LA NOTICIA DEL DÍA (*)

 la piscina de Pedro J. Ramírez en Mallorca ocupa parte de la costa de manera ilegal

La polémica piscina de la que disfruta el director de el diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, en su finca de Mallorca ocupa parte de un terreno público. La Cadena SER ha sabido que los primeros informes oficiales del Ministerio de Medio Ambiente concluyen que la ocupación que se hace de parte de la costa en Mallorca no es legal y proponen un procedimiento administrativo para recuperar ese terreno público que puede durar años.

La casa está situada en el municipio de Son Servera, en la llamada Costa de los Pinos. Al margen de las edificaciones principales, la finca se prolonga hasta el mar y tiene construídas una piscina y una terraza sobre el acantilado, en un terreno público que pertenece al Estado.

Durante todo el verano diversos colectivos de Mallorca han intentado bañarse en la piscina, que está vallada, reclamando el carácter público de la misma. Siempre se les ha impedido por la fuerza.

DE CUANDO MATAS ERA MINISTRO

La finca ocupa casi 500 metros cuadrados del acantilado en el que desemboca. Tenía una concesión de uso publico que caducó para los antiguos propietarios de la mansión, y que Pedro J.Ramírez consigue renovar con el gobierno del PP, precisamente con el actual presidente de Baleares, Jaume Matas, como ministro de Medio ambiente.

En el documento de concesión se dice "que la instalación puede y debe ser de uso público, según establece el artículo 60 de la ley de Costas". El documento, que maneja la Cadena SER, está fechado el 23 de enero de 2001.

Ahora, el Ministerio de Medio Ambiente resuelve que esa ocupación no es legal, no se ajusta a la Ley de costas, ni siquiera en el caso extremo de que el director de El Mundo abriera su piscina al público.

UNA PISCINA SUN FUNCIÓN PÚBLICA

La Dirección General de Costas sostiene que la piscina y la terraza no caben en la ley, aunque fueran públicas y gratuitas, porque no son necesarias ni desempeñan ninguna función. El informe añade que tampoco resulta admisible modificar la concesión para establecer el uso privado que solicita el periodista.

La duda está ahora en si Pedro J. Ramírez tendrá o no que bañarse en esa piscina junto a otros ciudadanos de Mallorca. El informe de la Dirección General de Costas es clarísimo y reclama el uso público de la piscina. Pero propone una serie de trámites administrativos que pueden tardar años en concluir, según los expertos en esta materia consultados por la SER.

El ministerio se plantea, en primer lugar, la comprobación de que efectivamente esa piscina es de uso privado y no público; en ese caso, se iniciaría un expediente de caducidad de la concesión sin que eso signifique, dice Medio Ambiente, que durante su tramitación se vaya a intervenir físicamente en esas instalaciones (la piscina o la terraza), que no se van a tocar hasta el final del proceso.

SILENCIO DE LAS PARTES

En el despacho del director del diario El Mundo responden que Pedro J. Ramírez no conoce el informe, y por lo tanto no tiene nada que decir. El Ministerio de Medio Ambiente guarda silencio. También lo hace el director de Costas, José Fernández, a pesar de que el pasado 21 de septiembre recibió al propio periodista en su despacho en el ministerio.

La visita no figura en el registro oficial de entrada, según fuentes sindicales consultadas por la SER. Cuando se le ha preguntado por esta reunión al director general de Costas, su única respuesta ha sido que trataron asuntos particulares.

Unanimidad: piscina pública o demolición

(*) Publicado en la edición digital la cadena Ser. 25.12.04

VOLVER A MÁS NOTICIAS

© Copyright. 1998 - 2004. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )