LA NOTICIA DEL DÍA

SELECCION MUY SELECTA DE LA RESACA ELECTORAL

ZAPATERO REPITE VICTORIA CON MÁS FUERZA

El PSOE ganó ayer las décimas elecciones generales de la democracia y su líder, José Luis Rodríguez Zapatero, revalidó el cargo con buena nota en el examen más difícil. Mariano Rajoy, candidato del PP, fracasó en su segundo intento de lograr la presidencia del Gobierno y seguirá en la oposición pese a mejorar sus resultados de 2004. 

Con el 99,96% de los votos escrutados, los socialistas lograban 169 escaños (cinco más que ahora), el 43,64% de apoyos (un punto más) y el mayor número de sufragios de su historia (11.046.781). Los populares avanzaron también cinco escaños (de 148 a 153) y dos puntos (40,12%) sobre 2004. La brecha abierta entre los dos grandes partidos en 2004 (16 escaños) se mantiene intacta, pero el PSOE está ahora más cerca de la mayoría absoluta, El bipartidismo se consolida con más fuerza aún que en las pasadas elecciones, pues ambos partidos ocuparán 322 de los 350 escaños del Congreso, como nunca antes. Es la primera vez en la historia democrática que PP y PSOE ganan en todas las provincias españolas. 

El deseo de Zapatero de lograr una "victoria amplia" se vio recompensado aunque no tanto como hubiera querido el líder socialista. En la próxima legislatura, el Gobierno necesitarán en cada votación el apoyo de al menos siete diputados de otros grupos para sacar adelante las leyes. Tienen a su disposición variadas alternativas para conseguir este número. 

Durante toda la jornada, el presidente acarició la idea de una mayoría absoluta con la que soñó durante los 14 días de campaña, pero a las 21.54 de ayer, los dirigentes socialistas la consideraron definitivamente inalcanzable. Fue a esa hora cuando el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, hizo pública la victoria y anuncio un "nuevo periodo de cambio y progreso". 

Zapatero, el vencedor del 9-M, salió una hora después, tras recibir la felicitación telefónica de Mariano Rajoy. El presidente hizo entonces su primer anuncio de intenciones: "Quiero abrir una etapa que huya de la confrontación y busque el acuerdo en los asuntos de Estado. Lo que hemos hecho bien, lo seguiremos haciendo. Y corregiremos los errores. Gobernaré para todos, pero pensando antes que nadie en los que no tienen de todo". 

En el PP, la derrota fue menos amarga que la anunciada por los primeros escrutinios, que apuntaban la mayoría absoluta socialista, aunque el segundo fracaso consecutivo de Rajoy abre un periodo de incertidumbre en la dirección. Toda la estrategia de crispación desplegada durante los cuatro años de mandato socialista no se ha visto respaldada por un apoyo suficiente para recuperar el Gobierno. 

El senador Pío García Escudero, jefe de la campaña del PP, compareció a las 22.40 de ayer para hacer el primer reconocimiento oficial de la derrota: "Felicito al PSOE. La victoria es clara y ha ganado en buena lid. Nosotros hemos tenido un gran resultado, una subida muy importante en escaños y en porcentaje de votos. Estamos satisfechos". Rajoy lo festejó unos minutos despues subido al balcón de la calle de Génova, aunque había perdido. El líder del PP se atrevió incluso a dar un brinco de alegría, como le pedían los militantes que, pese a la derrota, le recibieron en la calle al grito de ¡presidente, presidente!. Los mismos simpatizantes regalaron insultos al vencedor: "¡Zapatero, embustero!" mientras Rajoy deseaba "suerte por el bien del España" al presidente del Gobierno. En su discurso, interrumpido por los brincos e insultos al líder socialista, Rajoy se felicitó por lo conseguido dejando su futuro en el aire: "Somos los que más hemos subido. Somos previsibles, estaremos a la altura de las circunstancias y defenderemos, siempre, la unidad de la nación española". Algunos lo interpretaron como el primer amago de despedida. 

Los nacionalismos resistieron de manera desigual el envite. Mientras los partidos más moderados, CiU y PNV, mantienen casi intacta su fuerza en el Congreso -los catalanes tendrán 11 escaños, uno más que ahora, y los vascos logran seis, uno menos-, los independentistas de Esquerra Republicana de Cataluña, sufren el peor revés del 9-M al reducir su representación de ocho escaños a sólo tres. Los gallegos del BNG consolidan sus dos diputados mientras que Coalición Canaria retrocede un puesto en el Congreso y Nafarroa Bai conserva su único voto. 

En Izquierda Unida, la amenaza de una nueva crisis sonó en su sede central desde que la web oficial del Ministerio del Interior facilitó los primeros datos del escrutinio. La coalición que lidera Gaspar Llamazares registró un porcentaje de apoyo inferior al 4%, el peor de toda su historia. 

En el Congreso, IU pasará al grupo mixto al no haber alcanzado los votos y escaños suficientes, perdiendo tres de los cinco diputados que tenía. "Es un mal resultado sin paliativos y asumo toda la responsabilidad", señaló a las 22.43 de ayer Llamazares en su primera intervención pública. Tras reseñar la injusticia del sistema electoral y de la campaña bipartidista, anunció que dejará el cargo de coordinador general de IU en la Asamblea federal que convocará para dentro de unos meses. 

La gran novedad del 9-M es el escaño logrado por UPyD en la circunscripción de Madrid, por la que se presentaba Rosa Díez. La ex dirigente socialista logra sentarse en el Congreso con un programa que pone el énfasis en la defensa de la unidad de España. 

Los socialistas consiguieron un éxito sonado en el País Vasco: sumaron tantos escaños (nueve) como PNV (seis) y PP (tres) juntos; vencieron en las tres provincias vascas, con el 38% de los votos y también ganarón en Mondragón, el municipio guipuzcoano donde los pistoleros de ETA asesinaron el pasado viernes a Isaías Carrasco, ex concejal del PSE, de 42 años. 

En Cataluña, el PSC (25 diputados) logró un resultado histórico con el 45% de los apoyos, 25 puntos más que CiU, la segunda fuerza en esta comunidad. Los socialistas sacaron 18 diputados de diferencia al PP, que perdió las elecciones generales en toda España por sólo 16 escaños. 

(www.elpais.com, 10/03/08) 

LA DERROTA QUE NO FUE NI SIQUIERA DULCE 

La derrota no fue dramática, como parecía en las primeras horas, pero tampoco dulce. Y las caras de los principales dirigentes así lo reflejaban. La mujer de Mariano Rajoy, la única de todos los que estaban allí que no es político profesional y no sabe poner cara de póquer, lo dejó claro con sus lágrimas. El PP logra más escaños que en 2004, unos pocos más de votos y un mayor porcentaje, y evita el desastre que auguraban las primeras encuestas. Pero no logra reducir la brecha con los socialistas (que seguía en 16 escaños, como en 2004, al 99,95% escrutado) y, sobre todo, obtiene su segunda derrota consecutiva y seguirá otros cuatro años en la oposición. 

Emocionado, aunque sin apuntar ninguna clave sobre su futuro como presidente del PP, Rajoy trataba de animar a los suyos desde el balcón de Génova y convencerles para que aceptaran la derrota. "Sé que estaréis a la altura de las circunstancias. He llamado a Zapatero para desearle suerte por el bien de España". Pero era inútil. "¡Zapatero, dimisión!", "¡Grupo PRISA, España no se pisa!", gritaban sin cesar en la calle. Los militantes también trataban de insuflar ánimos a su líder: "¡Mariano, quédate!", "¡Mariano, tranquilo, el pueblo está contigo!". Cuando dejó el balcón, Rajoy trató de aguantar el tipo. Pero su cara, después de recibir varios espaldarazos de ánimo que casi parecían de despedida, evidenciaba que la sensación era bastante peor que agridulce. 

El PP creyó hasta el último minuto en la posibilidad no tanto de la victoria pero sí al menos de una derrota dulce, que se cifraba en una diferencia mínima en número de escaños, por debajo de ocho, -el CIS llegó a acercarla a uno-que otorgara la sensación de que la victoria está al alcance de la mano. Y no llegó. 

Rajoy había anunciado que no dejaría la presidencia del PP pasara lo que pasara en las elecciones. Y sus primeras palabras dejaron claro que, al menos de momento, mantiene esa idea. "Hemos tenido más votos que nunca. Somos el partido que más ha subido en votos y escaños. El PP estará a la altura de las circunstancias y defenderá sus principios", dijo, aunque luego terminó su discurso con un ambiguo "adiós". 

Los dirigentes del PP insisten en público en que Aznar tuvo dos derrotas antes de llegar a La Moncloa, pero también son conscientes de que el caso de Rajoy es completamente diferente, porque su primera derrota llegó desde una mayoría absoluta del PP. El panorama interno en las filas de la derecha queda por tanto completamente abierto tras este resultado, que es una derrota clara, pero no el desastre que auguraban las primeras encuestas y que tal vez hubiera llevado a Rajoy a dimitir anoche. 

Desde que el sucesor de José María Aznar está al frente del PP, este partido ha perdido todas las elecciones menos una: las municipales, que venció por 160.000 votos. Antes había perdido las europeas, perdió votos en las gallegas, en las catalanas, en las vascas...

 

Pío García Escudero reconoció la derrota con el 80% del escrutinio. "Felicitamos al PSOE si se confirman los resultados. Parece que la victoria es clara. Han ganado en buena lid". Pero enseguida aclaró que consideraban muy bueno el dato del PP: "Quería resaltar nuestra enorme satisfacción. El PP, tiene un gran resultado, subida muy importante en porcentaje, en escaños". Mucho más explícito de lo que fue luego su jefe, que se dedicó mucho más a los mensajes emotivos que políticos, el jefe de campaña del PP, un partido que ha criticado a Zapatero por haber alentado el nacionalismo poniendo en riesgo la unidad del país, también admitió finalmente, que el resultado de los nacionalistas no era bueno: "Queremos destacar el gran crecimiento partidos de ámbito nacional en detrimento de los nacionalistas". 

(www.elpais.com, 10/03/08) 

RAJOY DESPERDICIA SU SEGUNDA OPORTUNIDAD 

El escrutinio fue angustioso. Mantuvieron el temple hasta las 10 de la noche, pero a partir de ese momento fue imposible esconder su desánimo. Cuando se certificó la victoria del PSOE, en el PP cundía la alarma y la impotencia.  

Se vivía un torbellino de emociones. Habían subido en porcentaje de votos y en número de escaños respecto al 2004 pero no lo suficiente como para desbancar a Zapatero.  La noche comenzó con dos declaraciones. "La participación nos hace ser confiados, hay que esperar" y "el PP no va a perder ni un voto".  

Los conservadores perdieron anoche las elecciones por 154 escaños frente a los 169 del PSOE. Y aunque se aferraron a que habían obtenido 6 diputados más que hace cuatro años, no podían ocultar que no era el resultado que esperaban.  

Por mucho que trataran de vender que mantenían los mismos apoyos de siempre, e incluso que los habían incrementado, todos eran conscientes de que su mensaje no había logrado calar en la sociedad española. 

Hasta las 23.23 de la noche no se vio aparecer a Mariano Rajoy. Hasta entonces, sólo el director de campaña, Pío García-Escudero, había osado dar la cara. 

Cuando por fin el líder del PP hizo acto de comparecencia salió al balcón oficial en el que partido celebra tradicionalmente sus victorias. 

En un primer momento le acompañaron Ángel Acebes, Pío García-Escudero y su gran apuesta, Manuel Pizarro. El líder conservador se dirigió a su público.  

Se le veía bastante afectado. Dio las gracias a todos: a los militantes, a los dirigentes que le han acompañado, a los que iban en su candidatura, a su equipo encabezado por el secretario general y, sobre todo, a los que habían confiando en él y le habían dado su voto por primera vez... Lo repitió en más de una ocasión.  

Daba la impresión de que estaba noqueado. Fue entonces cuando su mujer, Elvira Fernández se decidió a salir con él para apoyarle.

Le abrazó. Sus ojos delataban su estado de ánimo. Su cara era un poema y resumía a la perfección la situación por la que atravesaba el PP. Si Rajoy intentaba disimularlo, junto a ella no pudo.  Después asomó Soraya Sáenz de Santamaría. La postal no pudo ser más desoladora.  

En la calle le aclamaban aún al grito de "¡Presidente, presidente!" y pedían la dimisión de Zapatero. Rajoy les quiso tranquilizar y les recordó que su formación política estaría a "la altura de las circunstancias". Le pedían que botara.  Lo hizo. Hasta en dos ocasiones. A riesgo de que se hundiera el soporte habilitado para la ocasión. Intentó demostrar su entereza. "Todo el mundo sabe que somos previsibles, todo el mundo sabe lo que defendemos y en lo que yo creo", recordó apenas sin palabras por la emoción.  

"No voy a defender en mi vida más que los intereses generales de los españoles y de mi país. Una gran nación que es España", remató. A su marcha se despidió con un "Adiós", seco, duro y sentido. 

Frente a su derrota, contrastaba la alegría del PP de Madrid. La presidenta de la Comunidad se había quedado atrás, sin compartir el protagonismo con Rajoy.  

Pero es que Esperanza Aguirre vivía una auténtica fiesta por dentro. Ella si tenía razones para celebrarlo. No sólo por sacarle una diferencia de tres escaños a los socialistas (18 a 15) sino porque, además, su porcentaje de voto se había ampliado espectacularmente.

Mientras en la primera planta de Génova iba corriendo el champán, unas cuantas más arriba se vivían sentimientos de frustración. 

En su salida, Rajoy había querido recalcar que su partido había sido el que más había subido en votos y en porcentaje en toda España. Era su consuelo y su manera de decir "por el momento aquí me quedo". 

El próximo 11 de marzo, fecha fatídica, reunirá a su Comité Ejecutivo Nacional. Después se irá unos días a Canarias a meditar sobre su futuro y a descansar un poco. A la vuelta, después de Semana Santa tocará la reunión de la Junta Directiva. 

El presidente del PP, según se esperaba, no dimitió anoche. Ya había señalado en varias entrevistas que se quedaría al frente a menos que se produjera una debacle.  

El incremento de votos le daba el respiro que necesitaba. Según sus colaboradores, el líder del PP puede quedarse al frente para intentar que su formación política no se divida en una lucha fratricida entre Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz Gallardón, algún barón territorial o incluso algún representante de una nueva generación del partido que se arriesgue a dar el salto como hizo en su día Zapatero. 

Pero si decide finalmente retirarse, de todos es sabido en el PP que a él le gustaría pilotar la sucesión. Lo suyo entonces es que se abra un periodo de reflexión, que Rajoy participe en la designación del nuevo líder y que se convoque para antes del verano el congreso que el partido aplazó en octubre del año pasado por miedo a que Zapatero adelantara las elecciones. Eso es lo que le gustaría hacer. Otra cosa es que le dejen. 

El PP no logró finalmente enganchar a los socialistas desencantados a los que había dirigido buena parte de su campaña electoral hablándoles de economía, educación o inmigración... Hasta la niña de Rajoy aportó una nota fresca y divertida.  

"Por primera vez había gente que veía al jefe más tierno y moderado, alejado de esa imagen de extrema dureza que le habían achacado en ocasiones", comentaba un diputado. Pero ni con una ni con otra.  

La muerte de Isaías Carrasco, a manos de ETA, cambió la perspectiva. La petición del PP de condicionar la unidad de los partidos pudo hacer que la balanza también se inclinará definitivamente hacia Zapatero. 

(www.publico.es, 10/03/08) 

EL PP TENDRÁ QUE CONVOCAR UN CONGRESO Y DECIDIR SOBRE SU LÍDER 

A Rajoy le toca convocar congreso y someterse al veredicto de sus compañeros. Ellos serán los que decidan si subir en escaños respecto al 2004 es suficiente para seguir al frente del PP o no. En cualquier caso, será un cónclave ordinario, puesto que el candidato popular renunció a organizarlo cuando tocaba (en octubre del 2007) y aún se mantiene pendiente en la agenda del partido. 

De este tema no se hablaba anoche, puesto que los conservadores se limitaban a digerir la derrota. Rajoy salió al balcón con los suyos, o de los que consideró que se merecían una foto para la historia: Ángel Acebes, Pío García-Escudero, Manuel Pizarro, Soraya Sáenz de Santamaría y su mujer, Elvira Rodríguez. La cara de Viri, todo un poema. Su abrazo de consuelo al perdedor evitando la lágrima, imagen capturada por fotógrafos, cámaras y retinas. "No voy a defender más de lo que he defendido siempre en mi vida: los intereses generales de los españoles y de mi país, una gran nación que se llama España", sentenció Rajoy. Y a sus fieles militantes agolpados en la madrileña calle Génova, les dedicó un "adiós". ¿Adiós? 

(www.elperiodico.com, 10/03/08) 

EL MUNDO ABRE YA LA CARRERA DE LA SUCESIÓN EN EL PP 

Los distintos periódicos matutinos han dedicado lógicamente sus editoriales a analizar y extraer conclusiones de los resultados que arrojan las elecciones generales. Además de las previsibles diferencias ideológicas entre los periódicos, destaca ostensiblemente la portada y el análisis que de la derrota de Rajoy hace el diario El Mundo. El rotativo dirigido por Pedro J. Ramírez –referencia informativa para el Partido Popular durante la presente legislatura- marca un punto de partida para la carrera por la sucesión en el Partido Popular con un rotundo titular: “Rajoy da a entender que dejará el liderazgo del PP”. Además, el diario resalta la ausencia de Gallardón y Aguirre en el balcón de Génova. Más claro aún ha sido Luis María Anson desde el periódico digital El Imparcial: "Ojalá sepa retirarse sin forcejeos". 

El Mundo, en los últimos tiempos, periódico referencia de la derecha española, ha sido contundente y ha resaltado en su portada de hoy el posible futuro del hasta ahora líder de la oposición: “Rajoy da a entender que dejará el liderazgo del PP”. De este modo, el rotativo dirigido por Pedro J. Ramírez interpretaba el discurso de ayer de Mariano Rajoy en clave de dimisión simbólica, que se confirmaría en próximas fechas.

“Adiós”

“Adiós”. La despedida de Rajoy ayer por la noche es interpretada claramente por El Mundo como “un adiós tan largo como el entrañable y profundo abrazo que recibió de su esposa”. El discurso tras su derrota no sería sino el primer paso para el comienzo de la carrera por la sucesión dentro del principal partido de la oposición. 

“Noqueado”

El diario describe el cuadro del balcón de Génova con crudeza: “Noqueado” y “sin apenas energía”, “no estaban ni Esperanza Aguirre ni Alberto Ruiz-Gallardón”.

¿Es el líder necesario para ganar?

Con el subtítulo de “sin ganas de seguir”, el editorial del mismo diario emplaza al PP a “abrir una reflexión”. “¿Es el líder que necesita el PP para derrotar a Zapatero en 2012? Él mismo alimentó anoche las dudas al eludir confirmar que va a continuar al frente del partido y sugerir más bien lo contrario”. El poco entusiasmo en el balcón de Génova habría “alimentado las especulaciones”.

Anson prepara la sucesión

Por su parte, el periodista Luis María Anson ha aprovechado su tribuna en El Imparcial para dictar consignas sobre cómo debería ser la "operación sustitutoria": "Debe hacerse con prudencia, sin prisa y sin pausa". Para Anson, Rajoy, un "candidato mediocre" -al que reconoció, no obstante, haber sido un "ministro diez"- habría obtenido el resultado "que muchos esperábamos". La conclusión del editorial describe lo que el articulista cree ya una realidad: "Ojalá sepa retirarse sin forcejeos".   

(www.elplural.com, 10/03/08) 

ACEBES ELUDE LA AUTOCRÍTICA 

"El PSOE ha ganado las elecciones, les hemos felicitado, pero el PP ha obtenido muy buen resultado". Esta es la respuesta del secretario General del PP cuando una periodista le ha preguntado acerca de si han hecho autocrítica en su grupo.  

Acebes ha interpretado que el incremento del PP procede de los votantes de centro y de socialistas desencantados, mientras que el crecimiento del PSOE viene de la izquierda más radical y de los nacionalistas.  

Garantía de responsabilidad

"El PP será una garantía de responsabilidad y de defensa de los intereses generales, como hemos hecho siempre". El secretario General del PP, Ángel Acebes, ha afirmado que el PP es consciente de su responsabilidad, y que mantendrá siempre sus valores, e ideas. "Vamos a defender los valores por los que nos han dado su confianza más de 10 millones de ciudadanos", ha afirmado Acebes.

 "¿Va a dimitir Rajoy?", ha preguntado un periodista. "Las preguntas que tengan que hacerle a Rajoy se las pueden hacer mañana", ha respondido Acebes.  

El secretario General del PP ha transmitido a sus votantes la absoluta tranquilidad de que el partido está muy unido y fuerte. "Rajoy puede estar muy satisfecho de su trabajo, y estamos orgullosos de cómo ha mantenido el liderazgo, y de cómo ha mantenido la unidad y la fortaleza del partido", ha valorado Acebes, quien se ha mostrado dispuesto a seguir en su cargo. 

(www.publico.es, 10/03/08) 

ARIAS CAÑETE DIGIERE MAL LA DERROTA DEL PP 

Miguel Arias Cañete, secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, ha asegurado en declaraciones efectuadas a 'La Mirada Crítica' de Telecinco que el PSOE ha vencido en las elecciones "apoyado en el voto de la izquierda radical y del nacionalismo separatista" y celebró que el PP creciera "por el centro".

"Los resultados son claros. El Gobierno ha ganado las elecciones, pero sobre un electorado que es de izquierda radical y de nacionalismo separatista. El PSOE no ha crecido sobre el centro. El que ha crecido sobre el centro ha sido el PP", analizó. 

"Además, el Partido Socialista mantiene los mismos votos. Ha tenido trasvase de votos. Ha perdido algunos y los que ha ganado lo ha hecho a costa de ERC e IU. Veremos cuál es el talante de verdad en función del voto recogido", continuó. 

"En tiempos de tribulación, no hacer mudanza"

Preguntado por el futuro del PP y de Mariano Rajoy tras la derrota electoral, Arias Cañete no se mostró partidario de que el presidente del partido dimita. "En tiempos de tribulación, no hacer mudanza, que decía San Ignacio de Loyola", dijo el dirigente del PP.  

"Tenemos que analizar los resultados con rigor y tranquilidad. Mariano Rajoy tiene libertad absoluta para modificar los equipos de esta casa. Además, tenemos un congreso anunciado y este partido siempre ha funcionado por los cauces democráticos", concluyó. 

(www.publico.es, 10/03/08) 

GRANADOS ASEGURA QUE "NO ES EL MOMENTO DE DEBATIR" SI AGUIRRE SUCEDERÁ A RAJOY 

El secretario general del PP en Madrid, Francisco Granados, ha salido esta mañana al paso de los primeros rumores y ha asegurado en una entrevista que "no es el momento de debatir" si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sucederá o no al líder de los populares, Mariano Rajoy, tras su segunda derrota electoral. 

En declaraciones a Telemadrid, el consejero de Presidencia e Interior ha subrayado que los resultados de Madrid son "un refrendo" a la gestión de la jefa del Ejecutivo madrileño. "El resultado es el que es por la buena gestión de Aguirre. Por tanto, los afiliados y el partido tendrán que decidir, pero no estamos en clave de sucesión", ha apostillado. 

Tras admitir que sus palabras pueden "sonar a tópico", Granados ha insistido en que el PP "nunca" ha entrado a valorar si la presidenta regional sustituirá a Rajoy. "Nosotros no estamos en eso. No es el momento de analizar eso en el PP", ha hecho hincapié. En el día de resaca electoral, el secretario general de los populares madrileños ha incidido en que ahora toca "analizar los resultados" de las generales y "la situación" a la que se enfrenta su partido. Para Granados, el PP ha hecho "muy buena campaña y un buen papel" en el proceso electoral. 

Los resultados en Madrid 

"Donde de verdad hay un gran problema es en Cataluña", ha reconocido. Sobre una posible convocatoria de un congreso extraordinario, Granados ha descartado que se vaya programar para antes de verano, si bien ha indicado que él no es quien convoca. "En mi opinión, no habrá Congreso antes de verano", ha vaticinado. 

El PP de Madrid cosechó anoche los mejores que ha obtenido en el Congreso de los Diputados en la historia de las elecciones democráticas. Venció en 159 de los 179 municipios de la Comunidad, incluida la capital, según los datos del Ministerio del Interior al 100% de los votos escrutados. En las generales de 2004 el PP ganó en 132 municipios y el PSOE en el resto. En estos comicios, el PP ha arrebatado al PSOE 27 municipios: Alcalá de Henares, Alcorcón, Aranjuez, Cadalso de los Vidrios, Camarma de Esteruelas, Cenicientos, Cercedilla, Ciempozuelos, Collado Villalba, Fuentidueña de Tajo, Horcajuelo, Humanes, Meco,Mejorada del Campo, Miraflores, Montejo, Morata, Móstoles, Pozuelo, Rascafría, Redueña, San Martín de la Vega, San Sebastián de los Reyes, Titutulcia, Torrejón de Ardoz, Torres de la Alameda y Velilla de San Antonio. 

Por contra, el PSOE ha conseguido mayoría en dos municipios en los que en 2004 venció el PP: Garganta de los Montes y Robregordo. Además, los socialistas mantienen la mayoría en Berzosa del Lozoya, Corpa, Coslada, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Navarredonda y San Mamés, Orusco de Tajuña, Parla, Patones, Pinto, Puebla de la Sierra, Rivas-Vaciamadrid, San Fernando de Henares, Talamanca de Jarama, Torremocha de Jarama, Valdaracete y Villarejo de Salvanés. 

(www.elpais.com, 10/03/08) 

AUMENTA LA OFENSIVA CONTRA LA CONTINUIDAD DE RAJOY AL FRENTE DE LA DERECHA 

Mariano Rajoy permanece ausente y sólo el secretario general del PP, Ángel Acebes, parece saber dónde está. De cualquier modo, Acebes, durante una rueda de prensa, ha eludido referirse a la situación futura del líder popular, negándose también a hacer autocrítica por los resultados obtenidos. Al mismo tiempo, Acebes ha evitado desautorizar a Francisco Granados, número dos de Aguirre que, en declaraciones a Telemadrid, aseguró que había llegado el momento de tomar medidas dentro del partido tras dos derrotas consecutivas. 

Ángel Acebes ha evitado manifestarse sobre el futuro de Rajoy, así como sobre su propio futuro como secretario general del PP y sobre la estrategia que seguirán los populares a partir de ahora. A reiteradas preguntas sobre el destino de Rajoy, Acebes respondió que el líder popular (a quien alabó, pero sin defender en ningún momento su continuidad como cabeza visible del PP) será quien mañana tal vez desvele algunas de las incógnitas sobre el futuro de la derecha española. 

Sin autocrítica a la vista

Tampoco hizo autocrítica Ángel Acebes, quien habló del “buen resultado” obtenido por el PP, de la “enorme fortaleza” del partido y de la “gran confianza” de los españoles en la derecha. Acebes trató de describir al PP como un partido de centro, que había cogido votos de la “moderación” pese que durante toda la legislatura los populares han buscado la confrontación. Al mismo tiempo, Acebes explicó la victoria del PSOE por la obtención de votos de la “izquierda más radical y nacionalista”.

Los augurios de Acebes

El secretario general del PP auguró que vienen “tiempos difíciles” en la economía española, e insistió en que los populares velarán por el “interés general” de los españoles, más aún ahora que “representamos la centralidad”. E hizo un anuncio: “Mañana ampliaremos las reflexiones”.

Alabanzas dirigidas al pasado

Pero por el momento Acebes ha evitado realizar declaraciones tajantes sobre el futuro del PP y de su líder. Defendió que el Partido Popular está “más unido” y alabó el trabajo realizado por Mariano Rajoy y cómo “ha mantenido el liderazgo durante estos cuatro años”. Sin embargo, cada vez que un periodista ponía sobre la mesa la palabra “renovación” o aludía a la “sucesión” Acebes reiteraba que “lo importante es que el PP defenderá sus ideas” y el “interés general”, sin entrar en afirmaciones definitivas.

El futuro del secretario general

Acebes tampoco ha respondido a las preguntas sobre su propio futuro. Pese a que fue preguntado sobre su deseo de continuar siendo secretario general del PP, no respondió. Se limitó a perderse en la disposición del PP a debatir los temas que “importan” y a eludir tanto la autocrítica como la posibilidad de abstenerse en la investidura como presidente del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

 (www.elplural.com, 10/03/08) 

CAMPS APOYA QUE RAJOY SIGA AL FRENTE DEL PP 

El presidente del PP en la Comunidad Valenciana (PPCV), Francisco Camps, ha dado hoy su "apoyo" al presidente del partido, Mariano Rajoy, al que ha pedido que "continúe" al frente de la formación y "consolide" su liderazgo. En el día siguiente a la derrota del PP en las generales, Camps ha destacado "el peso" de la ejecutiva regional valenciana a nivel nacional, donde los populares han asumido, en su opinión, "un discurso cien por cien" valenciano. 

Camps, presidente de la Generalitat valenciana, ha comparecido en una rueda de prensa tras reunirse una hora con la dirección del PPCV. El líder del PP valenciano ha anunciado que tenderá "cuatro puentes" al próximo Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero para que reconozca el millón más de personas que vive en la Comunidad, y reclamará la llegada de agua, del AVE y de más agentes policiales.

Tras analizar los resultados electorales, que han dado 19 escaños al PP en la Comunidad y 14 al PSOE para el Congreso de los Diputados, ha afirmado que su partido es el que "mejor representa los intereses" de los valencianos frente a otro que sigue "completamente descabezado" pese a "haber sido pilotado desde Madrid", ha indicado en alusión a los socialistas. 

(www.elpais.com, 10/03/08) 

ACEBES: "EL PARTIDO POPULAR NO ES UN PARTIDO DE FULANISMO" 

Ángel Acebes, secretario general del PP, ha comparecido en rueda de prensa para valorar los resultados electorales de ayer, "un resultado que nunca ha tenido un partido en la oposición", en palabras de Acebes, que se ha mostrado agradecido por los votos conseguidos. 

Acebes ha asegurado que "el partido popular ha recogido los votos de la moderación, y del Partido Socialista en 2004. El Partido Socialista ha recibido más votos de la izquierda radical, muchos de Izquierda Unida, y de los nacionalistas más radicales". Durante la rueda de prensa todas las preguntas han ido relacionadas con la posible renovación del Partido Popular tras la derrota electora de ayer, y Acebes ha eludido responderlas, asegurando que "son decisiones que tiene que tomar el órgano colegiado del partido". 

"El Partido Popular no es un partido de fulanismo. Lo que nos importa son los valores y las ideas", ha contestado rotundamente Acebes, pero sin abandonar la sonrisa durante toda la rueda de prensa."Mariano Rajoy tiene muchos motivos para estar satisfecho del trabajo hecho durante estos cuatro años", ha sentenciado Acebes. 

El secretario general del PP, preguntado insistentemente sobre el futuro de Mariano Rajoy, ha remitido a la comparecencia ante los medios que el propio presidente del Partido Popular tiene previsto celebrar tras la reunión del comité ejecutivo de mañana. 

"La unidad interna del Partido Popular y su fortaleza es una de sus señas de identidad", ha repetido en varias ocasiones Acebes, y ha definido a su formación como un partido "que representa la centralidad política, que es un partido fuerte, unido y dispuesto a defender los intereses generales de los españoles". 

Para esta legislatura, Acebes ha vaticinado "tiempos complicados", y ha insistido en que "España necesita recomponer los consenso en lo que importa a los españoles", por lo que se han mostrado "dispuestos a a hablar con Zapatero". 

(www.elpais.com, 10/03/08) 

PUJALTE DEBE DAR EL NOMBRE DE LOS SOCIALISTAS QUE NEGOCIABAN CON ETA O RETIRARSE DE LA POLÍTICA 

Tras las elecciones hay quien en el Partido Popular trata de olvidar las últimas 72 horas de la campaña electoral, pero nosotros no vamos a olvidar algunas indignidades. El, ahora, diputado murciano Martínez Pujalte, apenas unas horas antes de que ETA asesinara a un militante socialista en Mondragón, dijo que sabía los nombres de miembros del PSOE que a pocos días de las elecciones ‘seguían negociando con ETA’.  Este ‘friki’ de la política nacional, ahora, tiene que dar esos nombres, tiene que decirlos, tiene que demostrar sus acusaciones. Si ha mentido debería ser la Fiscalía General del Estado la que de inmediato iniciara actuaciones contra él. 

Pujalte, quien tiene a gala haber sido el primer diputado expulsado del Congreso por su comportamiento, debe saber que cada día le vamos a recordar esa mentira que, desgraciadamente, va a estar unida con el asesinato de un obrero en el País Vasco.
¿El Gobierno seguía negociando?, ¿Qu e él sabía los nombres de quienes estaban negociando?, pues ahora tiene que demostrarlo, si alberga un mínimo de decencia política, algo que personalmente yo no le presupongo, Martínez Pujalte tiene que hablar o irse de la política y seguramente hacer en los próximos ejercicios espirituales de la Obra un acto de contricción y penitencia muy severo, además de pedir perdón en público, no al PSOE, sino a los españoles, a los ciudadanos.Este individuo que jaleaba las ‘cagadas mentales' de Zaplana en la Comisión del 11-M, si no demuestra con datos y pruebas lo que ha dicho, debería ser apartado de la política por el propio Partido Popular. Si lo hiciera, ante miles de personas, el PP ganaría en credibilidad y en reconocimiento, hasta por sus adversarios políticos. Si Martínez Pujalte no demuestra sus acusaciones tendrá que ser señalado a diario como un político mentiroso y su partido como cómplice de una indignidad.

Va siendo hora de que determinados políticos abandonen la idea de que vale todo con tal de arañar unos votos, da igual que sea en Murcia o en Palencia. Mentir en cuestiones de terrorismo, hacer demagogia, no sólo es una indignidad, sino que debería estar tipificado en el Código Penal.

¿Es verdad que Martínez Pujalte es del Opus Dei?, pues debería ser el católico y cristianísimo Opus quien le pidiera que dijera a los españoles los nombres y si no, que presentara su dimisión. ¿Tendría -Martínez Pujalte- el coraje y la hombría de decir esos nombres delante de la familia de la última víctima de ETA?, ¿tendría Martínez Pujalte la vergüenza política de decírselo a la cara?, me temo que no, ni tendría el coraje, ni la hombría necesarias, simplemente, porque la premisa inicial es una falsedad. Ni había negociaciones a pocas horas de las elecciones y, por ende, no sabe ningún nombre.

Venga, señor Diputado, díganos la verdad, diga la verdad, acuse con sus palabras a quienes según usted estaban negociando con los terroristas, ¡dígalo!.  

(www.vegamediapress.com, 10/03/08) 

CUATRO ASOCIACIONES DE ESCRITORES ACUSAN AL PP DE «DESPRECIAR» LA CULTURA 

Cuatro asociaciones de profesionales vinculados al libro en Galicia consideraron hoy que la utilización, por parte del PPdeG, de la palabra «séquito» para referirse a la representación gallega en la Feria del Libro de La Habana es un «inaceptable desprecio» a la cultura gallega. 

El portavoz de Cultura del Grupo Popular, Ignacio López-Chaves, puso en duda en el Parlamento la rentabilidad comercial de la presencia gallega en el certamen de la capital cubana y calificó de desproporcionado el gasto de la Consellería de Cultura, a la que acusó de trasladar a Cuba a «un séquito» superior al de un jefe de estado. 

La Asociación de Escritores en Lengua Gallega, la de Editores, la de Profesionales de la Ilustración y la del Libro Infantil y Juvenil, calificaron de «oportunistas» estas declaraciones, y preguntaron al PPdeG por qué no presentó enmiendas contra este presupuesto si «sabían de antemano cual era», según informan en un comunicado conjunto. 

Para estos colectivos la pretensión de la formación política fue «crear dudas en la ciudadanía» en el contexto de la campaña electoral. Además, señalaron que las afirmaciones de López-Chaves «faltan a la verdad» en lo que se refiere al desarrollo de las actividades de la representación gallega, cuyo objetivo era «presentar, dignificar y ensalzar» la riqueza cultural de la comunidad. 

Las cuatro asociaciones agregaron que los participantes fueron a la isla «por sus capacidades literarias, artísticas y profesionales contrastadas» y «no por su adscripción política», y lamentaron que el PPdeG «no valore» el hecho histórico de que Galicia acudiese por primera vez como país invitado a un evento «de tal magnitud». 

(www.lavozdegalicia.es, 10/03/08) 

LOSANTOS CREE QUE MEDIA ESPAÑA NO ES UNA BASURA Y UN HORROR 

Una hora. Sólo 60 minutos del programa Las Mañanas de la COPE del locutor Federico Jiménez Losantos son suficientes para apreciar la radio de los obispos no se ha tomado demasiado bien la victoria de ayer del PSOE en las elecciones generales.  Llamar basura a quienes no votan al PP, acusar a Zapatero de fingir en los entierros de las víctimas del terrorismo o culpar al PSOE de utilizar políticamente a los muertos son sólo algunas de las lindezas que, desde las 6 de la mañana, se ha dedicado a ventilar Losantos.  

"A ZP, como ha aprendido últimamente a fingir en los entierros y finge muy mal, no puedes creerle ni cuando se ríe", ha afirmado sin pestañear el locutor de la COPE, quien ha ironizado sobre el discurso del presidente tras su victoria electoral y su alusión al ex edil socialista asesinado el viernes por ETA, Isaías Carrasco. 

"A mí lo que más me emocionó fue lo de las víctimas del terrorismo, diciendo anoche que recordaba no sólo al suyo, a su muerto, al que movilizó a sus votantes... porque no he visto una utilización política de un muerto como la de este muerto, llevado a hombros por los negociadores con la ETA", ha asegurado Losantos, quien ha culpado a media España de "movilizarse ante la manipulación de un crimen". 

"Es verdad que esto es una basura, un horror, pero hay medio país que no es basura y no es horror", considera Losantos.  Desde un primer momento, Jiménez Losantos ha invitado a sus oyentes a que no se rindan y a que no permitan que se atropellen los derechos y libertades de España. "Los que creemos en la libertad individual... ¿vamos a rendirnos con el tío que está de acuerdo con que se multe a un comerciante por rotular en castellano?", ha preguntado el locutor de la COPE, antes de aludir al referéndum soberanista previsto para octubre por el lehendakari, Juan José Ibarretxe.  Es de temer algún apaño del de las cejas con el otro, con el primer doctor Spock", ha asegurado Losantos. 

El locutor de la COPE ha tenido varios momentos de recuerdo para el todavía coordinador federal de IU, Gaspar Llamazares, quien tras su "fracaso" electoral anunció que no volvería a presentarse al cargo.  

"Éste es el que quería encarcelarnos a Rajoy a Rouco y a mí. Pues por de pronto él está en el paro, no está mal, son pequeños desquites", ha afirmado Jiménez Losantos, quien ha calificado a Llamazares de "ventiladorcito" de Zapatero.  

Tras estas y otras lindezas, Federico Jiménez Losantos ha concluido acusando al PSOE de crispar. "Toda la crispación viene de que Zapatero ha puesto contra la pared a media España", considera. 

(www.publico.es, 10/03/08)

El PP de Orense vincula la victoria del PSOE al atentado de ETA

48 horas después de que la mayoría de los ciudadanos decidieran en las urnas que José Luis Rodríguez Zapatero debería seguir siendo 4 años más el encargado de presidir el Gobierno de España, el presidente del PP en la provincia de Orense, José Luis Baltar, acusó al PSOE de “usar todo para ganar” y vinculó su victoria con el atentado de ETA.

Una vez más, un sector del Partido Popular no acepta el veredicto de las urnas. “Como en 2004, en estas elecciones hubo cosas raras”, afirmó José Luis Baltar. El dirigente del PP Gallego arremetió contra las reacciones de dolor de algunos socialistas tras el asesinato del militante del PSOE y afiliado a la UGT, Isaías Carrasco.

Desconfianza
“Algunas cosas son para desconfiar” apuntó José Luis Baltar, quien dudó de la sinceridad de las palabras de la hija de Isaías Carrasco. “Si me pasa eso en mi familia no pensaría ni en el PP, ni en el PSOE, ni en nada”, añadió.

Contra Patxi López
Además de sembrar dudas sobre la comparecencia de Sandra Carrasco -pidiendo a los ciudadanos que votasen de forma masiva para contestar a ETA-, Baltar también cargó contra la actitud de Patxi López en el velatorio del ex concejal socialista. “López debería estar pidiendo disculpas por decir tonterías que están totalmente fuera de lugar”, manifestó.

Atentados por norma
Por último, José Luis Baltar lamentó que “ahora, por norma, tres días antes de los comicios” siempre haya un atentado terrorista en España y recordó que las elecciones hay que “ganarlas limpiamente”, informa Europa Press.

Pésimos resultados
José Luis Baltar realizó estas declaraciones tras observar que en la región de Orense, la formación política que él preside cosechó unos pésimos resultados electorales. Tan mal le fue al PP Gallego el 9 de marzo que Baltar se ha visto obligado a poner su cargo a disposición del partido. Sin embargo, el dirigente popular prefiere echar la culpa a la alta participación o al atentado de ETA. Una vez más, Baltar no acepta el veredicto de las urnas.
www.elplural.com 11.03.08

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2008. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )