LA NOTICIA DEL DÍA (*)

La consellera de Turismo despide por burofax al ex chófer de Zaplana y su mujer

A la consellera de Turismo, Milagrosa Martínez, no le ha temblado el pulso a la hora de enviar al paro mediante un burofax a Salvador Gil, ex chófer y ex asesor del portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana; y a su esposa, Henrriette van Krimpen. Tras más de cinco años en nómina, la pareja cobró el pasado mes de enero su último sueldo de la Agencia Valenciana de Turismo (AVT), empresa pública que, en tiempos de Eduardo Zaplana, los contrató en calidad de director y auxiliar administrativa, respectivamente, de la residencia de invitados ilustres que la Generalitat tiene en Calp, el conocido como Casal d'Ifach.

La contratación, envuelta desde el principio en la polémica, como ha venido informando Levante-EMV, acabó en los tribunales por obra de la Federación de Servicios Públicos de la UGT que, tras años de litigio logró que a finales de diciembre de 2005 el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana dictara sentencia firme en la que se ratificó la nulidad del contrato. El alto tribunal notificó el fallo a la Conselleria de Turismo el pasado 2 de enero y 48 horas después, su titular, Milagrosa Martínez, firmó una resolución en la que resolvía ejecutar el fallo y notificar a los interesados su despido, según el documento al que ha tenido acceso este diario. Dicho y hecho; el pasado día 5 de enero, Salvador Gil y su mujer recibieron un burofax con toda la documentación necesaria para dar por finiquitada su relación contractual con la Administración. La celeridad con la que han actuado los actuales responsables de Turismo ha sorprendido al propio sindicato, que lleva años denunciando la irregularidad de estas contrataciones. De hecho, la conselleria no ha esperado a que la FSP pidiera ejecución de la sentencia sino que ha dado cumplimiento voluntario. La Administración podría, de haber querido, dilatado la decisión al menos dos meses más. Con todo, la contundencia con que ha actuado la conselleria no es ajena a la pugna que vive el PP valenciano entre partidarios de Zaplana y los afines al presidente Francisco Camps, entre los que se encuentra la titular de Turismo, Milagrosa Martínez. Como informó este diario, la decisión de recurrir al TSJ el primer fallo del juzgado que declaró nulos los contratos en julio de 2004 generó discrepancias dentro del Consell. Al parecer Camps no era partidario de la apelación, pero se optó por la prudencia ya que este asunto coincidió con un momento de máxima tensión entre los dos sectores del PP. Fue el verano en el que Camps remodeló su Consell y dio entrada a Milagrosa Martínez, quien se encontró con el recurso ya presentado. Para el secretario general de la FSP-UG, Luis Lozano, no hay duda alguna de que la decisión de Martínez no responde a «un deseo de cumplir la ley sino es consecuencia de la pelea interna del PP». Y Lozano aportó un detalle revelador. Según explicó, la sentencia del TSJ habla de anulabilidad de los contratos frente al primer fallo del juzgado que los consideró nulos. El matiz jurídico es importante, ya que el Consell podría haber intentado burlar la ejecución. «Se han cogido a la sentencia como un clavo ardiendo para prescindir de una persona que nunca debió ser contratada», dijo.
Lozano indicó que el sindicato está «gratamente sorprendido», pero insistió en lamentar los verdaderos motivos del actual Consell. «Este caso ha sido bochornoso desde el principio hasta el fi nal», dijo Lozano, quien exigió a la Administración que se deje de luchas internas y cumpla sus compromisos con los empleados públicos

Publicado en www.levante-emv.com 08.03.06

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2006. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )