PP. "A la gente le costó entenderlo, incluso algunos dentro del partido tenían dudas, pero en estos años, en las peores circunstancias, ha demostrado que sabe gestionar, que lo hace además muy cerca de la calle y que ha sacado esta comunidad adelante" recordaba sobre una de las decisiones de mayor calado tomadas desde que llegó a Génova en 2018.

 

Sin embargo, y justo a continuación, dejaba claro que "en lo orgánico, yo no puedo opinar. No he opinado en todos los congresos que hemos tenido, y llevamos ya sesenta, y en este tampoco puedo hacerlo". Para reforzar su argumento, apelaba a que él era alguien "elegido en unas primarias" y que por lo tanto estará, decía, "muy contento con lo que decidan los militantes". De hecho, fue el primer presidente nacional del PP en ser designado de esa manera.

 

Cuarenta y ocho horas después de que Ayuso despejase en la Convención Nacional celebrada este fin de semana en Valencia las especulaciones sobre su posible aspiración a liderar el partido a nivel nacional, Casado se remitía a lo dicho el pasado sábado y calificaba de "excelentes" las relaciones entre la Puerta del Sol, sede del Gobierno madrileño, y la dirección nacional del PP.

 

Puigdemont y Sánchez

 

Sobre la nueva puesta en libertad de Carles Puigdemont, que este lunes declaraba en Cerdeña tras su detención de hace dos semanas, Casado acusaba al Gobierno de estar "deseando que no entreguen a Puigdemont y venga a España", ya que, si eso sucede, "revienta la operación diálogo, revienta la mesa de negociación y revienta la legislatura" concluía.

 

En la misma línea, Casado acusaba a Sánchez de estar "cruzado de brazos" y de poner "palos en las ruedas" a la entrega del ex presidente catalán fugado en 2017, "por ejemplo con el mandato a la Abogacía del Estado de contradecir al Tribunal Supremo, lo que es insólito". 

 

El líder de la oposición se preguntaba retóricamente, ante las últimas noticias, "¿para qué está la Euroorden?" e insinuaba que las decisiones de distintos tribunales de países europeos pueden estar condicionadas por el clima de opinión. "Si los países de nuestro entorno ven que Pedro Sánchez está gobernando gracias a Puigdemont y que indulta a los socios de Puigdemont, ¿qué van a hacer? pues no meterse en líos" reflexionaba Casado, quien opinaba que los jueces de cada país europeo "evidentemente leen la prensa y ven lo que está pasando".

 

Incidiendo en ese argumento, ponía como ejemplo lo que pasó en su día con Batasuna, el brazo político de ETA que fue ilegalizada a principios de siglo. "Durante muchos años Batasuna no había sido condenada en Europa como organización terrorista. Cuando hubo un impulso político, en las instituciones europeas, para decir: 'Esto es un brazo político de los que matan a políticos, empresarios y sociedad civil en España' se movió la Justicia europea" algo que ahora, a su juicio, es distinto cuando "la justicia italiana lo que está viendo es que en España se indulta, y lo que está viendo es que España dice: 'Bueno, sí, es que estos son mis socios".  

 

Esta última circunstancia proponía revertirla mediante una "gran campaña internacional para explicar lo que está pasando". Entre otras cosas, concretaba, que "Puigdemont no está perseguido por sus ideas" sino, afirmaba Casado, por dar "un golpe a la democracia". Y también con las reformas legales de las que ya dio cuenta en su discurso del domingo, singularmente la recuperación del delito de convocatoria de referéndum secesionista.

 

Preguntado en varias ocasiones por su relación con Vox a dos semanas de que se cumpla un año de su no a la moción de censura de Santiago Abascal, Casado evitaba definir a esa formación como populista y lanzaba evasivas incluso sobre si, como dice el líder del partido derechista, ambos no se hablan desde entonces. "Yo creo que a la gente le da igual cómo me lleve yo con Santi Abascal" afirmaba empleando el diminutivo del nombre de pila del presidente de Vox, para a continuación señalar algunos de los problemas ciudadanos, como la subida de la luz, como lo que verdaderamente interesa a la ciudadanía.

 

Tras admitir "coincidencias" con Vox y Ciudadanos y diferencias con los primeros, "por ejemplo nosotros somos europeístas" decía, el líder del PP auguraba que el apoyo de estos partidos para hacerle presidente después de las próximas elecciones solo sería necesario en la investidura, descartando así de facto un pacto de legislatura o de Gobierno. 

 

https://www.elespanol.com/espana/politica/20211004/casado-ayuso-pp-madrid-candidata-deciden-militantes/616939453_0.html

 

LA EXHIBICIÓN DE FUERZA DE AYUSO DESDIBUJA EL RELANZAMIENTO DEL LIDERAZGO DE CASADO EN LA CONVENCIÓN DEL PP

 

Ayuso proclama que su único interés es Madrid, pero deja claro que no tiene intención de renunciar a la presidencia del partido en su comunidad

 

El PP se entrega a la tarea de “creer” que Pablo Casado puede ganar a Pedro Sánchez las próximas elecciones generales

 

Se hizo esperar, pero no defraudó. La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, retrasó su llegada a la primera jornada valenciana de la convención nacional del PP —fue la última dirigente en llegar, cuando el acto ya había consumido dos horas y media de intervenciones— para asegurarse de que todos los focos estaban puestos en ella. Y lo consiguió. Recorrió los últimos metros hasta la entrada al Palau del Arts de València rodeada de un enjambre de fotógrafos, cámaras de televisión y periodistas. Y de un nutrido grupo de seguidores —ayusers, se llaman a sí mismos—que la aplaudían al grito de “¡presidenta! ¡presidenta!”.

 

Su llegada dejó en segundo plano la de Pablo Casado. Para cuando la presidenta madrileña hizo acto de presencia nadie se acordaba ya del líder del partido, arruinando así el intento de la organización de dar a su entrada en el auditorio, de la mano de su esposa, un aura presidencial.

 

Después de cinco días de itinerancia por otras tantas ciudades, la convención entró este sábado en harina. El secretario general, Teodoro García Egea, subió al estrado para pronunciar un discurso en el que se hizo acompañar de una presentación que incluía un enorme gráfico de resultados a partir de las encuestas que dicen que el PP va en cabeza y que rememoraba al CEO de una empresa de seguros haciendo coaching.

 

Egea dejó claro que el objetivo es “unir a todos los españoles en torno al PP”. Y aunque las encuestas dicen que ya van en cabeza, eso “no es suficiente”, advirtió. “Ahora tenemos que seguir. Nuestro proyecto es un proyecto ganador y necesitamos 176 diputados, ese es el objetivo”, proclamó poniendo por primera vez la ambición del partido en el listón de la mayoría absoluta del Congreso.

 

El número dos del PP, igual que sus antecesores en el uso de la palabra, que los presidentes autonómicos, que Mariano Rajoy y José María Aznar y que los exdirigentes políticos de Europa y América que estos días han acudido a apoyar al PP, se mostró convencido de que Casado llegará a La Moncloa. Esa es la consigna que ha convertido la convención en un gigantesco esfuerzo de convencer al partido y a sus dirigentes de que Casado puede hacerlo, que es capaz de ganar a Pedro Sánchez las próximas elecciones.

 

Un objetivo, creer en Casado, hacer verosímil que con su liderazgo el PP volverá a ganar unas elecciones que se le resisten desde el año 2016, que acabó desdibujado por la presencia arrolladora de Ayuso. La presidenta de Madrid se sabe centro de un fenómeno fan dentro y fuera del PP y evitó deliberadamente mantener un perfil bajo. Especialmente ahora que ha decidido plantar cara a Génova y disputar la presidencia del partido en Madrid en contra de los deseos de la dirección.

 

No sólo programó cuidadosamente su llegada y buscó la foto con Casado antes incluso de subir al estrado para conseguir la máxima repercusión mediática posible, sino que aprovechó su intervención —precedida por la mayor ovación que los asistentes han dedicado a ningún dirigente en la convención— para tranquilizar a Casado.

 

En el centro del escenario

 

“Quiero dejar claro ante todos mis compañeros y ante los medios”, dijo llevando la convención a su propio terreno, “algo que me lleva rondando un tiempo. Hace mes que estamos presos de noticias, de comentarios, viviendo una especie de infierno político-mediático, desde que trasladé mi intención de dar un paso al frente en Madrid. Pero eso es lo de menos. Hay una cosa que quiero que quede clara hoy aquí: Pablo me dio la mayor oportunidad política de toda mi vida que es presidir la Comunidad de Madrid, que es mi salida y que es mi meta política”.

 

“Hoy te quiero decir delante de tu mujer, de la gente que más te quiere, del partido y de los medios, dejar claro que tengo meridianamente claro (sic) dónde está mi sitio. Y sé que mi sitio es Madrid. Y que daré lo mejor para Madrid porque Madrid es España y porque necesitamos que tú llegues a ser el presidente del Gobierno. Mi proyecto siempre ha sido el tuyo”.

 

Pero no se limitó a eso. Una de cal y otra de arena. También se reivindicó haciendo una defensa de su gestión en Madrid como un ejercicio político que obtiene resultados. “El 4 de mayo generó una ola de ilusión que debemos aprovechar y por eso creo que gobierno y partido han de ir de la mano”, remarcó en una clara advertencia de que sigue queriendo la presidencia del PP de Madrid que el equipo de Casado le ha negado hasta ahora.

 

Después de cinco días de coloquios y mesas redondas, la convención del PP navegó hacia el tono que Génova buscaba: el primer acto de la campaña electoral más larga de la historia política española. Una campaña que comienza este domingo en la Plaza de Toros de València, emblema precisamente de la capacidad de movilización de los conservadores en el pasado, con un mitin protagonizado por Pablo Casado. Y que no terminará hasta que se celebren las elecciones generales de 2023.

 

Será un mitin en el que el líder del PP trazará el rumbo con el cual planea hacer realidad sus dos grandes objetivos a medio plazo: ganar distancia con el PSOE en las encuestas y despegarse de Vox en intención de voto.

 

Hace ocho meses, cuando el PP naufragó en las elecciones catalanas, Casado pedía al PP que no sucumbiera a la ansiedad. Ahora todo ha cambiado. El partido y él mismo se han subido a lomos de la urgencia de un cambio que a priori no será posible antes de dos años pero que defienden con vehemencia, como si las elecciones fuesen a ser dentro de pocos meses.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/10/03/exhibicion_fuerza_ayuso_desdibuja_relanzamiento_del_liderazgo_casado_convencion_del_pp_125174_1012.html

 

 

 

AYUSO BUSCA REBAJAR LA TENSIÓN CON CASADO: “PABLO, TENGO CLARO DÓNDE ESTÁ MI SITIO Y ES EN MADRID”

 

La líder madrileña recibe los mayores vítores y aplausos a su llegada al cónclave popular en plena batalla orgánica por el partido en Madrid

 

Parecía saberse la estrella y, por eso, apareció la última, haciéndose esperar. Su entrada este sábado, pasado el mediodía, no defraudó las expectativas (que eran muchas). Isabel Díaz Ayuso bajó del coche negro en el Palau de las Artes y las Ciencias de Valencia, donde se celebra la convención nacional del PP, vestida con impoluto pantalón blanco y chaleco negro, y un grupo de militantes populares se arrancó en aplausos y vítores de “¡presidenta, presidenta!”. El grupo la rodeó y no paró de arengarla hasta que la líder madrileña recorrió los 50 metros que separaban las escalinatas del Palau de la puerta de entrada, como si fuera una estrella de rock. Ayuso sonreía satisfecha, pero no dijo nada. Se reservaba para poco después. La presidenta de la Comunidad de Madrid fue la más aplaudida y vitoreada de cuantos dirigentes del partido aparecieron por la convención nacional. Su irrupción en el cónclave diseñado para ensalzar el liderazgo de Pablo Casado fue todavía más impactante de lo previsto. Ayuso eclipsó toda la jornada con una declaración de intenciones delante de todas las fuerzas vivas del PP. “Hoy te quiero decir, Pablo, delante de tu mujer y de la gente que más te quiere”, se arrancó la líder madrileña consciente de que iba a acaparar los titulares, “te quiero dejar claro que tengo meridianamente claro dónde está mi sitio. Y sé que mi sitio es Madrid”.

 

Para sorpresa de todos, Ayuso se autodescartó para disputar el liderazgo a Casado delante del líder del PP y de todos los principales dirigentes del partido. “Mi meta es Madrid”, enfatizó la presidenta madrileña desde el escenario en el que el PP había reunido a todos los barones para una charla conjunta. “Daré lo mejor porque necesitamos que tú llegues a ser el presidente del Gobierno”, subrayó Ayuso en un mensaje que dejó mudo a todo el auditorio, que pareció contener el aliento mientras hablaba. Después, cuando Ayuso ya había terminado, los 1.500 asistentes irrumpieron en un aplauso, incluido el líder, a quien se le adivinaba una sonrisa que parecía de alivio debajo de la mascarilla.

 

La presidenta de Madrid llevaba el mensaje muy pensado, según fuentes de su entorno. Quería transmitir su lealtad a Casado y dejarle claro que no tiene intención de moverle la silla. Ayuso repasó distintos momentos de su historia política conjunta ―el líder del PP y la dirigente madrileña se conocieron hace casi 18 años en la organización juvenil del PP― y recordó que siempre estuvo a su lado. Como cuando Casado accedió a la presidencia de Nuevas Generaciones de Madrid o cuando se convirtió en vicesecretario de Comunicación del PP y portavoz. “No dudé en estar con él”, rememoró Ayuso. La líder madrileña se saltó el guion para esa muestra de lealtad inesperada a Casado. “Mi proyecto siempre ha sido el tuyo”, le dijo también.

 

El mensaje no pudo ser más contundente. Pero, al mismo tiempo, al descartarse para disputar a Casado el liderazgo, Ayuso estaba revelando que el conflicto por el PP de Madrid había adquirido ya tintes de pugna nacional, y convulsionó la convención ideada para mayor gloria del líder. A la vez, la presidenta madrileña dejó claro en su calculado mensaje que no renuncia a sus aspiraciones de liderar el partido en Madrid. “El 4 de mayo generó una ola de ilusión que debemos aprovechar. Gobierno y partido tienen que ir de la mano”, subrayó. Es decir: Ayuso ofrece lealtad a Casado, le asegura que no le disputará la presidencia del PP y a cambio le pide que la deje presidir el PP de Madrid. En resumen, le pide que se fíe de ella. Que lo hiciera así, en esa puesta en escena, delante de todo el PP y con las cámaras retransmitiendo en directo, revela también cómo de enquistado estaba el conflicto de puertas adentro. Ayuso tuvo que proclamar con luz y taquígrafos que su intención ―al menos de momento― no es presidir el PP.

 

El auditorio del palau aguardó con mucha tensión las palabras de Ayuso, que no han sentado bien en la dirección nacional. Después de ella, los barones tomaron de nuevo la palabra, y solo el presidente de Murcia, Fernando López Miras, se atrevió a romper el hielo con una broma sobre lo que acababa de suceder. “Querido presidente: ¡Yo también me quedo en Murcia!”, ironizó López Miras, descartándose también para disputar el trono del PP. “¡Es broma!”

 

La formación se conjuró para ofrecer una imagen de unidad en la primera jornada del cierre de la convención nacional. Casado consiguió la foto conjunta con todos los barones, incluida Ayuso, encima del escenario, aunque los gestos de su saludo con ella fueron fríos y se percibió la tensión entre ellos. Los mensajes de los barones ayudaron a Casado en su objetivo, con llamamientos a evitar la división y con mensajes que trataban de aparentar normalidad. Uno de los más claros fue el barón gallego, Alberto Núñez Feijóo, si acaso el presidente autonómico con mayor ascendencia en el PP. “Este es un partido leal, no es un partido de zancadillas o de codazos”, dijo en lo que parecía un aviso a navegantes. Las apelaciones a evitar la desunión fueron constantes entre los presidentes autonómicos. “El PP siempre llega más lejos estando unidos. Todos vamos a meter el hombro. El objetivo fundamental es desalojar a Sánchez de La Moncloa”, añadió en la misma línea que su colega, el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. El dirigente andaluz dejó el mensaje que el PP quiere transmitir hoy: “La única alternativa es Pablo Casado. Ayuso en absoluto puede eclipsar el liderazgo de Casado. Pablo es la referencia de nuestro proyecto político. Todos contribuimos a un proyecto común”.

 

La presidenta madrileña rivaliza con la dirección nacional por el poder del PP de Madrid. Ella quiere presidir el partido, igual que el resto de presidentes autonómicos, pero Génova recela, y el conflicto adquirió pronto tintes ya de pulso nacional. Madrid no es cualquier plaza. Es la circunscripción por la que se presenta Casado a las elecciones. Ayuso se lanzó a la batalla al hacer público que quiere liderar el PP madrileño y no solo eso, al reclamar que el congreso regional se celebre cuanto antes. Casado no lo ve y dejó claro que el congreso se celebrará cuando toca, esto es, en primavera del año que viene. La pugna de Ayuso provocó un enorme enfado en el entorno de Casado y algunas fuentes dicen que la relación entre los dos líderes, que han sido amigos y compañeros desde hace 18 años, está muy tocada.

 

Ayuso reaparecía este sábado después de su viaje a EE UU y de haber dejado la silla vacía cuando la convención, que ha sido itinerante esta semana, pasó por Madrid. El cierre de filas se trata de una “tregua”, reconocen algunos dirigentes del PP de Madrid. Cuando termine la convención, el gran evento que el PP ha diseñado para proyectar el liderazgo de Casado, las mismas fuentes avisan de que Ayuso volverá a plantear lo que cree que le corresponde por derecho: la presidencia del PP de Madrid. En la batalla orgánica en ciernes, Ayuso tiene apoyos. El exministro José Manuel García Margallo, miembro de la dirección, confesó a su llegada a la convención su respaldo a la líder madrileña. ¿Debe presidir Ayuso el PP de Madrid? “A mi juicio, sí”, contestó Margallo a los periodistas.

 

La presidenta madrileña es el principal desafío al liderazgo de Casado, aunque ella asegure en público ―como hoy― y en privado que esa es una guerra que no quiere librar. Sin embargo, el elefante en la habitación, según reconocen algunas fuentes de la dirección, es si Ayuso puede ser mejor candidata para ganar a Pedro Sánchez que Pablo Casado. Este sábado, el PP se conjuró para demostrar lo contrario: que Casado es el líder indiscutible del PP, que será el candidato en las próximas elecciones generales y que tiene al partido alineado detrás. “Cuando la tormenta está encima, solo los grandes líderes saben leer lo que hay detrás”, agasajó a Casado el secretario general, Teodoro García Egea, en su discurso en la convención.

 

El número dos del PP se detuvo en reivindicar el liderazgo de Casado. El secretario general pronunció su discurso con una moderna escenografía, de pie frente a gran pantalla, al estilo de las presentaciones de Apple. “Tú eres un luchador”, le dijo García Egea al presidente del partido, “eres un creador de líderes, una persona leal”. “Hace tres años no hubiéramos podido celebrar esta convención”, añadió, antes de proclamar que Casado ha devuelto al partido a la primera línea, tras la travesía del desierto que la formación conservadora vivió con una “injusta” moción de censura que lo expulsó del poder en 2018 por corrupción. “¡Eres el artífice de traer de vuelta al PP! ¡Has traído de vuelta al partido y contigo llevaremos España a lo más alto!”, clamó la mano derecha del líder popular. A García Egea le correspondía representar a la dirección este sábado, porque Casado reserva su discurso para el broche de la cita, mañana domingo en la plaza de toros de Valencia, que el PP confía en llenar con más de 8.000 militantes. El secretario general del PP también apeló a la unidad: “Hay que unir para ganar, ganar para gobernar y gobernar para ofrecer un proyecto de futuro”. Ayuso acató la consigna, pero a su manera.

 

https://elpais.com/espana/2021-10-02/la-irrupcion-de-ayuso-convulsiona-la-convencion-del-pp.html

 

AYUSO BUSCA REBAJAR LA TENSIÓN CON CASADO: “PABLO, TENGO CLARO DÓNDE ESTÁ MI SITIO Y ES EN MADRID”

 

La líder madrileña recibe los mayores vítores y aplausos a su llegada al cónclave popular en plena batalla orgánica por el partido en Madrid

 

Isabel Díaz Ayuso rompió el guion de la convención nacional del PP. Así lo asumían ayer barones y dirigentes nacionales y regionales del partido: la presidenta de la Comunidad de Madrid eclipsó por completo un cónclave que había sido diseñado para relanzar a Pablo Casado en su carrera hacia La Moncloa. En su lugar, la conclusión que quedó de la cita es que Ayuso renuncia a disputarle el liderazgo a Casado, lo que en realidad no estaba encima de la mesa. O al menos no de forma evidente. En principio, según ella misma contó a sus compañeros, lanzó ese mensaje porque quería frenar las especulaciones desatadas en un “infierno político-mediático”, en sus propias palabras, desde que anunció su pretensión de liderar el PP de Madrid. Aunque no todos en el partido creen esas buenas intenciones. Lo sucedido en Valencia deja, en todo caso, sin cerrar el conflicto orgánico. La líder madrileña no renuncia a sus aspiraciones por el poder regional, y Génova tampoco da su brazo a torcer: el congreso no se adelantará, como quería Ayuso. Todo sigue igual.

 

La presidenta de Madrid parecía saberse la estrella y, por eso, apareció la última, haciéndose esperar. Su entrada, pasado el mediodía, no defraudó las expectativas (que eran muchas). Ayuso bajó del coche negro en el Palau de las Artes y las Ciencias de Valencia, donde se celebraba la convención nacional del PP, y un grupo de militantes se arrancó en aplausos y vítores de “¡presidenta, presidenta!”. El grupo la rodeó y no paró de jalearla mientras recorría los 50 metros que separaban las escalinatas del Palau de la puerta de entrada, como si fuera una estrella de rock. Ayuso sonreía satisfecha, pero no dijo nada. Se reservaba para poco después.

 

Ella fue la más aplaudida y vitoreada de cuantos dirigentes aparecieron por la convención nacional. Su irrupción en la gran cita diseñada para proyectar a Casado fue todavía más impactante de lo previsto. Ayuso eclipsó toda la jornada con una declaración de intenciones delante de todas las fuerzas vivas del PP. “Hoy te quiero decir, Pablo, delante de tu mujer y de la gente que más te quiere”, se arrancó la líder madrileña consciente de que iba a acaparar los titulares, “te quiero dejar claro que tengo meridianamente claro dónde está mi sitio. Y sé que mi sitio es Madrid”.

 

Para sorpresa de todos, Ayuso se autodescartó para disputar el liderazgo a Casado. “Mi meta es Madrid”, enfatizó desde el escenario en el que el PP había reunido a todos los barones para una charla conjunta. “Daré lo mejor porque necesitamos que tú llegues a ser el presidente del Gobierno”, subrayó Ayuso, en un mensaje que dejó mudo al auditorio, que pareció contener el aliento mientras hablaba. Después, solo cuando ya había terminado, los 1.500 asistentes irrumpieron en un aplauso, incluido el líder, a quien se le adivinaba una sonrisa que parecía de alivio debajo de la mascarilla. Génova sabía que Ayuso iba a respaldar a Casado, pero no que lo haría en esos términos. “Yo esperaba cualquier cosa”, reconocía después un miembro de la cúpula.

 

Ayuso llevaba sus palabras muy pensadas, según fuentes de su entorno. El discurso hacia Casado lo había escrito a mano, de su puño y letra. Ahora bien, el mensaje, que aparentemente era un cierre de filas, tenía distintas cargas de profundidad. Por un lado, ponía el foco en el elefante en la habitación. Al descartarse para disputar a Casado el trono del PP, Ayuso estaba revelando que el conflicto por el PP de Madrid había adquirido ya tintes de pugna nacional. A la vez, la presidenta madrileña dejó claro que no renuncia a sus aspiraciones de liderar el partido en Madrid, algo de lo que recela Génova. En plena convención nacional estaban presentes sus objetivos: “El 4 de mayo generó una ola de ilusión que debemos aprovechar. Gobierno y partido tienen que ir de la mano”.

 

Ayuso: "Mi sitio es Madrid"

 

Fernández Mañueco, Ayuso, Casado y Feijoó, durante la convención del PP celebrada en Valencia, este sábado.

Recelos en Génova

 

“Ella ha ganado la partida”, analiza un veterano exdirigente del PP. “En vez de conflicto ha ofrecido apoyo a Casado, pero sin renunciar a ninguna de sus pretensiones. Ha sido aplaudida por la militancia y, si ahora Génova se enfrenta a ella, nadie lo entendería. Y Casado queda debilitado porque su triunfo es que Ayuso lo respalde; la fuerza la tiene ella”.

 

Los presidentes autonómicos del PP intervienen en la convención

 

La irrupción de Ayuso en esos términos no fue bien recibida en Génova ni en varias presidencias autonómicas. “Tiene afán de protagonismo. Este discurso no tocaba, ha venido a hablar de su libro, el PP de Madrid, cuando a nadie le importa”, se quejaba un presidente popular. El murciano Fernando López Miras llegó a bromear en pleno directo, tras la intensidad de las palabras de la líder madrileña. “Querido presidente: ¡Yo también me quedo en Murcia!”, ironizó. Para algunos barones el tono de Ayuso con Casado fue condescendiente. “Le ha perdonado la vida”, apuntaba uno. “Nadie está pensando en relevar a Pablo. Quitarlo ahora es un suicidio, la gente penaliza la división”.

 

El partido se había conjurado para ofrecer una imagen de unidad en la primera jornada del cierre de la convención nacional. Los barones ayudaron al líder de PP en ese objetivo con mensajes de respaldo a Casado y una foto conjunta en la que, por primera vez en meses, no faltó nadie.

 

El secretario general, Teodoro García Egea, reivindicó en su discurso que Casado ha devuelto al PP a la primera línea, con opciones de ganar tras la travesía del desierto que la formación conservadora vivió tras la moción de censura que la expulsó del poder en 2018 por corrupción. “¡Eres el artífice de traer de vuelta al PP!”, clamó García Egea. El número dos popular llamó a la unidad para conseguir que Casado logre llegar a La Moncloa: “Hay que unir para ganar”. Ayuso acató la consigna, pero lo hizo a su manera.

 

https://elpais.com/espana/2021-10-02/la-irrupcion-de-ayuso-convulsiona-la-convencion-del-pp.html

 

AYUSO ECLIPSA EL ATERRIZAJE EN VALENCIA DE LA CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP

 

La presidenta de Madrid llega la última al cónclave del partido, dos horas y media después de su inicio, para zanjar la crisis abierta por ella misma por intentar hacerse ya con el control del partido en la región: "Madrid es mi salida y mi meta política, tengo meridianamente claro dónde está mi sitio"

 

A las 12.30 comenzaban a repicar las campanas del Santuari de Nostra Senyora de Montolivet, situado frente del Palau de les Arts. de Valencia que acoge la penúltima jornada de la Convención Nacional del PP. En ese preciso momento se abría la puerta de la furgoneta negra y con lunas tintadas que traía a la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, al cónclave con el que Pablo Casado quiere relanzar su proyecto ante el próximo ciclo electoral. Ayuso ha llegado la última. Literalmente, ha sido la última persona en acceder al auditorio donde un millar de personas asistía a las intervenciones programadas desde las 10 de la mañana. Una nube de periodistas y cámaras han rodeado a la presidenta madrileña mientras dentro hablaba el ex secretario general de la OTAN, Anders Rasmussen.

 

Entre gritos de "¡presidenta, presidenta!", Ayuso ha pasado de largo ante el set preparado para las declaraciones de los asistentes y donde sí se han detenido, antes que ella, el resto de presidentes autonómicos del partido. Todos han tenido que responder a la prensa sobre la pugna abierta entre Casado y Ayuso, quien ha acaparado todos los focos de la mañana del sábado.

 

La presidente madrileña llegaba casi directa de su gira por Estados Unidos, que tuvo que acortar precisamente para llegar a tiempo de sentarse junto al resto de presidentes autonómicos del PP en una mesa redonda sobre los gobiernos que lideran. Ayuso llegó incluso a poner en duda su presencia. Su agenda americana le tenía reservada una foto este fin de semana junto al cantante Alejandro Sanz, quien inaugura en el Paseo de la Fama de Hollywood su propia estrella.

 

El pulso entre Ayuso y Casado por el calendario para renovar la cúpula del PP madrileño, que la dirigente quería adelantar para hacerse ya con el control de la organización, estuvo a punto de romper la cuerda y aguar la fiesta a la dirección nacional del partido, que ha preparado durante semanas una convención que no ha ido como habían previsto por el protagonismo de los invitados estrella y la sombra de la corrupción que ha sobrevolado el evento.

 

Ayuso finalmente cedió y el asalto lo ha ganado, de momento, Casado. Así lo ha confirmado ella misma en su breve intervención en una mesa redonda con el resto de presidentes autonómicos del PP: "Tengo claro que Madrid es mi salida y es mi meta política. Te quiero dejar claro que tengo meridianamente claro dónde está mi sitio y daré lo mejor para Madrid, porque Madrid es España y necesitamos que seas el presidente del Gobierno".

 

Pero la bronca previa, la ausencia de Ayuso durante toda la semana y su extemporánea llegada a Valencia, que ha motivado varios cambios en el programa previsto, no ha hecho más que aumentar el interés periodístico por ella, hasta el punto de que ha acaparado la atención en las intervenciones previas de los principales líderes del PP

 

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, quien amenazó con presentarse en unas primarias contra Ayuso para bloquear su presión a Génova, ha medido mucho sus palabras en su papel de portavoz nacional de la formación. Ayuso, ha dicho, "es uno de los grandes activos" del partido "como ya demostró en las elecciones del 4 de mayo, donde su victoria fue producto de las políticas que supo poner en marcha". "Todos estamos deseando estar con Ayuso y el resto de presidentes autonómicos", ha añadido, dejando claro el nivel del escalafón que ocupa la dirigente madrileña.

 

Tras él comparecía el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ha dejado una frase digna de Mariano Rajoy: "Es evidente que la mejor política para presidir la Comunidad de Madrid es la que acaba de arrasar en las elecciones autonómicas". ¿Se refería al Gobierno autonómico o al partido? Solo él lo sabe. El dirigente, que se ha llevado un baño de aplausos de los militantes gallegos que se han desplazado a la capital valenciana, ha zanjado: "Todos los presidentes autonómicos hemos venido aquí para apoyar al presidente de nuestro partido. Nuestro partido es un partido leal, no es un partido de codazos ni es un partido de zancadillas, eso se lo dejamos a otros".

 

Mientras Ayuso llegaba al Palau de les Arts, atendía a los medios el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno. "Cualquier proyecto político llega más lejos unido. Unidos somos más fuertes. Este partido está unido. Venimos todos a meter el hombro" y ayudar a Casado, ha dicho. Preguntado por si Ayuso podía eclipsar al presidente del partido, ha concluido: "En absoluto. Pablo es la referencia. Todos contribuimos a un proyecto común con el objetivo de gobernar España".

 

El aviso de Egea: "Si tenemos Gobierno sin partido, acabaremos sin partido y sin Gobierno"

Ayuso ha llegado justo a tiempo para el discurso del secretario general del partido, Teodoro García Egea. De hecho, habría llegado tarde si se hubiera mantenido el horario previsto. El PP informó el viernes de que el número dos haría una intervención que no estaba prevista en el programa inicial. Sería a las 12.00, antes de Rasmussen y del coloquio en el que estaba incluida Ayuso. El título de la intervención del dirigente murciano: "Sin partido no hay Gobierno".

 

En un largo discurso, Egea ha lanzado un claro mensaje a navegantes: "Si tenemos Gobierno sin partido, acabaremos sin partido y sin Gobierno". El secretario general ha mencionado de forma individual los logros personales de todos los presidentes autonómicos del PP, pero no de Ayuso, a quien ha citado en tándem con Casado. No ha hecho referencia a su triunfo de 2019 y, cuando ha hablado del de 2021, ha sido para recordar que "aquella noche" del 4 de mayo "salieron a saludar desde el balcón de Génova" Pablo Casado y Ayuso. "Quedó demostrado algo fundamental que no podemos olvidar nunca. Lo que más teme Pedro Sánchez y sus socios es la unión de todos los españoles en torno al PP. Esa es nuestra misión”, ha sostenido.

 

Con todo, Ayuso se ha llevado varias grandes ovaciones del millar de asistentes al evento. También durante su breve intervención junto al resto de presidentes. Un breve discurso en el que ha dado por zanjada la crisis y ha rendido pleitesía a su líder. "Tengo claro que Madrid es mi salida y es mi meta política", ha comenzado. Y ha concluido: "Te quiero dejar claro que tengo meridianamente claro dónde está mi sitio y que daré lo mejor para Madrid, porque Madrid es España y necesitamos que seas el presidente del Gobierno".

 

Fuentes próximas a Ayuso han asegurado a elDiario.es que la presidenta y su equipo han preparado el discurso a conciencia, para no dejar matices ni aristas a malas interpretaciones. De hecho, Ayuso llevaba escrito su parlamento, medido en cada palabra, y en varias ocasiones ha bajado los ojos para leerlo y no salirse de lo que tenía previsto decir. Las mismas fuentes han rechazado valorar el discurso de García Egea y han apuntado que la presidenta madrileña está pensando en "la persona con la que lleva haciendo política 16 años", en referencia a Casado. Y que lo demás "no le importa".

 

La dirección respira ya tranquila porque, por fin, la convención parece encarrilarse, después de una accidentada semana y los problemas previos. Así lo han asegurado desde el equipo organizador a este medio. Final de esta partida y vía libre para el acto de cierre de la convención: el discurso de Pablo Casado el domingo en la plaza de toros de Valencia.

 

https://www.eldiario.es/politica/ayuso-eclipsa-aterrizaje-valencia-convencion-nacional-pp_1_8360425.html

 

 

EL PP ENSALZA A ALMEIDA COMO BARÓN MADRILEÑO ANTE LA AUSENCIA DE AYUSO EN LA CONVENCIÓN

 

Sarkozy acompaña a Casado y defiende que el independentismo catalán es un problema europeo

 

El conflicto de Génova con Isabel Díaz Ayuso por el control del PP de Madrid ha provocado una jornada anómala este miércoles en la convención nacional de los populares. El cónclave, itinerante, recala en Madrid, y la presidenta de la comunidad autónoma y principal figura ascendente del PP no participa. La ausencia de Ayuso este miércoles se debe a que se encuentra de viaje en Estados Unidos, pero la ausencia total de la presidenta madrileña, que podría haber intervenido por videoconferencia, se explica por la pugna con la dirección nacional. Génova recela de Ayuso y rechazó que participara de forma telemática desde el continente americano. En su lugar, el PP ha concedido el protagonismo de la jornada madrileña a José Luis Martínez Almeida, alcalde de la capital y principal contrapeso de Ayuso en el poder madrileño, que se ha llevado un largo aplauso del auditorio. En la cita ha reaparecido también Esperanza Aguirre, que se ha dejado ver tras haber convulsionado al PP por su respaldo a Ayuso para liderar el partido con unas explosivas declaraciones. El problema madrileño eclipsa las muestras de apoyo que está recibiendo Casado de exlíderes europeos afines a los que ha invitado a la cita: el último, este miércoles, el de Nicolás Sarkozy, expresidente de Francia.

 

Esperanza Aguirre saltó a la palestra para apoyar a Ayuso en su pelea por liderar el PP de Madrid. Lo hizo descolgándose con duras críticas contra los dirigentes del aparato de Génova y del equipo del alcalde, a los que llamó “niñatos” y “chiquilicuatres”. Este miércoles se ha reencontrado con ellos. La expresidenta madrileña está retirada de la política tras dimitir por los casos de corrupción en sus gobiernos, pero estaba invitada como miembro de la junta directiva del PP madrileño, explican en el partido. Aguirre no ha querido pasar desapercibida y ha buscado que las cámaras la retrataran charlando con Almeida y con Casado. Luego se ha sentado en primera fila, junto al líder del PP, a escuchar los debates. Preguntada sobre si buscaba hacer las paces con la dirección y el alcalde tras sus críticas, se ha limitado a contestar: “Nunca he estado en guerra”.

 

El PP celebra su convención con el melón del PP madrileño abierto. La ausente Ayuso estaba muy presente en la cita de este miércoles. Incluso desde Sevilla, el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha reconocido que existe un “problema” por este asunto en el Partido Popular. “Ese problema se va a solucionar por los cauces del partido. No le veo más calado y trayectoria”, ha afirmado al ser preguntado al respecto, informa Lourdes Lucio.

 

Génova no da su brazo a torcer, aunque en la cúpula hay división de opiniones y algunos dirigentes creen que Ayuso presidirá el PP de Madrid, se pongan como se pongan. Fuentes oficiales de la dirección nacional aseguran, en cambio, que el debate “no toca” y eluden aclarar si apoyarán a Ayuso para que lidere la formación. En todo caso, sostienen que el congreso del PP de Madrid se celebrará en 2022, cuando estaba previsto, y no antes, como quiere Ayuso. El alcalde de Madrid mantiene, por su parte, la incógnita sobre si presentará su candidatura. Pero la pugna es en realidad entre Génova y Ayuso, porque Almeida ―aunque tiene criterio propio― actúa alineado con los intereses de la dirección nacional.

 

La dirección ha erigido como barón madrileño este miércoles a Almeida ante la silla vacía de Ayuso. El alcalde ha recibido un largo aplauso del auditorio, el más prolongado hasta la fecha en la convención. Después, no ha escatimado elogios al líder del PP. “Presidente, gana las elecciones y hazlo lo antes posible”, le ha pedido a Casado.

 

El líder del PP trata de esquivar el problema mientras suma apoyos de exlíderes europeos de la familia conservadora. Este miércoles ha compartido charla con Nicolás Sarkozy, expresidente de Francia, condenado por corrupción el pasado mes de marzo. El político francés no ha tocado ese asunto ―salvo por una referencia velada a las “cicatrices” que lleva en el cuerpo por la política― y se ha referido a la situación política de España. “El separatismo”, ha dicho en referencia a los independentistas catalanes, “no es simplemente un problema de España”. “Si España se desuniera, toda Europa podría pagar este precio”, ha advertido. “Solamente hay una España, una España unida. Con una capital, que es Madrid, y una corona que representa la unidad de España. Esto no puede cambiar, nunca”. Sarkozy también ha confiado en que Casado será presidente. “Hace 11 años, la primera vez que vi a Pablo Casado en el Elíseo, le dije que iba a ser presidente del Gobierno de España”.

 

Casado ha aprovechado la presencia del expresidente francés para hacer una analogía entre los terroristas de la sala Bataclan ―los atentados yihadistas de 2015 en París en los que murieron 130 personas― y Bildu, un partido político que condena la violencia en sus estatutos. La analogía buscaba acusar a Pedro Sánchez de pactar con terroristas, por el posible apoyo de Bildu a los próximos Presupuestos generales. “¿Alguien entendería que Sarkozy hubiera pactado con los terroristas del Bataclan?”, ha interpelado Casado de forma retórica ante la mirada del político francés. Al final, delante de Sarkozy, Casado ha tenido que hablar también de Ayuso, y justificar su ausencia como anfitriona del acto. “La presidenta no ha podido venir porque tenía un viaje agendado desde hace un mes, pero te manda un saludo muy fuerte”.

 

Mientras, Ayuso sigue haciendo las Américas. Este miércoles, la presidenta madrileña está en Washington, donde mantendrá reuniones con el presidente del Banco Iberoamericano de Desarrollo, en el Council of Foreign Relations y en el Capitolio. A pesar de la tensión con Génova, Ayuso ha terminado adelantando el regreso de su viaje para asistir el fin de semana a los actos de clausura de la convención del PP en Valencia. El PP busca una foto de unidad en torno a Casado, aunque cuando las cámaras se apagan el conflicto interno sigue abierto.

 

https://elpais.com/espana/2021-09-29/aguirre-reaparece-en-la-convencion-del-pp-despues-de-su-respaldo-a-ayuso-para-liderar-el-partido-en-madrid.html

 

TREGUA EN LA GUERRA POR EL PP DE MADRID: DÍAZ AYUSO ASISTIRÁ A LA CONVENCIÓN DE CASADO EN VALENCIA

 

La líder regional cambia la agenda de su viaje a EE UU para llegar el sábado al cónclave nacional

 

Tregua en la guerra por controlar el PP de Madrid. Tras semanas de tensiones entre el equipo de Isabel Díaz Ayuso y el de Pablo Casado, la presidenta de la Comunidad acudirá finalmente a la convención nacional que ha organizado la formación conservadora para relanzar a su líder. La baronesa, que había planificado hace meses un viaje a EE UU que coincidía en fechas con el cónclave, ha modificado su agenda para llegar a tiempo, según una fuente del Ejecutivo regional. Díaz Ayuso evita así que su ausencia se interprete como un reto al liderazgo de Casado.

 

Díaz Ayuso frente a Almeida: en el PP de Madrid suenan tambores de guerra

 

El líder del PP, Pablo Casado, en una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, a 15 de septiembre de 2021, en Madrid, (España). En esta sesión, la primera del nuevo curso político, el Gobierno deberá responder a la pregunta del PP sobre la subida del recibo de la luz, y sobre qué planes tiene para reducirlo. Un importe que ha ido marcando nuevos récords y que este mismo miércoles marca un máximo histórico con 172,78 euros megavatio hora (MWh). Asimismo, el Ejecutivo será cuestionado sobre las razones que le han motivado para suspender la inversión de 1.700 millones de euros para el proyecto de ampliación del aeropuerto de Barcelona El Prat-Josep Tarradellas.

 

Díaz Ayuso comenzará su viaje a Estados Unidos este sábado, y estará una semana fuera de Madrid. La baronesa regional tiene previsto desplazarse a Nueva York y Washington, donde trasladará a los principales fondos de inversión americanos el potencial económico y comercial de la Comunidad de Madrid, según un comunicado del Ejecutivo regional. También tiene en la agenda encuentros con representantes del Banco Interamericano de Desarrollo, el Consejo de las Américas, el Consejo de Asuntos Exteriores o la Cámara de Comercio Hispana en Estados Unidos. Y ha sido invitada por el Caucus Hispano del Congreso de Estados Unidos, donde mantendrá un encuentro el jueves 30 de septiembre en el Capitolio.

 

Una vez cumplida esa agenda, Díaz Ayuso volará el 2 de octubre hacia Valencia, donde se celebra la convención nacional del PP. Ese cambio de agenda le dará la oportunidad de participar en la mesa redonda programada con otros presidentes autonómicos. Pero no solo eso. También contribuirá a tranquilizar al sector del partido que ha visto con inquietud sus últimos movimientos, y que los ha interpretado como los primeros pasos para posicionarse como un liderazgo alternativo al de Casado.

 

Así, Díaz Ayuso anunció su candidatura a la presidencia del PP madrileño en el peor momento para el líder nacional: justo cuando este quería que todos los focos se centraran en su convención nacional. Inmediatamente, y para sorpresa del equipo de la presidenta de Madrid, Casado equiparó su liderazgo con el del alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, poniendo al regidor en la carrera por el poder orgánico regional. Pero las escaramuzas no terminaron ahí.

 

Primero, la dirección nacional transmitió con toda rotundidad que su modelo preferido para el PP de Madrid es el actual, con el poder institucional y orgánico separados, impidiendo así que haya un líder con el suficiente poder interno como para hacer sombra a Casado y ejercer de contrapeso. Una referencia implícita a los malos tragos que deparó a Mariano Rajoy su convivencia con Esperanza Aguirre.

 

Y luego, Díaz Ayuso reclamó que el cónclave regional, previsto para el primer semestre de 2022, se adelantara. Una solicitud que no gustó nada en la planta siete de la sede nacional de Génova, donde se viene disputando un pulso soterrado entre el secretario general nacional, Teodoro García-Egea, y el poderoso jefe de gabinete de Díaz Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez. Así lo resumió la propia presidenta: “Tenemos a alguien que gana elecciones, pero nos va la marcha”.

 

Como el choque se ha dirimido en público, mostrando las grietas en la unidad del PP y las dudas internas sobre el liderazgo de Casado, que ya ha perdido dos elecciones generales, las dos partes están intentando calmar los ánimos. Los principales políticos del partido han recibido la orden de dejar de hablar del tema, excusándose en que el congreso regional del PP de Madrid no será hasta el próximo año. Y la propia Díaz Ayuso lleva varios días avanzando su deseo de acudir a la convención nacional, y de no entrar en conflicto con Casado. El paso definitivo se ha dado este lunes: la presidenta de la Comunidad de Madrid estará en Valencia.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-09-20/tregua-en-la-guerra-por-el-pp-de-madrid-diaz-ayuso-asistira-a-la-convencion-de-casado-en-valencia.html

 

EL ENVITE DE AYUSO SACUDE AL PP

 

La intención de la presidenta de dirigir el partido en Madrid desata un terremoto político en la sede de Génova

 

Isabel Díaz Ayuso amaga y el PP se estremece. La presidenta madrileña se postuló a finales de agosto para ser también presidenta del PP en Madrid. Es un movimiento en apariencia normal (todos los presidentes autonómicos populares lo son de su partido en su región) pero que, por lo que pueda esconder, ha sacudido por completo el tablero popular. Un político que lo ha sido todo en el PP de Madrid considera que el posicionamiento de Ayuso es un claro tanteo para luchar por el liderazgo del partido a escala nacional. Y añade: “Miguel Ángel Rodríguez, el jefe de gabinete de Ayuso, quiere volver a La Moncloa y convertirse en el tipo que llevó allí a la primera presidenta. Por eso en Génova están muy cabreados”.

 

¿Esto es así? ¿Está preparándose la presidenta de la Comunidad de Madrid para optar a ocupar el puesto de Pablo Casado, su amigo desde las Nuevas Generaciones, el único que creyó en ella cuando era una desconocida?

 

Ayuso lo niega. “Al tratar de unir la presidencia regional con la del partido simplemente busca operatividad y unidad de acción”, explica una fuente de su máxima confianza, que intenta disipar la teoría de que esto significa el primer empujón para colocarse en dirección a La Moncloa. Por otra parte, en la Real Casa de Correos, sede del Ejecutivo madrileño, no entienden la actitud de Teodoro García Egea, secretario general del PP, que apoyó primero y luego dejó de apoyar la candidatura de la presidenta regional.

 

Además, el calendario político dificulta la tarea a Ayuso. En 2023 coinciden tanto las elecciones autonómicas como las generales, salvo que Pedro Sánchez las adelante. Y el candidato del PP a La Moncloa es siempre su presidente nacional (Casado en este caso), en aplicación de los estatutos de partido. Si no ocurre nada excepcional, Díaz Ayuso tendría que ganar primero las primarias de la formación conservadora para luego optar a la presidencia del Gobierno. Un rompecabezas complicado a estas alturas.

 

Con todo, el anuncio de Ayuso de que quiere presidir el PP de Madrid —y adelantar el congreso regional, previsto para el año que viene— cayó como una bomba en Génova 13, sede de la dirección nacional del partido. Pablo Casado y Ayuso habían hablado en privado del asunto hasta tres veces, según el entorno de la líder madrileña, y ella le había contado a su jefe y —que se sepa— aún amigo que quería dirigir también el partido en la región. La primera vez se lo reveló en mayo, después de arrasar en las elecciones en Madrid, cuando se sintió legitimada.

 

Pero el PP de Madrid no es una plaza cualquiera. Aporta, de hecho, un importante número de votos y compromisarios a las primarias para elegir al líder nacional. Y acumula, además, una carga simbólica descomunal, ya que es la circunscripción en la que se presentará Casado a las elecciones y el lugar en el que estos dos líderes populares se conocieron y comenzaron su andadura en el partido, en Nuevas Generaciones, hace casi 18 años.

 

Por si fuera poco, en estas conversaciones Ayuso no especificó a Casado algo importante: no aclaró que lanzaría el órdago a la vuelta de las vacaciones, según aseguran en el entorno del líder. Y en política los tiempos lo son casi todo. La agenda personal de Ayuso no encaja con la de Casado, porque él había planificado una vuelta de las vacaciones por todo lo alto, con una convención nacional prevista para finales de septiembre en la que van a participar todas las figuras importantes del partido, además de intelectuales y líderes internacionales. El objetivo es relanzar su propio proyecto. De hecho, el líder del PP supervisa personalmente los detalles de la convención y desde hace cuatro meses se implica en los preparativos. Por eso ha irritado tanto en su entorno el movimiento inoportuno de Ayuso, que ahora amenaza, cuando menos, con enturbiar la gran puesta de largo de Casado.

 

“Nadie sabía nada. Si nos hubiera dicho que iba a lanzar el anuncio en el mes de la convención, le habríamos respondido que se esperara a después. El lío que se ha montado es porque está yendo por libre”, se queja un dirigente del círculo de confianza de Casado.

 

Hay guerras que se desatan en un desayuno. Y esta se declaró oficialmente en el que se celebró el pasado 7 de septiembre en Madrid y que reunió a la plana mayor del PP en Madrid días después del anuncio-bomba de Ayuso. En este tipo de actos hay que fijarse, sobre todo, en quién no asiste: el que falte o no haya sido invitado quedará señalado. Pero a este desayuno no faltó nadie: Pablo Casado, Teodoro García Egea, Isabel Díaz Ayuso y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Los cuatro se sentaron juntos ante una gran mesa redonda. Era una mañana señalada cuyo objetivo era lanzar una imagen de unidad interna en torno al líder con el arranque del nuevo curso político. Pero el paso adelante de la presidenta regional lo revolucionó todo.

 

Tal vez fruto del desconcierto que le causó el movimiento de Ayuso, Casado no se decidió a respaldarla por completo. Y la mañana se volvió incómoda e imprevista para los líderes del PP que compartían esa mesa delante de las cámaras de la mayoría de las televisiones. “Tendrán que decidir los militantes. Tenemos dos militantes cualificados [Ayuso y Almeida] que van a tener mucho peso en esa decisión, peso en el que yo no voy a contar”, se excusó Casado.

 

Los “chiquilicuatres”

 

Ese día el líder popular fue consciente, después, de que había cometido un error comunicativo al decir lo que dijo y al no decir lo que no dijo. Supo que no debía haber pisado ese charco, según cuentan algunas fuentes de la dirección del PP. Él no quería —y no le convenía tampoco— acrecentar el ruido externo y alimentar la pelea. Pero lo hizo.

 

Díaz-Ayuso lo expresó a su manera resuelta días después: “Cuando tenemos a alguien que gana elecciones… es verdad que nos va la marcha”.

 

La mayoría de los personajes de esta historia sale de la organización juvenil del PP, y casi todos rondan los 40 años. Ayuso (42), Casado (40), Teodoro García Egea (36) y Ángel Carromero (35), el asesor áulico del alcalde de la capital. De ahí el dardo que lanzó Esperanza Aguirre en El Mundo descalificando a los “chiquilicuatres” de Génova y del entorno de Almeida. Chiquilicuatre, según la RAE, es una “persona, frecuentemente joven, algo arrogante y de escasa formalidad o sensatez”. “El PP debería cambiarse las siglas y pasar a llamarse Nuevas Generaciones”, ironiza un diputado nacional sobre este vodevil que tiene como protagonistas a una nueva hornada de dirigentes del PP.

 

Hay dos excepciones, en el asunto de la edad, en este reparto: el alcalde, José Luis Martínez Almeida (46), y el jefe de gabinete de Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez (57).

 

En el PP de Cibeles, sede del Ayuntamiento, ven muy difícil que Almeida aspire al liderazgo del partido en Madrid a no ser que se lo pida expresamente Casado, algo que aún no ha decidido. El alcalde, eso sí, cada vez está más harto del molesto papel de pararrayos que las constantes salidas de tono de Ayuso le obligan a desempeñar debido a su cargo de portavoz nacional del partido.

 

Rodríguez, por su parte, es el más veterano de todos y el de más experiencia política. Hace 25 años era portavoz del Gobierno de José María Aznar. Quizá por eso, por su veteranía, es el más temido en la calle Génova. Y por eso no tardaron en cargar contra él desde allí por considerarlo el instigador del enfrentamiento: “Rodríguez está intentando enfrentar a Ayuso y a Casado. Es un tío que no es del PP, lo más parecido a Iván Redondo, y así ha acabado Redondo… “, asegura una fuente del círculo de Casado. En el equipo del líder perciben además un intento de “desestabilizar” el partido y el liderazgo de Casado no solo por el movimiento de Ayuso, sino por los apoyos que han acudido a defenderla: Esperanza Aguirre y Cayetana Álvarez de Toledo. “Los mismos que estaban en 2008 con Aguirre para dinamitar el partido son los que están ahora en lo mismo: Aguirre, Cayetana y Rodríguez”, apuntan en Génova en referencia al congreso en el que Aguirre amagó con disputarle la presidencia a Mariano Rajoy.

 

La pugna en Madrid entre Casado y Ayuso no es nueva. En mayo, antes de las elecciones, sus equipos se enfrentaron por el fichaje del exdirigente de Ciudadanos Toni Cantó, al que Ayuso se resistía a colocar en un puesto destacado. La noche electoral, el mitin de celebración en el del balcón de Génova fue también motivo de disputa. Miguel Ángel Rodríguez, según denuncian en el entorno de Casado, no quería compartir el triunfo con la dirección general ni que se montara un balcón en la calle de Génova.

 

Y en junio los dos líderes escenificaron su primera discrepancia pública importante: Ayuso se quejó de que el Rey tuviera que firmar los indultos a los presos del procés. Esta declaración explosiva dejó en segundo plano la manifestación de la derecha en la plaza de Colón contra la medida de gracia, arrastrando a Casado, de nuevo, a una zona de sombra.

 

“Esto es un tema de puros celos”, analiza un diputado popular. “¿Pero Pablo Casado a qué aspira: ¿a ser presidente del PP o el presidente de España? Si no es capaz de darse cuenta de que el cambio de tendencia que disfruta ahora en las encuestas es en gran parte porque la tiene a ella en Madrid, es que no vale para esto”, añade.

 

¿Son celos o hay algo más? ¿Cuál es el trasfondo de todo esto?, se preguntan en el PP. “El elefante en la habitación es que en el partido se plantee esta cuestión: ¿Es Ayuso mejor que Casado para ganar a Pedro Sánchez?”, reflexiona un dirigente de la cúpula nacional. “Ella es como Lady Gaga, es el hecho político más importante en España desde Adolfo Suárez y Felipe González. Doblar los diputados en unas elecciones, ¿quién ha hecho antes eso? Y que la gente la aplauda como lo hacen cuando la ven en la calle. No hay un fenómeno como ella: ni Aznar ni Rajoy”, sostiene.

 

Pero, de un lado y de otro, todos están de acuerdo en que el calendario beneficia a Casado y que será el actual presidente del PP el que se presente a disputar a Sánchez la presidencia del Gobierno en 2023.

 

Aunque ella lo niega, diversas fuentes del PP aseguran que Ayuso se está colocando de espectadora en posiciones de ventaja por lo que pueda pasar. Algunas voces veteranas del PP acostumbran a decir que al actual líder del PP solo “le queda una bala”, es decir, que solo tendrá una oportunidad.

 

https://elpais.com/espana/2021-09-19/cuando-ayuso-se-mueve-el-pp-se-estremece.html

 

 

AYUSO VS. CASADO O LA TRADICIÓN DEL PP DE MADRID DE ENFRENTARSE A LA DIRECCIÓN NACIONAL

 

Cumplidos tres años de su mandato al frente del partido, el líder popular ha visto cómo los barones que más pusieron en duda su estrategia, con Feijóo a la cabeza, han dejado paso a una dura ofensiva del ala dura de la capital, que no hace tanto eran sus aliados por el control de la organización

 

Es ya casi una tradición en el Partido Popular, y Pablo Casado no se ha podido escapar de ella. Si durante la primera parte de su mandato al frente de la organización parecía que sus principales rivales internos podían ser los presidentes gallego, Alberto Núñez Feijóo, o andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, la maldición de Madrid –ahora con Isabel Díaz Ayuso en la disputa– vuelve a sobrevolar la sede de Génova 13, cuyas paredes albergan la que puede ser la última gran batalla política antes de la venta del edificio, de tan infausto recuerdo para los dirigentes de la formación.

 

La moción de censura que Pedro Sánchez ganó en junio de 2018 abrió un agujero en el PP, que confiaba en que el PNV no apoyara al PSOE. Pero lo hizo, Sánchez fue investido presidente por el Congreso y Mariano Rajoy se despidió con aquella comida en la que, según se contó entonces, corrió el whisky hasta bien entrada la noche. El bolso de Soraya Sáenz de Santamaría ocupó el escaño vacío de quien apuraba sus horas de presidente del gobierno y líder de su partido.

 

Rajoy dimitió y el PP entró en un congreso muy abierto y que contaría por primera vez con el voto directo de los militantes, aunque solo para la primera vuelta. Al proceso se presentaron casi todos los candidatos esperados. La mano derecha de Rajoy en el Ejecutivo, Sáenz de Santamaría. Su gran rival, y mandamás del partido, María Dolores de Cospedal. Y Pablo Casado, que asumió el rol de defender la génesis ideológica derechista del PP ante la presión de Ciudadanos y la amenaza, por aquel momento, incipiente, de Vox.

 

Quien no concurrió fue el cuarto hombre que todo el mundo esperaba. De hecho, Cospedal y Sáenz de Santamaría no se lanzaron hasta que él se descartó. Alberto Núñez Feijóo era la apuesta de muchos y el delfín oficioso: presidente de la Xunta de Galicia con la mochila cargada de mayorías absolutas, alto cargo en diferentes gobiernos con José María Aznar, aliado de Rajoy y con un muy trabajado perfil público moderado (no siempre refrendado por sus políticas).

 

Pocos se acordaban de sus años de amistad con el contrabandista Marcial Dorado. Pero el dirigente gallego se bajó del tren antes de que saliera de la estación. El motivo esgrimido, entre lágrimas en el último segundo, fue su compromiso con Galicia.

 

Sea como fuere, Feijóo aguardó desde su plácida baronía gallega mejores presagios y, contra todo pronóstico, fue Casado quien se llevó el congreso. Pese a que la exvicepresidenta ganó las primarias, los odios internos pesaron más y los delegados acabaron dando el triunfo gracias al apoyo de Cospedal (y todo el resto de candidatos salvo Santamaría) al que fuera asistente de Aznar cuando dejó el Gobierno.

 

Pocos meses después, el PP andaluz estableció contra todo pronóstico su propia baronía. Juan Manuel Moreno Bonilla logró lo que parecía imposible: el Gobierno de Andalucía para la derecha. Con el respaldo de un Vox que irrumpió con 12 diputados.

 

Pese a ello, tanto Moreno como Feijóo se establecieron como los rivales internos de Casado, especialmente tras la foto de Colón. Ambos defendían un discurso más moderado, de mayorías, y avisaban a su presidente nacional de que, más allá de la burbuja mediática de Madrid, había sectores muy importantes de la población que renegaban del discurso cada vez más escorado de su líder.

 

Las dos elecciones de 2019 les dieron la razón. Casado cosechó dos malos resultados y vio como a Ciudadanos le sustituía Vox como tercera fuerza del Congreso. Entre medias, en las elecciones autonómicas y municipales, fueron otra vez los candidatos aparentemente moderados los que mejores resultados cosecharon. Isabel Díaz Ayuso, una candidata semidesconocida entonces que fue la apuesta personal de Casado, perdió las elecciones y a duras penas logró retener el crucial Gobierno de Madrid gracias al bastón de Albert Rivera.

 

Desde entonces han pasado dos años largos, una eternidad en política. Más que suficientes para que los amigos internos hayan dejado de serlo hasta convertirse en los más peligrosos rivales. Casado, que mantiene una relación de tira y afloja con la extrema derecha, protagonizó una sonora ruptura con Vox durante la moción de censura que Santiago Abascal presentó contra Sánchez. El líder ultra no solo no logró sumar un solo voto a su propuesta, sino que recibió un duro rapapolvo de todos y cada uno de los portavoces que subieron a la tribuna a defender su no.

 

Especialmente el de Casado, que le espetó un “no quiero ser como usted” del que Abascal no parece haberse resarcido y que todavía le reprochan a su líder desde el ala dura del PP. Un sector al que el presidente nacional desairó en 2020, cuando cesó a Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz parlamentaria. Y aunque no ha abandonado algunos de los eslóganes más duros contra el Gobierno de coalición, ya no tacha de “ilegítimo” al Ejecutivo, ni se pone el primero de la fila a tildar de “traidor” a Pedro Sánchez.

 

El cambio (relativo) de estrategia, los intentos de moderación del discurso, siquiera por comparación con quienes califican de “enemigos de España” a las personas migrantes, así como la gestión de la pandemia, y sobre todo la debacle de Ciudadanos han resarcido al PP y a Casado en las encuestas privadas, aunque el CIS vaya por otro lado. El PP intentó pasar de puntillas por la reedición de la foto de Colón de junio de este año, lo que propició que sus principales dirigentes se llevaran aquel día un buen saco de insultos de los sectores más ultras. No es que Casado se haya vuelto colaboracionista con Sánchez, ahí está el bloqueo de importantes órganos constitucionales y se ha negado reiteradamente a dar su apoyo en la gestión de la pandemia salvo para ofrecer soluciones diferentes a las del EjecutIvo y que ha tumbado habitualmente la mayoría del Congreso. Pero el ala dura del PP madrileño acostumbra a demostrar que no admite titubeos ni complejos en su relación con Vox.

 

Y hete aquí que cuando mejor pinta la situación para Casado, con el riesgo de una ruptura de la compleja y endeble mayoría parlamentaria que sostiene al Gobierno de coalición por las negociaciones en Catalunya, la absorción de Ciudadanos viento en popa en algunas comunidades y un estancamiento de Vox y de su mensaje, la apuesta personal de Casado para Madrid se ha erigido en su auténtica némesis dentro del PP. Ayuso, su amiga, rama del mismo árbol que plantaron Aznar y Esperanza Aguirre, se le ha revuelto. Y para intentar colocarse a su nivel.

 

La plaza que todos quieren controlar

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid inauguraba este septiembre el curso político con la batalla por el poder interno como telón de fondo. El día antes de su regreso oficial de vacaciones filtraba su intención de pugnar por el liderazgo del PP de Madrid y el anuncio cayó como un jarro de agua fría en Génova. El entorno de Casado aseguró que el paso al frente de la dirigente madrileña se había hecho a espaldas del líder nacional que ahora, en vísperas de su convención, no esperaba hablar del liderazgo de Madrid.

 

Los próximos a la presidenta regional aseguran sin embargo que Ayuso informó "en varias ocasiones" de sus intenciones al líder del partido poco después de las elecciones del 4 de mayo, unos comicios que la catapultaron como nueva baronesa del PP y rival de Casado. "Ayuso adelantó el anuncio de su candidatura después de que se empezase a mover la opción de una tercera vía", reconoce una persona muy cercana a la presidenta madrileña. "No sabemos qué ha pasado, no entendemos el miedo y por qué ahora se habla de Ana Camins", añade.

 

"Tenemos alguien que gana elecciones… pero nos va la marcha", se quejaba Ayuso de las trabas internas a su candidatura desde la tribuna parlamentaria de la Asamblea de Madrid este jueves. La presidenta madrileña pide que el Congreso se celebre "cuanto antes", y en Génova la respuesta es que “no toca”. Casado celebra a finales de mes una convención nacional del partido con la que pretende fijar las líneas ideológicas de la formación de cara a las elecciones generales de 2023, si no es que se adelantan.

 

El paso al frente de Ayuso ha sido percibido como un intento de eclipsar al líder nacional en esta cita tan importante para el líder nacional ahora que la mayoría de las encuestas le sonríen. También la petición de adelantar el Congreso regional, que en la dirección nacional critican que se quiera hacer coincidir con la convención.

 

La batalla campal ya es imposible de disimular. Ni siquiera Pablo Casado, que guardó silencio los primeros días después de que Ayuso confirmara lo que era un secreto a voces. El líder nacional metía después en la ecuación a José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid y portavoz nacional del partido, antes incluso de que él mismo se haya confirmado.

 

¿Por qué es importante el control del PP de Madrid? En primer lugar, porque Madrid es el territorio donde más afiliados tiene la formación. En segundo, porque quien controla el partido, controla las listas y se compra voluntades. En último, porque los congresos del PP se ganan desde el aparato, y el de Madrid es poderoso.  De entrada, Ayuso ya cuenta con el apoyo del núcleo más duro del partido que encabeza Aguirre y en el que también se sitúa Cayetana Álvarez de Toledo, enfrentada a Casado desde que ésta fue destituida.

 

En Génova, tratan de desviar el tiro hacia el todopoderoso jefe de gabinete de Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, al que señalan como muñidor de la disputa interna. En el entorno de Casado dudan de las intenciones del exsecretario de Estado de comunicación de Aznar y consideran que su aspiración va más allá de controlar las listas. En la Puerta del Sol, señalan al secretario general del partido y mano derecha de Casado, Teo García Egea, y dicen que es el más interesado en debilitar las relaciones entre el líder del PP y la presidenta madrileña, quien repite a quien quiera oirla que no se habla con el número dos del partido.

 

Madrid, la eterna pugna

 

El caso de Casado y Ayuso no es nuevo en el PP. De hecho, no es nuevo, a secas. Madrid es siempre el punto de fricción más importante para los partidos. No quiere decir que las diferencias o las broncas sean más grandes que en otros sitios. Simplemente, disponen de más altavoces y estallan con más virulencia al compartir todos los sectores los mismos espacios de poder en la región, donde cohabitan instituciones estatales, autonómicas y municipales. En el caso del PP, especialmente delicado es el equilibrio entre Sol y Cibeles, entre presidente y alcalde.

 

Quizá por eso, José María Aznar impuso en 1995 una excepción en Madrid. Si en el resto de comunidades autónomas los presidentes autonómicos, o líderes de la oposición, eran también los máximos dirigentes del partido, en Madrid se optó por una tercera vía. Aquel año, Alberto Ruiz Gallardón arrebató el Gobierno de la Comunidad de Madrid al PSOE. Cuatro años antes fue José María Álvarez del Manzano quien había logrado la alcaldía de la capital.

 

Ambos se dedicaron a la gestión de sus instituciones, mientras el partido quedaba en manos de Pío García-Escudero. Fue el germen de los ya más de 25 años de poder (casi) ininterrumpido al frente de los dos centros de poder más importantes de la región y de los más de España. Pero en 2003 Aznar forzó que Gallardón sustituyera a Álvarez del Manzano, para lanzar a Aguirre a la Puerta del Sol. El movimiento, que no gustó al protagonista, casi acaba en desastre. Aguirre no revalidó la mayoría absoluta y solo la traición de dos diputados socialistas, el tamayazo, permitió salvar los platos con una esperpéntica repetición electoral unos meses después.

 

Se abrió entonces una durísima pugna por el control del PP de Madrid. Aguirre quiso que la región fuera como el resto y situarse al frente del partido. Gallardón, que además llevó en sus listas a Ana Botella y sí logró reeditar la mayoría en las urnas a la primera, intentó evitarlo y lanzó a su número dos, Manuel Cobo, a una derrota segura. Aguirre controló al partido y Cobo tuvo que retirarse de la contienda, lo que dejó vía libre a la lideresa para extender sus dominios hasta el último rincón de la región.

 

La bronca fue tremebunda. Se utilizaron todos los recursos. Se puso en riesgo incluso a una institución clave, como Caja Madrid, por cuyo control también se abrió una guerra. Entre medias, espionaje político entre compañeros de partido a cuenta de las arcas públicas.

 

En 2004 Mariano Rajoy sucedió a Aznar al frente del PP, lo que llevó la bronca a otro nivel. El nuevo presidente llamó al orden a sus (supuestamente) subordinados. Pero la oposición de Rajoy a José Luis Rodríguez Zapatero no despegaba y Aguirre vio la oportunidad de hacerse con el control del PP. Rajoy perdió las elecciones de 2008 y sus rivales internos se lanzaron a por su sillón. Telemadrid, donde Aguirre controlaba hasta la última escaleta, llegó a encargar una encuesta para poner en duda el liderazgo de Rajoy. El gallego aguantó, como hizo siempre hasta la moción de censura. Logró el apoyo del PP valenciano de Francisco Camps y pactó situar al frente de la secretaría general a una dura, exconsejera de Aguirre: María Dolores de Cospedal. Aguirre pensó que Madrid era España, pero la realidad fuera de la burbuja mediática le demostró otra cosa.

 

Aquello significó la ruptura de Rajoy con el ala más derechista del PP. La encabezada precisamente por su predecesor y quien lo designó para sucederle. La que reclama siempre dar las “batallas ideológicas” y recuperar "el orgullo de la derecha", como repite Aguirre en sus entrevistas desde hace décadas. En una de las últimas invistió a Ayuso como la principal rival de Sánchez. Cuando menos, al mismo nivel que el presidente del partido. Y se despachó a gusto contra aquellos que no apoyan a la presidenta regional.

 

Aguirre había logrado revalidar un tercer mandato en la región en 2011, pero de forma inesperada dimitió de todos sus cargos en 2012. De todos, menos del de presidenta del PP de Madrid. Pese a que peleó (y logró) que el líder autonómico lo fuera también del partido, no cedió el sillón a su sucesor al frente del Gobierno regional, Ignacio González. Ni tampoco a Cristina Cifuentes, quien relevó como candidato a González, acorralado por innumerables causas judiciales, por orden de Rajoy.

 

Aguirre fue recuperada para la cita con las urnas de 2015, donde vio como Manuela Carmena le arrebataba al PP la Alcaldía de Madrid muchos lustros después. En 2017, con sus principales colaboradores en el Gobierno regional imputados y encarcelados, tuvo que dimitir de su último cargo: concejala del ayuntamiento. Meses antes había dejado también la presidencia del partido.

 

A la lideresa le sustituyó en el Pleno municipal un desconocido abogado del Estado, José Luis Martínez Almeida, quien en mayo 2019 perdió las elecciones frente a Carmena. Pero tal y como ocurriera cuatro años antes, el vencedor en las urnas no retuvo la Alcaldía, gracias a Ciudadanos y Vox. Tampoco Ayuso logró el triunfo, pero sí los apoyos, otra vez, de Ciudadanos y Vox para gobernar.

 

Ahora, como hace 15 años, se abre un pulso por el control del PP de Madrid que, como entonces, sirva de palanca para asaltar la dirección estatal si Casado vuelve a fracasar en su intento de llegar a la Moncloa. Feijóo y Moreno aguantan en sus baronías, a resguardo, conscientes de que, por mucho que se repita, Madrid no es toda España. Y desde la sede de Génova 13, todavía pendiente de la mudanza, nada menos que el secretario general lanza avisos envenenados a Aguirre y a Ayuso y se atreve a mentar la palabra "corrupción" para advertir de los peligros que tiene y tuvo la acumulación de poder.

 

https://www.eldiario.es/politica/ayuso-vs-casado-tradicion-pp-madrid-enfrentarse-direccion-nacional_1_8313623.html

 

AYUSO YA AVISÓ A CASADO TRAS EL 4-M DE QUE QUERÍA PRESIDIR EL PP DE MADRID

 

La presidenta madrileña copia el modelo de Aguirre y persigue apuntarse el éxito de las elecciones locales de 2023

 

Esperanza Aguirre es más que un referente para Isabel Díaz Ayuso. Es su modelo a seguir. Cada vez más. Y ahora la maestra se ha puesto a trabajar en favor de su alumna más aventajada. Son un tándem. La actual presidenta de la Comunidad recogió casi el 45% de los votos de los madrileños para el PP el pasado 4-M, se convirtió en un fenómeno electoral para su partido y tardó pocos días en presentarse ante el líder de su partido, Pablo Casado, para advertirle de que quería más. “Ayuso ya le anunció a Casado en mayo que se iba a postular y hasta Teodoro García Egea dijo entonces que él la apoyaría, no se entiende ahora todo este ruido”, sostienen en el entorno de la presidenta madrileña. Ayuso quiere tomar el control del PP de Madrid para confeccionar las listas de los grandes ayuntamientos de la región a su gusto, reportar una gran victoria en las elecciones municipales de 2023 al partido y apuntarse directamente ese tanto, como hizo Aguirre en los comicios de 2011.

 

La dirección del PP está intentando por todos los medios aguar la crisis abierta por Ayuso al defender su candidatura para el partido en Madrid, pedir que el congreso previsto para el primer semestre de 2022 se adelante y reconocer públicamente que necesita ese tiempo para aplicar sus particulares métodos e ideas a esa formación. Sin modestia, estos días ha defendido que al PP “le va la marcha” al discutirle sus pretensiones y se catalogó como una marca electoral de éxito. Quiere un carrera “rápida y explosiva”.

 

Casado no debería hacerse el sorprendido ante las demandas de Ayuso. Las conocía. Le habían llegado por varios frentes y la propia Ayuso entendió que el líder la respaldaba al leer en varias informaciones en abril pasado que Casado apostaba por ella.

 

El 4-M Ayuso capitalizó totalmente el resultado electoral y subió de 30 a 65 escaños. Tras revalidar su presidencia en la Comunidad, a los pocos días se entrevistó con Casado y le adelantó que también quería ser la presidenta del partido en la región. Casado no la refutó, según fuentes conocedoras de la conversación. Un mes más tarde, durante una entrevista en TVE, el número dos y secretario general del PP, Teodoro García Egea, le expresó “su total apoyo”. Ayuso y su equipo entendieron que su deseo estaba concedido. Egea ha matizado ahora, varios meses después, que habría dicho lo mismo si le hubieran preguntado por la hipotética candidatura del alcalde de Madrid, Alcalá o Boadilla. Esa equiparación ha sentado fatal en la Puerta del Sol, donde trabaja Ayuso y donde constatan que desde Génova 13 les miran con creciente recelo.

 

El culebrón no amaina. Ayuso mantiene que “la normalidad” en el PP es que los presidentes autonómicos dirijan el partido en sus regiones. Ha habido precedentes de otras opciones en el pasado, especialmente en Madrid. Pero ahora, hasta el presidente gallego, Alberto Nuñez Feijóo, tildó este viernes de “normal” ese interés de Ayuso e intentó enfriar la disputa al señalar que no la considera un “enfrentamiento”.

 

En el equipo de Ayuso no cejan y aseguran que haga o diga lo que diga Génova 13 “ella va a ser presidenta del PP de Madrid, porque lo contrario no tiene sentido”. Y auguran que la trifulca, que achacan a “un ataque frontal de Génova 13”, acabará cuando Casado y Ayuso se sienten. Esa cita aún no se ha producido.

 

La reunión que sí se concertó y resultó fatal para estos dos bandos del PP fue la que se produjo tras el verano entre Esperanza Aguirre y Egea. La expresidenta leyó una información en la que desde la dirección del PP se concluía que había que apostar por una tercera vía para controlar el partido en Madrid porque la consideraban aún una organización “enferma” de las corrupciones que la asolaron en la etapa que presidió Aguirre.

 

La propia expresidenta ha contado estos días que escribió a Casado indignada exigiendo explicaciones. Que Casado la derivó a una cita con Egea, que la llamó y acudió a su casa. El aperitivo duró dos horas y el vino no apaciguó sus ánimos. Egea reafirmó que “el PP de Madrid era un partido enfermo que había que curar”. Y Aguirre dice que le replicó: “¿Pero qué dices?”. Y rememoró que en las elecciones de 2011 sacó 72 diputados y ganó en 174 de los 179 ayuntamientos de la región. Egea le avanzó que el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, se presentaría a esas elecciones internas del PP y Aguirre, que llama al regidor “Pepito”, lo negó.

 

El jefe de gabinete de Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, gestionó a los pocos días la entrevista de Aguirre en El Mundo en la que llamaba “niñatos” y chiquilicuatres” a cargos cercanos al alcalde y a Génova 13. Egea respondió refrescándole casos de corrupción.

 

https://elpais.com/espana/2021-09-18/ayuso-ya-aviso-a-casado-tras-el-4-m-que-queria-presidir-el-pp-de-madrid.html

 

GÉNOVA FRENA SU LUCHA POR EL PP DE MADRID TRAS FRACASAR LA 'OPERACIÓN CARROMERO' DE CASADO CONTRA AYUSO

 

El asesor estrella de Almeida y presidente del Comité Electoral del partido en la región convenció a García-Escudero y a Casado de que había que bloquear el liderazgo de la presidenta madrileña

      

 El presidente del PP, Pablo Casado y el asesor de los populares en el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Carromero, durante un acto celebrado en Julio. 27/07/2021

El enfrentamiento interno abierto en el PP de Madrid a cuenta del próximo congreso sigue coleando. Las intenciones de Isabel Díaz Ayuso de liderar el partido y de adelantar el cónclave ha destapado una lucha soterrada del equipo de la presidenta autonómica con la dirección nacional. Y en todo este barullo se menciona el papel fundamental de un cargo cercano tanto a Pablo Casado como al alcalde de Madrid y portavoz nacional, José Luis Martínez-Almeida. Se trata de Ángel Carromero, al que varias fuentes consultadas por este diario consideran responsable de los movimientos en Génova frente a Ayuso.

 

Carromero ejerce desde septiembre de 2019 como director general de la Coordinación de la Alcaldía. Es decir, trabaja como un alto cargo y asesor directo de Almeida en el Ayuntamiento de la capital. Su sueldo es de alrededor de 90.000 euros anuales. Orgánicamente es además vicesecretario electoral del PP de Madrid, cargo al que llegó también en aquellas fechas.

 

Según señalan algunas fuentes de la Alcaldía a Público, "no aparece por allí y se pasa todo el día en la calle Génova conspirando contra Ayuso". Fuentes del equipo de Ayuso lo señalan también como el responsable del follón, en estos términos: "Ha tomado por asalto el despacho de Pío García-Escudero y ha organizado este desaguisado" al tratar de vetar a Ayuso como presidenta del PP de Madrid. García-Escudero, expresidente del Senado, es actualmente el presidente de la gestora del partido a nivel regional desde la salida de Cristina Cifuentes.

 

"Carromero es el perro fiel de Pablo Casado desde que éste presidió Nuevas Generaciones y si olisquea cualquier amenaza contra éste, va a por todas. Siempre ha estado a su lado y no es la primera vez que da problemas", señalan las fuentes cercanas a Ayuso sobre el asesor municipal.

 

El relato que hacen desde el sector de Ayuso y confirman algunas fuentes en Génova es que Carromero ha convencido a Casado desde hace meses de que Ana Camins, hoy secretaria general del PP madrileño, es la candidata perfecta para liderar la formación regional. Entre sus valores estarían tener un perfil bajo, no tener poder institucional y facilidad de control en la composición de las listas municipales, etc.

 

Esto que desde el entorno de Ayuso conocen como "operación Carromero" llevaría ya tiempo trabajándose, incluso antes de la aplastante victoria de Ayuso el pasado 4 de mayo, con la que nadie en la dirección nacional del PP contaba. La llamada "tercera vía" con Camins para evitar un posible enfrentamiento con Almeida, efectivamente ya salió a la luz en diferentes informaciones a comienzos de este mismo año. Y durante los últimos días se ha vuelto a transmitir este mensaje, especialmente tras la postulación de Ayuso y su ansia por renovar el partido cuanto antes.

 

Otra persona del entorno de Ayuso subraya este punto: "Se pasan todo el año lanzando la candidatura de Ana Camins y nadie dice nada y ahora que la presidenta se postula, dicen que no toca y enredan al alcalde, sacan la corrupción a relucir... una locura".

 

Sin embargo, fuentes de la Alcaldía cercanas al asesor restan importancia al papel de Carromero en este asunto ya que hay mucha gente que se ha pronunciado a favor de la tercera vía desde hace tiempo. "Llevamos un año con esto y la novedad no surge ahora", señalan. Y destacan que Carromero no ha hablado públicamente pero otros sí lo han hecho.

 

A pesar de todo, en el equipo de la presidenta madrileña están convencidos de que ella será la presidenta del PP regional, adelanten o no el Congreso del partido. Consideran que Almeida ya ha izado bandera blanca y creen que la sangre no llegará al río. Es decir, que frenarán+ esta operación. "No pueden hacer nada, la presidenta tiene toda la legitimidad para liderar el PP de Madrid; lo demás no tiene más sentido que poner sobre la mesa la debilidad de Casado a su lado, y eso le perjudica aún más que todo este jaleo gratuito", subrayan en la Puerta del Sol.

 

La tensión interna, que lleva tiempo soterrada, saltó a la luz pública especialmente tras una entrevista de Esperanza Aguirre en la que fue muy beligerante. Las fuentes consultadas consideran que las calificaciones de "niñatos" o "chiquilicuatres" usadas por la expresidenta para atacar a la dirección de Génova por no apoyar a Ayuso se referían al propio Carromero. A todo esto se suma la más que evidente proyección como líder estatal que puede generar inquietud a Casado y su entorno.

 

Cuba y otras polémicas de Carromero

 

La trayectoria política de Carromero empezó en Nuevas Generaciones, donde compartió militancia con Casado. En las juventudes del partido ejerció el máximo puesto de responsabilidad en el distrito de Salamanca y en 2013 llegó al cargo de secretario general de Madrid. En paralelo ya trabajaba como asesor en el Ayuntamiento junto a la concejal Begoña Larrainzar.

 

Pero su episodio más conocido llegó un año antes. En julio de 2012 el opositor cubano Oswaldo Payá, uno de los más destacados líderes de la disidencia interna de la isla, falleció a consecuencia de un accidente de tráfico. El conductor del vehículo siniestrado era Carromero. Según la versión del Gobierno cubano, las causas del accidente fueron el exceso de velocidad y otros errores del conductor cuando el vehículo circulaba por un tramo en obras. Cuba finalmente condenó al dirigente popular por homicidio y a cuatro años de prisión. El madrileño viajó a Cuba sin puntos en su carné de conducir.

 

Casado y Aguirre fueron sus defensores en aquellos momentos. De hecho, el primero ejerció como portavoz de la familia desde el momento del suceso. Carromero pasó pocos meses en la cárcel cubana y fue extraditado a España, concretamente a la cárcel de Segovia. Un par de semanas después conseguiría el tercer grado y siguió trabajando para el PP. En 2015 conseguiría la libertad condicional entre agradecimientos a la propia Aguirre. Tanto ella como el protagonista de la historia mantuvieron que el accidente fue provocado por los servicios secretos cubanos y que fue una injusticia. 6 años después la relación entre ambos es distinta.

 

En aquellos momentos el ministro de Exteriores era José Manuel García Margallo. Tal y como el propio Carromero reconocía en una entrevista con este medio realizada en 2014, este no lo atendió cuando volvió a España. Las crónicas cuentan que el ministro estaba especialmente molesto con este asunto tras airear Carromero que a Payá lo había matado el Gobierno de Cuba que a su vez acusó a este de financiar a la oposición.

 

Otra polémica reciente de Carromero tuvo que ver con su papel en Nuevas Generaciones. En 2017 un nutrido grupo de militantes denunciaba que estaba laminando a determinados dirigentes sin motivos aparentes más que colocar a sus afines. Su nombre, vuelve a salir hoy en la contienda interna.

 

Además, desde Más Madrid se recurrió su nombramiento en 2019 como director general al considera que no estaba sujeto a derecho. Un cargo así, sin ser funcionario, debería basarse en méritos, capacitación y experiencia para la funciones concretas de ese cargo. Desde el grupo de la oposición consideraron que Carromero no podía acreditar ninguna de esas capacidades ni experiencia en gestión.

 

https://www.publico.es/politica/partido-popular-genova-frena-lucha-pp-madrid-fracasar-operacion-carromero-casado-ayuso.html

 

EL PULSO ENTRE CASADO Y AYUSO DESATA LA INQUIETUD DE LOS BARONES DEL PP

 

La presidenta madrileña vuelve a disputar la escena nacional al líder del PP convirtiéndose en la portavoz frente al independentismo y asumiendo el rol de anfitriona durante la presentación del presidente de Colombia en un acto en la capital

 

La dirección conservadora trata de frenar el debate sobre el liderazgo del partido en Madrid mientras Ayuso sigue sumando apoyos públicos que demandan un adelanto del congreso regional

 

Las dos partes enfrentadas han comenzado a buscar el respaldo de alcaldes y dirigentes cuya inlfuencia es clave para decidir si la presidenta de Madrid se hará con el control de la poderosísima organización del PP en la capital

 

El intento de la dirección del PP, con Pablo Casado a la cabeza, de contener el intercambio público de reproches en torno a la batalla por la presidencia del partido en Madrid no está evitando que, por debajo, se sucedan los movimientos a favor y en contra de la presidenta Isabel Díaz Ayuso.

 

La discusión sobre este asunto ha lastrado además los mensajes de los conservadores sobre dos asuntos que estos días centran toda su atención: el recibo de la luz y la segunda reunión de la mesa de diálogo sobre Cataluña. Por no hablar del efecto que está teniendo sobre la convención de finales de mes en la que está previsto relanzar el proyecto del partido y aupar a Pablo Casado como alternativa de todo el centroderecha al Gobierno de Pedro Sánchez.

 

La dirección de Casado ya ha comenzado a moverse. No sólo para tratar de cegar el debate sino para buscar apoyos con los que intentar frenar el desafío de Ayuso e impedir que la lideresa madrileña se haga con el control del poderosísimo aparato del PP en la capital. Génova busca alcaldes y dirigentes influyentes con los que arropar una alternativa o, por lo menos, obligar a la presidenta de la Comunidad a negociar una candidatura conjunta que garantice a Casado el control del PP en Madrid.

 

Del otro lado tampoco se han quedado quietos. La Cadena SER reveló que la expresidenta Esperanza Aguirre, que el lunes se destapó dando todo su apoyo a Ayuso en las tesis que defiende en contra del criterio de Casado, está convocando a los jóvenes del partido en Madrid con cargos en ayuntamientos y en la Asamblea a una “fiesta privada” a finales de mes en la que previsiblemente defenderá a la presidenta.

 

Entretanto, los consejeros de Ayuso siguen tomando posición pública. Si el martes fue el titular de Presidencia, Enrique López, miembro también del equipo de Casado, el que defendió la posición oficial de Génova aunque reconoció que Ayuso sería “una gran candidata” a presidir el PP de Madrid, en las últimas horas dos de sus compañeros sí tomaron partido por su jefa de filas.

 

El consejero de Economía, Javier Fernández-Lasquetty, defendió que “cuanto antes se pase a la normalidad de una dirección” del PP de Madrid elegida en el Congreso y apostó porque ese puesto sea ocupado Ayuso. Justo lo contrario de lo que está pidiendo Génova. También el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, respaldó públicamente los planes de la presidenta regional. “Es la mejor candidata para presidir el PP de Madrid, por su trabajo, por su reconocimiento, por ese magnífico resultado y sobre todo por el respeto que tienen los afiliados del partido respecto a su figura”, remarcó en una rueda de prensa en la que subrayó que esta opinión es unánime dentro del Gobierno regional.

 

De hecho, su compañero, consejero de Educación y portavoz, Enrique Ossorio, anticipó la capacidad de resistencia del ejecutivo de Ayuso: la presidenta tiene un gobierno, declaró, que “ha resistido” cinco olas de la pandemia, el temporal de nieve provocado por la borrasca Filomena y un Gobierno de coalición “complicado”, además de “ataques tremendos” del Ejecutivo central y siempre han reaccionado como “una piña”.

 

La propia Ayuso aprovechó una intervención el jueves en la Asamblea para ironizar con la actitud de Casado: “Cuando tenemos a alguien que gana elecciones es verdad que nos va la marcha”, en referencia a la pugna por evitar que se ponga al frente del PP de Madrid.

 

Donde sí ha empezado a cundir un sentimiento a medias entre el estupor y la preocupación es en el PP fuera de Madrid, donde es difícil de entender que Ayuso haya desafiado públicamente las decisiones de Casado y que líder del partido no esté siendo capaz de reconducir la situación. Especialmente en vísperas de una cita marcada en rojo desde hace meses en el calendario del partido como es la próxima convención.

 

Los barones, con Casado

 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dejó caer su preocupación a la vista de “la necesidad de hacer las cosas bien, de seguir mejorando y de seguir ampliando la base de nuestro partido”. Y optó por la equidistancia, en línea con las tesis oficiales de Génova: elogiando el perfil “imbatible” tanto de Ayuso como del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, a quien Casado reserva como adversario de la presidenta para el caso de que fracase cualquier intento de formar una candidatura de consenso. Juanma Moreno, presidente de Andalucía, también cerró filas con Casado. Defiende que será “cuando corresponda” el momento en el que el PP de Madrid resuelva su liderazgo.

 

Su homólogo en la Región de Murcia, el presidente tránsfuga Fernando López Miras, fue mucho más claro: “Todos los dirigentes políticos del PP debemos pensar, antes de poner en los medios de comunicación algún tipo de debate, si estos debates son necesarios en la situación de crisis por la que está pasando España, y sí que la actualidad diaria la ocupen cuestiones internas del PP es positivo o negativo cuando estamos inmersos en una crisis institucional y sanitaria en España”, reprochó directamente a Ayuso.

 

Detrás de la estrategia de la presidenta madrileña está, según todas las fuentes consultadas por infoLibre, su director de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, y es a él al quien culpan en Génova. Al que fuera jefe de comunicación de José María Aznar se le atribuye la idea de plantear ahora este debate y de exigir a Casado una única lista encabezada por la presidenta madrileña que le otorgue el control de la organización en Madrid. En igualdad con el resto de barones territoriales del partido.

 

Rodríguez, cuya influencia sobre Ayuso no es del agrado de los de Casado, sería también el responsable de la estrategia para ensanchar la figura de Ayuso en la política nacional que tanto preocupa en Génova porque eclipsa a su líder. Después de semanas de aparente calma, en las que parecía que la presidenta madrileña habida aparcado las declaraciones sobre actualidad española, este mismo miércoles volvió por sus fueros disputando a Casado el liderazgo del partido frente a la política de Pedro Sánchez en Cataluña.

 

Justo el día en el que Casado volvía a tener la oportunidad de mostrarse como alternativa a Sánchez en la primera sesión de control después de las vacaciones verano, Ayuso aprovechó un acto poco presidenta de Madrid para denunciar la “humillación y deslealtad” para todos los españoles que en su opinión supone la reunión de la mesa de diálogo sobre Cataluña que tuvo lugar en Barcelona.

 

“Quiero subrayar la lealtad del Gobierno de la Comunidad con el de la nación para asegurar estabilidad institucional indispensable para que un país sea respetado dentro y fuera de nuestras fronteras”, pero “se hace imprescindible denunciar la indignidad que supone esa mesa bilateral del Gobierno con los independentistas catalanes”, proclamó.

 

“A Madrid le importa Cataluña y España”, se justificó. “Por eso estamos obligados a seguir caminando juntos y vamos a pelear por ello, porque no queremos que cedan al chantaje de quienes quieren romper nuestro país y se trate a los ciudadanos como si fueran de primera o de segunda en función de dónde han nacido o qué lengua hablan”. El diálogo, remató, no funciona, porque los independentistas “cada vez piden más, más control lingüístico o rechazan un aeropuerto”. “Este no es el camino”.

 

Ayuso no se quedó ahí. El jueves se destapó con declaraciones sobre la situación en el País Vasco en la que aseguró que “habrá esperanza” “mientras Madrid siga siendo un faro para los demás”. Y por la tarde acaparó todo el protagonismo durante la presentación del presidente de Colombia, Iván Duque, en un acto en Madrid. Casado ni siquiera estuvo presente, a pesar de que a menudo se refiere a Duque como aliado y amigo. De hecho, la dirección nacional se ausentó del evento, al que únicamente acudió un secundario: el vicesecretario de Participación, Jaime de Olano.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/09/17/el_pulso_entre_casado_ayuso_desata_inquietud_los_barones_preocupados_porque_ponga_peligro_recuperacion_del_las_encuestas_124506_1012.html

 

 

AYUSO, SOBRE LA GUERRA POR EL PP DE MADRID: ?TENEMOS A ALGUIEN QUE GANA ELECCIONES... PERO NOS VA LA MARCHA?

 

La presidenta de la Comunidad se queja de las trabas a su candidatura a presidir el partido en la regi?

 

En medio de la guerra por controlar el PP de Madrid, una imagen y una frase cargadas de significado. Martes. Isabel D?z Ayuso acude a una cena del PP, y P? Garc?-Escudero, el presidente interino del partido en la regi?, aprovecha para entregarle una camiseta de f?bol con el n?ero 1 bien clarito: aqu?est?nuestra l?er, es el mensaje. Jueves. D?z Ayuso emplea el pleno de la Asamblea de Madrid para dejarle un recado a la direcci? nacional de Pablo Casado, que no ha mostrado ning? entusiasmo por que la l?er madrile? se presente a la presidencia del PP de Madrid, aunando as?el poder org?ico e institucional: ?Cuando tenemos a alguien que gana elecciones es verdad que nos va la marcha?.

 

La frase lo resume todo. Que D?z Ayuso se siente fuerte gracias a su triunfo electoral del 4-M. Que quiere adelantar el Congreso del PP de Madrid, previsto para el primer semestre de 2022. Que D?z Ayuso sabe que Teodoro Garc?-Egea, el secretario general del partido, no est?por la labor, porque hay un acuerdo de la direcci? para que los c?claves de regiones uniprovinciales sean en ese momento. Que la direcci? nacional ve con desaz? c?o la apuesta de la baronesa del partido por optar al poder org?ico ha opacado la convenci? nacional con la que quiere relanzar a Casado. Y que hay dirigentes de la confianza del l?er nacional que observan con preocupaci? que sume a su poder institucional el org?ico que le otorgar? la presidencia del PP de Madrid: nadie se ha olvidado de c?o Esperanza Aguirre actu?como contrapeso y oposici? interna a Mariano Rajoy gracias a lograr esa combinaci?.

 

 ?Entiendo que el debate de mi partido es curioso, porque ustedes se matan entre s?mismos para elegir a una persona para ganar elecciones, y nosotros cuando la tenemos es verdad que nos va la marcha?, le espeta D?z Ayuso a M?ica Garc?, la l?er de M? Madrid, en el pleno de la Asamblea. ?Pero no somos como ustedes: no pasamos a guillotina a nadie?.

 

Hay una media sonrisa en la cara de D?z Ayuso mientras pronuncia la frase. Es una demostraci? m? de c?o la presidenta est?disputando este combate con pu? de hierro en guante de seda. Igual que una frase dicha con despreocupaci? le vale el viernes pasado para quejarse de que el Congreso regional no se celebre antes (?Es importante que esto se haga pronto?), el fin de semana intenta disipar con iron? el temor a que combine las tareas de presidir el partido y la Comunidad: ?Soy mujer y puedo hacer dos cosas a la vez?.

 

Vuelve a ocurrir este jueves. Entre referencias en broma al embrollo interno del PP (?nos va la marcha?), D?z Ayuso deja claro su mensaje: no se va a quedar callada mientras desde la direcci? nacional se filtran cr?icas contra su jefe de gabinete, Miguel ?gel Rodr?uez, supuestas divisiones en el seno del Ejecutivo madrile? por su candidatura, o dudas sobre la conveniencia de que presida al mismo tiempo la regi? y el partido. Un recordatorio de que la formaci? conservadora est?permitiendo que su guerra interna se dispute en p?lico.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-09-16/ayuso-sobre-la-guerra-por-el-pp-de-madrid-tenemos-a-alguien-que-gana-elecciones-pero-nos-va-la-marcha.html

 

   

ALMEIDA DESAUTORIZA A EGEA: "AGUIRRE FUE ADMIRABLE Y EJEMPLAR CON LA CORRUPCI?"

 

El secretario general del PP respondi?con dureza a los insultos de la exlideresa, aduciendo que ?la corrupci? destroz?al partido en Madrid

 

Han pasado tres d?s desde que El Mundo publicara la entrevista de la discordia, desatando una hilera de reacciones en el seno del Partido Popular y elevando al ?bito p?lico la guerra que desde hace meses dirimen Pablo Casado e Isabel D?z Ayuso. Las palabras de Esperanza Aguirre, hablando de las intoxicaciones de los ?ni?tos? y ?chiquilicuatres?, fueron devueltas en forma de dardo por Teodoro Garc? Egea, subrayando el mal end?ico del PP de Madrid: la corrupci?. El mi?coles, Jos?Luis Mart?ez Almeida, alcalde y portavoz nacional del partido, se desmarc? de la r?lica de su compa?ro, aduciendo que la exlideresa mantuvo una conducta ?ejemplar y admirable? con la corrupci?.

 

El alcalde de Madrid ha descartado el cuerpo a cuerpo con la que fuera su superior. De hecho, inmediatamente despu? de que El Mundo publicase la entrevista, Almeida, con su sorna e iron? intr?secas, brome?ante los periodistas que ? no pod? ser uno de los ni?tos: ?Lo tengo complicado a mis 47 a?s?, desliz?

 

Almeida visit?el mi?coles el plat?de M? Vale Tarde, donde le esperar? un interrogatorio a manos de I?ki L?ez y Cristina Pardo. Sin embargo, el primer edil rechazo el cuchillo y lo dej?sobre la mesa a pesar de que Teodoro Garc? Egea ya hab? abierto la veda. ?Tuvo una conducta ejemplar y admirable? ante la corrupci?, esgrimi?el regidor.

 

Abandon?la pol?ica. No conozco a ning? pol?ico que dimita por culpa in vigilando, sino que asumi?su responsabilidad pol?ica

El que fuera n?ero dos de Aguirre justific?sus palabras en base a la dimisi? de la exlideresa como portavoz en el a? 2017, ?cuando se produce el caso Lezo?. ?Abandon?la pol?ica. No conozco a ning? pol?ico que dimita por culpa in vigilando, sino que asumi?su responsabilidad pol?ica?, espet?el alcalde madrile?.

 

Sobre las palabras de su secretario general, el regidor ha recordado que Egea ?coincid? con Aguirre? en que fue la corrupci? la que hundi?al Partido Popular de Madrid, pero que ?? no dice que la corrupci? hundi? a Aguirre?. ?La corrupci? es de las personas y no de los partidos?, zanj?

 

Egea, desautorizado

La celebraci? del congreso regional del PP de Madrid ha enturbiado las claras y apacibles aguas genovesas. La presidenta de la Comunidad de Madrid, que ya anunci?que presentar? candidatura para presidir la sucursal conservadora, reclama a G?ova que se adelante el c?clave regional y dar por finalizada la ?oca de la gestora presidida por P? Garc? Escudero. Pero Pablo Casado no est?por la labor.

 

La corrupci? es de las personas y no de los partidos

En las m? altas esferas del PP temen que la formaci? en Madrid caiga en manos de una Ayuso guiada por Miguel ?gel Rodr?uez, quien no es bien acogido en la sede de G?ova 13. La direcci? nacional del partido no se f? del asesor de cabecera de la jefa del Ejecutivo regional, entendiendo que moldea a la presidenta de cara a un salto a la c?pide genovesa en el largo plazo.

 

Los recelos entre las dos facciones se han multiplicado en este ?timo a?, m?ime cuando Esperanza Aguirre expone la herida abierta y sangrante a ojos de curiosos y periodistas. Por este motivo, G?ova se apresur?en su respuesta a la exlideresa, algo para nada habitual en el manual del PP de Casado.

 

As? las cosas, Teodoro Garc? Egea, en la rueda de prensa habitual de los lunes en la nave nodriza conservadora, al ser preguntado por la pol?ica entrevista de la exlideresa, solt?la artiller? pesada. ?Lo que destroz?al Partido Popular de Madrid fue la corrupci? y eso es algo que nosotros no nos vamos a permitir?.

 

https://www.elplural.com/politica/espana/almeida-desautoriza-egea-aguirre-fue-admirable-ejemplar-con-corrupcion_274603102

 

AGUIRRE CUENTA COMO COLOC?A ALMEIDA: "PEPITO, YO LE LLAMO AS?quot;

 

El alcalde de Madrid asegura que su relaci? sigue siendo buena


Esperanza Aguirre ha volteado un tablero ya de por s?agitado con sus insultos a los ?ni?tos? y ?chiquilicuatres? de G?ova. El ambiente ya estaba crispado por el pulso de Isabel D?z Ayuso a Pablo Casado proyectado sobre la pugna por el liderazgo del PP de Madrid; y la exlideresa ha enturbiado m? a? las aguas. El secretario general del PP, Teodoro Garc? Egea, devolvi?el golpe a la expresidenta de la Comunidad de Madrid recordando que lo que lapid?al PP madrile? fue la corrupci?. Unas palabras que han sido desautorizadas por el portavoz nacional Jos?Luis Mart?ez-Almeida, quien ha calificado a Aguirre de ?ejemplar y admirable? en lo que respecta a la corrupci?, obviando entre otras cosas -sapos y ranas aparte- que el juez mantiene su imputaci? en el marco del caso P?ica.

 

Sin embargo, las buenas palabras que tiene el alcalde de Madrid para Aguirre no parecen ser correspondidas. Y es que, la expresidenta de la Comunidad de Madrid se pas?por El Toro tv para aclarar sus palabras sobre los ?ni?tos? de la direcci? nacional y aprovech?para endulzar sus afirmaciones pero lanzar alg? que otro dardo sutil.

 

??Yo contra Almeida c?o voy a tener algo??, se preguntaba, excluy?dole del grupo a los que se refer? como ?chiquilicuatres?. ?Somos amigos. Le conozco. He sido yo la que le he llevado a su carrera pol?ica?, a?d?.

 

Aguirre cont?que ?le llam?y le dije ?me dicen que vaya de candidata al Ayuntamiento de Madrid. Me gustar? que vinieras. Te advierto que es muy posible que no gobernemos, pero si te garantizo, Pepito?, porque yo le llamo as? ?que nos vamos a divertir mucho incluso en la oposici???.

 

Pepito, un apodo que puede nacer del cari?, pero que sin duda no aporta a la imagen y deja en dudoso lugar a su pupilo Almeida.

 

Por su parte, Almeida ha admitido en El Programa de Ana Rosa que ?todav? no he hablado con Esperanza Aguirre?, aunque ?alg? mensajito nos hemos mandado?. ?No voy a desvelarlo, peros seguimos siendo igual de amigos que antes?, ha zanjado.

 

https://www.elplural.com/politica/sutil-palo-aguirre-almeida-pepito_274644102

 

ALMEIDA, SOBRE LA CRISIS INTERNA DEL PP: ?EL FUTURO DE LA CONVENCI? NO LO VA A DETERMINAR QUE EST?O NO AYUSO?

 

El alcalde de Madrid sigue sin aclarar si ? tambi? optar?a la presidencia regional del partido

 

El alcalde de Madrid, Jos?Luis Mart?ez-Almeida, ha quitado importancia este martes a la posibilidad de que la presidenta de la Comunidad, Isabel D?z Ayuso, no asista a la pr?ima convenci? nacional que celebrar?el partido en Valencia el 3 de octubre, y que pretend? ser un espaldarazo para el partido dirigido por Pablo Casado. ?Ella va a hacer todos los esfuerzos por acudir. El futuro de la convenci? no lo va a determinar que est?o no Ayuso?, ha dicho Almeida en una entrevista en Antena 3. Ayuso dijo este lunes que ten? ya programado un viaje institucional a Estados Unidos en las mismas fechas de la convenci?, y dej?en el aire su asistencia al c?clave popular. La intenci? de la presidenta madrile? de presentarse para liderar tambi? su partido en la Comunidad de Madrid e incluso de forzar que se adelante el congreso regional est?eclipsando ese acto de relanzamiento del proyecto de Pablo Casado en el que ya se contaba con los expresidentes del Gobierno del PP, Jos?Mar? Aznar y Mariano Rajoy. El alcalde de Madrid, al que muchos en el PP quieren contraponer a Ayuso para regular el creciente poder y tir? electoral de esta, se ha mostrado molesto por el revuelo medi?ico y no ha querido pronunciarse sobre si optar?a la presidencia del partido.

 

Sentado sobre un sof?amarillo, Almeida ha visitado a primera hora de la ma?na el plat?de Espejo p?lico de Antena 3. La periodista Susanna Griso se ha dirigido caminando hacia el alcalde de Madrid, y tambi? portavoz nacional del PP, mientras deslizaba un peque? an?isis pol?ico sobre la batalla interna que ahora mismo viven los populares en la regi? madrile?:

 

― Teniendo los sondeos a favor, ?por qu?se han metido en esta guerra?

 

Almeida no ha dudado en la respuesta. ?Coincido con ese diagn?tico?, ha observado. ?Llevamos un tiempo enfrascados con lo del PP de Madrid, s? y lo del PP de Madrid, no. Me parece bien que Ayuso se presente [a la presidencia del partido en la regi?], pero se puede presentar cualquier afiliado y son los afiliados los que deciden?.

 

La contienda la desat?la presidenta regional hace unos d?s, cuando anunci? al fin en p?lico, que su pr?imo objetivo ser?la presidencia del PP regional. El partido conservador est?dirigido por una gestora desde hace tres a?s, tras la abrupta salida de Cristina Cifuentes por el caso m?ter. La direcci? nacional del PP, con Pablo Casado a la cabeza, fij?hace unos meses una nueva hoja de ruta para sus congresos y para los de las regiones uniprovinciales: se celebrar? en el primer semestre de 2022, pero no hay a? fechas concretas.

 

Ayuso, bastante c?oda con todo este revuelo interno, visitaba este lunes al periodista Federico Jim?ez Losantos en es.Radio y decidi? punzar un poco m? en el est?ago de G?ova: ?Estos procesos son dif?iles al principio, pero hay que tener en cuenta que nuestros candidatos para las auton?icas de 2023 lo son de los municipios de 200.000 habitantes?, dijo. Con un tono amable, deslizaba que el congreso madrile? tendr? que celebrarse cuanto antes. Al fin y al cabo, lo que verdaderamente est?en juego en Madrid es la elaboraci? de las listas electorales. Ayuso quiere volar ya libre y, por tanto, designar solo a su gente de confianza para las pr?imas batallas en las urnas, sin la sombra de G?ova.

 

24 horas despu?, Almeida, partidario de seguir los pasos que marca Casado en el calendario, ha contestado as?a la presidenta Ayuso: ?Los ciudadanos no entienden que estemos enfrascados en esto. Ahora bien, responder sobre si yo me voy a presentar [a la presidencia del partido en la regi?], y sobre si debe haber una lista unitaria [con ? incorporado en las listas de Ayuso], alimenta un debate que no nos beneficia desde el punto de vista interno?.

 

En los c?culos del alcalde cada vez molestan m? este tipo de declaraciones de Ayuso. Acostumbrado a ser un pararrayos de las salidas de tono de la presidenta, no entienden que el partido entre ahora en una batalla interna. Muy pocos dudan ya de que ? solo se enfrentar?a Ayuso por el trono regional si se lo pide el propio Casado. ?El congreso es dentro de varios meses?, ha insistido Almeida en Espejo p?lico. ?Para m?es una gran noticia que Ayuso se presente, pero igual que se puede presentar otro afiliado?. Equiparar a la presidenta con un afiliado es un paso m? en una relaci? que, aunque en p?lico es efusiva y alegre, en privado ha entrado en una incipiente guerra fr? permanente, seg? fuentes de su entorno.

 

Tras las palabras sobre el congreso regional, Almeida ha contestado de nuevo a la entrevista que este lunes concedi?la expresidenta Esperanza Aguirre en el diario El Mundo. ?Poner trabas a Ayuso [para celebrar el congreso regional] es apoyar a S?chez. [?] Que no digan tonter?s los ni?tos de G?ova?, dijo la exdirigente popular. El tambi? portavoz nacional del PP y amigo de Aguirre no ha entrado al trapo: ?Tengo un grupo de colaboradores entre los que no identifico cu?es son esas categor?s?, ha zanjado.

 

https://elpais.com/espana/2021-09-14/almeida-sobre-la-crisis-interna-del-pp-el-futuro-de-la-convencion-no-lo-va-a-determinar-que-este-o-no-ayuso.html

 

DIRIGENTES DEL PP ADVIERTEN DE LAS CONSECUENCIAS DE UNA GUERRA AYUSO-ALMEIDA: "ES UN SUICIDIO"

 

Diputados auton?icos y cargos municipales proclives a la presidenta madrile? advierten a Casado del desgaste pol?ico al que se expone por competir con la ganadora del 4-M | G?ova aboga por alcanzar un acuerdo para evitar una crisis

 

?No se puede enfrentar a dos de los l?eres m? fuertes con los que cuenta el partido?. El terremoto en el PP por el control org?ico del partido en Madrid, la base de poder territorial de mayor influencia e importancia para los populares, tambi? se ha dejado sentir fuera del epicentro. Diferentes cargos municipales y auton?icos, proclives unos a la posici? de G?ova y otros a la de Sol en la contienda madrile?, coinciden con matices en el mismo diagn?tico: una guerra abierta entre dos activos pol?icos como Isabel D?z Ayuso y Jos?Luis Mart?ez-Almeida puede acarrear ?graves? consecuencias para un proyecto que presume de unidad en todos sus frentes. ?Es un suicidio para Pablo, pero tambi? para la marca?, comenta un dirigente popular madrile?, con amplia experiencia en lo que a rifirrafes internos se refiere.

 

La direcci? nacional del PP intent?taponar la herida que volvi?a abrir Isabel D?z Ayuso cuando, sin aviso previo, oficializ?su candidatura a presidir el PP de Madrid, ?nueve meses antes de que se celebre el congreso para garantizarse la victoria?, analizan fuentes de la confianza de Pablo Casado, que recelan del hecho de que la presidenta madrile? escogiese las semanas previas al arranque de la Convenci? Nacional del PP para abrir la ?caja de los truenos? en el partido. La hoja de ruta de G?ova, marcada por la fortificaci? de la alternativa a S?chez, por el relanzamiento del proyecto de Casado y por la consecuci? de un cierre total de filas en torno a su figura, se ha visto truncada por la crisis del PP de Madrid.

 

Pero no s?o el impacto de la Convenci? Nacional est?en juego por el ?efecto Ayuso?. Las fuentes consultadas se?lan otros riesgos, como la posible divisi? en el electorado popular a cuenta de un enfrentamiento entre Pablo Casado e Isabel D?z Ayuso y el consiguiente impacto en las encuestas. El PP levant?el vuelo tras las elecciones del 4-M, hasta el punto de haber logrado recuperar la primera posici? en todos los sondeos privados, una situaci? que no se ve? desde antes de la moci? contra Mariano Rajoy. Nadie en G?ova es ajeno a que el auge de la marca es producto, al menos en gran parte, al ?ito de D?z Ayuso en la Comunidad de Madrid, pero niegan que sea motivo suficiente como para que pueda reclamar sin condiciones la presidencia del PP de Madrid. ?Aqu?no votan los electores, votan los afiliados y vota el partido?, arguyen.

 

Diversos cargos municipales del PP de Madrid apuntan a que el efecto de una trifulca interna de tal envergadura, similar a la que en su d? enfrent?a Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallard?, puede tener consecuencias negativas para las elecciones municipales y auton?icas de 2023. En la direcci? nacional se?lan que el congreso madrile? no tocar?hasta mayo o junio de 2022, a tan s?o unos meses de la pr?ima apertura de urnas, por lo que los candidatos escogidos por la nueva direcci? del partido dispondr? s?o de ese plazo para ?asentarse?, como esgrim? Ayuso para tratar de adelantar el c?clave.

 

Otro riesgo es el desgaste ?innecesario? de la figura de Jos?Luis Mart?ez-Almeida, una figura emergente en el PP que comenz?a ganar popularidad durante los primeros compases de la pandemia, tanto dentro como fuera del partido. Fuentes del entorno de D?z Ayuso, con la que, insisten, mantiene una ?excelente? relaci?, se?lan que el empe? de G?ova de enfrentar a Almeida con la presidenta madrile? puede provocar que su perfil pol?ico quede reducido al de ?rival? de Isabel D?z Ayuso. ?Le han metido en un l? que ? no quer??, explican. ?Dar?el paso si se lo pide la direcci?, pero ? no quiere meterse en este berenjenal. Los que voten a favor de Isabel no lo har? porque est? en contra de Almeida, sino de Casado?, sentencian.

 

El PP no sabe muy bien qu?hacer con Ayuso, a la que quieren de maja pero no de jefa, a la que tienen gan?doles elecciones y encuestas pero s?o [?]

 

Aunque en posiciones distintas, tanto en G?ova como en Sol insisten en que el objetivo debe ser evitar el da? interno. ?Las guerras nunca son buenas. Los dimes y diretes y el ruido s?o nos perjudica a todos. Las diferencias aireadas en los medios no benefician en nada a nadie?, suscribe un diputado en la Asamblea de Madrid, pr?imo a Ayuso. ?Pablo no se puede permitir un conflicto entre los dos?, coincide un dirigente con despacho en la calle G?ova.

 

El problema sigue siendo el c?o. En la direcci? nacional instan a las dos partes a tratar por todas las v?s ?llegar a un acuerdo?, poniendo el foco en todo caso en la presidenta madrile?, a la que piden ?rebajar sus ambiciones? para que ?no haya un conflicto?. La v? para Pablo Casado sigue siendo la de una lista conjunta con un candidato de consenso que no sea ni Almeida ni Ayuso, un papel en blanco en el que ambos dirigentes puedan escribir sus propuestas. Para el equipo de la l?er regional esa es una v? sin salida: la mano esta tendida para ?colaborar? tanto con el alcalde como con G?ova y completar de forma conjunta el organigrama del nuevo PP de Madrid. Pero su liderazgo, insisten, no se negocia.

 

https://www.elindependiente.com/espana/2021/09/14/dirigentes-del-pp-advierten-de-las-consecuencias-de-una-guerra-ayuso-almeida-es-un-suicidio/

 

AGUIRRE CONVOCA A LOS J?ENES DEL PP A UNA FIESTA PRIVADA EN PLENA PUGNA ENTRE AYUSO Y G?OVA

 

La expresidenta madrile? responde a la direcci?: "Ojal?Teodoro Garc? Egea tenga la conciencia tan tranquila en unos a?s como yo"

 

Aguirre dar?su apoyo a Ayuso para presidir el PP de Madrid y cree que 'G?ova' intenta "retrasar" el Congreso

 

A una fiesta privada con quien lo ha sido todo en el PP de Madrid y casi todo en el PP nacional no se dice que no. No si uno es miembro de las Nuevas Generaciones del partido. La cita con Esperanza Aguirre prevista para finales de septiembre ha corrido como la p?vora por los grupos de WhatsApp de los m? j?enes de la formaci? y hasta el momento medio centenar han manifestado su intenci? de asistir. Seg? los listados a los que ha tenido acceso la Cadena Ser, entre ellos hay j?enes con cargos en gobiernos populares y tambi? miembros de la Asamblea de Madrid.

 

La invitaci? de Aguirre a los j?enes del PP se produce en plena batalla por el PP de Madrid y despu? de que la expresidenta madrile? haya tomado partido por Isabel D?z Ayuso enfrent?dose a la direcci? nacional a la que acus?el lunes de "hacerle un favor a S?chez poni?dole trabas a Ayuso".

 

Aguirre se refiri?a "algunos chiquilicuatres que tienen por ah?detr? G?ova y Almeida" y habl?de "ni?tos de G?ova" que intoxican. Preguntado al respecto, el n?ero dos del partido, Teodoro Garc? Egea, respondi?con dureza diciendo que "lo que destroz?al PP de Madrid [durante la presidencia de Aguirre] fue la corrupci? y eso algo que nosotros jam? vamos a permitir".

 

El l?er del partido, Pablo Casado fue preguntado ese mismo lunes por las palabras de Aguirre. "No se refiere a la direcci? de G?ova sino, quiz? a los miembros de Nuevas Generaciones", respondi?en la Cope. Estas palabras no sentaron bien a los cachorros del partido y en este contexto la invitaci? de la expresidenta madrile? ha circulado hoy a toda velocidad por los grupos de las Nuevas Generaciones.

 

"Ojal? Teodoro Garc? Egea tenga la conciencia tan tranquila en unos a?s como yo", ha dicho esta noche Aguirre en Toro TV, dejando claro que la pugna con G?ova por el PP de Madrid no ha hecho m? que empezar.

 

https://cadenaser.com/ser/2021/09/14/politica/1631649401_204219.html

 

 

EL REGALO ENVENENADO DE ESPERANZA AGUIRRE A ISABEL D?Z AYUSO

 

Cuatro a?s despu? de dejar la pol?ica rodeada por los esc?dalos de Lezo, G?tel y P?ica, la expresidenta agita al PP al apoyar a Ayuso para presidir el partido en Madrid, donde sigue siendo un referente pese a todo

 

El lunes, Isabel D?z Ayuso recibe un regalo envenenado en plena guerra por controlar el PP de Madrid. Esperanza Aguirre abandona los plat?, donde ha cantado disfrazada en Mask Singer y ha cocinado en Celebrity Bake Off, para hacer un anuncio: apoya que Ayuso presida el partido, y critica que la direcci? nacional (?ni?tos?, ?chiquilicuatres?, dice en El Mundo) retrase hasta 2022 el congreso correspondiente. Su intervenci? da argumentos a los dos bandos. De un lado, Ayuso evoca las mayor?s absolutas que logr?Aguirre con el partido y el gobierno bajo su mando. Del otro, la direcci? nacional recuerda que en esa etapa de poder omn?odo anidaron las tramas corruptas de G?tel, P?ica o Lezo. Un ejemplo de que al PP presente le persigue el fantasma del PP pasado. Y, sobre todo, de que Aguirre sigue siendo un referente del partido, pese a todo.

 

?Cuando han funcionado al un?ono el grupo parlamentario, el gobierno y el partido, han cosechado los ?itos que todos recordamos, por ejemplo, de la etapa de Esperanza Aguirre?, dice D?z Ayuso para justificar su apuesta por fusionar el poder org?ico e institucional.

 

?Lo que destroz?al PP de Madrid fue la corrupci?, y es algo que nosotros jam? vamos a permitir?, contesta a Aguirre Teodoro Garc? Egea, el secretario general nacional del PP, y, probablemente, el pol?ico que ve con m? suspicacias el ascenso en popularidad y poder de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

 

La intervenci? de Aguirre no deja a nadie indiferente. Los tres principales protagonistas de la tensa disputa por el poder en el PP de Madrid (Pablo Casado, Isabel D?z Ayuso y Jos?Luis Mart?ez-Almeida) tienen un nombre en com?: el de Aguirre. Todos empezaron en pol?ica en el PP de Madrid, todos coincidieron con la ahora expresidenta en esa etapa y a todos les dio ella un impulso decisivo. De ah?que Aguirre a? influya en el d? a d? del partido, y que su voz a? pueda movilizar votos, encandilando a unos e incomodando a otros. Como dijo el propio Mart?ez-Almeida: ?A Esperanza Aguirre siempre hay que escucharla con atenci??.

 

Por eso, la entrada en escena de la expresidenta regional inquieta a la direcci? nacional del PP, que ve c?o cada d? pasa algo que impide que la atenci? p?lica se centre en la convenci? nacional con la que pretend? relanzar a Casado. Es un recordatorio palpable de que el partido de Madrid puede constituirse en una formidable plataforma para ejercer la oposici? interna, defendiendo una agenda propia y no necesariamente coordinada con la del l?er nacional. Justo lo que sufri? Mariano Rajoy con Aguirre. En paralelo, la intervenci? de Aguirre tambi? alimenta a los rivales de Ayuso, que buscan su sitio desde el triunfo del PP en las elecciones del 4-M.

 

?En el PP hay un carajal?, ironiza este martes M?ica Garc?, la l?er de M? Madrid. ?Tenemos a un secretario general [Garc?-Egea] que habla desde una sede pagada con dinero b, y que ha acusado a la expresidenta Aguirre, madrina del se?r Casado y de la se?ra Ayuso, de corrupci?, mientras la se?ra Ayuso se vanagloria de Aguirre?, sigue. ?El se?r Garc?-Egea dice que no quiere un modelo de corrupci?, el del PP de Aguirre, que a la vez es el PP que hereda D?z Ayuso?, a?de. Y remata: ?Estamos cansados de las guerras p?icas?.

 

?Agradecemos las declaraciones de Teodoro Garc?-Egea, reconociendo la corrupci? del PP, que nos parecen muy significativas, e instamos al Gobierno a que nos comuniquen qu?medidas han adoptado para acabar con la corrupci??, coincide Hana Jalloul, la portavoz del PSOE.

 

La herencia de Aguirre, impulsora de la modernizaci? de Madrid, con sus cientos de kil?etros de metro y sus grandes infraestructuras, es pesada. Como ella misma, m? de la mitad de los consejeros que tuvo en sus Gobiernos (2003-2012) est? o han estado imputados en casos de corrupci?. Sus dos principales colaboradores, Francisco Granados, e Ignacio Gonz?ez, han copado los titulares sobre las tramas corruptas que se investigan en las operaciones P?ica, G?tel o Lezo. Y su etapa al tim? de la regi?, fundada sobre el tamayazo, se caracteriz?por la colonizaci? de las instituciones, que quedaron al servicio del PP, y por la confusi? entre los intereses del partido y del Gobierno.

 

?Cu?to se parece el PP de hoy a aquel que domin?Aguirre? El partido est?en plena transformaci?. Apenas quedan huellas de Cristina Cifuentes y sus afines, desplazados desde 2018, cuando estall?el caso m?ter. Y el aguirrismo se est?transformando en ayusismo. Primero, porque el poder es el mejor pegamento de un partido, y D?z Ayuso lo tiene. Segundo, porque hay elecciones auton?icas y municipales en menos de dos a?s, y todos los aspirantes a ir en las listas quieren destacarse en el apoyo a quien podr?colocarles en puesto de salida. Y tercero, porque no hay nadie m? ayusista que la propia Aguirre.

 

Solo hay que leer la dedicatoria que le firm?la exl?er en su libro a la nueva baronesa: ?A la mejor presidenta que ha tenido Madrid en toda su historia. Con todo mi cari? y gratitud por su apoyo y ayuda?.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-09-15/el-regalo-envenenado-de-esperanza-aguirre-a-isabel-diaz-ayuso.html

 

AYUSO URGE A G?OVA A ADELANTAR EL CONGRESO DEL PP DE MADRID PARA AS? PREPARAR LAS ELECCIONES DE 2023

 

?Es importante que esto se haga pronto?, dice sobre un c?clave planteado para mediados de 2022

 

Isabel D?z Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha reclamado este lunes a la direcci? nacional de su partido que acelere la celebraci? del congreso del PP de Madrid, en el que competir?por la Presidencia. El c?clave a? no tiene fecha, aunque el equipo de Pablo Casado aspira a que sea a mediados de 2022, lo que los consejeros de la l?er regional han interpretado como un intento de retrasar una votaci? que podr? unificar el poder institucional y org?ico en las manos de la baronesa. La direcci? nacional no ha apoyado la candidatura de D?z Ayuso expl?itamente, y el secretario general nacional, Teodoro Garc?-Egea, ha defendido el actual modelo, en el que el partido est? dirigido por un pol?ico (P? Garc?-Escudero) sin proyecci? p?lica.

 

Ayuso frente a Almeida: en el PP de Madrid tambi? suenan tambores de guerra

?Las cuestiones de los partidos son siempre muy complejas, estos procesos son siempre al principio muy dif?iles (...) Tengo esperanza en que podamos trasladar la ilusi? del 4-M a todos los Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid?, ha dicho D?z Ayuso durante una entrevista en Es Radio. ?Los candidatos municipales necesitan su tiempo para asentarse (...) En un municipio de 200.000 habitantes, con seis meses, un candidato no creo que pueda ser reconocido por el electorado?, ha a?dido sobre las elecciones municipales y auton?icas de 2023. ?Por eso creo que es importante que se haga esto pronto, y por darle normalidad a la organizaci??, ha subrayado. Y ha rematado: ?Yo ya tengo el gobierno. Creo que si la organizaci? te acompa?, si va al un?ono, todo funciona mucho mejor?.

 

Los consejeros de D?z Ayuso no entienden que el equipo de Casado plantee retrasar el congreso de Madrid hasta mediados del pr?imo a?, cerrando el ciclo de c?claves con el que se est?reorganizando el partido. Un de ellos, por ejemplo, transmiti?que no se observa un criterio conductor en la organizaci? de los Congresos. As? ejemplific? igual se organiza el de la Comunidad Valenciana con la excusa de que hay que lanzar al nuevo candidato y presidente del partido (Carlos Maz?), que se hace el de Galicia, donde Alberto N?ez Feij? acapara todo el poder, como aspira a hacer D?z Ayuso.

 

No obstante, Teodoro Garc?-Egea, secretario general del PP, ha aclarado este lunes que el criterio aplicado es que todos los congresos de partidos uniprovinciales ser? en el primer semestre del pr?imo a?. Y ha recalcado que no piensa adelantar el c?clave de Madrid: ?Es una regla que todos vamos a cumplir?.

 

En consecuencia, hay un sector del PP pr?imo a la presidenta que piensa que la direcci? nacional est?intentando ganar tiempo para encontrar un candidato alternativo a D?z Ayuso, o para auscultar qu?posibilidades podr? tener como aspirante el alcalde de Madrid, Jos?Luis Mart?ez-Almeida.

 

As? lo ha dicho con toda claridad la expresidenta Esperanza Aguirre en una entrevista en El Mundo: ?Hay que celebrarlo [el Congreso] cuanto antes. Est? intentando retrasarlo. Mi opini? es que Almeida no se va a presentar. Y lo que ? dice es que los de ?G?ova? le est? empujando. Puede que sea verdad, porque algunos chiquilicuatres que tienen por ah? detr? en G?ova y Almeida es lo que van diciendo (...) Que no digan tonter?s los ni?tos que est? en G?ova intoxicando?.

 

Una afirmaci? a la que ha respondido con iron? el alcalde (?Tengo 46 a?s, ojal? me encantar? ser un ni?to, pero con 46 lo tengo complicado ya, supongo que ir?por alguien m? joven?, ha bromeado) que tambi? ha deslizado que la opini? de Aguirre no debe ser tomada a la ligera (?A Esperanza siempre hay que escucharla?).

 

En el trasfondo del choque est?la elaboraci? de las listas electorales para los comicios auton?icos y municipales de 2023, que tiene al partido en tensi?: cuanto m? se tarden en dise?r, coinciden distintos dirigentes consultados, m? crecer? los disensos internos y las luchas de poder por las candidaturas y los puestos que garantizan cargos y sueldos institucionales.

 

De ah?que D?z Ayuso intentara calmar a Mart?ez-Almeida el pasado viernes, cuando le prometi??manos libres? para dise?r su proyecto. Ocurre, sin embargo, que el alcalde y Casado se arriesgan, precisamente, a perder el control de la elaboraci? de las listas electorales de la regi? si D?z Ayuso se hace con la presidencia del partido.

 

As? el actual presidente del comit?electoral del PP de Madrid es ?gel Carromero, ?timo de los dos pol?icos. Condenado a cuatro a?s de prisi? por la muerte de los disidentes cubanos Oswaldo Pay?y Harold Cepero en un accidente de tr?ico en Cuba, Carromero es ?timo de Casado desde los tiempos de ambos en las nuevas generaciones de la formaci? conservadora. Han sido, y son, inseparables. De su relaci? con Mart?ez-Almeida da cuenta el portal de transparencia del Ayuntamiento de Madrid: es director general de coordinaci? de la alcald?, por lo que cobra 91.144,32 euros brutos anuales.

 

?Qu? competencias tiene el comit?electoral que ahora controlan Casado y Mart?ez-Almeida a trav? de Carromero? Esto dicen los estatutos del PP: ?El Comit?Electoral Regional elabora y propone las candidaturas al ?gano legislativo de la Comunidad Aut?oma, designa a los candidatos a Senador en representaci? de ?tas y aprueba todas las candidaturas municipales de localidades de m? de 20.000 habitantes?. Es decir: decide qui? va a tener un sueldo p?lico y qui? no.

 

No es la ?ica v? de influencia en el PP de Madrid que Casado y Mart?ez-Almeida ver?n peligrar en el caso de que D?z Ayuso se imponga en el pr?imo congreso del partido. Aunque dos personas de la m?ima confianza de la presidenta dirigieron su campa? y la del partido para el 4-M (Alfonso Serrano y Carlos Izquierdo), Borja Carabante es el vicesecretario de electoral del PP de Madrid. Y no es solo edil del Ayuntamiento de la capital. Es ?timo del alcalde, con el que acaba de terminar las vacaciones veraniegas haciendo el camino de Santiago.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-09-13/ayuso-urge-a-genova-a-adelantar-el-congreso-del-pp-de-madrid-para-asi-preparar-las-elecciones-de-2023.html

 

 

EL PP REBAJA EL OPTIMISMO DE AYUSO CON EL CONGRESO DE MADRID: "ALMEIDA TIENE POSIBILIDADES DE GANAR"

 

La direcci? del partido vuelve a apostar por una 'tercera v?', un candidato de "consenso" pactado entre Ayuso y Almeida para presidir el PP regional

 

En los planes de Pablo Casado para las semanas previas al arranque de la Convenci? Nacional del PP no entraba m? que el relanzamiento de su proyecto pol?ico y el desgaste a Pedro S?chez por el desbocado aumento del precio de la luz. Pero la oficializaci? de la candidatura de Isabel D?z Ayuso a la presidencia del PP de Madrid se cruz?en su camino y acab?con la tranquilidad que se respiraba en el cuartel general de los populares. El malestar por las ?prisas? de la baronesa regional fue instant?eo, y el silencio absoluto. ?No toca ese tema?, insisten desde la direcci?. En privado, fuentes solventes del partido no disimulan su enfado por el intento de Ayuso de ?contraprogramar? a Casado a pocos d?s del c?clave de Valencia, el m? importante para el jefe del PP desde que asumi?las riendas del partido.

 

G?ova ha intentado desviar el foco de las fricciones internas que, a su juicio, alienta Isabel D?z Ayuso en sus m?tiples declaraciones p?licas. Pero tambi? promete batalla si ?ta sigue adelante con su ?dago e insiste en arrebatar a Pablo Casado la influencia que conserva en el PP de Madrid, de cuyo ?gano depende, entre otras cuestiones, la elaboraci? de las listas electorales para las municipales y auton?icas de 2023. Fuentes de la direcci? nacional no s?o no descartan impulsar a Jos?Luis Mart?ez-Almeida ?cuando llegue el momento?, sino que conf?n en la fortaleza de una candidatura liderada por el alcalde de la capital frente al optimismo del equipo de D?z Ayuso, alimentado por el excelente resultado de la presidenta madrile? en las elecciones del 4-M.

 

?Almeida tiene posibilidades de ganar. Ella tiene mucho apoyo de la militancia, pero a lo mejor eso no es suficiente. Y el alcalde tiene detr? una estructura, m? peso local y el apoyo del aparato?, advierten las fuentes populares consultadas. En los c?culos de la direcci? nacional y del entorno del regidor madrile? apuntan a que Mart?ez-Almeida -cuya popularidad se dispar?hace m? de un a?, justo durante los primeros compases de la pandemia- cuenta con el apoyo declarado de la mayor? de l?eres de distrito -salvo el de San Blas- y un n?ero suficiente de alcaldes y presidentes municipales como para dar la batalla a D?z Ayuso en un hipot?ico enfrentamiento entre ambos. Ella, reconocen, gana m? adeptos entre afiliados madrile?s.

 

La balanza empieza a moverse. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azc?, ya se ha posicionado a favor de Mart?ez-Almeida ante una posible batalla por el control del PP de Madrid, seg? recogi?Heraldo de Arag?, y podr? no ser el ?timo. Y aunque en G?ova no descartan m? candidaturas al margen de la de D?z Ayuso para el congreso madrile?, la tesis es la de evitar por todos los medios que la sangre llegue al r? y las fricciones internas se traduzcan en desgaste para Pablo Casado, justo cuando ha logrado dominar las encuestas. La direcci? nacional tiene clara cu? debe ser la f?mula: una lista conjunta y ?pactada? entre Ayuso y Almeida que denote unidad y un candidato de ?consenso? para separar lo institucional de lo org?ico. ?[Ayuso] deber? entrar en raz??, sentencian en el PP.

 

 El PP replica a Esperanza Aguirre: "Lo que destruy?al partido en Madrid fue la corrupci?"

El PP replica a Esperanza Aguirre: ?Lo que destruy?al partido en Madrid fue la corrupci??

As? G?ova recupera su apuesta por la ya conocida como ?tercera v?? para presidir el PP de Madrid, dispuestos en este caso a escuchar las ?sugerencias? de D?z Ayuso a la hora de pactar un nombre para hacerse con las riendas del partido. Durante meses son?el de la actual secretaria general del PP en Madrid, Ana Camins, aunque tambi? hubo quien apost?por la papeleta del vicesecretario de Pol?ica Territorial, Antonio Gonz?ez Terol. En el equipo de la presidenta de la Comunidad de Madrid, sin embargo, descartan esta f?mula: ?integraci?? s? pero en torno al liderazgo de Isabel D?z Ayuso, una aspiraci? que encuadran dentro de la ?normalidad? de los congresos territoriales en que los presidentes auton?icos ostentan tambi? el control del partido en sus respectivas regiones.

 

El congreso, para finales de primavera

 

Otra de las cuestiones que ha provocado un nuevo choque entre la direcci? nacional y regional tiene que ver con el calendario del propio congreso madrile?, fechado para el ?primer semestre de 2022?, seg? ratific?el propio secretario general del PP, Teodoro Garc? Egea, este lunes en rueda de prensa. No es una previsi? que agrade precisamente a Isabel D?z Ayuso, que presiona a la direcci? nacional para que acelere la celebraci? de un c?clave del que espera salir victoriosa. ?Creo que es importante que se haga esto pronto?, trasladaba en una entrevista para Es Radio, justificando que los candidatos municipales que debe designar el nuevo ?gano de poder del PP en Madrid deben contar con el tiempo suficiente para ?asentarse? de cara a los comicios de 2023.

 

El n?ero dos de Pablo Casado explicaba este lunes, no obstante, que fue la Junta Directiva Nacional la que aprob?trasladar los congresos uniprovinciales al primer semestre de 2022, y Madrid no ser?una excepci?. Sin embargo, fuentes solventes del PP apuntan a que la direcci? no prev?ceder a la presi? de la baronesa madrile? y se inclinan por dejar el congreso de Madrid para el final, es decir, para mayo o junio del pr?imo a?.

 

M?ica Garc? fue sin ninguna duda una de las ganadoras de las elecciones auton?icas del 4 de mayo. No cabe duda que el triunfo de Isabel D?z Ayuso fue extraordinario, [?]

 

El ?feo? de Ayuso a Casado en la Convenci? Nacional

 

D?z Ayuso confirm?este lunes que, tal y como adelant?La Raz?, podr? ausentarse de los actos centrales de la Convenci? Nacional del PP, que se celebrar? los d?s 2 y 3 de octubre en Valencia, donde Pablo Casado pronunciar?un gran discurso en la plaza de toros de la ciudad. El motivo que ha esgrimido la propia presidenta es la coincidencia del evento del partido con una gira estadounidense que el equipo de Ayuso hab? agendado ?desde hace meses?. ?Las responsabilidades de gobierno est? por encima de todo?, justificaba la l?er regional.

 

Sectores de la c?ula del partido creen que es un gesto ?feo? por parte de D?z Ayuso no acudir presencialmente a la puesta de largo de Pablo Casado en Valencia, pero G?ova no se ha quedado de brazos cruzados. Ayer, Teodoro Garc? Egea anunci?que el s?ado 2 de octubre la direcci? ha fijado una mesa de di?ogo entre presidentes auton?icos, una fotograf? en la que destacar? la ausencia de Isabel D?z Ayuso frente a la ?unidad? del resto de barones en torno al liderazgo de Pablo Casado.

 

https://www.elindependiente.com/espana/2021/09/13/el-pp-rebaja-el-optimismo-de-ayuso-con-el-congreso-de-madrid-almeida-tiene-posibilidades-de-ganar/

 

 

AYUSO, SOBRE LOS INSULTOS DE AGUIRRE A G?OVA: ?LE?EL TITULAR ANTES DE ACOSTARME. PENS?'MADRE M?'"

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid admite que "no quise leerla en ese momento porque sab? que no iba a dormir y necesitaba descansar"

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid y exlideresa del PP de la regi?, Esperanza Aguirre, agit?las aguas de G?ova con unas lapidarias declaraciones contra la direcci? nacional y en defensa de Isabel D?z Ayuso. Aguirre llam??ni?tos? y ?chiquilicuatres? a los fontaneros del partido de Pablo Casado, y sus declaraciones no pasaron desapercibidas. Hasta la presidenta de la Comunidad de Madrid y aspirante a liderar la formaci? en la regi? ha respondido.

 

En declaraciones recogidas por El Mundo durante su desfile por Mil?, Ayuso admiti?que ley?la informaci? justo antes de acostarse y, para poder conciliar el sue?, aplaz?la lectura hasta el d? siguiente.

 

?Le? el titular antes de acostarme. Pens?'madre m?'. No quise leerla en ese momento porque sab? que no iba a dormir y necesitaba descansar. La le? a las seis de la ma?na y, efectivamente, la entrevista no tiene desperdicio?, explica.

 

El rumor de de los tambores de guerra ha ganado enteros en los ?timos d?s. El viento genov? tra? consigo un murmullo b?ico. La batalla por el liderazgo del PP de Madrid estaba servida. Ayuso no est?dispuesta a no regir la formaci? y Jos?Luis Mart?ez-Almeida, impulsado por la direcci? nacional, sopesa competir. Tal es el temor a una fractura irreparable que las fuentes oficialistas hablan incluso de una tercera v?, opci? descartada por completo por la presidenta de la Comunidad de Madrid, que no solo se va a presentar ?s?o s? sino que adem?, mete prisa por celebrar el Congreso.

 

A su juicio, es importante que se concrete a la mayor celeridad posible de cara a nombrar cuanto antes a los candidatos municipales para 2023. As? lo manifest?durante una entrevista en Esradio, donde la dirigente madrile? reconoci?que las cuestiones internas de los partidos son siempre "complejas" y cuando llegan son "un poco dif?iles", haciendo referencia a su pugna con Almeida por el liderazgo.

 

La lucha se libraba, hasta ese momento, entre bastidores. Los fontaneros del partido estaban trabajando en una lista unitaria que evitara el fratricidio. Pero apareci?ella. Esperanza Aguirre traslad?contienda a la primera plana con una entrevista concedida a El Mundo en la que dio su apoyo p?lico a Ayuso al tiempo que carg?contra G?ova, deslizando que se est?retrasando el Congreso con motivos esp?eos. La exlideresa lleg?a apodar "ni?tos de G?ova" a la direcci? nacional, a la que ha pedido ?que no digan bobadas, que no han ganado una elecci? y han perdido todas a las que se han presentado?.

 

G?ova devuelve el golpe

Ayuso dice haberse quedado estupefacta con las declaraciones de Aguirre, pero sus palabras no le resultaron amargas. No recibieron la misma acogida en G?ova. El secretario general del PP y n?ero dos de Casado, Teodoro Garc? Egea, respondi?con dos dardos envenenados a la presi? ejercida por Isabel D?z Ayuso para adelantar el Congreso del PP de Madrid y a las declaraciones de Esperanza Aguirre sobre los ?ni?tos? de G?ova que boicotean la candidatura de Ayuso.

 

En una rueda de prensa celebrada en la sede del PP nacional, Egea zanj?que no se adelantar?el Congreso regional madrile? porque ya se acord?que ?los congresos de las comunidades aut?omas uniprovinciales se celebrar? el primer semestre de 2022?. Hasta entonces, G?ova no se mojar? ?Cuando llegue el momento abordaremos la cuesti??. Preguntado por la posibilidad de que Ayuso no est?presente en el Congreso Nacional que tendr?lugar este octubre por un viaje agendado por Estados Unidos, Egea afirm?que ?todos los presidentes auton?icos est? invitados? y ?todos van a estar?.

 

Con respecto a las pol?icas declaraciones de Aguirre, Egea denunci?que ?debe venir poco por aqu? Eso s? coinciden en una cuesti?: ?Coincido en que lo que destroz?al PP de Madrid es la corrupci?, y nosotros eso no lo vamos a permitir?.

 

https://www.elplural.com/politica/ayuso-insultos-aguirre-genova-lei-titular-acostarme-pense-madre_274440102

 

LOS LUSTROS DE CORRUPCI? QUE ?DESTROZARON? AL PP DE MADRID

 

Los populares madrile?s, en cuyo seno se formaron D?z Ayuso y Casado, a? afrontan cuatro grandes causas con decenas de cargos imputados

 

Los fantasmas del pasado han emergido con fuerza en la batalla interna por el liderazgo del PP de Madrid. Y lo han hecho de mano de los propios populares. La irrupci? de Esperanza Aguirre en apoyo de Isabel D?z Ayuso, con ataques a la actual direcci? de la calle G?ova, ha encontrado la r?ida respuesta del secretario general, Teodoro Garc? Egea, quien no se amilan?y lanz?un dardo directo a la expresidenta de la Comunidad, exl?er de la formaci? auton?ica e imputada en una investigaci? de la Audiencia Nacional. ?Lo que destroz?al PP de Madrid fue la corrupci??, sentenci?Egea, que puso as? sin reparos, el dedo en la llaga.

 

El PP de Madrid, en cuyo seno se formaron Ayuso y Pablo Casado, a? afronta cuatro grandes causas judiciales con decenas de cargos imputados por lustros de corrupci?, muchos de ellos alzados por Aguirre. Es m?, en los pr?imos dos meses se esperan dos movimientos clave: en noviembre arranca otro juicio sobre una de las derivadas de la trama G?tel centrada en la Comunidad; y, en octubre, el magistrado Manuel Garc?-Castell? decidir?si ampl? el plazo de investigaci? sobre la presunta financiaci? irregular de los populares madrile?s.

 

G?tel. La trama liderada por Francisco Correa anid?en el PP de Madrid. Las l?eas de investigaci? ya juzgadas dejan como condenados, entre otros, al exconsejero Alberto L?ez Viejo, al viceconsejero Carlos Clemente, a los exalcaldes Jes? Sep?veda y Guillermo Ortega, y a varios concejales de la regi?. Pero el calvario a? no ha acabado. Seg? tiene previsto la Audiencia Nacional, el 10 de noviembre comenzar? un nuevo juicio centrado en las adjudicaciones irregulares concedidas en Boadilla del Monte a cambio de mordidas, donde varios implicados han confesado su culpabilidad ?incluido Alfonso Bosch, exdiputado popular en la Asamblea?. Adem?, a? tiene que celebrarse la vista por los tejemanejes de la red en Arganda del Rey, donde se ama?ron presuntamente concursos p?licos para la venta de parcelas municipales.

 

P?ica. La investigaci? que m? ha golpeado al PP de Madrid ha sido el caso P?ica. De las 13 piezas en las que se dividi?la macrocausa, solo una ha sido juzgada: la que conden?al exconsejero Francisco Granados a dos a?s de c?cel por recibir el chivatazo de un guardia civil de que estaba siendo investigado. De las 12 restantes, diez implican en distinta medida a la formaci? en la etapa de Aguirre. Entre ellas, una centrada en la supuesta financiaci? irregular del PP regional, donde se encuentran imputados dos expresidentes (la propia Aguirre e Ignacio Gonz?ez); el extesorero regional, Beltr? Guti?rez, y un elevado n?ero de ex altos cargos, como los exconsejeros Granados, Salvador Victoria, Manuel Lamela o Borja Sarasola. Cristina Cifuentes tambi? fue investigada, pero fue desimputada este a?.

 

Aguirre lleva m? de un a? pidiendo que se d?carpetazo a esta parte del sumario, pero el juez ampli?en julio otros tres meses las pesquisas, hasta el 29 de octubre. Adem?, la Audiencia Nacional debe resolver si une a ella la pieza 13, abierta despu? de que el exalcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, enviase al juez una bater? de facturas que, seg? cont? evidenciaban que se desvi?m? de un mill? de euros a trav? de una empresa p?lica a la caja b del partido.

 

Tambi? siguen abiertas las piezas donde se investigan las ?actuaciones urban?ticas fraudulentas? perpetradas en Valdemoro desde la llegada de Granados a la alcald? en 1999; sobre el ama? de contratos p?licos del Ejecutivo de la Comunidad en la construcci? de infraestructuras durante el paso de Granados por el Gobierno regional; la supuesta trama para facilitar la construcci? de colegios concertados en suelo p?lico; y la trama de blanqueo de capitales supuestamente organizada por el exconsejero madrile? y varios constructores.

 

En cambio, el juez Garc?-Castell? ya ha dado por concluidas otras cuatro l?eas de investigaci? sobre el PP de Madrid. En una de ellas, centrada en la contrataci? irregular de la empresa de organizaci? de festejos Waiter Music, el magistrado ha propuesto sentar en el banquillo, entre otros, al exsenador David Erguido; y a siete antiguos alcaldes del PP auton?ico. En las otras tres, Garc?-Castell? a? no ha dictado auto sobre si procesa a los implicados, pero versan sobre las tramas de corrupci? urdidas a trav? de contrataciones menores en los Ayuntamientos de Valdemoro, Torrej? de Velasco y Serranillos del Valle; sobre la adjudicaci? de contratos de eficiencia energ?ica a la empresa Cofely; y sobre los trabajos de reputaci? en internet para altos cargos sufragados con dinero p?lico, donde est?imputada la exconsejera Luc? Figar.

 

Lezo. El caso Lezo centra el foco en Ignacio Gonz?ez y en el presunto saqueo del Canal de Isabel II. El juez ha mandado a juicio cuatro l?eas de investigaci?. En tres de ellas ?los ama?s en el campo de golf de Chamber? la adjudicaci? de la obra del tren de Navalcarnero y la compra de la empresa brasile? Emissao?, la Fiscal? ha pedido ya 18 a?s de c?cel para Gonz?ez, antigua mano derecha de Aguirre.

 

Ciudad de la Justicia. El pasado julio, la Audiencia Nacional abri? juicio oral contra Alfredo Prada, exconsejero regional de Aguirre, y otros cuatro ex altos cargos y asesores auton?icos por las irregularidades en la Ciudad de la Justicia de Madrid. Casado hab? trabajado para Prada al principio de su carrera y, al llegar a la presidencia del PP, le correspondi?situ?dolo al frente de la oficina creada para combatir la corrupci? en el partido, puesto que dej?tras su imputaci?.

 

Otros casos. Tambi? pendiente de que se fije fecha de juicio del llamado caso Teatro, en el que se ha investigado las supuestas irregularidades en la rehabilitaci?, en 2012, de un teatro en la localidad de Getafe en la etapa de gobierno del PP. El principal salpicado fue el exalcalde y exsenador Juan Soler, aunque las acusaciones contra ? no terminaron de prosperar y finalmente la acusaci? se ha limitado contra dos ediles de su equipo de Gobierno, Paz ?varez S?chez Arjona, exconcejala de urbanismo, y Fernando L?aro, concejal de Hacienda y que sigue como edil popular en el consistorio. La fiscal? pide para cada uno ocho a?s de inhabilitaci? por prevaricaci? administrativa.

 

El caso m?ter tambi? ha salpicado al PP de Madrid en los ?timos a?s. Aunque Cifuentes result?absuelta por falta de pruebas en la falsificaci? de su acta del Trabajo Fin de M?ter, la justicia conden? a una asesora del Gobierno y a una profesora; adem? de concluir en su fallo que la expresidenta obtuvo el t?ulo de forma irregular.

 

https://elpais.com/espana/2021-09-15/los-lustros-de-corrupcion-que-destrozaron-al-pp-de-madrid.html

 

ESPERANZA AGUIRRE: "PONERLE TRABAS INTERNAS A AYUSO ES AYUDAR A S?CHEZ"

 

"Votar?a Ayuso en el congreso del PP de Madrid. El modelo actual no tiene sentido y ella pretende simplemente normalizar la situaci?"

 

Esperanza Aguirre pide que Isabel D?z Ayuso dirija el partido en la regi? aunque sea presidenta auton?ica y critica a ?chiquilicuatres? afines a Jos?Luis Mart?ez-Almeida. No acusa a Teodoro Garc? Egea ni a Pablo Casado, que le ?ha puesto por escrito? que no censura el modelo Aguirre, que Ayuso intenta reeditar. La ex presidenta pide, adem?, acercarse a Vox.

 

?Qui? debe presidir el PP de Madrid?

 

Quien digan los afiliados.

 

Si se presentaran Isabel D?z Ayuso y Jos?Luis Mart?ez-Almeida, ?usted apoyar? a Ayuso?

 

Yo es que creo que Almeida, que es un excelente alcalde al que conozco muy bien, es muy inteligente y lo admiro mucho, no se va a presentar. A Ayuso, como a m? no le parece correcto que llevemos cinco a?s en Madrid con una gestora. ??Pero c?o es posible?! Hay que hacer el congreso cuanto antes. Y Teodoro Garc? Egea dijo que si ? fuera afiliado de Madrid votar? a Isabel D?z Ayuso, as?que...

 

Pero Casado ha dicho que hay ?dos militantes con mucho peso? en el PP de Madrid, lo que mete a Almeida tambi? en la carrera.

 

Es que los presidentes del PP en toda Espa?, en las regiones, son los que presiden la comunidad aut?oma o los que son candidatos auton?icos. Yo, que tampoco ten? en un principio inter? por el partido, fui una vez a una reuni? de presidentes auton?icos en La Rioja que convoc?Mariano Rajoy, y todo el mundo era presidente de su partido menos yo. Y eso no es normal. Lo ha dicho muy bien Ayuso: hay que normalizar la situaci? de Madrid.

 

Dicen en el PP que, por experiencia, si se preside la Comunidad y el partido, ?te queda en segundo plano. ?Qu?le parece?

 

?Y eso qu?le parece a N?ez Feij?? ?Qu?le parece al presidente de Castilla y Le?? ?Qu?le parece a Juanma Moreno? Vamos, hombre, que no digan tonter?s esos ni?tos que est? en G?ova intoxicando. El PP de Madrid, cuando yo fui presidenta, no tuvo m? que mayor?s absolutas. La ?tima, en 2011. Con todo el 15-M sentado en la Puerta del Sol, sacamos 72 esca?s, el doble que el PSOE (36). Y exist? UPyD. Y lo m? importante para los que dicen que no nos ocupamos del partido: de los 179 municipios de la Comunidad, ganamos en 174 y gobernamos en m? de 150. Ni el presidente, Pablo Casado, que me lo ha puesto por escrito, ni el secretario general del PP est? de acuerdo con que cuando yo tuve el honor de presidir el PP de Madrid el modelo fuera malo. Por lo tanto, que no cuenten historias.

 

Dicen tambi?, tanto en el sector de Almeida como en el PP nacional, que es inviable estar a las dos cosas y que ahora el partido ?ha revivido?. ?Qu?les contesta?

 

En el sector de Almeida hay algunos ni?tos encabezados por un chico de cuyo nombre no quiero acordarme. En fin, que no digan bobadas, es que no han ganado una elecci?, han perdido todas las que se han presentado. No s?a qu?llaman ellos revivir, pero casi ser? mejor que remueran, porque desde que est?la gestora no ganamos una elecci?. Las han perdido todas.

 

?Qu? le parece el modelo del triple liderazgo: una presidenta auton?ica, un alcalde y un presidente o presidenta del PP de Madrid?

 

Me parece un modelo que no tiene ning? sentido. Aqu?tenemos a la persona que m? da? pol?ico ha hecho a Pedro S?chez y a Pablo Iglesias, que es Ayuso, que pretende simplemente normalizar la situaci? del PP de Madrid.

 

?Sospecha que G?ova quiere posponer el congreso madrile??

 

Quiere retrasarlo y eso no puede ser. Hay que recordar que el Supremo conden?al PP de Mariano Rajoy por no convocar el congreso cuando correspond?. Tienen que celebrarlo cuanto antes. Mi opini? es que Almeida no se va a presentar. Y lo que ? dice es que los de G?ova le est? empujando. Puede que sea verdad, porque algunos chiquilicuatres que tienen por ah?detr? G?ova y Almeida es lo que van diciendo.

 

Seg? usted, ?s?o Ayuso deber? presentarse al congreso?

Se presentar?todo aquel que quiera, pero Ayuso es la gran enemiga de S?chez y, por tanto, ponerle trabas a Ayuso es ayudar a S?chez. Y eso se lo he dicho a Teodoro Garc? Egea, porque me indigna que hagan eso. Yo la votar? pero quienes tienen que decidir son los afiliados.

 

?Ve en este caso un paralelismo con el suyo?

 

Yo he dicho, y lo mantengo, que Ayuso es la mejor presidenta que ha tenido la Comunidad. Yo estoy bastante satisfecha de muchas de las cosas que hice siendo presidenta, pero lo tuve muy f?il: ten? mayor? absoluta para llevar a cabo mi programa. Sin embargo, ella, que perdi?las elecciones, ha tenido que gobernar con un partido, Ciudadanos, que no podemos decir que le haya sido leal, todo lo contrario. Y cuando el PP estaba en el peor momento de su historia -y se lo digo yo, que s?algo m? de la historia del PP que Pablo y que Teodoro-, despu? del resultado de las catalanas, tuvimos la suerte de que no s?si S?chez o Iv? Redondo decidieron que nos iban a quitar las instituciones en las que gobernamos. Y esa decisi? no cont?con los reflejos de Isabel D?z Ayuso. Si Ayuso no llega a tener convocado ese martes por la ma?na el Consejo de Gobierno no hubiera podido convocar las elecciones y Ciudadanos r?idamente se hubiera unido a la moci? de censura de Gabilondo.

 

?Ve en Ayuso una continuaci? de su modo de hacer pol?ica?

 

Es una presidenta que tiene los principios y los valores del PP. Es decir, la libertad es el principio supremo al que todo lo dem? se debe supeditar. Los ciudadanos tienen que pagar los menos impuestos posibles para tener los mejores servicios posibles. Y las leyes ideol?icas de Zapatero -que no derog?Rajoy- hay que derogarlas, junto con las de S?chez.

 

?Ve m? cerca de usted a Ayuso que a Casado?

 

Ayuso es una crack, y lo ha tenido todo en contra. Cada vez que la critican, la calumnian, que la llaman tonta y le ponen el mote de ?IDA?, la est? encumbrando. Y Pablo Casado, en el congreso en el que lo elegimos presidente, hizo un discurso verdaderamente extraordinario, dando todas las batallas ideol?icas.

 

?Y ahora le parece que ha dejado de darlas?

 

Dej? de darlas, creo yo. Casado, en el verano de 2020, decide dar un cambio estrat?ico para tratar de coger los votos de Ciudadanos. En la estrategia estoy de acuerdo, pero en la t?tica hubo tres errores crasos. El primero, cesar a Cayetana ?varez de Toledo, que hab? dado todas las batallas ideol?icas y las hab? ganado todas. Segundo gran error: en la moci? de censura: a m?me parece muy bien que se vote que no a Santi Abascal de presidente del Gobierno de Espa?, pero lo que no se pueden hacer son ataques personales. Hizo dos, a mi juicio, inaceptables: dijo que hab? pisoteado la sangre de nuestros muertos y que lo hab?mos estado manteniendo durante 15 a?s. Y el tercer error t?tico, y para m?el peor, fue la entrevista que dio en RAC1. El resultado fue que no cogimos ninguno de los 30 diputados perdidos por Ciudadanos en Catalu? y encima perdimos uno de los nuestros. Eso nos sumi?a los peperos en la m? absoluta de las depresiones. Yo nunca he visto al PP tan deprimido como despu? de las elecciones catalanas.

 

?Teme que Espa? se rompa?

 

Me parece que la situaci? es muy grave. En el Gobierno est? aquellos que quieren destruir Espa?: los comunistas, los bilduetarras, los independentistas catalanes... y tenemos un PSOE que no les hace frente. Al contrario, cede en todo lo que le piden. Es la tormenta perfecta. Por eso, me duele tanto que quien m? y mejor ha combatido a S?chez y a Iglesias, que es Ayuso, sea atacada ahora por nuestro propio partido. Para m? atacarle a ella es ayudar a S?chez.

 

?A su juicio, el PP debe estrechar lazos con Vox?

Si quieren gobernar, desde luego que deben rehacer puentes, seg? todas las encuestas (en las que creen a pies juntillas los de G?ova, pero son fotos del momento y no hay que cre?selas). Necesitan a Vox.

 

?C?o se rehacen los puentes con Vox?

 

Yo lo que s?s?es que Vox est?dando batallas ideol?icas muy importantes que nosotros tenemos que dar tambi?.

 

?Cu?es son?

 

La de la Ley de Memoria Democr?ica, que hay que derogarla inmediatamente; o la eliminaci? de la presunci? de inocencia de los hombres en la Ley de Violencia de G?ero, que es anticonstitucional.

 

?Ha hablado con Aznar sobre el acercamiento a Vox? Parece que el ex presidente no piensa lo mismo que usted.

 

Aznar estaba muy dolido con aquello de la ?derechita cobarde?, y lo comprendo, pero una cosa es ?a y otra los ataques personales. En Am?ica no te dejan estar en pol?ica si haces ataques personales.

 

?El PP no deber? combatir m? a Vox?

 

?En qu?

 

En la defensa del Estado auton?ico, de los inmigrantes, de la cultura europe?ta o de los avances en diversidad sexual, por ejemplo.

 

Hay cosas en las que discrepo de Vox, por ejemplo, en el tema del Estado auton?ico. Sin ?, yo no podr? haber dado la oportunidad de aprender ingl? maravillosamente bien a chavales con pocos medios econ?icos. Yo soy s?er europe?ta y en la UE s?creo que ha habido excesos en la burocracia y en la h?er regulaci?. Pero son m? importantes las cosas que me unen a Vox que las que me separan.

 

?Son los que usted llama ?apparatchiks? de G?ova, o ?chiquilicuatres?, los que lastran esa batalla ideol?ica?

 

Yo creo que s? Creo que en el PP no hay nadie de m? de 55 a?s que se dedique a pensar. Y pensar es muy importante y en eso el PSOE nos gana. Tienen todo preparado para hacerlo el d? que llegan a La Moncloa. Son infinidad de leyes las que nosotros tenemos que derogar. La ventana de oportunidad de un Gobierno son seis meses, como dijo Milton Friedman, lo que no hagas en los primeros seis meses no lo har?.

 

El tercer error que usted le achaca a Casado se refiere a Catalu?. ?Le falta al PP un proyecto reconocible en esa autonom??

 

En Catalu? el PP no cogi?ni un voto de Ciudadanos; en Madrid, todos. La diferencia es la batalla ideol?ica.

 

?Qu? espera de la convenci? nacional del PP? ?Va a acudir?

 

No tengo ni idea. No creo ni que me inviten. Yo no soy nadie.

 

?Y qu?espera de ese c?clave?

 

M? que las convenciones, lo que me importan son los congresos, que es donde se aprueba la pol?ica y los principios y valores que va a defender el partido. Llevamos muchos a?s sin congresos. Desde que lleg?Rajoy, cada vez los retrasan m?.

?C?o ve la pugna por el CGPJ? ?Comparte la l?ea roja de Casado de que los jueces se elijan entre s?

 

El PP siempre ha pensado lo mismo. Es mentira lo que dice el PSOE de que en 1985 se hiciera por consenso. Siempre hemos defendido que los jueces elijan a 12 jueces. Con la mayor? absoluta de 2011, Alberto Ruiz-Gallard? present?un proyecto en este sentido y Rajoy lo retir? Sosa Wagner propone que el CGPJ haga los nombramientos por concurso y no a dedo, y me parece perfecto.

 

?Qu? balance hace Esperanza Aguirre de su etapa en el PP de Madrid, a pesar de que en aquellos 11 a?s se gestaron casos de corrupci? como P?ica, Lezo o G?tel?

 

No hago balance, me limito a dar los datos. En mi presidencia se ganaron todas las elecciones a las que nos presentamos y gobernamos m? de 150 municipios de los 179 de la Comunidad, r?ord absoluto. Y creo que es importante decir que los nuevos l?eres se han forjado en el PP de Madrid: D?z Ayuso, Casado y Almeida. ?Casos de corrupci?? Por supuesto que puede haberlos, pero hay presunci? de inocencia, que es la clave de b?eda del Estado de Derecho.

 

Period?ticamente, ha quedado acreditado un trasfondo de envilecimiento p?lico en Lezo, P?ica o G?tel, ?no cree?

 

Cuando quede acreditado alg? delito judicialmente y haya alguna condena, yo les quitar?la presunci? de inocencia a Francisco Granados y a Ignacio Gonz?ez. Mientras tanto, no.

 

Al mirar atr?, entonces, ?no ve manchado su legado?

 

Bueno, yo dimit? Soy muy brit?ica en eso. Han detenido al se?r Gonz?ez, en el que yo ten? toda mi confianza, pues yo dimito, oiga, y que se investigue a fondo. Yo estoy muy dolida con Gonz?ez porque su hermano dijo al juez que hab? recibido 400.000 euros de una adjudicaci?. Eso me parece horrible, impresentable. Por eso no he hablado m? con Gonz?ez.

 

?Se arrepiente al menos de no haber sido m? vigilante?

 

Por supuesto que s? Tendr? que haber sido m? vigilante, pero yo no soy una polic?.

 

Hay una analog? con lo que dice el PP sobre Marlaska, por ejemplo: ?Si lo sab?, mal; y si no lo sab?, peor?.

 

Bueno, eso lo que dicen de m? claro. Que era tonta.

 

"Cayetana ha sido la mejor portavoz que ha tenido el PP"

 

Para Esperanza Aguirre, uno de los tres grandes ?errores t?ticos? de Pablo Casado fue cesar a Cayetana ?varez de Toledo como portavoz del PP en el Congreso. ?Le parece que el grupo parlamentario ahora funciona peor?

 

?En G?ova me dicen que el portavoz tiene que pastorear al grupo y yo creo que el portavoz lo que tiene que hacer es hablar en el Parlamento defendiendo los principios y los valores del partido?, responde. ?Y en esa defensa, Cayetana ha sido el mejor portavoz que ha tenido el partido jam?. Casado me dijo que ella no fue leal, pero tambi? es verdad que en G?ova le hicieron un poquito la cama?, agrega. ?Ha perdido el PP un trozo de su electorado al pasar ?varez de Toledo al segundo plano? ?Yo lo que s?es que si se diera la batalla ideol?ica como la daba Cayetana...?, ataja Aguirre. ?El PP ya no da esa batalla? ?Como ella, nadie?, zanja.

 

https://www.elmundo.es/espana/2021/09/12/613e57a0e4d4d801298b4586.html

 

 

AYUSO FRENTE A ALMEIDA: EN EL PP DE MADRID SUENAN TAMBORES DE GUERRA

 

El control del partido regional es clave para elaborar las candidaturas de 2023 y para la elecci? del futuro l?er nacional

 

Isabel D?z Ayuso lo quiere todo: la presidencia de la Comunidad y la del PP de Madrid. Esa ambici?, oficializada este viernes, ha puesto en guardia a Jos?Luis Mart?ez Almeida, alcalde de la capital, y al c?culo m? pr?imo a Pablo Casado. El PP de Madrid aporta un n?ero vital de afiliados y compromisarios para decidir qui? es el presidente nacional del partido. Liderarlo implica dise?r las listas electorales de la regi?. Y controlarlo permite influir en las cuitas internas de una formaci? que ya ha perdido dos elecciones generales con Casado como candidato. Una vez que D?z Ayuso ha mostrado sus cartas y lanzado su candidatura ??Cuento con el apoyo necesario?, dijo ayer, postul?dose por primera vez en p?lico?, en el PP suenan tambores de guerra. Y ello pese a que todav? no hay fecha para la batalla decisiva.

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel D?z Ayuso acude al acto de presentaci? oficial del parque tem?ico de Puy du Fou, a 10 de septiembre de 2021, en Toledo, Castilla - La Mancha (Espa?). Toledo acoge este viernes la presentaci? oficial del parque tem?ico de Puy du Fou. Este parque abri?sus puertas el pasado 27 de marzo con cuatro nuevos espect?ulos, cuatro poblados hist?icos, talleres de artesanos, mesones, casonas y 30 hect?eas de naturaleza. El proyecto espa?l inspirado en el parque franc?, que ha sido galardonado en dos ocasiones como 'Mejor Parque del Mundo', desembarc?en Espa? en agosto de 2019 con su primer gran espect?ulo nocturno: ?El Sue? de Toledo?.

Casado se prepara para la ola creciente de D?z Ayuso

 

?Ser presidente te da el control del partido, de la designaci? de senadores, de los compromisarios, de las listas... pero usar el argumento de que D?z Ayuso hace sombra a Casado es tener ganas de enredar?, dice un pol?ico del PP de los que tienen mando en plaza.

 

?Entre ellos hay muchos a?s de confianza. Su lealtad es a prueba de bombas?, a?de. ?Lo raro son los cambios de opini? de otros, como Teo. ?Ser?porque no pueden controlarla??.

 

Teo es Teodoro Garc?-Egea, el secretario general del PP. En primavera dijo que la neutralidad a la que obliga su puesto le imped? pronunciarse a favor de un candidato. En junio mostr?su ?total apoyo? a la hipot?ica candidatura de D?z Ayuso. Y este mi?coles defendi?el mantenimiento de la estructura vigente, con el poder institucional y el org?ico separados. ?El modelo actual funciona?, afirm?sobre una f?mula que evita concentrar en una misma persona todas las decisiones clave.

 

G?ova defiende que el poder institucional y el org?ico est? separados

 

Sin embargo, ya ha habido roces con la estructura presente, que tiene a D?z Ayuso en Sol, a Mart?ez-Almeida en Cibeles, y a P? Garc?-Escudero al frente del PP de Madrid, en la primera planta de G?ova. El equipo de la presidenta transmiti?al partido su desacuerdo con varias decisiones de la ?tima campa? electoral. A la propia D?z Ayuso le disgust?que la formaci? priorizara la filtraci? de que Toni Cant?ser? incluido en su lista sobre el anuncio de que el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, ser? su n?ero dos. Finalmente, la celebraci? de la victoria despert?tensiones: el entorno de la presidenta entendi?que al balc? de G?ova deb?n salir ?icamente D?z Ayuso y Casado, pese a que finalmente se unieron, entre otros, Garc?-Egea o Mart?ez-Almeida.

 

?Es cierto que ha habido tensi? entre los equipos [de Casado y D?z Ayuso], pero ha sido hacia abajo, la relaci? entre Pablo e Isabel se ha preservado?, asegura una fuente que les conoce bien a ambos.

 

?Hay que devolver la normalidad al partido?, defendi?ayer D?z Ayuso, que record?que los presidentes auton?icos de Andaluc?, Galicia, Castilla y Le? y Murcia tambi? lideran sus respectivas organizaciones regionales.

 

?Por qu?replicar ese modelo en Madrid est?provocando tantas tensiones? Por la necesidad de buscar ?equilibrios?, contesta un veterano del PP. O dicho de otra manera. La diferencia es que Madrid, con miles de militantes, es mucho Madrid: puede influir decisivamente en la elecci? del pr?imo presidente nacional del PP. Y D?z Ayuso, con su tir? popular, es mucha D?z Ayuso: si quisiera, en este momento, podr? aspirar a todo en el PP, reconocen todos en la formaci?. Pero el control org?ico del partido es el primer escal? que debe superar.

 

El hipot?ico asalto al poder nacional

 

El acceso de la baronesa a la presidencia del PP de Madrid producir? un c?tel explosivo que puede retrotraer al partido a los tiempos de Esperanza Aguirre, que en 2008 amag?con disputarle el poder a Mariano Rajoy. Aunque el sistema de elecci? ha cambiado desde entonces ?ahora hay una suerte de primarias indirectas?, el principio rector es el mismo. Liderar el partido en Madrid es condici? indispensable para un hipot?ico asalto al poder nacional que D?z Ayuso siempre ha descartado.

 

?Y el problema de que logre la presidencia del PP de Madrid es que ocurra como con Esperanza, que se confundan las dos partes, partido y gobierno, y que ambas queden a su servicio?, dice un pol?ico con mando en plaza, preocupado porque la hipot?ica concentraci? de poder acabe por encerrar a la l?er actual en un b?ker al que solo tengan acceso sus colaboradores m? cercanos.

 

Adem?, hay un sector del PP de Madrid que ve con inquietud que Miguel ?gel Rodr?uez, el poderoso jefe de gabinete de D?z Ayuso, gane capacidad de influencia para quitar y poner a quien quiera en las listas electorales de 2023. No hay mayor poder en un partido que decidir qui? tiene un sueldo p?lico, ni mayor dificultad para configurar equipos a medida de su l?er que tener que aceptar que las listas las haga otro. De ah?la referencia que incluy?D?z Ayuso el viernes, cuando anunci? su candidatura: ?El alcalde [Mart?ez-Almeida] va a tener todas las manos libres?.

 

Fue un intento de templar los ?imos. ?Dar?Mart?ez-Almeida el paso de competir con D?z Ayuso? Como n?ero tres de la formaci?, lo previsible es que haga lo que decida Casado, como ha hecho hasta ahora. Pero siempre ha defendido el modelo actual: un presidente dedicado exclusivamente al partido, y alejado del poder institucional, para mantener el equilibrio entre el Ayuntamiento y la Comunidad. En ese contexto, hay dirigentes que han jugueteado con la idea de impulsar la candidatura de la secretaria general del PP de Madrid, Ana Camins.

 

?Y tras el 4-M, los liderazgos de D?z Ayuso y Almeida, con todo lo bien que lo hace el alcalde, no son comparables?, intercede un partidario de la presidenta regional.

 

Quiz? por eso la direcci? nacional se ha dedicado a dejar pasar el tiempo para enfriar el asunto con un empe? que ha sorprendido a m? de uno en el PP. No hay fecha para el congreso de Madrid. Lo ?ico que se sabe es que previsiblemente ser?a mediados de 2022. Una decisi? que ha provocado molestar en la corriente ayusista del PP, donde no ven razones para postergar un c?clave pendiente desde la dimisi? de Cristina Cifuentes, que fue en 2018.

 

?No toca hablar del Congreso, queda mucho?, repiten desde la direcci? nacional, cuyos integrantes observan con desaz? que el debate sobre el futuro de D?z Ayuso est?opacando la convenci? nacional que organizar? el partido para relanzar a Casado, a finales de mes. Y que, adem?, coincide con el viaje oficial de la presidenta madrile? a Estados Unidos, programado desde hace meses.

 

El l?er, mientras tanto, no se pronuncia. A lo m?imo que ha llegado ha sido a equiparar la val? de D?z Ayuso y de Mart?ez-Almeida en un desayuno informativo, el mi?coles pasado. Una forma de dejar abierta la puerta a que el regidor compita por el puesto, o a buscar una alternativa para la que quiz? necesita m? tiempo.

 

?Pablo ha sido muy generoso, se ha quitado de en medio, y se lo ha dado todo a Isabel?, describi?una fuente sobre la pasada campa? electoral, en la que Casado le cedi?el papel protagonista a D?z Ayuso. ?Pero ya est? precis?este interlocutor, dando por concluida la etapa en la que la estructura nacional de la formaci? ha estado al servicio de la candidata. Y sobre el momento dulce de D?z Ayuso frente a Casado, advirti? ?Esto es as?ahora, pero no lo ser?eternamente?.

 

Mientras, D?z Ayuso mide los tiempos. Con Casado enfocado en la convenci? nacional, y D?z Ayuso concentrada en sacar adelante sus primeros Presupuestos para la Comunidad de Madrid, el PP contiene el aliento.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-09-11/ayuso-frente-a-almeida-en-el-pp-de-madrid-suenan-tambores-de-guerra.html

 

AYUSO PLANEA UNA GIRA POR EEUU A FINALES DE SEPTIEMBRE, COINCIDIENDO CON LA CONVENCI? DEL PP

 

Fuentes cercanas a Ayuso afirman que "har?todo lo posible" para llegar al ?timo d? de la convenci?, el 3 de octubre en Valencia.

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel D?z Ayuso, prepara una gira por Estados Unidos para la ?tima semana de septiembre, coincidiendo con la Convenci? del PP, aunque "har?todo lo posible" para llegar al ?timo d? del c?clave.

 

Desde la Puerta del Sol trabajan en un viaje que busca posicionar a la Comunidad entre inversores y otros referentes norteamericanos y potenciar la marca Madrid, han informado a Europa Press fuentes de su entorno.

 

As? esta gira podr? coincidir con el principio de la Convenci? Nacional del PP, que se celebrar?en Valencia los d?s 2 y 3 de octubre, aunque la dirigente madrile? intentar?llegar para el gran acto final que tendr?lugar en la Plaza de Toros.

 

Presidir el PP de Madrid

 

El viaje de la presidenta y la Convenci? del PP llegan en pleno debate por el liderazgo del PP de Madrid, despu? de que la presidenta madrile? diese un paso adelante y confirmase que presentar?su candidatura para presidirlo en el Congreso Regional de 2022.

 

Ayuso ha reivindicado su candidatura para presidir el PP en la regi?, asegurando que el PP madrile? es el ?ico donde el presidente no es el candidato a la Comunidad Aut?oma. "Y quiero dejar claro que si soy presidenta, el alcalde de Madrid tendr?las manos libres para hacer el trabajo que est?haciendo", ha rematado.

 

El secretario general del PP, Teodoro Garc? Egea, hab? trasladado p?licamente a principios de junio su total apoyo a la presidenta, un "activo de primer orden" en el partido que "en dos a?s ha conseguido darle la vuelta a la tortilla", pero el presidente del PP, Pablo Casado, sorprendi?esta misma semana cuando sit? al alcalde de Madrid, Jos? Luis Mart?ez-Almeida, en la batalla.

 

"Tendr? que ser los militantes los que decidan y en la sala hay dos militantes muy cualificados que saben que van a tener mucho peso", manifest?en un desayuno informativo. Por su parte, el regidor indic? que tomar?una decisi? "cuando se acerque" la fecha del congreso.

 

https://www.elespanol.com/espana/madrid/20210910/ayuso-eeuu-finales-septiembre-coincidiendo-convencion-pp/610939654_0.html

 

 

AYUSO LANZA UN ?DAGO Y SE POSTULA COMO L?ER DEL PP DE MADRID: ?HAY QUE DEVOLVER LA NORMALIDAD AL PARTIDO?

 

La presidenta regional promete ?manos libres? al alcalde de la capital, Mart?ez-Almeida

 

Isabel D?z Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha admitido este viernes por primera vez en p?lico que aspira a liderar el PP de Madrid. ?Hay que devolver la normalidad al partido?, ha dicho la l?er conservadora en referencia a que todos los barones territoriales de su formaci? presiden las respectivas organizaciones auton?icas. Sin embargo, el PP de Madrid est?liderado interinamente por P? Garc?-Escudero desde que Cristina Cifuentes dej?el cargo, en 2018 y como consecuencia del caso m?ter. Una situaci? que D?z Ayuso aspira a cambiar, lo que aumentar? su poder interno y cimentar? el ayusismo como corriente dentro del PP de Pablo Casado.

 

?El PP de Madrid es el ?ico partido cuyo presidente auton?ico o candidato a la presidencia no es a la vez el presidente [de la organizaci?]?, ha argumentado D?z Ayuso tras reunirse en Toledo con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano Garc?-Page. ?Hay que devolver la normalidad al partido?, ha a?dido la presidenta de la Comunidad, en cuyo entorno molesta que no haya fecha a? para el congreso que decidir? la presidencia, y que en principio ser?postergado hasta mediados de 2022. ?Cuento con el apoyo necesario?, ha seguido. ?Si lo soy [presidenta], el alcalde [Jos?Luis Mart?ez-Almeida] tendr?las manos libres para seguir haciendo su excelente trabajo?.

 

No ha sido una referencia menor. El l?er popular que ve con m? suspicacias un hipot?ico ascenso de D?z Ayuso es Mart?ez-Almeida. El regidor de la capital siempre ha defendido que el mejor modelo para el PP de Madrid es el actual, en el que el poder org?ico y el institucional quedan separados. De hecho, en la ?tima semana, Almeida ha insistido en que era precipitado hablar de un congreso que ser?en primavera. ?No voy a hablar del tema porque no toca y porque el congreso es el a? que viene?, dijo en una entrevista en EL PA?. ?Creo, sinceramente, que los madrile?s lo que quieren del alcalde es que me centre en resolver sus problemas y no tanto en cuestiones org?icas internas?.

 

Una tercera v?

 

En todo caso, tanto el alcalde como otros dirigentes del PP han alentado desde el principio la posibilidad de una tercera v? que podr? encarnar la actual secretaria general del PP de Madrid, Ana Camins.

 

Una opci? sobre la que la direcci? nacional de Pablo Casado no se ha pronunciado, dejando abierta la puerta a candidaturas alternativas a la de D?z Ayuso, puesto que el l?er nacional ha llegado a equiparar esta semana la val? de la presidenta regional y del alcalde como potenciales aspirantes al puesto.

 

De ah?el ?dago de D?z Ayuso: este viernes por fin ha anunciado en p?lico que quiere liderar el PP de Madrid, como Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, que se convirtieron en contrapesos y alternativas a la direcci? de Mariano Rajoy gracias a que reunieron el poder org?ico e institucional en sus manos.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-09-10/ayuso-lanza-un-ordago-y-se-postula-como-lider-del-pp-de-madrid-hay-que-devolver-la-normalidad-al-partido.html

 

 

CAYETANA ?VAREZ DE TOLEDO: "AYUSO MERECE SER PRESIDENTA DEL PP DE MADRID, NO ENTIENDO POR QU?ALMEIDA SE HA METIDO EN ESTE L?"

 

La que fuera en su d? flamante fichaje de Pablo Casado y luego defenestrada de su cargo de portavoz parlamentaria del PP, Cayetana ?varez de Toledo, ha lanzado un recado hoy a la c?ula de G?ova. La diputada "rasa" se sit? sin fisuras junto a Isabel D?z Ayuso para que esta llegue a ser presidenta de la organizaci? en Madrid, una carrera en la que Pablo Casado ha puesto a competir tambi? al alcalde de Madrid, Jos?Luis Mart?ez-Almeida.

 

"Hay que darle a Ayuso la oportunidad de presentarse ante los militantes y de ganar con toda claridad como lo merece. No entiendo muy bien por qu? Almeida, que es un magn?ico alcalde al que yo aprecio mucho, se ha metido en este l?", ha dicho la diputada en la Cadena SER.

?varez de Toledo dice no entender "las peleas internas" que se est? produciendo estos d?s.

"Visto desde la condici? de diputada rasa no entiendo muy bien qu?est? pasando y adem? en un momento en que hay que centrarse en lo esencial".

 

En su opini?, todo esto forma parte de las "peque?simas e ?fimas batallas de poder interno y las pulsiones m? peque?s de los pol?icos y los celos y las rivalidades. Son simplemente pulsiones peque?s y a veces autodestructivas, que hay que por supuesto aparcar y superar".

Finalmente ha a?dido: "En el PP tenemos una deuda con Ayuso. Convirti? la desmoralizaci? en esperanza. ?Por qu?va a ser ella la excepci?? ?Por qu?no va a tener derecho ella a presidir el PP de Madrid cuando otros l?eres s?lo hacen en sus territorios?".

 

https://www.eldiario.es/sociedad/ultima-hora-coronavirus-actualidad-politica-9-de-septiembre_6_8285351_1076922.html

 

 

CASADO TEME QUE UN PP DE MADRID CONTROLADO POR AYUSO CONDICIONE TODO SU LIDERAZGO

 

El l?er del PP sigue prefiriendo dejar el partido en la Comunidad de Madrid en manos de Ana Camins, fuera del control de Isabel D?z Ayuso

 

Pero ya prepara a Mart?ez-Almeida para hacerle frente despu? de que la presidenta haya anunciado que va a pelear por el puesto

 

La vocaci? nacional de la presidenta madrile? se ha convertido en m? de una ocasi? en un dolor de cabeza para el l?er del PP, que no quiere que nadie le haga sombra en la recta final de la legislatura

 

Todav? no han comenzado las hostilidades, pero Pablo Casado ya est? moviendo sus fichas para responder a la jugada de la presidenta de Madrid de trasladar a la prensa su decisi? de presentar candidatura para hacerse con la presidencia del PP de Madrid, una de las marcas territoriales m? importantes de los conservadores, tanto por n?ero de militantes como por capacidad de influencia en la pol?ica nacional.

 

De momento son s?o tomas de posici?, pero anticipan el escenario que ambos tendr? que afrontar cuando se celebre el congreso del partido en la Comunidad de Madrid, previsto para los primeros meses de 2022. Casado y Ayuso hacen gala desde hace tiempo de mantener una magn?ica relaci? personal pero no es ning? secreto que la vocaci? nacional de la presidenta madrile? se ha convertido en m? de una ocasi? en un dolor de cabeza para el l?er del PP, necesitado como est?por reforzar su liderazgo para intentar disputar a Pedro S?chez la presidencia del Gobierno en las elecciones de 2023. Como cuando Ayuso se atrevi?a cuestionar su autoridad emplazando al rey Felipe de Borb? a no firmar los indultos a los dirigentes pol?icos y sociales catalanes condenados por el proc?.

 

Ayuso tiene una proyecci? en una parte de la derecha medi?ica y en amplios sectores de los votantes de Vox que Casado no tiene. Y su victoria en las elecciones de Madrid del pasado 4 de mayo no hizo sino reforzar su fortaleza dentro del partido y por tanto sus opciones de hacerse tambi? con el control del PP en una Comunidad en la que muy a menudo ese puesto y la jefatura del Gobierno auton?ico han estado separados.

 

Esa es, en principio, la prioridad de Casado y su equipo, al frente del cual est?su n?ero dos, Teodoro Garc? Egea. A G?ova le gustar? situar al frente del PP a la actual secretaria general, Ana Camins, una dirigente de absoluta confianza del aparato nacional perfecta para hacer de cortafuegos dentro del partido a las ambiciones nacionales de Ayuso.

 

Una elecci? que adem? servir? para dar continuidad a la actual direcci?, encabezada por P? Garc? Escudero y nacida de la gestora que hace tres a?s se hizo cargo de la organizaci? cuando Cristina Cifuentes abandon? todos sus cargos despu? de la difusi? de un v?eo de un hurto en unos grandes almacenes cometido en 2011.

 

La soluci? ser? perfecta para Casado si no fuera porque la presidenta de Madrid acaba de anunciar, a trav? de su entorno, su decisi? de presentar candidatura a la presidencia del PP de Madrid en el pr?imo Congreso. Un anuncio que no s?o cuestiona las preferencias de G?ova sino la estrategia de Casado de enterrar ese asunto al menos hasta despu? de la convenci? que tendr?lugar en octubre y que su partido lleva meses preparando cuidadosamente para relanzar el proyecto pol?ico del PP como alternativa de todo el centroderecha al actual Gobierno de PSOE y Unidas Podemos.

 

El propio Casado, interpelado sobre si est?dispuesto a ofrecer su apoyo a la candidatura de Ayuso, evit?este lunes d?selo. ?Tendr? que decidir los militantes de Madrid?, respondi? inc?odo, en un acto al que asist?n la presidenta de Madrid y el alcalde de la capital, Jos?Luis Mart?ez-Almeida. ?En la sala tenemos a dos militantes muy cualificados?, acert?a decir Casado, poniendo al regidor madrile? en el disparadero como alternativa a Ayuso, ?que saben que van a tener mucho peso en esa decisi?. La direcci? nacional no tiene que meterse en esos procesos?, se justific?

 

Lo cierto es que G?ova no quiere ni o? hablar de este tema. Planean poner todos los focos sobre Casado y la convenci?. Por eso ha encajado mal que Ayuso, justo ahora, haya movido ficha. As?que sus dirigentes, con Garc? Egea a la cabeza, trasladan el mensaje de que la vida interna de los partidos no interesa a los ciudadanos, preocupados por cosas como el recibo de la luz o la crisis econ?ica provocada por la pandemia.

 

Almeida como recurso

 

Su objetivo sigue siendo la f?mula Camins, pero para el caso de que la presidenta de Madrid decida echarle un pulso, como ha hecho saber a trav? de su entorno, Casado ya ha tomado posiciones situando a Almeida en la carrera electoral org?ica. El alcalde de la capital, cuya popularidad no ha hecho m? que crecer en la ciudad desde que se hizo con el bast? de mando y que goza de la simpat? de gran parte de los militantes conservadores de la Comunidad, es el ?ico dirigente capaz de desafiar de t?a t?a Ayuso en un combate pol?ico por la presidencia del PP madrile?. Y nunca ha negado que vaya a entrar en la disputa. Todo lo m? se la limitado a se?lar que ?de momento? ?no toca? hablar del asunto. Muy en l?ea con las consignas de G?ova, se ha negado reiteradamente a respaldar los deseos de Ayuso de hacerse con la presidencia del partido en Madrid.

 

No obstante, fuentes del PP insisten en que todo est?abierto. Casado no puede correr el riesgo de perder un pulso con Ayuso que erosionar? su liderazgo a un a? de las elecciones generales, as?que nadie descarta que acabe cediendo si cree que puede perder el envite. Pero el l?er conservador tampoco quiere que el control del aparato org?ico de Madrid sirva a la presidenta madrile? para consolidarse en la escena pol?ica nacional. Todo el mundo en el PP recuerda c?o Esperanza Aguirre utiliz? su poder org?ico ?y apoyo de la vieja guardia de Jos?Mar? Aznar? para enfrentarse a Mariano Rajoy, hasta el punto de atreverse a desafiar su poder en el congreso que el partido celebr?en Val?cia en 2008.

 

De nuevo aqu? el papel de Aznar puede resultar fundamental. El expresidente subraya sus simpat? por Ayuso tanto como regatea el respaldo a Casado. La presidenta de Madrid, de acuerdo con los criterios del responsable de la Fundaci? FAES, ya ?se ha ganado sus galones?, cosa que el presidente del PP todav? no ha conseguido.

 

El resultado del congreso de Madrid y el rol que desempe? Ayuso es de gran importancia no s?o para la imagen de Casado de cara a las elecciones sino, de acuerdo con los analistas consultados por infoLibre, para lo que pueda pasar despu? de ellas en el caso de que el PP no sea capaz de ser investido presidente del Gobierno. Ser? entonces cuando el liderazgo de Casado, tras tres fracasos electorales consecutivos, abrir? de nuevo en el PP el debate sobre su continuidad al frente del partido.

 

Mart?ez-Almeida ya advirti?a finales de mayo, en plena fiebre ayusista tras la victoria de Madrid, que ? es contrario a que Ayuso se haga con la presidencia del partido. ? prefiere una f?mula como la que representa Camins porque, argument?entonces para enfado de los partidarios de la presidenta, de ese modo Ayuso podr?dedicarse ?al 100%? a sus tareas de gobierno.

 

En la misma l?ea, Garc? Egea subray?esta semana en una entrevista concedida a Antena 3 que el modelo de bicefalia actual del PP en Madrid, que separa la presidencia del partido y la presidencia de la Comunidad, ?ha funcionado?. Y advirti? ?Sin partido no hay Gobierno? y cuando el PP se ha olvidado de sus principios, ha acabado sin partido y sin Gobierno. Una distancia con Ayuso muy reveladora, sobre todo teniendo en cuenta que hace s?o dos meses el n?ero dos de Casado mostr? en una entrevista en La 1, su ?total apoyo? a Ayuso como presidenta del PP de Madrid.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/09/10/casado_maniobra_para_evitar_que_madrid_dirigido_por_una_ayuso_todopoderosa_condicione_liderazgo_124324_1012.html

 

 

G?OVA MANIOBRA PARA QUE AYUSO NO 'SE COMA' A CASADO

 

G?ova intenta neutralizar a la presidenta de la Comunidad para que no concentre todo el poder del partido

 

Se explora una tercera v? que evite un choque entre Ayuso y Almeida

 

Lunes 30 de agosto. Isabel D?z Ayuso re?e en La Casita del Canal a todo su gobierno en un encuentro de trabajo para preparar el curso pol?ico. La presidenta se centra en la gesti? de su ejecutivo y no comenta sus intenciones. La voluntad de Ayuso de optar a la presidencia del PP se aire?y confirm?un d? despu? desde su c?culo m? pr?imo. Su consejero portavoz se enter?de las intenciones de Ayuso en los pasillos de la SER y la noticia desat?el nerviosismo y la tensi? interna de un partido, el PP de Madrid, en manos de una direcci? interina desde la salida forzosa de Cristina Cifuentes hace ya m? de tres a?s.

 

El debate no es casual y Ayuso lo abre intencionadamente en su mejor momento pol?ico. Plet?ica tras el triunfo electoral de 4-M y con todas las miradas puestas en su figura, la presidenta da un paso que rompe la aparente tranquilidad de una carrera pendiente pero aparcada por G?ova, 13, donde algunos sectores pr?imos a Pablo Casado desconf?n de los movimientos en clave nacional que pueda estar perge?ndo Miguel ?gel Rodr?uez, jefe de gabinete y estratega de cabecera de Isabel D?z Ayuso.

 

El temor en el PP es doble. El primero, la inestabilidad que provocan estos procesos en cualquier formaci? y el segundo, que Ayuso y su equipo, traten de aprovechar el tir? para concentrar todo el poder del PP de Madrid, cerrando el paso a otras sensibilidades. Las intenciones de Ayuso han removido esos temores. La reacci? m? airosa -y tambi? la menos disimulada- la protagoniz?el alcalde Jos?Luis Mart?ez-Almeida: "El partido est?en buenas manos con Ana Camins y Pio Garc? Escudero. Los madrile?s no van a entender que estemos m? preocupados por el futuro del partido que por el futuro suyo".

 

Almeida nunca expres?sus deseos de optar por la presidencia del PP de Madrid pero tampoco se hab? descartado. A Almeida le incomoda esa hipot?ica batalla. El pasado martes, durante un desayuno informativo, Pablo Casado intent?neutralizar el movimiento de Ayuso pero ech?m? le? a la caldera al insinuar que en Madrid hay dos personas, Almeida y Ayuso, que tendr? mucho que decir en ese proceso.

Fuentes del PP de Madrid aseguran a Radio Madrid que Ayuso ?se precipit? abriendo un mel? que no tocaba?. ?Va por libre, se ha lanzado y se ha llevado un portazo que no esperaba?.

 

La tercera v?: evitar la confrontaci? Ayuso/Almeida

 

La soluci? en la que piensa G?ova es la de una tercera v?. Es decir, optar por una figura como Ana Camins, actual secretaria general del PP de Madrid, que evitar? una confrontaci? directa entre la presidenta de la Comunidad y el alcalde de la capital.

 

La apertura de esa v? -se concrete o no en una candidatura alternativa- ser? clave para frenar la temida omnipresencia de Ayuso. Destacadas voces del partido en Madrid aseguran que ?durante este a? o se arreglan las relaciones entre Ayuso y Almeida y se pacta algo de consenso, o una tercera v? tiene mucha fuerza porque el PP de Madrid no se puede permitir una bronca como las de anta?". Nadie quiere reeditar aquellos hist?icos enfrentamientos entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallard?, que acabaron con el entonces alcalde de la ciudad amagando primero y retirando despu? una candidatura alternativa con su vicealcalde Manuel Cobo.

 

Aquella guerra la gan?Esperanza, quien concentr?todo el poder del partido y del gobierno hasta que dej?la Puerta del Sol en 2012.

 

https://cadenaser.com/emisora/2021/09/08/radio_madrid/1631114793_637667.html

 

 

TAMBORES DE GUERRA EN EL PP DE MADRID: ALMEIDA NO DESCARTA PRESENTARSE CONTRA AYUSO

 

El alcalde de la capital ha asegurado que tomar?una decisi? "cuando se acerque el congreso"

   

El portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, Jos?Luis Mart?ez-Almeida, ha se?lado este martes que "en estos momentos" no tiene previsto competir contra la presidenta regional, Isabel D?z Ayuso, por la Presidencia del PP de Madrid, pero ha apuntado que lo decidir?"cuando se acerque el congreso".

 

"Para el congreso quedan 9 meses. En estos momentos no tengo previsto, y las decisiones se tomar? cuando se acerque el congreso", ha manifestado el primer edil madrile? tras acudir a un desayuno informativo del l?er del PP, Pablo Casado. Sobre la postura de neutralidad de Casado, Mart?ez-Almeida ha indicado que "lo an?alo es que se hubiera pronunciado".

 

Desde que se dio a conocer que Isabel D?z Ayuso presentar? su candidatura para liderar el partido en la regi?, el alcalde ha mantenido que "no toca hablar" de ello hasta que se convoque el congreso de la formaci?, que est?en este momento en "muy buenas manos", en referencia a P? Garc? Escudero y Ana Cam?s.

 

Fue en mayo, tras la festividad de San Isidro, cuando Mart?ez-Almeida afirm?que no contemplaba "por el momento" presentarse para presidir el PP de Madrid y a?d? que todav? era prematuro abordar la cuesti?.

 

Tras la salida de la exdirigente Cristina Cifuentes en 2018 por el 'caso M?ter' el PP madrile? ha estado presidido por P? Garc?-Escudero y cuenta ahora con la diputada auton?ica Ana Cam?s como secretaria general.

 

Ayuso, afiliada al PP desde su juventud, ha estado siempre ligada al proyecto del partido de la regi? y antes de ser nombrada candidata a presidir la Comunidad en 2019 desempe?ba el cargo de portavoz del partido.

 

https://www.elplural.com/politica/espana/tambores-guerra-pp-madrid-almeida-no-descarta-presentarse-ayuso_274038102

 

 

CASADO METE A ALMEIDA EN LA PUGNA POR EL LIDERAZGO DEL PP DE MADRID TRAS ANUNCIAR AYUSO QUE OPTAR?A LA PRESIDENCIA

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel D?z Ayuso, confirm?hace una semana que se presentar? a las primaras; mientras el alcalde de Madrid, Jos?Luis Mart?ez-

 

Todav? quedan meses para las primarias que decidir? el liderazgo del PP de Madrid, pero los nombres que disputar? esa Presidencia ya empiezan a estar sobre la mesa. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel D?z Ayuso, se adelantaba la pasada semana filtrando a la prensa que dar? la batalla por esa cotizada plaza. Hoy ha sido el l?er del PP, Pablo Casado, quien ha metido al alcalde de Madrid, Jos?Luis Mart?ez Almeida, en la ecuaci?, a pesar de que ni ? mismo ha querido todav? confirmar que vaya a presentarse. "En la sala hay dos militantes muy cualificados que saben que van a tener mucho peso", respond? Casado a la pregunta de a cu? de los dos apoya para esta misi? en un desayuno informativo.

 

Ayuso volv? el pasado mi?coles despu? de casi un mes de vacaciones con la noticia de que va a disputar el poder del PP madrile?. Es una de las plazas m? importante para el PP. Quien se haga con la presidencia controlar?el partido y decidir?las listas de las auton?icas y municipales de dentro de dos a?s. Las listas son tambi? el palo y la zanahoria para comprar voluntades dentro de una formaci?.

 

El paso al frente de la presidenta madrile?, sin previo aviso a su partido, no ha recabado los apoyos p?licos deseados. Tampoco el del l?er de su partido. Pablo Casado ha evitado este martes posicionarse a favor de la dirigente madrile? asegurando que "no toca" hablar de ello" y que en cualquier caso no debe posicionarse en un proceso interno de primarias. Casado ha colocado adem? a Almeida como uno de los posibles, pese a que el alcalde de Madrid haya querido confirmarse como candidato.

 

"Nunca he opinado de los procesos internos y hay un calendario", comenzaba Casado su intervenci? sobre esta cuesti?, dejando caer de nuevo que a? no es el momento de abrir ese mel? pese a que Ayuso lo hizo hace una semana. "Tendr? que ser los militantes los que decidan y en la sala hay dos militantes muy cualificados que saben que van a tener mucho peso", continuaba situando a Almeida en el proceso interno.

 

Este lunes en una entrevista en la Cadena Ser, el alcalde de Madrid esquivaba la pregunta de si dar?ese paso a liderar el partido a nivel regional. "Ahora no toca", fue la ?ica respuesta para no responder de forma clara a la cuesti?. Tambi? reconoc? que Ayuso no le avis?de que dar? a conocer sus intenciones. Hace una semana, cuando la presidenta madrile? se postul? el alcalde de Madrid evit?respaldarla en p?lico y asegur? que el partido ya est?en "muy buenas manos", en referencia a la actual direcci? de P? Garc? Escudero y Ana Camins de los que dijo, "hacen un gran trabajo" y a los que atribuy?los resultados electorales de mayo.

 

https://www.eldiario.es/madrid/casado-mete-almeida-pugna-liderazgo-pp-madrid-anunciar-ayuso-optara-presidencia_1_8278566.html

 

 

ISABEL D?Z AYUSO SER?CANDIDATA A LIDERAR EL PP MADRILE?

 

La presidencia madrile? vive en la interinidad desde hace tres a?s cuando G?ova design?a P? Garc? Escudero en sustituci? de Cristina Cifuentes a ra? del caso M?ter

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel D?z Ayuso, ha tomado ya la decisi? de presentar su candidatura para liderar el Partido Popular madrile?, que el pr?imo a? renovar?su direcci?, tras cuatro a?s de relativa interinidad.

 

Fuentes presidenciales han confirmado la intenci? de D?z Ayuso de asumir la presidencia del partido, que est?en manos de P? Garc?-Escudero desde 2018, cuando G?ova le design?presidente en sustituci? de Cristina Cifuentes, que hab? dimitido de sus cargos a ra? del Caso M?ter.

 

Esta decisi? viene a confirmar los rumores que desde comienzo de a? situaban a la jefa del Ejecutivo madrile? en la carrera interna si bien Ayuso aparc?la decisi? por su inesperada decisi? de convocar elecciones la pasada primavera.

 

 Esta indecisi? motiv?que la propia direcci? nacional del partido ostentada por Pablo Casado evitara dar un respaldo expl?ito a D?z Ayuso argumentando que el Ayuntamiento capitalino, en manos del tambi? portavoz nacional, Jos?Luis Mart?ez-Almeida, tambi? tiene un peso importante en la formaci? a nivel regional.

 

No fue hasta junio cuando el secretario general, Teodoro Garc? Egea, s? expres?su apoyo directo en una entrevista. Concretamente en Televisi? Espa?la, y preguntado sobre si la presidencia del PP madrile? por parte de Ayuso puede provocar un desequilibrio respecto al otro peso pesado, el Ayuntamiento de Madrid, D?z Egea se?l?que "la gente suele liderar un territorio para llegar a un gobierno" y, en Madrid, D?z Ayuso hab? dado "la vuelta a la tortilla" en dos a?s.

 

El alcalde de Madrid, Jos?Luis Mart?ez-Almeida, nombrado el pasado verano portavoz nacional del PP, ha descartado reiteradamente su candidatura a la presidencia y ha abogado p?licamente por una tercera v?, donde este cargo no fuese ostentado ni por la presidenta ni por el regidor de la capital, sino por un tercero.

 

O tercera, puesto que en las quinielas figuraba Ana Camins, actual secretaria general del PP de Madrid y persona de total confianza del l?er nacional del partido. El congreso para renovar el liderazgo de Madrid se celebrar?en todo caso en el primer semestre de 2022.

 

https://www.lavanguardia.com/politica/20210831/7691934/diaz-ayuso-candidata-pp-madrid.html

 

Volver

?Copyright. 1998 - 2021. www.losgenoveses.net, los herederos de www.aznar.net. Ning? derecho reservado. Aqu?es todo de gratis y sin comisiones ( P?ina dise?da para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 p?eles )