CASO GÜRTEL : PS CAJA B PP. REAPERTURA

El 28 de febrero 2017, el juez De la Mata, tras solicitarlo las acusaciones populares y el MF, decide reabrir parte de la instrucción de los denominados "Papeles de BÁRCENAS" para investigar las declaraciones de Francisco Correa y el empresario García Pozuelo que admitieron en el juicio de la PS 1999-2005 conocer la existencia de comisiones al PP por parte de grandes empresas ligadas al sector de la construcción. En Marzo del 2016 De la Mata había archivado una solicitud de la acusación popular IU y otros para reabrir la instrucción de la PS basada en una declaraciones de Correa al periódico www.eldiario.es

LAS NOTICIAS AL DÍA

CORREA PIDE COMPARECER POR VIDEOCONFERENCIA EN LA REAPERTURA DEL CASO DE LA CAJA B DEL PP

DOS JUECES DE LA AUDIENCIA NACIONAL REACTIVAN LA INVESTIGACIÓN SOBRE LAS CAJAS B DEL PP

LA FISCALÍA NO DISPONE DE DATOS PARA ACREDITAR EL DELITO DE COHECHO DEL PP EN EL CASO DE LA ‘CAJA B’

EL JUEZ DE LA MATA REABRE EL CASO DE LA CONTABILIDAD B DEL PP Y CITA A DECLARAR A CORREA Y DOS EMPRESARIOS

LA PETICIÓN DE LA FISCALÍA PARA REABRIR LA INVESTIGACIÓN SOBRE LA CAJA B COMPLICA EL HORIZONTE JUDICIAL DEL PP

EL DOCUMENTO CLAVE SOBRE ACS CON EL QUE LAS ACUSACIONES QUIEREN REABRIR ‘LA CAJA B’ DEL PP

VARIAS ACUSACIONES POPULARES QUIEREN QUE SE REABRA EL 'CASO BÁRCENAS', QUE INVESTIGA UNA CAJA B DENTRO DEL PP

LA CONSTRUCTORA OHL INGRESÓ ENTRE 2002 Y 2009 MÁS DE 3.000 MILLONES DE ADMINISTRACIONES DEL PP

CORREA FACTURÓ 74.800€ DE LA CABALGATA DE ARGANDA A UNA EMPRESA DE FLORENTINO PÉREZ

FRANCISCO CORREA SE NIEGA A CONTESTAR SOBRE LA TRAMA DEL 3% Y SU SALIDA DEL PP

LA CONFESIÓN DE CORREA SEÑALA AL RAJOY VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y SECRETARIO GENERAL DEL PP

CORREA GOLPEA AL PP AL CONFESAR QUE EL COBRO DEL 3% EN MORDIDAS ERA UNA “PRÁCTICA” HABITUAL

COMPAÑÍAS COMO OHL, ACS Y DRAGADOS PAGARON ‘MORDIDAS’ A CAMBIO DE CONTRATOS, SEGÚN CORREA

EL CONSTRUCTOR GARCÍA-POZUELO DICE QUE PARTE DE LAS COMISIONES ILEGALES QUE PAGÓ SE ENTREGARON A BÁRCENAS


CORREA PIDE COMPARECER POR VIDEOCONFERENCIA EN LA REAPERTURA DEL CASO DE LA CAJA B DEL PP

El preso sufre claustrofobia y quiere evitar el traslado a la Audiencia Nacional en un furgón de la Guardia Civil

El juez De la Mata ordena que le revise un médico pese a que el tribunal de Gürtel le ha exonerado de asistir al juicio por el mismo motivo

El presunto cabecilla de Gürtel tendrá la oportunidad de ratificar y ampliar su confesión sobre el 3% para el PP de la gran obra pública en tiempos de Aznar

La cita judicial de la próxima semana está en el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, donde Francisco Correa debe acudir a declarar el jueves para corroborar y ampliar su afirmación de que el PP recibía dinero negro a cambio de adjudicaciones de gran obra pública durante el Gobierno de Aznar, que realizó en el juicio de Gürtel.

El presunto cabecilla de la red de corrupción ha solicitado, sin embargo, no ser trasladado hasta la sede judicial de la calle Génova y declarar por videoconferencia. Correa sufre claustrofobia y quiere evitar el que sería para él otro angustioso traslado en un furgón de la Guardia Civil.

El propio tribunal del caso Gürtel había eximido a Correa de asistir al juicio por este motivo. El 24 de febrero pasado, el presunto cabecilla de la trama de corrupción fue trasladado en ambulancia desde la prisión de Valdemoro, en la que permanece tras la condena del caso Fitur, hasta la sede de la Audiencia Nacional donde se celebra el juicio, en San Fernando de Henares. Su defensa presentó una queja por el hecho de que Instituciones Penitenciarias se empeñara en trasladar al preso a pesar de que el tribunal había resuelto que no era necesaria su presencia por el problema de salud alegado.

En cualquier caso, el juez que deberá interrogarlo el jueves, José de la Mata, ha solicitado por exhorto urgente al Juzgado de Valdemoro que envíe un médico forense a la cárcel para que compruebe si existe “algún impedimento médico” para trasladar a Correa desde el centro penitenciario hasta la Audiencia Nacional en el furgón de la Guardia Civil. Contesta así, en una providencia, a la petición que había realizado la defensa de Correa para que se procediera a ratificar un informe médico previo, de 2012, que aconseja sus traslados en ambulancia y en el que solicita, para evitarlo en este caso, que pueda declarar por videoconferencia.

Ya sea a través del plasma o en persona, Correa despejará la duda de si sigue adelante con las afirmaciones vertidas durante su declaración en el juicio de Gürtel o se acoge a su derecho a no declarar, que le asiste como imputado. En la vista de Gürtel, Correa ratificó el pasado octubre la confesión publicada por eldiario.es un año antes, según la cual él buscaba empresarios dispuestos a donar dinero negro al Partido Popular a cambio de adjudicaciones. Según su relato, lo hacía en colaboración con Luis Bárcenas, que niega los hechos, y a cambio de un 2% o un 3% de la partida destinada a la gran obra pública que se aprobaba en el Consejo de Ministros que presidía José María Aznar.

Francisco Correa mencionó los ministerios de Fomento y Medio Ambiente y a las constructoras OHL, Dragados y ACS, que desmintieron la acusación y anunciaron querellas. El tribunal, de acuerdo con la Fiscalía, rechazó llamar a declarar durante la vista a los señalados, pero las acusaciones populares del caso de la caja B del PP Izquierda Unida y Adade presentaron una batería de diligencias en la Audiencia Nacional para reabrir el caso, ya en fase de juicio oral. Entre ellas, la declaración de Correa. La Fiscalía Anticorrupción apoyó su declaración y otras diligencias y el juez José de la Mata acordó llamar a declarar al presunto cabecilla de Gürtel.

En la cárcel por el 'caso Fitur'

Entre la petición de las acusaciones populares y la decisión de De la Mata se conoció la sentencia del caso Fitur, una pieza separada de Gürtel que ha costado a Correa una condena de 13 años. El fallo hace trizas las aspiraciones de la defensa del empresario, quien fue enviado a prisión de inmediato por el tribunal sentenciador, junto a sus colaboradores Pablo Crespo y Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’. Los tres tienen previsto recurrir ante el Tribunal Supremo.

El mismo jueves, 23 de marzo, está citado a declarar Alfonso García Pozuelo, uno de los empresarios que entregó dinero negro al PP y que ha alcanzado un pacto con Anticorrupción en el juicio de Gürtel para que rebaje su petición de condena a dos años. Al día siguiente, el viernes, declarará Plácido Vázquez, a quien Correa situó durante el juicio en el centro de la trama de comisiones con destino final en el Partido Popular.

http://www.eldiario.es/politica/Correa-comparecer-videoconferencia-reapertura-PP_0_623288649.html

DOS JUECES DE LA AUDIENCIA NACIONAL REACTIVAN LA INVESTIGACIÓN SOBRE LAS CAJAS B DEL PP

Las declaraciones judiciales de Correa y los documentos encontrados al exgerente del PP de Aguirre impulsan las investigaciones sobre supuesta financiación ilegal

El cabecilla de la Gürtel aseguró en el juicio que intermedió entre Bárcenas y varias empresas
Los pagos de empresarios a Fundescam centran las pesquisas sobre el PP madrileño

Dos semanas horribilis para el Partido Popular. Los jueces de la Audiencia Nacional José de la Mata y Eloy Velasco han reactivado en los últimos días las investigaciones sobre la contabilidad B del Partido Popular, que controlaba a nivel nacional el extesorero del PP Luis Bárcenas y en la Comunidad de Madrid el ex secretario general del PP madrileño Francisco Granados.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, acordó la reapertura de la investigación sobre la caja B que el PP mantuvo supuestamente entre 1990 y 2008. En un auto de 28 de febrero, citó a declarar como investigados para el 23 y el 24 de marzo al presunto cabecilla de la red Gürtel, Francisco Correa, y a los empresarios Alfonso García Pozuelo y Plácido Vázquez Diéguez.

El instructor de la pieza separada de los papeles de Bárcenas reabrió el caso después de que el propio Correa asegurara en el juicio de la primera época de Gürtel [1999-2005] que empresas como OHL, ACS y Dragados recurrían a sus servicios para que mediase por ellas ante los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente, entre otros. A cambió, aseguró que tras intervenir en la concesión de "muchas obras, abonó comisiones de entre el dos y el tres por ciento al extesorero del PP Luis Bárcenas".

Y pese a que rechaza llamar a declarar a los empresarios Juan Manuel Villar Mir y Rafael Palencia Marroquín, y al expresidente balear Jaume Matas, el magistrado no cierra la puerta a hacerlo en un futuro, al asegurar que de ello depende "de lo que resulte de las diligencias anteriores".

Por su parte, el magistrado Eloy Velasco ha reactivado esta semana la investigación de la pieza separada de la Púnica sobre la financiación ilegal del PP de Esperanza Aguirre, reabriendo las pesquisas que había archivado el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira sobre la Fundación para el Desarrollo Económico de la Comunidad de Madrid (Fundescam), creada en 2000 por el exalcalde de Majahadonda Ricardo Romero de Tejada, condenado a un año de cárcel por las tarjetas black.

Contraprestaciones en metálico

En su auto, De la Mata recuerda que el objeto de la investigación, que estaba "provisionalmente archivada" en relación a los empresarios, era comprobar si las anotaciones "constituyen el soporte documental-contable, por rudimentario que sea, de transacciones reales que reflejarían las contraprestaciones en metálico obtenidas por el Partido Popular y determinadas personas, a cambio de interceder o presionar para conseguir que se produjeran determinadas adjudicaciones de obras públicas a los pagadores de tales ilícitas comisiones".

Sin embargo, el juez Ruz no pudo procesar a ninguno de los empresarios que presuntamente habían pagado las mordidas que Bárcenas anotaba de forma manuscrita en su cuaderno.

En una de las grabaciones aportadas por el denunciante del caso Gürtel, el exconcejal del PP de Majadahonda (Madrid) José Luis Peñas, Correa se jactó de que había llevado "mil millones de pesetas" [seis millones de euros] a la casa del extesorero del PP Luis Bárcenas.

Precisamente el extesorero, que es uno de los procesados en la pieza separada de la contabilidad B del PP, declaró ante el juez Pablo Ruz que el partido tenía en "todas las provincias y regiones" una caja B que se destinaba a la financiación de las campañas electorales, siendo revisado este sistema por los secretarios generales y conocido por los presidentes.

La primera caja B

En concreto, Bárcenas declaró que el ex secretario general del PP y exministro de Defensa Francisco Álvarez-Cascos fue la persona que entre 1990 y 1993 supervisó la caja B del PP tras la detención en 1990 del entonces tesorero Rosendo Naseiro en el caso que lleva su apellido. Álvarez-Cascos siempre negó dicha acusación y nunca figuró como imputado.

Según Bárcenas, Naseiro fue el encargado de aportar en abril de 1990 los primeros ocho millones de pesetas (48.080 euros) que aparecen en la contabilidad manuscrita del PP.

El juez Ruz concluyó la investigación y acreditó la existencia de la caja B del Partido Popular. Además, Ruz confirmó que desde 1990 y hasta al menos 2008 el PP se benefició de diversas fuentes de financiación "ajenas al circuito económico legal”.

Asimismo, el magistrado constató el destino de este dinero negro: "El pago de retribuciones, complementos de sueldo o compensaciones a personas vinculadas con el partido; a gastos generados en campañas electorales; y a distintos servicios y gastos en beneficio del partido o relacionados con su actividad. Así como a integrar el saldo de las cuentas de donativos anónimos y nominativos del partido".

José María Aznar, Ana Botella, Esperanza Aguirre, María Dolores de Cospedal, Alberto Ruiz-Gallardón, Ana Mato, Javier Arenas y Esteban González Pons. José María Aznar, Ana Botella, Esperanza Aguirre, María Dolores de Cospedal, Alberto Ruiz-Gallardón, Ana Mato, Javier Arenas y Esteban González Pons.

Según los apuntes manuscritos de Bárcenas, publicados por el diario El País, Mariano Rajoy habría sido el político del PP que más dinero recibió en negro: 373.000 euros. Por su parte, el presidente del Gobierno siempre ha negado haber cobrado cantidad alguna.

En su declaración en el juicio de la Época I de Gürtel, Bárcenas trató de exculpar a su mujer de haberse quedado con una parte del dinero de la caja B, y para ello apuntó al PP: "El partido los ingresa en la cuenta oficial, esos 60.00 euros que salieron de las anotaciones extracontables del partido, que estaban anotados, entran ahora sí en la cuenta de donativos anónimos del partido, las dos cantidades que conforman los 149.600 euros acaban siendo e ingresados en las cuentas del partido, en la cuenta de donativos del partido".

Fundescam en la Púnica

Pero los problemas judiciales no sólo se multiplican para el PP nacional. El juez que instruye en la Audiencia Nacional el caso Púnica, Eloy Velasco, ha reactivado sus pesquisas sobre la única pieza separada que permanece secreta, la de la financiación ilegal del PP de Esperanza Aguirre.

Y lo ha hecho gracias a que los agentes de la Unidad Centra Operativa (UCO) de la Guardia Civil encontraron durante los registros que realizaron hace un año del ordenador que el exgerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez tenía en su puesto de trabajo, pero también en su vivienda.

El pasado miércoles, Velasco llamó a declarar como investigados al exconsejero de Industria y expresidente de la Asamblea madrileña José Ignacio Echeverría, que fue también tesorero del PP de Esperanza Aguirre; al expresidente de la patronal madrileña CEIM Arturo Fernández y al exgerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez. Los dos últimos, Arturo Fernández y Beltrán Gutiérrez han sido condenados a seis y ocho meses de cárcel, respectivamente, en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid.

Según aseguran fuentes de las declaraciones de Echeverría y Fernández, ya que la comparecencia de Gutiérrez fue pospuesta hasta este lunes, el juez Velasco interpeló a los investigados sobre los pagos a Fundescam y a otras firmas.

Delitos no prescritos

Según adelantó el diario El País, en los registros ordenados por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional se encontraron documentos que probarían que las presuntas actuaciones irregulares se habrían extendido hasta 2011, por lo que los delitos, que podrían ser considerados continuados, no estarían prescritos, tal y como rubricó el magistrado que investigó el caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira.

Un informe realizado por agentes de la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef-Bla) de la Policía Judicial, de 30 de julio de 2010, considera que Beltrán Gutiérrez era "el interlocutor de la organización" de Correa "con el Partido Popular regional para el desarrollo de la campaña" de 2003. El documento sostiene que Correa facturaba a Fundescam los actos electorales que realizaba con sus empresas para el Partido Popular madrileño e incluso para el nacional.

Además, el juez Velasco tiene en su poder una hoja de uno de los cuadernos manuscritos de Granados en la que aparecen anotaciones, que según su exsocio y ahora arrepentido David Marjaliza, identifican al mencionado gerente de Aguirre, Beltrán Gutiérrez, y al empresario Javier López Madrid, yerno del dueño de la constructora OHL, que también ha sido condenado a seis meses de cárcel en el caso de las tarjetas black.

Pero los papeles de Bárcenas y la Púnica no son los únicos casos que tocan de lleno a la financiación del PP. También esta pendiente de juicio la financiación ilegal del PP valenciano, así como otras piezas separadas de Gürtel como las actividades de Correa en Boadilla del Monte (Madrid).

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/03/11/dos_jueces_audiencia_nacional_reabren_las_investigaciones_sobre_las_cajas_nacional_madrilena_del_pp_62334_1012.html

LA FISCALÍA NO DISPONE DE DATOS PARA ACREDITAR EL DELITO DE COHECHO DEL PP EN EL CASO DE LA ‘CAJA B’

En medio de una gran expectación mediática, la primera decisión que adoptaba el titular del Juzgado de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional, volver a citar como investigados al supuesto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa y al empresario, Alfonso García-Pozuelo el próximo 23 de marzo y al intermediario Plácido Vázquez, al día siguiente.

Según ha podido saber OKDIARIO, el futuro del caso de la “caja B” del PP tras ser reabierto “está en el aire”. Las fuentes fiscales consultadas por este diario aclaran que el devenir de la investigación es “un misterio” y depende “única y exclusivamente” de la declaración de Correa y de los “nuevos datos” que pueda aportar junto a García-Pozuelo y Plácido Vázquez en sus comparecencias en sede judicial.

De esta forma, si Correa “no tira de la manta” el caso está abocado a “volver a cerrarse”, ya que el Ministerio Público “no posee nueva información que pudiera acreditar que se produjeron presuntos delitos de cohecho” entre el Partido Popular y las empresas constructoras con el pago de mordidas a cambio de obra pública.

Fuentes del entorno de Correa aseguran a este diario que su defensa “aún no ha podido acceder a la causa”. Estas mismas fuentes explican que Correa puede optar por tres opciones: “No declarar ante el juez, declarar sin aportar nueva información o tirar de la manta”.

En estos momentos, “la decisión no está tomada y se estudiarán” detenidamente las tres alternativas. Antes, la defensa de Correa tendrá que valorar si desvelar datos nuevos, si los hubiera, sobre la “caja B” del PP puede aportarle algún beneficio como un eventual pacto con la Fiscalía para conseguir “algún tipo de reducción de pena”.

Aparte del testimonio de Correa, se espera con “mucho interés” lo que pueda aportar al caso la comparecencia de Plácido Vázquez, después de que las acusaciones contra éste en Gürtel fueran sobreseídas. Vázquez estuvo imputado casi 6 años y el juez Pablo Ruz lo llegó a incluir en la lista final para ir a juicio. Sin embargo, en el último momento la Fiscalía apreció que el pago concreto por el que se iba a sentar en el banquillo había prescrito.

El juez De la Mata reabría el caso atendiendo así las peticiones realizadas tanto por la Fiscalía Anticorrupción como por la acusación popular ADADE. Solicitaba además a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que le remita el procedimiento sobre el que su antecesor Pablo Ruz acordó dar por finalizada la instrucción en marzo de 2015. La reapertura del caso se ha precipitado tras las declaraciones realizadas por Correa durante el juicio de la primera época de Gürtel.

En su auto, Ruz propuso sentar en el banquillo de los acusados a seis personas acusadas de delitos fiscales: los ex tesoreros del PP, Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, el ex gerente de la formación Cristóbal Páez, los dos administradores de la empresa que realizó las obras de reforma del PP y otra empleada. A Bárcenas y Lapuerta les atribuía, además, delitos de apropiación indebida.

Según la investigación, los ex tesoreros Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta gestionaban la “contabilidad paralela” o “caja B” del partido, que entre 1990 y 2008 percibió donaciones por 7,5 millones de euros al margen de la contabilidad oficial entregada al Tribunal de Cuentas.

Las mismas fuentes fiscales consultadas consideran que apenas 8 millones de euros en 18 años, es una “cantidad ridícula” en posibles comisiones a cambio de adjudicaciones, teniendo en cuenta los centenares de obras millonarias que se ejecutaron en este periodo. “Las cuentas no cuadran”, aseguran.

El relato de Correa en el juicio

Durante su comparecencia ante el tribunal que juzga el caso Gürtel en octubre del pasado año, Francisco Correa explicó su relación con Luis Bárcenas, el PP y varias empresas. Dicho testimonio fue clave para la reapertura del caso de la “caja B” del Partido Popular.

“En el 96 hablo con Luis Bárcenas y me dice: ‘Tú tienes contacto con empresarios y yo, con políticos. Vamos a intentar hacer gestiones para que cuando salgan los concursos públicos de la Administración intentar favorecer a empresarios que luego van a colaborar con el partido'”.

Así explicaba el ‘modus operandi’: “Cuando salía una licitación, Alfonso García-Pozuelo (antiguo dueño de Constructora Hispánica) me llamaba si estaba interesado. Era una licitación pública, salía para todo el mundo. No había un incremento de la adjudicación para aumentar la comisión que me entregaba y luego yo le entregaba a Bárcenas”.

“Yo gestionaba”, añadía, “por mi relación con Bárcenas, si era posible ese candidato, que daba buenas licitaciones. Y si teníamos éxito, me daba comisión y yo me quedaba una parte y otra parte se la daba a Luis Bárcenas. Pero eso se hacía no solo con García-Pozuelo; también con otros empresarios”.

Sobre las entregas económicas en efectivo y dinero Correa señalaba “nadie de mi empresa las ha hecho. La relación con los políticos la tenía solo yo. Las entregas de dinero… quedaba con ellos y les daba el sobre... Cuando yo cobraba de empresarios constructores, la parte que yo me quedaba se la daba en efectivo a Antonio Villaverde para que lo ingresara en Suiza”.

Por último, sentenció su intervención con la siguiente frase: “Yo me pasaba el día en Génova. Estaba más tiempo allí que en mi despacho. Era mi casa, vamos”.

https://okdiario.com/investigacion/2017/03/07/fiscalia-no-dispone-nuevos-datos-acreditar-otros-delitos-del-pp-caso-caja-b-794063

EL JUEZ DE LA MATA REABRE EL CASO DE LA CONTABILIDAD B DEL PP Y CITA A DECLARAR A CORREA Y DOS EMPRESARIOS

El instructor ha citado a declarar como investigados, entre el 23 y el 24 de marzo, a Francisco Correa, Alfonso García Pozuelo y Plácido Vázquez Diéguez

El magistrado rechaza por el momento la declaración del expresidente balear Jaume Matas como pedían las acusaciones de esta pieza separada de Gürtel

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha acordado este miércoles reabrir el caso Bárcenas en el que se investiga la contabilidad B del Partido Popular reflejada en los documentos manuscritos del extesorero de la formación conservadora, y cita a declarar como investigados, entre el 23 y el 24 de marzo, a Francisco Correa, Alfonso García Pozuelo y Plácido Vázquez Diéguez.

En un auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 accede de esta forma a la petición de varias acusaciones de esta pieza separada de Gürtel, con el informe favorable de la Fiscalía Anticorrupción, y acuerda dejar sin efecto la decisión de sobreseimiento provisional acordada en esta pieza en relación a los imputados, al mismo tiempo que ordena la reapertura de la investigación.

El juez atiende, de esta forma, las peticiones realizadas tanto por la Fiscalía Anticorrupción como por dos de las acusaciones populares personadas en distintas piezas de la trama Gürtel, en concreto IU y Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), después de conocer el testimonio que ofreció Correa sobre las presuntas dádivas pagadas por constructoras como OHL o ACS.

"Relevantes" y "novedosas"

De la Mata considera que ante la aportación de estos nuevos elementos de comprobación es pertinente reabrir la causa de la presunta financiación ilegal del PP. Es más, subraya que las declaraciones de Correa, las de García-Pozuelo -que se acogió a su derecho a no declarar en la instrucción- y las del intermediario Plácido Vázquez son "relevantes y útiles", así como "novedosas".

"Basta destacar, como hace el fiscal -Antonio Romeral- en su informe, que son los únicos testimonios que apuntan a una relación entre las entregas de dinero para la realización de gestiones tendentes a la consecución de contratos públicos, ofreciendo además un relato consistente sobre la metodología aparentemente seguida para gestionar (en los términos del propio Correa Sánchez) las solicitudes de las empresas, y la mecánica de la distribución de las ganancias obtenidas por las comisiones entregadas por las empresas en caso de éxito en la adjudicación pretendida", afirma el magistrado en su resolución.

El líder de la trama detalló durante su declaración ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga junto a otras 36 personas que empresas como OHL, ACS y Dragados recurrían a sus servicios para que mediase por ellas ante los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente, entre otros. A cambió, aseguró que tras intervenir en la concesión de "muchas obras, ni en 10, ni en 20, ni en 30", abonó comisiones de entre el dos y tres por ciento al extesorero del PP Luis Bárcenas, informa Europa Press.

Carreteras y autopistas

"Eran carreteras, autopistas, obras del AVE, de Medio Ambiente, diferentes...", explicó, al tiempo que indicó que con esta práctica "ahorró mucho dinero al PP". "No sé si 1.000 millones o más o menos", dijo y precisó que entregaba el dinero a Bárcenas en la sede del PP, en la calle de Génova, o en su casa y que el exgerente se encargaba de gestionar la cuestión con el Ministerio "correspondiente".

García-Pozuelo afirmó en su intervención en el juicio que el destino del dinero entregado a Correa eran de "organismo centrales", que se referían --según indican las acusaciones en sus escritos--, a los Ministerios de Medio Ambiente y de Fomento y al PP, así como que las cuatro empresas que abonaron comisiones son OHL, ACS, Dragados y Degremont.

La resolución acuerda, además, solicitar de la Sección Segunda de la Sala Penal testimonio de lo actuado en la pieza separada hasta el auto de transformación en procedimiento abreviado, de fecha 23 de marzo de 2015, así como incorporar las declaraciones de García Pozuelo y Correa en el juicio que se celebra actualmente por la pieza del caso Gürtel Época I.

No incluye a Matas

El magistrado rechaza por el momento la declaración del expresidente balear Jaume Matas como pedían las acusaciones visto, dice, que no consta que haya prestado declaración fiscal o judicial en que haya realizado las manifestaciones que la parte alega.

En este sentido, las acusaciones reclamaron al juez que volviera a imputar al empresario Juan Miguel Villar Mir, aportando una noticia del diario El Mundo que afirma que el expresidente balear había ofrecido a la Fiscalía revelar que el dirigente del PP Javier Arenas había organizado una reunión en la sede del PP de la Calle de Génova de Madrid en la que se habría acordado el amaño del concurso del hospital de Son Espases, en Mallorca, a favor de OHL.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/03/01/el_juez_mata_ordena_reabrir_caso_contabilidad_del_para_que_declare_correa_dos_empresarios_61904_1012.html

LA PETICIÓN DE LA FISCALÍA PARA REABRIR LA INVESTIGACIÓN SOBRE LA CAJA B COMPLICA EL HORIZONTE JUDICIAL DEL PP

Las acusaciones populares dan ya por hecha la reapertura, sustentada en la declaración judicial de Correa sobre mordidas a cambio de contratos

Anticorrupción elude pedir la citación de los responsables de las dos grandes empresas señaladas por el jefe de 'Gürtel', Florentino Pérez y Villar Mir

La solicitud de la Fiscalía Anticorrupción para reabrir las investigaciones sobre la llamada caja b del PP o pieza de los papeles de Bárcenas, que a día de hoy se encuentra ya cerrada en espera de fecha para juicio, ha venido a complicar el horizonte judicial del partido en vísperas de su congreso y cuando sus dirigentes ya daban por amortizado el caso Gürtel y su ramificación de mayor calado político: aquella en cuyo auto de apertura de juicio el juez sostiene que entre 1990 y al menos 2008 el PP "habría venido sirviéndose de diversas fuentes de financiación ajenas al circuito económico legal".

Precedida de la que formularon dos acusaciones populares -IU y la asociación de abogados Adade-, la petición de la Fiscalía se sustenta en el relato hecho por Francisco Correa durante su declaración en la vista sobre la primera época de la trama Gürtel. Ese día, 14 de octubre de 2016, Correa colocó el foco sobre la financiación del PP al asegurar que durante años había funcionado un sistema por el que quienes querían obtener a toda costa contratos públicos pagaban a cambio un 3% del importe adjudicado.

Aunque todas las fuentes consultadas este viernes creen que la reapertura no tiene ya marcha atrás, nadie se atreve a aventurar si esta segunda fase de la instrucción judicial se limitará a cubrir el expediente o si, por el contrario, acabará provocando algún terremoto. Bárcenas, asegura su entorno, está tranquilo. De momento, nadie ha pedido que declare si el caso se reabre. ¿Desfilará finalmente otra vez por la sala de interrogatorios de la Audiencia Nacional y qué hará si finalmente llega ese momento? ¿Emergerá algún nuevo elemento que obligue a la Fiscalía a modificar las conclusiones que la llevaron a pedir -y a conseguir- la exculpación de todos los empresarios investigados en aquella primera fase bajo el argumento de que nada permitía vincular donaciones y contratos? Nadie tiene la respuesta aunque observadores que conocen el caso de cerca se muestran especialmente cautos. Especialmente, a la vista de qué pide exactamente el fiscal.

Porque a tenor de lo que ha trascendido este viernes, el fiscal solo pide que tras la reapertura declaren como investigados un empresario que días antes de que hablara Correa ya había ratificado en el juicio el pago de comisiones a cambio de contratos, Alfonso García Pozuelo, expresidente de Constructora Hispánica; y un comisionista -Plácido Vázquez- a quien el considerado jefe de la trama Gürtel señaló como intermediario con las empresas que se declaraban dispuestas a pagar.

Pero, por encima de Vázquez y García Pozuelo, a quien Correa también incluyó en su declaración, el don vito de la Gürtel mencionó a tres gigantes de la economía española como partícipes en el sistema del 3%: ACS, Dragados -desde 2002 filial de la anterior- y OHL. Las empresas señaladas niegan haber pagado ninguna mordida. Y en cuando Correa acabó su declaración anunciaron una querella.

El fiscal no pide la declaración de los máximos responsables de ambos grupos, Florentino Pérez y Juan Miguel Villar Mir. Pero si la instrucción se reactiva ambos o, al menos, Villar Mir, puede terminar viéndose obligado a desfilar ante el juez. De momento, la declaración del presidente de ACS y del Real Madrid no la ha requerido nadie. La de Villar Mir, de OHL, sí: las dos acusaciones populares. Villar Mir, además, ya tiene ante sí una situación complicada por una investigación que, no procesalmente pero sí cuanto a su fondo, aparece conectada a esta: la del supuesto -y finalmente abortado- amaño en la adjudicación del mayor hospital de Baleares, Son Espases, en favor de OHL, a cambio de dinero para el PP, caso que investiga en Palma el juez José Castro.

De las tres empresas citadas por Correa, OHL es la única que consta en los papeles de Bárcenas, aquella colección de "anotaciones extracontables" donde entre 1990 y 2008 el extesorero fue reflejando las entradas y salidas de dinero opacas. Es decir, la presunta contabilidad secreta y paralela del PP cuya investigación judicial se saldó con seis acusados -Bárcenas y su antecesor en la tesorería, Álvaro Lapuerta, a la cabeza- y con el PP como presunto responsable civil subsidiario por el supuesto delito fiscal que los implicados habrían cometido en relación a la reforma de la sede central del partido.

Ningún responsable de ACS aparece en cambio en la que presumiblemente era la contabilidad B del PP. El nombre de ACS sí consta en otro manuscrito que Luis Bárcenas entregó al juez Pablo Ruz en julio de 2013. Según el extesorero, ese documento registraba los pagos efectuados por distintas empresas para financiar la campaña electoral gallega del PP en 2001. Los apuntes consignaban el pago de 30.000 euros por parte de ACS, que se habría comprometido además a desembolsar un millón de euros.

El día en que Correa soltó la bomba ante el tribunal que le juzga, fuentes conocedoras de esa supuesta contabilidad secreta del PP aseguraron a infoLibre que ACS "jamás" aportó fondos para el PP nacional. En conversación con infoLibre, las mismas fuentes añadieron, aunque sin precisar fechas ni cantidades, que sí lo hizo Dragados. Y que del nombre de la compañía no quedó rastro en los papeles de Bárcenas porque sus fondos siempre llegaron al partido "a través de la cuenta de donativos anónimos".

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/02/04/la_peticion_fiscalia_para_reabrir_investigacion_sobre_caja_complica_horizonte_judicial_del_pp_60703_1012.html

EL DOCUMENTO CLAVE SOBRE ACS CON EL QUE LAS ACUSACIONES QUIEREN REABRIR ‘LA CAJA B’ DEL PP

La empresa de Florentino Pérez niega haber entregado dinero a la Gürtel, pero aparece como generosa donante de Génova

El año 2017 va a empezar judicialmente con un pelotazo. El 16 de enero, es decir, en poco más de dos semanas, la sala donde se celebra el juicio por la Gürtel va a convertirse en el centro de atención básico de la actualidad: es el día para que Luis Bárcenas comience su declaración. Las consecuencias políticas de su intervención son previsibles.

Reabrir la instrucción por los papeles Bárcenas

De momento, en el ambiente jurídico y su derivada política, la lucha está, sin embargo, en otro punto. Las acusaciones están peleando por reabrir la instrucción del caso de la caja B del PP, o caso de los papeles de Bárcenas, a partir de unas declaraciones que realizó en su deposición Francisco Correa el pasado 14 de octubre.

Entonces, Correa dijo que las constructoras ACS y OHL se habían beneficiado de contratos a cambio del pago de comisiones. Las reacciones fueron inmediatas. Tres días más tarde tanto la empresa de Florentino Pérez como la de Juan Miguel Villar Mir presentaban querellas criminales contra Correa por sus alegaciones.

Las acusaciones, por el contrario, aprovecharon la noticia destapada por el capo de la Gürtel para, con la misma celeridad, llevar las declaraciones ante el juez de la Audiencia que instruyó el caso de la financiación irregular del Partido Popular, José de la Mata, para pedir que se reabriera la instrucción.
El contenido de 'la carpeta amarilla'

ELPLURAL.COM ha podido tener acceso al contenido de un documento que parece relevante en este sentido. El principal de lo que se conoce en medios jurídicos como la carpeta amarilla, y que no es sino una de las carpetas, de diferentes colores, que entregó Luis Bárcenas en su declaración el 15 de julio de 2013 ante el entonces juez instructor, Pablo Ruz.

En la carpeta amarilla, como decimos, se incluía una serie de folios que acompañan esta información, y en la que de manera manuscrita y en ordenador, Luis Bárcenas implica en efecto a estas dos constructoras en la financiación irregular del partido.

En la nota manuscrita entregada por el propio extesorero popular se puede leer como OHL entregó “300.000 euros en campaña”, mientras que justo debajo escribía “ACS se comprom. a 1M€ ha dado 30.000€”. En el mismo escrito, Bárcenas recoge que FCC “daba 50.000€/mes, va a dar 12.000€/mes + ayuda campaña”. La nota manuscrita, el extesorero la concluye reconociendo “las empres. Siguen ayudando”.

En otro documento de la misma carpeta amarilla y en la que recoge una “RELACIÓN DE INGRESOS DEL 01-01.06 AL 31-12-06”, Bárcenas incluía de nuevo a ACS como donante de 60.100 euros para el partido de Génova.

En estos momentos, las acusaciones están pendientes de la decisión del juez José de la Mata sobre la aceptación o no de su requerimiento para que se reabra la instrucción del caso.

http://www.elplural.com/politica/2016/12/28/el-documento-clave-sobre-acs-con-el-que-las-acusaciones-quieren-reabrir-la-caja

VARIAS ACUSACIONES POPULARES QUIEREN QUE SE REABRA EL 'CASO BÁRCENAS', QUE INVESTIGA UNA CAJA B DENTRO DEL PP

El primer juicio de la trama Gürtel se reanuda el 16 de enero con la declaración de Bárcenas

Su testimonio puede ser clave para determinar el alcance de lo que ha ido saliendo a la luz a lo largo de estos tres meses de interrogatorios y que, en principio, ni era ni es objeto de la causa

El primer juicio de la trama Gürtel se reanudará el próximo 16 de enero con la declaración del extesorero del PP Luis Bárcenas. Su testimonio puede resultar clave para determinar el alcance de algo que se ha revelado en estos tres meses de interrogatorios y que no era, ni es, el objeto de la causa. Nos referimos a los nuevos indicios de financiación ilegal del PP nacional. Hay ya varias acusaciones populares que, en función de las nuevas revelaciones, han pedido en la Audiencia Nacional que se reabra el denominado caso Bárcenas, que investiga precisamente una caja b dentro del PP.

Las declaraciones de los principales imputados en la causa han desvelado el supuesto pago de comisiones ilegales que nutrían una de las cajas b del Partido Popular a cambio de adjudicaciones de obras de Ministerios y Ayuntamientos. Nueve años de investigación del caso Gürtel, una trama masiva de corrupción que colonizó administraciones gobernadas por el PP, dejaron al margen, en una pieza separada, los supuestos pagos de comisiones ilegales para alimentar la caja b que controlaba el extesorero Luis Bárcenas y en la que se ingresaron más de 8 millones de euros. La causa que se juzga en la Audiencia Nacional tan sólo intenta esclarecer si el PP participó a título lucrativo, es decir, si se benefició de las tramas corruptas de Majadahonda y Pozuelo que financiaron mítines de la formación conservadora.

Sin embargo, los tres primeros meses de interrogatorios del juicio oral han abierto distintas vías de investigación, hasta ahora cegadas, sobre el enriquecimiento del PP con comisiones ilegales pagadas por constructoras a cambio de la adjudicación de obras públicas. El principal acusado, el considerado cerebro de la trama, Francisco Correa, fue muy explícito en su primer día de declaración.

Ese testimonio ponía de un plumazo bajo sospecha la limpieza en la gestión de algunos de los ministros del Gobierno Aznar, que adjudicaron supuestamente obra pública a constructoras que, posteriormente, donaron dinero negro al Partido Popular. Al día siguiente, insistió dando nombres de constructoras directamente.

Recordemos que dos jueces de la Audiencia Nacional -Pablo Ruz primero y José de la Mata después- no pudieron acreditar durante la instrucción de la causa los sobornos pagados por constructoras a la caja b del PP a cambio de obras públicas. Sin embargo, eso es exactamente lo que han contado ahora algunos de los protagonistas de esa supuesta trama, algo que, por el contrario, han negado rotundamente las grandes constructoras a través de varios comunicados.

Sin embargo, no fue sólo Francisco Correa quien hizo esa revelación. La semana pasada llegó otra declaración en la misma línea. Ésta si cabe, más directa de la vinculación del PP con este asunto. El protagonista fue el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, quien aseguró que el que fue tesorero del PP Álvaro Lapuerta le indicó que beneficiase a unas empresas determinadas que aparecen en los papeles de Bárcenas como donantes de grandes cantidades de dinero negro.

El problema de la denuncia de Guillermo Ortega es que Álvaro Lapuerta, que es el único que podría aclarar esos hechos, ha sido excluido del juicio y se ha archivado la causa contra él por "demencia sobrevenida".

Antes de estas declaraciones de Francisco Correa y Guillermo Ortega, el juicio Gürtel se calentó con el testimonio de un imputado arrepentido que reconoció los hechos. Sus palabras tienen una especial trascendencia, ya que se trata del primer empresario que reconocía en el juicio haber pagado comisiones ilegales al PP a cambio de la adjudicación de obras públicas. Se trata de Alfonso García Pozuelo, expropietario de Constructora Hispánica, una de las principales donantes de la caja B del PP. Además de admitir que había pagado comisiones ilegales a la trama corrupta a cambio de contratos, deslizó que el dinero iba para "organismos centrales". Todo el mundo interpretó que hablaba de la sede nacional del PP, pero su declaración fue tan ambigua como escueta.

La persona que podría certificar que estos testimonios son verdaderos y que, por tanto, el PP se financió ilegalmente durante años gracias al pago de mordidas de contratistas públicos, es Luis Bárcenas, que declarará el próximo 16 de enero.

En su declaración ante el juez instructor Pablo Ruz, el extesorero del PP nunca llegó a admitir que los pagos de empresas que apuntó con detalle en la caja b durante casi 20 años tenían relación directa con la adjudicación de obras públicas. Bárcenas tan sólo explicaba que ese dinero servía para que los alcaldes, consejeros o presidentes autonómicos del PP tuvieran la deferencia de recibir a los constructores cuando se interesaban por algún concurso público.

¿Se pueden investigar esas denuncias?

Recordemos que la financiación ilegal del PP no es el objeto de investigación de este juicio. Aquí se dilucida lo que en el argot jurídico se ha conocido como la primera época de la Gürtel, esto es, desde 1999 a 2005. En el banquillo se sientan 37 personas a las que, entre multas y fianzas de responsabilidad civil, se les reclaman unos 450 millones de euros. Además de los 37 acusados hay tres partícipes a título lucrativo: el Partido Popular, la exministra Ana Mato y la pareja de uno de los principales acusados.

De momento, los testimonios oídos en el juicio -de Correa, de Guillermo Ortega o del empresario García Pozuelo- no han hecho cambiar de opinión al tribunal para tirar de ese hilo. Cuando el abogado de Bárcenas escuchó la novedosa denuncia de Correa sobre el pago de mordidas por obras públicas del Gobierno Aznar, pidió que se citará a cargos ministeriales de aquella época y a responsables de constructoras para investigar esos hechos. El Tribunal que juzga el caso Gürtel se retiró a deliberar y negó la petición. La Fiscalía Anticorrupción también se mostró en contra al considerar que las revelaciones de Correas eran "genéricas e inconcretas".

El abogado que representa a la Asociación de Abogados Demócratas Europeos, Francisco Montiel, la primera acusación popular que se personó en esta causa, considera que los testimonios escuchados hasta ahora en el juicio deben abrir la puerta a la investigación para dilucidar si existía una trama en la que se vinculaban adjudicaciones con el pago de comisiones ilegales al PP.

El juicio del caso Bárcenas, donde se determinará si el PP se financió ilegalmente durante al menos 20 años gracias a la generosidad de contratistas públicos, no se celebrará hasta finales de 2017. Antes conoceremos la sentencia del caso Gürtel donde se prevén fuertes condenas pero que dejará a un lado las comisiones ilegales que supuestamente cobró el partido.

http://cadenaser.com/programa/2016/12/27/hoy_por_hoy/1482826349_650150.html

LA CONSTRUCTORA OHL INGRESÓ ENTRE 2002 Y 2009 MÁS DE 3.000 MILLONES DE ADMINISTRACIONES DEL PP

La Comunidad de Madrid, controlada por Esperanza Aguirre, fue la que más otorgó a la constructora: casi un tercio del total (953 millones)

Fomento, encabezado por Francisco Álvarez-Cascos, le adjudicó en sólo dos años (2002 y 2003) 503,7 millones, mientras que el Ayuntamiento de Madrid le abonó 328,6 millones en ocho años

La constructora Obrascon Huarte Lain (OHL), dirigida hasta hace unos meses por el exvicepresidente del Gobierno en 1975 Juan Miguel Villar Mir, ingresó entre los años 2002 y 2009 más de 3.000 millones de euros de las administraciones públicas gobernadas por el PP, según un informe de la Unidad Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) del Cuerpo Nacional de Policía incorporado al sumario de la pieza separada del caso Gürtel denonimada papeles de Bárcenas.

De los 3.035 millones de los que se benefició OHL, una de las tres empresas a las que aludió el cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa, como una de las pagadoras de mordidas de hasta el 3%, la Administración pública que más dinero aportó fue la Comunidad de Madrid controlada por Esperanza Aguirre, con casi un tercio del total (953 millones). Sólo en 2007, el Ejecutivo madrileño del PP otorgó a la constructora 417 millones en contratos.

Precisamente, uno de los correos secretos del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, adelantados por infoLibre, desvela que Villar Mir pidió al banquero que mediara ante Aguirre para que esta le favoreciera en el concurso de adjudicación de uno de los primeros hospitales que Madrid construyó bajo la fórmula de gestión mixta público-privada.

El 18 de enero de 2005, Juan José Juste Ortega –en ese momento director de Negocio de Clientes Corporativos de Caja Madrid– envió un correo a Blesa en el que le escribió lo siguiente: "Te va a llamar Juan Miguel Villar Mir para pedirte que hables con la presidenta de la Comunidad para defender nuestra candidatura como consorcio aspirante a construir y gestionar el Hospital de Majadahonda".

Ministerio de Fomento

La segunda Administración que más adjudicó a la firma de Villar Mir, que fue nombrado marqués durante el reinado de Juan Carlos I, fue el Ministerio de Fomento, encabezado por el también exvicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez-Cascos, que en sólo dos años (2002 y 2003) otorgó contratos a la constructora por 503,7 millones. Fomento y Medio Ambiente fueron los dos ministerios identificados por Francisco Correa en su declaración como los implicados en el presunto pago de comisiones de entre el 2% y el 3%.

En 2004, año en el que se alternaron en el Gobierno central el PP y el PSOE tras la victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero, OHL ingresó otros 562,6 millones, que el informe de la Policía Judicial no atribuye de forma directa al PP, por lo que esta suma queda fuera de los 3.034 millones de euros abonados a la constructora en 2003 y 2003.

También resalta por su importancia el Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF), que aunque contrata de forma independiente depende de Fomento, con 319,3 millones. La empresa Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) aportó otros 117 millones.

El Ayuntamiento de Madrid, también en manos del Partido Popular, abonó 328,6 millones en el mismo periodo de tiempo (2002-2009), mientras que la Comunidad Valenciana otorgó a la firma 191,1 millones por 132 millones de Castilla y León. En el informe, la Policía reseña que 43,6 millones de los 70 millones que adjudicó el PP gallego se otorgaron por tres contratos públicos, acordados antes de la entrada en el Gobierno de la Xunta del PSOE en agosto de 2005.

Además, la Región de Murcia, encabezada por el ahora eurodiputado del PP Ramón Luis Valcárcel, acordó la adjudicación de un hospital en el Mar Menor por 69,7 millones a OHL.

Ministerio de Medio Ambiente

El Ministerio de Medio Ambiente, dirigido en 2002 por el expresidente balear Jaume Matas, y a partir del 7 de marzo de 2003 y hasta 2004 por Elvira Rodríguez, que fue hasta hace unas semanas presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), adjudicó a OHL obras por 16,2 millones.

OHL es una de las tres constructoras que han saltado a la actualidad tras declarar Francisco Correa que su socio Plácido Vázquez era el que se encargaba de gestionar las comisiones que cobraran de los grandes contratistas de las administraciones gobernadas por el PP: "Me decía, oye, OHL ha hecho esta petición de obra, y yo intentaba gestionarla con Luis Bárcenas", especificó Correa, que después identificó tres de estas firmas: "OHL, ACS, Dragados...".

Pero no fue la declaración de Correa de la semana pasada la primera vez en la que aparecía OHL o Villar Mir en el caso Gürtel y sus piezas separadas OHL. Su nombre aparece en los denominados papeles de Bárcenas, en el que se reflejaba de forma manuscrita la contabilidad paralela del PP entre los años 1990 y 2008.

530.000 euros

El documento manuscrito en el que se refleja esa contabilidad en negro entre el año 1990 y 2008 constata que este empresario aparece registrado como donante de esta caja B en los años 2004, 2006 y 2008, por un total de 530.000 euros.

En 2004 se registra una aportación de fecha 19 de octubre por una cuantía 100.000 euros; en el año 2006 se registra otra única aportación fechada el 25 de octubre, por un importe de 180.000 euros. En el año 2008, fechada el 11 de febrero, figura registrada una aportación de 250.000 euros.

Asimismo, en una de sus declaraciones ante el juez Pablo Ruz, el extesorero del PP Luis Bárcenas acusó a Villar Mir de haber realizado supuestamente entre septiembre y octubre de 2011 otra entrega de 300.000 euros (tres veces el máximo legal permitido) al entonces máximo responsable de las finanzas del PP, José Manuel Romay Beccaria, para la campaña que poco después llevaría a Mariano Rajoy a La Moncloa.

Al final de la instrucción, el juez Pablo Ruz acordó archivar cualquier acusación contra Villar Mir y los otros 22 empresarios implicados por Bárcenas en la caja B.

Declaración de Villar Mir

Pero con estos indicios y tras la declaración de Correa, dos de las acusaciones populares personadas en las distintas causas que investigan las actividades de la trama Gürtel han solicitado al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que reabra el procedimiento que investiga la presunta contabilidad B del PP -conocida como de los papeles de Bárcenas- y cite a declarar, entre otros, a Villar Mir.

IU y la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade) han remitido sendos escritos al Juzgado Central de Instrucción 5 en los que se reclaman que se investiguen las declaraciones de Correa sobre la intervención de esta empresa y otras como ACS y de los Ministerios de Medio Ambiente y Fomento en el cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones de obra pública.

En concreto, Adade pide al magistrado que, además, de citar a Villar Mir, tome declaración al propio Correa, al extesorero del PP Luis Bárcenas y a los empresarios Alfonso García Pozuelo-Asins, Plácido Vázquez y Rafael Palencia, según refleja su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press.

El tribunal encargado de juzgar la primera época de actividades de la trama rechazó este lunes la solicitud formulada por Bárcenas para que se citara a declarar en la vista oral tres exministros de Medio Ambiente y Fomento y los presidentes de ACS y OHL.

Caso Son Espases

Pero el caso Gürtel no es el único en el que aparece el nombre de Villar Mir, su empresa OHL o su entorno familiar. Villar Mir está imputado (investigado) después de que el fiscal Anticorrupción de Baleares Pedro Horrach se querellara contra el expresidente regional Jaume Matas y el propio empresario por el presunto amaño del concurso en 2006 para adjudicar el hospital mallorquín de Son Espases, el mayor del archipiélago. El fiscal entiende que existen indicios de los delitos de prevaricación, falsedad documental y fraude a la Administración pública.

Aunque finalmente OHL no obtuvo la adjudicación porque el proceso se paralizó tras publicarse las sospechas de amaño, la Fiscalía cree que Matas ordenó a sus subordinados favorecer a la empresa de Villar Mir. La adjudicación de Son Espases acabó en manos de una de las filiales de ACS, en concreto Dragados.

El yerno del empresario

Además, el yerno de Villar Mir, Javier López Madrid, que está siendo juzgado en la Audiencia Nacional en el caso de las tarjetas black, también está siendo investigado en el seno de la operación Púnica por el magistrado Eloy Velasco.

En concreto, el exsecretario general del PP en Madrid Francisco Granados registró en su agenda de color morado, en la que supuestamente se reflejaba la caja B del PP madrileño, múltiples pagos de 300.000 y 400.000 euros efectuados por López Madrid al exgerente regional del PP Beltrán Gutiérrez.

Los abonos se encuentran anotados de forma manuscrita en una agenda morada en la que, bajo las iniciales "B.G", el encargado de las finanzas en la formación en Madrid figura como el principal beneficiario. Las anotaciones fueron incautadas por la UCO de la Guardia Civil al presunto cabecilla de la operación Púnica y las pesquisas desarrolladas a raíz de su hallazgo propiciaron nuevas actuaciones, en este caso para esclarecer una presunta financiación irregular del partido.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/10/19/ohl_ingreso_mas_000_millones_euros_administraciones_del_entre_2002_2009_56376_1012.html

CORREA FACTURÓ 74.800€ DE LA CABALGATA DE ARGANDA A UNA EMPRESA DE FLORENTINO PÉREZ

El ayuntamiento del PP encargó a Easy Concept la gestión y animación de varias cabalgatas de reyes. La de 2007 la Gürtel luego se la facturó a Urbaser. Esta pieza sigue en instrucción

Una factura de 64.482 euros más 10.317 euros de IVA demuestra que la trama Gürtel sí emitió facturas contra ACS, la empresa presidida por Florentino Pérez. Francisco Correa soltó la bomba en su segunda declaración. ACS, junto a OHL y Dragados, es una de las empresas que presuntamente han pagado comisiones por conseguir contratos públicos en algunos ministerios, unos amaños en los que los intermediarios eran el propio Correa (que se ponía en contacto con las compañías) y el extesorero del PP Luis Bárcenas, el encargado de hablar con los departamentos controlados por el PP. ACS y OHL anunciaron inmediatamente querellas contra Correa. Este periódico se intentó poner ayer en contacto infructuosamente con ACS para obtener su versión de los hechos.

Correa se refería a las dos legislaturas de José María Aznar, entre 1996 y 2004. De hecho, la Audiencia Nacional juzga estos días la primera época de la trama, entre 1999 y 2005. La factura, no obstante, está incluida en uno de los últimos informes que la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria ha elaborado en la pieza que aún instruye la segunda época de la trama, entre 2006 y 2009, y que investiga entre otras cosas las andanzas de las empresas de Correa en el municipio madrileño de Arganda del Rey, donde siguen imputados el exalcalde Ginés López y el exdiputado autonómico Benjamín Martín Vasco.

El cabecilla de la Gürtel relató al tribunal cómo la expresidenta madrileña intervino para que no se llevara una comisión por la venta de una parcela en Majadahonda. Esta es la historia

La factura responde a la cabalgata de reyes que el Ayuntamiento de Arganda encargó a una sociedad de Correa en 2007. La verdad es que la Gürtel organizó cuatro cabalgatas, las de 2005, 2006, 2007 y 2008. Easy Concept, una de las firmas del llamado Grupo Correa, hizo una estimación del coste del evento: 98.103 euros, de los que 39.000 euros eran beneficio para Correa. Sin embargo, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional encontró en uno de los múltiples registros tras destaparse el caso una factura girada a Urbaser cuyo concepto es "importe correspondiente a la cabalgata de reyes celebrada el pasado día 5 de enero de 2007 en la localidad de Arganda del Rey", por un importe de 64.484,75 euros, IVA excluido.

Urbaser es una de las filiales de ACS, hoy el primer grupo español de recogida y tratamiento de residuos. Esa primera factura fue anulada y la firma Easy Concept giró una nueva a Urbaser por 64.482,76 euros (sin el IVA). El mismo concepto, pero distinto importe, 23.258,62 euros, fue girado en otra factura emitida por Easy Concept para Transportes Ferroviarios de Madrid, la empresa concesionaria que gestiona la ampliación de la Línea 9 de Metro precisamente a Arganda del Rey, en la que ACS también tuvo participación.

Empresas que pagaron otras cabalgatas

"Todo lo anterior nos induce de forma razonable a considerar que el Ayuntamiento de Arganda del Rey, al menos durante el periodo 2005 a 2009, encargó directamente a Easy Concept la gestión y animación de las diferentes cabalgatas de reyes. Posteriormente, esta empresa factura estos actos directamente a determinadas empresas. Desconocemos si estas empresas refacturaban posteriormente al Ayuntamiento de Arganda del Rey o asumían ellas directamente estos costes, por lo que en el fondo están financiando actos o actividades del propio ayuntamiento", señala en su informe la ONIF.

"La adjudicación directa de estas actividades a Easy Concept se hacía al margen de cualquier expediente administrativo y en concreto de lo establecido en el texto refundido de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, por lo que se han vulnerado los principios de publicidad, concurrencia, objetividad y transparencia, aplicables en la contratación pública". Aparte de Urbaser y Transportes Ferroviarios de Madrid, Easy Concept también facturó a Teconsa y Constructora Hispánica, cuyos exdirigentes están imputados en la causa.

El informe de la ONIF ha supuesto nuevos movimientos judiciales. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ordenó a la UDEF que se personara en el Ayuntamiento de Arganda, ahora gobernado por el PSOE, para que obtuviera el nombre de los concejales que en aquellos años "tenían competencia en materia de contratación". La UDEF obtuvo la información el pasado 6 de junio. El informe de la ONIF analiza unos 40 contratos. Solo Easy Concept se llevó 14, por un importe de 776.311,18 euros.

"Por fin sabemos a quién facturar"

En la siguiente cabalgata, la de 2008, la UDEF intervino un correo electrónico de fecha 27 de febrero de 2008 con el asunto "Facturas pendientes Arganda!I!", que comienza con el texto: "Por fin sabemos a quién facturar lo de Arganda", en el que se imparten instrucciones a Ali (se trata de Alicia Mínguez, una de las trabajadores de las empresas de Correa, también procesada) para que confeccione facturas relacionadas con otros eventos que la trama organizó en Arganda (XII Gala del Deporte y Cabalgata de Reyes 2008) a dos constructoras: Teconsa y Constructora Hispánica.

En el organigrama interno, Alicia Mínguez aparece como gerente de Easy Concept. En un correo que envió a su jefa, Isabel Jordán (socia de Correa y también procesada), Mínguez explicaba a finales de abril de 2007 que lo único que les quedaba por cobrar era la factura de Urbaser, "que como ya te he comentado Isabel la vamos a cobrar la semana que viene".

La UDEF también encontró en los registros a la trama escritos de Pablo Rodríguez Sardinero, que en 2007 era concejal de Cultura, Educación y Deportes, sobre determinados aspectos de la cabalgata. Rodríguez Sardinero luego fue alcalde tras la detención de Ginés López y hoy es director general de Transportes en el Gobierno de Cristina Cifuentes.

El nombre de Urbaser también aparece salpicado en otra trama de corrupción bajo la lupa de la Audiencia Nacional. Los investigadores del caso Púnica han encontrado otra presunta vía de financiación ilegal del Partido Popular. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha constatado que firmas adjudicatarias de contratos públicos en la Comunidad de Madrid costearon actos electorales de la formación o en su beneficio, abonando directamente los gastos de esos eventos a la empresa que los organizó, Waiter Music SL, una de las mercantiles implicadas por el juez Eloy Velasco en la trama de corrupción liderada por el exsecretario de Organización del PP de Madrid Francisco Granados. Entre esas empresas están Urbaser y Dragados, ambas del Grupo ACS.

http://www.elconfidencial.com/espana/2016-10-18/acs-gurtel-urbaser-factura-cabalgata-reyes_1276193/

FRANCISCO CORREA SE NIEGA A CONTESTAR SOBRE LA TRAMA DEL 3% Y SU SALIDA DEL PP

La defensa de Bárcenas pide que declaren como testigos los exministros Jaume Matas, Elvira Rodríguez y Rafael Arias-Salgado, y los empresarios Florentino Pérez y Juan Miguel Villar Mir para explicar la supuesta trama del 3%.

Dos días llevaba Francisco Correa -tanto el jueves como el viernes pasados- anunciando que iba a contestar a una de las acusaciones populares y que la escogida iba a ser la del partido socialista valenciano, representada por el abogado Virgilio Latorre, y a última hora y por sorpresa, este lunes se ha negado a responder cuando el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, ha anunciado el inicio de la sesión.

Correa ha afirmado que cambia de criterio por consejo de su abogado, Juan Carlos Navarro, pero fue su mismo letrado quien el jueves le aconsejó y anunció que contestaría a esta acusación popular.

El interrogatorio que había preparado era duro y pretendía llegar a la médula del funcionamiento de la supuesta organización criminal. Quería obtener todos los detalles de la trama del tres por ciento a cambio de obra pública desvelada por Correa, y los motivos reales por los que dejó de contratar con Génova 13 en el año 2004.

La acusación pretendía que Correa hablase de obras concretas del AVE, autovías o medioambientales adjudicadas gracias a sus contactos en el PP, a qué empresas, por qué ministerios y ministros, y quiénes aprobaban las concesiones por las que el entramado corrupto percibía mordidas de hasta el tres por ciento, parte de las cuales servía para financiar de forma ilegal al PP. Latorre consideraba clave bajar a la arena del funcionamiento corrupto porque entronca además con la pieza de la caja B del Partido Popular, donde figura el detalle de grandes constructoras donantes de fondos en negro al partido.

Respecto a los motivos por los que Correa dejó de contratar con el PP nacional, las mismas fuentes no se creen los argumentos del líder de la Gürtel, del que sospechan que ha pactado una salida para minimizar daños y afectar lo menos posible a la actual dirección de Rajoy. Por el contrario, la acusación estaba convencida de que si Correa dejó de contratar con Génova en 2004 fue porque el PP perdió las elecciones generales y por tanto, todo el poder de contratación en los ministerios, que suponían su gran negocio.

A su entender, por ello se marchó a Valencia, porque allí seguían gobernando y había "pastuqui de la buena" en las consejerías, según las palabras de Don Vito. Con ellas siguió contratando hasta que fue desarticulada la trama en 2009.

La acusación sostiene que el cambio de criterio de Correa este lunes al negarse a contestar a sus preguntas avala precisamente la existencia de ese "pacto de no agresión" para no dañar a la actual dirección popular.

Sobre Aznar: "Yo le miraba, él me miraba y me sonreía"

Francisco Correa ha negado que le una amistad con el exministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, o con el expresidente José María Aznar. Del antiguo jefe del Ejecutivo solo ha concedido que "yo le miraba, él me miraba, me sonreía en los mítines y punto".

Tarjeta VIP como los altos dirigentes del PP para no pasar el escáner

No obstante, Correa ha ofrecido nuevos argumentos para explicar que la sede del PP era su "casa", desde la que controlaba la trama del 3% de la que se beneficiaba la formación conservadora. Asegura que "jamás" pasaba por el "escáner" de Génova 13 cuando llevaba el dinero para el partido producto de sus actividades corruptas. Correa ha manifestado que tenía una "tarjeta especial" como la de "los cargos ejecutivos del partido" con la que "directamente entraba con mi coche en el aparcamiento".

El presidente del Tribunal: "Aquí no se está enjuiciando al PP"

El letrado de Bárcenas, Francisco Maroto, ha intentado ahondar en los contactos que Correa tenía con las altas esferas del Partido Popular en un intento de demostrar que el entonces gerente del partido no era necesario para el organigrama dirigido por Don Vito. Al insistir sobre las relaciones con el PP, el presidente del Tribunal, Ángel Hurtado, le ha interrumpido para decirle que "aquí no se está enjuiciando al Partido Popular".

Es cierto que no existe una causa penal contra el PP en este juicio, pero sí está sentado en el banquillo por haberse lucrado, supuestamente, con los delitos cometidos por la trama en más de 245.000 euros. Hurtado ya tildó de "secundaria y colateral" la acusación contra el PP en este juicio, cuando se opuso a la recusación de los magistrados Concepción Espejel y Enrique López.

El tribunal rechaza que testifiquen los exministros por la trama del 3%

El abogado de Bárcenas había pedido la declaración como testigos de quienes fueron ministros de Fomento y Medio Ambiente en el periodo en el que según Correa se desarrolló la trama del 3% a cambio de adjudicación de obra pública, y que son Jaume Matas, Rafael Arias Salgado, Elvira Rodríguez, y también los empresarios Florentino Pérez y Villar Mir, presidentes de las sociedades ACS y OHL, que participaron en los hechos según Correa. El letrado del Partido Socialista valenciano, Virgilio Latorre, añadió que no podían ser llamados como testigos porque supuestamente estuvieron involucrados en hechos delictivos, pero sí debía abrirse una "causa suplementaria" al encontrarnos ante el "elemento nuclear" de este caso.

No obstante, el tribunal ha rechazado la petición a propuesta de la Fiscalía, que calificaba de poco concretas las acusaciones de Correa en esta trama del tres por ciento. Falta de concreción de la que es responsable la propia Fiscalía, que no preguntó cuando el líder de la Gürtel reveló estos hechos.

Por cierto, Correa ha desvelado el nombre de otra empresa, Degremont, que según sus palabras, actuó como ACS y OHL, y pagó las comisiones de éxito del tres por ciento por obra adjudicada de las que se beneficiaban el PP, Bárcenas y el propio Correa. ACS y OHL han negado en sendos comunicados las acusaciones de Francisco Correa.

http://cadenaser.com/m/ser/2016/10/16/tribunales/1476637289_453460.html

LA CONFESIÓN DE CORREA SEÑALA AL RAJOY VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y SECRETARIO GENERAL DEL PP

El actual líder del PP era vicepresidente del Gobierno en el que, según Correa, se amañaron los contratos para cobrar comisiones de entre el 2% y el 3%

Rajoy aparece en Los Papeles de Bárcenas como perceptor de sobresueldos en el año 2000 que salían de esa caja B que se nutría de las mordidas de las constructoras

El presidente en funciones fue también el jefe de la campaña del año 2000 cuyos mítines, viajes y convenciones organizaba Correa

La dirección del PP se apresuró a celebrar el jueves, antes incluso de que Francisco Correa completase su primer día de declaración, que todo lo contado era viejo, que el partido había pasado página y que ninguno de los dirigentes involucrados por el procesado en la trama están ya bajo el paraguas de sus siglas.

La secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, puso voz ese día al argumentario: “Hoy se están juzgando acontecimientos que ocurrieron hace muchos años y todos, pero especialmente los que militamos en el Partido Popular, lo que esperamos es que se diriman de una vez las responsabilidades penales”.

Desde entonces otros dirigentes han repetido ese mantra. En la rueda de prensa del Consejo de Ministros, Soraya Sáenz de Santamaría volvió a sacudirse este viernes del escándalo, alegando que se juzgan "hechos de los 90". El viceportavoz Pablo Casado ya se había quitado de en medio en el inicio de semana: "Yo estaba en COU".

Esa es la estrategia del Partido Popular: hacer ver que Correa, el fontanero que “vivía en Génova” hasta 2004 pero que luego siguió haciendo negocios con el partido en Valencia y Madrid, el tipo para todo que organizaba mítines, convenciones, campañas y viajes, incluso para el presidente José María Aznar, el testigo de boda de su hija Ana con Alejandro Agag en El Escorial, forma parte del pleistoceno de la política. Que no tiene nada que ver ni con el PP ni con su líder, Mariano Rajoy.

Por si acaso, el abogado del partido, señalado por el escrito de la Fiscalía como beneficiario a título lucrativo de la trama, se ha sumado a la estrategia del resto de presuntos para intentar invalidar el juicio.

La tesis de que esto no afecta al PP actual explota solo una parte de lo contado por el propio Correa estos días en el edificio de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares: que su red dejó de trabajar con el partido cuando Rajoy tomó las riendas de Génova 13 porque con el nuevo presidente "no había química".

Pero la principal revelación en las más de 10 horas de interrogatorio del principal imputado de Gürtel implica políticamente en el escándalo a su actual líder y presidente en funciones, Mariano Rajoy, que ahora opta a la reelección.

La clave de la declaración por entregas de Correa es su explicación del procedimiento que le llevó a acumular 21 millones de euros en Suiza. Correa contó durante el interrogatorio de la fiscal de Anticorrupción, Concepción Sabadell, que el dinero proviene de las comisiones del "2 o el 3%" que determinadas constructoras le pagaron a él por lograr obras públicas que adjudicaba el Gobierno de José María Aznar, (en cuyo Consejo de Ministros estaba sentado Mariano Rajoy).

Al entrar en detalles, explicó que esas mordidas las había entregado él al tesorero del partido Luis Bárcenas y a Génova. Estas fueron sus palabras exactas: " Venía un empresario nos daba la licitación a ver si podemos conseguir que esta obra sea para nosotros, yo se la pasaba a Luis Bárcenas que la gestionaba con el correspondiente ministerio y si conseguíamos la adjudicación el empresario entregaba un porcentaje del 2 o el 3% y yo se lo llevaba a Génova".

Por si había alguna duda, en otro pasaje del interrogatorio Correa aseguró que el dinero iba al Partido Popular: "Yo no sé la cantidad que he llevado al Partido Popular correspondiente a haber gestionado obras, puede ser que hayan sido 1.000 [millones de pesetas, la cifra que dijo haber llevado a Bárcenas a su casa en una de las grabaciones que dieron origen al caso] o hayan sido más o hayan sido menos [...] no niego que haya sido así, pueden haber sido 1.000, 2.000 [millones de pesetas]". "Eran carreteras, autopistas, obras del AVE, de Medio Ambiente, diferentes obras".

Esa fue la bomba de su primer día de interrogatorio. Para el segundo se reservó otros dos anuncios: que los contratos amañados tenían su origen en los ministerios de Fomento (era obvio, las obras del AVE nacieron ahí) y Medio Ambiente. Y que gracias a esos sobornos obtuvieron contratos las constructoras OHL, Dragados y ACS.

Esas constructoras tardaron sólo minutos en anunciar querellas contra Correa, algo que no ha hecho nadie del Gobierno de Aznar, el señalado por amañar los contratos y en cuyo Consejo de Ministros se sentó Mariano Rajoy, entre 1996 y 2000 como ministro, y los cuatro años siguientes ya como vicepresidente.

Antes de empezase a cantar el jueves, uno de los constructores beneficiados, Alfonso García Pozuelo, dueño de Constructora Hispánica y procesado también en Gürtel I, que se adjudicó contratos con el último Gobierno de Aznar por 703 millones de euros, ya se había ablandado ante el tribunal.

Desde el banquillo, ratificó el escrito remitido previamente a la Fiscalía en el que reconocía pagos de 1,3 millones a políticos del PP para conseguir adjudicaciones en el municipio de Boadilla. Sentado en el banquillo dijo algo más: aclaró que algunas de las entregas que hizo a Correa eran para los "organismos centrales" del partido.

Si se cruzan estas declaraciones con los Papeles de Barcenas, la contabilidad B del PP, cuya autenticidad ha certificado el extesorero, sale que Constructora Hispánica realizó donaciones al PP por 150.000 euros entre 2000 y 2006. En esas mismas anotaciones a mano de Bárcenas que destaparon la caja B del partido, figura también OHL, la firma de Villar Mir, y en el apartado de Galicia figuran además supuestas aportaciones de ACS. Son las constructoras que, según declaró Correa el viernes, pagaban mordidas a cambio de contratos millonarios.

Bárcenas también había contado cuando declaró en la Audiencia Nacional ante el juez Pablo Ruz, uno de los instructores de esta causa, que al tanto de la caja B estuvieron "todos los secretarios generales del PP". Rajoy ocupó ese cargo en 2003 y 2004, y según los propios cuadernos de Bárcenas desde el año 2000 aparece como uno de los vicesecretarios perceptor de sobresueldos trimestrales que salían de esa contabilidad paralela. De la caja B a la que iban a parar los sobornos que los adjudicatarios de obra pública pagaban a Correa y Bárcenas.

Pese a la gravedad de las revelaciones acerca de los Gobiernos de Aznar, donde Rajoy tuvo un papel muy destacado y llegó a ser número dos, nada de lo contado por Correa sobre el amaño de esas obras en los ministerios va a tener efecto sobre esta causa, que juzga adjudicaciones manipuladas en distintas administraciones de Madrid, Castilla León y Andalucía. Y el plazo de prescripción de los delitos que Correa insinúa que se pudieron cometer a principios de los años 2000 hace muy improbable la apertura de otra pieza separada por las adjudicaciones del Gobierno de Aznar: la malversación de fondos públicos grave caduca a los 15 años, igual que el cohecho.

http://m.eldiario.es/politica/Correa-Rajoy-vicepresidente-Gobierno-PP_0_569393851.html

CORREA GOLPEA AL PP AL CONFESAR QUE EL COBRO DEL 3% EN MORDIDAS ERA UNA “PRÁCTICA” HABITUAL

Tras siete años de silencio, el jefe de la trama Gürtel confiesa que llevó durante años a la sede nacional del PP en la calle Génova las comisiones, "el 2 o el 3%", pagadas por adjudicatarios de obra pública

El acusado explica la mecánica: ante una empresa interesada en una licitación, Bárcenas hacía gestiones "con el correspondiente ministerio", el adjudicatario pagaba luego la mordida y él, que se reservaba una parte, entregaba al partido el porcentaje pactado

Tras siete años de silencio, casi cuatro de ellos en prisión, Francisco Correa asestó ayer al PP un golpe monumental en el primer macrojuicio de Gürtel. El considerado jefe de la trama Gürtel, papel que él mismo vindicó a lo largo de una declaración de casi siete horas que proseguirá hoy viernes, lanzó casi al final de la tarde el misil: el cobro de mordidas de entre el 2% y el 3% a empresarios interesados en obtener contratos públicos -dijo- fue "la práctica" durante años.

Correa, para quien la Fiscalía pide 125 años de cárcel por varios graves delitos de corrupción y que busca obtener una condena más benévola a cambio de su confesión, ya había aportado por la mañana el primer dato inquietante para el PP desde el punto de vista político más que penal: que en 1996, tras la llegada de José María Aznar a la Moncloa, él mismo acordó con Luis Bárcenas conseguir adjudicaciones para empresarios que luego iban "a colaborar con el partido". Ya en ese momento Correa reconoció que había pagado actos electorales de Pozuelo y Majadahonda (Madrid) en las elecciones de 2003. Y que en Valencia había facturado a constructores por servicios en realidad prestados al PP.

Fue en ese marco donde encajó la declaración más ilustrativa sobre la simbiosis entre la trama Gürtel y el PP: "Yo me pasaba el día en Génova. Estaba más tiempo allí que en mi despacho, era mi casa", dijo.

Por la tarde, Correa lanzó la munición definitiva con las siguientes palabras: "Yo no sé la cantidad de dinero exacta que le he llevado al Partido Popular correspondiente a esas gestiones de haber gestionado [la adjudicación amañada de] obras , puede que hayan sido 1.000 millones [de pesetas] o que haya sido más o menos. No lo he contabilizado, puede que fueran 1.000 o 500 o 2.000".

Pero lo que es cierto -agregó tras espetar a la fiscal Concepción Sabadell que no se quedara con el detalle de los 1.000 millones sino con el concepto- es que eso era lo habitual: "Lo que es cierto es la práctica", fueron sus palabras textuales. ¿Qué tipo de adjudicaciones eran aquellas?, inquirió ahora Sabadell. "Carreteras, autopistas, obras del AVE, de medio ambiente, eran diferentes obras", respondió el acusado antes de explicar cuál era la mecánica: el empresario en cuestión le comunicaba que estaba interesado en obtener una licitación, "Luis Bárcenas gestionaba con el correspondiente ministerio, el empresario pagaba el 2 o el 3% y yo se lo llevaba a Génova". "A veces lo he entregado en Génova y a veces en su casa", agregó. El receptor del dinero –asegura Correa– siempre era Bárcenas.

Cuando disparó, Correa estaba respondiendo a una pregunta de Sabadell sobre una de las grabaciones subrepticias que hizo el exconcejal del PP José Luis Peñas y terminó poniendo en manos de Anticorrupción. Es en esa charla, donde Correa se jacta de haber llevado 1.000 millones de pesetas a Luis Bárcenas a Génova por obras de la etapa de Cascos. Este jueves, Correa minimizó por completo lo que se oye en esa charla en relación a cómo él mismo sabía dónde ocultaba Cascos el dinero. Aquello, dijo el acusado, fue un calentón propio de quien se ha tomado una copa de vino.

El acusado no dio detalles sobre qué empresarios pagaron ese "2 o 3%% de comisión ni la Fiscalía se lo preguntó, aunque el interrogatorio continuará hoy viernes. Distintas fuentes sostienen que además de a la Fiscalía y a su defensa responderá también, como mínimo, a una de las tres acusaciones populares: la ejercida por los socialistas valencianos.

La pomada del PP y la falta de química con Rajoy

Correa, que durante la sesión nombró varias veces a Aznar como de pasada y describió a su yerno, Alejandro Agag, como alguien que había sido su "íntimo amigo", se ocupó de remarcar que la relación de la trama con el PP nacional acabó "en 2004 o 2005". ¿Por qué motivo?, interrogó la fiscal. El acusado contestó así: "Porque trabajábamos con todo el equipo de Aznar, nombran presidente del partido a Rajoy y creo que Pablo Crespo [que fue secretario de organización del PP gallego y a quien se lo había presentado el ya fallecido Xosé Cuiña, dijo] no tenía una muy buena relación con Rajoy en Galicia, no había una química. Luego iniciamos una actividad en Valencia".

De Rajoy,director de las campañas electorales en 1996 y 2000 como vicesecretario de organización, secretario general del partido entre 2003 y 2004 y miembro de los sucesivos gobiernos de Aznar, Correa no dijo nada más. Sí añadió en cambio algo, deslizado como dato casual, que refuerza su propio relato sobre la vinculación de Gürtel con la etapa del aznarismo, etapa que la mayor parte de los juristas conocedores del caso Gürtel entienden prescrita desde el punto de vista penal.

Ocurrió tras la audición de una conversación intervenida por la Policía y en la que el jefe de la red corrupta charlaba con el exconsejero madrileño de Inmigración, el también acusado Carlos Clemente. El tono de la charla y lo que Correa vino a considerar algo así como normalidad empresarial entre los dos interlocutores le hizo exclamar que acababa de tener "un subidón" de alegría. Y que escucharlo le corroboraba en la idea de que la operación policial lanzada por Baltasar Garzón en febrero de 2009 carecía en su opinión de sentido. "Me lo podía haber esperado en 2003, 2004, cuando estaba en la pomada del PP", afirmó.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/10/14/correa_golpea_confesar_que_cobro_del_mordidas_era_una_quot_practica_quot_habitual_56185_1012.html

COMPAÑÍAS COMO OHL, ACS Y DRAGADOS PAGARON ‘MORDIDAS’ A CAMBIO DE CONTRATOS, SEGÚN CORREA

El líder de Gürtel entregaba las licitaciones a Luis Bárcenas. Las obras irregulares procedían de “diversos” ministerios, como Fomento y Medio Ambiente.

El cerebro de la trama Gürtel, Francisco Correa, ha reconocido ante la Audiencia Nacional que “grandes compañías, grandes constructoras como OHL, ACS y Dragados” pagaron mordidas a cambio de adjudicaciones de obras públicas de “diversos” ministerios.

Los ministerios que accedieron a realizar estos supuestos contratos irregulares fueron “diversos: Fomento, Medio Ambiente…”, ha explicado.

“Son pagos por éxitos”, ha destacado Correa. Las empresas les pagaban la comisión acordada, el líder de la Gürtel se quedaba una parte “y el resto se llevaba Luis Bárcenas”.

Interrogado por la fiscal Anticorrupción, Concepción Sabadell, Correa ha admitido que su socio Plácido Vázquez era quien hablaba con dichas empresas. Le venía con la licitación de las grandes empresas y le decía: “Oye, mira, la compañía OHL me ha dado esta petición de obra a ver si me la puedes gestionar....”

La Fiscal ha preguntado cuánto tiempo duraron estos cobros de cohechos y Correa ha asegurado que fue “durante tres o cuatro años”.

Sabadell ha preguntado entonces si esos años coinciden con el mismo periodo que el que dijo ayer, cuando Correa aseguró que trabajó con el Partido Popular a nivel nacional hasta que llegó Mariano Rajoy. El líder de Gürtel ha respondido afirmativamente.

Y no ha habido más preguntas de la Fiscalía Anticorrupción sobre estos manejos con las grandes empresas por mediación de Bárcenas en la sede nacional de Génova, donde Correa llevaba sus sobres con las comisiones en metálico.

La fiscal Sabadell ha girado su interrogatorio hacia sus negocios con Jesús Sepúlveda, en concreto sobre el supuesto sueldo que pagaba al entonces marido de la exministra Ana Mato.

Alianza con Bárcenas

Las comisiones que cobraban a las grandes empresas eran del 2 y 3% que él repartía con el tesorero del PP, quien se encargaba de gestionar la adjudicación “con el correspondiente ministerio”, según reconoció Correa en la sesión de este jueves.

El líder de la trama llevaba el dinero de la mordida a Bárcenas “a Génova o su casa”, en relación con la calle donde está situada la sede central de dicho partido en Madrid.

"Eran carreteras, autopistas, obras del AVE, de Medio Ambiente, diferentes...", aclaró Correa quien admitió que intervino en la concesión “de muchas obras, ni en diez, ni en veinte, ni en treinta, en muchísimas obras".

"Venía un empresario, nos daba una licitación, nos decía qué quería conseguir y nosotros mediábamos", explicó al tribunal en la sesión de ayer jueves.

La alianza con Luis Bárcenas la sitúa en 1996, cuando el tesorero le explicó: “Tú tienes contactos con empresarios y yo con políticos, vamos a intentar hacer gestiones para cuando salgan los concursos públicos de la Administración, intentar favorecer o adjudicar a algunos de estos empresarios que luego van a colaborar con el partido”.

http://m.publico.es/politica/1975243/companias-como-ohl-acs-y-dragados-pagaron-mordidas-a-cambio-de-contratos-segun-correa

EL CONSTRUCTOR GARCÍA-POZUELO DICE QUE PARTE DE LAS COMISIONES ILEGALES QUE PAGÓ SE ENTREGARON A BÁRCENAS

Declara en el juicio de la Gürtel que Francisco Correa le confesó en una ocasión que las mordidas iban a parar a manos del extesorero del PP

Su objetivo es conseguir una rebaja en la pena de cuatro años y medio de cárcel por un delito continuado de cohecho que pide para él la Fiscalía Anticorrupción

El empresario y expresidente de Constructora Hispánica Alfonso García-Pozuelo ha reconocido este martes los hechos de los que le acusa la Fiscalía Anticorrupción en la vista en la que se le juzga junto a otros 36 acusados de participar en la primera época de la trama Gürtel. Además, ha apuntado que el cabecilla de la trama, Francisco Correa, le confesó en una ocasión que parte del dinero que abonó en concepto de comisiones irregulares iba a parar a manos del extesorero del PP Luis Bárcenas.

García-Pozuelo, que sólo ha respondido a las preguntas formuladas por la fiscal Concepción Sabadell, ha ratificado el escrito en el que mostraba su arrepentimiento y que presentó en la Audiencia Nacional hace más de un año.

Su objetivo, conseguir una rebaja en la pena de cuatro años y medio de cárcel por un delito continuado de cohecho que pide para él la Fiscalía Anticorrupción. Así, el contructor ha reconocido ante el tribunal que abonó comisiones a Correa para lograr que éste intermediara a favor de su empresa para conseguir adjudicaciones públicas en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, en la etapa como alcalde del también procesado Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato.

Según Anticorrupción, Sepúlveda percibió "como mínimo" 668.391 euros, parte de ellos en viajes y otros servicios. También recibió regalos destinados a sus hijos y a la que entonces era su mujer, Ana Mato, y se benefició de la organización de cumpleaños de los menores y una comunión.

Constructora Hispánica obtuvo la adjudicación en 2008 del proyecto de remodelación y acondicionamiento del camino de las Huertas y también de parte de la operación Asfalto de 2004. Por la primera adjudicación, García Pozuelo pagó a Correa una comisión de 49.591 euros, correspondiente al 3 por ciento del contrato, y por la segunda de 15.900 euros.

Anticorrupción también refleja en su escrito de acusación provisional que parte de los fondos entregados por García Pozuelo se "repartieron", presuntamente a cambio de otras adjudicaciones. Así en febrero de 2002, el empresario entregó 925.560 euros, de los que 270.000 euros fueron para Luis Bárcenas, 90.150 para el exdiputado del PP Jesús Merino y 471.245 euros para Correa. En diciembre de 2003, la entrega fue de un total de 600.000, que se repartieron entre Bárcenas (330.000) y Correa (270.000), precisó Anticorrupción.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/10/11/el_constructor_garcia_pozuelo_dice_que_parte_las_comisiones_ilegales_que_pago_entregaron_barcenas_56040_1012.htm
l

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2017 www.losgenoveses.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )