LA NOTICIA DEL DÍA (*)

El PP tumba la comisión de investigación sobre el concurso de los parquímetros  

Cuando vayas a Madrid, chulona mía,
voy a hacerte emperatriz de Lavapiés,
de Legazpi, Chamartín o la Latina,
dependiendo del atasco en el que estés.

 Es Vallecas una zanja postinera
y Vicálvaro un boquete re-cañí;
en Atocha lo que mola es la trinchera
y el cascote en Arganzuela y Chamberí.

Madrid, Madrid, Madrid,
¡ay!, qué carita tienes de albañil;
Madrid, Madrid, Madrid,
ay!, que la valla ya te ha echao raíz...

Y vas a ver
lo que es cruzar por Ventas,
o entrar por la M-30
cuando llegues a Madrid.

Y vas a ver
lo que es tráfico fino
o andar entre derribos
por las calles de Madrid.

Que sí.

El pleno del Ayuntamiento rechazó ayer, con la mayoría absoluta del PP, crear una comisión de investigación sobre el concurso de adjudicación de las nuevas zonas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). PSOE e IU habían pedido esa comisión porque sospechan que en el concurso fue favorecida la empresa Hixienes, vinculada a un ex diputado gallego del PP que es, además, amigo del concejal responsable de los parquímetros, Pedro Calvo. "No hay nada irregular. La dignidad de Calvo está por encima de insinuaciones difamatorias", afirmó el vicealcalde, Manuel Cobo.

El contrato de la nueva zona de parquímetros sí va a ser investigado por los grupos municipales, pero no en una comisión creada ex profeso, sino en la de Vigilancia de las Contrataciones, que es permanente y está presidida por un concejal del PSOE. El problema es que, según el reglamento, esa comisión sólo puede citar a declarar a cargos públicos del Ayuntamiento o a funcionarios; y la oposición quiere poder interrogar también a los responsables de las cinco empresas que concurrían al concurso y al alcalde de Cangas do Morrazo (Pontevedra), José Enrique Sotelo, del PP, que acreditó la supuesta experiencia de Hixienes en la gestión de parquímetros y luego la desmintió. Hixienes, que se presentó al concurso en unión con Sufi y ganó uno de los tres lotes del concurso, tiene de apoderado a Juan Manuel Casares, ex diputado del PP en Galicia y amigo del edil madrileño Pedro Calvo desde hace una década, cuando ambos coincidieron en Galicia en la dirección de Nuevas Generaciones (la rama juvenil del PP). Hixienes es una empresa pequeña con 3.000 euros de capital social y nunca ha gestionado parquímetros, aunque su socia, Sufi (Sacyr), tiene a su cargo otra zona del SER de Madrid desde hace cuatro años. "Ha quedado demostrado que este concurso es irregular y que se propuso para favorecer a un amigo de Calvo", afirmó el edil socialista Manuel García-Hierro, que se presentó en el pleno armado con fotocopias del expediente. García-Hierro aseguró que el informe técnico (en el que se valoran las ofertas presentadas por las distintas empresas) es "incorrecto" y contiene elementos "falsos", porque resta puntos, alegando carencias en la oferta "que no son tales", a uno de los grupos de empresas que perdió: Setex-Urbaser.

Informe técnico

Ese informe fue elaborado por funcionarios municipales y ratificado después por la mesa de contratación, de la que formaba parte Javier Conde, director general de Movilidad. El informe valoraba 46 aspectos técnicos; los tres aspectos que García-Hierro tachó ayer de irregulares -apoyando su acusación en documentos que no fueron desmentidos por el gobierno municipal- restaron a Setex-Urbaser tres puntos. Setex-Urbaser obtuvo en total 67,5 puntos, 20 menos que las empresas que ganaron el concurso.

"No hay absolutamente nada irregular. La dignidad de mi compañero Pedro Calvo está por encima de insinuaciones difamatorias. Es verdad que tiene una amistad [con Casares] pero su intervención en el procedimiento del concurso no fue en ningún momento decisiva. La propuesta [de adjudicación] la hacen los técnicos", replicó al socialista el vicealcalde, Manuel Cobo. Y agregó, subiendo la voz: "Además, ¿para qué piden ahora papeles? ¿Para qué piden una comisión de investigación si desde el primer día que esto salió publicado su portavoz, Trinidad Jiménez, ya estaba exigiendo dimisiones?".

Julio Misiego, de IU, apeló a la "ética" y señaló que su grupo sólo pretende despejar las "sombras" del contrato. "No podremos resolver las incógnitas si no podemos llamar a declarar a las empresas", subrayó.

Al finalizar el pleno, el PP pidió que en la primera reunión de la Comisión de Vigilancia, el 5 de abril, se inicie el análisis del expediente y se cite a Calvo, a Conde y al coordinador de Servicios a la Comunidad, Fernando Autrán. PSOE e IU prefirieron retrasar esa sesión a mayo, con el argumento de que en ocho días no tienen tiempo para estudiar el expediente. El presidente de la comisión, el socialista Ramón Silva, que es quien fija el orden del día, decidió aplazar su decisión a este viernes. "¡Es inadmisible! Están pidiendo dimisiones y ahora dicen que no han visto el expediente. ¡Si García-Hierro lo tenía fotocopiado!", protestó Cobo.

La oposición reclamó también a Alberto Ruiz-Gallardón que, atendiendo a las protestas vecinales, retire los parquímetros de barrios de Fuencarral, Carabanchel y Hortaleza. Calvo se negó: "Esas protestas se refieren a 3.276 plazas, de un total de 167.000. Así que creo que la ampliación no va tan mal", dijo

Publicado en www.elpais.es.29.03.06

Más información

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2006. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )