CASO ERIAL : ZAPLANA DETENIDO

LAS NOTICIAS

La jueza decreta la prisión sin fianza del exministro Eduardo Zaplana

LA DEFENSA DE ZAPLANA PIDE SU LIBERTAD POR ENFERMEDAD

ZAPLANA ACELERÓ LA REPATRIACIÓN DE LAS "MORDIDAS" DURANTE LOS ÚLTIMOS TRES AÑOS A TRAVÉS DE EMPRESAS OPACAS Y TESTAFERROS

LA INVESTIGACIÓN CONTRA ZAPLANA SE INICIÓ CON EL DOCUMENTO DE UN SIRIO, INCAUTADO AL 'YONKI DEL DINERO'

ZAPLANA OCULTÓ UN IMPERIO INMOBILIARIO CON LA RED SOCIETARIA DE UN MATRIMONIO AMIGO

LA DIRECCIÓN DEL PP ASEGURA QUE "ZAPLANA PERTENECE AL PASADO"

Zaplana ocultó durante años en Panamá 10,5 millones en sobornos

Los informes nunca vistos de la Guardia Civil sobre Eduardo Zaplana

El plan eólico que Zaplana adjudicó a los Cotino les reportó un pelotazo de 37 millones

Zaplana, el hombre que marcó una época en el PP, tercer presidente de la Generalitat valenciana investigado por corrupción


La jueza decreta la prisión sin fianza del exministro Eduardo Zaplana

A petición de la Fiscalía Anticorrupción y por indicios de un delito de blanqueo de capitales.

La titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, Isabel Rodríguez, ha acordado este jueves la prisión incondicional y comunicada del exministro del PP y expresidente del Gobierno valenciano Eduardo Zaplana, detenido el pasado miércoles en el marco de la operación Erial.

La medida cautelar ha sido pedida por la Fiscalía Anticorrupción tras la declaración prestada por el investigado debido a los indicios, que considera sólidos, de un presunto delito de blanqueo de capitales.

La investigación se centra en adjudicaciones de contratos millonarios realizadas en la época en la que Zaplana presidìa el Gobierno valenciano: la concesión de ITV en un concurso que tuvo lugar en 1997 y el Plan Eólico valenciano adjudicadas en 2001.

Los investigadores sospechan que Zaplana ocultó en paraísos fiscales caribeños, Panamá y Uruguay comisión ilegales que habría obtenido en esas dos adjudicaciones y que en los últimos años ha ido repatriando a España desde Luxemburgo. Las cifras apuntan a un patrimonio de más de diez millones de euros.

En el entramado figuran otros nombres clave, detenidos el pasado martes en el marco de la operación Erial. Juan Francisco García, jefe del gabinete de Zaplana cuando era presidente valenciano, figuraba como presidente de la mesa de contratación de una de las licitaciones investigadas, según apuntan a EL ESPAÑOL fuentes próximas a la investigación. Por otra parte, la Guardia Civil señala a Joaquín Barceló, ex director general de Turismo de la Generalitat, y a la mujer de éste, Felisa López, como los creadores del entramado societario encargado de la repatriación del dinero.

Los hermanos José y Vicente Cotino -sobrinos del exdirector de la Policía y exvicepresidente autonómico Juan Cotino, citado como investigado en esta misma causa- representan una pieza fundamental en las pesquisas: empresarios y personas de confianza de Zaplana, fueron quienes obtuvieron las concesiones (o parte de ellas) del servicio de la ITV y del VI zona del Plan Eólico valenciano.

https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20180524/decreta-prision-sin-fianza-exministro-eduardo-zaplana/309720033_0.html

LA DEFENSA DE ZAPLANA PIDE SU LIBERTAD POR ENFERMEDAD

El exministro de José María Aznar lleva años luchando contra la leucemia

La defensa del exministro del PP Eduardo Zaplana ha pedido este jueves su libertad alegando que debe ser tratado por enfermedad. Para ello, ha presentado un informe médico ante la titular del Juzgado de Instrucción Número 8 de Valencia donde se acredita que el ex del Partido Popular sufre leucemia y debería salir en libertad.

Zaplana fue detenido este martes en el marco de la Operación Erial acusado de delitos relacionados con el blanqueo de capitales y cohecho al intentar traer a España dinero que provendría de posibles mordidas de su etapa como president de la Generalitat Valenciana. Entre los años 1995 y 2002.

El expresident de la Generalitat Valencia lucha contra la leucemia desde el año 2015 y, por ello, sus abogados exigen que no se agoten las 72 de plazo legal previsto antes de pasar a disposición judicial. Quieren que, hoy mismo, quede en libertad.

https://www.elplural.com/politica/2018/05/23/la-defensa-de-zaplana-pide-su-libertad-por-enfermedad

ZAPLANA ACELERÓ LA REPATRIACIÓN DE LAS "MORDIDAS" DURANTE LOS ÚLTIMOS TRES AÑOS A TRAVÉS DE EMPRESAS OPACAS Y TESTAFERROS

El dinero llegó a su entorno familiar a través de pagos a terceros

Las comisiones comenzaron a camuflarse durante su etapa como presidente de la Comunidad Valenciana y se repatriaron en grandes cantidades y a mayor velocidad durante los últimos tres años. El fue el máximo representante de la Comunidad Valenciana entre los años 1995 y 2002 y la primera cuenta investigada es del año 1997.

Eduardo Zaplana utilizó la mecánica habitual de los que repatrian dinero a su país de origen: testaferros y empresas opacas que fueron constituyéndose. Alguna de estas empresas se creó en Luxemburgo y a partir de aquí se ha seguido el rastro del dinero.

El dinero ha llegado a España a través de pagos a terceros que después se encargaban de devolverlo al entorno familiar. La mujer de Eduardo Zaplana, de hecho, está investigada.

La Guardia Civil tiene acreditado que el exministro de Aznar cobró casi 11 millones de euros en mordidas y que la mayor parte del dinero conseguido estaba en Uruguay. Se da la circunstancia de que era en ese país donde Zaplana y el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, querían comprar el 50% de una sociedad para blanquear el dinero oculto en comisiones que presuntamente tenía Ignacio González.

El exministro de Aznar ha pasado la noche en dependencias policiales igual que el resto de detenidos. Hoy van a continuar los registros en inmuebles y despachos de la Comunidad Valenciana que por cierto están embargados judicialmente desde ayer. En las próximas horas Zaplana pasará a disposición judicial.

http://cadenaser.com/ser/2018/05/22/tribunales/1527017245_863341.html

LA INVESTIGACIÓN CONTRA ZAPLANA SE INICIÓ CON EL DOCUMENTO DE UN SIRIO, INCAUTADO AL 'YONKI DEL DINERO'

Una persona de origen sirio entregó a Marcos Benavent los papeles que iniciaron la causa

El expresidente de la Generalitat Valenciana y exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana (3ºd), a su llegada a su chalé de Benidorm (Alicante) acompañado por agentes de la UCO de la Guardia Civil para un registro en relación con la operación que se sigue contra él y otras personas por presunto blanqueo de capitales.

El expresidente de la Generalitat Valenciana y exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana (3ºd), a su llegada a su chalé de Benidorm (Alicante) acompañado por agentes de la UCO de la Guardia Civil para un registro en relación con la operación que se sigue contra él y otras

La investigación contra Eduardo Zaplana la puso en marcha el documento de un sirio incautado a Marcos Benavent. El registro fue en el transcurso del caso Taula donde la Guardia Civil localizó una serie de documentos referentes a presuntos pagos en dos importantes licitaciones de la Comunidad Valenciana.

Estas adjudicaciones son de 1997 y de 2005. No se sabe cómo los documentos llegaron a Marcos Benavent ni quién es este ciudadano sirio. Sin embargo, Marcos Benavent reconoció ante el juez que los documentos los recibió en 2012.

La Fiscalía Anticorrupción presentó una denuncia con estos documentos que han servido para abrir la operación que ha acabado con la detención del expresidente de la Comunidad Valenciana Eduardo Zaplana.

http://cadenaser.com/ser/2018/05/23/tribunales/1527059359_892329.html

ZAPLANA OCULTÓ UN IMPERIO INMOBILIARIO CON LA RED SOCIETARIA DE UN MATRIMONIO AMIGO

Eduardo Zaplana recurrió a una pareja de su máxima confianza para repatriar las comisiones que presuntamente cobró por amañar licencias de parques eólicos y centros de ITV

Eduardo Zaplana habría recurrido a un alto cargo de los gobiernos de la Comunidad Valenciana que él mismo presidió para ocultar parte de un imperio inmobiliario financiado con dinero de comisiones ilegales. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha conseguido identificar esas propiedades, que estaban a nombre de terceras personas y mercantiles, para ponerlas a disposición del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, responsable de la llamada operación Erial.

En esa maquinaria de ocultación, que habría permanecido engrasada durante más de dos décadas, jugó presuntamente un papel fundamental un amigo de la infancia del exdirigente del PP al que este promocionó de forma insistente para puestos clave de la Administración. Se trata de Joaquín Barceló Llorens, que compartía con Zaplana hasta una peña de las fiestas de Benidorm, la ciudad en que ambos crecieron. Agentes de la UCO detuvieron a Barceló este martes junto a su mujer, Felisa López González, por su presunta implicación en la trama de blanqueo de capitales del exministro de Trabajo.

Zaplana, un político siempre bajo sospecha

Barceló fue la mano derecha de Zaplana en la sombra. Primero, el político situó a su amigo al frente del Centro de Desarrollo Turístico (CDT) de Benidorm cuando aún era alcalde de ese municipio (1991-1994). Después, al llegar a la presidencia de la Generalitat en 1995, confió de nuevo en Barceló para hacerse cargo de la dirección general de la Consejería de Turismo, un puesto que le permitió controlar todos los centros turísticos de la comunidad. Y por último, en 2003, el entonces titular de la cartera de Trabajo (2002-2004) volvió a intervenir para que su estrecho colaborador entrara en el consejo de administración del parque temático Terra Mítica como responsable de Relaciones Institucionales. Se mantuvo en el cargo hasta 2016.

Los agentes del Grupo de Delitos contra la Administración de la UCO y la Fiscalía Anticorrupción han acreditado tras más de dos años de investigaciones que, en paralelo a la carrera política del que llegó a ser portavoz del PP en el Congreso, Barceló y su mujer habrían constituido una decena de sociedades dedicadas a la promoción y alquiler de viviendas que posteriormente fueron instrumentalizadas por el propio Zaplana para blanquear parte de los 10,5 millones de euros que llegó a esconder en un estructura offshore con ramificaciones en Uruguay, Panamá, Reino Unido, Luxemburgo y Andorra.

Se trataría de un patrimonio distinto al que oficialmente poseían el exministro y su mujer Rosa Barceló, también investigada, aunque el dinero fluía entre esas dos esferas. Uno de esos movimientos fue precisamente el que hizo saltar las alarmas de forma definitiva. Zaplana se compró hace solo dos meses un piso de 270 metros en pleno barrio de Chamberí de Madrid sin necesidad de recurrir a financiación bancaria, como reveló El Confidencial este martes. El inmueble estaba valorado en unos dos millones de euros.

Un patrimonio de 7,4 millones

En el afloramiento de los fondos habrían intervenido las empresas inmobiliarias de Barceló y su esposa. La más antigua de las que siguen en activo es Costera del Glorio SL, controlada por Barceló desde 1999, cuando Zaplana ya llevaba cuatro años instalado en el Palau de la Generalitat Valenciana. El objeto social de la firma es el alquiler de bienes inmobiliarios. Tiene un patrimonio en viviendas y locales superior a los 1,9 millones de euros. Destaca un edificio entero de apartamentos en el número 13 de la calle Pescadores de Benidorm, a solo 50 metros de la arena de la playa de Poniente. Felisa López también figura como administradora.

Otra mercantil bajo investigación es Gesdesarrollos Integrales SL, creada en 2006. En ese momento, Zaplana era el portavoz del PP de Mariano Rajoy en la Cámara Baja. Gesdesarrollos se centra en la promoción inmobiliaria y a fecha del pasado 31 de diciembre tenía en propiedad terrenos tasados en 2.056.870 euros. Barceló es su administrador único desde el primer año de funcionamiento de la empresa. Una tercera compañía suya, Medlevante SL, fue constituida un año antes. En 2014 tenía activos de 3,1 millones de euros. Y una cuarta, que lleva su apellido y el de su mujer y en la que participan ambos, Barceló López SL, controla un chalé en Polop y dos apartamentos en Vila Joyosa “destinados a arrendamientos” que suman otros 430.000 euros. En total, solo esas cuatro sociedades agrupan bienes por importe de 7,4 millones de euros.

Los movimientos societarios del matrimonio habrían continuado en fechas más recientes. En 2012, Barceló desembarcó en otra promotora inmobiliaria, Gavina del Arsenal SL. Y en enero de 2017, su mujer se convirtió en administradora única de Volp Accesories & Others, una empresa dedicada al “comercio al por menor por correspondencia o internet” que había echado a andar un año antes.

En esa maraña de sociedades se escondería parte de las comisiones ilegales que presuntamente recibió Zaplana por amañar la adjudicación de concesiones para levantar parques eólicos y construir centros de inspección técnica de vehículos (ITV). Entre los empresarios más beneficiados por esas licitaciones irregulares se encontrarían los también detenidos este martes Vicente y José Cotino, propietarios de Sedesa y sobrinos del exvicepresidente valenciano y exdirector de la Policía Nacional Juan Cotino, que no fue arrestado pero será citado para declarar en las próximas horas en calidad de investigado.

El abogado uruguayo

Zaplana habría desviado posteriormente el dinero de las comisiones a Uruguay para dificultar su detección. Según han confirmado fuentes cercanas al caso, en ese país habría contado con el asesoramiento del abogado Fernando Belhot, director del bufete con sede en Montevideo South Capital Partners, especialista en la creación de entramados 'offshore' como el que habría utilizado el presunto cerebro del caso Erial. El nombre de Belhot aparece en la investigación de los papeles de Panamá.

La UCO ya se había topado con el letrado en el caso Lezo. En el transcurso de esas pesquisas, los agentes detectaron conversaciones en las que Zaplana se coordinaba con Belhot para tratar de cerrar un acuerdo comercial a tres bandas con el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. Finalmente, en febrero de 2017, los tres pactaron la compra de la licencia para España y Portugal de un producto químico para el tratamiento de aguas fabricado por la marca alemana Shieer. De los diálogos intervenidos, se desprendía que ese negocio podía ser una excusa, según el primer auto de imputación de González, para el “afloramiento de capital de origen ilícito”. “Las diligencias realizadas han revelado los planes del expresidente de la CAM para acometer esta inversión a través de sociedades opacas, testaferros e incluso el método en que obtendría los beneficios para que no se le vinculase con la inversión”, apuntó el entonces instructor de la causa, el juez Eloy Velasco.

Zaplana habría intentado aflorar de paraísos fiscales dinero procedente de mordidas

En otra conversación de Lezo, “Ignacio González proponía a Eduardo Zaplana montar una estructura financiera a través del abogado uruguayo —valorando positivamente que trabaja en jurisdicciones como Holanda, Estados Unidos o Uruguay— 'para canalizar algún tipo de operación a medio, largo plazo...”. Según Velasco, “el hecho de que pretenda recurrir a la estructura societaria de Fernando Belhot podría obedecer a que Ignacio González busca un cauce adecuado para introducir fondos radicados en el extranjero con los que materializar las inversiones y que de acuerdo a la información tributaria no están declarados”.

La operación Erial ha desplazado el foco de esos diálogos hacia Zaplana. En conversación con este diario tras estallar Lezo, el abogado uruguayo admitió que conocía al exministro desde hacía años y que fue él quien le presentó a González. Belhot llegó incluso a abrir una oficina en Madrid en febrero de 2016 para avanzar en esas operaciones comerciales.

La lista de detenidos este martes la completan el antiguo jefe de gabinete de Zaplana, Juan Francisco García Gómez, y su asesor fiscal, Francisco Grau, que fue secretario del consejo de administración de la ya desaparecida Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Asimismo, en los próximas días tendrán que prestar declaración en calidad de investigados otras siete personas. Entre ellas, además de la mujer de Zaplana y Juan Cotino, se encuentra su secretaria personal, Mitsouko Henríquez Alcántara.

https://www.elconfidencial.com/espana/comunidad-valenciana/2018-05-23/zaplana-testaferro-detenido-blanqueo-capitales-guardia-civil_1567683/

LA DIRECCIÓN DEL PP ASEGURA QUE "ZAPLANA PERTENECE AL PASADO"

El coordinador general de la formación conservadora explica la rapidez de la decisión sobre Zaplana porque "hay hechos muy graves"

La detención de Zaplana: El Gobierno del "milagro económico" del PP se desmorona en los juzgados

Unas horas le han bastado al Partido Popular para convertir a Eduardo Zaplana en un asunto del pasado. Con ese estrategia afronta la formación conservadora el escándalo que le ha salpicado en la semana en la que Génova espera con angustia la sentencia del Caso Gürtel.

"Zaplana pertenece al pasado", ha asegurado en los pasillos del Congreso el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo quien ha recalcado que ese pretérito es "de hace más de diez años".

"Hay hechos que son muy graves y tendrá que responder", ha asegurado el dirigente popular para quien en la época de Zaplana "lamentablemente las cosas se hacían de otra manera". "Lo que no voy a tolerar ni aceptar es que se manche la imagen de un Partido Popular honesto durante muchos años", ha concluido.

La reacción de Génova, que decidió en tan solo unas horas la expulsión de Zaplana en la militancia de la formación conservadora pretende proteger al presidente del Gobierno: "En aquella época Rajoy ni siquiera era presidente del Gobierno, ni presidente del partido", ha asegurado Maillo.

https://www.eldiario.es/politica/direccion-PP-asegura-Zaplana-pertenece_0_774472681.html

Zaplana ocultó durante años en Panamá 10,5 millones en sobornos

La Operación Erial destapa la repatriación de las supuestas comisiones ilegales ocultadas por el exministro de Aznar en el extranjero

La Guardia Civil detuvo este martes en Valencia al exministro del PP Eduardo Zaplana acusado de blanqueo y delito fiscal. La justicia lo investiga por repatriar 10,5 millones de euros que supuestamente cobró en sobornos durante su etapa como presidente de la Generalitat valenciana (1995-2002) y que ocultó en Panamá a través de empresas gestionadas desde Uruguay. En la llamada Operación Erial fueron detenidas seis personas más y otro ex alto cargo del PP, Juan Cotino, deberá declarar como investigado.

La investigación se remonta al caso Taula, la desarticulación de la presunta red del 3% que dirigía el presidente de la Diputación de Valencia y del PP provincial Alfonso Rus. En un registro, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil localizó unos documentos en poder del ex alto cargo del PP Marcos Benavent que apuntaban al cobro de abultadas comisiones por proyectos aprobados con Zaplana de presidente.

Benavent, quien desde 2015 colabora con la Fiscalía Anticorrupción, dijo que guardó los papeles que le había entregado años atrás un ciudadano sirio, el cual sostuvo que los había encontrado ocultos en una casa en la que entró a vivir. Tirando de ese hilo, la Fiscalía Anticorrupción presentó hace dos años una nueva denuncia que desembocó en un procedimiento declarado secreto por el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia que ayer se saldó con la detención de Zaplana.

El político fue arrestado por agentes de la UCO hacia las 8.10 cuando iba a subir al coche que lo recoge muchas mañanas junto a su vivienda en el centro de Valencia. Tras leerle sus derechos, fue trasladado a su casa, donde permaneció las más de cinco horas que duró el registro. Sobre las dos de la tarde, salió en un vehículo sin distintivos de la Guardia Civil rumbo a Benidorm para que estuviera también presente en el registro que se iba a realizar en la vivienda que tiene en esa ciudad, de la que fue alcalde. Escoltado por agentes de la UCO, su rostro mostraba una expresión grave y abatida. Pasó la primera noche en dependencias del instituto armado.

A la documentación intervenida en casa de Benavent, la UCO sumó otros indicios descubiertos durante la Operación Lezo, entre ellos los contactos del exministro con uno de los cabecillas de esta trama, el expresidente madrileño y compañero de partido Ignacio González, y la vinculación de ambos con un abogado uruguayo especializado en crear sociedades opacas. Los agentes pudieron constatar que Zaplana había ocultado precisamente en Panamá —considerado paraíso fiscal por la UE hasta enero— comisiones por 10,5 millones de euros a través de empresas pantalla creadas y controladas desde Montevideo.

La Guardia Civil también pudo comprobar que dichos fondos eran los sobornos supuestamente cobrados por Zaplana por la adjudicación de dos contratos de su etapa de presidente valenciano: la concesión en 1997 para la explotación durante 25 años de las ITV en esa comunidad y el desarrollo del Plan Eólico Valenciano, convocado 2001.

Las sospechas se centraron en los contratos adjudicados a las empresas Servicios de Excavaciones y Sedesa, ambas propiedad de la familia Cotino, dos de cuyos miembros, los hermanos Vicente (implicado en el caso Gürtel) y José fueron detenidos. Ambos son sobrinos del ex director general de la Policía con Aznar Juan Cotino, además de consejero y presidente de las Cortes Valencianas con el PP. Los agentes apuntan que por uno de estos amaños Zaplana se embolsó seis millones.

El tiempo transcurrido desde la adjudicación de dichos contratos supone la prescripción de los delitos de malversación y cohecho supuestamente cometidos, pero no el de blanqueo de capitales y los fiscales que Zaplana cometió presuntamente cuando recientemente comenzó a repatriar los fondos para reintegrarlos en el circuito monetario legal. Fuentes cercanas a la investigación señalan que en esta operativa de lavado participó un bufete de Londres y que el dinero pasó por Luxemburgo —con secreto bancario— y Andorra.

Además de Zaplana, fueron arrestadas ayer otras seis personas. Otras siete han sido citadas por la Guardia Civil para declarar como “investigadas no detenidas” en los próximos días, como paso previo a su imputación judicial. Entre los primeros, además de Vicente y José Cotino, se encuentran personas vinculadas al equipo de Zaplana como presidente valenciano y como alcalde de Benidorm (de 1991 a 1994). Se trata de Juan Francisco García, su jefe de gabinete en el Ejecutivo regional, quien fue capturado en Barcelona; Joaquín Barceló, exdirector del Centro de Desarrollo Turístico de Benidorm; la esposa de este y exdirectiva de Terra Mítica Felisa López, y Francisco Grau, asesor fiscal de Zaplana y exsecretario del consejo de la quebrada Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Los investigadores consideran que participaron o en el amaño de los contratos bajo sospecha o en las maniobras para ocultar y repatriar los fondos.

Los agentes tomarán en los próximos días declaración en presencia de sus abogados a Juan Cotino, cuyo domicilio fue registrado ayer; a la mujer de Zaplana, Rosa Barceló, y a la secretaria del exministro, Mitsuko Hernández. Agentes de la UCO acudieron a la sede de la Consejería de Economía para intervenir los expedientes completos de las dos concesiones bajo sospecha.

Lezo y Púnica

No es la primera vez que Zaplana aparece en las investigaciones de la UCO. En el auto de abril de 2017 por el que el entonces instructor del caso Lezo, Eloy Velasco, envió a prisión a Ignacio González, el juez relacionaba a Zaplana con las maniobras del expresidente madrileño para lavar fondos mediante la adquisición de una sociedad a través de un letrado uruguayo. La firma iba a controlar “los derechos de patente de un producto de desinfección del agua”. El juez recalcaba que González le propuso a su compañero de partido “montar una estructura financiera” en países con legislaciones laxas, como Holanda, EE UU y Uruguay, para poder “canalizar algún tipo de operación a medio o largo plazo”. Zaplana no ha sido imputado en esa causa.

Tampoco lo está en el caso Púnica, en el que la Guardia Civil entregó en diciembre un informe centrado en los contactos que el exministro mantuvo con dos de los principales implicados en esta trama de corrupción: los empresarios Alejandro de Pedro y José Antonio Conesa. El documento policial destacaba que estos últimos mantuvieron mientras ya eran investigados “repetidos contactos” con Zaplana, “de quién perseguían les beneficiase en procesos de licitación de la construcción de colegios a favor de David Marjaliza”, uno de los cabecillas de la trama y que colabora con la justicia desde junio de 2015.

La UCO aseguraba en el informe que Zaplana presuntamente facilitó a De Pedro y Conesa contactos en el Ayuntamiento de Elche con el objetivo de que fueran contratados para hacer trabajos de reputación online para el equipo de gobierno. También recalcaba que De Pedro iba a dar al exministro una participación “encubierta” en sus negocios en Sudamérica.

“NADIE ES DETENIDO POR CASUALIDAD”

La detención de Eduardo Zaplana llevó ayer al PP a anunciar la suspensión del hombre que, entre otros cargos, fue portavoz del partido en el Congreso. “Nadie es detenido por casualidad”, afirmó el coordinador general de los populares, Fernando Martínez-Maillo.

Los líderes del PSOE, Ciudadanos y Podemos subrayaron que el arresto de Zaplana, alejado desde hace 10 años de la política, representaba la caída de otro significado dirigente de los Gobiernos del Partido Popular. “Que un expresidente de la Generalitat valenciana esté en estas circunstancias”, declaró el socialista Ximo Puig, que ahora ocupa el puesto, “me produce tristeza”.

https://politica.elpais.com/politica/2018/05/22/actualidad/1526972696_240900.html

Los informes nunca vistos de la Guardia Civil sobre Eduardo Zaplana

La UCO le situó en el centro de Púnica, donde le acusó de tráfico de influencias, y en Lezo se le relacionó con el blanqueo de capitales

El exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, ha sido detenido esta mañana por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO). Aunque la Operación Erial le ha pillado a primera hora en su casa, a donde ha acudido la Guardia Civil, no se puede decir que le haya pillado por sorpresa porque el expresidente valenciano lleva meses en el punto de mira de los investigadores, protagonista habitual y colateral en los informes de la UCO sobre los grandes casos de corrupción que afectan al Partido Popular.

La Operación Erial, en principio, no está relacionada con los casos de corrupción en los que Zaplana aparecía citado: Púnica y Lezo. En este caso, habría que remontarse a su etapa como presidente de la Generalitat valenciana y a la adjudicación de la zona 6 del Plan Eólico de la Comunidad Valenciana, que fue a parar a Vicente Cotino, sobrino del exconseller Juan Cotino, que también ha sido detenido en la Operación. Zaplana habría sido descubierto repatriando dinero negro procedente de las mordidas de aquella época.

Sin embargo, su presencia en las tramas de corrupción del Partido Popular, aunque de manera discreta, era una constante. Un informe de la UCO de finales del año pasado le sitúa en el núcleo de la trama Púnica y de los tejemanejes de Alejandro de Pedro, el hombre encargado de las reputaciones online de numerosos dirigentes del Partido Popular.

“Amigo de Eduardo Zaplana”

En los correos electrónicos que incluye ese informe, se puede leer como De Pedro presume de ser “amigo de Eduardo Zaplana” para realizar contactos, por ejemplo, con el Ayuntamiento de Elche para empezar a poner “la maquinaria al cien por cien” para trabajar la reputación online del Gobierno local.

El informe también incluye una carta dirigida a Alberto Fabra, entonces presidente de la Comunidad Valenciana, que arranca con esta frase: “Por indicación de nuestro común amigo Eduardo Zaplana paso a comentarte el trabajo que mi compañía viene realizando en la Comunidad Valenciana”.

Reputación gratis

Esas cartas de presentación serían solo la punta del iceberg, porque la UCO sospechaba que De Pedro estaba realizando la reputación online de Zaplana de manera gratuita a cambio de sus mediaciones. De hecho, dentro del informe se incluye un proyecto realizado por la compañía Eico para crear las webs www.eduardozaplana.es y www.eduardozaplana.com .

Eso sería la avanzadilla de los negocios de Zaplana en la trama, porque en otro correo, De Pedro da indicaciones para crear una sociedad “con Zaplana donde él ya ha marcado quién va como socio. El reparto es 50% él, 50% nosotros”. Y señalaba que “en cualquier caso, registralmente no puede ligarse ni la empresa de Zaplana con Eico ni con Madiva”.

Naturaleza encubierta

Además de creer que la reputación online le salía gratis, la Guardia Civil pensaba que a Zaplana “le habría dado participación en los protefctos empresariales que tenía en marcha en Sudamérica”, al igual que Javier López Madrid. “Todo parece indicar que se reservaba algún papel a Eduardo Zaplana, considerando que Alejandro [De Pedro] le daba cuenta de los pasos que iba a seguir en sus contactos con autoridades en países como Panamá, Brasil, Guatemala…”.

Con esos mimbres, la Guardia Civil ya aseguraba que la participación de Zaplana en los negocios de la trama era “evidente” y que “llama la atención que la participación de Eduardo Zaplana fuera de naturaleza encubierta, desconociendo el trasfondo del conflicto de intereses que pudiera existir en este aspecto”.

Tráfico de influencias

La Guardia Civil también habla de “tráfico de influencias” para referirse a los “repetidos contactos con Eduardo Zaplana de quien perseguían que les beneficiase en procesos de licitación de la construcción de colegios a favor de David Marjaliza”, el considerado cerebro de la trama Púnica junto a Francisco Granados, aunque colabora con la Justicia desde 2015.

Sin salir de la Púnica, uno de los momentos más sonados de Zaplana fue su mediación para que Alejandro de Pedro tuviese una reunión privada con Ana Botella cuando era alcaldesa de Madrid. Un encuentro celebrado en la casa de los Aznar en Marbella que se gestó también gracias a que Botella fichó a Elena Sánchez, jefa de gabinete de Zaplana en el Ministerio, para que llevase su comunicación en el Consistorio madrileño.

Todo queda reflejado en otro informe de la UCO, de noviembre de 2017, en el que la Guardia Civil llega a la conclusión de que Zaplana “habría mantenido conversaciones con Ana Botella y Alejandro de Pedro para que éste presentara su propuesta de servicios de reputación online a la exalcaldesa”. “A tenor de estos hechos se le considera a juicio policial responsable de delitos de tráfico de influencias”, señalaba la UCO.

Las grabaciones con González

La guinda morbosa la pusieron sus grabaciones en el marco de la Operación Lezo. Zaplana fue uno de los que pasó por el despacho de Ignacio González en la calle Alcalá para escuchar sus desahogos, pero también para fomentarlos. Cuando González tachaba de “hija de puta” a Esperanza Aguirre, él era quien se burlaba de su labor “como concejal, yéndose con los calcetines a la Gran Vía a decir que la valla es cutre. Eso no es estar en política, es hacer el ridículo, es que se la toma la gente ya a coña”.


En Lezo no protagonizó tantos informes como en Púnica, aunque el juez Eloy Velasco, cuando envió a prisión a Ignacio González, relación a Zaplana con los intentos del expresidente madrileño de blanquear dinero de comisiones ilegales. Precisamente, el delito por el que ahora ha sido detenido.

https://www.elplural.com/politica/2018/05/22/eduardo-zaplana-informes-nunca-vistos-guardia-civil

El plan eólico que Zaplana adjudicó a los Cotino les reportó un pelotazo de 37 millones

La filial de Sedesa que en 2002 entró en el reparto de concesiones de la mano de Endesa vendió seis años más tarde su participación con un beneficio neto de 37,4 millones

El exministro y expresidente valenciano, que este miércoles pasará a disposición judicial, afronta cargos por cohecho y blanqueo: los investigadores sostienen que ocultó 10 millones de mordidas en paraísos fiscales

El arresto del exministro Eduardo Zaplana por indicios de cohecho (soborno) y blanqueo en la denominada Operación Erial ha puesto bajo el foco de los investigadores la adjudicación que en enero de 2002 y bajo su mandato como presidente de Valencia dio entrada en el negocio de la energía eólica a Sedesa, buque insignia empresarial de la familia del entonces director general de la Policía y luego vicepresidente de la Generalitat, Juan Cotino. Gracias a esa adjudicación, Sedesa logró un pelotazo de 37,4 millones de euros.

Los investigadores sostienen que Zaplana, con cuya imputación el PP hace casi pleno por la implicación de tres de sus cuatro expresidentes valencianos en casos de corrupción, mantuvo ocultos en paraísos fiscales casi 10 millones procedentes de mordidas a cambio de contratos públicos, aunque se trata de una cifra "provisional".

La repatriación del dinero hizo saltar las alarmas. La operación continuaba abierta este martes por la noche. El nombre del exministro ya saltó al primer plano en 2017 cuando la Guardia Civil pidió su imputación en Púnica. Y cuando trascendieron, en el marco de la Operación Lezo, sus conversaciones con el principal investigado en esa causa, el expresidente madrileño Ignacio González. Esos pinchazos destaparon la intención de Zaplana y González de asociarse con el empresario Fernando Belhot, que opera en su país de origen, Uruguay, pero también en el paraíso fiscal de Panamá –formalmente ya no posee esa condición– y en España.

Entre los detenidos ocupa también un lugar de gran relevancia Vicente Cotino, sobrino de Juan Cotino así como cabeza visible del grupo Sedesa y uno de los empresarios que confesaron haber financiado al PP valenciano en el recién concluido juicio de la segunda pieza del caso Gürtel encomendada a la Audiencia Nacional.

La Guardia Civil también detuvo al exjefe de gabinete de Zaplana en la Generalitat, Juan Francisco García Gómez; a Joaquín Barceló Llorens, exdirectivo del parque temático Terra Mítica, y su mujer, Felisa López; a Francisco Grau, exsecretario del consejo de administración de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), una de las que fue a la quiebra y acabó rescatada con dinero público; y a Mitsuko Henríquez, secretaria y persona de confianza de Zaplana.

Ya quedó probado el pago de una comisión... a otro expresidente valenciano

La participación de una filial de Sedesa –Inversiones en Alternativas Energéticas SA– en el selecto grupo de gestores privados del Plan Eólico de la Comunidad Valenciana deparó finalmente a los Cotino un "beneficio neto de 37.433.965 euros", y así consta en sus cuentas anuales de 2008. Es decir, seis años después de aquella adjudicación otorgada en enero de 2002, en vísperas de que Zaplana saltara en julio de aquel año a la política nacional como ministro de Trabajo de Aznar. Con Endesa como accionista mayoritario (55%) y Bancaja con otro 20%, la subsidiaria de Sedesa se había incorporado con un 25% al capital de una de las compañías constituidas para desarrollar este plan de renovables, Proyectos Eólicos Valencianos SA.

Inversiones en Alternativas Energéticas obtuvo el suculento bocado en julio de 2008, ahora hace casi diez años, cuando vendió a Endesa una participación accionarial cuyo valor contable era de 1,27 millones de euros. La operación le permitió repartir nada menos que 36 millones en dividendos. Castigados con hasta seis años de cárcel, tanto el cohecho como el blanqueo prescriben a los diez años. Si se trata de delitos continuados -explican los expertos consultados-, el riesgo de prescripción se diluye.

La venta de ese 25% ya le costó en 2016 una condena de año medio a Vicente Cotino y al también expresidente valenciano José Luis Olivas, igualmente militante histórico del PP y luego presidente de la ruinosa Bancaja. La condena, por falsedad documental –una factura falsa– se sustenta en un hecho clave: la versión de ambos en el juicio fue que Cotino pidió a Olivas que le ayudara a vender su parte de Proyectos Eólicos y le prometió verbalmente una comisión de medio millón si su plusvalía era de al menos 39 millones. ¿Cobró Zaplana de Sedesa en contrapartida por el hecho de que su Gobierno le hubiera puesto en bandeja el pelotazo al seleccionar a Proyectos Eólicos? Pese a que la mercantil de los Cotino era el socio minoritario y a que el papel motriz le correspondía a Endesa, el primer domicilio social de Proyectos Eólicos se localizaba en el cuartel general de Sedesa.

En noviembre de 2006 comenzó el montaje de los primeros parques eólicos del Plan Eólico Valenciano, en concreto en la denominada zona seis, con siete parques previstos en la comarca del Alto Palancia en Castellón. La sociedad Proyectos Eólicos, creada para promover esta energía en la Comunitat, había resultado adjudicataria mediante concurso público del desarrollo eólico de las zonas 5 y 6 y de la 11 en Valencia, con una potencia en conjunto de 498 MW y una inversión de 450 millones de euros. La adjudicación formal se produjo en febrero de 2003. Pero un año antes, el 11 de enero de 2002, la Generalitat ya había "preseleccionado" a los adjudicatarios, que no tuvieron más que aceptar en plazo las condiciones planteadas para que esa preselección ganase firmeza.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/05/23/el_plan_eolico_que_zaplana_adjudico_los_cotino_les_reporto_pelotazo_casi_millones_83121_1012.html

Zaplana, el hombre que marcó una época en el PP, tercer presidente de la Generalitat valenciana investigado por corrupción

El exministro de Trabajo y Asuntos Sociales con Aznar ha sido detenido este martes, investigado por presuntamente blanquear dinero negro proveniente de contratos irregulares de su etapa al frente de la Comunitat Valenciana

El expresidente de la Generalitat Valenciana entre 1995 y 2002 y exministro de Trabajo y Asuntos Sociales con el Gobierno de José María Aznar y el hombre que marcó el despegue de los conservadores en la Comunitat, Eduardo Zaplana, ha vuelto este martes a primera línea mediática, que abandonó en 2008 cuando dejó de ser portavoz del PP en el Congreso, a raíz de su detención por blanqueo de capitales, malversación y prevaricación en una investigación coordinada por el Juzgado de instrucción número 8 de Valencia y la Fiscalía Anticorrupción, informa Europa Press.

Se convierte así en el tercer expresidente de la Generalitat con el PP investigado por delitos relacionados con la corrupción tras José Luis Olivas y Francisco Camps. La excepción es el último, el actual senador Alberto Fabra, que si bien ganó las elecciones de 2015 no pudo gobernar por el pacto del Botànic que dio a PSPV y Compromís la Presidencia.

De usar el coche oficial, Zaplana ha pasado a dejar su residencia en el centro de Valencia detenido en un coche conducido por la Guardia Civil, tras cinco horas de registro en su vivienda, investigado por presuntamente aflorar dinero negro proveniente de contratos irregulares de su etapa al frente de la Comunidad Valenciana.

El expresident comenzó a lanzar su carrera en Benidorm (Alicante), cuya alcaldía alcanzó en 1991 gracias al voto de una edil tránsfuga del PSPV, Maruja Sánchez. De ahí, pasó a la presidencia del PPCV y posteriormente a la de la Generalitat en 1995, tras unas elecciones en las que obtuvo mayoría simple pero en las que el denominado Pacto del Pollo con Unió Valenciana le llevó a presidir el Consell.

En 2002, Aznar le llamó para ocupar la cartera de ministro de Trabajo y Asuntos Sociales y aunque en repetidas ocasiones él había expresado que no tenía mejor destino que dirigir la Comunidad, se marchó a ocupar el Ministerio y más tarde la portavocía del PP en el Congreso.

Su trayectoria política le permitía decir, en los actos oficiales por el 9 d'Octubre en la Comunidad Valenciana, en 2012, que no había tenido durante su responsabilidad ningún problema judicial. De hecho, recientemente lamentaba, en un acto público en Valencia, que el PP había "renunciado a tener un relato sobre lo que ha aportado a esta tierra desde el año 95" y añadía: "Sin saber bien de dónde se viene, asumiendo los errores que haya que asumir, resaltando los logros obtenidos, es muy complicado explicar bien dónde quieres ir".

Terra Mítica

Sin embargo, pese a no haber tenido ningún problema judicial, sí se vio salpicado por algún caso. Como el de Terra Mítica, que acabó con dos exdirectivos del parque —entre ellos su excuñado— y veinte empresarios condenados por la trama de facturas falsas, una investigación que arrancó de la mano de Fiscalía ya en 2005.

En este caso, Zaplana se vio relacionado porque exdiputados del PSPV habían asegurado que dos de los empresarios implicados les habían dicho que el exministro era uno los comisionistas del parque temático que él mismo impulsó.

Los exparlamentarios grabaron las conversaciones con los empresarios, contra los que se querelló Zaplana, aunque fueron absueltos al retirar la acusación el afectado, que consideró que con la petición de perdón y una retractación de sus manifestaciones el daño había quedado reparado. Asimismo, los empresarios llegaron a decir que los exdiputados socialistas les habían ofrecido contratos si inculpaban en esta causa al expresidente de la Generalitat.

Durante su etapa al frente de la Generalitat se gestó judicialmente también el caso Ivex, en el que se investiga si hubo falsedad documental y malversación de fondos públicos en la forma en la que entonces el Instituto Valenciano de la Exportación pagó al cantante Julio Iglesias para ser la imagen de la Comunidad Valenciana, un contrato que se remonta a 1997 y por el que el intérprete llegó a proclamar que sería la imagen de Valencia hasta que se muriera. Iglesias reconoció a un juez dominicano que recibió seis millones de euros por ese contrato, cuatro más de lo que oficialmente se había admitido.

Conversación con González

El pasado mes de diciembre Zaplana tuvo que declarar en calidad de testigo en la Audiencia Nacional por los pinchazos de una conversación mantenida con el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González sobre una grabación con la que se chantajeó presuntamente al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy.

En esta conversación, que ambos mantuvieron en el despacho de González antes de ser detenido en el marco de la operación Lezo, se hacía referencia a una cinta en la que un empresario reconoció supuestamente unos pagos en b al PP en 2008. Por estos hechos, el juez de la Audiencia Nacional que investiga la causa también conocida como Los papeles de Bárcenas citó a Zaplana, quien reconoció que se produjo la conversación y que González le habló de la existencia del vídeo pero se desvinculó de la presunta financiación irregular del PP asegurando que él había abandonado la política en el año 2008.

Sin embargo, precisamente sobre la presunta financiación irregular del PP, su sucesor en el cargo y enfrentado políticamente con él desde su sucesión —la guerra abierta entre campistas y zaplanistas fue dura durante una larga temporada en el PPCV por el relevo en el partido— le acusó de ser la persona que introdujo la trama Gürtel en Valencia en el año 2002.

"El presidente del partido Eduardo Zaplana me dijo que esta persona (Álvaro Pérez) era la que se iba a encargar de los actos. Era el año 2002", afirmó Camps como testigo en el juicio de la Gürtel, algo que el exministro no tardó en contestar, horas después con un comunicado: "De ser cierto lo afirmado por el Sr. Camps, sería lo único en lo que habría seguido mis directrices", afirmaba Zaplana, en alusión a sus desencuentros.

Las de González no son las únicas conversaciones en las que salió a relucir el nombre de Zaplana. Anteriormente lo hizo en unas al concejal del PP de Valencia en 1990 Salvador Palop, en el caso Naseiro, pero que fueron anuladas por el Supremo.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/05/22/zaplana_hombre_que_marco_una_epoca_ppcv_tercer_presidente_generalitat_del_investigado_por_corrupcion_83109_1012.html

 VOLVER

 

© Copyright. 1998 - 2018.www.losgenoveses.net, los herederos de www.aznar.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones ( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )