Requero: "Es el PP quien nos llama para nutrirse de ideas"

¿Cree que la renovación del CGPJ se podrá producir pronto y que PSOE y PP se pondrán de acuerdo?
Es evidente que nos tienen que renovar, porque no estamos dispuestos a morir enterrados en la pirámide, como el séquito de los faraones. ¿Cuándo nos renovarán? Pues el calendario es complicado: tenemos unas elecciones municipales y autonómicas en marcha, una vida política deteriorada, como consecuencia del proceso de diálogo con ETA, tenemos unas encuestas del CIS que no son prometedoras, unas elecciones en 2008 y unos cuantos periodos de vacaciones parlamentarias, pues a partir de ahí, puede ocurrir cualquier cosa. Creo que hasta después de las elecciones municipales y autonómicas no nos renovarán. Ahora bien, los políticos son muy raros y lo mismo un día se odian y al día siguiente se quieren mucho…

-Recientemente, PP y PSOE han acordado en nuevo Consejo de RTVE…
Pero esto no es lo mismo. Por ejemplo, el vídeo del PSOE sobre la tregua del 98 no crea precisamente un clima de entendimiento…Una cosa es un nombramiento como el de RTVE, que no deja de ser un nombramiento periférico, y otra muy distinta, la composición de un órgano constitucional. Sin ánimo de desmerecer al futuro Director General de RTVE, no tiene comparación con el órgano de gobierno del Poder Judicial.

-Ya que lo cita ¿Ha visto el video del PSOE sobre la tregua de 1998?
No, no lo he visto. Pero sé que está colgado en internet.

-¿Y el que hizo el PP sobre seguridad, en el que se utilizaron imágenes de desórdenes acaecidos durante su etapa de gobierno e incluso de imágenes de tiroteos ocurridos en Colombia?
Pues no, tampoco lo he visto. El último DVD que he visto ha sido la película de Truman Capote. Pero, por lo que estoy leyendo, el vídeo del PSOE trata de cómo gestionó el PP la tregua del 98. Yo recuerdo que, entonces, era portavoz de la APM. Y se me preguntó qué opinaba sobre la tregua. Dije lo mismo que digo ahora: que por mucha tregua que haya, eso no puede llevar a que el Estado de Derecho quede entre paréntesis o que el funcionamiento de los Tribunales sea paralizado. Cualquier hipótesis de final dialogado de ETA, algo que dudo, porque es imposible convertir en herbívoro a un tigre, nunca puede suponer que los tribunales dejen de aplicar la Ley. El fin dialogado de ETA tiene que ser un final jurídico de ETA. Y cuando los terroristas colocan sus condiciones fuera de la Constitución, nos llevan a una situación inviable.

-¿Se puso entre paréntesis el Estado de Derecho en 1998?
Creo que no, porque se siguieron celebrando juicios con normalidad. Lo que sí se hizo fue tomar algunas medidas que dependían estrictamente del Gobierno, como el acercamiento de presos etarras a cárceles del País Vasco. Pero allí no se habló de autodeterminación o de Navarra. Yo no recuerdo, por ejemplo, consignas de la fiscalía para que se llegase a convenios ni acuerdos.

-¿Y ahora está el Estado de Derecho entre paréntesis?
Hombre, no, porque se siguen celebrando juicios y la justicia sigue trabajando de forma ordinaria. Lo que sí hemos visto es que el Fiscal General del Estado ha marcado objetivos en clara línea con el gobierno. Pongo por ejemplo el tema de las herriko tabernas o la sorprendente rebaja de la petición de pena para De Juana Chaos ¿Cuándo se actuó mal, cuando se pidieron 96 años o cuando se rebajaron a 14?

-Hablando de De Juana Chaos ¿cómo es posible que, con la misma ley, a Iñaki Bilbao, que amenazó a un juez de muerte varias veces, señalándole con el dedo a modo de pistola fuese condenado a 3 años y De Juana Chaos a 12 años y medio, por escribir artículos en prensa, considerados amenazantes?
Yo sólo he leído la sentencia de De Juana Chaos, que lo absuelve de pertenencia a banda armada. He oído también que se le condenaba por un delito de opinión. Y esto no es así. Lo sería si la condena me la impusieran a mí. Pero De Juana Chaos es un asesino que mató a 25 personas, que no ha mostrado arrepentimiento, que sigue perteneciendo a ETA y se jacta de ello. Cuando en sus artículos de opinión habla de determinados funcionarios de prisiones, está señalando un objetivo. Y lo hace fríamente. No es lo mismo que Iñaki Bilbao, que profirió amenazas, señalando con el dedo como si fuera una pistola. Eso es más un acto de chulería. En todo caso, establecer parangones cuando las penas están claramente establecidas para cada delito, no tiene sentido. Puede parecer incoherente a un ciudadano de a pie, pero no a un juez.

- Al CGPJ y a sus miembros se les acusa de estar politizados y de actuar al servicio de los intereses del partido que les propuso. Los de la minoría serían “los del PSOE” y usted un vocal “de los del PP”…
Me sorprende que esa crítica la hagan quienes, precisamente, avalaron, en 1985, el cambio de sistema de designación de los miembros del CGPJ. Los ideólogos del actual sistema, ahora se quejan de que está politizado, pero, al trasladar la correlación de fuerzas en el Parlamento a la composición del CGPJ se sirvió en bandeja la politización del CGPJ. Dicen que está politizado, porque no controlan el Consejo. Así de sencillo. El sistema de 1980 era mejor, pero el PSOE lo cambió, porque el PSOE sólo respeta lo que controla.

-¿Y lo controla el PP? Porque mientras gobernó el PP, el Consejo avalaba sin mayor problema todos sus proyectos legislativos, mientras que, desde que gobierna el PSOE, es más bien todo lo contrario…
Mire, el mundo de la izquierda está mucho más politizado. No voy a dar nombres, pero hay vocales de la minoría que están en permanente contacto con los partidos políticos, bien sea porque quieren hacer méritos o por hacerse los imprescindibles. Sin embargo, la APM y sus vocales no somos una correa de transmisión del PP. Es el PP quien siempre nos ha llamado para nutrirse de ideas. Otra cosa es que las haya hecho o no realidad…

-¿O sea, que son ustedes la cantera ideológica judicial del PP?
Somos el referente judicial del PP, pero eso no quiere decir que la APM vaya detrás del PP. Somos dos esferas distintas. Y el PP llama a la puerta de la APM para que le demos ideas. Entre el PP y la APM existe una conjunción de intereses. Nosotros no tenemos acceso directo al BOE y todo lo que se hace en materia de justicia, se hace en el Parlamento, así que abrimos la puerta a todos los partidos que nos piden opinión. Otra cosa es que nos hagan caso.

-¿Les ha hecho mucho caso el PP?
Yo diría que en un porcentaje del 40%, a lo largo de estos años.

-¿Y el PSOE?
Prácticamente nada. Por lo menos, no en cuestiones nucleares. Sí ha habido transmisión de ideas en cuestiones técnicas.

-Volviendo a los dos bandos dentro del CGPJ, a ustedes, los vocales de la mayoría, se les acusa en hacer de oposición al gobierno desde este organismo. Ustedes, por ejemplo, han realizado informes sobre cuestiones que no se les ha solicitado. Y siempre ha sido para criticar el proyecto legislativo que apoyaba el gobierno. Incluso se les criticó el hecho de haber hecho un informe crítico contra un texto del Estatut que ni siquiera es el vigente…
Vamos por partes: nuestra misión genuina es gobernar la carrera judicial y la realización de informes es más secundaria, pero, probablemente, es la que más interés despierta. En cuanto a los informes: ha habido proyectos en los que nosotros hemos sido muy críticos y el PP nos ha dejado en la estacada. Por ejemplo, la Ley de Violencia de Género. El PP votó a favor de esa Ley. Por otra parte, a veces hemos puesto reparos que han sido coincidentes con los puestos por el Consejo de Estado, algunas veces, el gobierno lo ha tenido en cuenta y cuando no lo ha hecho, los propios jueces están llevando la ley al Tribunal Constitucional, porque dudan de su constitucionalidad. No iríamos tan desacertados…

Además, también hemos respaldado ampliamente algunos proyectos del Gobierno del PSOE, como la Ley de Igualdad. Por último, ha habido otras Leyes, como el Estatuto catalán, en las que pusimos nuestros reparos jurídicos y después ha habido quien ha coincidido con nosotros. No íbamos desencaminados, ¿no?

-Bueno, pero ustedes pusieron reparos a un texto que no tiene nada que ver con el que se aprobó en el Parlamento Español. Y además, nadie les pidió que informasen sobre lo que salió del Parlamento de Cataluña…parece que lo lógico es que el Tribunal Constitucional decida sobre la constitucionalidad del texto definitivo…
Quien dice sobre qué materias debemos o no informar, no es el gobierno, sino la Ley Orgánica del Poder Judicial. Y si el gobierno no nos la envía y nosotros creemos que debemos informar, lo hacemos. Por eso lo hicimos con la Ley de Matrimonios de un mismo sexo o con el Estatuto de Cataluña. El gobierno no nos lo envía para informe, porque sabe que le vamos a poner reparos.

-En todo caso, la lectura política que surge de eso es que el CGPJ, que no ha sido requerido para informar, lo hace voluntariamente y avala los argumentos de la oposición, en este caso, el PP…
No, perdón, pero no es así: nuestro informe fue la plantilla de la que bebió o de la que se sirvió el PP para luego oponerse a la Ley de matrimonios civiles de un mismo sexo. Hasta que nosotros no nos pronunciamos, el PP no había dicho nada de nada.

En cuanto al Estatuto catalán, es cierto que nadie nos pidió nada, pero el CGPJ no podía quedarse callado ante una norma que pretende adulterar la arquitectura básica judicial. Cuando decimos que una norma es constitucional, no suplantamos tampoco al Tribunal Constitucional, sino que damos nuestra opinión y nadie se queja de que lo digamos, pero cuando llevamos la contraria…

- El Tribunal Supremo les lleva la contraria de nuevo y ha vuelto a anular el nombramiento de Gómez Bermúdez como presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ¿Estamos ante una batalla entre el CGPJ y el Supremo o esto se queda en el tirón de orejas que les han dado?
Esa anulación es un hecho sin precedentes y hasta ahora nunca se había puesto pegas a la forma de nombrar del CGPJ. Resulta chocante que rechacen el nombramiento por falta de motivación unos magistrados que fueron nombrados por éste o anteriores Consejos sin motivación alguna. Por otra parte, algunos de los miembros de la Sala que señalan la falta de motivación, fueron miembros en su día del CGPJ y tampoco motivaron sus nombramientos. En todo caso, hablamos de uno de los nombramientos más importantes que hay ahora mismo en la Justicia española. Todo ello hace que el asunto tenga una especial gravedad. Creo, en todo caso, que el Tribunal Supremo no pone ninguna pega al fondo del nombramiento y las capacidades de Gómez Bermúdez. Entiendo y admito que ha habido fallos por nuestra parte, pero son subsanables. Dicho esto, afirmo que nuestro candidato es el que es (Gómez Bermúdez) y que nuestra decisión no la puede revocar el Tribunal Supremo. Lo único que tenemos que hacer nosotros es enmendar el asunto de la motivación y explicar por qué nombramos a éste candidato y no a otro.

-Hay algo más: el Supremo les acusa de haber incumplido su primera sentencia…
Honradamente, no he leído la sentencia del Tribunal Supremo, pero entiendo que, en el segundo nombramiento, se contabilizaron como méritos computados como Presidente de la Sala, tras la anulación del primer nombramiento. Bien, pues eliminémoslos y resuelto el problema, porque Gómez Bermúdez sigue siendo el candidato idóneo.

- Teniendo en cuenta que este CGPJ ya ha expirado su mandato y tiene que ser renovado ¿les dará tiempo de nombrar a Gómez Bermúdez por tercera vez?
Yo creo que sí. Retomaremos el asunto, corrigiendo algún error y espero que en enero Gómez Bermúdez esté nombrado de nuevo Presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Es más, dependemos de que el Supremo nos envíe la resolución, porque no nos la ha enviado…

- Los vocales de la minoría ya se opusieron en su día al nombramiento y no quisieron participar en la segunda votación, alegando que se estaban cometiendo graves irregularidades. Parece que el Tribunal Supremo les ha dado la razón…
Yo reconozco que se cometieron errores. Es más, yo en su día lo advertí, porque no se le pueden atribuir méritos durante su etapa como Presidente de la Sala Penal, mientras que al resto no se le contabiliza esa etapa. Pero más que por preservar la pureza del nombramiento, algunos vocales de la minoría se movieron por su afán de entorpecer el nombramiento o renombramiento. Quisieron visualizar su oposición al nombramiento de Gómez Bermúdez.
www.elplural.com 02.12.06

Un juez orgulloso de ser conservador  

En su despacho del Consejo General del Poder Judicial, en Madrid, hay una foto en la que el juez José Luis Requero aparece casi irreconocible, con la pinta de un extra de película americana de acción, posando en la cubierta del portaviones Roosevelt. Aunque nació en Madrid y no tiene barco, las cosas del mar le apasionan. Una afición heredada del abuelo materno, que fue marino de guerra en tiempos de la República. Y para Armada importante la de Estados Unidos, a cuya asociación civil -USANavy League- pertenece. A Requero se le ve posando también en el portaaviones español Príncipe de Asturias. Otra de sus pasiones es su Harley Davidson.

El juez recibe en mangas de camisa y se hace el sorprendido por el interés mediático hacia su persona. ¿Le parece insignificante su denuncia contra Baltasar Garzón por presunto trato vejatorio a tres peritos que relacionaron con ETA el 11-M? Requero protesta. En realidad no fue una denuncia. Se limitó a poner en conocimiento de la inspección del Consejo las acusaciones contra Garzón publicadas por el diario El Mundo, donde, por cierto, Requero colabora.

El vocal más polémico del actual CGPJ tiene aspecto de español corriente. Estatura media, con abundante pelo oscuro pese a los 47 años cumplidos hace un mes. Miembro del Opus Dei, lleva más de 23 años casado con una maestra que no ha llegado a ejercer, y tiene 10 hijos entre los 22 y los 10 años de edad. Una foto del equipo al completo decora su despacho.

Nacido en el madrileño barrio de Vallecas el 12 de septiembre de 1959, hijo de un empleado en una firma de electrodomésticos, José Luis Requero estudió el bachillerato en un colegio de los dominicos, de clase media, y Derecho (1976- 1981), en el selecto CEU. Ni en uno ni en otro centro recuerdan su nombre. "Nunca ha sido un líder. No le veo de torero, más bien de subalterno. Es un gran magistrado, pero una persona muy discreta", opina su compañero Antonio García, actual portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM). Requero fue también portavoz y vicepresidente de la mayoritaria y conservadora APM, hasta 2001, cuando fue elegido vocal del Consejo en la cuota del PP. En aquellos años se hizo conocido por sus posiciones corporativas, y por algunas de las sentencias que firmó como magistrado de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional.

En la Audiencia coincidió con Garzón, con el que, según las malas lenguas, se lleva muy mal. Requero lo niega pero es obvio que le gusta poco el estilo de su colega. "Tiene actuaciones impropias de un juez", dice. Y lo curioso es que también a él le acusan los vocales progresistas de actuaciones impropias de un juez. Desde que llegó al Consejo, su nombre ha estado detrás de todos los informes polémicos, virulentamente contrarios a las principales leyes del Gobierno socialista. El primero de todos -a requerimiento del Ejecutivo- fue un tremendo varapalo a la ley contra la violencia de género. Luego llegaron sus informes contra la ley del matrimonio homosexual y contra el Estatuto de Cataluña, ninguno reclamado por el Gobierno. ¿Por qué los hizo? "Era mi deber. No debemos consentir que el Gobierno limite nuestras competencias. Las fija la ley".

El documento sobre las bodas gays acabó volviéndose contra Requero por una frase que desató las iras de los colectivos gays y contribuyó a forjar su fama de ultraconservador. "Llamar matrimonio a la unión de personas del mismo sexo es un cambio radical, como lo sería llamar matrimonio a la unión de más de dos personas, [o a ]la unión entre un hombre y un animal", decía la frase en cuestión. "Era una hipérbole, una exageración", se justifica el magistrado. Pero admite que se equivocó. Y nadie le advirtió del error a tiempo.

Normal que no le dijeran nada los vocales elegidos por el PSOE, con los que no mantiene especial relación. María Ángeles García, vecina de despacho, recurre a una frase bíblica para definirle. "Él está en el camino de la luz, la verdad y la vida" y los desviados somos todos los demás". Y Agustín Azparren, vocal elegido por consenso entre PSOE y PP, piensa en él cuando se lamenta en voz alta de que "el Consejo se haya significado por cuestiones de política general, pese a ser un órgano de política judicial". Aun así, nadie ve a Requero en especial sintonía con el PP. "Va por libre, aunque respeta la disciplina de voto", dicen.

"Tiene un punto de soberbia", opina otro compañero que exige anonimato. "Incluso se enfrenta al presidente. Sus informes y sus argumentos son jurídicamente muy válidos, pero ultraconservadores, sobre todo cuando entra en juego la religión. Se comporta como un iluminado". Hasta un amigo como Antonio García, portavoz de la APM, admite que, pese a ser "una persona entrañable", sus ideas "pueden parecer ultramontanas".

¿Ultramontano? Requero se queda sorprendido. "Precisamente yo soy una persona con muy pocas cosas claras en la vida, aunque es cierto que esas pocas las defiendo a capa y espada". Y entre esas pocas certezas está su convicción de ser un juez imparcial, a salvo de prejuicios ideológicos. ¿Cómo se explica entonces que sus informes y sus sentencias sean tan coherentes con sus convicciones de miembro del Opus Dei? Por ejemplo, la que echó por tierra la campaña de Asuntos Sociales para potenciar el uso del preservativo: "Pónselo. Póntelo".

Una campaña que a Requero le pareció "procaz". Aunque, dice, "el fallo condenatorio fue porque era una campaña engañosa. La OMS ha dicho que el preservativo no es seguro al cien por cien, que hay un elevado margen de error". Difícil de aceptar.

www.elpais.es 15.10.06

Requero, contra los gays, el aborto y el Estatut

José Luis Requero, el vocal del Consejo General del poder Judicial (CGPJ) que presentó denuncia contra el juez Garzón por su actuación en el interrogatorio a los tres peritos del ácido bórico, fue designado por el Partido Popular, y a lo largo de su carrera ha dejado claro que se opone al aborto, al Estatuto catalán y a los matrimonios homosexuales, que los considera tan absurdos como “una unión entre un hombre y un animal”. La asociación Jueces para la Democracia (JpD) pidió ayer la dimisión de José Luis Requero como vocal del CGPJ, por considerar que “interfiere” en la labor jurisdiccional de los jueces, y en su independencia. Opina que no es admisible ”que sea justamente el órgano encargado de asegurar la independencia judicial el que cobije las actitudes de algunos vocales de la mayoría, que utilizan su cargo para atacarla, sin pudor alguno”.

Coincidente con el PP
El magistrado José Luis Requero fue propuesto por el PP como vocal del CGPJ. Y aunque él niega tener relación alguna con ese partido, sus declaraciones sobre diversas cuestiones siempre son coincidentes con las del PP. Antes de ser vocal del CGPJ fue portavoz de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y se le atribuye, también, ser miembro supernumerario del Opus Dei.

Los gays, como “un hombre y un animal”
Sus opiniones sobre la ley que permitió el matrimonio entre homosexuales fueron claramente contrarias y, en algún caso, muy polémicas. Como la frase que incluyó en un informe del CGPJ, que rechazaba dicha ley: “llamar matrimonio a las uniones homosexuales supondría un cambio tan radical como llamar matrimonio a la unión entre un hombre y un animal”. La frase, finalmente, se eliminó del informe a petición del presidente del Consejo, y Requero se justificó, diciendo que había empleado “la técnica de reducción al absurdo” para defender su tesis.

Llegará el matrimonio poligámico
En sus críticas a dicha ley, Requero advirtió que con la legalización de los “matrimonios homosexuales” llevará al matrimonio poligámico, o entre hermanos, puesto que no habrán argumentos para denegarlos: “Estaremos desarmados ante las reivindicaciones poligámicas de los musulmanes, que son muchísimos más que los homosexuales”.

Sin valores
Para el magistrado, esta ley supone “inyectar una sustancia letal en la concepción de matrimonio y familia” porque pone en peligro “los valores fundamentales”. Afirma: “España está empezando a renunciar a bases fundamentales de nuestra civilización europea occidental. Nos estamos desarmando de nuestro modelo de convivencia”.

Los menores, un trofeo
Cree que uno de los “grandes perjudicados serán los menores, tomados como si fueran un trofeo que se coloca en la vitrina del colectivo homosexual.” Y lo argumenta: “Perjudica a los menores porque está científicamente demostrado que las uniones homosexuales son mucho más perecederas que las heterosexuales, tienen una duración media de cinco años”.

Desviaciones homosexuales
Considera que el matrimonio sólo puede ser entre hombre y mujer, y está pensado para tener hijos de manera “natural”: “Las desviaciones homosexuales o lesbianas se dan entre personas del mismo sexo, por lo que no existe, por pura naturaleza, ni la distinción sexual, ni la complementariedad sexual naturales. Como es obvio, tales desviaciones son, también, por naturaleza, infecundas, esto es, carecen de dimensión procreadora”.

Todos hemos sido fetos
Requero también se ha pronunciado contra el aborto, y contra la sentencia del tribunal Constitucional (TC) que recoge que le feto no es titular del derecho a la vida: “Esto permite todo tipo de tropelías en el momento en que la vida humana es más indefensa, en la fase embrionaria. Todos hemos sido fetos y los magistrados del TC también han sido embriones y deberían pensar en las consecuencias de la sentencia y los abusos a que puede dar lugar”.

Tampoco se calló José Luis Requero cuando el nuevo Estatuto catalán se estaba tramitando. Según su opinión, el Estatut es la señal de que “el estado se disgrega”, y es una “aberración jurídica” porque significa un “mutación constitucional”, es “contrario a la Constitución”. Y añade: “Es un texto lo suficientemente elástico e indeterminado como para que se llegue a una situación de derecho cercana a la independencia”.

Los vascos, partiendo troncos
Esto lo afirmó en julio, una entrevista en Periodista Digital, en la que dijo que el plan Ibarretxe pretendía lo mismo, pero de una forma más “burda y evidente”, porque “los vascos se caracterizan por partir troncos y piedras”, y los catalanes, en cambio “son fenicios, luego más listos y negociantes”.

Sólo el CGPJ es político
En esa misma entrevista, Requero afirma que la inmensa mayoría de los jueces no tienen “ninguna actuación de corte político”. La excepción, dice, el CGPJ (donde él es vocal): “Donde hay política es en el CGPJ, porque es un órgano de gobierno y político. Eso es lógico, pero lo peor es que, además de ser un órgano político, sea una plasmación de las intereses de las fuerzas políticas”.

La culpa, del albañil
El sindicato Comisiones Obreras le criticó, en su momento, por estar de acuerdo con una sentencia que eximía de responsabilidad a un empresario de la construcción por un accidente laboral, y daba la culpa al albañil que lo había sufrido.

El agresor, impredecible
Los grupos feministas también discreparon de sus opiniones, cuando defendió la decisión del juez de dar libertad provisional al imputado de agredir a Mar Herrero, que resultó muerta cuando éste salió de la cárcel, a pesar de que otros magistrados consideraban que "habían indicios suficientes" para prever lo que ocurrió. “Un juez no puede hacer futurología”, dijo .  www.elplural.com 05.10.06

 

Un pie en el Opus, otro en el PP y alimentado por el frente mediático

Para entender el significado de la iniciativa de José Luis Requero, al pedir una inspección sobre el interrogatorio que realizó el juez Baltasar Garzón a los peritos del ácido bórico, convendría tener presentes algunos antecedentes del consejero. Este magistrado, que desplaza su relación con el Opus Dei en una Harley Davinson como superación de la vinculación que estableció Alfonso Guerra entre el cilicio y el Remy Martin, tiene una adicción demostrada por aparecer en los medios de comunicación. Tal vez sea narcisismo masoquista, una cualidad compartida con el director de El Mundo, por quien siente una adoración militante al decir de allegados a ambos personajes.

Cada pronunciamiento de este jurista, elegido miembro del Consejo General del Poder Judicial, (CGPJ) a propuesta del Partido Popular, está seguido de réplicas contundentes de los afectados. En la mejor tradición de Andrés Ollero y José Luis Manzanares y unido a ellos en la fe católica, a la manera de Josemaría Escrivá de Balaguer, se encarga de sostener las convicciones más conservadoras en el ámbito de la Justicia española. Con un pie en la Iglesia Católica, otro en el PP y la cabeza alimentada por los medios de comunicación más reaccionarios, sus actuaciones son siempre previsibles pero aún así logran sorprender a la concurrencia por el energía con que ignora sin existe agua en la piscina a la que se arroja en cuanto tiene oportunidad.

Castidad y latigazos
Hasta ahora, los únicos que no le han replicado son los animales, a los que el magistrado alentó la esperanza de que podrían llegar a contraer matrimonio civil si fueran capaces de encontrar un humano que les prometa cariño, ya que, al verse legalizada esta institución para los homosexuales, declaró el jurista abierta la vía para que el espectro se pudiera ampliar. La grandeza de nuestro sistema democrático radica, sin duda, en que este individuo no ha sido acusado de homofobia ni descalificada su presencia en el CGPJ por atentar contra la dignidad de quienes consideran que la sexualidad no se agota ni en la castidad y los latigazos de monseñor Escrivá ni en la concepción católica.

Falto de coraje
Sus opiniones sobre la España de las Autonomías están en la misma línea de pensamiento de una persona acostumbrada al respeto a las diferencias: en opinión de José Luis Requero, lo que separa a los vascos de los catalanes es que estos tienen vocación fenicia y comerciante y aquellos levantan piedras y cortan hierba. Nunca profiere un agravio directo porque le falta coraje para ello; siempre recurre a figuras indirectas de ofensa para que nadie le pueda agarrar en un pronunciamiento porque los suyos están remitidos a los lugares comunes de una frase hecha o una metáfora aducida como impersonal para arrojar la responsabilidad de si mismo. El magistrado se cree tocado con la divina gracia del ingenio tal vez porque se sienta protegido por la inmunidad que le proporciona ser vocal del Consejo General del Poder Judicial. Todo eso también es característico de la hermandad de quienes creen que la razón se tiene que soportar en gemelos de oro y en corbatas de más de doscientos euros. Obsérvense las señas de identidad comunes que la fe compartida ofrece a Legionarios de Cristo Rey y a militantes del Opus: siempre con las elites, lejos del populacho y arrimados a la perfección de las marcas de lujo.

Entrevista en Hora 25
El otro día asistí, espantado, a la entrevista que le hicimos en el programa Hora 25, de la Cadena Ser, a propósito de la solicitud que había realizado para que se le hiciera una inspección a la actuación del magistrado Baltasar Garzón por las diligencias de interrogatorio de los peritos acusados de falsificar el dichoso informe del ácido bórico. Perplejo el magistrado por las informaciones publicados en el diario El Mundo, en relación a la actuación de Garzón, y sin percatarse, sin duda, que todos los demás medios de comunicación de España, con excepción de la COPE, daban una versión contraria de lo sucedido, se apresuró a poner en marcha una maniobra de protección de estos individuos para garantizar sus derechos legales. No le vale al magistrado noticia de que además del derecho de defensa, con representación de letrado que les asistía a los imputados, estuvieran presentes en las diligencias dos fiscales de la Audiencia Nacional que habían negado por escrito las afirmaciones de El Mundo.

Por patriotismo
La entrevista fue de manual según las indicaciones de la obra fundada por Escrivá de Balaguer: los sobreentendidos y las insinuaciones como soporte del veneno intoxicador. En la más rancia tradición del Opus Dei, en donde las órdenes nunca se formulan sino que se sugieren, aquí las descalificaciones nunca las hizo el magistrado con la gallardía de una afirmación directa sino con esa forma que antaño se llamaba “pellizco de monja”, retorciendo los dedos fuera del alcance del observador. Él no sabía nada, pero alarmado por lo que había leído en el periódico de su amigo Pedro J, fue llamado al patriotismo de inspeccionar. No recuerda nadie que se le haya ocurrido iniciativa en otros casos cuya fuente de inspiración fuera otro periódico.

Palabra de El Mundo
Este carismático consejero conservador que se mete en todos los charcos en los que puede dejar impronta de su pensamiento cavernícola, llegó a decir que desconocía si algún día se investigarían las cosas que estaban pendientes del atentado del 11-M. Cuando se le pidió precisión volvió a recurrir a El Mundo, esta vez sin citarlo, al indicar que esa falta de investigación era una afirmación de los medios de comunicación. Tal parece que este consejero no tiene ni criterio propio ni fuentes de información distintas que las referidas ni respeto por nadie que no se desayune con una misa de madrugada.

Poder de las sectas
Conviene que estemos atentos a los tentáculos que siguen teniendo las sectas religiosas de la Iglesia Católica en los sitios más sensibles de la judicatura porque existen indicios razonables de que la aspiración a declarar nulas las actuaciones del sumario del 11-M está vigente. Y en esta conspiración formulada para negarle legitimidad al Gobierno socialista, los manuales indican que el paso siguiente será una desestabilización política para tratar de sacar al PSOE de La Moncloa. Ocurrió en el 96 con algunos jueces que ahora están por medio aunque en la partida de ajedrez ahora les haya tocado cambiar de fichas. Y policías o peritos siempre están en venta. Que se lo pregunten a Pedro J. que de presiones y pagos sabe un rato.

Carlos Carnicero. www.elplural.com 05.10.06

Volver a Clásicos PPopulares 

© Copyright. 1998 - 2006.www.losgenoveses.net, los herederos de www.aznar.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )