LA NOTICIA DEL DÍA (*)

El PP de Asturias abre una investigación interna a pesar de que Rajoy da por zanjada la crisis  

" En una palabra, nos hacemos fuertes cuando los ciudadanos nos perciben como un partido solvente, sólido, con garantías. Cuando, hablando coloquialmente, pueden decir de nosotros: estos son los míos y es verdad que somos los suyos "
(Mariano dixit.01.10.04)

El presidente del PP, Mariano Rajoy, declaró ayer "zanjado" el conflicto que se acaba de abrir entre la junta local de Gijón y el ex ministro de Fomento Francisco Álvarez-Cascos, por las supuestas críticas anónimas realizadas por dirigentes populares gijoneses a la ex delegada del Gobierno en Asturias Mercedes Fernández, afín a Álvarez-Cascos, por su gestión en el control de explosivos en Asturias y la investigación antes del 11 de marzo de la trama que facilitó la dinamita a los autores de la masacre de Madrid. A pesar de que Rajoy considera resuelto el asunto, el presidente del PP de Asturias, Ovidio Sánchez, anunció la apertura de una investigación "exhaustiva" para depurar posibles responsabilidades.

Rajoy respaldó públicamente ayer en Santiago de Compostela a la ex delegada del Gobierno y afirmó que cuenta también con el apoyo sin fisuras del PP asturiano y de su vicepresidenta, Pilar Fernández Pardo. A una pregunta sobre la petición de baja del PP asturiano que ha hecho Cascos, presuntamente por las críticas de dirigentes anónimos del PP contra la ex delegada, Rajoy replicó: "El PP de Gijón ha transmitido al secretario general del partido que no se ha hecho esa declaración ni hay esa posición que se ha publicado ni de la organización ni de su presidenta y yo doy por zanjado el asunto". Antes había respaldado a la ex delegada y su trayectoria: "Ha sido una delegada del Gobierno ejemplar y cuenta con mi apoyo y entiendo que con el apoyo del PP de Gijón porque así se lo han manifestado al secretario general del partido", Ángel Acebes, en una conversación telefónica.

Pero mientras Rajoy consideraba resuelto el asunto y se daba por satisfecho con el desmentido de la presidenta local de Gijón, Pilar Fernández Pardo, quien niega tales críticas a Mercedes Fernández, el presidente regional del PP, Ovidio Sánchez, anunció la apertura de una investigación "exhaustiva" para depurar responsabilidades. Sánchez adoptó esta decisión forzado por el anuncio del alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, quien ayer envió una carta al presidente del PP en Asturias amenazando con dimitir como vicepresidente regional del partido "si se da carpetazo" y no se "desenmascara" a quienes han perpetrado una "canallada" y un "ataque a la línea del flotación del PP", tal y como solicitó Álvarez-Cascos el sábado a la dirección nacional.

La polémica abierta en el PP de Asturias amenaza con desestabilizar el difícil equilibrio interno que se urdió en el reciente congreso regional, pero, lo que es más preocupante para la dirección nacional, ha focalizado la máxima atención pública sobre la gestión del PP al frente de las fuerzas de orden público en Asturias antes del 11-M. La dirección nacional trata de cerrar por ello de inmediato el caso.

Pero el sector afín a Cascos, que perdió el control del PP de Gijón, su feudo histórico, en julio del año pasado, con la elección de Fernández Pardo como presidenta local del partido, pretende que se depuren responsabilidades y que no se de carpetazo al asunto. Los casquistas no consideran satisfactorias las explicaciones de Fernández Pardo, quien negó que ella o su comité ejecutivo haya filtrado a la prensa críticas contra la gestión de Mercedes Fernández. Pese a este desmentido, Cascos tachó el sábado de "indigna" a Fernández Pardo, solicitó el traslado de su ficha de afiliado a Madrid y exigió a los órganos nacionales del partido que adopte medidas disciplinarias. Militantes gijoneses afines a Cascos también han pedido a la dirección nacional que desenmascare a los "traidores" y que los sancione porque sus críticas cuestionan, afirman, la política de todo el Gobierno del PP en el 11-M.

A esta posición se sumó la diputada nacional por Asturias Alicia Castro, miembro de la comisión del 11-M, quien demandó el esclarecimiento de "quién está detrás de esta infamia". "Actos así no pueden quedar impunes", aseguró. Ovidio Sánchez reiteró ayer su confianza en Fernández Pardo pero, tras la requisitoria de De Lorenzo, anunció "una investigación para depurar si hubiese responsabilidades en el ámbito que sea". La apertura de esta investigación se hizo pública casi al tiempo que Rajoy declaraba resuelto el caso. Sánchez salió reelegido presidente del PP de Asturias el 30 de octubre tras una difícil negociación con De Lorenzo y Fernández Pardo, presidentes de las dos más importantes juntas locales, quienes obtuvieron sendas vicepresidencias.

La junta local de Gijón, que se reunió ayer por la tarde, expresó en un comunicado su deseo de que Álvarez-Cascos continúe como afiliado de esta agrupación y el respaldo a la gestión de Mercedes Fernández en sus cargos públicos.

(*) Publicado en la edición digital de El País. 21.12.04

VOLVER A MÁS NOTICIAS

© Copyright. 1998 - 2004. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )