LA NOTICIA DEL DÍA (*)

Marín pide a Hernando que no entre en el debate político si no quiere someterse a su crítica  

El susodicho en el centro. En los laterales cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia........

aqui tienes la carta de marin al cazador ausente en pdf

El presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín, ha intervenido hoy para evitar un tercer plante a la Cámara del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Francisco José Hernando. Y lo ha hecho enviando una carta al presidente del Supremo, en la que le pide que no intervenga en el debate político si no desea someterse a la crítica y el reproche. El presidente del Congreso confía en que la comparecencia de Hernando en la Cámara se produzca próximamente, ya que los argumentos que ha dado éste para no acudir supondrían una subordinación de las Cortes al Poder Judicial.

El presidente del Congreso garantiza que mantendrá la misma "línea de moderación pública evitando las declaraciones públicas", y muestra su confianza en que Hernando haga lo propio. "Espero verle pronto en el Congreso de los Diputados y deseo que la virtud de la prudentia sea nuestra guía en el futuro", finaliza la carta.

El presidente del Congreso ha rechazado los argumentos empleados por Hernando para justificar su plante al Congreso. Según explica, de ser cierto lo que afirma el presidente del Supremo, esa lógica "llevaría a subordinar las Cortes Generales al CGPJ, lo que supondría ignorar nuestra condición de representantes directos del pueblo español en quien reside la soberanía nacional y, lo que es igualmente grave, desconocer la función del Tribunal Constitucional como intérprete supremo de la Constitución".

A pesar de que todavía no se ha concretado la fecha, Francisco José Hernando está citado de nuevo en la Comisión de Justicia. En la petición, se ha pretendido rebajar el tono de crispación, aunque no todos los grupos se han manifestado partidarios de esta cambio de tono. La portavoz del PNV, Margarita Uría, ha asegurado que le habría gustado "una mayor dureza". "Si él forma parte del Poder Judicial, nosotros formamos parte del Legislativo y nosotros tenemos constitucionalmente reconocida la garantía de inmunidad e inviolabilidad. Nosotros somos absolutamente libres en nuestros escaños", ha sentenciado.

El País.16.03.06

El Congreso cita de nuevo a Hernando y le recuerda su "obligación" de acudir  

La Mesa y los Portavoces de la Comisión de Justicia del Congreso han acordado este mediodía, con la oposición del PP, citar de nuevo al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Francisco José Hernando, por sus cinco comparecencias incumplidas, tanto la relativa al cumplimiento de penas por delitos de terrorismo como las que hacen referencia a sus declaraciones contra la reforma del Estatuto de Cataluña. Eso sí, lejos de plantear su reprobación, los grupos han dejado claro que "rebajarán el tono" de sus críticas para "facilitar que venga sin ningún temor" y cumpla con su "obligación" de acudir.

Los representantes de PSOE, CiU, ERC y PNV han adoptado este acuerdo después de que esta misma mañana Hernando plantara a la Cámara Baja por segunda vez en ocho días argumentando que detrás de estas citaciones hay una "finalidad de control político". El presidente de la Comisión de Justicia, el socialista Alvaro Cuesta, ha explicado que, además de volverle a citar, se ha acordado por mayoría trasladar al presidente de la Cámara, Manuel Marín, los motivos por los que rechazan los motivos esgrimidos por Hernando para no comparecer, recalcando su "obligación" de hacerlo y dejando claro que los grupos no pretenden "fiscalizar" su actuación.

Asimismo, estas formaciones coinciden en que la incomparecencia de Hernando no tiene precedentes y "genera indefensión" de los parlamentarios, que pueden ver menoscabado el ejercicio de sus funciones. Estos grupos alegan también que la comparecencia de Hernando podría serles "muy útil" para controlar al Gobierno y para desarrollar su función legislativa. Añaden que las opiniones que emitan en público autoridades del Estado no tienen "por qué sustraerse a la información del Parlamento", ya que en ese caso "quedaría en situación de inferioridad". Por todo, Cuesta ha reiterado que se cita de nuevo a Hernando a "efectos meramente informativos".

En la misma línea, el portavoz del PSOE en la Comisión de Justicia, Julio Villarrubia, ha explicado que, con el fin de facilitar su presencia, el presidente de comisión y del Congreso negociarán con Hernando la fecha que "mejor le pueda venir" e incluso el formato de la comparecencia. Ha hecho hincapié en la necesidad de "recuperar la normalidad institucional", que no debería "haberse roto en ningún momento". Con este propósito, ha destacado el "gesto" de ERC, que ha brindado la posibilidad de retirar su solicitud de comparecencia de Hernando -aquella en la que equiparó el catalán con las sevillanas- si puede ayudar a que acuda a la Cámara Baja.

En este sentido, Villarrubia señaló que los portavoces rebajarán el tono en sus intervenciones, intentando "no remarcar demasiado" los "errores". "Rebajaremos el tono todo lo que podamos en esta ocasión para facilitar que la comparecencia se produzca", ha enfatizado, para añadir que "la recuperación de la normalidad institucional creo que está por encima de cualquier recriminación puntual". Asimismo, el diputado socialista ha recalcado que en esta reunión de la Mesa y Portavoces, no se había planteado la reprobación a Hernando.

"No está prevista y de ocurrir alguna vez, sería en un formato que, espero y deseo que no tenga que llegar a producirse porque el presidente del Consejo acuda cada vez que sea requerido por esta Cámara", ha asegurado. Al ser preguntado por la posibilidad de que el presidente del Supremo vuelva a negarse a comparecer, Villarrubia ha dicho que lo no contempla. "Hablaríamos entonces en otros términos democráticos. Prefiero pensar que no se va a producir si hay de verdad un diálogo", ha manifestado, para añadir que tampoco en este contexto hay que hablar "de vencedores o vencidos", sino de "buscar una solución que mantenga la dignidad" del Consejo y del Congreso

Publicado en El País.15.03.06

El presidente del Supremo no comparecerá ante el Congreso para explicar las penas a etarras  

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Francisco José Hernando, no comparecerá esta tarde ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, a la que había sido citado para informar de la aplicación de la ley en el cumplimiento de penas por delitos de terrorismo.

En un comunicado leído por el portavoz del Poder Judicial, Hernando asegura que su "deber constitucional de defensa de la independencia judicial, plasmado en la Constitución, le impide finalmente, fuera cual fuera su deseo personal, comparecer ante la Cámara".

La negativa de Hernando a acudir a la Comisión de Justicia ha tenido la respuesta inmediata de la minoría conservadora del Poder Judicial, que a través de otro comunicado leído por el vocal Juan Carlos Campo ha tildado de "lamentable" la decisión de Hernando de no acudir al Congreso. En opinión de este vocal, la actitud de Hernando supone un "flagrante incumplimiento del deber constitucional que impone a cualesquiera autoridad" la obligación de comparecer en el Congreso. "Es un día triste para la democracia", ha comunicado Campo a los periodistas.

En cambio, Hernando entiende que el artículo 109 de la Constitución "no establece un deber de comparecencia parlamentaria de las autoridades que en él se citan", mientras que el 110 señala que ese deber es en exclusiva para los miembros del Gobierno, "como consecuencia lógica del control parlamentario inherente al principio constitucional del Gobierno responsable".

Asimismo, considera que "no existe cauce alguno en el ordenamiento jurídico español para exigir la comparecencia" de un presidente del Tribunal Supremo y del Consejo ante el Congreso de los Diputados, "fuera de la periódica presentación de la Memoria Anual". En cuanto al Reglamento del Congreso, la nota enviada por Hernando indica que la ampliación de los deberes de comparecencia que este texto contiene "debe ser interpretado con subordinación al principio de la división de poderes y a la independencia judicial". En su opinión, la aclaración efectuada por la Comisión de Justicia del motivo por el que ha sido citado "en modo alguno altera las consideraciones formuladas en su anterior escrito, ya que el objeto de la comparecencia permanece inalterado".

Una comparecencia a medida

El presidente de la Comisión de Justicia, el socialista Álvaro Cuesta, había convocado esta mañana la reunión de la Mesa para decidir si mantenía o no la citación después de que Hernando remitiera una carta el pasado viernes al presidente del Congreso, Manuel Marín, explicando sus motivos para no comparecer. El presidente del Supremo expresaba su reparo ya que su intervención en la Cámara iba a afectar a "cuestiones jurisdiccionales". Atendiendo a estas objeciones, la Mesa de la Comisión de Justicia garantizó que Hernando no tendría que informar de tales extremos. Por ello, Cuesta ha reiterado hoy que la comparecencia de Hernando debía de celebrarse dentro del “marco institucional de la colaboración de poderes”.

Pero Hernando no lo cree así. En la carta que envió a Marín, el presidente del CGPJ explica sus razones para no comparecer: porque puede afectar a su “imparcialidad” como juez, porque el Supremo cree que no debe hacerlo, y porque en su opinión ya no tiene sentido. En primer lugar, cree Hernando que su posición le impide comentar cuestiones sobre las que luego pudiera tener que pronunciarse como juez. En segundo, la Sala de Gobierno del Supremo consideró el viernes por unanimidad “improcedente” que Hernando informe al Congreso sobre “decisiones jurisdiccionales”. Por último, opina que, después de que el Supremo adoptara un nuevo sistema de redención de penas a raíz del caso Parot, la solicitud de comparecencia del Congreso “ha perdido objeto”.

Así las cosas la sesión de hoy en la Comisión de Justicia del Congreso ha sido corta. Su presidente, Álvaro Cuesta, ha explicado la situación y ha leído las cartas y notificaciones que se han intercambiado Hernando y el Congreso, para luego levantar la sesión. El único grupo que ha expresado su respaldo a Hernando ha sido el PP. Su portavoz de Justicia, Ignacio Astarloa, ha asegurado que la comparecencia de éste hubiera sido "una perversión grave" porque el único objeto era "controlar políticamente" a las instituciones que preside.

En el ámbito de la magistratura también ha habido disparidad de opiniones. Edmundo Rodríguez, portavoz de la Asociación Jueces para la Democracia, de talante progresista, ha recordado que Hernando tenía la obligación constitucional de comparecer ante el Parlamento y se ha mostrado sorprendido de que haya abandonado su habitual "locuacidad" justo cuando le convoca el Parlamento. Una opinión muy distinta tiene la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, que ha defendido la postura del presidente del Supremo. El portavoz de la asociación, Juan Pedro Quintana, ha dicho, parafraseando a Hernando, que su comparecencia constituiría "una vulneración del principio de independencia judicial y de separación de poderes".

Encontronazos de Hernando con el Parlamento

Dirige el tribunal más importante de España y preside el Consejo General del Poder Judicial. Esa posición institucional no ha impedido que Francisco José Hernando y la mayoría de vocales conservadores del Consejo mantengan abierto un conflicto con los partidos que apoyan al Gobierno en el Congreso. Éstos son algunos de sus capítulos más sonados.

- Homosexualidad y zoofilia. En diciembre de 2005, sin que el Gobierno ni el Congreso lo pidieran, la Comisión de Estudios del CGPJ aprobó un informe que criticaba el proyecto de ley sobre el matrimonio homosexual en los siguientes términos: "Llamar matrimonio a la unión de personas del mismo sexo es como llamar matrimonio a la unión de más de dos personas o a la unión entre un hombre y un animal". Esta comparación entre homosexualidad y zoofilia se eliminó en el texto que aprobó el pleno.

- Sevillanas y catalán. La voz del Consejo y la del presidente del Supremo también se han escuchado con nitidez en el debate sobre el Estatuto catalán, a pesar de que el Congreso se negó a pedirles opinión. Días después de que la Cámara rechazara una propuesta del PP para pedir un informe al CGPJ, su Comisión de Estudios, con los únicos votos de los vocales propuestos por ese partido, aprobó otro texto que encontraba 19 motivos de inconstitucionalidad en el proyecto aprobado por el Parlamento de Cataluña. Los vocales conservadores no llevaron el documento al pleno hasta que Zapatero y el líder de CiU, Artur Mas, pactaron las enmiendas al Estatuto. El Consejo se pronunció en contra de un texto que ya no existía en una votación en la que el sufragio de Hernando fue determinante. Entre la aprobación en comisión y la definitiva en el pleno, el presidente se pronunció públicamente al menos tres veces en contra de la reforma que tramita el Congreso. En una de ellas llegó a comparar el aprendizaje del catalán entre los jueces con el del baile de sevillanas.

- Resoluciones y conflictos. El Congreso reaccionó en diciembre con tres resoluciones en las que instaba al CGPJ a que dejara "de realizar estudios, informes o dictámenes en relación a materias y actividades de otros órganos constitucionales". Los votos de los vocales propuestos por el PP bastaron de nuevo para responder a la Cámara y retarla a presentar un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional si consideraban que el consejo se extralimitaba.

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2006. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )