LA NOTICIA DEL DÍA (*)

C. VALENCIANA : El subsecretario de Territorio compró terrenos junto a un PAI que depende de su consejería  

El subsecretario de Territorio, Ramón Doménech, compró en diciembre de 2004 en el término municipal de Alcoi una gran extensión de terreno. La adquisición se realizó cuatro meses antes de que la mercantil La Española anunciase su intención de construir un campo de golf y 500 viviendas en un área que dista apenas dos kilómetros de los terrenos adquiridos por Doménech. Su departamento es el encargado de autorizar o no la urbanización que promueve La Española. PSPV y EU criticaron ayer la actuación de Doménech y solicitaron su destitución. El consejero de Territorio, Rafael Blasco, dijo que todo es legal.

La operación de compra-venta protagonizada por el alto cargo de la Consejería de Territorio se planificó de acuerdo con sus intereses. Previamente a la formalización de la venta, el vicario episcopal -representante de las diez entidades religiosas propietarias del terreno- solicitó la participación de la finca en cuatro parcelas. Una de 325.000 metros cuadrados en la que se ubica una gran masía y otras tres de 25.000 metros cuadrados -que son lo suficientemente grandes como para permitir la edificación en el terreno aunque este sea no urbanizable-.

El proyecto de segregación -firmado por una de las hijas del subsecretario de Territorio, arquitecta de profesión- fue presentado en el Ayuntamiento de Alcoi y rechazado el 3 de agosto de 2004, según consta en el registro municipal consultado por la agencia Efe. Sin embargo, el 24 de agosto, el alcalde Jorge Sedano (PP) aprobó la petición, lo que se comunicó al vicario el 7 de septiembre. Tres meses después, en diciembre de 2004 el vicario formalizó la venta a favor de Doménech por un importe declarado de 457.000 euros. En el registro, la parcela principal figura a nombre del subsecretario de Territorio y las otras tres menores a nombre de cada uno de sus hijos.

Cuatro meses después, en la primavera de 2005, la empresa La Española presentó un plan de actuación integrada (PAI) denominado Xirivent Golf consistente en un campo de golf, un hotel de lujo y 500 viviendas cuya autorización depende de la Consejería de Territorio. La parcela de Doménech está a unos dos kilómetros de este PAI dentro del área de protección de la Sierra de Mariola y catalogada como suelo forestal y agrícola.

Este periódico intentó ayer contactar sin éxito con Ramón Doménech. Sin embargo, el consejero de Territorio, Rafael Blasco, aseguró que su subsecretario de Territorio "es una persona honesta, que actúa dentro de la ley y que tiene derecho a comprarse una propiedad, siempre que no tenga una afección que haga ver que se está ante una irregularidad como cualquier periodista o político puede comprarse un piso donde le de la gana".

Blasco recordó que "el campo de golf del que se habla ni siquiera está autorizado".

La oposición, por el contrario, mostró una postura radicalmente distinta. El secretario de Medio Ambiente del PSPV; Francesc Signes, acusó al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, de presidir "el partido de los pelotazos". Signes argumentó que es "ilegal" que una vez denegada una licencia de segregación de una parcela -en referencia a la comprada por Doménech- se pidan nuevos informes sin solicitud del interesado para conceder el permiso que no se había concedido. El portavoz socialista calificó el asunto de "un notorio caso de tráfico de influencias y de uso de información privilegiada, que habría permitido al señor Doménech adquirir ese suelo". Por su parte, el portavoz adjunto de Esquerra Unida-L'Entesa en las Cortes Valencianas, Joan Antoni Oltra, pidió al consejero de Territorio que dé explicaciones claras ante lo que parecen "demasiadas casualidades". En el Ayuntamiento de Alcoi, la teniente de alcalde, la popular Amparo Ferrando, defendió la "honorabilidad" de Doménech, indico que el expediente urbanístico estaba "impoluto" y aseguró que el subsecretario de Territorio desconocía que compraba una parcela próxima a un PAI.

El portavoz municipal socialista, Amando Vilaplana, criticó la "escandalosa" implicación de Doménech en la compra de la citada parcela, informa Lucía Gadea. Según Vilaplana, que pidió la destitución del subsecretario de Territorio, dijo que la cantidad pagada es "irrisoria" y aseguró que "con ese dinero se puede comprar como máximo una finca de 15.000 metros cuadrados en la urbanización más cercana".El portavoz de L'Entesa, Lluís Torró, también pidió la dimisión de Doménech

Publicado en www.elpais.es  .23.03.06

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2006. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )