CASO GÜRTEL :  MARIANO RAJOY BREY , un testigo en diferido

 

las noticias, a día 

CINCO PREGUNTAS PARA EL TESTIGO RAJOY

SÁNCHEZ EXIGE AL PRESIDENTE QUE "POR PRIMERA VEZ EN SU VIDA DIGA LA VERDAD" SOBRE 'GÜRTEL'

RAJOY ECHA MANO DE LOS ABOGADOS DEL PP PARA PREPARAR SU DECLARACIÓN ANTE LA AUDIENCIA NACIONAL POR LA GÜRTEL

EL TIC-TAC DE RAJOY: 2 DÍAS RECLUIDO PARA PREPARAR SUS RESPUESTAS AL JUEZ

EL TRIBUNAL GÜRTEL NO ACLARA DÓNDE SE SENTARÁ RAJOY: ¿EVITARÁ LA 'FOTO' DEL BANQUILLO?

EL PRESIDENTE DE LA AUDIENCIA NACIONAL QUIERE RECIBIR A RAJOY EN EL JUICIO 'GÜRTEL'

EL PP AVISA DE QUE RAJOY VA A TENER "MUY POCO QUE APORTAR" COMO TESTIGO EN EL 'CASO GÜRTEL'

LA ESTRATEGIA DEL PP ANTICIPA QUE RAJOY ALEGARÁ ANTE EL TRIBUNAL DE 'GÜRTEL' QUE DESCONOCE LOS HECHOS INVESTIGADOS

BÁRCENAS ECHA UN CABLE A RAJOY: VE UN “DESPROPÓSITO” QUE LE LLAMEN A DECLARAR

LA AUDIENCIA NACIONAL OBLIGA A RAJOY A IR AL JUICIO DE GÜRTEL A DECLARAR

"NUNCA ME SENTIRÉ INCÓMODO POR COLABORAR CON LA JUSTICIA, ES MI DEBER COMO PRESIDENTE Y COMO CIUDADANO Y LO HAGO ENCANTADO

LA PETICIÓN DE PLASMA DE RAJOY ES “RIDÍCULA, UNA BURLA, IRRISORIA Y MENDAZ”

EL GOBIERNO JUSTIFICA LA PETICIÓN DE RAJOY PARA DECLARAR EN JULIO ANTE EL TRIBUNAL DE LA GÜRTEL CON SU "AGENDA INTERNACIONAL"

RAJOY PIDE DECLARAR POR VIDEOCONFERENCIA EN EL JUICIO DE 'GÜRTEL' PARA AHORRAR RECURSOS PÚBLICOS

EL PSPV RECLAMA AL TRIBUNAL GÜRTEL QUE RAJOY DECLARE EN LA MISMA AUDIENCIA NACIONAL

RAFAEL HERNANDO: “PODRÍAN LLAMAR A DECLARAR A RAJOY O AL PAPA DE ROMA

EL PP PIDE AL TRIBUNAL QUE RAJOY DECLARE POR PLASMA EN EL JUICIO GÜRTEL

RAJOY DECLARARÁ ANTE EL TRIBUNAL EN LA FECHA QUE SE AJUSTE A SU AGENDA

ADADE ACUERDA DENUNCIAR A RAFAEL HERNANDO POR ATENTAR CONTRA SU HONOR

ADADE PIDE AL TRIBUNAL DE LA GÜRTEL QUE RAJOY SEA INTERROGADO EN SU DESPACHO DE MONCLOA

EL PRESIDENTE DEL TRIBUNAL SUGIERE QUE RAJOY DECLARE POR VIDEOCONFERENCIA PARA EVITAR "EXPOSICIÓN PÚBLICA"

HISTORIA DE ADADE, LA ACUSACIÓN QUE SIENTA A RAJOY EN EL 'BANQUILLO DE LOS TESTIGOS'

RAJOY VE AHORA “DE PURA NORMALIDAD” ACUDIR A DECLARAR COMO TESTIGO EN GÜRTEL

EL PP ARREMETE CONTRA EL JUEZ DE LA AUDIENCIA NACIONAL Y CONTRA EL PSOE

LOS CINCO MOTIVOS PARA CITAR A MARIANO RAJOY EN EL JUICIO A LA TRAMA GÜRTEL

RAJOY TIENE QUE DECLARAR DE FORMA PRESENCIAL: POR VIDEOCONFERENCIA O EN SU DESPACHO

EL PP, EN ESTADO DE 'SHOCK' TRAS LA CITACIÓN DE MARIANO RAJOY EN EL JUICIO DEL CASO GÜRTEL

EL PP VE EN LA DECISIÓN DE CITAR A RAJOY UN "ABUSO DE DERECHO" Y DESCALIFICA A LA ACCIÓN POPULAR

MARIANO RAJOY TENDRÁ QUE DECLARAR COMO TESTIGO EN EL JUICIO DEL CASO GÜRTEL

RAJOY TESTIFICARÁ EN EL JUICIO DE GÜRTEL PESE AL RECHAZO DE LA FISCALÍA

LA ACUSACIÓN POPULAR PIDE AL TRIBUNAL DE 'GÜRTEL' QUE LLAME A DECLARAR A RAJOY COMO A TODOS LOS QUE FUERON 'NÚMERO 2' DEL PP

UNA ACUSACIÓN POPULAR PIDE QUE RAJOY DECLARE EN EL JUICIO GÜRTEL


CINCO PREGUNTAS PARA EL TESTIGO RAJOY

Las principal acusación popular de 'Gürtel', Adade, mantiene en secreto su interrogatorio, pero sobre la mesa hay cuestiones como por qué el PP no denunció cuando supo que Correa "estaba utilizando el nombre del partido"

Ocho años después del estallido del caso subsiste la incógnita de por qué una formación tan jerarquizada permitió que la trama siguiera trabajando a destajo en Madrid y Valencia

El contenido del interrogatorio al que este miércoles deberá someterse Mariano Rajoy, el primer presidente de la historia de España llamado como testigo en un juicio penal, justo aquel donde se dirime el mayor caso conocido de presunta corrupción, es probablemente el secreto mejor guardado en los 30 años de vida de Adade. Es decir, de la asociación de abogados próxima al PSOE que ejerce la acusación popular más activa de las tres presentes en el juicio de Gürtel y a instancias de cuyo principal letrado en el proceso, José Mariano Benítez de Lugo, ordenó el tribunal que Rajoy preste declaración: no como jefe de Gobierno sino "como un ciudadano español" y por su condición de dirigente del PP durante el periodo íntegro sujeto a examen en este proceso, 1999-2005. Pero aunque el cuestionario de Adade permanezca casi o literalmente bajo llave, sobre la mesa hay cinco preguntas básicas. Y las cinco siguen sin respuesta pese al tiempo transcurrido desde que en febrero de 2009 estalló el caso.

La primera podría resumirse así: por qué el líder del PP no dio instrucciones de acudir a la justicia cuando, según su propia narración, decidió prescindir en 2004 de los servicios de Correa tras ser informado de que "estaba utilizando el nombre del partido".

Por conexión con la precedente, le seguiría esta: ¿por qué, tras "prescindir" de Correa como organizador de actos del PP nacional, nadie dio instrucciones a las potentes organizaciones territoriales de Madrid y Valencia, donde el partido seguía gobernando, para que vetaran también al empresario?

El tercer interrogante no toma como línea de partida el año 2004, fecha del ascenso de Rajoy a la cúpula del PP tras la derrota electoral conservadora, sino como punto de llegada. Y cabría condensarlo del siguiente modo: ¿qué relación existió entre Rajoy y Correa, si verdaderamente la hubo, durante el periodo en que el hoy presidente, con responsabilidades en la sala de máquinas del PP desde 1990, dirigió la campaña que proporcionó a Aznar la victoria inaugural de 1996 y más tarde una compacta mayoría absoluta en 2000? Ese segundo momento coincidió con una etapa de esplendor para las empresas de Correa bajo el paraguas del PP. Según sus propias palabras, el jefe de la Gürtel pasaba entonces "más tiempo en Génova" que en su despacho.

La cuarta incógnita guarda relación con uno de los episodios más resbaladizos del caso: aquel según el cual el entonces tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, al parecer en compañía de Luis Bárcenas, avisó a Rajoy a finales de 2004 y en presencia de Esperanza Aguirre de que se preparaba un pelotazo urbanístico en el municipio madrileño de Arganda del Rey. Esa operación, de la que se benefició la constructora Martinsa, reportó al grupo de Correa la que los investigadores cuantifican como la mayor comisión descubierta en estas actuaciones: 25 millones de euros que acabaron en Suiza.

Y la quinta cuestión pendiente desde que los titulares de prensa comenzaron a llenarse de jaguars, relojes de lujo, viajes y otras atenciones es la de si Rajoy estaba al tanto de los regalos que la red corrupta prodigaba a cargos del PP. Entre esos regalos figuraría un viaje a Canarias para el propio Rajoy tras las elecciones de 2004, aunque sobre eso persiste la duda.

En la mesa hay una sexta pregunta –o la primera, si se quiere, en orden de prelación– pero su respuesta depende mucho más del tribunal que del propio Mariano Rajoy. Y esa pregunta versa sobre hasta dónde permitirá el presidente de la sala, Ángel Hurtado, llegar a las acusaciones en cuanto a la presunta financiación ilegal del PP. Ese punto, y se sabe desde mucho antes de que la Audiencia Nacional fijara la fecha del juicio, pertenece al campo de los llamados papeles de Bárcenas. No forma parte, por tanto, del temario de esta vista. Pero el tribunal ha permitido especialmente a las fiscales adentrarse en ese territorio machete argumental en mano durante sus interrogatorios a acusados y testigos: para empezar, con el propio Francisco Correa. Y ha sentado de ese modo un precedente difícil de revertir. Un exceso de celo para mantener ahora las sucesivas baterías de preguntas dentro del estricto carril del procedimiento colocaría a Hurtado en una situación de riesgo para la imagen del tribunal.


1. ¿POR QUÉ NO ALERTÓ A LA JUSTICIA DE QUE CORREA "ESTABA UTILIZANDO EL NOMBRE DEL PARTIDO"?

El 12 de marzo de 2009, mientras la sede de Génova 13 llevaba un mes y cuatro días tambaleándose cada mañana con una nueva y violenta sacudida del terremoto Gürtel, Mariano Rajoy concedió una entrevista a Radio Nacional. La investigación se encontraba entonces en una fase incipiente. Pero las palabras que el presidente del PP y en aquella fecha todavía jefe de la oposición le dijo entre puntos suspensivos al periodista Juan Ramón Lucas encerraban una incógnita que ocho años después permanece irresuelta: la de por qué Mariano Rajoy no acudió a la justicia en 2004 cuando, según su propia versión, supo que Francisco Correa "estaba utilizando el nombre del partido" y decidió por ello "prescindir de sus servicios". Ese interrogante subsistiría incluso en la hipótesis de que, tal como sigue sosteniendo el PP, los manejos de la trama corrupta le hubieran sido por completo ajenos como organización y hubieran contado solo con la complicidad de unos pocos –o de unos muchos llegado el caso– pero siempre a título individual y sin ganancia para el partido como institución.

El 9 de febrero de 2009, tres días después de que el entonces juez Baltasar Garzón, paradójicamente el primer damnificado de Gürtel, lanzara la operación policial, El País ya había publicado una noticia sobre la ruptura del PP con el grupo de Correa por orden de su líder: "Rajoy cortó con Correa porque exigía contratos en nombre de la tesorería". Bajo ese titular, el diario aseguraba que la información inicial sobre la trama había sido brindada a la Policía y a la Fiscalía en noviembre de 2007 por cargos de la formación conservadora.

Luego se supo que quien en 2007 había aportado a Anticorrupción cintas con 17 horas de grabaciones letales desde el punto de vista penal era José Luis Peñas, concejal del PP en el municipio madrileño de Majadahonda hasta que el partido lo expulsó el 29 de julio de 2005 y, a partir de ahí, edil no adscrito. Cuando el 6 de noviembre de 2007 entregó lo que durante meses había grabado a escondidas, Peñas militaba en su propia formación local, Corporación Majadahonda. Hoy se sienta en el banquillo. Su defensa no ha cesado de vindicarle desde el primer momento como el verdadero artífice de la caída de la trama: sin la actuación de Peñas –es su argumento esencial– no habría sido posible desarticular la red corrupta. Enemigo acérrimo del antiguo edil, Correa intentó desacreditarle durante su declaración en el juicio. Lo hizo remarcando que le pagaba un sueldo mensual.

Dada la cercanía del estallido del caso y la subsiguiente nebulosa informativa, aquella entrevista de RNE a Mariano Rajoy del 12 de marzo de 2009 se produjo en un contexto de incertidumbre sobre qué había hecho realmente el PP tras la sedicente ruptura de amarras con Correa, así que el periodista formuló una pregunta directa: "¿Fue usted quien decidió que ese caballero saliera de Génova, donde parece que tenía montado el chiringuito?". El "caballero", claro, era Francisco Correa. Y Rajoy, que por primera vez hablaba abiertamente ante un micrófono sobre el asunto, respondió así: "Bueno, eh… sí, vamos, eso me lo planteó el entonces tesorero del partido, que había llegado que estaba utilizando el nombre del partido para algunos municipios de Madrid y entonces se decidió, se avisó, de que ese señor no podía hablar en nombre de Génova, del partido, y se decidió prescindir de sus servicios".

El entrevistado no explicó por qué si el aviso del tesorero –el octogenario Álvaro Lapuerta, exonerado de antemano en Gürtel por "demencia sobrevenida"– entrañaba tanta gravedad que le llevó a declarar una fatwa política inmediata contra Correa, ese mismo aviso no condujo también al partido a comunicar de inmediato a la Policía o la Fiscalía lo que había sucedido. O, al menos, lo que el PP temía que pudiera haber sucedido. Hasta ahora nadie lo ha explicado.

El 16 de enero de este año, durante su declaración como acusado en el juicio de Gürtel, Luis Bárcenas afianzó la versión oficial sobre la ruptura de 2004. Instalado en una estrategia de defensa radicalmente opuesta a la que en 2013 le llevó a enumerar ante el juez Pablo Ruz cuántos sobres con dinero en metálico le había entregado según su versión a Mariano Rajoy o a explicar con minuciosidad de contable qué concepto se correspondía con distintas anotaciones de los papeles a que ha dado nombre, el sucesor de Álvaro Lapuerta ofreció detalles sobre el rompimiento con el jefe de Gürtel. E introdujo una locución inequívoca sobre lo que, a tenor de su relato, había impelido a Rajoy a librarse de Francisco Correa. A Lapuerta y a Rajoy, expuso Bárcenas, un empresario y su yerno les contaron que el dueño de FCS, Orange Market, Pasadena Viajes, Easy Concept y Special Events, por citar sus firmas más señeras, se dedicaba a "actividades ilícitas" en los ayuntamientos de Madrid. El extesorero, cuya defensa se opuso con vehemencia ya en abril a que Rajoy se viese forzado a declarar como testigo, abrochó este punto de su declaración con las siguientes palabras: lo que Correa hacía exactamente era difundir "que cualquiera que quisiera hacer algo en un ayuntamiento de la Comunidad de Madrid tenía que pasar por su despacho para hablar con él".

Tres meses más tarde, el 24 de abril, cuando la citación de Rajoy era ya un hecho irreversible, testificó en la vista Joaquín Molpeceres. Es decir, el dueño de Licuas, el hombre de negocios que supuestamente había dado en 2004 la voz de alerta contra Correa. Y lo negó todo: en absoluto había advertido a Rajoy contra la trama. Eso dijo. De paso, negó también haber donado 60.000 euros al PP. Molpeceres desmintió a Bárcenas con mucho énfasis: "Es pura mentira, que le pregunten a Rajoy si de verdad me conocen, nunca me he reunido con ellos".

El remate llegó a los dos meses, cuando el 20 de junio y un día después que Francisco Álvarez Cascos, comparecieron como testigos quienes junto al general secretario habían conformado durante años la plana mayor del PP. Para empezar, Javier Arenas, exministro, ex secretario general del partido, líder histórico del PP andaluz y hoy vicesecretario de política autonómica y local, dijo que jamás supo que alguien hubiera impartido la orden de no contratar con ciertas empresas. "Desconocimiento absoluto, no lo he vivido nunca", contestó raudo cuando, sin nombrar a Correa ni pronunciar la palabra trama o red o grupo criminal, la fiscal Concepción Sabadell lo miró a los ojos y se lo preguntó así: si alguna vez alguien había dado alguna indicación de no contratar con una determinada empresa.

A Ángel Acebes, a quien Mariano Rajoy designó secretario general del partido en el congreso de 2004 donde él mismo ascendió al cargo de presidente, le hizo casi idéntica pregunta el abogado de Bárcenas. Pero, como Arenas, tampoco Acebes guardaba memoria de que alguien hubiera prohibido contratar a Correa. "No, no lo sé", respondió tras precisar que nunca había tenido "la responsabilidad de contratar". Ni con Gürtel ni con nadie.

El tercero en negar la existencia de esas directrices fue el exeurodiputado Gerardo Galeote: interrumpir su relación con la agencia de viajes de Correa fue una decisión "personalísima". No recibió instrucciones pero sí –convino– "información de una secretaria" en el sentido de que el partido ya no iba a contratar más con el grupo.

¿Cambia todo lo anterior, incluido lo dicho por Arenas, Acebes y Galeote, el planteamiento de Rajoy o mantendrá su mensaje de aquel 12 de marzo de 2009? Solo el presidente y sus asesores lo saben.

2. ¿POR QUÉ PERMITIÓ QUE CORREA SIGUIERA TRABAJANDO EN MADRID Y VALENCIA DESPUÉS DE 2004?

La mañana de marzo de 2009 en que Rajoy se colocó ante los micrófonos de RNE no había trascendido que, aunque de forma muy espaciada, el grupo de Correa había seguido dando servicios al PP nacional después de 2004: por ejemplo, que organizó parte del congreso nacional de 2008. Más tarde, y como si en materia de organización de eventos el PP hubiera mantenido una posición federalizante, el avance de las investigaciones confirmó sin atisbo de duda que Francisco Correa y los suyos habían continuado trabajando a destajo para la Comunidad de Madrid y el PP de Esperanza Aguirre hasta el final de la década. Y que lo habían hecho gracias al amaño directo de contratos públicos cuando no a la más sutil técnica del fraccionamiento para no sobrepasar nunca la cuantía que obliga a la convocatoria de concurso. El cuartel general del PP madrileño se localizaba y se localiza también en Génova 13, apenas seis plantas por debajo del despacho de Rajoy.

Pero la cosa no acaba ahí. Porque el conglomerado de Correa experimentó igualmente un avance sin obstáculos en sus contratos con la Generalitat valenciana y el PP de Francisco Camps nada menos que hasta 2009. Es la adjudicación fraudulenta de los stands valencianos de Fitur la que ha llevado a prisión a Correa y sus lugartenientes Pablo Crespo y Álvaro Pérez.

Por qué la dirección nacional del PP, una formación fuertemente jerarquizada, no alertó a todas las organizaciones territoriales contra lo que ya para siempre se conocerá como las empresas de la trama Gürtel es por tanto otra incógnita. Y esta aparece íntimamente unida a la de por qué el partido no denunció a Correa en 2004. ¿Es verosímil que Rajoy, el hombre que en el congreso de 2008 y gracias a una tupida retícula de alianzas y lealtades logró derrotar a una enemiga del porte de Esperanza Aguirre, no supiera que Correa había mantenido intacta su simbiosis con la organización que esa misma lideresa dirigía con aparente mano de hierro? ¿Es posible que habiendo sido advertido, como él mismo corroboró, de que el "caballero" al que en 2004 había expulsado de Génova iba "utilizando el nombre del partido para algunos municipios de Madrid" no encomendase a sus colaboradores vigilar si el zorro había regresado a aquellos presuntos gallineros?

Hipótesis al margen, lo cierto es que fue la propia Aguirre quien sí dio su respuesta a la que podría denominarse como la pregunta sobre zorros y gallinas. La hoy reciente dimisionaria, que en 2010 había asombrado al país al presentar casi como un axioma su "yo destapé la Gürtel", declaró el 20 de abril en el juicio. Como testigo. Fue desde ese estatus que Aguirre se lamentó de que Alberto López Viejo le hubiera mentido.

López Viejo, una de las dos únicas "ranas" contabilizadas originalmente por Aguirre entre sus "más de 500 cargos nombrados" –y ese figura ya como su segundo aserto más célebre–, había sido su director adjunto de campaña en 2003. Y luego, el viceconsejero de Presidencia por cuyas manos pasaban todos los contratos de Gürtel relacionados con actos de Aguirre, fuese cual fuese la consejería pagadora. Pues bien, López Viejo, imputado en Gürtel desde la fase inicial del caso, le mintió –relató Aguirre– al asegurarle que solo había contratado a Easy Concept "en los primerísimos tiempos" y al darle después "una retahíla de empresas" con las que se hacían los "muchísimos" actos. Pero no le dijo –explicó Aguirre– "que todas eran del mismo señor". Ante el tribunal, la expresidenta de Madrid lamentó no haber mandado a nadie "al registro" para comprobarlo y admitió que "no dio ninguna instrucción para que no se contratara con ellas", pero porque "no podía concebir que estas cosas se hicieran". De nuevo, nadie dio ni ofreció instrucciones.

Y otra vez al margen de las hipótesis, lo incontestable es que ese manto de aparente autismo orgánico favoreció a las empresas de Correa: según la Cadena SER, la facturación del entramado Gürtel al PP y a las administraciones públicas gobernadas por la formación conservadora superó los 50 millones de euros.

3. ¿QUÉ RELACIÓN TUVO RAJOY CON CORREA MIENTRAS EL HOY PRESIDENTE DIRIGIÓ LAS CAMPAÑAS DE AZNAR Y PERMANECIÓ EN LA SALA DE MÁQUINAS DEL PP?

Asociada a todo lo anterior surge la que podría ser la siguiente pregunta razonable en la secuencia: ¿pertenece al terreno de lo lógico que el jefe de la exitosa campaña que en 1996 catapultó a José María Aznar a la Moncloa y de la que en 2000 le proporcionó una granítica mayoría absoluta no conociera a Francisco Correa, un hombre autárquico en muchos planos que ejercía un poder casi omnímodo sobre sus empresas, justamente organizadoras de casi cada acto nacional del partido? Correa declaró en el juicio que su carrera en el PP despegó hacia 1996. Y que una vez instalado allí "pasaba más tiempo en Génova" que en su despacho. El PP dice que es un farol falso de toda falsedad lo que viene ahora. Pero para ilustrar su familiaridad con el partido, Correa llegó a declarar que entraba en el parking de Génova 13 con una "tarjeta especial" idéntica a la de los miembros de la ejecutiva.

En aquella entrevista de marzo de 2009 donde un Rajoy titubeante se mostraba conmocionado por lo que el PP definía aún como "una trama contra el PP", Juan Ramón Lucas le formuló dos preguntas sobre esa relación: "¿Conoce usted a Francisco Correa?". Esa fue la primera pregunta. Y Rajoy contestó así: "Eh… Pues mire…, eh…, no tengo conocimiento del señor Francisco Correa, es decir, no tengo claro que lo conozca pero según me dice todo el mundo estaba en todos los actos del partido durante mucho tiempo y yo he ido muchas veces a actos del partido, por tanto es probable que me haya encontrado con él en alguna ocasión pero no he tenido ninguna reunión ni tengo sensación de conocerle". Eso –y lo matizó tras admitir que por supuesto sí que conocía a Pablo Crespo, antiguo secretario general del PP de Galicia, cuna y plataforma de despegue del presidente– "no quiere decir que no lo haya saludado en algún acto como puedo saludar a mucha gente".

El periodista insistió: “¿Qué más sabe de Correa?”. "Pues mire –dijo ahora Rajoy– yo lo único que sabía del señor Correa… cuando más he sabido es ahora… que era una de las personas… era una de las agencias de viajes con las que contrataba el partido, pero claro, eso lo sabes a posteriori, hoy no sé quién es la agencia de viajes del PP. Y que luego hacía escenarios para actos, y estaba en los actos, esto era fundamentalmente lo que yo sabía… Y ahora he sabido a raíz de la publicación en los medios de comunicación y del sumario abierto en la Audiencia Nacional pues lo que publican los periódicos".

Pero Correa no era un anodino agente comercial a quien el jefe de la multinacional a la que presta eventuales servicios no logre reconocer en la multitud si sustituye la chaqueta y la corbata por un polo de fin de semana. O por un chaqué. El jefe de aquella constelación societaria que la Policía renombró con su primer apellido traducido al alemán –Gürtel– había acudido el 5 de septiembre de 2002 a la boda de Ana Aznar con Alejandro Agag nada menos que como testigo del novio. Y había pagado, con cargo a sus empresas y como regalo para los contrayentes, parte de los gastos del enlace: exactamente 32.452 euros. Rajoy había ocupado una posición casi simétrica: el presidente fue testigo de la novia en aquella boda con protocolo propio de acto de Estado y a la que asistieron cerca de 1.000 invitados. Entre ellos, los reyes Juan Carlos y Sofía y varios mandatarios extranjeros.

¿Recuerda ahora Rajoy haber coincidido con Correa en el reducido círculo de los testigos durante el acto de firma que da fe de la celebración de la boda? De momento, no se sabe.

4. ¿LE AVISÓ ÁLVARO LAPUERTA DE QUE LA TRAMA PREPARABA UN GRAN PELOTAZO EN ARGANDA DEL REY?

A punto de cumplirse catorce años desde que Alejandro Agag se convirtió el 5 de septiembre de 2002 en el yerno de José María Aznar, su antiguo socio Jacobo Gordon ocupaba el 4 de octubre de 2016 su hueco en el banquillo junto a los otros 36 acusados para el inicio del primer juicio de Gürtel encomendado a la Audiencia Nacional. A la semana de haber comenzado la vista, Gordon confesó que Guillermo Ortega, uno de los acusados principales y exalcalde de Majadahonda, le dio en 2004 un sobre con 150.000 euros en negro para participar en una operación urbanística. Pero ese, aun con el brillo que le confiere la presencia en el escenario de un amigo de infancia de Alejandro Agag, no es el pelotazo más importante de la causa ni el que puede obligar a Mariano Rajoy a hacer ejercicios de memoria.

Para el líder del PP, la gran pregunta conflictiva en la parcela urbanística del caso se nuclea en torno a ocho palabras: Unidad de Ejecución 124 de Arganda del Rey. Por resumir lo sucedido: el 3 de diciembre de 2004, la promotora Martinsa se hizo con 158.000 metros cuadrados de suelo municipal en esa localidad situada a una treintena de kilómetros de la capital. Compró por 66 millones y la promesa de gastar otros 11 en equipamientos. En principio, podía construir hasta 1.000 viviendas que luego se multiplicaron por más de dos para situarse en 2.400. En el verano de 2006, Martinsa vendió por 73 millones un tercio del solar. El pelotazo había quedado servido. Y según los investigadores, ese pelotazo deparó a Correa una comisión multimillonaria: 24,8 millones que acabaron en una cuenta de Suiza. A día de hoy no se ha averiguado si algún alto responsable político, que es lo que sostenían algunas fuentes conocedoras de la operación, participó en el reparto de aquel suculento y envenenado pastel que en un principio parecía haber proporcionado a la trama solo 12,8 millones.

Pero lo anterior no pasaría de ser una operación turbia más aunque de enorme magnitud de no ser porque tanto Luis Bárcenas como Esperanza Aguirre han declarado que Álvaro Lapuerta avisó de que esa adjudicación de terrenos se iba a producir. Y de que en la reunión estaba Mariano Rajoy, principal destinatario de la advertencia formulada por el entonces tesorero del PP. Aguirre se ha curado en salud remarcando que ilegal no fue aquello. Y que, en última instancia, ella nada pudo hacer. Pero lo cierto es que, en 2006, la Comunidad de Madrid avaló el Plan Parcial de la zona. En la práctica, eso implicaba bendecir el proyecto de Martinsa.

¿Admitirá Rajoy que recibió la alerta de Lapuerta? Y, en caso afirmativo, ¿cómo explicará que la adjudicación se llevara finalmente a cabo?

5. ¿ESTABA RAJOY AL TANTO DE LOS REGALOS DE CORREA A CARGOS DEL PP?

El jaguar de Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo (Madrid) y excoordinador electoral del PP. El reloj de 2.400 euros de la consejera valenciana Milagrosa Martínez, condenada a tres años por haberlo aceptado. Los viajes de la exmujer de Sepúlveda, Ana Mato, que era vicesecretaria de organización y luego ministra de Sanidad. Otro puñado de viajes para distintos cargos del partido. Y uno, siempre en duda y sobre el que nadie sabe si alguien posee pruebas definitivas, que habría tenido como beneficiario al propio Mariano Rajoy tras las elecciones de 2004 que dieron la victoria al socialista Zapatero.

Ese viaje, con destino a Canarias, fue uno de los primeros que saltaron a la palestra cuando se conoció la ristra de atenciones con que la trama Gürtel compensaba a los dirigentes del PP que hipotéticamente podían beneficiarles con contratos otorgados por administraciones públicas o por el partido. El PP aseguró que se había tratado de un regalo del partido, y no de Correa, al presidente. Pero nunca llegó a presentar ni un recibo ni una factura.

En el juicio, uno de los mandos de la investigación policial ha remachado de forma tajante lo que distintos informes de su unidad, la Udef, ya habían destapado: que las anotaciones efectuadas por la trama en los archivos excel denominados "Clientes central" eran un simple paripé. El objetivo: ocultar que los beneficiarios de esos viajes no los habían pagado. Ni lo iban a hacer. Los sufragaba, sencillamente, Francisco Correa. O su grupo empresarial. En el universo Gürtel, siempre fue movediza la línea divisoria, la frontera entre los fondos personales y empresariales con aquel dinero blanco, el "Alicante" de esa especie de germanía que manejaba la trama para su autoprotección, y aquel otro B anotado como "Barcelona".

En el auto por el que el juez Pablo Ruz dio por cerrada la instrucción el 26 de noviembre de 2014 y abrió la fase previa al juicio –el auto de pase a procedimiento abreviado–, el magistrado explicaba el fenómeno de forma nítida: "clientes central" era la "clave utilizada de forma sistemática por la organización de Francisco Correa" para referirse a los servicios prestados a responsables políticos y cargos públicos con fondos de la Caja B de la trama.

El escrito de acusación de la Fiscalía abundó en esa dirección: "Así, la sociedad Pasadena Viajes SL se encargaba de organizar viajes y otros servicios turísticos que se regalaban a diversas autoridades cuyos nombres se encubrían emitiendo facturas y albaranes a nombre de un cliente ficticio que identificaban como 'clientes central', concepto que se reflejaba en los correspondientes apuntes contables".

De nuevo, la pregunta que sobrevuela el escenario se desdobla en dos: ¿resulta verosímil que Mariano Rajoy, cuya pertenencia al núcleo duro del aparato del partido fue una constante desde 1990, no conociera esas prácticas? ¿Puede ser que aquel viaje a Canarias lo financiara Correa y no el PP? La respuesta, tal vez, el miércoles.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/07/23/rajoy_preguntas_declaracion_67860_1012.html

SÁNCHEZ EXIGE AL PRESIDENTE QUE "POR PRIMERA VEZ EN SU VIDA DIGA LA VERDAD" SOBRE 'GÜRTEL'

El líder socialista dice que en otros países europeos sería "impensable" que gobernara un presidente que tiene que declarar por la supuesta corrupción en su partido
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, pidió este sábado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que cuando declare como testigo durante el juicio de la primera época del caso Gürtel "diga la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad".

Así lo expresó el líder socialista durante su intervención en la clausura del 13º Congreso del PSIB, celebrado entre este viernes y sábado en el Conservatorio de Música y Danza de Palma, y en el que se ratificó a Francina Armengol como secretaria general del partido en Baleares.

Durante su intervención, el secretario general del PSOE comparó España con otras democracias europeas, en las que, aseguró, sería "impensable" que gobernara un presidente que tiene que declarar por la supuesta corrupción en su partido.

"Solamente le pido a Rajoy una cosa esta semana, que cuando se siente delante del juez en la Audiencia Nacional, que por primera vez en su vida diga la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad sobre la financiación irregular de su partido", sostuvo. A su juicio, "Rajoy no solo se va a someter a las preguntas de los jueces y de los fiscales de la Audiencia Nacional, sino también al gran polígrafo que será la mirada de todos y cada uno de los 46 millones de españoles y españolas", advirtió pidiéndole "por dignidad democrática", que "no se esconda".

"Se trata de una imagen institucional moralmente dolorosa para los españoles, algo impensable en Francia, en el Reino Unido, en Alemania, en cualquier democracia europea a la que nosotros nos queramos comparar, que un presidente continúe en ejercicio siendo interrogado por la corrupción de su partido en los tribunales", lamentó.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/07/22/sanchez_pide_rajoy_que_diga_toda_verdad_juicio_gurtel_67898_1012.html

RAJOY ECHA MANO DE LOS ABOGADOS DEL PP PARA PREPARAR SU DECLARACIÓN ANTE LA AUDIENCIA NACIONAL POR LA GÜRTEL

El presidente del Gobierno es asesorado por el equipo de Comunicación de Moncloa y el despacho jurídico que defiende al partido en el Gobierno ante su declaración en la Audiencia Nacional.

La imagen dará la vuelta al mundo, con el presidente de uno de los principales países de la Unión Europea declarando por un escándalo de corrupción que sangra a su formación política: el caso Gürtel, con populares de cinco administraciones públicas gobernadas por el PP sentados en el banquillo.

El PP guarda armas en los días previos a la declaración como testigo de Rajoy en el caso Gürtel, testimonio previsto para el próximo 26 de julio a las 10 de la mañana.

Los populares planean desplegar sus argumentos a partir de este lunes, con el fin de aparentar cierta normalidad a la comparecencia de Mariano Rajoy ante un tribunal. Esto es, de la segunda autoridad de la nación.

La declaración de la cuarta autoridad del Estado, Pío García Escudero, presidente del Senado, se producirá después de la de Mariano Rajoy.

Una de las ideas a sembrar en la sociedad es que esta citación "no es un hecho excepcional", indican fuentes populares. Los asesores de Rajoy han construido este argumento a partir de otros casos a los que se han enfrentado políticos europeos. Y han encontrado cinco precedentes de primeros ministros y presidentes que tuvieron que declarar como testigos ante la justicia de sus respectivos países.

Estos son los casos que afilan los portavoces del PP:

- Lionel Jospin, primer ministro francés que declaró en su casa como testigo en el año 2001 por la supuesta financiación ilegal del Partido Socialista Francés (caso Destrade)

- Dominique Villepin, primer ministro francés que en 2006 fue citado en el caso Clearstream y luego absuelto en esta trama de listas bancarias falsificadas para desacreditar a políticos franceses.

- Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, quien declaró por no haber gestionado las autopsias ni repatriado los restos del avión presidencial accidentado en Smolensk (Rusia) en 2010 donde murió el entonces jefe del Estado polaco, Lech Kaczynski, y 95 representantes de la élite política, militar y eclesiástica del país.

- David Cameron, primer ministro británico. Declaró en el año 2012 por el escándalo de las escuchas ilegales del periódico 'News of the World', en concreto por haber contratado como jefe de prensa a su exdirector Andy Coulson.

- Michele Bachelet, presidenta de Chile. Declaró en 2016 como testigo de un caso de tráfico de influencias de la empresa Caval, sociedad en la que su nuera es socia y donde su hijo trabajó cuatro años.

Dos equipos de asesores

Dos equipos de asesores auxilian a Rajoy en la elaboración de argumentos y fundamentos jurídicos de cara a su declaración como testigo.

Uno de los equipos es de Prensa y está liderado por Carmen Martínez Castro, la Secretaria de Estado de Comunicación. El otro es el jurídico, con el exfiscal Jesús Santos como abogado principal de la defensa del PP.

Entre los argumentos que manejan los populares figura también que Rajoy no era el responsable de la campaña electoral de 2003 por la cual el PP está sentado en el banquillo como responsable civil (partícipe a título lucrativo), ya que la trama Gürtel financió las campañas de sus candidatos a las alcaldías de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón, ambos en Madrid. En concreto, la campaña de Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato, ex ministra y amiga íntima de Rajoy, así como la de Guillermo Ortega.

Esto lleva a los populares a asegurar que Mariano Rajoy no tiene ninguna responsabilidad sobre los hechos que se investigan. Sus altavoces explicarán esta semana que el nombre de Rajoy no aparece relacionado con ninguna de las adjudicaciones que se hicieron desde los ministerios gestionados por el ahora presidente del Gobierno.

La "única participación" de Mariano Rajoy en los hechos que se investigan -explican las fuentes populares- "y reconocida por los acusados", es que las empresas de Correa dejaron de trabajar cuando Rajoy asciende a presidente del PP en 2004.

Afirmación falsa

Sin embargo, esta afirmación es falsa a tenor de lo declarado por los peritos en el juicio del caso Gürtel. Han testificado que el PP dejó de contratar con las empresas de Francisco Correa en el año 2004 de manera aparente, pero siguió trabajando con ellas hasta en año 2009, cuando se produjo la operación Gürtel y la trama de corrupción saltó por los aires.

Los populares nada dicen del pequeño detalle de que Mariano Rajoy no acudió a la fiscalía al conocer los amaños de los políticos del PP y la red de empresas de Correa que conforman esta trama de corrupción.

Eso sí, arremeten contra la acusación popular que ha conseguido la declaración de Mariano Rajoy como testigo. Se trata de la Asociación de Abogados Demócratas (ADADE), liderada por Javier Ledesma y José Mariano Benítez de Lugo.

Los populares recuerdan que Javier Ledesma, hermano del exministro de Justicia socialista Fernando Ledesma es militante socialista desde 1973 y exdiputado del PSOE en la Asamblea de Madrid. Por su parte, Benítez de Lugo es militante socialista desde 1977 y formó parte del equipo de apoyo de Josep Borrell, explicarán los populares estos días.

Benítez de Lugo y Dívar

José Mariano Benítez de Lugo se querelló contra Carlos Dívar, expresidente del Consejo General del Poder Judicial cuando su sobrino, José Luis de Benito, era alto cargo en esta institución desde donde se filtraron viajes de Dívar de los que resultó finalmente absuelto. El Tribunal de Cuentas cifró en poco más de 3.000 euros el dinero que Dívar tenía que reintegrar al CGPJ, lo que realizó el afectado.

Diplomacia judicial

El despliegue del PP afecta incluso a la diplomacia judicial. Así, ha aupado a Concepción Espejel como presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en una operación a largo plazo destinada a controlar los daños de los casos de corrupción que se investigan allí, como Púnica, Lezo y las piezas pendientes de Gürtel.

Espejel ha dado un giro y la pasada semana mantuvo una reunión en su despacho con su examigo Julio de Diego, con quien rompió después de que el magistrado apoyara su recusación como presidenta del tribunal del caso Gürtel dada su relación con María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP.

El distanciamiento de Espejel y de Diego ha sido visto como un factor que ha desembocado en la declaración de Mariano Rajoy.

Julio de Diego ha sido clave en la citación del presidente como testigo. Su voto decantó esta declaración y se sumó a la petición realizada por el magistrado José Ricardo de Prada. En minoría quedó el presidente del tribunal, Ángel Hurtado.

Temor al plasma con asesores en la sombra

De Diego ha sido también quien defendió en el tribunal la presencia de Mariano Rajoy en la sala donde se celebra el juicio. La razón: temía que el presidente del Gobierno declarara por plasma con un equipo de asesores detrás de la pantalla.

Si Rajoy hubiera declarado asesorado, se hubiera quebrado el principio de igualdad de armas y buena administración de Justicia que deben regir en todo juicio.

Este miércoles Rajoy declarará en persona en la Audiencia Nacional, asesorado en la distancia por los dos equipos de expertos. Y eso que ha sido citado por el tribunal como "ciudadano español" y no como presidente del Gobierno.

El ciudadano Rajoy acudirá como testigo a la sede de San Fernando de Henares (Madrid) donde desde octubre se celebran las sesiones sobre la pieza centrada en la primera época de los negocios de la trama corrupta de Gürtel.

A la puerta, el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, recibirá al "ciudadano" Rajoy. La expectación es máxima. Hay 90 periodistas acreditados, y la imagen del presidente del Gobierno ante un tribunal dará la vuelta al mundo.

http://www.publico.es/politica/caso-guertel-pp-recurre-cameron-jospin-justificar-citacion-rajoy-caso-corrupcion-no-excepcional.html

EL TIC-TAC DE RAJOY: 2 DÍAS RECLUIDO PARA PREPARAR SUS RESPUESTAS AL JUEZ

El presidente, que ha despejado de actos su agenda, lo negará todo: sobresueldos y caja B del PP.

La agenda institucional de Mariano Rajoy está completamente despejada hasta el jueves. El presidente del Gobierno dedicará los dos primeros días de la última semana de julio a preparar concienzudamente con su equipo de asesores más cercano el amargo trago de tener que acudir, en calidad de testigo, al juicio de la trama Gürtel.

Desde Moncloa intentan transmitir una imagen de normalidad ante la cita que el miércoles tiene el jefe del Ejecutivo en la Audiencia Nacional, aun cuando es la primera vez en democracia que un presidente del Gobierno de España en activo declara en un juicio por corrupción. "No es el primero ni será el último. Ha habido bastantes primeros ministros que han declarado como testigos. En Francia casi todos", reitera una de las asesoras más cercanas al presidente.

El propósito del Gobierno es intentar relativizar el golpe que supone ver al presidente sentado ante un juez, aunque sea en calidad de testigo. El círculo próximo a Rajoy asegura que éste afronta la semana con "tranquilad", que en un principio la idea es que acuda solo a la Audiencia y adelantan la tesis sobre la cual versará su declaración: "Él no tiene nada que ver con este asunto".
Los sobresueldos en el PP

La Asociación de Abogados Demócratas de Europa (Adade) solicitó al tribunal que enjuicia el caso Gürtel que citara a declarar a Rajoy como testigo porque, a su entender, él tuvo un puesto de máxima relevancia en la organización cuando el PP se financió presuntamente de forma irregular.

El actual jefe del Ejecutivo fue, durante la época en la que las cuentas del partido no están claras, vicesecretario general, responsable de asuntos electorales y director de varias campañas. También fue secretario general del PP entre 2003 y 2004. Si el tribunal ha aceptado que declaren como testigos todos los secretarios generales del PP, "¿por qué va a dejar fuera a uno de ellos, al que ahora preside el partido?", se preguntaba Adade.

El interrogatorio al presidente del Gobierno girará en torno a los sobre los sobresueldos que supuestamente se pagaron durante años a la cúpula de Génova, él incluido; si existía una caja b para sufragar parte de las campañas electorales del partido o si se pagó 1,5 millones en negro para reformar la sede central del partido siendo él ya presidente.

Correa y los millones del 3%

El jefe del Ejecutivo tendrá también que defenderse de las declaraciones que Francisco Correa hizo ante el mismo tribunal, donde reconoció que él mismo entregó millones de euros a Luis Bárcenas y a Génova, sede central del PP. Ese dinero procedía de la trama del 3% y su destino era sufragar gastos del partido, según su versión. 1.- ¿Qué sabe de eso el presidente del Gobierno? 2.- ¿Vio alguna vez al cabecilla de la Gürtel en la sede del partido? 3.- ¿Acudía regularmente a Génova? 4.- ¿Lo recibía él mismo en su despacho?

Bárcenas también declaró en sede judicial que el PP contrató a Orange Market, la empresa valenciana de la Gürtel, para que organizase parte del congreso nacional de 2008 donde Mariano Rajoy fue reelegido presidente. 5.- ¿Estaba al corriente el presidente de esta contratación?

Fue también el extesorero quien apuntó hacia Mariano Rajoy como la persona que dio la orden de cortar las relaciones laborales de Correa con el PP tras ser advertido por otro empresario de las actividades dudosas que ejercía. 6.- ¿Confirmará el presidente si fue él quien despidió al cabecilla de la Gürtel? Otro empresario acusado, Alfonso García Pozuelo, confesó que donaba dinero al PP para "organismos centrales". 7.- ¿Lo reconocerá Rajoy?

En la línea de los otros testigos

El exalcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, y el concejal que destapó la trama, Luis Peñas, también declararon ante el juez que investiga la trama que el extesorero Álvaro Lapuerta pidió en el año 2001 al consistorio que contrataran a compañías que donaban a la caja opaca del partido. 8.- ¿Se desmarcará el líder del PP de estas prácticas ilegales?

A pesar de la batería de preguntas que Adade ultima para la comparecencia del presidente del Gobierno en sede judicial, fuentes muy cercanas al jefe del Ejecutivo están convencidos de que las declaraciones de Rajoy serán muy parecidas a las que ofrecieron los secretarios generales del PP que ya han desfilado por la Audiencia Nacional: negar la historia de los sobresueldos, rechazar cualquier relación entre el PP y el dinero que Bárcenas tenía en Suiza y hacer ver que no hay nada de irregular en las cuentas del partido o, al menos, que a él nunca le ha constado.

En 2013, nada más publicarse los famosos papeles de Bárcenas, Mariano Rajoy negó ante los miembros del Comité Ejecutivo Nacional del PP convocados de urgencia cualquier vinculación con dinero opaco. "Es falso. Nunca, repito, nunca he recibido, ni he repartido dinero negro, ni en este partido ni en ninguna parte. Nunca. Lo diré otra vez. Falso. Todo lo que se ha dicho y todo lo que se puede insinuar es falso. Lo digo con toda serenidad. Nunca he recibido dinero negro, ni en este partido ni en ninguna otra parte. No tengo nada que ocultar. No temo a la verdad". Su comparecencia como testigo en la Audiencia Nacional este miércoles será muy similar.

http://www.elespanol.com/espana/20170722/233227085_0.html

EL TRIBUNAL GÜRTEL NO ACLARA DÓNDE SE SENTARÁ RAJOY: ¿EVITARÁ LA 'FOTO' DEL BANQUILLO?

ADADE ha remitido un escrito a la Sala de lo Penal pidiendo que se informe del lugar que ocupará el testigo: "La fecha se acerca y no han informado"

El 26 de julio se acerca de manera inexorable. La fotografía que retrate a todo un presidente del Gobierno de España está a la vuelta de la esquina. El día señalado en color rojo en el calendario gregoriano es el próximo miércoles. Finalmente, y a pesar de las trabas del Partido Popular y su aliado Ángel Hurtado, el presidente del tribunal Gürtel, alias voto particular, Rajoy tendrá que declarar en persona en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares. Ni por videoconferencia ni desde su despacho en Moncloa, sino personalmente. Pero la instantánea de un presidente en el banquillo siendo interrogado por la corrupción de su partido, a pesar de ser en calidad de testigo, pondría patas arriba el mundo entero. Es por eso que Rajoy y el PP no dan la batalla por perdida y piensan agotar hasta el último segundo para, por lo menos, evitar que Rajoy se siente en el mismo lugar que Francisco Correa, Luis Bárcenas y compañía.

En un auto de la sala fechado a 30 de mayo, se señaló que el presidente del Gobierno declararía desde el estado en la “forma que determine el Tribunal” para “preservar su imagen institucional”. Hablando en plata, no se sentará en la silla y mesa situada en el centro de la sala frente a los jueces. La pregunta es, ¿dónde declarará?

La Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), que consiguió la citación de Rajoy, ha remitido un escrito a la Sala de lo Penal de la AN cuyo objeto es que “con anterioridad a la fecha prevista […] se nos informe de qué forma ese Tribunal ha determinado la ubicación del testigo” ya que se acerca la fecha y “no se nos ha dado a conocer de qué forma está prevista su ubicación en estrados”.
¿Qué es "estrado"?

Según el documento, el concepto de “estrados” es muy ambiguo y no cerca ni especifica qué lugar debe ocupar alguien que se sitúa en un estrado. El Diccionario del Español Jurídico indica que “estrado” significa “Sala de Juicios”, una acepción que se mueve en la misma tónica que el Diccionario Espasa, que reza que la palabra “estrado” significa “Sala de Tribunales donde los jueces oyen y sentencian pleitos”. Además, el escrito trae a colación el artículo 187.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que especifica que el tribunal, los fiscales, abogados y secretarios se “sentarán” en “estrados” a “la misma altura”, por lo que si Rajoy declara desde el “estrado” se debería especificar el lugar concreto porque solo los anteriores citados pueden estar “a la misma altura” por el rol que desempeñan en el juicio.

Las trabas para salvar al soldado Rajoy

El Partido Popular lo ha intentado todo para salvar a Rajoy de la fotografía que marcará su estancia en La Moncloa. El Partido Popular remitió un escrito a la Sala Segunda de la Audiencia Nacional pidiendo que la declaración se realizara mediante videoconferencia alegando “motivos de seguridad y orden público” por el cargo que ostenta. Rajoy llegó incluso a buscar planes fuera de España para evitar declarar ante la Gürtel de manera presencial. Pero, a pesar de los votos particulares Ángel Hurtado, no lo ha conseguido. Rajoy acudirá de manera presencial pero intentará evitar la misma imagen que Bárcenas o Correa.

http://www.elplural.com/politica/2017/07/20/el-tribunal-gurtel-no-aclara-donde-se-sentara-rajoy-evitara-la-foto-del

El presidente de la Audiencia Nacional quiere recibir a Rajoy en el juicio 'Gürtel'

Malestar en el órgano judicial ante las pretensiones de José Ramón Navarro de ‘ponerle la alfombra roja’ al presidente del Gobierno

La declaración de Mariano Rajoy como testigo en el juicio a la primera época de la trama Gürtel el próximo 26 de julio ya está trayendo mucha cola. Tras la polémica por su citación inicial y después por si tendría que declarar o no de forma presencial, ahora se suma el trato preferente que se le está dando desde el órgano judicial.

Según fuentes jurídicas, el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, ha mostrado su intención de recibir en persona al presidente del Gobierno a las puertas de los juzgados de San Fernando de Henares.

Esta idea ha causado ya malestar dentro de la Audiencia, señalando que de esta forma se pone una vez más en duda la separación de poderes, así como recordando que Rajoy está llamado como presidente del Partido Popular, y no como su cargo en el Ejecutivo español. El propio tribunal señaló en su escrito citándo de forma presencial al lider del PP que “don Mariano Rajoy no comparece como presidente del Gobierno sino como un ciudadano español”, citando el artículo 14 de la Constitución, el cual señala que “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Además, añadieron que esta colaboración con la justicia era, y viene subrayado en el original, “un acto ciudadano que se enmarca en la normalidad democrática y del Estado de derecho”.
De presidente a presidente

La intención de José Ramón Navarro de casi sacar la alfombra roja a Rajoy en su comparecencia ante el tribunal Gürtel se suma a las maneras de comunicarle su citación y que se conocieron hace unos días.

Según publicó La Información, la Audiencia Nacional dio otro trato preferente a Rajoy al ser nuevamente su propio presidente el que gestionó la citación, pese a que su intervención en estos asuntos no está prevista en la ley. Navarro justificó su actuación atendiendo a que se trataba de una comunicación “de institución a institución”.

Desde el tribunal que juzga a la trama corrupta reconoce que la Ley de Enjuiciamiento Criminal no recoge cómo se debe proceder en el caso de citación de altas personalidades del Estado, así que fue el propio Navarro el que decidió, tanto en el caso de Rajoy como en el del presidente del Senado, Pio García-Escudero, que sería él en persona el que comunicase las citaciones.

http://www.elplural.com/sociedad/2017/07/17/el-presidente-de-la-audiencia-nacional-quiere-recibir-rajoy-en-el-juicio-gurtel

EL PP AVISA DE QUE RAJOY VA A TENER "MUY POCO QUE APORTAR" COMO TESTIGO EN EL 'CASO GÜRTEL'

"No hay nadie que tenga responsabilidad en las campañas electorales de 8.000 municipios en España", defiende Martínez-Maillo

El Partido Popular no tiene ningún temor a la comparecencia de Mariano Rajoy, en calidad de testigo, ante el tribunal que juzga el caso Gürtel. Así lo puso de manifiesto este martes en un desayuno informativo organizado por Europa Press el coordinador general de los conservadores, Fernando Martínez-Maillo. La cita será en 15 días, el 26 de julio.

"Es una declaración como testigo, creo que es importante recalcarlo, en la que siempre hemos dicho, en muchas ocasiones, que creemos que va a aportar muy poco", respondió Martínez-Maillo preguntado sobre este cita de Mariano Rajoy en la Audiencia Nacional.

El coordinador general recordó que el presidente del PP y del Gobierno acudirá al tribunal a hablar de dos campañas electorales en los municipios madrileños de Pozuelo y Majadahonda en el año 2003, "donde, por cierto, no tenía ningún tipo de responsabilidad electoral". "No hay nadie que tenga responsabilidad en las campañas electorales de 8.000 municipios en España". "Por lo tanto", añadió, "creo que va a tener poco que aportar", insistió.

"No tenemos nada que ocultar"

Martínez-Maillo mostró su "extrañeza" por la forma en la que se produce este episodio. Pero sostuvo que el PP es un partido que "respeta el Estado de derecho", que afronta la declaración "con normalidad democrática" y que no es Rajoy el primer presidente de Europa que acude a declarar como testigo. "No tememos nada porque no tenemos nada que ocultar", zanjó la cuestión.

El coordinador general del PP desvinculó lo que ocurra en la Audiencia el día 26 con lo que vaya a ocurrir en la Comisión sobre la Financiación de partidos en marcha en el Senado, concebida como una especie de contracomisión a la que en el Congreso investiga sólo las cuentas de los conservadores.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/07/11/el_defiende_que_rajoy_tiene_poco_que_aportar_como_testigo_caso_gurtel_67443_1012.html

LA ESTRATEGIA DEL PP ANTICIPA QUE RAJOY ALEGARÁ ANTE EL TRIBUNAL DE 'GÜRTEL' QUE DESCONOCE LOS HECHOS INVESTIGADOS

Dirigentes del PP insisten en que Rajoy ha sido llamado para responder sobre las campañas electorales de municipios madrileños en las que no tenía ningún tipo de responsabilidad porque, en esos casos, la distribución y asignación de los gastos corresponden a la dirección provincial o local

Destacan que no tiene obligación de conocer todo aquello por lo que le pregunten

Consideran, además, que las preguntas deben referirse al sumario y no a otras cuestiones como los papeles de Bárcenas

Antes de protagonizar la tradicional rueda de prensa de cierre de curso político y de marcharse unos días de vacaciones con la mirada muy puesta en los pasos que vaya dando la Generalitat de Cataluña ante el 1-O, el presidente del Gobierno tiene que hacer frente a una cita judicial. Será dentro de una semana, el 26 de julio, a las 9.30 de la mañana, ante el tribunal que investiga el caso Gürtel. Mariano Rajoy acude en calidad de testigo para rendir cuentas de la primera época (1999-2005) de este escándalo que estalló en febrero de 2009. En las últimas semanas, desde el PP y el Gobierno han hecho malabarismos para vestir de normalidad una comparecencia judicial que en su día intentaron descafeinar solicitando que el jefe del Ejecutivo compareciera en su despacho. Paralelamente, han ido preparando el terreno para rebajar las expectativas de lo que Rajoy pueda aportar apuntando a que poco o nada sabe Rajoy de la etapa que está en el punto de mira y de los hechos concretos que se investigan.

Los dirigentes del PP consultados por infoLibre insisten en que Rajoy ha sido llamado para responder sobre las campañas electorales de dos municipios madrileños –Pozuelo y Majadahonda– en las que no tenía ningún tipo de responsabilidad porque, en esos casos, la distribución y asignación de los gastos corresponden a la dirección provincial o local. Destacan, además, que no tiene obligación de conocer todo aquello por lo que le pregunten. Y consideran que las preguntas, para ser pertinentes, deberían referirse al sumario en cuestión y no a otras cuestiones como los llamados papeles de Bárcenas.

En definitiva, que el presidente del Gobierno y de los conservadores va a aportar más bien poco a la Audiencia Nacional.

El discurso oficial del PP, el que mantienen sus dirigentes en público, apunta a que Rajoy asume con total normalidad y tranquilidad la cita del próximo día 26. "Como un ejercicio de normalidad democrática", subrayan al tiempo que sostienen que no tienen ningún temor a la declaración porque el partido no tiene "nada que ocultar". Pero, en privado, las mismas fuentes no ocultan que la imagen del presidente del Gobierno llegando a un tribunal y sentado en un banquillo no son las que más les gusta, sobre todo por la repercusión mediática que ello va a tener. "El show mediático: las televisiones, las portadas de los periódicos... Es un trago que hay que pasar", valora una diputada.

Los conservadores están convencidos de que la corrupción ya les ha hecho todo el daño que les tenía que hacer electoralmente. Que ya tocaron suelo en las elecciones autonómicas y municipales de 2015. Y que, de celebrarse ahora elecciones, mejorarían la marca respecto a los últimos resultados. Pero admiten que episodios como la declaración judicial de Rajoy vuelven a poner por un tiempo el foco en los escándalos de corrupción. A Rajoy, por su parte, le obligan a moverse del discurso en el que más cómodo se siente, el de la recuperación económica, un mensaje que en los últimos días está trufando de alusiones a Cataluña ante la convocatoria de un referéndum para el 1 de octubre.

La última polémica que afecta a esta comparecencia tiene que ver con la intención del presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, de recibir en persona al presidente del Gobierno a las puertas de los juzgados de San Fernando de Henares, información adelantada por El Plural.

Rafael Hernando y el Papa de Roma

La dirección nacional del PP lleva desde el mes de abril, cuando se supo que Rajoy iba a tener que ir a declarar, quitando hierro a la cita. "No tiene nada que ocultar ni nada nuevo que aportar", sostuvo el número tres del partido, Fernando Martínez-Maillo, el pasado 19 de abril. Similares palabras empleó la semana pasada en un desayuno de la agencia Europa Press, cuando sostuvo que su jefe de filas iba a aportar "muy poco". Lo justificó señalando que el ahora presidente del Gobierno "no tenía ningún tipo de responsabilidad" en la financiación de las campañas de los municipios de Pozuelo y Majadahonda. "No hay nadie que tenga responsabilidad en las campañas electorales de 8.000 municipios en España", justificó. Rajoy es presidente del PP desde octubre de 2004.

Un mes después, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, abundaba en la idea de que Rajoy va a aportar poca información a este proceso. "Podían llamar al señor Rajoy como podían llamar al Papa de Roma para que viniera a decirles lo que pasó en aquel momento, porque sabe lo mismo", mantuvo.

Uno de los temas que más ha molestado al PP ha sido el hecho de que Rajoy tenga que acudir a declarar al juzgado y no pueda, tal y como se pidió en su día, hacerlo por videoconferencia desde su despacho. "¿Por qué el no puede hacerlo como han hecho multitud de personas en este mismo proceso?", se pregunta un dirigente regional. "Resulta poco serio y nos hace sospechar del marcado carácter político de lo que se pretende", añade.

Para desechar la petición de Rajoy de declarar desde la Moncloa, el tribunal consideró que la seguridad del presidente está garantizada y rechazó el argumento de un despliegue desmesurado de medios económicos dado que la presencia de Rajoy en el juicio requiere tan sólo su desplazamiento unos 18 kilómetros hasta la sede de la Audiencia Nacional en la localidad de San Fernando de Henares (Madrid).

Tras conocerse que Rajoy iba a ser llamado a declarar, los conservadores cargaron contra la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), que ejerce la acusación popular y reclamó la comparecencia del presidente como testigo. El coordinador general del PP calificó a la asociación de "chiringuito del Partido Socialista". Y el propio partido llegó a emitir un comunicado que no gustó en todos los círculos conservadores en el que consideraba que la decisión del tribunal de llamar al presidente era "una muestra del proceso mediático que la acusación popular de Adade pretende seguir".

Si Rajoy no se mueve del escenario que han dibujado desde su partido de cara a la comparecencia, seguirá la misma estrategia que quienes eran pesos pesados del PP en la etapa investigada y ya han pasado por el tribunal. Javier Arenas, Ángel Acebes, Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja exhibieron el pasado mes en sus declaraciones como testigos una completa ignorancia sobre la caja B del partido y sobre el dinero en general que este manejaba. Álvaro Lapuerta, extesorero del partido y que padece demencia, fue citado por Arenas y Cascos como responsable de controlar las donaciones recibidas por la formación en la fecha investigada. Ambos admitieron la falta de control en estas donaciones.

Segunda entrega: el Congreso

Si no hay cambios de última hora, el presidente del Gobierno tampoco podrá esquivar acudir a declarar, en calidad de presidente del Partido Popular, a la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal de su partido en el Congreso de los Diputados. La idea de los conservadores era que fuese el primero en acudir a este órgano parlamentario. Pero un acuerdo PSOE-Unidos Podemos-Ciudadanos ha hecho que fuese el extesorero del PP Luis Bárcenas el primero en acudir.

La comparecencia se espera a la vuelta de las vacaciones de verano. No obstante, el PP está preparando un recurso ante el Tribunal Constitucional para paralizarla al considerar clave que este órgano parlamentario delimite el objeto a investigar, el periodo temporal que afecta a la investigación y las instituciones afectadas por la misma.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/07/18/la_estrategia_del_anticipa_que_rajoy_alegara_ante_tribunal_gurtel_que_desconoce_los_hechos_investigados_67717_1012.html

BÁRCENAS ECHA UN CABLE A RAJOY: VE UN “DESPROPÓSITO” QUE LE LLAMEN A DECLARAR

El extesorero del PP y acusado en el caso Gürtel Luis Bárcenas ha calificado hoy de "despropósito" que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tenga que comparecer en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) para declarar como testigo en el juicio.

Luis Bárcenas ha realizado estas manifestaciones a su salida de la sede judicial al ser preguntado por los periodistas si le iba a decir a Mariano Rajoy "que sea fuerte" y qué le parece que finalmente tenga que comparecer en persona el próximo 26 de julio.

Por su parte, su esposa, la también acusada Rosalía Iglesias, ha manifestado al respecto: "No tengo nada que decir", y preguntada sobre si le diría a Rajoy que sea fuerte como lo ha sido su marido ha contestado: "Todos somos fuertes".

Para hoy estaba citado para testificar en el juicio Juan Carlos Bárcenas, hermano de Luis Bárcenas, pero el presidente de la Sala, Ángel Hurtado, no ha permitido que se le interrogue al no estar ningún representante de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), que le propuso.

Cuando ha llegado el turno de Juan Carlos Bárcenas el presidente de la sala ha comunicado que, a pesar de que el testigo se encontraba presente en la sede judicial, no era posible llevar a cabo la prueba ya que no estaba ningún letrado de la acusación que le había propuesto como testigo.

Al final de la sesión el presidente de la Sala ha pedido a todos los abogados que procuren asistir si comparecen testigos que han propuesto para evitar que se repitan situaciones de este tipo.

Entre los acusados que se encontraban hoy en el banquillo sí estaban Luis Bárcenas y su esposa, Rosalía Iglesias, ya recuperada de la dolencia de cervicales que le impidió asistir al juicio en la anterior jornada.

http://www.elplural.com/politica/2017/06/05/barcenas-echa-un-cable-rajoy-ve-un-desproposito-que-le-llamen-declarar
 

 

LA AUDIENCIA NACIONAL OBLIGA A RAJOY A IR AL JUICIO DE GÜRTEL A DECLARAR

El presidente del Gobierno no podrá testificar por videoconferencia y deberá acudir a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares el 26 de julio

La Sección Segunda de la Sala Penal de la Audiencia Nacional cita a Mariano Rajoy para que declare como testigo el próximo 26 de julio a las 9.30 en el juicio del caso Gürtel. El presidente del Gobierno deberá comparecer físicamente en la sede de San Fernando de Henares. El auto cuenta con el voto particular del presidente del tribunal, Ángel Hurtado, para quien la declaración debía realizarse por videoconferencia. La decisión es firme y no cabe recurrirla.

Rajoy no comparece como presidente del Gobierno, "sino como ciudadano español, en un acto ciudadano que se enmarca en la legalidad democrática y el Estado de Derecho", según los dos magistrados que forman la mayoría, Julio de Diego y José Ricardo de Prada.

El sector mayoritario del tribunal no ve "consistentes" las razones esgrimidas por Rajoy para testificar por videoconferencia, como solicitó el PP. En primer lugar, señalan, el tribunal "no acierta a entender" por qué Rajoy sostiene que su traslado a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares supondría un gran despliegue de recursos públicos, cuando la sede está solo a 18 kilómetros de La Moncloa.

En segundo lugar, los jueces descartan las razones de seguridad alegadas por Rajoy. "La seguridad de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando cuenta con mayores garantías de seguridad que las que pueden ofrecer otras sedes empresariales e institucionales de la Comunidad de Madrid", añaden, y recuerdan que el testigo ha participado en actos, reuniones y encuentros con los ciudadanos en otras campañas electorales.

La intensa actividad de Rajoy como presidente del Gobierno queda fuera de duda para el tribunal, pero "no es óbice para su comparecencia".

El tribunal, además de recordar a Rajoy que acude a testificar como ciudadano y no como presidente, le apunta también que el poder judicial "se sitúa en el mismo plano en cuanto a poderes del Estado que el Ejecutivo", por lo que "la comparecencia personal de su representante máximo, en sana relación institucional, se ajusta a derecho". No obstante, el tribunal atiende a la condición de Rajoy como presidente del Gobierno y avanza que adoptará "cuantas medidas sean necesarias para preservar su imagen institucional".

Se trata de la primera vez que un presidente del Gobierno en ejercicio acude a declarar como testigo en persona ante un tribunal de justicia.

El auto por el que se cita a Rajoy menciona como jurisprudencia una sentencia del magistrado conservador Manuel Marchena, presidente de la Sala de lo Penal del Supremo. En ella se establece que pese a que técnicamente la videoconferencia es posible, "el principio de inmediación sigue siendo un valor que preservar", y que solo es "sacrificable" cuando "concurran razones que, debidamente ponderadas por el órgano jurisdiccional, puedan prevalecer sobre las ventajas de la proximidad física y personal entre las fuentes de prueba y el tribunal que ha de valorarlas".

http://politica.elpais.com/politica/2017/05/30/actualidad/1496140368_290383.html


 

RAJOY : "NUNCA ME SENTIRÉ INCÓMODO POR COLABORAR CON LA JUSTICIA, ES MI DEBER COMO PRESIDENTE Y COMO CIUDADANO Y LO HAGO ENCANTADO

"Jamás se ha actuado con más libertad, independencia y recursos en la lucha contra la corrupción. Ni mi Gobierno ha intentado jamás influir en la Justicia, ni los jueces españoles tolerarían ningún tipo de injerencia", afirma.

"Nunca me sentiré incómodo por colaborar con la Justicia, es mi deber como presidente y como ciudadano y lo hago encantado. El formato es el que determina el tribunal; me atengo a lo que dicen el reglamento y el juez", manifiesta Rajoy en una entrevista en la revista Tiempo, que ha recogido Europa Press.

Sin embargo, Rajoy ha solicitado a la Audiencia Nacional declarar como testigo por videoconferencia atendiendo a razones de seguridad y por ser el medio "menos perturbador" en el ejercicio de sus funciones como jefe del Ejecutivo.

La corrupción es algo "absolutamente despreciable, venga de quien venga", según Rajoy, que admite que cuando afecta al PP le "duele" y le "enfada especialmente". Además, indica que los casos que se están conociendo generan "malestar" en los ciudadanos e influyen a la hora de votar.

http://www.eldiario.es/rastreador/Mariano-Rajoy-mejor-momento-vida_6_647845223.html

LA PETICIÓN DE PLASMA DE RAJOY ES “RIDÍCULA, UNA BURLA, IRRISORIA Y MENDAZ”

La acusación popular de Gürtel reclama al tribunal que el presidente comparezca de manera presencial

ADADE, la acusación popular en el caso Gürtel y que consiguió que Mariano Rajoy tenga que declarar como testigo en el caso, ha remitido a la Audiencia Nacional un escrito en el que valora la petición de Moncloa -para la que usa adjetivos como “ridícula, burla, irrisoria o mendaz”- de que el presidente del Gobierno comparezca a través de videoconferencia y sólo ofrece los días 26 y 27 de julio.

La acusación popular valora las razones argüidas por Moncloa como el supuesto gasto de fondos públicos que supondría su traslado a la Audiencia Nacional, las razones de seguridad y orden público o la apretada agenda del presidente del Gobierno.

Sobre el despliegue de fondos públicos, ADADE recuerda que Rajoy acude con asiduidad a “tanto a actos políticos de su Partido, como a actos institucionales”, por lo que usar este argumento a la hora de declarar en el tribunal supone colocar “con tal vano pretexto, a una citación judicial en una posición inferior y subordinada”. Y recuerda que ellos mismos propusieron que la declaración se hiciera “en el despacho oficial del testigo, lo que excluiría automáticamente ese ‘despliegue de recursos públicos’”.

“Más de lo mismo” ocurre con el argumento de las razones de seguridad. Esto no sería aplicable en su despacho oficial “porque resulta obvio que ya preexisten” elevadas medidas de seguridad en Moncloa.

Sobre la apretada agenda de Rajoy, ADADE recuerda que Moncloa no ha aclarado los “numerosos actos y reuniones” que supuestamente tiene Rajoy, pero vuelve a señalar que ese argumento coloca al Tribunal “en una posición subordinada respecto a la actividad pública del testigo”.

ADADE, sin embargo, señala que “parece plausible e incluso conveniente” que el tribunal se “coordine” con el testigo para su comparecencia al ser un miembro del poder Ejecutivo, pero “en el caso, y sólo en el caso, de que el testigo acreditase la relevancia y multitud de los ‘actos y reuniones’ oficiales que tenga previsto”.

Pero ADADE cree que hasta ahora se ha ofrecido al tribunal “una visión no acreditada y ridícula de las posibilidades” de Rajoy para comparecer. En cambio, las dos únicas fechas propuestas “suponen una auténtica burla al cumplimiento de un acto procesal firme”. Porque una cosa es solicitar su agenda para las próximas fechas, “y otra bien diferente la ‘oferta’ que se efectúa, tanto por su lejanía como por su ridículo abanico de posibilidades, resultando irrisorio y mendaz”.

http://www.elplural.com/politica/2017/05/24/la-peticion-de-plasma-de-rajoy-es-ridicula-una-burla-irrisoria-y-mendaz

EL GOBIERNO JUSTIFICA LA PETICIÓN DE RAJOY PARA DECLARAR EN JULIO ANTE EL TRIBUNAL DE LA GÜRTEL CON SU "AGENDA INTERNACIONAL"

Méndez de Vigo niega que se deba a una estrategia que busque tener el menor número de espectadores posibles al coincidir en plenas vacaciones

"¿De verdad creen que es porque está cerca de las vacaciones?". El portavoz del Gobierno respondió así, con ironía y entre risas, a los porqués de la solicitud de Mariano Rajoy para comparecer ante el tribunal de la Gürtel el 26 o 27 de abril. Iñigo Méndez de Vigo denostó que ello se deba a cualquier estrategia para evitar el escándalo y lo justificó con la "agenda internacional" del presidente.

"La única razón es que el presidente del Tribunal se ha dirigió a la Secretaría de Presidencia del Gobierno preguntándole cuándo le venía bien y ellos han visto cuándo había un hueco", argumentó el portavoz en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "Si ven su agenda internacional de los próximos meses, es la única fecha libre. No porque él esté de vacaciones, sino porque en Europa y en otras partes del mundo sí lo están", agregó.

Con ello zanjó la cuestión, aunque las dudas sobre la idoneidad de la fecha, tras el festivo del Santiago Apóstol (el 25 de julio) y justo antes de que gran parte de los españoles inicien sus vacaciones de agosto, siguen en boga. A ellas se suma la petición del PP para que su presidente declare por videoconferencia para evitar la foto de verle sentado en un juzgado. Génova también justificó esta cuestión con la "agenda" del jefe del Ejecutivo, así como con motivos de "seguridad y orden público".

Pese a las sospechas, tanto el Gobierno como el PP insisten en quitar hierro al asunto. "Rajoy comparece en calidad de testigo", insistió hoy Méndez de Vigo, que aclaró que el término testigo hace referencia a "una persona ajena a la causa a la que se convoca por si puede dar una explicación o conoce algo".

En otro orden de cosas, el también ministro de Educación volvió a arremeter contra las filtraciones de los casos judiciales a la prensa ("Hay que actuar con mesura y dejar que los jueces trabajen con independencia", dijo), aunque negó que esté en mente del Gobierno reformar la Ley procesal, como propone el fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

En cualquier caso, Méndez de Vigo usó el mismo argumento para negar las últimas informaciones sobre la presunta financiación ilegal de las campañas de Aguirre y el propio Rajoy en 2008, que tildó de "especulaciones" de la UCO. "Nosotros respetamos las investigaciones, pero es el juez el que tiene que tomar una decisión", zanjó.

Lo mismo dijo respecto a los informes de la Guardia Civil que implicarían a Cristina Cifuentes en una presunta adjudicación irregular de la Asamblea de Madrid con las empresas de restauración de Arturo Fernández. Pero, aunque esté de acuerdo con ella en sus críticas a los informes policiales y el Gobierno la respalde en su denuncia del caso Lezo ante la Fiscalía, Méndez de Vigo negó que el "fuego amigo" del que sospecha la presidenta de la Comunidad de Madrid provenga de la número dos del Gobierno. "La vicepresidenta no es el fuego amigo de Cristina Cifuentes", sentenció el portavoz. Ella, Soraya Sáenz de Santamaría, también presente en la rueda de prensa, eludió responder al respecto.

http://www.publico.es/politica/gobierno-justifica-peticion-rajoy-declarar.html

RAJOY PIDE DECLARAR POR VIDEOCONFERENCIA EN EL JUICIO DE 'GÜRTEL' PARA AHORRAR RECURSOS PÚBLICOS

Señala los días 26 y 27 del próximo mes de julio como los más adecuados para su declaración como testigo

Argumenta que una declaración presencial ante el tribunal, tanto en San Fernando de Henares como en la Moncloa, "supondría un conjunto de medidas de seguridad ciertamente desproporcionadas"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha remitido un escrito al tribunal que juzga la primera época de actividades de la trama Gürtel (199-2005) en el que solicita que su declaración como testigo en este procedimiento se realice por videoconferencia. Señala los días 26 y 27 del próximo mes de julio como los más adecuados para este trámite en función de su agenda de actividades.

En el escrito remitido a la Audiencia Nacional por la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno se señala que "la comparecencia física" de Rajoy ante el tribunal que juzga el caso en al sede de San Fernando de Henares –que dista poco más de 20 kilómetros de la Moncloa–"implicaría un despliegue importante de recursos públicos, siendo más conveniente la videoconferencia".

En el escrito se alude también a "razones de seguridad, ya que si la declaración se produjera tanto en San Fernando de Henares como en el propio despacho en la Moncloa, previo desplazamiento del tribunal a la sede de la Presidencia del Gobierno, "supondría un conjunto de medidas de seguridad ciertamente desproporcionadas".

La petición para que el testimonio no sea presencial sino mediante una videoconferencia desde Moncloa, para que pueda verse en la Sala de juicio, fue también solicitada el pasado día 10 por el Partido Popular, acusado en este juicio como partícipe a título lucrativo.

La declaración por videoconferencia esta prevista en el artículo 229.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) y, de manera específica para el proceso penal, en el artículo 731 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), que dice concretamente que "el tribunal de oficio o a instancia de parte (...) podrá acordar que su actuación se realice a través de videoconferencia u otro sistema similar que permita la comunicación bidireccional y simultánea de la imagen y el sonido".

La elección realizada por el presidente del Gobierno, de ser aprobada por el tribunal, cumple por lo tanto con estas prevenciones y también con las incluidas en el artículo 703 de la LeCrim, dirigidas a que la práctica de la prueba no afecte al "adecuado ejercicio de su cargo", según las mismas fuentes.

El abogado del PP Jesús Santos argumentó en su día que en el auto por el que la mayoría del tribunal –los magistrados Julio de Diego y José Ricardo de Prada– aceptaron esta prueba testifical "no quedaron definidas las condiciones específicas" para su realización, por lo que la videoconferencia no debería descartarse.

"Ante una potencial solicitud de declarar por videoconferencia solicitada por el testigo, no cabe sino que el tribunal la acuerde siempre que se den los requisitos legales para ello", adelantaba el PP en su escrito. Añadía que en consecuencia una vez citado éste "está legitimado para solicitar que su declaración se practique por el sistema de videoconferencia".

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/05/18/rajoy_solicita_audiencia_nacional_declarar_por_videoconferencia_27_julio_65231_1012.html

EL PSPV RECLAMA AL TRIBUNAL GÜRTEL QUE RAJOY DECLARE EN LA MISMA AUDIENCIA NACIONAL

La acusación popular repasa la agenda del presidente y subraya que va al "Casino de Madrid" sin que afecte al orden público

El abogado que representa al Partido Socialista del País Valenciano (PSPV) en el juicio a la primera época de la trama Gürtel ha remitido un escrito al tribunal pidiendo que el presidente del Gobierno acuda a declarar como testigo presencialmente y no por vídeo conferencia, como había pedido el Partido Popular.

Esta acusación popular tampoco acepta trasladar “la jurisdicción del Tribunal al despacho oficial” de Mariano Rajoy, como había propuesto la Asociación de Abogados de Europa (ADADE), acusación popular que había pedido la comparecencia del presidente.

Si puede ir al casino también al tribunal

El PP, en su petición al tribunal, justificó utilizar la vídeo conferencia amparándose en el artículo 731 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que estipula que se podrán realizar declaraciones a través de vídeo por “razones de utilidad, seguridad o de orden público” y cuando la comparecencia del testigo “resulte gravosa o perjudicial”, caso que aseguraban es el presente debido al “cargo público que ostenta el Presidente del Gobierno”.

Para rebatir este argumento, el representante del PSPV añade en su escrito, al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM, pantallazos de la agenda de Mariano Rajoy según la página web de Moncloa. En ellas “puede comprobarse como, entre su agenda institucional, aparecen actos donde el presidente se traslada al Hotel EuroBuilding, a la Real Casa de o al Casino de Madrid”.

Sin pelos en la legua, el letrado escribe que, “si entre sus actos institucionales algunos implican un traslado del despacho oficial a sedes mercantiles para participar en jornadas, en asambleas o en entregas de premios, con mayor razón puede y debe desplazarse a la Sede del Tribunal”, lugar que, además, “desde el punto de vista de la seguridad, cuenta con mayores garantías que las que pueden ofrecer otros lugares a los que asiste el presidente (hoteles, Casino de Madrid, etc.)”

Como un ciudadano más

Además de rebatir los argumentos del PP, el letrado de la acusación popular también recuerda al tribunal que Rajoy ha sido llamado a declarar como testigo “no por su calidad institucional (…) sino como un ciudadano más toda vez que su declaración versa sobre hechos ocurridos cuando no tenía ningún poder institucional”.

http://www.elplural.com/sociedad/2017/05/11/el-pspv-reclama-al-tribunal-gurtel-que-rajoy-declare-en-la-misma-audiencia

RAFAEL HERNANDO: “PODRÍAN LLAMAR A DECLARAR A RAJOY O AL PAPA DE ROMA

La oposición califica de falta de respeto la petición del presidente para comparecer a través de videoconferencia ante el tribunal

En la tarde del jueves, ELPLURAL.COM adelantaba que el Partido Popular había pedido que Mariano Rajoy realizara su comparecencia como testigo de la Gürtel por videoconferencia. La formación popular se escuda en el artículo 731 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que estipula que se podrá declarar a través de vídeo “por razones de seguridad, utilidad u orden público” y cuando la comparecencia del testigo “resulte gravosa o perjudicial”.

La oposición ha reaccionado ante esta noticia y no de muy buen grado. Impresentable, inaudito, falta de respeto… Son algunas calificaciones que han aparecido en la mayoría de los discursos de todos los portavoces de los grupos parlamentarios, menos el PP claro. Desde el Partido Popular, a través de la boca de Antonio Hernando, han afirmado que no quieren “contribuir al circos, que es lo que quieren” las acusaciones de PSOE, IU y ADADE.

En declaraciones en el Congreso, Hernando ha justificado así la petición que el PP ha hecho al tribunal del caso. Además, en un escrito dirigido al tribunal que juzga la primera época de la trama Gürtel, el abogado del PP, Jesús Santos, alega que la videoconferencia es “el medio que menos perjudica o perturba el ejercicio normal de su cargo como Presidente”.

Por su parte, Hernando proseguía su perorata y afirmaba que su partido aplica un criterio que tiene precedentes y que es “normal”. Eso sí, ha declarado que el PP acatará lo que diga el tribunal. Insiste, además, en criticar la decisión del mismo de llamar a Rajoy a declarar porque “no tiene sentido” que el presidente del Gobierno comparezca para “hablar de un asunto del que no tiene conocimiento y responsabilidad alguna”. “Podrían llamar a declarar a Rajoy o al Papa de Roma para que diga lo que sabía en ese momento, porque sabe lo mismo”, insiste Hernando.

La oposición, indignada

Todos los miembros de la oposición que han desfilado por los pasillos del Congreso han coincidido: la maniobra de los populares es un hecho “gravísimo”. Así lo aseguraba Pablo Iglesias, considera “una falta de respeto a la ciudadanía” volver al plasma. Insiste que es un acto impresentable que en 2017 “un presidente de Gobierno no vaya a la Audiencia Nacional a declarar. Para finalizar, ha reiterado su petición para que comparezca en pleno.

En la misma línea se encuentra Alberto Garzón, diputado de Unidos Podemos. Garzón cree que, con este formato, el Partido Popular intenta “minimizar” el coste de que “un presidente tenga que testificar por corrupción”. El miembro del partido morado subraya el carácter “inaudito” de este hecho y sentencia que “la imagen no sólo daña al PP, sino también a la democracia española”.

Por su parte, Isabel Rodríguez, portavoz adjunta del grupo socialista, afirma que “Rajoy debe asumir que tiene que dar la cara y explicaciones” por la corrupción. Incluso tilda como “falta de respeto a la justicia” el hecho de comparecer por videoconferencia. Es más, a pesar de esto, sentencia que “no nos sorprende porque e no es la primera vez”.

Una línea de discurso muy similar a la del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que sostiene que “los españoles nos hemos mal acostumbrado a ver cómo el presidente muchas veces actúa” a través de un plasma. Lamenta que no se trate de “una novedad ni una sorpresa”, aunque señala que la decisión última compete al tribunal en cuestión.

http://www.elplural.com/politica/2017/05/11/para-rafael-hernando-el-papa-de-roma-sabe-lo-mismo-que-rajoy-sobre-la-gurtel

EL PP PIDE AL TRIBUNAL QUE RAJOY DECLARE POR PLASMA EN EL JUICIO GÜRTEL

El partido reclama que se use la video conferencia por razones de "seguridad y orden público" debido al "cargo de presidente del Gobierno"

El Partido Popular ha presentado un escrito ante la sala segunda de la Audiencia Nacional, que juzga la Pieza Separada de la primera época del caso Gürtel en el que reclama que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, realice por videoconferencia su declaración como testigo ante los jueces. Según el PP, Rajoy “está legitimado para solicitar que su declaración se practique por el sistema de videoconferencia”.

Para justificar su petición, el PP, en el escrito al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM, acuden al artículo 731 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que estipula que se podrán realizar declaraciones a través de vídeo por “razones de utilidad, seguridad o de orden público” y cuando la comparecencia del testigo “resulte gravosa o perjudicial”.

Como razonamientos para que Rajoy comparezca en una pantalla de plasma -en lugar de un su despacho de Moncloa, como había ofrecido la acusación popular ADADE, asociación que haía pedido su testificación-, el PP alega que esta opción es “el medio menos perturbador para el desempeño de las funciones del cargo del Presidente del Gobierno”.

Además, señalan, para reforzar su alusión al artículo 731 de la LECRIM, que “concurren motivos de seguridad y/o orden público” debido al “cargo público que ostenta el Presidente del Gobierno”.

Además, el PP señala que “el recurso a este medio tecnológico no conculca el derecho a la defensa de las partes” y rechaza el argumento de la acusación popular de que “la técnica de la videoconferencia vulnera el principio de inmediación en la práctica de la prueba”. Para ello, alude al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y a una sentencia suya en la que se perseguían fines legítimos "tales como la defensa del orden público".

Por último, alegan que la videoconferencia “es una práctica extendida en el ámbito judicial penal” y ponen como ejemplo “habitual” la declaración por este medio “de todos aquellos funcionarios o testigos que residen fuera del partido judicial donde se celebre el juicio”. “Su utilización ha sido ampliamente avalada por nuestros Tribunales y obedece a razones de operatividad que no pueden ser, ni son ajenas, a los órganos de administración de justicia”, concluye el escrito del PP.

http://politica.elpais.com/politica/2017/04/26/actualidad/1493167810_433898.html

RAJOY DECLARARÁ ANTE EL TRIBUNAL EN LA FECHA QUE SE AJUSTE A SU AGENDA

El presidente del tribunal, en su voto particular, sugiere el presidente declare por videoconferencia

El tribunal que enjuicia el caso Gürtel de corrupción argumenta, por dos votos contra uno, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debe comparecer como testigo en una fecha aún por determinar. Los magistrados se acogen a los artículos 702 y 703 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y establecen que el jefe del Ejecutivo “tendrá que comparecer ante el tribunal, en una fecha que se señale según calendario fijado para el juicio con aplicación de las previsiones necesarias para evitar perturbar el adecuado ejercicio de su cargo”. Contra la resolución no cabe recurso.

El voto particular discrepante del magistrado Ángel Hurtado da a entender que Rajoy testificará en persona ante el tribunal. Hurtado sugiere que lo haga por videoconferencia para "por ser medio menos perturbador para el desempeño de las funciones de su cargo" y también "por razones de seguridad y de orden público".

El pasado 18 de abril, el tribunal, tras un intenso debate interno, decidió citar al jefe del Ejecutivo pese a que tanto la Fiscalía Anticorrupción como la Abogacía del Estado consideraban que su testifical no era “ni útil ni pertinente”. El tribunal, sin embargo, considera que la decisión del PP, presente en la sala como persona jurídica como partícipe a título lucrativo, de no prestar declaración en el juicio es "significativa" y hace necesaria la comparecencia de su máximo dirigente.

Fue la acusación popular de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), encabezada por el veterano letrado progresista José Mariano Benítez de Lugo, la que reclamó al tribunal la testifical de Rajoy el pasado 31 de marzo. Era la tercera vez que lo pedía. La primera fue en enero de 2015, y fue desestimada. El tribunal, sin embargo, accedió en julio de 2016, a petición del extesorero del PP Luis Bárcenas, a que declarasen como testigos antiguos miembros de la cúpula del PP como Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas, Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato. Estas citaciones contaron con un voto discrepante del magistrado Hurtado, al que le tocó presidir la sala después de que fuera recusada la presidenta de la Sección Segunda, Concepción Espejel.

El tribunal recuerda que rechazó en dos ocasiones –en febrero y en octubre de 2016- la testifical de Rajoy por razones de prudencia y proporcionalidad y para “evitar una innecesaria interferencia en la vida política del país”. En la última negativa, no obstante, el tribunal dejó la puerta abierta a que pudiera testificar el presidente “de considerarlo necesario, a la vista del desarrollo del juicio oral”.

“Pues bien, ese momento ha llegado”, afirma el magistrado Julio de Diego, ponente del auto. Tras renovar Adade su petición, el grupo mayoritario considera que “la situación en la que se encuentra el tribunal es muy diferente a la de antes del inicio de las sesiones del juicio”. Desde octubre se ha realizado el interrogatorio de los acusados y los responsables civiles, así como de la mayoría de los testigos.

En su voto discrepante, el magistrado Hurtado denuncia “la falta de una auténtica motivación” en el auto de la mayoría. El presidente del tribunal hace suyos los planteamientos de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, que consideran que durante el juicio “no ha surgido elementos nuevos” que conecten la declaración de Rajoy con el objeto de la vista oral, y si ha aparecido alguno “era de carácter absolutamente insustancial o irrelevante”.

"Al no haber habido una revelación inesperada, como no la ha habido desde que se iniciaron las sesiones del juicio, no cabe admitir una prueba solicitada extemporáneamente", sostiene Hurtado. Este magistrado considera también que el hecho de que Rajoy forme parte de los "órganos centrales del PP" no justifica por sí mismo que sea llamado como testigo a este juicio, en el que, expone, la financiación ilegal "va referida a la pudo haber tenido lugar en los municipios de Majadahonda y de Pozuelo de Alarcón en 2003".

http://politica.elpais.com/politica/2017/04/24/actualidad/1493034594_849575.html

ADADE ACUERDA DENUNCIAR A RAFAEL HERNANDO POR ATENTAR CONTRA SU HONOR

El 'popular' ha vuelto a acusar a la asociación que pidió que testificara Rajoy de ser una "especie de Manos Limpias"

El portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, ha tenido este miércoles barra libre en Los Desayunos de TVE para continuar la campaña de desprestigio que ha emprendido su partido contra las acusaciones populares. Un acoso y derribo que se produce desde que la Asociación de Abogados de Europa (ADADE) haya conseguido que el tribunal Gürtel, causa en la que está personada, cite a declarar a Mariano Rajoy como testigo. Hernando ha reiterado su acusación de ser una “especie de Manos Limpias”, por lo que ADADE ha decidido presentar una demanda por atentado contra el honor contra el portavoz del PP, según ha podido confirmar ELPLURAL.COM

Hernando ha dedicado buena parte de su entrevista en TVE a asegurar que es el PSOE el que está intentado influir en el Poder Judicial “porque va en su genética” y ha pedido que “se deje tranquila a la Justicia, porque funciona”. Estas palabras no se referían a las noticias sobre las presiones ejercidas a fiscales ni a que Rajoy vaya a declarar ante el tribunal Gürtel porque, según los jueces, el PP no está colaborando en la causa.

Sus acusaciones iban dirigidas a los socialistas y a ADADE, a quien ha llegado a acusar de ser una “especie de Manos Limpias”, el seudosindicato de ultraderecha que fue desarticulado en 2016 junto a Ausbanc y cuyos líderes fueron detenidos acusados de formar una organización criminal dedicada a la extorsión.

Hernando ha acusado a “esa especie de Manos Limpias que es ADADE” de estar “todo el día enredando en los tribunales” y de “intentar orientar las decisiones de los jueces” . “Desgraciadamente, en nuestro sistema judicial está la figura de la personación particular que en este país se ha abusado de la misma”, ha dicho el portavoz del PP, para quien sólo hay dos tipos de acusación popular: las que se dedican “a ganar dinero o jugar con el crédito reputacional de empresas y personas” y las que “intentan ganar en los tribunales lo que no se ganaba en las urnas”.

No es la primera vez que Hernando utiliza estos términos para atacar a ADADE. Tras conocerse que Mariano Rajoy tendría que acudir a declarar, a petición de la asociación, como testigo en Gürtel, Hernando fue más allá y convocó una rueda de prensa en la que dijo que “esta asociación es el Ausbanc del PSOE. Buscan obtener un beneficio político a través de los tribunales”. Y orgulloso de ello, subió el vídeo a su Twitter.

Estos insultos continuados han provocado que ADADE, en su Junta Directiva celebrada ayer, haya aprobado que se presente una demanda contra Rafael Hernando por atentar contra el honor de la asociación.

“Ya con las primeras declaraciones de que éramos el Ausbanc se merecía una acción judicial”, explica a ELPLURAL.COM Mariano Benítez de Lugo, presidente honorario de ADADE, que ahora también incorporará la entrevista en TVE “a nuestra reclamación”.

“Hernando no entiende nada de la dinámica de un proceso judicial y del papel de una acusación”, señala Benítez sobre la acusación de Hernando de que presentan escritos, “todos los escritos forenses buscan orientar una decisión judicial, postular lo que uno defiende. Luego el juez es libre de decidir”.

Como prueba de lo erróneo del planteamiento de Hernando, el presidente honorario de ADADE señala que “en el colmo de la ignorancia supina, confunde lo que es una acusación popular con una acusación particular”.

La campaña contra las acusaciones populares llega hasta elementos de la Fiscalía, como el polémico fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moix, en la picota estos días por las acusaciones de obstaculizar la investigación de la Operación Lezo, quien en una entrevista esta semana también cargó contra estas representaciones, acusándolas precisamente de entorpecer las causas a base de alargarlas.

Benítez señala a “esta unidad de criterio del señor Moix y Hernando para acusar a ADADE de que lo que hacemos es uso indebido de la acción popular. La acción popular está reconocida constitucionalmente y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Y si alguna vez se ha usado indebidamente este derecho no es responsabilidad tanto de la acusación como del juez admite una acusación infundada”.

El presidente de honor de ADADE defiende el papel de las acusaciones populares, sobre todo cuando “el Ministerio Fiscal actúa de forma liviana, que es cuando la acción popular obtiene su razón de ser”. “No buscamos rédito económico ni rédito político, sino un rédito de cara a que el Estado de Derecho funcione de una manera más perfecta. Nuestra razón de ser es luchar contra la corrupción y que no se busquen triquiñuelas”.

Y, como pruebas de su actuación, pone el caso Guateque, donde se demostró que ADADE había tenido “un papel subsidiario” a la investigación de la Fiscalía, o cuando la Fiscalía se negó a pedir prisión para Luis Bárcenas, extesorero del PP. Fue ADADE quien la solicitó –como ocurrió con la fianza de responsabilidad civil- y a su petición se acabó sumando después la Fiscalía.

http://www.elplural.com/politica/2017/04/27/adade-acuerda-denunciar-rafael-hernando-por-atentar-contra-su-honor

ADADE PIDE AL TRIBUNAL DE LA GÜRTEL QUE RAJOY SEA INTERROGADO EN SU DESPACHO DE MONCLOA

La acusación popular rechaza que pueda hacerlo por videoconferencia

La Asociación de Abogados de Europa (ADADE) ha rechazado en un escrito dirigido al tribunal de la Gürtel que Mariano Rajoy pueda declarar por videoconferencia. Apelando al 2 apartado del artículo 268 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que señala que "los Juzgados y Tribunales podrán constituirse en cualquier lugar del territorio de su jurisdicción para la práctica de aquéllas, cuando fuere necesario o conveniente para la buena administración de justicia" han pedido que el presidente del Gobierno sea interrogado en su despacho. Pretenden con ello demostrar que su intención no es llevarle de "peregrinaje" a los tribunales ni buscar rédito político como les ha acusado en falso Rafael Hernando y otros dirigentes del PP.

Así lo ha dicho en rueda de prensa el presidente honorario de ADADE, Mariano Benítez de Lugo, que ha confirmado la noticia adelantada ayer por ELPLURAL.COM de llevar a los tribunales al portavoz popular Rafael Hernando por atentar contra su honor. Un anuncio que ha hecho en rueda de prensa junto a Javier Ledesma, presidente de ADADE, y el abogado de la asociación, Francisco Montiel, en la sede del Colegio de Abogados. Un escenario que no ha sido elegido al azar, sino como una prueba de que este colegio apoya "explícitamente" su labor como acusación popular y las acciones judiciales contra el portavoz del Partido Popular. Sobre cuándo presentarán la demanda contra Rafael Hernando, Ledesma ha aclarado que todavía tienen que redactarla, labor que harán ellos mismos.

El abogado de la asociación Francisco Montiel ha recordado que también pidieron la citación de Rajoy en la pieza de los papeles de Bárcenas. Lo reclamó hace ya dos años pero todavía no ha recibido respuesta, aunque ha subrayado que los miembros del tribunal son los mismos jueces que han decidido citar a Rajoy en la primera pieza separada de la Gürtel, que abarca de 1999 a 2005.

Además, han revelado que ya están personados en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia en la causa contra el expresidente de la Región, Pedro Antonio Sánchez, por el caso Púnica y que han solicitado su personación en la Operación Lezo, aunque de momento no saben si se ha aceptado su petición al estar decretado el secreto de sumario.

Preguntado por la posible dimisión de Manuel Moix, el jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Ledesma ha señalado que ellos son abogados y que no les corresponde esa decisión. Benítez de Lugo ha matizado que él, "como abogado de a pie" cree que debería ser cesado. El abogado Francisco Montiel ha añadido que Moix "debería ser sustituido por un fiscal que siga la línea de los fiscales anteriores". En este sentido, ha argumentado que tras 30 años de ejercicio profesional, "no recuerda que nunca los fiscales hayan usado el artículo 27" para pedir la reunión del Consejo Fiscal contra una decisión de sus superiores.

Sobre las acusaciones de que ADADE podría buscar rédito económico, al compararla con Manos Limpias, los dirigentes de la asociación han recordado que "nunca hemos cobrado nada" y que se financian con las cuotas de sus asociados, que son de 25 euros al mes, y jamás han recibido "ayuda pública" lo que garantiza "nuestra independencia y tranquilidad". Y para comparar, destacan que los viajes continuos de sus miembros a San Fernando de Henares para acudir a la Audiencia Nacional se los pagan ellos mismos. Y que tuvieron que abandonar una de las causas contra Luis Bárcenas "porque no pudimos pagar los 10.000 euros de fianza que nos pedían".

http://www.elplural.com/politica/2017/04/28/adade-pide-al-tribunal-de-la-gurtel-que-rajoy-sea-interrogado-en-su-despacho

EL PRESIDENTE DEL TRIBUNAL SUGIERE QUE RAJOY DECLARE POR VIDEOCONFERENCIA PARA EVITAR "EXPOSICIÓN PÚBLICA"

Subraya que la declaración a distancia no es un "privilegio excepcional", sino una medida de seguridad para el presidente del Gobierno

Recuerda que el expresident de la Generalitat Artur Mas declaró de este modo ante los tribunales en el juicio por el cerco al Parlament en el 2014

El presidente del tribunal de la Audiencia Nacional encargado de juzgar los primeros años de la trama Gürtel (1999-2005), Ángel Hurtado, sugiere que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca como testigo mediante videoconferencia en la vista con el fin de evitar "hacerle pasar por la exposición pública, que es verle llegar y estar en la Audiencia Nacional".

Así lo ha expuesto Hurtado en el voto particular que incluye el auto de admisión de prueba de Rajoy, para cuya comparecencia ún no ha se señalado fecha. "No debería dejarse de lado a la hora de practicarla (la prueba testifical) y, una manera con la que se evitaría contribuir a él, sería si, en lugar de que compareciera ante este Tribunal el testigo, se le tomara declaración desde otro lugar, sin tener que hacerle pasar por la exposición
pública, que es verle llegar y estar en la Audiencia Nacional", destaca el razonamiento del magistrado.

El pasado 18 de abril, el tribunal decidió "por mayoría" aceptar la petición de ADADE –que ya había solicitado esta prueba dos veces antes durante la vista oral que comenzó el pasado 4 de octubre y en otra ocasión durante la instrucción–, pese a la posición contraria de la Fiscalía, del abogado del Estado, del abogado del PP y varios letrados de la defensa, según ha informado Europa Press.

Según dice Hurtado, en "los términos" en que queda redactado el auto de sus compañeros de tribunal, los magistrados Julio de Diego y José Ricardo de Prada, en el que aprueban la declaración como testigo del jefe del Ejecutivo, se apunta a que "la comparecencia sea presencial". Aún así, destaca que "no es descartable una interpretación alternativa", por lo que "una aclaración en este sentido no estaría de más".

El presidente del tribunal dice que no está de acuerdo con que la declaración deba ser presencial, pues el artículo 731 bis de la LeCrim dice que se puede hacer por videoconferencia "cuando hay suficientes razones". "Algo al respecto se debería haber dicho sobre este particular", añade Hurtado.

Además, recuerda que, conforme a los artículos 702 y 703 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), el testigo debe comparecer ante el tribunal "en la fecha que se señale según calendario fijado para el juicio, con aplicación en su caso de las previsiones necesarias en cuanto a su citación para evitar perturbar el adecuado ejercicio de su cargo".

"Medio menos perturbador"

Aunque asegura que conoce la disposición de Rajoy a declarar en persona –tal y como ha manifestado a los medios de comunicación–, el presidente del tribunal añade que esto no quita a que su comparecencia se haga por videoconferencia al ser el "medio menos perturbador para el desempeño de las funciones de su cargo, además de por razones de seguridad y/o de orden público".

Además, Hurtado precisa que declarar por videoconferencia no es un "privilegio excepcional" y recalca que, debido a que el presidente del Gobierno no puede "tratársele igual que al resto de personas que no ostentan un cargo de relevancia", se aconseja la declaración a distancia.

De hecho, recuerda que es una "práctica diaria de los tribunales" y que expresident de la Generalitat Artur Mas ya declaró de este modo ante la Sección Primera de la Sala de lo Penal en el juicio por el cerco al Parlament en 2014.

Por otro lado, Hurtado indica que en ocasiones anteriores el tribunal ya inadmitió la prueba testifical propuesta por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE) por que no se aportaba "razón suficiciente" para que el jefe del Ejecutivo preste testimonio. Aunque en el último auto en el que se inadmitía la comparecencia de Rajoy se decía que la Sala podría acordar su declaración "de considerarlo necesario, a la vista del desarrollo del juicio oral", el presidente del tribunal considera que "sigue sin darse la razón".

Reproches a sus compañeros de tribunal

Según Hurtado, en el razonamiento de ADADE se utilizan una "serie de conceptos abstractos y difusos", así como la utilización de "algún adjetivo calificativo, y que no deberían haber sido utilizados", porque supone una "indefinición" que "nada justifica" la prueba presentada por la acusación. Asimismo, insiste en varias ocasiones que la acción popular no expone que indicios nuevos le llevan a volver a pedir la testifical.

En este sentido, reprocha que sus compañeros de Sala destaquen en su auto de admisión de prueba con fecha del 19 de abril, que tienen "ánimo de contar con todo el material probatorio necesario que debidamente propuesto por las partes nos permita llegar a una deliberación en las mejores condiciones...". "Decir esto es como no decir nada", concluye Hurtado en su voto particular emitido dos días más tarde, en el que insiste en que el auto de sus compañero tiene una "falta de una auténtica motivación".

Es más, subraya que, aunque ADADE indique que Rajoy aportará datos "valiosos" sobre la financiación de las campañas electorales del PP, ya se ha admitido las comparecencias de otros ex altos cargos del partido como Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas, Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato, los próximos 19 y 20 de junio.

Estas testificales fueron "un criterio que se tuvo en cuenta, de manera expresa" en el auto de febrero, dice Hurtado, por lo que ahora no llega a comprender por qué sus compañeros "no lo han tenido en cuenta para resolver".

"Tampoco considera este magistrado que el formar parte de los organismos centrales del PP justifique su llamada como testigo a este concreto juicio", dice el presidente de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Por último, hace hincapié en que debido a que el PP se encuentra en este juicio como partícipe a título lucrativo –para el que Fiscalía reclama 245.492 euros por los delitos que presuntamente cometieron los exalcaldes de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda–, propiciaron unas "determinadas recusaciones" de magistrados Concepción Espejel y Enrique López que "originariamente se deberían haber encargado de enjuiciar la presente causa".

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/04/24/el_presidente_del_tribunal_sugiere_que_rajoy_declare_por_videoconferencia_para_evitar_exposicion_publica_64230_1012.html

HISTORIA DE ADADE, LA ACUSACIÓN QUE SIENTA A RAJOY EN EL 'BANQUILLO DE LOS TESTIGOS'

La asociación, que no tiene vinculación estatutaria con el PSOE, está compuesta por juristas de ideología progresista, algunos de ellos afiliados a la formación socialista

Adade se ha personado en causas como Púnica y Gürtel, en la que fue la primera acusación que reclamó el ingreso en prisión del extesorero del PP Luis Bárcenas

La Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), el colectivo de juristas que ha conseguido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se siente en el banquillo de los testigos en el juicio de la Época I del caso Gürtel, que incluye los delitos de la trama liderada por Francisco Correa hasta 2005, se creó en 1988 por personas vinculadas al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), pero que nunca ha tenido una dependencia jerárquica de esta formación política, según explica a este diario uno de los abogados de esta asociación Francisco Montiel.

"No somos una asociación ligada al PSOE, aunque sí es verdad que muchos miembros son personas que están afiliados al PSOE desde hace muchos años. Lo que realmente nos une es la defensa de las ideas progresistas. Estoy convenido de que si alguien afín al PP viniera a Adade, él mismo se marcharía", indica Montiel, que asegura que él y otros muchos compañeros no tienen ningún vínculo con la formación socialista.

Precisamente esta cercanía al PSOE es uno de los argumentos que esgrime el Partido Popular en su nota de prensa de este martes sobre la declaración de Rajoy, en la que alude de forma directa a la cercanía de dos de los integrantes de Adade a la formación socialista, en concreto Javier Ledesma y Mariano Benítez de Lugo.

La asociación fue creada por "un grupo de amigos juristas", como la exdiputada y exsenadora Francisca Sauquillo, su marido, el fallecido Jacobo Echeverría-Torres Tovar; Javier Ledesma, que es hermano del exministro socialista de Justicia Fernando Ledesma, recuerda Francisco Montiel, que es uno de los socios del despacho de abogados Lista, en el que también está Francisca Sauquillo.

Una web caída

En consecuencia, Adade dispone de escasos medios para desempeñar su labor de acusación popular, pues sus letrados sólo preparan las acusaciones por las tardes tras abandonar sus respectivos empleos: "En alguna de las reuniones de la junta directiva, normalmente en comidas, hemos pensado en la posibilidad de abrir la asociación a la gente joven, para que se vaya fogueando, pero es que realmente no disponemos de tiempo para más", se lamenta Montiel, que constata que durante todo el martes la web de Adade ha estado caída: "La página está pensada para cinco personas, y cuando entran seis se cae", ironiza este letrado.

Pese a las limitaciones, esta asociación se ha involucrado en la acusación de numerosos casos de corrupción en España y fuera de ella. Además de los conocidos Gürtel y Púnica, este colectivo interpuso en 1996 una querella contra el juez Luis Pascual Estevill por cohecho, mientras que en 2002 inició acciones legales contra tres magistrados de la Audiencia Nacional que excarcelaron al narcotraficante Carlos Ruiz El Negro.

Adade estuvo detrás de una demanda contra el expresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Carlos Dívar, que acabó dimitiendo.También se habló de Adade en 1999 cuando se intentó personar en el caso de las escuchas ilegales del Cesid y en 2007 por una querella de injurias al Gobierno contra el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz. En clave internacional, Adade se ha involucrado, como parte de redes de juristas, en temas como la discriminación judicial en los países de la ex Yugoslavia en 1996 o la guerra de Irak en 2003.

En total, los asociados de Adade apenas superan la cuarentena, siendo la gran mayoría abogados, aunque también hay un procurador. Ni los letrados ni el mencionado procurador que participan en los procedimientos, como Gürtel y Púnica, cobran por su trabajo. De esta forma, en estos casos se da la paradoja de que los voluntarios de Adade, especialmente el mencionado Francisco Montiel, se responsabilizan en los tribunales de las acusaciones contra los imputados, que normalmente contratan para sus defensa a importantes bufetes de abogados, que disponen de más medios y empleados.

Fianza del caso Rato

Los ingresos de la asociación, que está regida por una junta directiva compuesta por una quincena de personas, son "muy exiguos", explica Montiel, que recuerda que cuando la Audiencia Provincial de Madrid les impuso una fianza de 10.000 euros para ejercer la acusación popular en el caso Rato tuvieron que renunciar a la misma: "Aportamos las cuentas de la asociación a la Audiencia, que demostraban que con todos los ingresos por cuotas de un año no llegábamos a esos 10.000 euros, y al final no pudimos personarnos", se lamenta Montiel.

Pero de los alrededor de 40 integrantes de Adade, los abogados que participan de forma activa en las causas es todavía menor: "Somos muy pocos", explica Montiel, que hace un repaso de los letrados que han ayudado en los procedimientos: "Mariano Benítez de Lugo, Javier Ledesma, Miguel Ángel Garrido, Juan de Justo, Jaime Gil-Robles y el que fuera fiscal general del Estado en el Gobierno de Felipe González Leopoldo Torres".

Benítez de Lugo, que es presidente de honor de Adade y se encarga de la causa Gürtel junto a su colega Francisco Montiel, fue asesor del Banco de España tras finalizar sus estudios, para posteriormente ser director general en el Ministerio de Administración Territorial entre 1983 y 1985. En 1988 fue elegido miembro del consejo de administración de Caja Madrid en representación municipal, dentro de la candidatura del PSOE.

"Es un día de júbilo para la justicia española", declaró a los periodistas este abogado de 76 años, que ingresó en el PSOE en 1977, cuando se presentó, sin éxito, en las listas de los socialistas al Congreso por Madrid.

Vínculos con el PSOE

Por estos vínculos con el PSOE, el PP insiste en su nota de esta martes en la "cercanía" de los integrantes de Adade con Partido Socialista, al mismo tiempo que destaca que esta formación política "siempre se ha sumado a las peticiones de Adade".

Sin embargo, el ingreso en prisión del extesorero del PP Luis Bárcenas va en sentido contrario a la denuncia de la formación liderada por Mariano Rajoy. El 28 de junio de 2013, el exsenador por Cantabria ingresó en prisión después de que Adade reclamara una reclusión con una fianza, todo ello sin el apoyo de ninguna de las dos acusaciones del PSOE. Al final la Fiscalía Anticorrupción apostó por reclamar la cárcel sin fianza, una decisión que acabó por adoptar el magistrado Pablo Ruz.

Fue ese mismo día, el del ingreso en prisión de Bárcenas, cuando Benítez de Lugo denunció amenazas del extesorero, que con el dedo índice levantado le dijo tras conocer la decisión del magistrado: "El socialista me va a encontrar".

Denuncia contra Berlusconi

Francisco Montiel, que recuerda que uno de sus primeros casos de la asociación tuvo como objeto las inversiones en España del expresidente italiano Silvio Berlusconi, rechaza que su actuación tenga su origen en motivos políticos, tal y como ha asegurado el propio PP en el recurso en el que rechazaba la comparecencia de Mariano Rajoy, en el que llegó a asegurar: "Adade se interesa en la comparecencia de quién, a pesar de no tener nada que aportar en relación a tan concretos hechos, califica de declaración estrella, pues en ella ven la fotografía publicada en la prensa y el rédito político que de ello puedan obtener".

El PP también ha aprovechado su escrito al tribunal de Gürtel que tenía que decidir sobre la comparecencia de Rajoy para atacar la figura de la acusación popular: "El derecho a ejercer la acción popular no puede, por tanto, erigirse como puente de plata para dar paso a una instrumentalización del proceso penal, fenómeno que, lejos de dirigirnos a la defensa de la legalidad, viene a satisfacer pretensiones ilícitas convirtiendo el Derecho Penal en un proceso al servicio de demandas punitivas irracionales", aseguró en su escrito el abogado del PP.

En la mencionada nota de prensa de este martes, esta formación política completó su opinión sobre la comparecencia del presidente del Gobierno: "Es una muestra del proceso mediático que la acusación popular de Adade pretende seguir. Consideramos que todo ello supone una situación de abuso de derecho, por cuanto una petición con clara intencionalidad política se enmascara bajo un interés jurídico inexistente", especifica el texto, que no ha convencido al tribunal de Gürtel.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/04/19/quien_asociacion_que_logrado_que_rajoy_declare_como_testigo_gurtel_63968_1012.html

RAJOY VE AHORA “DE PURA NORMALIDAD” ACUDIR A DECLARAR COMO TESTIGO EN GÜRTEL

El presidente del Gobierno se ofrece a testificar como le piden los tribunales

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado este jueves “encantado” de ir a declarar como testigo en el juicio del caso Gürtel que se sigue en la Audiencia Nacional. Rajoy ha calificado esa citación como “un acto de pura normalidad” y lo ha relacionado con su posición ante otros asuntos, como el desafío separatista en Cataluña, al decir que siempre ha defendido que los gobernantes deben colaborar siempre con las actuaciones judiciales.

Rajoy ha acudido este jueves a un acto en la asamblea de la patronal CEOE en la sede de Telefónica en el barrio de Las Tablas en Madrid y allí se le ha preguntado, a la entrada, cómo afronta haber sido citado como testigo en el juicio de Gürtel. Rajoy ha contestado: “Bueno, con absoluta normalidad, yo llevo diciendo desde hace mucho tiempo que cumplir la ley y las resoluciones de los tribunales es algo obligado para todos, me he referido también a los gobernantes, y en mi caso también iré encantado pues a responder a lo que tengan a bien preguntar y a aclarar lo que pueda aclarar, eso ya lo veremos en su momento, pero este es un acto de pura normalidad”.

El jefe del ejecutivo no ha aclarado cómo piensa cumplir ese compromiso, si a través de una videoconferencia desde su despacho en La Moncloa o de forma presencial, pero sí ha adelantado que hará lo que le digan los jueces de la Audiencia: “Cómo me digan los tribunales, estaré a lo que diga el tribunal”.

El líder del PP tampoco ha querido pronunciarse sobre las críticas que desde su partido se han efectuado a los jueces de la Audiencia Nacional que ahora han aceptado su comparecencia en el juicio cuando en dos ocasiones anteriores la habían denegado. Rajoy ha dicho: “No voy a comentar las resoluciones de ningún tribunal me parezcan razonables o no, no lo he hecho nunca, en tres ocasiones anteriores dijeron que no debía ir como testigo, ahora dicen que sí, no dije nada en las otras oportunidades y ahora tampoco, es mi opinión, es la propia de un presidente del Gobierno, y no la voy a cambiar”.

http://politica.elpais.com/politica/2017/04/20/actualidad/1492686048_926305.html

EL PP ARREMETE CONTRA EL JUEZ DE LA AUDIENCIA NACIONAL Y CONTRA EL PSOE

Rafael Hernando defiende que el tribunal se dejó afectar por las "presiones espurias" de una asociación que ejerce de "Ausbanc y manos sucias" de los socialistas

El PP y Mariano Rajoy llevan dos días en la cueva, a refugio del resurgimiento del caso Gürtel al máximo nivel y tras la conmoción provocada este miércoles con la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, una figura de primer nivel en el partido. Rajoy no ha tenido ningún acto ni comparecencia en dos días e intentará en las próximas fechas eludir al máximo las preguntas sobre la corrupción que tanto están empañando su relanzamiento internacional y su imagen de estabilidad política.

La dirección del PP ha optado este martes por emitir al final un duro comunicado, con acusaciones más o menos indirectas contra el PSOE y su uso de la acusación particular en el caso Gürtel. Y este miércoles ha emitido con rapidez otro comunicado anunciando la suspensión provisional de militancia sobre González. En el Congreso, el portavoz, Rafael Hernando, arremetió de nuevo duramente contra el PSOE y contra los jueces de la Audiencia Nacional por dejarse presionar con la "persecución espuria" y política de ese partido contra Rajoy.

El encargado de dar la cara este miércoles ante el resurgimiento de los problemas con la corrupción del PP ha sido otra vez el portavoz parlamentario en el Congreso. Los demás dirigentes y ministros del ejecutivo de Rajoy que han hablado antes se limitaron a subrayar la obviedad de que la justicia funciona y actúa en España. Ha sido la consigna a la que se agarraron antes el ministro del Interior, José Ignacio Zoido, y el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha comparecido ante los periodistas como suele ser su norma: al contraataque. En este caso contra el PSOE, contra ADADE, la asociación de abogados que ha reclamado insistentemente que Rajoy acuda como testigo al juicio del caso Gürtel, y como gran novedad ahora contra los jueces de la Audiencia Nacional que han acordado aceptar esa comparecencia.

Hernando ha empezado por acusar a esa asociación, ADADE, de actuar con motivaciones políticas: "Todo el mundo conoce que lo de ayer (el pronunciamiento de la Audiencia Nacional) tiene que ver con la posición de una asociación de tipo político en los tribunales que lleva actuando de forma espuria". El portavoz popular ha añadido que respeta la decisión del tribunal "incluso cuando cambia de criterio" aunque no la comparte. El dirigente del PP ha acusado así al tribunal y en particular al juez que ha cambiado su posición anterior contra la presencia de Rajoy de dejarse condicionar "por la presión de una asociación vinculada al PSOE que lleva intentando que Rajoy se siente ante un tribunal en calidad de lo que sea".

El portavoz del PP ha explicado su criterio de que no tiene sentido esa comparecencia judicial de Rajoy porque en 2003 no tenía ninguna responsabilidad relevante en el partido, no era presidente ni responsable de las campañas, y la acusación que se investiga tiene que ver con la organización de dos actos muy locales en Majadahonda y Arganda. Hernando ironizó con que en España hay 8.000 municipios y los partidos hacen en cada campaña electoral unos 100.000 actos por lo que es difícil que Rajoy estuviera al tanto de esas dos actividades tan concretas en pueblos de Madrid.

Todos esos argumentos los ha utilizado Hernando para acusar al PSOE y a ADADE, a los que ha identificado como una misma cosa, de usar "de forma espuria la figura judicial de la acusación particular con fines políticos". Y ha añadido en esa línea: "Se trata de desprestigiar a alguien a sabiendas de que esa persona no tiene nada que decir ni responsabilidades sobre ese asunto". El objetivo, según Hernando, es "difamar, desprestigiar y triturar el honor de las personas" y, en suma, "politizar y utilizar de forma intolerable la justicia para obtener beneficio político en los tribunales".

Lanzado y crispado contra el PSOE, contra ADADE y contra los jueces que han variado su criterio en este caso, Hernando ha decalificado a esa asociación de abogados "como el Ausbanc del PSOE" y "no quiero decir el manos sucias del PSOE". El portavoz del PP se ha quejado: "¡Ya está bien!". Ha asegurado así que la presión de esa asociación "ha torcido la voluntad del tribunal al amenazar con la nulidad del proceso".

Rafael Hernando ha aprovechado para recuperar la posición crítica y ahora contraria del PP contra la figura de la acusación particular en manos de los partidos políticos y ha recordado que esa es ahora una postura que tienen también otros partidos y que podrá abordarse para modificarla cuando el PSOE tenga un nuevo liderazgo político a partir de que se resuelvan las primarias el 21 de mayo. Mantiene que Ciudadanos le ha expresado su tesis favorable a cambiar esa posibilidad actual. El dirigente del PP ha avanzado que su partido "no le ve sentido" a que Rajoy, que tendrá que testificar ante la Audiencia Nacional, tenga además que comparecer ante el Congreso de los Diputados en la comisión de investigación sobre la financiación irregular de ese partido como reclama Podemos. Sostiene que Rajoy y el PP ya han dado explicaciones más que suficientes "por cielo, tierra, mar y aire" y con su exposición ante un pleno del Senado en agosto de 2013.

El dirigente del PP ha rechazado que este rebrote de casos de corrupción esté dañando la imagen internacional de Rajoy y de su partido: "La imagen de España y del presidente está a salvo, el Gobierno se dedica a lo que se tiene que dedicar, a que las familias salgan de la crisis, a legislar, esto es lo importante, y otros a enredar y a desprestigiar al presidente del Gobierno".

http://politica.elpais.com/politica/2017/04/19/actualidad/1492604025_680333.html

LOS CINCO MOTIVOS PARA CITAR A MARIANO RAJOY EN EL JUICIO A LA TRAMA GÜRTEL

El tribunal ha decidido por mayoría llamar a declarar al presidente del Gobierno porque en contra de la opinión de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado, han sido constatados hechos nuevos durante el juicio que acreditan la pertinencia de la declaración

Dos de los tres magistrados del juicio en el caso Gürtel, José Ricardo de Prada y Julio de Diego, consideran útil y pertinente para el procedimiento la citación como testigo de Mariano Rajoy porque a su entender y a pesar de lo afirmado por la Fiscalía y la Abogacía del Estado, durante el transcurso del juicio a la trama se han producido hechos nuevos que requieren de la explicación del presidente del partido. Son estos:

Correa desveló en su declaración que llevó millones producto de la trama del 3% a Luis Bárcenas y a Génova, cuando Rajoy era vicesecretario y secretario general del partido. ¿Vio al líder de la Gürtel entrar en la sede, donde según sus palabas, estaba más que en su despacho?, ¿sabía a qué iba?.

En el mismo sentido, el empresario acusado, Alfonso García Pozuelo, confesó que dio dinero para “organismos centrales”. ¿Qué sabe de esto?.

Bárcenas ha declarado que el yerno de un empresario donante a la caja b del PP, Joaquín Molpeceres, advirtió a Rajoy en 2004 de que Correa estaba utilizando el nombre del partido para sus actividades ilícitas, y que por eso le echó, dando instrucciones para que el líder de la Gürtel dejara de contratar con el PP.

No obstante, no solo no le denunció, sino que la trama siguió trabajando para el PP de Madrid y Valencia hasta que la organización fue desarticulada cinco años más tarde. ¿De verdad dio esas instrucciones Rajoy?, ¿de qué forma y a quién?.

Bárcenas también aseguró, y lo corrobora la prueba documental, que el PP contrató a la marca valenciana de la Gürtel, Orange Market, para organizar parte del congreso nacional que supuso la reelección de Rajoy como presidente del partido en 2008, con el visto bueno del entonces secretario general, Ángel Acebes. Es decir, cuatro años después de que el propio Rajoy, supuestamente, hubiera ordenado que se dejara de contratar con la trama. ¿Sabía de esa contratación?.

Tanto Guillermo Ortega, ex alcalde de Majadahonda, como José Luis Peñas, han declarado que el extesorero Álvaro Lapuerta llamó al Consistorio en 2001 para pedir que contrataran a empresas donantes a la caja b. ¿Sabía Rajoy entonces, como vicesecretario general del partido, de estos comportamientos?.

Además de estos hechos objetivos, acontecen otras circunstancias, que también justifican la citación. La primera es una cuestión de congruencia: si el tribunal ha aceptado que declaren como testigos todos los secretarios generales que ha tenido el Partido Popular, ¿por qué dejar fuera a uno de ellos, Mariano Rajoy, que ocupó ese cargo entre 2003 y 2004, periodo investigado?

En segundo lugar, si el PP se ha negado a declarar cuando se le dio oportunidad de hacerlo como partícipe a título lucrativo, ¿qué mejor que poder preguntar a su presidente, para resolver las dudas al respecto? Además, si está en cuestión la financiación del PP en diversas campañas electorales a cuenta de la trama, ¿quién mejor para responder que quien las dirigía?, porque Rajoy fue director de campaña del PP de cinco elecciones en el periodo investigado.

Y la definitiva. El tribunal ha permitido a la Fiscalía que pregunte durante todo el juicio por la caja b del PP, a pesar de que no es objeto de este procedimiento sino de la pieza separada que será enjuiciada en su día, y que cite a testigos solo para hablar de esa caja negra, como a los exdiputados Jaime Ignacio del Burgo, Calixto Ayesa o al exdirigente del PP, Santiago Abascal.

La mayoría del tribunal considera pertinente ahora que Rajoy también pueda ser citado para declarar por esa caja b, de la que supuestamente cobró sobresueldos, y de la que se pagó con 1.5 millones en negro la reforma de la sede central, ocupando Rajoy la presidencia del partido.

Rajoy no podrá declarar por escrito

La ley es muy clara al respecto. Los presidentes del Gobierno solo pueden declarar por escrito si conocieron los hechos enjuiciados por razón de su cargo. Y no es el caso porque Rajoy supo de ellos mucho antes de ser presidente del Gobierno en 2011. Por tanto, tendrá que declarar en directo, someterse a todas las preguntas de las partes para no conculcar los principios de contradicción e inmediatez, y con la obligación de decir verdad.

Queda por resolver si declarará en la Audiencia Nacional, donde se desarrolla el juicio, si lo hace desde su despacho, para lo que tendría que desplazarse el tribunal y decenas de abogados de las partes hasta Moncloa, cosa que parece inviable aunque no es descartable, según fuentes jurídicas, o si puede declarar por vídeoconferencia. Por plasma.

Al respecto, las fuentes jurídicas consultadas recuerdan que solo se suele permitir esta prerrogativa por razones de distancia, que no es el caso, o de seguridad. “¿Y qué más seguridad hay que en el desolado polígono industrial de San Fernando de Henares, donde se celebra el juicio, custodiado por decenas de policías nacionales?”, apuntan las mismas fuentes. Además, este tribunal “tiene una cultura de no aceptar vídeoconferencias”. Han sido muchas las reclamadas y las ha rechazado todas “porque se pierde inmediatez y solidez” en la prueba.

Comienzo del vía crucis de Rajoy

La decisión del tribunal tiene consecuencias imprevisibles. Primero, y aunque improbable, Rajoy va a tener que trabajar la declaración porque si el tribunal advierte que intenta confundir, esquivar las preguntas o miente durante su declaración, puede deducir testimonio por fraude procesal o falso testimonio contra el presidente del Gobierno.

Pero esta citación, puede no ser la única sino simplemente la primera. Ya que si en esta pieza de la Gürtel, en la que a priori tiene poco que ver, es citado como testigo, lo lógico es esperar que también sea llamado a declarar cuando tenga lugar el juicio por la caja b del PP.

Porque desde esa caja b, “ya acreditada” según la Fiscalía, supuestamente se abonaron sobresueldos durante años al propio Rajoy, y se pagaron en negro las obras de la sede, siendo Rajoy presidente del Partido Popular.

Mariano Rajoy siempre ha esperado sin hacer nada a que el paso del tiempo solucionase los problemas que le acuciaban. En esta ocasión, juega en su contra. El inexorable paso del tiempo le conduce directo y de lleno, hasta el problema.

http://cadenaser.com/ser/2017/04/19/tribunales/1492585557_702294.html

RAJOY TIENE QUE DECLARAR DE FORMA PRESENCIAL: POR VIDEOCONFERENCIA O EN SU DESPACHO

Otros líderes ‘populares’ como Aznar y Aguirre ya lo hicieron, sin que supusiera un trauma democrático

Este martes 18 de abril la noticia política del día es que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tendrá que declarar como testigo en el caso Gürtel. Lo hará en calidad de presidente del Partido Popular, dado que lo que se investiga en este caso es la presunta financiación ilegal de su partido. En la Audiencia Nacional se está fiscalizando la primera época del mayor caso de corrupción de España. Es la primera vez que a Rajoy se le reclaman cuentas desde que el caso Gürtel fuera destapado en 2009 y saliese él mismo a la palestra a denunciar que “no es una trama del PP, es una trama contra el PP”.

El tribunal tomó la decisión por dos votos a uno. Un tribunal que, hasta ahora, se ha mostrado bastante dividido sobre qué hacer con Mariano Rajoy. La Sala está presidida por Ángel Hurtado y compuesta por José Ricardo de Prada y Julio de Diego y, en febrero de 2016, rechazaron pedir la comparecencia de Rajoy, tras una fuerte división entre los dos últimos magistrados, que se zanjó con un auto que dejaba abierta la puerta a una futura citación. La misma decisión se tomó en octubre, pero ahora ADADE ha insistido con un escrito que adelantó ELPLURAL.COM y que está cargado de razones para que Rajoy dé explicaciones.

Puede evitar 'el paseillo'

Rajoy tiene que declarar de forma presencial (no puede hacerlo por escrito), pero como Presidente del Gobierno tiene el privilegio de evitar pisar la Audiencia Nacional. Tiene dos posibilidades, por videoconferencia -cómo hizo Bárcenas en la demanda que le puso Cospedal- o en uno de sus despachos, el de La Moncloa o el de la sede del PP, a donde se tendrían que trasladar los jueces y los abogados de las partes. Lo que señalan fuentes del PP es que evitará por todos los medios la imagen del 'paseíllo' de todo un presidente del Gobierno entrando en la Audiencia Nacional.

Lo noticioso hubiera sido que el tribunal decidiera no citar a Rajoy, porque dicha negativa contrastaría con el trato que otros dirigentes de idéntico nivel han recibido en España. Y porque habría confirmado que el actual presidente del Gobierno vive protegido de la Justicia en una “urna de cristal”, como denunció la acusación popular que ha reclamado que se interrogue a Rajoy.

Casos de presidentes de Ejecutivo que han declarado hay varios, aunque con el estigma de estar imputados. Francisco Camps declarando en Valencia por la Gürtel, Ignacio González declarando en Estepona por el caso Ático o recientemente Pedro Antonio Sánchez, en Murcia, por el caso Auditorio.

Como presidentes de partido, hay casos que tampoco pronostican lo mejor para Mariano Rajoy. En 2013, Esperanza Aguirre ya no era presidenta de la Comunidad de Madrid, pero sí del PP regional, y tuvo que declarar como testigo ante el juez Pablo Ruz por las adjudicaciones de su gobierno a la Gürtel. Y hasta el mismísimo José María Aznar, en 1991, como presidente del PP, fue citado a declarar ante la Audiencia Provincial de Burgos, con motivo del caso de la Construcción.

Hay que recordar que tanto Aznar como Aguirre se acogieron a su derecho a declarar por carta, algo que se les permite por ser aforados, aunque no podrían mentir, bajo riesgo de ser acusados de perjurio. Y, en el caso de Rajoy, las preguntas de la acusación popular tendrían que ser antes aceptadas por el tribunal.

La pieza que ahora se juzga es la relativa al lapso entre 1999 y 2005. En aquella época, Rajoy fue en el PP vicesecretario general, secretario general y presidente del Partido Popular. Además de director de las campañas electorales de 1995, 1996 y 2000, que podrían haber sido financiadas ilegalmente.

Y el tribunal ha citado a declarar a Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas y Ángel Acebes por haber sido secretarios generales. A Jaime Mayor Oreja por haber sido vicesecretario y a Rodrigo Rato también por haber sido vicesecretario y estar al tanto de cómo se financiaban las campañas electorales de esos años.

Con todos estos mimbres y coincidencias, no debería suponer ningún trauma democrático que Mariano Rajoy fuese llamado a declarar para dar explicaciones sobre qué pasaba en el partido que lleva supervisando casi 30 años. Sería lo normal, lo lógico. La noticia sería que decidieran mantenerle en una “urna de cristal”.

http://www.elplural.com/politica/2017/04/17/rajoy-debe-declarar-en-gurtel-lo-contrario-seria-noticia

EL PP, EN ESTADO DE 'SHOCK' TRAS LA CITACIÓN DE MARIANO RAJOY EN EL JUICIO DEL CASO GÜRTEL

Sorpresa en Génova y en la Moncloa. Los colaboradores del presidente estudian las posibilidades legales para evitar que se monte un circo

En las filas populares se han llevado toda una sorpresa. No se esperaban que la mayoría del tribunal, que desde hace meses juzga el caso Gürtel, decidiera finalmente citar a Mariano Rajoy para declarar como testigo. Será el primer presidente del Gobierno en ejercicio que deba hacerlo. Y, por eso mismo, los que le rodean reconocen que les ha pillado desprevenidos. Se han quedado en “estado de shock”.

En público aún no se ha hecho ninguna valoración. El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo tiene previsto dar esta tarde una rueda de prensa desde Zamora. Para entonces se espera la primera reacción oficial.

Aunque tanto desde Génova como desde la Moncloa, en privado, ya se remiten al consabido “respeto y colaboración con la Justicia”. Los colaboradores del jefe del Ejecutivo están estudiando las posibilidades legales (con la Ley de enjuiciamiento criminal entre las manos). La idea es que no tenga que acudir físicamente a la sede judicial. Quieren que se monte el menor circo posible.

Y aunque se pretender afrontar todo esto con normalidad, la verdad, es que entre los conservadores se detecta malestar. No pueden ocultar su disgusto porque llevan años tratando de enterrar toda esta etapa, achacando siempre lo que ocurrió a José María Aznar.

Además, todo lo que tiene que ver con corrupción incomoda mucho a Rajoy. Se nota cada vez que se le pregunta por ello. Algo que hoy no se podrá hacer porque no tiene ningún acto en agenda.

El PP respeta la decisión pero señala "la cercanía al Partido Socialista" de la Asociación ADADE

Horas más tarde de conocerse la decisión del tribunal, el Partido Popular ha emitido un comunicado en el que reitera su respeto pero mostrando su disconformidad:

El Partido Popular respeta, pero no puede compartir la decisión adoptada por la mayoría del Tribunal. El PP espera conocer la resolución judicial y su fundamentación antes de poder establecer una valoración detallada de la misma.

La decisión adoptada hoy contradice claramente su propia doctrina, de febrero y octubre de 2016, en la que el mismo Tribunal rechazó el testimonio Mariano Rajoy con el argumento de que no era “ni pertinente, ni útil” para la causa.

El instructor de la causa, Pablo Ruz, también rechazó en su día el testimonio solicitado por la misma acusación popular “por adivinarse en la motivación de la solicitud” un interés ilegítimo y de carácter extraprocesal.

Estos argumentos han sido refrendados tanto por el Ministerio Fiscal como por la Abogacía del Estado. El Partido Popular quiere significar el carácter absolutamente excepcional de la admisión de una prueba testifical solicitada por la acusación popular en contra del criterio de la Fiscalía.

El Partido Popular pone en evidencia el error al que induce la acusación popular al hacer uso de alegaciones falsas y atribuir a Rajoy unas funciones que no correspondían a sus cargos y responsabilidades orgánicas.

Aunque el hecho cierto e indiscutible es que el presidente del Partido Popular ha sido citado como uno más de los 300 testigos admitidos en la causa y, por tanto, sin que se le atribuya ningún tipo de responsabilidad en los hechos que se juzgan, hay que destacar que la declaración de Mariano Rajoy en el procedimiento es una muestra del proceso mediático que la acusación popular de ADADE pretende seguir. Consideramos que todo ello supone una situación de abuso de derecho, por cuanto una petición con clara intencionalidad política se enmascara bajo un interés jurídico inexistente.

De hecho la Asociación ADADE está liderada por dos personas, Javier Ledesma y Mariano Benítez de Lugo, muy conocidas por su cercanía al Partido Socialista. Esta formación política siempre se ha sumado a las peticiones de ADADE.

El Partido Popular reitera su respeto a las decisiones de los tribunales y manifiesta su voluntad de colaboración con la justicia.

http://cadenaser.com/ser/2017/04/18/politica/1492522659_507128.html

EL PP VE EN LA DECISIÓN DE CITAR A RAJOY UN "ABUSO DE DERECHO" Y DESCALIFICA A LA ACCIÓN POPULAR

Sostiene en un comunicado que esta decisión "contradice claramente la doctrina" del propio tribunal

El coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, dice que la decisión de la Audiencia Nacional "no tiene ningún recorrido" y que es "excepcional"

El PP respeta la decisión adoptada por el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga la Gürtel de citar como testigo al presidente del Gobierno pero, al tiempo, sostiene que este paso "contradice claramente su propia doctrina, de febrero y octubre de 2016, en la que el mismo tribunal rechazó el testimonio Mariano Rajoy con el argumento de que no era 'ni pertinente, ni útil' para la causa".

Los conservadores emitieron un comunicado en el que tildan la resolución de "abuso de derecho", ya que creen que en la petición de la acusación popular de Adade para que declare Rajoy hay una "clara intencionalidad política" que "se enmascara bajo un interés jurídico inexistente".

El PP recuerda que el instructor de la causa, Pablo Ruz, también rechazó en su día el testimonio solicitado por la misma acusación popular “por adivinarse en la motivación de la solicitud” un interés ilegítimo y de carácter extraprocesal. "Estos argumentos han sido refrendados tanto por el Ministerio Fiscal como por la Abogacía del Estado", recuerdan.

Insiste el PP en descalificar la acción popular que ejerce en el caso Adade: "Es una muestra del proceso mediático que la acusación popular pretende seguir". Recuerda, en este sentido, que la asociación está liderada por dos personas, Javier Ledesma y Mariano Benítez de Lugo, "muy conocidas por su cercanía al Partido Socialista".

Por su parte, el coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, ha asegurado que la decisión de la Audiencia Nacional "no tiene ningún recorrido" y es "excepcional". Martínez-Maillo ha asegurado respetar la decisión judicial aunque también ha mostrado su discrepancia con ella porque Rajoy no ocupaba las responsabilidades que le atribuye la asociación que ejerce la acción popular en este caso, que ha vinculado al Partido Socialista y a la que ha acusado de tener "fines políticos o espúreos".

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/04/18/el_la_decision_citar_rajoy_abuso_derecho_descalifica_accion_popular_63969_1012.html

MARIANO RAJOY TENDRÁ QUE DECLARAR COMO TESTIGO EN EL JUICIO DEL CASO GÜRTEL

El tribunal asume la petición de una de las acusaciones populares en contra de la opinión de la Fiscalía La fiscala consideraba "inútil" citar al presidente del Gobierno porque la caja b del PP está "acreditada"

El tribunal que juzga la primera etapa del caso Gürtel ha acordado por mayoría, es decir, por dos votos a uno, que el presidente del Gobierno Mariano Rajoy comparezca como testigo en una fecha todavía por determinar. Los magistrados adoptan esta decisión a pesar del rechazo expresado por la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado, que consideraban “inútil y redundante” citar como testigo a Rajoy porque tanto la caja b del PP como el beneficio obtenido por este partido para financiarse “ya están acreditados".

En una decisión sin precedentes en la justicia española, un tribunal ha ordenado por primera vez en la historia la citación como testigo de un presidente del Gobierno en un juicio oral. Felipe González declaró en 1991 por el caso GAL, pero se trataba de la fase de instrucción y pudo hacerlo por escrito. La segunda vez, de forma presencial y ante el Supremo, lo hizo ya como expresidente en 1998, por el secuestro de Segundo Marey.

Después de un profundo debate y a pesar del rechazo de la Fiscalía, de la Abogacía del Estado, las defensas y el propio Partido Popular, los magistrados José Ricardo de Prada y Julio de Diego, han impuesto su criterio y han aprobado la citación en contra del parecer del presidente del tribunal, Ángel Hurtado, que se ha opuesto y ha quedado en minoría.

Rajoy tendrá que declarar de forma “presencial”

Artículo 412
1. Estarán exentas también de concurrir al llamamiento del Juez, pero no de declarar, pudiendo hacerlo por escrito, las demás personas de la Familia Real.

2. Están exentos de concurrir al llamamiento del Juez, pero no de declarar, pudiendo informar por escrito sobre los hechos de que tengan conocimiento por razón de su cargo:


1.º El Presidente y los demás miembros del Gobierno.

2.º Los Presidentes del Congreso de los Diputados y del Senado.

3.º El Presidente del Tribunal Constitucional.

4.º El Presidente del Consejo General del Poder Judicial.

5.º El Fiscal General del Estado.

6.º Los Presidentes de las Comunidades Autónomas.
3. Si fuera conveniente recibir declaración a alguna de las personas a las que se refiere el apartado 2 anterior sobre cuestiones de las que no haya tenido conocimiento por razón de su cargo, se tomará la misma en su domicilio o despacho oficial.

4. Quienes hubiesen desempeñado los cargos a que se refiere el apartado 2 del presente artículo estarán igualmente exentos de concurrir al llamamiento del Juez, pero no de declarar, pudiendo informar por escrito sobre los hechos de que hubieren tenido conocimiento por razón de su cargo.

5. Estarán exentos también de concurrir al llamamiento del Juez, pero no de declarar, pueden hacerlo en su despacho oficial o en la sede del órgano del que sean miembros:

1.º Los Diputados y Senadores.

2.º Los Magistrados del Tribunal Constitucional y los Vocales del Consejo General del Poder Judicial.

3.º Los Fiscales de Sala del Tribunal Supremo.

4.º El Defensor del Pueblo.

5.º Las Autoridades Judiciales de cualquier orden jurisdiccional de categoría superior a la del que recibiere la declaración.

6.º Los Presidentes de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas.

7.º El Presidente y los Consejeros Permanentes del Consejo de Estado.

8.º El Presidente y los Consejeros del Tribunal de Cuentas.

9.º Los miembros de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas.

10.º Los Secretarios de Estado, los Subsecretarios y asimilados, los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas y en Ceuta y Melilla, los Gobernadores civiles y los Delegados de Hacienda.
6. Si se trata de cargos cuya competencia esté limitada territorialmente, sólo será aplicable la exención correspondiente respecto de las declaraciones que hubieren de recibirse en su territorio, excepción hecha de los Presidentes de las Comunidades Autónomas y de sus Asambleas Legislativas.

7. En cuanto a los miembros de las Oficinas Consulares, se estará a lo dispuesto en los Convenios Internacionales en vigor.

Artículo 412 redactado por L.O. 12/1991, 10 julio («B.O.E.» 11 julio), por la que se modifican los artículos 411 a 415, 702 y 703 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Mariano Rajoy tendrá que declarar de forma “presencial” ante el tribunal y someterse a todas las preguntas que formulen las partes, según fuentes jurídicas de la Audiencia Nacional consultadas por la Cadena SER, que invocan el “principio de contradicción” de la prueba en cualquier juicio, el de inmediatez, y los artículos 412, 702 y 703 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El artículo 412, que en cualquier caso se refiere al proceso de instrucción, recalca que los presidentes del Gobierno tendrán que declarar, bien en el juzgado o desde su despacho, si se trata de cuestiones de las que no haya tenido conocimiento por razón de su cargo, como es el caso. “Solo si hubiera tenido conocimiento” de los hechos al ser o por ser presidente, tendría la prerrogativa de declarar por escrito, insisten estas fuentes. Y las circunstancias enjuiciadas tuvieron lugar mucho antes de que Mariano Rajoy alcanzara la presidencia del Gobierno.

Los artículos 702 y 703 hacen referencia a lo mismo pero en la fase del juicio oral, en la que se encuentra en estos momentos el procedimiento. En síntesis, estos artículos exponen que los únicos que pueden declarar por escrito al ser llamados como testigos en un juicio son la Familia Real, otros cargos públicos y los presidentes del Gobierno, siempre que en el caso de estos últimos, "hubieren tenido conocimiento por razón de su cargo de los hechos de que se trate". Y Mariano Rajoy no ha tenido conocimiento de la Gürtel por razón de su cargo como presidente del Gobierno a partir de 2012, sino mucho antes, en el año 2004.

No obstante, fuentes de Moncloa aseveran que Rajoy tiene la facultad de escoger si su declaración será presencia o por escrito.

La acusación popular de la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (ADADE) había reclamado la citación de Rajoy porque dirigió cinco campañas electorales en el periodo bajo sospecha de que el Partido Popular obtuvo financiación ilegal gracias a la trama, y es el único de los secretarios generales del PP que no ha declarado en sede judicial. “Resultaría anómalo”, dijo ADADE, que en una empresa investigada, declarase todo su consejo de administración y no lo hiciera su presidente. Pues aquí comparece todo el consejo de la “empresa” investigada PP, y no lo hace su principal responsable, protegido en una “urna de cristal” por la justicia, dice ADADE.

El rechazo de la fiscal Concepción Nicolás

A primera hora de la mañana, la fiscal Anticorrupción, Concepción Nicolás, había rechazado la petición. Nicolás expuso que la citación de Rajoy “ni es útil ni necesaria” porque los hechos fundamentales por los que está involucrado el Partido Popular “ya están acreditados” por el resto de pruebas practicadas y por tanto, su comparecencia sería “redundante”. Al respecto, la fiscal manifestó que “sobre la existencia de la caja b” en el PP, las declaraciones de Luis Bárcenas, y de los testigos Santiago Abascal y Jaime Ignacio del Burgo, y la prueba practicada, ya confirman su existencia, por lo que la declaración de Mariano Rajoy sería reiterativa.

Respecto al “beneficio” obtenido por el PP en Majadahonda y Pozuelo, también ha sido “acreditado” al entender de la Fiscal por las declaraciones de imputados como Jesús Sepúlveda, Guillermo Ortega y otras testificales, así como por “la negativa a declarar del PP” en su condición de partícipe a título lucrativo, que supone el reconocimiento de los hechos. De ahí que a juicio de la Fiscalía, no es “relevante ni imprescindible” la citación de Rajoy como testigo porque además, “no ha aparecido ningún hecho nuevo” que provoque su comparecencia.

En similares términos se pronunció el abogado del Estado, Edmundo Bal, para quien los “hechos nuevos” apreciados a lo largo del juicio que suponían la citación del presidente del Gobierno eran “irrelevantes” o extemporáneos. En este sentido ha manifestado que “ninguna gestión parece que tuvo Rajoy” en la supuesta trama del tres por ciento desvelada por el líder de la trama, Francisco Correa, durante la presidencia de José María Aznar. También aprecia “irrelevante” para los “cohechos” juzgados en el procedimiento que Rajoy explique si acabó con la relación del PP nacional con Correa, y recalca que “excede al ámbito temporal” de este procedimiento, que comprende los delitos cometidos entre 1999 y 2005, que supuestamente, Luis Bárcenas entregara en 2008 la última copia de los documentos manuscritos de la caja b del PP a Mariano Rajoy y que éste la destruyera en una trituradora de papeles.

Las defensas de los acusados y el PP se habían adherido al rechazo expresado por la Fiscalía y la Abogacía del Estado. El Partido Popular ha calificado de “populismo reivindicatorio” la petición de ADADE. Sostiene su letrado la “absoluta improcedencia” de la declaración de Rajoy al considerar que la misma “ni es pertinente, ni es absolutamente necesaria y puede ser enormemente perturbadora”. El PP ha criticado la “finalidad espúrea y extra procesal” de la acusación popular de ADADE al reclamar por tercera vez la declaración de Rajoy, y la acusa de “faltar a la verdad” porque “nunca ha sido vicesecretario responsable de asuntos electorales”, como manifestaba en su escrito.

Artículos 702 y 703

Artículo 702

Todos los que, con arreglo a lo dispuesto en los artículos 410 a 412 inclusive, están obligados a declarar, lo harán concurriendo ante el Tribunal, sin otra excepción que las personas mencionadas en el apartado 1 del artículo 412, los cuales podrán hacerlo por escrito.

Artículo 702 redactado por L.O. 12/1991, 10 julio («B.O.E.» 11 julio), modificadora de los artículos 411 a 415, 702 y 703 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Artículo 703

Sin embargo de lo dispuesto en el artículo anterior, si las personas mencionadas en el apartado 2 del artículo 412 hubieren tenido conocimiento por razón de su cargo de los hechos de que se trate, podrán consignarlo por medio de informe escrito, de que se dará lectura inmediatamente antes de proceder al examen de los demás testigos.

No obstante lo anterior, tratándose de los supuestos previstos en los apartados 3 y 5 del artículo 412, la citación como testigos de las personas a que los mismos se refieren se hará de manera que no perturbe el adecuado ejercicio de su cargo.

http://cadenaser.com/m/ser/2017/04/18/tribunales/1492509271_638956.html

RAJOY TESTIFICARÁ EN EL JUICIO DE GÜRTEL PESE AL RECHAZO DE LA FISCALÍA

El tribunal, por mayoría, acoge las pretensiones de la acusación popular de Adade

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, deberá declarar como testigo en el juicio de la trama central del caso Gürtel. Así lo decidió este martes por dos votos contra uno el tribunal que enjuicia la causa, la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional. Los magistrados, que en dos ocasiones anteriores rechazaron citar a Rajoy, dieron esta vez la razón a las acusaciones populares frente al criterio de la Fiscalía Anticorrupción, que considera que la testifical del jefe del Ejecutivo no es “ni útil ni necesaria”. El PP acogió con estupor la decisión judicial y la oposición la empleó de inmediato como munición política.

El caso Gürtel de corrupción es para el PP como esas bombas de relojería de los dibujos animados que el protagonista trata de desactivar ocultándola debajo de una alfombra y haciendo como que no está. Este martes, el artefacto volvió a estallarle al partido —lo hace con cierta frecuencia— y esta vez dejó seriamente tocado a su líder. Mariano Rajoy será el primer presidente del Gobierno español en ejercicio que debe acudir a declarar como testigo ante un tribunal de justicia. Y lo hará por un caso de corrupción que tanto él como el PP llevan años —desde febrero de 2009— intentando borrar del horizonte y que se empeña en no desaparecer.

El tribunal que enjuicia la trama central del caso Gürtel —la llamada Época I (1999-2005)— desde el pasado octubre corrigió ayer su negativa a citar a Rajoy como testigo y dio luz verde a que declare, con obligación de decir la verdad y de contestar a todas las preguntas de las partes. La decisión, de indudable trascendencia política, contó con el voto contrario de uno de los tres magistrados de la sala —fuentes jurídicas apuntan a su presidente, el conservador Ángel Hurtado, aunque la Audiencia Nacional no ha confirmado oficialmente este extremo—.

El PP "respeta, pero no comparte" la decisión del tribunal

El Partido Popular ha anunciado en un comunicado "que respeta, pero no comparte", la decisión adoptada por la mayoría del tribunal. Los populares aseguran que esperarán a conocer la resolución judicial antes de hacer una valoración en detalle de la misma porque respetan las decisiones de los tribunales y tienen voluntad de colaborar con la justicia.

El PP sostiene que la decisión de este martes contradice la anterior posición del mismo tribunal, de febrero y octubre de 2016, en la que rechazó el testimonio Mariano Rajoy con el argumento de que no era "ni pertinente, ni útil" para la causa.

Los populares también señalan el carácter excepcional de la admisión de una prueba solicitada por la acusación popular por parte de la Asociación ADADE, en contra del criterio de la Fiscalía. Y hacen hincapié en el hecho de que la acusación está liderada por dos personas, Javier Ledesma y Mariano Benítez de Lugo, "muy conocidas por su cercanía al Partido Socialista", según recoge el comunicado. "Consideramos que todo ello supone una situación de abuso de derecho, por cuanto una petición con clara intencionalidad política se enmascara bajo un interés jurídico inexistente", indican.

El partido del Gobierno añade a su postura que el instructor de la causa, Pablo Ruz, también rechazó en su día el testimonio solicitado por la misma acusación popular "por adivinarse en la motivación de la solicitud" un interés ilegítimo y de carácter extraprocesal.

Fue la acusación popular de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), encabezada por el veterano letrado progresista José Mariano Benítez de Lugo, la que reclamó al tribunal la testifical de Rajoy el pasado 31 de marzo. Era la tercera vez que lo pedía. La primera fue en enero de 2015, y fue desestimada. El tribunal, sin embargo, accedió en julio de 2016, a petición del extesorero del PP Luis Bárcenas, a que declarasen como testigos antiguos miembros de la cúpula del PP como Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas, Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato. Estas citaciones contaron con un voto discrepante del magistrado Hurtado, al que le tocó presidir la sala después de que fuera recusada la presidenta de la Sección Segunda, Concepción Espejel.

La segunda petición de Adade de citar a Rajoy se produjo en la fase de cuestiones previas, en la primera sesión de la vista oral, el 4 de octubre pasado. El tribunal denegó la solicitud de viva voz, aunque dejó la puerta abierta a convocar al presidente del Gobierno “de considerarlo necesario, a la vista del desarrollo del juicio oral”.

En su escrito del 31 de marzo, Adade sostiene que ese momento ha llegado. La acusación popular argumentaba que el panorama ahora es distinto al de octubre después de que al inicio de la vista oral Francisco Correa, cabecilla confeso de la red, declarara que se repartió comisiones con Luis Bárcenas por mediar en contratos del Estado durante la presidencia de José María Aznar. Correa dijo que Bárcenas le manifestó que el dinero era para el partido y que con la llegada de Rajoy a la presidencia del PP en 2008 se acabaron sus negocios con la formación conservadora. El extesorero popular ha negado siempre esta versión.

Adade también consideraba “indefendible” que el tribunal haya citado a todos los secretarios generales del PP, excepto a Rajoy, el hombre que durante más tiempo ha ocupado altos cargos en el partido. “No convocarle como testigo supondría ubicarle en una situación de ignorancia rayana en la estulticia”, argumentaba el letrado Benítez de Lugo.

Esta vez el tribunal le ha dado la razón, con los votos favorables del magistrado progresista José Ricardo de Prada y del moderado Julio de Diego, que ha resultado decisivo. La resolución, comunicada oralmente por Hurtado en la sesión de del juicio de Gürtel de este martes, contó con la oposición de la Fiscalía Anticorrupción y de la Abogacía del Estado, que consideran que la declaración de Rajoy no es “ni útil ni pertinente”.

La caja b, "acreditada ya"

La fiscal Concepción Nicolás, sin embargo, deslizó una nueva pulla para el PP. Según ella, la testifical del presidente es, además, “redundante” para probar la existencia de la caja b del PP, porque esta existencia “está suficientemente acreditada” ya.

La portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha dicho que el hecho de que Mariano Rajoy deba declarar como testigo en el caso Gürtel es un motivo más para pedir que asuma responsabilidades políticas, y ha instado al jefe del Gobierno a colaborar con la Justicia y no esconderse detrás de "un plasma". "Esperamos que el PP y el Gobierno colaboren con la Justicia y que esa comparecencia se produzca", ha dicho la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos. Montero ha acusado al Partido Popular de haber "instalado la corrupción como forma de Gobierno" y haber beneficiado "a sus amigos en grandes empresas" mientras el coste de la crisis recaía en las espaldas de los ciudadanos.

La portavoz nacional de Ciudadanos Inés Arrimadas ha dicho que a su partido no le extraña que con la de casos de corrupción que tiene el PP, al final su presidente tenga que ser llamado a declarar como testigo para aclarar los hechos. "Si fuera imputado por un delito de corrupción política, solicitaríamos su dimisión, como se firmó en el acuerdo de investidura. Esto demuestra la necesidad de las medidas que ha impulsado Ciudadanos”.

LO QUE DICE LA LEY
La Ley de Enjuiciamiento Criminal, en su artículo 412, establece que, al menos en fase de instrucción, el presidente del Gobierno, entre otros altos cargos de la nación, está obligado a declarar como testigo cuando lo soliciten los jueces. La ley da la posibilidad de que declare por escrito cuando el testimonio se refiere a hechos conocidos por razón de su cargo de jefe del Ejecutivo. Cuando la declaración, como sucede en este caso, versa sobre hechos que no tienen que ver con su función como presidente, la norma da la opción de que pueda declarar en su domicilio o despacho oficial.

La declaración de los testigos durante el juicio oral se regula en los artículos 702 y 703 de la misma Ley de Enjuiciamiento Criminal. El primero de estos artículos permite declarar por escrito solo a los miembros de la Familia Real, y también al presidente del Gobierno y otros altos cargos, pero solo sobre hechos conocidos por razón de su cargo. En el resto de casos deberán declarar de forma oral. Será el tribunal, que se ha dividido a la hora de decidir si era pertinente citar a Rajoy, el que deberá arbitrar la fórmula bajo la que comparezca aquel. La ley apenas establece que la declaración como testigo del presidente "se hará de manera que no perturbe el adecuado ejercicio de su cargo".

http://politica.elpais.com/politica/2017/04/18/actualidad/1492501889_007429.html

LA ACUSACIÓN POPULAR PIDE AL TRIBUNAL DE 'GÜRTEL' QUE LLAME A DECLARAR A RAJOY COMO A TODOS LOS QUE FUERON 'NÚMERO 2' DEL PP

El Convenio Europeo contra la Corrupción se perfila como pieza clave en el alegato que este martes lanzará Adade

La asociación coloca al tribunal ante el dilema de mantener al presidente como el "Gran Ausente" o citarlo como testigo para que explique qué sabía sobre el beneficio que la trama habría reportado al partido

La asociación de abogados Adade, la más activa de las acusaciones populares en el primero de los juicios sobre la trama Gürtel encomendados a la Audiencia Nacional, ha colocado al tribunal ante un dilema cuya solución se conocerá previsiblemente este martes. Salvo nueva demora –poco probable pero no imposible–, los magistrados Ángel Hurtado, José Ricardo de Prada y Julio de Diego se pronunciarán en la sesión de hoy sobre la petición de Adade para que incluya en la lista de testigos a Mariano Rajoy como ya ha hecho con los otros tres dirigentes que, antes o después que el hoy presidente del Gobierno, ocuparon el cargo de secretario general del PP durante el periodo investigado (1999-2005): Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas y Ángel Acebes. Aunque el tribunal ha instado a todas las partes presentes en la causa a pronunciarse sobre la petición, Adade no había recibido este lunes notificación de ningún escrito. Hoy, y una vez que el abogado de Adade, José Mariano Benítez de Lugo, defienda su solicitud en la sala con un alegato donde el Convenio Europeo contra la Corrupción se perfila como pieza clave, tanto la Fiscalía Anticorrupción como el PP deberán pronunciarse.

En la estructura orgánica del PP, el secretario general es el número 2 del partido. Y el que, en la práctica, lleva las riendas de la organización, que en este juicio ostenta la incómoda condición de partícipe a título lucrativo. Es decir, la de beneficiario económico de los manejos de la trama Gürtel. Y esa razón, sostiene Adade, resulta esencial para que Rajoy deje de ser la única excepción a la norma aplicada por el tribunal, el "Gran Ausente" del proceso. El jefe del Ejecutivo debe explicar –es el argumento central de Adade, siglas de la Asociación de Abogados Demócratas de Europa– qué sabía sobre las ventajas económicas que, supuestamente, le reportó el grupo de Francisco Correa. El abogado que representa al PP en la causa sostuvo al inicio de la vista que el beneficio económico –245.000 euros, según la Fiscalía– no tuvo como destinatario al partido como tal sino, en todo caso, para las agrupaciones madrileñas de Pozuelo y Majadahonda, cuyos exalcaldes, Jesús Sepúlveda y Guillermo Ortega, son dos de los más conspicuos procesados. Adade pretende que Rajoy “confirme o desmienta ese traslado de responsabilidades” o si, “como es más que probable, funcionaba la cadena de mando”. Y, también, que desvele "qué cosas ciertas como dijo ante los medios existen respecto de los hechos investigados".

El tribunal, opina Adade, ha de hacer caso omiso del hecho de que Rajoy sea ahora presidente del Gobierno. Debe llamarlo –enfatiza– por su trayectoria orgánica, no por la institucional. Y dispara un ejemplo a modo de dardo: "¿No sería extraño que se citase a todo el consejo de administración (como se ha hecho con los máximos cargos del PP) pero no a su vértice, el presidente ejecutivo de la entidad desde casi tiempo inmemoriable?".

Contratos amañados y comisiones ilegales

En el escrito donde reclama su citación, Adade recuerda que con anterioridad a su nombramiento como secretario general del PP –puesto que desempeñó entre septiembre de 2003 y octubre de 2004, cuando ascendió a la presidencia del partido– Rajoy ya había ocupado otros cargos que lo situaban en la sala de máquinas, especialmente, el de coordinador de campañas electorales: las de las autonómicas y municipales de 1995, la que en 1996 catapultó a José María Aznar a la Moncloa y la que en 2000 le deparó mayoría absoluta. Y todos esos años pertenecen a la etapa en que, según las declaraciones prestadas en el juicio tanto por Francisco Correa como por el empresario Alfonso García Pozuelo, el amaño de contratos se traducía en comisiones ilegales. Antiguo propietario de Constructora Hispánica, García Pozuelo lanzó en octubre una misteriosa confesión cuando dijo que el dinero que pagaba era para "organismos centrales". Adade interpreta que se refería a la ejecutiva del PP.

Para convencer al tribunal de que, lejos de mantener a Rajoy en una "urna de cristal", debe "cruzar esa aparente línea roja" o ese "cierto temor reverencial" que, según Adade, ha librado hasta ahora a Rajoy de prestar testimonio, su abogado, José Mariano Benítez de Lugo, planea invocar este martes en su alegato ante la sala el Convenio Europeo contra la Corrupción. Suscrito en 1999 y validado por España en 2010, ese acuerdo vino a consagrar lo que el Código Penal conceptúa como partícipe a título lucrativo. Su artículo 18 estipula que cada país firmante "adoptará las medidas necesarias para garantizar que se pueda hacer responsable a una persona jurídica cuando la falta de vigilancia o de control por parte de una de las personas físicas [directivas] haya hecho posible la comisión, por parte de una persona física sometida a su autoridad" de los delitos de corrupción "en beneficio de dicha persona jurídica". El texto europeo pone así el acento en el vínculo irrompible que hay entre la falta de vigilancia por parte de dirigentes o directivos de una "persona jurídica" –y los partidos políticos, como las empresas, lo son– y el beneficio espurio que las prácticas corruptas aseguren a esa "persona jurídica".

Atendiendo a lo sucedido con Cascos, Arenas, Acebes y otros exdirigentes como Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato, que declararán entre el 19 y el 20 de junio, los observadores del caso creen que el tribunal se encuentra dividido respecto a Rajoy: De Prada y De Diego, que en el verano de 2016 atendieron la petición del extesorero del PP Luis Bárcenas para citar como testigos a Cascos, Arenas y Acebes además de a otros exdirigentes como Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato –ambos, exvicesecretarios generales–, serían partidarios de llamar a Rajoy. Y el presidente del tribunal, Ángel Hurtad0, que entonces se opuso a la citación con un voto particular, se opondría a ello de manera tajante.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/04/18/adade_rajoy_testigo_63923_1012.html

UNA ACUSACIÓN POPULAR PIDE QUE RAJOY DECLARE EN EL JUICIO GÜRTEL

ADADE reclama al tribunal que cruce la “línea roja” y que cite como testigo al “Gran Ausente”, el único ex secretario general del PP que no ha comparecido

¿Quién es el “Gran Ausente” del juicio Gürtel? Hablamos de Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno y del Partido Popular, a quien la acusación popular ADADE quiere citar como testigo para que declare ante el tribunal que juzga el mayor caso de corrupción de España y que afecta a la formación política que él lidera.

ADADE ha dirigido una petición al tribunal para que cite a Mariano Rajoy y rompa la “urna de cristal” en la que se encuentra, protegido de la Justicia. El escrito, al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM, llega justo cuando se ha publicado el calendario de la nueva oleada de testigos del caso, entre los que están Javier Arenas, Ángel Acebes y Francisco Álvarez Cascos. Todos ellos fueron secretarios generales del PP en la época de la Gürtel, además de Rajoy, que también ocupó el puesto número dos en Génova pero a quien el tribunal no ha citado tampoco ahora.

Esta excepción no cuadra a ADADE, que vuelve a pedir al tribunal que supere “el cortafuegos existente” y cite a Rajoy como testigo para tomarle declaración. Una petición que consideran “pertinente, relevante, legítima y útil” porque, además de su mando en el partido, Rajoy fue “Director de diversas campañas electorales” por lo que “resulta imprescindible oírle”.

La acusación señala a Rajoy como una “figura clave” dentro de un partido que hizo “de los comportamientos corruptos su ADN” para conseguir “financiación ilegal”. Hablamos, según ADADE, del “eslabón fundamental” de un partido con “una estructura muy piramidal”, y Rajoy es quien “ostenta la máxima jerarquía en la Organización”.

Por ello, “resultaría anómalo” no citarle a declarar mientras se admite la estrategia de la defensa del PP, que pasa por pasar la responsabilidad de las “ilícita subvenciones” a “escalones inferiores”, “viéndose clara la intención de evitar molestias, de salvar al jefe Rajoy”.

Para ADADE, “lo deseable habría sido que él, motu propio hubiera manifestado al Tribunal que deseaba declarar como testigo, pero ha hecho honor a su imagen pública de impasibilidad; sin embargo hay que suplir su desgana, y la Sala puede y debe hacerlo, cruzar esa aparente línea roja existente hasta ahora”.

http://www.elplural.com/politica/2017/03/31/una-acusacion-popular-pide-que-rajoy-declare-en-el-juicio-gurtel

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2017. www.losgenoveses.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )