OPERACIÓN KITCHEN : COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

MATERIAL DE LECTURA BÁSICO
 

Kitchen. Congreso. Composición Composición. 22.12.20
Kitchen. Congreso. Pleno. Debate y votación creación Comisión de Investigación.01.10.20
KITCHEN. PSOE-Podemos. Congreso. Solicitud creación Comisión de Investigación.10.09.20

CONGRESO DIPUTADOS. COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN SOBRE UTILIZACIÓN PARTIDISTA DEL MINISTERIO DEL INTERIOR. 2017-2018

CONGRESO DIPUTADOS. COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN SOBRE PRESUNTA FINANCIACIÓN ILEGAL DEL PP. 2017-2019


LAS NOTICIAS

 

EL PP PRETENDE INVESTIGAR A PODEMOS EN LA 'COMISIÓN KITCHEN' AUNQUE NO TIENE CLARO QUE DEBA COMPARECER VILLAREJO

EL PSOE EVITA POR AHORA LLAMAR A RAJOY Y OTROS POLÍTICOS A LA COMISIÓN KITCHEN Y CITA SOLO A POLICÍAS

EL PP CONTRAATACA EN LA COMISIÓN KITCHEN Y PEDIRÁ QUE COMPAREZCAN ROBLES Y DELGADO

PSOE Y PODEMOS SE PROPONEN DESTAPAR “LAS CLOACAS DEL PP” EN LA COMISIÓN DE KITCHEN

LOS PARTIDOS DESPLIEGAN SUS PRINCIPALES BAZAS PARA ACORRALAR AL PP EN LA COMISIÓN KITCHEN

PSOE Y UNIDAS PODEMOS CONTROLARÁN LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL 'CASO KITCHEN'

EL CONGRESO PONE EN MARCHA LA COMISIÓN 'KITCHEN', LA INVESTIGACIÓN QUE PONDRÁ CONTRA LAS CUERDAS AL PP DE CASADO

El Congreso activa la comisión de investigación de la 'Kitchen' abriendo plazo para que los grupos inscriban diputados

PSOE y Podemos discrepan sobre llamar a Villarejo a la comisión parlamentaria del ‘caso Kitchen’

PODEMOS Y VOX PIDEN CITAR A RAJOY Y VILLAREJO EN LA COMISIÓN KITCHEN FRENTE A LOS RECELOS DE PSOE Y PP

EL GOBIERNO CONGELA LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DE KITCHEN

EL CONGRESO APRUEBA LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL ESPIONAJE A BÁRCENAS CON LOS APOYOS DE LA INVESTIDURA DE SÁNCHEZ, CS Y EL PNV

DE LA CAJA B A LA COMISIÓN 'KITCHEN': LA CORRUPCIÓN DEL PP VUELVE AL CONGRESO


LA MESA DEL CONGRESO DA LUZ VERDE A LA TRAMITACIÓN DE LAS DOS COMISIONES DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL ESPIONAJE A BÁRCENAS

LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL ESPIONAJE DEL PP A BÁRCENAS LLAMARÁ A DECLARAR A MARIANO RAJOY Y A PABLO CASADO


 

EL PP PRETENDE INVESTIGAR A PODEMOS EN LA 'COMISIÓN KITCHEN' AUNQUE NO TIENE CLARO QUE DEBA COMPARECER VILLAREJO

 

 

El PP pretende que la comisión creada en el Congreso sobre la llamada operación Kitchen investigue los casos relativos a la financiación de Podemos, ya que, según remarca su portavoz, Cuca Gamarra, quien gobierna ahora no es el PP, sino la formación morada en coalición con el PSOE.

 

En declaraciones a Europa Press, la portavoz del Grupo Popular ha asegurado que la creación de esta comisión de investigación sobre el Ministerio del Interior del primer gobierno de Mariano Rajoy es "una maniobra para hacer oposición a la oposición". "Quieren impedir que la oposición controle al gobierno", sostiene.

 

Según Gamarra, el objetivo del Grupo Popular será por tanto "desmontar y desnudar" esa estrategia de los partidos del gobierno de coalición de crear "una causa general" contra los populares para "tapar sus mentiras e ineficacia".

 

Quieren una causa general contra el PP

 

A su juicio, serán los tribunales los que dicten sentencia sobre la supuesta trama organizada en Interior para tratar obstaculizar la investigación de casos contra el PP, y en todo caso las conclusiones de la comisión de investigación "no tendrán trascendencia".

 

La dirigente del PP considera que lo que se debe investigar es a Podemos, que es "un partido que gobierna hoy", que está imputado por financiación ilegal y que está involucrado en casos de "corrupción" que señalan incluso al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que en próximas semanas se sabrá si es llamado por el tribunal Supremo.

 

"En Podemos hay un abanico importante de casos -ha señalado-. Además de Iglesias, su portavoz, Pablo Echenique, ha sido condenado por defraudar a la Seguridad Social y su número tres, Alberto Rodríguez, está siendo investigado por el Supremo por apalear a un policía".

 

Gamarra ha recordado que el PP ya pidió una comisión de investigación sobre los casos que afectan a Podemos, pero el PSOE y la formación morada vetaron siquiera que llegara a debatirse en el Pleno del Congreso. "El PSOE es el colaborador necesario y abogado defensor de Podemos para tapar sus asuntos de corrupción", asegura.

 

Por todo ello, la dirigente del Partido Popular considera que estos temas de Podemos deben ser también "de interés" para la comisión Kitchen para ver qué opinan sus protagonistas.

 

No descartan comparecencias

 

De entrada, el PP no descarta "la comparecencia de nadie" y, aunque no se pronuncia sobre si debe citarse al excomisario José Manuel Villarejo, epicentro de las llamadas cloacas de Interior y actualmemnte en prisión, sí abre la puerta a recabar el testimonio "de todos aquellos que hayan podido tener relación" con él.

 

En ese punto se encuadraría, como ya avanzaron hace semanas, la actual fiscal general del Estado y exministra de Justicia, Dolores delgado, quien compartió un almuerzo con Villarejo, el exjuez Baltasar Garzón y otros mandos policiales cuyas grabaciones se publicaron hace meses.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/01/03/el_pretende_investigar_podemos_comision_kitchen_aunque_no_tiene_claro_que_deba_comparecer_villarejo_115044_1012.html

 

EL PSOE EVITA POR AHORA LLAMAR A RAJOY Y OTROS POLÍTICOS A LA COMISIÓN KITCHEN Y CITA SOLO A POLICÍAS


Podemos presenta una lista, que no será aceptada por los socialistas, en la que llamaría incluso al exdirector del CNI


Ni el expresidente Mariano Rajoy, ni el líder del PP actual, Pablo Casado, ni la ex secretaria general popular, Dolores de Cospedal, ni el comisario jubilado José Manuel Villarejo ni el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán. La comisión parlamentaria de investigación del caso Kitchen, sobre las presuntas actividades irregulares de la actividad de las cloacas en el Ministerio del Interior bajo mandato del PP, empezará a trabajar en enero, pero no citará a políticos. Comenzará con cargos policiales. Esa es la intención del PSOE, que no comparte, sin embargo, su socio de Unidas Podemos.


El martes pasado se constituyó en el Congreso la Mesa que dirigirá los trabajos de la comisión de investigación de la Operación Kitchen, sobre actuaciones irregulares en el Ministerio del Interior en distintos Gobiernos del PP relacionadas con la trama de corrupción del caso Gürtel. Esa jornada apenas quedó conformada la mesa, que tendrá una mayoría de tres componentes del PSOE y Unidas Podemos frente a dos del PP, y quedó pendiente de volver a reunirse ya en enero para presentar un plan de funcionamiento, un calendario y una lista de comparecientes. Pero el PSOE y Unidas Podemos, que en el Congreso hablan a diario, contactaron inmediatamente para cuadrar una propuesta conjunta de personas a llamar para esclarecer las supuestas irregularidades.


Desde Unidas Podemos enviaron de forma inmediata al PSOE una lista de comparecientes que, en su opinión, deberían pasar por la comisión, encabezada por el expresidente Mariano Rajoy —que supuestamente se benefició de las maniobras policiales para ocultar pruebas contra él— y el exministro del Interior, su amigo de muchos años Jorge Fernández Díaz, jefe del departamento que espió ilegalmente al extesorero Luis Bárcenas.


El grupo de Pablo Iglesias también propone llamar a los exsecretarios de Estado de Seguridad y, dentro del PP, a Pablo Casado, a Dolores de Cospedal y el marido de esta, Ignacio López del Hierro, al exdirector de la Policía Ignacio Cosidó, a un amplio catálogo de cargos policiales y, como novedad de última hora, también al exdirector durante lustros del Centro Nacional de Inteligencia, el general Félix Sanz Roldán, que trabajó para gabinetes del PSOE y el PP.

En el grupo parlamentario socialista estudiaron este miércoles esas peticiones y concluyeron que la mayoría son ahora inviables. Dirigentes socialistas y de Unidas Podemos entablaron contactos discretos y comprobaron que no tienen la misma visión de cuáles deben ser las prioridades, al menos al inicio, de esa comisión.

El PSOE no acordará una lista conjunta de comparecientes a la comisión Kitchen con Unidas Podemos, según fuentes de su dirección. Es más, no tiene pensado presentar de partida una lista propia. Querría acudir a las primeras sesiones y que fuera en el seno de la comisión donde se consensuara cuáles son las personalidades y comparecientes más apropiados para aportar luz sobre el funcionamiento del Ministerio del Interior esos años.


Sin programa cerrado


El PSOE, por tanto, no quiere que acudan en un primer momento, que podría alargarse a todo el mes de enero, ni Rajoy, ni Casado, ni Cospedal, ni Villarejo, ni Sanz Roldán. Los socialistas optarán por pactar con los demás grupos que en las primeras sesiones se presenten los cargos y directores policiales operativos que recibían las órdenes, para que expliquen qué políticos les daban las instrucciones y para qué.
 

Sobre la petición de Unidas Podemos de llamar al exdirector del CNI, en el PSOE sostienen que ahora no es oportuna y que, si en su momento se constata que tiene sentido, tendría que acudir, en todo caso, a la comisión de Secretos Oficiales, como hacía cuando estaba en el cargo y como hace ahora su sustituta, Paz Esteban, y no a la comisión Kitchen. La comisión de Secretos Oficiales no es pública y los asuntos allí discutidos son reservados.
 

Lo que sí han pactado socialistas y Unidas Podemos, y que podría concitar consenso con más partidos, es que la comisión empiece en enero con una serie de peticiones de documentos y comparecientes, pero sin un programa cerrado. Con la idea de que, si durante ese mes los cargos policiales que declaren implican a políticos, exista la posibilidad de añadir a nuevos comparecientes.
 

El PP ya ha avanzado que espera una comisión de contraataque a la oposición por parte de los dos partidos del Ejecutivo y se reserva así la opción de citar por su parte a personalidades como la actual fiscal general del Estado y exministra, Dolores Delgado, y otros responsables del PSOE que hayan tenido conocimiento en el pasado del uso de fondos reservados en Interior.


https://elpais.com/espana/2020-12-23/el-psoe-evita-por-ahora-llamar-a-rajoy-y-otros-politicos-a-la-comision-kitchen-y-cita-solo-a-policias.html


EL PP CONTRAATACA EN LA COMISIÓN KITCHEN Y PEDIRÁ QUE COMPAREZCAN ROBLES Y DELGADO


El PP no está dispuesto a que la comisión de investigación sea un saco de boxeo para sus rivales y apuesta por llamar a dirigentes del PSOE que expliquen el origen de Villarejo

La comisión de investigación sobre la operación Kitchen —la trama sobre el supuesto espionaje que llevó a cabo el Ministerio del Interior del PP contra Luis Bárcenas para sustraerle información comprometida a través del uso de fondos reservados— quedó constituida este martes en el Congreso con la elección de los miembros de la Mesa que ordenará los trabajos. PSOE y Unidas Podemos tienen la mayoría (tres puestos frente a los dos del PP), lo que supone de facto el control del calendario y de los comparecientes que asistirán. Los populares, sin embargo, insisten en que “no permitirán que se convierta en una caza de brujas” contra su formación, y preparan un elenco propio de peticiones en el que pretenden incluir a la actual ministra de Defensa, Margarita Robles, y la fiscal general del Estado, Dolores Delgado.


El pleno del Congreso aprobó el pasado octubre la creación de esta comisión a la que solo se opuso el PP, insistiendo en que la responsabilidad de la Cámara es “controlar al Gobierno y no a la oposición” y recordando que los hechos que se pretenden investigar afectan al Ejecutivo de otra legislatura en el que, además, no estaba el actual líder del PP. Pero en vista de que la comisión sale adelante, el partido de Casado pasará al contraataque para evitar que todo el contenido se centre en su formación.


El grupo popular tiene claro que José Manuel Villarejo tiene que acudir como pieza esencial de todo el caso. Y, a partir de ahí, continúan, otras personas del PSOE “que deben explicar los orígenes” del comisario. “Que al PSOE no se le olvide quién creó a Villarejo”, apuntan.


Uno de los objetivos es la actual ministra de Defensa por su etapa como secretaria de Estado de Interior entre 1994 y 1996 bajo el mando de Juan Alberto Belloch. Entienden que todas las operaciones relacionadas con el comisario parten de ese punto temporal. Incluso el propio Villarejo aseguró en una entrevista en ‘Salvados’, el programa de La Sexta, que Robles le “dio la orden para hacer el informe contra Baltasar Garzón” (en referencia al llamado informe Veritas).


La intención del PP también pasa por que comparezca la fiscal general del Estado, a la que se ha vinculado estrechamente con el polémico comisario, que se encuentra en prisión desde noviembre de 2017. Cuando en 2018 Delgado todavía ocupaba la cartera de Justicia, la publicación de varios audios en los que charlaba con Villarejo la pusieron en la diana. Ciudadanos y Podemos pidieron insistentemente su dimisión. El comisario, además, se refirió a ella como “muy amiga mía”.


A la espera de saber si finalmente el PSOE se unirá al partido morado en la petición de que acuda como compareciente Mariano Rajoy (los socialistas descartarían en principio exigir la presencia de Casado, tal y como publicó este diario), el PP tiene claro que moverá ficha y no permitirá que la comisión sirva como saco de boxeo para los partidos del Gobierno y el resto de la oposición. En todo caso, socialistas y Unidas Podemos tienen la sartén por el mango y podrían oponerse a las comparecencias que pida el PP. La formación de Casado asegura que sería muy difícil de explicar ante la opinión pública que solo permitieran las intervenciones de las personas elegidas por los grupos del Ejecutivo.

Por otro lado, el PP quiere solicitar que los trabajos no arranquen oficialmente hasta después de las elecciones catalanas. Entienden que el calendario y el listado de las personas a las que llamarán podrían estar listos en las próximas semanas (si finalmente se habilita el mes de enero esta comisión y otras funcionarían ese mes en el que normalmente queda suspendida la actividad parlamentaria), pero se proponen convencer a los grupos de que las comparecencias no comiencen hasta después del 14 de febrero, ya que el contenido podría interferir en la campaña.


Alegarán, precisamente, que en vísperas de un periodo electoral no puede tener lugar una comisión de investigación de este tipo. Para el PP la campaña de las catalanas es fundamental y los partidos a su izquierda y derecha preparan toda la artillería pesada. Los trabajos podrían durar al menos tres meses.

Finalmente, la constitución de la Mesa ha dejado como presidenta a la socialista Isaura Leal (que también preside la comisión de Justicia del Congreso desde febrero), mientras que los vicepresidentes elegidos han sido el secretario general del PCE y portavoz de IU en el Congreso, Enrique Santiago; y el portavoz adjunto del PP, Carlos Rojas. Las secretarías recaen en la socialista Andrea Fernández y la popular Ana Vázquez.
 

https://www.elconfidencial.com/espana/2020-12-23/pp-contraataque-comision-kitchen-comparecencia-margarita-robles-dolores-delgado_2883976/


PSOE Y PODEMOS SE PROPONEN DESTAPAR “LAS CLOACAS DEL PP” EN LA COMISIÓN DE KITCHEN


Los dos partidos del Gobierno tendrán mayoría en la Mesa


La comisión de investigación sobre la Operación Kitchen se constituyó este martes en el Congreso y, aunque sus trabajos no comenzarán hasta enero, los responsables del PSOE y de Unidas Podemos sí dejaron claro por dónde quieren que se desarrolle. Ambos grupos tendrán mayoría en la Mesa que regulará esa comisión y avanzaron que pretenden centrarse en destapar “las corruptelas” y “la infección de las cloacas del PP en el Ministerio del Interior”. Las comparecencias aún no están definidas. Vox no quiere llamar a Rajoy.

Lo primero que resolvió ayer la comisión —surgida a raíz del caso judicial por el presunto espionaje ordenado por Interior al extesorero del PP Luis Bárcenas para neutralizar documentos comprometedores para el partido— fue la selección de los cinco miembros de su Mesa, que serán los que decidirán sobre el calendario, plan de trabajo y comparecencias. La mayoría la formarán dos diputados del PSOE y uno de Unidas Podemos, y el PP se quedará con los dos restantes. La presidenta será la socialista Isaura Leal, que ganó esa votación por 168 votos a favor frente a los 88 que sumó el aspirante del PP (los de su grupo).


El portavoz de Podemos, Pablo Echenique, fijó sus objetivos en “levantar la tapa de esa cloaca para ver hasta dónde llega la infección mafiosa del PP en Interior”. Y reiteró que querrían ver pasar por la comisión al expresidente Mariano Rajoy, al actual líder del PP, Pablo Casado, a la exsecretaria general del partido Dolores de Cospedal y al polémico excomisario José Manuel Villarejo, pero aceptó que ahora se sentarán con el PSOE para negociar sus discrepancias. El PSOE no quiere convocar ni a Casado ni a Villarejo.

El portavoz socialista, Felipe Sicilia, abogó por que la cita sirva para “mejorar y reforzar la calidad democrática” del ministerio y la Policía que, sostuvo, los Ejecutivos del PP usaron para “beneficiarse y ocultar sus corruptelas”. Y agregó: “La trama de corrupción Kitchen quiso tapar a la trama corrupta de Gürtel”.

El portavoz del PP, Luis Santamaría, no aclaró nada sobre qué comparecientes reclamarán, pero sí atacó a PSOE y Podemos por montar “una causa y caza de brujas inquisitorial y anticonstitucional” contra su partido, investigar desde el Gobierno a la oposición y planear “una estrategia de ataque global contra las instituciones del Estado”. Los responsables de Vox no descartaron nada ante “el horror” que han visto en los sumarios del caso, pero sí avisaron de que serán “escudo y dique de contención” si se persigue a los cuerpos policiales, y rechazarán citar a Rajoy porque no está imputado.

https://elpais.com/espana/2020-12-22/psoe-y-podemos-se-proponen-destapar-las-cloacas-del-pp-en-la-comision-de-kitchen.html
 

LOS PARTIDOS DESPLIEGAN SUS PRINCIPALES BAZAS PARA ACORRALAR AL PP EN LA COMISIÓN KITCHEN

 

Desde la mayoría de grupos, se coincide en señalar la "trascendencia" de una comisión que investigará la caja B del PP y el supuesto dispositivo policial clandestino para encubrirla

El Congreso arrancará este martes los trabajos de la comisión de investigación sobre el caso Kitchen, nombrando en su primera sesión constitutiva a los miembros de la mesa. Este órgano rector estará presidido por la diputada socialista Isaura Leal y contará con mayoría de PSOE y Unidas Podemos. A la espera de consensuar la lista de comparecientes, cuyo plato fuerte, según la lista que están negociando los diferentes grupos, será el líder de los populares y expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, los partidos han colocado a sus pesos pesados en una comisión que celebrará sus primeras comparecencias coincidiendo con la campaña de las elecciones catalanas. Un altavoz adicional en plena campaña del 14-F que beneficiará especialmente a Vox, formación que mantiene un particular pulso con los populares en Cataluña ante las pretensiones de un sorpaso. No en vano, la formación de ultraderecha ha colocado en esta comisión a una de sus principales caras en el Congreso, la portavoz adjunta y secretaria general del grupo, Macarena Olona, a quien acompañarán los diputados Víctor González Coello de Portugal y José María Figaredo. Por parte de los populares estarán presentes el portavoz adjunto del partido, Carlos Rojas, y los diputados Luis Santamaría y Ana Belén Vázquez, el primero, portavoz en la comisión de Justicia, y la segunda, un valor en alza de los populares para enfrentarse a sus rivales políticos en materias delicadas para el partido, en la de Interior.

La comisión relativa "a la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción, durante los mandatos de gobierno del Partido Popular", se atisba como un espacio ideal para los intereses del partido de Santiago Abascal de presentarse como la alternativa a los populares al ponerse el foco en la corrupción de este partido coincidiendo con el arranque de la campaña electoral. Desde Ciudadanos, que busca taponar fugas electorales hacia diferentes direcciones, esperan también que la comisión ahonde en el "desgaste" del PP. Por su parte, participará en la comisión su portavoz adjunto, Edmundo Bal. Desde la mayoría de grupos, se coincide en señalar la "trascendencia" de una comisión que investigará la caja B del PP y el supuesto dispositivo policial clandestino para encubrirla. Un caso que también está judicializado. La importancia que se otorga a esta comisión se deja entrever por el hecho de que la lista de comparecientes depende del visto bueno de Moncloa. La constitución de esta comisión se realizará al mismo tiempo que la del accidente aéreo de Spanair en 2008, cuyas conclusiones quedaron pendientes de elaborar en la legislatura pasada.
 

Psoe y UP prevén citar a Rajoy y a Villarejo a la comisión de Kitchen


A falta de consensuar el calendario de los trabajos, que durarían al menos tres meses, la intención de socialistas y morados pasa por habilitar el mes de enero hábil e iniciar así las primeras comparecencias entre finales de ese mes y principios de febrero. Una de las principales incógnitas sigue siendo que se llame o no a comparecer al comisario ahora encarcelado José Luis Villarejo, por las reticencias que genera especialmente en el PSOE, ante el temor a las acusaciones que pueda lanzar. El propio Villarejo, en prisión preventiva, advirtió en una entrevista en 'El País' sobre ese supuesto veto y, al tiempo, dejó caer la posibilidad de revelar, si comparece, los trabajos que hizo para gobiernos del PSOE. En julio de 2016, en la comisión de investigación sobre la llamada policía patriótica, los socialistas ya se aliaron con el PP para evitar su comparecencia, pese a la presión de Unidas Podemos y otros grupos. Desde Unidas Podemos, empujarán para que también comparezca el líder de los populares, Pablo Casado, pero en principio tampoco está en la lista que los socialistas barajan proponer al resto de grupos. El exministro de Interior Jorge Fernández Díaz, su secretario de Estado, Francisco Martínez, o María Dolores de Cospedal son algunos de los nombres que con total seguridad comparecerán en el Congreso.
 

https://www.elconfidencial.com/espana/2020-12-22/comision-kitchen_2881863/
 

PSOE Y UNIDAS PODEMOS CONTROLARÁN LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL 'CASO KITCHEN'
 

La comisión debería emprender sus trabajos en enero ya que la mayoría de PSOE y Podemos más sus aliados pedirán que el primer mes de año se habilite a efectos parlamentarios

PSOE y Unidas Podemos coparán los principales puestos que conformarán la Mesa de la Comisión de investigación relativa a la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, con la finalidad de favorecer los intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción, durante los mandatos de Gobierno del Partido Popular, más conocida como la comisión del "caso Kitchen".


La Comisión estará presidida por la socialista Isaura Leal, también presidenta de la Comisión de Justicia, que se ha impuesto con 168 respaldos en segunda votación (para haber resultado elegida en una primera ronda era necesaria la mayoría absoluta). La vicepresidencia primera la ocupará el diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago y la segunda, el popularCarlos Rojas.


Por su parte, las secretarías primera y segunda corresponderán a la diputada del PSOE Andrea Fernández Beneitez y a la popularAna Belén Vázquez, respectivamente.

La Comisión de Investigación debería emprender sus trabajos el próximo mes de enero ya que la mayoría conformada por PSOE y Unidas Podemos más sus aliados de investidura pedirán que el primer mes de año se habilite a efectos parlamentarios.


Será entonces cuando las fuerzas de la Cámara decidan el calendario de trabajos de la comisión así como el listado de comparecientes que serán llamados a declarar a la misma.

Unidas Podemos se mantiene firme en su exigencia de que a la misma acuda, por considerarlo "pieza clave" del caso Kitchen, el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy. También reclamarán la asistencia del actual presidente del PP y líder de la oposición, Pablo Casado; no obstante, los morados deberán negociar con los socialistas la lista de comparecientes.


COMPARECIENTES


El portavoz de UP en el Congreso, Pablo Echenique, celebró la creación finalmente de esta comisión asegurando que con la misma se va a "levantar la tapa de la cloaca para ver hasta dónde llega la infectación mafiosa del PP en el Ministerio del Interior".

Entre los nombres que sin duda serán llamados a comparecer figuran el ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz y el ex secretario de Estado Francisco Martínez, así como, previsiblemente, el ex comisario José Manuel Villarejo


Desde Vox, su portavoz en la comisión, Macarena Olona, ha planteado una opción flexible y actualizable de la lista de comparecientes. Ha pedido llamar primero a los investigados y que se vaya renovando la lista según vayan produciéndose los testimonios. Es por ello que todavía no considera relevante que acuda Rajoy.

Vox afirma que acude a la comisión de investigación con el objetivo de "buscar la verdad" ante la "película de terror" que se está viendo sobre el caso en las actuaciones judiciales. "No queremos perjudicar a nadie, pero tampoco vamos a favorecer a nadie", ha señalado Olona, que ha avisado a Unidas Podemos y los partidos independentistas que no permitirá que la comisión sea "causus belli contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".
 

https://www.elmundo.es/espana/2020/12/22/5fe1f1a0fc6c8383768b46a9.html


EL CONGRESO PONE EN MARCHA LA COMISIÓN 'KITCHEN', LA INVESTIGACIÓN QUE PONDRÁ CONTRA LAS CUERDAS AL PP DE CASADO


Los grupos llevan a sus principales portavoces a una comisión que incomoda a la formación conservadora. Los trabajos comenzarán a partir de enero, coincidiendo con la campaña de las elecciones catalanas, así como el desarrollo de la investigación sobre la 'operación Kitchen' y el inicio del juicio por el 'caso Bárcenas'.

El Congreso de los Diputados se prepara para albergar una de las últimas actividades programadas para este año, la constitución de la comisión de investigación sobre la Kitchen, una operación relativa a la presunta utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, durante los mandatos del Gobierno de Mariano Rajoy, con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción.

 

La constitución de esta comisión, que llega casi tres meses después de que el Congreso aprobara su creación por mayoría absoluta, pondrá contra las cuerdas al partido liderado por Pablo Casado, al que le "incomoda" esta investigación a pesar de los intentos para separase de los casos de corrupción que sobrevuelan Génova. Y es que, la duración de los trabajos de esta comisión será, como mínimo, de tres meses desde su constitución, coincidiendo con la campaña y celebración de las elecciones catalanas, una cita prevista para el 14 de febrero.

Esta será la última gran prueba de fuego para el líder de los conservadores, quien ha multiplicado su agenda en Catalunya para impedir un adelanto de Vox por la derecha. Asimismo, mientras el PP confía en mejorar sus resultados en Catalunya -cuentan con tan solo cuatro diputados en el Parlament-, el partido también tendrá que lidiar con el calendario judicial para 2021, que acoge varias citas relacionadas con la presunta corrupción del PP, un "fantasma que siempre vuelve".


El PSOE propondrá a la diputada Isaura Leal para presidir la comisión de investigación sobre la 'operación Kitchen'


Citas judiciales para 2021 que involucran al PP


En este sentido, los trabajos de la comisión de investigación, que comenzarán a partir de enero, se desarrollarán paralelamente a la investigación que el juez Manuel García Castellón lleva a cabo en la Audiencia Nacional sobre la operación Kitchen, caso por el que están imputados, hasta el momento, el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz y el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez. Esta pieza siete de la macrocausa judicial Tándem trata de arrojar luz sobre el dispositivo policial presuntamente ideado por el PP, organizado por el Ministerio de Interior, ejecutado por el excomisario José Manuel Villarejo y pagado con fondos reservados para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas y eliminar pruebas incriminatorias sobre el partido.


También, la sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional fijó para el 8 de febrero de 2021 el inicio del juicio del caso Bárcenas, cuya causa investiga el presunto pago de las obras de la reforma de la sede nacional del partido en la calle Génova (Madrid) con dinero de la caja B del PP. Y, si los trabajos de la comisión de investigación en el Congreso se extienden más de lo previsto, como pasó con la comisión de investigación relativa a la financiación ilegal del Partido Popular -duró cerca de dos años-, las comparecencias por Kitchen podrían coincidir con el el inicio del juicio de la segunda época del caso Gürtel, previsto para septiembre de 2021, una trama de corrupción vinculada al PP por la que el partido ya ha sido condenado a título lucrativo en la sentencia de la primera época. La diputada Isaura Leal, posible presidenta de la Mesa


En cuanto a la constitución de la comisión, la presidenta de la Mesa del Congreso, Meritxell Batet, ha convocado para el próximo martes la puesta en marcha de este órgano. Así, en esa sesión constitutiva se elegirá a la mesa que dirigirá los trabajos de investigación, un órgano que aspira a presidir la diputada socialista Isaura Leal, la candidata propuesta por el PSOE y que Unidas Podemos, socio del Gobierno y partido con el que presentó esta iniciativa, ve con buenos ojos.


Fuentes parlamentarias de ERC y Bildu, aliados del Gobierno, tampoco tienen "ningún problema" en que sea Leal quien presida la mesa de la comisión. "Sólo pedimos que sea justa porque va a ser duro", añaden. Isaura Leal, miembro de la Ejecutiva del PSOE y muy cercana a Pedro Sánchez, ya cuenta con experiencia en este campo, pues lleva presidiendo la Comisión de Justicia desde febrero. En cuanto al resto de miembros del órgano de gobierno de la comisión, el plan es que los partidos que sostienen al Ejecutivo cuenten con tres de los cinco votos, dejando las dos plazas restantes al PP.


Por otra parte, los grupos parlamentarios, que tenían de plazo hasta este jueves para registrar los nombres de los diputados que les representarán en este órgano, llevarán a sus principales portavoces para poner contra las cuerdas a la formación conservadora, pues el objeto de la investigación es "muy grave" y apunta hacia prácticas "censurables", defienden varias fuentes de los partidos.


De esta forma, el portavoz adjunto del grupo socialista Felipe Sicilia, la portavoz adjunta en la Comisión de Justicia, Andrea Fernández, y su homólogo en la de Interior, David Serrada, completarán la representación del PSOE en la comisión. Unidas Podemos ha designado a su portavoz adjunta, Sofía Fernández Castañón, y al portavoz de IU y secretario general del PCE, Enrique Santiago.


El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, charla con la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, antes de la celebración de la Junta de Portavoces en la Sala Mariana Pineda de la Cámara Baja, en Madrid (España), a 11 de noviembre de 2020. E

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, representará a su grupo junto a la diputada Pilar Vallugera. Íñigo Errejón (Más País) y Miriam Nogueras (Junts) harán lo propio por el Grupo Plural; el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, representará a su grupo; Mikel Legarda lo hará por el PNV; Oskar Matute, por EH Bildu, y Carlos García Adanero, de UPN, será el representante del Grupo Mixto.


Por su parte, el PP ha elegido a su portavoz adjunto Carlos Rojas y sus portavoces en Justicia, Luis Santamaría, y en Interior, Ana Belén Vázquez. La formación de extrema derecha estará representada por la secretaria general del grupo, Macarena Olona, y los diputados Víctor González Coello de Portugal y José María Figaredo.


Lista de comparecientes


Después de que se constituya la comisión de investigación, la Mesa acordará el plan de trabajo y la lista de comparecientes en enero, aunque los interrogatorios no empezarían hasta febrero, una vez que comience el periodo ordinario de sesiones. Y en este aspecto es donde hay más discrepancias entre los grupos que impulsaron la comisión. Mientras que Unidas Podemos defiende que hay que citar al excomisario Villarejo y de Casado, en el PSOE sólo se limitan a señalar que deberán declarar "todos los personajes que puedan aportar claridad a la hora de determinar qué ocurrió y qué responsabilidades podemos atribuir", tal y como sostuvo el pasado martes el portavoz adjunto socialista, Rafael Simancas.

Lo que sí parece bastante claro es que se llamará a declarar al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el exministro Jorge Fernández Díaz y quien fuera su número dos en Interior, Francisco Martínez.
 

https://www.publico.es/politica/congreso-pone-marcha-comision-kitchen-investigacion-cuerdas-pp-casado.html

El Congreso activa la comisión de investigación de la 'Kitchen' abriendo plazo para que los grupos inscriban diputados

La Mesa del Congreso ha decidido este martes activar la comisión de investigación sobre la denominada 'operación Kitchen', la supuesta trama organizada desde el Ministerio del Interior del Gobierno de Mariano Rajoy para obstaculizar los casos contra el PP. Así, se ha dado de plazo hasta el jueves para que los grupos inscriban diputados a la comisión con el fin de proceder a constituirla antes de fin de año.

La Mesa del Congreso ha decidido este martes activar la comisión de investigación sobre la denominada 'operación Kitchen', la supuesta trama organizada desde el Ministerio del Interior del Gobierno de Mariano Rajoy para obstaculizar los casos contra el PP. Así, se ha dado de plazo hasta el jueves para que los grupos inscriban diputados a la comisión con el fin de proceder a constituirla antes de fin de año.

Esa sesión constitutiva, según acordaron el PSOE y Unidas Podemos, se celebrará en algunos de los dos próximos martes, o el día 22 o el 29 de diciembre, y en ese acto se elegirá a la mesa que dirigirá los trabajos de investigación.

La activación de los prolegómenos de la sesión constitutiva de la comisión indica que puede haber ya un acuerdo mayoritario sobre el reparto de los cinco puestos de la mesa, tres de los cuales se calculan para el bloque de PSOE y Podemos y los otros dos para el PP.

EL PSOE QUIERE PRESIDIRLA

El PSOE ya trasladó su deseo de presidir esta nueva comisión de investigación, renunciando a delegar esa tarea en un diputado de un grupo minoritario, como sí ocurrió en la penúltima legislatura con la del caso Gürtel, que estuvo dirigida por el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo.

Constituida la comisión de investigación, e siguiente paso será a acordar el plan de trabajo y sus comparecencias, y ahí aún no acaba de haber pleno consenso entre el PSOE y Unidas Podemos. Los de Pablo Iglesias quiere sentar en la comisión al excomisario Villarejo, al expresidente Mariano Rajoy y al actual líder del PP, Pablo Casado, pero los socialistas evitan confirmarlo

https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/ultima-hora/congreso-activa-comision-investigacion-kitchen-abriendo-plazo-grupos-inscriban-diputados/20201215102128196497.html

PSOE y Podemos discrepan sobre llamar a Villarejo a la comisión parlamentaria del ‘caso Kitchen’

PSOE y Unidas Podemos se reunieron en la tarde de este miércoles para impulsar finalmente la comisión de investigación sobre el caso Kitchen, y el mal uso de fondos reservados en el Ministerio del Interior en los Gobiernos del PP, y acordaron que la sesión se constituya en la última semana del año y que en la misma debería comparecer el expresidente popular, Mariano Rajoy. Podemos y otros partidos querrían que a la comisión acudiesen, además, el polémico excomisario José Manuel Villarejo, cerebro de la trama, y el actual líder del PP, Pablo Casado. El PSOE tiene sus dudas y quiere escuchar antes a otros de sus socios.

Los portavoces parlamentarios del PSOE y de Unidas Podemos, Adriana Lastra y Pablo Echenique, llevaban varias semanas de intercambios de llamadas y mensajes sobre la comisión Kitchen, que se aprobó en el Congreso el pasado 1 de octubre para indagar sobre el uso de fondos reservados de Interior en los Gobiernos del PP para el espionaje ilegal al extesorero popular, Luis Bárcenas. Pero en el camino se les habían cruzado otras urgencias, como los debates sobre el estado de alarma, medidas contra la pandemia y, sobre todo, la negociación a múltiples bandas de los primeros presupuestos de la coalición.

Superados todos esos hitos, que tanto en el PSOE como en Unidas Podemos, consideran las bases que justifican la razón de ser de su mayoría progresista en el Ejecutivo y en la Cámara, Lastra y Echenique quedaron este miércoles para cumplir con otro compromiso del capítulo que denominan “regeneración democrática” del país, tras los ajustes observados y denunciados en los últimos ejecutivos del PP.

Los dos dirigentes intentaron cerrar la presidencia y la composición de la Mesa de esta comisión de investigación, el órgano clave para determinar la organización y duración de sus trabajos. Y también pretendían pactar la lista de comparecientes que deberán acudir obligatoriamente a la Cámara baja a explicar lo que pudieran conocer sobre el funcionamiento de las llamadas cloacas del Estado en el Ministerio del Interior. Pero no lograron ayer todos esos objetivos.

Lastra y Echenique sí pactaron que la comisión se constituya el día 22 o el 29 de diciembre, y siempre en cualquier caso antes de que concluya este año, pero no consensuaron ni quién ejercerá la presidencia, ni los demás componentes de la Mesa, ni el calendario o la lista de las comparecencias. PSOE y Unidas Podemos, tras comprobar sus diferentes puntos de vista en algunos aspectos relevantes para la comisión, decidieron abrir una ronda de contactos con otros partidos que estuvieron a favor de su creación, como otros socios o incluso Ciudadanos, para recibir más propuestas sobre nombres para su formación y sobre aspirantes a participar en la misma. Esa ronda se completará entre esta semana y la siguiente.

Los dos portavoces parlamentarios habían avanzado por la mañana, antes de reunirse, que debería ser obligada la presencia en la comisión de “todas aquellas personas que tuvieron una vinculación directa” durante aquellos años con esa trama. Y de esa frase se interpretó que ambas formaciones estaban de acuerdo en llamar al comisario Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017. Unidas Podemos así lo concluyó incluso tras la reunión vespertina con Lastra. El PSOE matizó, sin embargo, que ese punto no está todavía cerrado y que no puede darse por hecho hasta culminar los sondeos con todos los partidos que estuvieron en su momento a favor de la comisión, que fueron todos menos el PP.

En la reunión entre Echenique y Lastra sí se convino que deberán pasar por la comisión los máximos responsables políticos y policiales de distintos Gobiernos de Mariano Rajoy. Y en ese último cupo incluyen, además de Rajoy, a la exsecretaria general del PP en aquella época, María Dolores de Cospedal, su marido, Ignacio López del Hierro; y exaltos cargos de Interior, como el exministro Jorge Fernández Díaz o su entonces número dos, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, con el que ahora Díaz ha mantenido duros careos sobre sus respectivas implicaciones en el caso en la Audiencia Nacional.

El PSOE también tiene dudas sobre si Pablo Casado, el actual presidente del PP, debe pasar por ese trámite porque entonces no tenía responsabilidades en el Gobierno y solo ocupaba el cargo de vicesecretario de comunicación en el partido. Echenique, sin embargo, explicó que Casado fue apoyado para ser presidente de su partido por Cospedal “y tendría mucho qué explicar sobre qué ha hecho realmente para limpiar ahora al PP”.

Delicada posición del PP

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, aclaró que su formación no ha decidido aún qué harán ni quiénes estarán en esa delicada comisión, ni qué comparecencias solicitarán: “No descartamos llamar a nadie, a priori”. La dirección popular ve esta comisión como una estrategia del Gobierno actual, del PSOE y Unidas Podemos, para atacar al Ejecutivo anterior de Mariano Rajoy.

El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, no anticipó tampoco su lista de comparecientes, pero sí apuntó que el PP deberá aclarar “hasta la cocina” el desarrollo en su seno de aquella trama corrupta.

PSOE y Unidas Podemos registraron la petición de la comisión el 10 de septiembre. La portavoz socialista, Adriana Lastra, la justificó entonces en la necesidad de que el PP de Pablo Casado rindiera cuentas y asumiera responsabilidades. La comisión se aprobó en pleno el 1 de octubre con un respaldo mayoritario: 206 votos afirmativos (PSOE, Podemos, ERC, PNV, BNG, EH Bildu, la CUP, UPN y Ciudadanos), 88 noes (PP y Foro Asturias) y 54 abstenciones (Vox y Coalición Canaria).

https://elpais.com/espana/2020-12-09/psoe-y-podemos-acuerdan-que-rajoy-y-villarejo-comparezcan-en-la-comision-de-investigacion-sobre-el-espionaje-a-barcenas.html

PODEMOS Y VOX PIDEN CITAR A RAJOY Y VILLAREJO EN LA COMISIÓN KITCHEN FRENTE A LOS RECELOS DE PSOE Y PP

Los socios del Gobierno y la formación ultra presionan para que arranquen los trabajos frenados de una sesión aprobada hace más de un mes

Vox y Unidas Podemos han avanzado a este periódico que pedirán las comparecencias del comisario José Manuel Villarejo, preso desde noviembre de 2017 por dirigir una trama policial corrupta, y de los máximos responsables políticos del Gobierno de Mariano Rajoy en la comisión Kitchen, creada en el Congreso para investigar el espionaje ilegal ordenado por el Ministerio del Interior al extesorero del PP, Luis Bárcenas. “En todo caso, coinciden ellos”, subrayan fuentes de Vox al hablar del interés que les une con Podemos al considerar “claves e imprescindibles” las comparecencias de Villarejo y Rajoy frente a las dudas y recelos de PSOE y PP.

Las últimas novedades judiciales del caso Kitchen, con acusaciones cruzadas entre los máximos responsables del Ministerio del Interior de los Gobiernos de Mariano Rajoy, y las declaraciones del excomisario José Manuel Villarejo este lunes en EL PAÍS, en las que apuntó contra el expresidente popular, han activado de nuevo a varias formaciones políticas para poner en marcha cuanto antes la comisión de investigación sobre ese escándalo.

Unidas Podemos y otros socios de investidura del Ejecutivo de Pedro Sánchez, como ERC o PNV, reclaman aclaraciones sobre qué sucedió durante años en esa trama pagada con fondos reservados para espiar al extesorero del PP, Luis Bárcenas, la pieza nuclear del caso Gürtel que tanto ha perjudicado a ese partido.

PSOE y Unidas Podemos presentaron el escrito con la petición de la comisión el 10 de septiembre y la portavoz socialista, Adriana Lastra, lo justificó en la necesidad de que el PP de Pablo Casado diera explicaciones, rindiera cuentas y asumiera responsabilidades. El PSOE no avanzó mucho más sobre sus intenciones en esa comisión y la misma se aprobó finalmente en pleno el 1 de octubre con un respaldo mayoritario: 206 votos afirmativos (PSOE, Podemos, ERC, PNV, BNG, EH Bildu, la CUP, pero también UPN y Ciudadanos), 88 noes (PP y Foro Asturias) y 54 abstenciones (Vox y Coalición Canaria).

Desde entonces no se ha dado un paso más en el Parlamento sobre la formación de esa comisión tan relevante, pese a que el caso no para de ofrecer novedades judiciales. El exministro popular, Jorge Fernández Díaz, amigo personal de Rajoy, y su secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ya han declarado ante el juez.

Martínez apuntó a EL PAÍS, y aportó varios mensajes ante notario para demostrarlo, que quién le ordenó ese montaje fue el ministro Fernández Díaz, aunque éste lo negó. El magistrado ha requerido un careo y el móvil del exministro. Villarejo también señaló en EL PAÍS a Fernández, y “mucho más arriba”, entre los responsables de la “chapuza” de la Operación Kitchen. Y agregó otra enigmática acusación cuando se le preguntó si había hecho algún trabajo para el PSOE: “Muchísimas cosas. Se ha creado la comisión Kitchen y se han puesto de acuerdo el PP y el PSOE para que yo no vaya”.

En la dirección del PSOE en el Congreso rechazan como infundada esa imputación de Villarejo, niegan que la puesta en marcha de la comisión se haya frenado por ningún pacto de silencio con el PP y explican oficialmente que el motivo del retraso es que la presidenta de la Cámara baja, la socialista Meritxell Batet, les ha planteado que querría activar al mismo tiempo otra comisión de investigación pendiente, la del accidente del avión de Spanair que sucedió en Barajas en agosto de 2008. Los trabajos de esa comisión se han interrumpido varias veces en los últimos años por distintas convocatorias electorales.

En Podemos y en Vox, sin embargo, no se acaban de creer esas justificaciones oficiales. El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha intercambiado varios mensajes en los últimos días con su homóloga del PSOE para requerir explicaciones y apenas ha conseguido el compromiso de que ambas comisiones se crearán “en breve” y “pronto”. Fuentes de Podemos reconocen que para ellos la comparecencia en esa comisión del excomisario Villarejo es “evidente” e inexcusable “porque es una pieza central de esa trama de corrupción en las cloacas del Estado”. Villarejo es quién captó al confidente para espiar a Bárcenas, le grabó y le pagó un salario mensual con cargo a los fondos reservados. Podemos también ha avanzado que solicitará la presencia de Rajoy y de Casado.

Vox, sin quererlo, coincide. La secretaria general de ese grupo en el Congreso, Macarena Olona, ya apuntó que pedirán que vayan, junto a Villarejo y los altos cargos de Interior del Gobierno Rajoy, el actual ministro de esa cartera, Fernando Grande Marlaska y el llamado comisario Lenin, José Antonio Rodríguez, jefe del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad. El PP, según fuentes de su dirección, no quiere saber nada de esa cita y no ha planificado aún ni los componentes que enviará a la misma. En Vox acusan al PP y al PSOE de “orquestar” juntos un pacto secreto para aguar esa comisión a cambio de distintos acuerdos judiciales.

https://elpais.com/espana/2020-11-04/podemos-y-vox-piden-citar-a-rajoy-y-villarejo-en-la-comision-kitchen-frente-a-los-recelos-de-psoe-y-pp.html


EL GOBIERNO CONGELA LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DE KITCHEN

Los socialistas dudan sobre las comparecencias de Rajoy, Casado y Villarejo. La del policía jubilado ya fue vetada por el PSOE en 2016 en la comisión sobre la 'policía patriótica'

El Gobierno mantiene congelada la comisión de investigación sobre la operación Kitchen que fue aprobada el pasado 1 de octubre en el pleno del Congreso de los Diputados, con algunas dudas sobre su funcionamiento.

Formalmente, el argumento es que antes debe constituirse otra comisión de investigación sobre el accidente aéreo que en 2008 sufrió un avión de Spanair en el aeropuerto de Madrid-Barajas. Esa comisión, continuidad de otra que trabajó en la anterior legislatura, fue creada a mediados de abril, pero su constitución se ha ido demorando desde entonces. Y los partidos no han mostrado especial voluntad de ponerla en marcha desde abril.

En ambos casos, falta que los grupos pidan a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ponga en marcha su constitución, para que se elijan su presidencia, su mesa y sus normas de funcionamiento, y para que los grupos pidan comparecencias y documentación.

Fuentes socialistas explican que la comisión de Kitchen está pendiente del visto bueno de la Moncloa, en función de la estrategia del Gobierno. Incluso, admiten que es posible que se demore hasta el principio de 2021, ya que ahora el Congreso está dedicado a la elaboración de los Presupuestos. Los portavoces parlamentarios de los grupos que sostienen el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, abordaron la cuestión de la constitución de la comisión, ante la urgencia expresada por los morados, pero sin llegar a concretar plazos.

De Moncloa depende también la decisión política del Grupo Socialista sobre las comparecencias que se autoricen. Especialmente controvertidas por diferentes motivos son las del comisario José Manuel Villarejo, el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y el actual líder del PP, Pablo Casado. Los dos últimos dependen de una decisión del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por las implicaciones políticas e institucionales. El de Villarejo provoca muchas más dudas por las acusaciones que puede lanzar en su comparecencia. Para empezar, habría que pedir autorización al juez para que sea citado en la comisión.

Casado, obligado a romper con Rajoy para salvar su liderazgo

La explosión del escándalo que afecta a Cospedal y Jorge Fernández Díaz rompe la agenda y el discurso del líder del PP

En julio de 2016, se constituyó y trabajó una comisión de investigación sobre la llamada policía patriótica. Entonces, el PSOE se alió con el PP para evitar la comparecencia de Villarejo, pese a la presión de Unidas Podemos y otros grupos. Para los morados, es una línea roja que comparezca Villarejo, además de otros "policías presuntamente corruptos", y consideran también fundamental que lo haga Rajoy.

Ahora, ha vuelto a haber fuertes presiones para que no comparezca el policía jubilado, por temor a las acusaciones que pueda lanzar. Otras fuentes parlamentarias explican que no pueden entenderse Kitchen y el resto de las llamadas cloacas del Estado sin la declaración de Villarejo.

El propio Villarejo, en prisión preventiva, ha advertido en una entrevista en 'El País' sobre ese supuesto veto y, al tiempo, dejó caer la posibilidad de revelar si comparece los trabajos que hizo para gobiernos del PSOE. Ese temor es el que puede frenar la comparecencia.

https://www.elconfidencial.com/espana/2020-11-05/gobierno-congela-comision-investigacion-kitchen_2819643/

EL CONGRESO APRUEBA LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL ESPIONAJE A BÁRCENAS CON LOS APOYOS DE LA INVESTIDURA DE SÁNCHEZ, CS Y EL PNV

El PP reclama a PSOE y a Podemos que también se les investigue a ellos

El Congreso indagará sobre la trama parapolicial y política del caso Kitchen, que también se está investigando en la Audiencia Nacional, que supuestamente trató de tapar y destruir pruebas de delitos de financiación ilegal en beneficio de la cúpula popular durante el Gobierno de Mariano Rajoy. La mayoría parlamentaria que propició la investidura de Pedro Sánchez ha vuelto a unirse este jueves para crear la comisión de investigación, junto a Ciudadanos y PNV. El PP la ha rechazado porque considera que todavía no hay nada probado y el país está para otras ocupaciones. Los números llevaban inexorablemente a la comisión así que los investigados, el PP, han arremetido durante la sesión contra el PSOE y Unidas Podemos. Ciudadanos, ha votado a favor, pero ha exigido que también se investigue el caso Neurona, abierto tras una denuncia por financiación irregular en Podemos, y que puede afectar al partido de Pablo Iglesias.

Ahora falta decidir fechas para que eche a andar la comisión, con una duración de tres meses. Así lo que han querido el PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PNV, ERC, JxCat, EH Bildu, BNG, Más País y la CUP. En contra han votado el PP, Foro Asturias y Coalición Canaria. Vox se ha abstenido. En total: 206 votos a favor, 88 en contra y 54 abstenciones.

La sesión ha registrado duros enfrentamientos y cada grupo ha llevado el discurso a su terreno para no hablar solo de la corrupción, sino, como continuación del debate del miércoles, de la Corona, la gestión de la pandemia y, por parte de los portavoces independentistas, de la conmemoración del tercer aniversario del referéndum que convocaron por la independencia de Cataluña.

Los argumentos del portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, se han resumido en que con dinero público el Ministerio del Interior ocultó y destruyó pruebas que involucraban a la cúpula del partido en presunta financiación ilegal. Desde el aparato del Estado, al menos con la participación imprescindible del Ministerio del Interior, que dirigía Jorge Fernández Díaz, se despojó al extesorero del PP Luis Bárcenas de pruebas comprometedoras para la dirección del partido, presidido por Mariano Rajoy. Los dirigentes populares habrían recibido sobresueldos de una caja b del PP, nutrida con dinero de origen ilegal.

Nada está probado, ha argumentado la portavoz del PP en este debate, Ana Vázquez ―policía de profesión, como Felipe Sicilia―, para considerar innecesaria la comisión. En un discurso airado y encendido no ha entrado en el fondo del asunto sino que ha arremetido contra el PSOE y Unidas Podemos, con cita expresa e individual de varios diputados de la cámara presentes, que, a su juicio, sí debían ser investigados. Además de enumerar los nombres de los casos de corrupción del PSOE que están judicializados. La diputada popular no se ha referido a los de su partido, sino a casos de los demás. En su listado ha mezclado asuntos procedentes de informaciones periodísticas, otros en incipiente fase judicial y otros, avanzados o culminados.

“¡Qué vergüenza!”. Esta expresión ha sido muy repetida por la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, y con fruición por el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal. Este último preguntó al PP por qué se oponía a esta investigación sobre asuntos tan graves en los que “se verá que el señor Casado seguramente no tendrá nada que ver, y ya se verá sobre Rajoy”. Con escepticismo sobre los resultados, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha anunciado su voto favorable. A Esteban, para quien el reproche judicial “no anula el reproche político”, lo que más le preocupa es “el clima de intolerancia” del país y la crisis institucional reinante, con cita expresa al Poder Judicial.

Los apoyos de Ciudadanos a la comisión, y la abstención de Vox o el no de Coalición Canaria, llevaron consigo el recordatorio de que ellos quieren investigar la financiación de Podemos, como le han requerido a su portavoz, Pablo Echenique. La petición ya se ha formulado, pero el PSOE, y los otros grupos de investidura de izquierda y nacionalista han impedido que se tramite.

El comienzo de la sesión, a las 9.00, ha sido bronco pero no solo entre el PSOE y el PP. Edmundo Bal, de Ciudadanos, ha conseguido encender a la Cámara tras la sugerencia de que PP, PSOE y Unidas Podemos, podían montar un seminario sobre “como corromperse y qué hacer cuándo te pillan”. Lo peor acogido ha sido la apostilla: “Nosotros no somos corruptos, no todos somos iguales, no somos corruptos como ustedes”. Esta generalización absoluta ha sido respondida con sonoras protestas. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet ha echado una mano al portavoz de Ciudadanos. “Señor Bal, se entiende que su acusación de corrupción a toda la Cámara es en sentido figurado”. Bal ha respondido: “En sentido completamente figurado, señora presidenta”.

Se verá si es figurado o no el ahínco anunciado por Gabriel Rufián de ERC y Macarena Olona de Vox en sus actuaciones en esta comisión. El portavoz republicano aspira a que se sepa quién es “el Barbas, y la pequeñita”, y otros que cita el comisario jubilado José Manuel Villarejo. Pero Olona no quiere quedarse atrás.“Yo seré la portavoz en esa comisión y van a ver ustedes lo que es un interrogatorio”, ha avisado la portavoz de Vox, abogada del Estado de profesión.

https://elpais.com/espana/2020-10-01/el-congreso-aprueba-la-creacion-de-la-comision-de-investigacion-sobre-el-espionaje-a-barcenas.html

DE LA CAJA B A LA COMISIÓN 'KITCHEN': LA CORRUPCIÓN DEL PP VUELVE AL CONGRESO

Este jueves está previsto que el Pleno de la Cámara apruebe la creación de la comisión de investigación sobre el supuesto uso de recursos y del Ministerio del Interior por parte del PP para intereses partidistas. Hace dos legislaturas los grupos no lograron cerrar unas conclusiones en la comisión que investigaba la supuesta financiación irregular de los conservadores.

Los casos de corrupción del PP volverán a ser una vez más objeto de una comisión de investigación parlamentaria. Este jueves el Pleno de la Cámara Baja debate la creación de una comisión para investigar "la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción, durante los mandatos de Gobierno del Partido Popular".

El PSOE y Unidas Podemos son los dos grupos que registraron la petición para crear este órgano, que ha sido bautizado como la comisión de la operación Kitchen, en referencia a a la denominación que recibió el operativo supuestamente desplegado desde el Ministerio del Interior para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas.

En la exposición de motivos, las dos formaciones proponentes explican que el levantamiento del secreto de sumario de la investigación "ha sacado a la luz hechos muy graves de utilización ilegal y partidista" de los recursos de Interior entre los años 2013 y 2015, por lo que consideran necesario que el Parlamento esclarezca las responsabilidades políticas de algunos de los altos cargos que en ese momento formaban parte de la cúpula del PP o de la estructura del Gobierno.

La mayoría de las formaciones de la Cámara, incluido Ciudadanos, han manifestado su apoyo para que la iniciativa salga adelante. Durante las últimas semanas, a medida que se han ido desvelando elementos de la investigación, el Parlamento ha sido el escenario de debates e intervenciones parlamentarias que se han centrado en señalar los supuestos casos de corrupción que estarían cercando al PP en uno de sus momentos políticos de mayor debilidad.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ha dedicado buena parte de sus ruedas de prensa relativas a la Junta de Portavoces a denunciar la existencia de estos escándalos, acusando al PP de tener "una cultura de depredación de las instituciones" y de protagonizar casos de corrupción "en 20 de sus 30 años de historia".

Por todo ello, está previsto que este jueves se apruebe la creación de la comisión de investigación. Si esto sucede, los grupos comenzarán una negociación para establecer la dinámica de trabajos que seguirá el órgano y para designar una Mesa y una presidencia, que dirigirá su actividad. En la iniciativa registrada está previsto que la comisión tenga una duración de tres meses, un tiempo que se podría prorrogar si así lo decide el Pleno del Congreso.

Aunque todavía no se ha constituido, desde hace semanas las formaciones de la Cámara apuntan hacia algunos de los ex altos cargos que podrían comparecer en el órgano; de hecho, en la petición de creación de la comisión ya se mencionan algunos de estos nombres. En concreto, el PSOE y Unidas Podemos recuerdan que el informe de la Fiscalía recoge "contundentes indicios de la presunta puesta en marcha de una trama parapolicial dirigida por el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el que fuera su secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el antiguo máximo responsable de la Policía, Eugenio Pino".

Unidas Podemos quiere que comparezca Pablo Casado

Además, añaden que algunas de las "pruebas" aportadas en el informe apuntan a que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy podría tener conocimiento de la trama, así como la ex secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, por su "interés personal" a raíz de la presunta existencia de documentación "comprometedora para ella misma".

Este martes, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, aseguró que, a su juicio, la comparecencia de Rajoy es ineludible, y apuntó hacia la posibilidad de que también compareciera el actual líder del PP, Pablo Casado. "Fue elegido presidente del PP con los votos de María Dolores de Cospedal y pactó la ejecutiva con ella", alegó el portavoz.

La comisión sobre la operación Kitchen no sería el primer órgano del Congreso monográfico sobre los escándalos de corrupción de los conservadores. Hace dos legislaturas, la Cámara mantuvo abierta durante casi dos años una comisión de investigación sobre la "presunta financiación irregular del PP", un espacio dedicado a investigar la supuesta existencia de la denominada caja B del partido por el que pasaron nombres como el de José María Aznar, el considerado cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, o el extesorero de la formación Luis Bárcenas.

La comisión sobre la supuesta financiación ilegal se cerró sin conclusiones. Sí que tuvo conclusiones la del uso partidista del Ministerio del Interior

En esta comisión también compareció Cospedal, y estuvo a punto de ser citado Mariano Rajoy tras la moción de censura que forzó su salida del Gobierno, pero el PSOE, el propio PP y el Grupo Mixto rechazaron que compareciese. A pesar de que los trabajos de la comisión duraron casi dos años, el adelanto electoral de abril de 2019 y el desacuerdo entre los grupos provocó un cierre en falso del órgano, que no sacó adelante unas conclusiones sobre la supuesta financiación irregular de los conservadores.

La que sí pudo sacar adelante unas conclusiones fue la comisión, también protagonizada por el PP, sobre el "uso partidista del Ministerio del Interior, bajo el mandato del ministro Fernández Díaz, de medios y recursos del Departamento y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con fines políticos". De hecho, el contenido de esta investigación parlamentaria se asemeja en algunos aspectos a los hechos que investigaría la comisión de la operación Kitchen, que también apunta hacia un uso partidista del Ministerio del Interior, en este caso para "anular pruebas inculpatorias del partido".

En septiembre de 2017 el Congreso concluyó que el Ministerio de Interior que dirigía Jorge Fernández Díaz empleó fondos y recursos públicos, así como funcionarios del Estado para fabricar investigaciones fraudulentas contra sus adversarios políticos entre los años 2012 y 2017. El dictamen de la comisión fue aprobado en sesión plenaria por 172 votos a favor (Unidos Podemos, PSOE, ERC, PDeCAT, PNV y EH Bildu) y la abstención de Ciudadanos.

https://www.publico.es/politica/caja-b-comision-kitchen-corrupcion-pp-vuelve-congreso.html

 

LA MESA DEL CONGRESO DA LUZ VERDE A LA TRAMITACIÓN DE LAS DOS COMISIONES DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL ESPIONAJE A BÁRCENAS

El PP vota en contra de las iniciativas presentadas por los partidos del Gobierno y los grupos independentistas y Vox se abstiene

La Mesa del Congreso de los Diputados ha calificado en su reunión de este martes las dos solicitudes de creación de sendas comisiones de investigación sobre la Operación Kitchen, la pieza separada del caso Villarejo en la que se investiga el presunto espionaje del Gobierno de Mariano Rajoy al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, en la que la Fiscalía Anticorrupción ha pedido la imputación del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y la exministra y exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

La calificación del máximo órgano de gobierno de la Cámara Baja supone el aval para comenzar la tramitación de las citadas propuestas, cuya inclusión en el orden del día del Pleno deberá ser acordada por la Junta de Portavoces de la semana que viene. Fuentes parlamentarias explican que previsiblemente ambas comisiones se debatirán en el Pleno previsto para última semana de septiembre.

Durante la votación de la Mesa del Congreso los grupos que tienen mayoría en dicho órgano, PSOE y Unidas Podemos, han votado a favor de calificar las comisiones, Vox se ha abstenido y el PP ha votado en contra.

El texto registrado por socialistas y Unidas Podemos solicita que la Cámara investigue "la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción, durante los mandatos de gobierno del Partido Popular". 

https://www.eldiario.es/politica/mesa-congreso-avala-tramitacion-comisiones-investigacion-espionaje-barcenas_1_6221797.html


LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL ESPIONAJE DEL PP A BÁRCENAS LLAMARÁ A DECLARAR A MARIANO RAJOY Y A PABLO CASADO

El PSOE y Unidas Podemos quieren que se investigue al partido conservador “por anular pruebas inculpatorias” desde el aparato del Estado

No hay marcha atrás para la comisión de investigación de las actuaciones del PP en el espionaje a su extesorero Luis Bárcenas. Los socialistas tienen ya elaborado el texto en el que solicita a la Mesa del Congreso que se investigue al PP “por la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior y otras instituciones del Estado, con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP, perseguir ilícitamente a personas y de anular pruebas inculpatorias de ese partido en casos de corrupción, durante los mandatos del gobierno del PP”. Este es el objeto de la comisión, según señalan fuentes del PSOE y del grupo socialista. Unidas Podemos propone a sus socios que comparezca el actual presidente del PP, Pablo Casado, además del anterior, el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, y la ex secretaria general del PP, Dolores de Cospedal.

La duración de los trabajos de esta comisión será de tres meses “prorrogables”. Por tanto, si sale adelante, que es prácticamente seguro, al menos, durante 90 días, en el Congreso se debatirá sobre las actuaciones de la cúpula del PP y de su Gobierno, presidido por Mariano Rajoy, para despojar al extesorero del PP Luis Bárcenas de todas las pruebas que pudiera tener sobre una caja b en el partido.

En este asunto pueden estar implicados el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, aunque el partido trató de que solo resultara incriminado el número dos de ese ministerio, Francisco Martínez, para quien su error fue “confiar en miserables Rajoy, Fernández Díaz y Cospedal”. Hay “contundentes indicios”, de la presunta puesta en marcha de una “trama parapolicial” dirigida por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, junto al ex secretario de Estado Francisco Martínez y el exresponsable de la policía, señalan en el PSOE. Esta operación irregular “pagada presuntamente con fondos reservados” tenía como finalidad obtener “material comprometedor para altos dirigentes del PP”, añaden.

Algunas de las declaraciones aportadas en el informe de la Fiscalía Anticorrupción “apuntan presuntamente al conocimiento de la trama del entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy”. El informe señala también a la ex secretaria general del PP Dolores Cospedal, que dejó la política tras conocerse su relación con el comisario jubilado José Manuel Villarejo, actualmente en prisión, presuntamente conocedor y mediador en numerosas operaciones ilegales. A Cospedal se le atribuye “interés personal”, además de político en que desaparecieran las pruebas que Bárcenas tenía en su domicilio.

Los nombres de los comparecientes tendrán que ser pactados, aunque la cúpula del anterior PP tendrá que pasar por el Congreso y el debate girará irremediablemente sobre el actual presidente, Pablo Casado. En Unidas Podemos no tienen duda de la necesidad de que acuda Casado porque en su elección como presidente obtuvo el apoyo de Cospedal en la segunda vuelta para que no saliera Soraya Sáenz de Santamaría, que era la candidata de Rajoy. Si Casado no tuvo apego alguno con Rajoy, tampoco mostró una especial relación con Cospedal una vez que obtuvo su apoyo.

https://elpais.com/espana/2020-09-10/la-comision-de-investigacion-sobre-el-espionaje-del-pp-a-barcenas-llamara-a-declarar-a-mariano-rajoy-y-a-pablo-casado.html

 

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2020 www.losgenoveses.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )